Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por Zarket Ayer a las 09:38 pm

» Faro
por Giniroryu 21/11/17, 04:40 pm

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Jack 21/11/17, 11:43 am

» Plano de los sueños
por Naeryan 20/11/17, 09:50 pm

» Torreón Letargo
por Evanna 19/11/17, 07:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35980 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Sinhdro

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 3.]

1 Sinhdro el 12/08/12, 06:51 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Sinhdro

Portal situado sobre una montaña muy al Este de la zona habitada.


13 Re: Sinhdro el 28/07/13, 10:11 pm

Jack


Le observé hacer sin responderme, rascándome la cabeza con ambas manos ya que esto no era lo esperado. Le vi llenar la petaca de la forma más torpe posible y me pasé una mano por la cara para no mirarle mientras acababa. Y entonces habló y escuché, con las manos en los bolsillos.

-¿Cómo quieres morir? ¿Violentamente o pacíficamente? En tu lecho de muerte sabes qué te pasará, pero ¿y si es agradable? Yo intento matar lo más rápido e indoloro posible. Pero lo que has hecho no les da tiempo ni a tener un último pensamiento con el que despedirse del mundo.-digo casi escupiendo.

Pero al escuchar por dónde discurría, me siento cerca aunque no a su lado, dejándole espacio. Le dejo hablar sin interrumpirle ni responderle pues no es necesario. Aunque eso sí, me está sorprendiendo. Parece otro ahora que ha bebido... <<Así que ilusión de autocontrol, vale, ya te tengo, constructor de murallas>>
Cuando acaba de hablar, le palmeo la pierna que tengo más cerca y me siento frente a él en posición de loto.

-Vale, te entiendo y comprendo así que disculpas si algo de antes te molestó. Ahora bien, lo que dices es algo perfectamente normal, así como esta situación tenía que ocurrir, solo o acompañado. Y precisamente de esto hablaba, esto es como un pilar de lo que expliqué antes. Somos vampiros, seres racionales y bestias a la vez, animales depredadores que pueden regentar cualquier negocio e incluso llegar a nobleza o lo que se te ocurra. De momento sólo la sangre parece devolverte la parte racional, como acaba de pasar, pero con el tiempo irás aprendiendo a separar mundos sin necesidad de satisfacer la sed. En término medio, en mi caso, queda el tema de la caza, donde elijo una forma u otra según la presa. Si estoy de caza en un mundo como este, será una caza "racional", pero si es una lucha a muerte o cualquier cosa violenta, será lo más gore que puedas imaginar. ¿A qué vampiro no le gusta abrir en canal a sus enemigos y bañarse con su sangre?-río relamiéndome y luego le tiendo una mano para ayudarle a levantarse.-No espero que comprendas mi punto de vista sobre la caza, eso es cosa de cada uno; pero sí que aprendas a separar mundos, situaciones, sin necesidad de estar saciado. Por ti y tus compañeros. Ahora vamos a deshacernos de los cuerpos y luego a ver cómo van tus habilidades de vuelo.

Incursión finalizada

14 Re: Sinhdro el 02/10/13, 11:06 pm

Jack


Atravesé el portal y sonreí al fijarme en que había pisado mis últimas huellas. Menos mal que lancé el hechizo justo antes, nunca olvidaría el susto de la primera vez. Luego esperé a que Yrio apareciera, tuviera o no que ayudarle, y después crucé los brazos a la espalda, pensativo. <<No debería haber un alma por las calles... Punto a favor. Punto en contra: Yrio no se hace polvo así que ojo avizor. Opacidad y... Que vaya levitando, para tardar menos... ¿Algo más? No creo que haga falta nada más...>>

-Bien. Tenemos dos opciones: o ir caminando o levitando. Yo recomiendo esta última porque... Tu ciudad está lejos, si es allí a donde quieres ir. Y aprovechando que estará dormida la ciudad, con un hechizo nos basta.-dicho eso le lanzo el de opacidad. Me alejo unos metros para comprobar el resultado y luego vuelvo.-Listo eso. La ciudad está al oeste, yo iré rastreando por si hubiese alguien despierto o algo, a saber. Y una vez en la urbe, si nos ven o ves algo raro, avisa. Aunque sé que tendrás cuidado, debo insistir: cuidado con la magia. ¿Listo, pues?

En cuanto diga, nos pondremos en camino. Aunque era curioso, era algo chocante... No sé qué pensará de aquella falsa promesa de tener un edeel apropiado... Fue una mera formalidad, ya encontrará -o no- alguien con quien estar en la ciudad.

15 Re: Sinhdro el 03/10/13, 01:08 am

NH


Era media mañana cuando cruzaron el portal y el sol les dio de lleno. Zmey se cubrió los ojos unos instantes, ya que se había acostumbrado al sol tenue de Rocavarancolia, que sin duda le gustaba más. Veía un poco mal, pero pudo reconocer perfectamente los bosques de su mundo de origen, y los olores ya se hacían familiares aun estando lejos de ninguna ciudad.

Jack le dijo que iba a llevarle a su ciudad, y un extraño hormigueo le recorrió los dedos hasta las puntas. ¿Qué sentiría cuando la viera? ¿Seguiría ingual que hace un año? Era poco probable que hubiera cambiado demasiado en tan poco tiempo, aun así...

Zmey empezó a caminar por el aire, a buen paso. Era una forma lenta y frustrante de avanzar, y le habría gustado usar su nueva habilidad para propulsarse con fuego de no ser porque sería algo llamativo y estúpido, aun siendo de día. Cuando divisaron la ciudad, Zmey no apretó el paso, sino que aguardó pacientemente a que la ciudad se hiciese cada vez más grande bajo sus pies. Aterrizaron cerca de la calle principal. Allí todos los olores eran familiares, era el lugar donde se había criado y a pesar de eso... tan solo sentía el extraño hormigueo y una sensación de vacío...o de inquietud... no sabía describirlo.

-Voy a ver mi antigua casa. Antes vivía en una tienda de artículos de papelería, no muy lejos de aquí. A esta hora deben estar todos durmiendo, mi... el padre de mi edeel se levantaba justo cuando caía el sol. No hace falta que me acompañes.-le lanzó una mirada significativa al vampiro. No quería que lo acompañase.

16 Re: Sinhdro el 03/10/13, 04:24 pm

Jack


Me acompasé a su ritmo lento, aunque me costó al principio. ¿Solo? No, me costó todo el camino. Seguía cansado, pero necesitaba moverme rápido para que no se me notase. En lugar de esto, iba con pasos pesados, las manos en los bolsillos y leyendo en un cuaderno de piel. Lo había comprado con ocasión de la Bodega y sería nada más y nada menos que el libro de cuentas. Aún estaba apenas usado, pero ya se llenaría, ya.

Así, llegamos por fin a la ciudad de Yrio. Callejeando, nos fuimos acercando a su antiguo hogar... Y entonces se dirigió a mí, aunque no habría hecho falta palabra alguna. Asentí ligeramente y me alejé de la zona. Decidí trepar a lo alto de un edificio cercano y sentado allí arriba conjuré niebla mágica. Estaba muy bien que quisiera venir a la que fue su casa, que incluso quisiera entrar a ver cómo estaban. Pero se había ido pensando que el edeel estaba muerto y no sabía cómo reaccionaría al verle. No podía dejarle entrar como si nada. Si pasaba algo, podía borrar memorias recientes o incluso liquidar a toda la familia a las malas, pero no debería llegar a eso. <<Pablo no quema si se descontrola y hay que sujetarlo...>> Ojo avizor, esperé...

17 Re: Sinhdro el 04/10/13, 12:15 am

NH


La casa estaba intacta, como no podía ser de otra forma. Apenas había pasado un año. Todas las ventanas estaban cerradas, y la luz del sol se reflejaba en los cristales de colores que adornaban la fachada. Habían vuelto a pintar la rejilla de la puerta principal, y habían plantado flores nuevas en los arriates de los balcones. El árbol raquítico del jardin lateral seguía igual de raquítico, aunque Zmey recordaba haberlo usado para escapar de la casa en más de una ocasión. Se acercó para inspeccionarlo mejor, y de paso ver si tenía algún fruto. No solía dar a menudo, pero cuando daba no había frutos más dulces en el mundo...

No había frutos, pero sí una pequeñísima flor en compañía de varios capullos aún por abrir.Zmey sonrió, ya que aunque hubiese pasado los peores momentos de su vida en aquella casa, eran esos pequeños detalles a los que se aferraba para salir adelante. Entonces lo vio. El sol le arrancaba destellos azulados del cabello gris, y sus ojos verdes y profundos tenían ojeras, pero por lo demás Yoel estaba como siempre, y también lo había visto a él, a través de la ventana de la cocina. Seguramente bajaría a por algún aperitivo, o a robar dulces de la despensa, como solía hacer desde muy niño. Fuera de todo pronóstico, Zmey se quitó la capucha y le sonrió, la cara de Yoel era un poema. Dijo algo, que el piromante no comprendió ya fuera por la lejanía o por el idioma, y dejó la ventana en busca de la puerta para salir al patio. Era un buen momento para irse, así que Zmey dejó el jardín y su antigua casa, encaminándose a un bosquecillo cercano.

Y por supuesto Yoel le siguió.

Según se iban adentrando, Zmey oía a su edeel llamarle por su antiguo nombre, corriendo todo lo que podía para alcanzarle, tropezando y trastabillando ya fuera por la luz que lo cegaba o por lo irregular del camino. Finalmente se detuvieron en un claro. Hubo un momento de silencio, y luego preguntas que Zmey no podía entender, rabietas, lágrimas, y al final, un puñetazo directo a su cara, cargado de frustración. Zmey lo paró sin esfuerzo, y le hizo una llave a Yoel, tirándolo al suelo. Los ojos oscuros de su edeel lo miraban incrédulos. << ¿Qué debería hacer? ¿Qué debería sentir?>> se preguntó el piromante. Seguía con aquel hormigueo, temblaba ligeramente. Aquel que tanto daño le había hecho, el que creía haber matado, la razón por la que había aceptado ir a Rocavarancolia... Estaba allí, vivo e intacto, pidiéndole explicaciones.

-Y todo lo que he sufrido por ti... Yo que me creía un asesino...-susurró.

Podía serlo, finalmente, pero ya no tenía el mismo significado. Se había creido un asesino cuando todo había sido un accidente, se había torturado por algo en lo que realmenteno tenía culpa, pero de lo que en otra situación le habrían culpado igualmente. << ¿Qué me habría ocurrido si llegas a estar muerto, Yoel? ¿Que habrían hecho tus padres conmigo?>> Aquel pensamiento lo llenó de amargura, pero no dejó que se le notara. Aún sujetando la mano de Yoel, le dedicó una media sonrisa, y pasó la mano libre sobre sus ojos, en una caricia. E inmediatamente el chico cayó en un profundo sueño.

Fue al encuentro de Jack cargando a su edeel como un saco de patatas. Era increíble que pudiese, ya que aunque tenían más o menos la misma altura, Yoel siempre había sido más corpulento y más fuerte. Pero eso había cambiado.

-Este capullo era mi edeel- le explicó a Jack- Estaba vivo, así que me lo voya llevar. Ya podemos irnos si quieres.

18 Re: Sinhdro el 04/10/13, 01:32 pm

Jack

avatar
Mentiría si dijera que no quité ojo de encima a Yrio. No sólo le observaba a él sino al resto de los durmientes habitantes. Y algunos no tanto, como su edeel. Ahí tampoco cambió mi forma de actuar. De vez en cuando les buscaba para comprobar qué hacían, aunque Yrio tenía libertad absoluta con el otro. Como si quería matarle, vaya. Ni me incumbía. Sólo me atañería si llamasen demasiado la atención.

Les vi dirigirse a un bosquecillo y allí fui, lejos, trepando por las copas de los árboles, pero sin prestarles mucha atención. Al cabo de un rato, Yrio durmió al otro con un hechizo y bajé al suelo. Después se dirigió a donde yo estaba, a cuestas el edeel. Incluso me dijo quién era <<Como si no lo supiera, hijo>> Pero no dije nada al respecto.

-¿Un recuerdo?-bromeé, luego asentí.-Pues vámonos, yo no tengo nada más que hacer aquí.

El poquito de moral que me quedaba no me dejaba cazar sinhadres con Yrio delante... Aunque la idea era algo suculenta pero... Hoy no.

De camino al vórtice, fui pensando en algo que el mismo Yrio, sin quererlo, había inspirado. <<Si me tiño el pelo y lo dejo crecer para que tape las orejas... Con el añadido de la piel pálida, aunque tendría que adoptar un tono aún más blanco... Y alguna excusa para los colmillos faltantes... Podría personarme aquí llegado el caso de negociar la Bodega con este mundo... Y aunque no sea para eso, podría pasearme por aquí sin temor a ser reconocido como "alienígena" y cazar sin tanto artificio...>> Después de todo, qué mejor mundo que este para un vampiro? Y, de paso, lo peor del monstruo es que no lo aparenta.

Y así, llegamos al portal.
-Bueno chaval, nos vemos. Que vaya todo bien.-me despedí, antes de cruzar al otro lado.

En Rocavarancolia ya no era responsabilidad mía, así que cruzaríamos, me convertiría en humo y desaparecería de su vista. En cuanto llegase a casa, mataría al que intentase privarme de mi descanso.
Sigue en el Burdel de Dama Espasmo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

19 Re: Sinhdro el 14/08/14, 01:08 am

Tak

avatar
GM
Las zonas de Karul que solían visitar resultaban agotadoras de recorrer. No significaba que se internasen demasiado en la espesura, pero las plantas crecían mejor allí donde nadie solía pisarlas, y por eso Eara siempre recorría los senderos más complicados, en el mejor de los casos, porque llegaba un momento en que dejaba de haber senderos que pisar. Cuando daba con una planta de interés la cortaba o arrancaba con las diminutas herramientas que llevaba en la cesta e iba llenándola de hojas, bayas y raíces.

Ayne no tenía el menor interés en aquella actividad, pero si seguía los pasos de su aurva entre la maleza era porque detestaba que se encontrase sola por los bosques cuando el sol todavía brillaba sin llegar a cegar. De un tiempo a esa parte había comenzado a acompañarla sin ganar nada a cambio, salvo perder el tiempo. No solía conversar para no distraerla y ella no era en ningún caso quien decía la primera palabra. Mientras Eara, a la luz de un farolillo, cortaba brotes blanquecinos con una hoz enana, Ayne se apoyó en el tronco de un árbol y se metió las manos en los bolsillos. Lo que más le agradaba del bosque era aquella mezcla de olores. A veces aparecían al cortar plantas, al moverlas, pisarlas, o simplemente estaban ahí.

El edeel apartó la mirada de su propio farolillo, que titilaba en el suelo frente a sus pies, y echó un vistazo al cielo. A juzgar por este, bien podían llevar ya una hora caminando. El madrugón no le había sentado bien y bostezó ruidosamente, ganándose un vistazo de reojo de Eara. Ella había insistido en ir sola, y aunque la presencia de Ayne no le molestaba, prefería no tener que estar pendiente de sus necesidades. Si le veía agotado terminaría por sugerir regresar antes de tiempo.

20 Re: Sinhdro el 14/08/14, 01:11 am

Jack

avatar
Iba con el camuflaje y ropas sinhadres de color negro, así como el pelo de un morado intenso y los ojos rojos, por descontado. Entre el día anterior y hoy había recabado la información que necesitaba, así que ya llevaba el gancho preparado dentro del farolillo. El bosque era bastante espeso, por lo que no necesitaría ocultar mis acciones más de lo estrictamente necesario. Dado que no tenía todo el tiempo del mundo, avancé y llegué a donde estaban. En cuanto me vieron, alcé la mano libre del farolillo a modo de saludo y empecé:

Buenas noches. Lamento haberos interrumpido. Pero entenderéis por qué si me permitís que me explique... Tengo una propuesta que hacerte, Ayne—dije, mirándole fijamente.



Última edición por Jack el 14/08/14, 01:13 am, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

21 Re: Sinhdro el 14/08/14, 01:12 am

Tak

avatar
GM
Tal vez Eara estaba demasiado ocupada con la recolección, centrada en la iluminación de su farolillo, pero Ayne pudo ver bien la luz que se acercaba a ellos desde la zona más profunda del bosque. Se separó del árbol y recogió su farolillo «¿quién puede venir de allí a estas horas?». Eara se enderezó sin llegar a levantarse y miró a su edeel, tan absorto en algo que parecía ver a lo lejos. Entonces ella también lo vio y se puso en pie, abandonando sus herramientas y farolillo donde había encontrado los brotes.
¿Quién viene? ―susurró, ya al lado de Ayne. Este no respondió.

La persona del farolillo se dirigía indudablemente hacia ellos. Tal vez estaba perdido y se había dirigido a otras luces en el bosque. Cuando se encontró más cerca se hizo evidente que solamente era un edeel, vestido con ropa oscura e insulsa. Ninguno de los dos le conocía de nada. Ayne acortó distancias con Eara y se detuvo entre ella y el extraño, a quien no llegó a saludar o preguntar qué hacía en el bosque. Habló él primero, y con su saludo logró que Ayne se tensase al escuchar su nombre. Retrocedió un paso, hacia su aurva, en actitud protectora.
No es buena idea hacer propuestas sin presentarse, ¿no crees? ¿De qué me conoces? ―aunque hablaba sin alzar la voz, lo hizo con fiereza y sequedad, olvidando los buenos modos. No le gustaba. Le conocía, y sin embargo había escogido hablarle en el bosque, donde nadie pudiera oírlos. No debía de ser trigo limpio. Los pensamientos de Eara transcurrían por los mismos derroteros, mientras examinaba al extraño desde detrás de su edeel.

22 Re: Sinhdro el 14/08/14, 01:21 am

Jack

avatar
Si a cada cosa que dijera iban a preguntar algo, me quedaría sin tiempo... Así que pensé rápidamente en cómo seguir, y dado que el edeel era el astuto preguntón, le convencería a toda costa. Pero no lo haría solo con palabras, ya que decidí sacar y encender la pipa en aquel momento por si me costaba convencerle, lo cual era bastante factible dada la situación. Por otro lado, tenía razón, así que asentí y respondí con una inclinación de cabeza:

Tienes razón, mis disculpas. Me llamo Jack. Y te conozco... porque eres un Elegido y es mi deber observarte y ayudarte a desarrollar todo tu potencial... y el de tu aurva Eara—rematé, mirando a la chica.

Dicho eso, abri el farolillo y extraje la bola de fuego mágico.
No quema—me apresuré en añadir—. Yo fui un Elegido hace ya varios años. Por ello ahora puedo hacer esto... Y muchas otras cosas.

Acto seguido, me llevé la pipa a los labios y encanté el fuego para que se alargase, como una cinta, y me rodeara. Después la hice acercarse a Ayne, despacio, y que se quedase a apenas unos centímetros.

Solo los Elegidos pueden tocarlo. Imagínate la de cosas que podrías hacer solo con eso. Hay magia bullendo en vuestro interior y yo os puedo ayudar a que le saquéis todo su potencial... Pero para ello tenéis que acompañarme a Rocavarancolia, un mundo donde lo maravilloso e imposible existe.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

23 Re: Sinhdro el 14/08/14, 01:22 am

Tak

avatar
GM
El desconocido trató de enmendarse, pero era un poco tarde para ganarse solo con eso la confianza de la pareja. Llamó elegido al edeel y comenzó a hablar de potencial  «¿a quién espera convencer con esos cuentos?». Ayne le devolvió una mirada suspicaz cuando el extraño nombró y miró a su aurva, quien a su vez había decidido que no confiaba en aquel edeel llamado Jack.

A modo de respuesta a unas preguntas no formuladas, el desconocido comenzó a manipular el fuego de su farolillo ante la atenta y asombrada mirada de la pareja sinhadre. Eara sintió como su edeel retrocedía un paso, hasta rozarla con la espalda, aún en actitud protectora. A pesar de su postura podía sentir su miedo, el miedo a lo desconocido. Temblaba de forma prácticamente imperceptible. La lengua de fuego casi le tocaba a él ahora y, tal y como decía Jack, no sentía calor alguno. Magia al alcance de la mano, ¿pero cómo fiarse? El edeel tragó saliva.

A pesar de haber visto el truco de magia con sus propios ojos, aquello no terminaba de gustarle. Aurva y edeel pensaban a la vez en aquellos cuentos que aún angustiaban a Baen hasta hacía poco, convirtiéndolo en objeto de bromas en la familia. «¿Y si es verdad? ¿Y si la gente que desapareció en el bosque se fue a otro mundo?». Eara no había tocado el fuego, pero por la reacción de Ayne supo que Jack no mentía. Dudaba, a fin de cuentas. «¿Por qué hay que acompañarle para que nos enseñe nuestra supuesta capacidad? La magia también funciona aquí».
Demuéstralo ―lo retó Ayne, como si hubiese escuchado los pensamientos de la aurva―. Es muy fácil acercarse con engaños a dos personas solas en el bosque. ¿Qué es la magia? ¿Qué es ese mundo?
No creería ni una palabra si el hombre se volvía demasiado persuasivo o proponía más condiciones sospechosas. Se mostraba relajado, fumando en pipa, como si el escepticismo de ambos no fuese un obstáculo. Echar a correr con Eara era una buena opción, pero le quedaba una duda: ¿qué más trucos guardaba en la manga? Ayne comenzaba a pensar que por algún motivo le costaba tomar una decisión, mientras que Eara seguía esperando. Prefería huir, pero no lo haría sin su edeel.



Última edición por Tak el 14/08/14, 04:45 pm, editado 1 vez

24 Re: Sinhdro el 14/08/14, 02:03 am

Jack

avatar
Ayne y Eara me caían mejor por momentos. Los dos estaban asustados, pero seguían firmes en el sitio, aunque se notaba que a Ayne la curiosidad le podía. Más motivo para acelerar, antes de que decidieran salir corriendo, tal y como sus cuerpos les pedían.

La magia es... algo indescriptible. Es poder, básicamente. Poder para modificar el mundo a tu antojo. Empieza como un chispazo y luego...

Dicho eso, deshice la cinta de fuego con un gesto suave de la mano. Seguidamente, conjuré tres hechizos de levitación y les hice elevarse despacio.  

Luego podréis volar. Ahora mismo, sin embargo, yo manejo el hechizo. Pero si me acompañáis, podréis aprender a manejarlo vosotros solos. Y Rocavarancolia es otro mundo, sin más misterio. Lo que lo diferencia de este es que es como un gran colegio de magia y milagros.

Según hablaba, había ido levitando hacia arriba con los dos, hasta que atravesamos las copas de los árboles y nos quedamos a apenas unos centímetros por encima de las ramas más altas. Yo no había ido recto hacia arriba sino que había ido en espiral, a su alrededor, a la par que exhalaba el humo de la pipa de manera casual.

Al rato, volví a bajarles con la misma suavidad con que habíamos ascendido, hasta que tocaron el suelo y deshice el hechizo. Recogí el farolillo del suelo y les miré, expectante.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

25 Re: Sinhdro el 14/08/14, 04:22 am

Tak

avatar
GM
Las palabras de Jack comenzaban a ser hipnóticas, calaban hondo. Lo que decía sonaba bien, y sin embargo la reticencia seguía ahí. Entonces, tras un extraño ritual, ambos comenzaron a elevarse del suelo. El extraño también. Eara soltó un breve grito debido a la sorpresa, mientras Ayne balanceaba los brazos, con los ojos muy abiertos. Se buscaron el uno al otro, pero la trayectoria de su vuelo no dependía de ellos, sino de Jack, quien levitaba como si fuese el pan de cada día, sin dejar de dar caladas a su pipa y hablar.

Al principio solo hubo miedo, y desconfianza. Jack demostró que podía hacer lo que quisiera, que la magia era algo más que trucos con fuego. Su ciudad-escuela tenía que existir, y con su pequeño viaje hasta las copas de los árboles el extraño demostró dos cosas: podía haberles hecho daño pero se limitó a una demostración, y tenía la capacidad de llevárselos por la fuerza y no lo había hecho. Les estaba dando elección.

Al tener los pies posados por fin en el suelo, Ayne añoró la sensación de volar. La cabeza le daba vueltas, quizá por ese viaje, y su ambición le pedía conseguir esa magia, y más. Dudaba, sí; lo que le pedían era ni más ni menos ir a otro mundo. Precisamente por lo peliagudo de la decisión le dedicó una mirada interrogante a Eara. Ella entendió a la primera, su edeel se había interesado por la propuesta de Jack, perdiendo en gran medida la desconfianza inicial. La chica no podía decir sentirse muy diferente, pero seguía sin gustarle todo aquello.
¿Vamos? ―preguntó Ayne. Podía leer la ambición, así como una una sombra de ilusión infantil, en su mirada. En realidad, ambos sabían que ella no se opondría a la decisión que él tomase. Si había preguntado era porque aún persistía alguna sombra de duda. Buscaba una persona que le dijese que no se equivocaba.
Vamos ―respondió, dejando su futuro en manos del edeel.

26 Re: Sinhdro el 27/10/15, 04:16 am

Giniroryu

avatar
GM
Adrune se había levantado con las últimas luces del sol con tanta energía como de costumbre. Se las había ingeniado para no despertar a su aurva aquella mañana al salir de la cama, ya que cuando era ella la que se levantaba primero rara era la ocasión en la que Neil podía seguir disfrutando de su sueño. No lo hacía a propósito, por mucho que le gustase molestar a su aurva con historias de miedo no dejarle dormir no entraba dentro de sus aficiones. No obstante, había demasiados motivos por los que aquello sucedía de todas formas y tal vez por eso, viendo que el chico seguía profundamente dormido, aquella noche fue especialmente silenciosa.

La primera en levantarse había sido Nora, quien pilló a Adru con las manos en la masa: la niña había intentado calentarse el desayuno y obteniendo como resultado leche derramada por buena parte de la cocina. La sinhadre tan solo le dedicó una sonrisa, enseñando mucho los dientes, a su madre y se apresuró en limpiar el estropicio mientras Nora, suspirando con el tono de quien está resignado a vivir una situación reiteradamente, le preparaba el desayuno.

Adrune recogió su poncho y se preparó para salir inmediatamente después de comer mientras era reprendida por su madre por no dejar reposar la comida. La chica tan solo le comunicó que tenía una “importante misión” que cumplir y que regresaría para la hora de comer. Tras prometer a Nora que no se alejaría mucho, la sinhadre había abandonado la casa tan acelerada como siempre y llevándose consigo una red para insectos.

No era un insecto lo que quería atrapar, no obstante, sino un reptil que había visto la noche anterior. Nunca había visto uno como aquel y estaba decidida a convertirlo en su mascota y alimentarlo con los insectos que solía atrapar con aquella misma red. Además quería darle una sorpresa a Neil y por eso no le había hablado del reptil. Llegó hasta el muro donde lo había visto ocultarse en un agujero la última vez y comenzó a caminar exageradamente despacio, como si estuviera representado alguna clase de comedia teatral. Hasta que se cansó y simplemente comenzó a corretear alrededor del muro en busca de su objetivo. Al no encontrarlo, decidió que sería pertinente agenciarse un puesto de vigilancia, y así fue como acabó subida a un árbol cercano mientras esperaba, atenta a cualquier movimiento en el muro y la zona circundante, canturreando una canción de las que solía tocar Nora.

¡Ahí está! —Exclamó en cuanto vio asomar la cabeza del ansiado reptil desde un agujero en el muro.
Se dispuso a descender del árbol lo más cuidadosamente que pudo sin perder de vista los movimientos del animal, pero algo inesperado provocó que su presa huyera. Un hombre joven se había acercado súbitamente, ahuyentando al lagarto.
>>¡Eh! —Se quejó Adru mientras simplemente se dejaba caer para salvar la distancia desde la que se encontraba al detener su ascenso y el suelo.
La sinhadre se llevó un buen golpe en el trasero, el cual ignoró por completo y se levantó inmediatamente sin perder la expresión de indignación ni quitar la vista del chico.
>>Has asustado a mi futura mascota, ¡tú…seas quien seas! —Le acusó tras vacilar al fijarse en que la cara de aquella persona no le sonaba de nada. Al darse cuenta de ello, dio varias vueltas alrededor del desconocido como tratando de evaluarrlo. Y después de unos segundos de silencio lanzó la pregunta—. ¿Quién eres?
Era extraño ver caras nuevas por allí.

27 Re: Sinhdro el 27/10/15, 12:32 pm

Jack

avatar
El cosechador, que gracias a la magia y a sus rasgos sinhadres se había mezclado entre sus vecinos, les había observado antes del día de la cosecha, como le era rutinario. Lo bueno de aquella rutina era que cada cosechado era distinto, así que creía que nunca se aburriría. El día de la cosecha, Adru salió temprano, o al menos el aurva se despertaría más tarde. El vampiro esperaba cerca, oculto y observando el interior de la casa. Cuando vio a la chica salir con una red para cazar algo, sonrió; lo podría usar para acercarse. De hecho pensó incluso en aparecer subido a otro árbol, pero sería demasiado para empezar. Aquel día iba con rasgos de edeel (pelo morado y ojos rojo oscuro), pero la ropa era por completo de color negro. Las prendas eran de allí, pero el color precisamente...

Eligió aparecer casi cuando Adru estaba a punto de lanzarse contra aquel reptil. La sinhadre se quejó de su repentina llegada, pues había espantado a su presa, y dio con el culo en el suelo. No obstante, se rehizo rápidamente y se le acercó. Jack le miró, indiferente al principio pero sin aparentarlo, y con curiosidad cuando dio unas vueltas a su alrededor. Pero tenía que responder a su justa acusación.

Mis disculpas, vecina. Estaba paseando y escuché a alguien canturreando, así que me acerqué a ver. No te sueno porque voy y vengo; viajo mucho —se explicó. A continuación, hizo una inclinación de cabeza y se presentó—. Soy Jack. Si quieres, te puedo ayudar a atrapar a tu presa en compensación por haberlo espantado.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

28 Re: Sinhdro el 27/10/15, 12:43 pm

Giniroryu

avatar
GM
La niña torció el gesto al principio ante las palabras del otro edeel, fijándose especialmente en la falta de color en su vestimenta, pero le miró con renovado interés cuando afirmó que se trataba de un viajero.
Qué nombre y ropa tan raros, debes de ser de muy lejos —le espetó sin tener en cuenta que podría considerarse un comentario poco cortés—. Yo soy Adrune, pero puedes llamarme Adru —afirmó con una sonrisa mientras se señalaba a sí misma con el pulgar.

A continuación se llevó un brazo a la barbilla y cruzó el otro bajo el pecho, meditando la propuesta de Jack.
Podemos hacer un trato —le dijo mientras se agachaba para recoger la red que se había caído al suelo junto a ella en su abrupto descenso del árbol—. Si me cuentas alguna historia de tus viajes te dejo que me ayudes a atrapar a mi mascota para que puedas compensármelo. ¡Pero a ser posible que sea algo que dé miedo! Necesito repertorio nuevo para Neil —añadió enérgicamente mientras asentía con la cabeza.

29 Re: Sinhdro el 27/10/15, 09:45 pm

Jack

avatar
La ropa siempre llamaba la atención. Erika ya le había dicho que debía ir más colorido, más sinhadre, para evitar la posibilidad de que desconfiaran... Pero hasta ahora había funcionado. Y, eh, que los cosechados no se fiaran de las apariencias podía ser positivo de cara a la cosecha... O eso pensaba.
Pues encantado, Adru. En el lugar de donde vengo, hay formas de llamarnos y ropas aún más raras que lo que ves; es lo que tiene viajar tanto, que lo que consideras raro acaba desapareciendo.

¿Qué había dicho sobre cosechas rutinarias pero todas diferentes? ¡Un trato! Aquello se ponía interesante. <<Espero que no le proponga tratos a los bichos de Rocavarancolia, sin embargo... Menos mal que el mono ya no molesta>>
¿Un trato? Te escucho —dijo, y se fue a apoyar en un árbol. Cuando Adru acabó, sonrió—. Así que quieres una historia de miedo... ¿Para Neil? ¿Tienes hermanitos? Déjame que piense...

Mientras decidía qué contarle, se agachó y acabó sentándose en la tierra, con las piernas cruzadas y el brazo izquierdo apoyado en una. Reposó la barbilla sobre esa mano y se pasó el índice por el bigote varias veces. <<Menos mal que no ha pedido un unicornio adicto al syv venenoso, que historias de miedo me sobran>> Cuando se decidió, le hizo un gesto para que se sentara enfrente si quería y empezó:

Hace unos años, en una región bastante lejos de aquí, había una ciudad abarrotada de eruditos. Todo lo que hacían lo hacían con la sabiduría de la experiencia de los años y con unos avances tecnológicos increíbles. Les iba todo genial... Hasta que dieron con algo inesperado: magia.

Ahí se detuvo brevemente para ver su reacción ante esa palabra. Al decirla lo había hecho como cuando la pronunciaba en su cosecha, como algo tan venerado como temible (no podía usarla, pero se maravillaba con ella).

Como decía, descubrieron la magia. Sabes que hay sitios donde la magia existe, ¿no? Pues allí lo que tenían era magia en bruto, pura y peligrosa. Se volcaron en su estudio y en su utilización y pronto sus vidas giraron en torno a eso. Solo pensaban en volverse más y más poderosos. Hasta que algunos lo consiguieron... Creían que la magia era la única religión. Menuda desfachatez, ¿no? Los sacerdotes no lo vieron bien, pero se rebelaron y se exiliaron.

>>Meses después, yo pasaba por allí cerca. Ni sabía que aquella ciudad existía. No entré directamente sino que observé la ciudad desde una colina varios días... Había montado un refugio con unas telas y madera... Hasta que una noche me desperté por unos terribles temblores que sacudían el refugio. Me asomé con un cuchillo por si era algún temible depredador, pero resultó ser algo peor... —hizo una pausa exagerada, miró a ambos lados como si alguien pudiera estar escuchando, y exclamó repentinamente lo siguiente—. ¡Monstruos! ¿Has tenido pesadillas con criaturas imposibles que lo menos grave que quieren hacerte es matarte? ¡Pues peor! Engendros salidos de las peores pesadillas. Sinhadres con varias cabezas, con muchos brazos, con formas animales, algunos incluso tenían alas y escupían fuego... Se lanzaron contra la ciudad sin reparar en mí y la arrasaron. Redujeron los edificios y a la gente a polvo en menos de diez minutos. Lo sé porque los gritos de ayuda y de miedo duraron muy poco. El silencio tras la destrucción es imposible de describir... Había estado escuchando su bullicio diario unos días y de pronto allí no se oía más que el aullar del viento.

Ahí se detuvo para tomar aire, pues había dicho lo último con bastante agitación, y se pasó ambas manos por la cara antes de continuar.
Corrí como nunca he corrido... Por suerte este par de piernas aguantan bastante —dijo con una sonrisa bastante forzada—. Pero una explosión que se oyó en toda la región me hizo detenerme. Había un gran círculo de luz justo sobre la ciudad, en el cielo. No pude ver lo que había al otro lado... De alguna forma, aquellos... aquellos malditos habían abierto un agujero en el mundo... o eso creí, nunca lo sabré. Lo que sí sé es que las criaturas que salieron del agujero en las nubes cayeron en picado sobre la ciudad y despacharon a todos los monstruos. Duró incluso menos. En menos de una hora, lo que antes era una ciudad de las más avanzadas acabó convertida en una enorme escombrera. Por suerte para ambos, ni vi lo que pasó en las calles ni puedo describirlo.

Volvió a detenerse para fingir serenarse y remató la faena.
El resto de ciudades nunca lo supieron. Todo se tapó; se supone que nadie sabe lo que ocurrió... Las criaturas del portal se marcharon, pero ¿y si se hubieran quedado o si pudieran volver? A Neil puedes contarle la versión que más miedo da: que esa gente sigue por ahí o que algún monstruo sigue suelto... Yo me he cruzado con alguno alguna vez, pero desde lo bastante lejos como para no correr peligro... —miró al cielo y suspiró, para luego mirar a Adru inquisitivamente—. Ya he olvidado por qué te estaba contando esto...


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.