Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Libo
por Nihil Hoy a las 04:04 am

» Referencias visuales para mundos vinculados.
por Nihil Hoy a las 03:39 am

» Sede de los Taumaturgos
por Nihil Hoy a las 02:09 am

» Plaza del Estandarte
por Tak Ayer a las 01:47 am

» Torre Serpentaria
por Evanna 19/10/18, 09:52 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Pablo Matthies Fonseca

Nuestros miembros han publicado un total de 38315 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » El Macetero

El Macetero

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 11, 12, 13  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 13.]

1 El Macetero el 12/08/12, 06:35 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

El Macetero

Portal situado en el continente, al centro, cerca de la isla


37 Re: El Macetero el 13/03/14, 12:02 am

Naeryan


-Menos mal que no todos eran como Tap- comentó Shizel con sorna ante la explicación de Enredo, pero ya no dijo nada más y permaneció callado, caminando sobre el aire para no hacer ruido, hasta que el brujo consideró que ya no estaban en peligro. Mientras tanto se preguntaba pensativo hasta qué punto podía obedecerle a uno un dominio un dominio como el que enarbolaba el italiano.

Transcurrió un tiempo sin más incidentes, prosiguiendo el viaje a través de la vegetación. Shizel acabó acostumbrándose al calor, y la alta humedad se condensaba en más cristales de hielo sobre su piel. Aunque venía de un mundo de clima cálido y húmedo se alegró de estar protegido contra ello, aunque hasta cierto punto seguía sintiéndose agobiado. De vez en cuando señalaba algo a DL o hacía preguntas a Enredo.

-

Sintieron la arboleda antes de llegar a ella, desde muy lejos. A decenas de metros de distancia Shizel pudo notar un tirón nostálgico en el pecho, un anhelo sin definir, que le impulsaba a caminar certeramente en una dirección concreta sin necesitar de las indicaciones de Enredo.

Llegar al límite del bosquecillo de cristal fue como un soplo de aire fresco después de mucho tiempo sumergido, y el skrýmir tuvo que pararse para poder asimilar la imagen en su totalidad.
"¿Qué es este lugar?", pensó asombrado.
Parecía como si un escultor hubiese dedicado la obra de su vida a esculpir ese lugar, o como si un mago hubiese transfigurado una a una, con paciencia, cada brizna de vegetación que hubiese por allí. Fuese como fuese el resultado era espectacular, y para un idrino lacustre, educados en el ideal de que la pureza era lo mismo que belleza, aún más.

-¿Es cristal de verdad?- preguntó Shizel intrigado. Volvió a levitar hacia las copas de los árboles para admirar de cerca las hojas. Recogió un par de ellas entre las manos y éstas tintinearon entre sí. Añadió en voz baja:-. En mi país pagarían mucho dinero por un jardín así.

Parecía que algo invisible flotase allí, transparente y delicado como los mismos árboles que lo albergaban.

38 Re: El Macetero el 13/03/14, 12:38 am

Evanna


Era evidente que Enredo había tenido que lidiar en escabechinas con repobladores antes, aparte de Tap evidentemente y sabia como lidiar con ellos. Su dominio facilitaba el poder alejarse sin que los atraparan, aunque ciertamente se preguntaba como podía funcionar el dominio de una planta. Osea animales si ¿pero vegetación? No es como si tuvieran oídos para escuchar ordenes "Cosas de brujos" pensó sin darle mucha vuelta ni buscándole lógica a la magia. Tan solo vio como tras ellos las enredaderas comenzaban a crecer antes de perderse de vista siguiendo a Enredo.

---

No lo veía, no sabia donde se dirigían en un principio pero esa sensación y poder que casi parecía vibrar en el aire le recordaba a la luna roja. De un modo casi embriagante y suave, como una caricia arrulladora fue lo que sintió cuando finalmente llegaron al lugar del que provenía aquella energía. Lo que allí se encontraron fue una escena prácticamente de cuento. Un sitio hermoso, arboles de cristal que quitaban el aliento con el reflejo del sol en su superficie. Era una visión de ensueño...los arboles la hierba del suelo, incluso el mismo aire que se respiraba en aquel lugar...todo parecía haber sido creado con una perfección imposible de alcanzar para cualquier persona. Casi parecía como si ensuciaran el lugar con tan solo su presencia.

-Es increíblemente hermoso. Parece como si la mismísima magia haya querido crear este sitio para mostrar su perfección -murmuro DL para si mismo acercándose a uno de los translucidos arboles, notando como sus hojas reflejaban la luz en una sorprenderte variedad de colores-¿Podemos estar aquí tan siquiera? Parece un sitio sagrado - pregunto sin apartar sus ojo del lugar que realmente impresionaba y viendo a Shizel levitar para coger un par de esas hojas translucida.

39 Re: El Macetero el 13/03/14, 01:54 pm

Dal


-Eh, estos son más civilizados,- le respondí al skrýmir riendo.- Al menos ellos tienen motivos para atacarnos.

Los conduje por caminos que no tenían predadores, al menos que yo supiera. Supe de un sitio que debían ver a toda costa y hacia allí nos encaminé, antes de ver los arboles sentí que nos estábamos acercando.

-Ya estamos llegando,- aunque al mirarles me quedó claro que no sólo yo había sentido aquel tirón en el pecho, un vuelco en el estómago. La primera vez que había ido allí me había sentido realmente pequeño, como si el mismo universo hubiera decidido ponerme en perspectiva.

Los dejé curiosear un poco en los árboles y luego dije:

-¿Os parece bello? Os voy a mostrar una cosa.- Convoqué varias luces mágicas y las puse tras los árboles. La luz al pasar por el cristal se fragmentó en el espectro luminoso y nos cubrió con los colores del arcoíris. Deshice el hechizo al cabo de un tiempo, levité y me senté en una rama cercana que aguantaría mi peso sin problema. Escuché sus comentarios y me reí.

-Dudo que este lugar esté en venta, y de estarlo dudo que nadie pudiera pagar por él. No sé si podemos o no DL este lugar sin duda es especial y no me parecería raro que tuviese algún tipo de guardián. ¿Pero quién querría ejercer violencia en un lugar así?.- mi mirada se ensombreció al recordar la situación en la Tierra.

-Los humanos sin duda. En mi mundo apenas quedan lugares que conservar, cada vez menos naturaleza. Deberíais ver fotos de lo que era hace un siglo y lo que es ahora. Los humanos hemos destruido nuestro mundo, y me temo que si no cambia pronto no quedará nada que salvar. Pero qué se puede esperar de una raza que ha intentado masacrar a otros de su misma especie, sin miramientos, sin pensarlo dos veces, sólo por ser diferentes o tener distintas creencias. Si se hace eso con otros humanos.... ¿qué no se haría con la misma naturaleza? Solemos pensar que la naturaleza está ahí para servirnos, que equivocados estamos, nosotros servimos a la naturaleza, nacemos de ella y volvemos a ella cuando morimos, es un ciclo infinito y en equilibrio, si ese equilibrio se rompe todo se va al traste.- mi voz sonaba triste y al final no pude si no preguntar algo que llevaba tiempo rondándome la cabeza.- Decidme, ¿creéis que una persona puede marcar la diferencia?

40 Re: El Macetero el 13/03/14, 02:35 pm

Yber


GM
Los repobladores que habían salido a perseguirles cayeron en la red de enredaderas y se vieron atrapados por ellas. Las avispas que montaban corrieron peor suerte, sus alas no resistieron el choque y fueron condenadas a caer. Para aquella avanzadilla, era un momento decisivo; debían mantener la calma para buscar una via de escape. Sin embargo, la mayoría de los repobladores estaban histéricos. Acababan de ver como la Flora los traicionaba a favor de aquellos seres y habían perdido a todas sus monturas.

Fue entonces cuando el sonido de carracas se acabó aproximando al lugar de la colisión, revelando a los seres que lo emitían: los ronchahuesos, unos felinos de gran tamaño, con un pelaje verde y marrón y un par de colmillos despuntando de su boca. Las enredaderas acababan de solucionarles la vida, capturándoles el almuerzo; condenando a los repobladores.

-

Por otro lado, la arboleda de cristal era un remanso de paz en aquel momento. El aire balanceaba las hojas más sueltas y estas tintineaban entre sí produciendo un sonido relajante. La impresión que se habían llevado los tres rocavarancoleses era la misma que aquellas vistas producían en especies más primitivas. Varios árboles de cristal por delante de ellos, descansaban un par de ronchahuesos recién nacidos, arropados por una madre ojo avizor.

Entre las copas, de vez en cuando alzaban el vuelo las mariposas, cuyas alas brillaban y cambiaban de color. Tenían el tamaño de un ave rapaz y no había ciencia capaz de explicar cómo podían sostenerse en el aire, pero aún así lo hacían.

El límite entre el bosque de cristal y el verde estaba abarrotado de animales más o menos curiosos, pero nada en aquel paisaje era indicativo de amenaza.

41 Re: El Macetero el 13/03/14, 11:32 pm

Naeryan


Shizel habia seguido paseando en el aire entre las copas de los árboles. Cuando tenía que apartar alguna rama para poder pasar lo hacía con suavidad, procurando no dejar en el cristal las huellas de sus manos.

-¿Verdad? Impone- murmuró cuando oyó el comentario de DL. Shizel había visto catedrales y torres en Arialis que quitaban el aliento, muchas de ellas también centradas en torno a la arquitectura con cristal, pero carecían del tono sagrado que impregnaba el aire de allí. El idrino no sentía que perturbase nada, pero sí se sentía en paz.

Contempló en silencio el espectáculo de luces y prismas que convocó Enredo, y de la misma forma asistió a su perorata. El brujo no era especialmente reservado al hablar de su mundo de origen, y la impresión que le habían producido a Shizel las anécdotas que había oído era que el suyo era un mundo avanzado, pero muy grande.
-El progreso trae sacrificios, ¿no?- opinó con sobriedad en contraste a la visión ecológica del italiano. Shizel venía de un mundo en plena revolución industrial y del seno de una familia de empresarios. Había crecido con ese tipo de frases siéndole inculcadas en la memoria-. No se puede vivir pisando la naturaleza de puntillas, y creo que un año en Rocavarancolia nos ha mostrado más que de sobra que todas las razas se masacran mutuamente. Las cosas salen como tienen que salir: llegarán especies que la utilicen, desaparecerán, el mundo se recuperará y a volver a empezar. No estaremos aquí para verlo, y no es algo sobre lo que nos corresponda preocuparnos. Un planeta sobrevive a cosas mucho peores que un puñado de personas, ¿no?

No le gustaba hablar de muerte en un sitio como aquél.

42 Re: El Macetero el 15/03/14, 01:25 am

Evanna

avatar
No pudo estar mas de acuerdo con Shizel y mientras escuchaba la explicaicon de Enredo sobre su mundo con cierto interés aunque un poco pensativo en ello, vio algunas mariposas de un tamaño descomunal volando entre los arboles de cristal. lo insectos de por si le echaban para atrás, acostumbrado  que lo insectos que había visto en Fonera, superara o igualaran el tamaño de uno mismo. Aunque ya se había dado cuenta que eso no es que fuera precisamente común, aun así prefería no tener mucho contacto directo, que perfectamente esa aparentemente inocente mariposa podía ser chupasangre o alguna cosa similar. No era el único símbolo de vida, mas animalillos atrajeron su curiosidad, pero a pesar de todo anda resultaba realmente amenazante a simple vista.

Su atención fue esta vez tomada por Shizel, apartando sus ojos de una de las mariposas para mirar al idrino y su punto de vista sobre las palabras de Enredo.Le resultaba una conversación peculiar, una especie de contraste de opiniones: naturaleza contra el progreso. El sabia perfectamente lo que podía causar el progreso, su mundo era una clara muestra.

-Opino un poco a favor de ambos en eso. La naturaleza siempre encuentra formas de sobrevivir, en mayor o menor medida por mucho que la pisoteemos o como de contaminado este el mundo - se encogió un poco de hombros mirándolos a ambos atentamente antes de señalarse- Y a nivel de progreso, al menos científico y tecnológico, probablemente mi mundo es uno de los que mas avances tiene, tal vez me equivoque no conozco muchos mas mundos vinculados. Por ejemplo, yo mismo formo parte de esos avances, era un clon antes de la luna y eso que yo sepa ni siquiera es posible en el mundo de Enredo. -añadió de forma distraída moviéndose un poco para rodead uno de los arboles de cristal con atención atrayendo sus ojo- Supongo que eso afecto a insectos también, pues a edad adulta tienen el tamaño de uno o superior - murmuro con cierta sorna y distracción antes de volver junto a los otros recordando el motivo de que hubiesen ido a aquel lugar. El también tenia algo que hablar con el idrino, que era por lo que le fue a buscar a Serpentaria y dado el tema que habían sacado bien podía mencionárselo.

-Esta conversación me recuerda algo - añadió mirando a sus compañeros antes de hablar- Quería preguntar si quieres venir conmigo a F.O.N.E.R.A cuando termine todo, Shiz. También tu Enredo, si quieres...aunque te aviso, plantas pocas -comento con cierto humor observando la cesta que había traído el brujo consigo para hacer ese picnic en aquel lugar- Y en cuanto a lo que vinimos hacer aquí ¿vamos a quedarnos aquí?- pregunto con curiosidad pues aunque fuera una impresionante y hermosa vista, algo le producía rechazo como para que comieran allí. Tal vez por la pureza del lugar, que no quería que fuese ensuciado.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

43 Re: El Macetero el 16/03/14, 01:33 pm

Dal

avatar
-Lo sé,- contesté escuetamente a la respuesta de Shiz, luego añadí en voz baja.- Pero no debería ser así, en la ciudad parece que la gente con moralidad brilla por su ausencia.- cuando oí a DL sonreí y lo saqué de su error.- Te equivocas DL, en mi mundo la clonación sí es posible, pero está prohibida por motivos morales. Pero con animales funciona a las mil maravillas.

-¿Ir a tu mundo? No sé, no tengo ni idea de ilusionismo y pagar un amuleto.....- hice una mueca.- Qué quieres, no todos podemos cambiar de forma a nuestro antojo. Pero no me descartes, te lo diré más adelante.

-No, no comeremos aquí. Hay un claro en aquella dirección, lo haremos allí,- respondí señalando con la mano. Bajé del árbol y eché a andar. Apenas unos cuantos metros más adelante me detuve, algo había entrado en mi campo de visión y les hice una seña para que no siguiesen andando. Con un hechizo de niebla mágica acerqué mi vista y pude comprobar lo que era. Había unas crías de ronchahuesos durmiendo, la madre estaba ojo avizor para que nada se acercase a sus bebés.

-Eh, mirad allí,- les apremié,- Son monos ¿verdad? No me importaría hacerme con uno, de no ser por que cuando crecen acaban siendo así,- dije señalando a la madre.- Vamos a dar un rodeo, creedme, no queréis cruzaros con una madre que está protegiendo a sus crías.

Al final llegamos al claro que había mencionado.

-No hay asentamientos de repobladores por aquí, al menos la última vez que estuve. Lo cierto es que no me quedé mucho aquí, no hay gran cosa que mencionar.- Me senté en el suelo comprobando que no hubiera nada venenoso cerca y saqué la comida.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

44 Re: El Macetero el 16/03/14, 09:13 pm

Yber

avatar
GM
Stefan llevaba razón, no había colonias de repobladores cerca de aquel claro. Y normalmente, solía haber un motivo detrás de las decisiones de distribuición. En esta ocasión había más de uno: Cinco mantis rugosas observaban a los rocavarancoleses desde una posición privilegiada. Su cuerpo era marrón y arrugado, simulando con increíble acierto la madera de los árboles sobre los que se habían parapetado: los que delimitaban el claro.

Aquellos insectos carnívoros solían conformarse con animales pequeños, pero en aquel momento tenían hambre y habían encontrado una presa nueva. No eran tan inteligentes como para sopesar las capacidades de aquellos tres rocavarancoleses carnosos, por lo que simplemente se separaron de la corteza y se lanzaron en un vuelo rápido contra ellos.

El primer par de extremidades de aquellas criaturas acababa en unos aguijones venenosos. Venenosos e intimidantemente puntiagudos, teniendo en cuenta que cada una de las mantis medía  su buen metro y medio.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

45 Re: El Macetero el 17/03/14, 01:55 am

Naeryan

avatar
Shizel aún no había asimilado del todo el concepto de clon y seguía imaginándose a decenas de DL idénticos pululando por FONERA. No era muy tranquilizador.
Sin embargo aquellos pensamientos turbios se esfumaron de su cabeza ante lo siguiente que dijo el cambiante. Se le encendió instantáneamente la ilusión en los ojos y miró al foner tratando de disimularlo, aunque se le notaba en la sonrisa más amplia de lo habitual que estaba esbozando. La perspectiva de visitar mundos más avanzados le despertaba mucha curiosidad, pero la mayoría de ellos, como la Tierra, tenían altas restricciones y además era difícil encontrar un guía nativo dispuesto a ahorrarle desaguisados.
-Me encantaría- reconoció, para luego añadir con pesadumbre:-. Pero ni siquiera he empezado aún a trabajar con los hechizos de camuflaje. No podría pasearme dentro de esa ciudad vuestra, y si tienes que ir pronto no me va a dar tiempo a ponerme al día- dio una patada a una raíz cercana, frustrado. Era una oportunidad de oro y la iba a desperdiciar por incompetente, porque se moría de ganas de ir.

Seguía un tanto malhumorado cuando llegaron al claro, por lo que estaba completamente distraído cuando las mantis rugosas se abalanzaron sobre ellos. Enredo fue el primero en darse cuenta, y un puñado de semillas voló sobre sus cabezas acompañado de sus respectivas órdenes. Frente a ellos se alzó una barrera vegetal destinada a minimizar los daños.
Shizel se incorporó de un salto, maldiciendo haber bajado la guardia desde que se había transformado: durante la cosecha jamás se les habría ocurrido hacer un picnic sin protecciones. Aunque le costase reconocerlo, RR a veces tenía razón cuando se ponía paranoico.
Antes de cualquier otra cosa dibujó un campo de fuerza pequeño que los englobase a los tres para cubrirse las espaldas.
-¿Qué es eso?- preguntó sin rodeos a Enredo. Iban a necesitar saberlo para deshacerse de ello.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

46 Re: El Macetero el 18/03/14, 12:11 am

Evanna

avatar
Ya estaban por irse a comer a otro lugar cuando Enredo señalo a unas criturejas peludas con su madre, monisimas a decir verdad, las crías al menos. "Un ser vivo que no es ni planta ni insecto, ni intermedio. Al fin" pensó con cierto humor perdiendo finalmente de vista a aquellos animales mientras se marchaban. Por otro lado, ver que Shizel se ponía todo feliz con su proposición a visitar FONERA le hizo gracia, incluso Enredo dijo que se lo pensaría. Se le olvidaba que ellos no lo tenían tan facial como el mismo, que solo debía cambiar a alguien nativo de cada mundo para pasar mas desapercibido.

-Pues en principio no tengo todo terminado aun, Skarog me esta ayudando con uno de los hechizos, así que seguramente iré en dos o tres semanas ¿Te daría tiempo?- pregunto a Shizel con duda cuando por fin llegaron a ese claro y se sentaron a comer, no tuvo tiempo de recibir respuesta alguna , pues casi de inmediato varios insectos alargados y con malas pulgas se les echaron encima. "Ya sabemos porque no viven repobladores aquí" pensó con  sarcasmo al recordar las palabras de Enredo de que ahí no había asentamientos de repobladores. El propio Enredo fue el mas rápido en reaccionar con sus enredaderas, seguido de Shizel con un campo de fuerza. 

-Son bichillo interesantes, para que mentir- murmuro DL mirándolos, su rechazo a los insectos latente en esos momentos e intentando que no le afectara demasiado, mirando a cada uno con atención grabando su aspecto en su memoria con sorprenderte facilidad. Con la protección de Shizel dichos insecto corteza de árbol, porque eso parecían, no podrían atacarles, pero aun así tampoco era plan de almorzar con esos seres mirándolos hambrientamente desde fuera del campo de fuerza-Tiene aguijones en las patas delanteras, siendo bichos carnívoros como parecen ser, deben segregar veneno para paralizar a sus presas antes de comérselas o como mínimo, ensartarlas como pinchitos -murmuro rascándose la barbilla pensativamente y mirando atentamente los cuerpos de estos, sus patas y el voluminoso cuerpo que poseían con cierto interés. Definitivamente las partes mas peligrosas eran esas patas delanteras-Así que ...¿has lidiado alguna vez con ellos?-pregunto a Enredo sin apartar la vista de ellos mientras el hechizo de corte se quedaba en la punta de su lengua dispuesto a pronunciarlo en cualquier momento.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

47 Re: El Macetero el 18/03/14, 12:53 am

Yber

avatar
GM
Aquellos insectos no eran muy amigos de las dificultades a la hora de comer. Se posaron durante unos segundos sobre la barrera de enredaderas y trataron de colar sus aguijones entre las plantas con éxito escaso. No tardarían en decidir que no valía la pena el esfuerzo y emprenderían el vuelo de vuelta hacia los árboles, pero para entonces ya sería tarde.

Aquellas mantis no eran el eslabón más alto de la cadena alimenticia. Unos lagartos el doble de grande que ellas reptaban a gran velocidad hacia ellas, camuflados en la maleza. Su piel escamada estaba salpicada de diferentes tonalidades de verde y marrón y varias puas verde claro nacían de su espalda, simulando tallos de la vegetación circundante. Sus ojos, de un rojo brillante, constaban de dos parpados. Uno transparente y otro formado por varias pestañas parecidas a pétalos falsos de color blanco. Estos últimos se abrían y se cerraban en torno a los globos oculares, imitando a una flor.

De vez en cuando, alzaban la cabeza en plena carrera y sin pestañear, para asegurarse de que iban en dirección correcta. La velocidad que llevaban no tardaría en provocarles un choque accidentado contra la pantalla de lianas de Enredo.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

48 Re: El Macetero el 18/03/14, 01:09 pm

Dal

avatar
Está claro que en este mundo si te descuidas puedes acabar muerto, pero yo no me había descuidado, daba por hecho que algo aparecería, y si alguien va al Macetero y no lo da por hecho es que es un ingenuo. Me levanté rápido y eché mano de mi cinturón para usar las mismas semillas que ya había usado antes, las tiré al aire y di una serie de órdenes, cuando tocaron el suelo nos sirvieron como pantalla protectora parando a los insectos.

-Son parte de la fauna autóctona.- bromeé.- Ish, casi, DL, pero su veneno no provoca parálisis sino dolor. Y no, no me he enfrentado a ellas, pero he tenido un fantástico maestro sobre este mundo. Fuera bromas,- dije poniéndome serio,- no creáis que aguantan muchos palos.- No había terminado de hablar cuando del bosque surgieron cuatro lagartos de dimensiones gigantescas.- Esos ya me preocupan un poco más,- los lagartos cargaron contra nosotros y aunque Shiz había conjurado un campo de fuerza éste no aguantaría la embestida de aquellos animales.

No perdí el tiempo con tonterías, volví a echar mano de mi cinturón y esta vez extraje unas semillas distintas y las lancé en la trayectoria de uno de los lagartos. Las semillas crecieron pero no como las otras, éstas se quedaron en el suelo, como si fueran parte de la hierba. En el momento en que el lagarto se puso encima las lianas cobraron vida y se enredaron en torno a la cola, las patas y la cabeza clavando sus espinas en la carne del lagarto y liberando el veneno que contenían, una potente neurotoxina soporífera.

-Que tengas dulces sueños,- dije con voz musical. No había terminado, rápidamente tracé símbolos en el aire y murmuré unas palabras, cuando terminé uno de los lagartos nos atravesó intangible, después deshice el hechizo.- Y creo que esto es lo que en España se llama torear, aunque tampoco estoy muy seguro.- por alguna razón me encontraba de buen humor, quizá por tener amigos con los que bromear. De lo que estoy bastante seguro es que de no haber estado ellos allí las cosas habrían acabado de forma distinta.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

49 Re: El Macetero el 19/03/14, 01:03 am

Naeryan

avatar
Shizel intuyó que la barrera, que había convocado más por precaución que por realmente protegerse contra los insectos del principio, no iba a aguantar la carga de aquellas bestias.

Apretó el puño haciendo añicos el campo de fuerza por voluntad propia, lo que permitió a Enredo lanzar su ofensiva. A él le dejó libre para rápidamente subir una escalera invisible en el aire y tomar buena posición para apuntar fuera del alcance de los animales.
Una vez arriba comprobó que uno de los reptiles había quedado fuera de combate y otro había quedado neutralizado de momento. Haciendo unos cuantos gestos previos con los dedos, trazó un símbolo en forma de 4 invertido con el brazo derecho y apuntó con el izquierdo a uno de los dos lagartos que aún podía ser una amenaza. Éste fue abatido un segundo después por un hechizo de parálisis reforzado de acuerdo a su considerable peso. Buscó al que ya no era intangible con la mirada, no muy convencido de la eficacia de aquella estrategia de "torear". Habría preferido que Enredo no hubiese revertido su estado.

-DL, ¿no puedes transformarte en algo... venenoso, o con tentáculos, o muy grande, o lo que sea?- sugirió el idrino un poco aprensivo, ascendiendo un poco más en el aire para comprobar si desde la espesura les acechaba algún otro ejemplar de la "fauna autóctona". A Enredo se le veía de sobra protegido por sus enredaderas, pero los poderes de DL no eran tan aparentes a menos que hiciera uso de ellos y a Shizel le inquietaba verlo en apariencia tan desprotegido en su forma original.



Última edición por Naeryan el 20/03/14, 12:18 am, editado 1 vez


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

50 Re: El Macetero el 19/03/14, 11:22 pm

Evanna

avatar
"Oh, mierda" fue el único pensamiento de DL cuando vio que los bichitos eran sustituidos por unos inmensos lagartos que cargaron contra ellos con una facilidad asombrosa a pesar de su envergadura. Parecía que toda la fauna y vegetación de ese mundo duplicaba muchísimo en tamaño a los repobladores. Casi seria un chiste sino se encontraran  en problemas. Enredo fue de nuevo el primero en actuar acabando con uno de los lagartos con sus enredadera, dejándolo dormido y haciendo que el otro atravesara la barrera intangible. Shizel también acabo con otro de los inmensos lagartos mientras levitaba, recordandole, no sin acierto que cambiara cosa que ya había empezado a hacer desde el segundo que vio los lagartos.

-No puedo segregar veneno- respondió simplemente segundos antes de que todo su cuero se desdibujara con rapidez, en un cambio rápido de cuerpo completo que le llevo bastante poco tiempo. En la tranquilidad de su habitación había practicado cambios menos humanoides y aunque suponían un problema mas dificultoso, sobretodo con el movimiento, tenia una forma decente para ese tipo de situaciones donde su tamaño como persona daba cierta risa. Su cuerpo aumento de tamaño superando lo dos metros de envergadura y aumentando su musculatura, cubriéndose de una capa completa de escamas duras y pequeñas sin apenas separación entre ellas, como una armadura. Sus brazos se alargaron cubriéndose de escamas y púas que cubrían desde la muñeca al codo, otro par de brazos surgieron igualmente a la atura de sus omóplatos y sus dedos se convirtieron en garras. Sus piernas acabaron cambiaron a patas de lagarto fuertes y flexibles, con uñas que se clavaban en el suelo. Una larga cola fuerte tomo forma tras el de su mismo tamaño, moviéndose como si tuviese vida propia. Su cabeza también cambio por completo alargándose hasta obtener una fauces llenas de dientes puntiagudos y de doble hilera. Su tamaño no cubría el de esos lagartos recién llegados, pero al menos su cuerpo resultaba menos pesado y mas ágil.

-¡No prometo milagros y cerrad los ojos! -salio un sonido gutural de la garganta a través de las fauces, lanzando tras avisar un hechizo de explosión de luz directamente sobre la cara del reptil. No sabia a que nivel estaría su capacidad de visión ante fuertes luces, pero tampoco pensaba averiguarlo y dado que sus propios ojos los había protegido contra esa misma luz, cegándolos momentáneamente, aprovecho el momento de distracción para subirse sobre el lomo del reptil de un salto. Apresó con su cola la garganta de este y aferrándose a este con dos de sus brazos para no caerse, clavando sus uñas entre los espacios entre escamas del reptil, lo que también hizo con sus piernas. El otro lo superaba en fuerza y tamaño, sin duda alguna, pero su intención era primera frenarlo, porque a esa velocidad era como una enorme mole cayéndole encima, jalando de su cola en torno a su garganta, apresada como una serpiente a su presa, para ahorcarlo con la propia fuerza que estaba usando el reptil para atacarles. El hechizo de intangibilidad en su lengua para usarlo en el momento justo para separarse y con sus manos libres para hacer los gestos, teniendo en cuenta esa cola ahí atrás que bien podría meterle un golpazo, pegándose lo mas posible al cuerpo del reptil para que sus movimientos no lo removieran con tanta fuerza y así poder lanzar el hechizo.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

51 Re: El Macetero el 20/03/14, 12:00 am

Yber

avatar
GM
Los tres primeros lagartos quedaron inmovilizados. Uno dormido, otro paralizado y un tercero, el intangible, traspasó al grupo y no tuvo tiempo de ser consciente de que sus piernas atravesaban el suelo. No hasta que la intangibilidad se deshizo. Cuatro pequeñas explosiones salpicaron de sangre, tierra, tallos y hueso a seres autóctonos y extranjeros por igual. El animal soltó un par de chillidos fruto del dolor y el pánico y dio un par de espasmos en el suelo antes de caer inconsciente.

El cuarto perdió unos segundos ante la impresión de ver a una de las presas mutando y le sorprendió que se abalanzaran por sorpresa sobre él. Sin embargo, no por ello iba a quedarse quieto. En cuanto DL saltó sobre él, el animal se agitó con furia y lanzó varios coletazos con la intención de deshacerse del cambiante. El primero de ellos llegó antes de que el hechizo de intangibilidad llegara a buen puerto y el rocavarancolés salió despedido hacia el suelo.

Las mantis, por su parte, habían logrado escapar y no tardaron en perderse entre los árboles.



Última edición por Yber el 20/03/14, 01:40 pm, editado 2 veces


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

52 Re: El Macetero el 20/03/14, 12:58 am

Evanna

avatar
El lagarto no se andaba con tonterías y aunque consiguió hacer el hechizo intangible eso no le salvo de acabar dándose un buen golpe contra el suelo que atravesó de golpe dándole un susto de muerte, consiguiendo coger el suficiente aire ates de hundirse. Lazándose un hechizo de levitación salió del suelo, flotando cerca de aquel lagarto. Un poco mas lejos vio al lagarto ya no intangible, moribundo en el suelo con regueros de sangre donde antes había estado las patas. Casi sintió que se le ponía los huevos de corbata ante la visión "Por poco y no termino casi igual" pensó mirando al lagarto, aun vivo y coleando.

-Intentar usar la fuerza con un bicho que me duplica el tamaño, ha sido algo estúpido. Menos mal que estas escamas protegen sino seria puré de cambiante -murmuro en un suave gruñido saliendo entre sus colmillos apuntándole con su cola intangible y pronunciando un hechizo de parálisis contra el reptil. al cual se acerco hasta estar a cierta distancia de este observandolo atentamente, volviendo a cambiar parcialmente aunque sin deshacerse ni de la protección de escamas, ni de la cola ni de la agarras, pero si de la cabeza de reptil y de los brazos extras. Se volvió de nuevo tangible, usando una de las garras para arrancarle una de las escamas al reptil paralizado, guardándola. Reuniéndose con los otros dos, le mostró la escama a Shizel con distracción- Un recuerdo de como no enfrentarse a un reptil gigante, lastima que no conseguí algo así de los bichos anteriores. Habría sido una curiosa anécdota. -murmuro sin parecer molesto por el fallo de su intento. Su tranformacion dependía del físico sino improvisaba con lo que tenia jamas le sacaría partido. Era normal que con su transformación siempre acabara herido.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

53 Re: El Macetero el 20/03/14, 03:49 pm

Dal

avatar
Un sonido desagradable a mis espaldas una sensación de algo húmedo y caliente en mi espalda me heló el tuétano. Me di la vuelta sabiendo lo que me iba a encontrar.

-No, no no no no,- corrí y me arrodillé al lado del lagarto en un charco de sangre que no paraba de crecer.- Para de sangrar,- pero el líquido no dejaba de manar de las heridas.- Que pares te digo joder.- dije con la voz tintada de desesperación. Era inútil, sabía bien que no iba a parar. Sabía que al lagarto no le quedaba mucho de vida.- Es culpa mía, me dejé llevar y olvidé lo que podía pasar, tú no tenías que morir.- el monstruo no podía oírme, me apoyé contra la panza hasta que dejó de moverse, había dejado de respirar.- Lo siento.

No pude salvarle la vida, quizá os parezca raro que pensase eso cuando era el lagarto el que me había atacado, es posible que penséis que el acto estaba justificado ya que fue en defensa propia. Os equivocáis, lo que hice no tuvo excusa, por culpa de mi error se acabó una vida y no era un error que pudiera haber arreglado, quizá alguien versado en magia curativa hubiese podido pero yo no. Y ahora según el ciclo de las cosas tendría que llegar algo que se comiese el cuerpo del lagarto, pero no, iba a ahorrarle a su cuerpo aquel destino, costase lo que costase.

Empecé a sacar de mi cinturón semillas, ninguna de ellas era venenosa. Llevé al lagarto al centro del claro y limpié la sangre con un hechizo. Planté las semillas alrededor de su cuerpo y me concentré, prácticamente acabé sumido en un pequeño trance. Las plantas comenzaron a crecer estirándose hacia los límites del claro. Las otras enredaderas se habían marchitado. Las nuevas crecieron llenando todo el prado de filamentos, que acabaron uniéndose en un capullo alrededor del lagarto para proteger el cuerpo. De pronto todas las lianas florecieron a la vez llenándolo de colorido, flores azules, naranjas, rojas y moradas adornaron la superficie.

-No puedo hacer más ahora mismo.- dije acercándome,- No quiero que dejéis a nada ni nadie pasar hasta que yo vuelva.- iba a volver, solo tenía que aprender un par de cosas mágicas y volvería para hacer una última cosa.- Vayámonos por favor.- me volví a los dos chicos que me acompañaban y les señalé la cesta.- Podéis ir comiendo mientras nos movemos, yo quiero lavarme en un río cercano. Os podéis comer mi parte, yo no tengo hambre.- se me había quitado con que había pasado. Igual que mi buen humor anterior que se había esfumado.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 13.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.