Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Hoy a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Hoy a las 12:03 am

» Torreón Letargo
por Cuervo 16/10/17, 08:57 pm

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35818 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Avenida de las Casas Carnívoras

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 11 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 16.]

1 Avenida de las Casas Carnívoras el 02/08/11, 06:45 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Las casas de esta avenida están en bastantes buenas condiciones, o esa es la imagen que dan. Son capaces de crear ilusiones para tentarte e invitarte a entrar en ellas, para así poder devorarte. Antiguamente no había más que una, pero dado su éxito pudo reproducirse.


61 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 10:59 pm

Jack


Tap reacciona y empieza a preparar un plan que podría servir y, mientras le escucho, repaso los hechizos de que disponemos. Pero Yrio nos interrumpe, alejándose del grupo, derribando la entrada y perdiéndose en la casa.
-Joder... ¿Son así todos los chicos de Sinhdro?-murmuro mirando a las chicas, impresionado, aunque luego echo a correr.

Apretando fuertemente los cristales en el bolsillo del pantalón y las garras listas, paso el umbral de la puerta y luego busco las escaleras del sótano. La luz que se colaba por las ventanas dejaba ver el lugar y rápidamente bajo, aunque con cuidado, hasta que escucho la voz que gritaba y a Yrio. Guardo el arma y tomo aire, resollando por los nervios de estar en lo que sería el "estómago".
-Hola. Yo era el que preguntaba antes, perdona por no decidirnos...-me disculpo, cabreado y avergonzado.

Después le ayudo a que se apoye en mí y poder salir sin que tenga que hacer mucho esfuerzo. Escaleras arriba, sin perder de vista a Yrio que iba delante, luego agarrándolo con fuerza de la mano, y rápidamente afuera, sin pararme a curiosear el maldito lugar. Una vez fuera, y sin soltarle, le estrecho la mano libre y me presento.

-Atol, de otro mundo llamado Libo. Ya irás comprendiendo ese detalle.-río.-Y... Tu héroe, Yrio, de Sinhdro.-luego señalo a los demás con la cabeza.-Tap, repoblador, Alder y Seon, del mismo sitio que Yrio, Serok, de Ulterania.-después señalo las casas con el entrecejo fruncido.-De los errores se aprende.-y dirigiéndome a todos.-¿Volvemos a casa? Este chaval tiene que reponerse y yo empiezo a tener hambre.

Un poco de conversación y luego, de mutuo acuerdo, partimos a Letargo cargados con las cestas y, por un lado, una boca más que alimentar, por otro, un nuevo compañero. <<Ya veremos. Y que no vengan las libélulas, por favor>>
Sigue en el Torreón Letargo.

62 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 11:47 pm

Yber


GM
Primero Tap se quedó patidifuso cuano vio como Yrio volaba la puerta por los aires con una de esas magias, luego la patidifusión pasó a ligero cabreo cuando vio a Pechito hacerse cargo de todo. No es que estuviera mal la iniciativa casi suicida del chico, es que no debía arriesgarse ni exponerse de esa manera. Atol pasó a por el casi-comido y Pechito y Tap se sorprendió al ver al segundo temblando, como agotado. Lo que le recordó irremediablemente al estado en que acababan los dotados en los días más duros. << Ahora mismo podría esta perfectamente, si no tuviese esos arranques de resolución a morir >>. Recuerdos del sueño y, en concreto, de la participación de Yrio en este, echaron más leña a sus pensamientos.

-Bienvenido, Nueva-Boca-Que-Alimentar-su tono no era antipático, pero tampoco mostraba demasiado interés. El mote tampoco era definitivo,ya se le ocurriría algo mejor para llamar al gigante que acababa de salir de ahí-. No sé si deberíamos ir todos a por la comida o deberíamos dejar que Pechito lo hiciera-comentó luego con cierta acidez-. También podéis cargarle al mochuelo, el señor del trono es un todoterreno-Tap no era alguien de odiar en serio, le costaba guardar rencores, pero recordar como Yrio se mofaba de él mientras estuvo encadenado, aunque fuera solamente un sueño, le revolvía la buena fe. Había parecido demasiado cierto y el comportamiento de Yrio parecía ir en la misma línea, aunque algo más modesto aquí en la realidad. << Ya tendrá tiempo de montar sobre su silla y cubrirse de telas >>.

Tap voló enfurruñado el resto del camino hasta el panal y solo paró un momento sobre una de las cestas para pillar una pequeña pieza de fruta, para picotear mientras. Quizá esperara que con el hambre, se fuera su mal humor.

63 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 29/11/12, 12:49 pm

NH


Yrio subió las escaleras como en un sueño, resollando y sudando. El chute de adrenalina desaparecería en poco tiempo y él esperaba estar en el torreón para entonces. Sentía como le pesaba todo el cuerpo, y un extraño vacío en su interior.

-Cállate o te prenderé fuego- le espetó a Pechote en un siseo, molesto por su actitud. Algo le decía que no tenía fuerzas para otro hechizo, pero eso el repoblador no lo sabía.

Cogieron las cestas y de camino a Letargo Yrio tuvo que agarrarse del brazo de Seon para no caer redondo al suelo. De vez en cuando miraba al nuevo de reojo, estudiándolo, y sonriendo para sí con satisfacción. Hoy se había demostrado a sí mismo que no era ningún inútil. Un poco estúpido tal vez, pero no un inutil.


Sigue en el Torreón Letargo.

64 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 11/03/13, 01:02 pm

Dal


Llegamos a la avenida sin problemas, pero cuando puse un pie en aquel lugar mi cuerpo se puso en un estado de tensión que antes no había tenido. Sabía lo que me encontraría allí, también sabía que Pablo lo sabía, pero no tenía ni idea respecto a Charlotte o Thras así que dí un aviso:

-Cuidado con las casas, no os separeis, pueden proyectar ilusiones visuales y sonoras, así que evitad mirarlas y haced oídos sordos, no es lo que prometen, lo digo por experiencia.- y como ví que Pablo aún andaba un tanto ido cuidé más por él que por los otros dos, aunque tampoco les sacaba los ojos de encima. Mi cuerpo estaba preparado para reaccionar al mínimo indicio de peligro y tenía todos los sentidos al máximo esperando algún tipo de ataque por parte de las casas.

Traté de no mirar mucho a las casas pues no sabía si se atreverían a intentar algo, así que iba mirando a mis compañeros y tratando que ellos no hicieran un movimiento en falso que nos pusiera en peligro a todos.

Alcanzamos las cestas y observé que Thras tenía algo de hambre les tiré una fruta a él y Charlotte, a Pablo pensé en tirársela también, pero no andaba muy fino y preferí ir a dársela en persona, además tenia una petición que hacer que se me había ocurrido como por ensalmo.

-Pablo, toma debes comer algo,- le dije ofreciéndole la fruta, y antes de que pudiera negarse se la puse en la mano.- Tengo algo que decirte, y no creo ser el mas indicado para ello después de mi numerito de ayer, pero hasta ahora hemos estado discutiendo entre nosotros, no quiero que siga así, ¿crees que podríamos convencer a la gente para que nos lleváramos mejor?.- Dije todo eso mirando hacia todos lados aun en tensión, no creía que esa sensación fuese a desaparecer hasta que saliera de aquel lugar.

Sigue en el Torreón Letargo.



Última edición por Aleazar el 11/03/13, 09:59 pm, editado 1 vez

65 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 11/03/13, 09:35 pm

Poblo


Cuando Llegamos a la avenida todavía seguía un poco abstraído, pero mucho menos que antes. La salida me estaba sentando bien, necesitaba tomar el aire.

Y tanto que lo necesitaba. Esta era la primera vez que salía del torreón en semanas. Y no había pasado por aquí desde... desde el día en el que aquellas garrapatas gigantes casi me destrozan el hombro.
Escuché a Stefan avisando sobre el peligro de las casas. Creo recordar que todos estábamos ya al tanto, pero no dije nada. Nunca está de más avisar, y además tampoco me apetecía hablar.

Cuando llegamos a recoger las Cestas Stefan se me acercó y me pasó una manzana. No había comido nada desde el día anterior, y con todo lo que había pasado no había ni pensado en comer. No me di cuenta de lo hambriento que estaba hasta que dí el primer mordisco.

-Gracias- le dije, pero no se había acercado solo para eso.
Su petición me sorprendió un poco. Aunque había pensado alguna vez en el ambiente de discusiones que había en el torreón, nunca le había dado demasiada importancia, y tal vez debería, aunque fuera solo para que Atol no me abriera la cabeza la próxima vez que pasara algo

-Pues no se que decirte la verdad. No es que no quiera que las cosas se calmen, es solo que no veo que podríamos hacer al respecto. Y menos ahora con lo que esta pasando-
Dí otro mordisco a la manzana mientras intentaba pensar en algo que pudiera servir, pero no se me ocurrió nada.

-Puedes contar con mi ayuda, pero no veo que piensas conseguir-

Con.la.mente ya despejada y los sentidos ocupados en lo que deberían recogí una de las cestas. Al menos la salida me había servido para algo.

Sigue en el Torreón Letargo.

66 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 14/04/13, 03:27 pm

Dal

avatar
Antes de salir del torreón hice acopio de mis armas pues después de coger las cestas planeaban pasar por un lugar completamente desconocido. Yrio se nos unió en el último momento, así que salimos casi todos de allí. El camino hacia la avenida fue tranquilo, aunque en ese transcurso de tiempo tuve una pequeña conversación con Atol:

-Así que después de hacernos con las cestas nos vamos al anfiteatro ¿no?. No me mires con esa cara Atol, por supuesto que voy con vosotros, ¿que haríais sin mi?,- le dije con una sonrisa en la cara y un tono de broma aunque por dentro estaba pensando, <<Ahora seré útil, he mejorado con las armas y en mi magia, seguro que esta vez no me dejan atrás como la última vez>>.

El resto del camino transcurrió entre bromas y pullas, hasta que llegamos a aquella maldita avenida. Nada más entrar sentí como me ponía en tensión, justo como la última vez. Aquel lugar no me gustaba un pelo, no desde que una casa se me había tragado.

Estaba en pensamientos tétricos sobre casas carnívoras cuando sentí un cosquilleo en la mano y llevé mi otra mano para arrascarme, acto seguido de hacer eso sentí como algo trepaba por mi mano. Extrañado llevé mi mano hasta la altura de mis ojos y vi una especie de mosca, al menos se parecía a una, pero tenía cuatro alas en vez de dos y el abdomen más largo. Sin darle mayor importancia la espanté y centré mi atención en la calle.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

67 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 14/04/13, 03:32 pm

Giniroryu

avatar
GM
Pero por más que Stefan o cualquier otro Letarguino centrase su atención en la Avenida, no podían encontrar ni rastro de las cestas de comida aquella mañana. Mirasen por donde mirasen no las encontrarían: simplemente no estaban.

68 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 14/04/13, 04:05 pm

Yber

avatar
GM
Tap se había incorporado al final a la salida pues, además de al sitio ese, también iban a ir a por las cestas de la comida. No es que el repoblador pudiera cargar con ellas o algo, pero le pareció bien acompañarles por si necesitaban ayuda.

Cuando llegaron a la zona de los panales asesinos, Tap se quedó a cuadros. No había una sola cesta. Bufó y soltó una carcajada, aunque no sabía muy bien por qué.

-¡Genial!-comentó dando un par de golpes al hombro de Pablo-. Me da que alguien se ha olvidado de servirnos la comida hoy-no le extrañaba, ya le parecía raro encontrarla siempre y no tener que cazar ni hacer casi esfuerzo para alimentarse, más allá de llegar antes que otros animales a la comida. Se quedó valorando las opciones que tenía ahora y acabó decidiendo lo más conveniente para el grupo-. Os acompaño hasta el anfinoséqué ese al que vais. Podríamos encontrar algo que cazar por ahí y en ese caso me necesitaréis-sabía que no era necesario en realidad, pero no pensaba quedarse haciendo el mongolo a esperar a que la comida les lloviera. Iría con ellos y, si caía algo, eso se encontraban.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

69 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 14/04/13, 06:42 pm

Jack

avatar
En el torreón se decidió ir primero a por las cestas en un grupo numeroso y después dividirnos para ir al Anfiteatro. El tan familiar camino fue breve y aún con bromas sobre el tropiezo de Pablo -por mi parte- y alegría en general. Lo que no esperábamos al llegar era que... bueno, no había cestas. Ni rastro del espantapájaros cantante ni de las cestas en sí. Sería coherente llegar y verlas saqueadas, pero...

-¿Ni rastro? Nada... ¿Qué demonios?-miro a Tap y sacudo la cabeza.-Quizá... O se retrasan, simplemente. O alguna criatura llegó antes o atacó al vehículo que las lleva o... Arg...-dejo de teorizar, dándole una patada a una piedrecilla del suelo.-¿Esperamos un rato?

Pero en vano. No llegaba. <<Tenemos cosas que hacer... aún queda algo de comida en el torreón, lo podemos racionar y volver mañana>> pienso mientras ando en círculos alrededor del grupo, teniendo cuidado de no acercarme a las casas y con un arma desenvainada. Cansado de esperar, vuelvo al grupo cortando el círculo imaginario y señalo el libro de Serok

-Aquí no hacemos nada. Los del anfiteatro mejor nos vamos ya, los demás preferiría que volviéseis a Letargo y si acaso ya volvemos más tarde a buscar la comida... Bien, ¿nos vamos?-finalizo.

Al final nos ponemos en marcha, teniendo cuidado de las zonas inexploradas más allá de la Cicatriz <<No recuerdo haber ido nunca tan al este... Y ese anfiteatro... ¿Qué nos encontraremos allí? Habrá que ir con cuidado... Y más aún después de lo que encontramos en el cementerio...>> Y así nuestros pasos -y el mapa- nos guían hacia
el Anfiteatro.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

70 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 18/04/13, 06:06 pm

LEC

avatar
Erin aceleró el paso tras salir de Gamides. No le hacía demasiada gracia estar sola por la ciudad, menos aún después de haberse perdido en un edificio que por fuera parecía tan pequeño. De nuevo, se obligó a sí misma a agarrar el arco con fuerza para evitar tamborilear con los dedos y continuó recorriendo la zona norte de la ciudad. << Este sitio cada día me gusta más… Ruido en el torreón, una biblioteca sin sección de fantasía y edificios más grandes por dentro que por fuera >>, pensó, enfadada con el mundo.

Miró a su alrededor solo para darse cuenta de que no estaba en Letargo. Reconocía aquella calle y sabía que el torreón no estaba lejos, por lo que se despreocupó un poco. Ya casi estaba en casa. Empezó a caminar por la avenida algo más tranquila que antes y relajó la mano que aferraba con fuerza el arco, otorgando más soltura a sus dedos que, casi inmediatamente, comenzaron a tamborilear sobre la superficie del arco. LA canadiense, sin embargo, no se dio cuenta del ruido que producía.

Observaba una de las casas, que mostraba la biblioteca de su ciudad, tan tranquila como siempre. Era consciente de que aquello era una ilusión, la casa ya la había usado anteriormente con ella, peor aún así se quedó mirándola fijamente. Dio un paso hasta el edificio, aunque no pensaba entrar a la casa. << ¿Se considera suicidio si la casa te come por creerte su ilusión? Al fin y al cabo, eres tú el que decide entrar… >>, pensó, mientras se alejaba un par de pasos del edificio y se obligaba a dejar el tamborileo de sus dedos.

Tras aquel pequeño alto en su camino, continuó andando lentamente hasta Letargo.

71 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 18/04/13, 06:48 pm

Naeryan

avatar
Un sonido extraño llega a los oídos de Erin. Podría identificarse con algo que se arrastrase por el suelo, pero desde luego el tipo de cosas que se arrastran por el suelo no tienen por lo general patas. Y desde luego no patas que avanzan a una rapidez tan sobrecogedora.

Al girarse Erin es capaz de ver que dos figuras informes avanzan hacia ella a toda velocidad desde el fondo de la calle. Su carrera es errática pero veloz, y la canadiense puede apreciar que se trata de dos lobos de un color, y de hecho composición, complemente arenosos. De alguna manera ambas figuras se mantienen mágicamente en movimiento, y no parecen muy amistosas. Una de ellas profiere un aullido hueco cuando divisa a Erin.
Las casas carnívoras, al notar un competidor a su alrededor, comienzan a adoptar sin orden ni concierto diferentes apariencias: la mayoría de ellas imágenes de lo que la mente de Erin representa como refugios seguros.

[Dale las gracias a Matt ^^]


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

72 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 21/04/13, 04:32 pm

LEC

avatar
La canadiense se giró al oír aquel ruido que en un principio no pudo reconocer. Parecía como si algo se acercase a ella, arrastrándose. Por lo que distinguía desde la distancia, creyó ver en aquellos animales una forma lobuna. Erin se quedó mirando fijamente al final de la calle mientras sacaba una flecha de su carcaj y apuntaba a las figuras tras colocar la flecha en el arco. No fue hasta que los lobos estuvieron más cerca de ella y uno aulló al verla que se dio cuenta de que la flecha no le serviría de nada.

Le había costado reconocer el material al principio, pues solo había estado en una playa una vez en su vida << ¡¿Lobos hechos de arena?! ¿Pero qué…? ¡Una flecha no sirve para matar algo hecho de arena!>> Sin pensárselo mucho más, echó a correr lo más rápido que podía, sabiendo que los lobos le alcanzarían en nada. Mientras corría, podía distinguir las ilusiones que las casas le ofrecían. Sabía que eran ilusiones y que si se metía en una podía darse por muerta, pero la opción era tan tentadora…

Iba tan metida en sus pensamientos que tropezó con una piedra y cayó al suelo. -¡La Matrix que me parió! ¿Cómo puedo ser tan torpe? – exclamó, mientras se levantaba y cogía el arco y la flecha del suelo. Probablemente ya no tenía muchas más opciones que disparar a los lobos o entrar en una de las casas carnívoras. Suspiró, apuntó a los animales y disparó una flecha con toda la precisión que pudo antes de salir corriendo hacia una de las casas. Si fallaba el tiro o no surtía ningún efecto, entraría. << Tal vez me encuentren dentro de un tiempo, como al nuevo…>>


[Gracias, Matt ¬¬]

73 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 21/04/13, 10:49 pm

Jack

avatar
Logramos librarnos de las hienas que nos seguían y cruzar la Cicatriz sin más problemas que el vértigo de Stefan. Más relajados decidimos volver a la Avenida de las casas para ver si habían llegado las cestas o si había algún rastro de estas. Por fin llegamos al sitio y nos dirigimos a la zona donde solían estar para encontrar nada, ni rastro de ellas. <<Bravo... Vaya día... Al menos tenemos una pista para el libro: Séndar. ¿Iremos a la tarde? O casi que mejor investigar lo de las cestas...>>

Pero no estábamos solos en la avenida. Primero fueron los pasos apresurados, luego un golpe y unas palabras. Y una voz.
-¡Erin!-exclamo al reconocer a la figura corriendo hacia las casas.

<<Pero qué hace aquí... ¿Y a dónde va, qué pretende?>>
-¡Erin, aléjate de las casas!-la llamo, corriendo hacia ella.

Y es entonces cuando veo a las criaturas que la persiguen. ¿Qué es eso? <<Parecen hienas pero... ¿parientes muy lejanos? la piel... Y el color... ¡Bichos, monstruos!>> Teniendo en cuenta que llevaba las armas tranquilamente enfundadas, lo primero a lo que recurro es al hechizo que más fresco tengo en mi memoria: el de impacto, dirigido hacia uno de ellos. Después me coloco entre estos y Erin, quien parece estar ilesa, y empiezo a desenvainar la cimitarra. Pero el movimiento de las criaturas me descubre el material de que están hechos: arena. <<Qué demonios...>>

-¡Echadme una mano! ¡Son de arena!-llamo a los otros.-¡Quizá haya más!-grito mientras espero la reacción de las criaturas, listo para saltar o esquivarlos como sea y seguir con magia luego.



Última edición por Jack el 22/04/13, 07:29 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

74 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 21/04/13, 11:26 pm

Naeryan

avatar
La flecha de Erin impacta directamente contra las fauces de unos de los lobos, desfigurando sus contornos hechos de arena. Aunque le ralentiza no parece hacerle daño alguno, pero el impulso que lleva hace que la flecha se pierda en las profundidades de su cuerpo arenoso. Sin embargo a medida que el lobo corre y su interior se revuelve, la flecha acaba por ser expulsada al suelo junto con el montoncito de arena que ha arrastrado consigo.

El hechizo de impacto de Atol alcanza en un costado a otro, y queda patente que la arena que lo conforma no está demasiado compactada: inmediatamente se abre un boquete en su lomo separando a la criatura en dos. La mitad trasera aún corretea desorientada, mientras que la delantera aúlla de frustración completamente enfurecida, amagando dentelladas a todo aquello que tiene a su alcance. Los bordes de arena que han quedado en el suelo luchan por juntarse entre sí, pero la magia que animaba tal enlace ahora se halla separada en dos.
El segundo lobo aún corre hacia Erin y Atol.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

75 666 el 22/04/13, 12:48 am

Yber

avatar
GM
Tap

La ciudad hoy tenía ganas de poner al grupo a prueba y Tap cada vez se arrepentía más de haberles acompañado. Era consciente de que no había sido totalmente inutil, pero depender de los gigantes y el hecho de que lo único que podía hacer fuera ruido o gastar veneno no calaba bien en el repoblador. Sentía que no le compensaba ni a él ni casi a ellos. Y el ir subido en sus cabezas se le hacía casi como estar aprisionado.

Cuando Erin y el par de lobos se dejaron ver entre los panales, Tap dio un respingo. <<¡Por todos los capullos de cristal!>>. No tuvo ni que poner en voz alta sus siguientes pensamientos. Atol salió disparado hacia la chica a tal velocidad que el repoblador se tuvo que aferrar al pelo para evitar darse la torta padre. Atol se interpuso entre Erin y los lobos y Tap saltó del libense antes de que entrara a la acción. Aterrizó cerca de Erin, por quien no tardó en trepar.

La cercanía de uno de los espejismos, que se presentaba para Tap como un enorme árbol de copa frondosa, le tentó por unos momentos. Era perfecto para ponerse a salvo y tenía fruta creciendo de sus ramas. En las superiores se podía vislumbrar un panal. Era tan bonito todo que hasta el repoblador podía reconocer lo irreal que era. <<Aquí no hay planta buena>>. En lugar de picar en la trampa, lo que hizo fue darle un buen tirón de pelo a la giganta.

-Si te dejas matar, me planto en tu tumba y grito hasta que el abono de tu cadáver se consuma amargado-esperaba estar siendo lo suficientemente claro-. Corre o utiliza uno de esos trucos tuyos. ¡Vamos, vamos, vamos!-la azuzó. Según había dicho Metálico, los animales eran de arena, pero a Tap le importaba tres pepinos de lo que estuvieran hechos, solo quería que volvieran al panal de una pieza.

Giz

Habían salido por fin del cuchitril para hacer una visita a la biblioteca y a los cuchitrileros, salvo por Toima, se les habían unido el vampiro y la náyade. Iban siguiendo la ruta de siempre, una bastante inocua para ellos, cuando Noel escuchó ruido entre las calles. Decidieron curiosear y siguieron a Noel, hasta que el ruido se hizo audible para el resto. La gola advirtió a Giz de que no solo el ruido se intensaba, sino también los niveles de magia. Sabía en qué barrio se estaba metiendo solo por oídas y sabía que para el resto era igual. Aún así les acabó advirtiendo.

-Edificios carnívoros-señaló alrededor y los miró con curiosidad. Parecían alborotados hasta el punto de que prácticamente todas las casas cercanas se activaban a la vez.

En conjunto, Giz podía ver la calle del cuchitril. No había desierto ni arena, ni Asrena ni nada por el estilo. Al fondo, muy vagamente podía ver su laboratorio, con algún animal revoloteando y la silueta vaga de su profesora rusa. Sin embargo, lo más importante, lo que parecía avanzar según el grupo se acercaba a la fuente del ruido, era el propio cuchitril, con Toima asomándose a la puerta. El goliat no se sorprendió, no podrían cazarle mostrando otra cosa que no fuera la casa que compartía con sus amigos.

Tras una corta caminata, llegaron por fin al lugar del que provenía el ruido. Esto sí que sorprendió a Giz. <<Otra vez...>> hoy los cosechados parecían reclamarle su atención a gritos. Se le habían colado en la niebla mágica para matar a su hiena y ahora les distraían del camino. Era el mismo grupo, de hecho, con el añadido de la niña lectora. Sobre su cabeza, el manojo verde se removió y soltó un par de chillidos señalando a Gael, lo que provocó que a Giz se le escapara media sonrisa.

Sin embargo, la situación de los cosechados no era precisamente graciosa. Un lobo entero y dos medios lobos les atacaban. Eran de arena y Giz enseguida intuyó a su dueño. La sonrisa se le fue de la cara y acabó torciendo un poco el gesto. Solo eran cosechados, si querían ver la luna tenían que aprender a defenderse, pero se les veía cansados y sabía de buena mano que habían derrochado magia un rato antes.

-Suerte-dijo dirigiéndose a ellos en un tono neutro, al tiempo que se frenaba en seco y se cruzaba de brazos para observarles.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

76 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 22/04/13, 01:49 am

Giniroryu

avatar
GM
Tras salir de la biblioteca, durante el camino de vuelta Noel advirtió a los demás de que se oía un estruendo poco habitual por aquella zona. Movidos por la curiosidad decidieron seguir el origen del sonido, que al principio se le antojó confuso pero según se acercaban pudo distinguir las voces, así como un rumor que le resultaba familiar... el sonido de arena en movimiento.

Cuando llegaron a la avenida, al principio no reconoció el lugar, pues nunca habìa estado allí, pero tras la sorpresa inicial de ver de pronto el cuchitril, el goliat puso en voz alta de que se trataba antes de que pudiera recordarlo. Dedicó un momento a observar las ilusiones con las que las casas cercanas intentaban tentarlo a que se acercara, aunque de una forma bastante confusa e ilógica si lo que pretendían era que se acercase. Vio a Toima charlando con Tania en la puerta del cuchitril, por la que poco después salió Yloh, quien llevaba la gata de Gael en brazos; Odin y Purr se asomaron por entre sus piernas, el gato mirándolo fijamente. Al lado del cuchitril también vio a Vac, quien le dedicó alegremente un: "hola, hermanito"; y no muy lejos a Wen, quien lo miraba fijamente con los brazos cruzados y una sonrisa pícara en los labios. No había rastro, sin embargo, de nada relacionado con su vida terrestre. Noel no estaba seguro de si las ilusiones eran divertidas o simplemente irritantes, pero tampoco tuvo mucho tiempo para seguir contemplándolas. Sabiendo de su naturaleza, apartó la mirada de las falsas imágenes de sus amigos y se centró en la realidad.

Allí estaban los mismos cosechados a los que habían estado observando desde la niebla mágica, además de la chica con gafas que habían visto leyendo el día que los espiaron en Letargo. Y a pesar de todo, lo que más le llamó la atención fueron los seres a los que se estaban enfrentando. No le sorprendió ver a los lobos de arena, había oído el rumor del movimiento de los granos que conformaban sus cuerpos mucho antes, pero al verlos en movimiento los relacionó con Terro inmediatamente. Llegaron justo a tiempo para ver como el libense utilizaba un hechizo de impacto con bastante acierto.
-Esas cosas... ¿las habrá hecho Matt? -preguntó al resto según se acercaban, al menos no conocía a ningún otro brujo de la arena-. Giz, será mejor que él y tú ajusteis cuentas con estos cosechados: no paran de destrozar vuestras creaciones -añadió con una risilla divertida, que se incrementó cuando el repoblador, al que había pasado por alto hasta ese momento, comenzó a chillar aterrado señalando a Gael.

El grupo se mantuvo a una distancia prudencial, todos sabían que no podían ayudarles... o eso esperaba el draco mientras miraba de reojo a Nia.
-Sí, buena suerte -coreó a Giz-. Pero si os hacéis daño no os olvidéis de gritar un poco -añadió con una sonrisa maliciosa.

77 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 22/04/13, 04:53 pm

Poblo

avatar
Al final habían logrado escapar del anfiteatro vivos y enteros. Además, para mi propia sorpresa había salido ileso del encuentro, no tenía ni una sola herida.
Mentalmente la situación ya era distinta. Aunque ahora estaba más calmado no podía evitar acordarme de lo que había pasado al final. Había perdido el control, igual que la otra vez, y la última vez alguien salió muerto por mi culpa. También me habían asaltado recuerdos del sueño, sobre todo al mirar los hueso de la cicatriz mientras cruzábamos. Me reocrdaba al mar de cadáveres con el que había soñado. Por suerte estos pensamientos ya habían desaparecido prácticamente cuando llegamos a la avenida. No encontramos ni rastro de las cestas, pero si que encontramos otra cosa, a Erin.

“¿Cuando ha salido?” Rápidamente até cabos. Mientras estaba paralizado alguien se había marchado del torreón. Tenía que ser ella.
“¿Tap la dejó salir sola? Ya hablaré con el luego”

La chica huía de lo que parecían ser dos lobos hechos de arena, pero lo peor era que corría directa hacia una de las casas.
Atol salió corriendo hacia ellos, poniéndose entre Erin y los lobos. Casi al mismo tiempo escuché a Stefan pidiéndome mi espada. Dudé por un momento, peor al final se la acabe dando. Yo todavía tenía el arco, y lo manejaba mejor que la espada, aunque no creía que fuera a ser muy útil en esta situación.
-Toma, y esta no la pierdas-

Eché a correr hacia Erin mientras veía como Atol lidiaba con los lobos. Cuando los alcancé pasé de largo y agarré a Erin casi a la vez que Tap terminaba su discurso.
-¡Ni se te ocurra entrar a lo que sea que te esté mostrando!-

Habría seguido hablando, pero unas voces que no pertenecían a ninguno de los otros me llamaron la atención.

Cuando descubrí su origen me quedé de piedra. Podía ver seis figuras, que parecían humanas, al menos en parte. Dos de ellas tenían alas, de pájaro y de murciélago respectivamente. Luego había otra que estaba en llamas, lo que confirmé finalmente con el chillido de Tap. La siguiente figura parecía un reptil humanoide de algún tipo, con una gola que brotaba de su cuello. Las otras dos figuras no las distinguía muy bien pero una de ellas flotaba, la otra parecía un humano normal y corriente, pero visto el grupo que formaban cualquiera sabe.

Tanto el que parecía un lagarto gigante como el medio pájaro nos hablaron. No es que me hiciera mucha gracia lo que decían, pero parecía que se mantendrían al margen, así que los ignoré y volví mi atención a nuestro problema original.

Atol había conseguido partir en dos a uno de los lobos, y ahora lidiaba con el segundo. Me volví hacia Erin.
-Sabes ese hechizo? ¿El que Atol acaba de usar? Si lo sabes úsalo sobre el otro lobo. ¡Rapido!-

Mientras hablaba comencé a disparar flechas sobre el, buscando realentizarlo o desfigurarle la boca.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 16.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 11 ... 16  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.