Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Inmediaciones del castillo

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 3.]

1 Inmediaciones del castillo el 25/06/13, 06:56 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Zona al pie de las montañas desde la cual se puede ver el castillo. A partir de cierto punto hay unas barreras traspasables sólo para aquellos autorizados. Apostados a lo largo de la barrera, unos custodios consistentes en seres con armaduras vigilan el acceso al mismo y controlan a la Manada, la cual está asentada por los alrededores.


13 Re: Inmediaciones del castillo el 11/08/13, 11:43 pm

Matt


El viaje a través del portal volvió a ser algo movidito pero al tocar suelo lo primero que hago es cerciorarme en que tanto mis quimeras como las esferas han pasado bien el trayecto. Tras cerciorarme de que todo sigue en su sitio me despido de Atol al decirme que no le importa volver él solo a la Sede por lo que me encamino en dirección a un sitio en el que nunca pensé en el que podría acabar. "Es hora de ver el castillo. ¿Veré al Rey?"

Con mis pensamientos rondándome en mi cabeza llego a los aledaños del castillo y lo primero que me recibe es un imponente muro de piedra bastante alto por lo que suelto un silbido largo. Mi silbido se ve respondido por un aullido que me hace acercarme casi corriendo a una de mis quimeras. "¿De donde demonios ha salido eso?"

Mis pasos me acaban llevando a una entrada en la muralla custodiada por dos imponentes guardias reales con sus flagrantes armaduras y sus brillantes alabardas apuntando al cielo sin inmutarse lo mas mínimo. Paso por en medio de los dos guardias inertes fijándome en todas las cosas al rededor del castillo.

En la puerta del castillo me reciben otro par de guardias que al llegar a su altura con mis criaturas puedo escuchar como los guantes de los guardias aprietan sus armas por lo que trago un poco de saliva y me dispongo a pasar por en medio de los dos con mis esferas y criaturas subiendo los escalones comenzando a hablarles -Hola buenos días. Mi nombre es Matthew y vengo a ver a ¡WAAH!- Mi presentación se ve cortada en seco al cerrarme el paso con sus armas casi llevándose mi cara por delante si no hubiese sido algo rápido. -¿A qué has venido?- Dice una voz algo extraña, casi como si le costase la vida misma alzar la voz desde el interior del castillo. -Emmhh Vengo a ver a Giz. Soy Matt, su amigo, que vengo a traerle unas cosas.-

Tras decir esto, el silencio se hizo presente en la zona. Solo la respiración de los guardias cortaba este silencio. -¿Hola?- Pregunto a la puerta sin recibir respuesta. -Buuuueno pues las calles han quedado bastante limpias.- Digo soltando una pequeña risa nerviosa dirigiendo mi mirada a los dos guardias.

14 Re: Inmediaciones del castillo el 12/08/13, 12:04 am

Yber


GM
Giz salió del castillo con curiosidad cada vez mayor. Le acababan de avisar de que habían venido a verle y no sabía muy bien quién podría ser. No solía tener muchas visitas y, la única que entraba y salía aparte de él, Miloslava, se sabía el camino de sobra. Iba vestido con la bata blanca y llevaba en brazos un cachorro de osogrifo totalmente negro. Cuando llegó a las puertas se sorprendió de ver al brujo de arena allí. <<Espera, ¿por qué viene a...>> cayó entonces en la razón, al contar cuatro esferas de arena (además de sus dos quimeras). <<Sí que ha sido rápido...>> se dijo sorprendido.

-Matt-lo llamó con un gesto de brazo-. Mejor hacemos dentro el intercambio, que tengo que adecentar algo de espacio para los nuevos inquilinos y soltarlos aquí sería aparatoso-dijo con una sonrisa enorme. Cuatro nuevos especímenes no eran moco de pavo-. ¿Has entrado alguna vez al castillo?-le preguntó con curiosidad. Ante la negativa del brujo, respondió-. Pues hoy vas a ver la mejor y peor parte a la vez-las mazmorras no eran la zona más bonita del castillo, pero rebosaban magia y tenían un encanto especial para el goliat.


Sigue en las mazmorras del castillo.

15 Re: Inmediaciones del castillo el 30/09/13, 07:21 pm

Muffie




Para su agrado, sus amigos la apoyaron en su decisión. Comprendieron que lo necesitaba y no le pusieron impedimento, más bien la animaron. Karime se sintió agradecida y prometió volver antes de que pudieran echarla de menos. Respecto a la petición de DL se sintió alagada, pero exigió al cambiante que ni se le ocurriera hacer cosas en su nombre, amenazándole con dejarle una bonita marca de su dentadura en su culo.

La libense tardó un día en preparar su marcha. No eran muchos los preparativos que debía llevar a cabo, pero si importantes para ella. El más importante fue el de dejar su habitación sellada para que nadie pudiera acceder a ella, por lo que pidió ayuda a Yrio para que llevara a cabo el trabajo de evitar que, tanto por métodos mágicos como físicos, pudieran entrar en su habitación. Realmente, no se había planteado esa acción si no hubiera sufrido las runas de Tap. En cuanto dejó sus cosas en orden, se puso en marcha, llevando consigo únicamente su parche y el collar de plumas rodeando su muñeca. En cuanto cruzó la puerta de la sede se transformó en loba por completo sabiendo que estaría en esa forma durante mucho tiempo.

__________________________________________________________________________

La loba se mantuvo alerta, pero aparentemente relajada. No quería dar razones a la manada para que se vieran provocados. Adoptaba una actitud de respeto y fortaleza, pero sin verse en ningún momento amenazante. Con pasos firmes se plantó a unos 20 metros de la entrada al territorio de los lobos. Y ahí se quedó. Sentada, firme, pero serena, sin dejar de observar a la manada.

La loba negra se mantuvo en la misma posición durante horas, observando y analizando. Memorizando el comportamiento de los lobos y visualizándose a sí misma comportándose de esa manera. Luego, se levantó con toda la solemnidad de la que fue capaz de disponer y, con paso tranquilo, desapareció entre las calles. Horas más tarde, cuando ya comenzaba a anochecer, la silueta de la loba volvió a aparecer reflejada en una pared medio derruida de una callejuela cercana. Traía entre sus fauces dos cuerpos muertos: una cría de colaespina y la madre, más grande y rellena.

Karime se acercó pausadamente hasta la entrada del territorio donde dejó el cuerpo aun fresco de la madre y se alejó con la cría a la misma posición que había adoptado al principio. Se mantuvo quieta observando cómo los lobos se acercaban y olisqueaban la ofrenda. Cuando el alfa la miró fijamente, ella, con tranquilidad, se recostó en el suelo y comenzó a devorar a la cría de colaespina, aunque paró después de dar un par de bocados. Con ese acto, la loba pretendía mostrar que ofrecía y compartía su comida, así como demostrar que esta no tenía ningún veneno ni sustancia perjudicial. Luego, esperó a que fueran los lobos los que comieran y ella no siguió con su presa hasta que el alfa le hincó el diente a su ofrenda. Desgarrar y masticar carne cruda le resultó extraño al principio, pero al dejarse llevar por su parte lobuna no lo encontró desagradable y no tardó en acostumbrarse.

Durante semanas solo ocurrió eso. Karime cazaba su comida tanto en el interior como en los alrededores de la ciudad y compartía parte de su caza con la manada, cada vez posicionándose más cerca de la entrada de su territorio. El resto del tiempo lo gastaba en observar, analizar y aprender de ellos, poniendo en práctica de vez en cuando los comportamientos observados. Para su suerte, se encontró más de una vez con Seon en sueños y esta le iba informando sobre la situación de Alder y sus amigos, lo que tranquilizaba a la loba.

Poco a poco, la manada se fue acostumbrando a su presencia, hasta el punto de que ella misma empezaba a dejar de verse como una intrusa. No podía comunicarse con ellos, excepto por los métodos lobunos tradicionales, y saltaba a la vista que era diferente físicamente, pero, aunque le había costado, finalmente había conseguido integrarse en la manada. Sabía que llegaría un día en el que tuviera que volver al mundo bípedo y que tardaría su tiempo en regresar. Sabía que, si se iba, cuando volviera todos los avances desaparecerían y sería como el primer día. Pero sabía que en realidad no sería así, que estaba dejando su huella para que la recordaran, para que no la olvidaran.

Esa noche, la magia se palpaba en el ambiente. La manada estaba agitada y la libense con ellos. Pardo y Musgo comenzaron a aullar a su lado y la libense no tardó en acompañarles. A pesar del conflicto inicial con la pareja de lobos, debido a que pertenecían a su misma cosecha, pero al torreón Sendar, la loba negra había entablado cierta amistad tanto con la loba verde como con el lobo marrón. Roja, el alfa, miró a Karime con una orden implícita y esta la acompañó hasta lo alto de un peñasco. Karime se había ganado mudamente una posición de reconocimiento, pero fuera de la jerarquía de la manada. Ambas lobas, seguidas del resto de la manada, aullaron a los vórtices, que rasgaban el cielo dejando entrar y salir a cosechados y cosechadores. Desde su posición privilegiada podían hasta identificar vagamente a las personas que salían y entraban de ellos. Poco después de que los cosechadores terminaran su trabajo, cuando los primeros rayos de luz se atisbaban en el horizonte, la manada comenzó a calmarse, aunque seguiría excitada hasta unos días después. “Hace un año, me estaba despertando en una habitación oscura y ruinosa.” Recordó y se imaginó a los nuevos cosechados despertando y haciéndose las mismas preguntas que se hizo ella.

La manada al completo dedicó unos últimos aullidos a la noche antes de que esta, junto con el portal de la Tierra, desaparecieran y entonces Roja volvió a mirar fijamente a la loba negra y esta no necesitó nada más. Podía irse. Su propósito había finalizado con éxito y había completado su aprendizaje, el alfa le daba su bendición: ya era una loba de verdad. Karime lamió el hocico de Roja, agachó la cabeza en señal de sumisión y aceptación de su mandato, y bajó del peñasco. Frotó el cuello contra el de sus amigos cuadrúpedos a modo de despedida. Sabían que no eran un adiós definitivo, ya que Karime volvería, por lo que la despedida ni se alargó ni se recargó. Un pequeño gesto cariñoso, no necesitaban más.

En pleno amanecer, pudo verse a una loba salir del territorio de la manada e internarse a pasos pausados en la ciudad. Ni ella echó la vista atrás, ni la manada la observó partir. Era como cualquier día normal en el que abandonaba el territorio para traer su ofrenda acostumbrada, solo que ese día no volvería con una presa entre las fauces. Solo Roja vigilaba la partida de la loba negra desde el peñasco en el que ambas habían aullado a la noche.


16 Re: Inmediaciones del castillo el 01/07/14, 12:31 am

Muffie



Karime sonrió ante el alago del idrino.

- Burbujita, eres realmente encantador y eso hará que algún día alguien piense lo que no es y entonces tendremos un problema, porque no pienso cederte tan fácilmente.- le dijo guiñándole un ojo. Saren no tardó en vestirse y ponerse su piel y, encaramado a la ventana, le invitó a montarle.- Nací preparada, nene.

Saren alzó el vuelo y enseguida Karime comenzó a pedirle que volara más rápido como si fuera una niña. La brisa nocturna acariciaba su piel y el sonido, el calor y la luz que desprendían los pájaros flamígeros al pasar junto a ellos hacia un contraste agradable. Karime indicó al selkie la dirección en la que quería que volara y en poco tiempo estuvieron sobre la zona de la manada, donde los lobos aullaron a modo de bienvenida.

- ¿Quieres que yo te enseñe lo divertido que puede ser volar a ras de suelo?- le sugirió, refiriéndose a que las tornas cambiaran y fuera ella la montura corriendo por las montañas y las inmediaciones del castillo. No pretendía acercarlo demasiado a la Manada, ya que, obviamente, no lo aceptarían, pero si quería que disfrutara de una noche lobuna si era posible.

Siento el doblepost

17 Re: Inmediaciones del castillo el 03/07/14, 01:15 am

Red


Saren rió internamente ante el entusiasmo de la libense, acelerando cuando se lo pedía y dejando que ella decidiese la ruta. El selkie voló entre los murciélagos flamígeros, esquivándolos con elegancia y sin que apenas se percataran de su presencia, a diferencia de ellos su plumaje oscuro le hacía ser una sombra mas en la oscuridad.

Los aullidos de la manada les recibieron cuando sobrevolaron el castillo, y el roc no dudo en contestar, alzando su voz en la noche. Volar de aquella forma era una sensación increíble, y el chico no se cansaba de ella.
<<Estoy abierto a nuevas experiencias, pero no se yo si esto se puede comparar a correr por el suelo>> —comentó el idrino, reflejando en la mente de la licántropa una sonrisa.

Aterrizó en una calle amplia cuando se lo pidió la muchacha, y tras un par de aleteos para desentumecer las alas, el chico revirtió a su forma idrina. Tardó unos segundos en acostumbrarse a la falta de luz, pues sus sentidos en forma de roc eran mucho mejores, pero para cuando hubo guardado la piel su vista ya se había acomodado.
¿Estas segura de esto? —le preguntó— Peso mucho y eso, no quisiera que te lastimaras la espalda —añadió con una sonrisa burlona.

Antes de que le respondiera, el chico se agachó y recogió una pluma negra, guardándosela a continuación en el bolsillo. No era frecuente que perdiera plumas, solía tener cuidado con eso, pero cuando se le caían solía recogerlas. Se había convertido en una manía.

18 Re: Inmediaciones del castillo el 07/07/14, 04:20 pm

Muffie

avatar


- ¿Correr por el suelo? ¿Qué es esa vulgaridad de correr por el suelo? Yo no voy a correr por el suelo.- contestó fingiendo sentirse ofendida. La telepatía todavía le resultaba algo extraño, pero poco a poco se iba acostumbrando.

La licántropa bajó del roc de un saltó y espero pacientemente a que Saren volviera a su forma para luego transformarse ella por completo.

- Me ofende que creas que un pajarito como tú puede lastimar la espalda de una loba grande y fuerte como yo.- bromeó con una sonrisa lobuna.- Sube y agárrate fuerte.- le indicó.

La loba dio dos grandes saltos para comprobar que el idrino se encontraba bien sujeto y luego, con un aullido, se lanzó a correr por las calles. El viento le daba de lleno en la cara y ella aulló dando saltos de felicidad. No tardaron de llegar de nuevo a la zona de la Manada y, rodeándola, la loba se encaramó a la ladera de una montaña y dando saltos entre las rocas comenzó a escalarla con Saren agarrado a su espalda.

- ¿A qué esto no se puede hacer desde el aire, Burbujita?


19 Re: Inmediaciones del castillo el 07/07/14, 07:04 pm

Red

avatar
Saren se subió al lomo de la loba y se sujeto con cuidado, hundiendo los dedos en el pelaje de la chica. Ka aulló contenta y tras comprobar con un par de saltos que el selkie estaba bien afianzado, echó a correr a gran velocidad. El viento en la cara le golpeaba con fuerza, pero era una sensación agradable, y aquella gran velocidad, distinta a la suya cuando volaba, era emocionante.

Los edificios y las calles apenas eran un borrón a ojos del norteño, pero cuando rodearon el territorio de la manada, su visión se hizo mas amplia y le permitió distinguir algun que otro detalle. El sonido de la risa del chico era arrastrado por el viento, y cuando la licántropa empezó a saltar entre las rocas, Saren se sujeto con mas fuerza a la libense, evitando de esta manera caer al suelo.

Una vez arriba, el chico se deslizó por un costado de la loba y afianzó los pies en el suelo, manteniendo el agarre en el lomo de la muchacha mientras su sentido del equilibrio se estabilizaba.
Me parece que no —respondió a su pregunta con una media sonrisa—, es complicado saltar entre piedras en el cielo —rió casi sin fuerzas, mientras el mundo dejaba de darle vueltas—. Gracias, de verdad, ha sido increíble... casi se podría comparar a un viaje en esas montañas rusas que tienen los humanos si la sensación que describen los libros es fiable —comentó.

El viento allí arriba soplaba con fuerza, y este le ayudo a despejarse del todo, soltandose por fin del pelaje de la licántropa y enterrando las manos en sus bolsillos.
¿Como ves el torneo de mañana, Ka?, ¿tienes posibilidades? —preguntó en un tono algo mas serio. Conocía a algunos de los participanes veteranos, principalmente a los cuchitrileros, y no iban a ser contendientes fáciles. Las habilidades de la libense eran envidiables, pero en aquella ciudad eso no era suficiente, y la muchacha lo iba a tener difícil. Al norteño le preocupaba que saliera demasiado herida, pero no comentó nada, sabedor de que posiblimente eso heriria el orgullo de la licántropa.

Sus dedos se toparon con la pluma que había guardado antes, y en un gesto incosnciente, la sacó del bolsillo y se la tendió a Ka.
Toma, para que te de suerte —dijo, visiblemente incómodo consigo mismo por tener aquel gesto tan tonto.

Continúa en la Sede de los Taumaturgos.

20 Re: Inmediaciones del castillo el 11/04/15, 09:46 pm

Naeryan

avatar
Shizel sintió vértigo al recibir aquel encargo. Trabajando para el castillo estaba cruzando una línea, una línea a partir de la cual no sabía si había regreso.

"Aquí soy Desidia", se repitió a sí mismo. "Solo Desidia. No Shizel."
Quizá Shizel fuese demasiado inocente para cargar en su conciencia lo que estaba a punto de hacer; con lo que de hecho ya llevaba haciendo los últimos meses. Tal vez no perteneciese a Rocavarancolia en cuerpo y alma.

Pero Desidia sí.

—Lex perdió unos cuantos tornillos entre los libros de leyes, pero como mínimo sabe hacer reformas -prosiguió el enviado del Consejo al que habían encargado recibirle, ajeno a su dilema-. Siempre que consiga que pasen bajo las narices de Garoni, claro. Pero con ésta no ha habido ningún problema. "Recursos humanos", lo llamaron.

—Creía que las finanzas estaban llevadas adecuadamente -comentó Shizel distraídamente, por continuar la conversación de forma educada-. No me constaba la necesidad de ninguna reforma, o al menos que la gente la demandase- hacía tiempo que había cerrado los ojos a propósito a aquel respecto para que la parte de él que había sido educada en empresariales no sufriese un infarto.
—En un reino de monstruos es difícil decir cuál es la forma "adecuada" de llevar el dinero, ¿no te parece? -los pasillos del castillo pasaban rápido al ritmo de la cháchara de su interlocutor-. A la gente le importa bien poco, porque la ruina forma parte de nuestra esencia. Pero a la hora de la verdad hay que sacar monedas de alguna parte para los intercambios con Libo. No se puede vivir de ruinas a menos que arrases en lugar de comerciar.
—No me suena que sea el estilo habitual de la ciudad -tanteó Shizel, y obtuvo la negativa que esperaba.
—Hubo muchas quejas ante ese cambio de táctica. Pero por fortuna para ti, mentalista, cubrir desapariciones en otros mundos sí es una tradición antigua en Rocavarancolia.

Sobrepasaron los pasillos, saliendo a un lateral de la montaña. Una serie de retorcidas escaleras descendentes bordeaban aquel desfiladero para dar paso a un edificio más achaparrado y falto de la majestuosidad del palacio, como si el segundo no quisiera tener nada que ver con él.

Shizel no sabía sinhadre, clinger ni roquense, y desde el episodio con Lapis Lázuli cada vez tenía menos prisa en implantarse idiomas nuevos. La mezcolanza de voces asustadas que le llegaban tras los barrotes de las celdas no era, sin embargo, mucho más fácil de ignorar por eso.

—Tenía entendido que los clinger y los roquenses abandonaban a su suerte a los que creían inútiles -señaló.
—Así es. Sólo tendrás que viajar a Sinhdro. Tendrás que modificar los recuerdos de todos los que iban a colaborar en esta remesa de sacrificados antes de que despierten del embrujo de sedación.
—La rapidez no será un problema, pero necesitaré logomancia para poder hacer mi trabajo con eficacia- advirtió.
—Se te proporcionará un amuleto antes de que cruces el portal. Si te conviertes en un asociado habitual es posible que puedas pedirlos como parte del pago a este tipo de encargos.
Shizel se alegró de no poder vender ya su lealtad a Idris a cambio de recuperar su idioma.

Dirigió una mirada vacía a los sinhadres. Ninguno de ellos superaba los trece años, y se esforzó por ver en ellos a Ariv. Ariv, que ahora estaba transformada, feliz y viva.
"Ibais a morir, y a cambio os hemos traído aquí", deseó poder decirles a todos los que abarrotaban la mazmorra. "Solo rescatamos lo que en vuestro mundo no querían."

No preguntó cuál iba a ser el destino de toda aquella gente secuestrada, y se dio cuenta de que el punto de no retorno que había intuido lo marcaba aquella diferencia.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

21 Re: Inmediaciones del castillo el 23/06/15, 10:25 pm

Jack

avatar
La primera idea del roquense había sido entrar sin más, pero recordó las palabras de Dama Serena (que, por cierto, ¿Dama era su deseo? ¿Tenía dos deseos entonces?) y decidió comportarse. Por eso levitó en la dirección indicada y luego hasta la puerta. Aquel lugar imponía, y más sabiendo que los de dentro tenían medios para poner en peligro a fantasmas como él. Pero no solo imponía sino que le evocaba a sus labores de construcción en Roca Sagrada. <<Esta ciudad necesita roquenses constructores. ¿Por qué no los traen y contratan para reconstruir todo esto? Yo podría mediar o algo, no tengo nada que ganar o perder...>>

Pero eso ahora no importaba. Había venido para enterarse de los detalles de esa maldita ley y de si podría hacer algo en la ciudad en su nuevo estado. Si Dama Serena había trabajado para el Consejo, ¿podría él trabajar? Aunque el pago fuera "matar el aburrimiento", al menos estaría ocupado y entretenido.

¡Eh! ¿Hay alguien ahí? ¡Necesito hablar con... con el Consejo! ¡O con alguien que me explique cómo es la ley de no intervención! ¡Y quiero trabajar! ¡Eh! ¡EH! —gritó.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

22 Re: Inmediaciones del castillo el 23/06/15, 10:43 pm

Giniroryu

avatar
GM
El custodio se acercó a paso pesado hacia Tesón. Al ser de la armadura poco le importaban las formas o el contenido del requerimiento del fantasma, tan solo cumplía con su deber.
—Se ha informado al Consejo de su solicitud, consienten en ofrecerle una audiencia en este mismo momento. Sígame.
Si Tesón aceptaba, el custodio le conduciría hacia el interior del castillo, hasta el salón del trono donde se hallaban reunidos varios miembros del Consejo: dama Gato, Gahna, Cicatriz, Doce Punto y Garoni recibirían a Tesón y le invitarían a exponer el motivo de su visita.


Sigue en Castillo: salón del trono.

23 Re: Inmediaciones del castillo el 19/11/15, 11:38 am

Muffie

avatar

Karime arrastró a duras penas al lobo por las calles de la ciudad. A este le faltaba poco para completar su forma completa y, aunque la Luna recién había salido, a la licántropa le costaba cargar con semejante ejemplar de la manada. Luego de un rato el lobo comenzó a moverse a su espalda y Karime lo dejó en el suelo esperando a que este se despertara, ya transformada y preparada para echar a correr, con la intención de que el lobo la siguiera. Cuando este por fin despertó, la libense aulló bien alto, siendo contestada por la manada en el horizonte y echó a correr en su dirección. El lobo no dudó en seguirla, no tanto para perseguirla a ella como atraído por los aullidos. Pronto le dio alcance y no tardó mucho en superarla, pero Karime supo mantener el ritmo. Ambos llegaron a la explanada a la carrera, ganando Lemus como era de esperar, pero por muy poco. Karime se presentó frente a Roja con una inclinación respetuosa y luego se apartó para dar paso al nuevo lobo. Roja lo recibió de la forma habitual, aunque Karime nunca había estado presente en ningún otro recibimiento para poder asegurarlo, por lo que asistió expectante posicionada entre Musgo y Pardo, molestándolos con diversión.

Tizón fue el nombre elegido por Roja para el nuevo integrante de la manada quien lo aceptó con un alto aullido, siendo coreado al instante por el resto de la manada, dándole así la bienvenida.

Karime correteó un rato con sus compañeros antes de decir irse, porque por mucho que quisiera quedarse, Saren todavía la esperaba. Con una lamida en la cara y un placaje se despidió de sus lobos más allegados y salió a la carrera de la zona, olfateando el ambiente en busca del aroma característico del selkie.

Sigue en Calles.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

24 Re: Inmediaciones del castillo el 03/12/16, 01:25 am

Giniroryu

avatar
GM
A las puertas del castillo Cicatriz esperaba la vuelta de Karime con los nuevos reclutas, escoltada únicamente por dos de las armaduras que custodiaban día y noche los muros del castillo. Con un pergamino y una pluma entre las manos, la loba aguardaba que el grupo se acercase manteniendo una postura relajada, pero vestida con una larga túnica formal verde con rebordes dorados que le daba un aspecto imponente, especialmente porque permitía ver con claridad su profunda cicatriz en el pecho que no se avergonzaba de mostrar. Pretendía que su visión infundiese respeto, pero no miedo a las potenciales incorporaciones al cuerpo.
—Vosotros debéis de ser el moloch Rasqa y la evaki Samika, ¿correcto? —Se dirigió hacia ellos una vez se encontraron a escasos pasos de su puesto. Mientras hablaba dejó que una de las armaduras sujetasen el pergamino y la pluma y tendió su garra a la humana para que se la estrechase. En cuanto al parqio, efectuó un gesto con la cabeza en su dirección—. Me conocen como Cicatriz, la Sangrienta, y soy la Comandante de los Ejércitos del Reino. Como ya sabes, Samika, nos interesa especialmente contar con tus habilidades entre nuestras filas, por lo que me agrada que te hayas decidido a someterte a la prueba. En cuanto a ti, Rasqa, tu fuego y tú también sois bienvenidos si pruebas que eres merecedor del puesto.
Cicatriz estaba completamente convencida de que el moloch también había acudido con la intención de ingresar: había dedicado los suficientes años a recibir a los nuevos reclutas como para distinguirlos de los simples acompañantes.

25 Re: Inmediaciones del castillo el 03/12/16, 06:15 pm

Yber

avatar
GM
Rasqa había volado durante todo el camino. No era la primera vez que veía esa zona desde lo alto, pero sí que era la primera vez que le interesaba acercarse. Conforme llegaron, el moloch descendió y examinó de cerca tanto el castillo como la zona circundante. En otras ocasiones había oído los aullidos. Pero en aquel momento, las criaturas que los emitían callaban.

Una vez aterrizó frente a la que dirigía el ejército, el parqio saludó alzando las alas y las plegó sobre su lomo. Le costó apartar la vista de la cicatriz de aquella bípeda y le ayudó a llegar a la conclusión de que merecía el puesto que le habían dado. Sin embargo, conforme fue hablando, Rasqa notó un desdén sutil que no le acabó de hacer gracia. ¿Qué tenía Samika que fuera tan importante, más allá de sus berridos antimagia? ¿Tan poco importante era él en comparación a sus gritos? El moloch bufó, algo celoso del trato a la humana.

Lo probaré —le dijo con una seguridad inquebrantable y cierto tono de queja.

Estaba dispuesto a entrar en el ejército y a demostrarles que se habían equivocado en no buscar también su ayuda. Y pensaba hacerlo bocado a bocado, matando a tanta gente y en tantos trozos como le pidieran. O incluso más.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

26 Re: Inmediaciones del castillo el 03/12/16, 07:12 pm

Evanna

avatar
Desde que Samika averiguo que su ecolocalización alcanzaba distancias mas amplias y sobretodo la información visual, por llamarla de algún modo, era mayor que antes, se aseguraba en mantenerse pendiente de todo lo que le rodeaba con pequeños chasquido de lengua y con sus orejas bien pendientes en cada sonido. "Vio" a la comandante antes de que esta alcanzara su escaso campo visual, como una mujer borrosa pero imponente.

No era necesario notar los detalles de su apariencia al grado que si podía notarlo sus dos acompañantes para saber que si estaba en esa posición era porque se lo había ganando, probablemente con uñas y dientes. La atención inmediata que recibió por su aceptación a realizar las pruebas le hizo sentir realmente bien, necesitada sin que si minusvalía importara un pepino, aunque también le incomodo un poco. Aun no estaba del todo segura si iba a poder pasa las pruebas y el aparente interés que sentía, por sus habilidades solo para darle un cierta presión por demostrar que realmente valía dicho interés...<< Para ahí... Si vas a venir con miedos estúpidos no deberías haber aceptado Samika ¿desde cuando te asusta enfrentarte a las dificultades? A ver si en vez de murciélago te convertiste en gallina chillona. No te debe importar mostrar nada...haces lo que puedas y punto, la única que debe sentirse satisfecha eres tu >> le recrimino la vocecita de su conciencia, esa que siempre la vapuleaba para espabilara cuando empezaba a pensar negativamente y que era por tanto la que había conseguido que fuese echada para adelante en vez de sumergirse en la burbuja de "no puedo hacerlo". Sonrió finalmente, decidida, estrechando la ¿garra? de Cicatriz.

-Mis habilidades aun estoy aprendiendo a conocerlas, así que si en entro en ejercito y consigo sacarle todo el partido posible, sera como una ayuda mutua, supongo- añadió Samika suavemente, escuchando la total confianza de Rasqa que le insuflaba mas decisión- Pero supongo antes de eso, ambos debemos pasar las pruebas ¿no? Estamos preparados para realizarlas en cualquier momento que lo vea conveniente – aseguró pues las palabras de Rasqa mismo aseguraba sus palabras. Tal vez estaba siendo engreída diciendo eso, cuando seguramente se necesitaba mucha preparación extra antes de poder pasar las pruebas, pero solo quería dejar claro que aceptaría que le pusiera las pruebas en cualquier momento que quisiera, ya se las ingeniaría para pasarlas sin morir en el intento. No tenia la mas remota idea de que tipo de pruebas serian, pero no era del tipo de persona que se rendía contra las dificultades, sabría obtener su objetivo de un modo u otro.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

27 Re: Inmediaciones del castillo el 03/12/16, 07:58 pm

Giniroryu

avatar
GM
—Así es —respondió a Samika mientras le hacía un gesto a la armadura para que le devolviese el pergamino y la pluma. Asintió complacida ante la muestra de decisión por parte de ambos y les tendió el pergamino, ofreciéndole la pluma a Samika—. Tenéis que firmar aquí. Imagino que los parqios no estáis familiarizados con este proceso, pero puedes trazar cualquier garabato y servirá —se dirigió a Rasqa a continuación—. En el segundo párrafo se especifica la fecha y la hora a la que tendrán lugar las pruebas. En cuanto al lugar... Las pruebas de Samika se llevarán a cabo en los subterráneos, tal y como se dice. Pero tú, Rasqa, llevarás a cabo la prueba en las montañas. Ambos lugares son bastante extensos, por lo que tendréis que valeros vosotros mismos para encontrar a vuestros supervisores. Esa será vuestra primera prueba. Podéis emplear magia para ello, por supuesto. ¿Alguna duda?

28 Re: Inmediaciones del castillo el 03/12/16, 09:19 pm

Evanna

avatar
Samika, vió como le ponía una pluma por delante para firmar y tras estrechar un poco la mirada para ver el lugar que indicaba para firmar lo hizo, escuchando atentamente los pormenores de las pruebas que cada uno tendría que hacer. Descubrir que tendría que hacerlo en territorio separados le acongojo un poco, no es como si esperara que fueran a poder hacerlas juntos, el quid de esa prueba era evaluar como se desenvolvían solos al fin de cuentas, pero nunca se podía evitar tener esperanzas ¿no?.

Lo segundo que la sacudió un poco es escuchar el lugar donde tendría que realizar su prueba...y es que llevaba tiempo mas que suficiente en la ciudad, para saber que dichos subterráneos era como el nido de bichos de la ciudad. No iba a quejarse del lugar de la prueba, no tenia sentido pero igual lo veía difícil << Dudo de tener espacio para volar ahí dentro y moverme en la oscuridad no sera difícil, gracias a dios ya le perdí el miedo a la oscuridad en gran parte, un punto a favor. Ahora...si aparecen docenas de bichejos o los esquivo o me los cargo a puñetazos limpio mientras busco a mi supervisor, porque magia va a ser que no >> intentaba ver los pros y contras o mas concretamente un posible plan de acción. Las montañas le eran conocidas, tanto a ellas como a Rasqa, por lo cual este al menos ya tenía el terreno visto; el subterráneo era zona en total interrogante.

-Una pregunta, buenos dos – dijo Samika tras darle vueltas al plan de acción -¿Podemos ir preparados con protecciones y armas de antemano? Es decir...no tengo magia, así que quería saber si hay alguna norma que impida que alguien me coloque alguna protección mágica o me provea de magia en algún amuleto, ya que yo no puedo hacerlo, o llevar mis propias armas – añadió pues no sabia bien hasta que grado tenía libertad para preparase antes de entrar. Ya había dicho que dentro podrían usar magia, Rasqa al menos, pero el punto era saber hasta que grado tenían libre de parapetarse antes de entrar. No es que no fuera capaz de entrar sin protecciones mágicas sino le quedaba otra, pero mínimo le gustaría poder resguardarse las alas, que eran de por si bastante frágiles aun. Al fin de cuentas en una guerra, siendo una transformación puramente fisica-jode-magos, seguramente la gente con magia la llenaría de protecciones mágicas antes de ponerla a practicar el tiro al blanco

-Y lo segundo...mmm ¿tengo prohibido hablar de la prueba o puedo documentarme sobre lo que me espera en el subterraneo, con alguien? -pregunto sonando tal vez quisquillosa, pero dado que era una prueba, no estaba de mas ver todos los puntos para crearse una buena estrategia. Se lo quería tomar tan en serio como si fuera una misión real, que al fin de cuentas era casi una preparación para algo que bien podría ocurrir realmente en el futuro.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

29 Re: Inmediaciones del castillo el 04/12/16, 12:32 am

Yber

avatar
GM
Firmar... Sí, vale... —no, Rasqa no conocía el proceso.

Sin embargo, en cuanto escuchó lo que había que hacer, el parqio cogió como buenamente pudo la pluma e hizo un garabato aleatorio. Las preguntas de Samika le sorprendieron. Él no se había planteado que no pudieran hacer todo lo que estaba diciendo la evaki, no veía por qué les iban a prohibir prepararse lo mejor posible para algo así.

Lo que pregunta ella —dijo ante el tema de las dudas—. Más allá de eso, nada.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.