Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» La resaca. (Tras el desfile de la bahía)
por Nihil Hoy a las 04:22 am

» Libo
por Nihil Hoy a las 03:31 am

» Sede de los Taumaturgos
por Giniroryu Ayer a las 04:57 pm

» Torreón Sendar
por PePo Ayer a las 12:45 pm

» El Cuchitril
por Tak Ayer a las 12:22 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 98 usuarios en línea en la fecha 13/08/19, 07:13 am
Estadísticas
Tenemos 183 miembros registrados
El último usuario registrado es Vidar

Nuestros miembros han publicado un total de 40269 mensajes en 758 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » Taberna del Mago Tuerto

Taberna del Mago Tuerto

Ir a la página : Precedente  1 ... 14 ... 25, 26, 27 ... 36 ... 47  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 26 de 47.]

1Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Taberna del Mago Tuerto el 02/08/11, 06:14 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Un local oscuro iluminado vagamente por velas y construido en un sótano de piedra. La bebida es buena, pero no puede decirse de los que van allí a beber. No se permiten voces altas los martes y los viernes toca un violinista sin cabeza. También pueden comprarse pociones y algunas sustancias prohibidas.


301Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 07/10/13, 11:44 pm

Jack


El primero en llegar fue el vampiro, y casi al momento Noel comentó algo. Mientras Erika se reía, me mordí el labio antes de saludarle y responder, riendo también, y alternando la mirada entre el draco y el joven.
-¡Hey! Oh, no te preocupes, es más formal que las sillas. Creo que me soporta porque aprende algo, sino...

A mitad de mi carcajada aparecieron Enredo, Matt e Yttria. Más novatos modositos, en total contraste con el espectro.

-Explícame eso de que se te echó el tiempo encima, anda.-le dije, riendo, en alusión a parte de su transformación.

Entre tanto, llegó otro grupo, pero fue Erika la que me avisó.
-Yrio no ha venido...
-Bueno, estará ocupado o algo.-le susurré en respuesta <<Estará ocupado con Yoel>>, para luego saludar a los recién llegados.-¡Bienvenidos! Pasároslo bien y no rompáis nada o haréis noche fregando platos.-les dije, sonriendo ampliamente.
-¡No seas malo! Ah, ¿y esa chica nueva? Espera... Se parece a Karime...-me miró y asentí.-Así que este es el cambiante del que tanto habla Mephis...-terminó, con tono serio y sin acabar la frase. Le estaba costando aguantar la risa.

Lo que me llamó la atención, entre otras cosas, fue la extraña alegría del libense. Normalmente estaba concentrado en sus cosas, en entrenar y mejorar en magia y sus artefactos. Pero ahora... No era el mismo.
-¿Quién ha hechizado de semejante manera a Skarog?
-Es un cafre, mira la jarra que lleva. Va a acabar por los suelos.-señaló Erika, más bromeando que preocupada.

Skarog
Salimos de la Sede, guiados por un DL vestido casi como K. La situación era de lo más curiosa, aunque le delataban ciertos rasgos en concreto y el propio olor que ambos despedían. Pese a que era una fiesta, mandé a la porra la estética y me puse mis curiosos "zapatos", ya que allí no consentiría tanto el romperme una o más uñas. Y hablando de estética, las tres uñas rotas desentonaban bastante... Pero ya se regenerarían.

Así pues, charlando animadamente con quien fuera, realmente no importaba, llegamos a la Taberna. El ambiente dentro era justo lo que necesitaba. Y eso mejoró en cuanto dijeron lo de invitarnos a beber.

-¡Una cerveza por aquí!
-¿Cuál?
-Eh...
-No tengo toda la noche, mocoso.
-La más fuerte que tengas. ¡Gracias! Al fin algo decente y no esa maldita agua de la Sede.-luego me acerqué al grupo de... Bah, a quien fuera, aunque con cuidado de mis pies.-¿Qué tal? ¿Todo bien por aquí? ¡Pero si es mi colega Matt! Cerveza fuerte y yo soy el Rey. Camarero, exijo mi dinero de vuelta.-pero el trasgo no parecía estar para bromas, así que sacudí la cabeza.-Algo más fuerte, ¿por favor?
-Cuidado con esas uñas y el alcohol. El que rompe, paga.

Me alejé haciendo comentarios como de que no pasaría algo así, con una jarra cuyo contenido se movía, rojo fuego, como lenguas de roca fundida. Antes de que pudiera probarlo, sin embargo, el vampiro dijo algo sobre mí. La mirada se me fue directamente a por la K de verdad y luego la devolví a Jack. Conociéndole, lo habría comprendido al instante.

Lo siguiente que sucedió fue... Augurado previamente por el trasgo: al tragar aquel licor, la sensación de ardor fue tan bestia que se me disparó uno de los hechizos de las uñas rotas. Como consecuencia, un par de sillas desocupadas salieron volando (aunque ni tan siquiera un metro, creo, y tampoco volando, rodando).
-N-no se han roto. Están... In... Intactas.-mascullé mientras, torpemente, me dirigía a arreglar el estropicio, mirando de reojo al trasgo.-Aquí no ha pasado nada.

Para bien o para mal, la bebida era fuerte, en efecto, y fue haciendo, valga la redundancia, su considerable efecto. Por otro lado, en mi fuero interno me empeñaba y empeñaría toda la noche en que no me afectaba tanto como parecía. Y, fuera como fuere, ¿qué más daba?

302Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 08/10/13, 01:49 am

Poblo


Había sido el primero en llegar. “Mierda, esto habría sido más fácil si hubiera ya alguien a quien conociera... no, con quien me llevara más bien”
Conocer conocía a varios ya, pero no me fiaba de la mayoría, por eso fingí no enterarme del gesto que me hizo el draco de que me acercara, y en su lugar fue con Jack con quien acabé juntándome, aunque tampoco es que estuviera muy lejos de Noel.
-¿Inculcarme sus maneras? ya quisiera él-

El resto por suerte, no tardó en llegar. Los de serpentaria fueron los primeros, entre los que destacó Stefan por cortarse a media frase “Sienta bien saber que no eres el que peor lleva estar entre desconocidos”

Cuando mis propios compañeros llegaron, no pude evitar mirarlos incrédulos al ver a dos Karimes entrar por la puerta, aunque identifiqué a DL casi al instante, tampoco es que estuviera disimulando. 
-Veo que no nos basta con solo una libense. Tan necesitados estamos que traemos dos? Y no, no lo conocía- Señalé a Jack -Pero él sí-

Atol por su parte andaba feliz como una perdiz, gracias a Ka según lo hizo ver él mismo, y apenas hubo dado un trago de lo que fuera que pidió en la barra un par de sillas salieron disparadas por un “hechizo accidental”

-¿Solo has dado un trago y ya estás así? Miedo me da lo que puedas hacer si te emborrachas- Poco a poco se me iban pasando los nervios. Seguía desconfiando, pero al menos ya no estaba tenso.

-Por cierto Jack. Creo que sería educado por tu parte presentarme a los que todavía no conozco, como por ejemplo... ¿a ella?- Dije mientras me volvía hacia Erika.

303Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 08/10/13, 01:40 pm

Leonart


Nia

La ulterana ya estaba lista y esperando en el lugar donde habian quedado para ir a la taberna. Vestida con un vestido color pastel simple con un remate de flecos de seda y unas mangas largas que transcionaban en guantes que le llegaban hasta los nudillos, dejando las falanges al aire. Las uñas pintadas de un color amarillo chillón y decoradas con purpurina de un amarillo más oscuro. Una cinta de la misma seda apagada servia como collar de donde colgaba el modesto escote abierto, con una forma de lo que un humano hubiera creido un corazón. Asi mismo, el propio vestido estaba decorado de pequeñas gemas de un color amarillento apagado. En cuanto al maquillaje, la ulterana habia optado por un rimel que teñia de dorado sus pestañas y una pequeña sombra de ojos casi imperceptible de color anaranjado. Incluso parecia que la ulterana habia trasteado con el color natural de sus ojos usando alguna magia anclada, aunque casi imperceptible a ojos de un novato. Cada vez que pestañeaba el fulgor azul que era el mar de los ojos de la niña se hacia denotar más e iba decayendo con el tiempo.

No pudo denotar que no se veia por ningun lado al colosal albino a y su sufrida compañera. Cuando Nia preguntó por ellos dos le contestaron que Toima habia decidido no ir simplemente debido a que iban a estar los recien transformados y que la nublina se habia quedado con él por conveniencia propia. La ulterana se encogió de hombros a modo de respuesta. Si era tan cabezón como para no disfrutar de sus tipicas borracheras fiesteras solo porque hubiese gente que no conocia en ella, mejor para todos, pero sobretodo para él, ya que su hígado se lo agradeceria.

Una vez dentro, la cara de la ulterana se medio llenó de nostalgia y repelús a partes iguales. Aquel lugar seguia igual de sucio y de cutre como lo recordaba, pero tampoco lo querria de otra forma, despues de todo habia compartido simplemente demasiadas memorias y buenos momentos entre esas cuatro paredes. Tambien los habia malos... Decidio no pensar en cosas tristes y se dirigio a la barra donde pidio una especie de licor de un color azulado que cualquiera en su sano juicio hubiese jurado que se trataba de anticongelante. Mojándose los labios, la ulterana se despizó por el aire sujetando con gracia la copa y se dirigió de vuelta al grupo. Esbozó su mejor sonrisa de Dama Urticaria mientras se dirigia a los novatos para saludarles, refiriendose a ellos por el nombre combinado de su transformación y el nombre que habian usado durante o despues de la Luna.

-Vampiro Pablo, Brujo Enredo, Helión Atol.-les saludó con un movimiento de cabeza y una sonrisa educada, todo muy teatral pero no por ello mentira.-Espero que disfruteis de nuestras fiestas en compañia de vuestros compañeros más veteranos y que algo de su espíritu festivo se os contagie para que podais adaptaros rápidamente a esta nuestra ciudad.-dijo, haciendo una floritura teatral. Sin embargo, no tardó en enfrentarse a todas aquellas caras nuevas, algunas las habia visto recien transformadas, otras no, pero su rostro estaba pintado aún con la experiencia de la transformación.
-Mis mejores deseos para vosotros tambien.-dijo con una floritura de la mano, acompañado de una reverencia gentil.-El nombre es Dama Urticaria. Si os pica una mano o si os falta una directamente, os podré tratar en mi Botica. ¿Vuestros nombres son, nuevos hijos de la Luna?-les dijo finalmente, a modo de presentación.

Toima y Tania

Habia pasado algo menos de una hora desde que habian salido los demás. Fruto de un cambio repentino de corazón, el ulterano se encontraba cabalgando a lomos de su fiel montura con una aterrorizada Tania agarrandose a su cintura por detrás mientras cerraba los ojos y soltaba chillidos ocasionales acorde de las virguerias y saltos que la lagarta describia a modo de tomar atajos más rápido que seguir por las calles de una manera civilizada. La nublina no se terminaba de acostumbrar a aquellos viajes apunto de marearse o de morir de un infarto, quizás ambos, pero por su parte el ulterano no mostraba signos de que el viaje le molestaba en absoluto. Se levantaba de su silla y se volvia a sentar con maestria, inclibaba su peso (por tanto el casi imperceptible peso pluma de la nublina) con el de la lagarta y conseguian sincronizarse muy bien en los vaivenes del terreno.

Finalmente se encontraron frente a la puerta de la taberna. El ruido que venia de aquel edificio era tan conocido como nostalgico para aquellos dos. Toima desmontó de un salto, más bien, si hubiera alguna forma se pudiera haber descrito su manera de desmontar, hubiera sido gracil, pero aquel adjetivo no podia describir el espectáculo de ver a un ulterano de casi dos metros y medio y doscientos kilos de peso desmontar de un lagarto de gigantescas proporciones con una cresta erizada de color rojizo mientras sus ojos apuntaban dentro del edificio. Quizás la grandiosidad de la escena se estropeó cuando la nublina se estrelló abruptamente contra el suelo, haciendo poco o nada de ruido. Se le habia enganchado un pie en una de las hebillas y habia resbalado de la silla, encontrandose por tanto al suelo.  El ulterano la cogió de una muñeca y la alzó sin mucho esfuerzo hasta ponerla de pie. La nublina, algo mareada musitó algo parecido a "estoy bien" pero el ulterano no tardó en darle una palmada en el flanco a la lagarta, que echó a correr de vuelta al cuchitril y entonces el albino andó hacia el establecimiento, dejando a la nublina con las palabras en la boca. No tardó en seguirle, pues a fin de cuentas al verle tan cabreado, habia optado por no dejarle salir solo. Quien sabia lo que estaba pasando por la mente del argos.

Con un gesto de malhumor, abrió la puerta con fuerza, casi arrancándola de sus gozones y se abrió paso en la estancia como un heraldo de holocausto, destrucción y malhumor personificados. Por debajo de sus labios le grindaban los dientes. Aunque no lo hacia demasiado obvio por su lenguaje corporal, examinaba los rostros de todos los presentes, sobretodo de los novatos, con una mezcla de repulsón y empalagosidad. Sin embargo fue directo a la barra y pidió una pinta que no tardó en beber insitu y casi al instante pidió un relleno. Captó como la nublina se acercó a los cuchitrileros para saludarles e informarles que Toima al final habia decidido ir, con una mezcla de expectación y miedo, por lo que fuera a hacer el ulterano.
Justo al hacerlo, Toima se separó de la barra, portando tres pintas en cada mano y dos mas en los tentáculos, se dió la vuelta sécamente tras dejar una bolsita con dinero en la barra como pago y se dirigió cargado de sus bebidas a su asiento favorito, al otro lado de la sala. Por el camino topó con un obstáculo. Normalmente, Toima, sabiendo de su paciencia infinita y su virtud para el buen comportamiento y su magnanima moderación que tenia como educación de morales, hubiera rodedado aquel obstáculo con su preciada bebida y se hubiera dirigido directamente a su asiento. Pero en este caso, el obstáculo era un novato. Una mujer, libense, que además claramente era una licántropa. Hablaba despreocupadamente con alguien, dándole la espalda al ulterano sin saber que estaba bloqueandole el paso. Aquel no iba a ser el dia de la misericordia.
-Aparta, perra.-soltó entonces con una voz tan áspera como afilada.
Sin dudar, se abrió paso, apartándola con el hombro mientras no le dirigia más de dos o tres ojos para deleitarse con su reacción, sin girar su cuerpo y sin parar de andar hacia su asiento. Habia tenido suerte que solo hubiera hecho eso aquella vez, por falta de miembros prensibles con los cuales sacar un cuchillo y abrirle las entrañas en ese mismo lugar. Si. Sin duda alguna. Toima estaba de muy malhumor. Sus ojos, bañados de un siniestro fulgor, juzgaban y miraban toda la taberna mientras tragaba sus pintas una detrás de otra.

304Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 08/10/13, 02:18 pm

Dal


Mire hacia Urticaria cuando se dirigió a mi y sonreí ante sus formas, había leído libros de caballeros y creía saber desenvolverme en ese lenguaje tan rebuscado, así que le seguí la corriente.

-Buenas noches tenga usted Dama Urticaria,- hice una reverencia ante la chica,- Ahora si me disculpáis iré a pedir algo de beber ya que vuestros amigos han sido tan amables de invitarnos.

Me acerqué a la barra y miré al trasgo que estaba tras ella, supuestamente el tabernero. Esperaba que fuese igual de agradable que Brann, pero por su mirada no tenia pinta. No se muy bien como pero acabe con una jarra en la mano llena de algo que parecía oro liquido. Para mas detalles recuerdo las palabras del tabernero cuando me dio la copa: "Ya veremos como acabas si te la consigues terminar". Me aleje de allí pensativo tratando de recordar que camino exacto había seguido la conversación para acabar con aquello en la mano. Al final lo deje por imposible y le di un sorbo a la jarra, un sabor dulce me bajo por la garganta y mire asombrado el interior de la jarra ya que pensaba que todo lo que llevaba alcohol era amargo.

En ese momento llegó Alder con un vaso que lleno de un licor, aparentemente sinhadre, <<De un trago, bueno si es como el mío no pasará nada>>. Como el mío y una mierda, aquel mejunje estaba bueno, pero rascaba en la garganta que daba gusto. Resoplé cuando lo tragué y antes de que me diese cuenta tenía el vaso lleno otra vez, <<Uff, vale, solo por no hacer un feo, pero ni un trago más de este licor>>. Volví a tragar el contenido del vaso y di las gracias. Con eso tendría bastante de momento.

Vi al ulterano que había venido al torreón el día de la luna dirigirse a una mesa apartando de un empujón a K por el camino. Viendo que se iba a avecinar tormenta lance un hechizo a la jarra para evitar que se derramase la bebida, acto seguido me acerque a Matt y le pregunte:

-¿Ese tío siempre esta de mal humor? Lo digo por que la ultima vez que lo vi y fue hace mucho también lo estaba.



Última edición por Dal el 09/10/13, 05:57 pm, editado 1 vez

305Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 08/10/13, 10:27 pm

Alicia


Alder y Seon llegaron tarde a la taberna. Seon se había arreglado somnolienta, y como consecuencia  había tardado el doble. La soñadora iba con un vestido gris de cuello de barco, obra propia, decorada con conchas y piedrecillas.  El cabello azul había alcanzado ya las clavículas, pero seguía peinado igual que siempre. Alder se había apartado el suyo de la cara con un par de horquillas, y llevaba ropa comoda, reunida de entre los cajones de Serpentaria. Iba porque ella no le decía que no a una fiesta, pero no pudo evitar cierta tensión en la sonrisa al saludar a los que no eran compañeros de cosecha. “Eternamente condenada a relacionarme con gente con la que no tengo nada” pensó ocupando un sitio junto a Ka, y dedicándole un guiño complice. Por su parte Seon saludó con infinita tranquilidad y amabilidad a todos. Incluso sin haber salido mucho en los últimos meses, la mayoría la recordaría por visitas nocturnas. Según iba mejorando en sus habilidades, había hecho el esfuerzo por hacer agradables las pesadillas con las que se cruzaba, especialmente de aquel grupo, con quienes sentía cierta deuda por el día de la luna. Todos habían tenido una mala época por lo que se discernía entre el horror y drama sinsentido habitual de cualquier pesadilla.
-Asi que.... lo que queramos beber?- dijo Alder enseñando los colmillos en una sonrisa traviesa.- ¿Seon y si pides una botella de aracanei, y unos pocos vasos pequeños? Si lo tienen ...- “beso al camarero” fue rápidamente corregido al ver al trasgo tras la barra- me quedo de por vida en la taberna.
El aracanei era un licor sinhadre  de color rosáceo que se hacía con frutas y algo de miel y  aunque sabía dulce quemaba la garganta con ganas, por lo que no era algo de lo que abusar. Lo tenían. Alder dio palmas de emoción y se adueñó inmediatamente de la botella.
- Me da igual que tengáis entre manos, esto teneis  que probarlo. De un trago, que no sois flores de campo- dijo mientras repartía vasos. Levantó el vaso al centro para que brindasen, y corrió a decir:- el último repite tanda!

Alder se limitó a fruncir los ojos, pero a Seon le cambió la cara cuando tragó, levantando una risa a su pareja.

306Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 08/10/13, 11:11 pm

Zarket

Zarket
GM
Al día siguiente de la cosecha mis compañeros de prácticas mágicas me sorprendieron al decirme que, al parecer, algunos de los veteranos nos habían invitado a una fiesta en una taberna. «¿Bienvenida "oficial" un poco tardía? O bueno, ahora que la cosecha ha comenzado nuestro primer año se cierra». No pensé mucho en esto, dado que ya íbamos a comenzar el entrenamiento. En cualquier caso, quizás vendría bien para relajarse algo, y como último episodio del capítulo que estaba cerrando el cumplimiento de un año en la ciudad. «O quizás inauguración de un nuevo capítulo».

Me dirigí solo al lugar la noche de la fiesta, sin haber podido quedar con ningún otro aunque sin preocuparme por perderme. Conforme me fui acercando al área se fe haciendo evidente el lugar donde iba a ser la fiesta, y hacia allí me dirigí. Una vez allí no tardé mucho en ver dónde estaba el grueso de recién llegados. Al parecer estaban compartiendo un brindis con el grupo que nos visitó la noche de la salida de la Luna.

—Vaya, parece que he llegado un poco tarde —dije al ver que el resto de compañeros de criba ya habían llegado.

307Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 09/10/13, 12:45 am

Red

Red
Vac:

Cuando el grupo del burdel se reunió con el del Cuchitril a medio camino de la taberna, Noel se acercó a Vac para interesarse por su estado.
-No te preocupes, estoy bien -le sonrió, y era verdad. Desde aquel día en el que Noel lo había encontrado inconsciente en un tejado el griego estaba mucho mas descansado, y aunque seguía durmiendo poco, la idea de la fiesta inminente lo había mantenido en forma. Su ánimo había mejorado considerablemente, y se le volvía a ver sonreír como antes. El hado no sabía cuanto le duraría aquella inyección de buen humor, pero no pensaba desaprovecharla.
-¿Crees que algún novato volverá sobrio a casa esta noche? -le preguntó a su hermano cuando llegaron a la taberna, empujando la puerta y acercándose a la barra mientras saludaba a los conocidos.

El chico iba vestido con unos vaqueros negros y una camiseta de manga corta de un grupo de Heavy Metal de la Tierra, y completaba su atuendo con una cazadora de cuero oscura y sus Converse negras. Llevaba su guitarra a la espalda, bien protegida en su funda. Cuando llegó hasta él mostrador saludó al trasgo y habló unos minutos con él, poniéndole al tanto de la riada de novatos que se avecinaba aquella noche y de que había quedado en invitarles a unas rondas.
-Dales un escarmiento si rompen algo, pero supongo que tendré que pagar yo si se da el caso, a fin de cuentas seré el culpable por emborracharles indirectamente -rió con el dueño del local, acordando además que mas tarde tocaría algo de música.

Vac cogió su copa y se acercó a saludar a Mikk y al violinista, dejando su guitarra a buen recaudo en el escenario y conversando un rato con los dos músicos. Hacía tiempo que no les veía y siempre era agradable charlar con ellos, por lo que también les puso al tanto de la pequeña fiesta y quedó en subirse luego a la tarima con ellos para dar un pequeño espectáculo. La voz de su hermano le llegó mientras se acercaba a la barra, y aunque le hacían gracia las referencias, era posible que estuviera asustando demasiado a los lechuginos.
-Bueno, bueno -dijo, poniéndose junto al draco y pesándola un brazo por los hombros-, ¿aun sigues diciendo tonterías sobre los genes del talento? -le preguntó alzándo una ceja- Esta claro que ese pico de oro que tienes es de nacimiento hermanito -rió con ganas-, y esta muy bien hagas gala de el, pero si sigues así van a huir en desbandada -concluyó con una amplia sonrisa.

Saren:

Saren se dirigió a la taberna junto a sus compañeros de la Sede, conversando con ellos sobre lo que les esperaba en aquella fiesta. Durante los entrenamientos a los que había asistido los últimos tres días en la bahía, había tenido la oportunidad de conocer un poco mas a algunos de los veteranos, y aunque uno en concreto no se mostraba especialmente simpático y el resto no se había presentado, el idrino había quedado bastante satisfecho. No sabía que reacción causaba en los demás mas allá de lo que veía cuando estaba con ellos, pero a él personalmente le habían caído bien y consideraba un honor y un placer que lo invitaran a aquellas clases avanzadas de vez en cuando.

Fue en uno de aquellos entrenamientos en donde se enteró que aquella fiesta se venía orquestando desde la salida de la Luna, a raíz de un comentario del hermano del draco, un trasformado al que el norteño solo había visto una vez. Recordaba que se llamaba Vacuum, un tipo alto de piel oscura con alas rojas, y el sueco se lo confirmó cuando le preguntó. No había asistido a los entrenamientos, según su hermano había estado ocupado últimamente, pero aquella noche no faltaría a a fiesta. Cuando el norteño atisbó el local en la distancia, apresuró el pasó junto a sus compañeros y no tardaron en llegar a la puerta, abriéndola y sumergiéndose entre el gentío. Al chico no solía apreciar las multitudes pero curiosamente no se sentía mal rodeado de aquella gente, a pesar del espacio reducido se encontraba a gusto.

El grupo de veteranos destacaba entre el gentío y hacía allí se dirigió sonriente, atisbando a alguno de sus compañeros entre las cabezas de la clientela. Vio a Pablo junto a Jack, el vampiro alemán con el que el español entrenaba, y también vio a Stefan, Enredo, que estaba juntó a Yttria y a Matt cerca de la barra. El norteó iba vestido con unos pantalones negros cómodos y llevaba una camisola gris bajo el abrigo. su piel estaba a buen recaudo en la Sede. De camino a la barra escuchó las palabras de Noel, y acostumbrado como estaba a su personalidad no pudo evitar reír con ganas. Creyó ver al hermano de alas rojas alejarse hacia una mesa cercana.
-Buenas noches -saludó a los presentes cuando les alcanzó, alzando una mano con gesto amistoso-. Creo que no conozco a algunos de los presentes, así que aprovechó las palabras de Dama Urticaria y me doy a conocer. Mi nombre es Saren, y mis amigos me llaman Saren -sonrió, haciendo gala de su facilidad para conversar con la gente-. Desde hace poco también me llaman "Periquito de la Destrucción", pero no se a cuento de qué, creo que no he roto nada importante últimamente -concluyó, la risa brillando en sus ojos-. Ahora jugáis con ventaja -añadió expectante, esperando que no supusiera ningun problema conocer el nombre de los veteranos con los que aun no había tratado.

Vac y Saren:

-Delicioso -sonrió Vac tras apurar el vaso de aracanei de un trago, sin dar muestras de que le afectara el quemazón en la garganta. Se había incorporado al brindis segundos antes de que este se produciera, y ver las distintas reacciones de los novatos al licor le ensanchó la sonrisa-. ¿Qué os parece el local, señoritas? -les preguntó a Alder y Seon, las dos muchachas que tenía mas cerca. No las veía desde la noche de la Luna, pero las recordaba bien, aunque no estaba tan seguro de que ellas le recordaran a él.

Justo entonces Saren apuró el vaso de licor sinhadre, había llegado un poco tarde al tener que avanzar entre la gente. El norteño empezó a toser en cuanto el líquido se deslizó por su gaznate, los ojos humedecidos por la impresión. Exhalo el aire con fuerza y trató de recomponerse, su risa mezclándose con sus tosidos mientras intentaba hablar.
-No esperaba que fuera tan fuerte -dijo con esfuerzo y una media sonrisa-, pero esta muy bueno. ¿Me toca repetir, no es así? -añadió, fingiendo bochorno y sirviéndose otro vaso que apuró con mas fluidez que la anterior-. Soy Saren, por cierto, aunque creó que ya nos conocimos con mi otro aspecto -le dijo al hado, el resquemor en su garganta se empezó a extender a sus mejillas, que se tiñeron de rojo por efecto del alcohol-. Mas vale tarde que nunca Bran, y llegas justo a tiempo para probar este dulce licor -saludó al enorme trasgo, tendiéndole un vaso llenó con una amplia sonrisa.



Última edición por Red el 12/10/13, 07:21 pm, editado 2 veces

308Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 09/10/13, 01:12 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Poco a poco fueron llegando los demás novatos, acompañados también por Matt a quien Jack dedicó un comentario que le arrancó una carcajada.
¿No sabes que es obligatorio tener una bebida en la mano antes de que transcurran cinco minutos dentro de una taberna? Es que sino, ¿a qué se viene? —le replicó al brujo de arena tras darle un trago a su jarra y sonriendo divertido.
A continuación y antes de que el trasgo recogiese la moneda de Matt, Noel le tendió su propio dinero al camarero para pagar, junto a lo que se había pedido Wen, la consumición del espectro. El trasgo lo miró una cara que interpretó como "ya podías decirlo antes de que hubiese extendido mi brazo hacia la suya".
A esta invito yo, ya que estamos. Tú no serás un novato, pero sí un mantenido del Consejo igual que ellos —le dijo sonriendo sarcásticamente antes de darse la vuelta para saludar a más gente.

Tras dedicar un breve saludo a los de Serpentaria que habían llegado con Matt, del grupo de la Sede el primero que captó su atención fue, sin duda, el cambiante, que apareció transformado en una versión, por decirlo de alguna manera, menos atractiva de Karime.
¿Qué hay? —saludó acercándose al grupo, especialmente al cambiante hacia quien, tras intercambiar una mirada con el fuego fatuo, se giró para hablarle específicamente—. Está bien eso de ver el suelo y el techo de la taberna en su lugar correspondiente, ¿verdad? —le dijo sonriendo ampliamente como si se tratase de un comentario completamente inocente.

>>¡Jack! ¿Qué clase de sanguijuela agarrada eres que no le ofreces una copita de sangre a tu discípulo —se giró elevando la voz para dirigirse en general a los que tuviera cerca—. No os cortéis, pediros algo que por esta vez invitamos nosotros. Pero sin pasarse —añadió en un tono de advertencia pero sin perder la sonrisa— porque puede resultar en una transformación gratuita en dullahan para el aprovechado. Sino sabéis lo que es un dullahan, que sepáis que estáis poniendo muy triste a nuestro violinista —lo señaló con un gesto—. Y si no os importa es que no tenéis corazón. Y eso es malo, porque entonces no se os puede abrir en canal para arrancároslo... —siguió hablando con una expresión y tono de fingida seriedad hasta que la intervención de Vac le cortó, a quien se limitó a escuchar con las cejas alzadas y conteniendo una sonrisa burlona.
>>El único que tiene pico aquí es Saren, que para algo es el Periquito de la Destrucción. No los estoy asustando, es por su propio bien. Para integrarlos en la sociedad rocavarancolesa —le respondió a su hermano entre risas para, a continuación, darle otro trago a su cerveza.



Última edición por Giniroryu el 10/10/13, 09:38 pm, editado 2 veces

309Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 09/10/13, 04:29 pm

Jack

Jack
Jack

Entre bromas y bromas, el vampiro se dirigió a mí. Bueno, a nosotros. Miré a Erika y sonreí.

-Ella es... Digamos que una de las mejores cosas que me ha pasado en la ciudad...
Me llevé un familiar codazo mientras me interrumpía:
-¿"Una de las mejores cosas? ¿Soy una co...-ahora el que interrumpí fui yo con un rápido beso. Acto seguido nos echamos a reír y se presentó.-Soy Erika, Pablo, encantada. Dime, ¿te gusta la ciudad? ¿Te lo estás pasando bien?
-Estaba tenso al entrar... Ya se está relajando. Es muy desconfiado, y hace bien, pero aquí puede hacer buenos amigos.-comenté, primero mirando a la chica y luego al vampiro.

Entre tanto, Noel bromeó sobre no ofrecerle nada, así que lo dejé hablando con Erika para ir a pedirle algo. Por el camino me topé con el helión, al que avisé de que guardase la compostura y que tuviera cuidado. A la vuelta, tendí una copa hasta arriba de sangre al novato.
-En este mundo no hemos estado aún, pero si te esfuerzas en el aroma que desprende la copa y la gente aquí reunida, reconocerás sin problema el origen. Pero por tu bien, no lo reveles en voz alta.-rematé en tono misterioso*.

Poco después de las sinhadres, llegó Toima con Tania. El ulterano, de mal humor, fue arrasando hasta sentarse en donde solía. Con arrasando me refiero a que empujó e interpeló de mala manera a la libense. De inmediato busqué al otro con la mirada, quien ya se había levantado y se acercaba. No llegaría. Ya nos encargaríamos de que la fiesta siguiera pacíficamente. Por esto, me fui acercando al helión sin prisa. Entre lo que estaba bebiendo y su mal carácter, podría pelearse con el gigantón en apenas unos segundos. Y acabar hecho polvo <<Por lo que sé, al menos suele aceptar la derrota si no puede ganar... Pero dudo que lo haga ahora>>

Skarog
Pablo me dijo algo de mi estado, pero le ignoré. ¿Podría beber sangre con alcohol? No lo vi probando mucha bebida, así que di por hecho que no. Pero tenía razón, se me estaba subiendo demasiado rápido, por lo que acabé sentándome cerca del grupo. Aún no había acabado con la gran jarra de "licor de fuego" (así la había llamado un cliente, mofándose de mí, poco antes) cuando Jack me comentó que tuviera cuidado. Se llevó un gruñido por mi parte, un brindis al aire y un par de tragos a aquella cosa. <<No más hasta próximo aviso>>

Por suerte, Dama Urticaria habló entonces. Se presentó a los que no la conocían y les explicó a qué se dedicaba. Aproveché para saludarla con la mano de las uñas lesionadas.
-¿Uñas reparas también?-no era en serio, iba más de broma. De todas formas, aunque fuese en serio, no tendría manera de pagarle.

También escuché a Noel avisando sobre lo que nos esperaba si nos pasábamos bebiendo, ya que invitaban ellos. Pero para mí ya era tarde (dijeron que la jarrita era cara), por lo que ignoré todo eso de convertirnos en dullahans o lo que fuera. Tendría que acabar lo que había pedido, sí, pero acabaría ahí.

O eso esperaba, ya que Alder y Seon aparecieron al poco rato. Me busqué un sitio más cercano a ellas y, con los pies a salvo bajo una mesa, saludé, jarra en alto.
-¡Buenas noches! ¿Qué...-no acabé la pregunta sobre qué bebida estaba pidiendo.
Me quedé mirando a la chica y al vaso, mi jarra y el vaso <<No puede ser peor>> y en cuanto terminó de hablar, liquidé el contenido. Noté el ligero quemazón en la garganta, pero lo peor fue el sabor tan dulce. <<Bej... Quizá si no llevase un rato con ese licor, pues estaría bueno pero... Bej>>
-Me quedo con esto, mejor.-dije entonces, señalando mi jarra. Si me quedaba mirando el contenido durante mucho rato, parecía que la mezcla se agrandaba y agrandaba y ocupaba toda mi visión y...

Jarra a la mesa, mi mirada lejos. <<Joder, sí que sube. Ni tocarla ni mirarla hasta un rato>> Además, si seguía así, empezaría a hacer el ridículo y no me convenía, ni por mis uñas ni por mis amigos y conocidos.

Por desgracia, sin embargo, no fue la única en aparecer. El enorme ulterano, Toima, llegó visiblemente cabreado. Tomé nota mental de no acercarme mucho a él, pues si Serok me superaba con creces... Este ni pensarlo. ¿O sí?
-¡Eh! ¿Se puede saber qué... -salté al ver el empujón que le dio a K y lo que le dijo. A la porra lo que minutos antes pensaba; solté la jarra en la mesa y me levanté con intención de pedirle explicaciones. <<Aunque K pueda apañarse sola... Qué demonios>>

*Idris


_________________________________________

«Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier nach Liebe!»
Spoiler:
«El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia de Amor!»


New Sincy:

Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Birds_in_the_buff_3


Alt:
+0171 / +0187 / +0151


Banda sonora de mis pjs:

310Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 09/10/13, 07:18 pm

LEC

LEC
Kaethe
Los cuchitrileros se reunieron con ellos de camino a la taberna, charlando animadamente. La ghoul llevaba puesto un kimono azul oscuro con detalles en tonos más claros. Caminó con el grupo animadamente hasta la taberna. El hecho de volver a ver a los nuevos y de tener que socializar con ellos le ponía algo nerviosa. Con los cuchitrileros tenía la suficiente confianza como para dejar su timidez atrás e intervenir de forma constante en la conversación, peor con la gente nueva era incapaz de hacer eso. La única excepción había sido en Letargo, la noche de la Luna.

Se quedó junto a sus amigos en silencio, esperando a que llegasen los primeros transformados. El primero fue el vampiro, Pablo si no recordaba mal, al que saludó con la mano por pura cortesía. La chica no tardó mucho más en pedir una pinta de cerveza mientras esperaba al resto, que tardaron demasiado en llegar.

Participó de buena gana en el brindis iniciado por Alder, dejando de lado su cerveza. El sabor dulce del licor, combinado con el ardor que le provocaba en la garganta le parecieron una curiosa mezcla, aunque no el convenció. Prefería la cerveza.  


Erin.
La bruja se había puesto una vestimenta medianamente decente para la ocasión, aunque no fuese muy especial. Había vuelto a dejarse el pelo suelto, debido a las buenas críticas que había recibido la última vez que lo llevó así. En uno de los bolsillos del pantalón que llevaba metió un par de objetos metálicos pequeños de los que tenía esparcidos por el suelo. En un futuro se haría una cadena con diferentes metales, idea que había sacado de una saga de libros de la Tierra. Pero tendría que esperar a aquello y, de momento, la única forma que se le ocurría de portar metal era aquella, en los bolsillos.

Salió de serpentaria con Matt y Enredo para dirigirse a la taberna. Notó que al brujo de las enredaderas le temblaban las manos conforme se acercaban y le apretó una con su propia mano. —Tranquilízate, hombre, que es una fiesta, no una matanza —le dijo, con una sonrisa, para después soltarle la mano. Dama Yttria entró a la taberna tras Enredo y se acercó a saludar con los brujos. —¡Hola a todos! Eso, gracias por invitarnos —habló después de Enredo. Después se dirigió a  adama Urticaria, con una sonrisa en la cara. —Buenas noches. Yo soy dama Yttria, un placer.

No supo cómo ni por qué, pero de pronto se vio con un baso en la mano y un líquido rosáceo en él. «¿Pero qué…? ¡Si yo no bebo! —miró fijamente el licor durante unos segundos— Bueno, es una fiesta… No va a pasarme nada» , se dijo, y bebió el líquido de un trago. La garganta le ardió cuando el licor bajó por ella y la chica abrió los ojos por la sorpresa. El sabor dulzón compensó con creces la quemazón inicial. No tardó en tener las mejillas coloradas, pero no le importó. Saludó a  Bran cuando este llegó, con una sonrisa.


_________________________________________

On se tiendra prêt parce qu'on a la rage, le cœur et la foi

311Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 09/10/13, 09:54 pm

Tak

Tak
GM
Cuando habían llegado los primeros grupos de novatos ya se había terminado la primera cerveza y había rellenado el vaso en la barra. Le hubiera gustado ser más original en su petición, pero era la bebida que más le gustaba y a la que más acostumbrado estaba. En el cuchitril no solía beber, pero en la taberna era fácil dejarse llevar por los demás. No costó demasiado romper el hielo con la mayoría de nuevos, que se unieron a las bromas y a beber. Trataba de recordar los nombres de la mayoría o incluso distinguirles, como en el caso de Saren, a quien conocía mejor como un pájaro, o DL, que venía como una “copia barata” de la licántropa libense. Pero gracias a la presentación de Nia muchos repitieron sus nombres.
Eh, nosotros también deberíamos hacer publicidad —comentó después de que Nia mencionase la botica. «Si no fuera porque son unos muertos de hambre…» pensó refiriéndose al dinero.

Cuando oyó saltar las sillas se llevó un susto, además de una pequeña desilusión al ver que no se trataba de una pelea de taberna.
¡Giz! ¡Vuelven a volar sillas! ¿No te trae buenos recuerdos? —le dijo al asreniano riendo.
Poco después se encontró con un licor sinhadre entre manos. Había probado algunos licores, pero ese estaba seguro de que no. Brindó con cuidado de no prender ningún vaso ajeno y lo vertió en la boca de golpe, sintiendo la quemazón y el regusto dulce que apareció con retardo. Fue capaz de contener la tos, pero no de que le cambiase la cara. Se sacudió ante un escalofrío, pero a pesar de eso no le desagradó.
Está bien, me gusta lo dulce.
A continuación se contuvo una risa floja al escuchar la pregunta de Vac. No comentó nada, pero era una caballerosidad tan fuera de lugar que le hizo gracia. Posiblemente al haber bebido tan de golpe se le empezaba a subir el alcohol. O, mejor dicho, él creía que así era. Por el chiste habitual, pidió un nuevo trago de aracanei y esta vez le prendió fuego, ofreciendo llama a quien quisiese probar el flambeado de turno. Pero en medio de la payasada fue cuando apareció Toima, demasiado malhumorado como para haberle dado por ir a una fiesta. Le hizo un gesto a Tania para que se quedara con ellos y observó cómo se servía, no una ni dos, sino cinco cervezas de golpe y se iba hacia una mesa. Lo peor vino cuando se tropezó con la libense.
La madre que te parió, Toima —soltó espontáneamente en tono neutro, aunque el argos estuviese a una buena distancia de él.

312Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 10/10/13, 01:24 am

Matt

Matt
Mientras el trasgo me sirve la cerveza, un grupo de novatos entra en la taberna aportando al sitio un aire nuevo. Una de las chicas se parece poderosamente a la licantropa, cosa que me extraña bastante al no recordar a gemelas en la cosecha. Noel me invita a la cerveza por lo que sonriendo cojo mi moneda y brindo en el aire en dirección al draco. -Dios te lo pague Noel. A tu salud.- Doy un sorbo mientras que hago que Sandy de unas palmadas mirando al draco.

Suelto una risotada ante la pregunta de Jack y le hablo. -Déjame que me beba tres mas de estas y te lo cuento con pelos y grumomsidades ¿Vale?- Tras decirle esto le doy un fuerte trago a mi cerveza y, tras disfrutar de ese segundo trago, dejo la copa en la barra mientras Hago que Sandy se acerque a la barra y coja la bebida quedando detras mía.

-¿Qué pasa nuevos?- Les digo a los chicos mientras me acerco a ellos. -¿Hombre que taaal Svarosky? Cuanto tiempo sin olernos. El otro día fui a Asrena con Koval.- Digo señalando con la cabeza a Gael. -Las cosechas son bastante mas entretenidas de lo que pensaba. -

Nia comienza a saludar a los nuevos por lo que me alejo un poco del grupo y me voy con mi muñeca a hablar con los chicos. Alder y Seon llegan un momento después y tras saludarlas agarro un vaso de la bebida que ofrecen y al pasar la chica por el lado de Sandy le hablo. -Mujer. Dale un poco a la niña que mírala que anda de secano la pobre mía. Mira que cara de pena coñe.- La chica nos mira raros pero al poner a la muñeca a mi lado con la jarra de cerveza la chica le ofrece un vaso.

Hago que la muñeca sonría mientras agarra el vaso y se pegue un poco a mí. Cuando brindamos, me bebo mi vaso de un trago y casi sin esperar a la quemazón agarro el vaso de mi creación cambiándolo por el mio y me lo bebo de un trago. La quemazón resultante me hizo soltar un pequeño eructo que consigo enmascarar un poco con la mano mientras suelto una profunda risotada. -¿Hostia que bueno esta esto no? Salud señores ¡salud!- Tras el brindis un golpe en la entrada me hizo fijarme en que Toima y  Tania acaban de llegar. No haberlos visto hasta entonces me había resultado raro pero el ver que ya por fin estamos todos me hace relajarme mucho mas.

Toima entra cabreado y tras pedirse sus raciones de cerveza se retira a su lugar de bebida habitual en la taberna. El comentario de Enredo me hizo soltar una sonrisa y agarrando mi cerveza de Sandy le respondo tras dar un trago. -Nah. No te creas. Toima es un gran tío en realidad. Solo que a veces suele tener sentimientos así como.... homicidas de vez en cuando para los sucios novatos así como vosotros. Pero nada de lo que preocuparse. Yo no me metería con él la verdad... Pero con cinco cervezas mas es un autentico amor.- Digo tranquilamente reprimiendo una risotada final para luego dar otro trago.

En ese momento el chico escupe babas llega a la taberna y, su presencia, me hizo dejar al grupo novicio para acercarme a Erika y a Jack. -¿Bueno como van los negocios señores?- Les digo acercándome a ellos haciendo que la muñeca camine detrás mía con la jarra en la mano. -¿Por que no nos sentamos y nos ponemos un rato al día?- Digo cogiendo la cerveza y haciendo que la muñeca traiga tres sillas en las manos para ponerlas para nosotros. Cuando Sandy acerca mi silla me siento y chasqueando los dedos y señalando en medio del hueco de las tres sillas. -Aquí me falta una mesica hija mía de mi corazón. ¡Venga! Date vida.- Le digo a mi muñeca que tras hacer que haga una pequeña reverencia con la cabeza la encamino hacia una mesa cercana. -Y procura que no este coja por favor.- Le comento a la muñeca mientras pasa por mi lado en busca de la mesa.

Al momento llega agarrando una mesa con una sola mano y la pone suavemente en el suelo. En lo que ella deja la mesa yo, sigo su movimiento dejando la cerveza encima. -¿Tenéis bebida o queréis un poco de cerveza? La de aquel barril esta buena-

313Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 10/10/13, 02:21 am

Evanna

Evanna
La taberna se iba llenando a pasos agigantados y DL fue saludando a los que llegaban, animado al ver que incluso Branniel había decidido darse a ver por allí, pues había dudado de que este asistiera por como se alejaba de todo el mundo. Las conversaciones fueron sucediéndose y aun algunas no las capto si que llego a escuchar la presentación de Nia. Finalmente lo que tomo la atención del cambiante fue el comentario de Noel al que al principio no capto, hasta que recordó el bochornoso encuentro con Mephis, que aunque había ignorado bastante no quitaba que había sido humillante.

-El techo y suelo de este lugar, no es que tengan mucha diferencia- respondió alzando una ceja, decidido a no tomarse a mal la broma, total eso era algo pasado y había sido su error también, aun así no pudo evitar darle una mirada al draco. Una que no duro mucho ya que Alder, como buena ama de la fiesta que ella, se acerco con una bebida de su mundo en una ronda para que la probasen todos. Cuando DL tuvo el vaso con el liquido en su mano lo observo con curiosidad, drogas si conocía y las había probado, pero en alcohol era un novato, lo único que había tomado era la cerveza. Por eso en el momento que se tomo la bebida sinhadre y sintió una quemazón de mil demonios en su garganta, maldijo a Alder, quemaba tanto que hasta sentía calor y se le subió el alcohol rápido provocando que a medio camino cambiase de forma de forma espontanea a la que le era mas conocida, su cuerpo habitual con la ropa que usaba habitualmente.

- Woow...Me cago en todo...Alder, avisa leches-la miro frustrado, viéndose a si mismo sorprendido al notar que había cambiado- Buff, si me pasa esto con una copa...- por suerte solo era eso y no estaba destruyendo cosas, o en proceso de hacerlo como le había ocurrido a Skarog nada mas llegar. Al parecer no iban a tener una noche tranquila pues en esos momentos apareció un malhumorado peliblanco, que había conocido en Maciel y que lo primero que hizo tras ir por su bebida fue toparse con Karime y empujarla. DL lo miró extrañado por la actitud y lo peor es que de toda la gente allí reunida precisamente fue a empujar a Karime, habiendo con eso una reacción instintiva de Skarog al que vio levantarse con intenciones de hacer algo- ¿Se puede saber que le pasa? La primera vez que lo vi igual, con cara de auro castrado - pregunto en un tono no muy alto al circulo que se encontraba a su alrededor de los antiguos transformados. La explicación se la dio Matt y no pudo evitar pensar que cinco cervezas no debían ser suficiente para quitarle la mala leche, pero prefirió callarse su opinión-¿Solo sentimientos o también ataques? - pregunto DL mas por asegurarse, ya había tenido un problema en la taberna con un transformado y prefería no sufrir otro, aunque viéndose la cosa, tenia mas pinta de que eso podría pasar con Skarog y Karime. Lo del ataque le recordó a Mephis y de forma espontanea a lo que tenia pensado por eso antes de que se le olvidara a causa del alcohol o de los temas de conversaciones decidió a preguntar-Supongo ustedes os conocéis bastante, ¿pero alguno de vosotros conoce a Mephis y a Yip mejor?Mas cercanamente digo. Tengo pensado tratar mas con ambos pero no conozco a este ultimo, salvo que esta loco.-pregunto en general a cualquiera de los transformados antiguos que los rodeaban en ese circulo.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

314Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 10/10/13, 11:54 pm

Muffie

Muffie

WEDNESDAY

Wen llegó a la taberna junto al resto sus amigos. Si no recordaba mal, a última vez que habían estado ahí había sido el año anterior, cuando Noel y Gael cantaron para todo el local una canción sobre cosechados. La británica no podía creer cuanto había llovido desde entonces y o fácil que había sido su vida de nueva transformada de entonces. “Pero hoy no es tiempo de mercenarios y amenazas, hoy es tiempo de diversión.” Se dijo, aunque sabía a la perfección que no dejaría de estar alerta. Para la ocasión, la vouivre no se había vestido con nada especial, pero sí que se había puesto sus joyas más queridas: su collar de llaves, su pulsera de trozos de maderas del Cuchitril, su gargantilla de piedrecitas del rio, su pulsera de cristales de Maciel y su pulsera de cuentas y trozos de telas del Burdel. Todas con algo brillante, aunque en algunas mínimo, y todas con materiales de lugares especiales.

Lo primero que hizo al llegar al local, fue saludar con un movimiento de cabeza a todos los conocidos ahí presentes y sentarse junto sus amigos a esperar a los novatos.

- De acuerdo, si insistes, una cerveza frivy.- asintió al ofrecimiento del draco. Los Frivy’s podían ser realmente molestos, pero hacían una cerveza excelente.- Pero que sepas que solo te lo permito porque últimamente has trabajado más que yo.

La británica contempló las entradas de todos los novatos desde su sitio privilegiado disfrutando de su cerveza. Intentó que no se notara su desconfianza natural y comportarse lo menos hostil posible para no crear tensión durante la velada. Que ella desconfiara de los extraños por naturaleza, y más aún últimamente, no quería decir que no supiera ser discreta.

La vouivre no intervino demasiado en las conversaciones de sus amigos con los nuevos transformados que se sucedían, pero reía ante sus comentarios. Por lo general, los novatos ni la desagradaban ni le levantaban simpatía, simplemente era un poco indiferente a ellos, exceptuando la libense licántropa, la cual no había empezado con buen pie con ella.


KARIME

La loba había salido de la sede algo molesta. A pesar de que se lo había permitido anteriormente, no le hizo mucha gracia que DL usurpara su identidad para la fiesta, aunque esta fuera deformada. A su parecer, el foner estaba intentando aspirar a algo que nunca sería capaz de alcanzar robándole a la licántropa lo que ella era. Aunque no iba a estropearse la noche con algo de tan mínima importancia, por lo que optó por ignorar al cambiante hasta que este hubiera cambiado a algo lo suficientemente diferente de su persona. Karime, desde el día de su vuelta, se había intento reunir con todos sus amigos para contarse lo ocurrido aquellos cuatro meses de ausencia, pero no había conseguido verlos a todos al mismo tiempo y la fiesta en la taberna se presentaba como la oportunidad idónea. Aunque todavía se encontraba algo molesta por la ausencia de Shizel, el cual no la había informado de su partida.

La libense no había podido vestirse adecuadamente para la fiesta como le hubiera gustado y había tenido que conformarse con ponerse sus botas, su pantalón corto de entrenamiento, que era el más bonito que tenía, y su chaleco, el cual solo le tapaba los pezones. Al cuello llevaba cintas de cuero trenzadas que había hecho en sus ratos muertos, siendo una de ellas la que sujetaba el cuadernito que llevaba entre los pechos, y en la muñeca y en el ojo, como siempre, el collar de plumas y el parche. De armas, simplemente llevaba sus dardos, los cuales había estado pensando en llenar de veneno a raíz de un libro de pociones que había encontrado en la pequeña biblioteca de la sede.

Aunque al entrar en la taberna lo primero que pensó fue en un lugar lúgubre y oscuro, para su impresión le gustó. Tenía algo, no sabría definir qué, pero había algo en el ambiente que la atraía. Lo primero que vio al entrar fueron a sus amigos que ya se encontraban ahí, a sus conocidos y a los transformados que les habían “dado la bienvenida” el primer día de la luna. La libense no tardó en acercarse a la barra a pedir. Le habían dicho que estaba invitada a toda consumición y era algo que la licántropa iba a aprovechar. Karime pidió una cerveza efusivamente y un trasgo un tanto borde le preguntó sobre el tipo. La licántropa sonrió con malicia y se refrenó mentalmente. “No problemas con los trasgos. Por lo menos hoy no.” Se dijo antes de contestarle “Sorpréndeme.”

Al dar el primer trago a la extraña cerveza de procedencia terrestre, tal y como le habían informado, se sorprendió por lo amargo de esta y pidió otra diferente, pero del mismo mundo, al instante, de manera que en seguida apareció en la mesa donde estaban sus amigos con las dos cervezas.

- ¿Habéis probado este estupendo brebaje terrestre? Para ser unos desolladores infames hacen unas cervezas estupendas.- anunció contenta.

En ese instante, una voz conocida llegó a sus oídos y una sonrisa perversa asomó en su cara. Dándole un trago a cada cerveza, se levantó de su asiento y se acercó al draco que hablaba en ese momento.

- ¿Pero a quién tenemos aquí? ¡Si es el guapetón emplumado!- le sonrió pícaramente a sueco, sin percatarse de la británica a su lado que comenzaba a asesinarla con la mirada.- ¿Recuerdas mi nombre, pajarito? Vas a utilizarlo próximamente.- comentó sugerentemente terminando con un guiño.


WEDNESDAY

A la vouivre le cayó mal la licántropa desde el mismo momento en que comenzó a acercarse con la mirada sugerente y la sonrisa picara. No le gustaba nada como miraba a Noel, como si fuera un delicioso postre. “Casi puedo verla relamiéndose.” Pensó cabreada. La cosa no mejoró cuando la loba comenzó a hablar. La novata claramente intentaba ligar con Noel. Por un instante, la británica estuvo a punto de transformarse en serpiente, enrollarse en el draco y bufarle a la loba enseñándole los colmillos, pero para su fortuna supo controlarse a tiempo.

- Tú. Fuera. De. Aquí. Ya.- fue lo único que salió de la boca de la vouivre, sin levantar la voz, hablando secamente, separando las palabras y aferrándose al brazo de Noel para que el mensaje quedara del todo claro.


KARIME

La licántropa abrió los ojos sorprendida ante las palabras y la presencia de la británica, a la cual no había visto, para luego soltar una carcajada y asentir en señal de rendición.

- Lo capto. Hombre cogido.- informó con las manos en alto para tranquilizar a la chica que no le dedicaba una mirada amistosa precisamente.- Tu tampoco estas nada mal, Ojos Grises. Si alguna vez te interesa compartir al emplumado o que una loba se una a vosotros, no dudes en llamarme.- dijo a modo de despedida guiñándole un ojo, esta vez a la vouivre que frunció el ceño confundida.


WEDNESDAY

La vouivre no supo cómo interpretar la reacción de la libense, que había desistido con tanta facilidad de su empresa de conquista, pero parecía que, a pesar de todo, no se metía con las parejas a no ser que se lo permitieran.

- Éramos pocos con el murciélago y parió la perra.- le dijo a Noel mientras se daba la vuelta para estar frente a él adaptando una frase hecha.

En ese mismo momento, llegaron las sinhadres y una de ellas “invitó” a todos a un licor típico de su mundo. La vouivre, todavía un tanto molesta con Karime que parecía muy amiga de la sinhadre no transformada, rechazó la bebida en un primer momento, aunque no pudo volver a hacerlo cuando Noel le ofreció un vaso.

Después de eso, se olvidó de lo ocurrido y siguió pasándolo bien con sus amigos, hasta que llegó Toima. Para ser sinceros, no le extrañó del todo su comportamiento. Quizás la mayoría no lo hubiera notado, pero ella ya había percibido esa hostilidad hacia los nuevos cuando ella lo había sido. Tanto el hecho de hacerse tan cercana a los suyos, como de comenzar a salir con Noel, habían ayudado a que el ulterano la viera como algo más que un grano en el culo. Pero eso era algo que a la vouivre había dejado de importarle hacía mucho. A pesar de todas las rarezas del argos, lo consideraba su amigo por lo que no dudaba en tolerar esas “pequeñas manías”. Pero, aunque a ella, obviamente, no le resultaba agradable la licántropa, reconocía que el ulterano se había pasado al golpearla y ofenderla de aquella manera, sobre todo, sin razones aparentes.

- No es el mismo si no la lía.


KARIME

Si la licántropa se encontraba molesta por haber perdido una conquista, no dio signos de ello. Para ella, cualquier hombre apto era conducible a su cama siempre y cuando no hubiera otra mujer detrás de él y que esta no se lo permitiera. Aunque no dudaba en disfrutar del sexo siempre que pudiera, nunca lo hacía con personas emparejadas y a espaldas de estas.

La loba se acababa de sentar y saludar a Bran, al que no había visto llegar, cuando las sinhadres llegaron. Ka saludó a Alder mientras hacía unas anotaciones al lado del nombre del draco y luego se volvía a guardar el cuaderno entre los pechos.

- Odio que las morenas se me adelanten.- comentó como si la sinhadre estuviera al tanto de lo ocurrido.

La licántropa no dejó de beber de sus dos cervezas y aceptó de buen grado el licor que su amiga le ofreció. Hacía poco más de un año que no probaba alcohol y había comenzado a reírse por cualquier cosa, aunque todavía no podía considerarse que estuviera borracha. Se encontraba hablando con Alder, cuando otro de los antiguos transformados, al que no había visto hasta el momento, se acercó a preguntarles algo a sus amigas. La loba analizó al chico durante unos segundos.

- ¿Tu nombre era, preciosa mariposa?- preguntó sacando su cuadernito y su bolígrafo.

Y, en ese momento, alguien la golpeó. Y, no contento con desestabilizarla de la silla, le lanzó un comentario que, aunque no despectivo en el contenido, sí que lo era en el tono. La licántropa se levantó furiosa dispuesta a plantarle cara al insensato que la había distraído en medio de su recolecta de nombres de chicos “encamables”.

- ¿¡Pero quién te has creído que eres, pedazo de…!?- comenzó la libense, cabreada por lo sucedido, pero paró en cuanto vio a su agresor. Karime quedó en silencio unos segundos, el tiempo que tardó en asimilar la imagen que le devolvían sus ojos, y luego comenzó a reír a carcajada pura.- Es un… es un… está lleno de…- decía entrecortadamente mientras se agarraba el vientre llorando de la risa.- ¡Es injusto! Unos tantos y otros tan poco.- comentó y volvió a reírse, esta vez también de su propio chiste.- ¡Eh, Bran, Bran! A él le puedes ir quitando, que le sobran por todas partes.- seguía riendo la licántropa sin dar muestras de poder parar.

315Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 11/10/13, 01:05 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
El draco no esperaba encontrarse en una situación como aquella de nuevo y su expresión cambió en un instante de la sonrisa sarcástica que había estado esgrimiendo desde hacía un buen rato a una que denotaba, una vez más, incomprensión. Pero en esa ocasión no fue igual que durante su visita a la Sede, porque por si ya no tuviese suficiente con lidiar con la libense de por sí, había un agravante en la situación. Aunque no esperaba que a Wen le hiciese precisamente gracia el asunto, cuando giró la cara para mirarla con una expresión que era una mezcla entre "yo no tengo la culpa de nada" y "que alguien me explique por qué se me está insinuando", no contaba con una reacción como la que tuvo la vouivre, a quien miró con cierta incredulidad cuando se aferró a él y le dirigió unas secas palabras a la libense.

El sueco se pasó la mano libre por las plumas de la cabeza y la barba mientras internamente se preguntaba con un suspiro cansado a qué a entidad divina bromista le hacía gracia meterle en un berenjenal como aquel, el cual habría sido una de las últimas cosas por las que esperaría tener problemas. La intervención de la británica le había hecho descartar cualquier respuesta que hubiese estado a punto de preparar, pero para su alivio el asunto no fue a mayores. De hecho, no pudo sino contener una carcajada cuando Karime también se insinuó a Wen antes de centrar su atención, por fin, en otra cosa.

Las palabras que le dirigió la chica a continuación le devolvieron un amago de la expresión de "¿por qué yo?" de la que había hecho gala hacía unos instantes.
Ni lo menciones, haz el favor. Al menos está claro que hace eso con todo el mundo, ¿no? —le dijo encogiéndose de hombros y soltando una breve risa nerviosa.
Sin duda la explicación de que Karime actuaba de aquella manera sistemáticamente con todo el mundo hacía más entendible aquel asunto para él. De todas formas prefería no darle más vueltas, le bastaba con que Wen no estuviese cabreada por el resto de la noche.

Noel apuró su cerveza cuando Alder llegó con un licor propio de su mundo que había visto beber a otros clientes en la taberna en alguna ocasión pero que personalmente nunca había probado. Aceptó el vaso que le dio la sinhadre, insistiéndole a Wen para que lo cogiese también, y ni siquiera pensó en no hacerle caso cuando menciono que debían beberla de un trago. Notó la quemazón en la garganta, la cual le cogió un poco por sorpresa, pero únicamente dio su aprobación en voz alta en cuanto al sabor.
Algo dulce de más para mi gusto, tal vez.
La proximidad de las sinhadres le hizo posar la vista en Seon unos instantes. <<La soñadora...>>, pensó mientras su cara adquiría un aire serio repentinamente. La sinhadre los había visitado en sueños durante los meses anteriores a Samhein, modificando en ocasiones las pesadillas que los atormentaban por experiencias más agradables. Pero ello implicaba que la chica conocía, muy probablemente, cierta información que no debería saber. El draco se dijo que más tarde, cuando encontrase una ocasión propicia, debería hablar con Seon. Aquel asunto no era algo que pudiera dejarse con cabos sueltos de ninguna manera.

Cuando llegó Branniel y le hubo saludado, el draco calculó que ya debían de estar casi todos los que habían confirmado su asistencia y se dirigía a preguntarle algo que tenía en mente a Gael cuando la puerta de la taberna volvió a abrirse de nuevo. La brusquedad de los movimientos de Toima ya habían sido captados por el fino oído del draco y por eso miró institivamente hacia la entrada al local. Dirigió una muda interrogación a Tania mientras observaba como el enorme ulterano hacía gala del estado de ánimo que venía siendo habitual en él desde... desde siempre, en realidad.
Desde luego, es la alegría de la huerta—añadió tras el hado y la vouivre con un suspiro mientras ya se había desapoyado de la barra y se encaminaba hacia el lugar donde se había sentado el argos con la intención de intervenir.

Aunque la reacción de Karime había parecido inicialmente el estallido de lo que a todas luces olía a una pelea, para sorpresa del draco esta comenzó a reírse de una forma que sin duda le habría provocado un intenso dolor en los oídos de no estar anestesiado, y a realizar comentarios completamente incomprensibles para él. <<Es bueno que se lo tome a risa, pero sé de alguien que no creo que se lo tome tan bien...>>, pensó mientras pasaba de largo a la libense hasta llegar a la mesa donde se había sentado el argos. De todas formas, estaba harto de saber que no podía dejar al ulterano a sus anchas y el sueco siempre se sentía responsable de su comportamiento, cosa que empezaba a cansarlo. Por ello ni siquiera iba a intentar ser diplomático sino que pensaba utilizar las dos cosas que más le dolían en su contra.

Hombre, Toima, dichosos los ojos. Siempre eres el alma de la fiesta —le dijo sonriendo sarcásticamente mientras se sentaba en la silla frente a él y apoyaba los pies en otra cercana—. ¿Puedo preguntar a qué has venido? ¿A comportarte como un crío con una pataleta para llamar la atención? Pues los niños no beben —mientras lo decía, había comenzado a conjurar un hechizo de levitación y de impulso de potencia muy leve sobre el vaso del que bebía el argos en ese momento e hizo que levitase hasta su propia mano para a continuación vaciar el contenido de un trago—. Mientras te sigas comportando como uno haré lo mismo con cada bebida que tengas entre las manos. Y no pienso correr con los gastos precisamente —le aclaró sonriendo ampliamente mientras se levantaba y colocaba el vaso vacío frente a él.

Sin dedicarle otra mirada al argos, volvió a encaminarse hacia donde estaba cuando la visión de las llamas del fuego fatuo le recordaron que había estado a punto de hablar con él antes de la "entrada triunfal" de Toima. Así pues, tras pedirse otra bebida, se acercó al español con una propuesta.
¿Qué te parece si repetimos nuestro éxito de hace un año?

Nota: si a alguien tiene un déja vu con algunas de las partes de este post, no es su cerebro, sino que tuve que cortar mi post anterior e incluírlo en este, porque con el post de Muff no tenía sentido mantener el anterior como estaba. That's all.



Última edición por Giniroryu el 11/10/13, 01:35 pm, editado 3 veces

316Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 11/10/13, 01:42 am

Nihil

Nihil
-¿Eh, ya estais de bronca?- se oyó la voz de Nasher, que apareció colgado del hombro de Wen, deshaciendo su camuflaje. Le dio un abrazo y se frotó con su mejilla a modo de saludo- Me alegra ver que estáis bien. Voy a tener que tomarme en serio vuestras promesas-rió.- Bueno, voy a dejarle algo al jefe para que me lo cuide.

Nasher era de las pocas personas que caían en gracia al trasgo. Traía algo envuelto en tela colgado a la espalda, que tenía toda la pinta de ser un arma, y se lo dejó al camarero para que se lo guardase, al tiempo que pedía una cerveza. En su camino a donde estaba Giz, al que había localizado nada más entrar por la puerta, fue saludando a todos los que conocía, que bien podía ser media taberna. Mikk le revolvió el pelo desde su silla, donde se había apalancado para afinar su guitarra. Empezó a improvisar algo, adaptándose a lo que el violinista tocaba mientras danzaba por la sala.

Las puertas se abrieron una vez más y entró Cain, que compartía con Toima el mal humor, aunque más discreto y disimulado. Iba vestido con una chaqueta larga de cuero hasta las rodillas atada con varias correas, y sus botas altas, con los brazos desnudos abarrotados de brazaletes, mientras que del cuello tan solo colgaba su anticristo. Llevaba un diablillo en el hombro y a Vivia colgada del brazo, con una elegante y malvada sonrisa, buscando a sus compañeros con la mirada. Vio a Jack y a Erika, y tiró de su jefe para llevarlo con ellos.

-Misión cumplida- dijo con orgullo- Se ha resistido, pero al final no ha podido con mis encantos.

-Vais a pagar todos por esto, malditos traidores- refunfuñó Cain- Tenía trabajo que hacer.

-Siempre tienes trabajo que hacer, y solo sales a lugares pijos con Mephis.

Cain quería hacerse un hueco entre la flor y nata de la ciudad, ya que ser uno de los hombres más ricos no parecía ser suficiente. Había empezado a relacionarse con gente más distinguida, que no solo le reportaba beneficios económicos, y para ello había renunciado a algunas de sus costumbres de recién transformado, como la de ir a la taberna con sus amigos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

317Taberna del Mago Tuerto - Página 26 Empty Re: Taberna del Mago Tuerto el 11/10/13, 04:47 pm

Leonart

Leonart
Toima

La expresión de Toima fue un vaiven de emociones. Por un momento, el ulterano pensó que habia causado la reacción deseada en aquella infeliz, pero tan pronto vino como tan pronto se fue cuando la chica, ya encarada a él, se comenzó a partir a sus expensas. Relacionó las palabras que dijo con el parque que llevaba en uno de sus ojos. Y fue entonces cuando la cara de Toima se compungio en una mueca de desilusion y aburrimiento para finalmente echarse la capucha por encima de la cabeza y dar media vuelta para no volver a prestar más atención a la libense más que un gruñido entre dientes.
-... 'dita tuerta' los huevos...-musitó.

Ya finalmente sentado, comenzó a beber de sus múltiples jarras con parsimonia. Se preguntaba porque habia decidido a ir. Si acaso, pensaba que podria causar más reaccion del chaval de uñas largas que de la tuerta enfurciada que tan "valientemente" habia decidido ir en su rescate. Probablemente, la loba podria partirle en dos al desgraciado uñero andante. Aquel pensamiento le provocó una torva sonrisa y a continuación escupió en una jarra vacia. Centrado en su amarga cerveza, sus ojos describieron el movimiento que realizó el draco hasta finalmente plantarse delante de él. No dijo nada, al igual que el ulterano que tan solo que le quedó mirando el blanco. Cuando el draco habló, el ulterano tan solo dirigió su mirada al suelo y siguio bebiendo tranquilamente de su cerveza, como si lo que estuviera diciendo el otro no fuera con él. En ese momento, ocurrió algo extraño. La jarra que estaba sosteniendo en ese momento el albino salio despedida de sus propias manos directas a las del sueco. La sorpresa fue tal que el ulterano tardó unos breves segundos en procesar lo que habia pasado, manoteando el aire hasta finalmente comprender el uso de la magia del draco. Aquello se ganó una nariz arrugada y el principio de una mueca fatal por parte del watahré, pero poco más.

No fueron sino las palabras que dijo a continuación el draco que le molestaron aún más. El ulterano hizo ademán de ponerse de pie que finalmente se quedó en un quejido seco del sillón y una mirada asesina por su parte hacia el draco. Fue entonces cuando el sueco se marchó volviendo a la multitud. El ulterano se quedó a solas, con la ultima jarra a medio vaciar. Hundio un dedo en el líquido y lo frotó léntamente en el borde, causado un sonidillo que apenas se pudo escuchar entre todo el bullicio de la multitud. Tenia cierto color en la cara y su gesto estaba algo descolocado.

<< ¿Como se supone que debo "no comportarme" cuando estan estos pringados arruinando el ambiente?  Somos los cuchitrileros, no unas putas hermanas de la caridad. Que se busquen su propio sitio, su propia gente y sino, que se tiren al abismo y le quitan problemas a los demás.>>

El ulterano hipó con estos pensamientos, mientras fruncia los labios de tal manera que parecia (para quien no le conociera) que estaba esbozando un puchero.

Nia

Habiendo montado su espectáculo, el argos se acabó calmando al fin, tras la visita de Noel. No parecia que iba a montar más follón y el numero de sus bebidas consumidas aumentaba. Suspiró al fin. No sabia lo que le habria picado a aquel gigantón, pero de veras esperaba que solo fuera aquella noche. Finalmente, Nia habia ido memorizando todos o casi todos los nombres de los que le habian devuelto el saludo. Por el rabillo del ojo pudo apreciar a una Tania algo nerviosa vigilando al ulterano con un ojo y lanzando miradas fugaces al griego. Risilla para adentro, la nayade se aventuró entre los novatos y le llamó la atención a uno, dándole una palmada en el hombro y esbozando su sonrisa educada.
-Helion Atol, venia a decirte que si, en efecto, puedo recuperar tus uñas.-le dijo, haciendo una pose tanto tranquila como refinada y añadió al poco.-Si por lo que te preocupas es por el pago, no debes temer más. Yo misma he vivido bastante corta de presupuesto hasta hace poco y si hay algo que me sobra ahora mismo es el dinero.-soltó una risilla cordial.-No, yo lo que necesitaria es un favor.-


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
Taberna del Mago Tuerto - Página 26 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 26 de 47.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 14 ... 25, 26, 27 ... 36 ... 47  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.