Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Sede de los Taumaturgos
por Red Hoy a las 02:54 am

» Bahía de los Naufragios
por Lathspell Ayer a las 04:12 pm

» Octava cosecha - Inscripción y fichas
por Tak 21/03/19, 11:36 pm

» Libo
por Dal 21/03/19, 11:09 pm

» Canciones y listas de reproducción de personajes
por Nihil 21/03/19, 03:56 am

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39298 mensajes en 745 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Faro

Faro

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 14 de 15.]

1 Faro el 02/08/11, 06:25 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Construido en piedra blanca, de una sola pieza, mide 150 metros de alto, terminado en una linterna que atrae a los barcos para hacerlos naufragar.

Descripción del interior:
La puerta del faro da a un vestíbulo. Allí se encuentra una trampilla que conduce a una bodega repleta de maromas, herramientas y barriles. A todo esto se les suman unos rollos de papel fino, granuloso, apilados en el suelo. Cada uno mide más de dos metros y en cada extremo hay ceñida una arandela metálica.

Al fondo del vestíbulo también comienza una gran escalera de caracol robusta, con escalones de madera y una barandilla oxidada y poco fiable. Esta les conduce hasta la parte alta del faro, compuesta por dos pisos habitables y un tercero para la linterna.

La escalera acaba frente a un arco sin puerta tras el cual se abre paso una sala de estar muy sencilla, con muy poca coherencia a nivel estético. Pegado a una pared hay un sofá y, a ambos lados de este, un par de muebles entreabiertos, desordenados y más vacíos que llenos. Cada pieza de la decoración es de un color y formas diferentes, parecen no ser del mismo lugar o de la misma época; esto incluye los cajones de los muebles, que nisiquiera cierran bien. Dentro de ellos pueden encontrar algún que otro amuleto y ropa en desuso de varios mundos vinculados. Una mesa coja preside el salón, con la pata corta apoyada sobre un par de revistas de Frivowaldanny y la Tierra. Cuatro sillas  de diferente tamaño la rodean.

En la pared frente al arco de entrada se abren dos puertas: una da a una cocina ligeramente más moderna que las de los torreones e igual de disparatada que la sala de estar. La otra da a un pasillo por el cual continúan las escaleras hasta el siguiente piso.

La segunda planta está ocupada enteramente por un baño y dos habitaciones. La primera es una estancia grande con cama de matrimonio, frente a esta hay un gran ventanal que ocupa toda la pared. Destacan un par de mesitas de noche en mitad de la habitación y un espejo rectangular, de cuerpo entero, apoyado en la misma pared que la cabecera de la cama. La segunda habitación es mucho más pequeña, apenas tiene una cama individual y un armario diminuto. La luz entra en ella por una ventana mucho más modesta, apenas mide el metro cuadrado.

El pasillo que une ambas habitaciones y el baño tiene unas escaleras que conducen al último piso. Esta planta es completamente circular: en el centro está la habitación de la linterna, a la cual se accede por una arcada. A un lado de esta arcada descansa un arpón clavado en la pared, sobre una vieja mancha de sangre. Desde la habitación de la linterna se puede salir a una balconada que rodea toda la planta y que permite asomarse al exterior. El suelo está repleto de mantas y toallas con motivos variopintos, entre las que destacan algunas con aspecto de banderas piratas.

Ver mensajes archivados:



Última edición por Rocavarancolia Rol el 04/08/17, 07:38 pm, editado 1 vez


157 Re: Faro el 10/03/15, 09:18 pm

Jack


Tenía curiosidad por saber qué loca idea se le habría cruzado a Dhelian por la cabeza que no pudiera comentar en grupo, pero respeté la petición y asentí.
Claro, cuando quieras.

No fue el único en responder a su pregunta. El raigarum también hizo su aportación... pero esquivando la parte que le concernía directamente. La bruja lo notó, pero de igual manera que con su amigo, respetó la decisión de Kin. No el ejército no le pegaba, por muchas horas que hubiera pasado enganchada a juegos de rol. Y precisamente por eso, ir con un par de amigos sí le pegaba, pero un ejército en formación y con órdenes y... No, ni hablar. Lo de emplear las onyces era casi obvio. <<Ya las empleo para mil cosas, ¿por qué no unas mil más que le hicieran ganar dinero?>>

Sí que lo son, sí. Tendría que pensarlo, gracias por la idea.

Luego miró a los demás, pues Marsi también respondió. Casi había olvidado lo de la bolsa sin fondo de Saren. Bueno, no había olvidado que existía sino que era de Saren y que tendría que o devolverla o pagarla. Y, como yo, no sabía muy bien de qué más se podría trabajar en la ciudad, así que el tema se zanjó ahí.

Cuando la onyce avisó, el grupo se puso en marcha. Kin se apuntó, cosa que Alice recibió con alegría... que duró hasta que echó un ojo a su amigos y en especial a su amiga Marsi.

<<Jope, esperaba que Marsi hubiera olvidado o superado la visita anterior...>> Entendía que no se fiara, pero ya no éramos aquellos críos y Yip había demostrado ser de fiar. Estuve a punto de sugerir que mejor lo dejábamos para otro día o que incluso podría ir yo sola, pero ¿no haría eso que la varmana quisiera acompañarme? <<Seguro que las onyces dirían algo como "tu amiga cree que necesitas protección" y se reirían y eso...>>

Así que a Alice se le fue parte de la ilusión que le hacía ir a ver a Yip y un ligero malhumor la sustituyó... pero le duró poco. Tenía mejores cosas que hacer que mosquearse por una tontería como esa. Marsi estaba en su total derecho de verlo así... y esperaba que no tuviera razón en desconfiar de Yip. Quizá que le gustase ayudaba a que se le pasara rápido, pero eso era algo de lo que aún no estaba segura, aunque mucho apuntaba a que sí. Sea como fuera, la bruja decidió que tanto eso como lo de Yip lo descubrirían tarde o temprano. De momento caminaron hacia el Faro y entre tanto fueron hablando. Lo más llamativo fue la cuestión que Kin planteó, a lo que Alice se apresuró a responder. Eso sí, intentó que no se notara su anterior malhumor. Habló mientras caminaban.

Pues... Estábamos de exploración por la zona y vimos el faro. Creo que dijimos de subir porque desde lo alto se podría ver mucha ciudad, así que nos colamos. En principio no había nadie, pero en la parte de arriba nos encontramos un cambiante... Un poco alocado, pero pacífico en teoría. No sabemos si estaba loco en su cosecha o enloqueció después... Aunque si se puede transformar en lo que quiera... ¿quizá la transformación si no aprendes a controlarla te hace enloquecer? —inquirí al final, dubitativa.

Por poder, podía ser. No me imaginaba que hubieran cosechado a alguien inestable, aunque si lo habían hecho significaba que no les importaba el estado del cosechado sino que pudiera ser útil. Y si sobrevivió, algo de útil debía de ser. <<Y tener unos compis estupendos también, porque sobrevivir por su cuenta lo dudo que pudiera>>

Y así llegaron a la puerta del Faro. Antes de entrar, la bruja se aseguró de recomendar por si acaso que se protegieran con magia y que estuvieran listos. No porque el cambiante fuera peligroso sino porque no sabían si podía llegar a serlo. Mejor ir preparados ahora que podían. En cuanto estuvieron listos, llamó a la puerta y, como ocurrió la otra vez, nadie respondió. Tendrían que subir hasta la parte alta donde vivía. Y eso hicieron. Las onyces, mientras tanto, subieron por el exterior, amontonándose en torno al edificio pero sin llegar a tapar la parte alta. De nuevo, fue la bruja la que llamó.


NfdR: ahora va Yip, luego ya quien quiera ^^

158 Re: Faro el 10/03/15, 09:54 pm

Giniroryu


GM
La puerta se abrió casi al mismo tiempo que Alice colocaba su puño sobre la madera y este aterrizó sobre la cara del cambiante que en ese momento tenía forma de pez payaso sobre un cuerpo humanoide. La mejilla del pez se hundió, no obstante, como si fuese de goma, y la onycemante pudo notar la textura blanda.
—Visitantes visitar Yip. Día divertido —afirmó mientras se giraba para adentrarse en el cuarto dando saltitos con las ancas de rana que acababan de formarse de sus rodillas hacia abajo— Yip acordar de vosotros, aunque cuernos de más y cabeza de menos —dedicó una sonrisa al humo que brotaba del cuello de Marsi y a continuación su mirada se posó sobre Kin—. ¿Quién ser tú? Un Lugh. Lugh no. Pero como Lugh.
Se había olvidado de cuál era la transformación de Lugh.

159 Re: Faro el 11/03/15, 06:19 pm

Jack


Alice no pudo reaccionar a tiempo y su mano fue a parar en la cara de Yip. No se asustó por ella, sino por sus amistades, pero apenas le duró unos instantes. Instantes en que reparé en la forma de su cara y en que mi mano se hundió en la "piel" que más que piel parecía goma. No podía haberle dolido, así que parte del miedo se me fue. Por instinto tragué saliva y miré de reojo a Marsi, pero Yip habló entonces y se me pasó todo. No pude hacer otra cosa que sonreír, tanto aliviada como alegre, y saludarle:

¡Buenas tardes, Yip! ¿Cómo estás? —dicho eso, pasé al interior aunque sin adentrarme mucho—. El de los cuernos es Kin, es un demonio raigarum de nuestra cosecha... Los dos conocéis a Lugh... ¿Es que es importante o algo? —pregunté al final, mirando a mi amigo y al cambiante.

Ya le hemos visto. ¿Podemos irnos ya? —inquirió una onyce de forma que solo yo la entendiera. Tenía forma de pez <<¿Acaso intenta burlarse de Yip?>>

Las onyces obedecían normalmente sin rechistar. ¿De dónde había salido esa? ¿Por qué se habría separado del resto? Quizá... <<¿Quizá haya venido de su dimensión porque esté pasando algo en la ciudad?>> Sea como fuere, no podía descubrirlo ahora. Debía lidiar con la sombra e intentar que no molestase al cambiante, así que la bruja rodó los ojos con hastío, señaló a la onyce y dijo:
Te presento a mis queridísimas onyces. Y no, no nos vamos ya. No molestes y quédate en la puerta —le ordené y así lo hizo.

160 Re: Faro el 11/03/15, 08:24 pm

Evanna


Ya sabia de antes que Marsi no era muy amante de Yip, no era algo nuevo realmente, por lo que Dhelian pensó inicialmente que se negaría a ir. Ver que los acompañaba pese a eso , no le sorprendió del todo. Marsi era muy protectora con ellos. realmente, todos eran muy protectores con sus compañeros tras toda la cosecha pasándola juntos.

En el trayecto hacia el faro Kin se intereso en su encuentro anterior con Yip y mientras Alice le resumía dicho encuentro, saltándose lo del susto inicial que les dio, Dhelian se quedo pensando en el cambiante. Ciertamente este estaba loco, era algo imposible de olvidar, solo esperaba que su locura no les hiciera atacarle. Nunca se sabia con que podías toparte al ir contra alguien desequilibrado mentalmente, no menciono anda sobre la teoría de Alice sobre el motivo del desequilibrio mental de Yip. No conocía mucho de esa transformación salvo el hecho obvio que podían cambiar de forma, a saber si tenia algún tipo de trasfondo psicológico. "Y no es como para preguntarle si estaba loco antes o después de transformarse...capaz y nos tira desde lo alto del faro" pensó con cierto humor, viendo el momento en el que Alice llamaba y en vez de golpear la puerta golpeaba al cambiante que de nuevo tenia un apariencia totalmente al azar. "Un pez rana...en serio tiene mucha imaginación" pensó mirándolo curioso y sonriendole al verlo de tan buen humor. Hugin sobre su hombro miro desconfiada a Yip con sus ojillos negros fijos en este.

-Volvimos a verte como te prometimos y te trajimos algo de comer también- añadió a las palabras de Alice como saludo, señalando las sobras de la comidas que les habían quedado- Tal vez me recuerdes un poco mas pasteloso-continuo señalando su piel con una risita tras que Alice presentara a Kin, preguntadose también quien eches era ese "Lugh" aparte de ser aparentemente otro raigaurum. 

"Eres un extraño humano...este tipo es peligroso ¿porque venís a verlo?. Siempre que puede intenta atraparnos...no somos comida" grazno bajito Hugin con cierto rencor y las plumas del de la cola y alas abiertas en amenaza. Dhelian le miro de rojo tocándole la cabeza para calmarle al igual que el pico en una orden muda de que se comportara antes de mirar alrededor con atención, igual a como lo recordaba, antes de volver su atención al cambiante y seguirle adentro.

-Como ves ambos venimos con compañía, somos una gran multitud ahora. No le prestes mucha atención  a  mi estirge, no se moverá de mi hombro-rió Dhelian ganandose una mirada a airada del ave que simplemente dejo las señales de amenaza pero no dejo de mirar con ojos fijos cada movimiento del cambiante. Al que Dhelian también miraba aunque por otro motivo diferente. El haber estado pensando antes en su tranformacion le hacia plantearse cual era su real apariencia, aquella anterior a la luna "Capaz ni el mismo se acuerde" pensó teniendo en cuenta el estado mental de este, cuya actitud le recordaba enormemente al de un niño. Un niño que podía ser muy peligroso y que seguramente seria mayor que ellos, pero un niño al fin de cuentas.

161 Re: Faro el 14/03/15, 03:32 pm

Dal


Miro a Alice mientras narra lo sucedido en el faro y mis pensamientos discurren de otra forma, pienso que quizá si no hubiésemos subido y no hubiésemos visto los jardines ahora tanto Álvaro como Akasha podrían estar vivos. No digo nada en voz alta, pero el pensamiento basta para nublarme el humor un poco.

-Y pensar que esto se me hacía imposible los primeros días tras la luna - comento mientras subo las escaleras con el resto.- Y lo fácil que es en realidad.

Contemplo la escena que se desarrolla cuando Alice intenta llamar a la puerta y me echo a reír al ver rebotar el puño de la chica, la situación ha tenido su gracia.

No tengo nada que decir por el momento ya que los dos brujos han dicho la mayoría. Me dedico a barrer el suelo con la cola por mero entretenimiento mientras espero una respuesta por parte del cambiante.

162 Re: Faro el 15/03/15, 05:28 pm

Tak


GM
De la explicación, lo único que le inquietó fue el “en teoría” referido a su grado de peligrosidad. De loco a peligroso había un trecho, por supuesto, pero si solamente lo conocían de un día, y tratándose del lugar donde estaban… Pero tampoco importaba demasiado, no ese día, porque eran muchos más que él. Por otro lado, solo conocía a un cambiante, y no de mucho. Desde que había descubierto aquella transformación le había parecido bastante perturbadora la idea de que pudieran hacer pasar por cualquiera, y que no estaba a su alcance notar la diferencia.

Más tarde, al llegar al faro y abrirse la puerta, descubrió que el tipo de locura que esperaba ver en aquel personaje no era exactamente la que encontró. Miró perplejo su aspecto y no dijo ni una palabra. Eso no evitó que lo viera, para su desgracia. Gruñó una afirmación a su pregunta justo antes de que Alice respondiese por él.
Me han dicho que trabaja en el castillo, no sé más —le respondió a la bruja. Estaba empezando a cansarse de ser comparado con aquel tipo, si bien le seguía debiendo una. Aunque acabó comprendiendo que un tema recurrente para sacar conversación con perfectos desconocidos –los novatos–, las transformaciones eran un tema excelente.

Viendo la cierta confianza –si es que no era fingida por cortesía– que parecían demostrar con el cambiante, si bien no todos, Kin se hizo un poco a un lado para no estorbar en el reencuentro. «¿Qué tendrá de bueno este tarado?». Algo debía haber, si no, no estarían allí.

163 Re: Faro el 17/03/15, 06:00 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Yip pegó un bote literal de alegría cuando le enseñaron la comida que habían traído para él y su cabeza de pez payaso estuvo a punto de tener un encontronazo con el techo del faro, que el cambiante evitó justo a tiempo modificando el tamaño de su cabeza al cambiarla por una con forma de tiburón martillo.
—Ranas peligrosas, mejor piernas de humanos —asintió Yip para sí mismo una vez regresó al suelo y las ancas desaparecieron.
No obstante, bajo los pantalones negros que se habían extendido ahoraa las piernas, asomaban unas garras que poco, o más bien nada, tenían de "humanas".

>>Yip contento cuando estómago lleno. Así que Yip contento —respondió a Alice observándola de lado con uno de sus ojos de tiburón mientras meneaba la cabeza efusivamente—. Lugh más importante que Yip, porque vive en castillo. Pero a Yip gustar faro, más divertido. Y más visitas. Visitas más divertidas. Yip gana.
La presentación de las onyces no sacó ningún comentario al cambiante, aunque sí una mirada suspicaz difíficilmente distingubile debido a la elección de rostro que había hecho en aquel momento y que se traducía en entrecerrar los párpados de sus ojillos de tiburón. La estirge de Dhelian, no obstante, le hizo acercarse y ladear la cabeza como tratando de recordar algo. Finalmente decidió que quería hacer brotar unas alillas como las del ave en su espalda, ridículas en comparación al tamaño de su cuerpo.

>>¿A qué saber jugar las visitas? —dijo de pronto—. Yip jugaba al escondite cuando era así.
El cambiante se metamorfoseó por completo en un niño, o más bien lo intentó. Los rasgos de la cara distaban de concordar con los de la edad que se suponía que trataba de representar y lo único que parecía era un joven humano con enanismo. Su rostro, no obstante, en realidad mostraba el parecido más próximo que el cambiante era capaz de recordar de su apariencia antes de transformarse.

164 Re: Faro el 17/03/15, 11:42 pm

NH


Marsi se tensó y se llevó la mano a la daga cuando Alice golpeó accidentalmente a Yip en la cara. Por suerte el cambiante no pareció molestarse en absoluto, y les recibió con histriónica felicidad. Era curioso lo fácil que resultaba reconocerle a pesar de estar constantemente cambiando de aspecto, gracias a que siempre elegía combinaciones estrafalarias.

Se fueron presentando uno por uno. Su anfitrión pareció reconocer la transformación de Kin, o al menos conocía a alguien con sus mismas características. Marsi sintió algo de curiosidad por el tal Lugh, aunque el irrense no parecía demasiado contento con que lo comparasen con él. << Vive en el castillo... ¿será del Consejo?>> se preguntó.

Lamentó no tener nariz que taparse, ni poder recurrir a un hechizo inoloro. El faro olía tan mal como la primera vez que lo visitaron, a pesar de tener menos restos de basura desperdigados por los rincones. A lo mejor Yip había adivinado que venían y había pasado la mopa.

No iba a engañarse, no estaba cómoda, en absoluto, pero por el momento no parecía haber ningún peligro más allá de la locura aleatoria del cambiante. Le superaban en número, tenían dos personas con un nivel de magia mayor, aunque fuesen novatos en tema de hechizos, e iban armados. Estaría atenta a cualquier movimiento sospechoso y eso sería suficiente.

165 Re: Faro el 22/03/15, 10:39 pm

Jack

Jack
A juzgar por las caras de los demás, a casi nadie le apetecía estar ahí, escuchar a Yip, hablar sobre Lugh y, por descontado, jugar al escondite o a cualquier cosa. Y no podía culparles. A mí me habría apetecido hablar con el cambiante sobre su cosecha, por ejemplo, pues me daba curiosidad saber si le habían traído así o había enloquecido durante la cosecha o por la misma transformación. O incluso sacarle toda la información posible sobre la ciudad y sus habitantes. Aunque pudiera estar distorsionada por su locura, podría sacar info interesante. O simplemente hablar con alguien que no te quisiera matar o algo peor.

Pero claro, eso sería mejor a solas. Y si nadie se enteraba y, por tanto, nadie se preocupaba por mi seguridad, tanto mejor. No me hacía mucha gracia engañar o ocultar cosas a mis amigos... Pero y qué? Si les contaba esto o aquello, se preocuparían o molestarían. Si no lo hacía y volvía entera, no les pasaría nada. <<Cuando no vuelva entera, ya veremos qué pasa. Me lo habré ganado y ellos saldrán ganando. Todos felices>>

También me apetecía jugar a algo, no había perdido aún el gusto por divertirme... pero con mis amigos, lejos de Yip y del faro; en algún lugar seguro y sin terceros que molestaran a mi gente. Así que...

Así que la visita al Faro acabaría en breves y mejor que sucediera de forma que el cambiante se quedara con un buen recuerdo. Es más, cuanto antes mejor, que las onyces susurrando atacarle, usarle de ejemplo para que la ciudad supiera que no éramos novatos inútiles y quemar el faro con él malherido dentro..., o jugar al escondite con él, engañarlo, matarlo y quedarnos con el faro..., o cosas peores, me estaban cansando y no veía forma posible de decirles que se callaran sin evitar la posibilidad de que el cambiante se molestara. Lo peor era que algunas de las sugerencias me tentaban... ¿Tener un faro para nosotros y ahorrarnos tener que buscar un nuevo hogar cuando Serpentaria se nos quede pequeña? ¿Empezar a tener cierto renombre en la ciudad? Tentador. ¿Pero matar al pobre cambiante? Las onyces tenían incluso comentarios sobre eso: en su estado, si no lo hacíamos nosotros, lo haría otro, y entonces todas las sugerencias anteriores irían a la basura. <<Pero... No sabemos cuántas Lunas lleva en la ciudad... Si ha sobrevivido hasta hoy quizá oculte más poder del que creemos>> No me decidía entre si lo que me echaba para atrás era esa posibilidad, pues podría matarnos sin problemas; o la mera idea de liquidarle. Sea como fuere, no lo decidiría hoy.

Lo que sí decidí fue poner punto y final a la visita.
Sabemos jugar a algunas cosas, Yip, pero estamos cansados. Quizá otro día vengamos a jugar, ¿vale? —dije y añadí al final un bostezo mientras estiraba los brazos para demostrar dicho cansancio. Los que me conocían lo reconocerían como un gesto falso.

Al acabar, miré a los demás por si alguien asentía o me daba la razón, aunque todos sabíamos que no sería así... Al menos por parte de todos. No que fuera a jugar a nada a escondidas con Yip, por favor, pero esperaba que no lo tomara como una promesa. Y si lo hacía, pues apechugaría con ello en las futuras visitas.
Espero que te guste la comida. Creo que los demás también tienen ganas de volver a casa. Otro día nos vemos, ¿te apetece?


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

166 Re: Faro el 23/03/15, 07:31 pm

Evanna

Evanna
Saber que Kin no parecía especialmente feliz de hablar del tal Lugh le hizo plantearse un poco como sería encontrarse a alguien con su transformación. No exacta claro, dudaba muchísimo que hubiese otro 'brugho' por ahí, pero al menos si al menos la parte suya que formaba el ghoul.

No olvidaba que los ghoul necesitaban sangre de vampiro para la conciencia, el se salvaba por el dominio, así que se preguntaba como seria tratar con otro, bebiera sangre o no. "Por ahora de todos nosotros, solo Marsi y Kin han encontrado a un igual, y aunque no sabemos como fue con Kin, el violinista si ha sido un gran apoyo para Marsi" pensó escuchando las palabras de Yip que aprecia realmente emocionado tras haber comido haciéndole sonreír ligeramente. Saber que hay alguien igual que tu ¿seria algo que te haría feliz o te enojaría? Era un planteamiento interesante y que debía depender tanto de la persona como de la tranformacion. "Habrá gente que no desee competencia...quien sabe" pensó observando de reojo a Hugin en su hombro y a las onyces que pululaban cerca de Alice.

Las palabras de Yip le volvieron a la realidad y con ellas atrajo su mirada que se quedo observando la forma humana que tomaba. Confusa, como un adulto en el cuerpo de un niño. Parecía una transformación muy...versátil, pero también un poco inquietante en el fondo. No recordar siquiera tu propio rostro debía ser deprimente, comprensible que estuviese loco, aunque pareciera ser solo su caso especifico, al menos de lo poco que sabia de cambiantes. 

La respuesta de Alice al ofrecimiento a jugar sonó tan falsa a sus idos que tuvo que reprimir la sonrisa y la risa. Yip no le caía mal inicialmente, pero no era tan estúpido y confiable como cuando era cosechado.  No sabia si podía hacer magia o si la recordaba siquiera, pero ya solo con saber que podía transformarse en lo que le diera la real gana, y de un forma tan imprevisible, daba para sentir un cierto respeto. Dhelian sentía curiosidad por el, mucha, por su tranformacion y como llego a ser así, que mas transformaciones conocía. Pero no quería arriesgarse mas de lo necesario. Inconsciente totalmente que tenia un pensamiento similar a su compañera en cuanto sobre su curiosidad sobre Yip, claro sin la parte de la vocecita onyce.

- Ella tiene razón ya nos íbamos a ir, pero quisimos hacerte una visita y traerte la comida, ver como estabas. Pero estamos un poco cansados ya así que deberíamos irnos- añadió con un tono suave restregándose un ojo con una mano  en un claro gesto de cansancio. Hugin en su hombro le picoteaba a oreja para que no bajara la guardia cosa que Dhelian no tenia pensado hacer, pues seguía teniendo un ojo bien abierto- Volveremos pronto y podremos hablar un poco mas de tiempo, así que cuídate - continuo sonriendo y despidiéndose de este siendo realmente una promesa para el, ta vez no jugaría, pero hablar si, si se podía. Tenía bastante curiosidad sobre aquel extraño tipo.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

167 Re: Faro el 06/04/15, 12:56 pm

NH


Marsi se sorprendió, aunque solo un pequeño tic en su cuerpo delató este hecho. Sabía cuantas ganas tenía Alice de hablar con el cambiante loco, así que el que se despidiese tan rápido le pareció extraño. Una punzada de culpa se apoderó de la dullahan. ¿Y si ella lo había estropeado todo? ¿Y si le había amargado su visita? No había sido precisamente la alegría de la huerta cuando le dijeron de ir a ver a Yip, pero había tenido la esperanza de que al no tener cara no se le hubiese notado. Al parecer había subestimado a sus compañeros.

Cruzó los brazos a la altura de la cintura, en un gesto de incomodidad. Los demás parecían de acuerdo, todos se estaban despidiendo del cambiante, diciéndole que ya volverían, poniendo excusas. Cuando llegó su turno se limitó a hacer un gesto tímido de despedida. No sabía cómo reaccionaría ante un mensaje telepático en su estado mental, por ello no se atrevió a hablarle directamente.

Una parte de ella se alegraba de dejar el faro, aun así seguía sintiéndose culpable. Alice y ella quedaron un poco apartadas mientras los demás se despedían, así que aprovechó para coger la mano de la humana, y apretar suavemente, como una forma de decirle que sentía ser una aguafiestas. Buscaría una forma de compensarle.

168 Re: Faro el 08/04/15, 12:44 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Yip atendió en silencio a Alice y después a Dhelian mientras su cara comenzaba a cambiar paulatinamente. Al cabo de unos segundos, varios tentáculos le nacían bajo la nariz y su cabeza habia adquirido una forma más alargada, así como su piel un tono amarillento. Tras prestar atención a ambos, dejó escapar un resoplido mientras movía cada tentáculo por separado escaladamente.
—Visitas no quieren jugar. Yip se aburre. Pero aun así gustar visitas que traen comida —añadió mientras alzaba felizmente el trozo que tenía entre manos para después llevárselo a la boca—. Volver otro fía pada jugaf, promefa —asintió vehementemente haciéndose entender a duras penas mientras masticaba. Tragó la comida sonoramente antes de volver a hablar, habiendo recortado los tentáculos hasta que le hacían las veces de bigote hiperactivo con vida propia—. Adiós, amigos, hasta próxima vez.
El cambiante agitó una mano efusivamente a modo de despedida mientras el grupo se ponía en marcha, pero de pronto se detuvo, su semblante tornándose serio de improviso mientras bajaba lentamente la mano.
—Pero no traer sombras, no gustar sombras. Cuidar de visitas de sombras por la noche. Peligroso. Yip lo sabe.
A continuación les dio la espalda y se sentó en el suelo, donde permaneció incluso después de que el último hubiese abandonado la estancia.

169 Re: Faro el 08/04/15, 02:07 am

Jack

Jack
Salí del faro pensando en las palabras del cambiante y su reacción al despedirnos. Al principio había parecido como si no le gustara que nos fuéramos, pero al final la cosa cambió. Realmente no me importaba mucho... Solo si suponía un peligro para mis amistades, pero no fue así. La pega es que si en el futuro yo cambiaba de opinión respecto al plan de visitarle, el cambiante lo había tomado como promesa y creo que es mejor no hacerse enemigos tan temprano. Menos aún si están algo desequilibrados.

Aunque para desequilibrado el grupito que formábamos al volver a casa. La Emperatriz Onyx, su fiel compañera Marsi, y su séquito de variopintas amistades (subordinados según las onyces) allanando el camino por delante de ellas mientras escuadrones de onyces y estirges les sobrevolaban y escoltaban. En unos años podríamos imponer mucho si nos esforzábamos. Y, por cierto, hablando de la varmana... En cuanto noté el apretón de su mano, sonreí y le pasé el brazo sobre el hombro para atraerla y decirle en voz baja "no te preocupes, anda". Seguimos caminando de esta guisa, aunque al cabo de un rato bajé la mano del hombro hasta por encima de la cintura por pura comodidad. Me gustaba caminar así acompañada, no con el brazo como antes... <<Para el carro...>> Caí en la cuenta de algo, aunque no detuve mi paso ni alteré mi semblante por ello: un ligero rubor en las mejillas, con un claro origen. Me tembló el brazo culpable unos milisegundos pero no lo aparté <<No, no la sueltes ahora, so tonta, pero deja de sonrojarte o habrá un nuevo faro en la ciudad... No creo que la incomode... y si le molesta siempre puede alejarse... ¿Me estará oyendo? ¿Me oyes? Tengo que aprender telepatía sí o sí>> Sea como fuere... Iríamos primero a la Sede y luego a Serpentaria. Pero sí, tenía que aprender eso pronto. Quizá incluso me sirviera para hablar con las onyces sin necesidad de burbujas de silencio.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

170 Re: Faro el 14/04/15, 03:00 pm

Dal

Dal
No me sorprende lo más mínimo la reacción de Yip, vivir en este lugar tiene que ser aburrido. Me pregunto por qué no vivirá en otro sitio o si saldrá a menudo de aquí.

-No te preocupes, otro día volvemos -digo sonriente.

Al salir no se me escapa que Alice y Marsi están cogidas de la mano. <<Por fin, van exasperantemente lento>>. Sonrío y encabezo la marcha escaleras abajo. Me despido de mis amigos y vuelvo a la Sede con el pretexto de que me tengo que preparar bien para las pruebas.

Sigue en Donde se la necesite.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

171 Re: Faro el 01/10/15, 04:51 pm

Jack

Jack
Cuando divisaron la Bahía y, a lo lejos, el Faro, Onyx ordenó que se movieran en horizontal mientras las alas batían la tormenta. Pero la misma fuerza de esta inutilizaba casi por completo las alas, así que las descartó. En su lugar, decidió levitar ella misma y correr por el aire a la vez que se valía del propio impulso de las onyces. Quizá con unas hélices se mejoraría el diseño, pero eso era demasiado complejo para ponerlo en práctica por primera vez. No, en su lugar parecía un cuchillo en forma de triángulo isósceles en cuya parte más ancha corría la bruja. Contaba con que ganarían Marsi o Dhelian, no porque sus monturas fueran voladoras, menuda ridiculez, sino porque la tormenta dispersaba o, directamente, fulminaba a las onyces en ocasiones.

¿Alguna vez os ha caído un rayo? ¡¡No parece muy agradable!! —gritó a través de la tormenta con la voz amplificada después de que un rayo le pasara cerca.

No estaba asustada, pero tampoco era una kamikaze, así que por si acaso llevaba encima varias protecciones físicas, tanto sobre ella como sobre algunas de las onyces que más superficie de su cuerpo cubrían. Pero había olvidado la lluvia, que se llevó las protecciones de las sombras pero no así las propias, pues las onyces que las cubrían estaban bien apretadas.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

172 Re: Faro el 04/10/15, 01:27 am

NH


El cielo rugía, pero Marsi apenas podía oir los truenos. El viento había dispersado casi toda su niebla, dejando solo la que supuraba inmediatamente de su herida, y algunos jirones que quedaban al amparo de las plumas de Cárabo.

La dullahan daba las gracias por el vínculo telepático que compartía con su montura, pues lo único que era capaz de captar del entorno por sí misma era la lluvia helada empapando su ropa.

Cárabo batía las alas con fuerza, impulsándose a través de la tormenta como una bala. A veces tenían que hacer quiebros o dar rodeos entre los nubarrones para esquivar rayos por los pelos. Si subían demasiado, Marsi podía notarla elerctricidad en la piel.

Abajo la manada aullaba a la Luna Roja, y los monstruos se congregaban para disfrutar de su luz. La dullahan podía sentirla, incluso sorda y ciega, y la impulsaba a ir más y más rápido. Cárabo accedía a sus peticiones, queriendo poner a prueba sus alas, empapándose de magia y poder. A través de sus ojos, pudo ver el faro centelleando, como si quisiera hacerse pasar por un relámpago más. El olor a salitre se apoderó de la tormenta y pronto pudieron oir las olas. << El mar pide sangre.>> Pensó Marsi.



Última edición por NH el 10/10/15, 07:45 pm, editado 1 vez

173 Re: Faro el 10/10/15, 04:09 pm

Evanna

Evanna
Volar en aquella tormenta era como pedir ser alcanzado por un rayo pero Dhelian, aunque precavido, estaba de alguna forma divirtiéndose. Era loco, era estúpido, era el chute de poder que daba la luna roja. Cabalgar su estirges bajo la lluvia y los rayos se sentía increíble. Mantenerlas a todas a buen recaudo ya era mas costoso, pues el viento las empujaba lejos y las desorganizaba. Sino fuera porque el levitaba, hacia tiempo que habría caído al vació.

Pero llevaban protección, tanto el como las estirges, que para algo se había asegurado de antemano, por lo que el peligro era ligeramente menor. Aun así intentó organizarlas y esquivar los rayos que caían cerca, amplificando su voz para hacerse oír entre la lluvia y responder a la bruja.

-¡Nunca y tampoco quiero experimentarlo! ¡Con morirme una vez tengo mas que suficiente para toda una vida!-respondió con una sonrisa por lo absurdo de su propia frase. Teniendo que dar un giro repentino en medio del aire por un rayo que casi lo rostiza a el y a sus pobre estirges que se quejaban entre graznidos por ser empujadas por el viento.

No tardaron en llegar al dichoso faro con las plumas, niebla y pelos de la mayoría seguramente hechas un manojo, al menos las partes referentes a Dhelian. Parecía acabar de pasar un huracán y no era muy errónea la comparación. Soltó una risa totalmente feliz por hacer algo tan temerario.

-¡Me siento estúpidamente vivo! -exclamo viendo a sus amigas- ¡Es la hora! -debía parecer un niño loco, pero le daba lo mismo, estaba demasiado feliz y drogado por la luna.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 14 de 15.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.