Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 4 Invitados

Giniroryu

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Biblioteca Mágica

Ir a la página : Precedente  1 ... 29 ... 54, 55, 56

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 56 de 56.]

1 Biblioteca Mágica el 02/08/11, 04:22 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Situada antes de llegar al foso donde acaba la tercera bañera. Algo dejada, pero repleta de libros de todo tipo. No todos son legibles. De hecho, la inmensa mayoría de ellos está en raros dialectos, especialmente en el caso de los libros de magia. Algunos contienen guías de pronunciación, pero muy pocos.


661 Re: Biblioteca Mágica el 21/08/17, 05:26 pm

Evanna


-Claro, aunque siento no serte de ayuda en la búsqueda- bromeo la evaki sobre su ceguera, como siempre hacía, mientras entraba a la biblioteca finalmente. Ya adentro supo que estaba rodeada de estanterías y cientos de libros cuyo contenido eran un misterio para ella- El no poder leer es una cosas de las que lamento de estar aquí ¿sabes?- dijo deslizando su mano por una estantería, podía verlos tomos todos mezclados, sus colores pero nada mas que eso- En mi mundo si había una forma de que pudiera leer incluso con mi ceguera, como olvide el idioma y el rocavarancoles no es igual, ya no me sirve. Lo hecho un poco de menos-recordaba que en la cosecha, hacia no mucho, cuando sus compañeros aprendían magia ella les pedía que lo dijeran en voz alta para poder aprenderse el hechizo, incluso si ella no podía realizarla, siempre creyó que conocer los hechizos le daría una ventaja al saber que efectos tenían y su funcionamiento. Y aun lo creía.

Solo que ahora no podía estar molestando constantemente a sus amigos o cualquiera que se le cruzara para que le leyera algo, necesitaba otro método que le permitiera ser mas independiente en ese campo.

-¿Crees que habría alguna forma de...no se...volver a leer?-pregunto Samika, viendo hacia donde sabia estaba la figura del demiurgo- Sin tener que curarme los ojos, quiero decir- añadió pues no quería eso. No tenía problemas con su visión, sentía que le seria mas difícil acostumbrarse a ver de nuevo.

662 Re: Biblioteca Mágica el 22/08/17, 12:45 pm

Zarket


GM
Pasaron a la biblioteca mientras Samika hablaba de sus problemas. A Lanor siempre le había apenado profundamente aquella discapacidad de su amiga, no imaginaba lo difícil que debía ser vivir sin ver. Su transformación le había facilitado aquello, cierto, pero seguía teniendo limitaciones como la de leer. Al demiurgo no poder leer se le antojaba una de las peores cosas que podría pasarle.

«Al menos exceptuando las variadas y desagradables situaciones que puede provocar Rocavarancolia» pensó, con cierto disgusto.

Hmm, quizás... pueda hacerte alguna criatura —su tono no era precisamente optimista: más bien se le podría definir con palabras como indeciso y titubeante. El joven sabía que entraba dentro de las capacidades otorgadas por la Luna Roja hacer algo así, pero seguía sin estar seguro del todo acerca de sus propias capacidades innatas—. Me llevará tiempo, pero... Oiga —Biblios había aparecido de repente ante él, y el demiurgo aprovechó para preguntarle acerca de lo que necesitabay, de paso, meter algo de distancia con sus palabras anteriores—. ¿Sabe dónde hay algún libro de arquitectura demiúrgica básica?

—Sección undécima, estantería pi, quinta fila, décima columna, cara estenordeste. Procurad evitar las diagonales octava y duodécima, varios entes mágicos malignamente traviesos se han escapado de un libro.

El espíritu dejó a demiurgo y evaki tan de repente como había aparecido. El joven de Serpentaria se volvió hacia la humana, todavía con un dedo que alzado para pedir al bibliotecario que fuera más lento.

Has... ¿Has escuchado lo mismo que yo?

No eran los espíritus lo que le preocupaban, sino más bien que la ristra de instrucciones carecía por completo de sentido para él.

663 Re: Biblioteca Mágica el 22/08/17, 04:02 pm

Evanna


Los ojos de la evaki brillaron con ilusión y altas expectativas cuando Lanor menciono sobre la criatura. ¿Podría llegar a hacer eso? No conocía mucho de los tejemanejes de la transformación de Lanor ni del alcance de esta, recordaba claramente como en la luna le dio vida a su bufanda...algo que no tenía muy claro como consiguió hacerlo.

-¡Eso seria genial!...digo me vendría realmente muy bien, algo que me lea, que pueda llevar a cualquier parte como un pequeño peluche llavero o algo así- añadió Samika rápidamente con una sonrisa de oreja a oreja, emocionada, recordando esos pequeños llaveros de peluches de la tierra que se les pulsaba y cantaba una canciocita o algo así. ¿Podría hacer algo tan tecnológico? Aunque bueno no seria cantar sería leer. Para eso necesitaría una inteligencia algo mas avanzada. ¿Se le podía poner inteligencia a un objeto? ¿Y como le daba vida exactamente?

Samika no tuvo tiempo de hacer sus preguntas en voz altas pues escucho a Lanor dirigirse al fantasma y la repentina verborrea llegada de algún punto delante de ella hizo saltar la memoria de su cerebro por unos instantes. El rostro de Samika se transformo de la emoción al mas puro desconcierto. Se rascaba una mejilla confundida cuando las palabras de Lanor mostraron su mismo grado de confusión.

-Eh...creo...me he quedado en quinta fila, todo lo demás ha sido como una centella y me lo he perdido por completo.- aseguro la evaki con una sonrisa nerviosa- Tanta magia, tanta magia...pero no existe un bendito Accio cuando uno lo necesita. Aunque vamos, capaz con lo rebeldes que son estos libres ni viniera – negó la evaki, mirando hacia el borrón de Lanor y sintiendo un poco de curiosidad por el libro que deseaba buscar y por el cual había preguntado- Podemos empezar desde lo que si me entere...siento no poder serte de ayuda en la búsqueda, pero puedo hacerte compañía. -dijo la evaki sonriendole- ¿Quieres ser arquitecto? Trabajo de sobras vas a tener, hay mas casas en mal estado en esta ciudad que en condiciones- añadió pues que ya había estado en mas de una mientras volaba y sus ultrasonidos daban una muy buena imagen general del entorno-¿Cómo harías eso?, sino es problema preguntarte...si es arquitectura demiurgica supongo es algo de darle vida a objetos inanimados, ¿no? ¿Como haces eso? digo, lo de dar vida...nunca llegue a entenderlo. ¿Duele?- pregunto interesada, pues al fin de cuentas ella le había pedido de favor algo que le ayudara a leer, mínimo saber cuanto iba a costarle todo ese esfuerzo.

664 Re: Biblioteca Mágica el 22/08/17, 05:11 pm

Zarket


GM
Al demiurgo le apabullaba tanto entusiasmo de Samika. Le quedaba tiempo para alcanzar el nivel en el que podría hacer una criatura así, y aquello le preocupaba. «No» intentó convencerse. Podría volverse un gran demiurgo, claro que podría.

Sí... Estaría bien reconstruir algo de la ciudad —confirmó a su amiga, dando un cabeceo. Comenzó a andar hacia una zona más profunda de la biblioteca: por su tamaño su grupo nunca había estado en la parte más alejada de la puerta—. Quizás sea aquella zona la sección undécima... No sé.

»Arquitectura demiúrgica es darle vida a edificios
—su aclaración estaba llena de orgullo, pensando en sus propios deseos de hacer algo así con su propia futura vivienda—. Dar vida... duele, sí —su confirmación vino acompañada de una caricia en su bufanda. Su expresión era distraída, perdida en los recuerdos de sus primeros días—. El proceso es imposible de explicar. Les dejo un pedazo de mi esencia vital, simplemente. Es... no sé, para mí es algo tan intuitivo y fácil como caminar, como mover los dedos.

665 Re: Biblioteca Mágica el 02/09/17, 05:44 pm

Evanna


Samika sonrió, pues aunque el demiurgo no resultaba tan efusivo como ella, realmente Lanor nunca había sido muy efusivo antes tampoco, se notaba por su voz que se sentía orgullosos por la labor que pensaba hacer.

-Vas a tener mucho donde escoger para hacer tu magia, incluso quien sabe, puede que en un futuro hasta nos ayudes con nuestras propias casa -rió la evaki que aunque no tenia problemas alguno viviendo en la sede desde hacia relativamente pocos tiempo, se conocía. Y tal vez no fuese en un día, una semana o en meses, pero en un futuro escogería vivir por su cuenta. La independencia era algo que siempre había buscado. Pero para eso quedaba aun mucho tiempo y no sabia que le deparaba el futuro y no pensaba ponerse a intentar averiguarlo. Lo que tuviese que pasara, que pasara, que ya se encargaría ella de lidiar con lo que fuera, como siempre había hecho.

La figura borrosa de Lanor se movía frente a ella, mientras recorrían la biblioteca hasta el supuesto lugar donde estaba el libro que el demiurgo buscaba, con toda su atención puesta en las respuesta a su pregunta. La evaki no pudo evitar arrugar la nariz al escucharle decir que dar vida le dolía y el ceño se acentuó aun mas cuando añadió que le daba una parte de si mismo a sus creaciones. Samika recordó su petición egoísta de hacerle un muñeco parlante.

-Lo siento, no lo sabia- dijo la evaki mordiéndose el labio inferior- Incluso si dices es intuitivo, me parece feo que yo te pida hacer algo por mi y tu tengas que dar una parte tuya...que supongo sera tiempo de vida, esencia, un trozo de tu alma o algo así ¿no? No se, me parece injusto que tu tengas que romperte...para que yo tenga lo que quiero- añadió la Samika dudosa, no es que quisiera desmerecer el trabajo de Lanor, ese era su don, su poder, como el suyo era el de eliminar magia. No es como sino pretendiera pagarle, pero dudaba que el dinero tuviese el mismo valor que alguna de las cosas que había mencionado.

-No se si te resultar insultante lo que digo pero, ¿seria posible trasmitir mi...lo que sea que tu trasmitas cuando das vida, a lo que creases para mi? - pregunto Samika, clavando su ojos amarillos en el demiurgo muy a pesar de no verlo con exactitud- Pienso que seria lo justo- añadió la evaki que aunque no sabía aun del todo como era el proceso y dudaba Lanor supiera explicarlo exactamente si decía que era algo medio intuitivo- Porque dudo que eso sea inagotable ¿cierto? Solo conozco a otro demiurgo aparte de ti, aunque claro eso lo averigüe hace poco cuando intentaba encontrarle para darle un buen puñetazo -añadió Samika sonriendo levemente como si nada al hablar de Doce.

666 Re: Biblioteca Mágica el 02/09/17, 06:40 pm

Zarket

avatar
GM
Mientras paseaban por aquella zona el demiurgo no dejaba de echar pestes mentales. «¡¿Pero quién ha catalogado esto?! Menudo mal trabajo ha hecho». El joven no había visto nunca una biblioteca de papel antes de aquella, claro, pero estaba seguro de que había alguna forma mejor de ordenar todos aquellos libros.

Las palabras de Samika le conmovieron con una profundidad que le recordó a los vaivenes emocionales que había sentido con la Luna Roja en el cielo. Lanor negó con la cabeza, soltando una pequeña risa al oír lo último.

No puedes darla, eso es algo que solo podemos hacer los demiurgos —su aclaración tenía un tono próximo al de una disculpa afectuosa, queriendo evitar la más mínima posibilidad de que su amiga se sintiera mal al saber aquello—. Y no te preocupes, en serio. Los demiurgos recuperamos nuestra esencia con el paso del tiempo. Solo corremos el riesgo de morir si damos vida a demasiadas criaturas con mucha rapidez.

Sus palabras poseían, quizás, un matiz de emotividad más intenso de lo necesario. Era algo provocado por el lugar donde ambos habían ido a parar, una sección de la biblioteca que, Lanor Gris supo desde el primer momento, nunca antes había pisado.

Había vida a su alrededor, en muchos libros, y quizás hasta en las estanterías. Notaba aquel pulso de pergaminos y papel, aquel crujir que sustituía a los corazones, el olor de tinta marchita y alientos antiguos, de polvo y saberes largo tiempo contenidos. Unos sonidos, olores y sensaciones que solo podían percibir los demiurgos, pero que existían por sí mismos.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

667 Re: Biblioteca Mágica el 08/09/17, 03:24 pm

Evanna

avatar
La evaki arrugo un poco la nariz cuando este le explico que no podría ayudarle con lo de darle vida a su peluche parlachin, pues seguía sin agradarle mucho a la idea de endonarle todo el trabajo. << Si al menos pudiera, no se, coser >> pensó Samika resignada, que al menos en ese asunto, estaba con las manos atadas. Sería mucho mas sencillo pedir que alguien curasen sus ojos, definitivamente le quitaría problemas a los demás, pero incluso si había valorado la posibilidad, no le valía tanto la pena.

- Bien, bien no puedo hacer nada entonces, es un poco frustrante -admitió la evaki rascándose la nuca pensativa, viendo, o mas sintiendo la presencia de Lanor en aquel pasillo de libros que para ella solo significaba otra zona mas fuera de su alcance visual. Las emociones que Lanor transmitía con sus palabras era fuertes, como si brotara de algún lugar que hasta antes de la luna aprecia permanecer en reposo y ahora, por fin sus puertas habían sido abierta,s brotando todo de golpe. Lanor no había sido nunca excesivamente expresivo cuando eran cosechados, no emotivamente hablando claro, no podía juzgar sus expresiones faciales.

-Procura entonces no volverte muy loco dándole vida a cosas, sueles emocionarte demasiado cuando hablamos de magia, que supongo tu transformación te pide dar vida con la misma ansias que la mía me pide usar mis alas - rió suavemente Samika, tocando distraidamente el borde de madera que separaba una fila de libros de la de abajo- ¿Esta aquí lo que buscabas?- pregunto la evaki sin girarse a ver la figura borrosa de su compañero- ¿Porque decidiste este campo de oficio, ya que estamos? ¿Pensaste en esto cuando eras cosechado aun?- pregunto la evaki interesad,a pues ciertamente no sabía que imaginaba este que le ocurriría-¿Esperabas esto? Realmente no me he parado a preguntarle a los demás si su situación actual era lo que esperaban o mas bien andan decepcionados - continuo la evaki deslizando sus dedos por la madera, sin tocar los libros, que al no saber su contenido y consciente que había libros que podían morderte o cosas similares, prefería ahorrarse el mal rato.

-Hey, Lanor, ¿como nos clasificarías ahora según los estandares de tu anterior mundo?-pregunto la Evaki mirando en su dirección de forma algo traviesa y curiosa, otra cosa que había descubierto ocurría en Carabas hacía no mucho y que despertó un poco su interés.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

668 Re: Biblioteca Mágica el 08/09/17, 05:58 pm

Zarket

avatar
GM
Poco a poco, conforme miraba estantería por estantería buscando algún libro que le ayudara, Lanor se adentraba con Samika en la parte más profunda del lugar. Conforme esto pasaba comenzó a llegarles también el aroma a plata vieja. Era algo más o menos presente en aquella biblioteca, de lo cual el demiurgo no se había extrañado nunca. Allí, sin embargo, la intensidad de la magia era mayor y, por tanto, mayor era también el olor que desprendía.

De momento no lo he encontrado —confesó. El consejo anterior de la evaki era algo que había agradecido profundamente, pero lo había dejado demaso avergonzado como para decirlo en voz alta—. Porque... alguien tiene que hacerlo. No sabía qué hacer, y entonces vi en uno de estos libros un grabado de la antigua Rocavarancolia —suspiró, todavía desbordado con aquellas sensaciones. Él no solo olía la plata vieja, sino el olor de vida apergaminada, de papiros húmedos y papeles secos. Y era especialmente frustrante porque no estaba seguro de dónde venían: ¿el libro con vida era aquel o el que estaba tres filas más allá? ¿Lo que sentía venía de los libros en sí, de la encuadernación, de las páginas o de otra cosa? ¿Esa vida era producto de un demiurgo o un efecto de la magia contenida en ellos, o en el lugar?—. Y bueno, me encontré con un fantasma. Era el de un piromante. Un brujo del fuego. Había querido ser arquitecto, hace mucho tiempo, antes de la guerra. Cuando me vio contemplando el grabado con tanta atención me sugirió esta profesión —inconscientemente frunció el ceño, preguntándose, no por primera vez, que maldita tara había llevado a los rocavarancoleses a aceptar ruinas como hogar—. Alguien tiene que hacerlo. Y aunque aquí hay... tanto... que sigo viendo como una aberración... También me gustaría contribuir a la grandeza de Rocavarancolia —en ese momento recordó a Tesón, recordó a Armonía, y a Emmit, y a Arik. Los ojos del demiurgo se empañaron y miraron alrededor, todavía con dudas. «¿Realmente un lugar que se levanta sobre pilas de niños muertos merece alguna clase de grandeza?».

La siguiente pregunta de su compañera le provocó una sonrisa. Una todavía triste, en especial al pensar en qué podrían haber sido aquellos compañeros.

No, me esperaba algo peor, muchísimo peor, ¿recuerdas? Y al final tuve bastante suerte —que Arik, desde luego. Y mucha más que Ayne y que Eara. Lanor se pregunto quién de los dos había corrido la peor suerte con la Luna Roja en lo alto.

El joven había fruncido el ceño mientras hablaba. Había algo extraño en la vida de los libros que habitaban en el pasillo en el que acababan de entrar. Extraño y casi perturbador. Era una especie de hálito múltiple e inquietante, como si aquellos no fueran libros sino soles fantasmas que giraban uno alrededor del otro. Era algo que los separaba mucho de las obras vivas de Serpentaria, pero, a pesar de ello, la sensación también era idéntica a la que sentía en lo alto de la torre de hechicería.

Había dado un paso atrás, distraído, cuando le llegó la pregunta de la humana. Por un momento la miró sin entender, pero entonces comprendió qué quería. Su rictos varió entonces al de una incomodidad casi angustiosa.

¡No, no, no! ¡No podría, nunca podría! —sus palabras estaban acompañadas de amplios movimientos en negación, tanto de los brazos como de la cabeza. Sus palabras se tiñeron de agradecimiento y de auténtico aprecio, con una expresión de gratitud pintada en su rostro y unos labios temblorosos ante lo que sentía por sus amigos—. Vosotros... valéis demasiado... No cabéis en los rankings carabeses. Como mucho compartiríais el primer puesto.

Tras el arrebato emocional fueron sus mejillas las que se entintaron del tono oscuro de su sangre. Lanor Gris apartó la mirada, preguntándose ahora qué pensaría su amiga.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

669 Re: Biblioteca Mágica el 08/09/17, 09:26 pm

Evanna

avatar
Samika no era capaz de saber que clase de imagen habría visto el demiurgo para que se fascinase tanto por la majestuosidad de la ciudad años atrás. Ni siquiera podía imaginárselo. Su ecolocalizacion le daba formas a las cosas, sus ojos de cerca le daban colores mezclados, pero hasta ahí llegaba su capacidad de percepción. La parte artística no la tenia muy desarrollada por motivos evidentes.

Escucho atentamente pensativa, una singular forma de encontrar el oficio de tu vida, pero si era algo que le gustaba no le veía mucho problema.

-Darle algo de vida y color a la ciudad, no parece mala idea. - aseguro pues ella había visto la ciudad de alguna forma desde el aire gracias sus nuevas capacidades y la imagen recibida daba autentica pena y eso que ella solo era capaz de percibir las fachadas externas- Incluso sino poder ver los colores de aquello que construyas, si podre ver sus formas y estructura, así que estaré al pendiente de tus avances, aunque lleven tiempo...total, esta es mi casa ahora - añadió la evaki entretenida. No es como si viera a Rocavarancolia como un hogar idóneo ni nada similar, pero era plenamente consciente que no podría volver a su mundo, no mas que un día al año, como es agente que solo ve a su familia por navidad. No sabía cuanto tiempo viviría, si su tiempo de vida superaría al de sus hermanos, pues seguramente si lo haría al de sus padres, si algo no la mataba antes, claro. << Aun así, aunque sea un día al año lo visitare y veré como pasan los años para ellos, incluso sino saben quien soy >> seria algo triste, desde luego, pero les debía demasiado como para simplemente olvidarles como si jamas hubiesen existido, incluso si ellos se vieron forzados a hacerlo con ella.

-Neh, Lanor, hazte un buen arquitecto mágico, tarde 3 años, 5 o 10...para que de verdad sienta este lugar como un hogar – comento la evaki inmersa en sus pensamientos, de forma risueña, riéndose al percibir su reacción final a su comentario anterior. ¿Incapaz de catalogarlos en una jerarquía? Incluso sin poder verlo con exactitud, se notaba su nerviosismo. Samika se mordió el labio inferior aguantándose una risa, aunque no el impulso que le nació desde lo mas profundo ante las avergonzadas palabras de su compañero.

-¡Dios, eres demasiado adorable para soportarlo, lo siento! - Samika podía ser la persona mas dura existente, pero se ablandaba como la gelatina ante esas cosas, por lo que con una enorme sonrisa, abrazo con fuerza a Lanor, teniéndolo lo bastante cerca para percibir el rubor en su rostro, incluso si este era algo mas alto que ella. No aguanto y se termino riendo acercando  una de sus manos a la mejilla de este- La ultima vez que te vi sonrojado, y creo que la única que te vi, tu piel aun tenía ese singular tono blanco algo amarillento...es la primera vez que veo tu nuevo tono de piel. Se te nota mas cuando te sonrojas -bromeo con cierta malicia, resultandole en cierta forma satisfactoria su respuesta. No le hubiese molestado que los metiera en una jerarquía, sinceramente no le habría importado, pero no haciéndolo también era capaz de notar la estima que el demiurgo les tenía. Las emociones debían estar haciendo un caos en el bastante singular.

-Gracias, por pensar todo eso –murmuro con al enorme sonrisa aun en su rostro- Perdimos a muchos amigos en este tiempo, pese a que no lo parezca no me olvido -añadió con la sonrisa titubeando durante unos momentos- La cosa pudo ser mucho peor, sin duda alguna, muchísimo peor...ha sido una pregunta tonta realmente, pues tampoco yo seria capaz de daros mas valor a uno que a otro. Probablemente arriesgaría mi vida por igual por cualquiera de vosotros...y sabiendo eso, me resulta curioso como puede unir a la gente pasar un año de penurias...o como puede conseguir destrozarlos -añadió recordando los momentos donde el ambiente se volvió tenso y difícil, cuando aun vivía Tesón, e incluso después. Realmente el tipo de convivencia marcaba diferencias, no era tonta, iban a convertirse en monstruos...incluso sino todos eran humanos originalmente, el rencor podía despertar en los peores momento si se lleva acumulando durante meses...por suerte ellos no tuvieron ese problema. Lo de Lemus no fue su culpa.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

670 Re: Biblioteca Mágica el 08/09/17, 10:08 pm

Zarket

avatar
GM
Sí, Samika tenía razón. Rocavarancolia era ahora su casa, la casa de todos ellos. Y, quizás, a pesar de todas sus aberraciones, a pesar de todo lo que habían sufrido, podrían estar allí de forma relativamente confortable. A pesar de todo era posible que la ciudad sí se mereciera aquello, y que el propio Lanor se mereciera dárselo. Sonrió, levemente, abrumado por la confianza de su amiga. Como mínimo podía intentarlo, al menos por ellos.

El abrazo lo dejó casi congelado en su postura, sin saber bien cómo reaccionar. La torpeza impregnó a sus brazos conforme los alzaba, dubitativo. Las alas de la evaki de ayudaban mucho, pero el joven, aun así, se lo devolvió. No era un abrazo fuerte, pero sí mostraba el profundo aprecio que Lanor Gris había ganado hacia aquellos con los que había convivido durante siete meses. Aquellos con los que había esperado y sufrido a la Luna Roja.

No solo por las penurias. Nos hemos enfrentado juntos a Rocavarancolia, juntos sufrimos la Luna Roja, y juntos nos hemos hecho... o estamos haciendo, nuestro hueco en la ciudad —el corazón del demiurgo se llenaba de gratitud y calidez por cómo el grupo había permanecido con lazos estrechos siempre, incluso cuando Tesón y Armonía estaban con ellos—. Estaría bien que, cuando llegue el momento, todos intentemos ser vecinos. Vivir en la misma calle.

Había sido un impulso el que le había llevado a decir aquello, y a pesar de la vergüenza no se arrepentía. A aquel joven dador de vida no se le ocurría nadie mejor con quien compartir vecindario que aquellos niños que habían crecido junto a él.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

671 Re: Biblioteca Mágica el 12/09/17, 06:25 pm

Evanna

avatar
La evaki sonrió al sentir que el demiurgo correspondía a su abrazo, consciente de que este siempre había sido bastante tímido en este aspecto, contrario a ella de naturaleza mas efusiva. Lanor era delgado y definitivamente debería ganar algo de peso o musculatura, porque era de apariencia ligeramente mas alta que la suya, pero mas desgarbado que otra cosa. A su lado podría quebrarse como un palillo con simplemente apretar un poco, aunque seguramente esa era una característica que compartía con mucha otra gente de la ciudad teniendo en cuenta la fuerza de la evaki.

-Mm resulta un poco difícil de creer, que sobreviviéramos y hayamos cambiado, unos mas que otros- rió mirando a este señalando con entretenido su piel grisácea y a su vez a si misma- Por suerte incluso si algunos cambiamos mas exteriormente y otros mas por dentro, sigue existiendo en nosotros buena parte de lo que fuimos...espero que con el tiempo la ciudad no nos cambie enteramente convirtiéndonos en meros desconocidos, incluso si algunos dejaron su nombre atrás- añadió mirando a Lanor atentamente, no juzgandole sino mas bien como una especie de pedido mudo. La gente cambiaba en Rocavarancolia, en la Tierra y en cualquier parte por el simple hecho de que la madurez afectaba a todos en algún momento, la circunstancias y el tiempo no transcurrían en balde. No existía criatura alguna que se mantuviera estática toda su vida. Ella tan solo esperaba que esos cambios no hiciese que olvidasen lo que fueron ni lo que sufrieron para ser lo que eran ahora, ni aquellos que se perdieron por el camino, que dejasen de valorarlo como si nunca hubiese pasado, como algo sin valor. Tal vez era demasiado sentimental en ese aspecto, demasiado para alguien de naturaleza guerrera y que seguramente estando en el ejercito mancharía sus manos de sangre, pero era como un recordatorio de su humanidad. Un recordatorio tácito de que mucho antes de ser Samika, la evaki; fue Samika, la humana.

Incluso si posiblemente se endurecería con el tiempo, no quería perder la sonrisa y positivismo que siempre le había acompañado, era como su marca registrada.

-¿Quieres que vivamos todos juntos?- pregunto Samika sorprendida y curiosa, sin soltarlo aun de abrazo, pudiendo así ver mas claramente sus expresiones, que de estar a mas distancia sería algo imposible de realizar. Su única manera de ver esas cosas en los demás era en una invasión a su espacio que intentaba evitar por respeto, pero que en esa situación, simplemente se había dado de forma natural- Sería como vivir nuevamente en el torreón de Maciel, aunque sin la parte de tener que compartir mismo espacio vital, ni sufrir incómodos momentos donde una puerta este mal cerrada o un baño demasiado ocupado -comento riéndose porque recordaba vagamente que alguna vez ocurrió algo así, de que unos u otros se pillaron en medio de un cambio de ropa o esas situaciones que ocurrían normalmente cuando eran tanta gente en tan poco espacio.

Le alegraba que lo propusiera, realmente no se imaginaba estando muy lejos de sus compañeros, pues incluso si solo habían sido siete meses de convivencia real y estrecha, habían sido siete meses que habían tenido que compartir mas que con cualquiera otra persona con la que hubiesen vivido alguna vez. No era igual vivir en una ciudad donde tu vida a veces podían depender de la de un compañero, así como la suya dependía de ti, que estar en un mundo sin monstruos. O al menos no monstruos con colmillos y alas.

-Mm entonces tienes que hacerte cargo de remodelar bien nuestras casas, seras nuestro manitas personal. Eso si sufrirás arreglando mis tuberías y poniendo protecciones en mi casa, porque al contrario de ustedes, genios mágicos, yo tengo que ingeniármelas con el agua caliente -añadió Samika de forma divertida ante la imagen mental de todo aquello. Sin contar que cuando eso ocurriera tendría que ingeniárselas para no desarmar toda la magia que el resto crease con sus gritos anti magia

-Y hablando de cosas mágicas...¿conoces algún hechizo o algo que me permita vestirme sin tener que estar sufriendo con mis alas? No te imaginas lo que me ha costado ponerme esto- dijo alejándose un poco de el para señalar su top con un suspiro cansado. Vestirse era una odisea cada mañana- Pensaba preguntarlo en la Sede o algún compañero del ejercito, pero ya que estamos aquí- dijo haciendo referencia a estar con Lanor en la biblioteca, lugar donde mas fácilmente podría buscar algo si este no sabía.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 56 de 56.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 29 ... 54, 55, 56

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.