Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Giniroryu Ayer a las 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu Ayer a las 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Cain 13/11/17, 11:00 pm

» Barrio de los Mil Dioses
por Kial 13/11/17, 10:49 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35967 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Jardines de la Memoria

Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 16 de 16.]

1 Jardines de la Memoria el 02/08/11, 06:39 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Rodeados de un muro de ladrillos hexagonales de color violeta, poseen cincuenta conjuntos escultóricos (algunos construidos en piedra ingrávida) que representan momentos y personajes de la historia de la ciudad.
Descripción más detallada sacada de la saga:
Los muros que rodeaban los Jardines de la Memoria pronto resaltaron entre el
resto de los edificios. Eran altas paredes de diminutos ladrillos hexagonales, de color violeta claro, con arcadas ojivales en el lado norte.

Aquel solar amurallado era uno de los recintos más grandes que habían encontrado hasta entonces: en extensión igualaba a la superficie que cubría el torreón Margalar y su patio. Varias estatuas se repartían por el lugar, grandiosas y magníficas. Algunas, labradas en piedra ingrávida, flotaban a varios metros de altura, inmóviles en el aire. De los cincuenta conjuntos escultóricos que habían contenido los jardines, sólo quedaban diez completos y fragmentos de una docena más. Y ya no había ni lastro de los espectaculares vergeles que habían adornado el lugar, algunos flotando también sobre extensas capas de tierra volante. Pero aunque fuera un pálido reflejo de lo que una vez fue, los Jardines de la Memoria seguían siendo
impresionantes.

Ver a Marina y Rachel, señalando extasiadas la maravillosa estatua de piedra azul de dama Escalofrío, envuelta en su extenso chal de seda y pedrería, postrada como si pidiera clemencia, le llenó de alegría. O contemplar a Bruno flotando junto a Maronet el hechicero, mientras éste se enfrentaba con su cayado y su hacha de doble hoja al rey gigante de Esfronax. La estatua del mago, esculpida en piedra ingrávida, estaba suspendida a más de quince metros de altura, justo frente al rostro del monstruoso gigante, con el cayado adelantado en la mano izquierda y el hacha en la derecha, disparada en horizontal hacia la cara de su adversario que ya mostraba en varios puntos el mordisco del arma. El rey de Esfronax, vestido con una armadura que parecía fabricada con conchas de galápago, tenía los brazos extendidos y parecía a
punto de desplomarse.

La mayor de las estatuas supervivientes era la de dama Irhina, la reina sangrienta y su espectacular montura, el dragón vampiro Balderlalosa. Medía treinta metros de largo y ocho de alzada. El dragón negro estaba representado en vuelo rasante, con sus cuatro alas extendidas. Sus colmillos, grandes como cimitarras, relucían oscuros en la penumbra de sus mandíbulas entreabiertas. Montada sobre su lomo estaba ella, la primera reina vampira de Rocavarancolia. El autor de aquella maravilla había conseguido que la majestuosa montura no eclipsara a su jinete. Había esculpido a dama Irhina de tal forma que era el centro de atención en la pieza. Tenía la mano izquierda apoyada en el lomo de la bestia en un ademán tan vigoroso que parecía decir: «No tengas miedo del dragón que monto. Témeme a mí que soy quien lo
domina».

—¡Ricardo! ¡Esto nos lo has contado tú! —gritó Rachel.
Estaba junto a Lizbeth ante un conjunto de estatuas situadas en el mismo centro de los jardines. Allí, sobre un pedestal en forma de media luna, una docena de encapuchados rodeaba a un hombre escuálido que levantaba una mano en señal de invitación mientras su rostro expresaba tal desprecio que daban ganas de apartar la mirada. Llevaba puesto lo que en un principio se podía tomar por un collar de perlas, hacía falta un segundo vistazo para comprender que era un macabro collar de ojos. Del centro exacto de su frente surgía un cuerno afilado de unos veinte centímetros de longitud.
—Es Hurza —dijo Ricardo, y luego añadió con un susurro—: El Comeojos…
Mistral asintió con la cabeza. No sabía qué artista había esculpido ese momento crucial en la historia de Rocavarancolia, pero había logrado que Hurza pareciera mucho más peligroso que los hechiceros que se disponían a darle muerte.
—La ejecución del primer Señor de los Asesinos —murmuró el cambiante.

Enfrentada a la media luna en la que se veía aquella escena había existido otra plataforma idéntica, sobre la que se escenificaba la muerte del primer rey de Rocavarancolia. A Harex lo habían matado mientras dormía. Icaria, su amante, había sido la encargada de verter en su oído un chorro de Penuria, el veneno más letal conocido, hechizado además de tal modo que atravesó todas las protecciones mágicas del rey como si no existieran.


181 Re: Jardines de la Memoria el 16/01/16, 11:12 pm

Cain


Sarna se alejó de los cachorros, sin comprobar si le seguían o no. Tampoco le importaba si lo hacían, tenía la mente ida de nuevo, tomada por la bilis.

Continuó su camino, a paso que sería lento si no fuera por que su mascota tiraba de ella, alejándose de los jardines hacia el templo de los suicidas abnegados.

182 Re: Jardines de la Memoria el 17/01/16, 01:34 pm

Dal


Negó con la cabeza ante las palabras del carabés pero no dijo nada más hasta que los vio con intenciones de alejarse. Llamó a Sox y se acercó a él.

-Mira Sox, no quiero que nos llevemos mal - empezó diciendo.- Tened cuidado ¿vale? Pese a que los adore sé que los rocavarancoleses pueden ser terribles. No la enfadéis - avisó con mucho énfasis.- Si veis a cualquier otro rocavarancolés y un mínimo indicio de enfado o peligro salid corriendo - le dijo.- No quiero que os pase nada.

Los vio alejarse y se dio media vuelta para ir por el lado contrario. <<No van a hacerme caso, no saben lo peligrosos que pueden ser los dioses. ¿Debería haber insistido más? Si les pasa algo...>>. Con cada paso iba preocupándose más y más, al final terminó dándose cuenta de que si les pasaba algo se sentiría responsable, con sólo conocerse de dos días ya los estaba considerando un grupo. <<¿Qué clase de grupo deja que algunos de sus miembros se suiciden de esta forma?>>.

-Mierda - masculló mientras se pasaba una mano por el pelo revolviéndoselo aún más.- Vamos a seguirles, tenemos que asegurarnos de que no les pasa nada - anunció al grupo. Una serie de quejas surgió de Mónica y el chico la miró con una expresión resignada.- Lo siento mucho Mónica. Te prometo que cuando volvamos podrás descansar y te haremos algo bueno de comer. Aguantad un poco más ¿vale? - dijo dirigiéndose al resto del grupo.

Empezó a caminar en la dirección de Sox y Sinceridad con paso acelerado. <<Si nos pasa algo...>> dejó el pensamiento en el aire porque no se le ocurría nada con que completarlo, seguro que con el tiempo se le ocurría.

Sigue en el Templo de los Suicidas Abnegados.

183 Re: Jardines de la Memoria el 17/01/16, 05:23 pm

Bellota


Al escuchar a doña Plumitas ignorándoles olímpicamente la chica entrecerró los ojos con rabia. –Maldita pajarraca bastarda e insensible, así te salga un orzuelo del tamaño de un geranio en el ojo derecho o te usen para dar sabor a una sopa- masculló muy por lo bajo mientras trataba de controlar el fuerte impulso de tirarle una piedra. Al ver cómo Vampy se disponía a seguir a esa especie de loca con plumas también tuvo que reprimir el impulso de correr a su lado y hacerle cambiar de opinión a base de collejas.

-¿En serio?- se limitó a preguntarle negando con la cabeza con una entonación inconfundiblemente decepcionada que dejaba bastante claro lo que pensaba de todo ello. -¿Dónde queda vuestro  espíritu de autoconservación? ¿No podemos ir mañana a buscar Altabajatorre y hablar con Doce Punto, que al menos no tiene una mascota asesina que ha tratado de merendarme?

Sus argumentos no surtieron el resultado esperado. Les vio alejarse con sentimientos encontrados, pero en ningún momento se le pasó por la cabeza seguirles: aún estaba muy impresionada por todo lo que había pasado antes y le habría gustado poder seguir llorando a moco tendido un buen rato, pero prefería dejarlo para cuando estuviesen de nuevo en el refugio, donde esperaba que se reunieran con Krit. A pesar de todo y de lo malhablado que era el bicho le caía bien o al menos mejor que la pájara, así que… “Espero que no haya aves gigantes que cacen hormigas gigantes por aquí. O algo peor…” se estremeció.

Poco después comenzaron a andar en la dirección contraria a los otros dos compañeros, la chica algo cabizbaja y sintiéndose un pelín culpable pero aun así incapaz de volver a arriesgar el pellejo. No de nuevo y menos sin zapatos y con su bolso roto y... Sin embargo Cenizo no se sentía tan incapaz como ella, a juzgar por las palabras que tuvo que soltar mientras se paraba en medio del camino.

-¡¿Qué?! ¡¿Seguirles?! ¡¿Estamos locos o somos masoquistas?!  ¡¿En serio?! ¡¿Queréis que esta vez me muera de verdad?! ¡OH, VENGA! ¡¿De verdad no preferís mi súper plan de Doce Punto?! ¡¿Preferís a la loca de la mascota come-Mónicas?!– exclamó Mónica, abriendo mucho los ojos y echándose a temblar.

Asintió enfurruñada a lo que dijo el nublino, reconociendo que algo de lógica tenía (aunque el plan seguía sin gustarle un pelo, y exclamó bien ofendida que no hacía falta que nadie le hiciera la comida, que ella cocinaba tan bien como el mejor) y se puso a andar tras los demás a regañadientes, quejándose y lloriqueando en un tono bastante audible. Continuó así bajando un poco la voz por si algún monstruo la escuchaba y porque aún no tenía suficiente confianza con ellos como para darles la murga como hacía con su hermano y Sara, pero dejaba escuchar palabras clave como “locura”, “morir”, “mierda”, “puta” y “no es justo” además de “nadie tiene compasión por una pobre chica traumatizada y semi-desnuda que ha estado a punto de morir hace apenas unos minutos, joder, y a la que le duelen los pies como a una loca de tanto correr medio descalza por un sitio mal acondicionado”.

Sigue en Templo de los suicidas abnegados

184 Re: Jardines de la Memoria el 04/08/17, 08:27 pm

Sepalian Xila


Sepalian Xila había empezado como un esteta. ¿Qué otra cosa para un brujo de las plantas con flores? Pero las flores no son nada más que hojas modificadas. No son tan especiales.
Concentrado el color, concentrada la química… –murmuró mientras acariciaba un crisantemo.
Son el alma, son la esencia de las plantas. La esencia son los genes, las flores están en íntima relación con los genes.
La esencia. La esencia es mi vida.
Años mirando a la esencia a través de las flores. ¿Está ahí debajo?
¿Estás ahí debajo?
Tallos y raíces son también bellos. Son el poder, son los cimientos. Los tallos son la prioridad en arquitectura y las hojas son prodigiosas porque abren la puerta a la vida.
Autoperpetuación. Pero…
Pero las flores eran su obsesión.
Realmente…
Realmente se podía entender todo como una obsesión, una gran obsesión.
Sepalian se sentó sobre un banco de piedra y cerró los ojos. Una primavera se posó sobre los jardines. El brujo soltó un breve resoplido de esfuerzo.
Toda aquella biblioteca de colores.
Y sin embargo…
¿Estás ahí debajo?
¿Estás ahí debajo?
El silencio, el ruido sordo.
Los genes son esencia… ¿sólo a veces?
La explicación era mágica.
Soy uno con ellas. Soy su voluntad que tira de ellas con los hilos de la esencia.
Meses antes había tratado de crear una flor que no fuera una flor: una flor fuera de su dominio. No llegó a obtener ninguna semilla viable, se frustró antes.
Y me daba miedo.
Tú eres un hombre, eres libre –dijo otra ¿voz?–. Tu esencia es esa.
Soy voluntad.
Tu mente va más allá de la brujería.
Para eso tengo magia.
Y sin embargo tu esencia sigue ahí.
Sepalian se quedó en silencio. La primavera crecía, las flores vomitaban pétalos.
La rémora de Almaviva se retorció bajo su sello.
Ábreme los ojos.


Cuando la extracción hubo terminado, mil semillas encantadas crecieron sobre el aire y la carne. Varias especies de árboles convergieron en el primer sustrato que encontraron a mano.
En los Jardines de la Memoria se alzaba ahora un prodigio botánico único.
No quedó ni una sola gota de la sangre del hombre de Arfes.

185 Re: Jardines de la Memoria el 24/09/17, 09:18 pm

Reifon


Seguían sin entender, eran como niños. ¿Pero que esperaba? ¿A su hermano tal vez? No, el estallaba como el resto, de otra forma, pero como el resto.

Ellos no son como nosotros.

Pero quizás la Luna cambiase eso, quizás su poder les ayudaría a pensar sin filtros, sin molestias. No podía saberlo y como siempre había cosas más urgentes que sus dudas.

Esperó un poco y echó a correr, ignorando al resto como siempre, no tenía sentido hacerles caso. Calles y calles, edificios altos y bajos, derruidos en su mayoría e incluso los más intactos con cicatrices como las de su cuerpo... y al final se fue. Los nervios llegaron y el paso dejó de ser cauteloso, doblaba una calle tras otra, cruces y cruces en aquel laberinto, pero ya era tarde, su hermano no estaba.

Paso tras paso el nublino se acercó al jardín, era un lugar tranquilo, precioso, perfecto para estar cuando quisieras estar solo, su hermano seguramente estaría allí.

¿Detrás de esa estatua? ¿Dentro de esa estructura? ¿Echado entre esos arbustos? Nada, el nublino buscó con el sol cayendo del cielo más rápido de lo que le gustaría. Al final volvió a aquella estatua, aquella preciosa estructura con la joven mitad animal erguida bella e imponente, realizando algún tipo hechizo. Miró a los arcos y a la cúpula, había pasado mucho tiempo, habían pasado muchas cosas, él ya no era la misma persona... Pero aquellos detalles le seguían recordando a casa.

Quizás él estaba mal. Quizás morir fuera lo mejor para su familia. Creía tener razón, pero no podía demostrar nada, meras opiniones diferentes sin un punto que decante que es mejor, por su puesto para él era mejor, pero eran diferentes, para ellos su manera de pensar era mejor. No veía como, pero no podía descartar que fuera así.

El nublino contemplaba la estatua, quizás.... Agachó la cabeza, más esperanzas vacías.

Su hermano quizás estaba en el torreón ya. Tenía que comprobarlo... Más pasos uno detrás de otro, el nublino andaba por el medio del jardín en dirección a su... a... Ahora mismo no le sabía poner nombre.

186 Re: Jardines de la Memoria el 24/09/17, 10:35 pm

Zarket

avatar
GM
El jardín había sido siempre un lugar capaz de atraer numerosos animales: fueran plantas lo que deseasen comer o fueran sus visitantes lo cierto es que las alimañas de Rocavarancolia solían confiar en aquel lugar para encontrar comida. Y ahora que el lugar carecía de cuidador era mucho más raro que alguien surgiera para espantarlas.

Primero fue un movimiento de hojas tras unos arbustos. Luego surgió de allí la cabeza, a la misma altura que la de Barael. Era reptiliana, de escamas verdáceas y pardas, con una potente mandíbulas, dientes planos y muelas grandes. Sus ojos, de color verde, poseían una pupila horizontal. La cabeza se encontraba, aproximadamente, a la altura de Barael.

El animal soltó un sonido extraño, parecido a un ronroneo agudo.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

187 Re: Jardines de la Memoria el 24/09/17, 11:01 pm

Reifon

avatar
Cada paso pesaba sobre él otro, no había podido hacer nada, ni encontrar a su hermano ni convencerlos sincerándose, dejar el torreón e irse por ahí cada vez se le antojaba más atractivo, significase eso su muerte o no. Pero no moriría sin intentarlo, al menos... Al menos se despediría de Per y Brina.

Quizás es una mera excusa.

El sonido lo alertó, pero no tanto como lo lleno de esperanzas, podía ser su hermano, estaría ahí, a salvo, tan solo a un paso... Ni siquiera dio el segundo. Aquella cabeza se asomó, a su misma altura, una especie de reptil de ojos anfibios y dientes de herbívoro, pero no se sentía más a gusto con ello en aquella ciudad, ni siquiera cuando empezó a ronronear. Alzó su escudo con suavidad y empezó a retroceder  lentamente con la mano posada en el mango del estoque, no veía el cuerpo del animal y no sabía si podía ser más rápido que él. <<O ella.>> Miró a sus lados en busca de alguna estatua donde cubrirse, por desgracia estaba a unos cuantos metros de cualquiera.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

188 Re: Jardines de la Memoria el 24/09/17, 11:27 pm

Zarket

avatar
GM
Al animal no tardó mucho en seguirlo su cuerpo. A un cuello relativamente largo se unía un torso cuadrúpedo, con una cola larga y gruesa. Sus patas eran fuertes, y solo hacía falta ver sus garras para comprobar que podían ser peligrosas. De sus espaldas surgían un par de alas membranosas que se encontraban plegadas.

Aquel falso dragón lo contempló con su cabeza cais pegada al suelo. Avanzaba a paso lento, no del todo de frente. Volvió a soltar un ronroneo gutural que casi parecía interrogativo.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

189 Re: Jardines de la Memoria el 24/09/17, 11:51 pm

Reifon

avatar
El animal avanzó y su cuerpo ahora visible no auguraba nada bueno, aquellas garras le abrirían como a una fruta de piel blanda y empezaba a dudar de cuanto aguantaría su escudo contra ellas o si los dientes lo molerían como a una hoja.

Pero al menos no se había tirado a por él. Tenía el corazón en un puño, llevaba horas buscando sin descanso y la paliza de ayer se hacía notar cada vez más. Con esas patas si intentaba huir no tardaría nada en cogerlo.

Barael se detuvo, aquél reptil enorme y encima con alas parecía estar mirándolo curioso más que acechándole, si quisiera comerle habría podido salir del arbusto con fiereza y echársele encima... Aquello era una locura, pero no se veía con fuerzas para mucho más. Si tenía que pelear, no podía gastar el poco aliento que le quedaba corriendo. Estaba dispuesto a dejarse investigar, tenso como un frágil metal y con el sonido de su corazón inundando el ambiente.

Ahora que lo veía, le recordaba a los dragones de las historias, pero le faltaban los grandes colmillos afilados, el fuego saliendo de sus fauces y unos cuantos metros de longitud.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

190 Re: Jardines de la Memoria el 25/09/17, 02:50 pm

Zarket

avatar
GM
El falso dragón no dejó de mirarlo con curiosidad, aunque actuaba de forma casi tan cauta como el propio Barael. De su garganta seguían saliendo ocasionales gorgoteos curiosos.

Con el paso de los minutos, si el nublino no hacía nada para espantarlo, se iría acercando más y más, hasta llegar a olisquearlo.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

191 Re: Jardines de la Memoria el 25/09/17, 03:24 pm

Reifon

avatar
No pasaba nada, el sol seguía lento por el cielo y al nublino le pareció que aquel reptil era tan lento como este. Poco a poco empezaba a doler, los músculos se le enfriaban y permanecer quieto en esa posición era peor que haber estado corriendo un poco más, ya le costaba hasta mantener su escudo en alza e incluso la mano se le agarrotaba en la empuñadura. Pero solo cambio donde apoyaba su peso, lentamente, no tenía más opciones ya que aquello.

Ya de cerca aquel ser imponía aún más, pero a la vez el sonido y como se comportaba lo hacía parecer amigable, inofensivo, Barael no pudo si no percatarse que era como él, precavido y curioso. Todo ello en conjunto le hizo bajar la guardia, demasiado cansado para poder mantenerse tenso por siempre.

Se dejó olisquear, el brazo del escudo ya estaba descansando y solo quedaba una mano agarrotada en una empuñadura vieja.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

192 Re: Jardines de la Memoria el 26/09/17, 12:03 am

Zarket

avatar
GM
Los orificios se ensancharon y estrecharon varias veces cuando aquel animal se atrevió a acercarse lo máximo que su valentía daba de sí. El falso dragón no duró mucho tan cerca de Barael: a los pocos segundos, una vez ya había registrado su olor, se alejó un par de metros..

Seguía produciendo aquel sonido gutural casi interrogante mientras mantenía la misma distancia a Barael en todo momento, ahora rodeándolo varias veces.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

193 Re: Jardines de la Memoria el 26/09/17, 12:24 am

Reifon

avatar
Empezaba a resultarle nerviosamente gracioso, parecían tenerse un miedo mutuo muy similar y ahora aquel ser lo rodeaba sin parar. No tenía mucho tiempo, si oscurecía intentar volver al torreón sería pedirle a la ciudad que lo matase, pero a la vez no quería volver, no le esperaba nada especial allí y ni siquiera podía saber si su hermano estaría. La única razón para volver era comprobar que su hermano estaba bien, pero a la vez si ya estaba allí no cambiaba nada que él fuera, sería un simple alivio para sí mismo.

De todas maneras prefiero resguardarme del anochecer en alguna parte.

El nublino avanzó un paso lento extendiendo con suavidad el brazo del escudo, había tratado con aevas evasivas o linacs miedosos y no con reptiles más grandes que él pero de alguna manera tenía que asegurarse de que no se lo iba a comer para poder ir a... donde decidiera.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

194 Re: Jardines de la Memoria el 26/09/17, 06:22 pm

Zarket

avatar
GM
El falso dragón siguió mirándolo unos segundos, pero no tardó mucho en volver a moverse. Unos pasos atrás, una última mirada, a medias cauta y a medias curiosa, y por último las alas tensadas, preparadas para romper a volar. No tardaría mucho en perderse en el cielo.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

195 Re: Jardines de la Memoria el 26/09/17, 06:31 pm

Reifon

avatar
Tras unos momentos, aquel animal extendió sus alas y se fue dejando descansar al corazon del nublino. Miró al cielo, el sol desaparecería dentro de nada y con el su luz, además estaba demasiado cansado como para recorrer toda la distancia que quedaba entre el torreón y los jardines antes de que eso sucediera. Se encaminó a las calles, debía entrar en algún edificio y resguardarse en alguna habitación los más pronto posible.

Sigue en Torreon Maciel


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 16 de 16.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.