Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Resumen del rol (borrador)
por Naeryan Ayer a las 08:10 pm

» Equipos Pokémon de vuestros personajes
por Giniroryu Ayer a las 07:35 pm

» Adru y Rox charlan sobre género
por Giniroryu Ayer a las 02:29 pm

» Explanada de los portales
por Lupin Ayer a las 12:37 pm

» Torreón Maciel
por Zarket 21/07/18, 09:39 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 177 miembros registrados.
El último usuario registrado es jeff_98.

Nuestros miembros han publicado un total de 37453 mensajes en 707 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Sinhdro

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 6.]

1 Sinhdro el 12/08/12, 06:51 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Sinhdro

Portal situado sobre una montaña muy al Este de la zona habitada.


49 Re: Sinhdro el 15/04/18, 12:13 am

Tak


GM
Eara sonrió al escuchar que a Irianna le gustaba la ropa sinhadre. Tal vez algún día le podría hacer una prenda inspirada en su mundo, si encontraba la tela adecuada y una ocasión que mereciese un regalo. Por lo de pronto, todavía tenía bastante que aprender de patronaje antes de hacer nada desde cero, y prefería limitarse a cosas sencillas.
Te haré una pulsera, u otra cosa si prefieres —le dijo. Las que tenía delante la habían inspirado respecto a lo que podía hacer.

En el siguiente puesto se vendían especias. Eara reconoció algunas de las que ya había recogido, junto con otras más caras y escasas que no podía ni soñar con encontrarlas en el bosque. No pudo evitar pensar en cómo siempre había creído su futuro ligado a las plantas, y por el momento parecía haber acertado. Aunque había cambiado radicalmente de trabajo.
¿Sabes? Siempre pensé que todo lo que haría con mi vida sería llevar la botica de la madre de Ayne. Realmente no había otra opción, teniendo dos negocios familiares. Sin embargo ahora… Se han abierto tantas posibilidades de repente que casi resulta aterrador. Pero no son para mí. Irianna, ¿crees que mi sitio está realmente en Rocavarancolia? —terminó preguntando. Cuanto más veía la paz que reinaba en aquellas calles más confusa estaba, y mejor entendía por qué Ayne le había dicho que volviese. Eara tendía a no considerar las opciones que no creía posibles, y había estado ocultándose a sí misma la nostalgia que sentía. Allí estaba segura, y allí era una más. Pero allí no había magia ni otros mundos y culturas. En comparación, la vida en Sinhdro era plana, pero sencilla.

50 Re: Sinhdro el 15/04/18, 02:31 am

Giniroryu


GM
Me gustan sobre todo los colgantes, pero una pulsera me parece estupendo también, por supuesto —le respondió a Eara afablemente.
La siguió hasta el siguiente puesto, donde vendían especias de aspecto interesante. Tenía que preguntarle a la sinhadre cuáles eran sus especias favoritas para cocinar y poder intercambiar sabores nuevos para sus guisos. Atendió con interés a lo que quería contarle la aurva… que enseguida tomó unos derroteros menos casuales. La nebulomante notaba la duda en todo el lenguaje de Eara, aunque incluso sin contar con la capacidad idrina para leer matices sutiles no le habría costado en absoluto creer que estaba sincerándose. Era un asunto bastante delicada, pero…
Creo que solo tú puedes responder a esa pregunta —decidió que ella también sería abiertamente sincera con aquello y la respuesta se le había hecho obvia enseguida—. Es verdad que la Luna solo afectó a Ayne, pero no creo que ese sea el único factor para determinar cuál es tu lugar. Has pasado por las mismas adversidades que él… que nosotros durante la criba. Tienes derecho a considerarte parte de Rocavarancolia. Siempre que eso sea lo que quieres, por supuesto. Sé que tiene que ser tremendamente difícil para ti.
Le había dicho lo que creía que pudiera responder a alguna de las dudas que rondasen su mente, pero prefirió dejarle espacio para poder exponer su punto de vista al respecto, para reflexionar o incluso para desestimar su respuesta si es lo que quería.

51 Re: Sinhdro el 15/04/18, 08:55 pm

Tak


GM
Haré un colgante, entonces —le había llegado a responder a la nebulomante. A Eara no le importaba hacer una cosa u otra, lo único que le importaba era agradecer apropiadamente a Irianna la ayuda prestada.

Mientras dejaban atrás más puestos, Eara escuchaba la respuesta de su amiga. Le resultó agridulce, por algún motivo. Ella misma le había dicho algo parecido a Ayne, pero las razones que había dado su edeel seguían teniendo sentido. Era conscinete de que solo ella podía decidir dónde quería quedarse. Y hasta aquel momento había creído tenerlo claro.
Gracias —le dijo. Agradecía que la considerase una más—. Yo pensaba lo mismo, pero es cierto que para otros rocavarancoleses no es así. En Rocavarancolia no todo el mundo va a respetarme igual que a Ayne porque allí nadie da validez a nuestro vínculo. Nunca quise darle importancia, pero la tiene. —Suspiró. No sabía si hacía lo correcto al haber consultado a Irianna, dado que la ponía en una situación difícil. Pero necesitaba hablarlo con alguien, alguien que no fuese Ayne, porque no había sido capaz de sacar el tema de nuevo—. La verdad es que he venido aquí para decidir si debería volver a Sinhdro. No quiero abandonar Rocavarancolia —se apresuró a añadir—, pero es algo que tengo que considerar. Venir aquí ha sido doloroso. No recordaba lo que era sentirme segura y libre de ir a donde quisiera, pero esta ciudad también me parece… no sé explicarlo con palabras, pero esta tranquilidad parece artificial. Rocavarancolia siguie existiendo, al otro lado del portal, aunque nadie lo sepa. No quiero volver a ignorar todo lo que he aprendido y no quiero dejar atrás a la gente que me importa, tampoco.

Al final de la calle esta se dividía en tres. Eara fue instintivamente hacia la más grande e iluminada, y al fondo pudieron ver un gran edificio con dos cúpulas que llamaba la atención por estar decorado con motivos de colores. La aurva no sabía cuál sería su utilidad, pero pensó que valdría la pena verlo de cerca y continuó guiando a Irianna hacia allí.

52 Re: Sinhdro el 16/04/18, 04:56 pm

Giniroryu


GM
Las dudas de Eara no eran en absoluto infundadas y la idrina no pensaba darle falsas esperanzas al respecto cuando sabía perfectamente que era una realidad. No obstante, ella sabía que también había más gente agradable de la que parecía y es posible que… No llegó a decir nada, porque lo que añadió la aurva a continuación la pilló desprevenida. No por mucho, porque en realidad todo lo que decía su amiga tenía bastante lógica. Era normal que, especialmente alguien en su situación, tuviese que considerar detenidamente acerca de su futuro.
Sé a qué te refieres… —constató cuando la sinhadre mencionó la sensación de seguridad ficticia, fijando la vista en el bullicioso y tranquilo mercado—. Aunque sí es cierto que este es un lugar mucho más seguro que la ciudad, de todos modos… Entiendo cómo te sientes, pero no creo que la decisión que tomes, sea cuál será, vaya a ser errónea. Tienes derecho a pertenecer a Rocavarancolia y quedarte con Ayne si es lo que quieres. Pero tampoco creo que sea egoísta decidir volver porque consideres que la ciudad no es tu sitio.

Irianna creía de verdad lo que decía, por lo que sus palabras sonaron firmes y sin rastro de duda. Siguió a la sinhadre por el camino que había elegido en la encrucijada y enseguida se fijó en el llamativo edificio.
¿Cuál es su función?

53 Re: Sinhdro el 16/04/18, 08:16 pm

Tak


GM
La comprensión de Irianna hizo que Eara consiguiese sacarse un peso enorme de encima. Ayne no parecía capaz de comprenderla a ella, y viceversa, por lo que creía que ese iba a ser el caso de cualquier otro transformado. Sin embargo Irianna había sabido ver el conflicto sin presionarla. La aurva creía que cualquier decisión que tomase era errónea y terminaría arrepintiéndose, por eso que la alentaran a confiar en su propio criterio le sentó bien. Tomar decisiones siempre implicaba descartar algo, y había estado demasiado obcecada con lo que no podía tener.
Muchas gracias —respondió, esta vez con una sonrisa. Eara no podía olvidar que en Rocavarancolia había algo muy importante que no tenía en Sinhdro: amigos, gente de su edad con la que se sentía a gusto. Era cierto que se llevaba muy bien con Hela y con Baen, y que los echaba de menos, pero ellos eran familia, no amigos. No había hecho amigos nuevos después de su unión, y ni siquiera había tenido muchos antes. El ambiente competitivo de su colegio no había sido nada favorable para ello.

Habían llegado casi al edificio que había visto a lo lejos y se detuvieron. Los motivos estaban dibujados con pequeñas losas incrustadas en la piedra, y los colores predominantes eran el verde, el azul y el anaranjado. Formaban motivos irregulares pero armónicos, como un fluido en movimiento, y a la luz de los farolillos a Eara se le antojaba bastante místico.
Puede que sea una biblioteca o un lugar de reuniones —respondió, mientras se acercaba a una ventana. Había sinhadres ocupándose de iluminar el interior, y Eara pudo ver que se trataba de una sala bastante grande con un pedestal en el centro. Sobre él había tres instrumentos de percusión—. Creo que ya sé lo que es. Donde vivía antes había un edificio en el que se hacían actividades de ocio: danza, música, recitales… a Ayne le gustaba mucho e íbamos de vez en cuando. Este puede que se use para algo similar.
»¿Te gustaría esperar para saber si hoy tienen alguna actividad o prefieres seguir paseando? Tienen instrumentos musicales ya en el escenario —añadió señalándolos. Se preguntaba si Irianna los reconocería o serían exóticos para ella. Uno era un tambor, otro tenía aspecto de concha de tortuga metálica, y el tercero era una marimba.

54 Re: Sinhdro el 17/04/18, 02:37 pm

Giniroryu

avatar
GM
El edificio era realmente bonito, aunque Eara no parecía estar segura de qué se trataba. No tardó en ofrecer una suposición que enseguida se pudo comprobar como acertada al ver aquellos instrumentos musicales tan particulares.
Oh, sí, me comentó que siempre quiso aprender a tocar algún instrumento —le contó cuando mencionó que a Ayne le gustaban asistir a espectáculos culturales de todo tipo—. La verdad es que yo soy muy aficionada a la música y no me importaría asistir a un concierto sinhadre —le explicó ante su última pregunta—. Además, algunos de esos instrumentos se parecen a los que tenemos en Idris, pero otros no  los había visto nunca.

55 Re: Sinhdro el 17/04/18, 05:35 pm

Tak

avatar
GM
Al escuchar a Irianna confirmar que quería quedarse a ver si pasaba algo interesante, la propia Eara empezó a animarse con la esperanza de que así fuese. Hacía tanto, tanto tiempo desde la última vez que había escuchado música de su mundo, o música sin más, que la expectación no le cabía en el cuerpo. En aquel momento lamentó que Ayne no estuviese allí y deseó que algún día fuese capaz de volver para disfrutar de cosas como aquella sin sentirse abrumado por lo que había perdido.

No sé explicar muy bien cómo suenan los instrumentos, así que lo mejor es que los escuches por ti misma. Espero que haya suerte.
»Podemos sentarnos a esperar allí —añadió, señalando al otro lado de la calle. Había un parque por el que cruzaban dos caminos empedrados que se encontraba en el centro, donde un estanque pequeño reflejaba las luces de los farolillos. A lo largo de los caminos había bancos para tomar asiento, y eligieron uno desde el que pudiera verse el estanque y también el edificio que acababan de dejar atrás—. He traído algo para comer —comentó Eara, sacando de su bolsa dos bocadillos de salmón e hinojo y tendiéndole uno a Irianna. También tenía un termo con driv y lo puso en el banco entre ambas.

Creo que vamos a tener suerte, porque hay movimiento en la puerta —dijo al cabo de un rato. Alguien había abierto la entrada del edificio de las cúpulas de par en par y la había dejado así. Además, un grupo de jóvenes se había sentado en la escalera a charlar, y cada poco tiempo se les unía alguien más—. Aunque teniendo en cuenta que no podemos hablarles en ningún idioma conocido, lo mejor será que escuchemos desde la ventana. Ojalá hubiese pensado mejor lo que íbamos a hacer antes de venir, lo siento.
Con un solo amuleto tal vez habría bastado, pero Eara no quería gastar más dinero del necesario en aquella excursión espontánea. Además, parte de ella no quería interactuar más de la cuenta con los locales. Tal como estaban seguía teniendo la sensación de que ella y los sinhadres de aquella ciudad eran cosas muy distintas, aunque no lo fuesen.

56 Re: Sinhdro el 18/04/18, 12:41 am

Giniroryu

avatar
GM
Siguió a Eara hasta el banco y aceptó con una sonrisa la comida que le ofreció. La idrina sacó unas galletas con forma de estrella que había horneado la noche anterior y abrió el envoltorio para dejarlo junto al termo de driv, indicándole a la aurva que comiese cuantas quisiera.
Qué rico —dijo tras dar un par de bocados al bocadillo—. Con este buen ambiente sabe incluso mejor —añadió mientras observaba la tranquilidad del estanque y la luz de los farolillos reflejándose en su superficie.

Al cabo de un rato la sinhadre le hizo notar que parecía que efectivamente se estaba preparando algún acontecimiento en el centro cultural. Negó con la cabeza ante las disculpas de Eara.
No creo que ninguna de nosotras hubiera imaginado que asistiríamos a un concierto aquí. Lo inesperado también es divertido. Escuchar desde la ventana es más que suficiente —aseguró realizando un gesto para quitarle hierro al asunto.
La nebulomante se levantó del banco y se sacudió algunas migas de su falda antes de ponerse en marcha.

57 Re: Sinhdro el 18/04/18, 12:46 pm

Tak

avatar
GM
Eara sonrió al ver las galletas. Tenían muy buena pinta, y eran tan deliciosas como aparentaban.
Tienes que pasarme esta receta, están muy buenas. —Tal vez el secreto era algún ingrediente idrino que Eara no usaba, y siempre estaba interesada en aprender sobre ingredientes nuevos.

Aquel picnic improvisado le resultó realmente agradable. Habían encontrado un buen lugar para sentarse, tanto por el ambiente como por las vistas. No conocía aquellas calles ni las caras de los que pasaban por aquel parque, pero todo resultaba extrañamente familiar. Le parecía reconocer personas y rincones de la ciudad donde había crecido, aunque solamente fuesen imaginaciones suyas.

Eara tuvo que admitir que Irianna tenía buena parte de razón cuando rechazó sus disculpas. Pero sí que le daba lástima no poder mostrarle su cultura en condiciones. La aurva recogió lo que había sacado de la bolsa e imitó a la idrina al sacudirse las migas. Al otro lado del parque, la gente empezó a entrar en el edificio, señal de que iban a comenzar en breve.
Supongo que no podemos quejarnos —respondió—. Ya es más de lo que esperaba que pudiésemos llegar a ver.

Se acercaron con cautela a la ventana. Sobre el pequeño pedestal que hacía de escenario se habían subido cuatro sinhadres, y Eara no pudo apreciar si eran aurvas o edeels desde allí. Cada uno se había colocado ante un instrumento a excepción de una chica, que sostenía una flauta de pan y se situaba justo en el centro. El chico del tambor hablaba alzando tanto la voz que Irianna y Eara podrían escucharlo, aunque no entendiesen una sola palabra.

Cuando todo el mundo estuvo sentado en el suelo alrededor del pedestal, la banda empezó a tocar. Parecían bastante jóvenes, seguramente más que ellas mismas, e inexpertos, pero eso era lo más habitual en los centros culturales. Las actividades solían organizarlas grupos que deseaban practicar antes de convertirse en profesionales.

Con todo, a Eara le sonaba estupendamente. Tras unos minutos tocando, los músicos parecieron empezar a relajarse y a amenizar el concierto con pasos de baile sencillos, quienes podían. Alternaban entre piezas más veloces y más melancólicas sin detenerse en ningún momento. A Eara se le puso la piel de gallina al escuchar aquellos instrumentos familiares y las melodías folclóricas que siempre la habían acompañado.
¿Te está gustando? —preguntó al cabo de un rato.

Tenía la mirada fijada en el escenario, por lo que Eara no se percató de que un grupo que se sentaba prácticamente tras los músicos había reparado en las curiosas de la ventana y hablaban entre ellos en susurros. Antes de que pudiesen darse cuenta, un edeel adulto había salido del edificio y se dirigía hacia ellas con una sonrisa. Lo más probable era que, creyéndolas nuevas por la zona, tratase de invitarlas a entrar, pero no podían entender las palabras que les estaba diciendo mientras se acercaba. Ni responder. Eara sintió pánico, y lo único que atinó a hacer fue agarrar la mano de Irianna y echar a correr. ¿Qué otra cosa podían hacer, salvo fingir timidez y evitar comunicarse?

Hasta que llegaron al mercado y se mezclaron entre el gentío, Eara no se detuvo. La carrera la había dejado resollando, pero aun así soltó una carcajada que le sorprendió a ella misma.
¡Lo siento! No sé qué habrá pensado de nosotras, ¡vaya cara tenía! —Tras tomar aire, añadió, todavía sonriente—: Cuando vivía aquí no me pasaban cosas así. Ha sido extraño.

58 Re: Sinhdro el 18/04/18, 02:55 pm

Giniroryu

avatar
GM
Se acercaron a la ventana evitando llamar la atención en la medida de lo posible mientras observaban como los músicos se preparaban para el concierto. Además de los instrumentos sobre el escenario, una chica llevaba una flauta de tubos. Parecía que no iba a poder escuchar un violín sinhadre en aquella ocasión, pero ya le preguntaría a Ayne si volvía a Sinhdro alguna vez dónde podría encontrar a alguien tocándolo. Igualmente, el concierto que comenzó después de que el percusionista hablase resultó agradable de oír, con sonidos y composiciones que no se escuchaban en Idris.
¡Sí! —respndió a Eara—. Se nota que son amateur, pero lo hacen bastante bien y la melodía tiene bastante personalidad.

La idrina, absorta en la música, tampoco había notado que las habían “descubierto” hasta que el hombre salió para dirigirse a ellas. Todo en su lenguaje corporal indicaba que probablemente les estaba invitando a pasar con amabilidad, pero el pánico de Eara no era muy diferente del suyo al verse en aquella situación. La lacustre había comenzado a negar con la cabeza componiendo una sonrisa tímida, insegura sobre cómo iba a acabar aquello cuando la aurva optó por la solución más efectiva: salir corriendo.
Siguió a la sinhadre por las calles, en la improvisada carrera que les llevó una vez más al mercado. Irianna enseguida se contagió de las carcajadas de la aurva.
Espero que no haya pensado que planeábamos hacer alguna travesura —dijo entre risas—. Aunque seguro que le parecimos un tanto maleducadas. Menos mal que nadie te conoce por aquí. —Volvió a reír ante la apreciación de Eara—. Es normal: antes tampoco hablabas un idioma totalmente diferente ni creo que tuvieses que espiar a través de ventanas si querías escuchar un concierto. Pero yo tampoco me lo esperaba —reconoció.

59 Re: Sinhdro el 19/04/18, 10:27 pm

Tak

avatar
GM
Eara no recordaba haber hecho una trastada en su vida. Aquello difícilmente podía considerarse una, pero era la primera vez que se había saltado el código de buena conducta de aquella manera. Y no solo no le había importado, porque no había ningún tipo de consecuencia ni había hecho nada grave, sino que lo había disfrutado. Aquella tontería era una experiencia nueva para ella. Y un poquito liberadora.
Nunca había hecho algo así, menos mal que no me tengo que preocupar de mi reputación ahora. Me siento un poco mal por el edeel, eso sí —añadió, aunque no había dejado de sonreír—. Será mejor que sigamos hacia adelante.

Señaló a la dirección de la que habían venido y retomó la marcha. Dudaba que el hombre se hubiese molestado en seguirlas hasta tan lejos, pero ahora que había gente que podía reconocerlas e intentar hablarles si las veía no convenía seguir por la zona.
¿Qué te parece si volvemos al bosque? No hay prisa, podemos tomar una ruta más larga, pero será mejor que estemos fuera de la ciudad cuando el concierto termine —propuso. La caminata hacia el portal era larga y Eara no tenía intención de volver sin detenerse a disfrutar del bosque. Tenían tiempo, y el ambiente de noche era diferente. Para orientarse, la sinhadre había traído un candil que había ideado con Ayne, de un tamaño muy manejable gracias a que funcionaba con runas simples, que incluso ella podía cargar. Aunque lo cierto era que solo iba tranquila a ese bosque desconocido porque Irianna estaba con ella. Muchas veces la aurva pensaba en lo útil que habría sido transformarse en algo parecido a su amiga, pero era algo a lo que no valía la pena dar vueltas.

¿Vamos por esa calle paralela? —preguntó a Irianna señalando un cruce. Algunos puestos del mercado se extendían a ella, refugiándose bajo soportales con arcos. Por algunos edificios trepaban hiedras que cubrían prácticamente toda la fachada.

60 Re: Sinhdro el 20/04/18, 04:16 pm

Giniroryu

avatar
GM
Irianna coincidía con las impresiones de su amiga acerca de aquel pequeño incidente y se rio un poco más mientras la seguía para hacer el camino de vuelta. Asintió ante su propuesta.
Me parece bien, es agradable pasear por el bosque. Será mejor usar una apariencia diferente si algún día volvemos por aquí… Ya con algún amuleto logomántico, claro.
A la lacustre no le importaría volver con mejor preparación y poder asistir a otro concierto o a alguna actividad similar en el centro cultural sinhadre. Es posible que a Ayne le interesase aquella idea, pero tampoco estaba segura de proponérselo después de lo que le había dicho su aurva cuando la invitó a aquella pequeña excursión. Además, bueno…

Tenía su mirada fija en el candil de Eara y estaba ensimismada en sus pensamientos, dándole vueltas a algo desde hacía un rato, por lo que reaccionó levantando la cabeza hacia la sinhadre de forma un poco brusca para ver hacia donde señalaba.
Sí, claro, será mejor alejarse de las calles principales —convino echando a andar en la dirección indicada. Tras unos instantes de silencio, en los que la nebulomante trató de dismular su nerviosismo fijando la vista en los edificios sepultados en hiedras que le recordaban a Letargo, finalmente decidió dejar salir lo que le había estado rondando por la cabeza—. ¿Sabes, Eara? Yo… Creo que ya que has compartido conmigo tus dudas es justo que te cuente algo a cambio. Uhm, verás… Es un poco difícil decir esto para mí. Tengo… tengo una fobia —. Aquella revelación en Idris habría resultado en un silencio sepulcral e incómodo de inicio. No quería ni imaginarse la reacción de sus padres. Pero había notado que no parecían tener la misma repercusión para las personas provenientes de otros mundos. Era una diferencia cultural que la idrina, sin duda, agradecía. Aunque no sabía con seguridad cómo se lo tomaría Eara ya que su principal referencia al respecto había sido una humana—. Concretamente… Tengo fobia a los hombres. Me resulta difícil estar cerca de ellos y no puedo evitar sentirme ansiosa en su presencia incluso si he convivido con ellos antes sin que ocurriese nada malo —hizo una pausa para tratar de adivinar si estaría incomodando demasiado a la aurva contándole aquello antes de añadir algo más—. No ha sido siempre así, por supuesto. Es… Es por causa de una persona. De un hombre, claro está.
Su expresión había cambiado al disgusto al volver a tener la imagen de Veril en la mente una vez más. En realidad casi nunca se iba, pero a veces, como había sido el caso de aquella tarde, conseguía olvidarse por un tiempo.

61 Re: Sinhdro el 21/04/18, 01:24 pm

Tak

avatar
GM
A Eara le gustó mucho aquella calle nueva. Sin saberlo, pensó en Letargo igual que Irianna al ver las hiedras. No tenían por qué ser hiedras, pero a Eara siempre le habían gustado las casas coloridas, con muchas plantas. Solía tener unos vecinos que tenían todos los balcones de su casa llenos de flores y plantas cuyas ramas se descolgaban creando cortinas verdes.

Iba a contarle aquello a Irianna, pero la idrina empezó a hablar primero. Parecía nerviosa al decirle que había algo que quería contarle, y Eara estuvo a punto de responderle que no se forzase, pero no quería que pareciese que no quería escucharla, porque no era así. Si Irianna tenía algún problema, quería ayudarla en lo que fuese posible.

Eara se preocupó al escuchar que su amiga tenía una fobia. Imaginó que aquello tenía que ser incómodo para ella, pero con la mirada le hizo saber que tenía toda su atención y comprensión de antemano. Aunque la revelación sí que la tomó por sorpresa. Nunca había oído de un caso similar, pero dejó que su amiga se explicase sin interrumpirla. Para la sinhadre, por su cultura, aquello sonaba similar a tenerle fobia a la gente con un color de pelo concreto, pero en cuanto explicó que había un causante, se horrorizó. Comprendió que si alguien le había hecho algo horrible, no era tan extraño asustarse por sistema de quienes compartiesen características con esa persona. Y precisamente eso era lo que la había preocupado. No supo qué decir, temiendo meter el dedo en la llaga.
No me había dado cuenta… —«Qué tonta» se dijo. Las señales habían estado ahí, pero nunca había sido capaz de asociarlas—. Tiene que ser muy difícil para ti. Me gustaría poder ayudarte —añadió, insegura sobre cómo debería expresarse—. Si hay algo en lo que pueda, claro… Ahora sabré leer mejor las situaciones. Nunca dudes en hablar conmigo si lo necesitas.

Eara se sintió torpe, pero quería expresar su preocupación sin presionar. Temía dar la impresión de que no quería escuchar más detalles, pero no se atrevía a mencionar que podía contar hasta donde se sintiese cómoda por temor a hacerle rememorar el motivo de su fobia.

62 Re: Sinhdro el 22/04/18, 02:27 am

Giniroryu

avatar
GM
Irianna negó con la cabeza al notar cierto desasosiego en la afirmación de Eara.
Traté de ocultarlo lo máximo posible, es lógico que no te dieses cuenta —le aseguró. Sintió, además, alivio al comprobar que la reacción de la sinhadre no era de rechazo hacia su fobia—. Gracias… Muchas gracias, significa mucho para mí —añadió con una sonrisa ante su ofrecimiento sincero de ayuda. Permaneció pensativa unos instantes antes de seguir hablando—. ¿Sabes? En Idris no hubiese podido contarle esto a nadie sin que desembocase en un drama terrible. Las fobias… no se toleran demasiado. Es bastante liberador saber que puedo confiaros esto a alguna de vosotras sin que me juzguéis por ello. Dama Diurna me está ayudando: se lo conté en uno de nuestros viajes a Krabelin. He conocido a sus amigos debido a eso y son gente agradable… ¿Recuerdas al cosechador de Kirés y el varmano que brillaba que nos encontramos en el mercado? Son amigos suyos, viven juntos. En cierto modo creo que, al menos, he encontrado menos hipocresía en Rocavarancolia que en un mundo supuestamente mucho más civilizado. Es irónico, pero para alguien como yo que no piensa volver también es reconfortante…
Quería trasmitirle a Eara, como agradecimiento, algo de positividad a su perspectiva de elegir entre regresar a Sinhdro o quedarse en Rocavarancolia si finalmente se decantaba por esta última opción. La nebulomante deseaba que así fuera, aunque expresar aquello ya sería tratar de influir en su decisión y no pensaba hacerlo.

63 Re: Sinhdro el 23/04/18, 12:47 pm

Tak

avatar
GM
A Eara le resultó muy extraño que en Idris estuviese mal visto tener problemas como aquel. Tal vez se debía a algún factor que ignoraba, pero si no había entendido mal, las reacciones eran mucho más duras de lo que deberían. Malas personas había en todas partes y estaba segura de que habría sinhadres que tampoco serían capaces de entender a Irianna, pero Eara creía que, aunque uno mismo no pudiera comprenderlo, los problemas no dejaban de serlo para quienes los padecían.

Cuando Irianna empezó a hablarle de cómo la había ayudado dama Diurna, Eara sonrió. Era un alivio saber que su amiga estuviese dando pasos hacia delante y ahora se alegraba de tener la oportunidad de formar parte de quienes la apoyaban. No obstante, la última afirmación de la nebulomante la dejó pensativa, aunque no dejó que se notase.
Parece que dama Diurna es muy buena persona. Espero poder conocerla pronto. En cualquier caso, me alegro mucho de que hayas encontrado apoyo al menos aquí. Quiero decir, en Rocavarancolia —se corrigió—. Es cierto que no todo es terrible. También pienso que hay asuntos en que nuestros mundos de origen ganan en hipocresía a Rocavarancolia. La ciudad es bastante transparente. Además, su diversidad cultural es enorme y no todo el mundo es igual.

Irianna había dado en el clavo con aquello. Rocavarancolia era una ciudad cruel, y no lo ocultaba. Cuando en Sinhdro se rascaba la superficie, también aparecía crueldad, pero nadie quería creer que fuese así.
Yo tampoco voy a volver —dijo, tras una pausa. No era un impulso, en el fondo ya estaba decidida desde el principio—. Hay cosas que no me quiero perder. Quiero ayudarte con esto, y quiero veros progresar a todos. No quiero perder a mis amigos a cambio de una vida tranquila. No existe un lugar perfecto donde todo sea bueno, aunque hayamos caído probablemente en el más complicado de todos. —Acompañó aquella última afirmación de una sonrisa entre triste y que pretendía quitar hierro al asunto. Lo que decía lo hacía de corazón.

Eara no había perdido Sinhdro, había ganado muchos otros mundos, aunque dependiese de sus amigos para moverse por ellos. Si nunca los hubiesen cosechado también habría dependido de Ayne y su familia el resto de su vida.

64 Re: Sinhdro el 23/04/18, 04:13 pm

Giniroryu

avatar
GM
Sonrió con entusiasmo cuando Eara mostró su interés por conocer a dama Diurna.
Sería estupendo, podríamos invitarla un día a tomar un poco de driv en Serpentaria: le gustan mucho las infusiones—. A continuación también se mostró de acuerdo con el pequeño análisis de la sinhadre acerca de la ciudad—. Los diferentes puntos de vista y la variedad cultural pueden resultar altamente enriquecedores… A mí me ayuda mucho para inspirarme a la hora de escribir.

Tras caminar unos pocos pasos más, la aurva la sorprendió habiendo tomado ya la decisión. No parecía haber dudas en el lenguaje de Eara cuando afirmó que pensaba quedarse en Rocavarancolia y le nebulomante sonrió ante sus palabras. Sintió incluso el impulso de abrazarla, pero no estaba segura de si era de recibo tomarse aquella confianza. Decidió expresarse solamente con palabras en su lugar.
Me alegro mucho de que te quedes con nosotros. No importa que no hayas adquirido poderes: eres una buena amiga y sabes hacer muchas cosas—. Asintió ante la última afirmación de la sinhadre—. Pero quedarnos en Rocavarancolia es lo que hemos decidido nosotras mismas y eso hace que valga la pena.
La lacustre, al menos, quería creer que así era.

65 Re: Sinhdro el 23/04/18, 09:15 pm

Tak

avatar
GM
Eara no pudo evitar sonreír ampliamente al notar la felicidad genuina de Irianna. Además, sus palabras significaban mucho para ella. Podía ignorar que la ciudad no la viese como una igual mientras sus amigos lo hiciesen. Y había más gente que la respetaba, Jack por ejemplo, y otras personas que vivían en Serpentaria. No tenía por qué importarle lo que pensase gente con la que no tenía nada que ver.
¡Gracias! —dijo—. Me siento mucho mejor después de haberme sincerado contigo. Espero que sea parecido para ti —añadió con inseguridad y cierta timidez—.  Quiero decir, a veces vale la pena hablar las cosas, no sé si ha sido el caso… —se apresuró a corregir—, pero quiero que sepas que cuentas con una aliada. Puedes hablar conmigo de lo que quieras, nunca voy a juzgarte como lo hacían en tu mundo. En Rocavarancolia ese tipo de cosas han dejado de tener mucho sentido.

La aurva había lidiado con los cambios de Ayne como buenamente había podido. No eran solo sus prejuicios lo que la ciudad se había llevado por delante, sino otras cosas más básicas. Para apoyar a los monstruos de Rocavarancolia había que intentar comprenderlos. Por supuesto, había cosas que Eara no estaba dispuesta a pasar por alto, pero difícilmente Irianna era el tipo de persona que haría algo inmoral y por eso no era un problema ofrecerle hablar de sus problemas.

No tardaron en salir de la ciudad y continuar recolectando hierbas en el bosque. Ya que Irianna había mencionado invitar a dama Diurna a driv, Eara sugirió que preparasen una infusión con las hierbas que habían recogido. De ese modo podrían ofrecerle algo un poco más exótico e improbable que hubiese probado anteriormente.

Gracias a la charla continua, Eara evitó pensar en la conversación que tendría que tener a la vuelta. No sabía cómo iba a ir, pero sí que iba a tener que aceptar la dichosa ballesta. Decidió disfrutar de la visita, de su mundo, y de la buena compañía, y dejar lo que tuviese que ser para cuando llegase a Serpentaria.

Sigue en la Torre Serpentaria.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 6.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.