Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Goliat Hoy a las 05:19 am

» Bajos Fondos
por Jack Ayer a las 09:36 pm

» Rocavaragálago
por chicoaeseg15 Ayer a las 09:08 pm

» Dryfus
por Giniroryu Ayer a las 04:36 pm

» Faro
por Jack Ayer a las 03:24 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36162 mensajes en 686 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Barrio Quemado

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 8.]

1 Barrio Quemado el 02/08/11, 06:46 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Antes en llamas, ahora solo es un barrio de escombros y cenizas azotado eternamente por una molesta brisa que arrastra los gritos lastimeros de los que una vez sufrieron allí.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/03/13, 10:54 pm, editado 1 vez


61 Re: Barrio Quemado el 19/09/13, 07:46 pm

Leonart


El aprendiz se movia con el grupo, nerviosamente mirando hacia atrás, hasta que dejaron esa calle fuera de su vista. Fue entonces cuando suspiró de alivio, al pensar que de verdad les habia dejado ir en paz. No duró mucho su fantasia, puesto que pudo oir su risa maniaca y su hedor de mala muerte siguiendoles cuando finalmente hizo contacto con los podridos ojos de la aberración. Sus propios gritos y chillidos de terror y pánico se unieron al coro de voces que habiataba el lugar. Persiguiendoles, su mente iba a toda velocidad con las posibilidades, mienrtas batia las piernas con fuerza y miraba por encima de los más retrasados.
Una idea siniestra y podrida apareció en algún rincón de su mente, como para aliviarlo. Si daba alcance a alguien para comerselo, lo más probablemente seria que no fuera él. Los habia más lentos, más torpes, más carnosos que él. Se asqueó a si mismo por pensar así y sacudió la cabeza fuertemente, intentando alejar aquel pensamiento de su consciente. Justo cuando le vio asomarse por otra esquina, justo detrás de ellos, su siseante columna hizo su música y al aprendiz se le erizaron los pelos de la nuca. Se armó de valor y animó a los más rezagados usando a plena potencia sus pulmones.
-¡NADIE VA A MORIR HOY! ¡DAOS PRISA!-pero su voz era tan solo una más entre las decenas que pululaban en el aire. Necesitaba aislarse. Necesitaba dejar de pensar. Necesitaba correr más y dejar de ser tan negativo. Entonces, sin muchos miramientos, sacó su consola, se puso los cascos y reprodujo un video que supo que le ayudaria a dejar de pensar aquellas cosas tan siniestras y le ayudaria a correr. Aun con el ruido de fondo, el aprendiz se sabia la melodia de memoria y la canturreaba, aunque con palabras diferentes a las que sonaban en sus cascos, dato que no apreció. Con aparente experiencia en hacer cosas como esta, logró distraerse todo el tiempo de duracion de aquel video, mientras corria como el que más y su cara se iluminaba. Cuando este terminó y volvio a la realidad, siguio corriendo, pero con el rostro mucho más demacrado.

Tras muchos más minutos de pánico, el grupo del aprendiz se habia separado y de los que habian permanecido con él se habian desmigajado hasta aun menos integrantes, llegando hasta el punto de que el aprendiz se encontró solo. Hacia ya un buen rato que no habia visto al engendro y entonces respiró tranquilo. Subiendose a un desastrado edificio, logró identificar a un pequeño reducto de sus compañeros en la plaza y alguno más llendo por los callejones en la misma dirección. Apurando su paso, saltó de tejado en tejado hasta finalmente volver a plantarse en la plaza. Con la respiración alterada y muy tenso con el bõ agarrado fuertemente.
-¿Estais bien?-comenzó diciendo mientras respiraba fuertemente.-¿Sabeis algo de los demás? ¿Ha cogido a alguien?-
Todos fueron llegando, todos sanos y salvos y acordaron volver al torreón. El aprendiz se sentia tan mal como impotente. Ni por un momento se le  habia pasado Les habia dejado salir de una pieza. Si habia más criaturas como aquella por la ciudad, el aprendiz todavia tenia que aprender mucho de los peligros de esta. Se secó el sudor de la frente.
-¿Que hay del bicho? ¿Alguien le ha visto?-dijo al fin.

62 Re: Barrio Quemado el 20/09/13, 01:40 am

Giniroryu


GM
Archime permaneció semioculto tras Cío sin perder detalle de la particular fisionomía del ser que había dicho llamarse Astra. No dudó en fotografíar disimuladamente el grotesco agujero que dejaba al descubierto la zona de la nuca y que mostraba como aquella especie de flauta que ahora habían podido comprobar que no era externa al ser, se conectaba con lo que conformaba su columna vertebral. El irrense se preguntaba por qué habían creado una entidad precisamente con aquellas características, aquel aspecto tan destartalado -aunque cabía la posibilidad de que se hubiese malogrado a posteriori o fuese el resultado de un experimento fallido- y con qué propósito… Pero llegó entonces la respuesta a su pregunta, la cual ya no esperaba.

Ya no había duda, entonces, de las extravagantes y no benévolas intenciones de Astra. Si bien no era alguien que juzgaba a los demás por su apariencia, Archime había considerado prudente no fiarse de una criatura de Rocavarancolia, debido a que ninguna de las experiencias pasadas indicaban que debiera actuar de otro modo. Por pura probabilidad, por eso había formulado aquella pregunta que a oídos de otro podría haber sonado ridícula.

Por ello no hizo falta que Taro le convenciese. El irritante y siniestro sonido que sustituyó a la hermosa música bastó para hacer que el ingeniero abandonase sus pensamientos. Sin embargo, se preparaba para salir huyendo en la dirección contraria cuando la acción de Lara 37 le distrajo. ¿Era aquel uno de los cristales como los que tenía en…? No, no era el momento. El biomecánico había comenzado a palpar sus bolsillos en busca del cristal de bordes cortantes que había guardado días atrás, pero la intervención de Shaco, plagada de incomprensibilidad como de costumbre pero cuyo propósito ulterior podía discenirse claramente entre su incoherente discurso, le devolvió a la situación presente que no era precisamente idónea para realizar elucubraciones sobre elementos con potencial mágico.

Para cuando decidió empezar a moverse, Cío ya se encontraba tirando de él como se había convertido en una especie de tradición cada vez que salían y la dificultad se interponía en su camino. Una vez más se vio arrastrado en una carrera que no podía mantener, jadeando a los pocos metros y su respiración tornándose cada vez más dificultosa según avanzaban en dirección contraria. La mente del biomecánico, una vez más, apenas podía centrarse en los sucesos a su alrededor debido a que el esfuerzo desmedido que le suponía respirar y mantener el ritmo, ya reducido de por sí debido al lastre que le suponía al otro irrense, requería de toda su atención. Necesitaba sacar el inhalador. Traabajosamente, introdujo su mano libre en el bolsillo donde lo había colocado, uno de fácil acceso como precaución, y lo sacó. Se demoró unos segundos llevándose el inhalador con movimientos lentos en los que le parecía que iba a asfixiarse pero que le parecieron necesarios para evitar perder el recipiente y, en consecuencia, la vida.

La relajación de sus pulmones fue casi inmediata y el programador sintió un alivio que no tuvo mucho tiempo de agradecer debido a que continuaba corriendo al límite de sus capacidades. Las piernas le dolían debido a que el esfuerzo inusitado de ocasiones anteriores, sumado a sus malos hábitos a la hora de dormir, le habían causado agujetas y dolor muscular de todo tipo. Y aquellos escalofriantes gritos no contribuían a que su situación mejorase. ¿De dónde provenían? Por momentos parecían encontrarse demasiado cerca, como si hubiese altavoces ocultos bajo los escombros.
No, pero debemos seguir corriendo de cualquier forma—fue su jadeante y escueta respuesta a Cío debido a que necesitaba el aliento para algo más importante en aquellos momentos.

Cuando parecía que el corazón iba a abandonar su pecho, aunque esto fuese biológicamente imposible, alcanzaron al grupo. Archime tan solo pudo doblarse por la mitad y apoyar sus manos sobre sus muslos, continuar jadeando fuertemente y seguir escuchando aquellos gritos surgidos de ninguna parte pero de todas al mismo tiempo. No podía levantar la cabeza para ver quiénes se encontraban allí reunidos, pero las palabras del humano confirmaron que Xalkoth no había vuelto. Astra no había aparecido frente a él y Cío en ningún momento a pesar de que habían sido, sin duda, los más lentos. Si se tomaba en cuenta la lógica, ello solo podía querer significar que había ido en otra dirección. El insecto podría encontrarse en serios problemas en aquel momento de ser así.

63 Re: Barrio Quemado el 20/09/13, 02:03 pm

Yber


GM
Con todo el miedo del mundo azuzándole para que corriera, Lara acabó perdiendo de manera inevitable al resto de sus compañeros. No lo hizo aposta, ni con ningún tipo de intención, simplemente en uno de los atajos que se había tomado el Cosido Astra, acabó huyendo en dirección contraria al resto. Por si el sonido no hubiera sido lo suficientemente doloroso a la ida con tal volumen, una vez el silencio se apoderó de la zona, Lara supo cuanto le habían debido a la música de antes. No sabía de dónde procedían exactamente, estaba rodeada de chillidos de dolor, gritos de espanto que parecían desgarrar las gargantas de las que salían. Inundaban el lugar de una manera que resultaba aterradora. <<Jodido sitio>> Lara tenía todo el pelaje erizado y las orejas gachas.

Se había refugiado en el umbral de una puerta en mitad del barrio. Una puerta tan grande que el pomo estaba a varios centímetros sobre su cabeza. Se puso debajo, pego la espalda a la pared y agarró la Diezdiez con ambas manos. Temblando de puro miedo, Lara se decía a sí misma que no era nada. Que los gritos eran cosa de la ambientación y que ninguno pertenecía a sus compañeros. No es que sirviera de mucho. Había empezado a darle vueltas a demasiados pensamientos catastróficos al mismo tiempo. Se imaginaba ya un nuevo cosido creado con las pieles de los irrenses, Nero, Taro o Shaco. <<Al final el bicho se va a escapar>> y en el fondo le alegraba.

Pasó unos minutos conviviendo con los gritos en el mismo umbral, hasta que creyó que el hombre había dejado de seguirles. Era más una intuición que otra cosa, pero para Lara fue suficiente. Sacó otro de los cristales de su bolsillo y lo apretó con fuerza. Esta vez ya no lucían y la ordesa se sintió algo decepcionada. <<Tal vez no estoy creyendo con fuerza...>>. En los libros de la Afín al Fuego funcionaba así, sin fe no había magia. Se llevó la mano con el cristal al pecho y puso una cara sentida. Seguía sin pasar nada y Lara miró mosqueada al cristal. <<De todas formas que haría, ¿brillar un poquitín? No me va a servir de nada...>>. Y entonces supo que lo mejor era correr.

Tras un par de vueltas logró encontrar una de las calles por las que habían pasado a la ida y la recorrió en sentido contrario hasta que vio las estatuas de piedra de la plaza y a algunos de sus compañeros de pie entre ellas. Algo más relajada, aminoró el paso y llegó hasta ellos caminando.

-Menos mal que estáis aquí, por un momento pensé que el Cosido se había hecho un traje nuevo con vuestras pieles. Y esos gritos... ¿Vosotros también los oísteis?-preguntó por preguntar, porque ya imaginaba que sí-. Este sitio no me gusta nada y no parece que haya nada que nos interese-<<hasta que descubramos el sortilegio para desempedrar las estatuas y ganarnos la ayuda de las criaturas de dentro>>. Lara echó un vistazo en derredor y volvió a poner los pies en el suelo-. ¿Dónde está el bicho?-tenía un mal presentimiento al respecto.

Sigue en la Plaza del Estandarte.

64 Re: Barrio Quemado el 20/09/13, 03:04 pm

Poblo


Cabreado como seguía, no le importó que el resto tomaran otra dirección. Hasta lo agradeció. “Así no podrán molestar durante un rato”
En algún momento la música dejó de sonar, lo que aumentó su curiosidad todavía más, y también su decepción, ya que localizar a lo que la estuviera emitiendo ahora sería mucho más difícil, si no imposible.
Dedicó la mayor parte del tiempo a curiosear por las proximidades del pabellón, muy interesado en cómo reaccionaba ante la luz. Llamó su atención lo suficiente como para abandonar los tejados y acercarse más, aunque no acababa de decidirse a entrar.

Fue en el mismo momento en el que decidió aventurarse por fin cuando otro sonido muy diferente le alertó. El sonido de rocas al caer, preludio de un desprendimiento.
Ni siquiera miro qué podía ser, instintivamente pegó un brinco para apartarse, justo a tiempo para esquivar las más grandes. Pero no fue lo bastante rápido, y varias piedras de un tamaño decente le alcanzaron en el hombro y brazo derechos respectivamente. 

Si el dolor no dejaba clara la magnitud de los daños sin duda los crujidos lo hicieron. Un chillido de dolor salió de su boca, aunque se obligó a callarse. "¿Y si me oía alguien?" Le oyeran o no, sus preocupaciones acerca de lo que pasaba a su alrededor dejaron de tener la menor importancia en el momento en el que el clinger se revisó el brazo.

La postura imposible en la que se encontraba mostraba claramente que se había dislocado. Además el exoesqueleto se le había abollado y fragmentado en varios puntos, donde los trozos se iban cayendo y mostraban la piel rosácea del insecto, de la que iba manando sangre, de un color que se hallaba entre el verde y el amarillo, y que era semitransparente. 
Gran parte del dolor venía de lo que estaba viendo, pero no todo. Xalkoth lo sabía pero no quería aceptarlo. “Solo me duele lo que veo. No está fracturado no está fracturado no está fracturado....” Pero lo estaba, y en cuanto el insecto palpó en la herida que tenía entre el codo y la muñeca lo notó.
A partir de ahí. El miedo de Xalkoth superó cualquier nivel que hubiera sentido desde que llegó a la ciudad. De hecho superó a cualquier miedo que hubiera tenido en toda su vida. No era miedo de hecho, era puro pánico.

Tal era su estado, que apenas le dedicó una breve mirada a lo que fuera que estaba arriba cuando escuchó sus risas. El clinger ya no pensaba, Su estado emocional había alcanzado un punto en el que solo actuaba por instinto, y su instinto era el de un insecto. ¿Qué hacían los insectos ante el peligro? Los insectos huían.

Mientras su cuerpo se movía por su cuenta, internamente el pánico seguía fluyendo. Xalk buscaba soluciones con desesperación. Podía recolocarse él mismo el hueso suelto, y de hecho lo haría. Pero la fractura no podía curársela milagrosamente. "¿Y si no soldaba bien? ¿Y si se infecta? ¿Y si pierdo el uso del brazo? No, no no no ¡NO! ¡Se curará se curará! Tiene que curarse. Por favor que se cure”

Perder el uso del brazo por una mala soldadura era como lisiarse, y para un clinger lisiarse era lo mismo que morir. 
En la nación arbórea no había sitio para aquellos que no pudieran desarrollar sus labores a la perfección. Si alguno dejaba de ser capaz se le remplazaba rápidamente por otro que sí pudiera. En el caso de lisiados y similares que nunca podrían rendir al máximo se les privaba de comida y agua, y se les abandonaba fuera de las ciudades para que murieran. Allí no se mantenía a nadie. O te mantienes tú mismo o te morías. Así de simple.

Una vez entendido esto, el comportamiento del clinger era comprensible. De hecho esto le marcaría de por vida, ya que incluso si se curase del todo, en el tiempo que tardara el hueso en soldar habría sido repudiado por los que le rodeaban, que le odiarían por tener que mantenerle en vez de que se mantuviera el solo.

Siguió huyendo, tan rápido como sus heridas y el dolor se lo permitían, y manteniendo el mayor silencio posible. Aunque no podría huir de sus propios temores.

Sigue en el Torreón Maciel.

65 Re: Barrio Quemado el 01/04/14, 12:09 am

Giniroryu


GM
Noel había dirigido inconscientemente su rumbo hacia aquel barrio. Aquellas ruinas que hablaban de la catástrofe que las había asolado hacía mucho tiempo, aquel viento que gritaba las penurias y el sufrimiento de los que un día lo poblaban... El hecho de que no se tratase de ninguna metáfora, lo convertían en el rincón de toda Rocavarancolia que mejor se ajustaba a la descripción de "remanso de paz" para el draco.

No eran tan genuinos ni tan placenteros como aquellos que salían de gargantas vivas, especialmente cuando era él quien los arrancaba de las mismas. Pero precisamente por eso tampoco obnubilaban su mente hasta el punto de estar siempre cerca de perder el control y permitir que la locura se apoderase por completo de su ser. Precisamente por eso podía escucharlos sin temor a sentir remordimientos o que se sumasen al peso del sufrimiento ajeno con el que cargaba y que aumentaba día tras día.

El sueco se había dejado caer en la misma pared sobre la que se apoyó aquella noche de lluvia, hacía varios meses... Parecía tan lejana que para él bien podrían haber transcurrido años desde ese día. Con la espalda desnuda apoyada sobre la fría piedra, contacto que no le importó en lo más mínimo, enterró el rostro en sus rodillas mientras en su cabeza revivía una y otra vez el tortuoso devenir de las sensaciones que querían asfixiarlo, drenarle hasta el último aliento de esperanza del que pudiera quedar rastro alguno en su ser. El draco trató de aferrarse a los gritos, de atar su existencia a escucharlos e intentar olvidarse de que existía para ningún otro propósito que no fuera oírlos.

No alzó la cabeza en ningún momento, pero entre grito y grito que el viento del Barrio arrastraba, entre todos aquellos sonidos agónicos que se transformaban en una suave sinfonía en su cabeza, escuchó otro que conocía perfectamente. Noel distinguió sus pasos, los conocía a la perfección. Y aquel era otro sonido que hubiera podido escuchar eternamente si no fuera porque todo se había acabado.

Sin desenterrar el rostro de entre sus rodillas y sus brazos, Noel escuchó como Wen dejaba de correr y se acercaba lentamente hacia donde se encontraba. Tardó varios segundos en reaccionar. No quería enfrentarse a aquella realidad. Pero tampoco podía huir eternamente por mucho que le hubiera gustado. El cuerpo del draco comenzó a temblar, ligeramente al principio, con más violencia después. Y lo que empezó brotando como un sonido ahogado e ininteligible de su garganta, se convirtió poco a poco en una carcajada. Una carcajada desquiciada y seca, propia de quien lo ha dado todo por perdido. Finalmente echó la cabeza hacia atrás mientras continuaba riéndose como un demente para a continuación mirarla con aquellos ojos que transmitían desesperación y angustia. Dejó de reír de golpe y su expresión se tornó sombriamente seria.

Si todavía se me concede una petición, voy a volver a pedir que sea lo más rápido posible —habló con la voz totalmente rota, con un deje de lo que parecía una sombra estrangulada de su habitual tono sarcástico, sosteniendo su mirada a duras penas antes de desviarla. Mirarla dolía demasiado.

66 Re: Barrio Quemado el 05/04/14, 06:41 pm

Muffie

avatar

Wen se deslizó a toda velocidad siguiendo el rastro de Noel. No le extrañó que sus pasos le hubieran llevado hasta el barrio Quemado, al que entró transformada en humana ignorando por completo los gritos susurrados por el viento. La vouivre no tardó en localizar al draco, que se encontraba sentado con su cabeza escondida entre sus manos. A medida que se fue acercando, a pasos lentos, pues tampoco quería incomodarlo, el sueco reaccionó primero riendo a carcajadas y luego mirándola con dolor y angustia. La británica apenas escuchó lo que el draco le decía. No le hacía falta. Ella ya sabía lo que estaba pasando por la cabeza de Noel en aquel momento. Lo había visto y sentido.

Con delicadeza, Wen se arrodilló ante Noel, colocándose entre sus piernas para estar más cerca de su cara, y obligó al draco a que la mirara directamente a la cara. Sin que este se lo esperara, la vouivre le soltó un guantazo que resonó en toda la calle.


- ¡Deja de comportarte como un idiota!- le ordenó y luego le rodeó el cuello con sus brazos para atraerle hacia ella y besarlo profundamente. El beso duró unos segundos que parecieron una eternidad, pero Wen no dejó de abrazarlo en ningún momento.- Te quiero.- le dijo apoyando su cabeza en su pecho.


67 Re: Barrio Quemado el 05/04/14, 07:22 pm

Giniroryu

avatar
GM
A Noel no le quedó más remedio que mirarla directamente cuando la vouivre le obligó a ello. No tuvo demasiado tiempo para preguntarse el motivo de sus acciones cuando recibió el sonoro bofetón que le hizo girar la cabeza pero que no provocó ninguna otra reacción en él. Sus palabras, no obstante, le confundieron y le hicieron volver a mirarla. Esta vez en su expresión de angustia se había abierto paso la incomprensión y la sorpresa.

Ambas fueron mayúsculas cuando ella lo atrajo hacia sí para besarlo. Noel no lo comprendía. Ella había visto todo lo peor de él, había podido verlo tal y como él se veía a sí mismo. Había profundizado en el horror que anidaba en su mente y que probablemente antes no podría llegarse a imaginar. Si el draco se había sentido inseguro al respecto desde el principio, a partir de aquel instante había estado completamente convencido de que lo único que podría sentir ella por él era rechazo, repulsión. Odio.

Pero por algún motivo que no lograba comprender, se equivocaba. Todo en lo que hacía Wen se lo demostraba. En su forma de besarlo, de abrazarlo, incluso en las palabras que le había dedicado tras abofetearlo. De hecho, ahora sí pudo darse cuenta de que durante el transcurso de la pesadilla ella ya se lo había demostrado. Libre ahora del peso de la angustia y de la obcecación que lo habían obsesionado y sumergido cada vez más en la oscuridad, lo vio tan claro que se hubiese vuelto a pegar él mismo de haber podido reaccionar. Ella no lo había soltado en ningún momento, le había tratado de hacer ver cómo se sentía mediante aquel contacto tranquilizador y de hecho ahora podía recordar las sensaciones que ello trasmitía.

Sus palabras llegaron al mismo tiempo que la conclusión en su mente. Ella lo quería. A pesar de todo, lo seguia queriendo.

Noel la abrazó con fuerza cuando se apoyó contra su pecho, como temiendo que aquella situación no fuese real y en cualquier momento pudiera despertarse de un nuevo sueño. El draco reaccionó por fin tras volver a ser consciente de los gritos que arrastraba el viento en aquella zona, dándose cuenta de que para ella aquel lugar tendría un efecto contrario al que conseguía en él. Por eso conjuró un hechizo de insonorización alrededor de ambos antes de volver a hablar, por fin.

¿Por qué? —la pregunta brotó de sus labios casi sin pensar—. Después de lo que has visto... No podía ser de otro modo... Estaba seguro de que... —Todavía le costaba pronunciar las palabras y el final de las frases se ahogaban en el nudo que aún tenía en su garganta y negó con la cabeza—. No logro comprenderlo. Pero no importa. Yo también te quiero.

Y sonrió. Sonrió sencillamente de felicidad.

68 Re: Barrio Quemado el 06/04/14, 12:29 am

Muffie

avatar

Wen sonrió contra el pecho de Noel cuando este le devolvió el abrazo. Por un instante, tuvo miedo que fuera él quien la rechazara, pero la cuestión era que Noel no creía que una reacción positiva por su parte fuera posible. Wen le dio un suave golpecito al draco en la frente cuando este preguntó.

- Deberías dejar de poner palabras en mi boca y pensamientos en mi mente sin mi consentimiento. Es de mala educación.- le dijo con una sonrisa.- Vas a tener que esforzarte más si lo que quieres es que deje de quererte.- siguió diciendo, abrazándole con más fuerza, como si temiera que realmente él quisiera alejarla.- Ahora, deberíamos volver al burdel. No es que me importe realmente, pero me encuentro de cintura para abajo tan desnuda como tú de cintura para arriba.- le informó al percatarse de que ambos habían salido totalmente en pijama. Por suerte para ambos, aquella noche no se habían acostado completamente desnudos.


69 Re: Barrio Quemado el 06/04/14, 01:07 am

Giniroryu

avatar
GM
Noel no pudo reprimir una leve risa, la primera en los dos últimos días, cuando Wen le recriminó el poner pensamientos en su mente.
Yo pensaba que tenía que esforzarme en justo lo contrario. No deberías ponérmelo tan fácil, me estás malcriando —bromeó esbozando una sonrisa cansada—. Sí, es verdad —concedió dándose cuenta por primera vez de que ambos llevaban poca ropa encima—. Pero esa camiseta es mía, yo creo que deberías devolvérmela... —dijo mientras se levantaba del suelo y la miraba fijamente fingiendo adquirir un aire pensativo mientras se mesaba la barba—. No hace falta que sea ahora, con que lo hagas cuando volvamos a tu cuarto me conformo —aclaró mientras se esforzaba por mantener una expresión seria.
No le duró mucho y enseguida dejó escapar otra risa mientras una sonrisa divertida pugnaba por salir. Si alguien hubiese dicho que el draco hacía menos de una hora se encontraba completamente angustiado, costaría creerlo. Wen solía tener ese efecto en él, y por eso Noel cada vez estaba más convencido de que no podía permitirse perderla de ninguna manera.


Sigue en el Cuchitril.

70 Re: Barrio Quemado el 02/11/14, 12:20 am

Goliat

avatar
La idea de volver a la fuente quedaba descartada. Siguió andando sin pensar a donde iba durante alrededor de quince minutos o más, era difícil de decir sin su móvil para darle la hora. Las calles se volvían más extrañas, y si hubiese dado la vuelta lo más seguro es que se hubiese perdido.


Perderse sonaba mejor que el lugar donde estaba.

Primero solo fueron casas quemadas. No era precisamente bonito, pero sí soportable. Despertaba una enorme curiosidad en él, pero aún no terror. Este llegó cuando empezó a escuchar los primeros gritos.
El moreno se giró sobre sí mismo, alarmado y tenso, creyendo que alguien había gritado a sus espaldas. La garganta se le secó otra vez, y los siguientes gritos y llantos le hacían mover la cabeza de un lado a otro, con el vello totalmente de punta. Mezclados con el viento, eran demasiado reales como para creer que fuesen voces en su cabeza. De igual manera Jace canturreó en voz baja para asegurarse de que no se estaba volviendo loco aún.-
- Soy viejo, pero no tan viejo, joven, pero no insensato... -calló. La letra no cuadraba. No rimaba, y ni siquiera iba acorde con la melodía que recordaba: no era inglés, y ahora que lo pensaba, sus pensamientos tampoco estaban en su idioma natal.- ¿¡Qué coño!? -gruñó, mirando a todos lados como si los gritos y el estúpido viento tuvieran la culpa. Ya está. Era una broma y él había sido drogado. No había otra explicación.- ¡Esto no es gracioso!

Dio varios pasos atrás. Debía alejarse de las casas chamuscadas satánicas. Ya se aseguraría de partirle la boca al idiota que había tenido la idea de que todo eso sería divertido.

Sigue en: La cicatriz de Arax


_________________________________________

cursed:




x:



71 Re: Barrio Quemado el 12/01/16, 06:17 pm

Yber

avatar
GM
Un mes después de la salida de la Luna Roja, Rasqa ya se sentía completamente dueño de su cuerpo de nuevo. Había aprendido a encender y apagar las llamas a su espalda y lograba moverse de nuevo de acuerdo a sus nuevas aptitudes físicas. Gracias a la nueva autonomía que les había concedido el astro, Rasqa pasaba mucho tiempo a solas, sobrevolando la ciudad plácidamente. Para él los respiros eran algo necesario y en sus aventuras no había tardado en encontrar e lugar perfecto para pasar los suyos.

El barrio quemado probablemente les habría hecho huír a él y a su grupo con el rabo entre las piernas, pero en aquel momento, al parqio le resultaba de los lugares más placenteros de la ciudad. Rasqa descansaba en lo alto de una pila de escombros ennegrecidos, masticando las sobras de un colaespina carbonizado. La historia de aquel barrio le parecía fascinante y el moloch solo podía soñar con ser capaz de realizar algo de tal calibre algún día.

Los gritos que traían la brisa le resultaban inquietantemente reconfortantes y multiplicaban las ganas de Rasqa de pagar, gustosamente, el precio de su magia.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

72 Re: Barrio Quemado el 13/01/16, 06:24 pm

Giniroryu

avatar
GM
Siempre volvía a aquel lugar, tuviera alguna clase de razón o no. Era hipnótico para él y la razón de que no no lo visitase más a menudo radicaba en que tenía la sensación de que se convertiría en una costumbre demasiado recurrente, lo cual estaba bastante convencido que ya iba a suceder de todas formas en los próximos meses. Simplemente era demasiado relajante sentarse allí a escuchar los gritos que arrastraba el viento, sensación que sabía que no compartía un elevado porcentaje de, no simplemente sus allegados, la gente. Por eso se sorprendió de ver a otra persona allí.

Al principio creía que se trataba de algún experimento de Giz o simplemente una de las muchas criaturas que pululaban por Rocavarancolia, pero en cuanto lo tuvo más cerca pudo distinguir los rasgos que caracterizaban a aquel reptil como parqio, aunque sin duda tras haber recibido una buena cantidad de modificaciones corporales gratuitas por parte de la Luna Roja. <<Parece que Nasher tiene mejor suerte que yo con los cosechados de Ordesta>> se permitió remarcar sarcásticamente en su mente mientras trataba de adivinar cuál era la transformación de aquel novato. Era evidente que no era un draco de Estínfalo, demasiados pinchos y pocas plumas para eso, pero tampoco parecía incómodo por encontrarse en mitad de los restos de un incendio en el que todavía se podían escuchar los gritos lastimeros de sus víctimas en el silbar del perpetuo viento que azotaba la zona.

O quizás tan solo se le diese muy bien guardar la compostura. En cualquier caso, era una novedad, y el draco era curioso por naturaleza.
Hey, ¿qué te trae por aquí? ¿Eres uno de los últimos transformados, verdad? —Inquirió con una sonrisa—. No esperaba encontrarme a nadie aquí. No es el lugar más turístico de la ciudad que digamos—añadió en tono sarcástico.



Última edición por Giniroryu el 13/01/16, 08:41 pm, editado 1 vez

73 Re: Barrio Quemado el 13/01/16, 07:23 pm

Yber

avatar
GM
El lomo de Rasqa se encendió y este estuvo a punto de sisear al recién llegado. Hasta ahora las zonas que más había frecuentado de toda Rocavarancolia estaban pobladas de alimañas, no de seres racionales, y le costaba aparcar el instinto. Al escucharle hablar, el moloch no tardó en apagar las llamas y relajar la postura. Era otro bípedo de los que habían visto la luna. Personalmente, Rasqa sabía que la luna le había sentado mejor a él que a algunos de sus compañeros. El recién llegado tenía un par de alas importantes, lo primero que le habían llamado la atención.

Rasqa, sí —se presentó con la boca llena de carne chamuscada. El moloch no creyó necesario pedir disculpas por su conducta inicial, debía de ser obvio que le había confundido con una criatura—. Leí la historia de este sitio hace poco y le he acabado cogiendo el gusto a comer con gritos de fondo —confesó, sin motivos para mentirle—. Es un lugar maravilloso, casi puedo sentir el espectro de las llamas... —una sonrisa tosca surcó la cara del parqio al tiempo que exhalaba el humo que había generado al encenderse antes—. ¿Tú también lo notas? —preguntó, curioso—. ¿Qué eres?


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

74 Re: Barrio Quemado el 14/01/16, 06:03 pm

Giniroryu

avatar
GM
El sueco se cruzó de brazos en actitud desenfadada mientras escuchaba lo que el recién presentado como Rasqa tenía que decir. Noel desconocía cuál era su transformación, pero oyéndole hablar de las llamas y calificar a aquel barrio como “maravilloso”, sumado a que parecía tener la capacidad de expulsar humo, se había empezado a hacer una idea de cuál era su precio. Pues el draco ya no tenía duda alguna de que el parqio era una criatura del mismo tipo que él. <<Sí que se adaptan rápido ahora>> pensó con diversión.
Podría decirse que sí, aunque no de forma directa —respondió a la pregunta que le hizo sin vacilar: no parecía que aquel novato fuese a asustarse teniendo en cuenta las palabras que había elegido para describir lo que la mayoría habría calificado de “escalofriante”—. Yo estoy aquí para escuchar los gritos residuales de las víctimas de las llamas. A mí también me gusta este sitio, es relajante. Y respondiendo a tu última pregunta, soy Noel, que todavía no me había presentado. Y también un draco de Estínfalo. Pero he de confesar que aunque ya conozco una buena lista de cambios que la Luna tiene que ofrecer, estoy en las mismas respecto a ti. ¿Qué eres tú? —Le devolvió la pregunta—. Aunque me juego mis plumas a que tu transformación tiene que ver con el fuego, ¿me equivoco? —Añadió esbozando una sonrisa confiada mientras su cola se balanceaba en un inconsciente vaivén que poco tenía que ver con los bandazos de nerviosismo característicos en él.

75 Re: Barrio Quemado el 15/01/16, 05:11 am

Yber

avatar
GM
Rasqa sonrió con diversión. Le gustaba que la luna creara otras criaturas con las que poder entenderse.

Acertaste —Rasqa soltó un par de carcajadas roncas—. Soy un moloch, y mira —el parqio estaba encantado de presumir de sus nuevas capacidades. Agitó el cuerpo para desperezarse, estiró las alas e hizo que sus pinchos ardieran. Un hilillo de humo no tardó en surgir de sus narices. Al Rasqa le gustaba jugar a interrumpir el el hilo, aguantando la respiración—. Debo quemar gente y respirar su humo —contó como si hablara de costura—. ¡Estoy deseando que llegue el día! —Rasqa no había podido cumplir su precio aún. Había tenido demasiadas cosas que hacer y todavía necesitaba un compañero no novato para poder salir de la ciudad. Pero tenía demasiada curiosidad (y se estaba impacientando)—. Lo tuyo son los gritos, ¿no? —al menos eso había intuído—. ¿También tienes que quemar gente o da igual? ¿Qué se siente al pagar la magia?


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

76 Re: Barrio Quemado el 15/01/16, 07:32 pm

Giniroryu

avatar
GM
La palabra “moloch” no le evocaba a ninguna transformación ya que era la primera vez que oía hablar de ella sino a otra clase de cosas como un reptil terrestre o criaturas mitológicas que no recordaba que se pareciesen demasiado a Rasqa en su mayoría. No obstante, el propio parqio se encargó de dejarle claro en qué consistía exactamente su transformación no solo detallándole su precio, sobre el cual se había hecho una idea pero no habría adivinado con exactitud las condiciones, sino mediante una demostración que le hizo reír al ver el orgullo con el que el moloch exhalaba humo tras haber prendido las púas de su espalda.
Diría que la Luna te ha sentado muy bien —le alabó, divertido.

Aunque el sueco se refería más que a su apariencia, al hecho de que aquel novato parecía haber aceptado sin ninguna clase de escrúpulos lo que le había tocado. Resultaba incluso refrescante, ya que normalmente las nuevas criaturas inmorales no eran más que un cúmulo de auto-odio o dudas existenciales. No podía criticarles, no obstante, al menos no sin ser un completo hipócrita. Y por ello tal vez tiempo atrás le habría chocado fuertemente que el recién transformado expresase su deseo por cumplir su precio cuanto antes.

Así es, tú también acertaste —le confirmó cuando le preguntó por su precio—. Pero no, no necesito quemar gente. Aunque a veces lo hago, las quemaduras siempre son dolorosas y la gente no suele escatimar en uso intensivo de sus cuerdas vocales cuando se las produces —explicó sin dejar de sonreír maliciosamente—. Claro que para mí no sería práctico calcinarlos por completo, yo los necesito vivos el máximo tiempo posible —añadió con la sencillez de quien habla sobre el clima—. Los precios como el mío suelen conllevar una recarga más gradual, mientras que los más… drásticos como el tuyo requieren menos tiempo para conseguir más. La sensación es maravillosa —procedió a responder a su última pregunta—, siempre es un subidón de energía incluso aunque estés agotado.
El draco podría hablarle también de la placentera sensación que volvía a cualquiera adicto a su propio precio, pero lo omitió para que el propio moloch lo descubriese por sí mismo.

77 Re: Barrio Quemado el 16/01/16, 12:39 am

Yber

avatar
GM
El parqio acabó sonriendo de oreja a oreja mientras escuchaba, deseoso de comprobar por sí mismo cuán maravillosa era realmente la sensación de obtener magia. Se preguntaba si realmente era la magia lo bueno y no el olor de las víctimas chamuscadas, pero no podría saberlo ni su interlocutor.

¿Notas la diferencia? Entre unos gritos y otros, quiero decir... ¿Saben todos igual? —Rasqa quería averiguar más y su falta de modales bípedos le ayudaba a preguntar sobre las cosas más crudas sin mucho problema. Había otra cosa, sin embargo, de la que quería saber más—. ¿Qué dijeron tus compañeros sobre tus nuevas necesidades?


Rasqa no era consciente de hasta qué punto le preocupaba que su "manada" resultase dañada en el momento que él destapara sus necesidades de cara al público.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 8.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.