Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Lathspell Hoy a las 05:12 am

» Luna Alta
por Dal Ayer a las 01:54 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Dal Ayer a las 01:44 pm

» La Cercanía
por Giniroryu 13/11/18, 06:03 pm

» Torre Serpentaria
por Tak 10/11/18, 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38480 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Faro

Faro

Ir a la página : Precedente  1 ... 17 ... 30, 31, 32, 33, 34  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 31 de 34.]

1 Faro el 02/08/11, 06:25 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Construido en piedra blanca, de una sola pieza, mide 150 metros de alto, terminado en una linterna que atrae a los barcos para hacerlos naufragar.

Descripción del interior:
La puerta del faro da a un vestíbulo. Allí se encuentra una trampilla que conduce a una bodega repleta de maromas, herramientas y barriles. A todo esto se les suman unos rollos de papel fino, granuloso, apilados en el suelo. Cada uno mide más de dos metros y en cada extremo hay ceñida una arandela metálica.

Al fondo del vestíbulo también comienza una gran escalera de caracol robusta, con escalones de madera y una barandilla oxidada y poco fiable. Esta les conduce hasta la parte alta del faro, compuesta por dos pisos habitables y un tercero para la linterna.

La escalera acaba frente a un arco sin puerta tras el cual se abre paso una sala de estar muy sencilla, con muy poca coherencia a nivel estético. Pegado a una pared hay un sofá y, a ambos lados de este, un par de muebles entreabiertos, desordenados y más vacíos que llenos. Cada pieza de la decoración es de un color y formas diferentes, parecen no ser del mismo lugar o de la misma época; esto incluye los cajones de los muebles, que nisiquiera cierran bien. Dentro de ellos pueden encontrar algún que otro amuleto y ropa en desuso de varios mundos vinculados. Una mesa coja preside el salón, con la pata corta apoyada sobre un par de revistas de Frivowaldanny y la Tierra. Cuatro sillas  de diferente tamaño la rodean.

En la pared frente al arco de entrada se abren dos puertas: una da a una cocina ligeramente más moderna que las de los torreones e igual de disparatada que la sala de estar. La otra da a un pasillo por el cual continúan las escaleras hasta el siguiente piso.

La segunda planta está ocupada enteramente por un baño y dos habitaciones. La primera es una estancia grande con cama de matrimonio, frente a esta hay un gran ventanal que ocupa toda la pared. Destacan un par de mesitas de noche en mitad de la habitación y un espejo rectangular, de cuerpo entero, apoyado en la misma pared que la cabecera de la cama. La segunda habitación es mucho más pequeña, apenas tiene una cama individual y un armario diminuto. La luz entra en ella por una ventana mucho más modesta, apenas mide el metro cuadrado.

El pasillo que une ambas habitaciones y el baño tiene unas escaleras que conducen al último piso. Esta planta es completamente circular: en el centro está la habitación de la linterna, a la cual se accede por una arcada. A un lado de esta arcada descansa un arpón clavado en la pared, sobre una vieja mancha de sangre. Desde la habitación de la linterna se puede salir a una balconada que rodea toda la planta y que permite asomarse al exterior. El suelo está repleto de mantas y toallas con motivos variopintos, entre las que destacan algunas con aspecto de banderas piratas.

Hechizos disponibles:
-Hechizo térmico
-Levitación
-Inmovilizar
-Curación superficial



Última edición por Rocavarancolia Rol el 04/08/17, 07:38 pm, editado 1 vez


361 Re: Faro el 03/08/18, 12:12 pm

Jack


No solo no sentó nada bien, sino que encima rechazaron sus palabras. ¿No se transformarían en monstruos? ¿Y por qué no, de dónde creían que habían salido las bestias de la ciudad? Y... ¿Conservaría su forma de pensar? Esto último era incluso peor. ¿Encerrada en un cuerpo distinto, asesino, y ver el horror sin poder frenarlo? Eso sí que no quería ni pensarlo.

Pero pese a que no era la reacción que buscaba, entendía sus reservas. No ahondó en el tema, pues confiaba en que tuvieran esa misma vehemencia para enfrentarla físicamente si hiciera falta, la misma vehemencia de que había hecho gala Mónica, por ejemplo, al dar el golpe en la mesa. La misma que usaría ella si ellos se volvían peligrosos... O eso esperaba. Cazar en los bosques y herir a miembros del Coro en las ciudades era algo muy distinto de atacar a tus amistades. Lo sabía. Lo temía. Sabía que prefería ser ella un peligro antes que tener que considerar amenazas a sus amigos. Lo contrario era demasiado. Sabía que...

No. En ese momento solo podía suspirar. Solo quería suspirar. Se encogió de hombros y enterró la cabeza entre los brazos cruzados, al cobijo de sus propias plumas.

No sabría decir cuánto rato pasaron allí juntos, pero Mónica rompió el silencio. Despegó la cara de los brazos y gruñó asqueada: tuvo que despegar la cara, literalmente, de sus plumas. La humana subía. ¿Que se "había dejado algo arriba"? Solo estaban allí descansando, ¿qué podría necesitar? Se giró para mirarle subir, pensativa <<... ¿Quizá algo de lo que hablamos, los regalos? Yo no he hecho nada...[/color]>> se lamentó y habría enterrado la cabeza de nuevo, pero vio a Lorenzo mirándole. Él no sabía nada de su conversación, por lo que abrió la boca para hablarle de aquello, pero las repentinas quejas de este le alarmaron.
¿Pero no estabas mejor? —se incorporó, intentando ignorar las manchas de sus brazos. Se fijó en la zona donde descansaban sus manos—. ¿La cadera? ¿Prefieres tumbarte, te ayudo a subir?

Si acababan todos arriba tenía sus ventajas... y desventajas. Ella perdería su visión si no encontraban una forma de evitar aquella sustancia. Si se convertía en algo ciego, sin más... necesitaría a sus amigos cerca, muy cerca. Pero si perdía la cabeza y la visión, corría tanto peligro como ellos. Había visto lo que podía hacer una criatura violenta si perdía esa facultad y sabía que solo le haría encabritarse más. Así que quizá debía encerrarse en algún sitio conocido y esperar. Pero primero se aseguraría del estado de Lorenzo.
Podemos meternos en el mismo cuarto, juntar las camas y esperar y... Ya sabes.

362 Re: Faro el 03/08/18, 01:13 pm

Yber


GM
En cuanto llegue a la planta alta, Mónica sabrá que lo que busca es el espejo rectangular de cuerpo entero. Su superficie no la refleja a ella, sino que le muestra a Lebra. La nublina del reflejo actúa de una forma muy particular, de esa manera en la que se mueve la gente cuando sabe que está sola en el cuarto. Baila torpemente, sonríe para sí misma, se mira a los ojos, hace muecas... Hay algo de preocupación en su mirada, pero se la ve feliz. Tan feliz como si no se hubiera muerto al otro lado del espejo.

Mónica sentirá la necesidad involuntaria de acercarse al reflejo.


363 Re: Faro el 03/08/18, 01:24 pm

Bellota


Y en cuanto entró a la habitación, los ojos de Mon se fueron involuntariamente al espejo, notando una extraña presión que la obligaba a acercarse. Pero, cuando ya estaba al alcance del cristal, no se vio reflejada. En cambio, vio a Lebra. Feliz.

La humana se llevó las manos a la boca, jadeando de la impresión, y recorrió la escasa distancia que la separaba corriendo, golpeando el cristal con las manos y gritando el nombre de la nublina. Por un momento, se le olvidó que había muerto. Por un momento se olvidó de todo.

¡SINCERIDAD! ¡LORENZO! ¡ES LEBRA! ¡ES LEBRA!

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

364 Re: Faro el 03/08/18, 01:32 pm

Yber


GM
El espejo se la traga en cuanto sus manos se posan sobre él, es algo instantáneo e indoloro, pero antes le da tiempo a gritar a los de abajo. Lebra desaparece y Mónica queda atrapada en el reflejo. No puede verse a sí misma, pero la habitación en la que estaba se abre ante ella con claridad. Dentro del reflejo la habitación es la misma, puede moverse por ella sin que esto afecte al dormitorio de verdad. Desde el espejo ve la habitación real, de la cual ha sido secuestrada.

Si sus compañeros suben, encontrarán a Mónica atrapada en el cristal.

365 Re: Faro el 03/08/18, 01:54 pm

Jack


Apenas les dio tiempo a terminar de hablar. Los gritos de Mónica retumbaron por todo el edificio y la roquense se lanzó escaleras arriba a la carrera sin pensarlo. Deseó que Lorenzo no intentara seguirla, no quería que se arriesgase a quedarse incapacitado en las escaleras, pero no pudo dedicarle muchos pensamientos al humano. A ese humano no.

Cuando llegó, arriba no había nadie.
¡¿Mónica?!

Sabía que los gritos habían venido de aquella habitación, pero no había ni rastro de la chica. Ni de Lebra, por descontado.
¡Mónica, si esto es una broma, es de muy mal gusto! —exclamó, mosqueada, pero sabía que a la terrícola no le pegaba aquello y eso solo lo hacía peor.

Entró en la habitación esperando que la sorprendiera desde una esquina o de debajo de las camas, pero en su lugar solo la recibió el silencio. El de la habitación y el suyo propio. Había pasado la mirada por el espejo de reojo y había mirado de nuevo al ver un borrón que no debía estar ahí. Se acercó corriendo. No tuvo que mirar mucho en su superficie.
Qué... ¡¿MÓNICA?! ¿¡Cómo plumas has acabado ahí!?

Incluso lo movió un poco de su sitio para mirar al otro lado, entre el espejo y la pared, pero solo vio eso, pared y el soporte tras el cristal. No obstante, no se atrevió a tocar su superficie, ni a moverlo mucho más. ¿Y si lastimaba a su amiga?

366 Re: Faro el 03/08/18, 02:06 pm

Bellota

avatar
Posar las manos en el cristal y ser absorbida por el espejo fue cosa de un momento. Mónica miró a su alrededor, confundida por un segundo, pero en seguida entró en pánico. Respirando roncamente, con las lágrimas ya comenzando a resbalarle por las mejillas y el sonido de su corazón atronando en sus orejas, miró a su alrededor. Estaba en el faro. Pero a la vez no estaba en el faro. Y no había ni rastro de Lebra. Rocavarancolia la había engañado.

Mónica se puso a gritar, acuclillándose sobre sí misma, sin saber qué hacer, el cerebro inútil en ese momento. No debió de pasar mucho tiempo, y entre lágrimas vio una forma conocida en el mundo real.

¡Sinceridad! —exclamó, desesperada, levantándose tan deprisa que se tropezó con sus propios pies y casi cayó al suelo.

Apoyó de nuevo las manos en el cristal, con la esperanza creciendo de pronto, la cara roja y surcada de lágrimas, un punto de locura y pavor en la mirada. ¿Tal vez pudiera volver a atravesarlo?

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

367 Re: Faro el 03/08/18, 02:23 pm

Leonart

avatar
Lorenzo

Lorenzo iba a explayarse cuando de pronto el grito de Mónica desgarró el aire. Lorenzo al instante supo que aquello significaba de todo menos lo que Mónica daba a entender. Lebra estaba muerta.
Sinceridad salió disparada escaleras arriba y, mientras que el diestro quiso seguirla tambien, sintió un latigazo de lo más inoportuno justo cuando hizo el primer tranco. Sus piernas dejaronle de responder y topó con un mueble para evitar caerse directamente al suelo. Alzando una maldición, el diestro intentó ponerse de pie, con el dolor haciendole rechinar los dientes, pero sin éxito alguno.
¡Non lo mireis! ¡Non lo hagais! ¡Aqueso es otra trampa más de la ciudad!— imploroles.

Sin embargo, caso hicieron ninguno, mientras que algo ocurria escaleras arriba que apenas podia empezar a entender.
¿¡Mónica!?— bramó el español. —¿¡Sinceridad!? ¿Que está pasando?

Arrastrando los pies, las rodillas temblabanle como a un marinero primerizo. Del rechinar de dientes pasó a bloquearsele la mandíbula a medida que el dolor se expandia de cintura para abajo y hizole que los ojos enjugasense en lágrimas.
¿Qué diantes está ocurriendo?— musitó entre jadeos.— Santiago ayúdame...

Justo después de la plegaria, finalmente las sus piernas fallaronle una última vez, haciendo que el diestro dierase de bruces contra el suelo.
¡N-Nenos!¡...!— intentaba hablar, pero el dolor cogiale en el pecho, tan solo logrando soltar enmudecidas palabras mientras se retorcia, clavandose las uñas en las piernas de la pura agonia.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

368 Re: Faro el 03/08/18, 07:33 pm

Jack

avatar
Aquello no tenía sentido, no podía estar pasando. Ese espejo llevaba ahí desde que habían llegado, así que ¿por qué les pasaba eso justo ahora? Y no estaba soñando ni viendo borrones, porque la veía todo lo claro que podía verla. Le había hablado pero no la había escuchado. Sus manos volaban entre limpiarse los ojos y tocar el marco del espejo, asustada.
¿Có... Cómo ha sido? ¿Cómo has acabado... ahí?

Para colmo, oía los gritos de Lorenzo desde abajo y pronto también escuchó un golpe. << ¿No se me habrá caído ahora? Tendría que atarles a la silla hasta que la ciudad explote, me cago en mi estirpe...>>
Si me escuchas, voy a ver qué le pasa a Lorenzo y arreglaremos esto.

No podía encargarse de ambos a distancia así que intentaría separar el espejo y bajar con él. ¿Pero podía encargarse de bajar aquel armatoste por las escaleras con los ojos como los tenía? Al menos el espejo pudo separarlo. Lo cargó con un brazo para tener el otro de "limpiaojos" y desandó el camino de vuelta pasillo y escaleras abajo.



Última edición por Jack el 03/08/18, 07:54 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

369 Re: Faro el 03/08/18, 07:45 pm

Yber

avatar
GM
La escalera no está hecha para bajar ese espejo y Mónica no está preparada para dar su primer paseo. Mientras que la realidad permanece inamovible fuera, dentro de su reflejo el lugar en el que está encerrada cambia con cada giro, cada inclinación del espejo; con cada paso de Sinceridad es un lugar diferente. Mónica a veces está de pie, otras veces está tumbada o en diagonal con respecto al suelo dentro del reflejo. De camino a abajo, el espejo recibe varios golpes y toda la realidad de Mónica tiembla con fiereza.

Más allá de eso, el cristal no se rompe.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

370 Re: Faro el 03/08/18, 07:57 pm

Bellota

avatar
Mónica solo pudo gritar sin sonido y llorar con más fuerza al ver que el cristal no la dejaba salir tal y como había entrado, por lo que fue incapaz de responder a Sinceridad. Comenzó a golpear el cristal que las separaba con furia, pero eso tampoco sirvió de nada.

Mientras, Sinceridad había cogido el espejo y lo cargó escaleras abajo… porque algo había pasado allí. El trayecto fue movidito y la humana se fue tambaleando y cayendo con cada giro, haciéndose algún que otro moratón. Mientras, su ansiedad fue creciendo, amenazando con ahogarla. El corazón le latía tan rápido que se sentía mareada, tenía un grito atascado en la garganta y la cabeza le zumbaba. No era capaz de razonar o saber qué hacer.

Voy a morir aquí, voy a morir aquí, voy a morir aquí —lloró, comenzando a ahogarse al no poder respirar bien. Y en ese momento fue cuando se dio cuenta de que… no se oía. No se oía a sí misma. Mónica gritó de nuevo, haciéndose daño en la garganta, rezando por escuchar algo. Pero no. Era como si… como si no existiese. La claustrofobia comenzó a acecharla y Mon cayó al suelo, al borde del desmayo.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

371 Re: Faro el 03/08/18, 08:49 pm

Jack

avatar
Pudo bajar. Despacio y con tiento, pero pudo bajar. Cuando localizó a Lorenzo, todo su cuerpo se detuvo unos instantes.
¡Lorenzo! Dime que sigues vivo y consciente, por favor...

A punto estuvo de pedirle ayuda, pero ¿en qué plumas podridas estaba pensando? Era la que mejor estaba, dadas las circunstancias. Le temblaban las manos cuando llegó al piso y dejó el espejo apoyado en la pared cerca de donde estaba el diestro, pero dio un grito al ver el estado de su amiga, en el suelo del otro lado. <<No, no, no, no te rindas, nononono>> ¿Y si allí no había aire? <<¡Era un espejo, nada de esto debería estar pasando!>>

Pero tenía que intentar comunicarse con ella, así que dio varios golpecitos en el cristal mientras le hablaba. Incluso deseó acabar al otro lado con ella, pero no pasó nada al tocarlo.
¡Mónica! ¡Haz un gesto si me escuchas! Lo que sea, por favor, pero no te rindas, ¡encontraremos la forma de sacarte de ahí!

Pero, ¿cómo? No tenían magia ni conocían nada para aquella situación. Lorenzo estaba incapacitado, Fahran parecía tener sus propios problemas, su amiga estaba encerrada y ella se estaba quedando cada vez más ciega, prácticamente lloriqueando por las legañas. <<Y para colmo ha visto el fantasma de Lebra en alguna parte...>> No quería saber nada de fantasmas. Los muertos no hablaban, no podían pasearse por su mundo. <<Si estás por ahí, no vengas, por favor>> le pidió, aunque le asustaba la idea de que pudiera escucharla.

Estaba sola y no sabía qué hacer ni qué opciones tenían. En singular, mejor. Estaba sola y un fantasma no podría ayudarle, ni quería su ayuda por mucho que hubiera sido su amiga. Su amiga... Lebra, Lorenzo, Mónica. Sus amigos... Sus amigos. Se empezó a reír, pero lo hizo llorando.
Tiene gracia. Hace un rato os pedí que me matéis si suponía un peligro pero ahora que dependéis de mí...

No dejaba de cumplirse lo opuesto. No quería ser un peligro, pero ahora no podía ser ni de ayuda. No quería que Mónica se dejase ir, pero ella no solo no podía hacer nada sino que estaba ahogándose en tanta inutilidad e impotencia como sus ojos en legañas. Al menos eso sí parecía "funcionar" bien: veía el futuro tan jodido como la realidad a su alrededor.
No estoy sola, estoy con vosotros, pero estoy perdida. No sé qué hacer... —se dejó caer de rodillas frente a sus compañeros, el uno en el suelo y la otra en el espejo. No tenía fuerzas ni para gritar o romper algo. Al menos estaba con ellos y no era la fuente de los problemas.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

372 Re: Faro el 03/08/18, 09:05 pm

Leonart

avatar
Lorenzo


Como una corriente electrica, el dolor le dejaba delirante. Sacudiendose en el suelo, Lorenzo logró distinguir entonces a Sinceridad bajando las escaleras. La poca pastosa, y los únicos sonidos que podia proferir siendo jadeos y quejidos, el español rodó hasta quedar sobre su estómago.
Ahora pudiendo ver a Mónica claramente en su actual condición el Diestro dió con el puño sobre el suelo de frustración. Tanta fuerza que descargó que sintió que se habia roto el dedo meñique.

Por un segundo, el dolor de debajo de la cintura se sustituyó por el de la mano y, con el sabor de cobre en la boca, se arrastró hasta el lado de las otras dos. Aquella era la última jugarreta, era obvio. Si no se convertian en bestias tras esto, moririan. El diestro lo sabia como el que más. Viendo las lágrimas de Sinceridad y el pánico que tenia a Mónica atrapada, el chico no pudo sino llorar de impotencia.

Sin embargo, la repentina y corta lucidez por el daño que se habia hecho en la mano le permitió darse cuenta de una cosa, una cosa vital. No se rendiria. Aun cuando el dolor volvia a sacudirle el cuerpo, haciendole babear y darle nauseas, el español no cejó en su intento de ayudar a las otras dos mientras que él sufria.
Pasando su mano herida por el hombro de Sinceridad y poniendo la otra sobre el espejo, el español logró musitar unas palabras.
¡No... perdais... la Esperanza!—bramó, sus palabras afectadas gravemente por el dolor en el que se encontraba. —¡Pelead, coño! ¡Estamos...! ¡Juntos!

Aquel esfuerzo habia sido lo último para inclinar la balanza para empeorar al español, que habia estado luchando con uñas y dientes contra de el deseo más primarios para aliviar su dolor. Gritar.
El grito de agonia rasgó el aire y se quedó sangrandolo un buen rato.

El español lloraba y se retorcia, tan solo deteniendo su garganta empujada al límite para recabar el poco aire que sus pulmones podian recabar en tal condición. Cubierto en lágrimas, saliva, sudor y mocos, el diestro volveria a gritar en agonia. Una y otra vez.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

373 Re: Faro el 03/08/18, 09:38 pm

Yber

avatar
GM
El reflejo se estabiliza para Mónica en cuanto Sinceridad termina de colocar el espejo en la planta de abajo. Mónica puede ver lo que ocurre allí a través del marco que une sus dos realidades: la vieja y la nueva. La habitación para Mónica, sin embargo, seguirá vacía: ni Sinceridad ni Lorenzo se reflejan junto a ella.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

374 Re: Faro el 03/08/18, 10:42 pm

Jack

avatar
Había algo abriéndose paso en su cuerpo que la mantuvo a flote, no obstante. Notaba un cosquilleo molesto recorrer su cuerpo, pero no era algo móvil sino localizado. Sus bultos. <<¿Qué es esto...?>> Escuchar los quejidos de Lorenzo también ayudaba. Pero escuchar lo que les dijo a ambas... Tuvo que suspirar.
¿Pelear? No hay nada que hacer. ¡Míranos! No sé cómo ha acabado ahí dentro, ¡pero no puedo esperar a que vuelva a salir! ¡¿Qué quieres que haga?! —se había ido enfadando, más por su propio dolor que por el chico, y incorporó de golpe. Hizo un ademán de agarrar el espejo, pero vio que el humano lo estaba tocando así que lo soltó—. Me está empezando a doler todo. ¿Y si acabo como tú? ¿Qué diablos quieres que haga? ¿Que lo coja y lo estampe contra la pared a ver si así sale? ¿¡Y SI LA MATO AL HACERLO!? ¡Si no lo hace el espejo, no pienso hacerlo yo por error!

Llegados a ese punto, estalló y sí que golpeó algo. La mesa. La pata más cercana se llevó un puntapie, aunque su intención había sido darle a la silla. No le dolió más que las pústulas de la pierna que se estiraron con el movimiento. O el orgullo por no haber sido capaz de atinar por culpa de los ojos. Se rascaba todo el cuerpo mientras hablaba y su situación empeoraba tanto como su enfado y su impotencia. Llegó a pensar que preferiría estar inválida de dolor que allí en medio sin poder ayudarles.
¡Joder! ¡Se me está cubriendo la piel de esta mierda y con los ojos apenas veo! ¿Qué plumas quieres que haga? No podemos hacer otra cosa que esperar, joder —gruñó. Levantó las manos y avanzó casi a tientas. Le daba miedo limpiarse con los ojos con aquellas cosas en la piel, pero no le quedaba otra si no se ponía en marcha—. Voy a por agua, aunque a este paso meteré la cabeza en un cubo.

Volvió al poco con un paño húmedo para sus ojos así como el cubo con un vaso. Si el diestro quería, le ayudaría a beber. Se disculpó, también. El chico no se merecía sus gritos, por muy justificados que pudieran estar.
Siento lo de antes, pero es que no hay nada que hacer. No puedo sacarla de ahí y no puedo curarte.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

375 Re: Faro el 03/08/18, 10:45 pm

Bellota

avatar
Mónica dejó de responder. No podía, se sentía incapaz. Estaba atrapada, y se sentía atrapada. Simplemente se concentró en respirar. Eso era todo lo que podía hacer. Escuchaba de fondo a sus compañeros de torreón, sufriendo. Sufriendo igual que ella.

Se apoyó contra el cristal, poniendo la mano contra este, y respiró.

Eso era todo.

376 Re: Faro el 04/08/18, 12:58 am

Leonart

avatar
Lorenzo

El sonido del crujir de huesos y tirones de músculos todos restallando en similitud seria terriblemente ahogado por los llantos de extremo dolor que sangraban la sala. Sangre mancharia los sus pantalones a medida que Lorenzo ya no podia tenerse boca arriba. El mareo tan solo incrementó y acabó por tirarse a un lado y vomitar. Solo bilis, pues su estomago llevaba horas ya vacio.
Pero aquello no le impidió volverlo a hacer en cuanto los doleres se repitieron.

Estaba febril ya, musitando incoherencias y con los ojos velados, los tejidos de su pantalón se abullaban y abultaban alli donde la sangre tocaba, hasta que eventualmente, toda su zona trasera y zapatos se encontraba impregnada del líquido rojo.
El diesto imploraba a la Virgen en su delirio, cogiendose a la cruz de Santiago que llevaba al pecho justo antes de volver a vaciar su vientre una vez más. Aunque ya poco le quedase.

El dolor no paraba, ni queria parar. Solo incrementaba, notaba cada vez como le molestaba todo y le dolia todo aún más. Y el crujir de huesos y músculos ciertamente no le ayudaba. Gritaba, aullaba de dolor puro. Luego se desmayaba por unos segundos y para cuando volvia en si, volvia a gritar y el ciclo se repetia.

El español, no ajeno al dolor, sentia que la suma de todo el sufrimiento que habia sentido en sus carnes a lo largo de su vida no se acercaba ni una minucia a lo que sentia y estaba por sentir. Cada pocos segundos, el dolor se doblaba, como para demostrarle que todavia era capaz de sentir mayor agonia.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

377 Re: Faro el 04/08/18, 03:30 am

Jack

avatar
No hubo respuestas, solo más sufrimiento. La roquense se tensó cuando sintió la quemazón por todo el cuerpo, pero aún más al escuchar a Lorenzo. Quiso acercarse a ayudarle, de alguna forma, guiándose por sus quejidos, pero una nueva oleada de su propio dolor se lo impidió. Tropezó con el cubo y desparramó el agua por el piso, pero pudo apoyarse en la pared sin resbalar del todo. Se lo pensó una vez más y en lugar de acercarse intentó lo opuesto. Alcanzó la mesa a tientas y la empujó hacia la pared opuesta. No dejaba de trastabillar y de gruñir. Cada movimiento estiraba su piel y podía notar cómo cada milímetro de esta se tensaba alrededor de los bultos. Tanto que podía jurar que algunas de las heridas se las estaba haciendo ella misma con el esfuerzo.

Pero aquello no hacía más que renovar su empeño. Tenía que alejarse de sus amigos. Había decidido que cada cual debía sufrir aquella penuria a solas y, al final, se decidiría quién suponía un peligro. Para entonces, ella estaría entre la mesa y la pared.

Cuando chocó con el muro, empezó a rodearla sin despegar las manos de ella. Solo distinguía tonos de luz pero de vez en cuando creía ver borrones. ¿Quizá no perdería la visión del todo? Pero no podía saberlo así que siguió a lo suyo. Aquella parte de su plan era fácil y le supuso un alivio. Sin embargo, la Luna no regalaba treguas y tanpronto como hubo rodeado una esquina, notó un cosquilleo en la cara. ¡Sus ojos, sus ojos! Instintivamente se quiso llevar las manos hacia allí, pero moverlas lo más mínimo acrecentó el dolor. Debía tener al menos dos cortes en cada mano. O tres. ¿Cuatro? No sabría decirlo con certeza, la sensación lacerante saltaba de una zona a otra. Alas, incluso, que hastaentonces parecían inmunes. Sus magníficas alas.

Se vino abajo cuando sintió arder la piel alrededor de los ojos. Se estiraba. Se movía. Podía notarla vibrar bajo sus manos. Y lo peor es que el resto de heridas se sumaron a su baile. Se apoyó contra la mesa. Se sentó en el borde. Incluso se sentó en el suelo. Pero ninguna postura relajaba la tirantez de la piel ni el sufrimiento, aunque tenía claro y comprobado que se le abrían las heridas aunque ella estuviera quieta.

Quieta. Si estaba quieta, ¿por qué veía borrones aquí y allá, por qué se estaba mareando? Aunque su propia piel estuviera cubriendo sus ojos, no estaba a oscuras. Pero si intentaba enfocar mejor, el mareo empeoraba. Se quedó en el suelo, pero hizo un último esfuerzo para arrastrarse sobre su propia sangre y sus plumas, sus hermosas plumas, bajo la mesa. Allí podría retorcerse y quejarse a gusto. Si terminaba convertida en una pesadilla, mejor ahí debajo lejos de miradas.

El mareo se suavizó, al menos, por lo que intentó pensar. Decidir no le costó mucho. Presa de espasmos allí donde se abría otra herida, se llevó la mano derecha a una del brazo izquierdo. No eran cortes sin más. Podía sentir perfectamente cómo algo se removía bajo la piel, donde los bultos, y cómo asomaba al exterior. Pero no llegó a iniciar su carnicería. Primero, porque el mareo volvía con cada movimiento. Segundo, porque tocar la herida abierta le causó tanta dentera como retorcerse de dolor. Y, tercero, porque rechazó la idea de autoinfligirse ese dolor tantas veces como pústulas tuviera. Acabaría desmayándose si forzaba la salida de aquellas cosas... si no la dejaba inconsciente la sensación de sus ojos. Ya no le pertenecían. No le respondían, pero los sentía vibrar, moverse, estrecharse, ondularse. Nunca había sabido de qué estaban hechos, pero ahora le quedaba bastante claro que debían contener algún tipo de líquido en su interior.

Ella parecía a punto de perderlo, parecían a punto de aplastarse del todo en las cuencas y derramarse. No había imaginado que aquello fuera posible, tan solo contaba con la maldición de las legañas. Pero su cordura sufría, tanto por las oleadas de dolor, que iban y venían pero siempre a peor, como por perder la confianza en su propia imagen. Podía aceptar la ceguera, ¿pero por qué todo lo demás? ¿Rocavarancolia no podía respetar su aspecto? Nadie la reconocería en casa con esas aberturas y esa cara demacrada. Sus amigos la repudiarían. Acabaría convertida en un monstruo para la vista. Y ni siquiera ella podría ni reconocerse ni verse a sí misma. Pero quizá fuera lo mejor.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 31 de 34.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 17 ... 30, 31, 32, 33, 34  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.