Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Fechas de cumpleaños
por Evanna Hoy a las 07:29 pm

» Aquella noche
por Seth Hoy a las 07:26 pm

» Biblioteca Mágica
por Reifon Hoy a las 07:15 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Aes Hoy a las 03:36 pm

» Actualizaciones
por Giniroryu Ayer a las 06:15 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38492 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Norte » Biblioteca Mágica

Biblioteca Mágica

Ir a la página : Precedente  1 ... 31 ... 58, 59, 60  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 59 de 60.]

1 Biblioteca Mágica el 02/08/11, 04:22 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Edificio de mármol gris de tamaño medio visto desde el exterior, pero que en realidad cuenta con una gran cantidad de espacio en el interior debido a un hechizo. Dos grandes portones de madera permiten el acceso al interior.
El suelo es de madera, y lo único que se ve nada más entrar son hileras e hileras de estanterías con algunas mesas y sillas repartidas por los pasillos. La cantidad de estanterías es incomensurable y todavía más los libros y manuscritos de todo tipo que contienen. Se puede acceder a un segundo piso desde escaleras a ambos lados repartidas en varios puntos de la gigantesca sala principal, donde se repite el mismo entramado de estanterías y mesas.
Entre los estantes de apariencia normal y corriente destacan algunos ejemplares peculiares como libros voladores o libros enjaulados que parecen tener vida propia que se encuentran repartidos de forma aleatoria por el edificio.

La Biblioteca cuenta con una gran cantidad de hechizos anclados sobre ella que la hacen un lugar bien protegido, tanto de ataques desde el exterior como desde el interior. Aunque no solo cuenta con hechizos de seguridad. Uno de los artificios mágicos más destacables son los hechizos ilusorios y barreras que impiden el paso a los cosechados más allá de los primeros pasillos. Los cosechados tienen la sensación de que avanzar por toda la biblioteca, pero en realidad solo pueden moverse por una sección muy limitada de esta. Entre los libros de magia a los que tienen acceso los cosechados la mayoría se encuentran en idiomas incomprensibles, aunque algunos cuentan con notas de traducción.

El bibliotecario es Biblios, un espíritu ligado al edificio que conoce bien todas las secciones de la biblioteca y buena parte de los contenidos de los libros de las mismas. Suele aparecer para ayudar a los cosechados brevemente, y a los transformados si le llaman... Aunque no siempre.

Cómo se creó la Biblioteca Mágica:
El proyecto inicial de construcción de la Biblioteca Mágica fue llevado a cabo por el Consejo tras la finalización del conflicto del regreso de Hárex y Hurza. Se recopilaron una enorme cantidad de libros y manuscritos a lo largo de los años con la colaboración de una buena parte de los ciudadanos y decenas de magos ayudaron en la elaboración del entramado de hechizos anclados que contiene el edificio. Uno de estos magos, Littero Ara, que se involucró tanto en el proceso como para perder la vida tras invocar a Bilbios y anclarlo a la biblioteca, culminó el proyecto con lo que es hoy en día. El catálogo de la Biblioteca siguió y sigue aumentando año tras año.


697 Re: Biblioteca Mágica el 04/07/18, 02:06 am

Giniroryu


GM
Había notado la incomodidad de Vac cuando comentó acerca de su trabajo y el de sus amigos y se preguntó si había metido la pata y realmente el hado la había malinterpretado. Lo que añadió a continuación prácticamente se lo confirmó, pero sabía que era mejor simplemente aparcar el tema. Tenía la sensación de que a cada uno le preocupaban cosas muy distintas respecto a aquello y no pretendía volver aquel encuentro más incómodo intentando aclarar algo que intuía que el hado prefería dejar pasar.

Oh, pues… Siempre he querido dedicarme a escribir novelas —le tocó a ella dejar traslucir un poco de incomodidad, aunque en el fondo se decía que ya no tenía nada de qué avergonzarse: sus padres no estaban allí para despreciar lo que le gustaba—. Me gustan las historias de fantasía y misterio sobre todo… Y creo que aquí en Rocavarancolia tengo acceso a mucho material en el que inspirarme —explicó con una leve risa.

Sin duda la música parecía un tema más cómodo para ambos, y la idrina atendió con fascinación a la explicación que recibió sobre el “emepetrés”.
Oh, claro, no es que creyese que estuvieses escuchando una emisión de radio —aclaró riéndose—. ¿Te imaginas? Un programa de radio rocavarancolés sin duda sería… variopinto, por decirlo de alguna manera. Supongo que un “archivo” de música es como una grabación, ¿no? Imagino que no se limita a eso y seguro que es mejor que una simple grabación, pero me cuesta comprender del todo esos términos —se disculpó con un gesto y una sonrisa nerviosa—. A mí me parece increíble que podáis escuchar la música que queráis en cualquier parte. Incluso con aparatos que no están pensados solo para reproducir música. Nunca se me habría ocurrido imaginar algo tan… multifuncional.
Su siguiente pregunta le sorprendió, pero no por el contenido si no porque recordase la conversación que habían mantenido hacía ya varios meses. No hubiese sido muy educado hacerlo notar, no obstante, y se limitó a responder a su pregunta.
>>No, la verdad… He estado bastante ocupada y no volví a pensar mucho en ello. Pero imagino que conseguir un violín aquí será incluso más caro que en Idris y supongo que no debería darle prioridad por ahora. No tengo ni idea de cuándo me mudaré de Serpentaria, pero no me sentiría bien siendo irresponsable y gastándome todo mi dinero actual en un violín —explicó volviendo a reír con cierto nerviosismo.

698 Re: Biblioteca Mágica el 07/07/18, 11:50 pm

Red


Vac sonrió al enterarse de que Irianna quería ser escritora, pues le parecía un objetivo admirable, y se apresuró a hacérselo saber a pesar de su evidente incomodidad.
Rocovarancolia podría ser el centro de una buena saga de fantasía oscura, ya lo creo —secundó sus palabras con un asentimiento de cabeza—. Una trilogía o algo así... Es curioso que no se le haya ocurrido a nadie  hasta ahora, ¿verdad? Al menos a nadie que yo conozca, vaya —rió con suavidad—. Ojalá sigas adelante con ese proyecto, enserio, y te deseo todo lo mejor. Estaría bien tener una autora viva en la ciudad con la que poder comentar su trabajo y a la que poder pedir un autógrafo. —añadió, dedicándole una sonrisa divertida.

La conversación prosiguió por el tema de la música, lo cual no le parecía mal al griego, y cuando la lacustre comentó que un programa de radio rocavarancoles seria cuanto menos variopinto, el chico no pudo evitar echarse a reír dándole la razón.
Como una grabación, así es, pero en formato digital. De esta manera se superan las limitaciones de espacio que supone copiar música en discos de vinilo —aclaró, imaginando que en Idris disponían de esa tecnología o una similar—. Cuanto más avanza tecnológicamente una civilización, mas se esfuerza por encontrar maneras de entretenerse, y te puedo asegurar que los humanos, al igual que los irrenses y los ulteranos, tenemos muchas formas de perder el tiempo y evadirnos de la realidad —le explicó a su compañera de estudio, haciendo alusión a lo increíble que le parecía que pudieran escuchar música en cualquier parte—. En realidad los mp3 son dispositivos muy normales, el día que te topes con televisores, videojuegos, sistemas de realidad aumentada y cosas similares vas a alucinar. —sonrió el hado.

Su respuesta acerca de que no había podido hacerse con un violín lo desanimo un poco, pues le habría gustado saber como tocaba, pero sabía que no era fácil abrirse paso en aquella ciudad y que el dinero no crecía en los árboles. En aquel aspecto él había sido afortunado, pero aún así había sido duro, y esperar que se gastara sus ahorros en un instrumento era demasiado. Vac era incapaz de vivir sin música, pero no todo el mundo era igual que él, y no hacía falta ser un genio para saber que Irianna era mucho mas sensata en todos los aspectos. A pesar de todo le apenaba y, tras unos segundos de meditación, se dispuso a ofrecerle una alternativa.
Se puede decir que nos conocemos lo suficiente para confiar el uno en el otro, ¿verdad? —inquirió, inclinándose hacia sus cosas para rebuscar en su bolsa sin fondo—. Además Diurna responde por ti y a mi también me caes bastante bien —prosiguió, dando con lo que quería y depositando sobre la mesa un estuche negro con bisagras y cierres de plata. Tenía las dimensiones de un libro de gran tamaño y cuando el chico lo abrió con un leve chasquido reveló una colección de instrumentos en miniatura. Estaban dispuestos sobre el forro de terciopelo oscuro del estuche, ordenados por tipo, y todos parecían reproducciones exactas de sus versiones de tamaño natural—. ¿Cual te gusta más? —le preguntó a la nebulomante, señalando un pequeño grupo de violines con su mano derecha.

699 Re: Biblioteca Mágica el 08/07/18, 01:08 am

Giniroryu


GM
Se ruborizó un poco al oír hablar de autógrafos, sintiendo cierta vergüenza solo de imaginárselo, pero agradeció las palabras de Vac al respecto de su sueño.
Supongo que nadie cree que sea una buena fuente de ingresos… Y bueno, la verdad es que yo tampoco creo que lo sea —admitió sonriendo al tiempo que se encogía ligeramente de hombros—. Demasiada poca gente en la ciudad como para que se pueda vivir de la escritura de ocio, entre otros factores… Pero bueno, planeo tener un trabajo más estable y dedicarme a escribir de forma paralela. Tendría que pensar bien qué tipo de empleo podría compaginar con la escritura, pero seguro que podré pensar en algo. De momento voy ahorrando con lo que gane en la plantación y la investigación de dama Diurna.

Las explicaciones que le dio el hado acerca de la tecnología que tenían en mundos como el suyo de origen le parecía fascinante y si hubiese sido por ella le habría preguntado qué eran todas y cada una de las cosas que estaba mencionando. En su cabeza se imaginaba todo el tiempo la proyección que había visto salir de los implantes irrenses como el de Krono Rádem, pero era consciente de que seguramente le estuviese hablando de cosas muy distintas y con propósitos diversos.
Me tengo que documentar acerca de todo eso: mis historias de ciencia ficción se beneficiarían mucho de ello.

La siguiente pregunta de Vac le pilló por sorpresa y no supo qué responder, dedicándole una mirada inquisitiva ya que, de todos modos, sabía que era una pregunta retórica y que tenía intención de seguir hablando. No sabía qué podría estar buscando en su bolsa, aunque por un momento se preguntó si le iba a mostrar alguna de aquellas cosas de las que había hablado. Fuera como fuera, no habría supuesto que lo que pretendía era prestarle algo tan valioso como un violín. Observó los ejemplares con la boca semiabierta y cuando consiguió desviar la mirada hacia el hado y hablar, no pudo evitar balbucear un poco.
P-pero… ¿Estás seguro? Quiero decir… ¡Lo cuidaría mejor que si fuese mío!, pero es… No tengo palabras. —Enarboló un gesto de disculpa seguido de uno de gratitud antes de volver a observar las miniaturas—. Esto… No podría elegir. Al menos elige tú mismo del que te importe menos desprenderte por un tiempo… Quiero decir… Eres demasiado generoso. ¿Seguro que está bien?
La lacustre hablaba de forma un tanto atropellada y le costaba encontrar las palabras. Temía no haber puesto suficiente énfasis en que no era necesario que le hiciese un favor tan grande, pues se había emocionado ante la posibilidad de poder volver a tocar aunque fuese por un tiempo.

700 Re: Biblioteca Mágica el 08/07/18, 01:55 am

Red


Vac rió con suavidad ante la reacción de Irianna, complacido de la ilusión que demostraba a pesar de que dijera que era demasiado. El hado se fiaba de ella, por eso le ofrecía algo así, y no habría tenido aquel detalle con cualquiera.
No me importa cual escojas, enserio —respondió con una sonrisa, echándole un vistazo a la fila de instrumentos—. Pero te puedo aconsejar si quieres. Mira, estos dos de aquí —empezó, señalando dos violines con una forma casi etérea por la inexistencia de una caja de resonancia convencional— quizás sea mejor dejarlos para más adelante, porque son eléctricos y no estas familiarizada con los amplificadores —explicó, sin entrar en detalles—. Con estos de aquí, sin embargo, seguro que estas mas familiarizada. —añadió, apuntando hacia otros tres de aspecto menos subrealista.

Cogió uno de este último grupo, sacándolo con cuidado del estuche, y en cuanto el instrumento estuvo en sus manos empezó a crecer hasta retomar su tamaño natural. Era de madera clara con vetas algo más oscuras y sus clavijas eran de bronce.
Prueba este a ver —le sugirió, tendiéndoselo con cuidado junto a su arco—. Y si el sonido no te convence elige otro sin problemas. —insistió divertido. El violín estaba perfectamente afinado, pero cada instrumento tenía su sonido particular y cada persona tenía sus propias opiniones objetivas acerca del mismo. Era la lacustre la que tenía que decidir con que quería practicar.

701 Re: Biblioteca Mágica el 08/07/18, 02:27 am

Giniroryu


GM
Sí, por favor: hay demasiado dónde elegir —le pidió cuando ofreció su consejo—. Creo que me quedaré con algo más tradicional por ahora, sí —asintió cuando le habló de la existencia de violines eléctricos, aunque sintió una gran curiosidad por cómo sonarían.
Acercó más la vista hacia los que le recomendó mirar, y vio con expectación como el hado devolvía uno de ellos a su tamaño original. Recogió el instrumento cuando se lo tendió visiblemente nerviosa y sonriendo todavía con cierta expresión perpleja en su rostro. Lo acomodó sobre su brazo y alzó el arco. La sensación de familiaridad la inundó: no era el violín al que estaba acostumbrada, pero podía notar que también era de gran calidad. Tímidamente deslizó el arco para comprobar que la afinación fuese correcta, aunque se imaginaba que lo era.

Espero que no suene muy desastroso… Hace demasiado que no toco: será mejor que sea algo breve y simple.
Tras coger aire empezó a tocar una sencilla melodía de tono alegre que, aunque el hado posiblemente no lo supiera, usaban todos los niños idrinos cuando empezaban a aprender música y tocaban un instrumento por primera vez. La lacustre la había practicado tantas veces de pequeña y era tan sencilla que no se le había olvidado incluso si hacía muchos años que no la tocaba.
>>Suena genial —le dijo al hado una vez terminó—. No esta aburrida canción para principiantes, si no el violín —aclaró entre risas—. Creo que… creo que elegiré este —confirmó algo insegura acerca de cómo decirlo sin que sonase a que quería aprovecharse de su generosidad—. No creo que pudiera decidirme si me lo pienso mucho. Si te parece bien, claro.
Volvió a dejar escapar una risa nerviosa, consciente de que se repetía y que hacía que el hado también se repitiese. Pero le costaba demasiado asimilar lo afortunada que se sentía en aquel momento.

702 Re: Biblioteca Mágica el 12/07/18, 10:45 pm

Red

avatar
Cuando la idrina alzó el arco y empezó a tocar el griego guardó silencio y escuchó con atención. La canción no sonaba para nada desastrosa y, aunque era muy sencilla, resultaba muy pegadiza. Antes de que la muchacha acabara el hado ya estaba tarareando con los ojos cerrados, y cuando la música se esfumo y la miro a la cara el chico no pudo evitar echarse a reir ante su leve turbación.
Ha estado genial, Irianna —la felicitó con una sonrisa sincera—. Se nota que le has dedicado mucho tiempo al violín aunque lleves mas de un año sin tocar, te lo digo enserio. Y no ha sido una canción aburrida para nada. —añadió riendo de nuevo.

Cuando la lacustre se decidió por el violín que acababa de probar, Vac expresó su acuerdo con un asentimiento de cabeza y buscó en su caja el estuche del instrumento que había escogido la nebulomante, devolviéndole su tamaño normal y tendiéndoselo a su compañera.
Has escogido bien —aseguró una última vez, guardando su colección con cuidado antes de servirse otra taza de café. Al final se habían entretenido y apenas habían avanzado en sus respectivas investigaciones, pero el moreno no se arrepentía de haber hecho aquella pausa—. ¿Quieres un poco antes de seguir con el trabajo? —le ofreció de su termo—. Tengo azúcar y leche por si no te gusta tomarlo solo y no viene mal para mantenerse despierto. —aclaró, reprimiendo un bostezo involuntario mientras volvía a encender el mp3 que había silenciado mientras Irianna probaba el violín.

703 Re: Biblioteca Mágica el 13/07/18, 12:43 am

Giniroryu

avatar
GM
Gracias —repitió una vez más, incapaz de añadir ninguna otra cosa tanto ante los elogios como al hecho de que estuviese preparando el violín para que se lo llevase—. Pídemelo de vuelta en cuanto quieras, puedes decírselo a dama Diurna y yo se lo devuelvo a ella para que te lo dé en cualquier momento.
La idrina no pensaba quedarse con el violín demasiado tiempo, de todos modos. No se sentiría cómoda ni aun sabiendo que el hado tenía tantos.

Después volvieron al estudio y, aunque la idrina seguía un tanto nerviosa por todo, no podía parar de sonreír.
Ah, gracias… Sí, un poco de leche y azúcar, por favor —aceptó la oferta del café. Observó cómo volví a encender el reproductor y prestó atención a la música durante unos instantes antes de volver a hablar—. Creo que acabaré consiguiéndome uno como ese, aunque tendré que pedir ayuda para aprender a usarlo… ¿Cómo hacéis para escoger las canciones que os gustan, por cierto…?
Vac e Irianna se enfrascaron en otra conversación sobre música, ya que la idrina también aprovechó para preguntarle un poco sobre qué tipos de música había en la Tierra que nunca hubiera podido escuchar en Idris y el tiempo pasó volando. La idrina regresó a Serpentaria con el violín a buen recaudo y, aunque con el corazón disparado por los nervios, satisfecha por haber sido capaz de mantener una conversación tan larga.

704 Re: Biblioteca Mágica el 07/11/18, 01:04 am

Tak


GM
Las preguntas continuaron y Nime se limitó a escuchar mientras se toqueteaba el mentón de forma distraída. Fue entonces cuando notó algo extraño en Eitne, que de vez en cuando se echaba a hablar pero ella no oía nada. Sí oía otras cosas durante esos momentos, así que no le estaban fallando a ella las orejas. Lo más raro era que el daeliciano ni siquiera parecía estar susurrando.

Los recién llegados tenían cosas que hablar con los del otro grupo y los sinhadres, así que ella le hizo caso a Rena y decidió prepararse. Además, le daba la razón a Eitne y su comentario al respecto de los hermanos nublinos. También se preguntaba si ella ahora daría la misma impresión a quien no la conociese.

La libense se perdió las conversaciones que tuvieron lugar a partir de las indicaciones de Rena. Le pidió a Pam que guardase sus cosas mientras estaban fuera, ya que todavía no había escogido ninguna habitación, y luego fue a ayudar con las armas. Para sí misma cogió un par de dagas, que eran más largas y brillantes que las que había usado durante tantos meses. O, más que usarlas, llevarlas en la mano. Usarlas de forma efectiva nunca había sido su fuerte.

Cuando volvió abajo notó que el ambiente había cambiado, pero apenas registró el hecho. La salida seguía adelante y ella estaba impaciente por llegar a esa biblioteca y encontrar información. En su cabeza parecía una tarea muy sencilla.
¡Vámonos! —exclamó mientras salían. Estaba de buen humor porque por una vez las cosas parecían estar saliendo bien. Había decidido que se podía confiar en la bruja nublina.


Era de agradecer ser guiados por aquellas calles laberínticas. Nime notó que pasaban por varios lugares familiares y recorrían zonas que habían visto en el pasado. No debían ni estar demasiado lejos de su anterior hogar, pero no tenía manera de estar segura al no verlo en el horizonte.

En las últimas semanas apenas había pisado el exterior del torreón, pero no había perdido la costumbre de estar atenta a su alrededor, incluso si ese día se sentía protegida. No faltaba mucho para llegar a la biblioteca cuando captó un movimiento por el rabillo del ojo y se giró de forma brusca, blandiendo las dagas. Lo que descubrió fue que si de verdad había visto algo, ya no estaba allí. Después, la pila de escombros que había en esa dirección salió volando como si hubiese sido golpeada por un martillo gigante.
Nime comprendió que había sido cosa suya, lo que no supo fue cómo. No era intuición, sino que se notaba diferente desde el momento en que aquella fuerza misteriosa se había disparado de forma similar a un hechizo.
¿Qué… qué… qué acaba de pasar? —Su voz salió entrecortada al hablar y se quedó mirando perpleja las piedras desperdigadas—. He sido… ¿yo? —Miró dubitativa a sus compañeros, por si alguno tenía una explicación diferente.

705 Re: Biblioteca Mágica el 08/11/18, 03:14 am

Yber

avatar
GM
Las risas de algunos de los nuevos, el guiño de ojos del ensangrentado y, sobre todo, la contestación del medio bestia, sirvieron para que Eitne descubriera que le habían oído. ¿Cómo lo habían hecho? El niño se llevó la mano a la boca, pero las reacciones fueron tan sorprendentemente amables que se acabó riendo él también, más flojito, como con timidez. Se aseguró de devolverle el guiño a la gárgola antes de buscar un lugar en el que dejar su pequeño macuto.

Mucho más ligero, volvió al lugar donde Adru depositó las armas y cogió una pequeña daga y dos escudos. No sabía si era por la luna, por el material de los escudos o por todo el ejercicio de brazos que había hecho desde que perdió la pierna, pero ahora se sentía más ligero con los dos escudos enganchados a los brazos. Con uno en cada antebrazo, Eitne se aferró a las muletas y echó a andar tras la bruja buena que les estaba ayudando.

Tenía que ir tan pendiente del camino para no tropezar con nada, que no fue consciente de lo cerca que pasaban del viejo torreón. Tampoco había salido mucho desde su accidente y no conocía especialmente bien la zona. Lo único que le hizo alzar la cabeza fue un sonido de piedras cayendo que le alertó como a un suricato. El niño miró a todas partes preocupado.

¿Estáis todos bien? —proyectó la voz con tanta preocupación que cualquiera que se encontrara en la misma calle que el grupo le escucharía.

Por suerte, la reacción de Nime le ayudó a tranquilizarse. Su mente descartó enseguida la posibilidad de un ataque y la sustituyó por la certeza de un nuevo poder desconocido.

¿Y si eres bruja de las rocas como Guille o Neil? —sugirió. Esta vez solo lo escucharían Nime, Guille y Neil.

A Eitne le encantaba cada nuevo detalle que surgía entre la maraña de cambios que habían sufrido todos, aunque una parte de él envidiaba a sus compañeros. Deseaba que la biblioteca le ayudara a saber qué cosas ocultaba él mismo, también quería libros de magia para no tener que ir a la pata coja a todas partes. Era extraño, pero debajo del furor que le envolvía, Eitne sentía que sus cambios no lo habían vuelto menos vulnerable (al menos, de día) y quería ponerle remedio.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

706 Re: Biblioteca Mágica el 09/11/18, 01:01 am

Giniroryu

avatar
GM
La sinhadre siguió a la bruja por las calles mientras tarareaba algo inteligible y de vez en cuando giraba sobre sí misma para evitar adelantar a Naeleth que era quien les estaba guiando a fin de cuentas. Aprovechaba para acercarse al chico del otro grupo que se les había unido y hacerle varias preguntas como “¿cómo te llamas?”, “¿sabes lo que eres?”, “¿conocías a Zob?”. “¿tú también eres el hermano mayor?”. Si algo no había cambiado en absoluto para la gamusino, era que seguía considerando que Neil era su hermano pequeño incluso si cumplía antes que ella. También comentó que parecían las calles que llevaban al torreón, y cuando finalmente llegaron junto al edificio lo observó con asombro.
¿Esto ha estado aquí siempre? ¿Cómo es que nunca lo hemos visto?
Parecía que Naeleth le iba a responder, pero un estruendo la interrumpió y se puso en guardia instintivamente.
>>Todo está bien, Eitne —le respondió a la bestia del crepúsculo, queriendo a toda costa aliviar la preocupación que su tintineante voz mostraba. Se giró entonces hacia Nime cuando esta habló—. ¿Fuiste tú? ¿Has hecho magia?


—No, no creo... Aunque se parecía mucho a un hechizo de impacto —intervino Naeleth—. Pero no creo que sea eso: dudo mucho que Nime pueda hacer magia. Pero igual se trata de alguna habilidad tuya, a mí también me parece que hiciste algo —confirmó a la libense.
>>¿Vivíais en el Torreón Letargo y nunca encontrasteis la Biblioteca? Ya es mala suerte —añadió poco depsués, recordando la pregunta que le había hecho la sinhadre.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

707 Re: Biblioteca Mágica el 09/11/18, 01:30 am

Reifon

avatar
La lluvia no era tan fuerte como esperaba aunque incesante como el viento que corría por las calles. Tomó su posición habitual en la formación, al frente a la izquierda, aunque ellos iban mucho más... Miró hacia atrás, un pequeño vistazo era suficiente para ver lo diferentes que habían sido los dos grupos. Especialmente los niños, si no fuera porque los dones habían sido concedidos llevarlos le parecería una locura, incluso ahora no le parecía una buena idea, después de lo de Nad...

Volvió la vista al frente, algo había cambiado. Toda la ciudad estaba mucho más viva y de alguna manera mucho más temible y sin embargo pronto se descubrió queriendo echar a correr, a inspeccionar cada casa y cada rincón, a encontrar... El puño de Barael se cerró con fuerza, rechazando la última idea. No era un asqueroso ladrón inútil. Ya no necesitaba mendigar por la ciudad para sobrevivir.

Por suerte la chica de pelo violeta y cuernos se le acercó y comenzó a hacerle un montón de preguntas, distrayéndole.

-Barael.
-No exactamente, pero me hago una idea en general.
-No.

La última pregunta logró captar por fin la atención del rapiña. -Sí, soy el mayor de las dos familias. Y tú, ¿cómo te llamas?

Al final llegaron a un edificio un poco menos en ruinas que los de alrededor y se confirmó que aquello era la biblioteca. Por fin... Tantos años queriendo respuestas, aquello al menos lo distraería.

El sonido activó los resortes naturales del nublino, el sonido del metal desenfundándose llenó el ambiente y en un parpadeo el rapiña estuvo a punto de ponerse delante de los niños, pero no vio nada así que frenó a su lado, en guardia y vigilando la dirección en la que habían estallado las piedras. Al parecer lo hizo la pequeña.

-¿Viste algo por ahí? -Le pregunto a la niña con ojos de cristal.


_________________________________________

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

708 Re: Biblioteca Mágica el 09/11/18, 02:46 am

Nihil

avatar
Los mayores del grupo estaban repartidos de forma que los niños estuvieran controlados aunque se desperdigasen un poco, pero todos sabían cómo actuar en las salidas. Rena aprovechó las preguntas de Adru para enterarse de cosas del nuevo, aunque prestaba atención solo a ratos. La calles por las que pasaban le resultaban conocidas, estaban cerca del torreón. Si la biblioteca estaba allí y todo el mundo podía entrar, ¿cómo es que no la habían encontrado?

El movimiento de Nime la alertó antes que la explosión pero fue con esta cuando desenvainó la espada. No fue consciente de cómo su hocico cambiaba a un morro y como su espalda se expandía para hacer su cuerpo más grande. Por suerte no parecía haber amenaza. Rena se aproximó a la montaña de escombros ya en su estatura habitual pero manteniendo el morro. Cuando regresó con el grupo volvía a tener su hocico normal.

-Si vio algo ya se ha ido -le dijo al nuevo. Volvió a envainar la espada y le revolvió el pelo a Nime con brusquedad. Hacer todo con un solo brazo era un verdadero fastidio -Cuidado con tus nuevos super poderes no vayas a darnos a nosotros en la próxima.

Se reía a pesar de estar un pelín preocupada. Zob desmayaba gente, ella se convertía en oso y ahora Nime explotaba cosas... eran habilidades peligrosas fuera de control. Encontrar información se hizo mucho más urgente.

-¿Letargo? ¿Es así como se llamaba donde vivíamos? -preguntó. Se le hacía raro saber que tenía nombre después de tanto tiempo.

El edificio, como casi todos los de Rocavarancolia que no eran montones de escombros, parecía sacado de un juego de fantasía. Rena se maravilló por lo bien cuidado que estaba y de nuevo se preguntó cómo carajo no lo habían visto antes. El interior era una selva de estanterías de madera llenas hasta los topes de libros, pergaminos, rollos… ni un maldito ordenador. La irrense resopló.

-Me da que esto va para largo.

Hasta donde ella sabía los libros de papel no tenían barra de búsqueda.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

709 Re: Biblioteca Mágica el 09/11/18, 07:40 pm

Giniroryu

avatar
GM
—No os preocupéis: creo que no hay nada. Y de todos modos en el interior de la Biblioteca estaremos a salvo: entremos.
Mientras se dirigía hacia la puerta Rena le lanzó una pregunta que le cogió un poco de sorpresa al principio, pero enseguida asintió, comprendiendo.
>>Claro: si nunca encontrasteis la biblioteca no habréis tenido un mapa... Sí, se llama Torreón Letargo.

Una vez dentro dejó que el grupo admirase el interior del edificio antes de preguntar por el bibliotecario.
—¿Hola? ¿Biblios? Necesitamos un poco de ayuda...
No alzó demasiado la voz, sabedora de que era algo que molestaba al espíritu y de que le oiría igualmente. El bibliotecario no se hizo de rogar y apareció con su apariencia habitual atravesando una estantería.

—Vaya, vaya, cuántas caras nuevas por aquí. No: no me lo digáis, ya sé qué necesitáis. Por aquí, por favor —sin mediar más palabras se alejó levitando lentamente en dirección a uno de los pasillos del edificio—. Esta sección está bastante ordenada, pero puedo prestaros cinco minutos de mi tiempo —fingió observar un reloj en su muñeca que no llevaba—. A ver, creo que con este par de ejemplares podremos cubrir la mayoría de vuestras cuestiones...
Dos libros gruesos con la cubierta algo desgastada y ligeramente polvorientos aterrizaron sobre una mesa cercana.

Naeleth se acercó a echar un vistazo para asegurarse de que se trataba efectivamente de bestiarios de transformaciones, ya que a veces al espíritu ligado... se le iba un poco la pinza. Alivió sus preocupaciones al comprobar que la primera página hablaba sobre vampiros.
—Puede ser un poco difícil encontrar todas las transformaciones, pero tenéis tiempo. Aunque... has dicho la mayoría —se giró hacia Biblios—. ¿Cuáles tenemos qué buscar? Ah, y también hay otras transformaciones sobre las que necesitamos información...
La bruja charló con Biblios quien asentía con expresión aburrida y miraba su reloj imaginario de vez en cuando. No tardarían mucho en saber en qué estante debían buscar, según el espíritu, lo que necesitaban.

—Los centauros y los argos magnéticos vienen en ese ejemplar — Biblios señaló uno de los primeros que les había dado—. La transformación "similar a hada infernal" la tendréis que buscar. Buena suerte. Ya han pasado cinco minutos. No tardéis muchas semanas en devolver los libros y espero que vuelvan enteros. Nos vemos.
Biblios sin más, desapareció.

Naeleteh se giró hacia el grupo encogiéndose de hombros.
—Es un poco raro, pero nos ha ayudado bastante, ¿verdad? Os ayudaré a buscar la transformación de vuestra amiga entre estos libros... Aunque, entre nosotros, en realidad no han pasado los cinco minutos —añadió divertida mostrándoles un reloj de bolsillo.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

710 Re: Biblioteca Mágica el 10/11/18, 07:58 pm

Cuervo

avatar
¿Soy un brujo de las manos que me siguen? Pues no me hacen mucho caso” pensó mirándolas con el ceño fruncido, pero pronto dejo de preocuparse por eso y se puso a escuchar las trasformaciones del resto.

-Soy un brujo, ¿crees que ahora podré hacer magia? - dijo a Eitne al escuchar su comentario. Y pensó en intentar algo de magia la próxima vez que surgiera la oportunidad. - Si, dan un poquito de miedo- dijo en bajito a Eitne tras su comentario.

La idea de ir a la biblioteca le parecido estupenda, si tenía suerte pensó podría encontrar algún libro sobre las manos que le seguía y a lo mejor aprendía a hablar con ellas. Hizo caso a Rena y a la Capitana y se puso a prepararse a la salida, dejo sus juguetes, preguntó a Einte y Nime donde iban a dejar sus cosas y donde iban a dormir para dejarlo en el mismo sitio. Cogió un escudo y una mochila y se preparo en la puerta para salir a los demás

Fue caminando al lado de Eitne y Nime, mirando la ciudad, sin preocuparse demasiado ya que la presencia de Naeleth le tranquilizaba. Caminaba con el escudo sin mucho cuidado y aunque iba pensando en cada edificio de la calle no pudo ver directamente lo que había ocasionado el desprendimiento de unos escombro y antes de poder ponerse a gritar un grupo de Pendicularias apareció y con prisa taparon la boca de Guillermo y reaccionando con intención de protegerlo. Pero al ver que no corría peligro lo soltaron, pero con dudas, no estaba muy tranquilas, la poca preocupación de Guille en este camino las traía preocupadas.

- Si, estoy  bien, ¿vosotros? ¿Que ha pasado?- dijo volviendo a mirar a Eitne "¿le pasa algo en la voz?" Pensó Guillermo dando se cuenta de ello con bastante atrasó- seguro que si, ha sido uno de tus superpoderes Nime- dijo sin evitar sacar una sonrisa de ilusión.

Volviéndose a colocarse en marcha Guillermo se quedo pensando en que queria sacar de la biblioteca, buscaría algun libro donde salieran sus manos y quizás algun libro de magia guay.

-¿Nuesta casa se llamaba Letargo? Es un nombre muy guay, tendríamos que ponernos un nombre de equipo "Letargo rangers" o "SuperMegaArchiNinjas de Letargo"- y mientras hablaba sin parar, entró en la biblioteca, pero se quedo callado con la boca abierta al comenzar a ver los libros y las estanterías, parando por fin de hablar.

Pego un pequeño saltito antes de abrir la veda para empezar a correr y  a sacar libros de su lugar abrirlos e ir mirando si encontraba algún dibujo que le gustara, y después lo volvía a colar sin mucho cuidado de saber si era el mismo del que lo cogió. Mientras obviamente no prestaba atención a las palabras del bibliotecario o las secciones que miraba.

Su atención quedo distraída por el lomo muy impresionantemente ornamentado incluso sobrecargado, pero al que Guillermo no podía alcanzar, ya que se encontraba en una de las baldas mas altas, se quedo pegando saltitos de puntillas, miro de un lado a otro.

- Y ahora que necesito una mano van y se largan, pero para secuestrarme si.- y soltó una pedorreta con la lengua.



Última edición por Cuervo el 11/11/18, 05:57 pm, editado 1 vez


_________________________________________

He aquí mi secreto:


"Lo esencial es invisible a los ojos"

"Reír para alejar a los fantasmas"

"Una vez que conoces a alguien, nunca lo olvidas realmente"

"Un corazón es una carga muy pesada"

"Eres mas valiente de lo que crees, mas fuerte de lo que pareces y mas inteligente de lo que piensas"

"Yo no estoy loco, mi realidad es diferente a la tuya"





711 Re: Biblioteca Mágica el 11/11/18, 04:33 pm

Giniroryu

avatar
GM
El edificio no era especialmente pequeño, pero cuando la gamusino puso pie en su interior y trató de observar dónde finalizaban las hileras de estanterías sus ojos se abrieron considerablemente.
Este sitio es enooorme. Desde fuera no parecía tan grande. —Cambió su foco de atención a Naeleth cuando la bruja les contó algo interesante—. ¡Letargo! Es un nombre muy chulo, aunque yo cada día me levantaba más pronto —rio estúpidamente como si hubiese contado un buen chiste antes de seguir al grupo.

Cuando apareció el bibliotecario dejó que la bruja hablase con él, pero sin dejar de observar fijamente a aquel extraño chico flotante que hablaba con rapidez.
Ey, ¿y dónde podemos encontrar información sobre Rox? Es…
Antes de que pudiera terminar la frase, el tal Biblios ya había desaparecido. La edeel frunció el ceño.
>>Aquí hay demasiados libros: tardaremos mucho en encontrar nada.

—No os preocupéis: vuestro amigo Rox es un cambiante y es una transformación conocida. Seguro que viene en alguno de esos volúmenes —respondió Naeleth enseguida sin dejar de ayudar a buscar. Oyó a Guille quejarse en ese momento y se dirigió al pequeño brujo—. Ah... Es posible que tus criaturas no puedan acceder a la Biblioteca debido a las protecciones. Si no me equivoco sus manos salen directamente desde portales en el interplano y no sería extraño que este edificio tenga protecciones contra accesos desde otros planos también.


Mientras trataba de ayudar a encontrar la transformación de Pelusa, sacando libros y ojeándolos sin apenas mirar realmente, se cruzó con el daeliciano y recordó algo que le había llamado la atención desde antes de salir en busca de la biblioteca pero que no había encontrado la ocasión de sacar a colación.
Por cierto, Eitne… ¿Por qué a veces mueves los labios como si estuvieras hablando pero no dices nada? ¿Estás bien?


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

712 Re: Biblioteca Mágica el 12/11/18, 04:06 am

Yber

avatar
GM
El susto se acabó de marchar gracias a los comentarios sobre el torreón y gracias también a Guille. Eitne rio sus palabras con carcajadas limpias, músicales y audibles por todos. Pasó el resto del camino argumentando por qué "SuperMegaArchiNinjas de Letargo" era la mejor opción. La razón principal era que tenía muchas más letras y Eitne creía que se le llenaba la boca al pronunciarlas todas. No le pareció descabellado que todos sus amigos y él acabaran formando un grupo que de verdad se llamara así.

La biblioteca les recibió con una enormidad moderada. No era un edificio que destacara especialmente por sus materiales, pero sí que llamaba la atención por el increible buen estado en el que se conservaba. Parecía como si fuera resistente al paso de las guerras y los estragos de la edad, una anomalía frente al resto de construcciones que se solían encontrar.

Su interior, sin embargo, lo encandiló. Eitne cruzó el umbral y el resplandor que emitía se intensificó levemente a sus ojos.

¡Ala! ¡Por el demiurgo! ¡Mirad cómo brillo, soy una lámpara! ¡Qué chuliiiii! ¡Cuántos libros! ¡Este tiene dibus! —Estas y otras exclamaciones llenas de dulzura y cascabeles sonaron por toda la biblioteca de forma errática. A veces solo para la persona más cercana a Eitne, a veces para todos a su alrededor.

Eitne se distrajo mirando un libro lleno de ilustraciones de monstruos que le parecieron muy bonitas, le encantó descubrir que podía leer mejor gracias a la luz que emitían sus manos. Fue mientras admiraba a una hidra cuando Adru se acercó a él y le hizo una pregunta que le hizo separarse del libro. Miró a la sinhadre con evidente preocupación, aunque sus ojos a veces se desviaban hacia los cuernos o las orejas de la gamusina.

¿De verdad? —le preguntó preocupado. Tanto, que su voz no fue escuchada por nadie excepto por sí mismo—. Yo siento que hablo todo el rato… —Esta vez Adru sí que le oyó—. ¿No escuchas el tintín?

Eitne no sabía explicarse mejor, pero desde su perspectiva, cada vez que abrió la boca desde que se levantó había emitido sonido. Lo sabía porque no dejaba de fijarse en el tintineo del cascabel, que tanto le recordaba a los cencerros de las vhadkhitas. La idea de que su transformación fallara volvió a acudir a su mente, pero ahora sabía que eso era normal y que encontraría la solución o bien en los libros o bien por experiencia propia.

¿Y si le pregunto a Naeleth? —A pesar de que se había dirigido a la gamusina, su voz solo la escuchó la propia bruja de la congelación del agua.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

713 Re: Biblioteca Mágica el 12/11/18, 05:15 am

Reifon

avatar
La mujer sin brazo y la nublina le respondieron por la pequeña pero el continuó con la mirada clavada a aquella zona un tiempo más, con el cuerpo sumido en tensión, a la espera de otra sanguijuela traicionera. Todo el mundo se empezó a mover así que simplemente se resigno envainando el estoque y fue con ellos no sin asegurarse de cubrir a los niños de aquel punto.

Según se acercaron Barael empezó a absorber con la mirada los detalles que anunciaban a aquel edificio de gris mármol y los dos grandes portones que guardaban su entrada pero lo que fue casi un sueño fue lo que se hallaba allí dentro, libros hasta donde se perdía la vista y estanterías tan altas que solo con una escalera o levitando llegarían a poco menos de la mitad de los estantes. Tanto conocimiento de tantos mundos, magia y ciencia de todas las clases... Aquello era con lo que el nublino soñaba desde pequeño, desde que su abuelo y su tía le enseñaban lo poco que tenían sobre los entresijos del mundo y la vida.

La voz del niño cascabel cojo resonó en él y lo hizo fijarse en su resplandor. Aquel lindo pequeño y los otros le resultaban extraños, todos alegres y animados hacían parecerle al nublino que aquel infierno había sido tan solo una pesadilla, que simplemente se había levantado en la Sede de los Taumaturgos a salvo.

Naeleteh llamó a alguien y otro fantasma apareció a través de una estantería. Hablaron un rato en lo que el nublino no habló nada más que para dar información sobre sus compañeros y poder buscar sus transformaciones. Lo acompañaron y él les brindó libros que parecían ser lo que buscaban. Aquel ser se marchó y Naeleteh se ofreció a ayudar una vez más, culminando en una pequeña chanza que el nublino le sonrió, ahora que podía sonreír con ambos lados de la cara.

Barael se quitó el sombro, desengancho el escudo y por fin la gabardina dejando al descubierto su camisa de tirantes y su cola. Estaba más cómodo así y disfrutaba del frescor en su... pelaje.

El niño rubio echó a correr y empezó a trastear con libros. Adrune estaba ocupada con el cojo así que se acercó a la que le faltaba el brazo. -Perdona. -Empezó. -Lo que hace el pequeño rubio podría ser peligroso. -Acompañó la advertencia señalando un libro volador lejano en la sección de en frente. -A mi seguramente no me hará caso... -Declaró mirándola unos instantes sin acabar la frase.


_________________________________________

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 59 de 60.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 31 ... 58, 59, 60  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.