Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo Hoy a las 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 07:13 pm

» Faro
por Bellota Ayer a las 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie Ayer a las 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Zarket

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Barrio de los Callejones sin Salida

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 37, 38, 39

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 39 de 39.]

1 Barrio de los Callejones sin Salida el 03/08/11, 12:53 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

En el lado más céntrico queda aún parte de este laberíntico montón de edificaciones sin orden aparente. Perderse es tan fácil como encontrarse alguna criatura hambrienta.


457 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 03/02/16, 02:24 am

NH


Twix se tomó sus buenos minutos en colocar el espejo en su pila de chatarra, vigilando por el rabillo del ojo por si Varsai escribía algo.

-¡Tengo muchísimas ganas! Hiperecho de menos que te rompes mi mundo. Pienso ir pronto a por cosis como ropa o un reproductor de música nuevo. ¡Mi Surimy'x! Me pregunto que habrá sido de él...

Se sintió un poco culpable por lo poco que había tardado en olvidarse de su mascota. Prácticamente no le dedicó un pensamiento durante su criba, y ni pensó en quien lo cuidaría cuando siguió al buenorry's en la noche de la cosecha. Posiblemente estuviera muerto. << Soy una persona horrible>> pensó agobiada.

-¿Hmm?- la nueva pregunta la sacó de su flagelación mental. Clavó la mirada en Varsai como si quisiese visualizar su forma animal.- Podría pero a lo mejor necesitaría elástico... Y no me importa hacerte un par de vestidos cari, pero me vas a tener que compensar si quieres que te haga cosas más complicadas. - sonrió, dejando claro que no era ningún reproche a su petición.

458 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 15/02/16, 01:28 am

Dal


La chica sonrió a la frivy y escribió en su libreta.

"Claro, pide lo que necesites, es lo justo. Quizá si quieres pueda hacerte algún dibujo, por lo que he oído eres una especie de modista, puedo ayudarte con los diseños. Se me da bien pintar."

La niña no tenía dinero pero si la frivy se lo pedía quizás pudiera buscar algún trabajo, aunque fuese como transportista de materiales para alguna tienda del mercado.

"Con lo del elástico no puedo ayudar, no sabría de donde sacarlo." escribió pensando que quizás algún otro de sus compañeros supiese algo, o quizás a Surásara o Nasher no les importase indicarle dónde tenía que dirigirse.

459 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 15/02/16, 01:57 am

NH


-Soy diseñadora, cari, no tengo problemas con mis bocetos, pero creo que sí podrías ayudarme con algunos estampados. O hacerme un mural cuqui en mi cuarto, ¿qué te parece?- preguntó guiñándole un ojo.

La niña no sabía donde conseguir elástico, pero Twix sí. Hizo nota mental de que tendría que adelantar un poco su visita. Echando un vistazo a su torre de ''basura'' decidió que ya tenía suficiente, al menos para empezar.

-Bueno cari, yo voy volviendo a Serpentaria que tengo trabajo para rato, ya me pasaré a tomarte medidas.- prometió, y con un gesto de la mano se despidió de Varsai.

<< Ahora solo me queda buscar algún veterano que me acompañe. >>

460 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 26/07/17, 05:15 pm

Giniroryu


GM
La privación prolongada del sueño puede resultar altamente peligrosa para quien la padece, pero en el caso de un berserker también lo es para lo que hay a su alrededor. Serokai dejaba un rastro de destrucción a su paso, añadiendo escombros a los escombros, en pleno auge de sus capacidades tal y como indicaba el vapor que no dejaba lugar a duda acerca de su cambiante posición durante aquel violento arrebato. El ulterano apenas había dormido unas pocas horas en total durante las últimas semanas. Y los escasos momentos en los que lograba conciliar el sueño era asaltado por pesadillas teñidas de crecientes grados de surrealismo y horror, que impedían su descanso. Aquella mañana no había podido controlar más su ira y el berserker se descontroló por primera y última vez en mucho tiempo. Había acabado en el barrio de los callejones sin salida por puro azar mientras propinaba puñetazos desmesurados a todas las paredes que se encontraba en su camino y cargaba contra todo lo que tenía la desgracia de encontrarse en su errático camino. Al doblar una esquina, o más bien destrozar el borde de la misma con un violento golpe, se encontró con una persona.
—¡Cálmate, vas a destruir toda la ciudad!
El brujo intentó lanzarle un hechizo de sueño, seguido de uno de parálisis, sin éxito alguno: sabía que no funcionaría con el berserker en aquel estado, pero tenía que intentarlo. Serorkai no se detuvo en ningun momento y de un solo salto salvó toda la distancia entre él y el humano.

---

Aeris Faraday tampoco se encontraba en las mejores de las condiciones, aquejado también por la cada vez más acumulativa falta de sueño. Ni siquiera los hechizos le ayudaban a descansar mucho mejor, y apenas estaba rindiendo en su negocio últimamente. Trataba de echar una cabezada cuando escuchó un estruendo fuera y su puerta tembló con violencia. Se dirigió todo lo rápido que pudo hacia la entrada de su casa, maldiciendo al ver el enorme boquete en la madera, y al asomarse pudo ver el rastro de vapor alejándose rápidamente calle abajo. Apenas distinguía la figura del ulterano a través, pero no tenía muchas dudas sobre su identidad. Quería evitar que el berserker se descontrolase y siguiese provocando daños de aquella manera, por lo que fue tras él.

---

Silente llegó a la zona poco después de que el cuerpo sin vida de Aeris se desplomase sobre la calle. La sangre del brujo teñía suelo, polvo y escombros. Su capacidad de reacción casi nulificada, la ineficacia de la magia contra la mole que era Serokrai... Habían sido su perdición. El miembro del consejo no se detuvo demasiado en observar el cadáver: había acudido allí para detener al berserker.

El espía se acercó desde un tejado que se mantenía en pie con sus largas dagas en mano, tratando de dejarse caer sobre el berserker y cogerlo por sorpresa. De algún modo el ulterano consiguió esquivarlo, a pesar de lo silencioso de sus movimientos, y Silente recibió un manotazo que no consiguió romper sus defensas físicas por apenas un toque. Chistando, se retiró tratando de pensar en cómo proceder en aquella situación.
El sonido de una flecha cruzando el cielo le hizo ponerse alerta de nuevo, pero no tardó en encontrar a quien la había disparado.
—Esta situación requiere una medida drástica. No podemos permitir que siga así: a este paso el estado de la ciudad se revertirá a como estaba tras la guerra y media población correrá la misma suerte que Faraday.
Gahna llegó volando y se colocó al lado del paladín. Ambos observaron como el ulterano comenzaba a tambolearse, todavía gritando en pleno ataque de ira.
—¿Veneno? —inquirió Silente.
—Sí —dijo simplemente la maga.

El espía finalizó el trabajo limpiamente y ambos miembros del Consejo decidieron llevar los cadáveres a la Cicatriz.

461 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 20/08/17, 06:07 pm

Giniroryu


GM
Cuando su puerta fue aporreada Deferentia ya no se encontraba en el interior de la vivienda. Observaba a la quimera desde una distancia prudencial, bajo un hechizo de invisibilidad y de olor falso. Ignoraba cómo había descubierto dónde vivía ya que no había demasiados habitantes de la ciudad que conocían la ubicación de su casa, y se negaba a creer que Insensa o Cordia la hubiesen traicionado.

La maga se había enterado de la muerte de sus amigas aquella misma mañana y supo entonces que estaba en peligro. Incluso si la ulterana hubiese pensado lo mismo sin ningún motivo debido a su naturaleza extremadamente paranoica, en aquella ocasión la prevención resultaba vital.

—¡¡Deferentia!! ¡Sé que estás ahí, esta vez no me he equivocado!
Neptuno, pues así se llamaba aquella quimera sensorial que apenas conocía de vista, golpeba con cada vez más fuerza la puerta. Su casa estaba tan pertrechada de protecciones como ella misma, si no más, pero la furia con la que Neptuno arremetía acabaría venciéndolas. La protección del umbral de la puerta le impediría el paso, pero incluso si el nivel mágico de una criatura como ella no le permitiría disiparla era probable que la quimera llevase preparado algún amuleto o alguna runa con los hechizos necesarios para suplir sus carencias.

---
Neptuno no se encontraba tan preparada como Deferentia sospechaba. Actúaba principalmente movida por la ira que le producía la falta de sueño, sumada a lo que se le había revelado mientras dormía: la maga ulterana ocultaba su transformación por un buen motivo. Y no podía permitir que existiese una criatura marina como aquella mientras ella se tenía que conformar con mostrar su pequeño ecosistema acuático en su piel. El idrino se lo había dicho, y Neptuno no podía estar más de acuerdo. También le había otorgado un poder mayor para enfrentarse a aquella acaparadora y aquella noche le había revelado la ubicación de su casa. Tan solo tenía que matar a Deferentia y...

<<"Te transformarás en la criatura marina más maravillosa que existe. Sí, tan solo tienes que acabar con su vida y ponerte su piel. Es una selkie delfín de un color lustroso y que nadie había visto hasta ahora. Esa piel tiene que ser tuya, ¿verdad?">>.

---
—¡Te mataré y tu piel será mía! ¡¡Deferentia!!
La maga presenció como la quimera finalmente consiguió derribar la puerta y decidió actuar entonces. No pensaba darle tiempo a desmontar el hechizo de seguridad. La ulterana se colocó a su espalda y lanzó preventivamente un hechizo de dispersión imbuído de una potencia considerable, buscando acabar con cualquier protección que llevase la quimera encima. El aire alrededor de ambas aumentó su temperatura varios grados y Neptuno se giró bruscamente al notar el repentino golpe de calor, que la distrajo del hecho de que, además, sus protecciones se habían disipado por completo.
>>¡Deferentia, sé que eres tú! ¡Yo también puedo jugar a ese juego!

Neptuno se volvió invisible utilizando su camuflaje, pero no se trataba de nada que la maga no esperase. Conjuró rápidamente un hechizo de visión térmica y observó los rápidos movimientos de la quimera, tratando de encontrarla con sus propios métodos. No podía permitirle utilizar sus hormonas o ningún hechizo que pudiera delatar su posición: debía actuar ya. Una barrera de inercia que cubría una zona considerable hizo caer a Neptuno debido a lo rápido que se movía. Y sin perder más tiempo, Deferentia encadenó un hechizo de parálisis. Solo entonces se mostró ante la incapacitada quimera.
—Amenazar mi vida hubiese sido motivo suficiente, pero además eres una asesina sin redención.
Mientras le asestaba el golpe final con un hechizo fulminante, la ulterana casi pudo sentirse atrevesada por aquellos ojos llenos de odio que la miraban fijamente incluso después de que el corazón de Neptuno dejase de latir.

Deferentia había agotado sus reservas mágicas: ella no era ninguna excepción al agotamiento y los malos sueños que asolaban a los habitantes de Rocavarancolia y su resistencia en todos los aspectos se había visto mermada con el paso de los días. Jadeando y completamente extenuada, decidió ocultar el cuerpo en un edificio cercano y ocultarse en su casa mientras reponía sus energías. Temiendo que alguien fuese a por ella mientras se encontraba en aquel estado y con la puerta de su casa completamente destrozada, Deferentia tan solo pudo sentarse a esperar, la posibilidad de dormir completamente vetada en aquellos momentos.

---
Unos días después, el cuerpo de Neptuno aparecería tirado en mitad de la plaza de la fuente y con una palabra claramente grabada con tinta en su espalda: ASESINA.
La casa de Deferentia, por su parte, recobraría su aspecto original y continuaría siendo difícil de encontrar en mitad de aquel laberíntico lugar.

462 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 04/12/17, 06:58 pm

Tak

avatar
GM
Como siempre, Nime se planteó si compensaba salir del torreón, o no. Normalmente se dejaba convencer fácilmente si otro de los más pequeños iba; aunque tuviese miedo, su orgullo seguía intacto. Desde que Guille no hacía el tonto no la ponía nerviosa salir con él allí afuera, pero eso no cambiaba que el exterior seguía siendo hostil.

Como en cada salida, podía pasar cualquier cosa, buena o mala. A lo mejor se topaban con los compañeros de los sinhadres macieleros, o a lo mejor se encontraban con Hyun. O, por supuesto, los chicos que decía Guille. Podía ser que siguiesen viviendo en las mazmorras, después de todo.

Nime correteó por el torreón para prepararse después de engullir el desayuno. Se puso su ropa y un jersey que le quedaba grande por encima, ya que aún no se le había quitado el frío del cuerpo desde la conversación en el ático. Después se calzó las botas, no sin cierto esfuerzo, porque habían empezado a venirle pequeñas. Con su coraza y sus dagas, por fin estuvo lista. Antes de salir, asintió con firmeza a la afirmación de Eitne y a la respuesta de Guille. Una firmeza que no sabía decir ni de dónde salía.

En la calle, la libense no le quitó el ojo de encima a Neil. Se preguntaba si estaría pasando mucho miedo, pero hacía tiempo que había perdido las ganas de burlarse de algo que ella también sentía.

Habían puesto rumbo hacia la zona en que creían que estaban las mazmorras, aunque hasta aquel día todavía no habían vuelto a dar con ellas. Las calles alrededor de aquella zona tendían a ser un tanto caóticas, y por eso la niña llevaba toda su atención puesta en recordar las calles y cada giro, aunque no se le daba especialmente bien.

Oye, Guille, ¿y si los que viste el día que te despertaste están ahora con los que fueron al torreón aquel día que no estábamos…? No los visteis a todos, ¿no? Si supiésemos por dónde queda su torreón, a lo mejor podíamos preguntarles cosas —comentó la niña por no quedarse callada. La posibilidad de que Hyun estuviese con ellos tampoco había sido completamente descartada nunca.

463 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 04/12/17, 08:21 pm

Cuervo

avatar
Guille salió con los demás, le sorprendió la salida de Neil, que siempre se quedaba en el torreón, aunque Guille supuera que Neil era de los mas fuertes del torreón.

Guillermo camino con paso firme, no hablo, no cantó, era tan distinto a la otra salida, esta ya no era una excursión, ahora era una misión, y tenía que tener cuidado. Por fin había aprendido o recordado que no todo era bueno, que la realidad dolía, que ironía que lo hubiera aprendido de un sueño. Pero aun asi cuando caminaba por esas calles derruidas, una parte de él se sentia agusto aunque intentara esconder ese sentimiento.

Miraba hacia delante, todavía rehuía la mirada de sus compañeros, mientras caminaba cerca de Eitne y Nime, a veces se encontraba a si mismo mirando a Milo, que tenía delante, y cuando este se giraba para responderle movía la cabeza rápidamente mirando el suelo.

Llegado un momento, las calles empezaron a volverse aún mas aleatorias y sin sentido, dudo por un momento si ese era el camino, pero que sabia él?, Solo habia ido por ese camino siguiendo a una luciérnaga y en un sueño, no eran unos criterios muy impresionantes como para dárselas de guía. No pudo pensar mucho más porque fue interrumpido por Nime.

-Espero que tengas razón, si están en la casa de los del otro día me alegraré, eso significa que estan bien. Ojala no nos encontrenos nada en los calabozos- diciendo esa última frase para el mismo, todavia tenia miedo de lo que habia visto a los lados al salir del calabozo por segunda vez, "aunque lechuga me dijo que no mirará".

464 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 06/12/17, 12:34 pm

Zarket

avatar
GM
Guille notaría, de un momento a otro, seis pequeñas ventosas, del tamaño de dedos, agarradas a su cuello, formando dos triángulos. El ser que se le había encaramado tenía gran fuerza, y el pequeño niño sentiría al momento cómo comenzaba a faltarle el aire.

El resto de letarguinos solo podría ver una casi imperceptible ondulación sinuosa en el aire, justo detrás del joven humano.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

465 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 06/12/17, 02:06 pm

Cuervo

avatar
Caminaba con cuidado, sintiendo la presión en el suelo de cada paso que daba, su respiración rítmica mientras miraba el camino, incluso si se centraba sentia el latir de su corazón. Ya habia pasado un rato desde la última vez que habían dicho algo, un silencio compartido se habia impuesto, acentuando cada sonido de las calles, de vez en cuando corría alguna brisa.

Entonces el silencio fue interrumpido, Guillermo dejo escapar lo que hubiera sido un grito si hubiera podido, pero se quedo en un quejido seco, y se quedo parado en seco, abrió la boca deseando que entrara algo de aire, pero no pudo, algo le estaba agarrando del cuello, que le impidió respirar, solo podia dejar escapar alguno sonidos que distaban mucho de ser palabras, y busco desesperadamente los ojos de su compañeros mientras se llamaba las manos a la garganta.

-Aa...yuuu....d...aa-dijo como pudo presa del pánico.

466 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 07/12/17, 02:08 am

Yber

avatar
GM
Eitne no habló mucho durante el paseo. Seguía convenciéndose a sí mismo de que iban a estar bien, que se cuidarían y volverían todos a casa sin quemaduras, ni venenos, ni heridas de ningún tipo. A esas alturas del trayecto, al daeliciano le daban igual los niños que vivían en las mazmorras. No los conocía y no quería preocuparse por ellos, porque sabía inconsciente y egoístamente que tenía un límite que abarcar.

«Ojalá no estén y se hayan liberado solos», se decía en el momento que Guille empezó a boquear. El pánico se cargó su esfuerzo por mantenerse positivo de forma permanente. Sintió un escalofrío en cuanto percibió extraño en el aire.

Se está ahogando —se oyó decir, como si no fuera obvio. Miraba a los mayores en un gesto de súplica.

Desesperado, alzó los brazos y trató de recrear los pasos para conjurar el pulso púrpura; pero los escudos pesaban demasiado como para que los gestos siguieran el ritmo del ensalmo y su lengua, además, se trabó. No ocurrió nada. Eitne sintió como se le empapaban los ojos. Salir no había sido buena idea, no.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

467 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 07/12/17, 07:31 pm

Giniroryu

avatar
GM
Caminaba alerta, evitando que sus arranques por echar a trotar la alejasen demasiado del grupo, especialmente de Neil. Aunque estuviese evitando, sin demasiado éxito, tratar de reflejarlo en su rostro, la preocupación por su aurva era evidente. Tiempo atrás tan solo habría tratado de disuadir al chico de tener miedo, pero ya sabía que había fundamentos más que suficientes para tenerlo. Ella misma lo tenía, uno muy específico.

Y por eso lo sintió cuando escuchó la angustiosa petición de ayuda de Guille: algo le ocurría al pequeño humano. Eitne no tardó en constatar lo que se hizo evidente tras observar a Guille y Adru se acercó enseguida al pequeño, agachándose para ponerse a su altura y tratar de examinar su cuello, que es a donde se llevaba las manos el niño.
¿Qué ocurre? No veo nada. Déjame apartarte las manos un momento para que podamos ayudarte…
Antes de que llegase a mover las manos de Guille fue cuando vio aquella extraña ondulación que acompañaba al humano. Movió frenéticamente su propia mano alrededor de aquella cosa, ya que tenía que tratarse de lo que estaba haciendo daño al niño.
>>Creo que hay algo invisible aquí —dijo en un tono tan agitado como su mano que no dejaba de tratar de disipar lo que quiera que fuera aquello, al comprobar que no veía nada alrededor del humano—. ¡Deja a Guille en paz, criatura malvada!

468 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 08/12/17, 11:26 pm

Evanna

avatar
Pam se había preparado silenciosamente para salir, con los pensamientos, vagando por su mente sobre las palabras dicha por Guille. No estaba muy segura de lo que podrían encontrar en las mazmorras, pero no tenia un buen presentimiento. <<Seguro no es nada, ya estarán todos despiertos y vagando por la ciudad nadie podría dormir tanto tiempo y seguir vivo >> aseguró Pam mientras avanzaba junto a los demás, esperando que fuese un viajecito tranquilo para varia.

A suerte decidió escucharles, pues apenas había abandonado la seguridad del torreón para dirigirse por los números callejones que los separaban de las mazmorras, que Guille empezó a actuar nuevamente extraño. Se ahogaba, simplemente se había quedado paralizado en el sitio, ahogándose y Pam necesito unos segundos en percibir que algo se ondeaba tras, apresando su garganta. Adru fue la primera en reaccionar, intentando golpear a lo que fuese intentaba ahorcar a Guille. Pam estaba tensa, incomoda. Su mirada encontrándose con la de Guille, claramente asustado.

Pam recorrió sin pensar la distancia que la separaba de Guille, gracias ala suerte, el niño siendo lo suficientemente bajo para que la mona del queso alcanzara a su cuello. Con frustración, recogió un poco de arena de entre las rocas del suelo, buscando apartar las manos del cuello de Guille para echar la arena sobre su garganta para ver si esta dibujaba la forma de lo que sea lo estuviera asfixiando. No podía ver lo que era, pero si estaba ahorcando le de esa manera y podían ver la ondulación tras el ¿tal vez era invisible? <<No, no puede ser eso...debe ser algo que le permite camuflarse con el entorno, como los insectos esos que parecen ser corteza de árbol de mi mundo >> aseguró Pam que saco su daga, buscando tranquilizar al pequeño.

-No hables- pidió la niña de forma urgente, frunciendo el ceño- ¡Adru lanza arena, carboncillo o que sea sobra la ondulación para que sea visible, necesitamos ver como se conecta a Guille para arrancarlo! - dijo rápidamente la mona del queso, esperando que su pequeño truco funcionara, con la daga ya en la mano junto al cuello de Guille, intentando cortar, a ciegas por el momento, alrededor de su cuello.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

469 Re: Barrio de los Callejones sin Salida el 10/12/17, 01:00 pm

Zarket

avatar
GM
La criatura ignoró a Adru, pero cuando Pam le echó la arena soltó un gruñido agudo y se vio una fila de dientes flotando por encima del niño. La arena revelaría el final de unos brazos escuálidos y dos manos que tenían cada una tres dedos que terminaban en ventosas.

El ser, una criatura genemágica creada varios cientos de años antes, despegó sus manos de Guille y dio a la mona un bofetón que la tiraría al suelo. En el cuello del niño quedarían seis raspaduras sangrientas.

Entre tanto Drusar había ido hacia el monstruo que se intuía tras Guille y había intentado atacarlo. Una ondulación violenta después el asreniano había chocado con fuerza contra una pared y caído al suelo, semiinconsciente.


_________________________________________

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Una libélula: alas de papel, cuerpo y cola de maderas, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son alambres retorcidos.
-Defensores: tres "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos y patas idénticos al de la libélula y alas de papel parecidas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante: una esfera de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

Muffie

avatar


Neil se había abrigado bastante antes de salir. Mientras estaba en el torreón a veces usaba el hechizo calorífico para caldear habitaciones y así no pasar tanto frio, pero prefería ahorrar su magia para la salida en caso de ser necesario, así que se había puesto dos camisetas más de las que se solía poner y se había apretado fuerte la bufanda al cuello. Aunque todos sus compañeros habían salido con armas o escudos, Neil no se había hecho con ninguna, pero no dejaba de repetir una y otra vez todos los hechizos que conocía en su mente y agarrando con fuerza su fiel cuchara de madera en el bolsillo.

Por mucho que intentó disimular su nerviosismo, el aurva no podía evitar mirar en todas las direcciones, asustado de que algo pudiera aparecer por cualquier esquina.

De repente, Guille empezó a pedir ayuda como si se estuviera ahogando. Adru dijo que era algo invisible lo que le estaba ahogando. Pam lanzó arena a la mano que agarraba a Guille y el monstruo invisible dejó ver sus dientes y luego abofeteó a la mona del queso. Neil jadeó asustado mientras el monstruo pareció golpear también a Drusar, ya que este salió volando chocando contra una pared.

Neil no sabía qué hacer. Aunque la realidad era que sí sabía qué hacer, los hechizos que curarían las heridas que el monstruo invisible había dejado en Guille y despertarían a Drusar no paraban de repetirse en su mente una y otra vez, incluso si estaba demasiado nervioso y asustado como para intentar hacer magia podía agacharse a ayudar a Pelusa a levantarse, pero lo único que el aurva podía hacer era mirar fijamente al punto donde había visto los dientes del monstruo, incapaz de hacer nada más que temblar.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Cuervo

avatar
¡¡No quiero!!...¡¡no quiero!!...¡¡no quiero!! quiero seguir con ellos"

Guille sintió miedo, mucho miedo. Cada segundo que pasaba perdía mas oxígeno. Sus compañeros se habían dado cuenta, pero no podia evitar tener miedo, su cerebro sabia que algo le habia agarrado y era invisible, fuese lo que fuese, Guillermo sabia que no podrían luchar con ello, su cerebro le decia que huyeran dejándole ahi, pero su corazón gritaba por auxilio. Pronto fue demasiado tarde tanto Pam como Adru se acercaron comenzando a organizarse para liberarle, al rozan al ser, este actuó agresivamente, soltando a Guille y atacando a Pam y a Drusar.

Al soltar sus manos de él, Guille durante un segundo estuvo apunto de caer al suelo, pero intento mantenerse  en pie y alejarse de ahi, lo primero que hizo fue intentar dar una bocanada de aire, lo que fue respondido con unos fuertes y continuos tosidos. Cuando se alejó lo suficiente, se dejo caer al suelo y siguió tosiendo, mientras se llevo las manos a la garganta, y al moverlas otra vez, pudo ver que tenia en ellas restos de sangre, primero quiso asustarse, pero la imagen que vio le dejo sin poder reaccionar, tanto Pam y Drusar estaban tirados en el suelo, y el malo de "Monstruos s.a" estaba atacandoles.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 39 de 39.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 37, 38, 39

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.