Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Lathspell Hoy a las 05:12 am

» Luna Alta
por Dal Ayer a las 01:54 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Dal Ayer a las 01:44 pm

» La Cercanía
por Giniroryu 13/11/18, 06:03 pm

» Torre Serpentaria
por Tak 10/11/18, 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38480 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Barrio de los Mil Dioses

Barrio de los Mil Dioses

Ir a la página : Precedente  1 ... 10 ... 15, 16, 17

Ir abajo  Mensaje [Página 17 de 17.]

1 Barrio de los Mil Dioses el 02/08/11, 06:28 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Zona cercana al anfiteatro donde una buena parte de los escombros y edificios a medio derruir corresponden a viejos templos, tipo de edificación prolífica en aquel barrio a la que debe su nombre. Varios edificios mantienen milagrosamente medio en pie algunas habitaciones donde hay pertenencias de antiguos rocavarancoleses, de todo tipo. Las hienas han hecho de este lugar su territorio.



Última edición por Rocavarancolia Rol el 14/07/17, 10:55 pm, editado 1 vez


193 Re: Barrio de los Mil Dioses el 24/07/18, 04:07 pm

Evanna


Incuso si les había dado indicaciones  de "mas o menos" donde se encontraban viviendo, ese "mas o menos" en Rocavarancolia donde cada edificio estaba ruinoso o era engañoso, era sinónimo de perderse. Pam que era la que mas recordaba las descripciones dadas vagamente sobre como llegar iba mas adelante, pensativa sin dejar de mirar alrededor, al menos hasta que la repentina exclamación de Niel le hizo voltearse y ver que ciertamente no había rastro de Hiss.

Sorprendida la niña se asomo rápidamente y con cuidado a la brecha de huesos, pero no había signos de que se hubiese caído y de hacerlo, mínimo la habrían escuchado.<<¿Se ha evaporado sin hacer ni un solo sonido? Que demonios...>> no tenía ningún sentido que Hiss no hubiera gritado o dicho algo y que solo hubiese hecho "caput" y nada mas.

-No tiene sentido que no la hayamos oído irse o algo- dijo Pam mordiéndose el labio inferior ansiosa, medio de acuerdo con Rena de que debían encontrarla hasta que las palabras de Adru mas fuertes que las de Neil llegaron a sus oídos- ¿Sabe donde fue acaso? - pregunto alzando una ceja con extrañeza viendo atentamente al aurva. <<No, no si la hubiera visto habría dicho algo de antemano en cuanto la vio alejarse...¿intuición? Ya  estas alturas ni me sorprendería...>>

- Vayamos donde dice Neil un momento, tal vez Hiss haya ido por allí o haya decidido volver al torreón de último minuto, no estamos tan lejos realmente y esta zona mínimo, la conocemos bastante bien...- No estaba aun así del todo convencida que hubiera vuelto por su cuenta sin mínimo avisar, pero tampoco le tranquilizaba que alguien de repente despareciera sin emitir ningún ruido. Le recordaba demasiado a como dijeron que Hyun había desaparecido de repente tiempo atrás, y al que nunca encontraron, y si había sido algo así lo que le había ocurrido a Hiss, tenían un enorme problema.

<<No, tranquila, seguro que está por donde dice Neil >> pensó Pam frunciendo el ceño, queriendo borrar todos esos pensamientos pesimistas que tanto atraían los malos augurios. Necesitaban creer en la suerte incluso si esta últimamente estaba un poco tocapelotas.

194 Re: Barrio de los Mil Dioses el 25/07/18, 01:27 am

Cuervo


Se quedó entre el grupo del los letarginos, camino intentando fijarse en cada paso que daba. Tenia miedo, pero se sentia bien, se sentía protegido entre sus compañeros.

La repentina desaparición de Hiss, le hizo acercase a Rena, que ella  le agarró para protegerlo. Neil parecía que sabia hacia donde se habia dirigido, ya que todo el mundo comenzó a seguirle.

Guille se preocupo, ¿que habría pasado?, no habia visto ningun monstruo, y Hiss estaba hace un segundo ahí, no podia desaparecer así. ¿Porque era todo tan peligroso? ¿Porque cada vez que salían tenía que ocurrir algo? Guille deseo que la volvieran a encontrar, la muerte de Mike. ¿No iban a estar siempre juntos?

Con esos pensamientos en la cabeza Guille comenzo a caminar cerca de Rena tras los pasos de Neil, que parecía tener muy claro dónde dirigirse.

195 Re: Barrio de los Mil Dioses el 25/07/18, 12:01 pm

Zarket


GM
En pocos minutos la intuición de Neil lo guiaría a una iglesia de piedra negra, con un aspecto firma pero muy descuidado, como si hubiera sido abandonada tiempo antes.

La fachada era moderadamente alta, con un gran arco que servía de umbral pero sin puertas. A cada lado del arco había una abertura que correspondería a una ventana o vidriera, aunque solo quedaban algunos pocos cristales de pequeño tamaño.

Si entraban percibirían algunas cosas. La primera, que a los pies de cada ventana había un auténtico montón de cristales negros, púrpuras y rojo sangre, sin duda los restos de las vidrieras. La segunda, que allí todo era de piedra negra: desde los bancos, muchos de los cuales estaban destrozados, hasta el imponente y tétrico retablo que se veía en el fondo, de aire gótico.

La tercera cosa que notarían sería que en cada pared había agujeros, como celdillas de abeja, que poseían diversos artefactos. Talismanes destrozados, objetos aparentemente inútiles, imposibles de comprender, velas pequeñas, pequeños objetos articulados, casi juguetes. Y algunas cosas más inquietantes: pequeños huesecillos, cosas que parecían sospechosamente órganos momificados e incluso trozos de piel reseca y antigua.

Aquellos paneles, sin embargo, poseían en especial pergaminos: decenas, cientos de ellos, escritos en su vasta mayoría en idiomas que los cosechados no comprendían. Dos de ellos, sin embargos, podrían leerlos sin problema: uno era una explicación farragosa y casi incomprensible de la magia piromántica, en especial porque partes del pergamino poseían agujeros, aunque se destacaban dos hechizos perfectamente explicados y legibles: el de moldear llamas y el de colorearlas.

El otro pergamino que podrían comprender poseía un lenguaje más simple y sencillo, y consistía en la explicación del antiguo ritual de paso de los recién transformados: el cambio de nombre, la reunión ante Rocavaragálago y la destrucción de las pocas propiedades que se habían tenido como cosechados.

Una cosa más notarían, sin embargo, la última de todas: había dos esqueletos a los pies del retablo, ambos antiguos. Uno poseía un cráneo con cuernos con un cuello claramente seccionado, mientras que el otro destacaba sobre todo por los huesos que surgían de su espalda, que delataba la existencia de alas, aunque sería imposible determinar cuántas. Una mano del ser con cuernos se introducía en la caja torácica del ser alado, con el puño apretado en el lugar donde debía haber estado el corazón.

196 Re: Barrio de los Mil Dioses el 25/07/18, 01:44 pm

Muffie



Neil se quedó callado cuando Adru dijo que él sabía por dónde se había ido Hiss. Si bien no era cierto que quisiera ir por ahí porque lo supiera, tampoco sabía si la atracción estaba ahí por eso. Todavía no sabía por qué la sensación le guiaba en esa dirección.

Con el beneplácito de su edeel, e ignorando un poco al resto de sus compañeros en pos de no perder la sensación, siguió por el camino que su mente estaba marcando, sin parar de andar, pero girándose todo el rato para comprobar que le estaban siguiendo.

No tuvieron que andar mucho para dar con el lugar al que su cuerpo les estaba guiando. El edificio era oscuro, agradable a la vista para el aurva, pero de apariencia descuidada.

- Yo... creo que...- murmuró indeciso. Por supuesto, quería entrar, pero a pesar de la sensación todavía era consciente de que se encontraba en la ciudad y que podía ser peligroso-. Podríamos... entrar... ¿quizás?


197 Re: Barrio de los Mil Dioses el 25/07/18, 05:11 pm

Lathspell


Hiss.....Hiss....calma....Los recuerdos del pasado le llegaron justo al pecho oprimiéndolo. No debían separarse, Huyng, Milo...el corriendo con los pequeños.  La mano del nublino se aferro mas fuerte al arco que llevaba y siguió a los demás cuando iban tras Neil. Si su compañera se había perdido esperaba que se mantuviera en algún lugar segura hasta que regresaran. Rena tenía mucha razón en decir que no podía ser tan tonta en irse sola, y si se había perdido no iría dando tumbos por allí en la ciudad. No después de todo lo que sabían.

Avanzaron calle tras calle con la mirada expectante, sin saber bien donde los guiaba Neil. Las ruinas de la ciudad siempre se le antojaban diferentes, como si tras cada salida fuera más vieja o los escombros nacieran en todos lados para adornar aquel sitio. Sin embargo el edificio aquel al que llegaron era diferente. No derruido como los demás, sino mas bien solo viejo. No parecía una trampa a primera vista, ni un sitio concurrido, y aunque le preocupaba el hecho que su amigo insistiera tanto en ir, a Zob le intrigaba que podría haber dentro. No quería decir ni sí ni no, pero dio un par de pasos rápidos alcanzando a los que iban delante suyo y los adelanto  para acercarse a la puerta con el arco listo. El interior estaba hecho de la misma piedra que parecía formar todo el edificio pero no se veía ninguna bestia.

- Parece seguro....al menos l-lo parece.. - dijo Zob asintiendo con la cabeza a Neil. No se consideraba con la autoridad para decirle que entrara o que se fueran, pero si para apoyarlo si decidía entrar. Además que con todo esto y lo de Hiss, el plan que tenían había cambiado - Si vamos a seguir a buscar el torreón de Erevelin y los demás, no deberíamos retrasarnos mucho, pero si vamos a buscar a Hiss,  tal vez podamos quedarnos un poco aquí y luego buscarla  de regreso al torreón... - Dio un gran suspiro pensando en todo lo que había pasado últimamente y aunque muy dentro de el quería ir a por Hiss, era como si poco a poco estuviera resignado a que la ciudad la había reclamado. Miro a Rena tranquilo pero con temor. ¿Y si tenía que hacer como Verael y después que salga la Luna alejarse de ellos? - S-Si la vamos a buscar deberíamos buscarla entre todos.

198 Re: Barrio de los Mil Dioses el 26/07/18, 12:18 am

Nihil

avatar
Rena estaba enoezando a ponerse muy nerviosa. Accedió a seguir a Neil de mala gana, obligando a los enanos a prometer que si veían algo raro se darían la vuelta. No había una explicación racial a la excusa que le habia dado Adru pero una parte de ella, la que recordaba día sí día también la confesión de Zobriel, le encontraba cierto sentido. << Todos estamos cambiando… >>

Avanzaba atenta a todas las direcciones por si por casualidad veía a Hiss aparecer por alguna callejuela, o por si lo que aparecía era un bicharraco peligroso. El presentimiento del sinhadre les llevó a un edificil mallrollero, si acaso un pelín menos malrollero que otros que había visto en la ciudad. Estaba claramente abandonado pero al menos no parecía que fuera a caerse en cualquier momento. ¿Qué cojones podría haber sentido Neil en un sitio así? Sintió las miradas expectantes de sus compañeros. No le gustaba ser la responsable del grupo.

-Vale, nos asomamos, echamos un ojo y si no vemos rastro de Hiss nos volvemos -dijo, nada convencida con el plan.

Se acercó con precaución, escudo y maza en ristre, y miró hacia el interior del arco de entrada sin exponerse del todo. Al no ver ninguna amenaza evidente entró. Un simple vistazo sirvió para arrepentirse de haber pensado que el edificio no parecía tan malrollero.

-Este sitio da repelús -susurró.

Llamó a Hiss un par de veces sin atreverse a alzar mucho la voz. A cada cosa nueva que descubría menos le gustaba.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

199 Re: Barrio de los Mil Dioses el 26/07/18, 05:10 pm

Giniroryu

avatar
GM
Asintió cuando finalmente el resto resolvió seguir a Neil. La edeel no quería perder la oportunidad de que, tal vez, su aurva estuviese sintiendo a Hiss de verdad. Neil no sería tan insistente sin ningún motivo, por lo que estaba claro que debía tratarse de algo importante.

El lugar en cuestión supieron cuál era sin necesidad de que Neil terminase de guiarlos: su piedra negra y, sobre todo, su relativo buen estado lo delataban.
A lo mejor Hiss se perdió en alguna esquina y ha venido a refugiarse aquí…
No es que estuviese muy convencida, pero no podían descartar las posibilidades. Lo que estaba claro, en cualquier caso, era que Neil quería entrar.

La edeel entró con cautela tras Rena y sin separarse de su aurva. Todo en el interior de aquel edificio llamaba su atención… Aunque no necesariamente en un buen sentido. Si hubieran encontrado un sitio como aquel hacía meses, tal vez la edeel estuviese fascinada toqueteando cosas aquí y allá, pero ya no. Sabía que un lugar tan extraño podría ser peligroso en Rocavarancolia y estaba decidida a evitar tocar nada, ayudando a Rena a llamar a Hiss, evitando alzar mucho más la voz de lo que lo hacía la propia irrense.

Se acercó, no obstante, a los únicos textos de entre los muchos pergaminos que colgaban por todas partes en los que consiguió distinguir palabras.
Esto… ¿No son hechizos? —Preguntó hacia Neil y Pelusa señalando uno de los textos que estaba tratando de leer—. Y esto… parece una historia.
La sinhadre comenzó a leer en voz alta aquel fragmento que decía algo sobre que los bendecidos por la Luna se reunían en un lugar llamado “Rocavaragálago” –tuvo que hacer varios intentos antes de ser capaz de leer la palabra correctamente- y cómo se deshacían de todo lo relacionado con su vida anterior, incluido su nombre
>>Hum… Qué historia más rara… ¿Por qué alguien iba a querer deshacerse de su nombre y sus cosas? Bueno, supongo que hay gente a la que no le gusta su nombre…
Como ella misma, pensó, aunque solo fuese parte de él.

Vio entonces los esqueletos quedándose unos instantes observando la cruda escena que representaban, y asintió ante las palabras de Rena.
Parece que Hiss no está aquí y es mejor que nos vayamos ya.
Aunque no tenía miedo por el hecho de estar en aquel lugar, la edeel había adquirido uno muy grande que se había ido acentuando con cada nuevo suceso por el que pasaban: el miedo a que hubiese más muertes.

200 Re: Barrio de los Mil Dioses el 27/07/18, 02:03 am

Nihil

avatar
Zmey:
Por una vez Zmey no se había acostado tarde. El entrenamiento había sido bastante intenso y estaba agotado, así que en cuanto llegó a casa de su maestra se dio un baño muy caliente, picó unas galletas de avena y se metió en la cama. Esperaba que el cansancio le ayudase a dormir del tirón, como debía esperarse gracias a las protecciones de la súcubo, pero su sueño recurrente había vuelto para quedarse y no parecía que fuera a librarse de él. Recorrió como siempre el camino onírico que ya conocía de memoria hasta que algo lo arrancó del sueño con violencia.

Nihil había entrado en su dormitorio como un torbellino y había encendido las luces. No le hizo falta levantar las persianas para saber que aún era mediodía. La súcubo le lanzó una bolsa de viaje.

-Vístete y haz la maleta -ordenó.

-¿Eh? ¿Qué ha pasado? -Aunque estaba algo desorientado el piromante se levantó como un resorte. ¿Su maestra por fin se había cansado de él? ¿Había hecho algo que la había disgustado? Ciertamente desde la muerte de Lil’ era prácticamente imposible tratar con ella sin que le diese la impresión de que estaba poniendo en peligro su vida.

-Tienes que salir de la ciudad, no es seguro que te quedes aquí. Ni para tí ni para nadie -dijo. Ya le había abierto el arcón sin pedir permiso y dejaba prendas sobre la cama para que Zmey las guardase

-Espera, espera, ¿y adónde voy a ir?

-Libo.

¿Libo? ¿Qué luces se le había perdido a él en Libo? No conocía a nadie allí. ¿Dónde iba a vivir? Las preguntas se le agolparon en la cabeza y no consiguió articular ninguna. Tanto daba, Nihil no parecía estar muy por la labor de responder. Había acabado con la ropa y estaba seleccionando libros de su estantería.

-No puedo dejar que te lleves grimorios a un mundo vinculado pero debes seguir con tus estudios así que te haré llegar apuntes cuando te instales. Ya tengo los amuletos logománticos. Nos iremos en cuanto termines de empacar.

-¿¿Pero y mis amigos??

La mirada que le dedicó Nihil dejaba claro que se sorprendía de que Zmey tuviera amigos y eso le dolió.

-No hay tiempo para avisar a nadie. Además, es mejor que no lo sepan.

Y así fue, Nihil prácticamente lo arrastró hasta el portal de Libo y no le dio explicaciones hasta que estuvieron en la embajada, al otro lado. Al parecer su maestra temía que Corann pudiese volver a utilizarlo así que lo sacaría de su área de influencia. Lo mandó al primer negocio rocavarancolés en tierra libense: un burdel. Zmey no tenia más que portarse bien, no llamar la atención, estudiar sus lecciones y ayudar en algunas tareas.

-¿Cuánto tiempo tendré que estar aquí? -preguntó.

-Hasta que las cosas se calmen.

-¿Y la Luna?

La Luna Roja era el momento favorito del año para el piromante, el único en el que se sentía realmente pleno. Nihil lo sabía. Lo miró apenada. Zmey se dio cuenta por primera vez de lo cansada que parecía.

-No habrá Luna Roja para tí este año. Lo siento, ahora mismo no puedo permitirme que te descontroles.

Nihil se marchó, dejando a Zmey al cuidado del gestor del burdel, lejos de todo lo que conocía.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

201 Re: Barrio de los Mil Dioses el 27/07/18, 01:25 pm

Muffie

avatar

Neil entró con precaución manteniéndose cerca de su edeel y detrás de Rena, perdiendo la atracción que le había llevado hasta ahí a medida que entraba en el lugar. Una vez dentro, el aurva solo pudo mirar confundido en todas las direcciones, ¿por qué había querido ir ahí? ¿qué tenía ese lugar de especial?

Confundido y en busca de alguna respuesta, Neil comenzó a explorar el lugar de forma precavida, intentando buscar aquello que le había traído hasta ahí. Observó curioso los objetos articulados, intentando deducir qué representaban, ya que parecían algún tipo de modelo de dibujo, sin poder evitar mirar de reojo aquellos órganos secos de personas, temblando de miedo por ello.

La verdad era que Neil habría preferido no tomar ni coger nada, no cuando la sensación de atracción había desaparecido ya y por lo tanto nada le llamaba especialmente, pero cuando vio que Adru había encontrado algunos hechizos no pudo evitar acercarse a ella y ojearlos. Le costó un poco encontrar uno que fuera legible y entendible para ellos, pero con alegría descubrió que se trataba de una especie de hechizos artísticos que consistían en moldear y dar color a no otra cosa que el fuego. No parecían muy útiles, pero a Neil le gustó pensar en las posibilidades, por lo que no dudó en pasárselos a Pam para que diera su opinión, ya que ella siempre se encargaba de acopiar los hechizos.

Solo cuando Adru dijo que deberían irse fue cuando Neil se percató de los dos siniestros esqueletos y un gran escalofrío lo recorrió, casi más asustado de haber sido ignorante de su presencia durante un buen rato, que del miedo que la escena le daba en sí.

-- contestó a su edeel mientras le cogía de la mano algo asustado-. Yo... creía...- comenzó a decir, intentando explicar por qué les había llevado hasta ahí, pero calló enseguida porque todavía no sabía la respuesta a esa pregunta.



Última edición por Muffie el 28/07/18, 03:08 am, editado 1 vez


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

202 Re: Barrio de los Mil Dioses el 27/07/18, 01:47 pm

Cuervo

avatar
Guille comenzó a ver ,mientras caminaba, lo que parecían los restos de una iglesia , de alguna manera vio en ella un sito que una vez fue bonito, y pensó cuando vio los cristales en el suelo que tuvo que haber tenido unas vidrieras muy imponentes, a las que le hubiera gustado ver los juegos de luces. Y al ver que Neil se queria parar ahi, Guillermo se alegró, parecía un sitio la mar de interesante. El miedo aunque todavía ahi quedo en un segundo plano apartado por el sentimiento que más le gustaba a Guille, la sensación de descubrir algo nuevo.

Todos entraron poco a poco después de asegurarse que no habia nadie, y pronto en su interior pudieron ver que sorprendentemente "¡esta lleno de tesoros!" Pensó Guillermo viendo todo lo que por algunas personas podía ser calificado de basura. Esos objetos inútiles y talismanes rotos, a Guille se le antojaron increíbles recompensas por estar pasando la misión con éxito.

Primero posó su mirada por todos los panales. Mientras pensaba que cogeria.  "Pero también tengo que coger para Nime y Eitne, si no les pillo algo se pondrán tristes" decidió Guillermo mientras continuaba su búsqueda. Pronto pudo ver una figurita de lo que parecia un insecto, seguro que le encantaria a Nime, la verdad es que poco se parecia al insecto mono que veia Guille, mas bien se parecia a una alien de los que salen de un cuerpo atravesando el estómago. Para Eitne encontró lo que alguna vez era la representación de un soldado, pero ahora esta gastado y con una pierna rota como Eitne, pero aun asi mantenía su mirada decidida.  Para el cogió un juguete que estaba alado, que consistía en una hechicera en pose de batalla, aunque algunos de sus colores ya habían desaparecido.

-¿Me los puedo llevar?- dijo a la capitana con los muñecos en las manos, sonriendo- Son también para Eitne y Nime.


_________________________________________

He aquí mi secreto:


"Lo esencial es invisible a los ojos"

"Reír para alejar a los fantasmas"

"Una vez que conoces a alguien, nunca lo olvidas realmente"

"Un corazón es una carga muy pesada"

"Eres mas valiente de lo que crees, mas fuerte de lo que pareces y mas inteligente de lo que piensas"

"Yo no estoy loco, mi realidad es diferente a la tuya"





203 Re: Barrio de los Mil Dioses el 28/07/18, 01:16 am

Evanna

avatar
La casa a hacia donde los llevó Neil parecía aclamar a vivaz “zona de mal augurio” y ese pensamiento se hizo aun mas fuerte cuando sin mas remedio siguió a sus acompañantes al interior y se encontró con un escenario que desde luego no pintaba como un buen sitio en el que pisar o ponerse a curiosear. La visión de los dos esqueletos, uno ensartando al otro provoco un escalofrió en Pam que no pudo evitar que fuese lo que mas atrajo su atención, mas que los agujeros en las pared, mas que los pergaminos de los que Adru menciono y a paso que termino acercándose para respoderle.

-Si, son hechizos de fuego, mas tarde los revisare mas de cerca- palabreja que se conocía mas que de sobra a esas alturas y el encuentro de nueva le debería hacer feliz, pero el estado general de la casa no le producía mucha tranquilidad <<Ya qui no esta Hiss >> no había sitio donde esconderse a simple vista. Por lo que Pam cuidadosamente se acerco al par de esqueletos, sin sonar tocar nada, frunciendo el ceño, tras guardarse consigo el pergamino de los hechizos. La historieta que Adru contó de forma resumida no le aprecio muchísimo a lo que ya Zobriel había contado alguna vez...salvo un par de detalles, uno de ellos era todo eso del cambio de nombre y el otro el que mas llamaba su atención  << ¿Que narices es Rocavaralago? >> pensó dándole vueltas a eso mientras inspeccionaba los esqueletos y las protuberancias que salían de su cabeza y espalda respectivamente.

<<¿Cuernos y alas? ¿Eran los”dioses” de Zobriel? Es evidente se mataron entre si pero...¿como terminaron quedandose muertos de esta forma? Como si se hubieran paralizado en ese mismo instante hasta pudrirse y nadie les hubiese prestado atención.. .>> pensó pues resultaba enormemente perturbador, la escena de par esqueletos sumado a todo lo que había por la casa que parecía hablar de alguna especie de ritual o del uso de magia. Velas, pintadas que ponía el vello de punta, muñecos mutilados...espera...

-¿¡Que estas haciendo!?- exclamó Pam con el vello de punta cuando vio a Guille coger tres muñecos de un aspecto espeluznante a ojos de Pam- Suelta esos muñecos ahora mismo -dijo Pam incrédula, con los ojos como platos, sintiendo que la falta de sentido común del niño iba a acabar con ella un día de estos. ¿Es que acaso no veía que toda la casa gritaba “voy a maldecirte de por vida”? Ya ni hablar de lo espantosos que eran los muñecos que parecían fuese a moverse solos con los miembros que les quedaban. No quería esas cosas en el torreón, por eso accedió a darle las hojas de hechizos a Rena para que las guardara en sus brazo y la devolvió a su lugar, mas tarde le pediría que le mostrase la imagen para transcribirla a papel.

-No vinimos de paseo buscando regalos, tenemos que encontrar a Hiss- dijo Pam frunciendo el ceño- Y no parece estar aquí... - murmuro ya tan frustrada con el niño, que decidió dejarle a otro el regañarle y centrarse preferible a lo que habían venido- Neil, ¿Notas algo mas?-pregunto al sinhadre pues eras el que desde el inicio les había llevado hasta allí y tal vez su intuición, percepción, olfato... lo que fuese que le hubiera instado a ir a ese lugar, les diera alguna pista mas sobre el paradero e Hiss, o al menos del porque los había llevado hasta esa casa.



Última edición por Evanna el 28/07/18, 05:42 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

204 Re: Barrio de los Mil Dioses el 28/07/18, 01:53 am

Nihil

avatar
Todo su cuerpo le pedía a gritos a Rena que saliese de allí cagando leches. No había rastro de Hiss por ningún lado, estaba claro que no estaba allí. Entonces, ¿por qué Neil los había conducido hasta allí? No era precisamente alguien a quien le gustara arriesgarse y al mirarlo de reojo confirmó que se sentía tan incómodo o más que el resto del grupo por estar allí.

Se giró ante la mención de magia y en cuanto vió a Guille sintió que le iba a dar un infarto allí mismo. << Este niño es tonto>> De pura angustia y miedo le dio una colleja al crío, con la mano orgánica, y señaló las celdas de las que había sacado los muñecos con el rostro desencajado.

-¿Pero tú todavía no te has enterado de dónde carajo estamos? -Su tono era como si estuviera gritando, pero seguía temiendo alzar la voz así que parecía que estuviera gruñendo- ¿Es que no ves lo chungo que es este sito? No puedes ir por ahí cogiendo cosas como si nada, no estamos en tu jodido planeta. Deja eso en su sitio -Se giró hacia el resto del grupo que habia estado toqueteando las hojas de hechizos -También va por vosotros, dejad lo que sea que hayáis cogido. No vamos a sacar nada de aquí, no vamos a tocar nada. Nos largamos ahora mismo.

Habían perdido a Hiss. Y allí estaban haciendo el gilipollas en un edificio siniestro siguiendo nosequé presentimiento raro y cogiendo regalos. La prioridad era volver sobre sus pasos, de vuelta al torreón y regresar con un grupo distinto para buscar a Hiss. Rena pensó en Hyun y se le hizo un nudo en el estómago. << Una más, y de nuevo no he podido hacer una mierda>>

No obstante, antes de empujar a sus compañeros fuera del templo le lanzó una nueva mirada a los papeles que volvían a estar en su sitio. Si de verdad eran hechizos, los necesitaban. La magia era casi lo único que tenían para plantarle cara a la ciudad y cualquier nueva información sobre qué hacían allí era poca. Se rezagó un poco, activó la cámara de su brazo mecánico y fotografió todas las páginas, asegurándose de sacarlas con la mayor calidad posible, luego volvió a dejarlas donde estaban.

-Ahora sí, todo el mundo fuera.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

205 Re: Barrio de los Mil Dioses el 28/07/18, 04:15 pm

Lathspell

avatar
Zob se habia quedado en la puerta, su paranoia era mucho mas fuerte que la curiosidad. Miraba las calles, y miraba dentro de aquel lugar, miraba las ruinas de donde podia salir cualquier cosa, y miraba dentro tratando de encontrar algo importanto. La palabra Rocavaragalago, que salio al intento milesimo de la capitana, lo hizo girar rapido. Era....no era el sitio para contarlo, ni siquiera el momento para recordar las cosas que habia oido de Varanubliagálago. Fue en ese giro cuando vio los cadaberes que estaban alli. ¿Por que la ciudad se empecinaba en mostrarle "dioses"  con colas, cuernos y alas? Sacudio la cabeza mirando de nuevo hacia afuera, tratando de parecer calmado y vigilante a pesar que su garganta hacia esfuerzos por pasar un poco de saliva de mal sabor.

La reprimenda de Rena y Pam, prefirio no verla. No estaba Hiss alli y eso ya era suficientemente malo como apra añadir alguna frase mas. Cuando comenzaron a salir, los siguio nuevamente a mitad del grupo dando un ultimo vistaso a aquel lugar. La idea de cambiar nombres le daba un par de vueltas en la cabeza. Tener un nombre que no haya sido de alguien mas, tener uno nuevo para el...con alas y cola... Dio un par de pasos acercandose a la capitana señalando el camino de regreso.

- Si.....si regresamos directamente al torreon, tendriamos que salir despues a buscar a Hiss, debriamos probar dando un rodeo, asi ahorramos tiempo y quizas l-la encontremos escondida...siempre y cuando no sea demasiado peligroso para Guille podriamos probar regresando por alli.... - añadio esto ultimo sin pensarlo y señalando con el arco hacia un camino que llevaba al barranco de huesos. Era cierto que el pequeño humano trataba de ser prudente, pero era un pequeño de todas maneras y si salia corriendo a recoger algo como ya habia hecho, no queria que le pasara nada ni que se pusieran a gritarle en plena ciudad.

Sigue en la Cicatriz de Arax.


_________________________________________

El Odio es por mucho el placer mas duradero. El hombre Ama con prisas, pero llega a Odiar con mucha calma.

206 Re: Barrio de los Mil Dioses el 29/07/18, 12:17 am

Nihil

avatar
Nihil había restaurado varios cadáveres en sus años de aprendiz, pero nunca nada como aquello. Colocaba cada pequeña pieza de cráneo como en un rompecabezas macabro, con una delicadeza que nunca había demostrado por nadie más. Se conocía de memoria el rostro en el que estaba trabajando y confiaba en su habilidad para dejarlo exactamente como había sido. Unió los huesos con cola de oro, recompuso las hebras de músculo con magia, usó injertos para el cuero cabelludo, posiblemente robados a algún pobre cosechado muerto. Le dedicó todo el tiempo que no estaba en el templo. Sin dormir. Sin comer.

Cuando terminó pintó con cuidado los glifos del hechizo de reanimación con un tinte que mezclaba su sangre con la de su querido niño. El cadáver de Lil’ Zombie abrió los ojos y la miró con expresión vacía. Nihil lo tomó de la mano para que se levantase y se quedó mirándolo, primero embelesada, luego frustrada y por último rabiosa. Chilló y lloró y rompió cosas, avergonzada por el descubrimiento de sus propios sentimientos. Había sido una estúpida por pensar que la nigromancia iba a devolverle a su Lil’. La mirada vacía del ghoul no era la misma que le había dedicado en su no-vida,no había ni punto de comparación, y en esa ocasión no había sangre de vampiro ni pacto que lo trajera de vuelta. Nihil lloró largo rato arrodillada a los pies del maniquí de carne que había creado, odiádolo con toda su alma y sabedora de que era incapaz de deshacerse de él.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

207 Re: Barrio de los Mil Dioses el 19/08/18, 02:41 am

Nihil

avatar
La Luna Roja brillaba desde hacía horas sobre el firmamento y Siloco, por primera vez en años, estaba sobrio. No solo eso, estaba bastante lejos de cualquier bar o taberna removiendo un caldero de chocolate caliente con aroma de naranja. El mandil rosa que llevaba estaba lleno de churretones. El nigromante no era una persona torpe pero la cocina no se encontraba entre sus habilidades, a pesar de todo el chocolate por fin tenía la consistencia y el sabor que buscaba. Dejó el cucharón removiendo solo, bajó el fuego y sirvió dos tazones grandes. Subió las escaleras con uno en cada mano.

Cuando llegó toda la casa estaba hecha un asco, con polvo y desperdicios acumulados . Solo tuvo que usar un par de hechizos sencillos de limpieza para dejarla como nueva, pero eso era lo mismo que le habría costado a su dueña. Su preocupación por Nihil había alcanzado un nivel lo bastante alto como para que renunciase a festejar la salida de la luna por el bien de cuidarla. Ella había sido su niñera durante casi una década, le debía la vida, no se merecía menos.

-Nihil, cariño, he traído chocolate -dijo casi en un susurro, asomándose a la puerta del dormitorio.

Jamás reconocería que había algo de miedo en su voz. Su aprendiz había sido una chica inestable y violenta cuando la tomó bajo su protección, de una forma bastante similar a la de el joven piromante, y los últimos acontecimientos parecían estar llevándola de vuelta al pasado. Su primer acercamiento tras enterarse de la noticia de la muerte de Lil' había terminado en gritos, insultos y piezas de porcelana rompiéndose contra las paredes y el nigromante había tenido que hacer acopio de toda su escasa empatía y habilidad social para calmarla. Al final, como siempre, ella había acabado recurriendo a sus propias estrategias.

La luz carmesí que lograba colarse a través de las cortinas le daba a la habitación un aire aún más lúgubre del que tenía habitualmente. La súcubo yacía en su cama, sin vestir, con el cabello negro desparramado por el colchón y el cuerpo encogido en posición fetal. Arropaba entre sus brazos el cadáver incorrupto de un niño.

-El hechizo no ha funcionado -murmuró cuando sintió a Siloco sentándose en el borde de la cama.

-Sabías que no lo haría -respondió el nigromante. Hablaba con toda la dulzura de la que era capaz pero no podía mentirle. Ambos lo habían sabido desde un principio, no había ninguna solución.

-¿De qué mierda me sirve saber nigromancia si no puedo traerlo de vuelta? -la voz de Nihil se rompió en la última frase.

Siloco suspiró. De alguna forma se sentía privilegiado por tener permiso para ver esa parte de la sacerdotisa, y a eso lo acompañaba algo que creía haber perdido para siempre: sentido de la responsabilidad. Dejó los tazones sobre la mesilla de noche y gateó por el colchón hasta colocerse a la espalda de Nihil. Le arregló el pelo y la abrazó, teniendo cuidado de no tocar el cuerpo de Lil' e ningún momento.

-La nigromancia nos sirve para causar terror y desesperación. Nos sirve para remover las entrañas del miedo primigenio. Nos alzamos victoriosos sobre la muerte, jugamos con las leyes naturales, nos aprovechamos de recursos que otros no son capaces de utilizar. Pero cualquier nigromante con dos dedos de frente sabe que todo es drama, es teatro. La ilusión de control e invencibilidad es lo que nos da ventaja sobre nuestros enemigos, sin embargo tarde o temprano la muerte nos alcanzará, como a todos. -Mientras hablaba le acariciaba el pelo con suavidad. No hubo humor negro, ni bromas ni dobles sentidos, solo sinceridad -Todos morimos. Ya sea mañana o dentro de mil años, todo terminará. No voy a decirte que te deshagas de él, sería hipócrita -rió por lo bajo. -,pero él se ha ido, y aferrarte al dolor por su pérdida demasiado tiempo te impedirá dedicarte a otra cosa mucho más satisfactoria

Nihil giró la cabeza y le miró con sus ojos vacíos. La bilis salada le caía por las mejillas formando surcos de lágrimas.

-¿La venganza? -preguntó.

-La venganza -confirmó Siloco con una sonrisa. -Llora todo lo que quieras esta noche, yo me quedaré a tu lado. Mañana haremos planes, hay que aprovechar la luna.

Nihil se permitió una pequeña sonrisa. Se desperezó, no sin antes besar la frente de Lil', y alargó la mano hacia su taza de chocolate.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 17 de 17.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 10 ... 15, 16, 17

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.