Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Asrena

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 3.]

1 Asrena el 12/08/12, 06:22 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Asrena

Portal situado en una caverna al Norte del planeta antiguamente habitada por drunais


13 Re: Asrena el 31/07/13, 12:21 am

Matt


El chico me dice que quiere ver las alturas por lo que hago que una masa de arena se adhiera a mi cuerpo haciéndome ascender mientras subo al chico con un hechizo de levitación hasta una altura considerable. Cuando estamos lo suficientemente alto el chico parece ser que prefiere volar solo por lo que dejo el hechizo de levitación. A él le maravilla lo mismo que a mí estar en ese sitio pero la gran diferencia es su extraña afición por el nudismo. -Oye no se tu pero a mi túnica ya me parece lo suficientemente ancha muchas gracias. Lo máximo que me pienso quitar son las chanclas y por que andar por la arena es un gustazo- En ese momento una columna de arena sube hasta mi altura sosteniéndome en el aire para poder otear en condiciones el horizonte.

Ante nosotros se presenta un amplio y basto desierto que me parece asombroso casi para quitar el hipo. Voy escrutando cada palmo de arena que se me presenta pudiendo ver alguna que otra criatura voladora señalándoselo al chico nudista. -¡Mira. Eso no se ve en Malyadar!- Bajo un cúmulo de criaturas voladoras puedo ver un pequeño vergel por lo que deduzco que debe de haber un oasis por allí y, con suerte, el siguiente elemento a encontrar. -¡Oye Atol! ¡Vamos a ir en esa dirección!- Le digo señalando le el oasis.

Descendemos de las alturas y al tocar el suelo hago que la torre de arena se deshaga como si una ráfaga de aire se la estuviese llevando lejos de nosotros. Le hago una señal al chico desnudo para que recoja sus pantalones del suelo y le hago señas con la cabeza para que me acompañe.

La idea de que un chico con pirsings y tatuajes este andando a mi lado completamente desnudo me hace sonreír por lo extraño de la situación. "A decir verdad me incomoda un poco pero que se le va a hacer si es su cultura.¡Libres domingos y domingas!" Pienso mientras nos vamos acercando al oasis que divisamos en las alturas.  -Bueno Atol.- Le digo para intentar romper el silencio de camino. -¿Y que mas puedes contarme de ti? Aparte de que te gusta ir desnudo por amor al arte.- Le digo de manera algo jocosa.

Mientras vamos compartiendo alguna que otra opinión sobre lo que vamos hablando llegamos al oasis.- Bueno ya hemos llegado.- Le digo mirando la altura del sol tapándome con una mano para que los rayos no me molesten tanto a mirar al sol. -No se muy bien que hora será pero lo que si se es que en algún momento tendremos que comer.- En ese momento una gran nube de arena se levanta formando un sillón en el que me siento.

-¿Que te parece si te vas a dar una vuelta así como dios te trajo al mundo mientras yo hago algo de provecho? Podrías aprovechar e intentar buscar el cactus regordete. Según el libro suelen crecer cerca de los oasis del norte.- Casi sin darle tiempo a discutir lo que digo le mando el libro abierto por la página en la que sale el cactus levitando sobre una tabla plana de arena mientras que alzo una enorme cantidad de arena y comienzo a comprimirla y a girarla dándole una forma algo extraña que tenia en la cabeza desde que estuve ojeando unos libros de la biblioteca de Serpentaria.

La extraña petición del chico me hace parar mi modelado para mirarlo extrañado. -¿Alguien como yo?- Le digo con cierto aire de no entender muy bien el termino.- Claro que puedo hacerte unos pantalones hijo.- En ese momento hago que una masa de arena comience a subir por sus piernas rozando su piel y absolutamente toda su anatomía tapándole hasta la cintura pudiendo sentir como cada grano asciende por sus piernas. -Ale. Ya te puedes ir a dar una vuelta.- Le digo girando mi cabeza hacia el cúmulo de arena y despidiéndome de él haciendo movimientos con la mano. -¡No te alejes mucho!¡Si me necesitas grita!- Le grito cuando noto que esta a unos metros de mi posición

No se muy bien el tiempo que ha pasado pero la sensación de bienestar que me inunda es tan sumamente grande que el hecho de estar cerca de una masa de agua no me resulta incomodo. Me esta entreteniendo mas de lo acostumbrado darle forma a mis dos criaturas pero a decir verdad no se muy bien si es por el clima o si es por la tranquilidad que proceso que las figuras me están quedando sorprendentemente interesantes.

Una de las criaturas ya acabada esta enterrada en la arena mientras estoy acabando el ala derecha a su hermana arenosa. Al dar por terminado el trabajo la giro para retocar un poco el pincho de la cola en forma de aguijón de escorpión. Al acabarla la entierro en la arena y respiro profundamente al considerar que mi trabajo ya esta hecho.

El chico no tarda mucho en hacer acto de presencia diciendo que ha encontrado el cactus por lo que suspiro aliviado al ver el buen trabajo que hace el chico y le hablo siguiendo dándole la espalda. -Vaya. Te estábamos esperando querido mio.- Le digo mientras giro mi sillón hasta ponerme en dirección al chico. -¿Has traído el cactus o tenemos que ir a por él?- En ese momento una sonrisa se pinta en mi cara esperando ver la reacción del chico al ver mis nuevas criaturas.

Las nuevas criaturas to monas to saladas:
<--- Pili

<-- Mili
Las dos criaturas son de una longitud superior a los tres metros. Las colas son apéndices fuertes y prensiles pudiendo romper una roca si se lo propusiese. Las alas son unas alas largas y potentes al igual que las garras y los dientes de las bestias. Las dos criaturas no tienen ni los detalles de las franjas ni los detalles de los ojos. Su piel es completamente lisa y del color de la arena

-Me alegra ver que has traído el cactus contigo.- Digo recostándome en el sillón. -Yo también tengo algo que enseñarte.- En ese momento hago que las dos criaturas salgan de la arena donde estaban ocultas. Una de ellas sale caminando como si no ocurriese nada de la zona derecha de mi espalda espolvoreando la arena sobrante de su cuerpo mientras pasa por delante mía para acabar acostándose a mi izquierda a la par que la otra sale alzando el vuelo haciendo un cerco entre el chico y yo para acabar posándose a mi derecha. -Te presento a Pili y a Mili nuestras cazadoras.- Digo mientras abro los brazos haciendo que mis criaturas acerquen su cabeza a las palmas de mis manos.

14 Re: Asrena el 01/08/13, 11:05 pm

Jack


Hice oídos sordos a su opinión sobre sus ropas pero sí que atendí ante el nuevo destino: un oasis que destacaba como un vergel entre tanta arena. Y hacia allí nos dirigimos, aunque eso sí, por el camino recogí los pantalones pero sin ponérmelos aún. Entre tanto se puso a hablarme y preguntarme sobre mí y respondí:

-Pues mira, eso de Atol durará poco. Físicamente no habré cambiado apenas, pero lo de aquí dentro -señalándome la cabeza con el puño cerrado- es algo bastante diferente a lo que llegó, así que buscaré un nombre adecuado. ¿Por amor al arte? Mi cuerpo es un orgullo, chaval.-respondí riendo.-¿Nunca has ido a Libo? Allí las ropas son totalmente diferentes; no existe el concepto de pudor tampoco. Que sí, vale, tendré que adaptarme y retraer algunas costumbres...-pero ahí me detuve para no pensar más de la cuenta.

Cuando llegamos al lugar, lo primero en que me fijé fue en la pequeña... <<¿Charca? No llega a ser un lago pero da suficiente para abastecer al oasis... ¡Lo que sea, es agua! Y como este vuelva a tirarme por hacer la gracia...>> Pero lejos de eso, se hizo un sillón de arena y podríamos decir que me echó un rato a buscar el cactus mientras hacía algo con su preciada arena. Tanto pensar en arena me hizo hacerle una curiosa petición.

-Hey... No estoy acostumbrado a pedir cosas a hombres... alguien como tú, ¿pero puedes hacer ropa con la arena? ¿Pantalones, por ejemplo?

Y vaya que si los hizo. Si fue curiosa la idea aún lo fue más presenciar la creación de los pantalones, sentir la cálida arena por mi piel hizo cosquillas y fue casi como si me bañara en el desierto. Pero... <<¿Hasta qué punto controla la arena? ¿Es capaz de sentir algo a través de esta?>> La idea es aún más divertida.

-Cactus. Vale, voy a ver si lo encuentro. Y estaría bien comer luego, a ver qué encontramos.

Oasis. Al norte. El sol... Por allí. Lo malo va a ser que me pierda, no hay muchas referencias, solo arena y arena... Doy unos pasos, pensativo, pero recuerdo que llevo los pantalones estos y que así quizás no me pierda. Así pues, envalentonado, me lanzo a la aventura.

Aventura que pronto se torna peligrosilla para mis pies, ya que las dunas están plagadas de insectos de diversos tamaños y algunos ciertamente amenazantes y diría que incluso venenosos. Tanto es así que acabo decidiendo levitar de nuevo, a un par o dos de metros del suelo, para poder ir a salvo y, de paso, curiosear la fauna local. He visto desde serpientes con cuernos hasta lagartos con más de cuatro patas o incluso tres colas, roedores con colmillos enormes para sus pequeños cuerpos... Y los voladores que me rondan, no sé ya si por curiosidad o por apetito. Pero por si acaso intento no molestarles y evitarles.

Tras un largo rato en el que me familiaricé con los sonidos de las diversas criaturas, llego al segundo oasis desde que me separé de Matt. En este habita la misma vegetación que en el otro ¡excepto los cactus redondeados! Lo malo del asunto no eran los lagartos que estaban a la sombra en el oasis, sino los que de vez en cuando pegaban un zarpazo a los cactus. <<Bien, voy directo a quitarles su comida>> Rápidamente monto un plan de acción y echo a levitar hacia arriba, desde donde corto un segmento del cactus a golpe de lanza y, al caer al suelo, lo aparto de los lagartos con un hechizo de impulso. El problema surge cuando la uña se me dispara antes de tiempo y el impulso golpea a uno de los animales, el cual alerta a los demás y luego se unen todos en amenazarme con sus fauces. Corro a clavar en la lanza el trozo de cactus y finalmente pongo pies en polvorosa, seguido de cerca por los malditos lagartos.
---
No sé cuánto tiempo llevo ya en este sitio, pero por fin, casi de milagro, localizo unas esferas levitando en mitad del desierto. <<Matt>> Acelero y llego al "campamento" del brujo. El tipo me habla desde su sillón, dándome la espalda <<Cómo osa, maleducado>> Espera, ¿ha hablado en plural?

De pronto salen dos criaturas formidables del suelo, hechas de arena y con vida propia aparentemente. ¡Leones con cuerpo de tigre! Alas y las colas esas de los insectos que vi antes, los que intentaban picarme con la cola. <<No hace falta crear vida, imitarla y crear seres inexistentes ya es suficiente>> pienso, maravillado.

-Sí, toma el cactus. Y... Fantásticas, en serio. Son geniales. ¿Pili y Mili? Curiosos nombres. Así que cazadores... ¿La arena de su cuerpo tiene tanta consistencia? Vaya... Entonces, ¿hiciste tú a los lobos de arena que nos atacaron un día?-le pregunto de golpe tras dejarme caer en el suelo, cansado.-Vuestros vecinos se cargaron uno y del otro nos encargamos nosotros. Ese vamp... ¿Vampiro? El que gusta de lucirse. Pero eh, no te recrimino nada, sé que la ley os prohibía atacarnos y no pareces el tipo de persona que nos los tiraría. Curiosidad.-acabo rectificando, sincero.

15 Re: Asrena el 02/08/13, 01:56 am

Matt


El chico parece sorprendido al ver mis criaturas cosa que me agrada bastante al ver que mi trabajo produce ese efecto en las personas. Mi sonrisa se detiene de golpe volviéndose una expresión seria al escuchar hablar al chico sobre los lobos que perdí en Malyadar.

"Es cierto. Recuerdo que los chicos me comentaron la situación el día de la luna. Parece ser que él piensa que soy inocente sobre soltarle esas figuras."Carraspeo intentando buscar las palabras exactas para contarle al chico lo que ocurrió aquel día pero al fin pude articular las palabras adecuadas como para poder explicarme en condiciones.

-Veras Atol. Esos lobos fueron mis primeras figuras. Fueron los primeros bocetos en los que introduje unas runas también. Su única meta en su falsa vida era cazar para mí.- Me hundo un poco en el sofá mientras que las dos criaturas a mis lados me posan sus zarpas en las piernas.- Les perdí la pista en Malyadar pero la última noticia que tuve de ellos fue el mismo día en el que fuimos a visitaros a vuestro torreón.- Mientras le estoy explicando esto al chico puedo notar movimientos extraños tras el chico a un par de metros por lo que alzo la cabeza por encima del hombro con una cara algo inquieta intentando ver que era lo que se acercaba a grandes zancadas hacia nosotros.

La duda se resuelve pronto al poder ver como salen por encima de una duna cinco lagartos de una envergadura considerable. Dos de ellos, los mas grandes del grupo, se acercan directos hacia nosotros con su comitiva detrás de ellos. -¿Pero que mierda?- Pregunto extrañado mirando a las criaturas acercarse. Atol se gira para mirar en dirección de las bestias y hace algo que me pone en alerta.

Se prepara para atacar con su lanza por lo que imagino que el chico ya sabe que esos bichos nos van a dar problema. "Comida a domicilio. Definitivamente esto es un punto a favor para el desierto."

El chico sale a correr hacia los dragones como un poseso por lo que suspiro pensando en que él solo no podrá contra todos ellos. Me levanto mientras acaricio a las dos quimeras para traspasarle mi impermeabilidad. El chico sigue acortando distancia con los lagartos pero paro su carrera en seco inmovilizando sus piernas mientras alzo la mano y con un movimiento de mis dedos le hago retroceder hasta estar detrás mía. Mientras el chico retrocede mis dos bestias salen al trote pasando por los laterales del helión en su retroceso.

Las garras de Pili hacen acopio de la primera garganta de la bestia mas adelantada mientras que mili hunde sus dientes en el morro de la segunda arrancando de cuajo la mandíbula inferior de la pobre criatura mientras que adelanta la cola para ensartar con el aguijón al lagarto a su derecha hundiendo su punta hasta el fondo de su vientre elevándola y golpeándola contra el suelo de lado a lado como si de un muñeco de trapo se tratase. Pili mientras tanto ha salido a correr hacia el mediano de ellos agarrándole de la pata delantera izquierda. Cuando he conseguido afianzar su pata hago que se eleve hacia los cielos en perpendicular al suelo mientras clava de manera frenética su aguijón en el vientre de la pobre bestia indefensa. Cuando noto que el lagarto no se mueve abro la mandíbula de Pili haciendo que la pobre bestia caiga de plomo en dirección al suelo.

Hago que la figura caiga en picado agarrando de nuevo a la bestia muerta enterrándose con ella en la arena y saliendo con la criatura almacenada en su interior. El chico no para de revolverse y gritarme que le suelte intentando zafarse de la pequeña presa que le hago con los pantalones pero al ver que las otras dos criaturas no serán de gran dificultad le devuelvo la movilidad al chico y le hablo sin mirarle mientras estoy observando a mis criaturas. -Anda. Ve.-

El chico sale a correr hacia la batalla y en unos movimientos algo predecibles a mi vista se acaba de encargar de eliminar a las dos bestia restantes que a decir verdad actuaban mas por miedo a morir que por tener ganas de seguir cazando. "Necesita demasiadas cosas que pulir." Me digo mientras me rasco el mentón.

Introduzco las bestias muertas en el interior de mis quimeras para almacenarlas y evitar a los pequeños bichos que han salido escopeteados del lugar mientras me voy encaminando a la zona de la lucha llena ahora de arena roja humedecida por la sangre derramada. -Bueno pues ya tenemos cena.- Le digo soltando un profundo suspiro. -Entiende que no te deje intentar suicidarte con una sola lanza contra cinco cosas de estas.- Digo señalando la mandíbula inferior destrozada de uno de las bestias que han arrancado mis niñas.

-Bueno... ¿Que te parece si hacemos aquí nuestro pequeño y recatado campamento base? Por que no se tu pero yo comienzo a tener hambre. Y aprovechando que tenemos comida.- La respuesta del chico me hace sonreír por lo que avanzo unos metros hacia la pequeña masa de agua y chasqueo los dedos de la mano derecha. Al chasquear los dedos me agacho golpeando con la palma de mi mano el suelo levantando un bloque de arena de cinco metros de ancho por cinco de largo y de unos dos metros y medio de alto.

En ese momento me levanto para girarme hacia el chico y le sonrío. -Dame un momento que adecente  nuestra habitación para hoy.- Tras decirle eso me introduzco dentro de la pared lisa de arena hasta llegar a la mitad de la sala maciza que he levantado. "Muy bien Matt... Necesitamos paredes solidas y espacio... Sobre todo espacio... y luz." Mientras voy pensando esto alzo los brazos hacia el cielo. Cuando las palmas de mi mano se están rozando las bajo de golpe haciendo que el interior se vacíe de arena quedando solo las paredes gruesas levantadas en la sala.

Comienzo a comprimir la arena hasta hacer unos gruesos muros. El espacio interior del habitáculo es suficientemente amplio como para entrar los dos. Me alejo del centro de la habitación sin techo a la par que en el lugar donde me encontraba se eleva una masa de arena tomando forma de mesa cuadrada de cuatro patas. Miro la estructura y sonrío mientras aliso la parte de arriba. -Necesitaremos sillas.- En ese instante dos cúmulos de arena se arremolinan en cada extremo de la mesa formando dos sillones orejeros duros.

-Y también necesitaremos un sitio donde cocinar.- En ese instante en la pared izquierda se levantan dos cuadrados de arena lisa que utilizaré como mesa de cocina. -¿Y si?- Mientras digo esto otro cumulo de arena se eleva hasta el final de la pared. Con las manos voy estrechando la forma haciendo que la figura sea un cuadrado hueco en la base y acabando en forma de tubo en la parte superior. -Ya tengo un horno.- Digo mirando las tres figuras nuevas.

Tras acabar con la pared izquierda me coloco en la pared norte de la habitación y hago que se levanten un par de rectángulos que mas adelante haré que sean camas. -Bueno creo que ya lo tengo todo.- Digo mientras me rasco la cabeza intentando recordar algo mas que se me pase por la cabeza. En ese momento caigo en que el chico quizás quiera pisar sobre una superficie algo mas consistente por lo que hago que el suelo se compacte y se endurezca llegando a tener la consistencia de un suelo de cerámica.

Tras acabar de revisarlo todo suspiro aliviado por lo que veo mientras me hundo en el suelo para moverme saliendo de la estructura que he formado y apareciendo en medio de mis dos criaturas.-Bueno.- Digo acariciando a las criaturas.- ¿Que te parece si te enseño nuestra habitación?- El chico me dice un par de cosas que me hacen soltar una larga carcajada mientras me acerco a la pared sur posando mi mano sobre el muro.

La arena cae al suelo formando una puerta y con una pequeña reverencia hago que el helión entre en la habitación. -Si necesitas algo mas dímelo que te lo intento hacer en un momento.- Le digo dando un par de palmadas sentándome en uno de los sillones. Tras sentarme mi estomago comienza a rugir por lo que localizo a una de las quimeras y la hago traspasar la pared como si no hubiese nada hasta estar a mi lado. -¿Te apetece comer lagarto?- Le comento mientras me levanto llevándome conmigo a mi criatura hasta mi encimera improvisada.

Saco del interior de la quimera a uno de los lagartos y lo extiendo mediante un hechizo de levitación sobre la mesa. Al extenderlo boca arriba lo abro en canal con un hechizo de corte y el olor de las vísceras me hace poner una mueca de asco.- Odio esta parte.- Le digo mientras arranco con las manos las vísceras del lagarto y las lanzo contra la pared que antes de hacer contacto con ellas se abre un boquete para dejar pasar los desperdicios. -¿No vas a comerte eso no?- Digo mirando a Atol mientras despiezo a la criatura con hechizos de corte.

-Bueno voy a encender el horno.- En ese momento comienzo a hacer un hechizo térmico en el interior de la figura larga de arena anclandola a sus paredes haciendo que la temperatura en su interior se eleve sobre los doscientos grados.-Bueno.- Digo introduciendo la criatura troceada dentro de ella y cerrando el pequeño horno improvisado. -Comeremos en un rato.-

16 Re: Asrena el 04/08/13, 10:39 am

Jack


Mi fascinación por aquellas criaturas se vio interrumpida por la reaparición de los lagartos de antes. ¡Me habían seguido! Raudo preparé mi lanza pero de golpe mis pantalones se volvieron rígidos. Miré a Matt y seguidamente a sus quimeras luchando contra los reptiles. Pero por más que me moví y agité, la arena no me soltaba. Acabé gritando cabreado y por fin el brujo me soltó.

Tardé en incorporarme a la lucha lo que tardé en vestirme mis pantalones. Con la lanza por delante encaré a una de las criaturas y, tras esquivar su intento de arrancarme mi arma, clavé la lanza en su cuello. Desgraciadamente quedó encajada, así que desenvainé las cimitarras de la Sede y rematé a la criatura. Lo siguiente fue una especie de danza mortal, esquivando mordiscos, zarpazos y coletazos a base de fintas, saltos, a la par que lanzando cortes hasta que la sangrante criatura se desplomó.

Para cuando todo acabó, me curé con magia lo más grave, sin limpiarme la sangre. Mientras, Matt levantó, moldeó prácticamente, el sitio donde dormiríamos. <<Las posibilidades son casi infinitas>> pensé, aún fascinado por su transformación.

-No, no te preocupes, con esto me apaño.

Pero antes de nada, faltaba algo.
-Eh... ¿Y agua? O algo para beber... No me digas que no lo necesitas... Porque yo sí, vaya. Y por si acaso, cuando fui al oasis no llevaba nada para almacenar agua.


NfdR: Cutrepost desde el móvil. No puedo postear desde el pc porque me vigila mi padre -.-

17 Re: Asrena el 05/08/13, 06:48 pm

Matt


-Yo es que mucho lo que se dice mucho no bebo la verdad.- Digo encogiéndome de hombros. -Pero tienes agua allí fuera.- Le señalo la entrada de la habitación que da para el oasis.

El olor de la carne ya hecha sale por la parte de arriba de mi horno improvisado por lo que abro un boquete en la estructura y saco los trozos levitando hasta llegar a la mesa. Toco la superficie antes de poner la comida en la tabla arenosa para impermeabilizarla y llamo a Atol que se encuentra fuera. -¡La comida ya esta!- Le grito mientras me siento y cojo un trozo de pata quitando le la churruscada piel. -Bueno pienso que podemos pasar aquí la noche y ya mañana nos preocuparemos por ir a buscar a los animales que me faltan.- La tarde paso rauda a mi parecer mientras ojeaba en mi sillón de fuera los libros sobre las criaturas que tengo que encontrar. La noche cae rápido sobre la superficie arenosa por lo que me pongo a preparar la cena calentando el horno.

Cuando comimos un cansancio se apoderó de mi persona al haber estado todo el día tan movido por lo que me despido del chico y me tiro en la cama de arena haciendo que se mueva como si estuviese rellena de agua. El chico no tardo mucho en acostarte haciéndome que le regulase la consistencia de la arena de su cama.

La bóveda nocturna se veía preciosa en ese mundo sin ninguna contaminación lumínica. -¿No te parece precioso? En la tierra yo vivía en un sitio parecido a este. Era una casa en la playa y recuerdo que cuando iba con mis amigos a la playa por las noches me encantaba tirarme en la arena a mirar el cielo mientras me fumaba un buen cigarro. Normalmente con un aderezante que te hace filosofar aun mas hasta que me quedaba dormido en la arena.- Mientras comenzábamos a hablar los dos divagando sobre cosas sin mucho sentido aparente me fui quedando poco a poco dormido con la última imagen de las estrellas del lugar completamente maravillado.

A la mañana siguiente me levanté pronto al despertarme los rayos de sol que entraban por el techo por lo que alzo el brazo lentamente haciendo que una capa de arena cubra la superficie de la habitación sellándola de luz. Después de hacer esto dejo caer el brazo mientras me hundo en la arena.

Tras un rato comienzo a notar movimiento en la habitación por lo que me hundo hasta llegar el suelo y salgo lentamente desperezándome de manera poco sutil. -Buenos días Atol- Le digo rascándome el pelo. -¿Preparado para seguir?¿O quieres desayunar algo antes?- Tras buscar algo de vegetales en el oasis acabamos comiendo de nuevo lagarto pero este golpe acompañándole las especies de vegetales de la zona.

Tras comer quito el techo de arena y tras chasquear los dedos toda la estructura que nos cobijo durante la noche se deshizo quedando solo algún que otro montón de arena ya sin forma. -Bueno. Casa recogida. Vayámonos ya.- En ese instante hago que las dos quimeras se pongan a mi lado mientras que un cumulo de arena se eleva en la parte baja de mi túnica elevándome para esquivar a los bichos del suelo. -Tenemos que buscar un lagarto y un escorpión. Nos queda muucho por hacer.-

18 Re: Asrena el 07/08/13, 05:00 pm

Jack

avatar
Rodé los ojos y fui al oasis a beber, cuidándome de que hubiera más reptiles en la zona. Luego me quedé un rato mirando al sol sin parpadear, con un extremo de la lanza clavada en la arena, junto a mis pies hundidos en esta. Hasta que Matt me llamó para comer y volví al campamento. ¡No era una casa, era campamento o refugio!

Luego, mientras él leía sobre lo que nos faltaba por encontrar, entrené con la lanza en el oasis, usando la vegetación como enemigos y sitios para cubrirme de enemigos imaginarios. Así descubrí que había perdido agilidad, seguramente a causa de la transformación, pero podía suplirla con golpes más contundentes y directos, cambiando los saltos y volteretas por fintas y pasos largos. Todo era adaptarme. Además, si me transformé en algo así sería por algo, no podía luchar contra lo que ahora era. También entrené acoplando el uso de las uñas, tanto manos como pies, al nuevo estilo que iba logrando. La pega era que cualquier arma me molestaba en su uso. Cosa que descubrí al dispararse por error uno de impulso con la lanza en la mano, el cual salió disparado hacia donde apuntaba la uña: yo. Y por muy cómodo que sea el desierto, tragar arena no lo fue tanto. Tenía que apuntar... Por lo que si quería luchar con cimitarras o lanza, tendría que atármelas a las manos o algo... ¿A los guanteletes que tenía que coser, quizá? Eso implicaría más peso en la mano, pero sería factible...

Y así llegó la noche. Tan entregado estaba que ni me enteré, pero no me perdí el anochecer. Ni la rasca que siguió a la marcha del sol. Volví entonces para cenar y descubrir que el brujo había quitado el techo para poder ver las estrellas. <<Otra cosa digna de soñar>> Luego estuve un rato hablando con él, aunque dijo cosas que no entendí.

Despuntaba el alba cuando ya estaba despierto, de nuevo de pie, esperando a recibir al sol con la lanza a mi lado. Pasé al interior a ver si el chico se despertaba y este apareció aún medio dormido.

-Comamos algo y vamos.

Repetimos lagarto, "recogió" el refugio y nos pusimos en marcha.
-¿Un lagarto? Ya podría haber sido el que nos hemos desayunado-dije riendo.-¿Alguna pista o idea de dónde buscar? En el camino para buscar el cactus había varios escorpiones, hacia el norte. Pero no sé si eran esos. No será para tanto buscarlos, ¿pueden servir de exploradoras tus creaciones?


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

19 Re: Asrena el 09/08/13, 12:48 am

Matt

avatar
-No creo que las figuras nos ayuden mucho en esta búsqueda pero todo puede intentarse.- Le digo a Atol rascándome la cabeza intentando pensar en la mejor forma de anclar la orden de la búsqueda de una imagen aplicándola al hechizo de localización y al medio enlazar las palabras susurrándoselas a mis bestias las hago que corran por las dunas en la dirección señalada por el hechizo.

-Bueno. No se muy bien si esto surtirá efecto pero aun así te recomiendo que vayas mirando por el suelo por si ves alguno.- Tras decirle esto comienzo a ir flotando sobre mi nube de arena siguiendo los pasos de mis quimeras esperando a que mi fugaz hechizo improvisado surtiese efecto.

En ese instante caigo en la cantidad de insectos de la zona por lo que me giro para ver al chico y con una sonrisa le hablo alzando una pequeña nube de arena. -Si te cansas de flotar o de ir sorteando insectos avísame y te subo en un salto-

Tras un par de horas flotando a ras de suelo por dunas puedo ver como al fondo de una ladera un escorpión de las mismas características subiendo por ella. Suelto un grito y asciendo corriendo soltando una larga carcajada. El escorpión intenta esconderse en la arena pero levanto esa zona envolviendo al insecto de manera que acaba encerrado en una esfera hueca. Tras llegar a su altura alzo la esfera sobre mi cabeza y le grito al helión desde lo alto de la duna. -¡LO TENGO!-

Bajo a la altura del chico y se lo enseño sonriente mas para cerciorarme de que he encontrado al espécimen en cuestión que por enseñárselo al chico. Tras corroborar que no es una equivocación pongo la esfera hueca levitando a mi espalda con las dos esferas nevera que guardan en su interior los otros elementos. -Solo nos queda encontrar al lagarto este enano. Por lo que he leído en los libros suelen estar siempre por los asentamientos de una raza llamada Mirie Kitade. Se alimentan de sus desperdicios por lo que si encontramos a algún grupo de ellos es probable que tengamos suerte y los encontremos cerca.- Hago una pausa y le miro fijamente. -Lo que quiero decir con esto es que yo entrare en el asentamiento y que yo buscaré al lagarto ¿De acuerdo?-

“¿Y ahora donde coño estáis vosotras?” Me pregunto intentando localizar a mis creaciones para traerlas conmigo. Al encontrarlas anulo el hechizo fallido y las hago volver a mi posición lo mas rápidamente posible. No se encontraban muy alejadas de mi posición por lo que en unos minutos estaban de nuevo caminando a mi lado. -No quiero dejarlas solas por ahí. No quiero repetir otro expediente lobo.- Digo soltando una pequeña risa entre dientes. “Mis bestias esta vez no atacarían a nadie puesto que no las tengo programadas para ello peeeero seria interesante ver a estos lagartos corriendo de estos dos.” Pienso mientras acaricio con el pie a una de mis quimeras.

La tarde comienza a caer en el desierto cuando por fin detectamos movimiento inteligente por lo que subimos una duna levitando y al llegar arriba no puedo sino tirarme de plancha en la arena con mis criaturas a mi lado. -¡Tsshhh! Agachate loco- Le digo haciendo que la arena a sus pies le absorba hasta la mitad de las rodillas de manera instintiva. El chico me mira algo enojado por lo que me disculpo sacándolo de la arena. -Esos son Mirie Kitade.- Digo señalando el asentamiento. -Voy a acercarme a buscar a los lagartos. No te muevas de aquí.- Tras decirle esto me fundo con la arena y me encamino bajando la duna en dirección a los asrenianos. Cuando recapacito y asciendo escondido en la arena hasta la altura del chico sacando la cabeza del suelo como si de una piscina se tratase. -En serio. NO      TE       MUEVAS. Que no te detecten.-

Tras avisarle de nuevo desciendo en la protección que me da mi elemento para entrar en el asentamiento. Solo sería posible detectarme en la arena si alguien tuviese la suficiente vista como para ver moverse los grumos de arena en la superficie o si alguien supiese mi posición anteriormente.

Lanzo un hechizo de ampliación sensorial sobre mi mismo para detectar cualquier perturbación en la arena. Cualquier pequeña vibración es ahora detectable para mis sentidos por lo que puedo notar las pisadas de las criaturas sobre mí y al fondo del asentamiento unas pequeñas vibraciones provenientes de varias pequeñas criaturas me hace acercarme a ella.

Una vez estoy cerca de ellas saco un poco la cabeza hasta la altura de los ojos para sonreír profundamente al ver que el grupo de patas que notaba era en realidad una familia de lagartos exactamente iguales a los que hay dibujados en el libro. -Os encontré pedazo de cabrones.- Las criaturas no me han detectado aún por lo que de un chasquido la tierra al rededor del lagarto mediano lo absorbe haciendo que los demás corran despavoridos en todas direcciones.

A decir verdad la suerte de los demás lagartos me da absolutamente igual dado que yo puedo sentir como mi lagarto sigue vivo pugnando por escapar de la esfera hueca por lo que me hundo de nuevo en la arena y respiro profundamente aliviado. -Vas a hacer un viaje muy largo compañero.- Le digo atrayendo a la esfera a mí cuerpo.

Tras asegurarme de que el lagarto esta bien paso por debajo de unos asrenianos haciéndoles cosquillas en las palmas de los pies al pasar por debajo hasta llegar donde se encuentra Atol y mis quimeras. Asciendo al lado del chico con la esfera en mis manos sonriente. -Bueno pues ya esta todo esto finiquitado. Si quieres podemos ir haciendo camino hasta el portal.- Digo mientras las otras tres esferas orbitan a mi alrededor. -Si se nos hace muy de noche podemos dormir y salir por la mañana a la ciudad. Yo como tu prefieras chico.-

20 Re: Asrena el 10/08/13, 10:40 pm

Jack

avatar
Mi curiosidad cuajó y tras responderme, las quimeras fueron en la dirección escogida. Matt salió levitando en su arena y yo le seguí corriendo un trecho, otro levitando por mi cuenta. Bueno, no tan "por mi cuenta", pero un hechizo se disparó solo y "caí" en el aire a unos centímetros de la arena, levitando, así que aproveché el resto del hechizo.

Tras una larga caminata vi al brujo acelerar el ritmo a la par que lanzó un grito y una carcajada <<Qué tío...>> No me hizo falta seguirle corriendo ya que escuché un "lo tengo" bien alto, a lo cual negué con la cabeza y le alcancé. Había logrado capturar al escorpión y lo había encerrado en una esfera de arena. <<Sí que es versátil... Imagina hacer tragar arena a alguien y sacar los granos por separado o en grupos con el dominio>>

Lo siguiente, sin embargo, no me hizo ni pizca de gracia, pero a regañadientes asentí. Era mi primera expedición y, por lo que habían dicho los guardias en la puerta, no debía llamar la atención. Y de entrar en un campamento de nativos seguramente la llamaría, así que no quedaba más remedio que tragarme cualquier excusa.

-De acuerdo, queda claro. ¿Vamos?

Poco después hizo volver a las quimeras para que no les pasase como con los lobos y acabasen atacando a los nativos, lo cual sería digno de ver, aunque si no tenían magia acabarían en masacre y entonces Matt llamaría la atención y la culpa sería suya... <<Si por llamar yo la atención le pueden sermonear, por eso... Malamente>>

Atardecía ya cuando al fin descubrimos uno de los asentamientos de los Mirie Kitade. No me dio tiempo a agacharme debido a la sorpresa, pero el brujo se encargó de semienterrarme en la arena sin avisar. Contuve cualquier queja en voz alta y sólo con mirarle enojado bastó. Eso sí, en cuanto me liberó me tumbé sobre la duna a resguardo. <<Nasher era de una de estas... ¿Cómo he podido pensar que sería digna de ver una matanza de estas gentes si vivo con uno de ellos?>> Matt detuvo mis cavilaciones avisándome de lo que iba a hacer, a lo cual asentí sin decir nada. Se fue pero volvió al poco para insistir en que me quedara quietecito. Le fulminé con la mirada y gruñí:

-Que me ha quedado clarito, joder, no soy un crío.

En cuanto se fue, me quedé en la duna a esperar. Aplasté los pliegues de la ropa bajo mi cuerpo para que no se levantasen con cualquier posible brisa y esperé...

Cuando faltaba poco para el anochecer, el brujo volvió con el reptil en otra de sus esferas. Me senté en el suelo mientras hablaba y antes de responderle, me levanté y sacudí la arena.

-Yo volvería ya, para lavarme y amanecer en la Sede, que tengo cosas que hacer.-dije rápidamente, deseoso de volver.-Pero es tu incursión, lo que tú digas.-añadí al final, maldiciendo la educación que había recibido.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

21 Re: Asrena el 11/08/13, 01:28 am

Matt

avatar
-Si tienes cosas que hacer lo mejor es irnos cuanto antes a nuestro mundo. A mi también me interesa entregarle a mi amigo estas cosas lo mas vivas posibles.- Digo señalando las cuatro esferas flotantes. -Vamos a alejarnos un poco de la zona para poder hablar mas tranquilos sobre lo que hacer con nuestras vidas ¿Te parece?.- Le digo haciendo señas con la mano para que bajásemos el tono.

Un par de dunas después observo la nebulosa roja llamada Nassandra y me propongo internamente volver a este maravilloso mundo. -¿Sabes que Atol?- Le digo levantando mis brazos cruzando los dedos tras mi nuca. -He pensado anoche en la conversación que tuvimos ayer y...- Hago una pausa para respirar hondo intentando encontrar las palabras exactas para este momento. -Tienes razón en eso de que la ciudad nos hace cambiar y que somos distintos y tal....- Le digo sinceramente. -Pero nunca debes olvidar que no solo es la ciudad en si la que hace eso. Es la luna, tus experiencias y tus amigos los que te hacen ser al fin quien de verdad quieres ser.- Sin esperar respuesta alguna a esa afirmación continuo hablando caminando en el aire sobre la arena elevada por mí. -Yo antes vivía en un mundo que los humanos llamamos Tierra. No es un mal sitio donde vivir si tienes la suerte de nacer en el lugar adecuado.-Digo con el gesto algo torcido.

Tras recordar mi planeta natal solo puedo soltar una leve risa casi imperceptible para negar con la cabeza. -¿Sabes lo que pasaría si yo fuese ahora a mi planeta?- Le digo al helión con un cierto tono de pesadumbre al formular la pregunta.

-Pues que seria esa clase de monstruo de terror de los que hablan los libros. ¡Y mírame!- Digo señalándome de arriba a abajo. -Si no fuese por esta apariencia seguiría teniendo la misma forma de aquel chico fumador empedernido con la que llegue a Rocavarancolia.- Digo mientras hago que mis dos criaturas salgan al paso para colocarse flotando a mi lado con los mismos movimientos que tendrían si caminasen por la misma arena que se encontraba un par de palmos mas abajo. -Antes jamas hubiese pensado que un lugar así pudiese ser hermoso. Si quiera interesante.- Remato mientras acarició a Mili haciendo que está se acerque a mi túnica y roce su cabeza sobre mis ropajes.

-Y mírame ahora. No hay lugar mas hermoso para mí que estas dunas y mi amada arena. Toda mi vida terrícola viviendo en la costa y nunca jamas me pude imaginar que acabaría siendo lo que soy ahora. Pero no olvido mi pasado Atol. Por que gracias a ese pasado soy quien debo ser y sobre todo. Estoy donde debo estar ¿Me entiendes?-

"Matt te estas pasando contándole estas mierdas al chico. Cállate la puta boca antes de que la acabes de cagar mas de la cuenta. ¿Sera toda esta arena la que me esta poniendo tan sentimental? Bah... Es mejor irse a casa. A saber que mierda estarán haciendo los nuevos.. Como se hayan atrevido a tirarme el muro del cuarto para poder entrar... los enterraré a todos y cada uno de ellos poco a poco." Tras estos pensamientos suelto una larga carcajada y le doy un golpe en la espalda al chico.

-No me lo tomes enserio que la noche Asreniana me saca la vena sentimentaloide.- Le digo con una sonrisa tan sincera de esas que solo podía fingir en mi vida terrícola

22 Re: Asrena el 11/08/13, 08:20 pm

Jack

avatar
Decidimos ponernos en camino de vuelta a... casa y por el camino Matt fue hablando de una forma extraña. Ya no era el brujo loco sino que estaba como reflexionando sobre su vida, la nuestra, en Rocavarancolia. <<No sé qué es peor...>> Vaya que si lo sabía: no quería pensar en nada de lo que estaba diciendo, pero sus palabras calaban hondo sin que pudiera evitarlo. Porque encima me hablaba directamente, no era una mera reflexión en voz alta. Eso sí, coincidía en algunos puntos pero en otros no. O no tanto.

<<¿Quien de verdad quiero ser? Yo estaba muy cómodo en Libo... Aunque esto no está mal tampoco...>> pensaba mientras Matt seguía con su diatriba, contándome cosas de su mundo, la Tierra, del que sabía algo ya de antes. <<¿Y si yo fuera a Libo? Solo tengo cambios físicos leves... Y la magia. ¿Me tacharían de monstruo por ser un hombre con magia? No, no, no, no, lo entenderían. Si no, K ayudaría a explicar... ¿Explicar que se convirtió en un... cómo era... lobo, en vez de en un Gran Felino? ¿Entenderían eso, además de que no tiene magia? No... Además, echaría por los suelos el culto a las Brujas Antiguas... No sería un monstruo si volviera, sería algo peor...>> A partir de entonces fui mirando al suelo con la mirada perdida, caminando como un autómata. Si alguna vez había sentido pánico, no era nada comparado con lo que me estaba pasando, aunque no se notase. Pero entonces recordé algo que me hizo ver mi error: Libo y Rocavarancolia estaban aliadas.<<¡No me acordaba! ¿Significa esa alianza que saben que nos transformamos y que unos pueden tener magia y otros no? Sin la alianza, si no fuese por esta apariencia y la magia... Podría volver sin ser... Repudiado. ¿Por eso nos traen aquí, para que nuestro potencial -de monstruos- se desarrolle sin impedimentos culturales? Pero con la alianza... ¿Imagino que eso cambia? ¿Me aceptarían tal y como soy ahora? ¿Pero qué quiero yo? ¿Esta vida o la de Libo? La dueña de la ropa libense que había en el torreón... ¿Qué habrá hecho? ¿Rocavarancolia o Libo? ¿Tendría magia? ¿Y K? K parece muy cómoda... Y yo estoy cómodo así, pero pensar en Libo...>>

Matt de pronto hizo algo con las quimeras, que me distrajo lo suficiente para dejar de pensar y volver a escucharle <<Vida costera... ¿Su transformación le hace ver hermoso el desierto? Yo sigo siendo el mismo que horas antes de transformarme... Bueno, excepto por pensar que presenciar una masacre puede ser divertido. Pero sigo sin coincidir en lo del pasado...>>

-Entiendo casi todo menos lo del pasado. Yo era un aprendiz de bibliotecario que investigaba sobre los cultos y cada vez era más fanático, nada más y nada menos que eso. Ahora soy alguien que no sabe lo que quiere, no sé qué haré en el futuro, no tengo ni la más remota idea de qué hacer con mi vida aquí, no sé lo que siento por algunas personas... No puedo agradecerle al Atol de Libo el cien por cien del que ahora soy, no, de ningún modo. Ese Atol habría venido aquí solo, sin preguntarte siquiera. Y si hubiera tenido que tragarse el orgullo y venir contigo, habría liderado él la expedición y aún no habríais encontrado ni las algas.-rematé riendo.-Estaba pensando en cambiarme el nombre, ya lo tengo bastante claro. No soy el mismo de antes. El libense sabía qué sería de su presente y su futuro, este no sabe nada. Pero este es rocavarancolés.

Lo mejor de todo fue cuando a Matt se le ocurrió montar en las quimeras -a mí me tocó Mili- para ir más rápido al portal. Así pude olvidarme un poco de mis follones mentales y disfrutar del paisaje a toda velocidad. Tanto que incluso lancé varios gritos de júbilo.

Más tarde encontramos la caverna y por fin volvimos a -ahora sí- casa.

Fin de la incursión


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

23 Re: Asrena el 31/01/16, 08:29 pm

Tak

avatar
GM
Ayne se había reunido con Jack sin tener ni idea siquiera de adónde iban a ir. Le había dado una lista de las posibilidades, pero prefería dejarle al veterano la elección. Él se había limitado a estudiarlos un poco, para que no le cogiese por sorpresa. Algunos mundos no los conocía ni de oídas, los únicos de los que había tenido algunas nociones hasta aquel momento eran aquellos de los que provenían sus compañeros, especialmente los de quienes habían hablado más con él.

Tampoco había estado nunca en la explanada de los portales, y se dejó guiar por ella. Pensó que guardar los vórtices debía de ser un trabajo sumamente aburrido. Se detuvieron frente a un portal y el guardián les dio todos los detalles, no tanto para el vampiro como para él.

Finalmente pudieron cruzar. El sinhadre se puso un poco nervioso, tal vez el portal logró intimidarlo un poco, pero enseguida vio que pasar por él no era para tanto, a pesar de la extraña sensación que causaba. Sintió un pequeño mareo al ser consciente de la cantidad de espacio que había entre el lugar en que estaba hacía tan solo un segundo y el actual, pero trató de desechar esos pensamientos examinando el entorno. Estaba realmente oscuro. Sus pies tocaban roca y arenisca. Estaba húmeda, y podía escuchar de vez en cuando caer gotas de agua en algún lugar.
Espero que sepas guiarme porque ni yo veo nada aquí.

El aire estaba un poco viciado. Tras dar algunos pasos alargó una mano y pudo tocar una pared de roca. No parecía una gruta muy amplia, y no era agradable estar desorientado allí dentro.

24 Re: Asrena el 12/02/16, 06:49 pm

Jack

avatar
El vampiro había recabado datos interesantes sobre los nómadas asrenianos, como que un grupo había sido visto últimamente no muy lejos del portal, así que decidió ir a su mundo. Hacía ya tiempo que no lo pisaba así que ¿por qué no? De noche, además, ya que los dos verían bien en la oscuridad y así se ahorraba el hechizo protector, que sería costoso mantenerlo mientras daban con alguna población. Llevaba amuletos de camuflaje y ropa local lista en su bolsa sin fondo, pero mientras estuvieran del todo solos en mitad de la noche no haría falta, si acaso para salir de la cueva a donde daba el portal.

Descuida.

Conjuró un poco de luz, lo suficientemente tenue como para verse ellos y un par de pasos más adelante.

No creo que suceda, pero si nos cruzamos con alguien aquí abajo podemos tomarlo como un aperitivo —bromeó.

Después de eso, salir de la cueva fue fácil. Ya en la superficie, tocaba apagar la luz y buscar cualquier rastro posible cerca de donde habían sido vistos por última vez. Mientras caminaban, sacó el tema del trabajo.

Aprovechemos el tiempo: hablé con Sepalian, mi socio, y dijo que tendrías tareas mágicas, de supervisión, vigilancia, tratar con repobladores o mantener lejos seres molestos... Y los repobladores para cazar de vez en cuando siempre que no diera problemas. Mientras disimules bien, o tengas capacidad para la diplomacia... Ah, y saberte las restricciones del mundo, claro.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

25 Re: Asrena el 13/02/16, 05:34 pm

Tak

avatar
GM
La luz que aportó el vampiro le hizo sentir un alivio inesperado. Ya era bastante estar en un mundo completamente nuevo como para no saber ni qué pisaba. Sonrió con un poco de incomodidad en respuesta a la broma de Jack. Esperaba que no sucediese tal cosa, porque deseaba que pudiesen terminar aquella noche sin que fuese necesario matar a nadie. Pero ya sabía a qué se arriesgaba habiendo pedido ayuda a alguien como su cosechador.

Se dejó guiar hasta la salida de la gruta. El aire era cada vez más limpio y agradable, y cuando estuvo fuera agradeció estar a cielo abierto. Era de noche, pero podía ver gracias a la luz que arrojaba la nebulosa cuyo nombre había leído pero ya no recordaba. Ni siquiera sabía muy bien qué era, pero ahora que la tenía delante al menos podía decir que era algo digno de ser visto. La arena bajo sus pies estaba aún levemente tibia, no podía hacer mucho desde que había caído la noche.

Echaron a andar hacia donde el vampiro parecía seguro de que habría suerte, y sacó el tema que habían dejado a medias en su último encuentro. Agradecía hablar de otra cosa, lo ayudaba a poner a raya los nervios.
No parece nada mal trabajo, aunque debería aprender a manejar más hechizos antes. Si tú crees que puedo hacerlo, entonces no pierdo nada por probar. ¿Es peligroso ese mundo? Tenía en mente que lo era, pero la opinión de un repoblador diminuto puede no coincidir con la de los rocavarancoleses. —Sonrió al acordarse de las historias que había escuchado de la boca de Ergot. A él era posible que todo le pareciese demasiado grande.

26 Re: Asrena el 19/02/16, 10:36 pm

Jack

avatar
No era mal trabajo, no, pero sí que tenía sus pegas... Unas pegas bien grandes.
Ehhh... Bueno, depende. Los animales tienden a ser un pelín mucho más grandes que lo que sueles ver en otros sitios... Comparando con Sinhdro son... ¡Hum! Digamos llamativos. Pero estarás bien. Al principio no tendrás que alejarte demasiado de la zona segura para cazar, pero en cuanto aprendas a levitar y más hechizos, deberás alejarte más porque no se puede cazar en la misma zona para no hacer demasiado daño... Pero eso sí, mientras seas discreto la fauna no debería hacerte nada.

Siguieron caminando. Levitar sería un malgasto a no ser que lanzara al sinhadre volando varios metros adelante cada dos por tres. Habría sido divertido, pero quizá no tanto para Ayne. Aún quedaba para llegar a donde le habían dicho, así que le preguntó algo para entretenerse, y también por curiosidad.

Oye, ¿habéis pensado o tenéis algunas ideas de qué vais a hacer en el futuro? Vosotros dos, no el resto de tus compañeros.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

27 Re: Asrena el 20/02/16, 06:43 pm

Tak

avatar
GM
Tal como lo pintaba Jack, le dio pie a preocuparse un poco.Sin embargo, según siguió explicando, Ayne también recordó que había muchos hechizos sencillos y efectivos contra simples animales. Ni siquiera hacía falta pelear contra ellos, suponiendo que fuese frecuente toparse con muchos que atacasen primero.

En cuanto al mundo en el que estaban en ese momento, pensaba que era difícil adivinar que pudiera sustentar vida, pero a fin de cuentas lo mismo había pensado de Rocavarancolia la primera vez que la vio. Había demasiada arena, nada de tierra fértil, y plantas las justas. Había extrañas especies que no sabía decir si tenían que ver con árboles u otra cosa. Pensó que, de haber estado allí Eara, habría intentado acercarse a examinarlas en algún momento, pero aquella no era su afición, de modo que Ayne ni siquiera preguntó al respecto. Le atraía mucho más el espectáculo que tenía sobre su cabeza.

Soltó una risotada en forma de bufido al escuchar la pregunta de Jack. El futuro era un tema delicado incluso entre la pareja sinhadre. No salía a colación con frecuencia.
Me temo que no. Es difícil hacer planes a largo plazo en nuestras circunstancias, así que no pasamos de pensar qué hacer al día siguiente. Últimamente es hasta difícil entenderse —frunció el ceño, pero apenas fue un momento—. Nos hace falta más tiempo en la ciudad. Todavía nos limitamos a vivir en el refugio como lo hacíamos en el torreón. Queda mucho por aprender.
No le gustaba pensar en el futuro. Tampoco había querido dar muchos detalles, y sin embargo hablar con Jack no resultaba difícil; al vampiro ni le iban ni le venían sus vidas, y eso no era algo malo de cara a soltar lo primero que se le pasase por la cabeza.

A una buena distancia de allí, una vez coronaron la duna por la que subían, le pareció ver una fina columna de humo apenas consistente. Miró a su cosechador para comprobar si él también se había percatado de ello.

28 Re: Asrena el 24/02/16, 07:18 pm

Jack

avatar
No es que tuviera un interés real detrás de su pregunta, pero para un cosechado que parecía tolerarle pues algo de curiosidad sí que le daba. Además, le había ofrecido trabajo y ayuda, qué menos que interesarse un poco.

Se encogió de hombros cuando Ayne terminó de hablar. El vampiro lo había tenido fácil con el Burdel, había tenido suerte, la verdad (y no lo diría, por cierto), pero sabía por otros que adaptarse a la ciudad y conseguir vivir fuera de los refugios podía ser un proceso muy largo. Así que mejor ir paso a paso.

¿Pues sabes qué? Mejor. Id a vuestro ritmo, sin prisa. Otras transformaciones no lo tienen tan "fácil" pero mientras nadie quiera arrancaros un cuerno muy valioso o alguna extremidad útil en alquimia, a vuestro ritmo... Total, si te embarcas en un negocio como el mío puedes acabar estresado y sin tiempo libre —bromeó—. Yo aprendí y disfruté mientras...

Dejó de hablar porque la brisa le trajo cierto olor y no le costó mucho reparar en la columna de humo. En ese instante se detuvo e hizo un gesto al chico para que no siguiera.

Perfecto. Ya sabemos dónde están. Nos acercaremos con cuidado, levitando en silencio, pero guardando una distancia. Tú te escondes, yo me adelanto y te doy la señal cuando se duerman. ¿Plan? Tengo un comunicador a distancia para la señal y así solo gastamos magia para levitar —sacó la pareja de un bolsillo y le dio su parte.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

29 Re: Asrena el 26/02/16, 02:15 am

Tak

avatar
GM
Jack parecía honesto, y no le estaba resultando complicado conversar con él, a pesar de lo que había pensado en principio que sería su relación. Tenía razón en lo de ir paso a paso, pero también era cierto que necesitaba empezar a pensar qué hacer seriamente. El propio vampiro le había abierto una puerta nueva con el trabajo que le había ofrecido, y no pensaba desperdiciarla aun si acababa siendo solamente algo temporal.

El plan para acercarse a la caravana era sencillo, el único problema para el sinhadre era que la intranquilidad había regresado. O quizá no el único.
Yo vengo seco de reservas —admitió ante la mención a la levitación. Supuso que Jack ya no contaba con él, pero aun así lo dijo; aparte de lo obvio, no había practicado el hechizo a pesar de conocer ya su teoría.

Aceptó el comunicador y preguntó cómo se utilizaba. No era nada complicado, así que pasó a otras preguntas más importantes mientras acortaban distancia con aquella columna de humo.
¿Qué hacemos si se despiertan y alertan a los demás? —Jack probablemente ya lo tenía todo bajo control, pero iba a necesitar su ayuda. No sabía si la sensación que provocaba en los demás al arrebatarles parte del alma era lo suficientemente intensa como para hacerlos despertar. No podía experimentarla por sí mismo y no se lo había preguntado a ninguno de los que obligó a pasar por ello accidentalmente.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.