Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa Gamides

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 21 de 22.]

1 Casa Gamides el 02/08/11, 04:24 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Una extraña construcción circular de una sola planta con varias puertas que van a parar a distintos corredores que convergen en espiral, llenos de más puertas de infinidad de habitaciones. La particularidad de este edificio es que nada más entrar en él, tu sexo cambia. Además es muy difícil salir una vez que has entrado.


241 Re: Casa Gamides el 08/07/14, 07:39 pm

Giniroryu


GM
Se dejó caer, pues no había otra manera de definirlo, a través del siguiente cuarto tras haber oído decir al carabés que había una barrera de inercia allí anclada, ya que de otro modo hubiera empleado el hechizo de levitación. En cuanto recuperó la estabilidad y el equilibrio, decidió que aquella sala vacía y de motivos mareantes no merecía la pena un mayor escrutinio y abrió la puerta más cercana para observar lo que había al otro lado.

Una serie de comprobaciones y haber hallado la salida tras atravesar un buen número de cuartos más tarde les dejó claro que aquel lugar no les iba a servir como refugio. Archime contó un total de tres cuartos por los que ya había pasado la vez anterior, pero su ubicación era impredeciblemente aleatoria y ni siquiera habían visto ningún posible acceso a sótano en ninguno de ellos. Pudiendo descartar entonces aquel lugar como refugio y considerando que ya habían pasado suficiente tiempo buscando por aquel día, el grupo decidió regresar al torreón.

Sigue en el Torreón Maciel.

242 Re: Casa Gamides el 17/09/15, 11:26 pm

Evanna


Finalmente habían ido a la biblioteca, aunque Samika no intento buscar en aquella ocasión, era caso perdido tan solo intentarlo. Se paseo entre las estanterías apenas tocando los libros para sentir su tacto, algunos de ellos bastante desagradables y que prefería no saber de donde provenían, hasta que sus compañeros decidieron volver.

Si sobrevivía a aquella condenada ciudad, se plantearía la posibilidad de escribir en un idioma apto para ciegos, aunque fuese puramente inventado, como un código. Era una idea, quien sabe lo que pasaría cuando llegase aquella luna roja, pero era algo normal y racional a lo que aferrarse y era mejor que nada.

Cuando salieron de la biblioteca decidieron ojear un poco los edificios cercanos, para ella no existía gran diferencia entre ellos pero al parecer existía algunos edificios curiosos por la zona. Tuvieron especial cuidado de no acercarse a las zona de las casas carnívoras que el grupo de letargo alguna vez había llegado a mencionar.

Rocavarancolia estaba construida como un tómbola sorpresa, sin ton ni son, con edificios de diferente culturas y formas arquitectónicos de todo tipo. En definitiva, en aquella ciudad no se ponían de acuerdo y construían (¿o destruían? porque la mitad de la ciudad estaba así) como les venia en gana sin seguir un patrón, a juzgar por el edificio que llamo la atención de Twixy's y que destacaba por su redondez. En principio cuando se acercaron a este no notaron nada, era un edificio de una planta y perfectamente circular, como averiguo cuando rodeo este con cuidado. No destacaría en nada sino fuera porque hasta ahora, todos los edificios que le habían descrito tenían formas mas de casona o de casitas a las afueras. Aquel le recordaba a un iglu. << Ya empiezo a desvariar >> pensó Samika reuniéndose de nuevo con el resto.

No parecía peligrosa, pero ya había aprendido por las malas que incluso lo mas inocente de esa ciudad; podía, como mínimo, convertirte en árbol. No le gustaría entrar a esa casa y acabar saliendo convertida en bicho, la verdad.

-¿Que hacemos? ¿Entramos? -cuestiono finalmente, sin tenerlas todas consigo, pues aunque le gustaría saber que había allí dentro podía un poco la prudencia.

243 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 12:47 am

NH


La visita a la biblioteca fue rápida e infructuosa. Al parecer habían vuelto a cambiar el orden de las estanterías y si querían encontrar algo que pudiese serles meramente útil tendrían que echar toda la tarde. Por supuesto, ni rastro del bibliotecario. Twixy's salió farfullando maldiciones y quejas sobre el espectro.

Decidieron, ya que tenían tiempo de sobra, explorar algún edificio de la zona cercana. Era un área conocida, tanto por ellos como por los letarguinos, así que iban un poco más seguros. Solo un poco.

El edificio era circular y de una planta, anodino en aspecto, nada especial ni interesante, salvo el gran número de puertas que tenía. No sabía si debían coger una al azar o inspeccionarlas todas antes de elegir. Al final se acercaron a la que tenían más cerca según salieron del callejón. La frivy miró a Samika pensativa. Ciertamente, podría ser una trampa. Pinchó con su lanza la superficie de la puerta, y nada. Tocó el pomo, primero con las puntas de los dedos, tentativamente, luego con algo más de seguridad. Y lo giró.

La puerta se abrió con un chirrido. Era vieja, la pintura exterior estaba desconchada y las bisagras oxidadas. Se encontró con un vestíbulo con suelo de losas y las paredes cubiertas de papel pintado. Un farol de cristal descansaba en el suelo, muy cerca de la puerta, iluminando el pasillo. Otro idéntico señalaba una cortina un poco más adelante. Twixy's observó el pasillo, escuchó atentamente, y al no encontrar nada extraño les hizo una seña a sus compañeros para que la siguieran.

Al final del pasillo y al otro lado de la cortina, había una sala rectangular con suelo de madera. Dos lámparas de araña colgaban del techo, llenándolo todo con una suave luz anaranjada. No había ni un solo mueble, a excepción de un par de biombos de forja. A lo largo de las cuatro paredes había puertas idénticas, cubiertas por cortinas de colores. Twixy's fue a abrir una, y se asustó al ver a alguien al otro lado. Hasta que vio que la persona del otro lado se movía exactamente igual que ella. Y eso la asustó aún más.

-¡¿Pero que conchy's superpasa?!- exclamó. Su voz también era distinta.

Cayó en la cuenta de que lo que había al otro lado de la cortina era un espejo, y que el buenorry's que había encontrado era... ella. Volvió a mirar. Era efectivamente un joven alto de piel morena, con el cuerpo bien trabajado y unos preciosos ojos rasgados. El pelo rojo lo llevaba muchísimo más corto a como recordaba haberselo cortado en el torreón, y llevaba perilla. Vestía unos vaqueros cortos desgastados, un chaleco de cuadros y tiras de cuero atadas en los antebrazos. Se giró hacia sus compañeros para verlos. Todos habían sufrido cambios, en mayor o menos medida.

-¡Aaaaaaah!- chilló encantada, con su nueva voz masculina.- ¡Os como a todos!

244 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 12:47 pm

Zarket


GM
No entendía realmente por qué había salido con el grupo. Era el de mayor nivel mágico, cierto. Pero estaba bastante seguro de que con Twix se bastaban para defenderse. Sospechaba que en una situación de auténtico peligro él sería más una carga que un beneficio, lo cual no hacía sino empeorar su ánimo. De vez en cuando echaba miradas a sus compañeros, todavía sin creerse del todo que su pesadilla fuera completamente irreal.

No le sorprendió observar los cambios de la biblioteca. Como era natural, aquella ciudad volvía a ponerles zancadillas, aunque sabía que ya no quedaban demasiadas. Sólo dos meses más y todo cambiaría. Para bien o para mal.

Tenía los brazos cruzados, por lo que fue el primero (¿o la primera?) en darse cuenta del cambio de Gamides. Se tocó un momentos los nuevos pechos, pequeños y firmes, algo perplejo y sin saber qué pensar. Conocía ese hechizo, claro, pero encontrárselo de repente en aquel lugar era (no podía negarlo) asombroso.

Se palpó con cuidado los genitales, sin que nadie lo viera, y luego se miró con disimulo en un espejo. Además de los pechos tenía una cara algo más redondeada y el pelo largo. No había cambiado mucho más. «La verdad es que está bastante bien hecho» tuvo que admitir, un poco a regañadientes. La momentáneamente carabesa suspiró. el edificio tenía su gracia, sí, pero su mente analítica no podía dejar de preguntarse el por qué de ello.

Y, como siempre, no sacó ninguna conclusión. Recordando las casas (y la fuente) llegó a la conclusión de que Rocavarancolia era simplemente una ciudad llena de magos excéntricos (y generalmente psicópatas) a los que les gustaba derrochar magia de forma aleatoria y, la mayoría de las veces, inútil o mortal.

245 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 06:02 pm

Evanna


Tentaron bastante antes de entrar, ya la desconfianza y precaución arraigada en sus cerebros tras todo ese tiempo.

Y Samika no lo vería, pero si el resto, la londinense ¿o el londinenses? había crecido alcanzando perfectamente algo mas del metro setenta de estatura, llevaba unos vaqueros desgastados gris oscuro, botas  militares y una camiseta  de manga corta que dejaba experto los brazos, bastante trabajados, aunque sin exagerar. Su pelo ante recogido en un moño deshecho le quedaba , ahora corto en comparación a antes, y despuntado por la nuca.

Lo noto nada mas entrar pero no le dio inicialmente importancia, a nadie se le pasaría por la cabeza que algo así pudiera pasar nada mas entrar a un edificio. Un paso, dos...no se sentía cómoda y no entendía por que, algo fallaba estrepitosamente allí, o mas concretamente notaba ausencias y añadidos. Frunció el ceño, no sentía el peso natural de su pecho y bajo la vista, no viendo necesidad de palmotearlo para notar lo evidente: estaba plana como una tabla de planchar.

Si a eso le añadía que notaba perfectamente algo que definitivamente jamas debió estar ahí; no al menos como mujer biológica que era desde que nació, fue suficiente para ella. El horror absoluto y la incredulidad se pinto como marca registrada en el rostro de Samika, segundos antes de escuchar el grito de...¿quien demonios era ese que hablaba como la frivy? Oh dios... espera...¿¡Ella también!? ¿¡Y los demás!?

-¿¡Por que cojones soy un tío!? -el hecho de escuchar su propia voz, muy incrédula todo hay que decirlo, con un tono completamente distinto a la suya fue ya el finiquito para toda racionalidad. Mas que desagradarle estar así era la sorpresa de cambiar de genero así sin mas, con la misma facilidad como quien va a la esquina a comprar el pan- Nunca entenderé la forma de pensar de la gente de este lugar -se resigno con la facilidad que da la costumbre y el no parar de encontrarse cosas raras. Al menos, dentro de todo lo raro de la situación y por lo que podía llegar a notar de su propio cuerpo, no estaba nada mal.

-Salgamos de aquí, antes de que me de por averiguar como funciona el cuerpo masculino de primera mano. -añadió tomandoselo con humor, pues otro remedio no le quedaba y no pensaba comerse mucho la cabeza, esperando volver a la normalidad si salían de allí. Y si se quedaba así de por vida echaría de menos su cuerpo, pero por otro lado se libraría de la regla. Tenia dos opciones: ser positiva o desquiciarse. Y prefería la primera.

246 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 10:38 pm

Merodeador

avatar
El paso por la biblioteca le resultó interesante al repoblador. Teniendo ya una base de lectura (gracias a las clases con Ayne) Ergot pudo ojear los libros y comprender al fin algo de su contenido. Lo cierto es que se divirtió leyendo los libros que había cerca del suelo, aunque no los entendía del todo, le divertía ser capaz de leer frases sueltas como “La mejor forma de abrir en canal a un gallo en tres sencillos pasos” o “Venenos y laxantes para el estreñimiento ocasional”.

Sin embargo la otra parte de la excursión le estaba resultando más aburrida, se dedicaron a explorar las casas contiguas a la biblioteca y aunque se alegraba de no haberse encontrado con ningún monstruo ni de que alguno de sus compañeros hubiese cambiado sus brazos por ramas la tensión y la continua vigilancia a la espera de algo malo le estaba carcomiendo los nervios. En aquellos momentos, antes de entrar en la casa, solo quería volver al torreón, después de todo no habían encontrado nada interesante por el momento y no veía razón de que esta casa fuese la excepción.

Una vez dentro de la casa Ergot no sintió nada anormal hasta que se fijó en el nuevo aspecto de sus compañeros, sobretodo en el de Twixy’s que iba la primera o mejor dicho el primero. Al principio el repoblador pensó que la casa les había cambiado de aspecto a todos (sin poder evitar pensar en Emmit), por lo que se analizó de arriba abajo, pero no vio ningún cambio por lo que empezaron surgirle dudas sobre la pérdida de su cordura. Pero pronto las reacciones y palabras de sus compañeros le aclararon la situación y por primera vez desde que llego a Rocavaranclia el repoblador no pudo evitar reír. Jamás se le había cruzado por la cabeza que los cambios de sexo pudiesen ser tan dispares, claro que le habían explicado las diferencias físicas entre sexos pero siempre se imaginó que le resto del cuerpo se mantenía igual, el descubrir que no era así le hacía más gracia de la que debería y sobretodo le resultaba tan extraño ver a las personas iguales pero diferentes al mismo tiempo, la visión era para el repoblador como un chiste malo del cual uno no puede evitar reírse.

Tras escuchar las palabras de Samika una vez sosegado de sus carcajadas, respondió a estas entre risitas:

-Vale, podemos marcharnos… pero ¿por qué no quieres averiguarlo? creo que es una oportunidad que no se da todos los días… ¿Y que casa habéis dicho que queréis explorar después? – Su humor y sus ganas de explorar habían mejorado considerablemente.


_________________________________________

"Mientras no tengan conciencia de su fuerza no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado no serán conscientes. Éste es el problema." G.O.

247 Re: Casa Gamides el 19/09/15, 12:24 am

Tak

avatar
GM
Después de pensárselo un poco y ser animado por Eara para salir, Ayne decidió unirse a aquella excursión, que tampoco le llamaba en exceso. En la biblioteca curioseó perezosamente hasta que decidieron marcharse, rumbo al edificio que había llamado la atención de los macieleros en otras ocasiones.

Por fuera no parecía gran cosa, pero lo que era importante, estando en Rocavarancolia, era que se encontraba en buen estado. Eso casi planteaba un dilema para el sinhadre, que no las tenía todas consigo. «Ya no tengo claro si son menos peligrosos los edificios en ruinas que los que están en pie» pensó, recordando a Emmit para posteriormente tener que sacarse aquella idea de la cabeza. No podían vivir siempre con miedo de dar un paso en falso.

No se negó a la idea de entrar, pero agradeció que fuese otra persona quien tuviese el valor de dar el primer paso. Siguió a la gente mientras caminaba hacia el interior, y vio de primera mano los cambios que sufrían… Solo que se percató un poco tarde. Frenó en seco la entrada debido a la sorpresa «¿estoy viendo una ilusión?». Pero ya había traspasado el umbral, y él mismo pudo notar que hubo cambios. Para empezar, en su ropa.

Reculó, tropezando con alguien que estaba tras él, y al retroceder comprobó que todo volvía a la normalidad. Al asumir finalmente lo que pasaba no pudo evitar soltar una risa ligeramente histérica. Volvió a atravesar la puerta y, esta vez, fue el último en entrar. Fuera lo que fuese aquella magia, era reversible, no era tan permanente como lo que le había sucedido a Emmit. Podía no ser tan malo como convertirse en árbol, pero no dejaba de ser inquietante.

Espera, necesito probar mi voz… Luces —dijo Ayne después de que Twix alabase los cambios del grupo. El sonido de su propia voz era tan extraño que se tapó la boca inconscientemente—. Déjame verme, déjame —añadió de repente mientras se acercaba al espejo ante el que se encontraba la frivy.

Su cuerpo casi era más chocante que su voz, aunque era un cambio igual de radical. Había perdido altura, tenía otro corte de pelo, facciones menos angulosas, y aunque llevaba ropa holgada sinhadre se apreciaba que le había cambiado la figura, aunque no especialmente en el pecho.
Vaya, me habría encantado ver qué pasaba con Eara —se lamentó, mientras se miraba al espejo y se palpaba las caderas. La curiosidad le podía y no tuvo demasiado pudor a la hora de explorar su nuevo cuerpo.

Al escuchar a Samika silbó con admiración.
A Samika nos la ha cambiado en algo más que el cuerpo, me parece. ¿Con quién prefieres averiguarlo? —preguntó, tremendamente divertido.
Tras haber hablado la humana dedicó un momento a escanear a los demás con la mirada, incluyendo al repoblador, que no cambió en absoluto. Aquella situación era realmente absurda, pero era la primera vez que encontraban un maleficio que solo servía para divertirse… o eso quería creer. La puerta de la casa se había cerrado sola mientras hablaban, y deseó que se tratase de mera casualidad. Al volver a abrirla, al otro lado no se veía el exterior.
Al sinahdre se le entrecortó la respiración.

248 Re: Casa Gamides el 19/09/15, 03:00 am

Poblo

avatar
Llegar a la biblioteca para encontrarse que habían cambiado la distribución le sentó bastante mal al enderth. Tanto por el poco sentido que había en cambiarlo todo como por la aparente intención que había detrás de aquello. Quizás su forma de ser había hecho que no soltara maldiciones hacia el bibliotecario como había hecho la frivy, pero eso no cambiaba que Kirés estaba de acuerdo con todas y cada una de ellas. Aquella infructuosa visita había tenido la consecuencia de que ahora les sobraba el tiempo, de modo que decidieron explorar la zona. De ese modo fue como se toparon con aquel curioso edificio circular. “Demasiadas puertas” fueron las primeras palabras que llegaron a la mente del ave al ver la edificación, pero en cualquier caso estaba intacto, algo que no se veía en la mayoría de construcciones. Con todas las precauciones que se podían tomar entraron por una de estas.

El interior no se parecía en nada a lo que habían visto desde fuera, cosa que llamó su atención, sin embargo no tuvo mucho tiempo para centrarse en aquello porque ocurrió algo bastante más alarmante: todos cambiaron. Dado que nadie era de su raza le llevó unos segundos darse cuenta de que no habían cambiado de forma, sino de sexo.
–¿Qué...– Se cayó inmediatamente al darse cuenta de que aquella no era su voz. Acababa de confirmar inconscientemente que aquello le había pasado también a él… ella. Ahí se dedicó a observar los cambios, que en su caso no eran muchos. Conservaba su altura y complexión y a líneas generales todo parecía igual, con dos diferencias: su voz era distinta y todas sus plumas negras eran ahora de color rojo, las que venían a estar adornando los bordes de sus alas y parte de su cabeza. No parecía nada que afectara a sus movimientos o comportamiento… pero resultaba extraño. Se dirigió al espejo, había otra razón por la que necesitaba verse: aquella era la primera vez que podía ver a un enderth femenino.
–Así que este es el aspecto de una hembra de mi raza...– Dijo para sí mismo.

249 Re: Casa Gamides el 19/09/15, 12:47 pm

NH

avatar
Twixy's estaba junto al espejo cuando Kirés se acercó a verse, y su comentario le preocupó.

-¿Nunca superhas visto una hembra de tu especie?

Lo cierto es que nunca le había preguntado mucho al enderth sobre ese aspecto por el simple hecho de que no entraba dentro de sus preferencias. Se sintió algo avergonzada por ello.

Ayne desvió su atención.

-Sí que me hubiese supergustado ver a Eara, y ay, ojalá megapudiera hacerte una foty's para enseñársela- dijo juntando las manos y acercándoselas a los labios, como si estuviese calibrando posibilidades. El comentario de Samika le hizo reir. Rápidamente fue a abrazar el nuevo cuerpo de su amiga para tomarle el pelo.- ¿Eso quieres? Pues si me lo hiperpides a mi no te lo voy a negar. Superdéjame que te palpe. Uuuuuh, no estás nada mal.- rió.

El sinhadre se había alejado del grupo para comprobar la entrada. Como si la casa hubiese oido la conversación, al otro lado de la puerta por la que técnicamente habían entrado, se encontró con una habitación totalmente acolchada, llena de peluches gigantes y cojines. Twixy's dejó momentáneamente de molestar a Samika para seguir a Ayne y al ver la habitación comprendió lo que estaba ocurriendo.

-Oh... Mierda.

250 Re: Casa Gamides el 19/09/15, 01:16 pm

Merodeador

avatar
Ergot no paraba de reír y sonreír como un tonto con las reacciones de sus compañeros, le hacia tanta gracia verlos tan confusos por algo que al él le parecía tan irrelevante en algunos aspectos… Además los comentarios de el/la frivy eran la guinda del pastel de su alegría. Por eso cuando escuchó a sus espaldas el “Oh… Mierda.” Enseguida saltó a los hombros de Twixy’s en busca de una explicación. Lo que vieron sus ojos le ayudo a dejar de flotar sobre su nube de ingenuidad y a volver a poner los pies sobre la tierra, por suerte aún conservaba parte de su buen humor cuando habló:

-Eeeeeehmm… Tal vez hemos entrado por otra puerta… nos habremos desorientado un poco con todo esto del cambio, deberíamos de explorar un poco el sitio antes de pensar que nos han atrapado aquí de por vida y que no saldremos jamás, y que nadie nos encontrara, y que moriremos de inanición o algo por estilo… Si, creo que deberíamos explorar esto y cuanto antes mejor.- El repoblador había intentado sonar tranquilo pero la mitad final de su frase sonaba bastante histérica a pesar de su sereno semblante de falsa sonrisa con tic nervioso en la boca incluido.


_________________________________________

"Mientras no tengan conciencia de su fuerza no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado no serán conscientes. Éste es el problema." G.O.

251 Re: Casa Gamides el 19/09/15, 01:38 pm

Zarket

avatar
GM
—Inversión sexual —expuso Hal, mirando a Samika. Su nueva voz era sólo levemente diferente, algo más aguda y suave, pero aun así le hizo fruncir el ceño—. Se usa mucho para gastar bromas y novatadas. Aunque este es bastante más elaborado de lo normal —admitió, un poco a regañadientes. No le gustaba reconocer que en Rocavarancolia habia magia que no era tan tosca y primitiva como la que solían encontrar, aunque en realidad daba igual. Crear aquello seguía siendo una pérdida de tiempo y recursos mágicos que casaba perfectamente con cómo era aquella ciudad.

Al escuchar la imrpecación de la frivy giró la cabeza en su dirección, preocupado. De haber podido se habría quedado todavía más blanco al ver lo que había pasado. Tras un momento suspiró y se acercó, pensando. Se sacó uno de los trozos de comida que había traído, mordisqueándolo con cierto nerviosismo.

—Este, sin embargo, se llama barajador de habitaciones —mencionó, intentando tranquilizar a Ergot—. Es... otra novatada de algunas facultades —la sonrisa que dirigió al repoblador debería haber servido para calmarle, pero era demasiado vacilante para conseguirlo de verdad—. No nos vamos a quedar siempre aquí. La cosa es pasar por las habitaciones hasta que una nos conduzca al exterior.

No mencionó que, naturalmente, era imposible cuantas habitaciones se habían barajado allí. Tampoco que, siendo aquello Rocavarancolia, podían encontrarse habitaciones de cualquier tipo.

252 Re: Casa Gamides el 20/09/15, 01:20 am

Tak

avatar
GM
Ayne dejó de escuchar las conversaciones en el momento en que hizo el descubrimiento de la puerta. No le hizo falta buscar su voz para alertar a los demás porque no fue el único en percatarse de lo que había pasado. Después de escuchar el discurso en tensión del repoblador, por suerte, Hal los tranquilizó diciendo que conocía el hechizo y que había un modo de salir. «A lo mejor los rocavarancoleses tienen sentido del humor y todo»
¿Hemos acabado en la casa de las bromas o algo así? Parece un edificio que debiera estar en una feria o algo parecido —comentó con su nueva voz. Seguía sin acostumbrarse.

Cuando dio un paso en aquella habitación de peluches lo hizo sin pensar, llevado por la curiosidad, pero se paró y miró atrás, a los que aún no habían atravesado el umbral.
Supongo que no es buena idea separarse. ¿Venís? —preguntó. A lo mejor los demás preferían probar otras puertas.

253 Re: Casa Gamides el 20/09/15, 01:35 am

Evanna

avatar
Samika se rió, sintiéndose extraña con su voz, cuando Ayne bromeo sobre sus palabras.

-Puedes ser una interesante victima para probar - bromeo con un poco de humor. No es que fuese alguien especialmente tímido, simplemente no se daban la oportunidades de bromear y aquella era perfecta. Twixy's fue mas directa, tocando su cuerpo y logrando que el color llegara momentáneamente a sus mejillas. Al parecer daba igual el cuerpo, se ruborizaría igual en el momento en que la tocaran, suponía era la falta de costumbre.

El ambiente no tardo en cambiar de uno un poco incrédulo y divertido a algo mas inquieto cuando escucho una puerta cerrarse. Por suerte para ella Hal no tardo en tranquilizarlos y suspiro aliviada. Ahora tardarían mas en salir, pero la salida estaba allí, en algún lado.

Siguió a sus compañeros a otra habitación al escuchar el llamado de ¿Ayne?, si ese cabello lila era suyo, cuya voz aun le costaba identificar.

-Hal ¿todos los cuartos de este lugar...?- dejo al respuesta inconclusa, mejor no saber. SI esa casa y sus cuartos eran tan cabrona como la ciudad,  era posible que encontraran cuartos no muy agradables- Cuidad donde pisáis y lo que tocáis -pidió Samika, bastón por delante en todo momento.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

254 Re: Casa Gamides el 20/09/15, 02:26 am

NH

avatar
Fue un alivio saber que los hechizos de la casa eran simples bromas. Sin embargo no iba a sentirse completamente segura hasta que salieran de la casa.

Tanteó con el pie el suelo acolchado, de un verde pastel. Daba algo de pena pisar tanta tela suave con las botas sucias de la calle, pero tampoco se fiaba de quitárselas. Empezó a caminar por la habitación, buscando con la mirada alguna salida. Las paredes estaban cubiertas de papel pintado con dibujos infantiles, pero no parecían tener ninguna puerta, hasta que se asomó a la espalda de un oso de peluche gigante, que ocultaba una puerta de doble hoja de madera clara.

-¡Aquí!- llamó a los demás. Esperó a que todos se reunieran antes de abrir.

255 Re: Casa Gamides el 20/09/15, 02:20 pm

Zarket

avatar
GM
Aquella habitación le parecía casi fuera de lugar en Rocavarancolia. No entendía cuál era el propósito de haberla metido en aquel edificio, pero ya hacía tiempo que había aprendido que usar la lógica en aquel lugar era imposible. Aun así estuvo en guardia, siempre con los hechizos que sabía a disposición de sus manos y sus cuerdas vocales. No se fiaba de que por allí no hubiera alguna clase de trampa.

La siguiente habitación era más grande y, especialmente, alargada. Estaba completamente vacía, pero su pintura era un poco mareante. Paredes, techo y suelo eran del mismo material y estaban pintado igual: un montón de figuras irregulares que se interseccionaban, cada una coloreada de un color distinto a la de las figuras adyacentes, aunque, tras un vistazo rápìdo, Hal comprobó que sólo se habían usado cuatro colores en esa habitación*. El conjunto quedaba chillón y desagradable, pero por suerte a unos treinta metros se veía la puerta.

Sólo llegaron a la mitad. En cuanto el más adelantado llegó al centro de la habitación Hal salió disparado hacia el techo. Apenas había sobrepasado la mitad cuando se sintió caer. Tras un par de segundos se dio cuenta de que estaba en equilibrio en el aire, a mitad del camino entre el suelo y el techo. Igual que el resto.

El carabés gimió, todavía mareado. El corazón seguía latiendo con fuerza del susto momentáneo, pero ahora parecía que el funcionamiento de la habitación se había estabilizado. De momento.

«Quién demonios ha anclado barreras de inercia a cada cara de esta maldita habitación» se preguntó, profundamente irritado. Estaba intentando encararse a la puerta, pero en un espacio así estaba resultando ciertamente difícil.

*Nfdr: la habitación (en pintura, incluyendo techo y suelo) sigue el teorema de los cuatro colores.

Nfdr2: por si no queda claro: al llegar al centro se activó una trampa: primero una barrera de inercia en el techo, y unos milisegundos después otra en el suelo y una en cada pared, creando, así, un campo antigravedad. nare dice que si se acercan mucho a una de las paredes "ganará" esa barrera y se pegarán una hostia.

256 Re: Casa Gamides el 21/09/15, 03:06 am

Poblo

avatar
Kirés simplemente había negado con la cabeza para responder a Twixy’s. Aquella era una información que nunca había considerado relevante y por eso no se lo había contado a nadie, tampoco esperaba que les interesara.

La relativa tranquilidad que tenían en aquel lugar comenzó a desaparecer cuando de repente se quedaron atrapados y aunque Hal había explicado la naturaleza de los hechizos el ave no podía dejar de pensar que habían caído en algún tipo de trampa peligrosa. Las habitaciones que fueron visitando tenían pintas de lo más extrañas todas, pero en la última había algo más que extraños conceptos de arte. Apenas alcanzaron el centro algo se activó y antes de que se dieran cuenta se encontraban flotando en el aire. Pestañeó varias veces ante la pérdida de la horizontal, pero fue el primero en estabilizarse, probablemente debido a su condición de ave.
–¿Hal? Explicación por favor. –El carabés era el mejor capacitado para saber lo que acababa de pasar, y efectivamente lo sabía. Una vez entendió cómo funcionaba aquella habitación kirés se quedó unos segundos pensativos. –Hmmm si eso es cierto entonces debería poder… –El enderth desplegó sus alas y con ellas se impulsó hacia la pared donde se encontraba la siguiente puerta. Funcionó, y en cuanto hubo avanzado poca distancia la atracción de dicha pared superó a la de las demás, provocando que cayera a plomo en esa dirección. Tuvo que dar una voltereta para volver a recuperar la nueva horizontal pero aterrizó sin percances.

–Los que conocéis el hechizo de levitación usadlo y venid hacia aquí. Samika, Ayne, vosotros dos agarraos y Ergot: tú no te sueltes de Twixy’s– En cuanto los dos primeros hicieron lo que el ave les había pedido este conjuró un hechizo de levitación sobre uno de los dos, y con este “tiró” de ellos hacia él. El resto llegaron por su cuenta y tras confirmar que todos estaban ilesos abrieron la puerta y entraron por ella, o más bien saltaron porque debido a los hechizos del cuarto se encontraban en dicha pared como si esta fuera el suelo.

Les recibió el cielo nocturno, y por un mero instante uno pudo creerse que habían salido, solo por un segundo. Ante ellos se alzaba un pasillo que se adentraba en el espacio exterior, o al menos esa era la impresión que daba. El “pasillo”  era en realidad un simple camino de poco más de un metro de anchura, sin paredes ni techo, que se adentraba en el cielo estrellado que los rodeaba como si de un puente se tratara. De hecho no se podía ver pared alguna allí. La propia puerta por la que habían entrado flotaba en el vacío sin ningún tipo de superficie que la rodeara. Eso sí, las vistas eran de lo más espectaculares, y aquel cielo no solo tenía una cantidad enorme de estrellas, sino también nebulosas y todo tipo de formaciones galácticas.

Mirando al frente el camino serpenteaba e iba ramificándose  hasta formar un total de seis posibles rutas, cada una de ellas en una puerta idéntica a la que acababan de cruzar. Tras comprobar que no había detalle alguno que pudiera guiarlos Kirés se encogió de hombros y se volvió al resto –¿Probamos una al azar?

257 Re: Casa Gamides el 21/09/15, 03:31 am

Merodeador

avatar
Las palabras de Hal parecían intentar tranquilizarlo pero la vacilación en la voz del carabés le quito todo poder de convicción. Aun así hizo un gesto de cabeza en señal de comprensión y de supuesta tranquilidad, pero en realidad en aquellos momentos pensaba en lo que bien que le vendría que estuviese allí Emmit para contarle lo aterrado que estaba y preguntarle que era una facultad y las novatadas…

Al final, por sugerencia de Ayne, se pusieron en marcha por la misma puerta que tiempo atrás había sido la entrada a la casa.

La primera habitación que atravesaron era una guarida de peluches y de objetos infantiles, con las paredes cubiertas de papel pintado y los suelos acolchados. Al repoblador le encantó. Y a pesar de las advertencias de Samika, de no tocar nada, Ergot no pudo evitar acariciar varios peluches a su paso.

La segunda habitación le dolió a la vista. Era muy alargada con colores chillones en figuras extrañas pintadas por todas partes, el repoblador agradeció en el alma que la siguiente puerta estuviese bien visible. Encontraba la habitación fascinante y perturbadora en el mal sentido y tampoco ayudaba que a mitad de recorrido entre puerta y puerta comenzasen a flotar, del susto se agarró a los pelos de Ayne al que pidió perdón enseguida. El recorrido hasta la siguiente puerta de repente se convirtió, a los ojos de la planta, en toda una pesadilla pero por suerte y tras una explicación de Hal a Kires se le ocurrió una solución que les saco de allí rápidamente y enteramente ilesos.

La siguiente habitación no era tal, sino más bien un pasillo flotante sin paredes que mostraban el cielo abierto. Era una de las cosas más bellas que hubiese visto en su vida el repoblador. El gran problema con aquel pasillo era que había que decidir porque puerta continuar puesto que había 6 opciones. A la pregunta del Enderth fue Ergot quien respondio:

-Si. Probemos con esa, tiene una puerta muy bonita.-Sus palabras eran dudosas al tiempo que señalaba una puerta blanca, acristalada y con molduras. Pero nadie puso inconvenientes y continuaron por aquella puerta.

La tercera habitación era perfectamente cuadrada y la más grande que habían visto hasta al momento. Los suelos estaban recubiertos de alfombras viejas y mohosas; de tamaños diversos, con patrones dispares sin relación aparente y de colores apagados. Las alfombras estaban sobrepuestas las unas sobre las otras creando un suelo irregular. Las paredes, por otra parte, estaban decoradas en su mayoría de papel pintado con trozos de pared donde habían arrancado a tiras y a cachos el papel a rayas azules y blancas, las humedades habían conquistado gran parte de su superficie. El techo estaba cubierto de moho y mugre negra. Pero lo que más llamaba la atención de esta habitación era que estaba completamente encharcada. De su techo caían decenas de goterones de agua que iban a parar a toda clase de recipientes que constituían el único mobiliario de la sala: cubos de metal oxidados, jarras de porcelana, vasos de cristal, copas de plata, barreños de madera,… Todos rebosando agua y en algunos casos creando incluso charcos, también había algunos de estos que estaban hechos añicos. Las goteras caían a un ritmo rápido, constante y cada una de ellas al suyo propio creando un efecto de lluvia lenta. Había dos puertas que se encontraban en las paredes laterales, la una enfrente de la otra, se notaba que en otro tiempo fueron blancas pero en aquellos momentos estaban llena de manchas y puntitos de moho negro.

Una vez localizadas las puertas con la mirada Ergot se lo hizo saber a los demás a pesar de que seguramente las hubiesen visto al mismo tiempo que él.

-Probemos la puerta de la derec- no, la de la izquierda, Twixy’s vamos a la izquierda.- Ergot estaba asustado por la situación pero empezaba a tomárselo como un juego de azar y eso le animaba a participar.

Intentaron a travesar la habitación intentando evitar mojarse con el agua sucia que les caía encima pero les resulto imposible. Al final llegaron hasta la puerta completamente empapados.

Al abrir la puerta se encontraron en el exterior.


_________________________________________

"Mientras no tengan conciencia de su fuerza no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado no serán conscientes. Éste es el problema." G.O.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 21 de 22.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.