Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Tiempo de ocio en el burdel
por Nihil Hoy a las 03:05 am

» Barrio de los Mil Dioses
por Nihil Hoy a las 02:41 am

» Acantilados
por Giniroryu Hoy a las 02:30 am

» Torreón Maciel
por Naeryan Hoy a las 12:24 am

» Bahía de los Naufragios
por Yber Ayer a las 11:57 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 178 miembros registrados.
El último usuario registrado es Relatante

Nuestros miembros han publicado un total de 37985 mensajes en 718 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » Botica de la náyade

Botica de la náyade

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22, 23, 24  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 21 de 24.]

1 Botica de la náyade el 07/02/13, 10:53 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Un edificio de colores verdosos de tonalidades diversas, ahora apagadas por el daño que le ha causado el tiempo. La pintura desconcha de las paredes y faltan muchas de las tejas en el doble tejado de estilo oriental. Hace sesenta años había sido una humilde posada de dos pisos y un sótano con bodega.
Interior:
En el primer piso están la barra y las mesas, ahora removidas al patio y apiladas una encima de la otra. Una mesa semicircular relativamente nueva da la bienvenida nada más entrar por la puerta y, el resto de la sala,se compone de estanterías llenas de cachivaches polvorientos y cajas con viales, pociones, brebajes y demás objetos. En la trastienda se pueden encontrar las mercancías más valiosas de la que es ahora la dueña del local quien lo vigila desde esa mesa semicircular de la entrada. Una puerta en una esquina lleva hacia las escaleras que conducen a la segunda planta, compuesta únicamente con tres dormitorios con camas viejas y raidas y un armario en cada habitación que ha visto mejores días. Una escalinata secreta en la trastienda conduce al sótano de piedra que antes se usaba para almacenar víveres y demás bienes, la humedad se adueñó del lugar y hay musgo por todos lados, carcomiendo la piedra y la madera de la bodega. La bodega en si ha resistido bien el paso del tiempo y aun puede tener su uso original, si se remueve el musgo que bloquea la puerta, claro.


241 Re: Botica de la náyade el 10/05/15, 06:02 pm

Red


El griego escuchó con atención el breve relato del ruso, sonriendo en algunas partes y conteniendo las ganas de reír en otras.
¿Llevaba armadura? —preguntó con una mueca—. Entonces estaba claro que sus intenciones eran asesinas, me sorprende que sigas entero... o algo parecido. La primera vez que yo me pegue con él fue a pecho descubierto —comentó, rememorando el día que conoció al argos—. Le rete a una suerte de ritual guerrero de su mundo de origen y, sin exagerar, acabe arrancándole todos los dientes a puñetazos —aclaró esbozando una amplia sonrisa, ahorrándose el detalle de que los ulteranos no necesitaban seguro dental.

No sabía porque le contaba aquello, pero en el fondo sentía cierta admiración hacia esas ganas de encontrar verdaderos retos y superarlos. Era una lástima, sin embargo, que fuera tan descerebrado. Tenía que aprender a medir sus límites antes de seguir por aquel camino.
Así que eres fan del Dark Souls, ¿eh? Yo por desgracia solo he jugado al Demon's, su secuela espiritual salió un mes antes de que abandonara la Tierra. ¿Qué acogida tuvo?

242 Re: Botica de la náyade el 10/05/15, 08:43 pm

Giniroryu


GM
Krono Rádem

La propuesta que se expuso acerca de cómo resolver aquella problemática económica resultó razonable a ojos del kairós, aunque sin duda era preciso que hablasen con Kudryavka para acordar cómo quería pagar su parte ya que el vánara no disponía de efectivo con el que saldar la deuda. Le extrañó la oferta del vampiro, ya que no comprendía sus motivos para realizarla, pero el biomecánico se limitó a mantenerse en silencio ante el resto de acontecimientos que se desarrollaron hasta la decisión de, finalmente, bajar para hablar con el humano, momento en el que se levantó pesadamente de su asiento con la intención de seguir al grupo. No juzgaba a Marsi o Alice por querer irse, ni se planteó por qué Dhelian no hacía lo mismo. Tampoco consideró en ningún momento en imitar a la bruja o la dullahan, ya que, aunque sin duda ellos no tenían culpa alguna en lo sucedido y había sido flagrantemente imprudente y pecado de una absoluta insensatez, no le parecía correcto abandonarlo a su suerte sin más.


Noel

Dedicó una mirada escéptica a Gael ante su comentario.
La próxima vez pide poder elevarte hasta la Luna Roja y traerte un trozo como hizo Harex. Me parece que las probabilidades  de éxito son más altas —le respondió en tono sarcástico.
Cuando Tania habló, no obstante, su semblante se tornó más serio mientras la chica les explicaba la parte de la historia que había omitido hasta ese momento. El draco creía entender ahora que aquello era lo que había afectado tanto a la nublina. Dejó que el fuego fatuo hablase y a continuación se dirigió a ella también sin alzar demasiado la voz.
>>La próxima vez apunta a la rodilla, a ver si así se convierte en guardia de Skyrim y deja de tocar los huevos —comentó de nuevo con gesto desenfadado—. Gracias por todo lo que haces, Tania —añadió a continuación recuperando la seriedad—. Siento que tengas que lidiar tú sola con la estupidez de Toima con tanta frecuencia.
En definitiva, la nublina se había atrevido a hacer algo que él mismo debió de haber hecho hacía mucho tiempo pero que, de todas formas, en aquella ocasión no pensaba dejarlo para “la próxima vez”.

Por el momento, sin embargo, tocaba continuar arreglando el desastre causado por la estupidez de los dos imbéciles que habían reunido a los cuchitrileros con aquel grupo de novatos y el draco se dispuso a seguir a Nia hacia la sala donde había intervenido al chaval. Mientras se dirigían hacia allí, el sueco recapituló la situación en su cabeza. Podría haber acabado mucho peor y de hecho continuaba sorprendido con la facilidad por la que dos de las amigas del chico lo habían abandonado por completo a su suerte, pero estaba claro que necesitaban hablar con él para dejar el último cabo suelto atado. Ello le hizo recordar el ofrecimiento de Jack a pagar por él una cantidad de lo que le correspondía. Había alzado una ceja figuradamente, pues no le parecía la mejor idea cuestionar la decisión del alemán delante de los novatos, pero se preguntaba qué le estaba pasando al vampiro por la cabeza.

Aparcó aquello también por el momento en cuanto alcanzaron el lugar, pudiendo ver a Vac desde lejos conversando con el chico, señal de que efectivamente había recuperado la lucidez. <<Aunque, viendo lo visto, ¿tendrá de eso?>> cuestionó mordazmente para sus adentros. Al verlo más de cerca, lo reconoció como otro de los cosechados de Maciel sobre los que habían apostado, solo que la Luna le había dotado de una apariencia más propia de los ancestros del ser humano. <<Qué apropiado>> continuó riendo para sus adentros. El sueco recordaba que había apostado por su supervivencia debido a una referencia que le había escuchado decir cuando espiaron el torreón y ello le hizo volver a tener que contener una nueva carcajada debido a la ironía.
Así que tú eres el que ayudó a Toima a destrozarnos la casa y de paso una buena parte del vecindario —dijo a modo de saludo con evidente sarcasmo—. Si aceptas un consejo, creo que deberías reconsiderar que el hecho de que la Luna te haya dado una cola no hace que puedas alcanzar el estado de Super Saiyayin instantáneamente —añadió sabiendo con seguridad que entendería la referencia.

243 Re: Botica de la náyade el 11/05/15, 04:32 pm

Evanna


Al final la cosa quedo en simplemente esperar que diría Kud sobre el pago, por mucho que ellos pudieran ponerse mas o menos de acuerdo quedaba ver que escogía el vanara. Dama urticaria despidió a sus compañeras y Dhelian tras pensarlo un poco decidió que el se iría un poco mas tarde, entendía que ambas se marcharan en cierta forma pero el era un poco mas blando al respecto. Tal vez el no tuviera mucho que ver con Kud, si lo pensaba un poco ya que no había convivido con el, pero seguía teniéndole aprecio al dichoso mono, quería enterarse y asegurarse de que todo llegase a un final satisfactorio para ambas partes y no a algo peor. Ademas dependiendo de lo que dijera este y de sus intenciones a futuro le hablaría claramente, aprovechando que los efectos de del sedante estaban desapareciendo. Aunque esperaba que tremenda paliza le hubiese hecho funcionar las neuronas y entregado un poco del sentido común que brillaba por su ausencia.

Finalmente decidieron bajar de vuelta con el vanara encontrándose a este hablando con Vac. A juzgar por al conversación Kud, estaba totalmente espabilado y siendo tan raro como era naturalmente. Las referencias hechas por al otro ser alado en aquella habitación le hizo observar confundido al tipo, sin entender nada. "Probablemente fuesen humanos también, por suerte no igual de locos que Kud, al parecer" pensó Dhelian no dándole muchas vueltas a aquello, acercándose a la cama del vanara para echarle un amplio vistazo. El dolor que sufría Kud un poco mas patente que cuando llegaron.

-Pareces mas vivo que hace un rato. Me alegro, ahora solo debes seguir el tratamiento y no hacer nada extra. Aunque antes quiero decirte algo, Kud...- dijo acercándose un poco al herido dejando que la estirge bajara de su hombro hasta posarse junto a este, sin tocarlo tan siquiera, junto a su cabeza. Evelhan suspiro ligeramente antes de mirarlo fijo y en serio- Nos preocupaste, has acabado mal herido por idiota...si vuelves a hacer una tontería así, con tan poco sentido común y sin preservar un mínimo tu vida, me asegurare que mis estirges te saquen los ojos y me los colgare de recuerdo.Y eso solo para empezar -añadió mientras Munin soltaba un graznido y abría el pico serrado cerca de Kud, con claro aviso que estaría mas que satisfecha de cumplir aquel pedido-Munin, quieto, seguro Kud entendió y no hará tonterías sin pensar las consecuencias antes ¿verdad? -pregunto mirando al mono con una sonrisa suave y falsamente inocente que delataba que a pesar de lucir cual niño que no rompía un plato, hablaba en serio. La estirge graznó con claro descontento, subiendo con un pequeño revoloteo sobre su hombro sin dejar de mirar fijamente al vanara. 

Dhelian volvió al normalidad tras advertirle de lo que pretendía inicialmente, total aquello era un simple aviso extra, seguro este con todo el dolor que estaba pasando había entendido ya la idea. Y aunque no lo tomara muy en serio daba igual, mientras hiciera un poco de caso. No quería pasar de nuevo por otro susto similar, aunque fuese un deseo que no se fuera a cumplir a la larga.

Dicho eso miro a sus compañeros de criba suponiendo que tanto Archi como Kin querrían tener también sus palabritas con el vanara, así como al resto de reunidos allí. No tenia claro como se le plantearía de nuevo el tema del pago a Kud ,o mas concretamente, como reaccionaria este.

244 Re: Botica de la náyade el 12/05/15, 08:17 pm

Leonart


Kudryavka

El ruso solto una especie de risilla nerviosa ante el primer comentario del hado.
-Bueno, yo me di cuenta de eso cuando me intentó sacar los ojos con sus cuchillos.
El siguiente comentario del griego sin embargo, le asombró ya que para lograr aquella hazaña, el griego debería ser bastante fuerte él mismo. Un deseo ardiente de enfrentarse a él nació en ese momento dentro del vánara. Aunque no dijo ni hizo nada al respecto, logró controlar el fuego de su espíritu antes de que se desatase, por sus piernas. El ruso, sin duda alguna, no había perdido su fuero con aquellas heridas.

Por último hablaron del Dark Souls. Los ojos del chico se iluminaron ante lo que dijo el hado.
-¡Fua!¡Un buen rato! Ya han sacado muchas más secuelas, pero el demons es lo que tiene... Hehe.-

Entonces llegaron el grupo de entonces, aunque Kud juraría que faltaban algunos por llegar, pero Dhelian entonces se dirigió a él. Al principio parecia que estaba todo bien, pero el niño tornó a oscurecer sus palabras para meterle una lección en la cabeza al vánara. Lección que pasó por encima de su cabeza a medida que le quitaba importancia con una jovial carcajada.
¡Está bien Dhelian! ¡Después de esto, me temo que no voy a ir a por él de nuevo! O de nadie hasta que no me sane hasta el último hueso de la cola.-dijo no creyendoselo del todo ni él mismo. Aun estaba bastante mareado y el dolor crecia por mmomentos, pero notaba que el ambiente se podia cortar con un cuchillo. Entonces soltó una carcajada alegre, para romper la tensión se aquello y lanzó una pregunta.
-Dónde están los demás? ¿Dónde está K- digo Zira?-
Al poco de preguntar, llego Nia con una jeringa que inyectó en la via del vánara y volvio a marcharse como si tuviera que traer algo más.

Tania

A tania le descoloco un poco lo que dijo al principio Noel, pero luego se limitó a asentir y limpiarse la cara y, en vez de acompañar a los cuchitrileros pido si podia estar sola un rato. Tras lo cual volvio a salir con la lagarta a cabalgar por la ciudad, meditabunda.

Kudryavka

Al poco aparecieron más personas, pero no las que el ruso preferia que lo hicieran. A quien primero distinguio fue a Noel a quien, en respuesta, se llevó una carcajada y que le señalasen.
-¡Ah!¡Tú eres aquel que le cascaron la cabeza en la luna! ¡Peleas bien! se desternilló un poco más.-¡Qué alegria de ver que todavía coleas, macho! Yo que pensaba que la mala leche que tenia ese Argos era porque habias muerto...Ah y si, me hubiera gustado ayudar a pelear contra aquellos tipos tan siniestros, pero no queria sobrarme. Al final os divertisteis todos.-empezó a reirse abrazandose las costillas.-Pero si, me hubiera presentado entonces, pero el albino me tiro un cuchillo en cuanto me acerque un poco más
- Explicó.

245 Re: Botica de la náyade el 13/05/15, 03:54 am

Tak


GM
Bajaron tras despedir a Tania a ver a Kud, y este se encontraba charlando con Vac tan confiadamente como solía hacerlo. Mientras Kin alucinaba por lo fresco que se mostraba, Gael conocía por fin al famoso chaval. Malamente recordaba a toda la gente que habían visto durante las apuestas, pero le sonaba. Tendía a fijarse más en los humanos, inevitablemente.

Gael no conocía al ghoul personalmente, pero el irrense sí, y se lo quedó mirando con una ceja alzada por su amenaza. Por supuesto, él también tenía sentimientos encontrados hacia el vánara, pero que el canijo de Letargo llegase a soltar aquellas palabras le sorprendió más que si hubiesen venido de cualquier otro. Salvo de Archi, en realidad. Resultaba extraño ver a Kud tan hablador y de buen humor. Debía estar doliéndole todo, o quizás estaba tremendamente sedado, pero no dejaba de ser chocante. No mostraba tristeza ni arrepentimiento, allí solo estaba el Kud de todos los días. Kin sabía lo que era despertarse jodido en un hospital, y aquel chaval no dejaba de sorprenderlo.

La próxima vez que vayas a intentar matarte ten la decencia de avisar primero por lo menos, gilipollas. Nos has acojonado de verdad —añadió simplemente, dándole un toquecito amistoso en el hombro. Bien podría haber sido un poco más fuerte de no estar Kud vendado hasta los párpados.

Gael se tensó ligeramente al escuchar que aquel neotransformado los había visto enfrentarse a los de Gar durante la Luna, simplemente porque le desagradó la idea. Pero aún peor le sentó que hablase de lo que le había pasado a Noel con aquel tono despreocupado. Aunque todo aquello ya hubiera pasado, recordaba con claridad la angustia de esos días, y no hubo ninguna sonrisa en respuesta, sino una seriedad fría.
Ah, así que ya conocías a Toima. Encima —fue todo lo que dijo.

Aunque Kud pareciese tener ganas de charlar con los veteranos, Kin comenzaba a impacientarse. La propia Urticaria había dicho que tenían el tiempo limitado.
¿Qué tal si hablamos del pago antes de que este chaval vuelva a comunicarse solo con incoherencias? —preguntó señalando al vánara. «Más que lo habitual, debería decir».

246 Re: Botica de la náyade el 13/05/15, 07:25 am

Yber

avatar
GM
Lo único que sorprendió a Giz de todo aquello fue la fuerza que habia tenido la nublina para llegar a dispararle una flecha al argos y sentía cierto orgullo por ella. Asintió ante los comentarios de Gael y Noel antes de añadir:

Se merecía otras cuatro flechas más, Tania. Has hecho lo correcto.

El goliat no quería pensar en lo que les habría pasado a aquel grupo de neofitos si el mono hubiera muerto y les hubiera dado por decidir vengarse. Pero después de acercarse hasta la habitación en la que reposaba aquel incauto, no pudo evitar entender que probablemente habrían acabado todos muertos. Giz se apoyó en una de las paredes, cruzó los brazos bajo su poncho y esperó con impaciencia a que el asunto se zanjara, contando los minutos de trabajo que estaba perdiendo por culpa de Toima y Kud. <<Ya podría haberle roto las piernas nada más empezar>>, así al menos no habría que remoblar la casa.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

247 Re: Botica de la náyade el 15/05/15, 03:12 am

Jack

avatar
¡Por fin! La náyade de las narices nos indicó la salida y pudimos salir, aunque al final solo lo hicimos Marsi y yo. Fuera no había nadie más que nosotras y mis onyces. A estas les ordené que se apartaran y nos dejaran espacio, sobre todo por la varmana y porque me estaban envenenando con comentarios que instigaban a matar al vánara para librarnos del problema de raíz. Si fuera con otra persona quizá, pero Kud era compañero... Colega, amistad, nada que pudiéramos liquidar como si nada. <<Que por poder, se puede. Pero no es plan. Total, a ese ritmo lo hará otro>>

Puse un pie en la calle y luego el otro. Estiré los brazos y bostecé, aburrida y mosqueada. Apreté los puños y ahogué un grito de rabia que me tragué. Luego metí las manos en los bolsillos y pateé una piedrecilla de la calle.

Menudo capullo. Me voy de la Tierra con la esperanza de que la testosterona no haga estragos en un sitio como este y a los tíos solo se les ocurre retarse a muerte... Bueno, Dhelian no... Serán solo los tíos terrícolas —mascullé y rodé los ojos.

Hasta entonces había hablado mirando al infinito, sin nada en mente más que desahogarme pero luego deslicé la mirada por la ciudad a nuestro alrededor y finalmente miré a Marsi mientras movía todo mi cuerpo para mirarle de frente <<Estamos solas, podríamos hacer algo, aprovechar un rato...>> Volví a hablar, pero esta vez bastante alegre y sonriente.

Nah, no me fui por eso... —reí—. Quería aventuras y las hemos tenido, y tendremos aún más. Quería magia y la tenemos. Quería ver mundos y los veremos, que no olvidé mi promesa de llevaros al mío —guiñé—. Pero lo mejor es que, de regalo, he conseguido unos compañeros y amigos geniales... Y a ti —hice una pausa, pensé en lo que acababa de decir y en cómo lo había dicho, y añadí lo siguiente algo atropelladamente—. M-Marsi, Marsi, ¿te apetece dar una vuelta y charlar o hacer algo, o tienes algo que hacer?

Dos cosas pasaron después de decir eso. Espero que todas fueran imperceptibles, al menos la primera. La segunda era más notable por el movimiento masivo que implicaba.

Cosa número uno: que me sentí tonta. ¿Qué podría entender mal? Éramos amigas. Que me gustase era irrelevante... Siempre que no lo supiera. ¿Y si...? <<Shh. ¿Cuánto hace que no sales con nadie? Pues años ya... y fueron dos tonterías de niña con pavo. Pues eso. A saber qué experiencia tendrá Marsi. Si ha notado algo "raro", nunca se ha quejado... ¿Tendré que hacer a la inversa que Cassandra y plantearle esto...? No, paso, ¡menuda vergüenza! Relájate, chica. No tienes prisa alguna y estás con ella, lo cual es genial. Espera a que responda y ya>>

Y número dos: envié una orden mental que caló bien en las onyces: que no molestaran, que rondaran cerca pero que ni hicieran sombra ni se nos acercaran. Ni tan siquiera que se turnaran para posarse en mis hombros o agarrarse de mis brazos. La mejor forma de que ambas partes (Marsi y las onyces) se acostumbraran a compartirme no era forzando las cosas sino todo lo contrario, así que con suerte no tendría que elegir. <<Calla, que la peliverde es capaz de aguantarse que no le gustan por mí... Que vale que es todo un detalle, pero no termina de gustarme... Ojalá pudiéramos estar todas cómodas>>

Para bien o para mal, las onyces se estaban acostumbrando a vernos a las dos juntas y sus comentarios de conquista mundial solían incluirla. Y lo demostraban en contadas ocasiones:
Eso, vayamos de expedición, que la ciudad nos conozca y tiemble. Onyx la Bruja, Marsi la Dullahan con su montura y nosotras vuestro ejército. ¡Esto pronto será nuestro!proclamó una onyce en el idioma que todos entendían.

La muy pilla se me acercaba disimuladamente, pero la miré a tiempo y la mandé de vuelta con su grupo. No pude aguantarme y me reí un poco, para luego encogerme de hombros como disculpándome (nada serio) por lo que había dicho.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

248 Re: Botica de la náyade el 17/05/15, 11:37 pm

NH


Bajo todo su cabreo, Marsi se senría culpable. Abandonar a Kud no era el acto más noble del mundo, pero por su propia salud mental sería mejor que aquellos más cercanos se ocupasen de él. A pesar del cariño que le tenía a prácticamente todos sus compañeros de cosecha, era consciente de que su obsesión por mantener a todo el mundo a salvo, el estar constantemente preocupándose por todos, le estaba pasando factura. Y en una ciudad como Rocavarancolia si seguía así acabaría volviéndose loca. Tenía que reducir círculos, al menos los círculos de personas por las que estaría dispuesta a jugarse la vida, y alguien con la capacidad para meterse en líos como el vánara quedaba indudablemente fuera, al menos por el momento.

Las volutas de humo negro danzaban alrededor del corte de su cuello, inquietas. El comportamiento extraño de Alice le pasó desapercibido al principio, e incluso perdió el hilo de lo que le decía, inmersa como estaba en sus pensamientos.

-<< Ah... yo... Realmente no recuerdo por qué decidí venir...>>

Había estado tan concentrada en sobrevivir desde el primer día, que poco a poco sus razones para estar en la ciudad se habían vuelto difusas. No se había parado a pensar si quería estar en Rocavarancolia, había acabado asumiendo que no tenía otra opción, y que por lo tanto tenía que adaptarse. Ahora simplemente no podía imaginarse que pudiera estar en ningún otro sitio.

Miró a Alice, cómo se paseaba a su alrededor, cómo sus expresiones cambiaban siguiendo el hilo de sus pensamientos, sin forma de evitarlo. Desde que había perdido los propios, Marsi se fijaba mucho más en los gestos faciales de los demás, y la humana era como un torbellino de energía, un libro abierto después de todo el tiempo que habian pasado juntas. Si se paraba a pensarlo, ella había sido lo primero que había visto al llegar a la ciudad.

-<< Claro. Pero vamos a alejarnos de este sitio, por favor>>- pidió.

El susto aún le había dejado una presión desagradable en la boca del estómago, y no tenía demasiadas ganas de volver a la Sede, donde posiblemente le esperaba la sala de entrenamiento o muchos libros. Necesitaba un paseo para despejarse, no estar rodeada de un montón de gente. Eligió una calle que subía y le hizo un gesto a Alice para que le siguiera.

Sigue en la Plaza de los Colaespinas

249 Re: Botica de la náyade el 17/05/15, 11:56 pm

Red

avatar
La conversación quedo interrumpida cuando los compañeros del ruso y los cuchitrileros hicieron acto de presencia. Al parecer ya habían terminado de poner en común lo sucedido entre los dos idiotas y ahora solo quedaba concretar con el herido la forma de pago. En este punto Vac pasó a un segundo plano, apoyándose en una pared junto a Giz y dejando espacio para que los demás pudieran hablar con Kud.
¿Como se encuentra nuestro propio problema particular? —le preguntó al goliat en voz baja. No estaba muy preocupado por el ulterano, pero quería saber si sabían algo de él.

La sonrisa que le arrancó el comentario de Noel murió en sus labios ante las desafortunadas palabras del vánara sobre lo que le había ocurrido en la última Luna al draco. Estaba claro que aquel chico tenía atrofiado el sentido común.
Menudo bocazas —masculló, negando con la cabeza. Solo su hermano y el genemago a su lado le debían de haber escuchado.



Última edición por Red el 20/05/15, 10:33 am, editado 1 vez

250 Re: Botica de la náyade el 20/05/15, 03:19 am

Giniroryu

avatar
GM
Noel

Noel permaneció en silencio durante largos segundos después de que el simio hablase. Lo que había dicho lo había dejado mudo tras haberle borrado por completo la expresión jocosa que había mantenido hasta ese instante. El draco no podía creer lo que oía y lo último que hubiera esperado que saliese de la boca de un novato era que había presenciado el encuentro final con los mercenarios de Gar. Pero no era ese hecho lo que hacía que le hirviese la sangre en aquel momento, incluso aunque Gael hubiese hecho un comentario acertado al respecto. <<Y por una vez Toima hizo algo bien>>. No, lo que lo había hecho dedicarle una mirada penetrante a aquel descerebrado y contener las ganas de volver a anestesiarlo con su puño, fue que hubiese sacado a colación un asunto que tanto sufrimiento les había provocado y la desfachatez con la que hablaba sobre lo que no era en absoluto de su incumbencia. Y, sobre todo, cómo lo había descrito, hecho que le había incitado a intercambiar una mirada de incredulidad con Wen.

Llegados a aquel punto en el que el draco apretaba los puños con cada vez más fuerza hasta clavarse las garras en la palma de las mismas, decidió que su intervención allí había llegado a su fin. Si se quedaba, su próxima iniciativa sería arreglarle el cerebro al simio cambiando su transformación a dulahan. Era evidente que no era el único que pensaba de forma parecida a juzgar por el comentario que oyó decir a Vac en voz baja.
Casi tanto como te divertirás tú pagando tu parte de la deuda —espetó en cuanto encontró un hueco en la conversación—. Será mejor que me adelante para ir a buscar a nuestro idiota particular y hablarle en el único idioma que entiende.
No era ninguna mentira que pretendía hacer justo eso, pero hubiera dejado la cuenta pendiente con el argos para un poco más tarde si no fuera porque le estaba costando contener la rabia incluso en su tono de voz.

El draco se encaminó hacia la salida de la sala sin detenerse a mirar si alguien le seguía, aunque suponía que la vouivre no se quedaría más tiempo allí tampoco ya que ni siquiera se había molestado en intervenir durante aquella suerte de negociación que tenía como objetivo prevenir una enemistad por culpa de dos imbéciles. Y precisamente para no echarlo todo a perder ni ponerse al nivel de aquellos dos es por lo que se iba. El sueco, no obstante, detuvo sus pasos a escasos centímetros de la puerta y tras dudar unos breves segundos se dio la vuelta para dirigirse al simio por última vez.
Y deberías hacer caso a tus amigos. Te lo advierto: ni siquiera has dado con el peor anfitrión que te puedes encontrar en esta ciudad.
Y, sin esperar respuesta aunque escucharía lo que dijesen antes de que se alejase demasiado, Noel apresuró sus pasos fuera de la botica.

Sigue en el Cuchitril.
 

Krono Rádem

Kudryavka parecía encontrarse mejor debido a su locuacidad, aunque la respuesta que le proporcionó al draco no tuvo ningún sentido para él y en un principio elucubró la posibilidad de que el vánara estuviese delirando hasta que confirmó que no era así debido a las reacciones del grupo de la Brecha. Incluso él podía notar la hostilidad que había adoptado Noel ante las palabras de Kudryavka y comenzó a prepararse por si tenía que defender al vánara. Por suerte no hizo falta y el draco abandonó la estancia tras realizar una advertencia que inquietó al kairós. El humano necesitaba tomarse en serio de una vez por todas su seguridad, ya que por algún motivo que Archime no comprendía, parecía ser algo completamente descartable para Kudryavka. El ingeniero parpadeó rítmicamente en dirección a la puerta por la que Noel había salido momentos antes para inmediatamente después tomar él mismo la palabra.
Kin se halla en lo correcto, no deberíamos posponerlo más. Kudryavka, hemos llegado a la conclusión de que tu… oponente —vaciló, ya que no podía referirse a Toima como “agresor” desde que conocían la historia completa— y tú debéis pagar los gastos a medias. Además, el vampiro Jack se ha ofrecido a saldar una parte de tu deuda. Quisiéramos conocer tu opinión al respecto de todo ello —le comunicó sin perder un solo segundo más.

251 Re: Botica de la náyade el 20/05/15, 11:55 am

Jack

avatar
Me limité a observar al tal Kud mientras los demás hablaban con él y sobre él. Me reí con algunos comentarios, pero en voz baja y en segundo plano... Hasta que le oí hablar de la pelea con aquellos bastardos y de Noel. <<A qué carajo juega este enano... La próxima vez mátalo del todo, Toima. O mejor: ¿qué nos cuesta matarlo aquí y vendérselo a algún nigromante? Seguro que sale más rentable que dejarlo vivo>> Muy loco tenía que estar para ir por ahí retando a la gente recién transformado. Pero algo tenía que tener si había sobrevivido hasta ahora y prácticamente todo ser viviente, loco o no, de esta ciudad podía saldar sus deudas de la forma que fuera. Era una transformación desconocida para mí hasta ahora, pero sin duda tenía sangre. Y toda sangre nueva era bienvenida. Por eso me acerqué a ellos y hablé cuando uno de sus compañeros mencionó mi "ayuda" en el asunto del pago. Quería dejar algo bien claro antes de que el simio hablara. Si se iba a negar a mi participación que fuera ahora y no después cuando fuera a "recolectar".

Sobre eso, un momento. Confío en que, teniendo a tus compañeros como testigos de esto, la deuda se pague cuando estime necesario. No todo se paga con dinero en esta ciudad, tenedlo en cuenta. Y, bueno, huelga decir que toda deuda que salga mal suele tener sus consecuencias para quien no pague y sus seres queridos... —hice una pausa y luego rematé—. Siempre puedes negarte ahora, por supuesto.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

252 Re: Botica de la náyade el 20/05/15, 08:19 pm

Evanna

avatar
Dhelian se planteó cumplir su amenaza allí y ahora al escuchar lo poco en serio que se tomaba su amenaza, pues eso de 'no ir a enfrentar a nadie hasta curarse' dicho de forma simple, le dejaba claro que pensaba hacer de nuevo otra estupidez similar luego de curarse. La idea de substituir el arrancarle los ojos por el sacarle las piernas tomo vida por un segundo en su mente, pero lo desechó, mal que mal y por muy molesto que estuviera por esa actitud suya, seguía siendo un amigo. Uno que daba muchos dolores de cabeza y con un don para molestar, incluso a alguien que era naturalmente tranquilo.
 
Lo que si dejo claro en todo aquello es que el vago pensamiento de que aun quedaba algo de cerebro dentro de esa cabeza naranja, se esfumó como el humo al ver como este conseguía fastidiar aun mas a los veteranos.  "¿Por qué no pendes pensar por una vez tus palabras Kud? Un poco de sensibilidad, maldita sea... o de sentido del peligro" No tenía idea de lo que hablaba, ni tenía ni siquiera el más mínimo deseo de preguntar, pero le resultaba un poco  increíble que Kud no notara la clara hostilidad y molestia que aquellos comentarios despertaban en alguno de los allí reunidos, como era el caso de Vac o el del tipo, que al modo de ver de Dhelian, era el más intimidante de todos.
 
La clara hostilidad del tipo alado hizo que todos sus músculos se tensaran, dispuesto a ayudar a Kud a pesar de todo si aquel tipo intentaba algo en su contra. Por suerte para todos ellos, este parecía tener más sentido común al querer evitar una confrontación, que aunque era muy posible que saliera ganando, Dhelian era objetivo en eso. Solo habría provocado una clara antipatía con el tiempo, en el caso de salir enteros. 
 
Suspiro largamente mientras Munin en su hombro graznaba notando la tensión en el aire, pero ni siquiera las palabras de la estirge que le instigaban a calmarlo podían tranquilizar al ghoul. Tanta tensión junta estaba incomodándolo. El no era tan entero como Kin, tan estoico como Archi o ta despreocupado como Kud, apenas era un niño que se enfrentaba a cosas con las que nunca había tenido que lidiar y que no sabía bien como desenvolverse. Por eso agradeció que Archi fuera al asunto por el que les había llevado allí y la intervención de Jack atrajo su atención, pues tal vez fuesen imaginaciones suyas, pero notaba una especie de advertencia en sus palabras. ¿Si Kud no pagaba el resto podría salir mal parado también incluso sin hacer nada? Si era eso lo que intentaba decir no sonaba muy bien. Sobre todo si podían verse involucrados cualquier ser querido de Kud, hubiesen aceptado estos o no, ayudar para pagar. Debería comentárselo a Alice y Marsi luego, si es que Kud aceptaba.
 
Con todo una de las frases de Jack atrajo su atención y no pudo evitar preguntar sobre ello. Tal vez pecando un poco de curioso.
 
-Si dices que no todo se paga con dinero, entonces...¿el tipo de pago que quieres es algo peligroso en si mismo? -pregunto Dhelian siendo una de las cosas que le preocupaba, entre otras, pero viendo conveniente saber ese punto para ver en qué cosa iban a meterse sus amigos o el mismo, aunque fuese de rebote. Si era algo imposible, difícil o peligroso todos podrían salir mal parados después. Dhelian se había criado entre comerciantes, aunque no le había interesado mucho el tema sabia lo básico, y aceptar un negocio sin conocer todo los puntos de este era una gran estupidez. Mal que mal Kud ya debía una deuda y con esta igualmente podían salir perjudicados más gente aparte del propio vanara. Mínimo enterarse bien lo que le esperaba antes de aceptar o rechazar a lo loco.
 
-Deberías plantearte esto en serio, también Kud. Tu tratamiento es caro y debes estar seguro de poder pagarlo aunque te ayuden, no sirve decir no por cabezonería- añadió Dhelian mirando al vanara con un leve suspiro, le dolía un poco la cabeza ¿a los muertos les dolía la cabeza? Bien, daba igual, le dolía y ya solo pensaba tonterías- Así que...uhm estaría bien que te enterases de todos los detalles sobre la oferta de Jack, y de decidir rechazarla, sobre como tendrías que saldar la deuda con Dama Urticaria antes de nada. O eso creo- murmuro Dhelian queriendo que tomara en serio toda esa situación y no dijera cosas al azar,  mientras Munin en su hombro picoteaba su cabello harta de estar allí. Dhelian la paro con un gesto. Estaba hablando mucho y con la tensión, preocupación y todo en general, empezaba a tener hambre de nuevo, algo que se hizo patente cuando su estomago gruño sonoramente, provocando que sus mejillas se volvieran de un gris oscuro. Menudo momento más incomodo para el pobre ghoul. ¿Cómo le iba a tomar nadie en serio cuando le pasaba esas cosas? Estúpido cuerpo.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

253 Re: Botica de la náyade el 21/05/15, 03:22 am

Leonart

avatar
Kudryavka

La respuesta de Nick-Casi-Descabezado no tardó en llegar y la hostilidad que emanaba era casi palpable. Al parecer, sin embargo, que aquel enorme tipo se conformó con "revelarle" una verdad de la que era muy consciente después de aquella experiencia. El ruso se limitó a reir para aliviar tensiones y a despedirse del draco con un gesto de la mano.

Ante la mención de la deuda Kud asintió agresivamente, su expresión volviendose muy seria.
-Si. Soy un hombre responsable, cubriré mi parte, aunque me gustaria destacar que yo no fuí quien tiró el edificio. Eso fue todo trabajo de la mina de oro de Allain Afflelou que teneis por amigo.-y, tras aclarar aquello se desternilló agarrandose la destrozada caja torácica, mientras se desternillaba.
Ante la oferta del rubio de aspecto guaperas y su oferta para-nada-sospechosa que grajeó una cordial carcajada por su parte y procedio a cordialmente rechazarle.
-Señor, permite que rechaze tan generosa oferta con una frase de donde nací: Prefiero deber con una mano abierta que con cada uno de mis dedos... Que ahora que lo pienso, pierde un poco el sentido traducida... Pero seguro que tenia algun significado más profundo tendría, pero para este caso, vale con el literal. Yo cargaré con mi parte de la deuda, no necesito ayuda de nadie.-

Nia

Nia, quien, como disfrutaba haciendo, apareció entre la multitud congregada y se aclaró la voz, para centrar la atención de los presentes sobre ellas. Traia una hoja con un contrato escrito con el puño y letra de Nia. Una pluma cuidadosamente encuadernada a un lado, sin tinta, pero con la punta todavia húmeda del icor negruzco que se usaba para escribir.
-Temí que ese seria el caso, asi que me tomé la libertad de hacer los calculos por adelantado y son estos: De no ser posible su entrega en metálico en un periodo de veinticuatro horas, estas seria el acuerdo de acreeción que te tocaria pagar: Siete años, once meses, tres semanas y catorce horas trabajando a un salario estable promedio en esta ciudad trabajando ocho horas al día en mis labores de asesoria, marketing, atención al cliente y encargos. Redondeandolo hacia arriba, para calcular los posibles... intereses, adicionales del coste total, lo convertiriamos en ocho años de trabajos de asistente personal de la Botica y la Pajarería.-
Tras lo cual, le alcanzó el contrato, el cual describió que en verdad tenia varias páginas de grosor en los que entraba detalles como por ejemplo derechos (los cuales tenia pocos) y vacaciones (que no tenia ni un solo día).

Nia se relamia internamente. Al no querer aceptar la ayuda de Jack, Nia se puso a dar palmas internamente, pues tener semi esclavizado al vánara durante ocho años le seria mucho más rentable que cobrar la otra mitad del sueldo bruto del cual se encargarian los cuchitrileros. Viendose entre una montaña de oro que le aguardaba en el futuro, apenas se dió cuenta que el ruso se habia quedado petrificado al recibir el contrato y lo sostenia, casi con los ojos en blanco, sin decir nada ni inmutarse.

Nia mostró una autosuficiente sonrisa cuando entonces, le azuzó al ruso a firmar.
-Como puedes comprobar, no hay ningún otro asistente en las tiendas debido a que no requiero uno y, de requerirlo, puedo garantizarte que no cobraria tanto como tú harias con este contrato, pues como está recogido en el punto tres punto dos tambien realizarás encargos personales y de mi agenda propia.-

El ruso totalmente petrificado miró a la Náyade, luego al contrato, para finalmente mirar a la ulterana de nuevo.

<<¡Esta niña...! ¡Es un demonio capitalista! ¡Mi abuelo me aplastaria con su bota sovietica si supiera en que lios me estoy metiendo!>>

Como si le leyera la mente la ulterana saltó de nuevo al ataque.
-Puedes pensar que es justo o no, sinceramente, no es de mi incumbencia, pero mi suero no es barato y tu has consumido casi todas mis reservas, que me costarán años y pequeñas fortunas y, como entenderás has de pagar.-Nia se encogió de hombros.-Cierto es, que podrías encontrar a alguien que pagase semejante suma por ti en las próximas veinticuatro horas.-Los ojos de Kud inexorablemente le llevaron de vuelta hasta Jack. Nia no toleró aquello por mucho tiempo. Jack no le arrebataria su nueva posesión. Ella se lo habia ganado a pulso, así que la náyade se permitió una mentira blanca.-Y dudo que encuentres trabajo más honrado y sincero que este, sin contar que los días tienen veinticuatro horas y solo te pido un tercio de cada uno de tus días. Pero claro, puedes elegir...-Y, tras aquello, le lanzó una mirada devoradora al vampiro. Ya no era una niña pequeña que necesitara ser protegida. Pelearia por lo que era suyo por derecho.

Kud tragó saliva, sudando y, en lo más profundo de su corazón, admitió la derrota. Empalideciendo, se dejó convencer por la ulterana y tartamudeó en respuesta.
-E-Está bien... Leeré el contrato y-y... lo firmaré.-

Los ojos de Nia brillaron por un instante.
-Perfecto. Se libre de avisarme cuando lo hayas firmado; Deberias haber recibido tu sedante hace cinco minutos después de todo...-
Y, como si aquellas palabras se le clavaran como cuchillos, el dolor de las piernas aumentó en un grado considerable. Asintió hacia la náyade y esta mostró una pequeña sonrisa de triunfo.
-Y, ahora, si nadie tiene nada más que añadir, he de volver a mis tareas hasta que el paciente solicite su inyección, aunque, por supuesto, teneis veinticuatro horas para hablar de esto. No soy yo quien para forzar una decisión, después de todo.-aclaró Nia, paladeando la hipocresia que se escapaba de sus labios.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

254 Re: Botica de la náyade el 21/05/15, 04:32 pm

Tak

avatar
GM
El ambiente se había terminado volviendo incómodo, y eso era justo lo que Gael había temido. Sin embargo, podría estar yendo aún peor, y decidió que juzgaría al vánara cuando lo conociese sin una buena dosis de sedantes encima. Le parecía increíble que hasta Jack quisiese sacar tajada del chaval, pero aquel no era su asunto, y una vez quedó dicho que del bolsillo de Toima saldría la mitad del pago, lo demás poco le importaba.

Tal vez habría cambiado de opinión de haber llegado a echarle un vistazo al contrato de Nia, pero al verse enfrentado a la decisión de quedarse y seguir charlando con los novatos o ir tras Noel, que parecía algo alterado como para enfrentarse a Toima en ese momento, había ganado la segunda. «Puedo volver mañana a ver cómo acabó la cosa. Aún hay que concretar con Nia cómo pagará Toima su parte, además» se dijo.
Nos veremos pronto, supongo —se despidió, mirando más a los irrenses y el daeliciano que al vánara—. Hasta otra.

Sigue en el Cuchitril.

Menos personas en la sala se traducía en menos agobio –más espacio, menos posibilidades de meter la pata hasta el fondo, como tanto le gustaba hacer al ruso–, pero la cosa aún no había terminado. Kin, que en su vida había tenido que pagar para ir al médico antes de llegar a la ciudad, encontraba todo aquello escalofriante cuanto menos. Jack y Urticaria parecían rifarse la mano de obra de Kud, pero lo peor llegó cuando la náyade soltó que tendría que trabajar un total de ocho años, ocho años sin sacar un duro de tu trabajo, para pagar solamente su parte de la deuda. «¿Con qué mierda lo ha tratado? ¿Metales preciosos líquidos con purpurina de diamantes? ¿O es que le va a pagar una desgracia de sueldo? O ambas. Probablemente ambas».

Inevitablemente se enfadó, y mucho «¿es que no hay una sola persona en esta ciudad capaz de hacer una oferta de trabajo decente?».
Espera, espera un momento —le dijo a Urticaria antes de que se retirase—. No has dado en ningún momento la opción de pagar a plazos, ¿por qué? Dudo mucho que Kud no encuentre otras maneras de pagarlo, y tú misma has dicho que podrías contratar gente pagándoles aún menos.
Dicho eso, le quitó el contrato a Kud de las manos y se apoyó en su cama para echarle un vistazo por encima. A cada hoja que pasaba podía deducirse más claramente por su cara lo que había allí escrito.

«Trabajando así no sé cómo puedes tener clientes, para empezar» pensó, dedicando una mirada penetrante a Urticaria. Tenía ganas de arrojarle el contrato a la cara, pero la oferta de Jack le había dado una idea aproximada de qué pasaría si no cumplían las condiciones de la usurera. Se dijo a sí mismo que haría bien en recordar que la Rocavarancolia en que estaba era la misma de siempre, lo único que había cambiado era él.

Quería decirle a Kud que no firmase, que encontrarían otro modo, pero no se lo creía ni él. Lo mínimo que podía hacer en ese momento era negociar con la náyade, pero no podía evitar sentir desprecio infinito hacia aquella mujer que quería aprovecharse de su cliente de forma tan evidente.
Las condiciones son nefastas, Urticaria. Puede que te deba dinero, pero sigue siendo una persona. Kud ni siquiera pudo elegir a quién le pedía ayuda, para empezar.

255 Re: Botica de la náyade el 22/05/15, 05:01 pm

Jack

avatar
Fue el daeliciano el que respondió. Lo hizo con mucho sentido común —desgraciadamente, pues quería esa sangre— y esperé a que acabara para responderle mientras pensaba rápidamente en las condiciones. Sin embargo, Kud se adelantó y se negó en rotundo. Sin duda la amenaza había tenido la culpa de esa negativa, pero ¿qué esperaba? ¿Que alguien se ofreciera voluntariamente a pagar a un novato sin un duro y sin que hubiera consecuencias en el caso de no saldar la deuda, más aún tratándose de un novato sin dinero? <<Allá él. El trato era bueno>>

Estuve a punto de marcharme pero cuando Nia habló, me pudo la curiosidad y escuché el trato que ella le ofrecía. Me faltó poco para reírme allí mismo por lo surrealista del asunto. <<Sí que tienes alma de medusa, chica... Bonita por fuera pero como te coja con sus tentáculos te machaca... ¿Pero qué demonios ha usado para curarle? Si tan caro le ha salido, que lo hubiera vendido entero a la Casa de los Dulces o alguno de estos. ¡O incluso a mí!>>

El raigarum irrense respondió en primer lugar. Otro novato con sentido común, menos mal. Pero... me vino bien que hablase, pues podía colar un comentario o dos al respecto. Nia me iba a odiar, pero el negocio era el negocio. Así que carraspeé y miré al daeliciano. Le hablé a él, pero el mensaje iba claramente para todos, Kud incluido.

Pues mira, mis condiciones son bien sencillas. Soy un vampiro y regento una bodega. La deuda se saldaría trabajando allí un año aproximadamente, o dos, según la disponibilidad de tu amigo. Con disponibilidad me refiero a que el trabajo consistiría en donar sangre cuando su cuerpo pueda y, claro, tiene que recuperarse de cada sesión además de la rehabilitación que tiene que hacer ahora. Además, también puedo ofrecer que haga de guardia en la parte de la Bodega que da a los Subterráneos. Si le gustan los retos allí puede hartarse; mis golems están siempre espantando criaturas de todo tipo.

Cuando callé me fijé en algo en lo que no había pensado antes: el ghoul solo tenía de ghoul el aspecto externo. <<Hablando de sangre... Es un ghoul... ¿De dónde saca la sangre para estar así? No es que haya muchos vampiros... y no veo a Xia o Pablo dándole sangre... Curioso>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

256 Re: Botica de la náyade el 25/05/15, 10:19 pm

Yber

avatar
GM
Giz escuchó la conversación a medias, coceando el suelo visiblemente inquieto. No había esperado que aquella reunión se fuera a alargar tanto y había dejado a medias varias cosas en el laboratorio que requerían su pronta presencia. Cuando Vac le preguntó a Toima, el goliat suspiró cansado.

Me lo encontré herido y no sé si conmocionado o avergonzado o qué exactamente, pero no hacía más que gruñir sin soltar una sola palabra. Como no atendía a razones me limité a curarlo y me trasladé al laboratorio. Cómo le cuesta comunicarse a veces... —se quejó. En ese momento, parte de la conversación de Nia y Jack llegó a sus oídos y no pudo sino añadir—. Podría regalarles cuatro hienas de colores y les servirían mejor que el muchacho —bromeó con su inexpresividad típica, antes de retomar la conversación de la que se había desviado—. En fin, es Toima, no debemos sorprendernos.

>>Necesito pasarme un momento por el laboratorio, os veo en un rato en casa —comentó para Noel y Gael, antes de que se marcharan—. Buenos días al resto.

Y desapareció, gracias a la traslocación.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

257 Re: Botica de la náyade el 06/06/15, 09:56 pm

Red

avatar
Tras un suspiro de cansancio, Giz le contó como había encontrado a Toima y lo poco receptivo que se había mostrado a su interrogatorio. Un ligero asentimiento de cabeza fue la única respuesta de Vac cuando el goliat terminó, pues no había mucho mas que decir cuando se trataba del albino. La conversación que mantenían a apenas unos metros era mucho mas interesante y, en opinión del griego, bastante desafortunada.
Son como hienas peleando por un pedazo de carroña —dijo con gesto ausente aprovechando el comentario del asreniano sobre la mejor utilidad de cuatro de dichos cánidos en comparación con el vánara—. En algunos sentidos está ciudad esta podrida de más —añadió para si, no sabiendo si su amigo había escuchado sus palabras antes de irse.

Para temas como la privación de libertad o el prestar ayuda a alguien indefenso para sangrarle descaradamente mas tarde, se podía decir que el hado era un monstruo con moral, y aquella situación le ponía enfermo.
Utiliza bien las veinticuatro horas que te ha dado Dama Urticaria, tal vez tu o tus amigos encontréis una forma mas rápida de reunir el dinero —comentó Vac, interviniendo en la conversación con aquella cuña sin disimular demasiado lo mucho que le desagradaba el tema de la misma. Aunque se dirigió a Kud al decir aquello, miró especialmente a los dos irrenses, pues parecían los menos dispuestos a dar su brazo a torcer con aquel asunto—. Yo me marchó ya, ha sido un placer... o lo habría sido en otra situación. Recuperate pronto, Ōzaru —le deseo al mono antes de abandonar la estancia.

Continúa en el Cuchitril.

Nota: Los primeros comentarios solo eran para Giz, no los ha hecho en voz alta.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 21 de 24.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22, 23, 24  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.