Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Adru y Rox charlan sobre género
por Giniroryu Hoy a las 02:29 pm

» Explanada de los portales
por Lupin Hoy a las 12:37 pm

» Resumen del rol (borrador)
por Kial Hoy a las 12:23 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 09:39 pm

» Trama de los Sueños
por Yber Ayer a las 08:29 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 177 miembros registrados.
El último usuario registrado es jeff_98.

Nuestros miembros han publicado un total de 37451 mensajes en 707 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Barrio Quemado

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 8.]

1 Barrio Quemado el 02/08/11, 06:46 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Antes en llamas, ahora solo es un barrio de escombros y cenizas azotado eternamente por una molesta brisa que arrastra los gritos lastimeros de los que una vez sufrieron allí.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/03/13, 10:54 pm, editado 1 vez


37 Re: Barrio Quemado el 10/09/12, 03:19 am

Yler


La estrategia no había surtido efecto, el espectro me alcanzo en cuestión de segundos y antes de que pudiese reacción sus garras me atravesaron. Por un instante, la milésima de segundo antes de que sus garras me tocaras pero luego de saber que no tenia ya ninguna posibilidad de esquivarlo, pensé que moriría y el terror se apodero de mi, mas antes de poder asimilar la extraña sensación de saberme muerto, el dolor de los cortes que esperaba fue reemplazado por un malestar muy distinto.

Me gustaría decir que fue bueno no saberme cortado, que me alegra que las garras de la criatura no desgarraran mi piel ni expusieran mis entrañas, pero la verdad es que incluso hubiese preferido el dolor físico que horrible sensación que es espectro me trajo. Por un instante, mientras su ataque estuvo en contacto conmigo sentí tal malestar que desee que acabara de una vez y poder morir rápido, para cuando las garras habían salido de mi interior sentí mi cuerpo agarrotado, estaba empapado de sudor frió y el mundo entero lucía gris y opaco. Antes de poder recuperarme de aquella extraña sensación, un nuevo zarpazo lleno mi mundo de dolor, para luego ser acompañado de otros...

- NOOOOOOOO... - Grite con toda la fuerza que mis pulmones permitían mientras me desplomaba sobre el suelo, temblando, la criatura no pareció creer que era suficiente pues continuo con sus ataques - Por favor, detente, por favor... solo... solo termina ya... por favor... matame...¡MATAMEEEE! - Mis ojos se llenaron de lagrimas mientras el dolor de aquel extraño ser se transfería a mi con cada nuevo ataque, las sensaciones no hacían sino empeorar. Pronto ya ni siquiera habían pensamientos racionales en mi cabeza, solo había espacio para el dolor, las ideas se fragmentaron en cientos de cristales rotos y solo supe gritar hasta que mi garganta tuvo el sabor metálico de la sangre.

Sabía que gritar en un lugar así era una pésima idea, podía llamar la atención de cualquier tipo de criaturas, pero nada importaban las criaturas en ese momento, incluso habría agradecido que algo llegara y acabara conmigo con tal de evitar aquel terrible dolor, pero, cuando sentí que todo se volvía negro a mi alrededor y que el olvido comenzaba a envolverme, algo cambio. "Solo deben sobrevivir", palabras tan simples que probablemente, para todos los demás presentes en la plaza fueron la parte menos importante del discurso, pero que para mi habían significado muchísimo más. Tenia una misión, una misión entregada por extraños y sin un fin que pudiese entender, pero una una misión al fin, un significado, una meta, había pasado mis días sin ello, sobreviviendo solo por el hecho de vivir, días iguales sin un final que pudiese esperar, pero ahora era distinta, debía esperar la luna roja, algo ocurriría cuando ella llegara, algo cambiaría, finalmente, en mi vida.
, no sabía que, pero algo en mi me decía que seria importante, un "Milagro", como dijo la licantropa.

Me puse de pie obligando a mi cuerpo a dejar de temblar, mis músculos estaban agarrotados y había apretado con tanta fuerza los dientes que tenia sangre en la boca. El dolor del hombro era solo un lejano murmullo al lado de las sensaciones transferidas por el espectro, pero me aferre a el como puse, sabiendo que ese si era un dolor que venia de mi propio cuerpo, un dolo mio y no ajeno. Gracias a eso pude recuperar el control de mis extremidades, me puse en pie como puse y comencé a correr, corrí sin rumbo fijo, apenas mirando por donde avanzaba, el mundo era un borrón a mi alrededor.

No sabía cuanto tiempo pensaba perseguirme aquella extraña criatura, pero antes de que me diera cuenta ya no estaba sobre cenizas y escombros, había salido del barrio en Quemado, estaba ahora en otra parte de aquella misteriosa cuidad.

Sigue en Ruinas de Margalar

38 Re: Barrio Quemado el 20/06/13, 04:39 am

Giniroryu


GM
Noel alzaba la cabeza insintivamente al escuchar los constantes quejidos lastimeros que el viento arrastraba permanentemente en aquel ruinoso barrio. Su mirada estaba fija en ninguna parte, como si intentase discernir entre la constante llovizna la manifestación visible de los gritos que ahora se habían convertido en un incesante sonsonete entremezclado con el silbar del viento y el golpeteo de la lluvia. Tras internarse unos cuantos pasos, sin mirar atrás en ningún momento, se detuvo de repente, con la cabeza todavía ligeramente inclinada hacia arriba y la expresión abstraída que había hecho omnipresencia en él durante los últimos minutos.

Calma. Esa era la palabra que acudía a la mente del draco si le pidiesen que describiese la sensación que le producía aquel lugar. Probablemente una calma enfermiza y terrible para cualquiera, salvo para un draco de estínfalo. El sonido de los pasos a su espalda le hicieron reaccionar y lo devolvieron a la realidad durante un instante. Momento que aprovechó para darse la vuelta y mirar a Gael, Tania y Vac.
-Volved sin mí. No me esperéis -dijo en un tono de voz que no admitía réplica tras unos breves segundos de silencio antes de volver a girarse para seguir internándose en el barrio, perdiéndose entre los escombros.

39 Re: Barrio Quemado el 20/06/13, 05:23 am

Tak


GM
Vac se acordaba bien del barrio, de hecho todavía había averiguado más sobre ello. Pensó en preguntarle más detalles al respecto, aunque el nombre era revelador, pero Noel avanzaba sin esperarlos hacia donde parecía estar la fuente de sonido. No reconoció la zona en cuanto llegaron, pero sí el sonido que emitía aquel barrio destrozado. Seguramente en la anterior ocasión llegaron por otro lugar, pero tampoco tenía muchos recuerdos de la zona. La había estado evitando inconscientemente aun sin recordarla, pensó. Los gritos, aunque fuesen ecos traídos por el viento, amortiguados ahora por el repiqueteo de la lluvia, reververaban contando que habían sido reales. Era imposible no incomodarse al oirlo, pero quedó claro que ese no era el caso de Noel. El fuego fatuo se paró donde los edificios todavía estaban en pie y vio como su amigo se internaba más en el barrio, hasta que se volvió y los mandó regresar. Asintió en silencio y le vio perderse entre los escombros renegridos. Nadie hizo ademán de seguirle.
-Este sitio me pone los pelos de punta -murmuró dándole la espalda al barrio. La lluvia no amainaba y cada vez había más charcos en el empedrado. Empezó a saltar de uno en otro dando largas zancadas de forma distraída. Se les había hecho bastante tarde durante aquel paseo, y hasta acabó soltando algún que otro bostezo-. Cuando llegue voy a tomarme algo caliente delante de la chimenea. No es lo mismo si no acabas de cambiarte la ropa mojada y aún te pinga el pelo, pero qué le vamos a hacer -comentó en algún momento por sacar alguna conversación. A nadie le hacía mucha gracia que Noel se quedase solo atrás, pero no iban a convencerle de lo contrario. En vez de preguntar por el barrio como tenía pensado, acabó sacando temas de conversación triviales.

Sigue en el Cuchitril.

40 Re: Barrio Quemado el 20/06/13, 09:15 pm

Giniroryu


GM
No se giró para ver como se iban pero el draco supo que poco tiempo después de pedirlo se había quedado completamente solo. Caminó bajo el torrente incesante de lluvia internándose en el barrio, atravesando los ennegrecidos escombros que eran toda la evidencia que quedaba de los edificios que alguna vez hubo. Noel caminaba con lentitud mientras dejaba que los gritos que arrastraba el viento empapasen sus oídos tanto como la lluvia empapaba todo lo demás. Ya no podía calarse más, el agua resbalaba sobre su ropa completamente empapada. No prestaba atención con la mirada a nada en concreto, no había nada que ver en aquella desolación que dejaba patente el horror que alguna vez hubo. No lo necesitaba.

Se detuvo automáticamente cuando se hartó de caminar. No lo hizo por ningún motivo en especial, simplemente sus piernas decideron dejar de moverse. Permaneció unos instantes, tal vez unos segundos o quizás minutos enteros en la misma posición, con la cabeza alzada ligeramente hacia el cielo y la mirada perdida, tan sólo parpadeando de vez en cuando debido a las gotas de agua que discurrían desde su flequillo. Algo se agitó en su interior transcurrido ese tiempo, como tratando de advertirle de que tal vez debería volver. Pero él no quería. Las precipitaciones, el ambiente húmedo, los lamentos en el aire... Se sentía demasiado bien en aquel momento y lugar, como si la lluvia pudiera arrastar consigo todas sus preocupaciones.

Se sentó apoyado en un trozo de pared que había quedado lo suficiente en pie como para servirle de respaldo, en un punto donde el viento jugaba en su favor para hacerle llegar los constantes gritos de desesperación que habían pertenecido a aquellos que sufrieron un tormento tal que no se había borrado ni siquiera después de su desaparición. No le importó en aquel instante lo que había ocurrido en aquel lugar ni pensó en la horripilancia que sin duda había impregnado el barrio. Tan sólo disfrutaba de la tranquilidad, del placer enfermizo que le atraía y le impedía levantarse dejando atrás aquella comodidad.

Porque era muy cómodo. Los gritos no provenían de ninguna garganta, no había nadie sufriendo delante suya al que observar con sádica satisfacción que pudiera provocarle algún remordimiento más tarde. Era muy cómodo permanecer allí y escuchar, abandonarse a un placer que tan sólo él podía comprender y olvidarse de todas las preocupaciones que día tras día lo asaltaban. En aquel instante no importaban los dilemas morales, ni los remordimientos, tampoco la fragilidad de la confianza en sí mismo que se había obligado a imponerse.

Eran tan sencillo, tan tentador... Cerró los ojos, no supo cuando. Tampoco sabía cuánto tiempo había pasado, la noción del tiempo completamente perdida y carente de significado para él. Se sumió en un sueño en el que la lluvia estaba tan presente como en la realidad. La ciudad sumergida en un constante diluvio que no tenía fin. Cuervos negros que imitaban gritos de desesperación surcaban el cielo en bandadas. Unas figuras en la distancia más reconocibles cada vez que se acercaban lo observaban y le decían algo que no podía oír, los gritos acaparaban toda su atención. Las figuras se volvieron cada vez más reconocibles hasta que una de ellas extendió su mano hacia él, que se hallaba muy lejos, y distinguió por primera vez lo que decían.

"Vuelve".

Aquella palabra resonó en su cabeza mientras abría los ojos con dificultad. Todavía llovía, pero el sol ya se encontraba en el cielo. El draco parpadeó un par de veces y comenzó a incorporarse desde su posición. Se había quedado profundamente dormido sin ni siquiera darse cuenta y había dejado de apoyarse en la pared durante su sueño. Se encontraba tirado en el suelo al lado de esta, con el brazo que había quedado atrapado bajo su cabeza dolorido y entumecido. Algunos rastros de suciedad se le habían pegado en su ropa, su piel y sus plumas aunque no le prestó atención. Observó varias de sus plumas esparcidas a su alrededor, alguna incluso se le había clavado en los brazos y se las arrancó sin miramientos mientras se levantaba. Un tenue reguero de sangre al que no hizo caso discurría a lo largo de una de sus extremidades, tiñendo ligeramente las plumas duras del antebrazo. Observó confundido la claridad del día. No sabía cuántas horas había pasado allí, pero por la posición del sol dedujo que el mediodía no estaba demasiado lejos. La palabra volvió a acudir a su mente y recordó.

Wen. Tenía que hablar con ella y disculparse por no haber aparecido en toda la noche. Dedicó unos breves segundos más a escuchar los gritos antes de alzar el vuelo bruscamente, todo lo buscamente que su cuerpo le permitió. Voló bajo la lluvia en dirección al burdel todavía ligeramente conmocionado por el paso del tiempo que para él había sido como un hueco vacío en su existencia. Y sin embargo se sentía bien, se sentía a gusto y despejado. Y disfrutó del viento, aunque libre de gritos, que agitaba su empapado plumaje y sus ropas durante el vuelo.

Sigue en el Burdel de Dama Espasmo.

41 Re: Barrio Quemado el 14/09/13, 02:58 pm

Naeryan


Todo lo que retumbaba por el Barrio quemado eran los acordes de la música, con tal potencia y poderío que ahogaba incluso cualquier intento de comunicación que estableciesen los recién llegados. Predominaba el sonido de un instrumento de viento, fuese el que fuese, mientras que los demás parecían actuar como acompañamiento. El sonido de aquel imaginario sucedáneo de la flauta era increíblemente dulce.
Los dos que estaban en los tejados oían la melodía un poco más débilmente, lo que daba a entender que fuese cual fuese la fuente del sonido, ésta se hallaba a ras de suelo.


-

A medida que se fueron adentrando en el barrio el volumen de la música aumentó hasta hacerse casi insoportable. Si alguien intentó hablar o incluso gritar por el camino, no se le oyó.
"Alguien le está dando demasiada caña a los altavoces", pensó Taro. Con el ceño fruncido trasteó con una ruedecilla de su mp3 hasta que ésta llegó a un mínimo, activando el modo de ruido blanco. Éste creaba un minúsculo campo insonorizador en torno a sus tímpanos, de modo que en cuanto se puso los auriculares su expresión se relajó.

Se encontraban en una intersección del barrio que conducía a tres lugares posibles: un jardín marchito, una mansión derruida y un pabellón de cristal que parecía ahogar la luz en vez de filtrarla. Taro se paró ahí y se encogió de hombros ostensiblemente ante sus compañeros como parco sustitutivo a "¿Ahora qué, por dónde queréis tirar?"

42 Re: Barrio Quemado el 14/09/13, 05:39 pm

Leonart

avatar

Le recordaba vagamente a música clásica y podia distinguir algún que otro tipo de instrumento, pero hasta ahí llegaba su conocimiento sobre el tema. Sentia curiosidad pero tampoco queria adelantarse mucho al grupo, sobretodo teniendo que ir por el suelo. Junto a Taro, descubrieron la intersección de la cual parecia provenir la música. Esperando a que los demás decidieran por donde ir, el aprendiz decidió adelantarse y, sin decir ni una palabra, saltó de nuevo a la calle y echó a correr hacia el jardín marchito. A mitad de carrera se dió la vuelta y, mientras corria de espaldas, se dirigió al grupo vociferando.
-¡Me encargó de mirar por aquí! ¡No os preocupeis por mi! ¡Me las apaño mejor solo!-soltó una risotada y continuó su camino. Y terminó, añadiendo:-¡Id buscando por otros lugares!-

Aunque aquello pudiese parecer un acto de valentia por parte del aprendiz, en verdad lo hacia porque si tenia que encontrarse con algún peligro, preferia tener que hacerlo en espacios abiertos y no encerrado en algun edificio roñoso. Tragó saliva y agarró con fuerza su bõ mientras entraba en aquel jardín descuidado. Sus cuatro sentidos alerta, por lo que fuera que pudiese pasar.

>> Y lo guay que he debido de quedar, eso tambien.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

43 Re: Barrio Quemado el 14/09/13, 09:10 pm

Alicia

avatar
La musica era atronadora, y Nero se llevó un dedo al oído haciendo una mueca. Echó un vistazo a las opciones disponibles y su pulgar señaló a su espalda. Por él, podían regresar ya. La melodía, cuyo origen era con casi toda seguridad mágico, salía de allí. Podían seguir avanzando, y descubrir una fuente cantarina, o un sapo musical, o comprobar que el volumen aumentaba exponencialmente y les dañaba los tímpanos. Shaco se adelantó hacia el jardín, diciendo algo difícil de entender entre las notas musicales. Nero se encogió de hombros, rindiéndose a la decisión general. Seguiría al grueso del grupo, a una distancia prudencial de unos pocos metros, allá a donde ellos quisieran ir; pero de dividirse todos, esperaría en la encrucijada los resultados. No tenía interés en perderse sucesos que podían suponer diversión, pero no sería él quien pisara primero un lugar desconocido y posiblemente hechizado.
"Porque lo que sea que produce esto, o bien tiene solo esa finalidad y es aburrido; o bien oculta otra cosa, y es peligroso".


_________________________________________

-

44 Re: Barrio Quemado el 14/09/13, 10:39 pm

Poblo

avatar
La discusión que había iniciado, y terminada un rato atrás, había tenido el curioso efecto de calmar ligeramente a Xalkoth. Seguía enfadado, pero al menos se había quedado a gusto.

A medida que el sonido aumentaba de volumen, el clinger tuvo que forzarse a no tapar sus oídos. El sonido era molesto, pero necesitaba usar las manos, así que se obligó a no hacerlo y a ir asimilando que a partir de ahora se movería con un sentido menos.

Sus instructores le habían enseñado, como a todo clinger, a mantenerse en completa calma ante la situaciones inesperadas. Sin embargo Xalkoth era incapaz de mantenerse frío ante cosas nuevas, y lo que había aprendido realmente no era a mantener la calma, sino a fingirlo.
Así, a ojos externos, el clinger mostraba lo que parecía una calma profesional, cuando internamente se encontraba en un estado de nervios tal que, de haberlo expresado, nadie en su sano juicio se habría vuelto a acercarse a menos de diez metros del insecto.

Había elegido acercarse por los tejados por seguridad. Si había algún peligro, y este era terrestre, estar arriba le daría ventaja, y si el peligro podía volar pues... estaría jodido tanto arriba como abajo, por lo que mantenerse alto era la elección más segura.

Cuando se hizo evidente que la fuente de todo ese escándalo se hallaba a ras de suelo, el clinger se acercó hasta la intersección donde se encontraba el resto y luego, tras pensarlo un momento se dirigió hacia el pabellón de cristal.

"¿Qué podrá ser? Tengo que saberlo... Tengo que... no. Necesito saberlo. Vamos, déjate ver... seas lo que seas"

45 Re: Barrio Quemado el 15/09/13, 03:02 am

Tak

avatar
GM
A medida que avanzaban hacia la fuente del sonido, este se hacía más y más fuerte, llegando a niveles dañinos cuando se detuvieron en un cruce. Cío había llevado cuenta de cada camino que habían tomado, preocupado por lo laberíntico de las calles. Era algo que hacía inconscientemente, a pesar de que había otros que podían guiarles por sus ventajas evidentes. Hacía ya un rato que se podían distinguir más detalles de la música que sonaba, anticuada, tocada con instrumentos clásicos que no eran precisamente santo de su devoción. «No lo entiendo. ¿O es que está tan vacía la ciudad que los pocos que viven aquí hacen lo que les sale de los huevos?». Pero incluso para él ese volumen se hacía demasiado alto como para disfrutar de ello. Con todo, avanzaba sordo por la música pero inmutable, acostumbrado a sonidos atronadores.

Cuando Nero hizo un gesto para retroceder, él estuvo a punto de asentir para darle la razón, pero mientras se lo pensaba mejor Shaco ya se estaba adelantando, y en una dirección diferente a la que había tomado el clinger. Tampoco escuchó las palabras del pelirrojo, pero ya no podían irse de allí sin ellos. Aun así, pensó, una vez llegados a aquel punto necesitaba saber de dónde venía la música. Si había gente civilizada detrás de aquel barullo podrían obtener respuestas.

Se encogió de hombros y tomó la misma dirección que el humano. No había duda acerca de a quién prefería ayudar después de lo que había pasado ese día. Miró hacia atrás antes de seguir avanzando, preguntando con la mirada si alguien tenía intención de acercarse también.

46 Re: Barrio Quemado el 15/09/13, 04:18 pm

Yber

avatar
GM
Hubo un momento en el que el propio sonido se volvió insoportable y Lara se arrepintió de haber seguido por ese camino. <<¡Nos están cortando la comunicación verbal! Esto no puede ser bueno... ¿Y por qué palíndromos no se paran a (...)>> estos y el resto de pensamientos que tenían lugar en su cabeza se podían resumir básicamente en: "¡Es una trampa!". Para paliar lo molesto del ruido, la ordesa trató de mover sus orejas en dirección contraria a la música, pero hubo un momento en el que no podía ni saber la dirección de la que procedía. Como último recurso a la desesperada, cogió los cordones que colgaban de su capucha, se metió uno en cada oído y luego se cubrió con las manos ahuecadas. No es que sirviera de mucho con el volumen al que sonaba lo que fuera que sonase, pero menos daba una piedra.

-La madre que os escupió por el coño a todos -iba gritando frustrada-. ¡QUE NOS LA ESTÁN JUGANDO, POR TODA LA SUERTE DEL PUÑETERO MUNDO!-continuó. Siguió soltando improperios incluso cuando no le quedó más remedio que seguir a Shaco-. COMO NOS ATAQUE ALGO Y SOBREVIVAMOS, EL BICHO NO VA A SER EL ÚNICO QUE DESCUBRA SI LE VA EL FISTING CON ARMAS DE FILO.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

47 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 04:11 pm

Giniroryu

avatar
GM
Según se acercaban a aquel barrio especialmente castigado por la desolación que caracterizaba toda la ciudad, el volumen de aquella melodía aumentaba hasta alcanzar límites insoportables. Archime modificó ligeramente su inmutable expresión por un leve ceño fruncido debido a la molestia que le suponía tal nivel de decibelios. La música era muy clásica y el irrense apenas podía reconocer la familia de los instrumentos que conformaban la melodía, debido a numerosos factores entre los que se incluían las diferencias culturales de uno y otro planeta y, sin más, la dificultad que suponía concentrarse en aquellas condiciones.

Observó sus alrededores sin prestar demasiada atención al resto de sus compañeros y se fijó en que los escombros en aquella zona estaban completamente ennegrecidos. Mientras examinaba lo que podían ser los restos de un pozo, se vio obligado a interponer su brazo delante de su rostro ya que una corriente de aire levantó un montón de cenizas que no se le metieron en los ojos gracias a sus gafas. Resultaba evidente que aquella zona había sufrido un incendio cuyo alcance de daños era visiblemente desmesurado. El biomecánico se estaba preguntando como de reciente podía ser aquel incendio, llegando a la conclusión de que muy probablemente se había producido como consecuencia de la hipotética guerra que sugería el estado general de la ciudad así como aquella serie de estatuas hiperrealistas cuando notó que sus compañeros comenzaban a alejarse demasiado.

Vio a Xalkoth y Shaco tomar direcciones distintas y presenció como el resto del grupo se decidía por seguir al humano. Captó la mirada de Cío y, tras un breve instante de duda, se decidió él también. No es que fuese a ser de mucho ayuda para el insecto si a este le pasaba algo y quedarse solo tampoco parecía una buena opción. De todas formas por allí no había nadie y habría que seguir buscando.

48 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 06:15 pm

Naeryan

avatar
En algún momento de Rocavarancolia aquella intersección de calles había bullido de vida. Compañías demasiado poco adineradas para los eventos del barrio de la Luna Alta, pero el triple de selectas en lo que a espectáculos estrafalarios se refería, se congregaban allí en reuniones celebradas mayoritariamente por nigromantes y otras gentes de trato poco fiable.

El pabellón de cristal había albergado en esos tiempos una sala de conciertos, donde también habían tenido lugar otros entretenimientos menos refinados. Sin embargo a Astra no le gustaba tocar en la oscuridad. Prefería hacerlo al aire libre, aunque eso significase que las cenizas que el viento arrastraba en ocasiones se le colasen por los agujeros de la flauta. Los macieleros que entraron al jardín marchito pudieron verle apenas se adentraron lo suficiente en él.

El monstruoso intérprete de la música parecía un licántropo, o más bien un muñeco hecho a parchetazos de carne por alguien que hubiese querido fabricar un licántropo y hubiese desistido a la mitad. Se hallaba de cara a los cosechados, en una postura exageradamente encorvada que algo tenía de antinatural. El pelaje alternaba entre franjas peludas y desnudas de vello, y podía verse perfectamente la maquinaria de hilo deteriorado que mantenía a aquel esperpento de una pieza. Desde aquella posición no se le veía la espalda, pero era de suponer que se hallaba en el mismo estado.
En torno a él estaban repartidas en círculo una serie de deterioradas figuritas de metal, de las cuales emergían las notas que actuaban como acompañamiento. Entre ellas podía distinguirse un ángel negro con un violín y una especie de silfo cuyos largos dedos timbreaban un teclado. Todas ellas estaban conectadas entre sí por un circuito rúnico que se perdía en las profundidades del jardín hacia el pabellón, y que era el responsable de que la música se oyese a tal potencia, haciendo las veces de altavoz.
La desastrada criatura sujetaba entre unos labios malamente cosidos al hocico una flauta de hueso. La delicadeza de la melodía contrastaba grotescamente con el instrumento del que provenía, el cual sobrepasaba con creces la longitud de una flauta normal. Su pintoresca apariencia se debía a que no se trataba de un simple hueso pulido, sino de una columna vertebral completa que había sido manufacturada lo justo y necesario para poder producir sonido. De vez en cuando de entre los entresijos de la flauta se escapaba una mota de tuétano que hasta el momento había logrado aguantar el envite de los soplidos.

Astra era el resultado de un ambicioso experimento nigromántico que intentaba fabricar un ser con esencia post-luna desde cero. Su creador había logrado dotarle de conciencia, pero el resto del intento había fracasado. Desde su muerte Astra vivía por y para la música, y aquél no era el primer día en que utilizaba la antigua sede de conciertos para hacer oír el sonido de sus instrumentos por encima de la desolación del barrio quemado.

En el exterior del pabellón, el merodeo de Xalkoth resultó en la ruptura del circuito rúnico que más mal que bien Astra había trasladado desde el interior al jardín. Una última nota trémula flotó en el aire, por fin a volumen normal, y un pesado silencio cayó como una losa sobre el barrio quemado, puesto que toda la zona de la intersección se hallaba insonorizada frente a ruidos de fuera. Astra frunció el ceño, y el simple gesto pareció poner a prueba la piel de su frente, los hilos de la cual acabaron estirados casi al límite. Fue cuando alzó la vista cuando divisó a los recién llegados, y su mandíbula se abrió en una sonrisa tan amplia que parecía partirle el rostro por la mitad.

-Cosechaaaaaaados- su voz, en extremo contraste con la música que era capaz de interpretar con sus manos, era chirriante y desagradable; dotada de un regusto a uñas arañando una pizarra. Alargaba algunas sílabas inconscientemente, como si algunas de sus cuerdas vocales no las manejase bien-. Niños bizarros amantes de la música… ¿Venís a escuchar al viejo Astra? Acercaos… os endulzaré los oídos y llenaré vuestros cerebros con hilos de melodías…


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

49 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 06:38 pm

Leonart

avatar
Cuando el aprendiz comenzó a adentrarse en el jardín marchito, el sonido atronador de la música le inundó los oidos y para cuando se dio cuenta que los demás le habian seguido dio un respingo y refunfuñó entre dientes.

-Sordos.-musitó, pero apenas podia oir su propia voz. Le habian arruinado su salida épica frente a lo desconocido. O eso, o tenian demasiado miedo como para quedarse solos. El ego interno del aprendiz creció al instante.

>> Bueno... Si tampoco molestan tanto... Mis pobres y débiles compañeros que necesitan un poco de músculo.

El aprendiz se sumió entonces en una serie de poses de culturismo mientras esperaba a que le alcanzaran, pero sin llegar a estar muy cerca, porque queria terminar de explorar él solo el jardín, por mucho que le necesitasen. Y fue entonces cuando lo vió. La criatura que hacia sonar aquellos instrumentos, acompañada de otras creaciones que funcionaban de orquesta e inundaban el lugar con su música. El joven ruso se quedó parado por un instante, paralizado por la vista del ser irrisorio, parodia de licantropo. Tragó con fuerza mientras su canción moria y blandió su bõ como si fuera un baston de paseo cualquiera.

>> Y esto es lo que pasa cuando lees demasiado Crepusculo.

Finalmente, el acto musical dio su fin cuando la criatura se percató de la presencia de los demás, puesto que mientras el humano habia estado impactando sus compañeros habian ido llegando uno a uno ante aquella bizarra criatura. Y entonces, ocurrió lo insospechado, la criatura habló. Tan desagradable como era su voz, contrastaba la delicadeza con la cual tocaba, como en una similitud al mismo instrumento que blandia de aspecto grotesco, el aprendiz parpadeó una sola vez ante las palabras del ser para sumirse rápidamente en una respuesta escueta.

-¿Podemos?-aunque sus palabras, sus instrumentos y su apariencia fuesen siniestras, su musica no lo era, no lo suficiente como para que el aprendiz no le diera una oportunidad a la bizarra criatura. Apoyandose en su bastón mientras caminaba hacia el semilicántripo, detuvo su engalanado paseo hasta sentarse a un par de metros de distancia del músico, con el bõ clavado firmemente en el suelo, a su lado.- ¿Aceptas sugerencias?-soltó entonces, abrazando sus rodillas acuclilladas. Se giró hacia su grupo y les señaló que se acercaran.

>> ¿Podrá tocar Master of Puppets?
>> ...
>> En todo caso, será Master of Puppies ku ku ku...


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

50 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 07:09 pm

Yber

avatar
GM
Lara entró al jardín con la cabeza agachada mirnado al suelo y el gesto torcido por el dolor de oídos, mientras continuaba gritando a nadie. No había razón real para desearles mal a sus compañeros, pero gritarles cosas tan... poco agradables sin que pudieran ni percatarse era divertido y le ayudaba a obviar el intenso sonido, que por muy bonito que fuera, amenazaba con dejarlos a todos como tapias.

-(..) Y OS PETEN LOS OIDOS COMO SI FUERAN PALOmitasss-hasta que dejó de sonar-. Oh, venga... así no tiene ninguna graci-alzó la cabeza y vio lo que deberia haber visto mucho antes. Tragó saliva. <<Es un... un... Cosido>>. Realmente se acababa de inventar el nombre y las carácterísticas básicas que podría tener la especie. Pero le sonaron tan coherentes en su cabeza que decidió susurrárselo a la persona que tuviera más cerca-. Es un Cosido, un ser hueco envuelto en retales de pieles de niños muertos de todo tipo de especies. No sé si deberíamos fiarnos...

Y para resolver esa duda, lanzó un dado. Lara tenía una amplia variedad de opciones de cuando roleaba en vivo, pero dado lo que había aprendido en la ciudad, solo podía barajar dos opciones en ese momento.

Posibles resultados:

1-50. Sale un número par: Distraer y tratar de huír.
51-100. Sale un número impar: Tratar de dialogar.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

51 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 07:09 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
El miembro 'Yber' ha efectuado la acción siguiente: Número Aleatorio

'Dado de 100 caras' : 63

52 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 07:21 pm

Yber

avatar
GM
Con su búsqueda de respuestas en los dados, Shaco se le había adelantado; Lara le lanzó una mirada reprobatoria. <<Este chico es tonto... se ha acercado demasiado>>. Le había salido impar (el 7) y, aunque no le hacía especial gracia, obedeció a su suerte.

-E-Ey-se mordió la lengua con la intención de serenarse, si titubeaba o elegía las palabras incorrectas, podría enfurecer al Cosido. Y no estaba segura de por qué, pero no quería a un Cosido enrabietado-. No somos cosechados, somos elegidos. Mi nombre es Lara 37. El tuyo es Astra, ¿no?-dejó unos segundos de cortesía hacia no sabía muy bien qué y añadió-. Bonita música, la de antes.

A pesar de estar intentando establecer una conversación correcta. Lara había mantenido las distancias con el "viejo Astra" y aferraba con fuerza su puñal en una mano y un cristal en otra, con cuidado de no cortarse. Si su tirada no había sido afortunada, Lara tenía muy claro qué hacer. <<Voy a liberar la magia>> se dijo convencida. Y le dio igual que sus compañeros la hubieran advertido antes sobre su agua mágica o los pedacitos de cristal.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

53 Re: Barrio Quemado el 16/09/13, 09:24 pm

Tak

avatar
GM
Algunos empezaron a seguirle antes de que se volviese a girar y continuase andando. Después ya no se volvió a preocupar por comprobar si les tenía detrás. Avanzó con la mano derecha cerrada sobre la empuñadura del alfanje. Le parecía irónico que, de vivir alguien en la ciudad, lo hiciese justamente en aquel barrio desolado, y precisamente eso no hablaba muy bien de quien fuese. Llegó tras Shaco al parterre marchito, topándose de frente con aquel espectáculo difícil de asimilar. Inevitablemente su atención se posó poco en los autómatas, por estar allí aquella criatura sorprendentemente viva a pesar de su aspecto. Para colmo, el instrumento que tocaba hacía difícil apartar de él la mirada. Aquel ser aberrante tenía pinta de cualquier cosa menos de amistoso.
¿Qué coj…?
No se molestó en terminar la palabra, porque no se escuchaba ni a sí mismo. Pero justo entonces la melodía dejó de atronar y los instrumentos pasaron a sonar a un volumen normal, hasta cesar bruscamente. Los oídos le chirriaban pero escuchó perfectamente como surgían los gritos decrecientes de Lara del refrescante silencio. Después la criatura hecha a pedazos habló, con su voz desagradable y palabras que, para él, no auguraban nada bueno. Aunque estaba claro que para Shaco no era así.
¿Estás loco? —susurró tratando de llamar su atención y siendo ignorado o no escuchado. «Tú verás lo que haces, insensato».
No supo si fiarse o no de las palabras de Lara, pero por una vez parecían más acertadas que de costumbre. Sin embargo, a pesar de su miedo, la ordesa trató de hablar con la critura. Había que concederle que no les había tratado de atacar, pero aunque apartó la mano de la empuñadura para no provocar, no relajó ni un ápice la postura, y atendió en silencio al intercambio de palabras.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 8.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.