Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Sede de los Taumaturgos
por Red Hoy a las 02:54 am

» Bahía de los Naufragios
por Lathspell Ayer a las 04:12 pm

» Octava cosecha - Inscripción y fichas
por Tak 21/03/19, 11:36 pm

» Libo
por Dal 21/03/19, 11:09 pm

» Canciones y listas de reproducción de personajes
por Nihil 21/03/19, 03:56 am

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39298 mensajes en 745 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Bahía de los Naufragios

Bahía de los Naufragios

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40 ... 42 ... 46  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 39 de 46.]

1 Bahía de los Naufragios el 02/08/11, 06:21 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Esta playa no es de arena, sino que está hecha de diminutos trozos de concha y cristal pulido que brillan cuando les da la luz, algo que no pasa muy a menudo, pues la playa está a la sombra de los acantilados, y solo se puede llegar a ella a través de un estrecho pasaje entre la roca. Una ingente cantidad de barcos naufragados y maderos descansan allí.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/11/11, 08:57 pm, editado 1 vez


457 Re: Bahía de los Naufragios el 11/09/18, 01:01 am

Giniroryu


GM
Irianna

Estupendo, vamos allá.
Irianna irradiaba energía a través de la fina capa de niebla que había desplegado a su alrededor. Aquella noche no quería que su dominio se mantuviese encerrado permanentemente dentro de su cuerpo. Ya no era la necesidad continúa de protección lo que más le hacía sentirse apegada a él, era simplemente su contacto y la tranquilidad que inspiraba, pero al mismo tiempo, le trasmitía fuerza por muy etéreo que este fuera. No es que no apreciase la niebla antes de ser bañada por la Luna, pero se preguntaba por qué no había sentido la fascinación que ahora sentía cuando era un fenómeno tan hermoso.

La idrina recorrió las calles junto a sus amigos, disfrutando de su compañía como nunca. Aquellos meses que habían transcurrido entre su visita a Idris y la salida de la Luna se había propuesto socializar más con sus amigos masculinos y poco a poco notaba como cada vez le costaba menos. Sentía, sobre todo, que se había librado de muchos prejuicios al respecto, lo cual la hacía sentir que se había quitado un peso muy desagradable de encima.

Cuando vislumbró a aquella criatura voladora gigantesca no tardó en señalársela a Sekk y Jace con gran asombro.
¡Tenemos que acercarnos a verla!
Antes de recibir una respuesta ya había echado a correr en su dirección, reconociendo enseguida que sus pasos la conducían hacia la playa. No supo cuándo conjuró levitación pero así fue como entró en la bahía. Saludando desde lo alto cuando reconoció a un grupo de personas cercanas reunidas allí. No le resultó sorprendente puesto que estaba segura de que todos estaban allí por el mismo motivo.
>>Buenas noches a todos —dijo con una gran sonrisa mientras empezaba a levitar más cerca del suelo—. La Luna es preciosa, pero creo que ese enorme cetáceo le está haciendo mucha competencia. Parece que viene hacia aquí, ¿no?


Noel

Todavía comentando la peculiar intervención del clinger, Eclipse había puesto rumbo de vuelta hacia la costa y comenzaron a acercarse al lugar donde se reunía aquel grupo de transformados recientes, todavía bebiendo y con la música puesta. El draco se levantó porque le pareció reconocer caras y extremidades, asomándose sobre el lomo de la ballena para cerciorarse.
¡Samika! ¡Rasqa! —Llamó agitando los brazos al reconocer a la evaki y parqios respectivamente—. Mirad, esa es la chica murciélago de la que os hablamos —dijo en voz mucho más baja hacia sus amigos que no habían llegado a conocer a Samika—. Anda, si también están Irianna y el berserker… —Señaló cuando reconoció a idrina y ulterano allá abajo—. ¡Hola, a vuestra salud!
Bebió un trago muy largo de la botella de ron y volvió a fijarse en los de abajo, reconociendo todavía más rostros: Kirés, Varsai, Twixy’s… Parecía haberse reunido casi todo aquel grupo allí.

458 Re: Bahía de los Naufragios el 12/09/18, 12:45 am

Tak


GM
De cerca, pudieron comprobar lo revuelto que estaba el mar. No se trataba solo del influjo de la Luna –habían aprendido sobre las mareas una vez en la ciudad– sino también de las criaturas que se revolvían dentro del agua y de las que de todos modos tampoco querían saber más.

El animal que sí les interesaba se les había escapado mar adentro, pero como ya estaban allí se decidió no desperdiciar el viaje hasta la costa. La sugerencia de Samika cogió a los sinhadres con desconcierto, y especialmente a Eara, que no esperaba ser nombrada, para empezar.
¿Eh…? —balbuceó cuando la evaki la tomó de las manos, pero se dejó llevar. La arena mojada bajo sus pies no hacía fácil el correr, pero Eara quiso contagiarse del entusiasmo de su amiga y rió al verse arrastrada por ella. Ayne, que las observaba sin moverse, esbozó una pequeña sonrisa al ver el gesto de su aurva.

No tardó demasiado en aparecer por allí otro grupo de conocidos. Los sinhadres se alegraron de ver a Irianna entre ellos y saludaron desde la distancia agitando las manos al reconocerla. Aquella distracción hizo que perdieran de vista la ballena el tiempo suficiente para no percatarse de que estaba regresando por donde había venido. La apreciación de Irianna les hizo darse cuenta de que ya casi la tenían encima.

No tardaron en descubrir que el grupo de la Brecha estaba, aparentemente, detrás del asunto de la ballena. Ni Eara ni Ayne habían tenido trato con ellos, quitando el encuentro del aurva con dos de ellos en el mercado, pero habían escuchado hablar a veces de ellos a sus amigos o a Jack. Aun así no era suficiente para ir más allá de devolverles el saludo con un gesto. Preguntar acerca de la ballena era algo de lo que debería encargarse otro.


Gael tampoco conocía mucho mejor a la mayoría de los que estaban allá abajo, pero no le importaba demasiado. Querría decirle a los que conocía mejor que subiesen hasta allí arriba, pero consideró que estaba algo feo invitar a unos y excluir a otros, así que cambió de idea y, tras saludar con una gran sonrisa y agitando ambas manos, gritó:
¿Alguien se anima a echarnos una carrera?

459 Re: Bahía de los Naufragios el 12/09/18, 10:57 pm

Poblo


Acompañando al grupo improvisado que se había formado en el mercado, Kirés se encontraba también en la bahía con los demás después de ver que aquel animal gigante se había adentrado en el océano.  Al final se quedaron en la costa, y una vez allí el enderth en  no hizo gran cosa. Se quedó quieto junto a los que no se habían ido corriendo, y observó lo que sucedía: los juegos, la magia, el caos que era ahora el horizonte. Por supuesto aquella era una noche impresionante, y a pesar de su actitud pasiva el enderth la estaba disfrutando tanto como los demás, pero había algo más, lo notaba, pero aquella noche no le costó mucho darse cuenta de lo que era.
Más allá de la sensación de poder que le proporcionaba la luna,  de las tormentas o los terremotos, simplemente estaba contento por poder compartir la experiencia con alguien más.

Satisfecho consigo mismo cerró los ojos un momento, tomó aire lentamente y lo soltó. Levantó la cabeza y abrió los ojos mirando directamente a la luna, contemplando el astro y dejando que la luz rojiza del astro se reflejara sobre sus ojos dorados. Por alguna razón el paladín sentía que ahora se entendía a sí mismo un poco mejor que antes.

El saludo de Irianna sacó a Kirés de sus cavilaciones. Le devolvió el saludo a la idrina y lo que la bruja les dijo después, junto con el sonido de la música, hizo que el enderth se diera cuenta de que la ballena volvía a la costa.
Reconoció a varios de los que iban subidos, entre ellos su cosechador. Quizás fue casualidad pero ver al draco en aquel momento le hizo recordar su cosecha. Al haber estado bajo los efectos de la picadura de morfeo recordaba bastante mal la conversación, y tal vez por eso se había olvidado de la parte final: la razón por la que, picadura o no, el enderth había aceptado venir a aquella ciudad.
Frunció el ceño pensativo. En realidad llevaba queriendo hablar con él sobre aquello desde hacía casi un año, pero lo había estado posponiendo. En parte porque siempre que se habían visto había sido en grupo y aquello para él era un asunto privado ¿Se lo preguntaba? Estaban todos juntos, pero no debería ser problema apartarse un poco para hablarlo rápidamente y luego volver…
Miró pensativo a su alrededor, observó cómo  sus compañeros festejaban y disfrutaban de la noche y con esa imagen en su mente el ave tomó su decisión.
“Hoy no”

Aquella noche era para que la disfrutaran él y sus compañeros, no para perseguir fantasmas de su pasado en Dryfus. Aquello podía esperar.

460 Re: Bahía de los Naufragios el 15/09/18, 12:53 am

Nihil


Dama Isis se quedó mirando las chispas de su hechizo según se disipaban. Los reflejos sobre el mar revuelto eran bonitos. La voz de Samika la sacó de su ensimismamiento.

-¡Eh yo también quiero correr! -dijo, echando a correr (o más bien a flotar) tras sus amigos.

Apagó algunas de sus luces mágicas y descendió a la arena húmeda de la orilla. Ni siquiera se paró a pensar en lo soberanamente asquerosa que debía estar la arena de esa playa, en cuanto sus pies la tocaron enterró los dedos para sentirla, húmeda y dura, y a continuación salió corriendo con los demás. No podía alcanzar a los mejor entrenados, eso estaba claro, pero por suerte tenían cuidado de no dejar a Eara detrás así que no tuvo que preocuparse mucho. De vez en cuando se alzaba unos centímetros y avanzaba en saltos largos y gráciles. Rompió su escudo para dejar que la lluvia la empapase, manteniendo solo los hechizos térmicos y bailó bajo la tormenta, se rió a carcajadas junto a sus compañeros, dio vueltas sobre sí misma…

Irianna y sus dos crushes aparecieron en escena. Dama Isis los saludó con entusiasmo, agitando ambas manos y sonriendo como si pretendiera competir con la Luna en belleza. Les animó a acercarse y unirse a ellos, haciéndose oir por encima de la lluvia.

Tampoco se percató de la cercanía de la ballena hasta que la bruja la mencionó. La reacción de la veela al verla fue chillar con deleite. Era aún más bonita de cerca. Además los que fiesteaban sobre su lomo eran conocidos, lo que hacía toda la situación todavía más maravillosa. La música que tenía no le gustaba demasiado pero daba igual, quería unírseles, quería bailar.

-¡Quiero acariciarla, es muy preciosa! -les gritó.

El chico muerto, Koval, el que le devolvió a su querido Surimy's (ahora rebautizado como Osiry's) les retó a una carrera. Dama Isis atrapó a Samika en un abrazo y le susurró al oído.

-Tienes que ganar. Rasqua,Varsai y tú tenéis que ganar y ellos nos dejaran subirnos a su ballena como premio -dijo en tono confidencial. Sus ojos brillaban con algo entre ilusión y locura.

461 Re: Bahía de los Naufragios el 15/09/18, 07:26 am

Jack


Estaba claro que llamaban la atención tanto en el agua como en el aire... Y al avistar la ciudad desde más cerca pudieron comprobar que en tierra también causaba furor la ballena. Un nutrido grupo de transformados recientes se encontraba allí. Casi todos conocían a algunos de ellos y la pareja no se quedaba atrás.

Erika se fijó antes y avisó con un codazo al vampiro. Les saludó brindando en su dirección.
¡Vaya, hola! ¡Mira, son los sinhadres e Irianna!
¿Eh? ¡Anda! ¡Muy buenas!
¿Cómo lo estáis pasando?

462 Re: Bahía de los Naufragios el 16/09/18, 12:52 am

Evanna

Evanna
Samika rió al ver que su llamado a correr como idiotas, como borrachos por la luna que era fue algo bien recibido, incluso si tuvo que tirar un poco de Eara paras que se uniese ver que su animes ele contagio aumento aun mas su dicha. Twixy's misma se les unió y Samika corrió, salto y jugo con la arena, desplegó sus alas y voló por sobre las cabezas de los demás a pocos metros del suelo entre volteretas y risas. Fue ahí en el aire cuando escucho que había llegado Irianna junto a Sekk y Jace, y la evaki no dudo y animada bajo hasta esta junto a ellos dejando que  poco menos de dos metros del suelo dejarse caer casi frente a ellos, para seguidamente darles un abrazo a cada uno. Su animo, la euforia y calidez que sentía a pesar de la lluvia y el viento sabía que no solo era cosa nada mas del hechizo térmico de Twixy's, de la carrera y el vuelo, o de la adrenalina misma que la Luna le daba. Estaba segura que se sentía así por el simple hecho de estar con todos.

Sus amigos se habían vuelto algo irreemplazable para ella, tanto aquellos con los que había vivido durante la cosecha, como aquellos que empezó tratar mas tras esta. Todos eran valiosos y Samika lo demostraba con cada poro de su piel, con sus actos y palabras.

-Bienvenidos a nuestra celebración de la Luna, es genial que hayamos coincidido - exclamó Samika con una mirada brillante, notando como sus compañeros observaba el ciel y veían volver la enorme ballena, cosa que noto cuando uso su ecolocalizacion y escuchó el llamado de Noel. Samika les saludo divertida imaginando que el draco no estaría solo, algo que también pudo confirmar no hasta que escucho otras voces viniendo de la ballena.

<<Esto es una locura, ¡una ballena voladora! Debe ser cosa de Giz de seguro con todo eso de la genemagia o alguna magia rara>> pensó Samika divertida porque esa ballena segura que era mas grande que el cadáver de huesos que había en su antiguo torreón.

-¡Kovaal, Noeel, Giiz, que seguro estas ahí arriba, y a todos los que no conozco..que sepáis que estáis muy locos!- llamó Samika a los que conocía y a los que no con una risa, haciéndose oir incluso sin hacer bocina gracia a la potencia de su voz. Locura que le fue confirmada cuando escucho las palabras absurdas de Koval retándolos a una carrerita. La evaki alzo una ceja divertida, porque era todo tan raro, pero tan extraño ¿una carrera contra quien ¿la ballena? ¿y hasta donde? <<Bueno, que mas da >>pensó sin darle muchas vueltas, notando el brazo de Twixy's agarrarse a ella para susurrarle aquello y la evaki rió suavemente, guiñándole el ojo a la frivy. Sabia cuanto amaba Twixy's los animales marinos, seguro que eso de poder montarse sobre la ballena le hacia especial ilusión.

-¡Me apunto, pero a cambio debéis dejarnos subirnos luego! -añadió Samika con una sonrisa confiada, volviendo sus ojos ciegos hacia donde sabía estaban Rasqa y Varsai, aunque realmente se dirigió a todos al hablar- ¡Hagamosle comer el polvo...o mejor dicho, las nubes, a ellos y a su enorme mascota! - comento mostrando sus dientes de murciélago con aire competitivo y juguetón, mientras desplegaba nuevamente sus alas. Pues ella pensaría realizar esa carrera tan absurda, sin sentido y extraña que tan entretenida le tenía, por aire.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

463 Re: Bahía de los Naufragios el 16/09/18, 10:21 pm

Lupin

Lupin
En fin, bicharracos aparte… ¡Necesito otra botella! ¡Más ron! ¿Cómo has podido perderla, Adara idiota? Menos mal que Jack venía bien provisto que sino… ¡Para mí! ¡Ja!

Mientras destapo la nueva botella y pego un trago bien largo, me pongo a bailar al son de la música. O al menos me creo que lo hago. Me la pela si no es así. No sé lo que ha puesto Noel, y ni siquiera es lo que suelo escuchar, pero ya me hayan acostumbrado a este tipo de música más rockera que no solía oír cuando estaba en la Tierra. No está mal.

¡Mira, más gente en la costa! Y estos… hay algunos que ni me suenan, pero también algunas caras conocidas de haber visto por allí. ¿Son una piña? ¿Igual de la misma cosecha? Qué cosas…

―¡Holaaa, amigos y los otdooos! ―Les saludo con el brazo muy efusivamente. Creo que demasiado. Parezco una loca. Bah, voy demasiado pedo ya para que me importe―. ¡Benid, benir aquíiii si bodéissss!

¿Me lo parece a mí o voy como arrastrando la lengua?

464 Re: Bahía de los Naufragios el 17/09/18, 01:22 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Irianna

Después de recibir entre carcajadas un efusivo abrazo de Samika, Irianna centró su atención nuevamente en la ballena. Compuso brevemente una expresión de sorpresa al reconocer las voces de Noel y Koval, pero no le duró mucho y enseguida volvió a echarse a reír ante la visión del draco vaciando una botella de un trago, o eso parecía.
¡Oh, Jack y Erika también están aquí! —Buscó con la mirada a Ayne y Eara y después alzó un brazo para saludar a su jefe y compañera de trabajo mientras volvía a alzarse con levitación para hablar más de cerca con todos—. Pues muy bien y eso que yo acabo de llegar —respondió de forma entusiasta a la pregunta de la bruja de las burbujas. Después se giró hacia dama Diurna a quien dedicó una sonrisa y un asentimiento con la cabeza a modo de saludo particular—. Pero nada comparado con la fiesta que os habéis montado aquí —rió de nuevo sin dejar de moverse ligeramente, siguiendo el ritmo de la música de forma inconsciente—. Supongo que esta majestuosa criatura es cosa tuya, ¿no, Giz? —Le preguntó al asreniano.

La lacustre había esperado ver a Vac con ellos y al no encontrarlo se disponía a preguntar  pero, tras la ebria intervención de Adara que le provocó todavía más carcajadas, la idrina descendió un poco para que la pudiesen escuchar unos y otros: no pasaría nada por posponer un poco su marcha.
Yo también me apunto. ¿Nadie dijo nada sobre normas, no? ¡Vamos allá!
La nebulomante cambió la levitación por un hechizo de vuelo y su intención era volar por delante de la ballena y luego girar en dirección hacia la entrada de la bahía, ya que al enorme animal seguro que le costaría cambiar de dirección. Iba dejando tras de sí un rastro de niebla mientras se deslizaba por el aire todo lo rápido que podía, pasándoselo en grande junto a los demás.


Noel

El sueco, por su parte, tampoco paraba de reír.
Nos halagas, Samika —le respondió a la evaki entre carcajadas cuando esta afirmó que estaban locos.
Apenas pudo saludar a la idrina cuando se acercó a ellos entre la risa y el alcohol que empezaba a hacer efecto después de haber vaciado más de una botella a grandes tragos.
>>¿Quién les dijo nada de subir? —Comentó para el resto de sus compañeros al escuchar las palabras de la veela—. ¿Ya os estáis inventando las nor…? Mas.
Aún no había terminado la frase cuando vio las intenciones de Irianna y la señaló divertido.
>>Sí, se están inventando las normas —confirmó entre carcajadas—. Date prisa, Giz y dile a Wailord que… No, espera, tengo una idea mejor. ¡Nadie dijo que nosotros tuviéramos que seguir normas, tampoco!
Exclamó la última frase para asegurarse de que le podían oír y le pasó rápidamente la botella a Wen antes de alzar el vuelo.

La nebulomante le llevaba ventaja y sin duda se estaba esforzando en ir lo más rápido posible, pero no fue rival para la velocidad del draco, quien se plantó delante de ella a medio camino, atravesando los jirones de niebla que había ido dejando.
¿Y ahora qué? —Preguntó socarronamente.

465 Re: Bahía de los Naufragios el 18/09/18, 02:41 am

Yber

Yber
GM
Rasqa se apuntó sin dudarlo a correr por la playa junto a Samika, Eara y (¡qué remedio!) Twixy’s. El parqio voló más que corrió, dando vueltas en el aire y disfrutando de los vaivenes turbulentos que traía el clima lunar. La ballena era descomunal y llamaba su atención, pero a Rasqa le hizo más ilusión ver que llegaba una gran parte de su manada, a quienes saludó a gritos mientras revoloteaba sobre la arena. Era la primera luna que veían sin dolores y le hacía feliz que siguieran juntos, pues aunque no lo quisiera reconocer, la idea de perderlos por seguir sus instintos pirómanos aún aparecía para atormentarle. Por suerte, desechar esa idea era facil y Rasqa la expulsaba de su mente como el humo que salía de sus fosas nasales. Su familia no solo se había mantenido, sino que había crecido con Samika y empezaba a conocer a otros monstruos con los que se llevaba bien. Si Roaxen no hacía acto de presencia, la primera Luna pintaba de diez.

Mientras tanto, Giz se había tumbado sobre la ballena con la mirada perdida en el cielo y el pensamiento, en las Uncidas. Todavía le daba vueltas a su propia pregunta o a qué habría sido de la plaga loca que se acababa de perder. Estaba convencido de que no lo volverían a ver, pero sentía una curiosidad inmensa por las posibilidades que se abrían frente al clinger. Tal vez muriera después de días nadando sin rumbo o tal vez descubriera una nueva civilización jamás tocada por la garra ambiciosa de Rocavarancolia y fundara algo nuevo (y, por lo poco que lo conocía, igual de aterrador).

El goliat se levantó cuando escuchó las voces que llegaban desde la bahía. En otras circunstancias se habría alarmado de que tanta gente revoloteara en torno al cetáceo, pero una porción de la energía que le faltaba se había ido en protecciones para el animal. La Luna sacaba lo mejor de cada ciudadano, y lo mejor en Rocavarancolia variaba entre subidones de magia y aumentos de las ganas de matar a todo lo que se moviese. Había hecho bien en ser precavido.

Giz saludó con un gesto de manos más efusivo que de costumbre y una sonrisa de oreja a oreja.

Es mía, sí —respondió con cierto orgullo—. Podéis tocarla —rio.

La mención de la carrera le hizo soltar una carcajada. Eclipse no iba a ganarla, pero no dudó en dar los comandos para que acelerara justo tras Noel. Quería participar a su manera.

Rasqa por su parte también quiso unirse. Se había acercado incluso antes de que se mencionara nada.

¡Qué bicharraco! —Era mucho más grande de cerca.

En cuanto se habló de competir, Rasqa no dudó en participar. No tenía muy claro hacia dónde había que correr, durante cuánto tiempo o cuáles eran las normas, pero el parqio puso toda la carne en el asador, que en su caso eran la misma cosa. Los pinchos a su espalda se incendiaron con tanta fuerza que la llovizna no conseguía apagarlos del todo, el moloch agitó las alas con fuerza y se impulsó por el cielo a un costado de la bestia gigantesca dispuesto a adelantarla.

¡Os voy a ganar a todos! —se jactó a pesar de que no tenía ni idea de contra qué o quienes corrían.

Había mucha gente moviéndose en muchas direcciones diferentes. El cetáceo ya se camuflaba con la ciudad y se convertía, a ojos del moloch, en una parte más de esta. Como una calle extraña a la que solo llegas volando y solo si te la encuentras casualmente en una noche loca. Rasqa soltó una bocanada de humo y sonrió a la Luna Roja con los colmillos por delante. El moloch le guardaría al astro gratitud infinita por aquella noche, incluso si perdía aquella carrera caótica y sin sentido.

Cuando adelantó a la ballena, rodeó su enorme morro redondeado y continuó volando en círculos alrededor de ella, henchido de felicidad.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

466 Re: Bahía de los Naufragios el 20/09/18, 11:39 pm

Tak


GM
Ni el propio Gael sabía a qué se refería muy bien con la carrera. Una carrera y punto, sin meta ni recorrido ni reglas. Tampoco esperaba que la cosa fuese a acabar como lo hizo, pero no pudo evitar reír al ver que la gente le tomó totalmente en serio. Era el día que era, y podía entenderlo. Como Noel ya se había puesto a competir con sus propias reglas, Gael se acercó a Adara y le dio un suave empujón con ambas manos. Era una invitación a participar también haciendo uso de sus alas, ya que era más rápida de lo que lo habría sido él con un hechizo de vuelo, pero enseguida se dio cuenta de que la ángel negro no estaba muy hábil para más peripecias aéreas.
No sé si deberías despegar con este tiempo, Adara 747, perdona —le dijo, olvidando que ella no había seguido su tren de pensamientos. No obstante no la detendría si se echaba a volar, simplemente no quería ser quien la incitase a hacerlo. Ya estaba empezando a pronunciar las palabras como Toima una noche cualquiera.


Y mientras Gael disfrutaba de la velocidad que había ganado la ballena, los sinhadres observaban todo lo que ocurría desde abajo, sorprendidos aún de que Jack y Erika formasen parte del grupo que estaba detrás de la ballena. Les devolvieron el saludo, Eara agitando ambas manos y Ayne solo una, respodiendo con un grito de «bien, gracias». Era complicado comunicarse a aquella distancia.

Eara volvió junto a Ayne, todavía jadeando y con una sonrisa, sin apartar la mirada del cielo. Deseando poder unirse también a aquella carrera absurda. No podía pedirle a su edeel que derrochase energía en algo así, y este tampoco discurrió qué era lo que deseaba Eara. Tenía la mirada puesta en el cielo, también, aunque por motivos diferentes. Observaba la brecha que le separaba de sus compañeros. La había provocado él mismo, y ya no sabía cómo volver atrás. ¿Cambiaría algo si se unía a la carrera? «Probablemente no» se respondió a sí mismo.

467 Re: Bahía de los Naufragios el 21/09/18, 07:46 pm

Nihil

Nihil
Sus amigos salieron disparados, incluso Irianna, a la que seguía un manto de niebla. El efecto era tan bonito que dama Isis lo grabó en su mente para usarlo como inspiración para alguno de sus diseños.

No se molestó en unirse a la carrera, aunque había sido ella la que había animado a Samika y los demás. Su hechizo de vuelo no tenía nada que hacer contra varios pares de alas y un entrenamiento físico concienzudo (ni contra una ballena mágica gigantesca) y la veela solo competía cuando sabía que podía ganar.

Se fue con el resto de su grupo, los que se habían quedado algo más alejados de la orilla, para animar desde allí. Se quejó como una cría cuando vio a Noel unirse a la carrera, alegando que iba contra las normas (aunque realmente no hubieran pactado ningún tipo de norma) pero en lugar de abuchear se concentró en animar con aún más efusividad a sus amigos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

468 Re: Bahía de los Naufragios el 22/09/18, 05:04 pm

Evanna

Evanna
No dudo en echarse a volar con una risa animada, captando por sus ultrasonidos como era la única en separarse del suelo, como no solo Irianna uso su magia, sino que Rasqa también uso sus alas. La ciudad cesaba enloqueciendo con lluvia truenos y rayos peor ellos no podía mas que estar jugando como si fueran críos en un carrera sin sentido contra una ballena voladora.

Pensar que hasta hacia unos largos meses, volar se le hacia incomodo, el perder el anclaje bajo sus pies y como ahora, el volar era un parte de si misma casi tanto como lo era el correr o el pelear. Sentir el aire rozando sus alas, como cambiaba de dirección ante el movimiento de sus brazos. A se sentía llena de energías y gritando alegremente,no tardo en alcanzar ala ballena y superarla entre volteretas y giros que eran mareantes de solo verlos y que para ella era poco mas que un juego.

La voz de Noel logro ser escuchada no mucho mas delante de ella y sonriendo divertida acelero el movimiento de sus alas, sus músculos tensos y ligeros no tardaron en alcanzar a Noel e Irianna, con mucha mancha blanquecina de sus cabellos eran claramente notorios.

-Te pregunto lo mismo...¿ahora qué grandullón, piensas que eres el único rápido volando? -rió la evaki con una sonrisa juguetona y retadora, realizando un quiebro peligrosos en el aire a sus alrededor antes de adelatarse, tanto a Noel como a la ballena, escuchando los gritos alegres y animados de Rasqa, tan cerca. No sabia quien iba primero pero le da lo mismo,era el simple placer de volar de sentir el viento y la lluvia que no lograba mojarla. Era simplemente el jubilo de la luna en su máximo esplendor.-¡Irianna, juguemos un poco con plumitas y su ballena, vamos a enseñarles como es volar en serio! -exclamo hacia la idrina con una sonrisa traviesa, sintiendo increíblemente energizada y divertida mientras bajo ellos la ciudad empezaba a tomar forma conforme la ballena se adelantaba a ella.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

469 Re: Bahía de los Naufragios el 22/09/18, 07:51 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Irianna

Irianna había puesto los brazos en jarras y adoptado una pose de falsa indignación cuando Noel se le plantó delante sin dificultad. No le dio tiempo a responder cuando ya se había unido Samika y se echó a reír.
Yo lo intenté, pero sé admitir las derrotas: me temo que yo no puedo competir con vuestras alas. Dejo en tus manos la carrera, Samika —le dijo a la evaki con una gran sonrisa.
A continuación descendió para acercarse a saludar más de cerca a aquellos que no había tenido ocasión antes. Rasqa ya estaba haciendo cabriolas en el aire con el resto, como cabía esperar, por lo que se decantó por dirigirse a Eara y Ayne. Según se acercaba, pudo notar en el gesto de ambos una miríada de matices: el edeel parecía un tanto ¿melancólico?, ¿pensativo?, mientras que para la nebulomante sí resultaba obvio el motivo por el que la aurva observaba ávidamente el cielo y aquellos que lo cruzaban mediante diferentes medios.
>>Solo estoy de paso, pero me alegro de veros a todos por aquí. No es que tenga mucha prisa… Eara —se dirigió hacia la chica, acercándose a ella y comenzando a conjurar un hechizo de levitación tras otro, que aplicó sobre su amiga y sobre sí misma—. El hechizo de vuelo no sabrías controlarlo sin práctica y no quiero que te hagas daño por mi culpa, pero creo que nosotras podemos conformarnos con este. ¿Quieres ver la ballena más de cerca? Todavía tengo que preguntarle algo a dama Diurna y el resto.
Si Eara aceptaba, la lacustre se elevaría y, una vez ambas estuviesen a la misma altura, sujetaría a la aurva de un brazo para que volasen juntas.  


Noel

No seré el único que es rápido, pero yo ya sabía volar antes de que aprendieseis a deletrear vuestros nombres —le respondió a Samika en tono jocoso—. Pero como quieras: yo no me pienso contener.
Una vez Irianna se hubo alejado, el sueco echó a volar a toda velocidad en una dirección aleatoria, que resultó acercarle de nuevo al mar. Una gran ola llegaba en ese momento hacia la costa y el draco, actuando solo por puro instinto, se sumergió en ella para atravesarla lo más deprisa que pudiera en aquellas circunstancias. Desde luego la resistencia que ofrecía el agua no le iba a ayudar a ir más rápido, pero, ¿qué más daba? Salió con fuerza del agua, aún más empapado de lo que ya estaba mientras emitía un grito de júbilo.
>>¡Hola, Rasqa! —Saludó al parqio efusivamente cuando se cruzó con él, sin dejar de hacer maniobras en el aire y volar por toda la bahía.

470 Re: Bahía de los Naufragios el 25/09/18, 01:04 am

Jack

Jack
La pareja sonrió ante los transformados y después se miraron unos segundos. ¿Una carrera? Erika no se lo pensó dos veces y les siguió en su colchoneta, pero el vampiro se quedó a lomos de la ballena, pero se escurrió —con permiso de Giz—hasta una de las aletas. No molestaba a a criatura, solo se puso de pie en equilibrio en el nacimiento de la aleta y se soltó unas cuantas veces del lomo. Estuvo poco rato, eso sí, y después volvió a sentarse con su petaca. Observó a unos a otros y reía y sonreía con lo que los diferentes grupos se traían entre manos. No les conocía a todos y no quería entrometerse demasiado.

Después, se fijó en Irianna y Eara... ¿Levitando? Pero no le fue difícil imaginar qué intentaban: todos haciendo el cabra y la sinhadre anclada al suelo. Por lo menos confiaba en la lacustre, pero le preocupaba su cosechada y empleada, así que se asomó. No, mejor dicho, se despidió del Capitán Lagartijo un momento y saltó al acantilado. Les habló desde unos metros más arriba, levitando. No lo diría en voz alta, pero era demasiado narcisista como para convertirse en humo y no ver su reflejo al completo en el mar en una noche como aquella.
Hey, si necesitáis una mano, decidlo. Tengo enchufe con el capitán de la ballena y todo —bromeó.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

471 Re: Bahía de los Naufragios el 25/09/18, 03:18 pm

Tak


GM
La carrera para Irianna acabó antes de tiempo, aparentemente, ya que se acercó al grupo que estaba en tierra mientras otros seguían volando. No les dio tiempo a hacer ninguna pregunta antes de que esta se dirigiese a Eara, quien, desconcertada al principio, aceptó su proposición. El hechizo ya estaba lanzado, de todos modos. Le sonrió.
¡Te lo agradezco! Pero si en algún momento soy una molestia bájame sin más, ¿vale?

En ese momento Ayne las observaba también con desconcierto, pero se debía a no saber qué hacer. ¿No debía ser él quien emplease su magia para ayudar a su aurva? ¿Por qué no se había dado cuenta de que Eara deseaba ver más de cerca el animal para proponérselo él mismo? Empezaba a darse cuenta de que el estar tan inmerso en sí mismo constantemente era el problema. La falta de comunicación, como insinuaba siempre Eara.
Puedo tomar yo el relevo si quieres estar arriba más tiempo… —dijo, para tratar de enmendarse. En ese momento se les acercaba Jack, que también ofreció su ayuda—. No, no te preocupes, pero gracias —le dijo. Su expresión afable no concordaba con sus sentimientos. De forma irracional, se sentía abandonado si su aurva dependía de todos menos de él cuando necesitaba ayuda. ¿Tan inaccesible era?
No te preocupes, Ayne. Y gracias a ti también, Jack. Pero solo va a ser un momento, no hace falta derrochar más magia —respondió Eara a ambos.

Aquellas palabras hirieron al anima aunque no quisiera admitirlo. Su magia, y la de Jack también, eran demasiado valiosas para malgastarlas, pero la de Irianna no. Y si Eara lo veía así tenía que ser porque no quería depender de la fuente de la que se surtían.

472 Re: Bahía de los Naufragios el 26/09/18, 02:04 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Aceleró un poco junto a Eara hasta alcanzar de nuevo la ballena, permaneciendo a poca distancia por encima de esta.
Hola de nuevo, quería preguntaros algo —se dirigió hacia los que todavía quedaban sobre el cetáceo—. Pero antes… Esta es mi amiga Eara, trabajamos juntas en la plantación de Jack —. Alzó ligeramente la mano que todavía sujetaba la de su amiga y esbozó una sonrisa—. Oíd, ¿dónde puedo encontrar a Vac? ¿Lo sabéis? Creía que estaría con vosotros pero ya veo que no… Tengo que ir a devolverle el violín que me prestó —añadió toqueteando distraídamente su bolsa sin fondo.

473 Re: Bahía de los Naufragios el 27/09/18, 03:11 am

Muffie

Muffie

Wen no podía parar de reír viendo a Adara bailar mientras el alcohol comenzaba a subirle un poco a ella también. La vouivre saludó vagamente a aquellos que se encontraban en tierra, reconociendo a Irianna entre ellos y algunos otros por la descripción que Noel le había dado.

Al momento en el que el draco le dió la botella antes de echarse a volar, la británica comenzó a a levantar la botella en alto, animándolo a gritos y alentando a la ballena a ir más rápido mientras reía.

- Hola- saludó la vouivre a Irianna y su amiga cuando estas se acercaron-. Encantada, Eara, soy dama Diurna. Podéis pisar cetáceo firme si queréis. No creo que a Giz le importe, mientras tengáis cuidado de no empujar a Adara al vacío- dijo señalando a la susodicha-. Como veis, tiene alas y, por regla general, sabe usarlas, pero puede que no este lo suficientemente concentrada en este punto de la noche- dijo riendo-. Respecto a Vac, si te refieres a en este momento, la verdad es que no sabría decirte. A veces pasa la Luna con nosotros, otras se va a dar vueltas con Feliks o a lo mejor está en la taberna cantando con Mikk. Puede que luego nos pasemos a ver si está ahí revoloteando como la polilla que es. De todas maneras, normalmente lo puedes encontrar en el Burdel que es donde vive. A lo mejor incluso se ha quedado ahí hoy. Si no sabes dónde es, yo te puedo guiar.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 39 de 46.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40 ... 42 ... 46  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.