Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Torre Leprosa

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 5.]

1 Torre Leprosa el 02/08/11, 06:36 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Torre construida con carne enferma cuyo olor a putrefacción se detecta desde lejos. Actual nido de unos dragones enanos de piel lechosa que se alimentan de carroña.


13 Re: Torre Leprosa el 25/12/15, 04:25 pm

Dal


Vio a Sinceridad salir volando y negó con la cabeza.

-Espero que la Luna me de alas, a ver que cara se te queda - refunfuñó mientras corría en pos de la bañera.

Corrió como nunca había corrido y es que jamás había tenido que correr para conseguir comida. En nada le adelantaron varios ya que su forma física era deplorable, quizá si le hubiera hecho caso a su hermano y se hubiese movido más a lo largo de su vida ahora habría corrido más, pero su vagueza le estaba pasando factura.

Dio gracias de que la bañera no tardase mucho en descender, lo malo era que cuanto más se acercaba peor olía y el nublino no tenía ni idea de por qué. Todo se aclaro cuando vio la torre.

-Tranquilo, no pensaba acercarme - le respondió al carabés.- Por el lado bueno las cestas no las ha dejado en la cima de la torre - comentó alegre mientras recuperaba el resuello.

Se acercó a las cestas y empezó a rebuscar entre ellas buscando algo que le fuese familiar. No tardó en encontrar una fruta nublina que se llevó a la boca.

-Perdón, es que tengo hambre - se excusó mientras mordía la fruta. Miró las cestas allí reunidas y luego al resto.- ¿Qué os parece si volvemos con las cestas al sitio donde despertamos? Podemos comer allí y luego salir a explorar más. Si encontramos algo de madera podemos hacer una hoguera para cocinar la carne y el pescado - propuso de forma optimista.

14 Re: Torre Leprosa el 25/12/15, 08:33 pm

Reifon


Los improperios y la actitud agresiva de Sakrilt no le sorprendían pero se preocupó un poco por la risa nerviosa de Mónica, lo que menos les hacía falta era que un miembro del grupo enloqueciera poco a poco por la situación. Sox tomó la cabeza aunque veía que se estaba sobre esforzando y que podría acabar en el suelo. Barael se quedó cerca de su hermano, años de trabajo incesante, recolecciones y otras cosas le habían logrado un fondo físico bastante decente por lo que no tenía ningún problema en llevar un buen ritmo y el hambre solo le daba motivación extra.

Se cuidaba de que todo el mundo estuviera a la vista, a su forma de ver nadie se debía quedar atrás, por lo que pudiera suceder.

No tardaron demasiado en alcanzarla pero cuando estaban cerca un olor, que clasificó como el de un animal que llevase varios días muerto, les sobrevino, poniendo en alerta a Barael que agarró su nueva arma sin dudar. Cuando doblaron la última esquina lo que vio no le levanto mucho la moral. Por una parte la bañera se había ido pero al parecer había dejado comida en unas cestas que Sinceridad guardaba. Pero lo que había detrás de esa escena no tenía nombre. Una torre entera construida a base de carne putrefacta.

<<O quizás la carne estaba bien cuando la construyeron. Tendría sentido dado el aspecto abandonado de la ciudad, pero fuera como fuese el que construyó esto no podía estar bien de la cabeza.>>

Escuchó claramente a Sox. -En lo que a mí respecta, si el único que sabe de magia dice que eso es peligroso, le haré caso. -Rebusco en las cestas una fruta de su mundo y se la llevo a la boca mientras escuchaba a su hermano, había comida de lo más variopinta. -Habrá que  preservar el resto con especias si podemos, no sabemos cada cuanto pasará el cantarín flotante con más comida, así que no os pongáis a atiborraros. Eso va por ti. -Dijo esto último mientras le propinaba un cariñoso codazo. -Cojámoslo todo y larguémonos de aquí, ya sea a las mazmorras o a otro lugar seguro.

No estaba cansado y ya con comida no se tenía que preocupar por morir de hambre por ahora pero aquel lugar le parecía cada vez mas siniestro.

15 Re: Torre Leprosa el 25/12/15, 09:16 pm

Bellota


Mon siguió corriendo arrastrando tras de sí a Zana hasta que un penetrante olor a podrido atacó sus fosas nasales haciendo que se detuviera en seco, derrapando un poco al llegar hasta Vampy.

-Puaj, puaj, puaj- comenzó a decir mientras elevaba la vista hacia la torre. –Oh, Dios. Oh, Dios, eso es… eso es ¿carne?- le soltó la mano a la belga y se cubrió la nariz antes de seguir mirando la estampa de la torre, boquiabierta. -¿Este mundo ha hecho un cursillo para ser el sitio que más asco da de todo el universo? ¡Esto no puede ser más repugnante!

La humana restregó sus pies contra el suelo, dando un brinco suave al notar el pinchazo del dolor en ellos. “Y tengo que hacerme con unas deportivas cuanto antes. Correr descalza me va a traer disgustos, sobre todo si hay drogadictos por aquí. Dios, necesito una ducha. Y un baño caliente con sal”. Escuchó con atención a Vampy, restregándose los pies magullados por la carrera y haciendo muecas de incomodidad ante el dolor de las plantas; y por último asintió a sus palabras, al tiempo que lo hacía el chaval gris que no le había dado un arma a ella pero sí a alguno de los demás. –Oh, tranquilo, yo a eso no me acerco. No quiero vomitar… ni que se me pegue alguna enfermedad. En serio, ¿qué tal si nos alejamos un poco?

Sin embargo sus compañeros no parecían escucharla, ansiosos como estaban hurgando en las cestas, alguno comiendo con verdadera ansia. Mónica les miró desconcertada. –Sé que tenéis hambre y tal, pero ¿cómo diablos podéis comer con este olor alrededor? Sólo de pensarlo me dan arcadas, gente.

Pero la chica no pudo resistirse a la curiosidad. Se acercó con cautela a las cestas y miró dentro. En ellas había comida (alguna reconocible, otra no) en buen estado, al menos a simple vista. -¡Queso!-exclamó, entusiasmada. –Me encanta el queso- comentó feliz, mirando a ver si reconocía más cosas. “Carne. Bien, puedo trabajar con eso. Fruta y verdura… bueno, con eso se puede hacer un buen guiso o una compota. Hambre no vamos a pasar, menos mal”.

Carraspeó. –Chicos, no quiero distraeros de vuestra orgía culinaria, pero no creo que sea buena idea comer aquí. Este lugar no me da buenas vibras. Y no quiero que nadie se ponga enfermo por comer al lado de…- miró a la torre con aprensión- eso. De modo que… ¿qué tal si vamos a algún lugar donde podamos comer en condiciones y donde estemos a cubierto?- mientras hablaba, casi al tiempo que Barael (al que todavía no había puesto mote) se había agachado para desgarrar la tela que decoraba con floripondios y tiras la falda de su vestido. –Seguro que estaremos mejor que aquí. No soy contraria a explorar pero este sitio no me gusta. Y huele a muerto- en cuanto acabó de hablar se sentó en el suelo para envolverse los pies con la tela. –Ea, al menos así tendré algo protegidos los pies- dijo, satisfecha, mientras se levantaba sacudiéndose el polvo del vestido.

Después les miró, poniendo las manos en las caderas y sonriendo tentativamente. -¿Vamos?

16 Re: Torre Leprosa el 26/12/15, 12:37 am

Naeryan


Asintió en silencio a lo que comentó Eriel mientras terminaba de masticar. Aunque Sinceridad habría podido bajar de allí sin problemas de haberse posado la bañera en lo alto del edificio, Sox no se habría fiado ni un pelo de lo que pudiera haber en la punta de aquella... no se le podía llamar torre. El rubio se resistía hasta a llamarlo edificio. Era concederle demasiado crédito, pensó clavando en él una fija mirada de desdén.

Una pregunta le distrajo. Sus ojos rastrearon a Mónica como origen de ésta.
—A estas alturas no me importa —replicó—. Vosotros parece que podéis ayunar varias horas sin problema, pero donde yo vivo no.
No se le había escapado que la voracidad no había sido colectiva. ¿Podían diferenciarse en ello también?

Había puntos blancos revoloteando en las alturas. El carabés entrecerró los ojos tratando de enfocarlos mejor, sin éxito. Podían ser algo inofensivo como los murciélagos de la noche anterior, pero no le daban buena espina por el mero hecho de estar vivos.  
—Lo apoyo —repuso, apartando por fin la vista de ellas, cuando empezó a haber charla sobre largarse de allí—. Las mazmorras están bien. Recuerdo las calles que hemos torcido.

Había prestado atención a las vueltas que habían doblado en persecución de Sinceridad, y aunque no era infalible su memoria cubriría lo suficiente los huecos de aquella zona que no conocían. Una vez llegados al río no tenían más que encontrar de nuevo el puente, y desde allí podrían orientarse con más facilidad.
Se mordió el interior de un carrillo, molesto. Era lo mínimo que podía aportar, dado que los nublinos hablaban de conservar la comida y encender fuegos por medios no mágicos. Sin su magia se estaba quedando atrás en la lista mental de posiciones, y eso le enervaba. Sox siempre se había creído una persona capaz independientemente de su nivel.

Soltó un resoplido devolviendo la vista a las cestas, tratando de calcular la forma más eficiente de llevarlas a cuestas. Empezaba a acusar de nuevo la falta de su magia: lo mucho que atajaba inconvenientes y demoras.
—Si alguien tiene bolsillos, ya sabe —dijo, dando ejemplo llenándose la riñonera con lo que cupiera. A más peso que desalojaran de las cestas en sí, mejor.

17 Re: Torre Leprosa el 26/12/15, 07:01 pm

chicoaeseg15


Tayron escuchó las palabras de Dafne al tiempo que caminaba sin quitarle la vista a esa bañera voladora, pensó que si de verdad había comida en aquel objeto volador habría bastante para abastecerlos a todos, en caso negativo, él se ofrecería voluntario para no comer, aunque estaba acostumbrado a alimentarse mucho y de forma sana para mantenerse en forma podría aguantar más tiempo que aquellas personas que consideraba más frágiles. A menudo solía ponerse por encima de los demás en casi cualquier campo, nunca le supuso un problema ni lo valoró como un aspecto negativo en su vida, si él creía que estaba más arriba en una escala era porque lo pensaba de verdad y no por arrogancia. Aunque no lo decía el belga había observado a sus compañeros y se autoproclamaba en su mente como uno de los pilares principales a los que acudir en caso de problemas.

-Eso espero Dafne- le dijo dedicándole una sonrisa, pero cayó en la cuenta de algo, Barael había advertido de que aquel movimiento podía tener un motivo oculto enmascarado en un aviso de comida, justo lo que unos cosechados hambrientos buscarían solo al despertarse, y el humano no lo había descartado en un principio pero decidió seguir adelante, sin embargo, al ver a sakrilt y sinceridad volar hacia aquel ser se percató de que había actuado algo a la ligera, y que si bien ellos habían escuchado al anunciador...cualquiera podría haberlo hecho sin problemas.- Normalmente no te diría esto- le habló extrañado de sí mismo, ¿Desde cuando se preocupaba de tal forma por su seguridad?, nunca había estado tan pendiente de algo como en aquel momento.- pero si ves que las cosas se retuercen, corre conmigo, no me malinterpretes, esta gente puede ayudarse unos a otros pero no sé de lo que son capaces en una situación extrema y...-se calló antes de seguir, reparando en sus palabras- ¡Vaya, parezco un puto aguafiestas!, da igual, seguro que todo sale bien ¿No?, siempre sale bien.- añadió.

A diferencia de algunos de sus compañeros a él no le costó demasiado seguirle el ritmo a esa cosa y llegó solo resoplando un poco hacia lo que aparentaba ser una torre, se tapó la nariz con su camiseta por el olor, un olor podrido y putrefacto que instaba a salir de la estancia para vomitar, sí, potar se le antojaba más apetecible que seguir ahí.
-¿En serio?- preguntó- ¿No podían haber dejado las cestas en otro sitio?, no sé, ¿Al lado del río quizás?, ya me entendéis, un lugar que no huela a muerto disecado y embarrado en mierda.- miro a Mónica con una sonrisa mientras negaba con la cabeza al gruñir como él- ¿Sólo repugnante?, eso como poco, además de solitario, aunque no puedo negar que han sido aplicados con los edificios, a mí no se me habría ocurrido una idea más original que dejar los edificios a medias- dijo acercándose a sus compañeros y observando la comida con ojo crítico.

No hizo caso omiso a la advertencia del carabés, Sox avisaba de que era peligroso, y probablemente no le faltaba razón, tampoco el queso y el resto de productos se salvaban, así que hizo una mueca extraña cuando algunos probaron la comida de sopetón, las tripas le crujieron como respuesta pero intentó hacer caso omiso a su necesidad de comer. Escuchó el intercambio de opiniones que se sucedían a su alrededor.
-Estoy de acuerdo con el nublino, yo volvería con la comida y saldría a explorar otra vez, este lugar puede resultar tan interesante que me encantaría peinarlo todo. Y me temo que estoy de acuerdo con la chica del vestido polvoriento- afirmó, pícaro y guiñando un ojo- me dais asco y qué pensar cuando podéis comer en un sitio como este ¡Opino que es una tontería mantener más los culos en la pocilga del siglo!- dicho aquello, el belga se dispuso a llenar sus bolsillos con comida para humanos, y vista la situación, también cargó con alimentos extraterrestres.

18 Re: Torre Leprosa el 26/12/15, 07:54 pm

Neith2

avatar
Por fin aquella bañera descendió, sí, pero en el peor de los sitios que puede haber en la ciudad, en un lugar repugnante lleno de mugre, y apestando hedor a podrido, peor que una pocilga, en la que se esperaba la comida, pero realmente no era muy apetecible tomar bocado en aquel sitio, en resumen: asqueroso.

>>¿En serio?, tanto perseguir esa cosa...¿Para acabar en una especie de basura?<<. Al igual que los demás Dafne no era la única desencantada con aquel edificio, según esta, todos hubiesen deseado comer en un lugar más decente, las condiciones de ese lugar no lo permitían, de modo que uno de los cosechados, Sox, apremió a todos con llenar los bolsillos con la comida, que se nos permitía. Respecto a lo que contenía cada cesta, eran alimentos que no eran muy comunes en la mesa de la noruega, excepto el queso, el cual lo agarró y lo metió en el bolsillo corriendo. Los demás sustentos, aunque algunos pareciesen asquerosos, no dudó en guardarlos también, fuese lo que fuesen, serviría para llenar el estomago. >>Nos tendremos que acostumbrar a este "banquete"<<.-Se dijo la noruega mientras daba una última ojeada a las cestas.

-Coged la comida pronto por favor, que este edificio da náuseas, y para colmo la comida tampoco es que sea una exquisitez, así que en vez de coméroslo ahí vayámonos a la calle, que cualquier sitio es mejor que esto, que apesta a cada lado que me dirijo-Insistió mientras arrugaba la nariz y se la tapaba con la mano.-En fin, os espero en la salida...que no aguanto esto.

Cuando salió de nuevo al exterior retomó aire y se relajó, sentándose en el suelo alejado a lo que era la entrada de aquel lugar. Esperó impacientemente a que todos saliesen, y que todos juntos decidieran que camino tomar.

19 Re: Torre Leprosa el 26/12/15, 11:22 pm

Lupin

avatar
Si bien Sakrilt, impulsada su alocada carrera por piernas y alas, dejó atrás rápidamente al grupo, el desgaste rápido que conllevaba tal esfuerzo hizo que rápido volviera a la cola de la carrera. No nos equivoquemos, esta bicha tenía buena resistencia para el estándar en su especie, no muchos hubieran podido aguantar el ritmo durante el tiempo que lo hizo ella. Pero, al final, solo hizo que a duras penas pudiera sostener el paso.

Hasta que vio las cestas. Y la comida.

En aquel instante, algo despertó en el plano mental consciente de la bicha. Algunos hablarían de una suerte de posesión demoníaca, o la bestia que aguarda en el abismo subconsciente esperando al momento propicio para tomar posesión de la clinger. Para que nos entendamos: se le fue la pinza por el hambre y empezó a devorar lo primero que vio y se adaptara mínimamente a sus gustos. No prestaba la más mínima atención a lo que decían los demás, y de hecho, no se fijó en el lugar hasta que no se paró a pensar en el olor nauseabundo que percibía por sus antenas. Posiblemente, era lo más asqueroso que nunca pudo haber olido. El monstruo psicológico regresó al inmundo agujero del que salió y Sakrilt recuperó la cordura de puro asco. O bueno, la poca que demuestra habitualmente.

—Me cago en la… qué asco. —Le costaba hasta imprecar—. Pirémonos de aquí, hostia.

Por una vez estaba de acuerdo con algo que era de sentido común. De hecho, hasta colaboró cogiendo una cesta y todo. Eso sí, sus motivos eran puramente egoístas.

20 Re: Torre Leprosa el 27/12/15, 12:29 am

Jack

avatar
<<Como si hablar aquí en medio nos fuera a dar respuestas... ¡Venga ya! No pienso estar aquí media hora>> pensó la roquense, que intentaba mantenerse ajena a las conversaciones, sobre todo por no soltarles borderías. ¡Ella no era borde! Pero aquella gente era muy, muy rara y a veces no se le ocurría otra cosa. El instinto de supervivencia al menos lo tenían olvidado en algún rincón de sus ciudades. Así que cogió una cesta (tras llenarla un poco más) y se dirigió a todos.

—Arreando, cargad lo que podáis como podáis y nos largamos. Chamán y yo delante, que sabemos el camino. Si alguien se pierde, que sea de los que tenéis bolsillos y así nos hacéis un favor al resto —se rió—. Y quien pretenda comer sin pensar en los demás, se las verá conmigo, que esto hay que repartirlo con cabeza, ¿entendido?

No le miró mucho rato al decir eso, pero lo último lo había dicho sobre todo por Sakosa después de haberla visto actuar. Sin más, se dirigió a la calle por donde habían venido. No se fiaba del todo de que Chamán supiera el camino, pero al menos podría descansar las alas un rato mientras el macho guiase.
Sigue en Las Calles


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

21 Re: Torre Leprosa el 27/12/15, 01:30 am

Naeryan

avatar
Gracias al cielo, a nadie se le había ocurrido expresar curiosidad por el edificio aberrante podrido. Sox tachó con satisfacción (y no sin cierta dosis de alivio) aquella preocupación de su mente.
Captó de refilón el comentario de Tayron.

—¿Interesante? —alzó una ceja. Volvió a echar un vistazo en derredor, solo por si se le había pasado algo por alto que al humano no. Ruinas, ruinas y más ruinas. Y entre ellas más posibilidades de santuarios fanáticos—. Si tú lo dices...

Cargar con más peso equivalía a más puntos, así lo veía él. La cesta con la que le tocó cargar, por tanto, estaba llena.
—Secundado —corroboró a Sak y Sinceridad, las últimas hasta entonces en decir una variante de "larguémonos de aquí". Sox consideró que añadir "En marcha" sobraba, dado que todos parecían más que listos a aquellas alturas para ponerse en movimiento. Escaneó la calle que tenían frente a sí para asegurarse de que era la correcta, y en cuanto se reunieron con Dafne se adentraron en ella a buen paso, procurando alejarse lo más pronto posible de aquella edificación macabra.

Los nombres empezaban a acudir con más facilidad a su mente.

Sigue en las Calles.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

22 Re: Torre Leprosa el 27/12/15, 07:22 pm

Bellota

avatar
Menos mal que nos movemos” pensó la chica, aliviada, sonriéndose cuando escuchó a Krit. “No habría soportado más este olor. O que alguno se hubiera puesto malo por comer aquí… aunque vete tú a saber, lo mismo aún hay tiempo para eso. Pues yo no comparto mi paracetamol, que se las arreglen…”.

Correteó alrededor de los demás observando que no podían, aunque quisieran, cargar todo lo que tenían que llevar. “Oh. Voy a tener que trabajar. Maldición”. Las palabras de doña Plumitas le confirmaron que no se iba a poder ir de rositas. “Rayos. Con lo que me duelen los pies”.

Se acercó con un suspiro a donde estaban los demás charlando y escaneó a ver qué cesta parecía más ligera.

-Zana, ¿puedes venir? Ayúdame a coger algo, por favor.

Sin esperar respuesta se giró y escogió una al azar.

23 Re: Torre Leprosa el 17/02/17, 06:19 pm

Reifon

avatar
Todas las mañanas habían seguido esta monotonía este mes y mucho. Las mismas calles, los mismos edificios, esa grieta aquí, esa allá... Ya se sabían todos sus recovecos, en que esquinas estar más en guardia, por donde escapar, etc. Las revisiones constantes al mapa, las reuniones y los entrenamientos se habían encargado de eso. Todo era tan monótono... Los paisajes de nubla al menos son mucho más variados...

Otra pequeña sombra por el rabillo del ojo.

La tensión volvió rápido, junto al sonido de las pisadas. -<<Despierta.> -Sacudió la cabeza, Charlie estaba a su lado sujetando ya su arma al igual que un par más. Él también sujetaba ya su estoque por reflejo, pero negó con la cabeza para todos y lo soltó. Tenía que tener más cuidado, no podía permitirse eso.

Al estar llegando se le ocurrió una cosa que era importante comentar.

Miró al belga serio, pues para él era algo muy normal de hablar. -Tay, espero que estéis teniendo cuidado, tener que cuidar ahora de una Dafne embarazada sería bastante problemático. -Volvió a mirar hacia delante y a hablar antes de que le diese tiempo a responderle. -Ahora que lo pienso Brina podría estarlo ahora... Espero que Per lo llevase bien... Agh, justo tenían que escogerme... -El nublino parecía preocupado por ello.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

24 Re: Torre Leprosa el 18/02/17, 08:08 pm

Lumichen

avatar
Fahran les seguia desde atrás. Algunos de los crios hablaban entre si. Le podría importar incluso menos. Incluso si no andaba ocupada organizando sus pensamientos, sus propios planes, sin duda alguna su mente estaba ocupada en algo diferente.

Cuanto más andaban, más se percató y más angustioso se volvia. Aquel lugar apestaba terriblemente. Y para alguien quien consideraba el más pequeño de los malos olores una desgracia, era algo así como el peor de los desastres.

Su temple se arrugaba, sus pálidos dedos cerrando su sensitiva via nasal con fuerza. Y, a medida que siguieron andando, hallaron el origen de aquella peste: una torre, construida con carne putrefacta.

Casi en shock, la ulterana tomó aliento, demasiado ocupada en lo que veia para recordar el mal olor en el aire, tuvo que contener una arcada casi a continuacion, mientras seguia andando a duras penas.

25 Re: Torre Leprosa el 20/02/17, 06:09 pm

chicoaeseg15

avatar
Su cuerpo se tensaba cada vez que dejaba atrás Maciel, la sensación de peligro o alarma eran constantes en las salidas. Así que Tayron permaneció todo el viaje con ojo avizor, cualquier sombra, sonido, movimiento, algún cambio brusco y repentino en uno de sus compañeros lo alertaba, no era sano. Al menos el viaje fue más rápido que otras veces, por suerte se sabían el camino como si fuese la verea de hierba que le llevaba a su escuela en la Tierra.

Ya desde lejos el olor de la Torre Leprosa se hacía presente, con muecas de asco observaba divertido mientras caminaba el rostro agrio de la xolnita ante tal espectáculo. De todas formas Tayron no sabía que desde el punto de vista de otra persona él tenía la misma cara de pino seco.
-Las primeras veces son las peores- le dijo a Fahran, claramente mintiendo, la putrefacción que la torre emanaba era la misma el día uno y día cien.

Barael le pilló por sorpresa, y ni quiso, ni pudo disimularlo. ¿A qué venía eso tan de repente? ¿Tan evidente era el tipo de relación que llevaba con Dafne?, aunque él no supiera definirla parecía que algunos ya habían dado cosas por asumidas, y qué cosas. El humano nunca había sido vergonzoso, y normalmente no tendría problemas de hablar aquel tema abiertamente. Pero es que delante de gente que no conocía tan bien, y así de violento, le resultaba incómodo.
-Eh...- tardó tanto en contestar que cualquiera diría que se estaba pensando la respuesta- no sé de qué me hablas- sus ojos pasaron alternativamente a los de Charlie y Fahran con un tinte nervioso- ¡No hemos hecho nada! ¿En qué te basas para preguntarme eso tío?- ahogó una risa nerviosa y prosiguió- ni siquiera... ni siquiera estamos juntos ¿sabes?, ten cuidado tú de no decir estas cosas delante de ella, no te vayas a encontrar un bozal en la boca cuando despiertes- y endureció la voz un poco para que se notase que iba medio en serio. Dafne le importaba demasiado como para perderle de una manera tan tonta, podría pensarse que él iba alardeando de tener relaciones sexuales con ella. Aunque no le importaría tenerlas, y esperaba que a ella tampoco, él no podía tenerlo más claro.

Unas ganas súbitas de decirle que se encargara de controlar a su hermano le recorrieron el cuerpo, pero tampoco era algo que le importara. Eriel podía sentir lo que fuera por Mónica, contando claro con que sus sospechas fueran ciertas.
-Revisa tu oído, coño, no sé qué escuchas por las noches- esbozó una sonrisa pasado el sudor inicial de la pregunta- a todo esto, creo que no te he entendido en lo último de todo. ¿Per y Brina, son hermanos tuyos no? ¿Vas a ser tito?- cambiar de tema con la rapidez con la que el viento lo hacía de dirección era una buena manera de escapar de la situación, a menos que el chico insistiera en saber más con esa cara de serio, que hacía peor la pregunta, como si fuera totalmente normal hablar de eso delante de personas sin confianza o de una manera tan directa.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

26 Re: Torre Leprosa el 21/02/17, 02:29 am

Reifon

avatar
El nublino abrió los ojos como platos. -¿En serio? -No pudo evitar reír un momento, después de todo aunque eran más grandes seguían siendo niños. Una sonrisa risueña deformada se asomó en su cara. -Paso tiempo ya... <<Desde que jugábamos a buscarnos así.>> -El olor ya era como un soplo mañanero, en cierto sentido le ancló a lo que habían venido a hacer y lo agradeció. Le había ayudado a despertarse.

El nerviosismo y timidez de Tay se le hacía adorable, le recordaba a Per. -No. -Dijo rotundamente. -Si los volviera a llamar hermanito y hermanita probablemente me castigarían por ello. -Rio haciendo un gesto de como de espantar algo con la mano. -Son mis parejas.

Quizás era el atontamiento, quizás todas esas horas llorando de dolor, todo ese tiempo ocultándose de su hermano.... Quizás era todo, pero le apetecía hablar, sentirse tranquilo y en calma, como si nada fuera a pasar. -<<Ojalá lloviera un poco...>>

Golpeo levemente con el escudo a Tay. -Deberías ir a por ello peliverde, se os ve bien juntos. -Miraba hacia delante. -No deberías esperar a la Luna como si fuera la fiesta de Nubla me temo. -Lo había dicho a posta en parte, debía mantenerles a todos alerta y conscientes de donde estaban, aún si aquello ensombrecía un poco los ánimos. Miró hacia atrás comprobando un poco las reacciones y se topó con la cara de asco de Fahra, habitual ya estos días, había ignorado totalmente al nublino cuando le ofreciño la daga aunque no era nada sorprendente. Lejos del odio del primer día ahora solo la consideraba como una pieza inútil y extraña que usar, pero todo lo extraño siempre provoca dos reacciones, miedo o curiosidad.

No se cortó nada a la hora de mirar hacia ella. -El orgullo de una diosa pero nada tangible para respaldarlo. -Comentó. -Es... extraño. ¿Por qué? -Le preguntó directamente.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

27 Re: Torre Leprosa el 22/02/17, 05:44 pm

Naeryan

avatar
—¡Confites de salamandra, delicias de estiércol! ¡Criadillas de quimera y medusa a la naranja! ¡Todo lo que puedan desear los niños de la Luna! —el canturreo del espantapájaros ya es familiar, pero de alguna forma se las apaña para que los manjares que anuncia nunca sean los mismos. Por fortuna ninguno de ellos hasta ahora ha llegado a presentarse en el interior de las cestas que carga la bañera. Ésta navega a su forma errática y contra todo pronóstico, como siempre, logra aterrizar sana y salva tras esquivar la cúpula de la torre y a los dragones que zumban como moscas en torno a ella.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

28 Re: Torre Leprosa el 22/02/17, 06:41 pm

chicoaeseg15

avatar
El cachondeo que se traía el nublino no se podía pasar por alto, Tayron dejó su estado de confusión y enfado enseguida, era increíble como podía contagiarse con una risa, incluso si era a costa suya.
Puede que con Dafne sí que hubiera pasado tiempo, demasiado para su gusto, pero es que nunca le había gustado alguien tanto como para temer perderlo. Que saltara tan a la vista le daba pudor.

El belga escuchó con atención la respuesta de Barael, tardó un tanto en procesar.
-Ah, tus parejas...- hizo un gesto con la mano como si apartara el aire de manera aburrida, luego  abrió los ojos como platos y se acercó tanto al nublino que casi podía olerlo- ¡espera! ¿parejas? ¿en plural?- podía notarse la fascinación en su voz- ¿dos a la vez? ¿pero saben la existencia el uno del otro?- dijo quizás pasándose de entrometido, conocía el concepto de poligamia, pero no si se podía atribuir a Nubla, el choque cultural podía ser importante, de todas formas con la naturalidad que Barael lo había soltado le tranquilizaba un poco, aunque él lo soltaba casi todo con demasiada sencillez- ¿y dices que Brina podría estar embarazada y te quedas tan tranquilo?, de preguntarte si puedes ser tito a poder ser padre, flípalo- su tono incrédulo provocó un asentimiento de Charlie, con el que no paraba de intercambiar miradas- como el que caga, venga de dos en dos- echó una pequeña carcajada que el otro humano esta vez fulminó con la mirada, puede que se estuviera excediendo- vale vale, es que en la Tierra lo normal es tener una pareja, así de aburridos somos, lo sé, no me confundas, no es que lo vea mal- hasta le daba un punto interesante al chico, eso y el hecho de que también le gustaran los tíos, no podía evitar sentir cierta empatía y complicidad con el grupo lgtb al que pertenecía.

Solo con esos detalles ya parecía conocerle mejor, aunque no fuera cierto del todo. Se daba cuenta de que en realidad el pasado de sus compañeros era un misterio, y por tanto ellos también. ¿Cuál sería la familia de Sinceridad? ¿Por qué Fahran decidió abandonar su planeta? ¿Tendría Charlie novia, o era adoptado?. Preguntas sin respuesta rodaban en su mente mientras paseaba la mirada por los presentes, ajenos al bucle de pensamientos que habitaban en el belga.
-No pienso esperar a la Luna- soltó de repente, en un acto de espontánea confesión- pero no es tan fácil- a su lado le costaba decir esas cosas, como si Barael fuera ya un experto en el tema, como si también supiera lo que se hacía en el puñetero amor- y si me vuelves a llamar peliver...- no pudo continuar la frase, ni tampoco escuchar las palabras que su compañero le había dedicado a la xolnita. Sus ojos estaban fijos en la bañera que se aproximaba a ellos y aterrizaba con normalidad. Arrugó la frente con las palabras del espantapájaros y como un resorte su atención se posó en Fahran.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

29 Re: Torre Leprosa el 23/02/17, 04:35 am

Lumichen

avatar
Algo perpleja, Fahran pestañeaba. Mirando enrededor, encontró a una figura extraña hablandole a ella. Decia que se acostumbraria al olor con el tiempo. ¿Se estaba mofando de ella? No podia estar segura al respecto, apenas escuchandole, sus pensamientos centrados en otra persona.
-Ah...-intercedió, menos arisca que de costumbre, pero con cierto eco en su voz de altivez. Sus ojos purpras se movieron, observandole solo a el en silencio. Juzgando lo que venia a ser otro atentado contra el sentido de la moda.
-No es tanto el olor lo que me molesta.-mintió con confianza y con una voz nasal a la vez que soltaba su pinza sobre la nariz.-Lo que me preocupa es que la fuente de esta peste acabe decorando mi ropa.-

Se aclaró la voz, y justo cando planeaba tirar del hilo en aquella parodia de conversación, otra voz la cortó en mitad. Girando la cara lentamente para ver quien osaba, su expresión se endureció al insante, su nariz arrugandose.
-¿No tienes nada mejor que hacer que molestar a otros?-sus botas de cuero blanco resonaban en el adoquinado a medida que aceleró y deliberadamente le empujó a un lado con el total de su cabellera.
-Alguien tan barriobajero como tu no podria comprender la belleza divina ni aunque le estuviera golpeando en la cara repetidas veces y, sinceramente, a eso ya estoy tentada de sobra.-

Y otra sorpresa, justo cando se disponia a acelerar la marcha y alejarse de semejante energumeno, sus ojos color orquidea se posaron sobre na extraña figura flotante, no, voladora justo encima de ellos. Lo que no podria describirse de otra forma salvo como una bañera gigante tripulada por un espantapajaros cantando cosas sin sentido, aunque le costase a Fahran darsv cuenta, esto era exactamente lo que los demás habian estado esperando.

Su nariz se arrugo de nuevo, anonadada y algo avergonzada.
¿Por que este lugar debia ser raro y siniestro? Nada le hacia sentir más incómoda que no ser capaz de predecir lo que iba a pasar. Odiaba este mundo.

Cuando las cestas tocaron el suelo, Fahran fe la primera en reaccionar. Por supesto, no iba a permitir que nadie más se le adelatase. Si alguien se merecia comida era ella.
Cogiendose de las faldas con gracia, correteó tan rapido como le era posible manteniendo su elegancia natural, sin importarle si los demás corriesen tambien y sin miedo de placarles si lo hacian de todas formas.

Agachandose con gracia, meñique alzado, examinó los contenidos de la primera cesta. Al instante, dejó escapar un suspiro de alivio cuando localizó algo tan familiar como era aquel pescado que le daba algo de paz y saciaba su vacio ahora que no estaba en ulterania por algun tiempo. ¡Que tonteria, pero cierta!
Lo sujetó con dos dedos en el aire, una amplia e inocente sonrisa se apoderó de sus labios, mostrando las siniestras filas de dientes afilados detrás de sus labios.

Sin embargo, antes de que se diera un capricho e hiciera de aquel pez un tentempie, su sensitiva nariz captó algo más.
Por supesto se trataba de... Pero... ¿podría ser cierto?

Sacando rápidamente la comida que no le importaba de la cesta y, dejandola caer al suelo sin preocupación alguna, encontró un sobre en el fondo de la cesta. Su cara se iluminó al instante. Cogiendolo con celeridad, se lo acercó a la cara y tomó una honda calada de su aroma.
un profundo suspiro de felicidad pronto voló de entre sus labios.
¡Justo cando pensaba que nunca jamás iba a oler algo que no derritiera su delicada nariz! Dulce y encantador, pero aun envolvente, el potente aroma a lavanda con el cual estaba perfumado el sobre era, literalmente, una bocanada de aire fresco para la ulterana.

Y justo cando la excitada joven pretendia darle la vuelta al sobre, se sorprendió incluso más, conteniendo el aliento, de piedra y con los ojos como platos.
Aquel sobre estaba destinado a ella, nombre y todo.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 5.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.