Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por Zarket Ayer a las 09:38 pm

» Faro
por Giniroryu 21/11/17, 04:40 pm

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Jack 21/11/17, 11:43 am

» Plano de los sueños
por Naeryan 20/11/17, 09:50 pm

» Torreón Letargo
por Evanna 19/11/17, 07:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35980 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Puente del Abismo

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 7.]

1 Puente del Abismo el 01/11/11, 08:54 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Profunda hendidura mágica en la tierra que trata de persuadir de un modo ligeramente hipnótico a los que se acercan para que salten a su interior y abandonen la vida. Las víctimas se cuentan en centenas.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 22/02/13, 04:15 pm, editado 1 vez


49 Re: Puente del Abismo el 10/03/13, 05:49 am

Leonart


Toima

Hipo. Tan pronto como habia silencio entre las palabras de los dos, tan pronto comenzo a llenarse el vacio de los hipos de Toima. Su cara teñida del color del vino y su mirada perdida por todo el lugar, no faltaba su caracteristica dejadez al hablar debido a su estado de ebriedad.
-¿Dioshes?-soltó una carcajada estridente y prolongada, como si lo que hubiera dicho el abismo era cosa de crios.-¿Cuántosh Dioshes he oido que exshisten? A patadash de ellosh... Todosh ellosh prohibi-se trabó la lengua.-¡Prohibien! ¡Esho! Todosh ellos prohiben coshas aleatoriash como... no bebas... no matesh... no te lavesh los piesh los viernesh... y a shaber que más polladas sholtaran, y llevo toda mi vida mandando eshas coshas a tomar por culo y no me ha caido ninguna ira divina.-soltó una carcajada, más corta.-No eresh ningun diosh... eres una cosa-majiko-rrrrrrarrra y te odio. Pero no eresh un diosh, no tienesh poderesh realesh...-la influencia del abismo sin duda le hacia mella. Por dentro, estaba aterrado y comenzaba a no coordinar sus movimientos. Un paso en falso podria costarle la vida. Vio cuan peligroso era el abismo y se dio cuenta que hacerse el valiente le podria salir extremadamente caro. Tragó saliva al ver que no hubo nueva respuesta del abismo. Aquel lugar habia decidido no contestar más, aún así, Toima no se dio por vencido y e intentó apelar al honor del mismo, insultandole.
-¿Sabes lo que piensho?-dijo señalando acusadoramente al abismo con el dedo indice, mientras que con la otra mano sujetaba la segunda botella, a medio vaciar ya.-Piensho que estas sholo... Sholito como la una~-canturreó.-Y por esho quieres tragarte a tanta gente. Pero no...-chasqueó la lengua varias veces.-No puedesh llevarte a mish amigosh. Shon miosh.-dijo en un tono que podia pasar por amenazante, pero que obviamente era imposible reconocerlo como tal debido a la voz ebria del ulterano.-Por esho... eres un cobarrrrrrrde...-un hipido cortó lo que iba a decir y se dio cuenta de que ya tenia medio pie asomandose a la grieta, dispuesto a dar un paso, un paso mortal. Antes de darse cuenta de la peligrosa situación en la que estaba, sus ojos captaron movimiento a su espalda.

Tania

La figura menuda de Tania esprintó a toda velocidad hacia donde estaba el ulterano. Sin pensarselo ni una vez, no miro al abismo, ni al gigante albino. Sabia que intentar arrastrar al ulterano fuera de aquel lugar seria imposible asi que habia decidido en un instante la manera de sacar de ulterano de ahí. Se agarró a la bolsa en la que aun quedaba una botella y echó a correr en la dirección contraria al abismo. En el segundo, segundo y medio que puso pie en el hechizo del abismo, este comenzó a susurrarle palabras ladinas al oido, Y, fuera gracias a la determinación de la chica, o gracias al escaso tiempo que habian estado en contacto, logró barrerlas de su mente casi completamente, sin que esto afectara a su carrera. Toima tardó unos segundos en reacciónar. Cuando se dio cuenta de que la nublina le habia robado la bolsa con la última botella, dejó caer el vidrio vacio que tenia en la mano, que siguo hasta internarse en el vacio del abismo con el sonido de cristales rotos, y echó a correr detrás de la nublina, claramente enfadado.
-¡Devuelveme el trinque, enana!-gritó beodo soltando un gran alarido mientras daba pasos patizambos y se tambaleaba. Aunque el ulterano estuviera en aquel estado, Tania no tenia ni una sola oportunidad de ganarle en un sprint, teniendo en cuenta que ella llevaba recorrido mucho más trayectoria inicial que el chico. Decidio, de nuevo, usar su mente contra el ulterano. Esperó en una esquina y confió en que estuviera lo suficientemente borracho como para no darse cuenta de su escondrijo. En efecto, el ulterano se encontraba en tal prisa para recuperar su "trinque" de la nublina que no vio como la ultima botella de cristal se cernia sobre su rostro, partiendose en mill pedazos y derribandole, debido a la inercia que traia de la carga. El ulterano cayó seco e inconsciente al suelo. Suelo que, por desgracia, se encontraba Tania.
Aplastamiento. Dolor. Asfixia. Sangre. Olor a alcohol. Tantos pensamientos cruzaban la mente de la chica en aquel momento y tal era su impotencia para hacer nada que simplemente soltó un grito de frustración intentando apartar el quintal de peso muerto que era el ulterano. Gotitas de sangre y vino se precipitaban de la cara del chico inconsciente, regando el rostro de la otra. Se mordió el labio y, haciendo un gran esfuerzo, logró apartar uno de los brazos como columnas del chico. El arco se le clavaba a la espalda y todo el cuerpo le dolia. Estaba enfadada y estaba preocupada. No sabia si disculparse por haber tenido que recurrir a aquel método o indignarse ya que habia tenido que recurrir a aquel método. Las dudas se apoderaron de la nublina y el cansancio sustituyó a la adrenalina del momento.
Un solo ronquitó se escapó del ulterano y entonces la rabia se fijó en la nublina. Con otro grito de esfuerzo concentró todo su enfado en un único empujón que logró apartarle lo suficiente como para que se pudiera escurrir por debajo de este. Se quedó apoyada en una pared, jadeando. Observaba al ulterano durmiendo el suelo boca abajo, roncando sonoramente. Moviendo los hombros, logró darle la vuelta con gran dificultad y comenzó a extraer cada uno de los cristales clavados en esta con una cara de verdadero arrepentimiento. Cuando hubo terminado, limpio las multiples heridas de su cara con un pañuelo y para las que eran mas graves usó partes de su vestido a modo de gasas y asi cortar las hemorragias.
-Las heridas en la cabeza sangran una brutalidad...-dijo suspirando mientras se limpiaba el sudor de la frente.-Espero no tener más mañanas moviditas como esta.-
En el horizonte, se veia el nuevo amanecer con un brillo diferente. Nunca se habia prestado a observar un amanecer en condiciones. Por ello, se quedó algo sobrecogida por el espectaculo. Poco le duró el asombro cuando Toima emitió un sonoro ronquido y manoteó el aire, molesto y una mosca se escapaba de su boca. El susto que esto le causó a la nublina la hizo sobresaltarse y quedarse paralizada hasta que se dio cuenta de lo pasado. Entonces enterró su cabeza entre las rodillas y soltó una palabra junto a un suspiro.
-Idiota.-

A la hora y pocos minutos, un ulterano mareado abrio un ojo. Estaba casi cubierto de polvo y a su lado yacia una nublina dormitando sobre sus piernas. Se incorporó y oteó el lugar. Estaban parados en medio de la calle. Intentó hacer memoria de lo sucedido pero antes de nada, sufrio de un escozor terrible en su cara que le llevó a exclamar en voz alta y llevarse las manos a esta, despertando a la nublina por segunda vez en aquel día.
-¡Joder!-notó las gasas hechas con ropa que tapaban sus heridas y se fijó en la nublina. ¿Qué harian ahí parados en mitad de la calle? Parecia que se habia quedado dormido y Tania habia estado vigilando con arco y carcaj listos. Finalmente, fragmentos de memoria volvieron a él y escondió la mirada de la nublina. Era bastante posible que esta le hubiera salvado la vida aquel día y él lo sabia. No dijo nada y se quedaron sumidos en un incómodo silencio.
-Eh... Toima... Volvamos ¿te parece?-dijo la nublina con una mirada inquisidora, como si le estuviera retando a decirle que iba a volver al abismo. El chico por su parte no dijo nada y asintió lentamente con la cabeza. La nublina se puso de pie con relativa facilidad mientras que el ulterano se tomó su tiempo. El porqué salió a la luz relativamente pronto cuando al apoyarse sobre sus dos pies, las piernas le fallaron y soltó un alarido de dolor. Logró recuperar su pie apoyandose en la pared cercana antes de remangarse la pierna derecha y descubrir un tobillo hinchado como un tonel. En algún punto de la carrera, un paso mal dado o quizás en el mismo traspies se debio torcer el tobillo y esta vez no habia alcohol que aliviara su dolor. La nublina actuó rápido y buscó el brazo del ulterano, posandolo en su hombro, actuando como apoyo de su pie herido.
-Venga, cuanto antes lleguemos antes podremos curarte ese tobillo.-dijo ligeramente más animada. Un Toima cojo apoyado en Tania recorrieron la calle de vuelta al cuchitril.

50 Re: Puente del Abismo el 15/05/13, 10:03 pm

LEC


Erin continuó caminando perdida en su mundo de fantasía. Había cargado una flecha en su arco y caminaba lentamente, como si quisiese cazar algo que estuviese cerca. No hacía ero por otra razón que no fuese el estar mentalmente situada en un lugar donde tenía que asesinar a otras personas para poder vivir ella. La canadiense agudizó su oído todo lo que pudo y se giró al oír pasos tras de ella, sin ver a nadie. Sería una imaginación suya, como muchas otras cosas. Llevaba siendo así desde que tenía memoria y por eso no se había esperado que aquellos pasos fuesen reales del todo.

Por una vez, se olvidó de los edificios, de intentar situarse siguiendo un mapa mental o de no dejar que sus dedos tamborileasen melodías sin aparente sentido sobre la superficie del arco. Ya no estaba en una ciudad en la que todo intentaba matarla; ahora ella era la cazadora y si quería salir de aquella arena debía derramar sangre. No supo si fue por el aire freso, el silencio o el estar metida en una de sus novelas aunque fuese mentalmente, pero ya no estaba enfadada. Se olvidó de la bronca de la mañana para no dejar que la ira volviese a su cuerpo y continuó caminando entre las calles de la ciudad, que ahora eran el escenario de un libro para Erin.

No tardó mucho en aburrirse de tener una flecha cargada en el arco y la volvió a depositar en el carcaj, aunque siguió alerta a cualquier ruido de pasos. Giró a la derecha en una calle y se encontró con un enorme socavón en la tierra que le sacó de su fantasía. Lo observó desde lejos, deseando acercarse y ver mejor aquello, que no tenía otro nombre que abismo. Se acercó al borde e intentó visualizar el fondo, sin éxito alguno, problema que achacó a su mala visión. Aquello tenía que tener fondo.

Como no podía pasar, decidió quedarse allí observando al negrura que le ofrecía aquel abismo, que le recordaba a sus ojos negros. Quería quedarse allí, mirando fijamente el socavón hasta averiguar que había al fondo, pero sabiendo lo torpe que era y que el suelo de aquella ciudad le tenía especial aprecio en los peores momentos, decidió alejarse varios pasos, de forma que aun estando algo alejada del borde pudiese observarlo.

51 Re: Puente del Abismo el 17/05/13, 12:51 am

Naeryan



-¡No!
Un grito a sus espaldas llamó la atención de Erin. La que había soltado aquella exclamación era una varmana de unos catorce años, de cabello azulado y ropas coloridas. Había alargado una mano hacia Erin como si pretendiese sujetarla, y una vez la humana se volvió hacia ella la bajó de nuevo.

-Deberías apartarte- dijo la chica algo insegura, pero sin que el tono de urgencia de su voz se atenuase ni un ápice.
Un repoblador subido a su hombro, bastante jovencito para los estándares del Macetero, le tiró de la capucha de la sobrevesta que llevaba con cierta urgencia.
-Arafy, vámonos- le pidió, nervioso-. Tenemos que buscar esas cestas o si no...
-Pero está casi en el borde...- replicó la varmana con preocupación-. Y ahí fue donde, ya sabéis, Soffía...- alargó el nombre de forma extraña- Se cayó.
-No se cayó- dijo sin miramientos un nublino de constitución fuerte que estaba a su lado, ocupado asegurándose el cinto de la espada-. Se tiró, que es un poco distinto. Y como ésta no se dé un poco de vidilla y se aparte más le va a pasar lo mismo.
Una nublina bajita que también les acompañaba no dijo nada, pero su mirada cambiaba constantemente de Erin al abismo y a alguna imagen mental suya, como si estuviera comparando algo en su cabeza.
El grupito entero estaba a cerca de una decena de metros de distancia de donde está Erin y se guardaban con un cuidado supremo de no cruzar esa línea invisible, como si el borde del abismo estuviera allí.

Un quinto elemento observaba entre los edificios aledaños, pero ninguno de los presentes se había dado cuenta todavía.

[IN YOUR FACE, conspiradores :'D]

52 Re: Puente del Abismo el 17/05/13, 03:32 pm

LEC


La canadiense miraba el abismo con interés y casi esperando que algo pasase, como con las casas carnívoras. ¿Qué gracia tenía un abismo normal y corriente en una ciudad con magia? Ninguna. De pronto, un grito sacó a Erin de su ensimismamiento y le hizo girarse para observara un grupo al que nunca había visto en la ciudad. Su primera reacción fue fruncir el ceño y llevar una mano a su carcaj para sacar una flecha y defenderse si era necesario, aunque al oír a la chica de pelo azul soltó la flecha y se acercó a ella.

<<Es del mundo de Macack>>, pensó, con una imagen de su compañera de torreón en la cabeza y mirando al repoblador de su hombro. ¿Por qué le importaba tanto a ella que se apartase? No les había visto nunca ni debía importarles que se cayese… o se tirase, como le había pasado a la tal Soffía. Se alejó del borde hasta ponerse delante de la peliazul y le sonrió levemente. -¿Por qué te importaba que me hubiese caído, Arafy? No me conoces; no te conozco. Nos acabamos de ver por primera vez en la ciudad y estabas preocupada porque me hubiese caído… No lo entiendo –dijo, extrañada. Era la primera vez que un completo desconocido se preocupaba de esa forma por ella. Pablo le había salvado la vida un par de veces, pero aquello era distinto. Pablo era su compañero, y la primera vez que la había salvado todos habían necesitado la ayuda de alguien.

Miró al chico, que le recordaba algo a Wintel, dispuesta a rebatirle lo que acababa de decir. –Yo no soy Soffía, fuese quien fuese. Yo no voy a suicidarme; estoy destinada a vivir una aventura y a ver la Luna Roja -dijo, recordado aquello y a Stefan diciendo que se iban a transformar. Ojalá no lo hubiese dicho en mitad del torreón. Si no lo hubiese hecho, aquella mañana no habrían discutido, no se habría vuelto a sentir incomprendida y no había conocido a aquellas personas, si es que le les podía llamar así. Aunque Erin no sabía si aquella parte era buena o mala. –Por cierto, ¿quiénes sois y dónde vivís? -preguntó, tamborileando con los dedos sobre la superficie del arco sin darse cuenta.

53 Re: Puente del Abismo el 17/05/13, 08:40 pm

Naeryan


La tensión del grupo pareció relajarse un tanto una vez Erin llegó a terreno seguro. La única excepción la constituyó el nublino, quien no perdió de vista el arco de la muchacha hasta que por fin quedó claro que no iba a volver a amenazarlos con él. El mismo nublino resopló ante el comentario de Erin.
-Ya sé que no eres Sofía, no estoy senil- el nombre ahora sonó con normalidad en sus labios. Arafy chasqueó la lengua un poco molesta consigo misma por no haberlo recordado bien-. Y ella tampoco tenía muchas ganas de suicidarse que digamos, ¿sabes?
-Sofía era como tú. Con la piel rosa y las orejas redondas, quiero decir- Arafy retorció un mechón de cabello azulado entre sus dedos, pensativa-. Y al verte ahí en el borde me salió solo, no sé. Me acordé de cuando...- se interrumpió a mitad de frase, mordiéndose el labio.
-Se tiró- completó el nublino-. O más bien la tiraron.
-La grieta le dijo cosas- dijo el repoblador con su voz aguda. Ahora que había comprobado que la nueva gigantesa no parecía hostil se incorporó más en el hombro de Arafy y quedó patente que a pesar de ser joven era más alto que Tap-. Y la convenció...
-Lo que le dijera es lo de menos- el nublino optó por explicarle las cosas a Erin directamente-. Si lo oyes, te caes, porque el secreto está en quedarse escuchando el tiempo suficiente. Acabas caminando tú solo porque funciona con magia, y ahí da igual el apego a la vida que tenga uno- pareció pensativo, rememorando algún evento pasado.
Arafy bajó la vista a sus zapatos.
-Y por eso supongo que avisé, porque...
-No queríamos ver cómo se caía otra persona- terminó con suavidad la nublina que no había hablado hasta el momento-. Vaya, que no te acerques demasiado- añadió con una sonrisa tentativa, como tratando de disipar el ambiente turbio a causa de la advertencia.

Ante la pregunta de Erin el repoblador se apresuró a responder.
-Somos cosechados- dijo gesticulando rápidamente con sus cuatro bracillos-. No estamos solo nosotros, somos unos cuantos más, y vamos recogiendo provisiones todos los días y las llevamos a...
-Vava- le cortó el nublino-. Ya basta. Bastante es que no encontráramos las cestas, no vamos a ir pregonándole dónde queda nuestro torreón a todo el mundo.
-Ebnun...- protestó Arafy en tono quejumbroso. El nublino le dirigió una mirada significativa que venía a decir "nada de quejas".
-¿Y tú de qué árbol sales?- le preguntó Vava con curiosidad-. ¿Vas sola?

54 Re: Puente del Abismo el 18/05/13, 04:43 pm

LEC

avatar
Erin escuchó las explicaciones del grupo en silencio, mirando al suelo y rascándose la nuca. Por el aspecto que daba el grupo, parecían que no había demasiadas broncas en su torreón, fuese el que fuese, y casi deseó irse con ellos. Sin embargo, al mencionar que el abismo era mágico, volvió a mirar a la grita, absorta en ella. Ya sabía qué tenía de especial aquello: hacía que te tirases. Asintió levemente con la cabeza, en un gesto casi imperceptible, y sonrió antes de alzar su mano al repoblador y trazar con un dedo una cruz en su hombro para darle las gracias. Había hecho lo mismo con Tap, para que se sintiese más cómodo, y se había quedado con el gesto grabado a fuego en la mente. – Gracias –dijo al resto, sonriendo - . No había llegado a decirme nada, pero por lo que contáis me habría acabado… -dejó la frase en el aire, sin atreverse a mencionar la palabra “tirado”. Tal vez fuese porque sabía lo que era perder a una compañera de torreón y la varmana que tenía enfrente le recordaba demasiado a Macack como para hablar de muertes sin problemas <<Pero Macack estaba mejor muerta>> , se recordó a sí misma para olvidarse de ella.

- ¿Cosechados? Pensé que éramos los únicos… -dijo, más para ella que para el resto, aunque al mencionar lo de las cestas volvió a fruncir el ceño, algo enfadada. <<¿Estos nos dejaron sin cestas el otro día?>> , pensó. Por su culpa se había pasado otro día sin comer nada. Observó al tal Ebnun, que parecía ser el líder, algo molesta por lo de las cestas, pero en seguida se dirigió a Vava. – También soy cosechada. Y ojalá viviese sola, mis compañeros de torreón son estúpidos. Por eso estoy sola, quería alejarme de ellos –explicó, pensando en lo que la esperaba cuando llegase a Letargo. Seguramente alguien volvería a echarle la bronca y todos volverían a ponerse a gritar, como todos los días. <<Bueno, Tap se libra. Pero porque él tiene mi palabra de Stark>> , pensó, mirándoles. El hecho de que les hubiese importado una desconocida y de que no se hubiesen puesto a gritar le daba envidia.

55 Re: Puente del Abismo el 18/05/13, 10:36 pm

Naeryan

avatar
La información pareció conmocionar al grupito, quienes mostraron diversos grados de sorpresa.
-¿Y sois muchos?- Ebnun parecía hacer cuentas mentalmente.
-¿Cómo es que nunca os hemos visto? ¿Vuestra colonia está muy lejos?- Vava se había sorprendido muy gratamente ante el gesto de Erin, y ahora parecía menos constreñido a la hora de hacer preguntas. Arafy, sin embargo, había prestado más atención al hecho de que Erin se había ido sola, y en territorio desconocido.
-La gente que se fue por su cuenta de nuestro torreón los primeros días... no acabó muy bien- Arafy volvió a morderse el labio.

-


Charlotte había aprovechado la salida de Erin para escabullirse fuera del torreón, pero eso no significaba que quería que se enterase. Sin embargo no se había atrevido a separarse mucho de ella por miedo a encontrarse totalmente sola en la ciudad.

La muerte de Macak, con quien había intimado aquellos días en el torreón, había sido el colofón de unos días deprimentes en los que apenas había salido del torreón por miedo a que algo le pasara. El que la varmana hubiese sufrido una muerte fulminante entre los muros de lo que ambas consideraban su bastión había sido demasiado para Charlotte. Ya no se fiaba de sus compañeros, ya no se fiaba ni de la seguridad de ocultarse en su habitación durante todo el tiempo posible. Todo el tiempo durante el que los sendarios y Erin habían estado dialogando Charlotte lo había estado empleando en recorrer las calles aledañas en busca de una manera de cruzar el abismo. Poco a poco y ante su tentadora voz, se había encontrado buscando puentes cada vez más peligrosamente al borde de éste.

Ante los ojos de las cuatro personas que allí se encontraban, y en un silencio escalofriante, Charlotte se lanzó al vacío.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

56 Re: Puente del Abismo el 19/05/13, 08:51 pm

LEC

avatar
Erin frunció el ceño, intentando buscar respuestas que no diesen demasiados datos a aquellos extraños. Aunque la hubiesen salvado de tirarse al abismo, no confiaba en ellos del todo. –Demasiados como para que se pueda estar en silencio en el torreón, Ebnun –contestó, aunque estaba segura de que aun siendo menos gritarían igual. Tuvo que pensar un rato más largo las preguntas de Vava para no dar demasiados datos, aunque intentó mantener una sonrisa todo el tiempo para aparentar ser agradable. –No lo sé, tal vez no hayáis ido nunca por nuestra zona… -<<Sí habéis venido, a quitarnos las cestas. Malditos Greyjoy>>, pensó, antes de continuar respondiendo a las preguntas. –Ni idea de si está muy lejos. Venía pensando en mis cosas y no me di cuenta de dónde estaba hasta llegar aquí.

Miró a la chica del pelo azul cuando dio a entender lo que les había pasado a sus compañeros cuando habían salido solos. –Ya lo he dicho, yo estoy destinada a ver la Luna Roja. No voy a morir. -Después de decir aquello, Erin se giró a mirar el abismo. La atracción que sentía hacia aquel boquete era por el hecho de que fuese mágico y creía que merecía la pena estar en peligro si con ello conseguía escuchar sus palabras De pronto, una figura que la canadiense tardó algo en reconocer, se tiró. -¡¡CHARLOTTE!! –gritó, corriendo hacia el borde del abismo y parándose a medio camino al ver que no podía hacer nada. No recordaba dónde o cuándo había oído su nombre. Ni siquiera recordaba haberla visto más de dos veces en el torreón durante el día –No… -acabó susurrando, sin creérselo del todo.

Charlotte se había suicidado delante de sus ojos. Era de las pocas de las que no podía quejarse porque hiciesen ruido y tampoco había pensado nunca que estaría mejor muerta. Tal vez por eso se sintió mal. No era culpa suya, lo sabía, pero se vio incapaz de hacer nada más que acercarse al borde y mirar hacia la profunda oscuridad del abismo intentando distinguir alguna figura sin ningún éxito. –Charlotte… -murmuró, intentando relajarse. Había vuelto a tamborilear sobre la superficie del arco, pero no se dio cuenta. <<Era una muggle, no debería de afectarte tanto esto>>, intentó consolarse a sí misma.

57 Re: Puente del Abismo el 20/05/13, 08:58 pm

Naeryan

avatar
"¿Cuántas de las historias de tus libros terminaban bien, niña?", se desliza la voz del abismo a los oídos de Erin. "Rocavarancolia es el hogar de los malos finales, de las vidas de héroes y elegidos malgastadas, de todo lo que puede salir mal en una historia..."

"Ser elegido no significa nada aquí... Sólo haber sido traído como carnaza para otros más fuertes, un animal para el matadero, una vida arrojada al olvido sobre la que se asentarán otras más importantes..."

"En esta ciudad los fuertes se hacen oír, mientras que los débiles oyen mi voz cada vez más cerca en su mente... Sólo los muertos no obtienen más que silencio. ¿No sabes tú acaso mejor que nadie que ésa es la opción preferible?"


En algún momento Erin deja de oír la voz del abismo. No porque efectivamente se haya tirado a la sima, sino porque alguien la ha arrastrado lo suficientemente lejos como para que las ponzoñosas palabras de ésta no le lleguen.

Los sendarios tratan de hablarle mientras intentan alejarla del borde, pero la voz del abismo aún inunda sus oídos y no les permite oírles. Al cabo de unos momentos la dejan por imposible, y optan por llevarla al extremo opuesto de la calle, a más de una decena de metros de distancia. Discuten qué hacer durante unos instantes, y al final deciden que digerir las palabras del abismo es cosa de la chica y que no pueden hacer nada más.

-Suerte, Solitaria...- tiene tiempo de decir Vava antes de que sus compañeros y medio de transporte viren la esquina hacia el interior de Rocavarancolia.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

58 Re: Puente del Abismo el 23/05/13, 09:21 pm

LEC

avatar
No se dio cuenta de que se había acercado demasiado al abismo hasta que este comenzó a hablar a Erin, y a partir de ese momento la hipnótica voz de la grieta impidió que volviese a alejarse. Intentó contestar a la pregunta que le había hecho mentalmente, sin demasiados resultados. ¿Qué era para aquella voz mágica una historia que acabase bien? Para ella muchos acababan bien. La canadiense intentó recordarse una y otra vez que todo aquello era una trampa mágica, una prueba que superar para vivir una de sus historias. Tenía que llegar al final de su aventura, y el suicidio no iba a ser aquel final.

Los ojos negros de la chica se clavaron en el abismo, intentando visualizar de nuevo algo en el fondo. Sabía que no iba a encontrar nada, pero por intentarlo de nuevo no perdía nada. De nuevo, solo logró ver oscuridad. Las palabras del abismo se le quedaron grabadas en la mente a Erin, que intentaba sin demasiado éxito alejarse de la grieta. Necesitaba seguir oyendo aquellas palabras, necesitaba saber la verdad sobre aquella ciudad. La habían elegido por algo, pero no para ser carnaza, no para morir. Había sido elegida para triunfar en su aventura, o eso creía ella. <<Pero yo no soy débil. Mi puntería ha mejorado desde que llegué aquí, puedo defenderme… Y ya no me importa lo que un estúpido hufflepuff pueda decirme>>, intentó convencerse de aquello, aunque ni siquiera estaba segura de tener razón.

En cuanto mencionó la palabra silencio, Erin tragó saliva. Aquel era su mayor deseo, que su vida no estuviese rodeada de gritos, que pudiese disfrutar del silencio unos días. Pero ya no podía estar en silencio ni cuando estaba sola, ya que se descubría tamborileando con los dedos sobre cualquier superficie por alguna razón desconocida. Nunca le había gustado ese ruido. El pensar en el silencio del que podría disfrutar le recordó a Charlotte, tirándose al abismo sin decir una palabra. <<¿Qué les importo? Me odian, estarían mejor si me tirase. Seguro que no se darían cuenta de mi ausencia, seguro que ni se han dado cuenta de que Charlotte no estaba en el torreón…>>, pensó, atraída por la idea del silencio que aquella voz le ofrecía <<¿Querías que te destripase un final, Stefan? Yo muero>>, pensó en aquellas que le habría gustado decirle si él estuviese cerca, mientras daba un paso hacia delante. O al menos, intentaba darle, ya que se vio arrastrada hasta una distancia prudencial del abismo por aquellas personas que se acababa de encontrar.

Lo primero que oyó al conseguir que su mente olvidase momentáneamente las palabras del abismo fue la despedida de Vava. Suspiró y miró a la grita en el suelo de reojo. <<El abismo nos recuerda la diferencia entre la osadía y la estupidez>>. Recordó aquella cita intentando poner sus pensamientos en orden. Si no recordaba mal, era de un libro, aunque aquel abismo tenía un fondo visible. Trago saliva y se dirigió a Letargo con pasos ágiles. Tenía que contar lo de Charlotte.


Sigue en el Torreón Letargo.

59 Re: Puente del Abismo el 10/12/13, 10:12 pm

Naeryan

avatar
[Unos días atrás]

Las cercanías del abismo están pobladas por unos murmullos inusuales. De no conocer uno la verdadera naturaleza de la sima habría podido decir inocentemente que rebosan vida.
Libélulas de metal, dragones de seda y armazón de madera, soldaditos de azúcar cristalizado y mariposas de tul: el batido de mil alas y el corretear de mil patas se entrelazan en lo que parece una única voz conmocionada.

Dama Hálito levita sobre la sima en un camino silencioso, atenta a palabras que solo ella puede oír.

Sus criaturas la observan con el sentimiento más parecido a la angustia que son capaces de emular. Aman a su creadora, darían su vida por defenderla, pero ésta les ha ordenado con claridad que no hagan un solo movimiento. Así pues guardan silencio, y esperan.

"No más dolor, niña", le promete el abismo en ese momento a la demiurga, y luego calla. Ya ha dicho todo lo que tenía que decir.

Dama Hálito asiente. Su rostro es una máscara de piedra, y por primera vez en mucho tiempo, ya no llora.  Durante ese breve lapso de tiempo la vieja Enna parece asomar de nuevo, únicamente para morir otra vez.
Su siguiente paso hiende el vacío, y el resto de su cuerpo le sigue, sin un grito, sin una queja.

Ningún artilugio cae al suelo deshecho en mil pedazos, ninguna creación se detiene privada de la energía que la alimentaba. Dama Hálito jamás ha dotado de vida temporal a una de sus criaturas. Se prometió no volver a asesinar y ha cumplido su promesa.

Un lamento lúgubre se eleva por encima de la fosa. Las máquinas no pueden llorar, pero Rocavarancolia es la ciudad de los milagros.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

60 Re: Puente del Abismo el 18/02/14, 01:24 am

Yber

avatar
GM
Tap había escapado levitando a un ritmo lento. Quería que Pablo no perdiera su rastro y lo siguiera. Quería que conociera el abismo y se olvidase de lanzarse como un simio enfurecido contra todo ser viviente. Debido al cabreo que llevaba, cómo no, también creía querer que Pablo se lanzara al vacío. <<A ver si te mueres de nuevo y esta vez es para siempre>>. Iba farfullando mentalmente. El poltergeist no entendía cómo podía haber acabado tan mal un día tan bueno.

Cuando supo que estaba cerca del abismo, se lanzó un hechizo rápido de protección para intensificar el rastro que iba dejando e hizo acopio de sus fuerzas para realizar el mejor lanzamiento de juguete de toda su vida. El muñeco retrocedió un par de pasos fantasmas en el aire y, seguidamente, se vio impulsado a gran velocidad por un golpe de fuerza explosiva igual de fantasma que los pasos. El viaje fue corto y Tap se sintió aliviado al ver pasar aquella brecha asesina bajo él y, finalmente, cruzarla. Sin embargo, a pesar de que se había distanciado, no había sido suficiente. <<No. No. No. No. No. No. No>> pensó alterado durante los escasos segundos que oyó aquella voz de nuevo.

Antes de que la cosa acabara en Charlotte, Tap volvió a impulsarse para salvar distancias. Aquel segundo lanzamiento le costó un esfuerzo visiblemente mayor y, aunque aterrizó en zona segura, no se sentía menos afectado. No quería pensar en qué le habría dicho aquella brecha si le hubiera dado más tiempo. Además estaba empezando a preocuparse. El miedo había suavizado el enfado y ahora no estaba seguro de que Pablo se mereciera caer. Tap tenía serias dudas sobre lo que estaba haciendo.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

61 Re: Puente del Abismo el 18/02/14, 01:36 am

Poblo

avatar
Seguirle el rastro a Tap fue hasta más facil de lo que esperaba. Sin duda había seguido usando magia ya que el rastro a seguir no podía ser más claro. "Perfecto. Cada vez estoy más cerca"
Y así, mientras lo perseguía, acabé llegando hasta aquella extraña apertura. "Un agujero con un puente? No le veo el sentido, pero bueno supongo que será algo parecido a los pozos que vi al principio de mi cosecha. 
Ignorante de donde estaba avancé hacia el puente. Según el hechizo el repoblador estaba muy cerca, debería ser capaz de verlo desde ahi.

Y en ningún momento me di cuenta de que iba directo hacia una trampa.

62 Re: Puente del Abismo el 18/02/14, 11:04 am

Jack

avatar
En cuanto el vampiro localizó el ratro, salió de la Sede sin avisarme. Gruñendo, fui tras él tras cerrar la puerta. <<No podían pelearse de día y matarse los dos, no, ¡de noche cuando no veo un carajo!>> Tuve que invocar un hechizo de luz y usarlo a modo de linterna. También, por si acaso, reforcé el escudo mágico y añadí varias capas de protección básica. No me fiaba del vampiro ni del repoblador, como era natural, y menos aún a oscuras donde ambos sabían quién era el menos aventajado.

Siguiendo de cerca al otro llegué a una zona desconocida. Un agujero era dueño de la zona y sólo un puente lo cruzaba. Pablo se acercó y empezó a pasar por el puente, buscando sin duda a Tap. Yo, sin embargo, me detuve ahí: ¿pasar cerca de un agujero de semejante tamaño y con tan poca luz? Ni loco. <<Y menos teniendo en cuenta la de bichos que salieron de los Subterráneos en la noche de la Luna. ¿Será ese agujero una entrada? No me la jugaré con otra escolopendra>>

¡Avisa cuando pases al otro lado! ¡O si le encuentras! ¡Yo me quedo aquí!

Así que hice guardia. Si el vampiro pasaba sin problema, quizá le siguiera. Pero hasta entonces, me mantuve alejado del borde, recargando el hechizo de luz de vez en cuando. Pero sin abusar, que no me convenía nada despertar o avisar a cualquier alimaña que rondase en la zona.



Última edición por Jack el 22/02/14, 12:37 am, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

63 Re: Puente del Abismo el 19/02/14, 02:40 pm

Naeryan

avatar
"Sed, siempre sed de algo...", susurra el abismo, tan débilmente al principio que fuerza al destinatario de sus palabras a aguzar los oídos para distinguirlas.

"Y la de sangre es la de menos, ¿verdad?", continúa cuando a Pablo puede parecerle que lo que ha oído ha sido solo un producto de su imaginación. De nuevo calla, continuando con su estratagema de obligarle a prestar atención a su voz. Poco a poco más palabras van emergiendo de la sima.

"Sed de venganza.
Sed de poder para valerte por ti mismo.
Sed de una paz que es imposible conocer en esta ciudad."

"Y solo pudiste saciarlas con paciencia, ¿no es cierto?"
, continúa el abismo, ahora totalmente audible. "Tiempo, aguante, frustraciones, palabras y acciones tragadas día tras día hasta que se acabase la criba. Solo tendrías que esperar y la Luna te daría su recompensa."

"Pasó la cosecha, ¿y qué sucedió?"
, la voz del abismo se alza en histriónica curiosidad falsa. Una pausa expectante, y luego una risa igual de exagerada.
"¡Nada!"
"La única sed que se sació fue la de seguir vivo. La Luna se encargó bien de eso, ¿verdad?"
, la voz de la sima está cargada a la vez de lástima enfermiza y de diversión.
"Todo lo demás permaneció. Por mucho que dominaras la sed, por mucho que las alimañas de la ciudad ya no fuesen un desafío para ti, todo siguió igual. A la guerra con el repoblador y con el helión como en los tiempos de cosecha. Persecuciones de niños entre las ruinas de la ciudad, la única diferencia en que ahora vuestras armas ya no son espadas y arcos de juguete..."

"No existía la paz del sitio de donde viniste, y tampoco la hallarás aquí. No deseas volver, pero a cambio estás atrapado en un callejón sin salida. No, nada ha cambiado, ¿verdad?"

"Pero ahora eres vulnerable, vampiro. No hay leyes que te respeten, ya no hay criba que te proteja de lo peor de Rocavarancolia. No puedes morir otra vez, pero hay mil destinos más horrendos que la muerte en esta ciudad. Y te están buscando, porque siempre lo hacen, nunca descasarán mientras quede un hilo de sufrimiento que explotar. No hace falta tener sangre para que te huelan, no hace falta el latido de un corazón vivo para que te rastreen..."

"Porque en Rocavarancolia, niño, hay muchas cosas peores que las jugarretas de un poltergeist. Esas cosas no serán tan misericordiosas como para regalarte un fin de existencia tan dulce como acaba de hacer el repoblador..."

"Abandona"
, le dice la voz persuasiva del abismo. "Renuncia a seguir un juego de niños que no tiene final; escapa también de todo aquello que aún puede amenazarte."
"¿No estás harto?"
"¿Cansado de vueltas sin sentido?"
"¿No quieres ganar de una vez por todas?"
"Una solución tan fácil al alcance de la mano..."
"A un solo paso de distancia..."


Sin darse cuenta Pablo cada vez está más cerca del borde.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

64 Re: Puente del Abismo el 22/02/14, 12:33 am

Poblo

avatar
Comenzó como un susurro casi inaudible, tanto que al principio pensé que me lo había imaginado. Sin embargo la voz volvió a hablar, cada vez más alto. Al principio me pregunté de donde salía, pero no tardé en saberlo. Aquel abismo me estaba hablando.

Cualquiera que supiera lo que hacía podría imaginarse lo que estaba pasando. Una a una, todas y cada una de las afirmaciones procedentes del vacío me golpearon sin piedad.
Porque lo que me decía era la fría y dura verdad. Podía estar exagerada, moldeada... pero eso no cambiaba su veracidad.
Una trampa sincera en un mundo que no mostraba compasión alguna. Era irónico.

Y aun así no renuncié a vivir. Sufrí, me lementé internamente, y maldije todas y cada una de mis debilidades y estupideces. Queria acabar con todo el dolor y el remordimiento, quería silencio... Pero aun así, quería seguir vivo a pesar de todo. Tal vez por instinto, tal vez porque en el fondo consideraba que merecía la pena pasar por todo eso... o tal vez no sabía la razón. 
Había llegado a aquella ciudad huyendo. Desde siempre todo lo que quería era dejar lo malo atrás, y para ello renuncié a mi vida, a mi mundo... Ahora estaba tan solo a unos metros de conseguirlo, pero no avanzaba. 
A pesar de que desde siempre había creido que daría cualquier cosa por escapar de todo, seguía habiendo un precio que no estaba dispuesto a pagar.

Por desgracia todo dio igual.

No me tiraría, no de forma normal, pero había pasado demasiado tiempo escuchando aquella voz, ignorante de que hacía algo más aparte de hablar.
Mi voluntad ya no era mía. Ahora no me podía detener.
Y lentamente dí un paso, y luego otro, aproximándome de forma imparable hacia mi final.

65 Re: Puente del Abismo el 22/02/14, 01:34 am

Yber

avatar
GM
Tap se arrepintió de haber conducido a Pablo hasta el Abismo en el momento que lo vio dar el primer paso. Y estaba seguro que en el futuro se arrepentiría de arrepentirse, pero en aquel instante sintió lástima por él. O algo parecido. El poltergeist se empujó con fuerza hacia Pablo y aterrizó en su cara a falta de un sitio mejor en el que tomar contacto directo con la piel del vampiro. Apretó sus cuatro manos contra esta y descargó sendas runas de descarga eléctrica sobre el terrícola muerto.

Las runas quebraron las protecciones mágicas de Pablo, pero no le hicieron daño y Tap se estaba poniendo nervioso. <<Concentración Tap, esto es peligroso>>. Se dio un par de cabezazos rápidos contra la frente del vampiro esperando que eso bastara para despejarse la cabeza y utilizó un hechizo de levitación tan rápido como se lo permitían las articulaciones del juguete. Estaba tan concentrado en escapar de ahí que no pensó lo irónico que era salir del abismo volando sobre la cara de Pablo. Montándolo como en los viejos tiempos, de manera poco eficiente.

Llevó a Pablo volando hasta el lugar en el que estaba el helión y lo dejó caer desde unos metros de altura. Que no lo quisiera muerto no significaba que no le deseara un hueso roto por aquel estropicio sinsentido que había hecho en la sede.

Estamos en el Abismo que se comió a Charlotte, Atol—le explicó, no estaba seguro de cuánto sabía el helión al respecto—. Haz el favor de no acercarte. No me apetece salvarle la vida a dos gigantes en un mismo día—el muñeco giró su cabeza hacia el vampiro, dejándola en una posición antinatural con respecto al resto del cuerpo—. Esa grieta te había cogido de los capullos...—Tap todavía no estaba seguro del todo de por qué estaba haciendo esto, Pablo lo había intentado matar hacía veinte minutos—. Estamos en tregua, por cierto. Como se te ocurra hacer algo ahora mismo te tiro yo mismo ahí abajo. Sin hipnotismos ni mierdas...—pausó para respirar, acto reflejo de cuando solía estar más vivo y opaco—¿Estás bien?


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 7.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.