Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Silente
por Poblo Hoy a las 11:02 am

» Acantilados
por Tak Ayer a las 11:55 pm

» Calles
por Jack Ayer a las 01:58 am

» El Cuchitril
por Giniroryu Ayer a las 12:41 am

» Burdel de Dama Espasmo
por Cuervo 17/07/19, 04:39 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 43 usuarios en línea en la fecha 08/07/19, 06:17 am
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 40149 mensajes en 757 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Bahía de los Naufragios

Bahía de los Naufragios

Ir a la página : Precedente  1 ... 26 ... 48, 49, 50, 51, 52, 53  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 49 de 53.]

1Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Bahía de los Naufragios el 02/08/11, 06:21 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Esta playa no es de arena, sino que está hecha de diminutos trozos de concha y cristal pulido que brillan cuando les da la luz, algo que no pasa muy a menudo, pues la playa está a la sombra de los acantilados, y solo se puede llegar a ella a través de un estrecho pasaje entre la roca. Una ingente cantidad de barcos naufragados y maderos descansan allí.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/11/11, 08:57 pm, editado 1 vez


577Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 28/03/19, 04:07 am

Nihil


Ariven y Vivia se habían separado del grupo hacía un buen rato, primero para buscar a Mikk y luego para dar un paseo por su cuenta y charlar. Desde la noche fatídica no habían podido tener un momento a solas, las dos, pues el brujo de su propia voz había estado reclamando la atención de Vivia casi todo el tiempo, aterrado de que se alejase de su lado. Había necesitado una larga noche de conversaciones serias y termas para que por fin se calmase y le dejase espacio, y se habían prometido mutuamente que pasarían la fiesta con sus amistades.  Ariven por su parte había pedido volver al trabajo cuanto antes, tras un poco de descanso. Trabajar le mantenía la mente ocupada y le impedía comerse la cabeza con malos recuerdos y pensamientos destructivos. Aún no dormía bien, aunque no se le notaba en la cara gracias al maquillaje y un par de hechizos revitalizantes. Llevaba un vestido negro escotado de tela vaporosa, joyas de platino y sandalias de cuero, mientras que el vestido de Vivia era rosa pálido, corto y con cuello de barco.

-Vivia si sigues bebiendo mañana te vas a levantar hecha un trapo -le advirtió la demonio arruinada a su amiga.

-Me da igual. Así mañana Mikk tendrá que aguantarme con resaca, a ver si así tiene tantas ganas de estar conmigo -respondió Vivia mientras se alejaba un poco en busca de algo con lo que rellenar su copa.

Ariven sonrió. Esos dos se habían aguantado con resaca demasiadas veces ya y dudaba que a ninguno le importase.

De pronto una chica muy alta pero indudablemente más joven que Ariven se le acercó. La demonio arruinada sabía de su existencia pero nunca habían tenido la ocasión de hablar, Jau le había advertido sobre el estigma que tenía su profesión en la Tierra y no tenía muy claro que la novata quisiera conocerla. Aun así hizo todo lo posible por mostrase amable.

-Casi -dijo con una sonrisa -Digamos que fui un poco precoz como hija de las tinieblas.

Le señaló la piedra roja que adornaba su escote, que parecía formar parte del collar de platino que llevaba pero que bien mirada podía saberse que estaba incrustada en su piel.

-Pero me alegra ver que hay más de los nuestros que se han tomado su tiempo para transformarse correctamente. Soy Ariven – En ese momento Vivia regresó con su copa y miró a Ruth con curiosidad -Y esta es Vivia.

-¡Hola! ¿Cual es tu nombre? ¿De qué cosecha eres? Creo que no hemos coincidido nunca.

**

Dama Isis se tomó unos segundos para estudiar el tatuaje en el pecho de Jace. Delineó los trazos con las yemas de los dedos, preguntándose como había hecho con Samika por qué alguien se haría algo así de definitivo, pero apreciando el trabajo. Bajó el ritmo de sus besos, dejando que el dullahan la desnudara, sin embargo una frase la hizo parar abruptamente para lanzarle una mirada asesina.

-Si haces eso te mataré.

Tal impaciencia era un cumplido, y la veela se lo tenía en cuenta, pero su ropa era sagrada. Por eso en cuanto la cremallera se abrió por completo se separó un poco de Jace para desvestirse como es debido.

Spoiler:
Con una sonrisa juguetona en los labios tiró suavemente de la prenda para descubrir su pecho, que estaba adornado con sendas pezoneras iridiscentes. Luego deslizó los pulgares a ambos lados de su cadera y entre susurros y tintineos de la pedrería el body bajó por sus muslos hasta sus tobillos, donde la veela lo rescató justo antes de que cayera al suelo con un ágil movimiento del tacón. Bajo este no llevaba más ropa interior que un tanga finísimo de hilo plateado.

Durante todo el proceso dama Isis no había apartado la mirada del humo de Jace, desafiándole, tal vez burlándose de él (solo un poquito), pero cuando el terrícola preguntó por el bote de sirope desvió la mirada e intentó contener una sonrisilla.

-Oh, ¿eso? No es nada… Lo de la guinda me pareció muy interesante y me preguntaba si podías volver a hacerlo… con otras cosas…

Tomó la botella y la descorchó. Dejó que el líquido denso y brillante, de un vivo color rosa se derramara sobre sus dedos para a continuación acercárlos a la nube negra, tentadores.

-¿No te apetece experimentar con ese humo tuyo? -susurró.



Última edición por Nihil el 07/05/19, 01:46 am, editado 1 vez

578Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 28/03/19, 02:17 pm

Evanna


EVELHAN KAW

El brughou puso una expresión llena de frustración y algo de vergüenza cuando Zmey le devolvió astutamente su comentario anterior. Tan solo había intentado bromear y provocar un poco pero avergonzarlo pero al final aquello se le había dado vuelta. Evelhan le sonrió ante la preocupación que mostraba y su referencia a la muerte del consejo le incomodaron un poco mas no dejo de intentar lucir lo mejor posible.

Realmente estaba feliz con como estaban las cosas ahora, no quería seguir pensando en lo que podría haber ocurrido en esa condenada pesadilla. Pero aun así no podía mas que preguntarle un poco por ello, pues Evelhan sabia que sus amigos y conocidos estaban bien ¿pero como era en el caso de Zmey?

-Se que no te gusta hablar mucho de tus antiguos compañeros de cosecha y esas cosas, pero....bueno ¿sabes que fue de ellos?- pregunto Evelhan con suavidad no queriendo tampoco arruinar el ambiente. Aun así pensaba que tal vez, Zmey si estaba un poco preocupado por ellos, fuese como fuese la relación que mantenía con dichas personas.

La atenta mirada de Zmey sobre el lo ponía un poco nerviosos provocando que su sonrojo se acentuara, sintiéndose inexplicablemente como un roedor frente a los ojos de un gato....o mas bien como a un pobre humano frente a los ojos de un dragón. No había amenazada en su mirada ni nada similar, pero a pesar que Zmey ya no era tan tímido como antes, tener toda la atención del otro brujo sobre el, provocaba una sensación de vergüenza y superioridad en dosis iguales.

Siguió los movimientos de Zmey con total detalle, viendo como se llevaba uno de esos dulces daelicianos a la boca para probarlos. Evelhan se mordió el labio inferior ligeramente, no teniendo muy claro que le apetecía mas si probar ese dulce o probar sus labios. <<Puedo hacer ambas cosas a la vez >> pensó no sin cierta travesura, inclinándose un poco para besar suavemente los labios de piromante, deslizando su lengua atrevidamente por su labio inferior en un intento de saborear algo del dulce que se acababa de tomar, sin mucho éxito. Puso un leve puchero de disconformidad.

-Quiero probarlo un poco mas...- susurró de forma caprichosa, no sonando muy claro si se refería al dulce o al beso en si. Mordió un poco su labio inferior, acariciando suavemente una de sus orejas- Abre, quiero probar Zmey...o no te respondo -añadió el brugho con una traviesa insistencia. Sentía un cosquilleo agradable en sus labios, la calidez de Zmey se trasmita hacia su propia boca de labios frescos, era agradable y quería un sentir un poco mas de esa sensación.





PELUSA


La mona del queso miro a Zobriel de reojo siendo notorio para ella que pese a que este había bebido un poco empezaba a volver a tener todas las luces en su lugar y recién se daba cuenta de cuando desafortunado había sido su intento de acercarse.

-Dudo mucho que se lo vayan a tomar a mal, estáis todos un poco alegres con eso del alcohol- dijo pelusa quitandole cierta importancia tras ver que simplemente había sido puro despiste del basilisco que ciertamente no sabia leer el ambiente. Escuchó atenta su explicación vaga sobre lo que tendría que hacer ahora con el genemante. Se pregunto si seria capaz, no es que no confiase en el...pero, Zobriel era muy tímido. Si ya directamente había tenido que beber para hablar en ese momento, no sabia como se las ingeniaría una vez se encontrase con Giz sin alcohol en el cuerpo Pelusa suspiro para si misma. Estaba rodeada de mucha gente con diversos problemas de actitud por uno u otro motivo- Se que solo tomaste para desinhibirte...no es a mi a quienes tienes que darle explicaciones. Ser tímido no es algo malo, mientras recuerdes que hablando es la única forma de que te entienda...da igual si necesitas para ellos uno segundos o 10 minutos. Dudo mucho que en este lugar no haya gente que haya pasado por algún momento de incomodidad-dijo Pelusa mirándole atentamente de forma tranquila cuando sus manos manos se soltaron, hasta que llegaron junto a Milo, Guille y Nime, que se encontraban aun hablando con los veteranos.

Pelusa se acercó a la mesa cercana tomando de ella unas frutas que aprecia bañadas en miel y empezó a comer atenta a la conversación que se mantenía sin mucho mas que decir por el momento.





DÉDALO

Dédalo se rió al ver que Irdil acababa de descubrir por completo a su amigo sin ningún reparo ni vergüenza y mió a Enredo con atención ante su apuro. Preocuparse excesivamente era algo muy de el sin duda alguna. No había tenido por qué no al menos con ese suceso que no paraba de rumorearse por todas partes, pues el ni estaba en la ciudad en ese momento.

Pero igual viendo porque había tenido que marcharse y los motivos de ellos, podían entender en el fondo que se hubiese inquietado por el.

-No he estado aquí cuando eso ocurrió, apenas volví anoche y he estado vagando por la ciudad enterándome un poco de como estaban las cosas. No he vuelto a la clínica hasta hace un rato- afirmo el cambiante de forma un poco despreocupada para quitarle tensiones y preocupaciones al brujo- Igual con lo que pude escuchar en la taberna, de haber estado aquí probablemente no estaríamos hablando justo ahora, hice bien en retrasar mi vuelta – rió con evidente humor negro. Admitir aquello no le suponía ya problema, era especialmente consciente de como había sido su estado durante aquellos meses, constante altibajos de subidas desmedidas de animo y confianza que venia seguidas de caídas frenéticas de ansiedad y ganas de desaparecer.

Encontrar el punto medio donde no solo sus emociones estaban mas o menos estables sino que su carácter, personalidad y todo el también lo estaban, había sido realmente duro. El humor negro y el dejar de contenerse, habían sido una de las tantas salidas que había encontrado durante ese tiempo.

No pensó mucho en ello en ese momento, pues al igual que Enredo tenia mucha cosas que contarles el también tenía muchas que decir, pero ya seía mas tarde. Su atención se volcó en cierta manera en Irdil.

-Bueno, tanto como difícil...posiblemente tenga una de las transformaciones mas conocidas de la ciudad. No es como si su nombre no te diera una ligera de idea de lo que hace – dijo el cambiante divertido mirando al idrino mientras a su espalda un ojo miraba desde su nuca todo lo que había en la mesa en busca de algo que le apeteciera beber. Una vez encontró lo que quería, el ojo extra volvió a cerrarse y desaparecer y el cambiante estiro la mano sin mirar hacia la botella de cerveza, abriéndola y dándole un trago antes de continuar hablando con el idrino como si nada- Es practica eso si, me gusta y no me quejo, eso si en su momento eramos...¿3?¿4 cambiantes? Con todo lo sucedido no se cuantos quedaremos o si alguno mas surgió con la Luna- dijo dirigiéndole una mirada pensativa e interrogante a Enredo, pensando especialmente en Mephis, pues Yip había muerto hacía tiempo y sabía de la existencia de otro cambiante arruinado pero nunca lo conoció. Pero a Mephis si la conocía. Igual imaginaba que estando con Cain posiblemente alguna protecciones tendría y estaría ilesa...o todos lo ilesa que se pudiera tras esa situación al menos. O eso esperaba.

Por otro lado, ni siquiera sabía como había sido la ultima luna para los nuevos cosechados, ahora ya recen transformados. Así que no tenía ni idea de si entre ellos podría haber algún nuevo cambiante.

-Igual, si es cierto que si un cambiante no quiere ser encontrado es probable que no lo hagas, no al menos fácilmente- secundó Dédalo sonriendo con cierto rastro de altivez.

579Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 28/03/19, 11:34 pm

Muffie



Karime

Karime rió encantada con la mirada mortal del vampiro y simplemente se dejó caer cuando este se hizo polvo quedando de pie y sonriéndole ámpliamente cuando se materializó a su lado.

- Lo sé. Verme es un regalo- bromeó cuando dijo que se alegraba de verle.

En ese momento fue cuando reconoció la voz de la armadura y al instante trepó por ella colgándose de su cuello.

- ¡Hierbajo querido! ¡No te había reconocido! ¡Cuánto has crecido!- bromeó de forma efusiva-. ¿Has visto, Burbujita? Los niños nos están creciendo. Pronto dejarán el nido. Y no es que tú nido no sea amplio y cómodo. Es que son unos desagradecidos estos chicos. No te preocupes, yo te ayudaré a llenarlo de nuevo- dramatizó para terminar guiñándole un ojo a Saren-. Y por supuesto que soy Ka. La maravillosa Ka. Fantástica e inigualable Ka. Solo hay una. ¿Acaso te has encontrado alguna vez con otra Karime? Porque he de decir que no estoy segura de si el mundo estaría preparado para tanta genialidad, aunque yo estaría ciertamente abierta a la experimentación.  

De un saltó dejó el cuello de la armadura y una vez en el suelo se apoyó despreocupadamente sobre Saren.

- Si quieres yo puedo enseñarte a portarte mal, cariño, así al menos el universo tendrá excusa para ponerte las cosas complicadas.


Irenneil

Neil les devolvió el saludo tímidamente a Tyron y Dafne aunque todavía le inquietaba un poco la condición de la chica. el hecho de estuviera muerta pero a la vez pudiera comunicarse y existir como si no lo estuviera se escapaba a su comprensión e incluso le asustaba un poco, así que normalmente evitaba pensar en ello e intentaba mirarla como si fuera una transformación diferente.

El brujo negó fuertemente ante la oferta de alcohol. Había visto algunas de esas bebidas y sabía que había algunos dulces, pero todos tenían un olor fuerte y desagradable que al aurva le echaba para atrás.

- Lo siento, no me suena haber visto a nadie así, pero en cuanto lo vea le diré que lo estas buscando- se ofreció amablemente.

A Neil le molestó un poco que Guille le quitara importancia a haber desaparecido como si no recordara lo que había pasado la última vez que habían desaparecido.

- Guille no es un enfado, es preocupación. Es genial que te hayas juntado con ellos, pero podías haberte perdido entre tanta gente. Algunos dan bastante miedo- añadió acordándose de la mujer que se había acercado a ellos antes y que le había incomodado bastante.

Para su mala suerte, la mujer se volvió a acercar a ellos y Neil ni siquiera se preocupó en disimular cuando se acercó a Adru tanto como pudo, alejándose lo más posible de ella. Se mantuvo durante toda la presentación nervioso e incómodo sin mirar a dama Abrazos en ningún momento. El aurva no tardó en reaccionar cuando su edeel le buscó con la mirada.

- ¡Si!- exclamó más efusivamente de lo que había planeado-. Tenemos que volver cuanto antes para que no se preocupen. Ha sido un placer. Adiós a todos- se despidió de forma algo acelerada mientras tiraba nerviosamente de las manos de Guille y Adru. Neil era consciente de que estaba sonando algo inquieto, pero cuando estaba así no era capaz de ocultarlo.

580Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 28/03/19, 11:37 pm

Cuervo


Guillermo cambio el gesto y se comenzó a atisbar tristeza, mirando a Neil:

-Lo siento… pensaba que estaba alado y estábamos de fiesta… no todo el mundo es malo… quería conocer a gente… podrían ellas pensar que no soy un bebe- dijo contestando a Adru-… yo se que se preocupan… pero cuando estoy con ellas no me dejan hacer nada no confían en mi… sé que es peligroso, pero - interrumpido por la nueva invitada Guillermo paró de hablar.

- Si, soy yo…- en otro momento Guille le hubiera comprobado su nombre abrazándola, pero no quería que Adru se enfadara más y Neil parecía incomodo- ¿Por qué iba a ser popular? – sin poder hacer nada Dama Abrazos comenzó a invadir su espacio vital sin ningún tipo de timidez.

Dejo hablar a Adru y se dejo arrastrar de vuelta junto a los demás, con cara de preocupación.

581Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 29/03/19, 02:04 am

Goliat


El dullahan respondió a su amenaza con una risa divertida, habiendo previsto tal reacción. Se alegraba de no estar lo suficientemente cachondo como para no haber considerado hacerlo en serio.
Spoiler:

Dejó que la veela se alejase para poder observar como se desvestía. No tener cabeza era algo frustrante en situaciones así, en lo relativo a besos y otras provocaciones, pero una bendición cuando no quieres que se den cuenta de a donde estás mirando. Igualmente, dudaba que a la frivy le fuese a ofender que se la comiera con los ojos. El chico era incapaz de mirar a otro lado, desde la intensa mirada que le estaba dedicando hasta su pecho, las vertiginosas curvas de sus caderas expuestas y el finísimo tanga que cubría lo poco que faltaba por destapar. Twix ya estaba muy bien con ropa, pero sin ella no dejaba nada que desear.

Los pantalones le empezaban a apretar por motivos obvios, y en esos momentos pensó en lo mucho que se alegraba de haberse vestido decentemente, ropa interior incluida. Podría haberse parado a cuestionar que hacía semejante belleza con un chico sin cabeza como él, pero tenía otras cosas de mayor importancia sobre las que dejar caer su atención.

«Eres preciosa. No es que estés espectacular, es que… joder, eres espectacular» consiguió decir. Igual que cuando la había visto por primera vez en la bahía, a Jace le costaba concentrarse, abrumado por toda ella.

Su humo, ya denso de por sí, salió con más brío al verse confirmadas sus sospechas sobre el sirope, y su pecho se infló para dar una larga bocanada de aire, notando su propia respiración irregular. Jace agarró la muñeca de la frivy, acercándose a ella y atrayéndola entera contra sí antes de dejar que el humo hiciese justo lo que la chica pedía.
Recorrió el largo de sus dedos, llevándose consigo el líquido, saboreando tanto su piel como el dulzor del sirope. No se recreó demasiado en su tarea, sabiendo perfectamente que aquello no era más que una prueba para tentarle. Pegó su cuerpo al suyo una vez limpió toda gota, como si fuera a susurrarle al oído, liberando su agarre. Su humo rozó el cuello de la veela en un tacto casi sólido.

«¿Y si te pones cómoda y me dejas hacer mi trabajo?» aprovechó el momento y la cercanía para recorrer su hombro, yendo de brazo a mano para quitarle la botella, depositando una suerte de beso en su cuello. Mientras, su otra mano subía por sus costillas hacia su pecho. Quería ser él quien eligiera donde derramar el líquido a continuación.

No quería cometer un error, y lo cierto es que le daba cierto apuro darle órdenes, más aún con la falta de comodidad en su escondrijo. Puede que no le diera tanta importancia con otra chica, pero Jace no se permitiría un paso en falso con Isis, no con ella. Quería ponerla contra las rocas, quería tumbarla en la arena, pero ante todo prefería no cagarla.

582Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 29/03/19, 09:13 pm

Dal

Dal
Enredo miró a su amigo con una chispa de sonrisa en los ojos.

-Suponía que aún estarías fuera, pero supongo que me preocupo por mis amigos - dijo el brujo de buen humor. Ahora que sabía que su mejor amigo estaba bien nada podía aguarle la fiesta.- Hablando de estar fuera, Irdil y yo nos vamos de viaje para relajarnos fuera de la ciudad. Me llevo a Wyck para que no te moleste mucho, ¿quieres que me lleve también a Sombra?

Irdil por su parte casi se atraganta con el alcohol. Era mucho más fuerte que lo que había probado. Eso hizo que Enredo soltase una carcajada contenida. Luego observó el antebrazo del idrino que tenía algo de sangre.

-¿Qué te ha pasado? - le preguntó activando una runa del báculo que le curó el arañazo.

-Ah, debió de ser antes. Me tropecé con un chico y caímos al suelo - respondió.- No me di cuenta de que tenía una herida.

Enredo puso los ojos en blanco ligeramente y luego se volvió al cambiante.

-Pues creo que la Luna ha traído un nuevo cambiante a la ciudad. Deberías preguntar por los refugios si quieres conocerlo - dijo el brujo tomando un sorbo del vaso.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

583Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 30/03/19, 04:37 pm

Aes

Aes
Ruth

En seguida Ruth se sintió un poco fuera de lugar, la chica iba vestida muy bonita y presentaba escote, lo único que compartían era que parecían gustarle el negro ya que ella se había limitado a la ropa de siempre, igual tendría que haberse arreglado más para la ocasión.
Ladeó un poco la cabeza extrañada al percatarse de que la piedra roja estaba incrustrada en su piel, se parecía al astro rojo.
Antes de poder responder a nada una segunda chica con un vestido rosa y que a la israelita le parecía muy alegre se presentó. Sería su amiga, supuso, dado el desconocimiento que tenía sobre a qué grupo pertenecía exactamente Ariven.

-Me llamo Ruth y llegué hace dos cosechas- repuso con una sonrisa al tiempo que admiraba el collar platino de la otra demonio de fuego- no, no hemos coincidido, a penas salgo de la Sede- afirmó- yo también me alegro de conocer a otra demonio de fuego, solo sé de Quemaduras pero no me comentó nada de ti. ¿Hace mucho que llegasteis a la ciudad?- la demonio diría que sí, pues notaba en las chicas cierta seguridad que aún ella no poseía. Su impulsividad la traicionó y no le dio tiempo a retroceder cuando con un brillo ardiente en los ojos por la ilusión de conocer a otra chica con su misma transformación preguntó:- ¿A qué te refieres con casi?- y se llevó una mano a la boca, no pretendía ser descortés, aunque sí notaba diferencias con Ariven no le parecía menos demonio que ella- lo siento- se disculpó rápido por su excesivo interés- no esperaba encontrarte- el hecho de que ambas fueran altas, de pelo negro y la transformación les dieran rasgos similares podía hacer ver a Ariven como un reflejo de ella misma en un futuro, y aquello la ponía nerviosa, incapaz de adivinar qué pasos habría tomado la chica a diferencia del repoblador.



Tayron

Tay comprendía perfectamente la preocupación de los dos sinhadres por aquel niño inquieto, y no parecía ser la primera vez que le regañaban por lo que entendió. Demasiado ocupado dando las gracias por no haber tenido que lidiar con un niño así en la cosecha el belga también se vio sorprendida por la repentina aparición de una veterana.
-Hola, qué hay- dijo con cortesía sin dejar pasar por alto el contoneo que aquella tipa se traía. ¿Qué pretendía?. Con las mejillas rojas por la vergüenza que le daba el comportamiento de Eriel al esconderse tras su espalda quiso darle un voto de confianza a la frivi a pesar de su comportamiento extravagante. Pero le bastó que abriera la boca un poco para que entendiera por qué Neil y Adru parecían tener tanta prisa por irse.

Dafne esbozó una mueca de molestia por el comentario en torno a ella y Tay notó como le apetecía estamparle la bandeja de chocolate en toda la jeta a esa tal Dama Abrazos. ¿Cómo podía cambiar tán rapido de humor?.
-¿Ju-guetes?- murmuró, confuso cruzándose de brazos y frunciendo el ceño, no dejaría que la tipa le estropeara la fiesta a sus amigos o la noruega, pero Dafne se adelantó.
-Estoy segura de que tendremos otra ocasión para charlar pero si... nos disculpas- la fantasma se acercó a la gárgola con expresión seria, el lémur no sabría decir si su frialdad al hablar era tan fingida como las siguientes palabras que saldrían de su boca- creo que nuestro amigo no se encuentra en condiciones. No le sienta nada bien el chocolate.

SÍ. Eso era. Tay clavó sus ojos amarillos en Eriel y deseó que la Luna le hubiera dado el don de meterse en la cabeza de su amigo.
-Es que eres imbécil- dijo encogiéndose de hombros y guiñándole el ojo de espaldas a la frivi. Cualquier oportunidad de insultar al nublino sería bien aprovechada- mira que te he avisado, ¿perdona, eh?- le dijo a la chica al tiempo que pretendía que Eriel pasara un brazo por encima suya y mantenía a raya los deseos de fulminarla con la mirada- seguimos siendo novatos para todo.


_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"

584Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 30/03/19, 08:27 pm

Evanna

Evanna
DÉDALO

-Puedes dejarlo conmigo - dijo Dédalo no molestandole que Sombra se quedase con el mientras Enredo se tomaba unas pequeñas vacaciones con Irdil y Wyck, suponía que con todo lo que había oído de lo ocurrido, si que se lo merecía- Pero antes de irte ya sabes que tienes actualizarme un poco- dijo Dédalo sin poner mucho significado en el tono porque supondría que este entendería.

El cambiante miro con algo de humor como el pobre idrino casi se atraganta frente a ellos y como apenas se dio cuenta de que tenia una herido Enredo reacción de la forma protectora en la que actuaba siempre en caso así, por nimios que fuera. Ciertamente no había cambiado mucho en esos meses a pesar de todo. Era realmente bueno ver eso.

La confesión de Enredo de que había la posibilidad de que la Luna les hubiera dado un nuevo cambiante en aquella ocasión llamo un poco la atención de Dédalo. Aun así no parecía seguro así que eran meras suposiciones por el momento, poco mas.

- Supongo que si tienes razón me terminare enterando, si es que el susodicho quiere. Y sino hay ninguno, pues ya será.- dijo Dédalo pensando un poco en ello no muy seguro de como se sentiría habiendo otro cambiante mas, aunque conocerlo si que le gustaría de existir. Pues como había mencionado antes a Irdil si un cambiante no quería que se supiera que lo era, nadie se iba a enterar salvo claro quienes lo hubieran visto transformarse. Muy desapercibido el cambio no se pasaba precisamente- Igual espero que si existe no sea tan imbécil como yo lo fui, aunque no es muy difícil conseguir eso...basta con no ir donde Mephis. Y al menos si vas, no metas la pata como yo- dijo Dédalo no importándole burlarse un poco de si mismo en esos aspectos. Que fue un lerdo era un hecho mas que claro y no es como si le diese vergüenza a esas alturas sus monumentales estropicios pasados.

Le era mucho mas sano reírse de si mismo y hablar las cosas que guardaselas tal cual las sintiera, así que simplemente lo haría.

--------------------

SAMIKA

La evaki se ruborizo un poco presa de cierta confusión cuando sus palabras calaron de esa forma tan repentina en Arcan. No había pretendido ser tan graciosa por eso escuchar la explosiva e hilarante risa del rapiña le desconcertó por un momento y provoco que todos los colores llegasen a su cara. Ver que a Sekk se le contagiaba también aquella risa descontrolada hizo que mirase a figuras como si estuvieran locos.

-Ya, que os va a dar algo, ¡no fue tan gracioso!- protestó no pudiendo evitar empezar a reírse casi al final de la frase, maldiciéndolos por lo bajo pues escucharlos reírse de esa forma prácticamente a su lado no le dejaba mantenerse seria y firme.  Samika no se molestaba fácilmente y era mas que evidente, mucho menos por tonterías por lo que no pudo aguantar demasiado su “cara de regaño”, antes de tener que aguantarse también la risa o eso serúa un no parar- D-dejad de contagiarme la risa...maldita sea- protestó cerrando tozudamente los labios para soportarlo con cierto esfuerzo. Si el precio de Arcan fuese provocar risas en los demás para conseguir magia, se estaría hinchando a ella en ese momento sin duda.

La cosa tardo aun así en calmarse un poco y Samika ya no tenía fuerza para regañarles, aunque realmente motivos no tenía; menos cuando ella también había acabado riéndose. Al menos Sekk entre medio de la risa había apoyado su punto de que era preferible no acercarse a Pollo, así que Arcan había claudicado de intentarlo.

-Su amo es un poquito cabeza hueca, si...- el chiste se decía solo sabiendo que era Jace, tuvo que morderse el labio inferior para evitarse reírse. Fue ahí mientras Arcan desistía de alimentar al ave y al parecer pareció acercarse a la mesa para revisarla, que Sekk volvió a hablarle por lo bajo respondiendo a su comentario anterior de buena gana. Lo vio dado la cercani,a como hacia gestos de intentar cubrirse tras su broma anterior y terminó riéndose de nuevo. Empezaba a dolerle el estomago de tanto reírse y su sonrisa casi parecía imborrable. Realmente se lo estaba pasando genial.

-Lo has dicho, así que no vayas a intentar escabullirte luego. Soy la prioridad en esa ajetreada agenda tuya – bromeo Samika con la misma confianza cuando Sekk aceptó el entrenar junto a ella, de excelente humor especialmente notando que el berseker le seguía el jugueteo sin mucho reparo haciéndole bastante gracia. Satisfecha tomó la botella de hidromiel dada por Sekk, abriéndola para darle un trago antes de responder- No he probados mucha bebidas aquí en la ciudad, pero con eso que he obtenido un paladar que adora el dulce es ideal...tómala también Arcan, si quieres algo dulce esto realmente lo es.- secundó Samika a la oferta de Sekk mirando en dirección a la figura del rapiña, animándolo a tomarla ya que parecía también indeciso sobre que beber. Y a juzgar por lo que decía no parecía muy acostumbrado al alcohol, así que esperaba no se le subiera rápido.

Entretenida como estaba en charlar, apenas si noto a Pollo junto a ellos empezando a inquietarse. Sus orejas se movieron instintivamente en reacción al ruido que realizaba al moverse inquietamente en el sitio y extender su alas. No sabiendo bien que pasaba el primer instinto de la evaki fue retroceder pero antes de hacerlo Sekk la agarró y la cubrió con su cuerpo, sobresaltándola. <<¿Que...?¿Que pasa? >> no pudo evitar ruborizarse con una mezcla de sorpresa, nervios y alarma porque estuviera pasando algo con Pollo y al mismo tiempo por verse de pronto siendo cubierta por el cuerpo del berserker, mucho mas cerca de lo que había estado nunca antes de este. Su corazón se disparó pensando por un instante que estaba pasando algo malo con Pollo.

De pronto todo pareció parar de la nada y noto a Sekk soltarla y mirar en dirección a la montura, cuya enorme figura seguía exactamente donde estaba. Samika dejo escapar el aire de golpe, sin darse cuenta que había estado conteniendo el aliento hasta ese momento por el susto. Ni siquiera sabía como había logrado no tirarse la botella de hidromiel encima.

-¿Arcan, estas bien? ¿te dio? -preguntó Samika preocupada, buscando la figura del rapiña que había salido un tanto de su campo de visión, recordando que este no andaba muy lejos de ella cuando Sekk la cubrió así que no sabía si este habría llegado a recibir el aletazo de Pollo. <<¿Estaba Pollo estirando las alas por el agobio de llevar tanto tiempo quieto? >> era lo primero que se le venia a la mente. La respuesta a su duda no tardo en llegar por parte del mismo Sekk.

Era cosa de Jace. No podía ser de otra forma, que susto le había metido el condenado a distancia.

-Tu dueño es un indeciso- dijo Samika frunciendo ligeramente el ceño, negando con la cabeza.  A saber por había decidido llamarlo para luego no hacerlo en cuestión de segundos. Teniendo en cuenta con quien lo había dejado, no tenía muy claro si todo eso era buena señal o mala señal. <<Si al final no te hizo ir con él, es que debe seguir por aquí con Isis >> era a lo único concreto que podía llegar.

Miró a Sekk cuando se disculpo por cubrirla y rió negando con la cabeza.

-No te preocupes...creo que salí ganando y todo. Ahora he comprobado de cerca que si que tienes buenos músculos- susurro la evaki en su dirección sin mucho apuro y en tono de broma, tras que el sobresalto de antes hubiese disminuido un poco y su corazón se hubiera recuperado su ritmo normal- No, ya en serio...estaba escuchando que algo le pasaba pero no sabía que era, pensaba que solo andaba estirando las alas. Ni por asomo se me ocurrió que podría intentar salir volando de repente aquí en medio. Así que gracias por cubrirme- admitió ella sonriendo, pues si que no conocía igual que el berserker las manías y costumbres de Pollo, al que miró de ultimas pues seguramente no debía andar muy feliz de estar ahí rodeado de tanta gente- Me da un poco de pena que este aquí todo agobiado...¿no podríamos dar un paseo con el o algo para que por lo menos se mueva del sitio? Aunque no tengo idea de si nos haría caso o si solo se agobiaría mas - añadió con sus ojos puestos sobre el ave, con un pensamiento dicho vagamente en voz alta, mientras Sekk a su lado parecía buscar algo de comida con que contentarlo.

Miró hacia sus pies notando que aun levitaba pese a todo el ajetreo, ya que Arcan seguía manteniendo su magia sobre ella. <<Mm, tampoco puedo estarle pidiendo que me levite por toda la bahía, ¿habrá otra forma?>> pensó intentando pensar opciones que no fuesen una molestia para nadie. Aunque agradecía que el rapiña le ayudase, seguía sintiéndose un poco mal por tener ahí al pobre pendiente de mantener la magia.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

585Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 31/03/19, 04:44 pm

Yber

Yber
GM
Tap se rio y su risa se tradujo en la armadura sacudiéndose, entrechocando metal con metal. Estaba claro que Valek no le necesitaba para que explotaran cosas, lo cual hacía que el propio poltergeist se planteara si el vampiro no estaría maldito. Antes no creía en la suerte, ahora sabía que se podía alterar. Sin embargo, su risa no era enteramente por diversión, también había alegría en reencontrarse con viejos amigos (ahora que sabía que lo eran).

Cuando se dio cuenta de que Saren también estaba allí, la visera del casco se alzó.

»Me alegro de verte a ti también. —Saren le había puesto nombre y fue de los pocos gigantes que jamás lo trató mal, incluso cuando sabía que era algo normal por el choque cultural. Hasta cierto punto—. Yo ahora trabajo para el ejército, estoy en el cuerpo de espías. También vendo venenos y droga en Gar, es muy divertido —apuntó—. En mis ratos libres estudio magia negra en casa, por Luna Alta.


El abrazo de Karime le hizo sentir algo que desde hacía meses, tal vez años, solo le llegaba de Quemaduras: calidez. El contraste entre el metal frío y la piel caliente de la loba, cómo ambos cuerpos intercambiaban temperaturas buscando encontrar un punto medio. La armadura, vacía y llena a la vez, movió los brazos y rodeó brevemente a la libense antes de que esta volviera a tierra. Tap no sabía por qué había abrazado de vuelta, pero en el fondo se sentía bien con ello.

»Ni en mis mejores sueños he visto a nadie que se te parezca —le dijo a Ka, esperando que sonara como el cumplido que era.

Increíblemente (y a pesar de cierto nivel de incomodidad), Malahierba se sentía y se lo estaba pasando bien.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

586Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 31/03/19, 10:29 pm

Red

Red
Milo:

Milo sonrió ante la explicación de Vanyme sobre su ropa y lo acertada que había sido la elección de su jefe dada la sorpresa final de la fiesta. El brujo no pudo menos que coincidir con aquello mientras sus compañeros se presentaban e intercambiaban saludos, procurando que no se le fuera la mirada hacia las delicias que continuaban desperdigadas por la mesa a la espera de que alguien se las zampara.
Si, ahora vivimos todos de gorra en la Sede y se puede considerar una suerte —coincidió con las palabras de la spriggan—. ¿Vosotros donde vivís? —preguntó entonces, tratando de que la conversación no se desviara hacia lo ocurrido con la torre de los Soñadores. El irrense, al igual que la mona del queso, prefería que Eitne y Nime no pensaran demasiado en aquel tema.

Saber que Wheem era también un brujo llamó su atención, pero descubrir que el terra no era un transformado era aún más llamativo. Milo no llevaba mucho como transformado, pero ya había oído cosas acerca de los habitantes sin esencia de Rocavarancolia y las circunstancias de su residencia casi nunca eran halagüeñas. Casi prefería que Pelusa no indagara en aquel tema, pues la verdad podía resultarle chocante dada su experiencia vital en Ordesta, pero por suerte la bestia de crepúsculo intervino desviando la atención hacia el pájaro que descansaba en uno de los hombros de Vanyme.
Es un nombre bonito, sin duda. —secundó al daeliciano, algo preocupado sin embargo ante la idea de que se acercara tan alegremente a aquel demonio. Afortunadamente no ocurrió nada malo y fue el propio pelimorado el encargado de ahuyentar sus temores asegurando que no había peligro.

Al norteño no se le había pasado por alto la cara larga de Nime ante los comentarios sobre a quién no había que escupir en aquella fiesta, así que para conciliarse un poco con ella le ofreció uno de los donuts que tanto le habían gustado y se cogió otro para él.
Mira, mira —le dijo, dándole un gran bocado y usando la mitad restante a modo de sonrisa ridícula mientras bizqueaba con los ojos. En ese momento llegó Zob como un rayo y se alejó después a la misma velocidad tras farfullarle algo a Pam, dejándolos a todos con distintas expresiones de confusión—. Vaya, que raro... —murmuró el moreno tras tragar con dificultad, irguiéndose para ver a donde iba mientras le revolvía el pelo a la libense.

La spriggan no tardó en ir tras él y el irrense les dirigió una sonrisa de disculpa a los veteranos, encogiéndose de hombros sin demasiada sutileza. Cuando la mona del queso regresó con el nublino minutos después este parecía avergonzado y no tardó en disculparse y presentarse en condiciones.
¿Quieres algo de comer, Zob? —le preguntó en cuanto terminó de hablar, señalándole los distintos platos—. Tal vez algo sólido en el estómago te venga bien, ¿no crees? —sugirió con una media sonrisa.

587Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 31/03/19, 11:23 pm

Tak

Tak
GM
Nime atendió a medias a la conversación con los veteranos, aunque sí se entero de que uno de ellos no estaba transformado. Le interesó mas Fresser, pero al saber que era un demonio y no un animal ya no supo si intentar acercarse. Todavía recordaba la charla de Milo sobre demonios, y al demonio en particular que había invadido su torreón. Se suponía que tenía que andarse con cuidado con aquel tipo de criaturas, aunque la que tenía delante no daba miedo para nada.

La demonio mineral se distrajo cuando vio a Zob alejarse y a Pelusa ir tras él. Sin saber cómo, habían terminado totalmente divididos por la fiesta, y algunos ya ni sabía dónde se encontraban. Por si acaso decidió no alejarse por su cuenta, aunque le llamaban la atención cosas aquí y allá.

Milo le ofreció una rosquilla, por algún motivo, y ella la aceptó. No era consciente de que se la veía algo más seria que de costumbre, y cuando el irrense hizo el tonto con la comida Nime se lo quedó mirando antes de reir por lo bajo.
¿Qué haces? Pareces tonto.

A la vuelta de Zob, Nime ya estaba dando buena cuenta de la rosquilla. Al escuchar las palabras de Milo cogió una y se la puso al nublino casi en la cara.
Toma. Estas están ricas —le informó, soltando migas al hablar.

588Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 01/04/19, 10:32 pm

Dal

Dal
Enredo e Irdil.

Enredo sonrió aliviado cuando le dijo que podía quedarse con el gato. A pesar de que Wyck era mucho más activo a Sombra no le gustaba mojarse, el panda rojo por el contrario sí que le gustaba.

-Sin problema, puedo pasar parte de la noche poniéndote al día - dijo pensando en que podía hacer algo de refrigerio para trasnochar.

-¿Yo también puedo? - preguntó Irdil arrastrando ligeramente las palabras. Enredo asintió pero tras ver los coloretes que se empezaban a marcar en su rostro dudaba que el idrino fuese a estar consciente.

-Espero que estés tú para guiarlo y no tenga que recurrir a Mephis - respondió el brujo.

Irdil siguió bebiendo de su vaso y empezó a pensar en dejar solos a los dos chicos para irse a buscar al joven que había tropezado con él.


Eriel.


Eriel charló de forma animada con los chicos de Letargo y de pronto sintió unas manos en sus hombros que bajaron hacia la espalda y pasaron a sus alas. Sobresaltado el gárgola plegó las alas lo más posible y corrió a poner a Tayron entre quien quiera que lo estuviera tocando y él.

Se encontró con una mujer a la que no conocía de nada. Al parecer era una veterana que había vuelto a la ciudad, pero lo primero que pensó fue que la quería bastante lejos. Eso de que lo tocara un desconocido tras todo lo que había pasado en la ciudad no le gustaba nada.

A punto estuvo de soltarle un bufido a Tay cuando se dio cuenta de sus intenciones. Le siguió el juego y puso cara rara.

-Pero... pero es que está muy bueno - le respondió.- No puedo evitarlo - lloriqueó.- Vámonoooooooos - le susurró a Tay.


Sura y Gran.


Sura comía de un plato unas brochetas de pescado con verdura. En un momento dado Gran le dio un golpe en el brazo y le señaló en una dirección.

-Mira quién está ahí - le dijo con la boca medio llena de lo que estaba comiendo, una rebanada de pasta de maíz con fruta por encima.

Miró hacia donde señalaba el licántropo y por poco se atraganta.

-¿Quién ha dejado volver a la loca? - preguntó mientras veía a dama Abrazos como acosaba a unos novatos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

589Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 02/04/19, 12:10 am

Nihil

Nihil
-Tenéis mucha suerte de llevaros bien con los de vuestra misma criba -dijo Wheem -Yo no se nada de ninguno de mis antiguos compañeros, a saber si seguirán con vida – Se echó a reir.

Mientras tanto Vanyme estaba encantado con Eitne, miraba con ojos brillantes cómo le hacía carantoñas a Fresser.

-¿Un animal híbrido? ¿En serio? ¿Y de qué es híbrido? - preguntó con una sonrisa -Yo te… - <<Yo tenía conejos en casa>> quería decir, pero murieron todos la noche de las pesadillas y no le apetecía hablar de algo tan desagradable con el niño -En nuestra casa hay muchos demonios, el jefe es un invocador muy poderoso y los trae desde otros planos para protegernos. Algunos dan mucho miedo.

Vanyme recordaba bien la primera vez que vio a Ertrael, jamás se había encontrado con una criatura tan repugnante.

Cuando les preguntaron por su casa y a qué se dedicaban los dos prostitutos se miraron unos segundos, dudando. Al final Wheem se encogió de hombros.

-Vivimos en el Burdel de dama Espasmo, trabajamos allí.

Otro novato hizo su aparición antes de que pudiesen explicar mucho más sobre el tema y tan pronto vino se fue. La monita de los ojos violetas fue a por él y cuando lo trajo quedó claro que tenía un pedo considerable.

-¿Necesitas un cable, amigo? Conozco un par de hechizos para aligerar la borrachera  -dijo entre risas.

**

-¡Oh, Quem es un encanto, me alegro de que le hayas conocido! -exclamó Ariven juntando las palmas de las manos -Y si vives en la Sede a lo mejor has visto a nuestro compañero Jau.

-Es un tipo super grande con el pelo naranja y negro, un licántropo tigre -añadió Vivia – Solía ir a bailar a la Sede con sus amigos. ¿No había otro tigre en tu misma cosecha?

Ni una ni otra respondieron de forma clara a la pregunta de cuánto llevaban en la ciudad, tan solo dijeron que ‘’bastante tiempo’’. A Ariven no le gustaba hablar de su edad y Vivia elegía bien a quien le contaba que nunca la habían cosechado.

La demonio de fuego se apresuró a quitarle importancia a su transformación arruinada.

-He salido muy bien parada, otros no pueden decir lo mismo. Vivo como una ciudadana más, no hay nada que sentir -aseguró.

**

Dama Isis x Jace (+18):

-Por supuesto que lo soy -respondió la veela con suficiencia. De normal se habría ofendido incluso porque alguien tuviese que señalar semejante obviedad pero el halago de Jace no estaba en sus palabras si no que iba implícito en su tono. ¿Cómo se oirían los jadeos telepáticos?

Dejó que guiase su mano a la nube de humo, derritiéndose un poco por la firmeza de su agarre. De nuevo la niebla arrancaba el fluido de su piel, como si lo evaporase, sin embargo no tuvo mucho tiempo para recrearse en la sensación, Jace quería pasar a la acción y ella no pensaba impedírselo. Una especie de ronroneo se le escapó de la garganta cuando el dullahan le ‘'besó’’ el cuello provocándole un escalofrío.

-Soy toda tuya -susurró.

Con unas pocas sílabas quedó sentada en el aire, y allí se reclinó como si estuviera en un sillón invisible a una distancia que obligaba a Jace a tener que ir a por ella, pero que permitió a dama Isis estirar una de sus larguísimas piernas y presionar suavemente la erección del dullahan con la punta del pie para provocarle.

-¿A qué esperas?



Última edición por Nihil el 07/05/19, 01:44 am, editado 3 veces


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

590Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 02/04/19, 03:04 pm

Reifon

Reifon
Aún le dolía el diafragma de reír así. Hacía... demasiado desde que no se lo pasaba tan bien. Tanto que poco a poco la nostalgia le iba invadiendo nublando un poco su humor y su mirada. -Sí, gracias. -Respondió algo entusiasmado a Sekk y Samika pues tenía ganas de probar todo aquello y cogió la hidromiel expectante de no hacer el ridículo como había hecho con su abuelo.

Pollo entonces empezó a actuar extraño, había replegado las alas y extendido el cuello mirando a algún lugar lejano y empezó a mover la cabeza arriba y abajo.

-¿Que hac- Abrió las alas de repente a lo que el rapiña reaccionó saltando hacia atrás de manera instantánea un par de metros. Iba a tirar de la evaki lejos del ave pero Sekk se había puesto en medio así que no hizo falta. Parte de la hidromiel en la jarra cayó al suelo.

Pollo pareció parar emitiendo un chirrido y, a ojos de Arcan, cabreándose en el sitio.

-Estoy bien, me he alejado a tiempo.
-Contestó a la evaki.

Así que eso ha pasado. -Pensó al escuchar al berserker. Miró a su jarra y casqueó con la lengua maldiciendo haber tirado bebida siquiera antes de probarla. La evaki le susurró algo al berserker y luego se puso a hablar con él a lo que el rapiña echó un trago. Había decidido que dejaría que ella decidiese cuando era el momento para que él se retirara pero la verdad es que empezaba a sentirse un poco como un estorbo para que ellos dos estuvieran cómodos el uno con el otro y eso no le gustaba nada. Pensando en si ella no decía nada por simple cortesía solo complicaba aún más la cosa. Al menos la bebida estaba realmente buena.

Menudo problema...

Echó otro trago. Mientras, el berserker parecía prepararle algo a Pollo.

-Si sois capaces de que os haga caso igual sería mejor si.

Empezaba a plantearse si debía ofrecerse a ponerle una barrera en los pies y retirarse.


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = no decidido
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Avys, de altivys
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

591Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 04/04/19, 05:17 pm

Nihil

Nihil
-Bueno, yo tengo seis pero sí, lo normal es tener ocho pezones -respondió Rena. Se levantó la camiseta para enseñar las cicatrices finas donde debían estar los dos últimos -Si quieres hacer el resto de partes escondidas puedo pasarte referencias.

No había pensado en la cantidad de preguntas inapropiadas que se le venían a la cabeza a raíz de la conversación y por la risa de uno y de otro supuso que a Rox le pasaba lo mismo.

Aprovechó la distracción de Zob y Pelusa para quitarle la botella de vodka al cambiante y dar otro trago, ignorando la recomendación de la mona. Empezaba a marearse un poco y a lo mejor parar era la idea más sensata pero en ese momento no estaba muy por la labor de ser sensata.

-¿Quien Zob? No creo que se haya enterado de un carajo

Apartó la botella y puso cara seria como si estuviera a punto de discutir un tema muy importante.

-Veamos… Son escarabajos con irrenses , pero no es que sea porno con escarabajos tal cual, aunque de esos creo que hay en un lugar muy oscuro de la red en el que no he estado nunca. El que digo tiene como… algo intermedio entre bicho y persona. Tal vez como Pam o como yo a medio transformar pero supongo que siguiendo alguna línea estética -Meditó un par de segundos -O no, algunos son jodidamente asquerosos ¡Y mira que es difícil hacer un escarabajo asqueroso!

**

-Indagué un poco y parece que están bien -respondió, sin querer ahondar mucho en el tema. No era algo de lo que le gustase hablar.

El beso del daeliciano no le pilló por sorpresa pero sí que fuese con lengua. Zmey trató de reaccionar rápido y corresponderle sin embargo Evelhan parecía tener otras prioridades.

-¿Eeeeeh? Y yo que pensaba que querías darme cariño y solo querías dulce. Eres un interesado -se quejó, fingiendo estar decepcionado.

A pesar de las quejas cogió un dulce distinto, uno de los cucuruchos, lo abrió en canal y hundió la lengua en sus entrañas de hojaldre para extraer el chocolate de su interior, asegurándose de coger una buena cantidad. Luego agarró a Evelhan por la nuca y le pasó el chocolate de boca a boca en un beso pringoso. Se tomó su tiempo para extenderlo por el interior y recrearse en la combinación de sabores del chocolate y la saliva dulzona del daeliciano.

-¿Estaba rico? -preguntó cuando rompió el beso con una sonrisa burlona. El brugho tenía los labios manchados así que le pasó el pulgar con cuidado para limpárselos. -Ahora cuéntame tus planes.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

592Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 04/04/19, 06:55 pm

Reifon

Reifon
-Wooo, ¡eso ha sido fantástico! -Se apresuró a decirlo con su energía y positividad natural al ver la copia que dejó detrás suya la novata. Sin embargo obvió totalmente su gesto a propósito y se acercó al pequeño de todas maneras.

-Chao pesiososoos, ah, no digas vuestras transfos por ahí Adrune, es mejor guardarse esa info ¿valep? Bah, de todas formas avisadme si pasa algo y os echaré una mano, adioooos. -Se despidió de ellos agitando la mano enérgicamente y con un pequeño giro miró a los restantes.

Empezó a reirse ante la actuación de todos y les aplaudió como si acabaran de hacer una pequeña obra de teatro. -Esto... puede que lo parezca pero no soy tonta. -No sonaba acusadora ni ofendida, simplemente seguía estando alegre y positiva como si nada pudiera frenar ese hecho. -Ha sido un placer, siempre es divertido ver las expresiones de los nuevos. -Dijo sonriendo con picardía. -Nos vemoooos. -Y esquivando con elegancia a un par de personas Dama Abrazos volvió a desaparecer hacia las mesas.


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = no decidido
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Avys, de altivys
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

593Bahía de los Naufragios - Página 49 Empty Re: Bahía de los Naufragios el 05/04/19, 02:37 am

Goliat

Goliat
Dama Isis x Jace (+18):


«Lo sé» respondió con más calma y firmeza de la que sentía.  

Lo cierto es que esas palabras habían bastado para motivarle más de lo que ya estaba. Las dejó flotando en su mente, deleitándose con el significado (aunque fuera temporal) mientras la veela se situaba. Le encantaba aquella salida, y era desde luego mejor idea que esperar a que se tumbase en el suelo. El dullahan se apresuró en acercarse a ella, o lo habría hecho de no ser por el tacón que presionaba sus partes nobles. Puede que sin boca no pudiera jadear, pero el aire retenido bruscamente en sus pulmones hizo un ruido parecido en lo que escapó de estos, acompañado de un quejido de sorpresa. Jace necesitó unos segundos para destensar sus hombros, cogiendo el tobillo de dama Isis para hacerlo a un lado y situarse entre sus piernas. Su lenguaje corporal dejaba claro que el gesto había cumplido a la perfección su propósito.

No dijo nada, simplemente pegó su cuerpo al de ella, desabrochando primero el botón y la cremallera de sus pantalones solo para liberar presión. Sin más dilación, puso un pulgar sobre la boca de la botella y dejó que esta empapara la superficie.

«Está frío» una espiral de humo acompañó al tono divertido de su voz. «El que avisa no es traidor.»

Aprovechó el sirope que había quedado en su dedo para deslizarlo por el labio inferior de la frivy, marcando la primera parada. Tras eso vertió la botella con cuidado, despacio, sobre su cuello, dejando que cayera lento por este. Su mano libre se deslizó hasta sus senos, asegurándose de quitar las pezoneras para no mancharlas (y sobre todo para poder ver bajo ellas), buscando la aprobación de dama Isis antes de apartarlas. No se resistió a masajear su pecho antes de continuar. Podía parecer calmado mientras dibujaba el recorrido con el sirope, pero la realidad estaba lejos de eso. Su respiración era agitada y el pulso de sus manos, aunque firme, estaba claramente ansioso. Más rápido de lo esperado pero más lento de lo que le gustaría, el dullahan cubrió aquellas zonas del cuerpo de la chica donde quería indagar, dejando limpio el vientre a posta de momento. Dejó la botella en el suelo, cerca para cuando terminase. Su humo hizo serpientes en el aire, separándose lo justo para ver el resultado. Tragó saliva.

«Joder. Debo de estar en el puto cielo.»

Las vistas parecían sacadas de una de sus fantasías nocturnas. Podría haberse quedado embobado mirando un buen rato, pero no tardó en encontrarse con los labios de dama Isis, recorriendo cada comisura para quedarse con el líquido que reposase en ellos, casi desesperadamente. No hallaba manera específica de describir los besos, pero no cabía duda de que podía disfrutarlos, especialmente si solidificaba el humo. Tras ello bajó a su cuello, luego a las clavículas, todo con más detenimiento a sabiendas de que la lentitud compensaría. La tarea y la concentración le ayudaban a mantener la respiración en calma, pero su ritmo se disparó cuando llegó al pecho. Quiso tener dientes para morder, pero no iba a quejarse más por ello. El humo trazó círculos en torno uno de sus pezones, disolviendo el sirope a su paso, jugueteando otro rato al terminar, mientras ambas manos la sujetaban de la cintura.

«¿Cómo se siente?» preguntó con voz áspera. Sentía genuina curiosidad.
No se detuvo por la respuesta, sin embargo, repitió el trabajo con el otro y bajó allí donde habían llegado algunas gotas. Pronto estaría arrodillado frente a Twix, frenándose a no llevar una mano a su erección.


_________________________________________

♪♫♬:


Bahía de los Naufragios - Página 49 Mercad11

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 49 de 53.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 26 ... 48, 49, 50, 51, 52, 53  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.