Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por Zarket Ayer a las 09:38 pm

» Faro
por Giniroryu 21/11/17, 04:40 pm

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Jack 21/11/17, 11:43 am

» Plano de los sueños
por Naeryan 20/11/17, 09:50 pm

» Torreón Letargo
por Evanna 19/11/17, 07:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35980 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Salón del trono

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 4.]

1 Salón del trono el 03/08/11, 01:07 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Se alza sobre un macizo, envuelto en sombras. El portón enrejado está custodiado por dos guardianes armados con alabardas.

Una amplia sala con el centro ocupado por una gran mesa rectangular con una decaestrella en madera roja inscrita sobre madera más clara. Algunas paredes tienen tapices bien cuidados o armaduras limpias. El trono que preside la estancia está ennegrecido como el suelo a su alrededor. Está formado por láminas de metal cortadas en formas puntiagudas y de la base surgen algunas formas metálicas más afiladas.


25 Re: Salón del trono el 02/09/12, 08:18 pm

Sepalian Xila


El demiurgo miró al hado y luego dirigió la vista hacia Garoni, quien parecía enfadado. El ray tampoco parecía muy contento, y Silente parecía algo impaciente. Así que optó por evitar cualquier riesgo:
-Gracias, puedes retirarte ya, la información ha sido muy útil -Garoni trató de interrumpirlo pero el custodio siguió hablando-. Nosotros deliberaremos esa propuesta.
-¡Pero...!
La alquimista mayor volvió a interrumpir al cadáver:
-Los frutos de la guerra (o de los tratados) también recompensan a los espías. Sería ideal que encontraras alguna debilidad en el líder de esa religión y algún miedo en los exiliados para asegurar que la balanza de cualquier posible trato se incline a nuestro favor. Lo más posible. Hasta salirse de su eje -la bruja abrió mucho los ojos al decir esto.
Doce Punto le tomó el relevo, aunque a Garoni parecían habérsele pasado las ganas de intervenir:
-Así que muchas gracias por la información.

Cuando Vacuum había salido de la sala y no podía oírles, el muerto rompió su silencio:
-¿Quién se ha creído ese hado que es, un consejero? ¿Por qué ya de paso no se sienta en una de las sillas?, ¡total quedan muchas libres!
-Puede que... -Silente fue interrumpido de nuevo.
-Hacer tratos con Libo, vale, porque tienen un ejército y se pensarán que somos sus amigos,¿pero con esos exiliados? ¡Si nos es mucho más fácil saquearles sin más!
-Bueno, antes habría que conocer mejor el planeta, ¿no? -dijo el demiurgo.
-El jefe de la religión seguro que es fácil -dijo dama Liviana-. La mayoría lo son.
-Es igual, cambiando de tema, habría que restaurar Margalar -dijo el rey-. Con los nuevos mundos, no nos vendría mal.
-¿De veras? -intervino Garoni- Tampoco se llenan tanto los torreones.
El demiurgo miró una pulsera que llevaba y se levantó del asiento:
-Vaya, asunto urgente, además este tema lo podéis solucionar sin mí y bueno, si necesitáis constructores ya sabéis -hizo un gesto de despedida y salió por la puerta.
-Yo debería dejar este frasco en un lugar seguro antes de que explote y os arañe los escudos mágicos -dijo dama Liviana-. Ya sabéis, por eso de que hacer atentados contra el consejo no es muy sensato -dijo esto con una normalidad que rozaba en el desinterés-. Además no tengo ni idea de arquitectura... -y siguió a Doce por la salida.

En el pasillo, la alquimista alcanzó al demiurgo:
-No tienes ningún asunto importante, ¿verdad?
-No sé si ese hado infernal se ha dado cuenta de que "al consejo se le aconseja siempre excepto ante el rey" -aquella frase hecha rimaba en el dialecto en que el custodio la dijo.
-El chico parece que tiene ambición -dijo la bruja de la brisa.

Sigue en Castillo: biblioteca.

26 Re: Salón del trono el 02/09/12, 09:38 pm

Red


Vac observó las reacciones del Consejo y se dio cuenta de que tal vez había ido demasiado lejos. El zombie parecía el mas indignado, aunque el rey tampoco parecía contento. El espía se mostraba impaciente, y el demiurgo habló, tratando de cortar el problema de raíz.

El chico dio un paso atrás, dispuesto a seguir el consejo del demiurgo, pero la voz de la alquimista frenó sus pasos. El hado escuchó con atención, asegurándose de haber entendido su petición, y tras las últimas palabras del demiurgo, salió de la estancia con una leve reverencia.

Vac echó a andar con un suspiro, su reunión con el Consejo no había salido todo lo bien que había esperado, se había mostrado algo impertinente, y aunque no lo había hecho con mala intención, parecía su actitud no había gustado. Por otra parte, lo que había dicho era la verdad, y el hado quería lo mejor para la ciudad. A Vac le costaba callarse cuando se trataba de dar su opinión sobre algo importante, y eso era lo que había hecho frente al Consejo, ahora solo quedaba esperar a ver cual era su reacción.

La petición de la alquimista le había desconcertado un poco, pero podía haberla informado en el momento en el que le formulo la pregunta, sin embargo, el ambiente no parecía el adecuado. Estaba seguro de que la mayor debilidad del líder religioso roquense era esa piedra a la que adoraban, y tenía varias ideas con respecto a la segunda parte de la petición.

Mientras el chico caminaba por los pasillos, seguía dándole vueltas a la pregunta planteada por la alquimista, tratando de encontrar la mejor respuesta para cuando la mujer se la pidiera.

Continúa en el Castillo: biblioteca.

27 Re: Salón del trono el 09/09/12, 03:51 pm

Leonart


Nia

Nia levitaba en dirección al castillo, comprobando los enseres que traia consigo nerviosamente. Intentaba mantener la mente distraida de lo que estaba apunto de hacer. Sabia que si entraba indecisa y débil no la escucharian. Rocavarancolia no tolera la debilidad. Pero sabia que era muy importante. Su acción inmediata, podria salvarle la vida a mucha gente y eso era lo que le estaba motivando a emprender este viaje, a solicitar una audiencia con el consejo. Nia se habia encontrado con varios miembros del consejo en su vida en rocavarancolia, todos temibles y aterradores. No sabia si iba a poder aguantar la presión de varios de ellos mirandola, evaluandola y poniendola a prueba. Sacudio la cabeza, intentando apartar aquel pensamiento de la cabeza, sustituyendolo por uno nuevo.
-Soy Dama Urticaria. No le tengo miedo a nada. Vengo del orgulloso hogar de los hermanos Ulteran y Sunean. He visto monstruos, he matado monstruos, he curado monstruos. No le tengo miedo a nada.-comenzó a repetir en voz alta, haciendolo como un rezo, tan concentrada e ensimismada que casi se choca con uno de los colosales guardias de las puertas. Habiendosele ido todo el nervio, contestó algo deprisa y torpemente.
-Soy Niaboticarianáyade... Vengo a solicitar una audiencia con el consejo.-
Los guardias se miraron y encogiendose de hombros, guiaron a la niña adentro del castillo. En los largos pasillos de piedra tallada, como una vieja gloria del pasado, Nia contemplo el castillo en su interior, fascinandose por algunas cosas y comentandolas en voz alta, para no recibir respuesta alguna por parte de los guardias, tras lo cual calló. Los guardias la condujeron a una habitación donde deberia esperar a ser llamada. Rápidamente, comenzó a repasar los contenidos de su bolsa.
-¿Qué haria Harm en una situación como esa?-pensó, nerviosa.

28 Re: Salón del trono el 09/09/12, 05:38 pm

Cain


Las puertas del salón del trono se abrieron con un sonido chirriante que. dado el tamaño de las mismas y el eco que producían sonó estruendoso. La sala estaba casi vacía, y en la mesa tan solo había unos pocos consejeros. Nadie se sentaba en el trono real.

Don Siloco estaba apoltronado en su silla con las botas sobre el borde de la mesa, bebiendo de una petaca mientras miraba algo en un espejo rectangular. Garoni, en la otra punta, contaba monedas de oro, refunfuñando, y Gahna y Cicatriz, que habían estado comentando el discurso segundos antes, fueron las únicas que se giraron hacia la náyade.

-¿A qué se debe tu visita?- preguntó Gahna después de darle a Nia permiso para entrar, alzando una ceja y lanzándole una mirada evaluadora.

29 Re: Salón del trono el 09/09/12, 07:17 pm

Leonart


Nia

Cuatro miembros del consejo le recibieron. Cuatro, de los cuales conocia a la mitad. Por una parte se sintio algo aliviada de ver caras conocidas, pero por otra, sabia que no debia relajarse ante el consejo, y hacer que su voz fuera escuchada. Asintiendole a Gahna, entró en la sala con firmeza y decisión.
-Mi nombre es Nia, soy una náyade que en su tiempo libre se dedica al estudio de lo que en la ciudad de se conoce como alquimia. Vengo a ofrecer mis conocimientos y habilidades para servir a la ciudad, pero, sobretodo, para ayudar a que las futuras cosechas sean más grandiosas.-se aclaró la voz.-Me explicaré:-comenzó.-A los muchachos que, desarrapados, hagan del torreón su hogar, se les dota, no solo de un techo en el que guarecerse, sino tambien de armamento para defenderse. Sin embargo, el hecho de que tengan que ir a por la comida, les supone un reto, ya que sin esta, no pueden sobrevivir, así que están obligados a ir a por ella, arriesgando su propia vida.-pausó un momento.-Esto, claro está, forma parte de la criba, de separar el grano bueno de lo que es deshechable... Se les da incluso, permiso para ir a la biblioteca, una vez más, arriesgandose al exterior, para sacar libros y así obtener el increible poder que es la practica de magia. Así esto se ha estado haciendo durante siglos... Milenios, si las cronologias son correctas. Y yo, un día, me llegue a preguntar como nadie se habia dado cuenta de algo tan simple como lo que voy a proponer en este momento: Medicamentos.-dijo, pausando de nuevo.
-Si, normalmente, en los torreones hay un humilde botiquín (recalco, normalmente) en el que vienen cosas muy básicas. Pero, sin embargo, no hay curas contra enfermedades. No hay antibioticos, no hay tratamientos, o remedios contra, por ejemplo, las muchas criaturas ponzoñosas que habitan en la ciudad.-arqueó una ceja, a la vez que hacia un poco de drama con las manos.-¿Qué seria del portentoso guerrero que, por desgracia del destino, fuera envenenado por un simple e insignificante insecto? ¿Que seria del valioso mago que, por comer algo que luego se mostró estar en mal estado sufrio terriblemente hasta desfallecer? La triste y para nada gloriosa muerte les espera.-miró al consejo con firmeza.-Yo, en mi humilde opinion, pienso que esas muertes podian haberse evitado con algo tan simple como medicamentos adecuados en el momento adecuado. Esos son, futuros ciudadanos que la ciudad se está perdiendo, futuras mentes brillantes que nunca brillaran ante la Luna Roja. Por ello, y, gracias a un exhaustivo estudio de las especies y criaturas, fauna y flora, de la ciudad, he llegado a catalogar cientos de venenos, con cientos de curas, todas ellas naturales y manufacturadas por mi y, por ello, solicito humildemente al consejo que se me permita ampliar estos botiquines humildes de los que los cosechados disponen en sus torreones y, sino tienen, crearlos, al igual que acompañarles con instrucciones de uso segun el bestiario y dolencia.-
Nia terminó su discurso. La boca estaba seca de tanto hablar. Apenas habia podido respirar mientras hablaba, concentrada en sonar interesante a la vez que firme. Estaba más pálida de lo habitual. Miró con algo de nerviosismo a los miembros del consejo, en espera de su respuesta.

30 Re: Salón del trono el 09/09/12, 09:03 pm

Cain

avatar
El consejo escuchó atentamente a la niña, algunos con miradas suspicaces e incrésulas, o ahogando risillas burlonas. Cuando acabó, Gahna fue a responderle, pero la risa de Siloco le interrumpió.

-Si tan alquimista eres, pequeña, ¿por qué no te tomas alguna poción para la memoria? Tú, precisamente tú que tuviste medicamentos en tu cosecha (cutres y no muy potentes pero medicamentos al fin y al cabo) vienes a pedirnos un botiquín para cada torreón?- se burló el señor de los asesinos.

-¿Tienes idea de los gastos que supone eso, niña?- bufó Garoni.

Cicatriz logró hacer callar a los dos hombres y detener las risitas irritantes del nigromante con una mirada asesina.

-Hay algo que parece que no comprendes, joven Nia...- empezó la loba- No todos los monstruos peligrosos tienen el tamaño de edificios, con garras afiladas y dientes. De hecho, no todos los monstruos pueden verse. Las enfermedades, al fin y al cabo, no son más que un monstruo más de esta ciudad, las infecciones no son más que la segunda parte de la batalla. No es enfrentarte a un enemigo en combate y ya está, es convertir las heridas supurantes en trofeos que luego llevarás con orgullo; es acostumbrar tu cuerpo a alimentarse incluso de la carne emponzoñada. ¿De qué nos sirve un soldado que es incapaz de sobrevivir en situaciones extremas, sin un equipo de médicos o una colección de medicamentos a cuestas? Las infecciones son una parte más de la criba, seleccionan a los sujetos más fuertes, los más resistentes, los más adaptables...

-La biblioteca ya es bastante ayuda para ellos.- continuó Gahna- Allí tienen información de sobra de todo tipo que puede venirles bien, no vemos la necesidad de facilitarles más las cosas. A este paso acabaremos llenando Rocavarancolia de pusilánimes.

-En mis tiempos no había biblioteca. Buscábamos los libros en las torres de hechicería y en las casas abandonadas... Y a más de uno se le derrumbó una encima- apuntó Siloco, riendo a carcajadas.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

31 Re: Salón del trono el 09/09/12, 09:17 pm

Leonart

avatar
Nia

El océano azulado de los ojos de Nia se mantuvo impreterito ante la respuesta del consejo. Le habian dado la negativa, habia fallado. Tres años de noches sin sueño cómodo, tres años de preocupación y no habian servido de nada contra los más de dosmil años de crueldad de la ciudad.
-Entiendo.-musitó. Pero sintio la necesidad de, por lo menos dejar claro algo.-Pensaba costearme yo todo el proceso. Porque al menos, para mi, una vida vale mucho más que todo el dinero del mundo.-dijo, con una mirada vacia, como si quisiera ponerle más sentimiento, pero estaba demasiado decepcionada para hacer nada.-Siento haberles hecho perder el tiempo al ocupado consejo. Ahora, si me disculpan...-dijo, dándose la vuelta y saliendo de la sala, manteniendo la compostura.
Habia fallado. Seguia incrédula de esto, que, por culpa de las cosas como eran en aquella ciudad, fuera incapaz de ayudar a más gente; a prevenir más mentes. Ya a una buena distancia de la sala se paró en seco y gritó de rabia, revolviendose el encrespado pelo. Ya no sabia que podria hacer. ¿Mereceria ya la pena seguir con sus investigaciones? Con estos pensamientos, la niña recorrio las salas de piedra del castillo, volviendo por donde habia venido.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

32 Re: Salón del trono el 08/05/13, 11:25 pm

Cain

avatar
La camarilla fue discreta, pero no menos lujosa. Una nave de tamaño medio, sin velas ni remos, construida en sobria madera negra y cubierta de relieves con escenas bélicas y complicados sistemas de runas atravesó el portal de Libo y se adentró en la noche rocavarancolesa en completo silencio. En la proa de esta, con gesto de concentración se encontraba el custodio de Altabajatorre, gobernando su última creación para guiarla hacia el castillo. Tras él, estaba el palanquín real, todo oro y filigranas negras, con finísimas cortinas de seda que resguardaban a sus ocupantes; la mismísima reina de Libo, la duquesa de Zhandre con su antes andrógina y ahora diplomática Mánia con su mayordomo, el príncipe mayor y un andrógino de la corte real. El palanquín lo custodiaban media docenas de guardias elegidas especialmente para ese viaje. Hasta el último componente de la comitiva iba engalado con joyas propias de su mundo, las soldado portaban imponentes alabardas y armaduras que competían con los guardias del castillo, pero el atuendo más singular era sin duda el de la reina; todo su vestido era de gasa negra transparente, ceñido al cuerpo con adornos de oro, la cara pintada completamente de negro a excepción de los ojos que chorreaban tinta roja como lágrimas de sangre. También llevaba un tocado que imitaba un cráneo felino, coronada con plumas rojas y rubíes.
Tras los muros del castillo el rey de Rocavarancolia aguardaba para recibir a su invitada. Vestido formal, pero nada llamativo, rodeado de los miembros del Consejo y la cosechadora de Libo. Nada más descender de su transporte la reina inclinó ligeramente la cabeza a modo de saludo, entrecerrando los ojos, Andras Sula imitó el gesto e indicó con la mano la galería hacia las plantas superiores. Le habían dado un buen lavado de cara al castillo, y lo que no habían logrado arreglar lo habían ocultado bajo hechizos ilusorios para dar buena impresión a su futura aliada.
El rey le explicó que estaban en plena cosecha y que la ciudad era peligrosa, que si quería salir del castillo debía informar al consejo y se le ofrecería una escolta para evitar que sufriera riesgos. Después de indicarle la hora y lugar de la cena en la que discutirían los detalles de la alianza, se le permitió un tiempo para refrescarse y descansar del viaje.
En ningún momento la reina medió palabra, o mostró la más mínima señal de estar impresionada, confundida o asustada. Su expresión era altiva y orgullosa, y prefirió limitarse a asentir cuando lo veía necesario, tal vez incluso a responder escuetamente, pero siempre con cortesía. Sí que denotaba cierto interés por lo que le rodeaba, como si tomase apuntes mentales.

Horas después, la cena se daba por concluida, y el tema de la alianza zanjado, con jugosos beneficios para ambas partes. Antes de que la reina madre se retirase a sus aposentos Andras Sula le informó de la fiesta que sería celebrada en su honor, y a la que asistirían todos los milagros nacidos de la Luna Roja.
-Ya se están enviando las invitaciones.
Y efectivamente, en ese mismo instante, los mensajeros salían del castillo, unos ya conocidos cuervos de picos tallados y garras de metal que portaban las invitaciones a la fiesta, una para cada bendecido por la Luna.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

33 Re: Salón del trono el 09/12/13, 02:06 am

Naeryan

avatar
En cuanto llegan a las puertas Gahna se les adelanta y son escoltados en su lugar por dos silenciosos guardias del castillo. Sus imponentes armaduras son tan herméticas que resulta imposible distinguir si son criaturas demiúrgicas o guardianes vivos.

Les hacen pasar directamente al salón del trono: es evidente que su llegada ha sorprendido a los miembros del Consejo en plena reunión y han decidido aprovecharla. El rey no está pero por lo demás la plantilla está completa. Parecen haber estado discutiendo desde hace un rato ya, y justo cuando entran es cuando Siloco está protestando sobre estar siendo "demasiado blandos".

De nuevo es Gahna la que toma la iniciativa y expone los cargos.
-Toima y Vacuum, se os acusa de violación de la política de secretismo de Ulterania con conocimiento previo de ésta- la acusación es lacónica pero fulminante-. Habéis venido aquí para ser sancionados por ello con la prohibición permanente de traspasar dicho portal. También se os prohíbe traspasar cualquier otro en el plazo de seis meses, y se os impone una fianza que asciende al total de...- Garoni, el tesorero, toma la palabra y pronuncia una cifra equivalente a un Ferrari rocavarancolés, suficiente para hacer temblar los bolsillos incluso de Cain o Vacuum.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

34 Re: Salón del trono el 09/12/13, 05:56 pm

Red

avatar
El hado siguió a la hechicera hasta el Castillo, y cuando llegaron a las puertas y ella se adelantó, fueron escoltados por un par de guardias impasibles. Vac no podía asegurar si eran creaciones demiúrgicas o personas de verdad, pues las armaduras no le dejaban ver nada. Realmente poco le importaba, pues tenía cosas mas importantes en las que pensar. Apenas si oyó la voz de Siloco cuando entraron en el salón del trono, pero aunque entendió sus palabras, no se tranquilizó en lo mas mínimo. El silencio se extendió entre los consejeros y el chico notó el peso de sus miradas sobre si mismo, pero se mantuvo firme y escuchó la firme acusación. El castigo le marchitó por dentro, pero continuó estoico, y aunque la astronómica fue la guinda final a aquel día de mierda, logró controlarse. Estaba seguro de que el viejo zombie había aprovechado la ocasión para meter mano en aquella absurda cifra, pero no dijo nada.

Fue en ese momento en el que el descerebrado argos que tenía por amigo empezó a gesticular, amenazando con iniciar una peroreta que les valdría la ejecución. Eso fue la gota que colmó el vaso, y el griego se movió con rapidez, trazando con violencia silenciosa los signos que lo dejaron totalmete paralizado. El hado había consumido el último resquicio de su reserva mágica, su respiración se había acelerado, y tuvo que hacer gala de todo su autocontrol para no abrir una ventana a golpes en la frente de Toima. La oscura mirada que dirigió al rostro del ulterano estaba cargada de fuego y veneno, y la advertencia muda que brillaba en sus ojos no ofrecía mas oportunidades. Mas tenso que la cuerda de un violín giro los talones y se encaró al Consejo, el rostro pétreo.
-¿Algo mas?, creo que el argos esta deseoso de irse a reflexionar sobre este asunto -sus palabras, que en cualquier otro momento habrían sido sarcásticas, estaban moduladas hasta un punto exageradamente artificial, aunque se podía intuir el infierno de rabia que lo estaba abrasando por dentro.
La tirantez de su cuerpo estaba reabriendo las heridas de la expedición, y la sangre empezó a manar del disparo del hombro, resbalando por su brazo y por su puño crispado.

35 Re: Salón del trono el 09/12/13, 06:20 pm

Leonart

avatar
-Kaiser... Es Kaiser...-les espetó, más por lo bajo. Todo lo que tenia que relacionarse con el consejo le superaba. Su manera de actuar, su manera de aparentar ser civil y lo peor de todo, los aires de superioridad que gastaban. Pero lo que escuchó a continuación le sacó todavia más de sus casillas. Enseguida el vozarron del ulterano estuvo por ser escuchado. Sus manos mostraban dos signos obscenos dirigidos hacia los del consejo. Le iban a oir. Alguien les iba a cantar las cuarenta. No tenian ni idea de conquien estaban tratando, lo que le estaban negando ni, mucho menos, el daño que le estaban causando para su venganza personal. Tenvrai todavia seguia con vida y aquel dinero que le pretendian hacer pagar, era demasiado, sin contar que ellos, como el consejo, no habian sufrido daño alguno. Con todo lo que habian saqueado, probablemente la ciudad no llegaria ni a sacar la mitad que ellos en toda su corta y triste historia. Aquello le consumia por dentro. Y se lo habria dicho a la cara, de no ser porque Vac le habia paralizado insitu. Los ojos del argos ardian. Queria insultar a todos y cada uno de los presentes en la habitación, querria mostrarles lo que le estaban negando y las consecuencias que aquello tendria.
Pero no pudo. De nuevo, la magia le supuso una clara barrera entre su persona y el mundo. Era tan patético su estado actual. No podia sino odiar a todo y a todos en el completo silencio e inmovilidad de una estatua, aunque por la expresión de su rostro y su postura bien podria haber recordado a una gargola.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

36 Re: Salón del trono el 09/12/13, 07:27 pm

Naeryan

avatar
La única razón por la que ambos incursores se han librado de un castigo notablemente más serio o incluso una ejecución ha sido que el asalto ha sido pobremente disfrazado de ataque rebelde, lo que le da al Consejo margen para trabajar. Sin embargo eso no quiere decir que cualquier falta de respeto no pueda castigarse aparte.

El arrebato de Toima en sí no sorprende a nadie, pero por suerte para él la rápida intervención del hado impide que los miembros del Consejo decidan añadir algo de útima hora a la sentencia. Aunque más de uno entrecierra los ojos como única reacción visible ante lo que ha estado a punto de tener lugar, quieren despacharlos rápido para ponerse a trabajar en cómo solucionar el entuerto.
-Estoy segura de que sí- dice Gahna como único comentario a las palabras de Vacuum. Ni la rabia embotellada de uno ni de otro impresiona a los miembros del Consejo, frente a los cuales ya han desfilado demasiados monstruos.
-Podéis marcharos- esta vez es dama Gato la que toma la palabra, mirándolos fijamente con sus ojos irisados. Garoni anota algo en su libro de cuentas y les comunica que deberán hacer el pago en el mayor lapso de brevedad posible, absteniéndose de mencionar posibles consecuencias de no hacerlo.
Posteriormente los mismos dos custodios de antes escoltan al dúo a la salida del castillo.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

37 Re: Salón del trono el 10/12/13, 12:58 am

Red

avatar
El hado ignoró al Consejo en cuanto les despacharon recordandoles que pagaran la fianza lo mas rápido posible, y tiró del ulterano paralizado mientras seguía a los mismos guardias que les habían escoltado hasta allí hacía la salida. Una vez en la entrada del Castillo, se alejó unas cuantas calles y por fin rompió el hechizo que contenía a Toima. No dio muestras de prepararse para recibir un golpe, y simplemente lo observó con fijeza, invitándole con la mirada a que le diera un motivo para desahogarse. La represalia no llegó, y no porque la tensión del albino no retorciera todos sus músculos.
-Yo me encargó de la fianza -dijo, no era una sugerencia-, tu y yo ya hablaremos de esta mierda, si es que te interesa, claro. Ahora no estoy de humor -concluyó con el ceño fruncido, y se largo sin mas.

Seis meses, y la entrada a Ulterania vetada de forma indefinida. Maldita fuera la estampa de aquel melenudo descerebrado. Odiaba los espacios cerrados, y los subterráneos eran su única opción para recargar magia con los mundos vinculados prohibidos; algunas de sus funciones en el burdel implicaban viajar por los portales, por lo que tampoco podría llevarlas a cabo durante ese tiempo; y la absurda cifra que les habían pedido era desorbitada, pero le habría dolido mucho menos si el viaje hubiera servido para algo. Frustrado pateo un muro semiderruido y terminó de echarlo a bajo a base de golpes, agrietándose los nudillos en el proceso. Apaciguada su rabia en parte solo quedaba volver al burdel, y hacía allí se dirigió con aire taciturno, intuyendo la bronca que le iba a caer. Tenía gracia, en aquel momento parecía un crío que volvía a casa con malas notas.

Continúa en el Burdel de Dama Espasmo.

38 Re: Salón del trono el 24/06/15, 12:25 am

Jack

avatar
¡Le habían dado audiencia! ¡A un cualquiera recién convertido en fantasma! Y en el mismo día y casi al momento de llegar, además. Solo podía significar dos cosas: o que temían al colectivo de los fantasmas o que el Consejo recibía a cualquiera que lo pidiera. Pero eso tampoco importaba ahora. Lo importante era hablar con esa gente y sacar algo en claro.

Acompañó a la criatura con armadura a través de pasillos y pasillos hasta llegar a una sala que por sus características parecía de las importantes. Había varias criaturas sentadas a la mesa rectangular, pero el roquense se fijó más en los detalles de la sala. La decaestrella roja de la mesa le llamó la atención así como las armaduras y los tapices de las paredes, aunque no tanto como el trono ennegrecido que presidía la sala. O lo que fuera, pero no consideraba adecuado llamarlo "silla". ¿Se sentaría allí algún rey o alguien del Consejo? <<Ni me importa. Ya lo descubriré otro día>>

Miró a los miembros del Consejo cuando le preguntaron y empezó a hablar. Lo primero que hizo, para ponerles en situación, fue contarles la conversación con Dama Serena, aunque omitió los detalles de su indignación y su enfado. Todo ello en un tono quizá demasiado solemne y recargado. A continuación, dijo:

Dicho eso, estoy aquí por dos motivos: en primer lugar, dado que hay una ley de no intervención que debo respetar, desearía que alguien me la explicara. Si la tienen en alguno de esos artefactos llamados libros no tienen que preocuparse por el supuesto odio que los roquenses les profesan. Y, en segundo lugar, la respetable Dama Serena contó que había trabajado para ustedes. No sé en qué circunstancias ni me incumben, mas desearía saber qué trabajo puede realizar un fantasma.

Y guardó silencio.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

39 Re: Salón del trono el 24/06/15, 07:06 pm

Giniroryu

avatar
GM
Varios miembros del Consejo intercambiaron miradas de desinterés entre ellos mientras Tesón hablaba, pero le dejaron decir todo lo que quisiera sin interrumpirle. Cuando acabó, no dejaron de mirarse, cómo interrogándose unos a otros con la mirada acerca de quién debía "comerse el marrón". Finalmente, Dama Gato, quien tenía uno de sus felinos sobre su regazo y lo acariciaba distraídamente de vez en cuando, tomó la palabra inclinándose hacia adelante en su asiento.
—La Ley de no Intevención es sencilla: los ciudadanos de Rocavarancolia no deben interferir con la Cosecha bajo ningún concepto, ya sea prestándoles ayuda o perjudicándoles. En caso de incurrir en tal eventualidad, el culpable será ejecutado... O en el caso de un fantasma, sentenciado al confinamiento de por vida. Los afectados por la intervención en caso de que esta fuese en forma de ayuda también serían sentenciados a muerte —explicó en tono claro y tranquilo.

La bruja recuperó su postura inicial y el silencio inundó la sala durante varios segundos más, durante los que Gahna bostezó sin ningún disimulo y Garoni refunfuñó por lo bajo algo sobre pérdidas materiales mientras clavaba la mirada en un documento de cuentas que tenía delante. Finalmente fue Doce Punto quien tomó la palabra de nuevo.
—Respecto a tu segunda pregunta, ¿con qué objetivo busca un fantasma un empleo?

40 Re: Salón del trono el 24/06/15, 08:18 pm

Jack

avatar
La espera del roquense dio sus frutos, aunque no quedó muy conforme con la respuesta. ¿Ya está? ¿Esto, y esto, y ya está? ¿Tan simple? ¿Y qué demonios era esa criatura pequeña, peluda y para nada conocida que tenía uno de ellos en el regazo? <<Quizá es su hijo y por eso le acaricia... ¿Entonces no voy a poder asustarles o guiarles mal por la ciudad? Nadie les obliga a seguirme... por ahí me puedo librar>>

Cuando le llegó el turno de hablar otra vez, en esta ocasión se dejó de solemnidades estúpidas y lentas, y habló claro:

Pues por hacer algo. Ya que estoy muerto y no puedo hacer nada de lo que hacía antes, al menos hacer algo. Matar el aburrimiento, atrasar la posible locura y quizá ser útil. Que en mi grupo no lo era... Al menos si puedo serlo ahora, lo aprovecharía. ¿Responde eso a su pregunta?


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

41 Re: Salón del trono el 25/06/15, 12:27 am

Giniroryu

avatar
GM
Doce Punto se tomó unos breves segundos antes de responder.
—Desde luego —confirmó—. Pero me temo que no podemos ayudarte en eso. Dama Serena fue miembro de este Consejo por derecho —explicó sin entrar en más detalles.

Gahna, que había vuelto a bostezar, en ese momento carraspeó para tomar la palabra.
—Si no tienes nada qué ofrecernos no hay nada que podamos hacer por ti. Si quieres trabajar, trabaja. No hay nada más que decir al respecto — Ya te puedes ir —añadió realizando un gesto vago con la mano.

El custodio le indicó que le siguiera y comenzó a caminar en dirección a la puerta, pero a medio camino la voz de Cicatriz añadió algo en el último instante.
—Pregunta en el mercado a algún ciudadano, es un lugar bastante concurrido. No te podemos ayudar en nada más.
Gahna y Garoni dedicaron una mirada con un deje de descrédito indiferente antes de volver a dirigir la vista hacia el papeleo delante de ellos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 4.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.