Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Fechas de cumpleaños
por Evanna Hoy a las 07:29 pm

» Aquella noche
por Seth Hoy a las 07:26 pm

» Biblioteca Mágica
por Reifon Hoy a las 07:15 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Aes Hoy a las 03:36 pm

» Actualizaciones
por Giniroryu Ayer a las 06:15 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38492 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Consejo » El archivo » Cosechas » Cuarta Cosecha » Sueños » Primer sueño de Atol

Primer sueño de Atol

Ir a la página : Precedente  1, 2

Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 2.]

1 Primer sueño de Atol el 17/11/12, 09:19 pm

Naeryan

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Atol está de vuelta en la Capital, clavado en el centro de un enorme salón festivo. La charla llena los rincones de la sala; las bebidas y canapés circulan libremente. El recinto parece estar lleno de una expectante animosidad.
Mire adonde mire hay rojo y negro, con tintes de morado en algunos casos. Buena parte de la aristocracia libense está congregada allí con sus mejores galas, aunque parece demasiado bullicio como para que la fiesta sea exclusiva de la corte. Efectivamente, Atol puede distinguir entre ellas a varias celebridades libenses, tanto hombres como mujeres, y a varios andróginos acompañantes.
Curiosamente Serokrai está junto a la puerta haciendo guardia, en una pose que delata su impecable entrenamiento. Con él cruza lanzas Karime, que observa la agitación con su característica sonrisa.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

13 Re: Primer sueño de Atol el 20/11/12, 11:41 pm

Jack


<<¿Qué? ¿Honor? ¿Suerte? ¿De qué va esto?>> me pregunto mentalmente, más nervioso a cada segundo, a la par que el bullicio de la fiesta. Y de pronto, ¡la Reina! Caigo de rodillas, reverencial y evitando mirarla, la cabeza gacha y los brazos relajados, aunque temblando de la pura emoción. La Reina en persona, a la que habré visto en contadas ocasiones, ahora camina a unos pasos de distancia.

Cuando se sienta, la multitud se apresta a presentarle sus respetos y mis compañeros de ambos torreones me animan a acercarme a ellos, ya que aún seguía en el suelo. Me acerco nervioso y confuso por sus murmullos, pero les sigo hasta la tarima donde se sienta la soberana.
-A-a su s-servicio, mi Reina y-y Señora.-tartamudeo como puedo <<¡Compórtate, vamos!>>-Le suplico perdón por mi estado actual.-pero decido no añadir nada para no empeorarlo.

Después los nobles se sientan y yo acompaño a los de los torreones en una mesa para nosotros solos, en completo silencio, oyendo las respiraciones y casi los latidos ajenos. Lo peor es cuando todos empiezan a cuestionarse si harán algo bien o no, algo cuyo real nombre desconozco, pero por no pasar más vergüenza vuelvo a callarme <<Qué demonios pasa...>>

Y de la nada, una voz me llama. Una voz que me indica una puerta y quiere que la abra, añadiendo que nadie se enterará <<¿Qué?>> Sacudo la cabeza, pues nadie a mi lado está hablando de eso <<Nadie está hablando de eso, concéntrate en el momento presente. Se lo estarán diciendo a otro o será el viento. Observemos esto a ver qué pasa...>>
-Hey, quiero asegurarme de que recordáis el orden. ¿Alguien me lo recita sin equivocarse?-inquiero seriamente, como sabiendo de qué hablan pero para que me digan al menos mi posición.

14 Re: Primer sueño de Atol el 21/11/12, 06:51 pm

Naeryan


-Seon, Shizel, Ariv, Yrio, yo, y tú el último por ser el invitado de honor- recita Saren en tono monocorde, como si lo hubiera hecho miles de veces antes para no meter la pata.
Terminan los últimos tributos a la reina, los escasos murmullos cesan por completo y por fin el silencio se hace total. Todas las miradas están fijas en la escalinata por la que ha descendido la monarca.

Las gigantescas puertas que hay en su cúspide se abren con un crujido sobrecogedor y un palanquín desciende al nivel de los espectadores, portado por un gran número de guardias femeninas. Es evidente que sea lo que sea lo que haya debajo de aquella rica y densa capa de terciopelo rojo, pesa mucho.
Finalmente lo depositan encima de una plataforma de mármol, no muy alta, acondicionada en el centro de la sala. Dicha plataforma es tan larga que divide el salón de baile prácticamente en dos, y las escaleras para su acceso se encuentran precisamente frente a la mesa donde se hallan los cosechados.
Es evidente que ya ha llegado la hora.

-¡Seon de Sinhdro!- se anuncia por fin. El salón estalla en una salva de aplausos ensordecedora.
Seon ha dejado de angustiarse y su cara resplandece de felicidad. Sus ojos claros irradian emoción, clavados en el final de la plataforma. Alder le aprieta la mano, feliz por su compañera, y ambas se levantan.

Aurva y edeel caminan a lo largo de la plataforma, en dirección a la parte aún tapada por la tela. Lo hacen sin prisa, sonriendo a todos los presentes y saludando. La multitud las felicita en voz alta, grita sus nombres, lanza rosas, las adora en un frenesí inaudito de ver entre nobles. Y Atol sabe que parte de esos vítores también son para él, son para todos los que están sentados en esa mesa de honor. En ese fugaz instante de gloria, parece que nada ni nadie puede alcanzarlo.

La potente llamada tras la puerta lateral es ahora tan fuerte que equivale a oídos de Atol como si alguien estuviera aporreándola desesperadamente desde el otro lado, alzándose por encima de las voces del gentío.
"Ábrela", casi le suplica la voz de fuera, con una intensidad enloquecedora. "Antes de que sea demasiado tarde."

15 Re: Primer sueño de Atol el 22/11/12, 04:29 pm

Jack


Anoto mentalmente el orden mientras sonrío y le hago un gesto de aprobación. Luego espero, al acecho de lo que digan, intentando descubrir qué va a suceder, pero sin éxito. Hasta que un silencio atroz se impone en la sala. En lo alto de las escaleras por donde vino la Reina se abre una gran puerta y un palanquín empieza a bajar llevado por guardias femeninas, ricamente adornado en tonos rojos y cubierto con una capa de terciopelo. Lo llevan hasta una plataforma de mármol que casi divide en dos el salón y, mira por dónde, la escalera de acceso muere frente a nuestra mesa. <<Lo que sea que vaya a suceder, tendrá lugar ahí arriba. ¿Pero qué o quién demonios va ahí dentro, que tanto pesa?>>

Una voz llama a Seon, nombrando su mundo de origen, y todo el mundo empieza a aplaudir, a quienes me sumo para disimular. Miro nervioso a la chica mientras se dirige hacia las escaleras, acompañada por Alder, despacio, sonrientes y saludando a los que las ovacionan. Pero no logro sentir la misma euforia que las rodea. <<Es mi mundo, mi gente, mi reina y mis compañeros, por qué entonces estoy nervioso y en absoluto de esa forma?>> Lo peor es que toda la muchedumbre me mira a mí intermitentemente. Les aplauden a ella, sí, pero está claro que el protagonista soy yo. La mejor máscara de disimulo aparece en mi rostro, sonriendo a quien cace mirándome y aplaudiendo.

Y al parecer no soy protagonista exclusivamente para la multitud sino también para otra voz, desesperada, tanto que su vozarrón parece que aporree la puerta lateral de antes. Al parecer no era una imaginación mía, aunque nadie parece escucharla. <<Antes de que sea demasiado tarde... ¿Para qué?>> ¿Qué pierdo por abrirle? Si es algún loco que quiera entrar furtivamente, lo echamos fácilmente; si es alguien que esté en peligro, le ayudamos; y si tiene razón, mejor abrirle y ver qué sucede aquí. <<Decidido>>

No intento pasar desapercibido ya que sé que sería imposible, así que me levanto y rápidamente me escurro hasta la puerta, a la cual me pego y digo en un gruñido, intentando que la sala no me escuche:
-Como sea una broma, saldrás muy mal parado.
Y luego abro.

16 Re: Primer sueño de Atol el 22/11/12, 06:52 pm

Naeryan


La puerta empieza a abrirse sola, lentamente, casi como si luchara contra una corriente invisible: parece que lo único que necesitaba era que alguien la desbloquease desde dentro. Karime y Serokrai apenas prestan atención al umbral que deberían estar guardando, toda su atención concentrada en lo que está teniendo lugar en esos momentos.

Porque en el escaso tiempo que Atol ha tardado en navegar entre la multitud hasta la puerta, muchas cosas han sucedido.

Seon y Alder ya han terminado su desfile a lo largo de la plataforma. Ambas han llegado al final de ésta y se han detenido frente al misterio tapado por el terciopelo rojo. La multitud aplaude a rabiar, y la cohorte de guardias, en una sincronización perfecta, tiran de parte de ella dejando sólo cubierta la parte superior. La porción que queda al descubierto revela un suntuoso sillón con asientos de seda negra y remaches dorados. Alder le da la mano con gentileza a Seon para que se siente, ambas compartiendo una compenetración como sólo es posible entre edeel y aurva. Elegantemente reclinada sobre el asiento Seon cierra los ojos un momento mientras sonríe, concentrándose en la multitud que vitorea su nombre. En su expresión se refleja el deseo de congelar ese instante para siempre.

Es entonces cuando las guardias destapan lo que queda del resto de la estructura que han traído, y se puede ver claramente que no es sólo un trono ceremonial.
Es una guillotina.

Al mismo tiempo que los batientes de la puerta por fin resuenan contra las paredes, la cabeza de la sinhadre rueda por las escaleras y aterriza justo a los pies de la reina.

17 Re: Primer sueño de Atol el 25/11/12, 04:16 pm

Jack


Quitado el cerrojo, la puerta comienza a abrirse sin mi ayuda, muy despacio, sin que me atreva a tirar de ella. Lo raro es que ni K ni Serok me han dicho nada ni tan siquiera me miran. <<¿A dónde diablos miran?>> Me giro sobre mis talones y veo a Seon sentándose en una especie de sillón de lujo, aunque está medio tapado. <<¿Un trono? ¿Un sitio especial por usar magia?>> La muchedumbre sigue gritando su nombre y el gesto de Alder para ayudarla a sentarse delata su intensa relación. Pero no me da tiempo a imaginarme en una situación similar con alguien ya que el disfraz del trono es derribado. ¡Una guillotina!

Oigo cómo la puerta a mis espaldas se abre mientras echo a correr hacia la plataforma, gritando su nombre fuera de mí. Mis gritos se confunden con los de la multitud, multitud que empujo y golpeo sin contemplaciones mientras intento llegar a la guillotina, pero sin éxito. Aún a mitad de camino veo el letal desliz de la hoja y me quedo congelado en el sitio, viendo cómo la cabeza cae limpiamente. Pero no veo nada más ya que las rodillas no me frenan y caigo al suelo, con los brazos abatidos a cada lado y respirando agitadamente. Ahora mismo hay dos sentimientos, dos ideas y dos líneas de acción totalmente diferentes en mi cabeza. Una, quedarme aquí llorando. Dos, salvar a los demás.

Está claro. Sin pararme a pensar en la gente que me rodea, derribo al primero que halla a mi espalda y me escurro de nuevo hasta la puerta, donde me acerco a Serok. Los dos siguen con la mirada fija en el infinito, así que le quito la lanza al ulterano y, sin fijarme siquiera en el umbral abierto, vuelvo a dirigirme a la plataforma, golpeando con el cuerpo del arma a cualquiera que halla en medio, sin más resultado que caídas varias.
-¡Detened esto! ¿Qué locura es esta? ¿Desde cuándo en Libo ejecutáis tan alegremente a herederas de las Brujas antiguas?-grito, intentando seguirles el juego. Quien estuviese al otro lado de la puerta ya es irrelevante. Ahora tengo que acabar esta pesadilla y salvar a los demás. A muerte.

18 Re: Primer sueño de Atol el 25/11/12, 05:18 pm

Naeryan

avatar
Serokrai se deja arrebatar la lanza con facilidad, e incluso parece agradecerlo ya que le permite aplaudir con más fuerza. Los gritos de Atol apenas se oyen entre la algarabía general. La gente al principio le deja pasar, riendo y comentando aspectos de la escena como si en lugar de haber decapitado a Seon la hubieran coronado reina.
-Qué gracil ha sido, ¿verdad?
-Sí, la cabeza ha caído bien, sin lesiones.
-El vestido ha sido muy buena elección. El cuello estaba lo bastante bajo para que no se manchase de sangre.
-Ha puesto el listón muy alto.
Las guardias reales recogen el cuerpecillo de la sinhadre y lo sientan en su anterior silla de honor: sus compañeros cosechados no parecen inmutarse. Por el contrario, aplauden y animan con tanta intensidad como los demás, riendo y vitoreando todavía. Alder baja las escaleras y recoge con delicadeza la cabeza de Seon del suelo, depositándola en un elaborado recipiente de oro. El hecho de que haya sido ella la que haya acompañado a la difunta a lo largo de la plataforma, que ella misma la haya ayudado a sentarse en el trono que la mataría, sólo contribuye a hacer la situación aún más grotesca. Por alguna demencial razón sonríe ampliamente como todos los demás.
El pasillo que Atol ha abierto está escalofriantemente desierto. De Karime y Serokrai no hay rastro y el camino hacia él está despejado ya que es la zona más alejada de la plataforma.
A medida que Atol se acerca a ésta se le hace cada vez más difícil avanzar. La densidad de la muchedumbre se hace casi imposible de traspasar y la gente no parece inmutarse por los golpes de lanza. Cuando está casi a punto de llegar Atol nota cómo varias personas le sujetan y le fuerzan hacia atrás, riendo aún.
-¡Qué prisa tienes!
-Ya te llegará el turno, no seas impaciente.
-¡No te cueles, hombre!- oye la voz animada de Yrio cerca de él, y se da cuenta de que le han vuelto a llevar a donde estaba sentado antes, justo al lado de donde se sienta el cuerpo decapitado de Seon. Sin embargo nadie le sujeta a la fuerza allí, como si esperaran que contuviera su impaciencia él mismo y siguiera el protocolo.
Shizel es el siguiente en subir a la plataforma. Saluda al público que le aclama con la soltura del que sabe desenvolverse en público, y cuando llega al asiento frente a la reina la saluda con una reverencia llena de desenvoltura. La muchedumbre jalea enfervorecida, y más aún cuando su cabeza toca el suelo: su cabello blanco se tiñe de rojo al mezclarse con la sangre de Seon que ahora mancha las escaleras.
Su sangre, por el contrario, tiene un tono más oscuro, y la gente de la primera fila a la que han salpicado las gotitas en la cara se la lamen como si quisieran averiguar si saben distinto. Lejos de cesar, el barullo ahora es ensordecedor: cualquier pretensión de compostura se ha desvanecido. Ahora que han visto sangre, quieren más.
Aunque la reina está ocupada aplaudiendo como los demás, llega a sus oídos la pregunta de Atol.
-¿Ejecutar?- la monarca se limita a alzar una ceja-. No estás mirando más allá. Creía que precisamente tú lo entenderías: se trata de concederles un honor a la altura del legado que nos han devuelto. Que sus restos sean devorados por un Gran Felino.
Lentamente, con parsimonia, Macak recoge la cabeza de Seon del cuenco de oro, y empieza a comérsela. Empieza por un párpado, y el ojo que queda al descubierto parece mirar a Atol suplicante.
-¿Necesitas tenedor?- le pregunta Alder con curiosidad. Macak responde con una sonriente negativa con la cabeza, aún con la boca llena, como indicándole que ella se las apaña.



Última edición por Naeryan el 26/11/12, 07:02 pm, editado 1 vez


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

19 Re: Primer sueño de Atol el 26/11/12, 06:32 pm

Jack

avatar
Pero la muchedumbre pronto me sujeta, sin parar de reír y acompañando su risa de locuras. ¡¿Prisa?! ¿Impaciente? Lo peor es que no puedo ni moverme ni defenderme y, cuando me doy cuenta, estoy sentado de nuevo, con la lanza en el suelo. <<Y a mi lado... No mires...>>

Vuelvo a incorporarme con la lanza y me vuelven a impedir el paso mientras grito a Shizel, el cual también sigue en destino a Seon.
-Mierda, mierda... ¡Maldita sea!-esta vez no caigo al suelo, sino que miro a la Reina, directamente a los ojos y sin respeto ninguno, mientras me habla. Recibo lo que dice como un golpe, golpe que se triplica cuando veo a Macak devorando la cabeza de Seon.-Qué... ¡Pero no está bien! ¿Qué honor puede haber en eso? ¿Sus restos? ¡Estaba viva! Estaba viva y le arrebatasteis eso...-gruño al borde de las lágrimas, pero me recompongo a duras penas.-¡Ya habrá tiempo para ofrendarnos en sacrificios cuando nos llegue la hora! ¿Pero así? No, así no. ¡Baja de ahí!-grito fuera de mí mirando de nuevo a la plataforma y a quien le siga el turno. <<Yo sé en lo que creo y no es esto, ¡no es esto! Esto no está bien y debe acabar>>

Antes de nada me acerco a la zona de Macak y la Reina y, sin dudar, golpeo sus platos de "comida" con la lanza, para tirarlos. Y nuevamente intento volver a la guillotina, esta vez sin miramientos por si atravieso a alguien, lo cual quizá incluso intente para desahogarme y soltar adrenalina. <<¿Y si Yrio o Ariv o Saren intentan defenderse? Entonces les daré un motivo para alimentar al Gran Felino, pero no mientras vivan>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

20 Re: Primer sueño de Atol el 26/11/12, 07:34 pm

Naeryan

avatar
Esta vez es la pequeña Ariv la que sube a la plataforma. La muchedumbre, cada vez más grande y asfixiante a cada instante que pasa, abre un pasillo para dejarla pasar, y la muchacha llega sin incidentes a su condena. Pronto otra cabeza rueda por el suelo.
Macak ya había dejado pelado el cráneo de Seon y había empezado a dar cuenta del de Shizel cuando Atol derriba las bandejas. Se lo queda mirando sin comprender, y en sus grandes ojos empieza a distinguirse una lágrima. Como habiendo agarrado una súbita rabieta recogió la cabeza de Ariv del suelo y empezó a dar violentos mordiscos alternando entre ambas, mirando fijamente a Atol como desafiándole. Antes los bocados tenían algo de civilizado, pero ahora sólo hay una glotonería forzada, como si la varmana estuviera comiendo sólo para demostrarle a Atol que no puede impedirle hacerlo.
El jaleo de la fiesta es ya ensordecedor, la sala está llena de voces inhumanas que piden más, toda pretensión de refinamiento abandonada. Sin embargo, por encima de él aún puede oírse la misma voz de antes, proveniente del mismo pasillo vacío cuya puerta sigue flagrantemente abierta.
"Huye", le suplica. "Pronto no quedará ninguno más, sálvate a ti mismo."
A la reina no parece importarle en absoluto que Atol esté masacrando a sus invitados para abrirse paso, y se limita a acariciar la cabeza de Macak distraídamente. Atol ya casi tiene la plataforma frente a sí.
-Sigue comiendo, querida- le pide-. Sólo quedan unos poquitos más...
Un nuevo chasquido metálico y esta vez es el sonriente rostro de Yrio el que se tiñe de sangre.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

21 Re: Primer sueño de Atol el 26/11/12, 10:54 pm

Jack

avatar
Me quedo horrorizado mirando a Ariv justo en el instante en que la cabeza se desprende del cuerpo y me obligo a mí mismo a girarme, darle la espalda al asqueroso espectáculo. Pero quizá lo peor es ver a Macak, la joven del grupo, devorando con ansia y sin dejar de mirarme, las cabezas. Y eso me saca del poco quicio que quedase.

-Esto es por la magia, ¿no? Pues habrá magia.

Me alejo de la plataforma y, haciendo caso omiso a la voz <<Esto acaba ahora. Nadie huirá, no, por los Grandes Felinos que nadie saldrá vivo de esto>> y llego a la mesa donde nos sentábamos antes. Una vez allí, preparo un hechizo de esculpir llamas con los amuletos de mi ropa, así como los cristales de los cuerpos decapitados que me rodean y pronto la mesa estalla en ardientes llamaradas. Prendo la lanza y atravieso al primero que tenga delante, y, sin distinción de sexos, sigo dejando cadáveres a mi paso hacia la plataforma de la reina y Macak. Cadáveres y mesas ardiendo. Caos. Locura. Y gritos, míos.
-¿¡No queríais magia!? ¡Pues arded todos!

Vuelvo a conjurar otro hechizo a los pies de la plataforma real y lo alimento con alguna silla, para después ver cómo Saren va a sentarse, tan tranquilo. Miro mi arma y la guillotina, reculo, apunto y con tres largas zancadas la lanzo hacia, en parte, la silla, pero en otra parte para detenerle. <<Si muere por asesinato no podrá ser ofrendado en sacrificio voluntario con honores, no?>> Luego sigo con los hechizos de fuego, sintiendo el cansancio aproximarse, pero sin parar, mientras una idea aflora.
-Ni tú eres un Gran Felino ni tú eres la Reina de Libo. ¡Ahora lo entiendo! Habéis conocido Rocavarancolia y su locura os ha infectado. ¡Pues no pienso permitir que esto siga adelante, mucho menos ver mi mundo convertido en una ciudad maldita como esa!-grito, forcejeando con la muchedumbre y usando los amuletos como armas, dirigiéndolos a las cabezas de mis atacantes.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

22 Re: Primer sueño de Atol el 27/11/12, 05:13 pm

Naeryan

avatar
Macak ahora come a los bocados más grandes que puede, atragantándose en ocasiones; la tozudez se ha visto sustituida por una verdadera voracidad. Sin molestarse ya en mirar dónde muerde, por su barbilla resbalan sangre, pelo y otras sustancias dudosas de las cabezas que ha recogido del suelo. Su rostro, manos y hermoso vestido ahora están impregnados de inmundicia.

El chasquido que provoca Saren al caer sentado sobre la silla, con el estómago atravesado por la lanza, resuena por todo el salón. Se hace un silencio tenso, tan tirante que parece doler en los oídos.
La expresión de la reina de Libo se ensombrece por fin. Y de su boca tan sólo sale una palabra.
-Muerte.

La multitud se arremolina en torno a Atol y le apresa en una red asfixiante, enterrándole bajo una maraña carnosa de miles de manos y brazos que tiran de él hacia atrás. Apenas es posible entrever el salón entre esa intrincada jaula de carne.
Como una guirnalda de luminarias, la luz va propagándose por los refinados trajes al prenderse fuego merced a las llamas del muchacho. La llama se extiende de una persona a otra, y las risas ahora se mezclan con una cacofonía de aullidos. El suelo se llena de cadáveres a medida que Atol va abriéndose paso a sangre y fuego, y cada vez es más fácil tropezar. La temperatura aumenta y las llamas son tan intensas que deslumbran: pronto todo el salón es un infierno.

La barrera de cuerpos por fin se rompe y Atol llega frente a la reina. A su lado Macak está ensimismada devorando los restos obsesivamente entre una serie de sonidos muy desagradables. La monarca se limita a mirar fijamente a algún punto por detrás del libense.
Cuando por fin Atol intenta dialogar siente una presión espantosa en torno a su cuello que le levanta en el aire, por encima de las cabezas de los presentes. El aire falla en llegar a sus pulmones: se está asfixiando y pronto empieza a boquear. A sus espaldas alguien canturrea siniestramente lo que el libense reconoce como un hechizo de constricción.
Su cuerpo se arquea hacia atrás en el aire y aunque se le nubla la vista por la falta de oxígeno, Atol puede ver claramente que se trata de Saren. La lanza arrancada descansa en el suelo, expulsada tras un hechizo de regeneración rápida.

Una centésima de segundo después el idrino cierra el puño y el cuello de Atol revienta con un chasquido similar al de una ramita seca. Su cabeza cae al suelo junto a las demás. La reina pasa junto a ella, indiferente, para reunirse con el único superviviente.
-Buen trabajo- ronronea, acariciando la cabeza de Saren.
En los últimos segundos en los que la sangre aún circula por el cerebro de Atol éste puede distinguir una silueta neblinosa en el pasillo, aún dolorosamente despejado.
"Demasiado tarde...", dice la misma voz de antes con tristeza infinita, atenuándose poco a poco como perdiéndose en la distancia.

El sueño se desvanece con el crepitar de las llamas, y con la repentina certeza de que esa voz es la misma que le trajo a Rocavarancolia.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 2.]

Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.