Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa de los Dulces

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 11.]

1 Casa de los Dulces el 03/08/11, 10:53 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Una modesta casita hecha principalmente de chocolate y otros dulces. Está protegida por un hechizo de gula que te obliga a comer y comer dulces sin parar hasta que la casa decide que ya estas bastante gordo para ir al horno en el que te chamuscarás hasta las cenizas.

2 Re: Casa de los Dulces el 26/10/11, 05:46 pm

Cain

avatar
La casa se olía desde bastante lejos, un delicioso aroma a chocolate, nata y caramelo... El estómago de Cain empezó a rugir incontrolablemente. La casa parecía llamarle, y cuando aterrizó se dispuso a atravesar la verja del jardín para ver si podía probarla, pero Ziel se bufó y se puso en posición defensiva, impidiéndole a Cain dar un solo paso hacia la casa.
-Yo que tu no estraría, esa casa tiene muy malas pulgas, y con los años se ha vuelto un poco senil, así que ya ni siquiera nos es de utilidad...- un hombrecillo increíblemente bajito y calvo, con orejas puntiagudas y un elegante traje morado se acercó a Cain- Aunque a los dueños les da pena tirarla... Bueno , siempre es divertido cuando algún pobre desgraciado cae en la trampa... ¿Eres el cliente? Me han hablado algo de tí. Muy joven para el Dantalian en mi opinión...
Cain miró extrañado al hombrecillo ¿De verdad le habáin hablado de él? ¿Cuánto sabría?
-¿Puede usted conseguirme alimentos?- viendo que el hombre asentía le dió una lista bastante larga de lo que necesitaba, incluyendo, además de los que solían venir en las bañeras, algunos que no probaban desde que llegaron a la ciudad.
El hombre leyó la lista con detenimiento
-De la Tierra, ¿eh? Tendré que buscar a un intérprete... Espera un segundo.
El hombrecillo desapareció con un ''puf'' y Cain se quedó solo con Ziel, esperando a que volviese. El gato se había alejado cuanto había podido de la casa de caramelo, pero no parecía preocuparle el hombrecillo ni sus palabras. Parado un buen rato, el enano volvió con varias cestas repletas de comida.
-Está todo, creo. Algunos alimentos los hemos tenido que sustituir por lo más parecido que hemos encontrado... Aquí tienes la cuenta
Después de comprobar el recibo y de que Ziel le hubiese dado el visto bueno al contenido de la cesta, Cain pagó con las monedas que le había dado el encapuchado y se volvió al burdel llevándose su compra.

(continúa en el burdel)


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

3 Re: Casa de los Dulces el 15/08/12, 03:06 pm

Yber

avatar
GM
Dirke llegó enseguida a la casa de Hansel y Gretel y abrió los ojos como platos, era la primera vez que se acercaba tanto a ella y pudo comprobar que la pared era casi entera de chocolate, adornada con nubes y otras gominolas. Dirke pasó el dedo por la pared y notó un cosquilleo que le recorrió el cuerpo entero. << Esta casa es depredadora >>, entendió enseguida. Sin embargo él ya sabía por experiencia propia que los hechizos no le hacían más que cosquillas. Sonrió y se chupó el dedo cubierto de chocolate.

Lejos de lo que esperaba, el sabor dulce del chocolate no solo no le acabó de gustar, sino que le produjo arcadas. Dirke contuvo las ganas de vomitar, aunque no estaba recordaba tener nada en el estómago, salvo quizás agua. Había pasado por alto que ahora no era una persona normal. << ¿Por qué no les sabrá bien el chocolate a los árboles? >> se preguntó entristecido. De todas formas, seguro que a Norou y a Cain les seguía gustando, así que se llevaría tantos dulces como pudiera.

Con ayuda de su lanza, raspó la pared arrancando varios trozos de chocolate y otros dulces que echó a la mochila. Sin embargo, había recogido más cosas de la cuenta y se vio obligado a cargar en brazos un terrón de chocolate que abultaba como tres veces su cabeza y un saco pequeño con gominolas.

Cuando estuvo todo listo, salieron de la casa de los dulces. Él y su genial idea de desplazarse patinando con tanto peso a cuestas.

Sigue en el Torreón Maciel.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

4 Re: Casa de los Dulces el 25/03/13, 12:20 am

Alicia

avatar
Alder salió del barco con el corazón latiendole muy rápido. Y sin embargo, no había hecho nada de utilidad. No magia, no verdadera resistencia a los tentaculos.
- Yo... quiero decir... joder.
Y mientras, K se quejaba de no haber podido ofrecer más batalla. Tuvo la tentación de sentirse inutil como de costumbre, pero su nueva amiga le despejo la cabeza, dandole un par de palmadas de animo en la espalda y charlando con ella.
Se fueron retrasando en el grupo, y en algun momento se detuvieron, por que las calles no les sonaban en absoluto.
- Me fie de que sabrías el camino y no presté atención. Yo tampoco conozco esto. ¿Supongo que solo nos queda andar sin rumbo hasta encontrar algo que nos suene? Eh mira.

Había una casa frente a ellas. Como las casas carnivoras, parecía hecha para atraerte a su interior, pero nadie te llamaba. Era su olor dulce y su aspecto. Parecía hecha enteramente de comida, de bizcochos, galletas y otros dulces que Alder no conocía. Primero no quiso acercarse, por miedo, pero antes de que se diera cuenta Karime estaba pegada a una pared toqueteandola con el dedo, como decidiendo si era comestible.
- ¡Espera! Es un poco raro que nadie haya tocado esta casa. - dijo- Quizás tiene dueño y eso es lo que impide que haya mil alimañas comiendo bizcocho como burgueses. Podría estar envenenada, pero entonces no entiendo el proposito. Y Habría mordiscos y animales muertos cerca, supongo.
Alder se permitió mirar con gula la casa unos segundos antes de seguir siendo sensata, (o intentarlo).
- Tiene que ser comestible y puede que además sepa muy bien, pero no me voy a quedar aqui a comerla, y tu tampoco. Arranquemos todo lo que podamos llevar, y llevemoslo al torreón. Todos querrán un poco, y no creo que ninguna de las dos sepa mostrarles el camino una vez nos vayamos de aqui. Tampoco quiero al dueño de este sitio persiguiendome con una escoba por volverme una habitual. Y de camino podemos probar un poco y ver si nos sienta mal. Por si las moscas.
Karime se mostró de acuerdo, y Alder se quitó la camiseta para usarla de bolsa. Debajo llevaba el pecho vendado a la manera de Sinhdro, para evitar que se le moviera con el ejercicio. Llevaron a cabo el trabajo de forma rápida.
- Ah, se alguien que se va a alegrar cuando vea esto. De hecho, te importa dejarme a mi darle la sorpresa? Quiero preparar algo y tengo curiosidad por ver su reacción.


_________________________________________

-

5 Re: Casa de los Dulces el 25/03/13, 01:43 am

Muffie

avatar
Karime se dio cuenta de que se habían perdido en cuanto vió que delante de ellas no estaba el resto del grupo. Las palabras de Alder corroboraron su sospecha.

- ¡Ey! Yo en ningún momento dije que sabía volver. Tengo la peor orientación del mundo. De este y de todos los demás.- comentó mientras andaba al lado de su amiga.- De hecho, Ariv y yo nos pasamos los dos primeros días perdidas porque fui yo la que guié.

Entonces Karime vió una casa. La casa estaba repleta de dulces pegados a una especie de pared marrón. La libense nunca había visto ese material, aunque parecía comestible. Antes de oir las palabras de Alder, ella ya había decidido coger lo que pudiera y volver sin probar bocado. Se sentía cansada y frustrada y lo único que quería era darse un baño mientras comía algo que le gustara. En un principio había pensando en algo frio que Saren hubiera preparado, pero había encontrado algo que se adaptaba mejor a lo que quería. La libense se quitó el chaleco y la camiseta para usarlos como saco donde guardar los dulces y comenzó a recoger los que le parecieron más apetitosos. Al escuchar la insinuación de Alder se echó a reír.

- Bien, bonita, si tu le das una “sorpresa” a "alguien” no voy a ser yo quien te lo impida.- comentó con picardía y marcando mucho las comillas.- pero siempre que luego me cuentes qué tal ha ido la sorpresa y quién ha sido el afortunado de recibirla. Yo me voy a dedicar a hacer felices a el resto de mis niños y terminaré dándome un laaargo baño muy dulce.- y, tras ese comentario, cerró la bolsa improvisada y se la colocó al hombro.- Bueno, ahora comencemos a andar sin rumbo fijo.- dijo la morena una vez hubo asegurado a su espalda el cargamento de dulces.- terminaremos dando con algún sitio que nos suene. ¿no?


6 Re: Casa de los Dulces el 26/08/13, 03:30 pm

Cain

avatar
Corría algo de brisa, y la casa de los dulces podía olerse a varias calles de distancia. Estaba como siempre; apetecible y colorida, totalmente fuera de lugar en una ciudad como Rocavarancolia. La rodearon. Nihil ni la miró. Estaban en la parte de atrás, algo menos decorada y sin jardín, la súcubo sacó una lámina de madera del tamaño de una tarjeta con un complejo entramado de runas por un lado y un sello pirograbado en el otro. La deslizó por el aire en vertical y se oyeron sonidos de cerrojos.

-Es un sitio bastante exclusivo- comentó Nihil mientras cruzaban la puerta- Solo puedes entrar con invitación...

La estancia estaba claramente bajo tierra, aunque no habían bajado ninguna escalera. La entrada era de piedra esculpida, y la sala principal estaba techada con piedra hosca, sujeto por vigas y pilares de ladrillo decorado. Las mesas eran unas de metal y otras de madera, de diseños complicados y a veces absurdos y poco funcionales, y sobre cada una colgaba una lámpara de cristales de colores. Había jaulas vacías en las esquinas, colgando del techo por gruesas cadenas. De alguna forma, había algo familiar para el trasgo allí.

Un hombre diminuto y arrugado como una pasa los llevó a una mesa, que a pesar de ser para dos personas era bastante grande. Nihil no dejó a Branniel tocar la carta y pidió la orden de forma que solo el camarero pudiera oirla. Al poco, les trajeron una pasta clara y tostaditas para untar, y dos copas de vino. Si te fijabas, veías pequeños ojos en la pasta para untar. Nihil se sirvió.

-Come, hombre, que estás en los huesos- le dijo al trasgo en tono de burla- Este sitio está muy bien para los bendecidos que tienen dietas... especiales- le dio un mordisco a la tostada- ¡Te sorprendería lo que hacen con la sangre! Antes servían cosechados, pero con lo escasas que han sido las últimas cosechas no se atreven, aunque con suerte alguno cae en esta- rió- ¿Y tú? ¿Te estás adaptando bien al templo? Quitando al niño loco y sus demandas de amor...


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

7 Re: Casa de los Dulces el 27/08/13, 02:00 am

Zarket

avatar
GM
Olí la casa de los dulces mucho antes de verla, y la extrañeza que tuve al notar el olor se disparó cuando la vi. La miré curioso, extrañado de que en Rocavarancolia existiese algo así, pero al parecer no era nuestro destino.

Sentí un escalofrío al ver el lugar subterráneo, mucho más apropiado que la casa de los dulces para el ambiente de la ciudad. Su aspecto era terriblemente familiar, pero eso no me tranquilizaba lo más mínimo. Al contrario, la familiaridad del lugar hacía que lo viese más macabro y espeluznante de lo que -estaba seguro- era.

Al ver las jaulas resucitaron unos recuerdos ya lejanos. Recordé la pesadilla y el terror que sentí en ella, ajeno a mi alrededor. Conforme más recordaba los sucesos del sueño más ignoraba mi alrededor. La angustia, terror y dolor jamás la olvidaría, y aquel lugar me recordaba a ello.

Las burlas de Nihil me sacaron de mi ensimismamieto y, de forma completamente mecánica, me preparé la tostada. Sabiendo que aquella comida me quitaría al fin el hambre, mi apetito tomó el control, mientras mi mente divagaba.

-Yo... Bueno, no me he relacionado mucho, pero supongo que bien -le contesté, vacilante. Sentí algo extraño en la tostada y la aparté para fijarme en que era. El ver ojos de los que no me había dado cuenta me sorprendió y volvió a recordarme al sueño-. Este sitio me recuerda... -dejé la frase en el aire, sin saber qué decir, y decidí ser directo-. Un restaurante para personas con dieta "especial"... ¿Ewa conoce este lugar, no? -había ido bajando el tono de voz de forma inconsciente, casi temiendo invocar algo que no quería ver en ese momento, y la pregunta había llegado a ser apenas un susurro que, esperaba, solo escucharía Nihil.

8 Re: Casa de los Dulces el 27/08/13, 02:30 am

Cain

avatar
Nihil masticaba distraida, mirando al trasgo mientras hablaba y a la decoración de paso. Le habían dado un repaso desde la última vez que estuvo allí. Tragó y dio un largo trago de vino, al cual siguió una sonrisa extraña, como si le acabasen de contar algo desagradable y tratase de salir al paso con burla.

-He venido aquí alguna ve, así que Ewa lo conoce. No te preocupes, chaval, a todos nos hizo la misma jugarreta...- lo miró a los ojos, apoyando la cabeza sobre las manos entrelazadas- Sí, novatillo, ese sueño horrendo fue un regalo de Ewa. ¿Te digo cuál fue el mio? Un chico muy mono y majo de mi misma criba me violó, después de abrirme algunos agujeros extra en el cuerpo... El de Donna fue algo por el estilo. Quinto nunca nos contó el suyo, y el de Tero...

En ese momento trajeron la comida. Varias personitas arrugadas cargaban con una descomunal bandeja. Sobre ella había dos viejy's. Estaban dormidos, o inconscientes, pero estaban vivos, les habían hecho escarificaciones para que el olor a sangre fuese más intenso, y les habían pintado motivos vegetales con una salsa especial para carne. Iban tapados con ropa de apio trenzado y adornados con otras hierbas. El cuchillo y el tenedor eran por cortesía.

-Míralos, te los han puesto tan bonitos que ni siquiera importa que sean viejy's- comentó Nihil, cogiendo sus palillos.
A ella le habían puesto una fuente de cristal llena de carne cruda de un color extraño, troceada y especiada, que nadaba en un líquido azul. A un lado le habían puesto pequeños cuencos con salsas distintas. Mojó un trozo de carne en una de las salsas y se lo llevó a la boca, masticando con deleite.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

9 Re: Casa de los Dulces el 27/08/13, 03:01 pm

Zarket

avatar
GM
No me sorprendió saber que esa pesadilla la había provocado Ewa, aunque no hizo que me desagradase menos. «Su humor ya podría ser menos macabro» pensé al escuchar la pesadilla que había tenido Nihil. No entendía la necesidad de hacer eso, salvo para divertirte, y no podía comprender que a alguien le pudiese divertir aquello. «No fue gracioso, no fue nada gracioso«. No podía dejar de recordar los platos de mis compañeros pasando mientras yo estaba enjaulado, y el poder estar allí tan tranquilo solo aumentaba el desprecio que sentía por el ser en el que me estaba convirtiendo. «¿Cómo me he convertido en esto? ¿Cómo he cambiado tanto en tan solo unos días?».

El olor de la comida me envolvió en cuanto la trajeron, nublándome por completo la mente. Aquellas personas estaban vivas, tenían (o habían tenido) su propia vida, y probablemente también familia y amigos. Me sentí tentado de irme, no quería hacerles daño ni matarlos. «No quiero ser esto» me dije, abrumado por el delicioso olor que despedían. Pero el hambre que tenía era demasiado grande, y mis instintos demasiado fuertes como para luchar contra ellos. Mi lengua palpitaba, casi sintiendo el festín que me habían dado, mientras comenzaba a salivar sin pretenderlo, con un hambre todavía más empeorado por el fuerte olor.  Casi ni podía pensar, y si todavía no había saltado sobre los cadáveres era porque volvía a sentir la lucha entre el nublino y el trasgo. Una arte de mí quería irse y abandonar el lugar, pero mi autocontrol, débil y casi inexistente de por sí, había desaparecido por completo. Mis instintos habían ganado y tomaron el control, borrando cualquier necesidad que no fuese devorar lo que me habían puesto delante, cosa que comencé a hacer.

10 Re: Casa de los Dulces el 27/08/13, 11:20 pm

Cain

avatar
-Si no fueras tan llorica y comieras más a menudo podrías permitirte tener modales- comentó Nihil limpiándose una gota de sangre que le había salpicado del festín del trasgo. No era la criatura más maleducada que había invitado a comer, y era un novato, por lo que no le dio mas importancia a su ímpetu.

Siguió comiendo en silencio, alternando salsas y sorbos de vino, sabía que por mucha conversación que le diese a Branniel no iba a tener respuesta. Cuando ya se calmó, y ella casi hubo acabado su plato, volvió a hablar.

-Pronto será tu presentación oficial como sacerdote de Ewa y tendrás que atender a los fieles ¿Cómo te sientes? ¿Has pensado si vas a cambiar de nombre?


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

11 Re: Casa de los Dulces el 28/08/13, 01:36 pm

Zarket

avatar
GM
Supe la diferencia entre comerme una presa viva y un cadáver casi desde el primer momento. No solo daban más magia, sino que una parte de mí se sentía encantada con disfrutar de carne viva, que todavía vivía y era capaz de sentir. El pensamiento de que habían vivido toda su vida solo para acabar sirviéndome de alimento me producía una especie de placer que, de ser más consciente y existir algo aparte del hambre y la comida, me haría sentir culpable.

Para cuando terminé el hambre había desaparecido, calmado por las dos personas que había comido. «No recuerdaba que se estaba tan bien cuando no hay hambre». Pero ahora que ya había comido el darme cuenta de lo que había hecho me recordó a los monstruos que, durante el sueño, se habían comido a mis compañeros y amigos. «¿Tan rápido he aceptado convertirme en uno de ellos...?»

—¿Cómo me siento? Pues... No estoy seguro la verdad. Ni siquiera estoy seguro de saber cómo debería sentirme —terminé con un suspiro de aburrimiento al darme cuenta de que eso era precisamente lo peor—. Supongo que confuso es la mejor palabra. Confuso y frustrado, porque me da la sensación de que tengo dos personalidades diferentes desde que salió la Luna —no pude evitar mirar al techo, como si pudiese ver a través de la tierra que cubría la Luna que todavía reinaba en los cielos de Rocavarancolia. A cada segundo sentía como el trasgo que era se fortalecía, cada vez más asentado en mi mente gracias a la magia del astro. Y no estaba seguro de que me gustase—, si bien una es cada vez más fuerte... Y creo que sí me cambiaré el nombre, no estoy seguro. Es una forma de empezar de cero y aceptar... Bueno, aceptar esto —hice un gesto señalçandome, refiriéndome a la transformación—. Pero no he encontrado muchos que me gusten, la verdad«y todavía no quiero aceptar nada de esto» añadí mentalmente, aunque sin decirlo en voz alta. Había recordado lo que había dicho Nihil de los modales y una parte de mí se sentía herida en su orgullo por lo de "llorica".

12 Re: Casa de los Dulces el 29/08/13, 01:41 am

Cain

avatar
-Aceptar que has subido un escalón en la cadena alimenticia- corrigió.- El aspecto no es tan malo, para ser un trasgo no estás mal y creeme que podrás ligar en esta ciudad. En cuanto a la dieta; has matado para comer toda tu vida, todos lo hacemos, lo único que cambia es lo que matas. En mi mundo mueren millones de personas a diario por causas soberanamente estúpidas, y tu solo matas para comer, y ni siquiera con tanta frecuencia... Además, tus víctimas ni siquiera tienen que sufrir, tu comida de hoy no se ha enterado de nada- soltó una risilla-Así que no le des más vueltas ¿quieres postre?

Llamó a uno delos diminutos camareros para pedir postre. Como antes, no dejó que Branniel tocase la carta y pidió ella por los dos. Retiraron los platos usados y al poco trajeron dos buenas porciones de muerte por chocolate. Nihil atacó la suya en cuanto se la pusieron por delante.

-En tu mundo no hay chocolate, ¿verdad? Prúebalo, vamos, seguro que te gusta. En cuanto al nombre, falta poco para la ceremonia así que date prisa- le apremió.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 11.]

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.