Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Cuervo Hoy a las 03:11 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 01:34 am

» Krabelin
por Giniroryu Ayer a las 05:31 pm

» Las Dragoneras
por Tak 20/06/18, 11:58 pm

» Luna Alta
por Giniroryu 20/06/18, 05:29 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 175 miembros registrados.
El último usuario registrado es Frontera.

Nuestros miembros han publicado un total de 37164 mensajes en 703 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Taberna del Mago Tuerto

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 24 ... 45  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 45.]

1 Taberna del Mago Tuerto el 02/08/11, 06:14 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Un local oscuro iluminado vagamente por velas y construido en un sótano de piedra. La bebida es buena, pero no puede decirse de los que van allí a beber. No se permiten voces altas los martes y los viernes toca un violinista sin cabeza. También pueden comprarse pociones y algunas sustancias prohibidas.


25 Re: Taberna del Mago Tuerto el 12/10/11, 10:29 am

Elliot


Permanecí allí sentada durante un rato, simplemente escuchando la canción, distraída, sin pensar en nada en concreto, hasta que las ultimas notas arañaron el aire e hicieron que un par de personas aplaudiesen sin demasiadas ganas. El hombre se acercó a mi, sacando la misma libreta del otro día. Esperé inmóvil a que acabase de escribir. Aun llevaba la pluma con la que había escrito a Cain por lo que en cuanto las letras se borraron del papel, procedí: " También me alegra a mi, pero no soy la dama de nadie y tengo un nombre por lo que agradecería que me llamases por él." Arg... odiaba escribir, sin duda. Tardaba demasiado en hacerlo y no podía expresar todo lo que sentía mediante palabras en una libreta. "Puedes ayudarme bastante, diría yo, así que guarda tus halagos, que lo que quiero es información" escribí, llena de rabia por dentro por el comentario hacia mi olor... Cain me las iba a pagar, pero bien... "¿Hay alguna maldita forma de comunicarme que no sea esto de tener que escribir?" le pregunté. Un millón de preguntas luchaban por salir, pero no sabía cual de ellas sería la mas importante, y, además estaba haciéndose muy tarde y tenía que volver al burdel. Escribí lo primero que pasó por mis pensamientos: "He comprobado que mi magia y mi fuerza han aumentado" Por no hablar de mi carácter... pero bueno, eso es algo aparte... "¿Que otras cosas han cambiado? ¿Sigo estando... viva? Cuéntame todo lo que sepas, pero resume, que la noche se acaba y yo tengo una casa a la que volver..." Había ocupado casi toda la página. Dejé la pluma encima de la mesa y me quedé mirando al hombre, esperando sus respuestas. ¿Había sido demasiado ruda? La verdad es que no estaba de demasiado buen humor...

26 Re: Taberna del Mago Tuerto el 12/10/11, 11:23 am

Cain


La niebla que surgía del cuello del violinista, que ntes bailaba difusa, se oscureció hasta el punto de que ya era imposible ver a través de ella. Algunos de los que estaban en la sala volvieron la mirada hacia ellos con curiosidad, hacía años que nadie hacía enfadar al violinista.
Arrancó la página escrita por Elliot con una parsimonia desesperante, guardó la libreta en el bolsillo de su ajada chaqueta y dejó la pluma suspendida en el aire, que empezó a escribir letras de fuego provocando un sonido chirriante, como un violín desafinado.
''Cuanto lo lamento señorita Deatach'' escribió en el vacío, pero ya no había pizca de cortesía en sus palabras ''Pero como comprenderá, no pienso gastar mi tiempo en ayudar a una impertinente. Si pretende conseguir información o favores de alguien, aprenda a pedirlas. Aunque se crea poderosa en este instante, un comportamiento tal con la criatura equivocada podría costarle la vida. No me he pasado diez años recogiendo información de nuestra raza para dársela a una cría que no conoce el mínimo de respeto por sus mayores''

La última frase quedó unos segundos consumiéndose en el aire antes de desaparecer del todo, luego el violinista guardó su pluma y se marchó a su habitación reservada en la taberna. Junto a la barra, un hombre joven de refulgentes ojos verdes apludió, riendo.
-Buen trabajo, princesa. Así se consiguen las cosas...

27 Re: Taberna del Mago Tuerto el 13/10/11, 07:33 am

Elliot


El hombre leyó mis palabras y, aunque no tenía rostro en el que ver la expresión, tan solo por sus movimientos pude intuir lo que pensaba. El humo negro, que había ascendido antes con suaves movimientos, ahora parecía llamear con furia. Noté la mirada curiosa de varias de las personas que andaban por el bar, pero la verdad es que no me interesaban. El hombre no esperó a que las palabras desapareciesen como la otra vez, sino que arrancó la página, con una lentitud que me hizo temblar, y se guardó la libretita. La pluma, que estaba flotando delante mía comenzó a moverse con un sonido desagradable, como si arañase el aire. Unas palabras, escritas a fuego, surgían de la pluma. Quise pararle y explicárselo, pero no tenía forma de hacerlo y, ademas, en ese momento estaba paralizada mirando las letras, sintiendo como si en vez de estar escritas en el aire, se hubiesen grabado en mi piel. El violinista dio media vuelta y se marchó entrando a una habitación. Me quedé allí sentada durante unos segundos, con la mente en blanco, sin saber que hacer. Una voz me sacó de mi ensimismamiento y, sin mover ni un solo musculo miré al chico que había hablado. ¿Princesa? ¿Quien coño se creía para llamarme princesa? Con mi pluma aun en la mano, me levanté de la silla y fui hacia el. Agarré su brazo y escribí en él: "Dile que volveré." El punto final se clavó en su piel, como respuesta a su comentario anterior. Salí de la taberna, como había entrado, sin saber nada y con una mezcla de enfado y frustración que me recorrían de arriba a abajo. Miré el cielo. Era muy tarde, sin duda debería volver a casa...

Continua en el Burdel.


-----------------------------------------------------------------------------------------------



A mitad del camino, me aburrí de correr e hice un hechizo de levitación, con el que pasé por encima de los edificios a toda velocidad, impaciente por llegar a la taberna. Necesitaba ver al hombre, necesitaba su conocimiento, necesitaba su ayuda. Le necesitaba. Tardé apenas unos minutos en recorrer todo el trayecto y plantarme delante de la puerta. Podía oír el violín sonando desde fuera. Saqué la nota de entre mi ropa, leyéndola una última vez entes de entrar:
Le escribo esto solo para pedirle perdón por mis malas maneras del otro día. Le hablé mal, me comporté mal y sin motivo. Le diría que realmente yo no soy así, pero le estaría mintiendo. Soy así. Cuando tengo un mal día lo pago con los demás, y para su mala suerte y la mía, el otro día mi ánimo no era el mejor y usted fue la persona más cercana con la que podía descargarme. Le pido disculpas, de nuevo por esto. Comprendo que a lo mejor siga enfadado… pero entiéndame, señor. No puedo luchar contra mí. No puedo cambiarme. No puedo evitar ser como soy… créame que he intentado mejorar, pero ese es mi carácter, inherente a mí. La furia, el odio y el orgullo me pueden. No creo que pueda hacerse una idea de cuánto me está costando escribir esto, porque aunque una parte de mi quiere hacerlo, por dentro siento como si me quemase con cada palabra de disculpa. Pero le necesito. Realmente le necesito. Sin sus conocimientos… sin ellos no soy nada. Desde que salió la Luna no sé ni quien soy… necesito saberlo, necesito saber de lo que soy capaz y solo usted puede ayudarme. Ayúdeme, por favor.
Abajo podía verse un borrón en el que había firmado como Elliot, y borrado posteriormente para hacerlo como Deatach. No se me daba demasiado bien eso de pedir perdón, ni siquiera por escrito. La disculpa había quedado demasiado formal, y algo extraña, pero era todo lo que podía hacer. Al menos había sido sincera. Entré a la taberna, con la música inundando mi cuerpo, y con una parte de mi gritando que me largase de allí, que diese media vuelta y me olvidase de todo. Bajé las escaleras, respirando el olor a alcohol, madera y polvo que tenía el lugar. Me senté en la mesa de siempre y lancé un hechizo de levitación al papel, que voló hasta situarse delante del hombre, a la espera de que lo leyese.

28 Re: Taberna del Mago Tuerto el 21/10/11, 07:22 pm

Cain


El ambiente era algo más animado ahora que la criba había acabado oficialmente y todo volvía a la normalidad. Algunas caras nuevas entre las criaturas de la taberna pero pocas vueltas hacia el violinista, que tocaba ajeno a todo, como siempre. Al recibir la nota de Deatach sopesó la idea de romperla sin leerla pero sus buenos modales y cierta curiosidad le impidieron hacerlo. La leyó atentamente y cuando acabó se acercó a la mesa donde la otra dullahan esperaba. Hubiese preferido recibir la nota en mano, de hecho, era una forma un tanto infantil de pedir perdón, pero el violinista se dió por satirfecho. Sacó su libreta y empezó a escribir su respuesta.
''Cierto error leo en esta nota y es su empeño en creer que siendo las cosas de una forma no pueden ser de otra distinta; el carácter es algo que se forma a lo largo de los años, y una conducta que no hace bien a nadie sería estúpido conservarla, ¿no cree? Usted quiere aprender, y sabe que solo puede hacerlo a través de mí, pero no se puede enseñar nada a una mente cerrada que no acepta más conocimiento. Su terquedad le llevará a la perdición. Ya no quedaba nada del tono amistoso y entusiasta que había mostrado desde el principio con Deatach, su tono era frío, distante y meramente formal. Sin embargo, su deber era instruir de alguna forma a la nueva dullahan. Dibujó un punto en una esquina de la oja y tiró, sacando un grueso y polvoriento libro del diminuto espacio negro. ''Esta es toda la información que he logrado reunir de nuestra especie desde mi transformación... Algo que debo aconsejarle es que escriba sus memorias, un diario, para que en el caso de perder su cabeza no pierda definitivamente sus recuerdos''

29 Re: Taberna del Mago Tuerto el 23/10/11, 08:13 pm

Elliot


El hombre paró de tocar el violín cuando la nota se puso enfrente suya. Cuando estuve segura que la había acabado de leer, hice un movimiento con la mano, y la notita comenzó a arder por los bordes, suspendida en el aire hasta que se convirtió entera en humo y ceniza. El hombre se acercó a mi, y por un segundo temblé, esperando su reacción. Me tranquilicé cuando le vi sacar la libreta y comenzar a escribir. Leí con atención, despacio, parándome a pensar cada palabra que ponía. Cuando acabé, sentí la tentación de hacer levitar la pluma, para escribir como lo hacía él, pero no era momento para experimentos, así que agarré la libretita y la pluma que traía y comencé a escribir. "Mi empeño no es mas que el resultado de los golpes que me he llevado hasta el momento. Intentar cambiar solo me causará mas problemas, porque luchar contra mi carácter es luchar contra mi naturaleza, contra lo que soy. Trataré de explicárselo mejor, no quiero malentendidos. Para mi, la forma de ser de cada persona es como un río. Al principio se desliza por las zonas más fáciles, trazando su camino. Tarda años en conseguir erosionar las piedras por las que pasa, haciéndose mas y mas profundo. Podemos tratar de mover su cauce hacia otro lugar, podremos construir sobre su antiguo lecho y será una tierra fértil, sin duda. Pero cuando venga la siguiente tormenta, el río se desbordará, volviendo a su curso natural, recuperando su cauce con tal violencia que derribará todo lo que encuentre a su paso. Destrozando todo lo que hayamos construido... por eso prefiero adaptarme. Prefiero dejar que todo siga su camino, sin forzarlo. He intentado cambiar muchas veces y solo consigo hacerme daño a mi misma... Si tengo que cambiar, que sea el tiempo y la misma fuerza del agua la que lo haga"
Miré al hombre unos segundos, esperando que mi explicación fuese mas o menos clara. Luego el violinista dibujó un circulo en el papel, y tiró de él sacando un libro enorme. Tomé el pesado libro entre mis manos, sin atreverme a abrirlo todavía, mientras continuaba leyendo. ¿Escribir mi vida? Era una buena idea... aunque desalentadora. Siempre iba a depender de ella... "¿Como lo hace usted?, ¿donde está su cabeza?" le pregunté no muy segura de si sería meterme demasiado en su vida... pero necesitaba saberlo... a lo mejor él tenía algún método para alejarse sin perder los recuerdos...

30 Re: Taberna del Mago Tuerto el 24/10/11, 05:02 pm

Cain

avatar
El violinista leyó detenidamente la contestación y se encogió de hombros. ''Haz lo que creas conveniente'' escribió. Se tomó su tiempo antes de responder a las últimas preguntas, como si le costase encontrar las palabras ''Perdí mi cabeza hace mucho tiempo, y con ella todos mis recuerdos. No conservo nada de mi vida anterior a la cosecha, ni siquiera recuerdo de dónde vine, cómo fue mi criba, quiénes fueron cosechados conmigo... No recuerdo mi propia transformación... Fue algo demasiado repentino, antes de darme cuenta me había quedado sin nada. Lo único que conservo de mi anterior yo es esto... Hizo aparecer el violín de niebla y tocó algunas notas sueltas ''Debí escribir mis memorias en su momento... Al menos mi violín ya no lo perderé, es algo vinculado a mí, algo que no podrá volver a separarse de mí. Tú también tendrás tus objetos vinculados, en el libro te explica cómo invocarlos''


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

31 Re: Taberna del Mago Tuerto el 25/10/11, 07:33 am

Elliot

avatar
Me quedé helada mientras leía lo que el hombre iba escribiendo. No había trucos que aprender. Sentí un miedo irrefrenable que me obligó a abrazar la cabeza contra mi, con mas miedo que nunca a perderla. ¿Y si me pasaba a mi? ¿Y si lo olvidaba todo? Mis recuerdos eran mi base, era todo lo que me quedaba de mi vida anterior, e incluso de esta. Sin ellos no era nada. Sin duda debía tomar precauciones. Si, escribiría el diario... pero no me limitaría tan solo a eso... De pronto, de una niebla mas negra y densa que el resto, el hombre sacó su violín, que parecía llamear levemente incluso mientras tocaba un par de notas. Tuve la tentación de tocarlo para ver si era real o si mis dedos se hundirían en el humo, pero me mantuve completamente quieta. ¿Objetos vinculados? Miré primero al violinista, y después al libro, sin abrirlo aun. "Siento lo de su... sus recuerdos" Conseguí escribir, aunque la mano me temblaba y quedó casi mas como un garabato ininteligible. "Yo debería irme..." Escribí. "Quiero Necesito leer todo esto... pero si quieres encontrarme puedes hacerlo en Letarg en el Burdel." Me levanté de la mesa, acercándome al hombre y poniendo una mano en su hombro durante un segundo. Conseguí hacer que la pluma levitase y, con trazos irregulares, escribió sola sobre el papel "Y de nuevo, perdón por lo del otro día" Retiré la mano de su hombro y acerqué la pluma a mi para guardarla de nuevo. Salí de la taberna con mas nervios de los que había entrado, y la sensación de ser una mota de polvo flotando en el aire. Ni si quiera me molesté en levitar, salí a correr todo lo rápido que mis piernas me permitieron, deseosa por llegar a casa y descubrir los secretos que el libro guardaba para mi.

Continua en el Burdel de Dama Espasmo.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

32 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 06:05 am

Tak

avatar
GM
Camino hacia el burdel acosado por la tormenta que comienza a arreciar. Las primeras gotas de agua empiezan a caer sobre mí, parecen agujas heladas que dejan mi piel insensible allí donde tocan. Apuro el paso todo cuando puedo, resguardándome en los alerones de las edificaciones, hasta que antes de poder llegar al burdel llega la propia tormenta en sí, arreciando con fuerza. Poco veo más allá de mi nariz en este momento, y decido que tengo que resguardarme en algún lugar y esperar a que escampe. En un edificio se ve una tenue luz y una placa anuncia que es una taberna. Sin pensármelo dos veces empujo la puerta y me resguardo en el interior del local. Es oscuro, construido en piedra y madera principalmente. En las diferentes mesas hay algún que otro personaje, ninguno que haya conocido antes. De pronto caigo en la cuenta de que no llevo dinero y me asusto. ¿Qué hace un crío en una taberna al caer la noche y sin dinero? Esquivo las miradas que todos depositan en mí y me apoyo en la pared de la entrada, aparentando esperar la llegada de alguien sin desear consumir nada. Solo espero que nadie me preste atención, y mientras aguardo escucho la lluvia por encima del ruido del bar, atento al momento en que deje de repiquetear en las calles empedradas.

33 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 12:10 pm

Cain

avatar
El sonido del violín llenaba la taberna. El ambiente estaba bastante más animado que de costumbre, pues había que celebrar la nueva cosecha. Los monstruos reunidos bajo la tenue luz de las antorchas bebían, reían y daban palmas al son de la música. Nadie reparó en la presencia del fuego fatuo, querían disfrutar de su última noche de alboroto antes de que los cosechados empezasen a corretear a sus anchas por la ciudad.
El violinista que tocaba era diestro, sin embargo no era el violinista sin cabeza, era un hombre joven de hechizantes ojos verdes que parecía tener al público hipnotizado. Paseaba con el violín por la sala, sonriendo y guiñando el ojo a las damiselas. Entonces llegó el auténtico violinista. Apuntó al hombre con un dedo acusador, parecía enfadado, pero todos sabían que no lo estaba. Se acercó al falso violinista y le abofeteó con un guante, el otro se echó a reír. Le estaba retando.
-Muy bien, tú te lo has buscado...-dijo con una voz tan suave que ponía la piel de gallina
Ambos prepararon sus violines y se batieron en duelo.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

34 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 12:28 pm

alpeca

avatar
Llego a la taberna con Kaila. Entramos y vemos a monstruos bebiendo y riendo...
-Esto me va a gustar...
Veo a un violinista retando a otro. Decido quedarme a ver el espectáculo con Kaila.
-¿Esto es normal por aquí?-le pregunto.

35 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 12:51 pm

LEC

avatar
Llegamos a la Taberna. Por todos lados hay monstruos bebiendo y pasándoselo bien. Una agradable música de violín anima más el ambiente, y los monstruos dan palmas al compás.
-¿Sí? Espero que a mi también. Si no... -le miro de forma siniestra.- Era broma, me lo voy a pasar bien -mientras lo digo, me rio por lo bajo.
Un violinista sin cabeza se acerca al otro, y le reta. Me quedo a ver el espectáculo con Aníbal.
Me pregunta algo, a lo que repondo encogiéndome de hombros.
-¿Y yo qué sé?- le digo, mientras sonrío. El duelo es maravilloso, suena muy bien.

36 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 12:54 pm

alpeca

avatar
Cuando me mira siniestramente, sonrio. Sé que ella no es así.
-¿Qué me harás si no te gusta?-le sigo el juego.
La miro de reojo.
-Yo es que he estado dormido mucho tiempo...por eso preguntaba.
Veo que está disfrutando con el duelo. Desde que hemos salido del barrio en llamas que está mejor. Me alegro. Me siento a su lado y me recuesto, disfrutando también.

37 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 01:40 pm

Red

avatar
La lluvia esta empezando a caer con fuerza, y si no me pongo a cubierto pronto voy a acabar empapado, y no creo que eso sea bueno. Casi he llegado al burdel, pero no me va a dar tiempo, tengo que aterrizar ya. Desciendo y me pongo a cubierto bajo un alero, me cubro con la capa y echo a andar. Mis botas golpean los charcos y en mi cabeza se crea un ritmo particular, con lo que acabo andando al ritmo de esa melodía interna, chapoteando en los charcos. Sin embargo no es tan interna como yo creía, la llevo escuchando un rato sin percatarme. Parece un duelo de violines, y si no me equivoco proviene de la taberna, ¿a quien se estará enfrentando Paganini?, encamino mis pasos hacia el edificio dispuesto a descubrirlo. Cuando llego a la puerta del local entro y me sumerjo en el ambiente. Hay bastante gente, veo a Alex y a Kaila, incluso esta Gael, llameando junto a la puerta. Me acerco al pequeño y le saludo revolviendole el pelo y me acompaña hasta la barra. Observamos el duelo con curiosidad, tocan bastante bien y la música alegra a los presentes, que están ya de por si muy animados. Tamborileo con los dedos en la barra, siguiendo el ritmo, con la mente en otra parte. ¿Qué estarán haciendo Cain y Elliot?, bueno, me lo supongo, pero no me molesta. Estamos juntos, y yo soy idiota, tienen derecho ha pasarlo bien. Sonrío y llamo al camarero.
-Perdone, sirva a todos los presentes -le pido-, ¡yo invito! -aclaro alzando la voz, siempre quise decir eso.
Pido una pinta de cerveza negra y bebo tranquilo, este ambiente festivo por la llegada de los nuevos cosechados me gusta, se esta bien en medio de esta gente. Pueden parecer monstruos, ¿pero que soy yo si no un monstruo?, y si somos sinceros, me gusta serlo. Saco a Feliks y se lo dejo a Gael.
-No te preocupes por sostenerlo, es un fénix, no le hace daño el fuego -y en respuesta a mis palabras Feliks se acomoda en los brazos del chico-, ¿ves?. le gustas -digo riendo.
Le dejo a su lado mi capa, la espada y los libros, ahora no los necesito y solo estorbarían.
Me pongo en pie y me acerco a los dos violinistas, que hace ya un rato que han terminado.
-Han estado geniales los dos, señor Paganini y... -no conozco al otro violinista, pero parece un buen tipo- ... no me importaría tocar con ustedes, a pesar de ser novato en la ciudad, pero si no tienen un piano o una guitarra malamente. No me dio tiempo a aprender a tocar el violín en la Tierra -aclaro sonriendo.

38 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 03:03 pm

Jack

avatar
Corriendo, volando, yendo de sombra en sombra, de tejado en tejado y sin parar de correr, acabo llegando al barrio de aquella taberna del violinista, pero no me llama demasiado la atención y sigo con mis juegos bajo la lluvia. Sin embargo, al pasar por el edificio me paro en seco porque huele demasiado a sangre... Hay mucha gente, conocidos y no conocidos, en el interior. Y el olor es un olor agitado...¿Qué estará pasando? ¿Una pelea con amigos implicados? Es lo único que se me ocurre en una taberna... Tengo que entrar para ver qué ocurre. Así pues, retomo mis pasos y me encamino hacia la puerta, empezando a escuchar voces y música. Dentro hay bastante gente y bastante follón, pero solo la agitación del olor me da mala espina, así que decidido, paso al interior sin preocuparme por ir chorreando o no llevar camiseta. Lo que sí hago es sacudirme el pelo un poco antes de pasar el umbral. Y una sonrisa asoma a mis labios cuando, por fin, veo que no hay bronca sino una especie de fiesta, con Vacuum, Gael, Kaila y ... me quedo mirando al otro chaval, me suena de algo, pero no recuerdo el nombre... ¿Atila? Quizá... ¿Asdrúbal? No, este no... ¿Aníbal? Tiene más posibilidades, pero no recuerdo con exactitud... Da igual, ya me enteraré en el transcurso de... ¿De qué? ¿Acaso voy a quedarme? No creo que sirvan sangre... y no tengo dinero ni pieles ni nada a mano para pagar...Tengo que conseguir dinero de esta ciudad, no puedo vivir aquí sin interactuar con la economía del lugar...Vendiendo pieles, quizá; cazando criaturas raras, también; vender mi sangre a los alquimistas, como Dama Liviana, factible. ¿Entonces? ¿Me quedo? Lo cierto es que me voy a enfriar y no sé si los vampiros se resfrían... <<Bueno, a lo hecho, pecho, nunca mejor dicho por ir sin camiseta>> pienso sonriendo. Pero ¡eh! Está Gael, podría acercarme a él y secarme, con cuidado de no quemarme. Buena idea. Así pues, me acerco al chaval saludando a los demás y saludo a este último:
-Hola, Gael.-aunque también veo al fénix de Vac, no considero necesario saludarlo.-Te estoy preparando una sorpresita, ya lo verás. Y me voy a quedar aquí, a tu lado, que llevo toda la noche corriendo bajo la lluvia y no quiero resfriarme.-acabo riendo mientras miro al local, centrándome en la barra, para ver si tienen sangre.
Y cuando centro mi mirada en las estanterías con bebidas, la curiosidad me puede y me acerco al camarero, titubeante:
-Hola. Tienen... ¿Tienen sangre? Pero no de animal, sino...Humana.-consigo decir mientras miro de reojo a los demás, no quiero asustarlos.
El camarero asiente y al minuto vuelve con una copa de un líquido carmesí llena. Pero no es el color lo que me impacta de lleno, sino el olor. No es como el de mis amigos, pero... Y aunque una vocecilla me dice que no tengo dinero para pagar esto, alargo la mano y me llevo la copa a los labios, mojándolos simplemente, pero suficiente para despertar al vampiro. Y sin más miramientos, inclino la copa y, ávido, bebo su contenido sin tragarlo rápidamente, pues tiene un toque exótico, delicioso, que nunca antes he captado ni siquiera en el olor. Y cuando por fin acabo la copa, la sensación de calidez que me embarga es bestial, me encanta y me quita todo el posible frío que tuviese ante mientras le da un suave color sonrosado a mi piel desnuda. Me relamo cuando la sensación comienza a extinguirse y miro al camarero para preguntar su precio, pero... ¿Vacuum invita? Maldición... no quiero aprovecharme de... ¿De dónde diantres ha sacado dinero? ¿Quizá del mismo sitio del que Cain sacó para pagar aquel banquete terrícola? Ya me enteraré, total, si salgo me asaré, tengo todo el día aquí dentro. Pero alejándome de las ventanas y yéndome a una mesa en un rincón donde me siento a... ¿A qué? A regodearme en la sensación de la sangre extraña, desconocida y deliciosa. Luego hablaré con el griego para ver si puedo pedir más, pero luego, luego...


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

39 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 03:18 pm

Sepalian Xila

avatar
Miseria entró en la taberna como otros tantos días. Estaba cubierto por una capa gris de anchos hombros y llevaba unos calzones a rayas negras. En su levita llevaba amuletos enredados entre los botones, y una de sus antiguas caras descansaba sobre su hombro. Se quitó el sombrero con cuidado de que la pluma no se manchara al tocar el marco de la puerta y entró. El rostro que lucía hubiera sido armonioso de no ser por aquella nariz ganchuda que parecía tan fuera de lugar. Misería alzó un espejo y colocó su mano sobre la cara. Apretó con los dedos sobre sus pómulos y luego separó la mano, llevándose con ésta una máscara de rasgos armoniosos y nariz ganchuda. Pero lo que había debajo era peor. Aquellos pómulos tan marcados eran horrendos. Misería suspiró y decidió que no iba a gastar tiempo ni energías en cambiar otra vez de caras. Debió haberse quedado con la de la nariz espantosa.
Hechizó las dos máscaras que llevaba encima para que buscaran por encima de la multitud a algún conocido. Nada. Miseria las hizo volver a sus manos y se las colocó sobre los hombros. Aquello estaba atestado de ciudadanos muy jóvenes. Aquella era su tercera noche de Samhein y tampoco era precisamente un veterano, pero le incomodaba tratar con ciertos individuos.
"Bueno, tal vez sepan algo sobre las campañas. Incluso podrían llegar a ser interesantes", pensó. No quería hablar con el hado porque pensaría que buscaba su polvo. Descartó al guerrero, difícilmente sería interesante. El vampiro parecía bastante entretenido con su sangre y no quiso molestarlo. Así que se dirigió a la maga.
-Buen Samhein -empezó saludando-. Mi nombre es Miseria Nombre, ominario -dijo acompañando sus palabras de una reverencia-. No he podido evitar reparar en que hoy hay muchos habitantes de la generación anterior. ¿A qué se debe esto?

40 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 03:48 pm

LEC

avatar
Contemplo la sonrisa del chico, y me hace una pregunta siguiéndome el juego...
-Podría congelarte. -le respondo.
Se sienta al lado mio, y yo me quedo mirando a la nada hasta que una voz me saca de mi ensimismamiento. Miro al individuo que me habla. Escucho sus palabras, en realidad no entiendo casi nada, pero no quiero parecer idiota delante de tanta gente.
-Buen Samhein -respondo a su saludo-.Mi nombre es Kaila. Kaila Arawicca -me presento. El apellido me le acabo de poner, porque hace tiempo que pensaba en cambiarme de nombre. Pero con el apellido me basta. Además, suena muy bien- . Sinceramente, no creo de haber entendido completamente lo de la generación anterior. si se refiere a los nuevos transformados, ni yo misma sé muy bien el motivo de que nos encontremos tantos aquí. - explico.

41 Re: Taberna del Mago Tuerto el 01/11/11, 03:54 pm

alpeca

avatar
Me rio.
-¿Congelame? ¿Pero en que diablos te ha transformado la luna, mujer?
Se nos acerca un tipo.
-Buen Samhein. Me llamo Aníbal. Y en cuanto a los nuevos transformados...ni idea. Ha sido por azar.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 45.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 24 ... 45  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.