Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Hoy a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Hoy a las 12:03 am

» Torreón Letargo
por Cuervo 16/10/17, 08:57 pm

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35818 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ruinas de Margalar

Ir a la página : Precedente  1 ... 16 ... 29, 30, 31, 32  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 30 de 32.]

1 Ruinas de Margalar el 03/08/11, 12:59 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Poco queda del torreón salvo dos plantas de sucia piedra verdosa y agrietada. El reloj de la fachada fue arrancado hace mucho tiempo, pero, en el patio mugriento y abandonado sigue alzándose la estatua del rey arácnido.


349 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 07:02 pm

NH


El camino hacia las ruinas fue un tanto incómodo, pues Nasher no paraba de cambiar de color sin control, hacerse invisible, soltar destellos de luz. Para colmo al pasar por un hormiguero las hormigas le habían trepado por las piernas como posesas y el chico había acabado prendiéndose fuego a sí mismo para ahuyentarlas. Sus piernas, aun después del hechizo de curación, conservaban restos de quemaduras.

-Odio los bichos...- murmuró.

Según se iban acercando, el olor a podrido se hacía cada vez más intenso. Nasher arrugó la nariz y se mordió la lengua, asqueado por el olor tan intenso que le escocía. Matt no pudo ver a Kaethe a la primera, pero Nasher sí gracias a sus nuevos ojos.

-¿Kaethe?- preguntó con miedo.

Aquello ya no era su amiga. La piel pálida ya azuleaba en algunos puntos, sus venas se marcaban y tenía moratones y manchar de sangre y vísceras por toda la cara. Cuando oyó su nombre alzó la cabeza y les miró con ojos blancos y vacíos, para luego continuar comiendo como un animal. Se estaba consumiendo. Luchaba desesperadamente por no pudrirse pero su presa no bastaba.

-Matt... ¿qué le ha pasado a Kaethe?

350 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 08:41 pm

Caillech


Un año. Ha pasado un año desde que que Caillech dejó su planeta, Asrena, para venir a este mundo, un mundo que al principio le pareció extraño, ostil y peligroso a escapar de su doloroso pasado. Y como todo, murió. Esa Asreniana murió en este mundo para que un ser mejor renaciera de sus cenizas. Así nací yo, Dama Gula.

Y pensar que solo había trascurrido un año desde que vine a este mundo en esta nueva forma gracias a la gracia de la Luna Roja...

Había sido un año movidito. En mi renacimiento como Dama Gula lo primero que hice fue entrenarme en cuerpo y alma, ya sea para mejorarme a mí misma como para fortalecer mi autocontrol para no dañar a aquellos a los que aprecio, mis amigos y compañeros. No fue fácil. Nada en la vida lo es realmente. Y quien diga lo contrario es un mentiroso al que le arrancaré las entrañas para luego comermelas. Si, sigo siendo un poco malhumorada como siempre, pero así soy yo y nadie me va ha cambiar. Ni siquiera horas y horas de entrenamiento. Ya podría hacerse la gente a la idea.

Pero ahí no terminaron mis aventuras. Ni mucho menos. Siempre he sido un poco curiosa y he amado la belleza casi tanto como amo la carne y la lucha. Así pues me envarqué en mil y un aventuras llendo de mundo en mundo para ver lo que podrían ofrecerme. Fue grandioso y, esto no se lo pienso admitir a nadie, a veces atemorizante y todo. Lei muchos libros de la Biblioteca para hacerme a la idea de como eran esos mundos, pero una imagen vale más que mil palabras. Todo era tan distinto a Rocavarancolia o Asrena, los paisajes, la gente, su tecnología...

Y aquí estoy ahora, de vuelta a mi mundo nuevamente, ansiosa por encontrarme con mis amigos y ver a la nueva cosecha. ¿En qué los habrá convertido esta vez la Luna Roja? ¿Habrá algún Trasgo entre ellos?

Camino por las calles de mi ciudad cuando mi olfato capta un extraño olor a podredumbre, un olor desagradable que hace que haga un mueca muy a mi pesar.

- ¿Por Nassandra, qué es ese olor? - me digo a mi misma.

Curiosa como soy, así como masoquista, pongo rumbo hacia el epicentro maloliente. Ha pasado tiempo desde que me escondía ante cualquier extraño olor que no pudiese identificar. Si terminaba siendo un ser que quisiera verme muerta lucaría como siempre para salir de allí. Así podría saciar un poco el hambre.

Pero no, lo que me encontré fue algo más fascinante. Los nuevos dotados por la Luna. Y yo que creía que tardaría más en encontrarlos... Vaya suerte la mia. Además parecía que uno de ello ya se había dejado llevar por sus instintos y se estaba comiendo un animal muerto, la misma de la que emana el mal olor. Ciertamente, en cuestión de carne su elección no es la mejor, cualquiera sabe que la carne más rica es el de vivo, no muerto.

- Que se ha dejado llevar por los instintos de su monstruo interior - le contesto dando un paso adelante para que me vean tal cual soy, con mi impresionante altura, mi apariencia terrorífica y mis numerosas armas, sin las cuales jamás salgo a ninguna parte. Aún así no puedo evitar taparme la nariz y hacer una mueca de disgusto hacia ellos -. Y debo decir que es realmente repugnante, por las almas de Nassandra, ¿quién se come cosas muertas cuando puedes comerlos mientras estan vivos? Yo no, por lo menos. Realmente, vuestro sentido del gusto está muy atrofiado, puajjj.

351 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 09:30 pm

NH


Nasher se volvió asustado y de forma inconsciente desapareció a los ojos de la intrusa. Era enorme y de aspecto amenazador, pero el chico no tardó en reconocer su propia raza << Es asreniana>> Lo que no pudo indentificar bien fue su tribu, debido a los monstruosos cambios que debía haber obrado la Luna en ella. Matt le explicó lo que era Kaethe, y Nasher pudo comprenderlo; comía para no pudrirse, era una necesidad.

-Los muertos no se quejan ni sufren- respondió Nasher con algo de miedo, tomando ahora el color de la piedra del torreón.- Eres de asrena, ¿verdad? ¿Quien eres? ¿Qué haces aqui?- y con algo más de temor añadió- ¿Qué quieres de nosotros?

No tenían nada que hacer contra aquel bicho, pero inconscientemente Nasher se había puesto a la defensiva, para porteger a Kaethe que seguía comiendo. Por mucho aspecto de monstruo que tuviera la chica seguía siendo su amiga, no les atacaría, no les haría nada. << Hay que buscarle cadáveres pronto o se pudrirá...>>

352 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 10:15 pm

Tak


GM
Gracias a los sentidos de Noel, Giz, Toima y Jack pudimos rastrear a los cosechados hasta las ruinas que hay no muy lejos de Maciel, a las que nunca había tenido la ocasión de ir pero sí conocía un poco de su historia. Cuando ya no andábamos muy lejos, Giz llama nuestra atención y nos habla de que puede percibir un olor familiar, y está convencido de que es Cail. Al menos a mí eso me toma por sorpresa, y recordando la que armó la primera noche de la Luna que la transformó me dan ganas de echar a correr. Creo que es algo en lo que todos estuvimos de acuerdo, porque sin siquiera acordarlo todos pasamos a caminar rápido y acabamos casi corriendo. Y solo paramos cuando vimos una altísima silueta conocida más adelante.

Sentí un alivio tremendo cuando me di cuenta de que solo estaban hablando, así que ahora que estábamos más cerca me detuve a observar a los muchachos. Allí sólo había tres. Una chica, cuya identidad me costó reconocer, comía de un cadáver un poco más allá. De momento solo se me ocurre una posibilidad para su transformación, y seguramente eso será: un ghoul. Respecto a los otros dos, uno es Nasher, cuyo rasgo más chocante son sus constantes cambios de color; al otro ni siquiera lo puedo reconocer. Su carne se ha convertido en arena y no parece tener mucho control todavía sobre ella.
-Cail, cuánto tiempo -la saludo cuando ya estamos a su lado, como todos los demás. Se ha reunido un grupo bastante grande enfrente de los recién transformados y tal vez resulte un poco intimidante. Entonces me vuelvo hacia Nasher y le sonrío, aunque tal vez ni se acuerde de mí ni se alegre de verme precisamente-. Cuánto tiempo sin verte a ti también.

Busco a Noel y le pido que me sujete un momento para poder salir del cadáver del muchacho. Al estar la ghoul presente no quiero arriesgarme a dejarlo tirado por cualquier lado. Mientras tiene al chico entre sus brazos lo abandono y me presento ante los demás tal cual soy.

353 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 10:33 pm

Giniroryu


GM
En cuanto nos cercioramos de que el "olor familiar" de Giz era Cail, varios de nosotros intercambiamos una mirada de preocupación y echamos a correr en pos de las ruinas. Según llegábamos confirmamos con nuestros propios ojos lo que ya sabíamos: allí estaba la enorme trasgo asreniana. Hacía mucho tiempo que no la veíamos pues se había ido de la Sede. Por suerte todo parecía estar tranquilo y tan sólo estaba hablando con los recién transformados.

-¡Cail, me alegro de verte! -mientras la saludo me fijo en los ex-cosechados que están allí. Tan sólo tres-. No asustes a estos pobres novatos, Cail, que seguro que están un poco perdidos -bromeo según nos acercamos.

Una chica, no pude distinguir muy bien cual de las cosechadas que habíamos visto aquel día que fuimos a espiarlos a Maciel era, se había transformado en un ser bastante grotesco. Posiblemente un ghoul, ya conocía de antes esa clase de criaturas y había visto ilustraciones en los libros de Serpentaria. La chica, como era lógico, no parecía pensar en nada más que en devorar el cadáver que tenía entre manos. Por eso no me extrañé en absoluto cuando Gael, para saludar al asreniano que estaba allí, dejó el cadáver del chico pelirrojo a mi cuidado. Lo cogí en brazos con cuidado para no dañarlo mientras Gael hablaba con el asreniano. También estaba allí otro chico, el cual era casi tan difícil de distinguir como la Ghoul: su cuerpo se había convertido en arena. El asreniano, sin embargo, era el más llamativo de todos: no paraba de cambiar de color. Colores bastante brillantes, además.

-¿Cómo estáis, muchachos? Bueno, vuestra amiga creo que un tanto "ausente"... -digo refiriéndome a la ghoul-. Tú, en cambio -me giro hacia el asreniano- pareces una bola de discoteca con tantos colorines -acompañé mi comentario de una pequeña carcajada-. Oh, bueno, los asrenianos no pillaréis el chiste, lástima. Me presentaré: soy Noel. Y tranquilos, hemos venido para ayudaros: seguro que tenéis muchas preguntas. Nosotros no hace tanto que estábamos en vuestra misma situación.

Sonrío a los muchachos y dejo el cadáver en el suelo cuando Gael me lo pide para volver a introducirse en él.



Última edición por Giniroryu el 01/09/12, 11:55 pm, editado 1 vez

354 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 11:13 pm

Caillech

avatar
Es un trio de lo más extraño el que tengo delante, por no decir otra cosa. Una hembra podrida y dos machos, uno que no para de cambiar de color y que me está causando un terrible dolor de cabeza, y el otro que tiene el cuerpo de arena. Cosa que me recuerda a Asrena, donde todo esta dominado por dunas y arena.

Al mirarlos no siento hambre, puede que sea por el mal olor que desprende la hembra, no es nada atrayente para un trasgo hembra como yo. Aunque, quitando ese pequeño detalle no es que tengan una pinta muy buena tampoco. A mi lo que me gusta es la carne fresca, viva si es posible, pero estos nuevos trasformados lo único que me ofrecen es carne podrida, arena y algo demasiado colorido como para arriesgarme a incarle los dientes, no sea que su carne esté envenenada o contaminada. Cosa que no me extrañaría por ese sospechoso olor.

Y ahora parece que los he asustado. Una reacción muy típica. Si me diesen una pieza de carne por cada persona que he asustado por mi aspecto nunca más volvería a tener hambre, pienso para mis adentros.

- Por ahora no os asusteis, no es que tengais una pinta muy apetecible para mi, estoy segura que me creariais una indigestión de comeros. Y, siempre que no esteis en el menú del día o me hagais enfadar no teneis que temerme - les contesto, en especial al que me había hecho las preguntas, quien se encuentra en posición defensiva -. Y respecto a quien soy... Soy Dama Gula, la Trasgo Guerrera, la que nació de las cenizas de la asreniana Caillech. Y he venido a ver a las nuevos niños de la Luna, por ahora solo...

Paro a mitad de la frase al captar un olor familiar sobre este tufo. ¿Sera posible que fuesen ellos? Pues si. Pronto veo emerger a mis compañeros, a quienes no les veo desde hace mucho tiempo y que vienen corriendo con cara de preocupados al principio. Cosa que desaparece cuando ven que estoy únicamente hablando con ellos. Bufo. Creían que estaría comiendome a los novatos. Te comes a un compañero muerto tuyo una vez en Luna Roja y jamás lo olvidaran...

- Hola a vosotros también amigos, cuanto tiempo sin veros, y, si os preocupabais, podeis ver que no he perdido la cabeza ni me he comido aún a ninguno de los novatos... todavía. Aunque creo que es demasiado tarde para la advertencia de no asustarlos, creo que ya lo hice al aparecer ante ellos con mi aspecto - me rio por lo bajo, siempre me daba gracia la reacción que creo ante la gente. Recuerdo la vez que en una granja de uno de los Mundos Vinculados hice que la gente comenzase a correr como si tuviesen la cola ardiendo. Fue muy cómico. Además de que después del ejercicio la carne sabíaa mucho mejor.

Oigo como Noel les habla, como les ofrece su ayuda y demás. En todo momento no pierdo a los novatos de vista, y pensar que yo estuve una vez en su situación...



Última edición por Sepalian Xila el 01/09/12, 11:24 pm, editado 1 vez (Razón : en ninguno de los mv's puede llamarse la atención por el momento)


_________________________________________

Al principio lloré,
pero tiempo después
el hambre y el dolor me hizo cambiar
teniendo que matar y de carne alimentar.

Si tu olor golpea mi nariz, siento tu carne
y así el hambre aflora.
No, nolo puedo evitar, no creas que esta mal
es que yo soy asi
pues el pasado he de olvidar

355 Re: Ruinas de Margalar el 01/09/12, 11:49 pm

Jack

avatar
Me reuní con los demás y fuimos charlando animadamente sobre las posibles transformaciones, así como unas apuestas que tenían entre ellos, un tanto divertidas y quizá reprochables años atrás. A su vez les comento lo de juntarnos los ex-compañeros de cosecha y cenar juntos un día, alquilar algún local o irnos a la Taberna.

Tras pasar por el abandonado Maciel, ocupado sólo por un inmutable lacayo invocado, damos una vuelta por los alrededores hasta captar rastros recientes que nos llevan a las ruinas del viejo Margalar. Allí huele a arena, a putrefacto y a asreniano, pero ni rastro de la vouivre. Y no sólo los transformados, sino también Cail, de la que hace tiempo no sé nada, y al parecer no sólo desapareció de mi vista, sino que también para los demás. No esperaba verla, no le presto atención apenas, sólo me fijo en los tres novatos. << Una ghoul, un asreniano que parece un camaleón y un... No es un brujo de arena, no del todo... ¿Alguna transformación similar? Necesitan ayuda, eso sí. La ghoul peligra... >> Cetro toda mi atención en la chica y me pongo manos a la obra.
-Voy a cazar algo, esa chica necesita carne ya.-digo seriamente y remarcando el "ya", para luego irme corriendo.

El barrio de los callejones está bastante cerca, la Luna está agitando a las criaturas y estas salen de sus escondrijos, por lo que no me resulta complicado encontrar algo. Algo que resulta ser peludo, como del tamaño de un perro grande pero con seis patas y de pelaje duro, erizado cuando me acerco a él y punzante como puedo comprobar en el forcejeo. Acabo reduciéndolo a base de hechizos de oscuridad y las dagas entrando fieramente en su cuerpo; y luego vuelvo a las ruinas.

Dejo a la criatura frente a la ghoul, que ya acabó con la de antes y espero en silencio, sintiendo un poco de pena por la chica. Mientras me presento:
-Soy Jack, vampiro. Mi cosecha fue hace dos años, antes que la del caballero con alas.-entonces miro a la ghoul.- Os recomiendo que cacéis a menudo para vuestra compañera. Y otro detalle...

Cuando la chica ya lleva como la mitad devorada, me agacho junto a ella y me hago un corte en la palma de la mano, de la que empieza a manar sangre y la cual le ofrezco.
-Esto es lo más chungo... Necesitará beber sangre de vampiro o no será más que una criatura ávida de cadáveres, sin consciencia. En la Taberna venden, pero todo cuesta dinero en esta ciudad. E intentarán timaros, id con cuidado.-les aviso mientras la chica bebe.

Dentro de un rato iré a buscar a la vouivre, no me gusta que ande sola por ahí, a saber quién más ha venido a visitarles o si está en peligro o vete tú a saber.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

356 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 12:50 am

NH

avatar
Nasher frunció el ceño ante las respuestas de la tal dama Gula. Decía que no pensaba comérselo << ...aún...>> pero no se fiaba de sus palabras. Para colmo llegaron más, a cada cual más extraño. En cualquier otro momento Nasher habría estado hiperactivo ante tantas novedades pero en ese momento tenía demasiado miedo.

Un blandito pelirrojo de aspecto normal, salvo por un brillo fantasmal dio un paso al frente... y se desprendió de su cuerpo. De él surgió otro chico distinto... Era Nassandra.

-¡El chico de Nassandra!- exclamó, señalándolo e imitando sus colores- ¿Cómo estás aquí? ¿Por qué me trajiste? ¿Qué nos está pasando?

Otro chico se presentó, Nasher ya no sabía adonde mirar. Hizo la misma broma que Matt y de nuevo no pudo comprenderla pero la familiaridad con la que hablaba le hizo tranquilizarse un poco. Luego habló el vampiro << Vampiro...>> Que parecía saber lo que era Kaethe, pero que se esfumó casi al instante.

-Creo... que estoy algo mareado... -dijo sentándose en el suelo, relajando la postura- Mucha gente, muchas cosas nuevas, muchos colores...- los colores ya estaban hartandole un poco- ¿Voy a estar así eternamente?- se quejó

El vampiro volvió y le trajo comida a Kaethe. La niña comió como una posesa y, para sorpresa de todos, el vampiro le dio a beber su sangre. Los ojos de Kaethe volvieron a la normalidad y miró en todas direcciones, confundida, preguntando qué había ocurrido.

357 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 01:03 pm

Lupin

avatar
Un asreniano fosforito -creo recordar el haber leído sobre la transformación. Era... ¿quimera de no sé qué?-, una especie de hombre de arena y... algo que parece un cadáver fresco pero que se mueve y devora otros cadáveres. Incluso en la fantasía común de la tierra existen estas criaturas: los ghouls; pero lo que no sabía es que en los ghouls de Rocavarancolia recuperan la conciencia con la sangre de vampiro, como dice Jack.

-Encantada de conoceros, nuevos transformados, mi nombre es Adara y mi cosecha fue hace dos años como la de Jack -empiezo a presentarme elegantemente después de dar unos pasos hacia ellos-. Veo que lleváis bastante bien los cambios, a pesar de que algunos parecen bastante radicales. Si necesitáis ayuda de algún estilo, podéis consultarnos a cualquiera de nosotros, pues vamos a entrenar casi cada día todo tipo de habilidades.

A continuación, me dispongo a responder la pregunta del reptil. Aunque no sé exactamente a qué se refiere, igual es el tema de ver más intensamente los colores, como recuerdo haber leído. Es lógico que algo así le maree de momento.

-Los cambios son permanentes, asreniano. No tienes nada que hacerle, pero te acostumbrarás tarde o temprano, como cuando llevas gafas por primera vez -me detengo al darme cuenta del desliz que he cometido-. Eh... en Asrena no debéis tener gafas, vale.

358 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 05:08 pm

Matt

avatar
Al fijarme donde provenía el mordisqueo quedo en completa rigidez al ver a Kaethe arrodillada comiéndose a una especie de bicho.. o lo que queda de el. Le explico a Nasher lo que he leído en el libro acerca de los ghouls cuando de pronto un ruido de alguien pesado acercándose me sorprende.

Al girarme puedo distinguir a una especie de mastodonte enorme repleta de armas que nos cuenta que se esta dejando llevar por sus instintos. "Nassandra. Nasher no para de hablar de ella."

Oigo voces detrás de la chica enorme. Cuando las voces se acercan distingo a ver a un grupo de personas."O al menos parecen humanos." Pero al ver a una especie de chica negra con alas desprendo ese pensamiento."

Uno de ellos desprende un extraño brillo y al acercarse una especie de esencia se desprende de el y el chico se desploma. Para mi sorpresa el aura tiene forma de persona y comienza a hablar con Nasher que por lo que veo parecen conocerse. -¿Le conoces?-

El otro chico comienza a hablar y le dice a Nasher que es una bola de discoteca por lo que no puedo evitar soltar una carcajada -Perdón. Es que me ha echo gracia.. yo pensé lo mismo.- Digo sonriendo a Nasher. Al fijarme en el chico gracioso puedo ver sus garras claramente. -Guau.. Bonita manicura.-

La chica enorme se presenta y por lo que cuenta el mastodonte es en realidad un trasgo y antes de ser eso fue una arseniano como Nasher. " Dama Gula. ¿De que puedo extrañarme? soy de arena.. los cambios bruscos nos afectan a todos. De ser un lagarto puedes volverte... así de enorme."

Después se presento el otro hombre que resultaba llamarse Jack y era un vampiro." ¡Un vampiro! Esto es... Maravilloso." Digo mientras le observo moverse y hablar. Sus movimientos son algo hipnóticos, oscuros, me gustan. Al verle salir a correr y al poco tiempo volver con una criatura para Kaethe me hace retroceder un poco. "Son cazadores..." Jack nos explica que para que Kaethe pueda estar mas normal ha de beber sangre de vampiro y que podemos conseguirla pero nos costará dinero. -¿Dinero?- Pregunto extrañado- ¿ Aquí se usa el dinero?¿Como podemos ganarlo? No es por nada pero en el tiempo que llevamos aquí no hemos visto muchas tiendas donde echar curriculums- Digo mientras suelto una risilla.

Una especie de demonio negro con puntos brillantes se adelanta y se presenta haciéndose llamar Adara y nos invita a entrenar con ellos cuando queramos. -Muchas gracias. Pero yo tengo una duda muy grande y me encantaría que me la resolvieseis- Me paro y observo la cantidad de arena desperdigada por el suelo por lo que me agacho y la recojo volviéndola a unir a mi cuerpo. Me incorporo y continuo hablando. -¿Donde demonios habéis estados escondidos todo este tiempo?-

359 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 08:00 pm

Giniroryu

avatar
GM
Después de que Jack se escabullese rápidamente para ayudar a la Ghoul, observo con curiosidad como le da de beber su sangre. Parece que Jack conocía mucho más que nosotros acerca de los ghouls de Rocavarancolia. La ghoul, entonces, parece volver a la normalidad y nos mira con expresión de genuina confusión.

Ante la pregunta del asreniano, intervengo después de Adara.
-Maestra, creo que se refiere a si va a seguir en modo fiesta para siempre -no consigo contener una risilla-. No te preocupes, no sé que clase de criatura eres, pero sin duda el que cambies de color como un loco es porque aún no controlas ese poder, sea cual sea. Podemos traeros libros para que leais sobre vuestras transformaciones en otro momento.

Un dolor lacerante se instala en mi oído repentinamente cuando el chico de arena se ríe de mi comentario y tuerzo el gesto.
-No te preocupes, es que las risas son dolorosas, cosas de mi transformación -le sonrío al chico-. Qué curioso que se nos haya ocurrido lo mismo, creo que nos llevaremos bien.

Después pregunta acerca de conseguir dinero. Yo todavía no sabía muy bien cómo hacerlo, así que no dije nada al respecto. Sin embargo no puedo evitar sonreír maliciosamente ante su última pregunta al recordar nuestra visita y las apuestas nuevamente.
-Mucho más cerca de lo que piensas, al menos un día. Hace un tiempo fuimos a Maciel a espiaros, el día que descubristeis o estabais a punto de descubrir la magia. Y por eso mismo... -cambio a una expresión más seria-. ¿Dónde están el resto de vuestros compañeros? Espero que hayáis sobrevivido más de tres... Por cierto, ¿cómo os llamáis? "Bola de discoteca" y "saco de arena" están bien una vez como broma, pero no para llamaros por siempre -finalizo divertido.

360 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 09:59 pm

Caillech

avatar
Y ahí estaban todos, enfrascados en una conversación con los nuevos hijos de la Luna Roja, ofreciendoles su ayuda y experiencia para afrontar estos difíciles días como recien transformados. Se podría decir que era incluso más peligroso que antes de que la transformación llegase. Eso era porque, al cambiar ellos completamente para volverse en sus bestias interiores, se habían convertido en seres completamente nuevos y desconocidos para ellos. No sabín de sus limitaciones ni debilidades, a merced siempre de su instintos bajos, hasta creyendose mejores de lo que eran realmente o invencibles en algunos casos.

Sonrío al acordarme de mis primeros días como Dama Gula, el hambre que me dominaba completamente y ese sentimiento de que era incapaz de perder, que el mundo estaba a mis pies. Así fue como recibí mi primera paliza, una paliza de la que casi ni salgo viva, a causa de mi inflado ego. Tuve que aprender a malas mi lección, pero lo aprendí. Al igual que aprendí a controlar mi hambre, a tenerlo a raya para no dañar a nadie, a menos que esa fuese mi intención.

Miré a los tres transformados atentamente. Tenían un largo camino que recorrer, ciertamente.

Volví nuevamente a prestar atención a su conversación después de haber estado perdida en los recuerdos del pasado. Saqué una daga de mi muslo mientras escuchaba, no para amenazar o asustar a nadie, simplemente se había convertido en una manía mia. Empecé a pasármelo por los dedos a una buena y peligrosa velocidad habilmente.

- Yo, personalmente, no he podido veros antes, aparte de la prohibición que hay sobre interferir en la cosecha, porque he estado viajando mucho, de mundo en mundo - les dedico una sonrisa enseñando mis dos filas de dientes -. Cosa que recomiendo hacer, no sabeis la de deliciosa carne fresca y exótica que hay en esos mundos - paso mi lengua bífida por mis encias - Rico...

Si algo he aprendido es que me gusta asustar a gente, es tan gracioso ver como reacciona la gente. Algunos lloran, otros pelean para tapar que tienen miedo, otros pierden todo color de la cara... Nunca me cansaré de verlo, como tampoco me cansaré de comer carne.

Centrate Dama Gula, me digo, tendrás que ofrecerles tu también tu granito de arena, aunque sea para quedar bien ante tus compañeros. Bueno, así les demostraría que puedo estar cerca de la gente sin comerme a nadie. Allá vamos pues.

- Bien... Y... - piendo lo que podría enseñarles de mi parte - si quereis yo podría enseñaros a luchar. Soy bastante buena, aunque extricta. Y, antes de que nadie diga, no enseño mágia - digo con cara de asco - lo siento, pero lo aborrezco. Es algo que me supera por completo.


_________________________________________

Al principio lloré,
pero tiempo después
el hambre y el dolor me hizo cambiar
teniendo que matar y de carne alimentar.

Si tu olor golpea mi nariz, siento tu carne
y así el hambre aflora.
No, nolo puedo evitar, no creas que esta mal
es que yo soy asi
pues el pasado he de olvidar

361 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 10:55 pm

Alicia

avatar
Azura iba acompañada de Yloh, al que no había sido capaz de convencer para que se quedase quietecito al menos los primeros días.
-Por favor, podría ser peligroso, nadie se domina bien a si mismo al principio.
- Te tengo a ti para protegerme.- fe ciega. Que molesta le resultaba. Que tierno le parecía.
- Que te quedes, Yloh! ya les conocerás en otro momento!- Se había dado la vuelta para irse, pero Yloh le había engachado la muñeca y se disponía a caminar con ella. Azura sintió la ira haciendo peso en su pecho. -¡¿Soy la unica con un nublino rebelde!?
Yloh se había separado de ella como si hubiera recibido un golpe. Subitamente asustada por aquel ataque de ira, le había rogado que se quedase lejos de ella. Ni siquiera entonces. Yloh estaba aun mas decidido a llevarle la contraria. Parecia querer protegerla de si misma. Si era necesario.
Desde su salida del torreón había estado en silencio. Notaba un vaivén de emociones con demasiados picos, y estaba apretando las mandibulas para no dejarlas traslucir. Era la Luna. Roja como la sangre, como Pyro. Notaba a Pyro en el estomago. En su dolor de cabeza, y le estaba costando mucho concentrarse en lo que ocurría. Tenía la sensación de estar allí como un jarrón.
Haciendo un esfuerzo se fijo en lo que ocurría a su alrededor. Estaban hablando, pero ella aun no había dicho nada. Cail estaba allí dandose ínfulas. Había un lagarto caleidoscopio, un reloj de arena desecho, y una comecadaveres con el cerebro de una paloma zombi.
- Soy .. Er.. - Azura calló un segundo. Iba bicolor y no estaba muy segura de como denominarse.- hum. Azura creo. Por ahora.
Se dio cuenta de que hablaba un poco criptico.
-Soy una bruja escindida. - miró con rencor a la lagartija de los brillos porque le estaba aumentando el dolor de cabeza- no ha sido el mejor momento para conocernos.
- Yo soy Yloh - se autopresentó el otro en vista de que su ama no hacia los honores.- yo no soy un bendecido por la luna. Soy un nublino normal. ¿que decis que sois?

Nfdr: lo siento isi es una mierda o hay fallos, he tardado en escribirlo y no tengo tiempo de revisar. puedo corregirlos en otro momento


_________________________________________

-

362 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 11:30 pm

NH

avatar
A Nasher la cabeza le dolía horrores. Tenía el olfato hipersensible y no paraban de llegarle olores nuevos, las hormígas volvían a atacarle y para colmo sus constantes destellos le habían provocado manchas en la visión que no acababan de desaparecer del todo. Permaneció un buen rato hecho un ovillo, cubriéndose la cara con las manos. Durante un momento logró hacerse desaparecer, camuflándose con la piedra sobre la que estaba sentado. << Me duele, todo es un caos...>> Estaba confuso, y tener a tanta gente alrededor no le ayudaba. Comenzaba a agobiarse de verdad.

No alzó la cabeza hasta que escuchó al chico de las plumas, Noel, preguntar por sus nombres. Se presentó como pudo, diciendo también su procedencia y tribu, y tuvio que hacer un esfuerzo para decir más.

-Nuestros compañeros... Una fue asesinada por un monstruo, otro murio por enfermedad, otro fue asesinado por uno de nuestros compañeros que a su vez murió acuchillado. Otra compañera mató y torturó a...- se mordió la lengua- La echamos del torreón, no sabemos donde está. Y hace no mucho perdimos a otro en la cicatriz. Somos... seis en total.

Recordar a todos los compañeros perdidos le había dado náuseas. Trató de ponerse en pie y, tal vez, alejarse un poco de la multitud y tirarse a dormir hasta que dejase de parpadear. Llegaron dos blanditos y la chica le dedicó una mirada rencorosa y un comentario hiriente. Nasher explotó de rabia, pues el no podía controlar lo que le estaba pasando y habían sido ellos los que se les habían acercado.

-No es como si tuviese control sobre ello.- le escupió.- Si tan molesto te parece no haberte acercado, la ciudad es bastante grande como para no verme. Pero espera, no te molestes, ya me voy yo...

Y dicho esto se tomó unos segundos para serenarse y detectar algun rastro para seguir y se fue en busca de Wen.

Sigue en el Rio.

363 Re: Ruinas de Margalar el 02/09/12, 11:47 pm

Jack

avatar
Todo sucede demasiado rápido para el joven asreniano, el cual no para de cambiar de color, sin duda inconscientemente, cosa peligrosa en otra noche sin nosotros cerca. Tanto que llega a aovillarse en el suelo << Estamos yendo demasiado rápido para sus nuevos sentidos... Digo un par de cosas y me voy >> Noel está bromista como siempre, encontrando en el chaval de arena un compañero de chistes. Adara se presenta, Azura se presenta con su nublino y Cail sigue con los humos muy altos.

-El dinero se consigue trabajando, haciendo encargos para mercaderes o ciudadanos de a pie. Pero no os fiéis así por las buenas. -luego Cail se adelanta a responder y coincido con ella.-No nos podíamos dejar ver por ley. Y todos hemos viajado a diversos mundos, no sólo la gran trasgo Caillech.-digo casi gruñendo, un tanto molesto por su forma de expresarse.-Y no os va a tocar si estamos cerca, no os preocupéis.-pero me callo haciendo un gesto de desagrado cuando dice lo de comer y lo de enseñar magia << No he venido para esto, por favor, que deje ese rollo >>

Noel desvía el mosqueo al preguntar por los demás de su cosecha, acordándome de la vouivre al instante.
-Eran más, estos tres y un par más. Y la que corre más peligro no está aquí precisamente, así que me adelantaré a buscarla.

Luego me transformo en humo, elevándome en la carmesí oscuridad para buscar a la transformada desde las alturas. En la primera vuelta veo a un repoblador alado en lo alto de Maciel y cuando bajo para comunicárselo a los demás, veo a la vouivre en el río, con la transformación en todo su esplendor. Así pues aterrizo justo para ver al asreniano ir en dirección al río.
-Todos al río, camaradas, que allí están los dos que faltan. Y... sin agobios ni prisas, mejor. Mi primera noche fue una locura, olfato aumentado y encima la sangre... El asreniano... Nasher, estaba mal antes, imaginad, muchos olores nuevos, de golpe. Con calma y al río.

Esta vez echo a correr, hacia el lugar indicado, pensando en qué decir y cómo decirlo. << Juguemos a las cartas, novatillos >> pienso mientras veo cómo los demás, tanto mi grupo como el de arena y la ghoul me siguen...
Siguen todos en el Rio.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

364 Re: Ruinas de Margalar el 03/09/12, 01:44 pm

Caillech

avatar
Miro hacia el cielo, a la bella Luna Roja que está fija. Sonrio. Su influencia me hace sintir más viva, que mi bestia interior ruja de felicidad. Es una sensación sumamente satisfactorio, teniendo en cuenta que acababa de comerme un par de hienas por el camino. Puede que tenga mejor control que hace un año, pero la Luna tiene el efecto de sacar lo que tengo dentro, de volverme más primitiva, más como la trasgo que soy. Gracias a ello puedo controlarme para no intentar merendarme a nadie, no sería bueno para mi imagen a ojos de mis compañeros.

No verían con buenos ojos el que atacase al colorido asreniano que no paraba de cambiar de uno a otro, como si estuviese dudando en cual quedarse.

Pero entonces, las cosas se descontrolan, el colorido se enfada por un comentario hecho y se larga de allí. Aix. Lo cogía demasiado a pecho, debería saber pasar de las palabras de los demás, aunque es cierto que es más fácil decirlo que hacerlo, pero bueno. A mí me solía pasar, y mucho.

Decidimos ir en pos de él, para encontrarnos a lo que falta de cosecha, ciertamente la suya había sido una cosecha sangrienta y pocos habían quedado para ver la belleza de la Luna. Mejor para mí, asi tendría que memorizar menos caras y nombres. Un trabajo menos que tengo.

Comienzo a caminar tranquilamente detras del grupo.

- Y yo no tengo los humos subidos - digo por lo bajo para mí misma por el comentario de Jack -. Es la Luna Roja, que me altera.

Siguen todos en el Rio.


_________________________________________

Al principio lloré,
pero tiempo después
el hambre y el dolor me hizo cambiar
teniendo que matar y de carne alimentar.

Si tu olor golpea mi nariz, siento tu carne
y así el hambre aflora.
No, nolo puedo evitar, no creas que esta mal
es que yo soy asi
pues el pasado he de olvidar

365 Re: Ruinas de Margalar el 10/09/12, 03:52 am

Yler

avatar
Finalmente los ataques habían cesado, no se en que momento los ataques se habían detenido, pero solo cuando me detuve porque mis piernas ya no podían más me di cuenta de que ya no estaba detrás de mi. Busque un escondite, un pequeño espacio entre dos grandes trozos de roca caídos y me escondí. Apoye mis manos sobre mis rodillas e intente recuperar el aliento, cosa que demoro varios minutos, solo entonces me anime a salir de mi improvisado escondite y comencé a mirar a mi alrededor.

Frente a mi estaba lo que alguna vez fue un edificio de buenas dimensiones, lo que alguna vez fue el patio era ahora un regadero de rocas y escombros, y del edificio, que probablemente tuvo en su tiempo 4 o 5 plantas solo quedaban dos, y en pésimo estado. Estaba rodeado por un profundo foso, pero las cadenas que sujetaban el puente levadizo parecían llevar tiempo rotas y la madera agrietada y vieja aun podía soportar el peso de un viajero.

Con paso lento me adentre en el lugar, esperaba saber que tan bueno podía ser como escondite, si las dos plantas estaban aun en un estado aceptable podían ser un buen refugio temporal. Una vez dentro del patio, lo primero que se alzo ante mi fue una imponente estatua de una araña. El ser tenia rasgos antropomórficos en la parte superior, 8 patas salían de su torso y una mirada de terrible furia en sus 4 pares de ojos. Ignore la mala sensación que me causaba aquella obra de arte y seguí adelante, hasta que finalmente los muros de roca verde y gastada estuvieron al alcance de mi mano, con cuidad, y midiendo cada paso, comencé a recorrer el lugar, buscando una entrada y viendo que tan seguro seria aventurarse dentro de aquellas curiosas ruinas.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 30 de 32.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 16 ... 29, 30, 31, 32  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.