Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Mazmorras de la Cosecha

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 16 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 29.]

1 Mazmorras de la Cosecha el 02/08/11, 06:47 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Mazmorras a las que se lleva a los niños cosechados en la noche de Samhein y donde han de despertar.

Mensajes Anteriores (click aquí):


25 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 10:14 am

Kial


Abrió lentamente la puerta, con cada sombra al otro lado de ésta le daba un sobresalto, pero no eran ni la mitad de grandes que el que le dio al oír a alguien llorando a voz en grito. Su corazón se le paró unos segundos, seguida esa pausa de unos latidos fuertes, rápidos y constantes. A punto de unirse a estos sollozos con los suyos propios de lo mal que se encontraba, su mente le gritaba darse la vuelta pero ya no podía todo lo que le esperaba a ambos lados de la puerta era terror, y desde luego dentro no haría nada.
Siguió andando por el pasillo en sentido contrario a esos lloros, fuera lo que fuera lo que lloraba, ni le incumbía, ni quería descubrir que era. Realmente no sabía que buscaba, avanzaba hacia la nada esperando una mejora de su situación.
Miró hacia atrás con la esperanza de no encontrar nada, pero lo que no se esperaba era lo que se encontró delante. Tal susto le pego aquella chica de pelo morado y pintas raras, que sentía que se le iría el alma por la boca. Se le saltaron las lágrimas, pero no grito, él nunca gritaba.
Aquella chica no hacía más que hablar en un idioma desconocido para él. Por suerte no parecía ningún peligro, por cómo se comportaba parecía ajena a la situación en la que se encontraban. Ese lugar era de todo menos bonito, no sabían que seres podrían estar vagando por los pasillos como ellos, y sin embargo ella parecía hasta curiosa por descubrirlo. Quizás se tratara de una ciudadana de aquel lugar.  De cualquier manera esto le vino bien, la simple presencia de aquella extraña de lenguaje desconocido le relajaba, ya no estaba tan solo. Negó con la cabeza en señal de que no la entendía, ella ya llevaba un rato hablando y no estaba seguro de que se estuviera dando cuenta de que no la entendía. Le saludo con una reverencia, pero los nervios le pudieron y acabo vomitando a los pies de aquella muchacha. <<Y así se da una buena primera impresión>>

26 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 01:59 pm

Manasard


Me sorprendió que el chico hiciese una reverencia y más en aquella mazmorra, <<Bueno, si esto es un juego actuaré como tal.>> Imite la reverencia, aunque algo torpe. Mientras me decía algo de lo que no entendí nada, por su aspecto debía de ser asiático aunque más pálido de lo normal. A pesar de no entenderle pensé que ese chico no parecía ninguna amenaza pero por si acaso estaría en guardia.

Me señalo con la cabeza hacía la dirección de la que provenía el llanto, supuse que el chico querría saber de dónde salía, normal, a mí también me picaba la curiosidad -No se lo que es- dije en ingles mientras negaba con la cabeza -Pero no me inspira confianza- Al ver que seguía con la misma cara me di cuenta que no me había entendido, aunque no le culpo, quien no iba a entender nada de inglés, la segunda lengua más hablada del mundo. Intente encontrar el gesto universal para indicar desconfianza. Señale hacia ese sitio y moví la mano a la vez que hacia una mueca y hablaba con el inglés más simple que conocía. Le mire y suspiré, debía de parecer ridículo. Ya me costaba hablar con un desconocido como para que encima no hablásemos ninguna lengua común.

No sabía si era verdad mi teoría de que quería saber que era lo que provocaba los sollozos si prefería salir corriendo hacia el otro lado, pero pensé que lo mejor era estar juntos. Le señale ya él, después a mi e hice un gesto como si juntase algo con las manos. Esperaba que lo entendiese. Miré en las dos direcciones del pasillo señale hacia una y después a otra haciendo un gesto interrogante con los hombros. Si decidía fuésemos hacia el llanto le seguiría, aunque no con mucha ilusión. Después pensé que qué estaba haciendo, si esto era una mazmorra como buen jugador debía explorar todas las habitaciones. No podía ser más ingenuo. Le miré, fui despacio hacia la fuente de los sollozos que provenían de una puerta, y la empecé a abrir despacio.

Con toda la ilusión de estar en un juego no intenté recordar nada de la noche anterior, de hecho ni siquiera pensé en ello. Mientras abría la puerta decidí que ya lo haría más adelante

27 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 03:26 pm

Seth8



Intentaba comprender lo que decían, pero era imposible. Al igual que ellos no le entendían a él, cosa que era normal. Estaba claro que esa gente no era asreniana... <<Son de otro mundo>>. Dio un paso atrás en cuanto se fijó en que uno de esos seres tenía un cuchillo. El del pelo verde hizo gestos para que lo tirara, y Drusar completamente confundido por la situación dio un paso adelante.

-Déjalo, si quisiera hacernos daño ya lo habría hecho.- Dijo olvidándose de que no podían entenderle. Cuando la chica del pelo negro señaló la luz al final del pasillo Drusar asintió, tenían que salir de ese lugar.

Se puso bien el poncho que llevaba puesto y empezó a caminar hacia la salida. Si querían quedarse allí discutiendo que lo hicieran. El reptil no pensaba perder más tiempo del necesario.

28 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 04:23 pm

Jikan11


Frío, un frío horrible e intenso circulaba desde sus pies hasta el último y negro pelo, esto lo hizo despertar,pero no dónde empezó a dormir.
Ya estaba allí, ni siquiera sabía pronunciar ese maldito nombre, pero debía serlo, el lugar de los portentos más asombrosos, hogar de lo fantástico y lo mágico, y a pesar de todo eso, ¿No había una habitación menos terrorífica en todo ese lugar?. La habitación era pequeña, la cama de pena, y no había más luz que la de una pequeña y ornamental ventana, por la que vió confirmadas sus sospechas.
Se encontraba en un mundo desolado y triste, y es que el poder es algo muy frágil, que al parecer en este mundo debió quebrarse y volverse contra ellos.
Drake se percató de que había una puerta, que no vió antes porque era del mismo color de las paredes y por la poca luz que brindaba aquel portal a la desolación.
Decidió, asqueado, y si, un poco temeroso,salir por la puerta para empezar su búsqueda de lo que le había traido aqui, la cura para su abuelo. Nada más salir se percató del tamaño de aquel pasillo, era ridiculamente enorme, no parecia poder ser real, aunque podría ser también por estar recién levantado, Drake siempre tarda un rato en ser persona después de dormir.Se decantó por el lado izquierdo para seguir avanzando, sin embargo, esto no resultó ser un buena elección. Unos gritos de lamento indescifrables se oían no muy lejos y Drake un poco amedrentado, preguntó inocente -¿Hay alguien ahí?-

29 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 06:37 pm

Muffie



- ¡Magia!- exclamó el niño cuando Adru dijo la palabra, despertando al aurva por completo.

Neil miró frenéticamente a su alrededor buscando la magia materializada de alguna manera, pero solo vió piedra desgastada y colores grises que le hicieron fruncir el ceño. ¿Ese era el fantástico lugar al que les habían llevado? De nuevo Neil no podía compartir la efusividad de Adru, ya que el sitio más que parecerle fascinante solo le disgustaba y le asustaba.

En ese momento un llanto llegó a sus oídos. Neil estuvo de acuerdo con Adru en que podía deberse a una pesadilla, y es que no le extrañaba que alguien viviendo en un lugar como ese las tuviera, pero no le gustó la idea de ir a por él. Neil quería ayudar en caso de que la persona del llanto necesitara ayuda, pero le daba miedo aquel lugar y no tenía muy seguro qué se iba a encontrar por ahí.

Neil siguió de cerca a su edeel aferrándose por detrás a su poncho y asomándose por su lateral de vez en cuando. El aurva tenía miedo de perder a su edeel en un descuido o que esta saliera corriendo por su impetuosidad, por lo que no pretendía soltarla; aunque tampoco llegaron muy lejos, ya que en cuanto salieron se toparon con un extraño chico que tenía un color de piel inusual. Neil se encogió más tras Adru, escondiendo su boca en la bufanda. Adrune habló con él, o al menos ella le hizo algunas preguntas, pero Neil se limitó a espiarlo tras esta, identificándolo como edeel por sus ojos oscuros y buscando tras él a su posible aurva.

De repente, el chico, nervioso, vomitó a los pies de Adrune. Neil sorprendido y asqueado pegó un chillido y se tapó rápidamente la boca y la nariz con una mano para evitar imitarle y se escondió totalmente tras su edeel, cerrando los ojos fuertemente, temblando y diciéndose a sí mismo que aguantara las arcadas. En su estomago solo estaba el desayuno y no sabía cuándo podría volver a comer.


30 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 07:14 pm

Yber

avatar
GM
Eitne no paraba de llorar. No podía. Demasiada oscuridad y demasiado frío. La falta de luz y de colores le hacía daño a la vista y todo se sentía triste a su alrededor. Como si hubiera viajado a un mundo aún más imperfecto que el suyo. El hada le había engañado y le había traído a un mundo abandonado de la mano del demiurgo y se lo iba a comer y no volvería a saber de nadie. Eitne no podía parar de dar vueltas a todo aquello. Tenía tanto miedo de tantas cosas que hasta su capacidad de razonar se había escondido en algún lugar de su mente.

Con el tiempo, Eitne se había encogido aún más y los sollozos se habían vuelto intermitentes intermitentes. Estaba helado y tiritaba con violencia. Su garganta ya se resentía de haber gritado tanto. Cuando se abrió la puerta, el niño se quedó paralizado. Entró algo de luz a la habitación, pero él solo podía fijarse en la silueta negra que apreciaba a contraluz. Eitne se quedó paralizado, muerto de miedo. Si hubiese podido pensar, habría dado gracias a haber hecho pipí antes de venir.

Se calló. Eitne se calló por todo lo que más quería. Sus ojos rosas fijos en aquel ser que parado tras el umbral de la puerta. Sin embargo, el silencio no duraría mucho y, en cuanto el pequeño daeliciano viera que aquello se movía, chillaría.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

31 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 09:23 pm

Giniroryu

avatar
GM
Frunció inquisitivamente el ceño y ladeó la cabeza ante la negación de aquel chico tratando de descifrar su significado.
¿No a qué? ¿No has venido a arreglar el edificio? ¿No sabes dónde está la persona que llora? ¿No me lo quieres dec…?
Las arcadas del desconocido cortaron su nueva tanda de preguntas y Adrune dio un paso atrás bruscamente y empujando a Neil, que se había aferrado fuertemente a su ropa ,en el proceso. La sinhadre, con una rápida reacción que no hacía justicia a sus constantes accidentes, impidió que su aurva se cayese sujetándole por los brazos. Tras ayudar a Neil a mantener el equilibrio, la edeel se giró de nuevo hacia el desconocido.
>>¿Te encuentras bien? Deberías buscar un poco de vry, te sentará bien al estómago —le aconsejó repitiendo palabras de su madre—. Neil, será mejor que dejemos a este chico descansar y busquemos al que llora por nuestra cuenta. —Se giró hacia su aurva y lo agarró de los hombros para después hacerle girar en el sitio, en la dirección hacia la que parecía de la que venían los llantos—. ¡Comienza la misión! —Afirmó alegremente, olvidándose ya por completo de que había vomito a escasos centímetros de sus pies.

No dieron demasiados pasos sin que se encontrasen con más personas. Otro edeel, que de no ser porque su ropa era distinta, desde la distancia habría pensado que el chico con el estómago revuelto había hecho magia para adelantarles: a sus ojos se parecían demasiado. Su aurva, no obstante se trataba de un chico más bajito y de un tono de piel aún más extraño que el de los otros dos. Le causó cierta gracia que aquel aurva también pareciese algo más joven respecto a su edeel, como era el caso de Neil y ella, por lo que dejó escapar una risilla aparentemente sin motivo. <<Todos tienen esa protuberancia extraña en los oídos…>> pensaba Adru mientras los examinaba con curiosidad.
¡Eh, hola! ¿Sois habitantes de la ciudad mágica?
Se le había ocurrido de pronto que tal vez, por encontrarse en un lugar tan lejano, la gente tuviera la piel distinta y rasgos diferentes a los suyos. Aquello tenía sentido.

La pareja se encontraba abriendo la puerta de la que definitivamente provenían los llantos, así que la edeel se acercó con expresión suspicaz y fue la primera en adentrarse en el cuarto, adelantando al resto y provocando que Neil se quedase atrás, debido a su incapacidad para esperar por el ritmo más lento al que solía moverse el resto del mundo.
¿Habéis venido a ayudar a la persona con pesadillas? —Les preguntó justo cuando traspasaba el umbral de la puerta.
No esperó a su respuesta, pues por fin pudieron ver al niño que lloraba: un aurva que tenía la piel cubierta de pintura morada… o eso creía, pues aquel tono de piel era todavía más insólito que el del aurva de la pareja que había entrado con ellos en el cuarto. ¿O es que también había gente con la piel de ese color?

El chillido del pequeño le hizo dar un bote en el sitio debido a lo repentino de este y la sacó de sus cavilaciones.
Hola —le saludó amigablemente acercándose a él—. ¿Por qué lloras? Las pesadillas son de mentira, ¿verdad, Neil? —Se giró hacia su aurva al notar como volvía a sujetarle del poncho desde su espalda, buscando su ayuda para convencer al niño—. ¿O es que te has perdido? —Se le ocurrió de pronto, al darse cuenta de que probablemente era demasiado pequeño como para estar solo sin sentir miedo. O al menos Adrune conocía otros niños a los que les sucedía eso—. Te puedo llevar de la mano si tienes miedo —le ofreció estirando la misma con una gran sonrisa.

32 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 11:22 pm

Evanna

avatar
Miró con suspicacia los gestos de la persona de verde, que según creía debía tratarse de una hembra de su especie a juzgar por las  prominentes caderas, pidiendo que soltara el cuchillo; o al menos eso entendió Pam. No lo hizo inmediatamente, sino que dudosa saco las manos tras ver el gesto infantil e inocente del pequeña de cabello negro, cuyo sexo no identificaba realmente así que simplemente la trataba de femenino también. Se sentía desprotegida sin sostener su cuchillo, pero en aquel momento lo mas conveniente era que no desconfiaran de ella o seguramente le atacarían. Podía ser mas rápida, pero difícilmente era mas fuerte.

Observo la dirección que señaló la pelinegra, que era el lugar hacía el que originalmente se dirigía antes de que la interrumpieran. <<Al menos da muestras de un mínimo de inteligencia, ¿o tal vez tiene la suerte de su parte?>> No tenia muy claro si ir con ellos era seguro, pero no tenia muchas alternativas, la suerte quería que fuese por allí e iría por allí. Ademas si aparecía algo peligroso tenia mas posibilidades de escapar si se fijaba antes en ellos, siendo tan vistosos.

Manteniendo una prudente distancia y echándose un poco de  aliento en las manos para calentase, recorrió el largo pasillo hasta llegar al origen de la luz. Se trataba de un derrumbamiento y tras este se encontraba el exterior. Tardo un poco en acostumbrarse a la luz de fuera, parpadeando repetidamente.

El panorama que se encontró Pam, hizo que cayeran en picado todas las expectativas que hubiese podido concebir sobre un lugar para gente especiales.

- Menuda mierda de sitio mas cochambroso. - murmuro Pam con todo el asco y decepción que sentía en aquellos momentos. Edificios de piedra con pinta de no haber sido limpiados en la vida, algunos sin techo, otros sin paredes y la mayoría con esa envergadura mas apta para especie tan altas como las de dos de sus acompañantes de desventuras, que para ella.

Esperaba que eso no fuese lo increíble de ese sitio, porque si era así no daba ni un punto por ello.

Intentando ver que había mas allá, se subió a una de las rocas del derrumbe con cierta dificultad, asomándose para ver lo mas lejos que su vista alcanzara. Allí no había ni un alma y todo el lugar estaba en condiciones similares. <<¿Y ahora que?>> se pregunto frustrada, empezando a repetirse demasiado a menudo esa pregunta, por lo que hizo lo único que podía hacer: Bajarse de la roca y salí fuera de ese edificio con pasillos laberínticos.

Pam se sintió como si fuese la protagonista de uno de esos juegos de rol de los niños ordeses. Pues las respuestas para todo aquello debían estar esperando allí afuera, solo debía encontrarlas.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

33 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 11:35 pm

Kial

avatar
Según terminaba de vomitar Hyung escuchó un gritito, inclinado se giro para mirar detrás de la extraña. Se trataba de un niño que podría ser su hermano pequeño, aferrado a la espalda de la chica. Estaba oscuro y debido al silencio del desconocido no había reparado en la presencia de éste, que ahora ponía las manos en su nariz y boca.
<< Haciendo amigos desde el primer momento, como es costumbre>> pensaba. No sabía que decir, dijera lo que dijera no le entenderían. La chica seguía hablando con ese lenguaje irreconocible, esta vez parecía preocupada por el estado de Hyung. Éste agito las manos a los lados en señal de que no había problema. Sin embargo seguramente ni siquiera lo vio debido a que una vez incorporado se encontró con que la chica ya se había ido a gran velocidad hacia el otro lado, del que procedían los llantos.
No quería quedarse solo de nuevo ese sitio solo le inspiraba desconfianza, por lo que acto seguido salió detrás suya no quería quedarse atrás en ese sitio tan lúgubre. Según avanzaba se ponía más nervioso y corría más. El poco tiempo de indecisión le había apartado mucho de la recién conocida. Siguió huyendo de un miedo existente solo en su cabeza. Empezó a frenar según llegaba a la puerta de la que procedía el lloro que tan nervioso le había puesto en un principio. Allí Pudo ver como la chica entraba deprisa con su hermano no muy detrás. En la puerta estaban otra criatura y… << ¡UN HUMANO!>>. Ambos a punto de entrar detrás de los primeros.
¡Había más gente! Gente con la que comunicarse. Un sentimiento súbito de alegría se hizo con todo su ser. Pero según le daba más vueltas se daba cuenta de su error. Por mucho que se asemejara a un humano no tenían porque serlo, así que lentamente se acercó a la puerta para asomarse esperando que en algún momento el otro iniciara la conversación y así saber si se trataba de gente como él.

34 Re: Mazmorras de la Cosecha el 31/10/15, 11:37 pm

NH

avatar
La renacuaja no parecía sentirse demasiado amenazada por ninguna de las criaturas. De hecho, si se paraba a analizar la situación, ni siquiera las criaturas en si eran muy amenazantes. La mona bajó el cuchillo como le había pedido, y el lagarto volvió a hablar con un tono que aparte de ser áspero no tenía pinta de agresivo. << Que a lo mejor se está cagando en nuestros muertos, pero no tiene pinta>> pensó Rena.

La niña señalaba en una dirección, hacia una luz. ¿Tal vez la salida? Miró a los retacos uno por uno, incluida la mona que ya había cogido camino hacia allí.

-Venga, a ver si damos con alguien que sepa donde estamos.- dijo sonriendo a la niña paliducha de pelo negro.

Resultaba que la luz venía de otro boquete, una nueva ventana al exterior. Aparte de ofrecerle un ángulo distinto, no le valía de nada quedarse mirando, así que pasó de largo, internándose de nuevo en la oscuridad.



Última edición por NH el 01/11/15, 01:48 pm, editado 2 veces

35 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 12:15 am

Manasard

avatar
Al abrir la puerta vi que la fuente del lloriqueo no era ningún demonio que quisiese devorarme, por lo menos a primera vista, sino un niño o eso parecía en la oscuridad. Justo cuando iba a entrar oí más pasos provenientes del pasillo, giré la cabeza y distinguí como otras dos figuras se acercaban. <<Más gente, no parece que vayan armados>> cuando estuvieron más cerca pude distinguir uno de ellos era chica, y a la otra sombra no pude verle bien ya que estaba prácticamente escondido detrás de la chica.

Llegaron a nuestra altura y tras una frase en otro idioma que no entendía entró muy rápido dejando por un momento a su compañero desprotegido que en una milésima de segundo le siguió dentro de la habitación. No entendía nada de la situación, entre mi reciente compañero, el niño llorando y estos dos parecía que podíamos montar una película de comedia. Me quedé mirando como la recién llegada hablaba con el niño de la cama, aunque visto lo visto no esperaba que le entendiese. Ya ni le sorprendió cuando una tercera figura llegó a aquella puerta. -Otro más que se une a la fiesta...- Dije entre dientes. -¿Tu no hablaras ingles por casualidad?- Su rostro reaccionó más de lo que esperaba, así que me entendía. -Por fin alguien que me entiende- suspiré y entré en la habitación. El estómago empezaba a hacer de las suyas, ya me estaba entrando hambre. Pensando en esto y en la idea de salir de esa mazmorra se acercó a la cama al tiempo que la chica le ofrecía la mano al niño de la cama con una sonrisa. <<Al menos no parecen mala gente>> tenía que conseguir comunicarme lo suficiente para saber como se salía de allí.

36 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 12:44 am

Red

avatar
A Milo no le ofendió la curiosidad con la que le observaba la humana, pues en sus propios ojos brillaba un sentimiento similar. La extraña nariz o la ausencia de prótesis mecánica eran detalles llamativos, pero el grafismo de su sudadera también llamaba poderosamente su atención.
No tenían que compartir idioma para que el irrense comprendiera que el bollo le había gustado, y al ver su cara de satisfacción el chico rió con ganas. Le restó importancia a su agradecimiento con un gesto de la mano y prestó atención al que supuso era su nombre.
Roooox… ¿Rox? —repitió con cuidado, tratando de no equivocarse en la pronunciación.

Aquello era muy absurdo y la coreana debía pensar lo mismo, pues se le escapó una carcajada que el hacker no tardó en secundar.
Cuando la muchacha retrocedió buscando una salida el chico la siguió, volviendo a encender la pantalla holográfica de su brazo y activando la función de linterna de la misma.
Si, bajar parece una buena idea —asintió, echándole un vistazo a las escaleras que le había señalado. Le hacía gracia que le hablara más despacio, como si eso le ayudará a entenderla, pero no lo reflejó en su expresión más allá de una sonrisa ligera—. Voy yo delante, ¿de acuerdo? —dijo, indicándole por gestos que abriría la marcha para iluminar el camino.

La siguiente planta era prácticamente idéntica, un pasillo lleno de puertas cerradas que al irrense por algún motivo no se le ocurrió abrir, pero en el siguiente tramo de escaleras algo cambió. El eco de un grito repentino sobresaltó al hacker, que dio un bote en el sitio por segunda vez en poco minutos, y se giró hacia su compañera con cara de preocupación.
Parece alguien en apuros —murmuró en voz baja—. ¿Vamos a echar un vistazo? —preguntó, gesticulando de nuevo.
Si la chica estaba de acuerdó buscarían el origen del chillido juntos.

37 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 12:54 am

Lathspell

avatar
Zob estaba pasmado. Los extraños aparecían uno tras otro (en algunos casos literalmente uno detrás de otra), y a él ya no le quedaban más reverencias para ellos.  Aunque le daba mucha curiosidad  la fuente del llanto, prefirió quedarse  en el pasillo, después de todo no podía ver sobre los hombros de  ninguno.

Y así se quedó fuera tratando de ver en el lúgubre pasadizo algún indicio de salida, << supongo que estarán bien allí dentro, espero >>pensó, << después de todo somos elegidos >>, y no pudo evitar recordar a los hermanos  con los que compartió ese destino en la plaza de su mundo. Quizá ellos ya hubieran salido de allí. Y se quedó esperando a ver qué pasaba  en aquella oscura mazmorra.

38 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 01:11 am

Seth8

avatar
El pequeño grupo que se había reunido siguió la luz. Encontraron unas escaleras por las que bajaron y Drusar agradeció salir de esos pasillos. Sin embargo afuera no era mejor que dentro, en el exterior todo era de una tonalidad grisácea con casas desiguales. El asreniano miró a todos lados, dando una vuelta completa  para observar mejor el edificio en el que había abierto los ojos. <<¿A qué clase de lugar me ha llevado Koval?>>

Para el reptil, el hecho de estar en otro mundo  le seguía pareciendo extraño e irreal. Y  el hecho de haberse encontrado con otros seres lo hacía más confuso aún, no podía dejar de preguntarse de qué sitio vendrían aquellos desconocidos. Se giró hacia sus compañeros mientras ojeaba las construcciones más cercanas. -¿Adónde vamos?- Preguntó encogiéndose de hombros y señalando múltiples direcciones para que le comprendieran mejor. Se estaba cansando de que no supieran qué camino tomar ni qué debían hacer.



Última edición por Seth8 el 01/11/15, 09:31 am, editado 1 vez

39 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 02:14 am

Yber

avatar
GM
Voces nuevas llegaban a Eitne, voces que no había oído nunca en idiomas ajenos a él. La silueta no pasó, se quedó fuera, reuniéndose con siluetas nuevas que, bajo la luz del pasillo, dejaban de ser negras y empezaban a mostrar colores. Colores que no le gustaban. Fue una de esas nuevas personas la que pasó a la velocidad de un tornado a la habitación y quien provocó el grito del daeliciano. Una segunda persona iba agarrada a ella.

Eitne intentó echarse hacia atrás, pero ya estaba apoyado contra el cabecero. En su lugar se acercó peligrosamente al lado contrario de la cama, quedando más fuera que dentro del colchón. Sus ojos se humedecieron de nuevo. El daeliciano temblaba con violencia fruto del frio y del miedo. Abrió la boca pero no llegó a emitir ningún ruido. El hada la había traido a su nido y estas eran sus haditas menores a las que su cuerpo iba a alimentar, estaba tan seguro de eso como lo estaba de que no tenía escapatoria.

Fue por eso que le extrañó tanto que le tendieran la mano.

N-N-N-N-ono no no—estaba totalmente bloqueado. <<No me hagáis nada, no me comáis, no me matéis, no me llevéis con vuestra madre...>>. Demasiadas cosas que decir, para tan pocas cosas que salían de su boca enteras.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

40 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 04:22 am

Tak

avatar
GM
Por fin se pusieron en marcha. Nime sonrió enseñando los dientes, contenta de haber conseguido que aquellos sujetos dejasen de mirarse como pasmarotes. Se adelantó a todos ellos y se puso a la cabeza del grupo, pretendiendo que los guiaba aunque no tenía ni idea de a dónde iban. Salieron a la luz del día, en una calle empedrada con edificios y ruinas. Como señaló el lagarto, había varias direcciones posibles hacia las que encaminarse, y como la que encabezaba el grupo, la niña pensó que debía tomar una decisión. La más sabia, a poder ser, pero por falta de información se limitó a escoger la calle más ancha.
Saco de pus y mocos —dijo con todo el aplomo posible mientras señalaba en la dirección que quería seguir. Le costó aguantarse la risa, pero consiguió hablar dejando escapar solo una sonrisa—. Puré de verdura.
Empezó a caminar con actitud animada y se permitió soltar una carcajada por fin, pero luego volvió la cabeza para ver si la seguían o no. Sus compañeros no le parecían muy seguros de lo que hacían.

41 Re: Mazmorras de la Cosecha el 01/11/15, 01:50 pm

NH

avatar
Iluminó el camino para la enana que iba en cabeza, otro tramo de escaleras hasta un recibidor oscuro, sin ningún tipo de decoración más que las antorchas que lo iluminaban (o lo intentaban). Ante ellos un enorme portón entreabierto, por el cual se colaba el viento de la calle.

Salieron. Fuera los adoquines estaban sueltos, todo olía a olvido, y el cielo se abría sobre su cabeza en un vacío que le quitaba el aliento. Rena necesitó apoyarse en la puerta una vez fuera, y se quedó allí parada admirando y temiendo a partes iguales el paisaje, la majestuosidad dentro de la decadencia. La enana ya se perdía de su vista, tomando alegremente una dirección al azar.

-¡Eh, retaco, que no estás en tu pueblo!- la regañó, a pesar de saber que no iban a entenderle una palabra.

No tenía ganas de andar persiguiendo a nadie, y a pesar de la ilusión que le hacía estar en Rocavaracolia la verdad es que la ciudad no inspiraba toda la confianza.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 29.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 16 ... 29  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.