Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo 12/12/17, 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu 12/12/17, 07:13 pm

» Faro
por Bellota 11/12/17, 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie 11/12/17, 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Mazmorras de la Cosecha

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 17 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 29.]

1 Mazmorras de la Cosecha el 02/08/11, 06:47 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Mazmorras a las que se lleva a los niños cosechados en la noche de Samhein y donde han de despertar.

Mensajes Anteriores (click aquí):


61 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 03:58 pm

chicoaeseg15


Lo primero que notó fue que algo le recubría el cuerpo, estaba tapado hasta la mitad del torso y sacaba las piernas por ambos lados de la cama, se giró de lado, con la cabeza embotada y despertándose a medias de los efectos de la picadura de morfeo. Notaba un ligero martilleo en la frente, extendiéndose hacia las sienes con fuerza e instándole a que despertara del todo.
>>¿Dónde...mmm?<<.
Cambió de posición, convirtiéndose en la postura fetal y replegando sus rodillas contra el pecho, cuando lo hizo escuchó un ruido extraño, diferente, el lecho había crujido, y sabía que su cama jamás lo hacía, de hecho siempre odiaba particularmente ese molesto sonido, quizás estaría en casa de Melvin, o en la de Mathew, pero se quedó inmóvil para escuchar y no sonaba ningún ronquido.
>>Espera, ¿Sábanas? ¡Si yo las detesto!<<, de hecho Tayron les tenía totalmente prohibido a sus amigos que lo arroparan mientras dormía, siempre gritaba un “¡Que corra el aire!”.

Aún con los párpados cerrados pero más consciente de que no se encontraba en ningún lugar conocido empezó a recordar fragmentos del día anterior, a Dafne, la expedición al bosque y que habían acabo todos dormidos bajo las estrellas, pero era extraño, había algo más que tampoco encajaba, se supone que debía estar recostado sobre la hierba y que el viento soplaba, y vale, podía reconocer que se había tapado con el mantel del picnic, pero solo hizo una excepción porque la noruega estaba a su lado, ese era otro punto destacable ¿Dónde estaba todo el mundo?.

Tayron abrió los ojos de sopetón, y se incorporó con precaución, lo que vio no terminó de gustarle del todo, era una habitación fría, húmeda y siniestra, ladeó la cabeza con confusión y chasqueó la lengua, no veía a penas pero sabía que las paredes eran de piedra y que a lo lejos recortado con una luz anaranjada de fondo había una puerta entreabierta. Empezó a hacer memoria.
-¡Doce!- exclamó sorprendido- ¿Ya estoy dentro?, hostia puta, esto es una mazmorra, y se supone que tengo que salir de aquí- se animó a sí mismo, levantándose.- que guapada, parece los gráficos de un videojuego de miedo- analizó algo más su entorno, y terminó por asentir con la cabeza- me gusta.

Una vez de pie consiguió mantener el equilibrio y a examinarse, estaba en calzones, aquellos de rayas azules y blancas que le resultaba tan favorecedor, debía de haberse quitado el pantalón mientras dormía, así que con energía rebuscó entre las sábanas que había echado al suelo y se lo puso, recordó la navaja que debía de tener en el bolsillo izquierdo, ¡Aleluya!, no se la habían quitado, al menos podía defenderse.

Cuando abrió la puerta con cuidado y se colocó en medio del pasillo alucinó de veras, dos caminos sugerentes se extendían a ambos lados, de piedra, igual de oscuros e iluminados por una única antorcha.- Fantástico- murmuró indeciso, debía de partir pronto, aquel silencio no le transmitía nada bueno y quería salir de allí cuanto antes. Mientras avanzaba con una mano pegada a la pared notó que olía un poco a sudor y que debía de haber probado alcohol el día anterior.
-¿Seguro que no estoy borracho?- se preguntó, pidiendo que no fuera así, ojalá estuviera en Rocavarancolia, la ciudad de milagros y portentos, se convenció así mismo, a Tayron le importaba tres cominos que todo allí fuera igual de lúgubre, solo quería vivir una aventura inolvidable, y si con ello debía caminar por aquel paisaje ruinoso lo haría sin dudarlo.

-¡Allá vamos!- y con un suspiro de alegría torció la esquina.



Última edición por chicoaeseg15 el 03/11/15, 05:57 pm, editado 2 veces

62 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 04:52 pm

Reifon


Le dolía la garganta, unos gritos de agonía resonaban como un suave eco en su cabeza y no notaba ni a Brinava ni a Per a su lado. Se despertó sobresaltado, cayéndose de la cama, si a eso podía llamársele así. Sus reflejos no le fallaron, rodó un poco y consiguió simplemente estar de culo en el suelo con la cama a espaldas  y un dolor leve añadido al hombro izquierdo, aún atontado por la cantidad ingente de humo que había tragado.

-¿Per...? ¿Dónde estás? ¿Quién grita...?  -Su voz le sonaba ronca. -Agh....

Se apoyó contra la cama y se llevó la mano derecha a la garganta mientras estiraba un poco el brazo izquierdo. Observó su alrededor, aquello se le parecía una especie de casa cuadrada y lúgubre, definitivamente no estaba en una de sus tiendas. Aspiró profundamente, cerró los ojos y trató de recordar.

<<La fiesta, el collar, el baile, Eri dando un paso hacia los rocavarancoleses... >> -En ese momento se percató de donde estaba.

Había sido elegido, y su hermano también. La mayoría de nublinos se habrían emocionado y alegrado de esto, pero para él no era así. No le hacía gracia que le hubieran separado así de sus parejas ni de su familia, sin poder despedirse siquiera, además, ¿Esto era la ciudad de los dioses? ¿Una habitación pobre y lúgubre después de toda esa vanagloria y pomposidad? ¿En serio?

<<Al final, los fuy van a tener razón y todo...>>

Y cayó en cuenta de una cosa. -Eriel...

Tenía que encontrarlo, asegurarse de que no le habían hecho nada por su "insolencia". Se incorporó lentamente, aún se encontraba algo lento. <<Ahí os metáis el humito de los cojones por donde os quepa...>> Estaba irritado por todo, pero se auto motivó un poco para relajarse y no gruñir a cualquier otro elegido o rocavarancolés que se topara. <<Al menos aprenderé magia... y al menos el poncho me mantiene caliente...>> Se lamento de haberse desprendido de su pequeña navaja y sus cosas, pero no podía hacer nada al respecto. Llegó a la puerta, la abrió y se dispuso a andar por el pasillo que se abría ante él, buscando en las habitaciones a su hermano.

63 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 05:24 pm

Lupin


Sakrilt recuperó la consciencia lentamente. Al principio casi no procesaba lo que veían desde hacía rato sus ojos sin párpados, pero poco a poco fue capaz de pensar más despacio de lo que incluso era habitual. Cuando finalmente su cerebro más lento que un diplodocus con cagarrinas conectó los detalles necesarios, se dio cuenta de algo: «¿Dónde coño estoy?».

Desde ese instante, no se tomó ni medio segundo en mirar alrededor y levantarse de un salto. Bueno, casi, realmente tuvo que hincar al momento la rodilla del mareo repentino que le asaltó. «Kgh, mierda, mi cabeza». Cuando se pudo levantar, comprobó el lugar donde se encontraba. No tenía más interés que cuatro paredes y un techo de piedra guarreados a conciencia y el lecho mugroso en el que se despertó.

“Libertad. Poder. Gloria”. Pues le pareció a la clinger que le había dejado en el antro más cutre posible para demostrar lo que le dijo. «Y apesta y es horrible y hace un frío que se me va a congelar todo el potorro. ¿Dónde me ha traído el ender ese?». Para ser sinceros, la gamberra también estaba jiñada de miedo.

Decidió en ese momento que lo mejor que podía hacer era salir de la sala. O intentarlo. Al principio pensó que la puerta estaba atrancada, pero después de cargar con el hombro una vez descubrió que solo estaba atascada. Después de varios placajes y múltiples maldiciones, la puerta de mierda superó su obstáculo y Sakrilt rodó por el suelo. «¿Aquí también tienen a un puto inútil haciendo puertas o qué?».

El pasillo no era mejor que la habitación. «Joder, esto es una ruina». La bicharraca echó a andar hacia donde fuera sin pensar hasta que oyó unos gritos animalescos, como los de las aves o los mamíferos. Se detuvo de golpe y esperó a ver si oía algo más. Era difícil en ese pasillo situar de dónde venía el sonido, así que simplemente siguió andando y se dejó estar de hostias. Tarde o temprano ya se encontraría con alguien o con alguna forma de salir de allí.

64 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 05:52 pm

Merodeador


En realidad Nadzieja nunca se esperó a que alguien le fuese a abrir la puerta, lo cierto es que ya se estaba imaginando a si misma desfallecer en aquel lugar sin que nadie lo supiese o se preocupase por saberlo. Por lo que el grito de Mónica la dejo más que sorprendida, sobretodo la asustó.

La niña se quedó muda del espanto. De repente ante sus narices aparecía una chica que le hablaba gritaba en un idioma extraño, y claro su primer instinto y pensamiento fue el de « Je suis foutue. »* Pero cuando se dio cuenta de que era eso, una chica, la cosa cambio ligeramente (muy ligeramente) y un pequeño rayo de esperanza surco sobre sus pesimistas ideas que la daban ya por muerta. Y con efecto retardado Nad se puso a llorar del susto de muerte que se había llevado. Sollozando se le quejo:

-Mais-Mais pour… pour quoi vous me criez comme ça ? Je… je-je suis perdue, je ne trouve pas mes parents et tu me cries je ne sais quoi ! Je veux retourner chez moi. Où suis-je ? Et Qui est vous, madame ?*

La chica le respondió con lo que Nadzia describió mentalmente como una sarta de sandeces « Mais que est ce qu’elle dit cette idiote? »* Mientras el desconcierto le conquistaba el rostro empezaba a pensar que se había encontrado con una « folle »*.  

A punto estuvo de replicarle ya que no la entendía « Merci beaucoup mais vous pouvez aider quelqu’un d’autre je vais attendre une personne qui soit sain d’esprit ».* Pero una visión de pesadilla la hizo volver a enmudecer y abrir la boca bien grande al tiempo que temblaba cual hoja en un vendaval. Detrás de la chica había un pájaro enorme, en opinión de la belga « Un monstre dévoratrice de petites filles »* . Por lo que no pudo más que intentar avisar, en un susurro airado que salió como un chillido de palabras mal articuladas, a su interlocutora:

-Oiseau! Oiseau! Oiseau! Il y a un oiseau derrière vous, un grand oiseau ! Oiseau ! Oiseau ! *


Traducciones (Parte 2):

"Estoy jodida" (de manera fina)*
"-Pero-pero por... ¿Por qué me gritas así? yo,yo... yo estoy perdida, no encuentro a mis padres ¡y tu me gritas vete tu a saber que! ¡quiero volver a casa! ¿donde estoy? ¿i quien es usted, señora?"*
"¿Pero que dice esta idiota?"*
"Loca"*
"muchas gracias pero usted puede ayudar a otra persona, voy a esperar a que llegue a alguien cuerdo"*
"Un monstruo devorador de niñas pequeñas."*
"-¡pájaro! ¡pájaro! ¡pájaro! ¡hay un  pájaro detrás suya, un gran pájaro!¡pájaro! ¡pájaro!"*

65 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 05:55 pm

Bellota


Mónica se quedó mirando cómo una niña bajita y pelirroja le dirigía una mirada de susto y después un torrente de palabras en un idioma que no sonaba demasiado desconocido. “¿Portugués? ¿Italiano? ¿Inglés?” se preguntó la chica poniendo cara de desconcierto.
Puede ser italiano”.

-Pasta pesto di pesto. Carbonara, boloñesa. Ciao- exclamó muy convencida meneando la mano en lo que ella pensaba que era un gesto italiano. Pero tras ver la cara de incomprensión de la chavalilla y seguir escuchando su diatriba un rato se le encendió la bombilla. “¡Francés!”.

-¡CROISSANT! ¡TORRE EIFFEL!- le sonrió a la niña tratando con su broma de ser tranquilizadora, ya que la pequeña estaba poniendo una expresión de pánico. -Oye, que no soy tan fea- comentó algo ofendida.

Después se dio cuenta de que no estaba mirándola a ella, sino a algo que había por detrás de ella. Se giró con cuidado al tiempo que la pequeña abría la boca para volver a chillar algo que no entendió, pero Mónica no le prestó atención. Ante ella ahora había una persona con el disfraz de pájaro mejor conseguido de la historia.

-¡Uala, tío, cómo mola! ¿Dónde te has comprado el disfraz? ¡Qué guapada!- se acercó al personaje tomándole de lo que ella tomó por un brazo cubierto de plumas y escamas.

"Oh, espera...". Mónica volvió a mirar cuidadosamente a ese personaje, cayendo de pronto en la cuenta de que era algo muy, muy real.

-Oh. Oh.

Dejó caer el brazo de la roquense con cautela, y se alejó un par de pasos antes de ponerse al lado de Nad, señalar a Sinceridad con el dedo y gritar como si la estuvieran matando, aterrada.

-¡PÁJARO, PÁJARO, PÁJARO!

66 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 05:59 pm

Jack

avatar
Aquello era surrealista, pero tenían características similares a Mikk por lo que Sinceridad les observó más detenidamente mientras interactuaban entre sí, o lo que fuera que estaban haciendo... Pero de pronto se fijaron en ella. Se envaró y a punto estuvo de saltar hacia atrás cuando una de las criaturas se dirigió a ella y le tocó. Pero se mantuvo a la espera al no notar alarma ni amenaza en su tono... al menos no al principio. Cuando la cosa aquella gritó, Sinceridad lo hizo también por el susto que le había metido. ¡Aquella cosa le había tocado y gritado! ¡No podía querer nada bueno!

La roquense quiso salir corriendo hacia alguna parte a la vez que quiso dar la vuelta y huir por el camino vacío que acababa de recorrer. Se hizo un lío con las patas y por puro instinto abrió las alas para equilibrarse pero aquello solo le entorpeció más. Estuvo a punto de caer pero consiguió apoyarse en la pared y huir, muy a costa de su orgullo, ahora profundamente herido, como Cazadora e Infiltrada. Sinceridad se decía mentalmente que ni gritaba ni corría, que ella nunca huía, que aquello era de cobardes... Y de mentirosos.

Volvió a la habitación de la ventana, cerró la puerta y se asomó. No le costaría mucho salir y subir al tejado. Tenía dos opciones: o tomar esa o volver al pasillo y enfrentar a aquellas cosas que tanto gritaban. <<¿Me habrán seguido?>> Temerosa de esa posibilidad, se acercó a la puerta y se apoyó contra esta, tanto para escuchar lo que pudiera como para bloquearla si hiciera falta. Mientras, pensaría su siguiente paso.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

67 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 06:41 pm

Leonart

avatar
Lorenzo


Alto y bizarro, el español mantuvose con cierta serenidad, ojerizandoles desde las sombras. Quisiera el destino que no hablase tambien al reconocer la lengua española de la ruidosa chica que habia invadido el plano a la vez que el, pero sin notarle a el.
Casi relajado, el diestro se enfrento a un nuevo hallazgo. Sin duda, era un rapaz quien habia estado llorando, parecia una niña. Los luceros dorados la examinaron para determinar que no era, de hecho, española. Hablaba una suerte de frances y Lorenzo comenzó a intentar recordar lo más básico de otros idiomas que no fueran el castellano. Por desgracia, no encontró mucho.

Aguardose en las sombras, aunque no escondido precisamente, pero sin moverse pues, hasta ahora, habiase servido de aquello para pasar desapercibido. La cara escondio tras el sombrero mientras se mesaba la perilla, pensativo. ¿Que hacian estos nenos ahí abandonados con el? ¿Habriase sido Doce Punto tambien quien los habia raptado?

Aunque no tuvo tiempo a pensar demasiado, pues un ave gigante hizo acto de escena. La respuesta de Lorenzo, aunque no fue exagerada, fue la de ponerse en guardia, pues desconocia la fisionomia de la criatura, más alla de obscultar su emplumadez y rostro aviano. Aun portaba consigo el cuchillo en la manga y erase más que consciente de tener que usarlo. Hizo mutis la criatura, dejando a las dos niñas solas. Fue entonces cuando pudo comprobar bien com lucian, al dar un paso adelante, que procurose que fuera de lo más sonoro que fuera menester, pues no queria sobresaltar a dos jovenes mozas en mitad de un tunel oscuro ya que se llevarian tamaño susto al comprobar su porte.

Contemplo con sus orbes dorados la vestimenta y arreglo de la que parecia más mayor, española, y carraspeó antes de hablar.
Disculpe mi intrusión, señorita, mas he de preguntaros algo ¿Forzoos el canalla de Doce Punto?―su grave voz sonaba madura y denotaba su confianza, aunque en aquella ocasion, podiiase velar un poco de preocupación por la apariencia de la muchacha, quien claramente portaba ropajes malbrujados y desarreglados. De ahi la pregunta del diestro. Si fuera la certeza en la respuesta de la moza, el español tan solo tendria más motivos aun si quiera de cazar al gañan.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

68 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 07:07 pm

LEC

avatar
Innadriel

Lo primero que vio al despertar fue la pared. O al menos, lo que quedaba de ella. La mayor parte estaba destruida y podía ver el relieve de los edificios de la ciudad, ruinosos y grises. «Esto…esto no es Firande…».  Se incorporó en la cama, sin siquiera preocuparse de mirar la habitación, y miró a su edeel, que dormía a su lado. —Eorlir…Eorlir…Eeeeeoooorliiiiir—le llamó, sacudiéndole del hombro para que se despertara —¿Dónde luces estamos? —preguntó, algo asustada, sin preocuparse de sonar algo malhablada. En aquellos momentos le daba igual.

Aquella no era su cama, ni su cuarto. Ni siquiera parecían estar en Sinhdro, era todo demasiado apagado y oscuro. ¿Cómo habían acabado allí? El día anterior estaba borroso, aunque recordaba algunas cosas. La estúpida y aburrida reunión social a la que habían tenido que ir, el extraño que se habían encontrado volviendo a  casa que les prometió magia…y llevarles a… ¿Cómo era? La niña no se acordaba del nombre, si es que había llegado a decírselo.

Se levantó de la cama y miró por el boquete de la pared. Empezaba a anochecer, pero a Ina no le hacía mucha gracia salir fuera a lo desconocido. A saber qué clase de cosas se podrían encontrar ahí fuera.  «Aunque este sitio se está cayendo…podrían entrar por esa pared, o podría caerse el techo encima nuestro…». Su mano, temblorosa, buscó la de Eorlir en un intento de sentirse protegida. Le había dicho mil veces que tenía que ser más valiente, pero aunque lo intentara, aquella situación la sobrepasaba. Cerró los ojos e imaginó que estaba en casa, dibujando.  Casi podía ver las sonrisas de Eorlir mientras le decía que no estaba mal, cosa que ella negaba una y otra vez, sonrojándose.

Al edeel le llevó unos segundos sacarla de sus ensoñaciones. —¿Pero por qué lo haces? Me gusta estar así, al menos si algo entra por ahí —señaló a la pared— no estaré preocupada de que me coma. Además tú siempre dices que tengo que ser valiente y es mi forma de serlo…

Y era inútil e Ina lo sabía, pero prefería vivir en su mentira. Fue su parte oscura la que atravesó primero la puerta, mientras ella le apretaba la mano y le repetía que tuviera cuidado, que no sabía que había allí fuera, con la voz temblándole por el miedo. Se tranquilizó  un poco al ver que solo era un pasillo, aunque la calma le duró poco conforme se acercaban a las figuras a lo lejos, que hablaban en lenguajes extraños. La niña se refugió detrás de Eorlir, sin soltarle la mano. —¿Qué están diciendo…? ¿Y qué es eso de allí? ¿Un pájaro gigante que habla? ¡Te dije que había monstruos aquí!

Le agarró más fuerte la mano, temblando aún más. «No va a comerme, no va a comerme, no va a…». Lo único que la impedía salir corriendo en dirección contraria a todo aquello era que sabía que Eorlir la protegería.


_________________________________________

Que ahora sea una transformada no quiere decir que odie menos los spoilers, Invitado, por lo que no te recomiendo hacerme ninguno.

69 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 09:32 pm

Reifon

avatar
Barael abrió puerta tras puerta sin miramientos, estaba enfadado y quería encontrar a su hermano cuanto antes. Habitaciones vacías, muros rotos en los que se podía ver de lejos la ciudad, nada interesante para él. <<La ciudad tiene la misma pinta que esto. Yo podría construir mejores edificios, ¡y ni siquiera me haría falta magia para ello! >> Pensó enfadado, mientras avanzaba y abría puertas. En una de las puertas se encontró con una pareja, había una chica de piel clara y pelo violeta allí que se aferraba con terror a su compañero. Los miró por un instante, cerró la puerta y siguió buscando a su hermano. <<Mas elegidos, y no parecen nublinos.  Aunque la chica es mona. >>

Al fin llego a donde se encontraba su hermano, casi se cae de rodillas de la relajación que sintió. <<Menos mal... >> Se acercó despacio, Eriel estaba durmiendo plácidamente. Barael no pudo evitar sonreír. Con una mano, agitó levemente su hombro.

-Eri, arriba, rocavarancolia te reclama.

70 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 09:37 pm

Dal

avatar
Eriel dormía plácidamente, estaba calentito y cómodo. Por eso cuando oyó la voz de su hermano llamándolo para que ayudase con algo el niño refunfuñó mentalmente y dijo:

-Cinco minutos más porfa... - y dio media vuelta para seguir durmiendo.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

71 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 09:52 pm

Reifon

avatar
No se lo podía creer, toda su alegría se esfumo dando paso a la furia. Y explotó, como nunca antes. << Después de toda la tabarra que me has dado sobre venir, después de vaguear durante años en ensoñamientos sobre ello, después de CONSEGUIR llegar a rocavarancolia tras haber sido HUMEADOS y SEPARADOS A LA FUERZA de nuestra familia para llevarlos a este PUTO TUGURIO ASQUEROSO, aún era capaz de dormir a gusto...>>

Le dolía la garganta pero le dio igual.

-¡LEVANTATE DE UNA VEZ, PEDAZO DE VAGO! -Le gritó al oído.

Cuando Eriel se levanto vislumbró a su hermano colérico como jamás lo había visto.

72 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 10:36 pm

Bellota

avatar
Mónica dejó de chillar en cuanto el pájaro gigante huyó de allí, sintiéndose bastante avergonzada. “¿Y si le hemos asustado gritando?” se preguntó por un momento. Desechó la idea con un gesto “¿Cómo se va a asustar un pájaro gigante de dos humanas flojuchas?” y se volvió a medias hacia la pequeña pelirroja cuando un joven vestido igual que si hubiera salido de una escena de guerra de un libro de historia apareció de entre las sombras. Mónica le miró de arriba a abajo.

“Vaya, vaya. Entre mi disfraz, el pájaro gigante y ahora este mosquetero ensangrentado parece que haya llegado el circo a la ciudad” pensó sonriéndose antes de escuchar la curiosa frase del chico, que le borró esa sonrisa de la boca. La muchacha carraspeó antes de hablar, engolando la voz e imitando, levemente divertida, el extraño modo de expresarse del joven.

-Pardiez, caballero, ¿cómo osa ensuciar el noble nombre del que quisiera yo fuera mi galán, el llamado Doce Punto?- le dirigió una mirada reprobatoria antes de volver a cambiar a su registro habitual. –Por cierto, pirata, ¿por qué estamos hablando así? Halloween ya acabó, así que puedes volver a tu estado habitual. Y a todo esto… ahora que lo pienso, ¿qué clase de nombre es Doce Punto? ¿Sabes dónde estamos? Supongo que en Rocava… Roca… bueno, sí, ese sitio. No presté mucha atención a eso, las cosas como son. Pero ¿en qué parte de Roca-no-sé-qué? ¿Sabes dónde encontrar a Doce Punto? Soy Mónica, por cierto. Y esta es…- miró por un momento a la pequeña, sin tener ni idea de cómo se llamaba –mmmh… bueno, la llamaré Zanahoria, le pega. Estaba berreando como si no hubiera un mañana hasta hace un momento. ¿Quién eres tú?

73 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 10:54 pm

Neith2

avatar
Todo estaba envuelto en oscuridad, solo un pequeño hilo de luz, apenas visible se colaba allí, a dondequiera que estuviese Dafne. Rocas grises heladas rodeaban aquella habitación en pared y suelo, la humedad se cernía vigorosamente en aquel lugar, propio de haber estado abandonado bastante tiempo...

Una brisa fresca se coló por aquel ventanillo, recorriendo el cuerpo de Dafne, la chica se estremeció y cerró sus ojos con fuerza, encogiéndose en aquella cama, incómoda y ruidosa.

Por fin se despertó de aquel largo sueño, abrió los ojos, al principio le costó ver donde estaba pero a medida que pasaban los minutos su vista se acomodó a la penumbra...>>¿Pero qué es esto!?<<-Pensó alterada... cada vez su pulso se iba acelarando, así que no tuvo mas remedio que chillar.

-¡Chicos!, ¿Dónde estáis?, ¿Me han secuestrado?-Cuestionaba mientras miraba de un lado a otro atro, pegó un respingo de la cama y se dirigió hacia el pequeño ventanal que absorbía la poca luz de lugar, tuvo que ponerse de puntillas para poder divisar todo lo que había tras esa mazmorra, y cómo no, solo veía calle oscuras, un cielo que parecía cubierto por una capa de nube grises, y sobre todo...Destrucción, eso es lo que había.

Dafne se llevo las manos a la boca, casi iba a pegar un grito de auxilio, se sentía frustrada en aquel lugar tan pequeño e insólito. >>Esto es un sueño, no puede ser verdad...Despierta Dafne...Despierta<<. El tiempo cesaba y la chica seguía allí, aún.
-Pues nada, a ver si encuentro a alguien-Afirmó decidida, pero a la vez algo asustada, así que se encaminó hacia la única puerta que había. Antes de dar un paso más se aseguró de que no pasaba nadie. >>No me haría gracia encontrarme algo extraño por ahí<<-pensó mientras comenzó a andar por un pasillo bastante extenso.

-Total, bah, da igual tendré que estar preparada ante cualquier cosa que se me aparezca-Murmuró mientras seguía caminando con pasos más seguros. >>Por eso vine aquí, se supone que soy especial, ¿No?, pues en fin no hay nada que temer...O eso creo<<-Cambió de opión al pisar un tablón de madera algo suelto, el cual hizo un ruido que le puso los pelos de puntas, se cruzó fuertemente de brazos y empezó a andar a paso rápido...

74 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 10:57 pm

Dal

avatar
El grito lo pilló por sorpresa y el niño, que ya se había movido hasta el borde de la cama, se cayó de ella. El golpe contra el suelo de piedra le dolió pero remitió enseguida en comparación con el pitido que tenía en el oído.

-La madre que te parió que también es la mía - refunfuñó mientras se levantaba. Miró a Barael con una mezcla entre enfado, sorpresa e indignación que resultaba hasta cómica.- ¿Estás tonto o te ha coceado un linac? Menudo susto me has pegado...

Sólo entonces se dio cuenta de que no estaba en casa y al hacer un poco de memoria recordó dónde estaba.

-¡¡¡¡¡¡¡SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!! - pasó a hablar rocavarancolés. Volvió a mirar a su hermano y comprendió lo que aquello significaba. Abrazó a su hermano con los ojos haciendo chiribitas.- Nos han elegido, nos han elegido, nos han elegido - repetía.

Salió por la puerta y observó el pasillo.

-Tenemos que estar en Rocavarancolia, no me cabe duda - dijo con mucha emoción en la voz.- Tenemos que ver si hay más elegidos y buscar a los dioses - prácticamente daba saltos de alegría.



Última edición por Dal el 03/11/15, 11:47 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

75 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 11:02 pm

Leonart

avatar
Lorenzo



No fue sino que arrancó a hablar. Arrugaria el rostro a sus palabras si no fuera un educado caballero que guardó silencio hasta que la rapieza terminase, como era buen menester. La soltura de su habla tan solo fue enfrentada a la rigidez de la suya.

Quierase ser sincero con vos, rapiella Mónica, no tengo conocimiento alguno del paradero del gañán de Doce Punto y, os dare mi honesta opinion de diestro español: Una buena moza no querria enrolarse con tal calaña.―le informó con la mirada seria.―De sus palabras beben las mentiras y de sus manos largas la codicia de lo ajeno. Drogome y arrastrome a aqueste sitio. Valele más que rece por su alma y pellejo, pues pienso darle caza y que ductamente devuelvaseme lo que es mio.―admitió, con un tono más relajado.

Luego pasaron a presentaciones, y el español dirigió una breve mirada a cada una de las niñas.
Llamanme Don Santiago Lorenzo Recio, de la casa de La Vega y de Navarro y Urbano, un placer, señoritas.―se presentó, mientras hacia ademán de quitarse el sombrero.

Arqueó un poco el cuello y dejó salir un suspiro de sus labios ante el mote que Mónica le habia dado la niña.
Asi que, es de mi suponer que no sodes pariente de esta pequeña ¿Cierto?―corroboró con la mayor. Frotose la nuca. Sus conocimientos de frances estabanse bastante más cercanos a ser inexistentes que de ser algo relevante, pero aun así, lo intentó, haciendo memoria de todas los libros de Cyrano de Bergerac y demáses que podia. Hincose levemente de rodillas y descubriose un poco más su rostro costroso ante la niña.
Alors... eh... comente tú te apel? eh... Uh... oui.. Soy Lorenzo.―borbotó, mientras le estrechaba la pequeña mano en señal de cordialidad con la pequeña.
¿Que tipo de escoria raptaba a niños pequeños?
Tú... es pure... tú es jurt?―procedió a gesticular, palpandose su propio cuerpo como intentando preguntar si estaba herida y que si por eso estaba llorando―Tu es ok?―terminó por afirmar, alzando un pulgar, con enfasis. Su voz comenzabase a quebrar al no poder recordar más palabras del dichoso idioma remilgado de franquia.

Jurariase haber mezclado dos o tres idiomas en su habla, pero ciertamente esperaba haber llegado a cierto entendimiento con la infante.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

76 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 11:46 pm

chicoaeseg15

avatar
En el siguiente pasillo si que estaba oscuro, la luz febril de la antorcha anterior proyectaba sombras perversas en la pared que acababa de dejar atrás y Tayron empezó a preguntarse el por qué de aquella decoración, si todo iba a ser una aventura...¿No era mejor vastos valles de hierba y flores, con senderos de piedra y caballos?, no sabía como plantearlo, simplemente podía ser más representativo, pero como se lo estaba pasando de miedo al recorrer aquellos pasillos no pondría ninguna objección.

Se dedicó a arañar la fría pared con la navaja que portaba en la mano izquierda, rayándola y provocando ruido por si había algo escondido que pudiera salir a la luz, notablemente asustado, sin embargo dejó de hacerlo en cuanto se percató de que bien podía funcionar de aquella forma también lo podía hacer a la inversa, y estar accionando una alarma que expresara un “Cómeme por favor que soy subnormal” y cosas por el estilo.

No, con él no funcionaban esas cosas, no era el típico chico que  caía en la trampa a la primera de cambio, así que se la guardó en el bolsillo y se dispuso a registrar más habitaciones, abriendo las puertas de las otras habitaciones y dejándolas abiertas para no confundirlas y revisarlas por segunda vez, en busca de alguien que le pudiera ayudar.

Una de esas veces tuvo que detenerse en seco, había escuchado una voz, femenina, y potencialmente conocida, dibujó una sonrisa en su boca y se revolvió el pelo con energía. >>¿Está ella aquí?<<, no podía ser, demasiado perfecto todo, Rocavarancolia y Dafne juntos...¿Cuándo despertaría del sueño y volvería a la realidad con su abuelo despertándole temprano para que atendiera a los clientes?, se estremeció solo de pensarlo.

En vez de darles más vueltas avanzó al trote decido, escuchándola gruñir como una cascarrabias por lo bajo, la cogió por detrás, de sorpresa, abrazándola por la espalda y apretándola con chillidos de euforia.
-¿Dafne? ¡Dios santo, sí que eres tú de verdad! ¿Tú también eres especial?- dijo observándola y haciendo un increíble esfuerzo por no perderse en sus ojos verdes.- Madre mía, que bien que estés aquí, a Dekka le encantaría esto, y a mí también, piénsalo- le dijo agarrándola de los brazos- ¡Ahora es cuando viene el asesino y nos mata a los dos a la vez!- bromeó estallando de la risa, pero su rostro cambió cuando escuchó una voz masculina gritar no muy lejos de su posición, era otro idioma, sin duda, pero el belga no pudo diferenciar cual, las paredes habían amortiguado el sonido.-¿Qué ha sido eso?, voy a ir a ver, debe de estar cabreado, si escuchas una motosierra...- intentó asustarla, poniendo el mayor rostro de preocupación que jamás había conseguido en su vida- ni lo dudes ¡Corre!.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

77 Re: Mazmorras de la Cosecha el 03/11/15, 11:53 pm

Naeryan

avatar
Había algo orgánico en aquella oscuridad, la clase de penumbra en la que anidaban cosas; una falta de asepsia y un exceso de significado más allá de la mera ausencia de luz. Algo que no debería estar allí, en definitiva, y fue eso lo que sacó a Sox de su sueño intranquilo.

Incorporado ya de su camastro, el carabés intentó hacer memoria antes de precipitarse a hacer nada. Oportunidades, competición, logros, potencial. Ninguna de aquellas cosas se reflejaba en aquella deprimente habitación de piedra. Ni siquiera había iluminación, como si el lugar se hallase abandonado. Y sin embargo había sido transportado allí. La magia de transporte era cara y nadie lo habría hecho sin un propósito fijo ni sin asegurarse de que hubiera salido bien. Habría sido un desperdicio, de modo que el carabés no estaba allí ni por casualidad ni por error.

Sox intentó convocar una luz mágica para examinar más a fondo el habitáculo en busca de alguna placa con instrucciones, pero un retumbar muy desagradable en su cabeza se lo impidió, cortando el esfuerzo a medio camino.
—Ugh —hizo una mueca. Lo intentó de nuevo una vez el malestar hubo pasado, esta vez descomponiéndolo en pasos. El resultado era idéntico:  la corriente de voluntad parecía escaparse entre sus dedos de la misma forma en que lo haría un objeto sólido, sin que el nivel de concentración del carabés pareciese ejercer efecto alguno sobre ello.
Notaba la cabeza cargada y no recordaba haberse dormido: lo que fuera que hubiese actuado como agente sedante con toda probabilidad era lo que estaba mermando sus facultades. Resopló contrariado, pero no era un problema que pudiera solucionar ahora mismo. Si aquél era efectivamente el factor que le entorpecía, el mejor curso de acción era quemar lo que corriese por su organismo.

Tras comprobar que no había indicación alguna salió con decisión de la celda, y ver que no era la única existente corroboró las suposiciones que estaba elaborando a partir del encuentro con Trazo. Si él había despertado dentro de una, y estaba allí para competir, era una deducción lógica que dentro de las demás había otros candidatos.
Ni se le pasó por la cabeza ir abriendo puertas: si dichos candidatos seguían dentro sabrían lo mismo que él y no obtendría información nueva. Quería acudir a la zona donde estuvieran las explicaciones y de forma directa. Recorrió pues los pasillos sin pararse, a zancada larga, en busca de la salida. No confiaba en que hubiese un mostrador de recepción dado el estado del edificio, pero tal vez afuera les estuviese esperando alguien. La falta de organización le inquietaba, sobre todo teniendo en cuenta que le habían dado a entender que aquéllas eran pruebas de élite, pero acalló el zumbido de preocupación en su cabeza.
Sin embargo sí recordó que cuando le habían planteado la propuesta había otro carabés con él. ¿Dónde estaba? ¿Habría sido trasladado a otro bloque? De ser así aquello implicaría una cantidad grande de participantes, o una gradación por capacidades.

Sumido en su rompecabezas mental, una serie de chillidos le pararon en el sitio. Tras el sobresalto inicial frunció el ceño, aguzando el oído. Gente gritando asustada por estar allí, luego airada, y luego demandando explicaciones. Sonaba al lugar correcto hacia el que dirigirse.

Ahora había más voces, constató al acercarse a paso rápido. La figura más cercana a la puerta no parecía superarle demasiado en altura, de modo que era seguro suponer que no se trataba de un instructor. A medio camino de llegar hasta el aparente grupo Sox silbó de forma penetrante para cortar la conversación. Por fortuna hacía tiempo que quienes fueran habían dejado de gritar.

—Vosotros. ¿Sabéis qué se supone que tenemos que hacer? —la frase, al grano y sin intención de perder más tiempo del necesario, perdió energía a medio camino.
No eran carabeses, aquello era demasiado extraño para tratarse de modificaciones corporales.
La misma estructura de sus rasgos era diferente, su piel era más bien rosada, estaban menos enjutos que él, y vestían de forma estrafalaria. No excéntrica correspondiente a puestos altos en el ránking, sino... estrafalaria a secas.

—¿De dónde salís? —preguntó estupefacto, olvidándose momentáneamente de su objetivo inicial. Sus orejas no acababan en punta, registró como detalle absurdo adicional.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 29.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 17 ... 29  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.