Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Montañas

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 7.]

1 Montañas el 03/08/11, 01:03 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Altos picos escarpados que separan a la ciudad del desierto.

2 Re: Montañas el 18/10/11, 06:39 pm

Red

avatar
Sobrevuelo la ciudad con la calma de la noche como única compañía. Me dejo llevar por las corrientes aéreas, batiendo las alas de vez en cuando, sostenido por el viento. Mi mente divaga feliz y tranquila, relajada la excitación que me produjo lo de los piercing por el vuelo. La ciudad a mis pies resulta hermosa, mi estado me hace captar toda la belleza que hay en las cosas, aunque este escondida. La ciudad parece animada, no se percibe si no te fijas mucho, pero hay movimiento en las calles, hay gente paseando, algunos de aspecto humano, otros no tanto, pero gente sin lugar a dudas, mas de la que he visto en todo lo que llevo en la ciudad. No distingo bien las figuras, y me apetece bajar a conocer gente nueva, pero ahora no, aun necesito un poco de tranquilidad. Paseare un rato mas, tal vez me acerque a las montañas que veo a lo lejos, y luego volveré a la ciudad, ta vez al mercado ... o quizá la taberna. ¿Quién sabe? ...
Vuelo alto durante un tiempo, deteniéndome de vez en cuando en el aire, suspendido por mis alas, observando detalles que se me escaparían desde el suelo: estatuas extrañas en tejados y fachadas, jardines oscuros en patios interiores, figuras sombrías que se deslizan por los tejados, y alguna que otra criatura voladora que vislumbro en la distancia. Mi vuelo me lleva hasta la cordillera que cerca la ciudad por el oeste, en esta zona esta el Castillo, la residencia del rey y del Consejo, una zona misteriosa para mi. Aun no he hablado con el rey, y no se si lo haré algún día, pero me gustaría conocer a aquel que nos gobierna y a las personas que le rodean, incluso estaría bien formar parte del Consejo. Sacudo la cabeza, desechando los pensamientos infantiles. Las montañas son una zona dura, desprovista de vegetación, una zona pelada llena de rocas, con cumbres quebradas que parecen arañar el cielo. No se que clase de criaturas vivirán aquí, pero desde luego que serán duras, adaptadas a este territorio han de serlo, por que las condiciones de vida aquí deben de ser extremas. Espero no encontrarme ninguna, tendrá hambre y tendría que luchar, pero siempre puedo huir. Aterrizo en una terraza natural, me recibe el suelo gris y pelado. Miro hacia la ciudad, admirando las vistas, la catedral roja a lo lejos brilla a la luz de la Luna, la noche resulta fresca y agradable, a pesar del viento frío que barre la terraza, disfruto de la soledad durante un rato, sentado en una piedra, mirando a la ciudad, pero atento para que nada me asalte por sorpresa ...

3 Re: Montañas el 18/10/11, 07:13 pm

Sepalian Xila

avatar
Un efluvio a quemado sobresalta a Vacuum. El joven gira la cabeza para advertir un rastro negro a unos metros que parece emanarlo. Visto desde cerca parece carboncillo, muchas líneas de carboncillo cruzándose por la tierra y las rocas. Parecen garabatos hechos por alguien con la mano muy cansada, y se dirigen hacia la parte de atrás de un risco escarpado.
Vacuum sigue las líneas y se encuentra con una escena deprimente.
Frente a la pared del acantilado hay un nido, hecho de ramas raquíticas y trozos de muebles viejos. Está cubierto de polvo y hollín, y huele a azufre. Trozos de tela desgarrados cubren el suelo árido y seco. La Luna Roja no ha sido capaz de traer allí la vida.
En el centro del nido, rodeado de plumas caídas y con una tos atroz atravesando su cuello de cisne, se alzaba un ave descarnada. Su gran pico fino era el único rastro de su muerta majestuosidad. El fénix no dio muestras de hacer caso a Vacuum al principio. Luego giró la cabeza con brusquedad hacia el joven y su cuello no pudo soportar más su peso. Cayó cuan largo era contra el suelo, con los ojos abiertos sin mirar a ninguna parte.
Y entonces una fina nube negra empezó a brotar de entre su pico. Lenguas de fuego diminutas consumieron su plumaje en un brillo grisáceo y hermoso. Siguió ardiendo así durante un rato hasta que en unos pocos segundos se apagó, dejando un montón de polvo oscuro donde antes se había alzado aquel cadáver.
Y entre las cenizas, un piar indefenso marcó el olvido de su vieja vida.


_________________________________________

4 Re: Montañas el 18/10/11, 07:58 pm

Red

avatar
Un olor a quemado me llama la atención y me giro alerta y sorprendido ... ¿qué es?. Me fijo en que en el suelo hay un rastro de lineas negras que parecen carboncillo,y es de ahí de donde procede el olor. Se cruzan en el suelo y en las rocas marcando un rastro, y parecen estar echos por alguien cansado.Sigo el rastro con curiosidad, quiero saber ha donde lleva. No he avanzado mucho cuando al girar en un risco me encuentro ante una escena desoladora. Contra la pared del acantilado hay un nido hecho con ramas secas y trozos de madera de muebles rotos, parecía una tumba. En el centro del nido hay un fénix de color negro, pero ha perdido toda la majestuosidad característica de estas aves legendarias. Su plumaje esta medio caído y descolorido, sus ojos están apagados, y el único rastro de majestuosidad que queda en el es su pico. No da muestras de verme, me he quedado paralizado ... ¿que hace una criatura así en un lugar como este? ... de pronto me mira de forma brusca y al momento su cuello cae, incapaz ya de mantener el peso de su cabeza. Un humillo negro surge de su boca, y unas llamas pequeñas consumen rápidamente su plumaje y su cuerpo, y tras un rato solo queda un montón de ceniza gris. Me quedo quieto, conmovido por tan terrible escena, una lágrima se desliza por mi cara por la impresión, no es justo que una criatura tan bella muera de esta manera, abandonada en medio de tal paraje. De pronto un piar rompe el silencio, extrañado me acerco al nido y veo como una cabecita desplumada surge entre las cenizas. Su cuello es largo, su piel grisácea y el plumón de un color ceniciento. Es entonces cuando recuerdo la historia de los fénix, de su inmortalidad, ya que renacen de sus cenizas. El pollito pía alzando la cabeza hacia mi, aleteando con su pequeñas alas. Esta indefenso, me agacho y lo recojo con cuidado, es mas pequeño que un loro. Frota su cabecita contra mi mano y sonrío, su aspecto no es muy agraciado, pero es un pollo recién nacido, y aun así lo encuentro precioso. Necesita comer algo, pero no tengo ni idea de que come, necesito información. Lo meto con delicadeza debajo de mi camisa. El fénix negro se acurruca contra mi pecho, buscando mi calor. Sus ojos oscuros brillan ilusionados. Sonrío de nuevo y alzo el vuelo dejando la tumba tras de mi, ahora a renacido, y ha de dejar su triste vida atrás ... necesito información ...

Continúa en el Barrio Quemado.

5 Re: Montañas el 08/11/11, 11:48 pm

Jack

avatar
Por fin, tras unos minutos bastante intrigantes, aterrizo por así decirlo en la oscura roca de las montañas, para rápidamente correr hacia el interior de esta, apartándome del borde para evitar ser visto, aunque es noche cerrada, pero mejor así. Intrigantes porque por el camino he pasado por encima de edificios bastante singulares, además del edificio aquel donde nos transformamos en nosotros pero con el sexo opuesto. Sería interesante volver, siempre y cuando el hechizo no tenga reacciones inesperadas debido a las transformaciones... Pero de momento estoy aquí, mirando al cielo vacío y pensando sin quererlo en la nueva cosecha, en cómo les irá ahora mismo y en cuántos acabarán vivos antes y después de la llegada de la maldita Luna Roja. Aunque...Si voy a ser un ciudadano de pleno derecho no creo que esté bien visto que la llame "maldita"... Hum... Ya mediré mis palabras cuando lo necesite, mientras tanto mi mente es mía. Voy caminando por el pedregoso lugar, trepando y saltando de vez en cuando, hasta llegar a una especie de L mayúscula que dibuja la montaña sobre la ciudad. Me acerco al borde y contemplo Rocavarancolia en toda su extensión, cayendo a pico sobre el enbravecido mar levemente iluminado por el faro. Y yo decía "maldita Luna"... ¡Maldita esta ciudad! Se nutre de cosechados transformados y demacrados, algunos muertos incluso. Luego está el faro...¡Un faro que te guía hacia el letal rocaje de la costa! Las calles están pobladas de monstruos horribles y las gentes de la ciudad rara vez se dejan ver... Y ese Consejo, tan enigmático, que no hace más que cosechar y entrenar como si eso pudiese salvar a la ciudad... ¿Salvarla de qué? ¿Del hundimiento total? Ya la arrasó la guerra, pero de eso hace años ya y aquí sigue todo igual, solo se reforman los refugios que habitarán las nuevas cosechas... Y tengo que vivir aquí, hasta que no podamos viajar a otros de los mundos vinculados, los cuales parecen mejores para ser habitados, pero no puedo fiarme del todo de ese libro... ¿Cómo voy a poder hacer vida normal si no puedo ser visto por los nuevos? Y encima viven a unas cuantas calles del Burdel...perfecto. Y no, obviamente no está en mis planes acercarme demasiado y entrar en conflicto con todo el Consejo... Dudo mucho que pudiese aguantar más de unas horas si quisieran matarme. Qué brutal suena esto... si alguien quiere matarte puede hacerlo sin más, mientras no seas de la cosecha anterior y asesines a uno de la nueva... ¿Qué vida es esta? ¿Una vida de locos? No, esto no es vida... Esto es sobrevivir día a día. Ya no seremos cosechados pero seguimos aquí como si no existiésemos, no se nos dice para qué se nos cosechó ni qué nos depara el futuro. Sobrevivir, eso es, ¿no? A esto se reduce todo este tiempo, a sobrevivir sin más... Y a hacerlo ajenos a los nuevos... Nuevos, nosotros...¿Habrá alguna cosecha anterior a la nuestra que aún no se haya mostrado a nosotros? Si la hay quiero conocerles, saberlo todo de ellos, para bien o para mal. Sigo paseando, claro, no voy a quedarme mucho tiempo en el mismo sitio porque acabaré siendo visible. Pero claro, según avanzo empiezo a ver débiles luces a lo lejos, en la misma montaña, que me llaman bastante la atención. ¿Hay gente viviendo aquí arriba? Acelero el paso para ver el origen de las luces y cuando ya estoy bastante cerca me arrojo al suelo tras unas rocas mientras pienso dos palabras que me hacen temblar <<El Castillo...>> Me asomo por encima de dichas rocas y observo mejor la enorme mole que sin duda ha de ser el castillo que gobierna la ciudad. Aún está lejos pero por si acaso me pierdo en las sombras que hacen las grandes piedras de la montaña y así evito ser visto por ojos espías <<A saber quién o qué vigila y cómo vigila el castillo>> Pero también está el factor de qué me harían de verme aquí, tan cerca y tan lejos, aunque de momento no es preocupante: si me detectan y me entero pronto, la cicatriz está cerca, solo tengo que colarme por entre los huesos y darles esquinazo. Pero mejor que no me vean, no por eso sino porque no quiero que piensen que les espío o algo similar. Así pues me alejo de la zona y por mera curiosidad empiezo a trepar montaña arriba: quiero ver qué hay al otro lado. El ascenso es sencillo y breve, pero la basta extensión de arena que veo al llegar a la cima es bestial, alcanza hasta donde me llega la vista y parece que más. Desierto. Sin más. Y rodea toda la ciudad al parecer... Si no estuviese esta cadena montañosa en medio, Rocavarancolia sería pasto de la arena. Aunque... algo se mueve en las sombras de las dunas, no solo allí sino en varios puntos desperdigados del desierto. Y las mismas dunas se mueven al viento. Es más, cuando me acerco más al borde unas piedrecillas se desprenden y caen al arenoso vacío, provocando quizá el despertar de alguna criatura que empieza a moverse bajo la arena. <<¿Serán gusanos como en la cicatriz?>> No lo sé, pero el rastro del movimiento es enorme. Y da miedo pensar que lo que parece ser la huella de las corrientes del viento sobre la arena sea en realidad el movimiento subterráneo de bestias colosales, hambrientas. Siempre que vemos una criatura extraña pensamos que estará hambrienta, pero en esta ciudad es lo más normal, no es nada raro siquiera que una casa quiera comerte... Descartado el paseo nocturno por el desierto, mejor me vuelvo al barrio derruido o me busco una cueva en la pared de la montaña. Alguna he visto por ahí, solo esperemos que no sea algún pasaje secreto del castillo... Y si de paso está habitado por alguna criatura con bastante sangre, mejor...

Y ya va siendo hora de despertarse, ¿no? Qué bien he dormido usando a aquella especie de oso ciego que encontré anoche excavando en esta cueva, como buscando algo. Tenía bastante sangre, eso es cierto. <<Pero cambiaría toda esa sangre por un solo trago de sangre humana...>> pienso mientras recuerdo la sensación placentera de beber aquella copa en la taberna. Pero hasta entonces esto es lo que hay. Así que sacudo la cabeza y me levanto, me estiro por completo y salgo a la oscuridad de la montaña mientras me recojo el pelo en la simple coleta. <<Plan de la noche... Lo de Gael. Ya va siendo hora, ¿no?>> Si le llegó la carta y Letargo lo ocuparon los nuevos, estará en Serpentaria. Así que toca asomarme al borde de la montaña y buscar la torre en la ciudad. Hum, está relativamente cerca si me dejo caer desde aquí y voy convertido en humo. Pero a gran altura, que el grupo de ayer era un tanto pequeño así que mejor no ser visto. No quiero darle motivos al Consejo para que me tengan en su punto de mira... Al lío pues. Por mero gusto cojo carrerilla y en plena caída me elevo como una nubecilla de humo en dirección a la torre, sobrevolando la cicatriz y dando un rodeo por el barrio cercano a Rocavaragálago, evitando la zona de las mazmorras y el río...
(Continúa en Torre Serpentaria)


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

6 Re: Montañas el 10/12/11, 07:06 pm

Rincewind

avatar
Yip se deshizo de su pétrea transformación, y mientras estiraba las cuerdas, librándose de la rigidez de su transformación en Golem y observó como se oscurecía la ciudad y se iban encendiendo luces por toda Rocavarancolia, había visto que habían llegado nuevos cosechados, pero no les había prestado mucha atención, además, le habían prohibido interactuar con ellos, por lo que los había calificado mentalmente en el mismo grupo de los muebles, Yip masculló algunas incongruencias y siguió observando el lugar que ahora era su hogar.

Yip se había pasado las últimas semanas practicando con su nueva habilidad de transformación y ya casi la dominaba, cada vez le costaba menos mantener una forma y gracias a sus exploraciones por la ciudad había descubierto un montón de formas y seres en los que transformarse, cada uno más portentoso que el anterior, aunque a Yip le gustaba volver de vez en cuando a su forma original de nudos y cuerdas, con la que se sentía cómodo. Además, Yip se había hecho con un cuaderno en el que escribía como buenamente podía los recuerdos y los extraños sueños que tenía. En ellos veía un mundo diferente, y más tarde el mismo, pero desde unos ojos de un niño de rasgos humanos que le recordaba a alguien.

Mientras oteaba el horizonte vio el faro, y al ver que estaba apagado siendo ya casi de noche, Yip maldijo mientras se transformaba en un ave ciclópea con un pico afilado y plumas argénteas, recogió su cuaderno, escrito en un lenguaje de locura que sólo él mismo entendía y fue volando al faro.


Sigue en el Faro.


_________________________________________

Voy a matar a Invitado




Motherfuckers got in my head
Trying to make me someone else instead

7 Re: Montañas el 24/07/12, 03:34 am

Carmesí

avatar
La luna brillaba ya en el cielo en todo su esplendor, tiñéndolo todo de un baño de sangre color rojo enfermizo. ¿Qué le importaban esas chorradas de intervenir en las próximas cosechas o lo que decían aquellas estúpidas cartas?, él no podía preocuparse de todo aquello, solo quería estar en calma de una maldita vez, que todo se apagara a su alrededor, que todo terminará...

Lo que sentía ahora era insoportable más incluso que los días anteriores, no era ningún secreto, Norou sabia que cada día iba empeorando. A parte del dolor físico producido por la velocidad asombrosa en la que estaban creciendo su musculatura, lo peor de todo era el caos de sonidos, emociones, reflejos, olores, sabores y sentimientos de su alrededor, es como si todo el exterior quisiese entrar en su ser, Norou se sentía tremendamente desorientado y mareado, inconscientemente deambulo hacia el lugar que más calma le transmitía: Las montañas.

Atormentado con el retumbar de sus pasos sobre el suelo y miles de martirios similares que para personas normales serian casi imperceptibles, Norou, al fin llegó a las faldas de la montaña y comenzó una larga ascensión. Por extraño que le pareciese no le resulto nada difícil trepar por aquellos mortales riscos, podría hacerlo incluso con los ojos cerrados por patético que sonase. Una vez en la cima de unos de los picos de la colosal muralla natural que era aquella cordillera, lograba alcanzar a ver desde las alturas la totalidad de la ciudad y tierras que terminaba en el mar y también un gran desierto que se extendía hasta el infinito en el lado contrario.

Para su asombro encontró un acceso al interior de la montaña, una gruta, que transmitía la mayor calma que jamás había sentido una vez dentro, en sus profundidades. Una vez dentro se acomodó contra una de las húmedas y frías paredes de piedra, y un suspiro escapo de su boca… “Por fin en calma“ pronunció como un susurro después de suspirar.
Ahora que podía concentrarse en si mismo, se sentía severamente extraño, tenia una conciencia de su ser completamente distinta a la que antes poseía y percibía algo extraño pero tremendamente familiar en su interior, ¿!Qué locura era esta?! ¿Acaso esto era por todo lo que había luchado y entrenado? Millones de dudas e incógnitas navegaban por el alocado mar que era la mente de Norou, hasta que para colmo de los colmos una extraña voz retumbó e hizo eco en todo su ser… *con un gruñido cuasi animal, grito Norou* “ ¿! Pero que clase de broma es esta? ! ” Una pregunta que fue contestada por aquella voz, ¿o eran voces? Norou estaba ya tremendamente desesperado. A Norou le parecía que aquellas voces solo le decían acertijos o sandeces, ¿pero de dónde salen estas voces?¿Dónde están?¿Quiénes son? Al fin comprendió que aquellas voces solo sonaban en su cabeza y se concentro en ellas, en lo que decían, ellos querían enseñarle, ellos querían avisarle, ellos querían ayudarle… ellos eran los ancestros y él solo debía escuchar y aprender… Norou se relajo más y más, concentrándose en aquellas voces, y su consciencia se transporto poco a poco como en un sueño, a un extraño lugar donde los dueños de esas voces ganaron rostros y cuerpo.

Todo en aquel lugar era de lumbre espectral y místico, que extraño era todo para Norou sobre todo la no percepción del paso del tiempo lo que más, allí comenzó un entrenamiento que escapaba a su lógica, pero él debía obedecer a los ancestros y debía llegar hasta el final.

Con una sonante inspiración de las fosas nasales de Norou surgió unas pequeñas nubes de polvo, notaba como sus pulmones se llenaban completamente de oxigeno, como hacia mucho no lo hacían. Escucho el crujir de sus entumecidos huesos al intentar mover el cuerpo. Norou se dio cuenta que no podía abrir los ojos y se llevo la mano a la cara, tenia toda la cara cubierta con una gruesa capa de musgo, que se quito como si una mascara se tratase, abrió los ojos pero la oscuridad era absoluta, aunque eso ya no resultaba ningún problema para él.

Norou intentó incorporarse pero se sentía muy débil, los ancestros le avisaron que cuando volviera a su cuerpo estaría muy débil, necesitaba comer y beber en cuanto antes. Difícilmente comenzó a salir a la superficie, a cada paso sentía como sus fuerzas llegaban a fin, cuando salió de las entrañas de la montaña el sol lo golpeo con sus rayos de tal forma que las pupilas de sus ojos se contrajeron tanto que Norou cayó al suelo de la impresión tapándose la cara, ¿pero qué pasaba? ¿Cuánto tiempo llevaba allí abajo metido? Sentía como lagrimas de sangre recorrían sus mejillas y morían sobre las palmas de sus manos * arrancando un jirón de su apulgarado kimono que cogió el ultimo día del burdel, mascullo* “ Maldición… debo continuar…no puedo rendirme ahora...tengo que volver con los demás” Norou no se percató de que hablaba en voz alta, le ardía la garganta y la sentía áspera, también se percató de que tenia los labios completamente secos y agrietados. Su estado verdaderamente era lamentable, el cuerpo decrepito y pálido, las uñas de las manos y de los pies largas como las de un animal, el largo pelo enmarañado, la mayor parte de la piel cubierta por una capa de musgo y algunas setas crecidas, el kimono de seda apulgarado y raido. Escucho el fluir del agua, bueno no solo era eso por extraño que pareciese podía sentirla sin estar allí presente, y como pudo descendiendo montaña abajo se acercó, donde efectivamente manaba agua de la pared de la montaña formando un pequeño charco, Norou bebió hasta saciarse podía notar como su estomago se dilataba cuando el agua entraba en él, era consciente de su cuerpo al 100% pero también como si eso no fuera poco de su espíritu o como sus ancestros lo llamaban, su ki.

Cerró los doloridos ojos de detrás de su venda improvisada y se concentró dándose un leve respiro, se sintió completamente lleno con todo su ser y el exterior, era increíble que al fin su sueño se hubiera cumplido, que mente y cuerpo fuera lo mismo.

Después de saciar su sed y un poco del hambre con un pez que logro arrebatar sin dificultad del agua, Norou se sentía con algo más de energía, la suficiente para intentar volver a su hogar en aquellas tierras donde tenía también la esperanza de rencontrarse con sus amigos: El Burdel de Dama Espasmo.

El viaje fue largo y exhaustivo pero al fin llegue a la entrada del burdel, siento que es un hervidero de vida, llena de personas extrañas para mí y rebosante de embriagadores sensaciones que me abordan….aun así algunas de sus presencias me resultan familiares..


(Sigue en el Burdel de Dama Espasmo)


_________________________________________

8 Re: Montañas el 21/05/13, 11:21 pm

Carmesí

avatar
Por el camino no paraba de pensar en lo que me estaba pasando, era imposible que después de tanto esfuerzo hubiera acabado así… necesitaba encontrar respuestas y solo conocía un método para poder encontrarlas…


No fue para nada difícil llegar al pico más alto, casi aburrido… ahora simplemente podía caminar por cualquier superficie ¡!Qué nostalgia de cuando arriesgaba escalando los escarpados riscos!¡


Una vez llegué comí un poco y me senté en posición de loto mirando al horizonte de aquel inmenso desierto… no pasaron mas de dos horas cuando me perdí en el infinito…


_________________________________________

9 Re: Montañas el 03/06/13, 11:35 pm

Jack

avatar
Después de la visita al Mercado y antes de los últimos preparativos de la fiesta faltaba algo por hacer. Bueno, realmente dos cosas, pero la segunda requería finiquitar la primera. Por ello desde hace bastante rato me encontraba en las montañas sobrevolando la zona en busca del grandullón. El plan inicial era peinar toda la zona montañosa desde el aire, pero luego decidí realizar un hechizo de localización. Molaba la idea del paseo por las montañas pero... Norou podía estar desde en lo más recóndito de una cueva como en el pico más alto o vete a saber dónde.

-Será. Maldito.-río desde el suelo cuando el hechizo me indica el recorrido: un pico bastante elevado.-¿Trepamos o volamos?

Pero rápidamente veo la respuesta, ya que si Norou subió por sus propios medios, ¿por qué no yo? Así pues, me quito la camiseta, la anudo a la cintura y empiezo la subida, a veces de pie, otras trepando con agilidad.

Una vez arriba, disfrutando de las vistas tanto del desierto como de la ciudad a nuestros pies, y por qué negarlo, de la figura que yace en posición de loto, con los ojos cerrados.
-Verás tú como tenga un mal despertar.-resoplo riendo en voz baja.

Rápidamente me coloco a su izquierda, en la misma posición, para luego darle toquecitos en el brazo o incluso sacudirle, pero con cuidado de que no se despierte bruscamente y acabe yo en el Faro.
-Despierta, chaval, que ya es hora y tengo un regalo esperando en casa.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

10 Re: Montañas el 04/06/13, 12:53 am

Carmesí

avatar
Algo perturba mi paz y siento como caigo y caigo como si fuera una estrella que cayera del cielo veo el dibujo de las montañas y a mi mismo acompañado de otra persona lejos debajo mio, después de cruzar constelaciones y galaxias caigo sobre mí mismo con una velocidad de vértigo.


Despierto abriendo los ojos con una inspiración brusca y sonada e instintivamente doy un golpe a la mano que me estaba tocando para apartarla de mí antes de ponerme en guardia, todo esto ocurre casi en una exhalación.


“Oh Jacky eres tú…- digo relajándome cuando me percato y recuerdo que le dije que viniera a despertarme antes de la celebración- … con que ya ha llegado el día.. –digo un poco ido aun- me alegro de verte de nuevo amigo ¿ha ocurrido algo importante en mi ausencia? Y por cierto me muero de hambre -dije mientras me ponía a estirar el entumecido cuerpo- bueno… -dije al rato cuando terminé los estiramientos- ahora viene la parte más divertida… - miré al vampiro con aires de grandeza- … te echo una carrera hasta el burdel y el perdedor deberá hacer lo que el vencedor mande… fácil, no? – dicho esto salto y corro a toda velocidad montaña abajo- Demasiado fácil – grito al ver que Jack se queda atras“


Sigue en Burdel de Dama Espasmo.


_________________________________________

11 Re: Montañas el 27/07/13, 03:58 pm

Dal

avatar
Alcance la base de las montañas sin mucho problema, al alzar la mirada al fin comprendí la magnificencia de aquella cadena montañosa. Sepalian había señalado las montañas en respuesta a la pregunta de la tierra, suspire y comencé a subir por la falda de la montaña, subí el primer tramo rápido, pero pronto se volvió mas escarpado así que reduje el ritmo, después de un tiempo volví a mirar arriba y me fije en que ya llevaba la mitad del camino hecho.
Unos metros mas arriba encontré una especie de pequeño saliente en el que pare para mirar la ciudad de abajo.

La vista me dejo impresionado, veía casi toda la ciudad, si giraba la cabeza podía ir viendo distintos sectores, distinguí los jardines y el cementerio, maravillado por las vistas me pregunte que vería si llegaba arriba, pero al mirar arriba me di cuenta de que no podría trepar eso por mi solo, quizás si usara magia podría llegar, tendría que probar a levitar.

Empece a entonar el hechizo pero la primera vez no ocurrió nada, volví a empezar imprimiendo mas concentración y cuando termine me eleve un par de palmos, la alegría me invadió y perdí la concentración por lo que caí. <<Bien, puedo hacerlo, solo tengo que concentrarme en ello>>.

Por tercera vez repetí el hechizo, esta vez me eleve, mi concentración era absoluta, comencé a sudar y algunas gotas me cayeron por la frente pero las ignore, me fui acercando a la cima poco a poco y cuando al fin llegue me deje caer sobre el suelo, pronto recupere el aliento y me levante.

Ante mi se extendía kilómetros y kilómetros de arena, aquel desierto parecía enorme. No me entretuve demasiado con aquella vista y me di al vuelta lentamente, absorbí aquella vista como una esponja. La vista de aquella ciudad increíble a mis pies me hizo soltar un grito de libertad.

-¡Mírame Luna!- grité con la vista clavada en el astro rojo, respiré hondo y cerré los ojos disfrutando la sensación que ahora mismo tenia. Esa emoción se fue pasando y poco a poco recordé lo que había venido a hacer en las montañas.

Comencé a buscar algún lugar donde creciera algo de vegetación abundante por que sabia que habría tierra para mis macetas, al fin encontré un lugar así y metí tierra en ambos sacos, los cuales hice levitar y comencé a bajar la montaña. Al fin llegue al suelo y me dirigí a la torre pasando por las calles de aquella ciudad que tan bonita había parecido desde arriba.

Sigue en la Torre Serpentaria.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

12 Re: Montañas el 31/01/14, 06:21 pm

Yber

avatar
GM
Tras un buen tiempo buscando entre las laderas, Toima soltó una maldición y se adelantó al resto. Era de cajón que había encontrado la guarida de la ladrona y el resto del grupo le siguió. A Giz no le fue dificil rastrear el camino hasta la cueva a partir de ahí, dama Aurora se había encargado de cubrir la zona de protecciones, pero no había tenido en cuenta aquellas que impedían al goliat percibirlas. La entrada estaba en una zona escarpada de difícil acceso, lo que evidenciaba que Melodes no se había equivocado. Era el lugar perfecto para una quimera que quería esconderse. Mientras Toima avanzaba de manera normal, Giz se decantó por el hechizo de vuelo.

Lo primero que encontraron a su paso fueron varios cordeles de alarma situados a diferentes distancias de un hechizo ilusorio. Giz les señaló a sus compañeros el lugar exacto de la ilusión y luego añadió por el comunicador:

Toima, no avances más o activarás las alarmas. Dime también qué ves unos pocos metros a tu derecha. Hay un hechizo ilusorio, nosotros vemos una pared rocosa—una vez el argos les indicó que era la entrada, Giz usó tantos hechizos de neutralización como cordones había, desmantelando las protecciones—. Ya se puede entrar, pero no os precipiteis—añadió—, que todavía hay más.

Giz iría anulando el resto de alarmas y protecciones conforme avanzaran. Para evitar llamar la atención convocando luces, conjuró un hechizo de niebla mágica que le permitiera ver en la oscuridad.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 7.]

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.