Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Silente
por Dal Hoy a las 14:54

» I Concurso de feofics del rol
por Tak Hoy a las 0:02

» Torreón Sendar
por Reifon Ayer a las 18:10

» El Cuchitril
por Yber Ayer a las 1:01

» La resaca. (Tras el desfile de la bahía)
por Goliat Sáb 9 Nov - 1:43

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Jack

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 98 durante el Mar 13 Ago - 7:13
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40705 mensajes en 770 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » Antiguo Mercado

Antiguo Mercado

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 21 de 22.]

1Antiguo Mercado - Página 21 Empty Antiguo Mercado el Mar 2 Ago - 18:11

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Área llena de puestos y negocios de todo tipo que ha ido creciendo con el paso de los años y cada nueva Luna ve amentado su trajín. La mayoría de comerciantes establecen tenderetes temporales que recogen a diario o con cierta frecuencia, pero el número de pequeños locales fijos también ha empezado a aumentar cada vez más debido a su prosperidad como punto de abastecimiento. El bullicio ha provocado que los negocios más turbios de la ciudad se trasladasen a lugares menos concurridos y obvios.


241Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Sáb 5 Mayo - 20:19

Evanna


La evaki frunció el ceño ante las palabras de Lanor, ¿como podía decir eso? No pretendía jugar con ese tipo de magia que ni siquiera conocían, no era tan tonta, menos cuando ella no iba  ser quien la fuese a utilizar y seria otro quien pagar a los platos rotos por intentar hacerla. No iba a arriesgarse a eso.

-No hablaba de usar ese tipo de magia Lanor, no me entendiste, me refería a preguntar a algún fantasma. ¿Ellos deben a ser capaces de percibir la muerte o algo asi no? Y sin tener que hacer uso de nigromancia- dijo dejando el mensaje en el aire pues todos ellos conocían a un fantasma en particular y aunque precisamente a Samika no le apasionaba especialmente tratar con seres que no podía ver de forma alguna, no quería dejar pasar posibilidades. Porque por mucho que pesara no le quedaba otra que aceptar lo evidente: Ergot no estaba vivo. Pero no por eso iba a dejar que la forma en la que murió fuese algo que cayese en el olvido sin que nadie lo supiera nunca. Le debían eso al menos.

Ni siquiera estaba muy segura de lo que decía, simplemente no deseaba dejar nada sin intentar aunque fuese loco o arriesgado. No podría quedarse tranquila hasta estar segura de que intentaron todo lo que pudieron todos lo que estaban en sus manos poder y mas, para descubrir el porque de la muerte de Ergo y sobretodo, quien lo había hecho. Porque Eara tenía razón, eso no podía hacer sido un accidente. Alguien o algo había matado a Ergo y debían descubrir que o quien fue. << Se acabó la tontería de ir matando a nuestros compañeros y quedar impunes >> pensó Samika apretando los puños con rabia e impotencia.

-Sino, ¿que otra se os ocurre?- añadió volviendo su mirada hacia al forma borrosa de sus compañeros por si tenían alguna otra idea.

242Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Lun 7 Mayo - 4:29

Yber


GM
Rasqa chasqueó la lengua y masticó aire antes de apretar las mandíbulas. Empezaba a cabrearse, no sabía muy bien si con Ergot por morirse, con todos los mercaderes por no tener ni idea de qué había ocurrido o si consigo mismo y el resto de amigos del repoblador por no saber cómo seguir buscando. No se paró ni medio segundo a pensar en que se encontraba más frustrado que dolido por el fallecimiento. Sin embargo, sí le dedicó unos segundos de su mente a lo tenebrosa que podía ser Rocavarancolia en su sentido más literal: ¿cómo podía haber desaparecido tan, tan bien?

Tal vez sea mejor que no sepamos cómo murió —dijo. Su hastío calaba poco a poco en su voz ronca.

A él le daba igual saber cómo había caído Ergot, pero dudaba que otros estuviesen  preparados. Tal vez era lo mejor para ellos: asimilar su muerte sin conocer los detalles, dar por hecho que había pasado lo único que podía pasar y seguir con sus vidas. Resopló, liberando una bocanada de humo gris.

Pronto empezarán las obras de las dragoneras, a los miembros del ejército nos obligan a asistir, pero habrá voluntarios. —Tal vez pareciera que quería cambiar de tema, nada más lejos en realidad. Había escuchado a Ayne y quería añadir algo a su propuesta—. Podemos preguntar allí, si todavía queréis investigar. Es lo único que se me ocurre —reconoció. Sin embargo, más ideas vinieron para desmentir su afirmación—. Eso o sobrevolar la ciudad a la espera de un milagro que no va a ocurrir. O preguntar por un experto en encontrar muertos en los negocios, en lugar de preguntar por Ergot.

Porque Ergot vivo no estaba. Ni poco muerto siquiera. Rasqa no estaba seguro de qué le podía haber pasado: o se lo había comido un trasgo, o lo había decapitado un dullahan, o le había sorbido la savia un vampiro... Tanto le daba en ese instante. Rasqa solo quería volver a la sede para dormir o viajar a algún mundo para desquitarse a fuego lento con la primera persona que pillase. No sabía qué opción le gustaba más en ese instante. ¿Tal vez quemar a alguien y luego dormir sobre sus cenizas?

243Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Miér 9 Mayo - 11:01

Tak


GM
Se notó enseguida el cambio de ambiente cuando por fin admitieron lo que había pasado. Rendirse había sido doloroso, aunque técnicamente no se habían rendido, no en lo que respectaba a averiguar lo que había pasado, aunque no estaba claro si Rasqa prefería dejar las cosas así.
No sé mucho de fantasmas, pero como no le hayan visto morir o él mismo se haya convertido en uno... no veo cómo podrían ayudarnos. Encima solo conocemos a Tesón, y dudo mucho que quiera ayudarnos —respondió Ayne a Samika.

No conocemos a muchos veteranos, pero nosotros podemos preguntarle a nuestro jefe, Jack, si conoce alguna persona que nos pueda ayudar, o tiene idea de algún hechizo más específico para encontrarle —dijo Eara tras la sugerencia de Rasqa.
No teníamos pensado ir a las dragoneras, pero si descubrís cualquier cosa avisadnos cuando podáis —añadió el anima.

Tras decidir cómo investigaría cada uno, volvieron a los refugios. Había bastante por hacer, y Eara le pediría a Ayne en cuanto llegasen que la subiese a la biblioteca de Serpentaria para mirar libros de hechizos. No se sentía capaz de estar quieta.

244Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Sáb 11 Ago - 22:58

Tak


GM
En ocasiones, Ayne dudaba de si el trato que había hecho en sueños era real o no. Sabía que en aquella ciudad había medios para hablar con los durmientes, al fin y al cabo compartía torre con una soñadora. También sabía que había sido tan nítido y real como estar despierto, algo que normalmente no sucedía. Sin embargo, algo continuaba antojándosele irreal. ¿Tenía aquel Corann motivaciones lo suficientemente fuertes como para emplear su tiempo buscando gente que desease ser ayudada y dar algo a cambio? Como quiera que fuese, no pudo averiguar nada acerca de él. Más bien, no supo a quién preguntar, ni cómo sacar el tema. Guardo aquello en secreto y no le dijo nada a Eara, porque probablemente se mostrase reticente a deber un favor a cambio de ser protegida. Al fin y al cabo, no estaba en peligro inminente. «Pero puede suceder en cualquier momento» añadió para sí mismo. La ciudad cada día estaba más revuelta.

No volvió a saber nada de aquel personaje. Tal vez todavía no había encontrado nada que pedirle y, en cierto modo, al anima le aliviaba no tener noticias suyas. Ya tenía bastante con las dificultades para descansar y el mal ambiente generalizado. Eara quería quedarse a dormir en el macetero después del trabajo, ya que decía conciliar mejor allí el sueño, pero el anima trató de evitarlo siempre que fue posible. Si dormía fuera de la ciudad, ¿cómo podría Corann avisarlo si alguien planeaba algo a sus espaldas? Sabía que se estaba volviendo paranoico, y cada día se encontraba más cansado de todo, pero no podía echarse atrás sin más.

Eara se daba cuenta de que a su edeel le pasaba algo, pero, como siempre, tratar de sonsacarle algo era imposible. No quería presionarle demasiado, pero había llegado a creer que podían volver a comunicarse con normalidad, solo para descubrir que no era cierto. Se sintió tentada de hablarlo con Irianna durante el trabajo, solo por desahogarse, pero decidió que no tenía sentido preocupar a otra persona más, e Irianna no conocía tan bien al anima, después de todo. Ni siquiera sus compañeros de criba le conocían bien.

-x-x-x-

El tiempo pasó en un suspiro y casi sin darse cuenta llegó el día de su segunda Luna. El ambiente de anticipación esta vez no les asustó, aunque aurva y edeel tenían sentimientos muy diferentes al respecto. Ayne estaba deseando presenciar otra vez el astro en el cielo, sentir su influjo. A Eara, en cambio, le causaba respeto. Conforme le parecía un espectáculo hermoso, también resultaba aterrador. La única vez que le comentó aquello a su edeel en los días anteriores a la salida de la Luna, este solo le había respondido: «Es que tú no eres un monstruo». No quiso volver a mencionarlo.

El día de la Luna se reunieron con Lanor y Twix para ver la salida del astro y dar un paseo por la ciudad. La expectación era enorme, y Eara se quedaba quieta cada vez que tenía lugar un temblor de tierra. Estaban a la altura del mercado cuando el fulgor rojizo asomó por fin en el horizonte. Ayne se detuvo, e incluso sonrió. «Por fin» se dijo. Llevaba casi un año esperando. Por fin podía sentirse completo. Por fin podía presenciar la Luna sin ser un mar de dudas, sin sentirse un ser grotesco por completo. No había podido disfrutar de la anterior, pero esa vez sería diferente. El influjo de la Luna logró llenarlo de una efusividad que llevaba meses sin sentir.
Un año… Ha pasado un año desde que cambiamos. Y parece que fue ayer cuando llegamos a la ciudad —dijo.
Yo juraría que habían pasado al menos una década —añadió Eara sin alzar apenas la voz.

245Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Dom 12 Ago - 16:05

Zarket


GM
Lanor Gris no estaba del todo adaptado a Rocavarancolia, y ciudadanos como Ayne eran parte de su falta de adaptación. El chico, aun así, seguía siendo su amigo, y por ello escondía los reparos morales que le daba su precio. No era del todo fácil conjuntar a su compañero de criba, que sabía que seguía allí, con el ánima que absorbía almas ajenas, por lo que resultaba más fácil simplemente enterrar aquello en un oscuro rincón de su mente e ignoralro.

El demiurgo contempló la Luna Roja con una sonrisa pletórica, pero tranquila. El poder puro que corría por sus venas se expresaba, sobre todo, a través del vínculo que compartía con sus frenéticas creaciones. Las libélulas volaban sobre sus cabezas, en ocasiones bajando y revoloteando entre su grupo, mientras que sus defensores se posaban en su cabeza, a veces echando algún corto vuelo a su alrededor. Su querida bufanda, como siempre, se posaba sobre los hombros, con sus ojos fijos en el glorioso astro que inundaba el cielo.

A su alrededor la gente reía y festejaba mucho más de lo que vendía. Era raro que hubiera alguna hora en la que el Mercado careciera por completo de actividad, pero en aquel momento ocurría todo lo contrario. Los rocavarancoleses se habían echado a las calles a celebrar la salida de la Luna Roja, y los comerciantes, por supuesto, intentaban sacar tajada además de disfrutar del gran astro.

Alterno esas dos sensaciones —confesó a los sinhadres. Sintió un pinchazo, esperando que a Eara no la apartara demasiado el hecho de no ser una transformada. Nunca había hablado con ella de aquello.

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Libélulas (10): alas de papel enmarcado por alambres, el cuerpo es de metal segmentado y los ojos de unos pequeños cristales verdes.
-Defensores (5): "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son pequeñas piezas de metal segmentadas. Las alas son casi idénticas a las de las libélulas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante (2): esferas de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

246Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Lun 13 Ago - 21:35

Nihil

Nihil
Dama Isis desfilaba por el aire como una auténtica diosa. Un halo luminoso giraba sobre su cabeza como si estuviera santificada, y en cierto modo lo estaba. Aparte, también lucía hechizos estéticos; destellos, relámpagos a pequeña escala que se activaban con el poder de la Luna, estelas de color. Todo compensaba el hecho de que incluso en ese día tan especial tenía que ocultar su esencia de veela, por pura insistencia de las personas a las que quería. Era algo que le fastidiaba, dama Isis no quería pasar desapercibida, quería que todo el mundo la mirara y besase sus pies.

Había quedado con Lanor, Ayne y Eara para disfrutar juntos de la Luna Roja. Cualquier excusa para ver a cualquiera de sus personitas preferidas era buena, y más por un acontecimiento feliz. Estaba cansada de malas noticias. En cuanto los divisó ya reunidos en el mercado saludó desde lejos y se apresuró a flotar hasta ellos.

-Holiiiii ¿No es una noche divina que te rompes? He dejado todo el papeleo de lado para dedicaros la noche. ¡Me apetece fiesta!

Como cuando estaba con alguien de confianza, expresaba su entusiasmo sin contenerse. La frivy era todo sonrisas y risitas de emoción. Fue uno por uno saludando a sus amigos con abrazos y besos y felicitó al demiurgo por sus bichitos. No quiso tocar el suelo (estaba sucio y ella iba descalza) así que se quedó flotando a un par de centímetros de este.

-¿Y bien? ¿Algún plan? Me apetece ver el mar pero de la total pero no sé si será muy peligroso con la tormenta.

Aunque en el fondo sentía que esa noche podía con lo que se le pusiera por delante, tenía que recordar que debía ser prudente.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

247Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Lun 13 Ago - 23:37

Poblo

Poblo
Tras haber contemplado Rocavaragálago en todo su esplendor, Kirés había seguido caminando en busca de eventos interesantes y al final acabó apareciendo en el mercado por un callejón,  atraído por los ruidos de constante actividad.
El lugar hervía de gente y decenas de transformaciones, tanto conocidas como no, festejaban por todas partes y el enderth se sumergió entre la multitud sin dudarlo. En su mundo, cuando se movía por cualquier calle concurrida llamaba enseguida la atención, y una congregación de clinger enseguida se arremolinaba a su alrededor para tener la oportunidad de ver a un enderth de carne y hueso. En aquella ciudad, sin embargo, el ave no era más que una anomalía entre muchas, y las multitudes como la de ahora solo le prestaron la atención justa para esquivarlo si se convertía en un obstáculo.
Aquella sensación de indiferencia, de no importar, de no ser nadie, de poder perderse entre una multitud y desaparecer... era algo que al paladín le agradaba mucho.

En un lugar tan concurrido uno creería que  la posibilidad de encontrarse con conocidos por casualidad debería de ser remota, pero en aquel caso aquella idea no podía ser más errónea. Y el paladín podía agradecérselo a una de sus compañeras de cosecha, ahora conocida como Dama Isis. Comparada con la multitud del lugar, la veela destacaba casi tanto como la propia luna cuando la comparabas con el resto de estrellas minúsculas que poblaban el cielo. De hecho, el enderth se preguntó si tal vez la frivy estuviera intentando, a propósito, recrear el propio contraste del cielo pero con seres vivos.
Una vez encontrada la veela, no tardó en ver también a sus compañeros. Ayne, Eara, Lanor y sus creaciones se encontraban también en el lugar. Tras localizar y reconocer a todos el ave se les acercó y los saludó con una garra, contento de ver caras conocidas aquella noche.

Me alegro de veros. ¿Disfrutando de la luna?

248Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Miér 15 Ago - 17:43

Evanna

Evanna
Aquella era la primera luna que pasaba sin sufrir dolores, aunque si dejándola medio ensordecida a cada retumbar de la tormenta que asolaba fuera de los muros de la Sede. Aun así Samika pese a eso estaba pletórica, sentía  mas ganas que nunca de volar,de surcar el cielo,de esquivar la tormenta como si huyese de ella y al mismo tiempo la persiguiese, quería gritar radiante. De corretear por los charcos bajo la lluvia.

<< Bueno ¿que me lo impide? >>pensó la Evaki cogiendo el armario de su habitación un capucha marrón con gorro, bajando a toda velocidad al escaleras de la sede para dejar que el agua le salpicase, sonriendo de excelente humor, olfateo el aire que parecía cargado de electricidad de humedad y de esa magia que percibía latente en sus amigos pero no en ella misma.

Y así tal cual lo pensó no dudo en recorrer las calles bajo la lluvia sin tener especialmente un dirección a la cual ir, su ecolocalización funcionaba pero con algunas interferencias momentáneas mientras enfocaba su oídos en escucharla y no el ruido de la tormenta, pero igual se las ingenio para encontrar rastro de vida entre la lluvia. Llego apenas al mercado chorreando de la cabeza a los pies, con una animada sonrisa. Sus alas bajo la capucha estaba mojadas pero no tanto como podrían haberlo estado de estar sin protección.

Escuchaba vagamente a la gente sin prestarles una mayor atención a ninguna conversación en especial, hasta que el sonido de una voz capto toda su atención, pues la reconocerla a kilometros, entre un montón de gente y en medio de una tormenta. Literal. La Luna Roja de verdad ayudaba a sus sentidos se volvieran incluso mas fuertes.

-¡Ah, esa es Dama Isis!- exclamó casi sin creerse que en serio el haberla encontrado o de que estuviera en el mercado y de inmediato se digirió hacia donde sus oídos la habían escuchado lanzándose alegremente a abrazar por los hombros a la primera figura junto a la frivy, que resulto ser Lanor, notando que junto a estos estaban las figuras borrosas del resto de sus compañeros alos que no dudo en sonreír.

-Hola, perdón el susto...pero os he encontrado de milagro...dadle gracias a la magnificente voz de Dama Isis, hay mucho ruido - añadió de forma divertida, alejándose un poco del agarre al que había sometido al pobre demiurgo- Perdón Lanor, no quería perderos entre el bullicio... veo aun peor si cabe con esta lluvia -añadió la evaki que al lazarse sobre ellos, se le había caído la capucha y estaba apartándose el pelo húmedo del rostro.

Decir que Samika estaba pletórica era quedarse corto, siendo que la vez que se transformo se paso dos días ciega y sorda para el mundo y apenas si pudo disfrutar de la primer anoche de luna, ahora estaba super animada en comparación, mas de lo que era normal de por si en ella. Lucia mas que nunca como una niña feliz.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

249Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Miér 15 Ago - 22:13

Tak

Tak
GM
Ni Eara ni Ayne llegaron a responder al demiurgo para continuar la conversación, porque Twix los encontró enseguida, y viceversa. La veela era como una señal luminosa entre el gentío, imposible de ignorar. Siempre había tratado de causar impresión en la gente, pero ahora era bastante diferente respecto a cuando solo era una cosechada.

Los saludó efusivamente, a su manera, como si hiciera meses que no se veían. Pero el ambiente era festivo y aquel día parecía perfectamente comprensible. Por un día estaba permitido no pensar en la muerte de Ergot, por un día Ayne tenía permitido olvidar que podía haber hecho una locura para prevenir que Eara terminase como el repoblador.
La costa suena bien. Otras opciones son acercarse a Rocavaragálago o pasarse por la taberna. He oído que habrá música toda la noche —respondió a Twix el ánima.

Antes de que pudiesen debatir nada, otros dos amigos se unieron al encontrarlos en la multitud. «Creo que está claro a quién podemos agradecer esta reunión» pensó Ayne mirando de reojo a Twix con una media sonrisa. Era imposible no verles. Pero realmente estaba agradecido. Aquel día no pensaba en sí mismo como una aberración, echaba de menos aquellos tiempos en que estaban todos juntos en el torreón. La falta de Ergot era notable, pero tal vez su desaparición era lo que los había llevado a ser más cercanos otra vez.
Hacía tiempo que no estábamos todos juntos así, ¿verdad? —dijo Eara, que también sonreía. Habían sido un grupo unido, se habían apoyado unos en otros, y no quería que aquel vínculo llegase a desaparecer nunca—. Samika, ¿quieres secarte? —ofreció, aun si sería su edeel quien tuviese que ejecutar el hechizo. Sabía que su amiga no cogería un resfriado tan fácilmente, pero no podía evitar preocuparse al verla tan empapada y saber que no podía cubrirse de la lluvia como lo estaban haciendo ellos.

250Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Jue 16 Ago - 1:02

Zarket

Zarket
GM
Pronto llegó su amiga veela. Dama Isis resultaba tan exuberante como siempre, en todos los sentidos de la palabra, y su transformación no había hecho nada por mitigar aquello. Más bien al contrario, bien lo sabía él.

Así pues, los saludó con la efusividad que la caracterizaba. Lanor sonrió ante sus cumplidos, con la piel un poco oscurecida en la versión carabesa del enrojecimiento, y le devolvió el abrazo. El demiurgo seguía siendo tímido y poco dado a aquella cercanía, pero después de lo que habían pasado todos ellos habría sido una tontería poner unas barreras innecesarias.

Y después de la muerte de Ergot... No quería estar muy lejos de sus amigos, en ninguno de los sentidos.

Aun así seguía siendo quien era, y por ello sospechaba que su idea de fiesta agradable era un poco distinta de la que tenía la veela.

Es una gran noche, sin duda —concedió, inspirando al mirar hacia la Luna Roja. A su alrededor flotaba la tormenta, se sucedían los terremotos y se arremolinaba el polen de la Luna, todo coronado por la hechicería que flotaba en el aire tanto como en sus venas.

Durante un pequeño instante, al ver las pavesas rojas, se preguntó qué estaría viviendo la cosecha en aquel momento. Sabía por propia experiencia lo desagradable que era el cambio, pero logró echar el pensamiento a un lado con una convicción imposible de vencer. Y es que él también sabía, por experiencia propia y ajena, que al final todos acababan amando el regalo de la Luna Roja.

No tuvo tiempo a contestar al anima y la veela antes de que aparecieran más compañeros. Sin duda habían sido guiados por el llamativo aspecto de la frivy, pero al demiurgo aquello, por una vez, no le importó. Era agradable volver a estar con aquellas personas con las que había pasado aquellos meses tan dolorosos y, a la vez, en los que tanto había aprendido. Y, por encima de todo, era agradable estar con aquellas perosnas que tanto le importaban. Saber que todos estaban bien.

Por ello rio al abrazarse a Samika, agradeciendo su espontaneidad y la luz que suponía. Lanor Gris se sentía pletórico aquella noche, y aunque seguía sin ser gran amigo de multitudes y desconocidos, su deseo de celebrar la Luna Roja junto a sus queridos amigos era mayor que cualquier cosa.

No pasa nada —aseguró a Samika, con una sonrisa. Luego saludó a Kirés antes de contestar a Eara—. Hacía tiempo, sí... Deberíamos vernos más —su voz no estaba tan pletórica como antes, teñida por un poso de culpabilidad. Seguía pasando muchas horas estudiando, y eso cobraba su peaje en tiempo libre—. ¿Y si celebramos juntos la Luna, ahora que nos hemos encontrado?

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Libélulas (10): alas de papel enmarcado por alambres, el cuerpo es de metal segmentado y los ojos de unos pequeños cristales verdes.
-Defensores (5): "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son pequeñas piezas de metal segmentadas. Las alas son casi idénticas a las de las libélulas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante (2): esferas de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

251Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Jue 16 Ago - 2:39

Dal

Dal
Varsai había salido de la sede con Rasqa. Habían decidido dar una vuelta con la Luna en el cielo. Aquella noche hacía un año la licántropa había recibido su don, era especial para ella. Más si tenía en cuenta que esta vez no se estaba revolcando por el suelo de dolor.

Recordaba los sucesos de hacía un año con especial nitidez. Sus huesos rompiéndose, desencajándose, recolocándose. El miedo, el dolor y la euforia animal que le había asaltado. Oh, aquella noche era embriagadora en más de un sentido.

La chica andaba por encima de los edificios con la gracia que le confería su otra forma. El pelaje empapado desde que había salido de la sede goteaba agua. Fácilmente podrían haber puesto a la licántropa a escurrir y habría dado suficiente agua para preparar sopa durante una semana. Aunque primero tendrían que quitar los pelos.

Llegaron al mercado atraídos por el gentío y por la magia que se respiraba en el aire. Varsai aprovechó para otear a la gente de la calle desde su privilegiada posición en las alturas. No tardó en divisar a alguien conocido, y es que dama Isis brillaba con luz propia.

"Eh, están allí Isis, Samika y los demás. ¿No acercamos a saludar?" le transmitió al moloch mentalmente. Cuando éste aceptó Varsaí aceleró el paso y adelantó al grupo, luego saltó al suelo y se plantó delante de ellos.

"Buenas noches. Un tiempo magnífico ¿no creéis?" los saludó moviendo la cola alegremente tras ella. "Como siempre eres una en un millón, querida" dijo acercándose a la veela.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

252Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Vie 17 Ago - 1:43

Yber

Yber
GM
Rasqa estaba disfrutando todo lo que no pudo el año pasado. La lluvia le recordaba al momento angustioso que pasó en la azotea, pero a la vez también al final indoloro de aquel cambio para dar la bienvenida al fuego. Su vida había cambiado exponencialmente, le había dicho adiós a la apatía que lo envolvía todo y había comprendido qué le faltaba en la vida, cuál era su propósito. Sobrevolaba la ciudad a suficiente altura para seguir a Varsai y rugía de júbilo cada vez que se le antojaba.

La lluvia mantenía sus llamas bajas y cubría su espalda de humo blanco, que se entremezclaba con el negro que nacía de su nariz. Pletórico, el moloch agitaba las alas como si hubiese aprendido a volar de nuevo. ¡Así que era esto! La Luna todavía lo bañaba y Rasqa solo podía pensar en lo maravilloso que sería el año siguiente.

La voz de Varsai sonó en su cabeza y Rasqa se tensó brevemente. Daba igual el tiempo que pasara, no se acababa de adaptar a que sonaran voces en su cabeza. Por suerte era la de Varsai y era la única forma que tenían de escucharla, así que después de la alerta siempre se alegraba. El moloch prestó atención y viró en la misma dirección que la licántropa. Aterrizó, se sacudió la lluvia de el cuerpo por costumbre en cuanto pisó el suelo y apagó las llamas, no tenía sentido mantenerlas.

Tuvo que apartar la mirada de la veela, a cuya presencia jamás se acostumbraría. Rasqa se sentía sucio por considerar a una descamada como una criatura bella. Le recordaba a los parqios que probaban a hacer guarrerías con el ganado y le repugnaba. Auqnue desde luego, el ganado no podía compararse con ella.

Aprovechando la conversación que inició Varsai, él añadió:

¿Vosotros también os sentís como si os hubierais tragado un rayo? —la voz de Rasqa no dejaba dudas: estaba siendo una noche para recordar. Solo le faltaba una buena hoguera.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

253Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Sáb 18 Ago - 1:40

Nihil

Nihil
Se pronto su grupo de Maciel estaba al completo (sin contar con Ergot). La veela saludó a Kirés y Samika con la misma efusividad que a los demás, adelantándose a Ayne con el hechizo de secado rápido cuando fue a abrazar a la evaki, llevada por una mezcla de preocupación por la salud de su amiga y pocas ganas de mojarse.

Recibió la propuesta de Lanor dando palmaditas.

-¡Sí! Hace mucho que no nos juntamos todos.

Varsai y Rasqa se unieron al grupo, era como si todos los transformados de la misma cosecha se hubiesen puesto de acuerdo para encontrarse en el mismo sitio. Le frotó las mejillas a Varsai en su forma animal para saludarla pero evitó al moloch. No había tenido mucho trato con él y no quería reconocerlo pero su forma física aún le causaba cierto reparo. Por suerte el parquio no solo no parecía ofenderse con el trato distante de Isis sino que lo correspondía. Tanto mejor. Amplió su escudo físico por si alguien más quería refugiarse de la lluvia.

-Estabamos hablando de hacer algo juntos para celebrar la Luna Roja. Creo que había música en la taberna pero yo quería... POR TODOS LOS ZAPATOS QUÉ FLONCHY'S ES ESO

El grito de la veela, como todo en ella, fue dificil de ignorar. Señaló con el dedo un punto en el cielo. Una ballena, tan gigantesca que parecía querer eclipsar a la propia luna. Dama Isis tenía un cariño especial por los animales marinos, habían sido su inspiración desde que empezó a soñar con ser totaldiseñadora pero el mar violento de Rocavarancolia no le permitía disfrutar de ellas. Pero ahí estaba, la ciudad le estaba compensando, como siempre hacía.

-¡Tengo que verla de cerca! ¡Es preciosa de la total! ¡Vamos, vamos porfi!

Miró a los demás suplicante, dando saltitos en el sitio y juntando las manos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

254Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Mar 21 Ago - 0:16

Poblo

Poblo
No era el único al que el espectáculo visual de dama Isis había atraído. Justo después de saludar  Samika, por un lado, y Varsai y Rasqa por otro, acababan de llegar al grupillo que ahora acababan de formar entre todos.
Intercambió saludos con todos los presentes, pero una vez hecho aquello prefirió mantenerse al margen y fuera del centro del grupo. Si bien no le importaba, el ave estaba más cómodo si no estaba rodeado de gente.
El grito de la frivy sacó al enderth de sus pensamientos enseguida, sin embargo. Más por lo inesperado del contenido de sus palabras que por lo que estaba pasando.

“¿Zapatos?”

Un simple vistazo al cielo fue más que suficiente para identificar el origen de aquel revuelo. Por encima de sus cabezas una criatura gigantesca surcaba los cielos de la ciudad. El paladín no fue capaz de identificar la especie, pero desde luego por su aspecto jamás habría imaginado que sería capaz de volar. Se preguntó si aquello era cosa de algún tipo de magia o si de verdad la criatura tenía algún mecanismo propio para elevarse.
Tras escuchar las peticiones de dama Isis, Kirés volvió la vista al grupo y se encogió de hombros como respuesta.

Claro. ¿Por qué no?

El propio enderth tenía curiosidad de saber cómo funcionaba aquel animal.

Sigue en la Bahía de los Naufragios

255Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Lun 15 Oct - 0:34

Muffie

Muffie

A Kimbra la situación le frustraba bastante. Aún siendo consciente de que las alacenas y despensas de la cocina de la torre estaban siempre a rebosar, la demonio no podía evitar cazar para ocupar su tiempo en una de las cosas que más le gustaba hacer siempre que el estudio y el aprendizaje se lo permitían y de esta manera abastecer de carne la ya abarrotada cocina de Serpentaria. Eso suponía un problema, por lo que Irianna le había sugerido buscar algún negocio, una taberna o un puesto en el mercado en el que hubiera posibilidad de que le compraran la carne que cazaba. Además, el dinero le serviría para comprar armas mejores que aquellas a las que tenía acceso en la torre. Desde que había descubierto la utilidad del dinero tal y como se entendía en la ciudad, la krabelinense tenía una lista de cosas que le gustaría tener entre sus posesiones y que requerían dinero para adquirir. No eran muchas, ya que era completamente capaz de cubrir la mayoría de sus necesidades, pero había aprendido que la austeridad no era del todo necesaria en las circunstancias en las que se encontraba.

Pero aunque teóricamente el plan no estuviera mal, ponerlo en práctica era muy diferente. En Rocavarancolia era bastante fácil encontrar alimento, por lo que la carne de caza no era tan demandada como cabía esperar, aunque la krabelinense pudo sacar algo de dinero por algunas piezas exóticas. Por otro lado, materiales como las pieles o los pellejos sí que tenían demanda, sobre todo si ya estaban curtidas como las que ofrecía Kimbra, por lo que la tarde había sido relativamente productiva.

Se encontraba terminando de cargar la carne que no había vendido en las alforjas de Ámarok cuando un transeúnte se le acercó.

- No he podido evitar fijarme en que tienes un animal muy dócil y sumiso-. Ámarok se giró rugiendo en silencio mientras le enseñaba los dientes. Con un movimiento de la engendro el kerlax se calmó-. Siendo claramente una especie tan grande y fiera- añadió al momento-. Nunca había visto una bestia como esta y parece que cumple todas tus órdenes. Debe ser una montura increíble.

- Lo es- contestó secamente la engendro, precavida sobre las intenciones del desconocido, pero sin dejar de cargar sus cosas sobre el kerlax.

- La verdad es que yo llevo un tiempo buscando un animal como este. Lamentablemente, nunca he encontrado uno tan dócil y no consigo que cumplan mis órdenes, ¿cuánto quieres por él?

Automáticamente las orejas de Ámarok se alzaron en alerta, pero Kimbra guardó la calma.

- No está en venta- contestó secamente mientras seguía ajustando las alforjas.

- Lo sospechaba. No cualquiera querría deshacerse de una bestia como esta. Más teniendo en cuenta lo que debe haber costado. Aunque debes saber que puedo pagar el doble de lo que pagaste por él, si ese es el problema.

- Como ya he dicho, no está a la venta- repitió la engendro-. Si tanto quiere una montura, ¿por qué no doma uno usted mismo?

- Lo haría si eso fuera una posibilidad para mi. Quizás para una demonio como tú sea un trabajo sencillo, pero para un brujo como yo sin dominio sobre seres vivos ni conocimiento sobre ellos se presenta como un trabajo más bien complicado. Además, parece algo muy costoso y prefiero pagar por ello. Lo mío son los hechizos, no el trabajo físico.

Con el ceño fruncido, Kimbra miró la carne que había sobrado, a Ámarok y al desconocido.

- ¿Cuánto estaría dispuesto a pagar?
- Creía que tu animal no estaba a la venta.
- Y no lo está, pero nada me impide cazar y domar otro.
- ¿Podrías hacer eso?
- Pero llevará tiempo.
- Pero puedes hacerlo.
- Sí.

Una amplia sonrisa se extendió sobre el rostro del brujo y no desapareció durante el resto de conversación que mantuvo con Kimbra en la que acordaron qué animal quería que fuera domado, cuánto tiempo aproximadamente tardaría en el trabajo y cuánto le pagaría por ello. Kimbra estaba bastante satisfecha con cómo se habían desarrollado los acontecimientos, pues sin haberlo planeado le había surgido un trabajo viable y gratificante para ella que bien podía convertirse sin problemas en su oficio habitual.

Una vez dieron por finalizada la conversación y la forma de comunicación entre ellos, Kimbra se montó en Ámarok dispuesta a volver a Serpentaria donde ya llegaba algo tarde a la pequeña reunión que Irianna había organizado con Eara, Samika y dama Diurna, pero antes de que pudiera dar la ordena al kerlax de echar a correr, el brujo le hizo una última pregunta.

- A todo esto, no me has dicho tu nombre, demonio. ¿Cómo te haces llamar?

Aquella pregunta llamó la atención de la engendro. Kimbra había estado pensando en cambiarse el nombre desde que se había enterado de la tradición, incluso había pensando en un posible nombre para ella, acorde con su nueva transformación. Pero aunque llevaba tiempo pensándolo, solo en este momento la oportunidad estaba saltando sobre ella. La Hija de Lunas ya había elegido su nombre cuando decidió ser una nombrada, también iba a ser ella la que eligiera su nuevo nombre en aquella ciudad. Quizás la engendro seguiría llamándose Kimbra para sus compañeros de criba, pero la demonio había cambiado su nombre desde aquel mismo momento.

- Estigma.

Sigue en Torre Serpentaria.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

256Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Miér 15 Mayo - 18:55

Leonart

Leonart
Kudryavka

El mercado estaba tan abarrotado como de costumbre. Caras telas, exóticas especias, lujosas joyas y demás creaban un ambiente de diversión pero también de confrontación controlada. Siempre después de los trueques más intensos, tanto los vendedores como los compradores acaban satisfechos. Era pues la base de ese sistema, el trueque. Un trato justo, pactado entre dos personas que buscan sacar mayor provecho de una situación de mutuo beneficio. No era precisamente algo virtuoso, pero tampoco podia decirse que era malvado en intento. Simplemente era. Los intercambios de dinero siempre solian ser con una sonrisa mutua, después de todo, aquello era el mercado, no los bajos fondos. Si alguien tenia asuntos privados de índole siniestra normalmente optaba por lugares más apropiados y con menos testigos. En la paz del mercado, también habia caos, gritos de tenderos publicitandose, algun subidon de voz, pero en particular, en aquella bocacalle que daba al mercado habia un sonido consistente: El de una Risa Simiesca.

El Vánara habia estado pasando algo más de una hora ahí. Era un puesto de trileros y estafadores, prometiendo y engañando a la gente con juegos de mano, magia y, por supuesto, contando con la inocencia de muchos habitantes de Rocavarancolia. Debido a su oficio, los tres trileros presentes a la mesa estaban a su vez rodeados por compinches, algunos actores que hacian como que ganaban para atraer a primos genuinos que tan gentilmente les regalaban su dinero. En total, originalmente, habria unas diez personas sentadas a la mesa y en sus inmediaciones. Ahora alrededor de treinta se habian congregado. El chico habia empezado fuerte, proclamando a los vientos como habia vendido todas sus posesiones y ahorros solo para este momento. Y el saco de dinero que cargaba era considerablemente grueso. Tan grueso que los caballeros de aquella mesa tan cordialmente le habian invitado a jugar. Sin compromiso, por supuesto. Y poco a poco le habian ido sangrando de su dinero, moneda a moneda, jugada a jugada, hasta que al Vánara no le quedaba ni una misera décima parte con lo que se habia sentado a aquella mesa. Pero al fin entendia el juego. Si bien se habia percatado que aquellos estafadores le estaban, bueno, estafando, también habia estado tomando notas mentales sobre los movimientos y ritmos del juego. Puede que tambien contando las cartas. Habia un factor aleatorio, por supuesto, pero con una sola baraja de juego más quince cartas escondias en sus mangas y debajo de la mesa, cartas cuya mayoria ya habian usado, era en aquel momento que se terciaba a ganar.

Y así empezó, poco a poco. Y cuando veian que ganaba demasiado de pronto, volvia a perder y como una marea, se aseguraba que no se confiasen del todo. Con las cartas contadas, los trucos vaciados, y el dinero cambiando manos constantemente, los timadores no veian porque retirarse, pero poco a poco Kudryavka iba recuperando sus pérdidas. Y no solo eso. para el final de la media tarde, estaba sacando dinero. Todo como un ejercicio ya memorizado, pero nunca ganando siempre o muy consistentemente. Los timadores estaban siendo timados y poco a poco los tres se dieron cuenta. Kud se dio cuenta que se dieron cuenta, pero no por artes maestras de percibir a la gente. Sino porque cinco de los matones ahora se encontraban directamente detrás de él. Y Kud reia. Reia cuando perdia, reia cuando ganaba. Daba igual, se estaba entreteniendo bastante. Y las caras sudorosas y molestas de los timadores que ya amenazaban con echarle cuando ganaba todo llegó a un punto, cuando Kud cometió un fallo terrible. Y fue, pavonearse. Cuando las cartas habian sido repartidas, el Vánara, un acto de soberbia ni se molestó en cogerlas. Ya sabia que cartas eran. Los timadores pensaban que aquello era una broma, pero pronto descubrieron que el Vánara podía jugar sin ver que cartas se le habian repartido, desvelando su truco y timo a la vez.
La bocacalle explotó en violencia, a medida que las risotadas del mono y los gritos roncos de los timadores silenciaron al resto del mercado cercano a ellos.
El vánara se coló por debajo de la mesa y optó por corretear entre las piernas de uno de los timadores, sorprendiendo a todos con su agilidad y atletismo. Armas se lucieron a pie de calle, los matones abalanzandose sobre él. Al final de la calle, salió uno de ellos volando, inconsciente y con la nariz rota. Una silla se astilló al estrellarse contra la espalda del mono en mitad de toda la trifulca. Los timadores se unieron a la pelea, y hechizos de impacto empezaron a volar por el aire. Entre una mezcla de suerte, agilidad y muchas protecciones, el Vánara alcanzó un tejado cercano de un salto. Pero aquello no terminó el conflicto, pues con él habia ido todo el dinero sobre la mesa, tanto el suyo como el de los timadores, y, riendo maniaticamente, con los ojos color oliva desorbitados por la broma, comenzó a moverse de salto en salto por los tejados provocando una persecución.

Hechizos de levitación, mezclados con aquellos de localización volaron por el aire, ya que perseguir al Vánara a pie de calle era inutil, y pronto comenzaron a volar hechizos peligrosos por el aire de nuevo. Un haz de color negro le pasó terriblente cerca del cuerpo, forzandole a tomarse la huida en serio. Aprovechando una sección especialmente larga de tejado, invocó su vara y la usó para catapultarse, junto a la suma de las fuerzas de sus miembros inferiores para efectivamente lanzarse tan lejos que le perdieron de vista.

Y así que aterrizó en una zona donde conocia. Con un hechizo de levitación en última instancia, previno darse de bruces contra una pared enladrillada. Con los pies bajo la tierra, los gritos distantes mezclandose con el tumulto del mercado, se escabulló por las sombras con los sacos de dinero. Aquella habia sido una jugada más provechosa de lo que se esperaba. No habia mentido a los timadores, de veras aquellos eran todos sus ahorros tras vender todo aquello que no le era vital. Y junto a lo que les habia... desposeido... juntaba una suma respetable, una que quizas le haria dejar de preocuparse por el dinero durante un buen tiempo. Pero tenia mejores usos para aquella minuscula fortuna que en gastarlo por atrición. Sentado en una esquina, mientras la gente pasaba con sus compras en una de las calles paralelas al mercado, Kudryavka escribia lentamente sobre un papel arrugado. Era una carta, no en un sentido de la palabra estricta. Aunque no habria dirección en ella, si habia nombres y colectivos de personas mencionadas en ella. Era una carta de disculpa muy emocional pero tambien habia mucho escrito reivindicativo, y en la media hora que tardó en escribirla, lo hizo con los ojos enjuagados en lágrimas, pero también en frustración y determinación. Tras un hechizo ignífugo a esta pasó a escribir otra carta. En la segunda carta, con correspondiente y mejor papel, escribió para otras personas. Su gesto más relajado, pero las lágrimas ya corrían sobre sus mejillas. Era una expresión triste, encadenando palabras una detrás de otra pensandolas muy bien, pues serian su legado. Habia muchas disculpas, muchos impases para suplicar perdón al lector y muchas lágrimas que se habian precipitado sobre el papel acabaron arruinando la tinta con la que habia escrito. Distraido, lo acabó por correr con los dedos. De un suspiro de frustración el vánara finalmente la acabó y se la cedió a la mona que le esperaba pacientemente a sus pies.

En una mochila pertrechada, llevaba una carga muy pesada, pero ignorando el porque, su amo y amigo se despidió de ella con un abrazo y la llenó de lágrimas. Kira no lo entendia, porque el chico lloraba. ¿Habia sido el papel? ¿O porque se le habia arruinado las letras de color negro? Sea como fuere, sbia a quienes tenia que llevar los circulos brillantes. Eran sus amigos, y habia crecido bastante desde la última vez que la habian visto, ahora ya era una mona mayor y bastante fuerte. Tan fuerte, que podia navegar los tejados de la ciudad e incluso defenderse de muchos de sus peligros. Y su camino seria rápido e inexorable. Debia entregar aquella carta tan importante en la Sede. Seguro que Kudryavka estaria muy contento de saber que no le habia fallado.

______________________________________

Ahora estaba quieto en mitad del mercado. Demasiado quieto. Como una estatua. Hacia rato que la gente no andaba a su lado y un pequeño vacio le rodeaba en mitad de la calle. Y no era por gusto. Pero el vánara, casi completamente desnudo y con su bastón encantado al hombro, apestaba. Era un olor que pocos reconocian, pero que todos estaban deacuerdo que olia mal. Los más avedizos quizás se habian percatado, pero el chico estaba cubierto de gasolina. En aquel lugar público a nadie le importó, simplemente le dejaron espacio, desconfiados y desinterasados por el manifesto expuesto al metro y algo de él, donde denunciaba el sistema social en Rocavarancolia y criticaba el rey, la economia de la esclavitud y al imperialismo sádico de la ciudad. Suplicaba a todos aquellos quienes le leyeran que intentasen cambiar las cosas. Que amasen al projimo y buscasen la decencia y la justicia allá donde la pudieran aplicar. La respiración del Vánara se entrecortaba con lágrimas. A casi nadie parecia importarle. Los que leian el cartel apenas se detenian, muchos le lanzaban insultos y nadie se paraba. Le extrañaba por una parte, pero por otra se lo esperaba. Así de mal estaba la ciudad. Necesitaba cambios. El mundo podía ser mejor.
Su mirada no dejaba sus pies. Sentado en una postura meditativa, justo enfrente de él habia una caja con cerillas entreabierta. Su mano, medio extendido hacia ella, estaba quieta, paralizada como si fuera una estatua. Tanto le aterraba la muerte. Incluso si le era escogida y anunciada. Pero sabia que lo hacia por algo mejor, algo más grande que él, los placeres de la vida o sus aspiraciones. Ya estaba tardando demasiado, vacilando sobre un hecho que ya estaba decidido. Con un último suspiro, cogió una de las cerillas.


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
Antiguo Mercado - Página 21 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

257Antiguo Mercado - Página 21 Empty Re: Antiguo Mercado el Jue 16 Mayo - 14:26

Giniroryu

Giniroryu
GM
Estaba trabajando en sus encargos más recientes cuando la voz de Kin sonó a través del comunicador. Reconoció su tono como urgente y agitado, por lo que dejó lo que estaba haciendo para prestar atención. En cuanto que escuchó el inicio del mensaje el biomecánico comenzó a comparar tempos. El mercado no estaba lejos y no debería tardar mucho en poder traslocarse allí.
Voy enseguida —anunció antes de trasladarse.

El kairós apareció intangible entre la multitud y enseguida lanzó un hechizo de rastreo. El vánara estaba muy cerca de allí y el irrense se apresuró en llegar levitando hasta su posición, ignorando las exclamaciones e incluso improperios de la gente a su alrededor al haber aparecido de pronto.

Sin alertar de su presencia ni detenerse en tratar de comprender qué estaba sucediendo con exactitud, Archime lanzó un hechizo de parálisis sobre Kudryavka. Al comprobar que el humano llevaba protecciones, el irrense levitó a toda prisa hasta su posición, deshaciendo la intangibilidad por si tenía que detenerlo físicamente. Frunció ligeramente el ceño al notar el olor a combustible, comprendiendo entonces qué pretendía hacer con aquellas cerillas. Realizó un hechizo de atracción para quitarle la cerilla y después hizo lo propio con la caja.
Lo siento, pero no voy a permitir que cometas suicidio —le informó, atento a cualquier movimiento por su parte.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Antiguo Mercado - Página 21 WLJLnOD

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 21 de 22.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.