Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Antiguo Mercado
por Poblo Hoy a las 12:16 am

» Torreón Maciel
por Yber Ayer a las 11:42 pm

» Bahía de los Naufragios
por Jack Ayer a las 11:08 pm

» Canciones y listas de reproducción de personajes
por Giniroryu Ayer a las 10:20 pm

» Torre Serpentaria
por Giniroryu Ayer a las 09:01 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 178 miembros registrados.
El último usuario registrado es Relatante

Nuestros miembros han publicado un total de 38012 mensajes en 719 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Consejo » El archivo » Cosechas » Cuarta Cosecha » Sueños » Primer sueño de Branniel

Primer sueño de Branniel

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Primer sueño de Branniel el 14/05/13, 12:22 am

Nihil

avatar
Era un gran comedor, que de alguna forma pretendía ser lujoso, sin embargo solo reflejaba decadencia y miseria en todos sus rincones. El techo era bajo, y junto con la escasa iluminación, procedente de las antorchas de las ennegrecidas paredes de piedra, daba sensación de agobio y claustrofobia. Toda la sala olía a podrido y a sudor, y a algo dulzón y artificial que lejos de resultar igual de repugnante producía cierto deseo. Los insectos campaban a sus anchas por el suelo y las paredes y todo estaba en silencio, salvo el ruido de los fogones al otro lado de la única puerta.

Una mesa de madera oscura atravesaba la sala de parte a parte. En uno de sus extremos, en un trono de piel y hueso, se sentaba una mujer de aspecto decrépito y desagradable; huesuda, de piel requemada por el sol, pelo sucio y enmarañado y ojos verdes brillantes. Iba completamebte desnuda, a diferencia del resto de comensales que llenaban la mesa, que se vestían con ropajes negros toscos y llevaban todos sobreros ridículos. No se diferenciaba ningún rasgo destacable en nadie, salvo que resultaban tan repugnantes como su anfitriona.

Branniel estaba en una esquina de la habitación, cerca de la puerta, encerrado en una jaula estrecha que apestaba a orin y colgaba deñ techo por una cadena.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

2 Re: Primer sueño de Branniel el 14/05/13, 01:17 am

Zarket

avatar
GM
Era incapaz de recordar cómo había llegado a aquel sitio, o tan siquiera dónde estaba. "Pero qué es este lugar. Cómo me han traído aquí. ¡¿Qué piensan hacerme?!". Intentaba no llamar la atención, y estaba buscando cualquier cosa que me permitiese escapar de la jaula, pero de momento no tenía mucho éxito.

El lugar era estrecho y me agobiaba profundamente. No es que el olor contribuyese a mejorar la sensación en general de aquello, que reflejaba alguna posible antigua y remota gloria, extinguida muchísimo tiempo antes. Pero lo que más me desagradaba del lugar eran las personas que llenaban la estancia, con unos rasgos tan repugnantes que parecían que habían sido hechos a medida para provocar rechazo. El contraste entre su apariencia y su vestimenta (especialmente sus sombreros) chocaba profundamente, y me dejaba profundamente extrañado. Era como una suma de las cosas más grotescas y las más ridículas que existían, y si su fin era dejar un fuerte impacto al verlo, desde luego que lo conseguía.

De todas las personas, la que tenía estos rasgos más acentuados era una mujer que estaba sentada en un trono, en uno de los extremos de la estancia. Iba desnuda, por lo que se podía apreciar mejor esas características tan desagradables. Su absoluta desnudez acentuaba estos rasgos, debido al estado de su piel.

Pero había algo que me gustaba bastante menos que la mujer, y eso era el horrible trono en el que estaba sentada, hecho de... "Oh, dioses, ¿son pieles y huesos?". El horror me embargó. Esperé fervientemente que para ese asiento se hubiesen sacrificado animales, aunque la estética general del opresivo lugar y la particular de aquellas personas no me inspiraban confianza. Por un momento, pensé que me quisiesen para algo parecido. "No, absolutamente no. De ninguna manera puede ser posible eso". Y si lo era, me daba igual. No iba a dejar que me arrancasen la piel sin luchar.

Decidiendo que en ese momento lo mejor era pasar inadvertido, me encogí en una de las esquinas de la jaula, observando cuidadosamente toda la habitación. No parecía haber mucho movimiento dirigido hacia mí, lo cual me tranquilizaba enormemente. Además, la puerta me quedaba cerca, por lo que podría escapar por allí si corría con rapidez, aunque antes debería escapar de aquella prisión.

3 Re: Primer sueño de Branniel el 14/05/13, 11:16 pm

Nihil

avatar
El sonido de una campanita llegó desde fuera de la sala, contrastando en su delicado tono con el tosco ambiente. Uno de los comensales, el primero empezando por el lado izquierdo de la mesa, anunció: ''¡Que empiece el banquete!'' Y todos golpearon dos veces en la mesa con sus cubiertos.

La puerta se abrió de par en par y el olor acre de la comida pasada se coló en la habitación. La jaula en la que estaba Branniel se zarandeó, pero todos parecían ignorarle. Uno tras otro, tres camareros salieron de lo que se había revelado como la cocina portando grandes bandejas. La primera, que tenían que llevar entre dos camareros, tenía un cuerpo calcinado adornado con hierbas y una manzana en la boca. Incluso sin pelo y con los ojos velados por la muerte, Branniel pudo reconocer a DL. En la otra bandeja estaban las cabezas de Saren y Shizel, con los cráneos abiertos y llenos de ensalada de insectos y criaturas del mar.

La anfitriona se relamió y se levantó de su asiento, tomando el cuchillo y tenedor de trinchar que uno de los camareros le entregaba y ensartó la carne de DL para dar el primer tajo. Los demás aguardaban pacientemente a ser servidos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

4 Re: Primer sueño de Branniel el 15/05/13, 01:42 am

Zarket

avatar
GM
Las personas que había en la habitación parecían ignorarme por completo. Era como si yo no estuviese allí, y el no encontrar ninguna forma de escapar no hacía sino ponerme muy nervioso. Cuanto más tiempo pasaba sin ninguna señal de que decidiesen hacer algo conmigo más sospechaba de aquello. "¿Qué quieren estas... personas de mí?". El aspecto de los integrantes de aquella reunión y del lugar en general no invitaban a hacerse buenas espectativas.

En ese momento avisaron de que empezaba el banquete. "Oh, por la Luna Roja, Rocavarancolia y todos los dioses, no, no, no, no me digas que me tienen aquí para...". No obstante, antes de poder seguir, se abrió la puerta, revelando la verdadera comida.

Durante unos instantes no conseguí reconocer el cuerpo de DL, pero en cuanto miré las cabezas de Saren y Shizel y vi la cara del foner me imaginé en que consistía aquello. Al instante se me fue toda la sangre de la cara y de mi mente se inundó de un completo y absoluto horror como nunca pensé que podría sentir. "DL... Shizel... Saren... DL... Shizel... Saren..." se repetían continuamente dentro de mi cabeza. No podía creer de ninguna manera que hubiesen muerto y que fuesen a servir como comida para esos seres. "¿Pero qué clase de monstruo se come a otra persona?"

No lo pude soportar más y me eché a un lado de la jaula, zarandeándola durante el proceso. Empecé a vomitar todo el contenido de mi estómago, incapaz de soportar que la carne DL y los idrinos seguirían pronto el camino contrario. "Un momento, ¿será eso lo que quieran de mí? ¿Habrán estado ellos también en esta jaula antes que yo?". Prefería no pensar en ello, y mucho menos en la posibilidad de que que los cuatro compartiésemos ese horrible futuro.

Al ver lo que la "reina" comenzaba a hacer, intenté sobreponerme a mi debilidad y seguí buscando una forma de escapar de la jula. Mientras observaba cómo los demás hacían caso omise de mi presencia empecé a fijarme en el espacio que había entre los barrotes de la jaula. "Quizás quepa a través de ellos. Si llego hasta la puerta, tengo posibilidades de escapar".

5 Re: Primer sueño de Branniel el 20/05/13, 11:30 am

Nihil

avatar
Y así fueron desfilando platos hechos con sus compañeros; pinchitos de ojos y dedos, costillares a la brasa, morcillas hechas con su sangre. Ya no había nada reconocible, pero Branniel sabía que eran ellos, los ojos acuosos de Marina le miraban desde una de las bandejas. Estofado de libense, patas de repoblador salteadas. Los monstruos comieron tranquilamente, y bebieron y rieron con esas risas estridentes y malvadas, y charlaron de temas banales que Branniel no pudo identificar ni reconocer. Hasta que llegó la hora del postre.

-¡Postre!- gritó la anfitriona.

Los camareros volvieron a salir, pero esta vez con las manos vacías. Agarraron la jaula de Branniel, la descolgaron del techo y atravesaron la puerta con ella. Al otro lado había una cocina, sin puertas ni ventanas, empapelada de un blanco sucio lleno de mosquitos y con muebles metálicos oxidados. Varias criaturas bajitas y escuálidas trabajaban sin descanso en preparar los ''manjares'' que los invitados pedían. Eran nublinos. Todos malnutridos y deformes, pero nublinos. Wintel estaba entre ellos, demasiado ocupado en sus tareas como para fijarse en Branniel. Colocaron la jaula sobre una mesa y empezaron con los preparativos del postre. Ahora la cocina olía a dulce. Los nublinos seleccionaban frutas, montaban nata, mezclaban masa para bizcocho. Uno le dejó un cuenco de almibar en la jaula, y le ofreció una cucharada.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

6 Re: Primer sueño de Branniel el 21/05/13, 11:26 pm

Zarket

avatar
GM
La marcha interminable de platos cocinados (estaba seguro) con mis compañeros de cosecha me fue enfermando cada vez más. «¿Cómo es posible que alguien se coma a otra persona? ¿Cómo?», pensé desesperado. No podía dejarme abatir, no si quería evitar acabar del mismo modo, pero no podía evitar sentir una desagradable mezcla de angustia, horror, ira y odio por esos monstruos. Porque quienes comen personas no podían ser llamados de otra manera.

Cuando acabaron la mujer anunció la hora del postre. Al salir los camareros con las manos vacías, entendí cuál era mi destino. «No, no, no... Yo no. Tengo que...» decidí intentar escapar en cuanto los cocineros me dejasen en la cocina, lejos de aquella sala repleta de monstruos, y me puse atento a cualquier detalle que me ayudase a conseguir mi objetivo.

Cuando entré en la cocina, me sorprendí al ver que los que trabajaban incansablemente preparando la comida eran nublinos, insensibles, al parecer, de quienes eran la comida. Ninguno me miró ni me prestó más atención que acercarme un cuenco de almíbar y ofrecerme una cucharada. Furioso con ellos, golpeé tanto la cucharada como el cuenco.

—¡¿Es que no veis lo que cocináis?! —les pregunté, sorprendido ante su estado y su indiferencia—. ¡No podéis complacer así a esos monstruos! ¡Yo—!

Vi sorprendido que uno de los nublinos que trabajaban sin cesar era Wintel. Recordé sus discursos en contra de la magia y de los "monstruos" rocavarancoleses. Enfermado al ver lo patético que resultaba, me agarré a los barrotes de la jaula y los sacudí, intentando llamar su atención.

—¡Wintel! ¿Tú no odiabas tanto a los monstruos? ¡Sácame de aquí, maldita sea! ¡Estos seres sí que son monstruos, ellos sí tienen esclavizado a nuestra especie! ¡Sácame de aquí!

7 Re: Primer sueño de Branniel el 23/05/13, 04:53 pm

Nihil

avatar
El nublino que trataba de darle el almibar a Branniel le miró con ojos vacíos, con un deje de extrañeza en el rostro. Ladeó la cabeza y luego la giró hacia Wintel. Este asintió y trajo una gran botella de almibar y un embudo, y entre los dos obligaron a Branniel a tragársela entera.

Antes de que pudiese vomitarla, o digerirla y así arruinar la dulzura del almíbar, lo sacaron de la jaula, y con una fuerza impropia de su constitución lo arrastraron hacia un gran cuenco donde borboteaba una sustancia rosada que olía a mezcla de bizcocho. Dos enormes aspas de batidora removían el contenido del cuenco lentamente, hasta que alguien aumentó la velocidad. Ahora zumbaban como una gran batidora. Branniel oía gritos femeninos, pero no podía ver de donde venían, hasta que los camareros hicieron entrar a una chiquilla también metida en una jaula. Estaba ligeramente gordita, y tenia la piel fucsia y el pelo azul. La echaron al cuenco y las aspas la despedazaron. No hubo crujido de huesos ni salpicaduras, la chica se hundió y se hizo una con la mezcla, que tomó un color rosa aún más intenso.

Llegado el turno de Branniel lo lanzaron sin miramientos como habían hecho con la chiquilla. Sintió su cuerpo romperse en mil pedazos, su esencia fragmentarse y mezclarse con los ingredientes del pastel. Pasado el horrible dolor inicia, incapaz de gritar o de moverse hacia un sitio que no fuese marcado por las aspas de la batidora, sus recuerdos se mezclaban con otros, sus ideas se diluían en otras que no eran suyas. Ppor su mente desfilaron imágenes de lugares coloridos y agradables, de olores dulces, de caras que jamás había visto, pero también de muertes, de sufrimiento y de dolor que no le pertenecía. Nombres que nunca había oído se confundían con los de sus familiares, amigos y compañeros, hasta que ya no pudo distinguir cuales eran suyos y cuales no.

Las aspas se detuvieron y los nublinos volcaron el contenido del cuenco en un molde, que luego fue al interior de un gran horno.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

8 Re: Primer sueño de Branniel el 29/05/13, 08:20 pm

Zarket

avatar
GM
No pude evitar que el nublino desconocido y Wintel me inmovilizasen y me hiciesen beber la botella entera de almíbar, a pesar de mis forcejeos. Cuando me levantaron y comenzaron a arrastrarme seguí intentando escaparme, a pesar de las fuertes náuseas que sentía por haberme tenido que tragar todo el líquido.

Al llegar a un gran cuenco con una mezcla rosada y ver unas aspas agitando la mezcla, perdí todo el color de mi cara. Comencé a soltar patadas e intentar escaparme del agarre de mis dos compañeros de mundo, pero su fuerza había aumentado de manera espectacular. «¡No puedo morir así, maldita sea!». No obstante, a pesar de mis intentos de escapar, apenas podía moverme.

Observé con horror como una chica gordita con la piel rosa era traída desde otra jaula y tirada a la mezcla rosa. Incapaz de ver cómo su cuerpo se hundía y se convertía en comida, me giré mirando ferozmente a Wintel.

—¿Cómo puedes permitir esto? —dije acusadoramente a aquel que se parecía al nublino del torreón, porque desde luego en actitud no se parecía en nada—. ¿Qué te ha pasado para que actúes así?

Estaba desesperado por evitar caer en la mezcla, y mi tono de voz lo expresaba bien. No obstante, en ese momento ambos nublinos se tensaron. Sabiendo lo que iban a hacer, comencé nuevamente a darle varias patadas, intentando soltarme de una vez.

—¡Soltadme, maldita sea! ¡¡Soltadme!!

No me hicieron caso y me tiraron a la mezcla aquella. El dolor que sentí era absolutamente indescriptible: sólo existía aquella sensación de ser despedazado y troceado por aquellas horribles aspas, de perder mi sustancia y mezclarme con la de los demás.

Tras un tiempo, me di cuenta cuenta de algo. «¿Sigo... Vivo? Es imposible, estas cosas han destruido mi cuerpo». El horror y el miedo de ser troceado y convertido en postre dio paso a una extraña angustia por desconocer cómo estaba, por no poder controlar mis movimientos y por ser incapaz de algo que no fuese pensar. «Es extrañamente placentero no sentir nada».

Repentinamente, comenzaron a inundarme datos acerca de compañeros, enemigos, torreones, mundos y animales que yo no conocía. Pronto dejé de estar seguro si era Branniel u otra persona completamente diferente, de un mundo distinto que había otra cosecha. La angustia y extrañeza dio paso a una enorme confusión acerca de quién era, de cuál había sido mi vida, de cómo había muerto. «Yo era una chica gordita, me acuerdo que chillé mucho antes de que me tirasen, aunque no intenté luchar como el chico de piel gris.» «No, espera, soy un nublino, vi morir a la pobre chica, yo...» «No, realmente...»

Pasé de esta forma, confundido acerca de mi personalidad y mi vida hasta ese momento, un tiempo bastante borroso y confuso en cuanto a su duración. Sentí un extraño movimiento y cómo todo se volvía del revés, cosa extraña teniendo en cuenta que mi cuerpo estaba partido en millares de cachitos. «Aunque bueno, para empezar lo raro es estar partido en múltiples trozos y ser capaz de pensar.»

Nuevamente, sentí un movimiento extraño, aunque en este caso se parecía a ser mecido. El movimiento paró tras unos momentos, y todo se quedó con una quietud mortal. Me pregunté qué sería lo siguiente que pasaría, pues ya no estaban esas condenadas aspas que me movían de un lado a otro. No obstante, la respuesta llegó pronto, en forma de un progresivo aumento de calor. «Mierda, mierda, mierda. Pues claro, ¿qué se hace con un pastel cuando la masa está terminada? Pues hornearla bien...»

9 Re: Primer sueño de Branniel el 01/06/13, 12:49 pm

Nihil

avatar
No sintió las llamas, no sintió el fuego, pero su visión que abarcaba toda la superficie del bizcocho pudo verlas perfectamente. Aquel oscuro horno gritaba como el barrio de los quemados en sus mejores tiempos, mucho antes de la llegada de los actuales cosechados. Pero Branniel podía intuir el horror, una ciudad mucho más letal que la que ellos estaban viviendo.

Salieron del horno y en pocos minutos fueron montados y decorados para convertirse en un bonito pastel de cumpleaños, con velas hechas a partir de dedos de cosechado. Entraron al comedor montados en un carrito destartalado cuyas ruedas chirriaban, y los pusieron sobre la mesa, justo enfrente de la anfitriona.

-Niños, mis dulces niños- dijo la horrible mujer pasando un dedo por la nata y llevándoselo a la boca- ¿Podéis imaginar un mayor honor que servir a mi estómago? ¿No es una broma divertida convertirse en pastel? Los pasteles saben cosas, oyen cosas, fuera y dentro de los estómagos, por las cañerías cuando son desechados, en la inmensidad del mar...- parecía haber perdido el hilo de su propio monólogo, y continuó desvariando hasta que recordó que le estaba hablando a su tarta de cumpleaños- Oh. Los pasteles saben cosas. Todos sus ingredientes colaboran por el conocimiento común, y eso os pasará a vosotros. Sabreis cosas, cosas horribles y útiles que os harán peores personas. Pero esta ciudad necesita eso, personas horribles que esten a la altura de este horrible agujero.

Se echó a reír. Alzó el pastel con sus esqueléticos brazos y de pronto su cuerpo se llenó de cientos de bocas, todas abiertas y expectantes, llenas de dientes afilados. Se volvó el pastel en el cuerpo y las bocas lo engulleron. La esencia de los niños se diluyó entre todas las fauces que los masticaban sin piedad, que los tragaban para luego volver a mezclarse como uno solo, girar en el abismo que era el estómago de esa mujer, que acabar flotando en la absoluta oscuridad, hasta que los jugos gástricos los hicieron despertar.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.