Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Rocavaragálago
por Zarket Hoy a las 09:38 pm

» Calles
por Giniroryu Hoy a las 05:08 pm

» IMPORTANTE: Sobre la 7ª cosecha y transformaciones
por Yber Ayer a las 11:43 pm

» Torreón Letargo
por Red Ayer a las 10:27 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 08:44 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36154 mensajes en 686 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Taberna del Mago Tuerto

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 23 ... 45  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 45.]

1 Taberna del Mago Tuerto el 02/08/11, 06:14 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Un local oscuro iluminado vagamente por velas y construido en un sótano de piedra. La bebida es buena, pero no puede decirse de los que van allí a beber. No se permiten voces altas los martes y los viernes toca un violinista sin cabeza. También pueden comprarse pociones y algunas sustancias prohibidas.

2 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/09/11, 04:51 pm

Sevent

avatar
No sé cómo he llegado aquí… Lo único que recuerdo es el haber hablado con un extraño hombre joven que vestía unas ropas un tanto peculiares. Me dijo que encontraría a Bonnie y que sólo tenía que hacer un trato con él… Luego me desperté aquí, en este lugar extraño y desolado. Cuando me desperté, tenía mucha sed, así que tuve que beber de esa extraña fuente que había en la plaza. Entonces... Algo realmente extraño pasó. Empecé a hablar en un idioma que no era el mío, a pensar en otro idioma, y por mucho que lo intentaba, no conseguía recordar ninguno de los idiomas que conocía: El inglés, el francés... Ninguno de ellos. Se habían esfumado. Fui corriendo por las calles de aquella extraña cuidad…hasta encontrarme con una taberna bastante lúgubre; y aquí estoy… Entro en el local y al abrir la puerta el tabernero me saludo con una extraña y sospechosa sonrisa…
-Pe..perdone, ¿me podría dar una fanta de naranja por favor?



Última edición por Sepalian Xila el 01/09/11, 05:08 pm, editado 1 vez (Razón : Descripción del cosechador)

3 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/09/11, 05:23 pm

Sepalian Xila

avatar
Un trasgo bajito se giró tras la barra.
-¿Una... qué? ¿Y qué hace aquí un cosechado? Oye, niño, ¿tienes oro o no?
-¿Pero cómo narices va a tener dinero un cosechado? -gruñó un brujo sentado a una mesa alzando su jarra de licor gris- Menudo lerdo está hecho.
El escuchimizado trasgo refunfuñó algo y luego se dirigió hacia Will.
-¡Fuera de aquí, mocoso!


_________________________________________

4 Re: Taberna del Mago Tuerto el 02/09/11, 09:36 pm

Sevent

avatar
El tabernero me grito brutalmente, en ese momento me fije en su cara, era la cara de un monstruo
Mis piernas se movian solas, sali de ahí corriendo, y gritando:
-AAAH SOCORRO!
Llegue a un torreon y llame a la puerta desesperadamente, tenia que haber alguien dentro, las luces estaban encendidas
- AYUDA -grite


_________________________________________

Ven conmigo,Ven conmigo por la ciudad,ven conmigo, desatemos un vendaval, esta noche, no me importa lo que dirán

5 Re: Taberna del Mago Tuerto el 26/09/11, 11:59 pm

Cain

avatar
La taberna estaba casi vacía y los pocos que había bebían en silencio, lanzando miradas nerviosas a la puerta y al trasgo que limpiaba jarras de cerbeza tras la barra. Una alegre música de violín sonaba en toda la lúgubre estancia. Un hombre de estatura media, vestido con un traje raído y polvoriento de concertista tocaba un violín de brillante madera oscura con una gracia y un entusiasmo que contrastaba con el ambiente de la taberna. Era como si nada de lo que ocurría a su alrededor fuese con él. La gente a menudo se preguntaba cómo podía sostener el violín careciendo de barbilla, pero él siempre se limitaba a encongerse de hombros. La niebla negra que surgía del corte limpio de su cuello bailaba con los bruscos movimientos del músico, trazando ondas, arcos y a veces hasta anillos de oscuro humo...


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

6 Re: Taberna del Mago Tuerto el 27/09/11, 07:51 am

Elliot

avatar
Andaba por las calles como una muerta. Sin mirar nada, sin un rumbo fijo. Seguía mis pasos allí a donde me llevasen sin preocuparme por el destino. Caminaba por el simple gusto de caminar. Jugaba a ver formas en las sombras, que me hablaban y a las que yo podía contestar, olvidándome por unos segundos de que no tenía boca de la que pudiesen salir sonidos. Las sombras sombras tomaban la forma de Vacuum y de Cain en ocasiones haciendo que un escalofrío recorriese mi cuerpo, pero que se deshacían demasiado rápido. No paraba de pensar en ellos. No podía parar de pensar. Mi silencio hacía que las palabras se acumulasen en mis ideas y notaba como iba a estallar dentro de poco si seguía así. Me sentía encerrada en mi misma. Quería verles... pero tenía miedo. Un miedo distinto a todo el anterior. Ya no me van a querer. No me podían querer. ¿Quien me iba a querer así? Muda, sin expresión... sin cabeza. Un monstruo. Un monstruo débil e indefenso. Sin poderles explicar nada. Sin poderles decir lo que pienso. Sin poderles decir que les quiero, aun estando así, aun siendo así. Notaba la lluvia cayendo sobre mi piel, pero no me importaba. Realmente nada me importaba. Solo podía ver el rojo de la luna reflejándose en las gotitas que caían al suelo. Todo era demasiado rojizo, tanto que el pelo que llevaba cogido en la mano, ahora me parecía mas pálido y triste que nunca. Y mientras fuera estaba lloviendo, había una tormenta en mi interior. Una parte de mi se negaba a aceptar esto. Se negaba a admitir que nunca volvería a la normalidad, que esto era mi presente y mi futuro. Esta parte, me gritaba que tan solo era un sueño. Que todo era una mala pesadilla y que despertaría abrazada a Vacuum de un momento a otro, o incluso, que despertaría oyendo el ruido de botellas estrellarse contra la pared de la casa de mi padre. Si, deseaba volver. Estaba asustada, mas que nunca. Asustada y sola. Pero había otra parte de mi... había otra que se quedaría mirando a la Luna de por vida. Que quería el cambio, que lo ansiaba. Como si me hubiesen liberado de todas mis ataduras. Como si lo único real que existiese fuese esta nueva energía que hacía estremecerse a la ciudad entera. Parecía que siempre hubiese vivido entre sombras y ahora lo viese todo. Y realmente podía ver mucho mas, aunque no tuviese ojos que hiciesen el trabajo. Podía ver formas que antes serían imposibles, contornos demasiado bien definidos, colores extraños. Todo parecía mas intenso. También podía oír mas. Oía todo. Podía escuchar el ruido de las gotas impactando contra mis hombros como si se tratase de misiles estrellándose. Oía como los muros se contraían y expandían como si estuviesen latiendo. Y también escuchaba música. En quien primero pensé fue en Vacuum, pero rápidamente advertí mi error. Él no tenía un violín. La melodía parecía llamarme, y, puesto que no tenía ningún sitio mejor al que ir, decidí seguirla. La música me condujo a través de calles de calles estrechas y ruinosas, hasta llegar a una pequeña construcción de piedra gris, en el que había un letrero que anunciaba una taberna. ¿ Aquí? ¿Una taberna en una ciudad como ésta? Abrí la puerta despacio. Las tabernas eran mi segunda casa. Cuando vivía en la tierra mi padre tenía pase VIP a ellas y, todas las noches me tocaba salir a buscarle entre jarras de cerveza, suelos llenos de serrín y toscas mesas de madera, para traerle a casa. Aunque claro. Por aquel entonces tenía cabeza... y ropa. Advertí que solo llevaba puesta la ropa interior. Bueno. Creo que lo de la cabeza es mas grave que lo de la ropa. Bajé las escaleras que daban al sótano despacio, sin atreverme a hacer ningún ruido. Abajo un par de velas iluminaban el local y me permitían ver al bicho que había detrás de la barra y a las pobres almas en pena que miraban la vida a través de la jarra de cristal. De no ser por sus grotescas formas, no habría diferencia entre este bar y cualquier otro de la tierra. Mismas caras tristes, mismo olor a rancio y a polvo. Pero todo quedó en un segundo plano en cuanto miré al violinista. ¿Pero que...? Me quedé durante unos segundos de pie, allí plantada como un maniquí, sin apartar la vista. No podía ser... Fui hasta una de las mesas que quedaban mas alejada y me senté en el banquito de madera, esperando a que la melodía acabase. No quería interrumpirle y... de todas formas tampoco podía preguntarle nada ni hablar con él. Otra vez me sentía demasiado sola dentro de mi misma, sin poder expresar lo que sentía. Dibujaba pequeñas formas con el dedo sobre la mesa, tratando de distraerme, pero nada conseguía apartar mis pensamientos de el hombre sin cabeza que hacía vibrar la sala con su violín y de Cain y Vacuum de los cuales no sabía absolutamente nada, y no sabía si ellos querrían saber algo de mi.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

7 Re: Taberna del Mago Tuerto el 27/09/11, 02:46 pm

Red

avatar
Cain y yo avanzamos juntos, la lluvia empapa mi cara y resbala por mi cuello. Llevo las alas cubiertas con el abrigo que me he echado por los hombros, no creo que sea buena idea que se mojen. La ciudad tiembla, una extraña energía se palpa en el ambiente, chispas rojas surcan el aire a nuestro alrededor y me siento poderoso, capaz de hacer cualquier osa. Sacudo la cabeza enfadado, me recrimino por pensar en estupideces, tengo que hacer algo mucho mas importante, tengo que encontrar a Elliot, de verla y saber que esta bien, aunque halla cambiado siempre seré suyo, como soy de Cain, y si ella pretende alejarse la perseguiré hasta el fin del mundo, no permitiré que os deje. El contacto del italiano me reconforta, estrecho su mano con fuerza y me pego mas a el, se que no le asusto y eso me reconforta aun mas, no me ha rechazado a pesar de parecer un bicho. Le rodeo con un brazo y froto mi cabeza contra su oreja, con cuidado de no hacerle daño con los cuernos, su aroma me excita sobremanera pero ahora no ...
-Te quiero - le susurro - ... y la quiero, hay que encontrarla, no podemos dejar que se aleje ...
Seguimos caminando un rato, cuando de repente empezamos a escuchar una música de fondo, el sonido de un violín resuena en el ambiente, transportado por el viento pongo atención, creo conocer la música, pero el repiqueteo de las gotas me impiden identificarla, decido seguirla y tiro un poco de Cain en la dirección de la música, llegamos a un edificio gris en el que un letrero anuncia una taberna. La música del violín sale de las puertas del local, por fin la identifico. Es Paganini, o al menos se parece mucho a su Capricho nº 24, lo conozco por mi tía, le encantaba Paganini ... Entramos a local y bajamos hasta la zona de mesas, es un lugar lúgubre, bastante decadente, como las personas que hay en el. El violinista parece ajeno a lo que hay a su alrededor, toca sumido en su mundo. Me doy cuanta de que no tiene cabeza y me acerco un poco, pero no puede ser Elliot, ella esta sentada en una mesa alejada y resguardada. El corazón me tiembla al ver que no tiene cabeza, pero me conozco demasiado bien su cuerpo como para no reconocerla, y la cabeza que descansa a su lado la delata. Me acerco tirando de Cain y doy dos pasos en su dirección, le paso mi abrigo por su cuerpo desnudo y hago un amago de abrazarla. Pero las dudas vuelven a mi, soy un monstruo, no quiero asustarla, me echo hacia atrás y me cubro con la bufanda, dejandole el trabajo a Cain, que no ha cambiado físicamente. Yo me quedo un poco apartado, pero no dejo de mirarla, de perder mi mirada en la niebla que sale de su cuello, quiero decirla cuanto la quiero, cuanto la necesito, cuan importante es para mi. Pero no puedo, no quiero asustarla, aun así no dejo de pensarlo ... <<Te quiero, te quiero, te quiero ... >> ... llega un momento en que mi pensamiento resuena en mi cabeza, pienso en la criatura de la plaza, en mi "hermano", ¿habré conseguido que Elliot me oiga?, estoy pensando con tanta intensidad que estoy seguro de que Cain también me ha oído si en verdad e proyectado mis pensamientos ...

8 Re: Taberna del Mago Tuerto el 27/09/11, 06:03 pm

Cain

avatar
Cain se deleita con la música, la lluvia fría mojándole, el abrazo de Vacuum... La Luna guiaba sus pasos como si estuviese en un trance, perdido en el cosquilleo mágico que le recorría todo el cuerpo. A pesar de su tranquilidad, en lo más profundo de su mente un sentimiento de urgencia le asalta. Le da un beso suave a Vacuum, asegurándole que la encontrarían, y tenía razón; allí estaba ella, ensimismada por el violinista, luciendo su cuerpo esbelto con una naturalidad que a Cain le quitó la respiración. Según se acercaban su corazón se aceleraba... No estaba muerta, realmente no lo estaba, se había convertido en una criatura de cuento, en un ser de fantasía... y extrañamente le encantaba, al igual que le espantaba. Vacuum cubrió a Elliot ocn su chaqueta y fue a abrazarla, pero dudó y se alejó, de la misma forma que se había alejado de él antes. Caín bufó, le dio un pequeño empujón a Vacuum y le miró con una ceja alzada, antes de estrechar a Elliot entre sus brazos y llenarle el cuello de besos.
-Me asustaste- le susurra, su voz empezó a quebrarse.- Pensé que habías muerto, pensé que no volvería a verte, y Vacuum...- mira al griego y sonríe- Vacuum es tonto y se cree que vas a tenerle miedo- le tira de la bufanda y le atrae abrazándole también- Sigues estando buenorro, idiota, aunque seas campanilla- se mofa besándole el pecho, ocultándose entre ambos como tantas veces había hecho- No volvais a asustarme, nunca, ni se os ocurra...


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

9 Re: Taberna del Mago Tuerto el 27/09/11, 11:16 pm

Elliot

avatar
Estoy perdida en mi misma, viendo las manos del violinista moverse, dejando que la melodía me envuelva, y me distraiga de todo. Necesitaba un respiro, unos momentos para olvidarme del mundo. De haber podido beber, mi padre sería un abstemio a comparación mía en este momento... pero no podía. Me limité a seguir las vetas de la madera con los dedos, sin fijarme en nada mas. Concentrándome en esa única acción como si la vida me fuese en ello. La gente entraba y salía de la habitación. Cantaban, hablaban, bebían, discutían... pero yo no me fijaba en ellos. Para mi no eran mas que moscas revoloteando a mi alrededor. Aunque pude oír y notar a las dos formas que estaban entrando en la habitación bastante antes de que lo hicieran, no me moví. Quizá fuese mejor que se fueran... que me olvidaran. A lo mejor no me ven... siempre es mejor que crean que he muerto a que me vean como un monstruo... a que me odien... a que me teman. ¿Pero no había sido un monstruo toda mi vida? Un monstruo humano entre humanos. ¿No me temían? ¿No me odiaban? ¿No era eso peor que esto? ¿No me había dado siempre igual? Si, nunca me había importado ser la mala de la película, es mas, me gustaba... pero nunca antes había querido a nadie igual... nunca antes había tenido miedo de perder a alguien. Me encogí en mi asiento, tratando de ser tan invisible como pudiese. Una figura pasó por delante, y, aunque yo tenía la mirada clavada en la mesa, me era imposible no notar lo que pasaba a mi alrededor. ¿Donde están? Ya deberían de haber entrado. Veia a Cain... pero... ¿Y Vacuum? No quería mirar... si lo hacía sabía que no podría controlarme. Una figura alta y oscura se acercó. Mi primer instinto fue alejarme, huir... o atacar... pero había algo... extraño en la forma en la que venía hacia mi. Sigo sin moverme, sin mirar, sin hacer nada. Cain también se acerca. Algo calido me rodea y me doy cuenta entonces de que el bicho que está a mi lado me ha puesto un abrigo. Sin querer, mi atención se centra en él por un instante. Dudo entre pegarle o salir corriendo, pero entonces sus ojos verdes me atrapan. No. No puede ser. Agradezco el no poder mostrar mis sentimientos en ese momento... no hubiese sido agradable. Miedo y confusión, dolor, y una extraña alegría luchaban por invadirme completamente. Era él, era Vacuum. Indudablemente. Su bufanda sus ojos, su olor, su calor. El chico hizo el amago de abrazarme, pero se echó hacia atrás. Yo seguía hierática, absolutamente inmóvil, sin saber que hacer. Quería que me abrazase. Quería que lo hiciese. Pero a la vez tenía miedo. Cain, que estaba mi lado soltó un bufido, y le miré aunque seguía quieta. Me rodeó con los brazos dándome besos en el cuello. Levanté mis manos un poco, para rozarle la cara mientras le escuchaba. ¿Miedo...? No.. no era miedo... yo le quería. Seguía queriéndole. Entonces oi unas palabras, claras y altas en mi cabeza. ¿Que demonios era eso? La voz de Vacuum. Seguro. Por unos segundos solo pude concentrarme en él. "Yo mas, te quiero mas... te quiero... no te vayas, no me dejes... no... " pensé todo lo fuerte que pude. Quería que me escuchase... ¿podría escucharme? Si, por favor.. quería hablar con él... no puedo estar en silencio para siempre. Cain atrae a Vacuum. Levanto una mano hasta la cara del griego, tocando sus labios como si así pudiese besarle. Si pudiese llorar, en ese momento lo haría a mares. No mas besos. Nunca mas probaría el sabor de su boca. Pero les tenía. Les tenía a ambos. No de la misma manera, pero eramos los tres. Abracé a Vacuum con tanta fuerza como pude, olvidándome que estábamos en medio de una taberna llena de gente. Le abracé como si quisiese fundirme con él, como si no existiese nada mas en el mundo. Si, podría haber cambiado por fuera... pero era él, por dentro lo era. ¿Seguía siendo yo la misma? No... yo había cambiado por dentro y por fuera. Lo sabía, era indudable. El monstruo humano había muerto junto con mis palabras, pero podía notar como de sus cenizas surgía otro... otro al que el fuego que le había consumido durante su vida ya no le asustaba. Mientras, una parte de mi tenía la mirada fija en Cain. ¿Porque él no había cambiado? ¿Por que seguía exactamente igual? ¿Seguían los demás igual también? ¿Y Gael? ¿y Jack? ¿Estarían bien? Las preguntas se agolpaban en mi cabeza, pero no tenía manera de resolverlas, no tenía manera de hacérselas llegar. Solté a Vacuum para volverme a sentar normal, con las manos sobre las rodillas.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

10 Re: Taberna del Mago Tuerto el 28/09/11, 01:21 pm

Red

avatar
Cain me propina un empujón al ver que me alejo de Elliot, me dirige una mirada inquisitiva y rodea a Elliot con lo brazos, llenandole el cuello de besos. Quiero acercarme, lo deseo con todo mi corazón, pero a pesar de la mirada de Cain las dudas siguen ahí. Oigo como Cain le dice a Elliot lo asustado que ha estado, el mal trago que le ha echo pasar, el temor que ha sentido al creer que estaba muerta. En respuesta a mis pensamientos los de Elliot resuenan en mi cabeza, me cuesta entenderlos, no tengo práctica, pero entiendo el significado del mensaje, sonrío ante esto, feliz de que no me rechace, lo que hace mas llevadera mi transformación. Cain me mira y hace un comentario que me saca una sonrisa, Campanilla si ... tira de mi bufanda y me acerca hasta ellos, me estrecha con fuerza y se esconde entre Elliot y yo, como protegiéndose. Sus palabras me hacen temblar y le beso el pelo con cariño, abrazando a Elliot con fuerza, no queriendo separarme de ellos. Los dedos de Elliot rozan mis labios y los siento como un beso, me estremezco por su contacto y la posibilidad de no volver a probar sus labios me estremece, pero esta bien, esta con nosotros, eso es lo importante ...
-Claro que no, no era nuestra intención asustarte - le digo en voz baja - ... y no lo haremos mas ...
Hago un esfuerzo tratando de captar los pensamientos de Elliot, y capto sus dudas y temores, sus miedos y preguntas. Nos deja de abrazar y descansa las manos en sus rodillas. Yo las estrecho entre mis largos dedos, apretándolas con cariño ...
-Basta, no sigas por ahí - le digo - ... tu eres tu, y aunque la Luna te halla cambiado por fuera seguirás igual por dentro, al menos tus sentimientos por nosotros y por tus amigos no cambiaran ¿verdad?. No quiero que pienses así de negativo, nos tienes a nosotros, que no te vamos a dejar marchar ...
Miro a Cain y le explico lo que puedo hacer, y le digo las dudas que tiene Elliot, ademas le hago una pequeña demostración. Pienso con fuerza, concentrándome en Cain ... <<Te quiero ... >> ... pero el esfuerzo me provoca un pequeño dolor de cabeza, apenas lo controlo bien, y el esfuerzo es malo, tengo que practicar ... miro al violinista y me doy cuenta de que la misma niebla negra que le sale del cuello a Elliot, le sale al violinista. ¿Serán de la misma "especie"?, como el bicho de la plaza y yo ... ¿podría enseñarle a Elliot como es su transformación? ... mientras le miro y mil preguntas surcan mi cabeza, el violinista termina de tocar ... dudo si llamarle, pero parece que se ha percatado de la presencia de Elliot.

11 Re: Taberna del Mago Tuerto el 28/09/11, 02:22 pm

Cain

avatar
Cain medita lo que Vacuum le cuenta. Comprende las dudas de Elliot, es un cambio brutal, pero por muy insegura que estuviese Cain sabía que la pelirroja tenía garras suficientes para afrontarlo y si en algún momento le faltaban ya se ocuparían ellos de sostenerla hasta que pudiese hacerlo por sí misma. Apoya la cabeza en el hombro de Elliot y mira distraído la niebla que emana de su cuello, es hipnotizante...
-Sigues oliendo como siempre...- le dice-Para mí no has cambiado- auanque en verdad echaba en falta los labios de la pelirroja, el sabor de su boca y sus ojos... Envidiaba que Vacuum pudiese oir su voz, dentro de su mente. Mira al griego de soslayo y se percata de que algo ha llamado su atención... siguiendo la dirección de su mirada ve al violinista, que ya ha dejado de tocar y se aproxima a ellos... No, se aproxima a Elliot. Cain se tensa un poco pero mira con curiosidad al extravagante músico que hace desaparecer el violín y saluda con una reverencia. Luego toma la mano de Elliot y hace amago de besarla, la niebla roza la mano de la chica, que siente una suave caricia, como de terciopelo. De su bolsillo saca una pequeña libreta de papiro y la muestra. Un mensaje escrito con elegante caligrafía empieza a formarse en él:
''Ciertamente ha sido una agradable sorpresa el encontrarme con alguien de mi misma especie. Los dullahan no son muy abundantes por aquí, incluso me atrevería a aventurar que soy el único dullahan aquí aparte de usted... Lamento no poder presentarme debidamente, pues hace ya mucho que olvidé mi nombre, pero ¿sería tan amable de decirme el suyo y el de sus acompañantes? ¿Es acaso usted una nueva cosechada?

Cain dejó el hombro de Elliot y miró la libretita, y el extraño símbolo que flotaba sobre ella.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

12 Re: Taberna del Mago Tuerto el 28/09/11, 09:33 pm

Elliot

avatar
Vacuum sonríe. ¿Sonríe? ¿Me ha escuchado? ¿Lo ha conseguido? Sonríe... algo que tampoco podré volver a hacer. Ahora me arrepiento de todas las sonrisas desperdiciadas que he tenido en mi vida. Nunca pensé que las echaría de menos. El griego se acerca a nosotros y me abraza. Cuando le toco los labios se estremece e, instintivamente aparto mi mano. El chico le dice a Cain que no le asustaremos mas... ¡pero yo no he dicho eso! ¡Yo no puedo prometer eso! Pero tampoco puedo quejarme, ni reñirle por hablar en mi lugar, ni nada... No quiero volverles a asustar, pero no se si volveré a hacerlo. No se lo que va a pasarnos. ¿Y si al cambio sigue? ¿Y si esto solo es el principio de la transformación y cambiamos aun mas? De pronto noto algo extraño deambulando entre mis ideas... ¿Que...? Vacuum vuelve a abrazarme y comienza a hablar... ¿¡Se ha metido en mis pensamientos!? Un calor repentino inunda mi cuerpo. ¿Porque lo ha hecho? ¡Eso no está bien! ¡Mis pensamientos son míos! Es lo único completamente mío que me queda. Cruzo los brazos enfadada, pero, al no tener expresión, el gesto bien podría interpretarse por frío o por aburrimiento. ¡Y encima comparte todo lo que pienso! ¡Perfecto! ¿¡Porque no te compras un megáfono y vas volando por toda la ciudad pregonando mis dudas, chico!? Bah... Contrólate chica... contrólate... Me concentro en las palabras de Cain, mientras trato de calmarme. Puedo ver a Vacuum mirando al violinista, que, para mi sorpresa se acerca a nosotros. El tipo coge mi mano. Mi primer instinto es retirarla, pero no creo que sea conveniente hacerlo. Necesito información. Necesito saber. De mala gana dejo que acerque su mano hasta por encima de su cuello, donde siento un cosquilleo extraño al tocar el humo. Retiro la mano rápido, dejándola encima de la mesa, mientras el hombre saca una libreta. Lentamente comienzan a aparecer letras sobre el papel, como si estuviese escribiendo. Leo despacio lo que pone. ¡Oh por dios...! Encima de ser un bicho sin cabeza... estoy en peligro de extinción... ¡Que divertido! Pues como la salvación de la especie dependa de nosotros dos... va listo...
Me quedo un rato mirando las letras sin mover un solo musculo. Las letras comienzan a deshacerse, como si el tiempo estuviese volviendo atrás. El hombre saca una pluma de su bolsillo y me la da. A practicar caligrafía... ja, ja... cojo la pluma sin muchas ganas y me quedo pensativa. La última vez que alguien me pidió el nombre casi acabamos muertos. Además... algo dentro de mi... ya no se sentía como Elliot. No al menos en ese momento. Levanto la pluma sin saber muy bien que poner, pero cuando la apoyo sobre el papel, mi mano se mueve sola, trazando una única palabra. "Deatach" Realmente no sabía porqué la había puesto. Había surgido de mi mano como si llevase esperando toda una vida para poderla escribir. Deatach. Sonaba bien. Demasiado bien. Humo. Eso es lo que era. Simple humo atrapado en un cuerpo. Si. Deatach me parecía mucho mas apropiado para mi que Elliot en este momento. ¿Que pensarían Cain y Vacuum sobre ello? Yo era una persona nueva... ¿Porque no iba a tener un nombre nuevo? Pero algo dentro de mi se quejaba. No podía concebir a ninguno de los dos llamándome por cualquier otro nombre que no fuese Elliot. Para ellos, con ellos, yo era aun la misma niña de antes de la Luna. Sonreí internamente. Si. Podía ser dos personas a la vez... llevaba siéndolo toda mi vida, solo que ahora tenían nombres distintos. Uno para los que amaba, otro para los que odiaba.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 45.]

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 23 ... 45  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.