Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Bahía de los Naufragios
por Tak Ayer a las 11:39 pm

» Torreón Letargo
por Nihil Ayer a las 11:20 pm

» Torreón Maciel
por Naeryan Ayer a las 09:56 pm

» Faro
por Jack Ayer a las 02:34 pm

» Rocavaragálago
por Lathspell 18/09/18, 04:16 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Shadow Quartz

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 180 miembros registrados.
El último usuario registrado es Shadow Quartz

Nuestros miembros han publicado un total de 38185 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Acantilados

Acantilados

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 9 de 10.]

1 Acantilados el 02/08/11, 06:22 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Paredes de piedra que separan la ciudad del mar de Rocavarancolia. Los barcos naufragados se congregan en la base, ocultando las criaturas que nadan bajo ellos.


97 Re: Acantilados el 12/10/17, 11:49 pm

Bellota


Mónica siguió avanzando, tratando de protegerse de la bandada de «pájaros» y al tiempo, tratando de atraerlos hacia ella para darle tiempo a Lebra.

¡Aquí! ¡Aquí!

El vuelo de los bichos viró: casi todos hacia la roquense, que trataba de volar, y más hacia ella que hacia la nublina. Bien. Estaba haciendo bien su trabajo. La chica sonrió, dolorida, e hizo todavía más ruido, gritando con un grito agudo, largo, sin palabras, que reflejaba el miedo que tenía.

«Date prisa, Lebra» urgió con el pensamiento.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

98 Re: Acantilados el 13/10/17, 02:34 pm

Jack


La roquense se estaba desquiciando, pero al menos le dieron unos momentos de tranquilidad en los que pudo serenarse. Lebra intentaba hacer algún hechizo mientras Mónica atraía a un grupo de aves... pero el descanso llegó a su fin cuando vio a la mayoría lanzarse contra ella misma <<¡joder, joder!>>

Estaba claro que si atraían su atención, la nublina tendría más opciones, pero Sinceridad se veía en apuros con tantas criaturas para ella. Batió las alas con toda la fuerza y rapidez de que disponía y voló para alejarse de la bandada. Seguía armada con el escudo y la espada y los usaría si se le acercaban demasiado.

Hacía tiempo que no se veía en apuros. No de esa forma. No había olvidado el dolor de golpes y cortes, pero cada herida, cada picotazo (en este caso) era una experiencia dolorosa nueva incomparable a las anteriores. No podía decir que estuviera acostumbrada a las heridas, <<solo un loco se acostumbraría a eso>>, pero tampoco le frenarían. Al menos no los primeros picotazos. Pero la bandada que se le echaba encima... le aterraba. Y si no lo hacía ahora, lo haría cuando les tuviera encima.

—¡Lebra, haz lo que vayas a hacer o tendré que perderlos de vista en la ciudad; son demasiados para mí sola! —gritó en una de sus idas y venidas.

99 Re: Acantilados el 15/10/17, 02:27 am

Tak


GM
Lebra se estaba desesperando de verdad. Sus compañeras la apoyaban, pero aun así algunas de aquellas criaturas se abalanzaban sobre ella. Le dolían todos los picotazos que se había llevado y no podía ni contabilizar, pero la distracción de Sinceridad le vino bien para probar suerte de nuevo. Buscaría una oportunidad para conjurar el hechizo de parálisis, esta vez dirigiéndolo a donde parecía que se agolpaban la mayoría de sus atacantes. «Que no coja a Sinceridad, por favor» rogaba, mientras la seguía con la mirada. Lebra intentaría cubrir un buen pedazo de aire a espaldas de la roquense, un área cuadrada de escasos metros de longitud. Si podía diezmar a sus atacantes poco a poco, se daría por satisfecha.

100 Re: Acantilados el 15/10/17, 02:12 pm

Zarket


GM
El hechizo funcionó: parte de aquellas aves reptilianas quedaron inmóviles en el acto, cayendo al suelo. Algunas, por la posición al caer, se rompieron los cuellos, aunque la mayoría seguirían vivas.

Las caídas comenzaron a graznar con fuerza, pero la mayor parte de aquellos reptiles avianos huyeron al percatarse de lo que había pasado. Una pequeña bandada, sin embargo, se quedó en las alturas, aunque en esta ocasión no formaban una nube compacta.

101 Re: Acantilados el 15/10/17, 08:13 pm

Bellota


Después de lo que a Mónica le parecieron mil años, Lebra pronunció el hechizo y este actuó, aunque no sobre todas las criaturas. Un pájaro cayó, graznando, a su lado, y la chica, casi sin ser consciente de lo que hacía, lo pisó en su camino hacia la nublina, aunque ante el sonido no pudo evitar una sonrisilla vengativa y un «Toma, hijo de puta» susurrado en voz baja. Mon se limpió la frente y retiró la mano manchada de sangre. Se miró las manchas sin reaccionar. Después, miró hacia arriba.

Había muchos otros pájaros todavía en el cielo. Menos, sí, pero bastantes.

Huyamos —dijo en tono urgente, lo suficientemente alto como para que Sinceridad pudiera escucharla.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

102 Re: Acantilados el 15/10/17, 08:18 pm

Jack

avatar
Se estaba hartando de tantos tirones de plumas y del escozor de tantos picotazos. Si aquello seguía así, si conseguían picarle la cara o herirle demasiado, estaba jodida. Por suerte para la roquense (y el grupo en sí), la nublina consiguió realizar su hechizo y un buen número de esos bicharracos cayeron al suelo. Cuando oyó a Mónica, Sinceridad planeó hacia el suelo para descansar las alas y tomar una profunda calada de aire, apenas unos segundos, pero no perdió el tiempo.

En cuanto sus compañeras retomasen la huida, les seguiría a pie. Sabía que se estaba arriesgando mucho al ir detrás espada en mano, pero confiaba en poder acertarles mejor ahora que eran menos. <<Y me picarán menos que antes... Menudos días de cama me esperan>> Y es que, ella no hacía magia por lo que mejor que le hirieran a ella antes que a sus compañeras, <<¿no?>>

Sigue en el Faro.



Última edición por Jack el 17/10/17, 01:10 am, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

103 Re: Acantilados el 16/10/17, 12:02 pm

Bellota

avatar
Retomaron el camino, esta vez en la misma dirección en la que habían venido. Mónica miró para atrás, al torreón, faro o lo que rayos fuera ese edificio del que habían salido las aves, con la frustración corroyéndola, aunque mentiría si no estuviese deseando llegar a su nuevo hogar para lavarse a conciencia de los posibles focos de enfermedad que le hubieran podido transmitir las criaturas voladoras. La chica levantó de nuevo la vista, frunciendo el ceño al ver la nube que planeaba en el cielo, y luego volvió a mirar lo que las criaturas consideraban su hogar.

No podían haber estado ahí. Los pájaros se los habrían cargado —reflexionó sin pensar antes de abrir la boca. Luego cayó en la cuenta de lo que había dicho y palideció.

«¿Y si estaban allí? ¿Y si los pájaros los mataron?» se preguntó, con el pánico comenzando a oprimirle el corazón. «¿Y si al irnos jamás lo descubrimos y sus cuerpos se quedan allí con esos bichos para siempre?».

La chica miró a Doña Plumitas (a la que, una vez pasado el peligro, volvía a llamar por su mote) para ver si había llegado a la misma conclusión que ella.

No pueden estar muertos —afirmó con más aplomo del que sentía en realidad, aunque la duda comenzaba a translucirse en
su mirada—. Lo sabríamos. Lo sabríamos.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

104 Re: Acantilados el 13/08/18, 03:49 pm

Giniroryu

avatar
GM
Garoni llegó levitando hasta donde se encontraba el ominario, preguntándose para sí si el ochrorio no podría haber elegido un lugar más inconveniente en el que pasar la noche de Luna. La culpa la tenía aquella ballena voladora, sin lugar a dudas, que a la momia le hizo gruñir para sí al recordar cierto incidente que les había provocado unas pérdidas considerables hacía ya siete años. En realidad al tesorero le satisfacía ver un signo tan propio de la recuperación de la ciudad como era aquel despliegue genemágico, pero nunca lo diría en voz alta.

—Heraldo Rocuo —llamó la atención del ominario cuando se encontró lo suficientemente cerca, queriendo prevenir que se sintiese amenazado por su súbita aparición—. Te buscaba para hablar de negocios. Estarás familiarizado con, al menos, las funciones básicas del puesto que ostentaba Miseria Nombre, pregonero de la ciudad y mensajero oficial del Consejo. —Garoni no pensaba perder su valioso tiempo andándose por las ramas. No era tampoco una pregunta: todo el mundo oía la voz de los pregones cuando se llevaba uno a cabo—. Pues bien, Miseria Nombre ha decidido exiliarse de la ciudad hoy mismo, por lo que necesitamos un sustituto. Siendo también un ominario creemos que eres el candidato ideal.
Garoni le observó con su único ojo al descubierto, permitiendo que Heraldo procesase aquella información antes de proseguir.

105 Re: Acantilados el 15/08/18, 12:11 am

Lupin

avatar
Ni el mismo Heraldo Rocuo sabía qué hacía allí. No se lo había llegado ni a plantear. Si le hubieran preguntado, diría que la voluntad de los dioses ―manifiesta en el influjo que ejercía el astro mágico― le había conducido hacia las cercanías del coloso flotante que sobrevolaba la costa de la ciudad. Su volar pesado, poderoso, cadencioso, le hipnotizaba en aquella primera noche de Luna Roja.

Una voz a su espalda sacó al ochrorio de su trance. Al instante se giró alerta e incluso maldijo para sus adentros haberse descuidado de aquella forma. No pocas veces había visto a Rocavarancolia llevarse al confiado.

No le costó adivinar que la figura que le hablaba era el tesorero del reino. Aunque nunca lo había visto en persona, sabía quiénes componían el consejo ―incluso se había mantenido al día de los cambios recientes― y la momia era una figura bastante particular. Consideraba importante poder reconocer quiénes regían en la ciudad en la que, al fin y al cabo, él mismo habitaba.

―Me halaga que me consideréis adecuado, Gapiccio Garoni ―contestó impasible tras dejarse unos segundos de rigor para considerar la oferta. El sacerdote no ofreció ningún gesto de respeto más allá de sus palabras―. Si bien las funciones del puesto parecen ser claras, me gustaría oír más sobre su funcionamiento y las condiciones.

No se le escapaba al clérigo que aquella era una oportunidad única para empezar a ganarse la vida, hacerse un nombre en la ciudad, e incluso contactar con figuras más influyentes. Podría tratarse de un imprescindible primer paso para hacer justicia a su mismo nombre.

106 Re: Acantilados el 15/08/18, 01:48 am

Giniroryu

avatar
GM
La vieja momia emitió un leve gruñido de satisfacción al comprobar que el novato había hecho bien sus deberes y sabía con quién hablaba, pero no perdió el hilo de lo que era importante. La respuesta que le dio el ominario también le agradó.
—Desde luego —Garoni sacó un pergamino de su bolsillo y se lo entregó—. Aquí puedes examinar el balance de lo que sería tu sueldo ejerciendo las funciones normales. Más una estimación de lo que puedes llegar a ganar según si necesitamos disponer de tus servicios una mayor cantidad de veces.
Por supuesto, el tesorero real consideraba que la cuestión económica era la parte más importante y por ello fue de lo primero que le habló a Heraldo Rocuo.
>>Te avisaríamos mediante comunicación telepática cada vez que requiramos tus servicios, con al menos unas horas de antelación o más si es posible, en aras de minimizar los imprevistos. Enviaríamos a alguien en tu busca en caso de que te encuentres en un mundo vinculado, por lo que tienes libertad para viajar salvo que te indiquemos lo contrario de forma puntual. Además de eso, estábamos pensando en ampliar las funciones y competencias de tu puesto, pero todavía no puedo darte detalles porque todavía se encuentran en proceso de debate.
Lo que sí le detalló, a continuación, fueron las funciones principales que desempeñaba Miseria Nombre: pregonero y mensajero oficial del Consejo en Rocavarancolia.



Última edición por Giniroryu el 22/08/18, 01:06 pm, editado 1 vez

107 Re: Acantilados el 16/08/18, 05:03 pm

Lupin

avatar
El sacerdote examinó el pergamino mientras escuchaba lo que añadía su interlocutor. Por desgracia, carecía de la experiencia laboral y económica suficiente como para el considerar con seguridad si el pago era adecuado, pero le parecía al menos razonable. Los detalles y condiciones del trabajo también le resultaron interesantes, pues aunque no podía predecir cuándo se le iba a necesitar, le dejaban tiempo suficiente para dedicarse a sus propias tareas. El trato, al fin y al cabo, parecía favorecedor.

―Entendido ―dijo tras escuchar a Garoni desgranar los pormenores del trabajo―. Vuestra oferta me interesa. ¿Debemos formalizar de algún modo el compromiso o es suficiente con mi aceptación verbal para empezar a desempeñar la tarea?

108 Re: Acantilados el 16/08/18, 06:44 pm

Giniroryu

avatar
GM
La momia hizo aparecer una pluma en su mano.
—Firma en la parte inferior derecha del documento que te entregué, con eso basta. En los próximos días recibirás más documentos donde se explican con detalle lo que se espera del pregonero y mensajero del Consejo. Lo más probable es que tu primera tarea sea anunciar un pregón, pero ya contactaremos contigo directamente cuando sea necesario. Has tomado la decisión correcta, Heraldo Rocuo. No te arrepentirás.
Garoni no tardaría mucho más en volver a irse levitando en dirección al castillo.

109 Re: Acantilados el 16/08/18, 10:36 pm

Tak

avatar
GM
Cuando Kin se enteró de que aquello era cosa de Giz, por un lado dejó de preocuparse por la presencia de aquel mastodonte, pero por otro se incrementó su curiosidad. El goliat hacía cosas de lo más peculiares siempre, y esa vez parecía habérsele ido la mano tremendamente.

A Archi no se le escapó que su cara había cambiado al escuchar el primer trueno en la distancia. El raigaurum le quitó importancia al tema.
No creo que haga falta. Estoy acostumbrado, es lo que hay. —Pero lo cierto era que por muchos años que pasaran, seguía siendo una experiencia dolorosa. Aquella noche, con la Luna en el cielo, no podía evitar recordar su transformación, cómo al dolor de sus cambios se había sumado la parálisis y el sufrimiento tras ser alcanzado por un rayo en el patio del torreón—. ¿Debería proteger el comunicador? Tal vez podría romperse.


Al cabo de un rato llegaron a la costa. Aquella distancia era suficiente para observar bien la forma del animal volador, pero no se detuvieron, atajando por los acantilados, hasta que se toparon con un conocido allí.
¿Ese no es…? —comenzó Kin, entrecerrando los ojos—. Sí, sí es. Es Heraldo. ¡Hey! —Levantó un brazo para hacese notar, y cuando acortaron la distancia que los separaba del ominario le preguntó, señalando al cielo—: ¿También estás aquí por esa cosa?

110 Re: Acantilados el 18/08/18, 12:00 am

Lupin

avatar
Heraldo Rocuo estaba bastante seguro de que no solía equivocarse, aunque era suficientemente inteligente como para ser autocrítico. Sin embargo, que alguien ajeno a su círculo de confianza afirmara su acierto le hizo volver a mirarse el documento un par de veces más. El contenido era claro y no le parecía que se intentara ocultar algo, que adoleciera de ambigüedad o que él mismo estuviera siendo manipulado de algún modo, ya fuera por medios físicos o mágicos. En definitiva, parecía todo claro y fiable, así que tras aquella levísima vacilación acabó firmando el papel y entregándoselo al representante del consejo.

―No tengo planes de abandonar la ciudad en los próximos días ―consideró oportuno informarle―, así que no debería seros difícil contactar conmigo. Me mantendré a la espera de vuestras instrucciones, Gapiccio Garoni.

El ochrorio no se movió del sitio cuando el tesorero real se marchó. Siguió con la vista puesta en el colosal balanceo de la criatura genemágica, aunque fuera solamente por fijarla en algún punto. Se arrancó la máscara que había estado portando hasta aquel momento y dejó que se la llevaran el cielo y el mar.

«Pregonero de Rocavarancolia», pensaba en aquel instante. Le sonaba bien, adecuado incluso, a pesar de que se tratara de una tarea que le parecía más próxima a las del clero de la Iglesia Terrenal. Para él, los Dioses le podrían estar diciendo que precisaban de él algo más que su enviado Espiritual: era necesario que fuera su Heraldo en la tierra, con la gente. Comprender su misión en vida, sentirse parte de un gran plan, le provocaba una sensación de euforia que era potenciada por el influjo de la Luna. Estaba orgulloso de él mismo.

Un saludo le sacó de sus pensamientos y le devolvió en parte su serenidad habitual. Identificó a Kin, quien no iba solo, y les devolvió el saludo con un gesto silencioso y esperó a que se acercaran. Lucía una ligerísima sonrisa amable y sus ojos tenían un brillo especial, como el de un enamorado. Como el de un fanático.

―Es fascinante, ¿verdad? ―Respondió al raigarum―. ¿Sabéis qué lo ha podido causar?



Última edición por Lupin el 26/08/18, 04:44 pm, editado 1 vez

111 Re: Acantilados el 19/08/18, 02:30 am

Giniroryu

avatar
GM
Notó de forma instintiva que algo había sucedido cerca del lugar hacia el que los llevó la búsqueda del cetáceo gigante. Se fijó en la figura que se alejaba en dirección al castillo, sin duda tratándose del tesorero real, inconfundible por sus vendajes, y dedujo que la momia tenía algo que ver con aquella súbita e inesperada recarga mágica. Kin le sacó de sus cavilaciones al hacer notar la presencia de alguien conocido, y el kairós no dudó en seguirle para reunirse con otro de sus amigos. El ingeniero seguía sin contar con una buena habilidad leyendo los gestos y sentimientos de los demás, pero incluso para él fue evidente que el ominario observaba la ballena voladora con fascinación. Tras un escueto “buenas noches” se colocó al lado de sus dos amigos para continuar contemplando aquel extravagante ser. Volvió a hacer uso de la niebla mágica para poder ver más de cerca la fascinante criatura.
La genemagia, sin duda alguna. Giz y el resto de mercenarios de la brecha se encuentran sobre su lomo, por lo que ha de tratarse de uno de los experimentos de Giz —respondió a la pregunta de Heraldo Rocuo.



Última edición por Giniroryu el 22/08/18, 01:05 pm, editado 1 vez

112 Re: Acantilados el 19/08/18, 10:40 pm

Tak

avatar
GM
Los tres observaban el cielo, escuchando el cántico de la ballena. Kin nunca había visto un animal tan grande, y mucho menos volador, por lo que le resultaba imposible quitarle los ojos de encima. Al parecer era un mamífero acuático en su base, ya que la genemagia estaba detrás de su creación, como le explicó Archi a Heraldo.

Qué cabrones —soltó al escuchar que los de la Brecha estaban allí arriba, aunque su sonrisa delataba que la envidia era soportable. Al cabo de unos segundos se dirigió al ochrorio de nuevo—. ¿No están los demás contigo? Antes parecía que había alguien más aquí —quiso saber. No había visto a los de Serpentaria esa noche, pero se había figurado que estarían juntos.

113 Re: Acantilados el 20/08/18, 04:15 pm

Jack

avatar
La bruja deambulaba por las calles sin saber qué hacer. Quería festejar y estar con sus amistades pero también quería festejar y estar sola con sus onyces... Pero también quería estar a solas y en calma. Sin embargo, todo su cuerpo y su dominio, su magia y toda su alma, toda ella pedía rendirse al influjo de la Luna Roja y soltarse un poco —o mucho— aquella noche, desahogarse, romper con estos meses de duelo, de desasosiego, de estar recluida en su habitación. Su magia vibraba en su interior y parecía querer salir por los poros y hasta las onyces danzaban y gritaban a su alrededor, ávidas de hundir sus colmillos y garras en donde pudieran. Cada Luna le rodeaban más y más, y aún más si daba rienda suelta a sus ansias de violencia, sin contar las nuevas que se unían en algunas ocasiones sin buscarlo ella misma.

Fueron ellas quienes le avisaron de que una gran criatura volaba oscureciendo partes de la ciudad. Se habían visto atraídas a la ciudad por una pelea en un callejón y habían avistado a la enorme ballena mientras investigaban qué era ese imán que tanta atracción ejercía sobre ellas: la bruja. A las nuevas nunca les sentaba bien el yugo que aparecía alrededor de sus cuellos al entrar en la ciudad y en ocasiones se peleaban con las veteranas o montaban escándalo. Pero la bruja ya estaba acostumbrada y solía dejar que se desahogasen entre ellas o de cacería poco deportiva en los túneles de la ciudad.

Fue en busca de la nueva maravilla de la ciudad y sus pasos la llevaron al Acantilado. Iba pensando en la de sorpresas y misterios fantásticos que encerraba Rocavarancolia cuando vio a varios de sus amigos a lo lejos. No pudo evitar emocionarse: el mejor tesoro de la ciudad, además de la magia, eran sus amistades, su nueva familia... los que quedaban, pero también el recuerdo de quienes ya no estaban. Se detuvo para secarse los ojos antes de acercarse.

Y llegó al grupo con un coro de sombras a su espalda cuyas voces podían rivalizar con el cántico de la criatura. Habían visto a la ballena desde lejos y lo menos violento que querían hacer con ella era despedazarla viva. Pero por suerte para el grupo, se callaron con una mirada de reojo mientras les saludaba con la mano.
Están a tope esta noche, como todo el mundo, pero prefiero escuchar a esa ballena... Es relajante. ¿Qué tal vosotros? —les sonrió.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 9 de 10.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.