Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Discurso de bienvenida

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

1 Discurso de bienvenida el 01/04/12, 11:50 pm

Naeryan

avatar
[Evento para los cosechados de la 3ª generación que se hallen presentes en este momento en la Plaza de la Fuente. Se rolea aquí directamente.]

Un chispazo verde había descendido sobre la Plaza de la Fuente, flotando desde el cielo como una estrella fugaz con forma de burbuja.
La mezcla dispar de perfumes que de ella se desprendían anunció su presencia a los cosechados mucho antes de que se detuviera a ras de suelo: una fragancia ligeramente floral y marchita proviniente de la magia de quien había convocado el globo, y el olor definitivamente desagradable que pertenecía a uno de los pasajeros, olor a algo mal podrido y peor conservado.
El hombrecillo esquelético y ajado que lo desprendía, tocado con una túnica escarlata que intentaba devolver en vano el color a su imagen, contempló los resultados de la cosecha desde su parapeto verde, evaluándolos. Sus manos jugueteaban con el puñado de monedas que le habían pagado por presentarse allí, deslizándolas obsesivamente entre sus dedos. Sus labios demacrados se movían como en un tic nervioso, contándolas una y otra vez.
Su acompañante era la imagen opuesta: una hermosa mujer de cabellos del mismo tono que las algas marinas que desprendía el mismo brillo verdoso de la burbuja, ataviada con ropajes de color esmeralda y alhajas del mismo color. Sin embargo su gesto pétreo e inmutable, como si llevase una máscara de mármol del mismo modo que exhibía sus joyas, deformaba lo que de otro modo habría sido una imagen bella. Todo en ella se hallaba inusualmente estático, como si hubiera sido congelada en un cuadro o una fotografía y se moviera por inercia.
No obstante sus disparidades ambos pasajeros tenían algo en común, una quietud silenciosa; la ausencia de vida propia más que la presencia de muerte.
El primero en hablar fue el hombre:
-Bien-su voz era tan monocrome como su aspecto-. Bienvenidos a Rocavarancolia, cosechados. El tiempo de la cosecha ya ha pasado, y la criba caerá sobre vosotros. Tiempo de medir los costes y los beneficios, y sopesar las ganancias- ya no parecía estar hablando para ellos, sino para una audiencia invisible que mereciese más su atención.
»Algunos seréis pérdidas para el reino, recursos malgastados- desgranó con indolencia-. Otros tendréis más suerte y resultaréis beneficiosos. Vuestra estancia aquí os irá restando o aumentando valor según vuestras acciones. Veréis monstruosidades y milagros; y cada uno de ellos se cobrará un precio que muchos no seréis capaces de pagar.
-No os engañéis- la voz de la dama de verde, si bien encerraba el mismo tono monocorde, tenía una cadencia distinta: una pizca de desdén, de languidez molesta, que contrastaba con la plana indiferencia de la voz de su compañero-. Sois especiales, pero eso no significa que seáis únicos. Ningún habitante de la ciudad intervendrá para ayudaros; estáis a merced de vuestra propia suerte y estupidez. Ningún monstruo, ninguna alimaña; ningún hechizo y ninguna maldición se detendrán para franquearos paso. Fuisteis seleccionados: sois los especiales entre los desechos. Los que sobrevivan hasta la Luna Roja serán los más aptos de entre ellos: los que sean verdaderamente dignos de servirla.
-Mientras dure la criba seréis posibilidades- dijo el hombre de la túnica roja-, inversiones que pueden ser buenas o desastrosas. Cuando llegue la Luna Roja se revelará vuestro verdadero valor. Sobrevivid hasta entonces y pasaréis de ser meras monedas a dueños de vosotros mismos.
La esfera y sus ocupantes desaparecieron en el firmamento, pero las palabras permanecieron en el aire.



Última edición por Naeryan el 02/04/12, 10:40 pm, editado 1 vez


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

2 Re: Discurso de bienvenida el 02/04/12, 05:56 pm

C.a.e

avatar
De repente la plaza empezó a llenarse con más jovenes, algunos humanos como yo y otros como el chico de enfrente no.

Sin saludar ni nada empezaron a beber de la fuente. Así ahora podremos entendernos.

Entonces aparecieron envueltos en luz verde, un hombre y una mujer. Soltaron un discurso y se fueron.

Pero dejaron que íbamos a morir la mayoría.

Quiero irme de aquí.

3 Re: Discurso de bienvenida el 02/04/12, 10:01 pm

hechdi


Un hombre esquelético y una mujer que desprendía el mismo color verdoso que la luz, dan un discurso. Todo el mundo a mi alrededor desaparece, solo existen sus palabras. Cuando terminan se van en la burbuja verde, y la luz verdosa que había desde hace un rato desaparece con ellos. Me cuesta procesar sus palabras. "Me ha parecido escuchar que decian que la mayoría íbamos a morir. No pueden haber dicho eso..." Me digo, miro al resto.

- ¿Han, han dicho que muchos vamos a morir? Digo en ese nuevo idioma al que no me terminaba de acostumbrar, era muy diferente al varmano, pero a la vez tenía algo que hacía que se asemejaran. Me tiembla la voz haciendo que sea facil que se den cuenta de lo asustado que estoy. "Seguro que tiene una explicación" Me digo para tranquilizarme, y respiro hondo.

Entonces me fijo en la fuente, es hermosa. Es en ese momento cuando me doy cuenta de que el agua sale de las serpientes.
"Seguro que tiene algún significado" Me digo para intentar no pensar en el discurso.

- Me llamo Lief. Les digo en un tono más alto y sin que me tiemble la voz. Pero el discurso vuelve a mi mente. Hago todo lo posible para pensar en otra cosa pero no puedo. "Cada vez me gusta menos este sitio" Me digo, vuelvo a respirar hondo, y miro al resto.



Última edición por hechdi el 02/04/12, 10:39 pm, editado 1 vez

4 Re: Discurso de bienvenida el 02/04/12, 10:11 pm

Frikomid

avatar
*Huelo algo... huelo a muerte y a devastación; huelo a fuego y a podedumbre...*

Todos estos Sepalians que acaba de congregarse alrededor mio no me inspiran mucha confianza... pero no parecen hostiles. No se porque, pero les entiendo; entiendo lo que hablan... Ahí hay una Sepalian que al parecer quiere comunicarse conmigo... ¿Se habrá confundido? ¿realmente quiere ser mi amigo? No lo sé... tal vez quiera aprovecharse de mi...

Que amargura... De la luz verde han aparecido dos personajes sacados de las historias de terror de los repobladores... el esqueleto del depredador y la hermana de Flora... Pfff, de perdidos al exilio; creo que no voy a sacar nada en claro de esto...

*Me ha engañado Sepalian? Me aseguró que debería de reconstruir el reino con esta gente... pero estos entes demoniacos nos aseguran que somos una pérdida de recursos "malgastados"... sabe Flora que será ello...*

Miro a los que a partir de ahora supongo que serán mis compañeros y pienso de que clase de mundo han salido. ¿Son criaturas deformes exiliadas? He oido habla a mis padres de repobladores exiliados que mutaban... pero eso son leyendas...

Y que no se callan estos charlatanes... y que no dicen nada de repoblar el mundo... Al fin se van... y con ello, mis esperanzas...

Miro a mi alrededor y pienso en como voy a pasar desapercibido en este lugar...


_________________________________________

Spoiler:

5 Re: Discurso de bienvenida el 02/04/12, 10:49 pm

Dys


Lo primero en lo que reparó fue en que los recién llegados hablaban un idioma que conocía. Había visto como los que habían bebido de la fuente habían pasado a utilizar el mismo, uno que él conocía pero sabía que no era su lengua materna. ¿Lo habría estudiado alguna vez? Tal vez. No acaba de entender el sentido de todo aquello, pero lo había entendido. Tenían que sobrevivir, tal y como había hecho totodos a lo largo de su vida. Bien pensado, no era nada excepcional, vivir era algo inherente a cualquier ser vivo. ¿Habría algo que amenazase sus vidas más de lo normal? Desde algún rincón de su cabeza, algo le gritaba con una voz cada vez más tenue que estaba en peligro.

Aquellos tipos eran curiosos, su ropa no le parecía normal. No, en realidad ni siquiera sabía de ropa. ¿Para qué servía, de hecho? Pero tenían algo extraño, algo nunca acabaría de entender. Sin nada mejor que hacer, se sentó en la fuente, ignorando a los demás, mirando el suelo mientras barajeaba, nervioso, el montón de cartas que tenía en la mano. Una de ellas cayó de improviso y fue arrastrada uno o dos metros en dirección a quienes habían dado aquella aburrida charla. Intentó recogerla sin que nadie la viese, quizás querrían quedarse con su tesoro. Aquella carta en concreto llevaba el número 13 escrito y representaba una oscura figura en capuchada y con una extraña arma. Le resultaba familiar.



Última edición por Dys el 04/04/12, 11:41 am, editado 1 vez

6 Re: Discurso de bienvenida el 02/04/12, 11:40 pm

Muffie

avatar
Mientras todos bebían, Wen no pudo evitar observar la esfera verde que les había traído hasta ahí. Se encontraba suspendida en el aire y tenía a dos personas en su interior: un hombre ajado y esquelético vestido con una túnica roja, y una bella mujer vestida de verde, que más que un ser viviente parecía una estatua. Se veía a simple vista que a ninguno de los dos les agradaba estar ahí. El olor podrido de uno de ellos, posiblemente el hombre, y el floral de la mujer, se le entremezcló en las fosas nasales desagradándola excesivamente.

El hombre comenzó a hablar. Empezó diciendo algo de recursos malgastados y beneficios, y los llamó cosechados. La mujer también dijo algo sobre ser aptos o no para sobrevivir hasta la Luna Roja, y que se encontraban a merced de su suerte, nadie de la ciudad les ayudaría. Ya, para acabar, el hombre volvió a hablar. Por fin dijo que eran ellos para la ciudad: posibilidades, inversiones. A Wen le pareció que hablaba de un banco en vez de estar hablando de unas personas que, por lo visto, desde ese momento, debían luchar para sobrevivir hasta la famosa Luna Roja.

Lo único que agradó a Wen de ese discurso fue la última parte. Cuando decía que, si sobrevivía, sería totalmente dueña de sí misma. Esperaba que en ese momento no hubiera limitaciones o se replantearía seriamente si había sido buena idea hacer caso al yonqui del callejón. “Dicho de ese modo, no debería haberle hecho caso.” Desechó rápidamente la idea. “He salido del sistema, ¿no? pues eso es lo que importa.”

Y, en el momento, se dio cuenta de algo: esta ciudad no podía estar en la Tierra, Rocavarancolia tenía que pertenecer a otro lugar. Algo que anteriormente le parecía un disparate, empezó a ser la única explicación razonable. Sonrió socarradamente y un pensamiento le hizo olvidar por unos instantes el horrible discurso: “Ni todo Scotland Yard podría encontrarme ahora.”

El chico con orejas de gato hizo una pregunta en ese idioma nuevo que había adquirido de forma repentina, y se presentó. A Wen no le importó una cosa ni la otra, así que lo ignoró. Si al final iba a convivir con ellos, y estaba parcialmente segura de que así seria, no quería ser su amiga, solamente tenerlo cerca en caso de necesidad.

Notó un movimiento a sus espaldas y se giró al instante. Era un chico, a falta de definición más correcta, pues no podía concretar con certeza su sexo. Tenía la piel como su pequeña clon, el pelo largo cubriéndole la cara y una especie de traje-toga; todo ello de color gris. Corría detrás de una carta que voló hasta dos metros del grupo. Wen se acercó a ella y la cogió segundos antes de que llegara el personaje gris. Era una especie de carta de tarot, con el número trece y un dibujo en ella que, posiblemente, representaba la muerte.

- Más te vale que no se te vuelvan a escapar; ninguna. No quiero sabandijas correteando detrás de mi espalda buscando trozos de cartón con dibujos estúpidos. - le ordenó con arrogancia.

Por su cabeza pasó la idea de romper la carta en mil pedazos, pero parecía que para el chico de gris no era una simple carta, sino algo más; así que decidió tirársela con un poco de desprecio, para no parecer compasiva ni débil, y volvió a acercarse al grupo.

Tenía que reflexionar sobre lo que sería más conveniente hacer a continuación, pero unas cuantas palabras rondaban por su cabeza sin descanso. Cosechados. Luna Roja. Rocavarancolia.


7 Re: Discurso de bienvenida el 03/04/12, 09:05 pm

Matt

avatar
“¿Morir? No puede ser, esto se esta poniendo muy feo” Me digo mientras observo como se desvanece aquella esfera verde con sus dos individuos dentro. “ Joder, esto no es bueno, nada bueno ¿Tendré que convivir con esas cosas?. No, no lo veo, no me lo esperaba así” Me digo algo traumatizado por las palabras que acababa de pronunciar hace un momento el dueto de la esfera.

Busco a la chica lila y la encuentro demasiado alejada de mi como acercarme rápido. “Bah, olvidala por un rato, parece que quiere estar sola”. Desvío la mirada de la chica lila al grupo que se amontonaban al otro lado. “Bueno cuanto antes mejor, así que, no queda otra. Hay que hacer amigos” No me gusta la idea de acercarme al grupo pero hago de tripas corazón y con una buena sonrisa y un aire jovial me acerco hacia Wedn y comienzo a articular esas nuevas palabras que he adquirido y que ahora suenan como si aquel idioma hubiese sido mio desde que comencé a hablar.

-Bueno, ya esta todo dicho. Según el hombrecillo de la esfera, solo somos monedas por lo que nos ha dado a entender. ¿Qué te parece señorita?- Digo con una sonrisa algo ensayada pero que para nada parece artificial, es una cara que ya he usado antes y siempre funciona, la gente suele confiar.
Ahora desvío mis ojos al grupo que se arremolinaba en torno a la fuente, les escucho hablar un poco y parece que entiendo un poco lo que dicen.

-Esto es muy raro, ya era raro de por sí pero....- No termino de hablar cuando un escalofrió me recorre el cuerpo. - Espera.... ¿Tendremos que dormir otra vez en las camas de piedra? Que mal.... ¿Verdad? Eso si que me puede matar la existencia- Mientras digo eso me echo a reír, eso me tranquiliza un poco, aunque no se me note mucho mi grado de nerviosismo, el mensaje de aquellas personas no me ha gustado mucho. “Hay algo que me huele mal. !Bueno es el primer día, aun tiene que pasar mucho! Quizás la cosa cambie... eso espero”

Saco un cigarro y lo miro con indiferencia, me lo coloco en la boca y busco en mis bolsillos de la cazadora mi querido Zippo. “Mierda, otra vez el puto mechero.” Empiezo a rebuscar el mechero hasta que doy con el en un bolsillo de los pantalones. Me enciendo el cigarrillo y le doy una calada profunda al cigarro. Señalo al grupo de individuos con el dedo y le pregunto a la chica de mi lado. ¿Hacemos las presentaciones? Por que no los veo muy por la labor- Diciendo esto me encamino hacia el grupo de personas dispuesto a presentarme. “ Espero que ya nos podamos entender en condiciones por que si no, que me den un tiro”

8 Re: Discurso de bienvenida el 03/04/12, 09:36 pm

dama draco


¡¿Pero qué es lo que están diciendo?! ¿Sobrevivir? ¡¿A qué?!” Pensaba Liarnha mientras oía hablar a los personajillos que acababan de aparecer en la plaza. Uno de ellos era hermosa, de belleza pétrea y estática, más parecía artificial que algo vivo. El otro… era simplemente repulsivo, a ella le resultó parecido a su tío, siempre pendiente de sus negocios, sin importarle nada más que eso. Así era realmente aquel hombre, Jugueteaba con unas monedas entre sus manos mientras les hablaba de inversiones perdidas y negocios, como si ellos no fueran más que simples monedas que todo el mundo pudiera manosear…Mientras el hombrecillo hablaba su furia crecía, no podía evitar el impulso de acercarse y partirle la cabeza con la vara, si no hizo fue por la buena educación que había recibido, y por la familiaridad que tenía de aguantar situaciones así todos los días.
Solo cuando se marcharon dejo su postura tensa y se giró para observar a la genta a su alrededor. ¿Serían igual que ella? ¿También les habían prometido sus sueños para luego arrancarlos de su mundo? Se fijó en todos y cada uno de ellos. Todos eran diferentes. “Son personas” pensó “De seguro están tan asustados e inseguros como yo, seguro que también tienen sus propios sueños” sonrió, y todo el odio y la desconfianza que había sentido por ellos en un primer momento se esfumó. “Son personas” repitió “Todos tenemos que ayudarnos para salir de aquí”.
Me giro a Lief. No me he enterado de lo que ha dicho, estaba demasiado enfrascada en mis pensamientos… Parece asustado, Le pongo una mano en el hombro para que se tranquilice. Noto su calor y recalco mi pasado pensamiento,- Todos somos personas, todos sentimos miedo-Le digo para que se relaje.
Me giro y veo a un chico con la piel amarillenta, juega con una baraja de cartas, Y su largo pelo gris cubre sus hombros y su cara. De pronto una carta sale volando. Me separo de Lief para recogerla, El chico amarillo está nervioso, debe de ser un objeto importante para él, tal vez se lo haya regalado un ser querido. De pronto la chica de orejas menudas se me adelanta y recoge la carta del suelo. Tras reprender duramente al chico cetrino le tira la carta con desdén y se acercó de nuevo a nosotros. “¿Por qué hace eso?” yo sola me respondo a mi pregunta “Porque también debe tener miedo”

9 Re: Discurso de bienvenida el 04/04/12, 05:24 pm

C.a.e

avatar
-Me llamo Lief

Ese chico me despierta de mi ensoñación. Aunque es muy diferente a mi, también parece asustado. Detrás de él un chico empieza a jugar con unas cartas y una chica morena empieza a desesperarse, andando de un lado a otro.

Creo que deberías de contestarle, un poco de educación. ¿No crees?

Nadie más da signo de haberla escuchado. Sino me equivoco es la misma de las mazmorras.

En ese momento el chico del mechero empieza a hablar. Aunque se nota que está tan nervioso como los demás, me quita el miedo.

-Yo me llamo Cira



Última edición por C.a.e el 09/04/12, 09:39 am, editado 2 veces

10 Re: Discurso de bienvenida el 05/04/12, 04:43 pm

NH

avatar
Nasher se entretiene por el camino. Los caminos son estrechos, flanqueados por edificios altos de piedra o de madera. algunos en ruinas, otros sólidos y cubiertos de moho y suciedad, otros ennegrecidos por las llamas. Acostumbrado a las cabañas y tiendas bajas y a las cuevas, aquel desfile arquitectónico le robó toda la atención que segundos antes le había dedicado a la luz y al rastro de los presuntos otros. ¿Para qué caminar por el aburrido suelo si podía probar aquellas edificaciones? Además, seguro que así encontraría antes la luz. Cogió carrerilla y saltó, trepando por la pared de un edificio bajo hasta el techo. El tejado era de madera que ya empezaba a pudrirse, por lo que a los primeros pasos cedió bajo sus pies. Se enganchó con brazos y piernas a una estatua de la fachada contigua mientras veía el tejado desplomarse
<< Nota mental; no subirse a techos de madera>>
Por suerte el otro edificio era todo de piedra, y no parecía estar en muy mal estado. Avanzó por los tejados entre saltos y pequeñas carreras, en dirección al olor que se hacía cada vez más fuerte.

Y allí estaba la luz. Una esfera de luz verde con dos figuras dentro que no pudo distinguir muy bien. Hablaban, pero a esa distancia no podía oírles muy bien, y aunque pudiese no habría podido entenderles de todas formas. Una de ellas era esbelta, toda verde, y a Nasher le recordó a un gran saltamontes... Se llevó la mano al estómago. << Qué hambre...>>

Bajo la esfera, o junto a la esfera o donde juera había un monumento que se retrorcía como un nido de serpientes. De él manaba agua. Nasher se relamió, observando fascinado cómo el agua brotaba de las bocas de las criaturas. Tenía hambre y sed, y la carrera y la caída anterior empezaban a pasarle factura. Tal vez debía bajar a ver qué decían aquellos extraños seres, o a saludar al curioso grupo que se había congregado a su alrededor. Sí, curioso era una buena palabra para describirlos... Jamás había visto nada igual. Era una congregación de colores, formas y tamaños, algunos con bultos extraños en sitios extraños, con orejas grandes, con pelo anormalmente largo y todos carentes de cola, salvo uno, que tenía dos... Lo de la falta de cola no le hizo demasiada gracia, le hizo pensar en rantas... No había muchos colores sagrados por allí... Bueno sí. Podía ver destellos de azul aquí y allá, de un azul bonito... Eso le animó a bajar del alféizar al que estaba encaramado y acercarse a ellos, pero mientras buscaba algún sitio donde apoyarse para bajar lo vio.

Era indudablemente un habitante de asrena. Y era indudablemente un ranta... << ¿Qué hace un ranta aquí? ¿Cómo ha podido un ser como Nassandra traer un ranta a este mundo??>> Esto le hizo plantearse si tal vez le hubiesen engañado... No conocía mucho a los ranta, tan solo a través de las historias de los ancianos, así que o los ancianos no eran poseedores de toda la verdad (cosa poco probable) o Nassandra le había mentido y aquel no era un lugar para gente especial (cosa aún menos probable). Fuera cual fuera la respuesta, lo mejor sería permanecer alerta y esperar. Aguantaría el hambre y la sed hasta averiguar si era seguro bajar o no... Cualquier cosa antes de enfrentarse a un ranta...

11 Re: Discurso de bienvenida el 05/04/12, 10:52 pm

Dys


Siguió esperando a que aquellos extraños seres se fueran; le ponían nervioso. Claro que, en realidad, debería adorarlos como se merecían. ¿Ah, sí? ¿Quién demonios le había dicho eso? Tenía la sensación de que aquello era algo muy básico, una parte fundamentel de su conocimiento. Si era así, ¿quién le había enseñado semejante idiotez? El simple hecho de insultarles interiormente le turbó lo suficiente para que se removiese y dibujase unos círculos en el suelo con el pie. Él no solía tener aquel tipo de ideas, siempre había sido más bien callado y calmado. Sumido en sus pensamientos, ignoraba a los que le rodeaban

En realidad no les ignoraba por desprecio ni nada parecido. Hacía unos momentos, cuando se le había caído una de las cartas, una de las que más angustia le causaba mirar (¿tendría algún mal recuerdo sobre alguna figura encapuchada?), una chica tan alta como él y con la piel tan colorida como si se hubiese maquillado ligeramente todo el cuerpo se la había devuelto de tan mala gana que tuvo que apartar la vista. ¿Estaba indignado o sorprendido? Al menos su pelo era normal, no como... Intentó no darle vueltas a aquello. Todos eran extraños a su modo, pero no parecían deidades ni nada parecido. ¿Deidades? ¿De dónde salía todo aquello? Le dolía la cabeza. Deseaba que los tipos se fueran de una vez y dejasen de hacerle recordar tanta información; de seguir así tendría que correr a esconderse. Se sentó Con la boca y los ojos cerrados, nadie le oyó maldecir en silencio.

12 Re: Discurso de bienvenida el 06/04/12, 04:13 pm

Naeryan

avatar
-¡Cuernos de unicornio a la brasa! ¡Caramelos de escarabajos y miel! ¡Lenguas de camaleón y muslos de serpiente! ¡Sobras y manjares para los cachorros de Samhein!
Una grotesca voz canturreante se dejó oír por encima de las cabezas de los cosechados, emitida por el piloto de una bañera voladora que entre gritos y promesas de otras delicias maniobró en dirección a su destino. Los ocupantes de la plaza pudieron vislumbrar que el cantante no era ni más ni menos que un espantapájaros.

[Seguid a la bañera y por el camino encontraréis Maciel]


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.