Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo Hoy a las 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 07:13 pm

» Faro
por Bellota Ayer a las 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie Ayer a las 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Cuervo

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Capilla de los nombres

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 9.]

1 Capilla de los nombres el 08/09/12, 12:00 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Capilla situada bajando la Senda de la Perdición, junto a la Iglesia de los Descreídos.
Tiene planta de octógono y está construida en algo que parece piedra arenisca pero que es muchísimo más duro. Es bastante espaciosa, como dos salones grandes. Tiene ocho columnas cubiertas de nombres y ocho pequeñas ventanas en lo alto de cada muro para iluminarla. Su tejado es una pirámide octogonal algo aplastada. La entrada es un arco tallado con suaves formas de un estilo que recuerda al renacentista.
En ella se encuentran registros de los nombres que los habitantes de Rocavarancolia han ido adoptando a lo largo de los siglos, junto a una breve descripción de su legado. Algunos trozos están emborronados con golpes de pico efectuados durante la Batalla de Rocavarancolia a manos de los enemigos de la ciudad. Borraron con especial afán los mundos vinculados de pertenencia de muchos transformados a los que consideraban indignos de ser de sus mismos planetas. Hay un trozo de la pared lleno de grietas radiales causadas colateralmente que impide leer bien los datos de algunos muertos recientes.

-Su Majestad Alastor: Primer rey conquistador de Rocavarancolia (...) Esfronax (...)
-Su Majestad Borodin: (...) rey de Rocavarancolia, siendo en un principio un humilde guardia.
-Sedalar: Demiurgo (...) que trató de devolver a la vida mediante demiurgia el corazón de su amada muerta, sin éxito.
-Dama Esencia: (...)
-Denéstor Tul: Custodio de Altabajatorre (...) lealtad (...)
-Laertes: brujo maldito de su propio dolor (...)
-Su Majestad Harex: primer rey de Rocavarancolia y uno de los artífices de Rocavaragálago.
-Esmael: ángel negro señor de los asesinos (...) Batalla de Almaviva (...)
-Ujthan: guerrero del consejo (...) podido ser (...)
-Belgadeu: célebre nigromante de (...) que trató de crear al mago perfecto mediante huesos de antiguos magos. Sin embargo, su obra lo mató.
-Lexel: los gemelos Lexel fueron dos brujos escindidos que lograron formar parte del consejo y (...)
-Derende: (...)
-Malazul: (...) Almaviva y (...) carga contra los dragones (...)
-Su Majestad Sardaurlar: (...) rey de Rocavarancolia, conquistador de Almaviva y causante de la Batalla de Rocavarancolia y la Cicatriz de Árax.
-Enoch el Polvoriento: vampiro del consejo (...) conocido por (...)
-Dama Espasmo: (...) dirigió burdeles por toda Rocavarancolia.
-Glorin: (...)
-Sendar: célebre mago níveo (...) torreón (...)
-Acheron: (...) mar (...)
-Dama Equinoccio: (...) dudosa existencia.
-Hurza Comeojos: primer señor de los asesinos (...)
-Malnacido: (...)
-Dama Brisa: se transformó en una cambiante de (...) que (...) el consejo.
-Dama Moreda: arpía de un grupo de las hermanas videntes (...) última superviviente que perdió (...).
-Dionisio: gigante de (...)
-Balear Bal: (...) nunca, ni si quiera en sus últimos días.
-Huryel: regente de Rocavarancolia tras la destrucción del reino (...) libre de duda en tiempos difíciles (...)
-Desidia: (...)
-Dama Sueño: bruja soñadora venida de la Tierra. Hizo un leal servicio a la ciudad como miembro del consejo hasta que murió por causas naturales. Algunos la creían loca y otros una genio, pero nunca se sabrá pues se llevó todas sus ideas a la tumba.
-Barranta: (...)
-Alestes: (...)
-Dama Umbría: bruja de criaturas sombrías de (...) se descontrolaron y la mataron en la toma de una fortaleza en (...)
-Dama Korma: (...) siempre (...) en el polvo de Luna Roja.
-Annais Perlaverde: (...)
-Medea: bruja maldita de su propio silencio que (...) explosión.
-Su Majestad Maryalé: vigésimo sexto rey de Rocavarancolia. Murió a manos del fantasma de su esposa, que fue generado mediante nigromancia (...).
-Su Majestad Arachnihenteradon: rey arácnido cuyo reinado (...).
-Bocafría: (...)
-Dama Araña: arácnida que sirvió (...) al consejo (...)
-Amaranto: (...)
-Dorna el Sombrío: (...)
-Dama Desgarro: (...) comandante de los ejércitos del reino (...) incinerada.
-Dentrelar: ángel negro (...) comandante de los ejércitos del reino que nunca conoció la derrota (...) con Jeremías el inacabado (...) muerto al intentar subir al Trono Sagrado.
-Moleo: ángel negro (...) héroe de las mil batallas (...) cabeza del cíclope Leviatán y las entrañas del Duque de los Infiernos (...) muerto al intentar subir al Trono Sagrado.
-Dama Fiera: ángel negro (...) el recuerdo de (...) con el señor de los asesinos.
-Dronte: ángel negro de (...) creyó (...) pero acabó muerto al intentar subir al Trono Sagrado.
-Veronés: ángel negro (...) de (...) muerto al intentar subir al Trono Sagrado.
-Kanchal: ángel negro (...) rápido ascenso (...) al intentar subir al Trono Sagrado.
-Dama Estilete: ángel negro (...) pero su orgullo le impidió (...) muerta al intentar subir al Trono Sagrado.
-Su Majestad Jeremías el Inacabado: (...)
-Dama Ponzoña: bruja de boas azules y notable alquimista.
-Valiente Rufio: (...)
-Dama Escoria: (...)
-Yerban Dolomí: (...)
-Su Majestad Dentro Matadragones: (...) rey de Rocavarancolia y primer rey gigante. Fue muy (...)
-Boronte Glaco: (...)
-Su Majestad Ronces el Decapitador: (...) rey de Rocavarancolia (...).
-Su Majestad Castel: (...) rey de Rocavarancolia. Conocido como el rey trasgo destructor de mundos por el hechizo que mandó usar en la batalla contra Mascarada que (...) (tachones que significan insultos en un idioma desconocido junto a un símbolo triangular originario de Mascarada)
-Valcoburdo: (...) sus compendios contienen exhaustivos listados de grimorios con sus hechizos así como curiosidades de este tipo de libros que (...).
-Radibinarantoré el quince veces asesinado: (...)
-Fistar, la Sombra: Guerrero, maestro del sigilo.
-Pyro: Bruja escindida, murió a manos de su hermana.
-Azura: Bruja escindida, el odio la hizo presa fácil del engaño.
-Dama Aurea: Demiurga, artesana de metales preciosos. Muerta por la codicia.
-Dama Funesta: Señora de los Asesinos tras la caída y el resurgir del reino. Bruja de las sombras envuelta en una conspiración. Ejecutada por traición.
-Faadan, el Arrugado: Comandante de los ejércitos, sin muchos seguidores. Lanzador de ballenas voladoras.
-Virius: licántropo pantera. Fallecido en circunstancias desconocidas. No quedó rastro de él.
-Reisha: aura oscura. Lo suficientemente estúpido como para romper un pacto peligroso.
-Elliot: caballero dullahan. Mercenaria caracterizada por su fuerte carácter. Muerta por la competencia.
-Valenz: mercader ambicioso. Se rumorea que su muerte fue resultado de un cliente "insatisfecho".
-Fortuna Drew: mala sombra presa de su propia desgracia.
-Dama Hálito: demiurga pacífica. Sus propios fantasmas la hicieron presa fácil del abismo.
-Castel Vania: (...)
-Golarra, la domadora de mantícoras: (...)
-Zuer, el negro: (...)
-Montaña: (...)
-Árido: (...)
-Dama Velada: Nunca más vista.
-Su Majestad Soren Castel: El rey Cadáver.(...) Su hedor (...)
-Dama Beatriz: Bruja de su canto (...)
-Valerio: (...) enfrmedad y fiebre.
-Dama Gael: (...) arañas (...)
-Topaz: Brujo de los cuervos negros.
-Ansa Leo: Brujo de las nubes que (...)
-Dama Esquirla:  (...)

2 Re: Capilla de los nombres el 08/12/12, 01:14 pm

Yber

avatar
GM
El cabreo no duró demasiado. Una vez que salió del torreón y se olvidó de los gigantes, la sensación del aire contra su cara y el vuelo tranquilo sobre su avispa solo mejoraban el ánimo del repoblador. Zumbaron durante un rato sobre varios panales derruídos, que parecía ser la tónica general de la ciudad, y Tap acabó aminorando la marcha en cuanto se encontró frente a él un primer edificio en relativo buen estado. No tenía puerta, solo un arco, por lo que se coló con su avispa sin demasiados problemas.

El interior le sorprendió. Era un panal enorme, poco útil por su abertura pública, pero no por ello menos impresionante. El techo se sostenía gracias a ocho troncos de piedra cuya superficie estaba cubierta de palabras. << ¿Esto también es un libro? >>. Tap no manejaba bien el concepto, pero recordaba las palabras del bibliotecario con mal sabor de boca. Según él, un libro podría estar hecho de cualquier cosa: piel de feto, sangre, pelo, piedra...

Decidió echar un vistazo a lo que ponía, pero tantas letras juntas lo mareaban. No estaba acostumbrado a leer de esa manera. Hizo una señal a su avispa para que se parara en una de las columnas y saltó de su lomo hacia la superficie de piedra, agarrándose en las muescas que había entre las palabras hasta que se sintió bien sujeto. Poco a poco, fue siguiendo con la mano el contorno de las letras, para facilitar la lectura.

Sin embargo, Tap no había destacado nunca por su paciencia. Hizo eso con dos de las columnas, lo suficiente para darse cuenta de que solo eran nombres; datos aburridos y poco interesantes. << Un registro... >>. Y llegó justo hasta un nombre en concreto: "Su Majestad Arachnihenteradon: rey arácnido (...)". Eso fue lo que le ayudó a decidirse a dejar de leer nombres y le devolvió parte del mal humor. Le había traído recuerdos de su sueño con la araña que se comía a los Pablos para tener talismanes. << Malditos todos >>.

Silbó a media altura de uno de los troncos y su avispa no tardó en llegar hasta él. Bajaron al suelo, dónde se acomodaron tras una de las columnas, y se quedaron ahí a descansar lo que no habían podido en el Letargo. Tap sabía que si no volvía pronto, los gigantes eran capaces de echar el panal abajo, pero ahora mismo no tenía muchas ganas de volver. Además, el Libro parecía ser un lugar seguro.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

3 Re: Capilla de los nombres el 08/12/12, 05:43 pm

Poblo

avatar
Había estado vagando sin rumbo durante bastante tiempo, siguiendo de vez en cuando los zumbidos de la avispa de Tap, cuando los escuchaba, hasta que acabé frente a un edificio enorme y en buen estado, lo que no se podía decir de la mayor parte de las construcciones de la ciudad que había visto hasta ahora. Se accedía por un arco sin puerta y del interior me llegó el zumbido característico de la avispa.

El interior era una sala enorme y muy espaciosa, sostenida por ocho columnas con palabras grabadas e iluminada por el mismo número de ventanas, cada una en una pared de la sala, que tenía forma octogonal.

Detrás de una de las columnas se encontraban Tap y su avispa. El repoblador parecía cansado así que decidí no molestarle esta vez y me puse a inspeccionar los nombres.
Parecía ser algún tipo de registro con nombres de personas y alguna acción relevante de cada una. Lo curioso era que había muy pocas que estuvieran completas, prácticamente ninguna, y en muchos casos se había borrado a propósito. Leí unos cuantos por encima y uno en concreto me llamó la atención, principalmente por ser uno de los pocos que estaban enteros. "Dama Sueño: bruja soñadora venida de la Tierra..."

"¿Una bruja que vino de la Tierra? ¿Entonces había brujas en la tierra realmente y no eran solo leyendas?" Desde luego era posible. Hasta hace poco dudaba de la existencia de la magia y había terminado siendo muy real.

4 Re: Capilla de los nombres el 08/12/12, 07:51 pm

Yber

avatar
GM
Tap no había llegado a dormirse siquiera cuando escuchó unos pasos. Vio a Pablo asomarse y pasar de largo. << Creerá que estoy sobado... >>. No tener pestañas tenía sus cosas buenas, todavía no entendía qué clase de retraso evolutivo padecían los seres como los gigantes para tener que cerrar y abrir los ojos constantemente. Debía de ser un auténtico incordio.

Tampoco tenía ni idea sobre qué narices hacía Pablo aquí. Supuso que lo habría seguido, probablemente avergonzado por su conducta y con intenciones de excusarse. Eso si era lo suficientemente listo, cosa que a Tap le costaba creer a estas alturas. Tal vez solo se sintiera en deuda, en cuyo caso sí que sería una auténtica estupidez. La deuda era consigo mismo, por idiota. Debería saber cuando es momento para hacer bromas y cuándo no.

Tras un rato aburrido, viendo que Pablo seguía embelesado con el registro de los troncos, acabó poniéndose en pie y se acercó a él. Escaló la columna más cercana al gigante para ponerse a su altura.

-¿Qué haces aquí? ¿Me echabas de menos?-su tono hacía equilibrio entre lo jocoso y lo cortante, pero ya poco quedaba del enfado matutino-. Por cierto, la pluma era de Gordote, un regalo. Una muestra más de estupidez gigantil-cogió la pluma de su cinturón con su par de brazos superior y la alzó teatralmente, imitando a Wintel de manera no muy fiel-. ¡Oh, Pluma, sálvame!-soltó las manos inferiores de la superficie de la columna y giró en un arco de ciento ochenta grados hasta quedar bocabajo, colgado únicamente de los pies. Volvió a engancharse con las manos a la pared, volvió a dejarse caer para quedar de nuevo bocarriba y saltó al suelo-. En serio, no sé qué hierbas masticáis, pero deberíais espabilar u os matarán por tontos.-negó con la cabeza y se acercó a por su avispa.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

5 Re: Capilla de los nombres el 08/12/12, 11:09 pm

Sepalian Xila

avatar
No estaban solos en la capilla de los nombres. Un lugar tan lleno de significado no podía ser pasado por alto. Demasiados recuerdos. Y son los fantasmas seres muy ligados a los recuerdos.
Había sido un buen mago. Había llevado una vida agradable mientras a su alrededor todo cambiaba violentamente. Había tenido dos hijos que se habían transformado en lo mismo que él, y los había criado con todo su amor.
Pero la ciudad le había pasado factura por su tranquilidad, y sus hijos habían muerto en la batalla de Almaviva. Precisamente ellos, que eran magos, y que habían estado en la retaguardia.
No pudo sobrevivir a la Batalla de Rocavarancolia. Casi la agradeció. Pero no cuando se convirtió en fantasma. Todos los días sentía que recibía la noticia de la muerte de sus hijos. Todos los días tan intensamente como el primero. Pero débil y falsa, como una cortina de humo. Lo suficiente como para que aquel joven humano la desvaneciera.
-¡Hijo mío! ¿Qué haces con esa bestia salvaje? -dijo acercándose a Pablo- ¡Tú no tienes por qué estar con los cosechados! ¡Y menos con los salvajes! -el hechicero hizo un gesto ofendido. Su ancha barba de cabellos finos y ondeantes se crispó un poco- Venga, vamos a casa, tienes que descansar mientras tu madre y yo buscamos a tu hermana -dijo mientras señalaba a la puerta con una mano de aspecto curiosamente joven para pertenecer a un hombre de tal edad.


_________________________________________

6 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 12:28 am

Poblo

avatar
-Venía a disculparme- Había empezado a decirle a Tap, pero entonces le había explicado lo de la pluma, y lo que hizo después borró cualquier rastro de arrepentimiento que pudiera sentir por lo que le había hecho al repoblador.

-Pero en serio. ¿Quién te has creído? Puedes no creer en ello si quieres, pero al menos respétalo. Yo también puedo decir que tu querida flora no es mas que un fruto de tu estupidez, y no lo hago. ¿Verdad?- Cualquier posibilidad de hacer la spaces desaparecía rápidamente, pero ya no me importaba.
-Además te crees que eres el mejor, el único que lo hace todo bien, pero realmente ¿a quién has salvado? ¿a quién has ayudado? Solo a mí. Fue Yrio quien mató al gecko, y También el que se deshizo de bicho que me hizo esto- señale mi hombro herido -Es Atol quien cocina, y quien cargó conmigo cuando me costaba andar. ¿Qué has hecho tu? Has cuidado de un huerto, vale y a mí me has ayudado, pero fuera de eso no has causado más que problemas. Primero en la biblioteca, y ahora con esta excursión estúpida.-
Me coloqué la pluma en el cinturón. -Yo tampoco creo demasiado en lo que sea que haya dicho que hace esta pluma, pero es importante para él. Con eso me basta-

Una voz que no pertenecía a Tap me hizo dar un respingo. Delante de mí se encontraba un hombre que vestía una túnica, con una barba ancha y no demasiado larga. Pero lo mas llamativo era que se había acercado flotando, y que era semitransparente. "¿Un fantasma?" Al menos eso era lo más parecido a un fantasma que había visto nunca.

-Esto... lo siento, pero creo que se equivoca. Yo no soy su hijo-

Cuando el fantasma señaló la puerta,por un segundo me llamó la atención que su mano parecía ser muy joven, pero enseguida le resté importancia. Podía deberse a cualquier cosa.

7 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 01:10 am

Yber

avatar
GM
Tap escuchó sin decir nada. Lo de la Flora no era más que el típico insulto basado en el desconocimiento. Pero conforme Pablo fue hablando, lo que decía le iba doliendo más. ¿De verdad el gigante era tan idiota como para pensar así? Respiró hondo una, dos y tres veces. No llegó a una cuarta. Visiblemente irritado, dio unas palmadas al lomo de su avispa y esta echó a volar. Se acercó a Pablo y pegó cuanto pudo la cara de su animal a la de Pablo.

-Eres más imbecil ahora que cuando te conocí-le escupió, evitando gritar esta vez. Tap no quería, ni podía, encargarse de todo. Quería que el grupo trabajara de verdad como un grupo y se repartieran las tareas de forma que colaboraran todos y nadie se sobrecargara. Lo que Pablo había remarcado era lo obvio. Había cosas que él no podía llevar a cabo y que por eso hacían otros. ¿Y? ¿Qué había de malo en que unos cocinaran, otros limpiaran y él se encargara del huerto? << ¿Y tú que has hecho, Pablo? >>. Se mordió la lengua-. En la biblioteca vale, a lo mejor la cagué-admitió-. Pero no influyó en vosotros para nada. Y hoy yo no te he pedido que vinieras, has sido tú el que ha venido corriendo detrás de mí. A mí no me culpes de un problema que te has causado tú solo, por tu cuen...

La avispa retrocedió alarmada al ver al ser que descendía del techo. Tap se olvidó de Pablo por un instante y dejó paso al hombre flotante. Le recordó al tipo de la biblioteca y estuvo a punto de pensar que se trataba del bibliotecario del Libro. Hasta que comprobó que se podía ver la estancia a través de él. Luego lo escuchó y acabó de desbaratar la teoría. No sabía qué podría ser, pero estaba claro que estaba poco cuerdo. Y a Tap le hizo incluso gracia después de tantos cabreos por gigante.

Volvió a acercarse a Pablo y se le dibujó una sonrisa traviesa.

-No deberías mentir a tu padre, Pablo-le dijo en voz baja-. Y bueno qué, ¿os dejo solos para que habléis?-preguntó, ya en un tono de voz normal. Era consciente de que esa cosa podría ser peligrosa, pero ¿no decía Pablo que solo le causaba problemas? << Que tu pluma te proteja, que yo ya estoy harto >>. La verdad es que tampoco sabría muy bién que hacer. Se limitó alejarse hacia la puerta, solo por si acaso.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

8 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 02:04 am

Sepalian Xila

avatar
Tap no pudo salir porque un grito lo paralizó.
Un grito airado que retumbaba por la pequeña estancia.
El mago no era el único fantasma de aquel lugar.
-¡No son tus hijos! ¿Es que no lo vas a entender nunca? -le espetó el nuevo fantasma.
El recién llegado se elevó flotando mientras la túnica que llevaba ondeaba con el viento invisible de su temperamento.
El mago se apartó cautelosamente, aún observando con fijeza el rostro de Pablo.
-No, no puedes...
El nuevo fantasma dio un golpe en el suelo con su incorpóreo bastón de madera. Inexplicablemente, hizo un ruido imponente.
-¡SILENCIO!
Luego, giró su rostro simiesco a los cosechados.
-Ahora, niños, dadme vuestros nombres.


_________________________________________

9 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 12:53 pm

Poblo

avatar
Le dirigí una mirada asesina a Tap. La reprimenda del repoblador me había importado más bien poco, pero lo de seguirle la corriente al fantasma, y encima a sabiendas de que podía ser peligroso, por no hablar de que se marchaba dejándome atrás... Eso si que no se lo iba a perdonar.
"Esta es la última vez que me preocupo por ese imbécil arrogante"

Un grito airado retumbó por toda la sala. Un grito que hizo que se me pusieran los pelos de punta.
Había otro fantasma en la sala, un ser simiesco que vestía una túnica sucia y raída. Y que nos pidió nuestros nombres.

Si no me lo estuviera pidiendo un simio semitransparente con túnica y bastón, y que encima flotaba seguramente se lo habría dado. Si ese simio me lo hubiera preguntado hace unos días puede que incluso entonces se lo hubiera dado. Pero si algo había aprendido desde el ataque de las garrapatas y las luciérnagas, era que en esta ciudad las cosas que parecen inofensivas rara vez solían serlo.

Por otro lado el cabreo que tenía con Tap seguía ahí, aumentando por momentos. Y acabé tomando una decisión. Una decisión estúpida, pero estaba demasiado enfadado como para darme cuenta.
El estaba dispuesto a dejarme aquí tirado, así que ¿Por qué no iba yo a hacer lo mismo?. "Tu le seguiste el juego a ese fantasma. Pues a este juego pueden jugar dos"

-¿Yo? Pues mi nombre es... Stefan- Le dije al fantasma, dándole el primer nombre que se me ocurrió. -Y a ese de ahí se le conoce como Tap el repoblador.-

Tap ni siquiera era su verdadero nombre, así que no podía quejarse. Si de verdad había algún peligro seguramente nos afectaría a los dos por igual. O eso creía.

10 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 05:17 pm

Yber

avatar
GM
Un segundo ser transparente apareció. Tap se llevó las manos a la cara. << ¿Un mono parlante? >>. Era todo tan absurdo que, a pesar de que su instinto le instaba a volar lejos, prefirió quedarse a escuchar la escena que se cernía. En el fondo tampoco iba a abandonar a Pablo, mal que le pesara al repoblador. No dejaba de ser miembro de la colonia y Tap tragaría llegado el caso. << Aunque no le viene mal verse solo un rato >>. Realmente Tap tampoco sabía cómo lidiar contra esos seres semitransparentes.

Cuando acabaron la breve discusión, el mono se encaró a Tap y Pablo y le pidió los nombres. Pablo dio el de Moscardón, aunque Tap no estaba seguro del todo por su mala memoria, y luego le dio el suyo. Tap lo miró sorprendido y luego sonrió divertido. Por fin Pablo daba una muestra de inteligencia, aunque no fuera exagerada. Se le veía algo cabreado también, tal vez tuviera que ver. << Mejor así, a ver si aprende a base de enfados >>. Sin embargo...

-No mientas al primate-saltó enseguida. Si Pablo quería dar un nombre falso, podría habérselo inventado en lugar de dar el de otro miembro de la colonia. Nisiquiera sabían para qué los querían y Tap no quería poner en peligro a nadie (aunque le preocupaba más el panal en sí que el habitante en cuestión). En esta ciudad ocurrían cosas raras << ¿Y si nos rastrean por el nombre? >>-. Él -señaló al gigante y dio un vistazo rápido a la pared-. Se llama Malnacido -mintió-. Y yo, Tapón-no era su nombre verdadero, por lo que no importaba demasiado-. ¿Y vosotros? ¿Cual es vuestro nombre?-preguntó a los flotantes. En cuanto acabó de preguntar, hizo un gesto a Pablo con la cabeza, tratando de señalar la puerta con algo de disimulo. Más les valdría correr en cuanto pudieran.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

11 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 05:51 pm

Sepalian Xila

avatar
El simio frunció el ceño. Tras él, el hechicero miraba inseguro a Pablo, algo apartado en una esquina.
-No comprendéis nada. ¡NADA! -bramó el fantasma recién llegado apretando los dientes y deformando su rostro en una mueca de ira. Alzó una mano como para abofetear a los cosechados pero se contuvo al ver entrar en la capilla a Macak.
La varmana había llegado corriendo, preocupada por los gritos. Se quedó pálida al ver a los dos fantasmas.
-¿Esto... es...? -murmuró, dando un paso hacia atrás.
El mago fijó su atención en ella. Aquel pelo rojo... ignoró el resto de rasgos. Sólo se centró en que era una hembra y en el color de su pelo. Igual que aquella guerrera que lo había matado.
Pero antes de que pudiera decir nada más, el simio se interpuso.
-Dame tu nombre, cosechada. Dame tu nombre si quieres que todo vaya bien.
La varmana no logró articular palabra ante la tensión. Vacuum-Elliot Merryweather-Gael-Martalar-Alexander Darkwater-Stefan-Tapón se dispuso a gritar a la joven, pero el otro fantasma lo interrumpió:
-¡MALDITA RATA! ¡CÓMO TAN SI QUIERA OSAS TRATAR DE HACER FRENTE A ROCAVARANCOLIA! ¡SUCIA CUCARACHA INDIGNA! -berreó el hechicero muerto, atravesando a Macak y provocándoles dolor de cabeza a todos los vivos de la estancia. El mago intentó volver a cargar y el simio se interpuso, pero el poder mágico de VEMGMADST no pudo evitar que el hechicero lo apartara con una onda roja.
-Voy a disfrutar conjurándote una muerte bien dolorosa, rata repugnante -dijo el mago con voz suave y una sonrisa, colocando su cara justo frente a la de Macak. Empezó a murmurar un hechizo, pero el simio lo volvió a detener.
-¡Es una cosechada! ¡Son todos cosechados, imbécil!
-Mentira, es la guerrera que me mató -dijo con expresión sombría.
-¿Acaso esa guerrera tenía unas orejas así? ¿Y esa nariz?
El mago se quedó un segundo observando los rasgos de la paralizada varmana. Su expresión sombría se relajó y pasó su atención a Pablo, quien seguía en el otro extremo de la estancia. Macak intentó huir, ya que ella se encontraba bajo el umbral de la puerta, pero el simio se interpuso en su camino, haciendo que retrocediera.
-Dame tu nombre, cosechada. No tiene sentido que tú lo tengas. Dámelo.
Macak negó con la cabeza, y el mono le dio una bofetada con toda la longitud de su brazo y parte de su magia.
-He dicho que me des tu nombre -repitió, enseñando los dientes.
El mago lo interrumpió:
-¿Pero para qué quieres sus nombres? -dijo, mirándolo tristemente- Son sólo cosechados. Nosotros también tuvimos que pasar por esto.
-¡CALLA, IMBÉCIL INDOLENTE! -dijo el simio girándose hacia el otro espectro. Ese segundo de distracción le bastó a Macak para huir, aprovechando lo cerca que tenía la salida- ¡MIRA LO QUE HAS HECHO!
El mago se encogió aún más cerca de la pared.
-Pero no importa -dijo el mono recuperando repentinamente la tranquilidad (otra vez)-. Porque todavía sigo teniendo a estos dos cosechados y a sus nombres. ¿Verdad, niños sin nombre? Ahora me debéis obediencia. Porque tengo vuestros nombres. Verdaderos o falsos, me da igual, son míos. Me basta con que me los hayáis dado -esbozó una sonrisa de oreja a oreja mientras miraba fijamente a Pablo y Tap.


_________________________________________

12 Re: Capilla de los nombres el 09/12/12, 07:12 pm

Poblo

avatar
La llegada de Macak y los sucesos posteriores hicieron que mi cabreo pasara a un segundo plano. "Qué hace ella aquí?"
Lo siguiente fue el ataque, o intento de ataque del fantasma que me había confundido con su hijo. Lo que hiciera me provocó dolor de cabeza. "Vale. Por si no había quedado claro antes. Son peligrosos"
La varmana parecía aterrada y por si no fuera bastante recibió una bofetada cuando se negó a decir su nombre.
"Tenemos que salir de aquí"

La buena noticia era que los dos fantasmas parecían estar enfrentados entre ellos. A lo mejor podían aprovechar una de sus discusiones para escapar, y de hecho, eso fue lo que hizo Macak.
Nos había dejado atrás, pero no podía culparla. Nada nos preparó a ninguno para encontrarnos en una situación como esta.
Lo malo era que ahora los fantasmas habían vuelto a fijarse en nosotros. Pero lo peor fue lo que dijo el mono.

"¿Puede hacer eso? ¿En serio?" Yo no me sentía esclavizado de ninguna forma. "Preocúpate por eso luego. Hay que salir de aquí". Pero ¿cómo? La entrada estaba bloqueada por el simio. "A menos que..."

Antes había visto cómo el otro fantasma atravesaba a Macak. ¿Y si podían atravesar a este también? "Pero a Macak pudo golpearla ¿Y si este es sólido?" Tampoco tenían muchas opciones, aparte de quedarse sin hacer nada, y esa sí que no era una buena idea.

Sin previo aviso eché a correr hacia la entrada, y mientras lo hacía silbé. El silbido era una imitación del que hacía Tap para llamar a su montura. Lo había escuchado bastantes veces para saber cómo era. Que funcionara ya era otra historia, pero aunque la avispa no reaccionara confiaba en que Tap comprendería lo que quiero hacer y me seguiría.
Si el simio se ponía en medio lo embestiría, atravesándolo, o si era sólido derribándole si tenía suerte. "Ya puede salir bien esto porque si no..."

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 9.]

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.