Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Libo
por Nihil Hoy a las 04:04 am

» Referencias visuales para mundos vinculados.
por Nihil Hoy a las 03:39 am

» Sede de los Taumaturgos
por Nihil Hoy a las 02:09 am

» Plaza del Estandarte
por Tak Ayer a las 01:47 am

» Torre Serpentaria
por Evanna 19/10/18, 09:52 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Pablo Matthies Fonseca

Nuestros miembros han publicado un total de 38315 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » La Tierra

La Tierra

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 10.]

1 La Tierra el 23/07/13, 05:12 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

La Tierra

Portal situado en Centroeuropa, en la cara norte de los Alpes. El portal solo se abre durante la época de cosecha y después vuelve a cerrarse por precaución.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 21/10/13, 05:36 pm, editado 1 vez


25 Re: La Tierra el 13/11/14, 06:57 pm

Giniroryu


GM
Noel rio con el comentario de Wen y agradeció a Erika su idea de inmortalizar el momento en una fotografía. La sugerencia de elegir el supermercado como próxima parada tuvo la acogida que esperaba especialmente por parte del fuego fatuo y, tras equivocarse al torcer en una calle, por fin consiguió conducirlos al lugar prometido.
Halloween es mainstream y por eso sembramos el caos la noche anterior —replicó al comentario de Gael con una sonrisa insolente—. No contaba con llamar tanto la atención por aquí y me parece que también recordaran a un tipo enorme que iba en manga corta en pleno treinta y uno de octubre —añadió observando sus brazos desnudos, protegidos del frío gracias al escudo térmico que envolvía su cuerpo. Lo cierto era que tampoco tenía ninguna prenda de manga larga, aunque podría habérsela pedido prestada a Vac como cuando visitaron Idris.

Aún después de tantos años en Rocavarancolia había algo en su mente que le recordaba que estaban haciendo algo ilegal mientras forzaban la verja y la puerta para acceder al supermercado. La alarma saltó enseguida, que por suerte no tenía nada que ver con el infernal escándalo de la guarida de Dama Aurora, pero todavía tenían algo de tiempo hasta que alguien se acercase a comprobar qué había pasado. Tras ayudar a tapar las cámaras, el sueco vagabundeó por aquel lugar en el que había estado varias veces acompañando a sus padres a la compra o por su cuenta para adquirir alguno de aquellos productos que ahora observaba tratando de leer lo que ponía en sus envoltorios con sus conocimientos adquiridos del idioma sueco.
Me gustaba este chocolate —comentó mientras echaba un par de tabletas en su bolsa sin fondo.
Noel nunca había sido especialmente goloso, pero desde luego no rechazaba un buen dulce o alguna otra cosa para picar de vez en cuando. Sobre todo si se trataba de un chocolate tan delicioso como recordaba que era aquel.

Dulces no fue lo único que el sueco recogió, sino que también se hizo con algunos productos frescos, a los que les ancló hechizos térmicos en los casos necesarios, que recordaba de buena calidad y que sus padres utilizaban a menudo para cocinar. Además…
Auténtica hidromiel sueca, de esto no tienen en la taberna —alzó el botellín que tenía en las manos hacia Wen, quien se encontraba cerca en ese momento y a continuación introdujo unas cuantas unidades de la bebida en su bolsa.
Además se hizo con otras bebidas típicas de su país de origen, como el Punsch que nunca había probado ya que jamás había bebido alcohol antes de llegar a Rocavarancolia y un par de botellas de Pomac, bebida que recordaba gustarle bastante.
>>Oh, claro —le respondió después a la vouivre cuando les mostró la bolsa naranja—. Yo también le voy a coger un par, se las tiraré a la cabeza cuando lo vea —afirmó en un tono medio serio medio sarcástico que no dejaba ver claro si hablaba o no en broma.

El draco se quedó un tanto perplejo al ver la sección de productos de Navidad que había descubierto Gael, ya que estaba bastante seguro de que la última vez que había visitado aquel supermercado, la Navidad no había empezado hasta dentro de unas cuantas semanas. Pero también buscó allí los productos navideños que solían gustarle más y finalizó con ellos su parte del saqueo.

En cuanto se hubieron alejado de la zona para evitar que los encontrasen en el lugar del crimen, el fuego fatuo les dio a probar algo que el sueco no había visto en su vida. Recogió aquella cosa blanda entre sus dedos y se llevó un trozo a la boca. Era muy dulce, quizás demasiado para su gusto, aunque tenía un agradable sabor a almendras.
¿Qué es esto? —le preguntó a Gael mientras terminaba su trozo y se limpiaba los dedos.

Mientras caminaban para alejarse de la zona, el sueco no paraba de pensar a dónde más podía llevar a sus amigos. La respuesta se le hizo obvia al cabo de escasos minutos y se encaró de nuevo al grupo para proponerles la que suponía sería la última parada de aquella caótica visita improvisada a su ciudad.
Hacia el este de aquí está Jukkasjärvi. Supongo que el nombre no os dice nada, pero a lo mejor os suena el hotel de hielo. Creo recordar que lo reconstruían este mes así que es un buen momento para visitarlo si queréis. Jukkasjärvi estaba a unos veinte minutos de aquí en coche, volando deberíamos llegar enseguida… Y me parece que nos conviene abandonar Kiruna por completo.



Última edición por Giniroryu el 16/11/14, 02:32 pm, editado 1 vez

26 Re: La Tierra el 15/11/14, 10:17 pm

Muffie



- Mmmm… hidromiel… creo que también voy a coger para mí- decidió la vouivre cogiendo un par de botellas-. Oh, seguramente termine pensando que es tu forma de demostrarle cariño- rió cuando el draco dijo que iba a tirarle las bolsas a la cabeza.

Además de la hidromiel y los doritos, Wen cogió varios productos entre los que se encontraban algunos recordados de su infancia o similares, y otros que llamaron su atención. No tardaron mucho en irse, ya que en cualquier momento llegarían las autoridades. Mientras se alejaban, Gael les dio a probar un dulce que a la británica le resultó familiar, aunque no supo muy bien dónde ni cuándo lo había probado.

Siguieron caminando a paso relajado hasta que Noel les propuso visitar el hotel de hielo, el cual se encontraba bastante cerca de Kiruna. Como bien había dicho el draco, no tardaron mucho en llegar volando. A primera vista, el hotel tan solo era una montaña de nieve con un arco formado por bloques de hielo bajo el cual una pared de bloques iguales franqueaba una puerta. Wen estaba expectante por ver la belleza de su interior.

- ¿Creéis que podremos entrar de alguna manera?- preguntó al grupo.


27 Re: La Tierra el 16/11/14, 11:14 pm

Jack


Cuando nos juntamos para salir, Gael nos salió al paso con un tipo de dulce que me sonaba de algo... <<Pero no lleva chocolate...>> Pero tuvo que ser el chico quien me recordara el nombre. Erika sí que cogió un poco mientras que yo solo gruñí en broma. En mi interior, el no compartir esa ilusión que todos tenían por poder volver a comer algo terrícola... no me sentó bien. Pero ya se había acabado, ya salíamos e iríamos a otro sitio.

Noel se encargó de llevarnos a otro lugar pero antes nos informó de lo que era. Un maldito hotel hecho de hielo.
Están locos estos terrícolas —dijo Erika entre risas.

Y otra vez a volar. Una vez nos aproximamos pudimos ver cómo era... Y era super curioso. No por el hecho del "edificio" en sí, que conocía los iglú por ejemplo, sino por el hecho de que el interior era un hotel. Era casi como los refugios de Matt en el desierto pero con hielo. La idea era bastante buena... y bastante artística. Dormir ahí... Tenían que tener pieles de muy buena calidad, porque dormir con abrigos enormes era incómodo. Y eso sí que me traía buenos recuerdos, aunque los mejores eran de Rocavarancolia. Otro punto a tener en cuenta era... ¿Cómo se vigilaba un lugar hecho con hielo? ¿Tendrían cámaras, por ejemplo? ¿Podría entrar en forma de humo sin que se percataran? Pero debían tener algo de vigilancia. <<¿La sangre congelada la podría usar como helado? ¿Por qué tiene que ocurrírseme semejante idea y venir al sitio ideal para probarlo? Quizá en otra visita venga aquí con otro interés...>>

Pero querían entrar. ¡Entremos! Seguramente sería aún más espectacular por dentro.

¿Entrar? Pues... Intangibles por ejemplo. Alguna habitación tiene que haber vacía; podemos comprobarlo con niebla mágica y a dentro.

Dicho y hecho. Lo primero que hice fue irme para la cama cubierta de pieles, para cogerlas y... y ya, solo quería cogerlas. Cogerlas y tocarlas, estirarlas...
Los de mi cosecha lo entenderán —bromeé, alternando mi mirada entre Gael, Erika y Adara.
Al menos son más suaves que las de colaespina que solías trabajar... ¿Sabes si son sintéticas?
No lo son. Bueno, antes de que decida llevármelas, ¿damos una vuelta? —pregunté a los demás.

28 Re: La Tierra el 23/11/14, 09:23 pm

Tak


GM
Gael disfrutó como un tonto repartiendo turrón y viendo las reacciones a él una vez hubieron llegado a una zona segura. Era la tontería del momento, porque el turrón no era siquiera su dulce navideño favorito, pero reconocía que el bueno era muy bueno. En cuanto a su siguiente parada, nunca habría pensado que se encontraba tan cerca, porque no era raro ver aquel hotel en las revistas como una curiosidad, y como curiosidad que era, su madre se lo había señalado a saber cuántos años hacía para que se entretuviera viendo las fotos en la sala de espera de un dentista. Prácticamente lo había olvidado, pero al tenerlo delante le resultó muy curioso cómo el mundo era un pañuelo. Era como un iglú gigante, absurdamente ostentoso en su interior «y a saber los cuartos que cuesta quedarse aquí una noche… por salir después con las extremidades listas para amputar». El chico se había vuelto muy sensible al frío desde su transformación.

Colarse fue tan sencillo como en el supermercado, pero salir de aquella habitación era arriesgado si no se ocultaban mejor.
Venga, Jack, ahora no tendrías problema en encontrar algo incluso mejor que eso —comentó riendo—. Si queremos salir de aquí no deberíamos encontrarnos con nadie del personal, y no creo que sea fácil, somos un grupo muy grande… —En realidad sí quería salir y ver más de aquella construcción de hielo. Había varias figuras talladas por las paredes y, ya que habían ido hasta allí, quería ver más. Pero tampoco quería derrochar mucha magia, aún tenía cosas que hacer esa noche. —¿Qué tal si salimos por turnos o nos dispersamos un poco? Luego cada uno sale por una pared y nos reunimos fuera —sugirió.

29 Re: La Tierra el 23/11/14, 10:15 pm

Giniroryu


GM
Ya había visitado en una ocasión aquella peculiar construcción. El exterior no llamaba especialmente la atención, pero si las habitaciones y todo lo que había tallado en el hielo del que estaba íntegramente hecho aquel hotel. La otra vez había tenido que pagar por verlo, pero en esa ocasión por suerte se ahorrarían la tarifa.

La habitación a la que accedieron era más o menos como el recuerdo que tenía de haber estado allí hace años, pero el hielo era demasiado inusual como para dejar de llamar la atención tan solo por no ser la primera vez que veía un cuarto como ese. Noel sonrió con diversión observando a Jack y apoyó un brazo en una columna gélida.
Aparte del supermercado, ¿también quieres arruinar el hotel? Aunque con lo que recuerdo que cobran por una sola noche, con que tengan unas cuantas reservas probablemente lo amorticen bien. Si no fuera porque está hecho de hielo solo sería un sitio muy ostentoso sin más. Las pijotadas en cada habitación son diferentes, además —afirmó observando la llamativa decoración tallada por todo el cuarto.

El escudo térmico hacía bien su trabajo y por eso el draco tardó en darse cuenta de que no debería apoyarse sobre el hielo durante tanto tiempo. Retiró el brazo de la columna de súbito y volvió a hablar mientras se secaba con la mano contraria la película de agua que se había formado sobre sus brazales.
>>Usando la niebla mágica no debería ser difícil evitar encuentros problemáticos. En último caso se les puede poner a dormir y borrarles la memoria reciente si es necesario. Visitad las habitaciones que queráis hasta que os aburráis, yo en realidad ya las he visto. Me quedaré en esta, al menos por el momento, y si necesitáis algo usad el comunicador. Echaré un ojo de vez en cuando con la niebla.

30 Re: La Tierra el 03/12/14, 04:55 am

Muffie

avatar

Wen revoloteó por distintas estancias, bromeando con Erika en ocasiones, pero no tardó en volver a la habitación por la que habían entrado. Ahí Noel la esperaba y ambos salieron del lugar. La británica estaba contenta de haber visitado ese lugar, así como la ciudad en la que había vivido toda su vida Noel, pero no veía el momento de dejar el norte y pisar de nuevo su adorada Londres. Cuando por fin salieron todos, se despidieron tomando cada uno un rumbo distinto y la vouivre se giró hacia el sueco, habiendole recordado a Giz previamente que le esperaban en Londes al medio día.

- ¿Preparado para ir a la ciudad que vio nacer a Jack el Destripador?- preguntó con picardía.



Última edición por Muffie el 05/12/14, 03:35 pm, editado 2 veces


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

31 Re: La Tierra el 03/12/14, 08:16 pm

Jack

avatar
Ah, ¿que es de pijos? Entonces... —inquirí, mirando a Noel. Luego miré la piel que tenía cogida y la mochila, pero Erika me cogió del brazo.
Vuelve a pensarlo, anda. A saber lo que les harán a los animales para conseguirlas.
Hum —dejé la piel en la cama y me crucé de brazos—. En casa solo usaba las de los colaespinas que cazábamos cuando nos atacaban... En la Tierra lo mismo, solo de lo que cazábamos para comer y practicar y...
Mira, todo el mundo sabe que matan a los animales y solo les quitan la piel y... Luego son basura.
¿Que qué? Joder... Eso no está bien —respondí, sorprendido—. Esta gente no se ha "ganado" estas pieles, ¿solo pagan por la habitación y ya? Bueno... Yo en casa a veces compro algunas en el mercado. Y no todas las pieles que se venden son de animales. Pero creo que todo se usa para algo, no se tira sin más... Creo.
Esto, para bien o para mal, no es Rocavarancolia.
Aquí son unos cobardes. Vámonos antes de que decida hacerme un abrigo con la piel de quien dirija este sitio —mascullé.

Lancé la piel contra la cama y fuimos a explorar un poco. En una de las salas había unos grandes cubos de hielo a medio tallar, así que me separé del grupo momentáneamente y dejé mi particular aportación: una boca humana con colmillos tallada solo superficialmente.

Una vez acabada la visita, nos reunimos todos fuera para tomar caminos diferentes. Primero teníamos que ubicarnos en los mapas que llevaba. Mientras tanto, podía cotillear a dónde irían los demás. Hasta que escuché a Wen y me llamó la atención. Despegué la cabeza del mapa y me dirigí a Erika en voz baja, pues no quería interrumpir a los otros dos. La bruja también estaba ocupada con la mochila pero con una bolsa de patatas.

¿Quién es ese destripador?
Un asesino a quien nunca encontraron. Te puedes imaginar los motivos de llamarle así.
Toma ya. Puedo decir que era un vampiro, que soy él y que...
No. Mataba prostitutas —me cortó con el tono más serio que la había visto usar. A la vez, había soltado la bolsa de patatas y había caído al suelo. Y con razón—. Muchos asesinos terrícolas solo matan prostitutas.
Joder... ¿Por qué esa obsesión?
Ojalá alguien lo matara y por eso no le encontraron. Y no lo sé. Si está bien regulado, solo es un trabajo. Y si no lo está, encima de lo malo que puede llegar a ser, van y nos matan. Y ya sabemos que lo raro es que esté regulado. El Burdel es un paraíso en comparación...
Siento el comentario... —me disculpé mientras recogía la bolsa y se la devolvía.
Gracias. No podías saberlo.
En fin, ¿a dónde desea mi reina ir primero? —inquirí, volviendo a atender el mapa.
Ya que estamos con nieve... —empezó, desplazando su índice por los destinos señalados, hasta llegar a uno en concreto— ¿Vamos a Rusia y luego a las zonas menos frías? Es lo más alejado que queríamos visitar, ¿no? Empecemos por allí y luego al resto. Podemos ver algún palacio que nos guste y quedárnoslo, mi rey —remató riendo.
No me tientes —respondí igual.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

32 Re: La Tierra el 04/12/14, 09:38 pm

Dal

avatar
Lo primero que sentí al cruzar el portal fue frío. Sí, se me había olvidado que casi era noviembre y que estaba en plena montaña, había calculado muchas otras cosas de forma meticulosa y se me había olvidado algo tan básico como que iba a hacer frío. Rápidamente lancé un hechizo térmico a mi alrededor y estudié el tirarle una bola de nieve al siguiente que cruzase el portal, pero como cabía la posibilidad de que no fuese ninguno de mis dos amigos dejé la idea correr.

-Bueno, pues aquí estamos - me orienté y fijé mi dedo hacia el sureste.- Tenemos que volar en esa dirección unas cuantas horas, por el ruido del viento y demás no nos vamos a oír si queremos hablar así que voto por abrir un canal de comunicación telepático sostenido por Shiz y por mi ¿qué me decís? También tengo que ayudarte a volar DL, yo tiraré por el hechizo y te dirigiré pero tú mismo te vas a tener que colocar las protecciones, no puedo estar en todo - sonreí.- El viaje es largo, pero merecerá la pena, al fin y al cabo... Todos los caminos conducen a Roma.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

33 Re: La Tierra el 05/12/14, 12:33 am

Tak


GM
El chico se separó de los demás para explorar. Gracias a que era bastante tarde, en realidad no hubo ningún problema. Se dedicó sobre todo a contemplar las estatuas y tallas de hielo, porque a pesar de ser un hotel para ricos, era bastante normalito quitando el shock que suponía que fuese de hielo por entero. Fue una visita curiosa, pero algo aburrida en solitario. Finalmente atravesó una pared y esperó a los demás poniendo en común lo que ya hubiera visto con los que estaban presentes.
A lo mejor es cosa de que en las revistas se ve mejor o porque es de noche, pero siempre pensé que era más impresionante. Al menos más grande. Lo que sí es seguro, es frío de más para mis huesos —comentó con una media sonrisa.

Se acercaba por fin el momento de separarse, y el fuego fatuo casi prefería seguir evitándolo un poco más, pero sabía que el tiempo iba en su contra y era una buena hora para marcharse ya. Tal vez se lo notaba algo agitado porque Adara le preguntó si no le importaba que fuese con él para ver aquella zona de España. Gael tardó un par de segundos en responder, accediendo. Lo único que le pidió es que una vez en su ciudad lo dejase moverse por su cuenta un par de horas, para luego reunirse otra vez cuando se lo dijese por el comunicador.

A un lado, Jack y Erika murmuraban entre ellos, otros se preparaban para partir. Gael notó un nudo «un estúpido nudo» en el pecho y se despidió de los demás.
Hasta la vista, camaradas. Que se cuiden de vosotros los rateros y los barrios bajos y no al revés. —Forzó una sonrisa para disimular su inquietud y pasó a activar el transporte que les permitiría volver a viajar tantísimos kilómetros, ahora hacia el Sur.

34 Re: La Tierra el 05/12/14, 12:49 am

Giniroryu

avatar
GM
Noel salió fuera al poco rato, ya que no sabía cuándo iban a empezar a aburrirse los demás y los esperó allí perdido en sus pensamientos y observando la aurora, que se veía más tenue que en el lago pero seguía siendo perfectamente visible. Por fin empezó a salir el resto al cabo de un rato.
Se reconstruye en un único mes y tampoco creo que haya tanta gente que reserve por el precio que gasta semejante alarde de ostentación —le respondió a Gael tras su comentario, encogiéndose de hombros.
No mucho después llegó el momento de despedirse de todos y rio ante la "advertencia del fuego fatuo".
>>En realidad me encantaría que alguien intentase atracarnos —comentó con malicia.

Finalmente, tras las pertinentes despedidas, el draco se quedó a solas con Wen. La británica le había preguntado si ya se iban a Londres y el sueco vaciló unos instantes.
¿No es necesario que vayamos ya mismo, verdad? —Tras recibir su confirmación continuó hablando. Se giró ligeramente y posó la mirada en la nieve en la distancia—. He estado pensando… Creo que iré a mi casa. Volver aquí me ha decidido, no creo que tenga muchas más ocasiones y de todos modos será solo por esta vez. Además creo que es el mejor sitio donde descargar la parte de la música que me toca —añadió sonriendo con jocosidad mientras sacaba del bolsillo la lista que habían hecho entre él y Vac.

Tenían que volver a Kiruna, pero en esa ocasión ya no había nadie que lanzase un hechizo de vuelo sobre la vouivre. En forma de serpiente podría ser demasiado arriesgado ya que dada su envergadura era fácil que la viesen incluso con hechizos de tinieblas. 
Debimos haber pedido a Gael o a Giz que te ayudasen antes de que se fueran… En fin, ya no se puede hacer nada, ¿me permite que la lleve, dama Diurna? —bromeó mientras estiraba los brazos para alzarla.
Una vez le dio su consentimiento para volar con ella en brazos, el draco alzó el vuelo y los condujo en dirección inversa a la que habían usado para llegar hasta el hotel.
Aparte de ti, Giz es el único al que he llevado volando de esta forma —comentó al poco de alzar el vuelo—. Por suerte sois muy ligeros los dos, soy un vehículo aéreo de poca capacidad.

El trayecto, aunque más lento que la ida debido al peso añadido, se le hizo corto. Llevar a Wen en brazos mientras volaba había sido una experiencia agradable y que sabía que no repetiría casi nunca porque, lógicamente, ella preferiría volar siempre por su propia cuenta salvo en una situación excepcional como aquella.
Podría acostumbrarme a esto —comentó de todas formas con una sonrisa una vez hubieron aterrizado y todavía sostenía a la vouivre en brazos. 
Tras dedicarle una mirada durante unos segundos, la dejó en el suelo y observó a su alrededor. Había aterrizado en un punto similar al que habían elegido tras descender de la montaña y ahora debían dirigirse hacia su casa. Señaló la dirección que debían tomar y echó a andar hacia allí.

Su casa no tenía nada que la distinguiera de otras en el exterior. No se veía ninguna luz, como era lógico, pues ya eran horas un tanto intempestivas. Noel realizó un hechizo de intangibilidad sobre ambos y accedieron a la planta baja de la casa. Allí casi todo estaba igual a cómo lo recordaba. Solo que no estaba ninguna de sus cosas en el salón, lógicamente, como sus videoconsolas o algunos libros que no le cabían en su cuarto. Tras echar un vistazo nostálgico en silencio a su alrededor, decidió lanzar un sortilegio insonorizador para evitar despertar accidentalmente a sus padres. Sus padres… Qué extraño se le hacía aquello. 
Me siento casi como si acabase de llegar a casa después de haber pasado la noche fuera y tratase de evitar que me echen la bronca —le dijo a Wen con un deje sarcástico—. Y además no he venido solo y ellos no te conocen. 
La apariencia humana que llevaba en aquellos momentos contribuía a aquella extraña sensación y el sueco dejó escapar una leve risa ante el absurdo pensamiento.

No tardó en encontrar el ordenador. Él había tenido uno propio que ya no existiría, pero el de sus padres seguía en el mismo sitio, tal y como era de esperar, aunque estaba bastante seguro de que se trataba de un modelo nuevo que el que recordaba. Lo encendió y, mientras esperaba a que se encendiese le ancló también un hechizo de silencio. La música iba a tardar en copiarse y no pretendía pasar todo el tiempo allí sentado frente al monitor.
Ahora utilizar un ordenador me parece algo futurista —comentó mientras accedía a la sesión de su padre—. Bueno, de hecho es como si lo fuera. Este Windows ya no lo conozco, espero no liarme demasiado. Ya bastante tendré con teclear con estas cosas —añadió alzando las garras, aunque en aquel momento parecían manos normales y corrientes.

Le indicó a la vouivre que podía visitar su casa si quería mientras él buscaba la música ya que aquello le iba a llevar un buen rato. Sobre todo teniendo en cuenta que tenía que aprender aceleradamente a utilizar aquel sistema operativo que no estaba seguro de si realmente era tan diferente a lo que conocía o se trataba más que nada de lo oxidado que estaba en lo que a tecnología se refería.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

35 Re: La Tierra el 05/12/14, 08:56 pm

Muffie

avatar

Wen se extrañó cuando Noel le preguntó si era necesario que partieran enseguida. La vouivre pensaba que el plan había sido desde el principio, tras esa visita, ir directamente a Londres y que no iba a cambiar, pero cuando el draco le explicó lo que pretendía, ella sonrió por la decisión. Como para ir hasta que ahí tendrían que ir volando y la forma de serpiente no era una opción dado el riesgo, Noel le ofreció llevarla en brazos. La británica rió con sus palabras y rodeó con sus brazos su cuello para mantenerse sujeta.

- ¿Debo sentirme celosa de Giz?- bromeó cuando el sueco le dijo que no era la primera a la que llevaba volando en brazos.

Puesto que la vouivre podía volar por sus propios medios, nunca se había planteado esa situación y se arrepentía de ello. Volar en brazos de Noel era una experiencia fantástica y enseguida se preguntó si sería igual de agradable que él volara a lomos de su forma de serpiente.

- Yo también…- susurró dándole un beso en la mejilla.

Después de aterrizar y de un pequeño paseo, llegaron a la que había sido la casa de Noel. Una casa normal, sin nada especial ni destacable, pero que a Wen le gustó. Era agradable pensar que Noel había pasado en aquel lugar su infancia.

- Creo que es demasiado pronto para conocer a mis suegros- bromeó la vouivre-. Además, yo no puedo presentarte a los tuyos, sería injusto para ti.

Noel se dispuso a descargar la música que necesitaba y le dijo a la vouivre que podía ver la casa mientras, ya que iba a tardar. Wen entonces comenzó a revolotear por la casa, parando a observar de cerca todas las cosas curiosas que encontraba. En una estantería del salón encontró dos fotografías que le gustaron especialmente: en una, la sonrisa de una novia radiante iluminaba la escena mientras su novio la miraba embelesado. Estaba claro que era la foto de bodas de los padres de Noel, pero no fue por eso por lo que le gustó, sino por el amor que la imagen irradiaba. En la otra, la misma pareja, unos años mayores, sonreían a la cámara abrazados y rodeados de nieve, con la casa en la que se encontraban de fondo. Por alguna razón, Wen sintió que algo faltaba en aquella fotografía, como si algo hubiera sido borrado mágicamente. Una sonrisa socarrona apareció en su cara. En el pequeño hueco, ahora vacio, que se podía ver entre ambos adultos debía estar un pequeño Noel, posiblemente de unos 3 años, sonriendo tan ampliamente como sus padres. Wen se preguntó si habría alguna manera de recuperar la imagen perdida, aunque solo fuera por el placer de ver a Noel de niño.

La vouivre siguió paseando por la casa sin prisa, tomándose su tiempo para observar todo. Wen no era alguien cotilla ni solía inmiscuirse en la intimidad de los demás, pero la casa de Noel tenía algo especial. Una especie de ambiente familiar que la atraía. Cuando terminó de recorrer la planta baja, pasó a la superior. Obviamente, se saltó la habitación cerrada de la que salían sonidos de ronquidos y respiraciones profundas, y pasó directamente al resto de las estancias. Una de ellas llamó rápidamente su atención. La habitación no era muy grande, pero el azul claro de las paredes ayudaba a que su amplitud pareciera mayor. Una cama repleta de peluches era el centro de la habitación. Una estantería con libros infantiles franqueada por un baúl de juguetes y una cómoda se posicionaban en la pared contraria a la cama, dejando un espacio entre ellos en el suelo cubierto por una alfombra que representaba una ciudad con carreteras anchas por las que poder mover cochecitos de juguete. Frente a Wen, al lado de la ventana, había una foto enmarcada de un muchachito de ojos azules y pelo negro.

Wen sonrió con ternura. Los padres de Noel habían decidido adoptar a su segundo hijo, aunque ellos no lo supieran, e, inconscientemente, lo habían escogido con los mismos rasgos que el primero. A pesar de que la habitación ya estaba preparada, se podía deducir de que esa era la única foto y del orden que reinaba en la casa, que el niño todavía no había llegado. “Seguramente, una vez formalizada la adopción, los servicios sociales les enviaron una foto del niño antes de que pudieran dárselo definitivamente.” Reflexionó para sí la vouivre.

Tras de sí, la británica oyó unos pasos acercarse. En seguida los reconoció como los de Noel y se dio cuenta de que llevaba ya bastante tiempo dando vueltas por la casa. Con toda seguridad, al ver que no volvía, el draco había salido en su búsqueda. Wen sintió como el sueco se acercó y miró al interior de la habitación.

- Vas a tener un hermanito- susurró con una sonrisa, aunque sin dejar de mirar la foto.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

36 Re: La Tierra el 05/12/14, 09:34 pm

Giniroryu

avatar
GM
Poner a descargar toda la música le llevó un buen rato, por eso se sorprendió de que Wen todavía no hubiese vuelto de su tour por la casa. Enchufó el mp4 al ordenador y dejó copiándose lo que ya se había bajado y se levantó de la silla en busca de la vouivre. No podía fiarse de su oído en aquella ocasión porque ella llevaba un hechizo insonorizador anclado, pero la había visto subir al piso de arriba. Allí no había muchas opciones entre las que pudiera estar, por lo que no era extraño que sus pasos se dirigiesen directamente hacia el que había sido su cuarto.

Noel observó a su alrededor, aquella habitación que se le antojaba mucho más ajena de lo que habría supuesto. No solo porque ninguna de sus cosas estaba allí e incluso las paredes estaban pintadas de otro color, sino porque se trataba de una representación perfecta de que ya no pertenecía a aquel lugar. Al igual que cuando había puesto los pies en las calles de Kiruna, durante unos instantes lo invadió una sensación desasosegante, casi melancólica.

Wen lo sacó de su ensimismamiento de golpe y él se acercó a observar la fotografía que la chica tenía entre sus manos.
Eso parece… Ese niño es afortunado —comentó colocándose tras ella.
Esbozó una leve sonrisa, recomponiéndose por completo del extraño sentimiento que lo había invadido nada más entrar en el cuarto. No, ahora Rocavarancolia era su hogar y no podía imaginarse su vida en ningún otro sitio, incluso si no fuese imposible dada su apariencia monstruosa.

El silencio invadió la casa nuevamente y el sueco podía escuchar la respiración de dos personas proveniente del cuarto que se encontraba más cerca de las escaleras y, aunque llevaba cuatro años sin escuchar nada de ellos, no tenía duda alguna de aquellos leves ronquidos pertenecían a su padre, que eclipsaba la respiración más normalizada de su madre, pero también audible para él.
Me alegro de que sean felices. Se lo merecen —comentó tras un momento de silencio.
El draco volvió a echar un vistazo con rostro serio al cuarto y encaminó sus pasos hacia el pasillo, deteniéndose al poco para observar la puerta del cuarto de sus padres. Finalmente, esbozó una sonrisa antes de girarse de nuevo a la vouivre.
Voy a terminar con la música, ya falta muy poco y podremos irnos —le aseguró mientras ya empezaba a descender por las escaleras sin volver la vista atrás.

Un rato después, el sueco apagó el ordenador tras asegurarse de borrar el historial del navegador y deshizo el hechizo de silencio que había anclado alrededor del equipo. Le confirmó a la británica que ya podían irse y, tras abrir la puerta de su casa y esperar a que Wen saliera, la cerró tras de sí para después darle la espalda para siempre.

37 Re: La Tierra el 06/12/14, 01:24 am

Muffie

avatar

Wen estuvo de acuerdo con la afirmación de Noel de que aquel niño iba a ser afortunado. Los padres de Noel se veían como una pareja amorosa, cariñosa y atenta y, por lo que le había contado el draco de su infancia, al niño no le iba a faltar de nada. Wen se alegró de que aquel niño fuera a acabar en una casa así.

Cuando Noel hubo desaparecido de nuevo escaleras abajo, Wen dejó la foto en su lugar sonriendo y salió de la habitación dejándola como la había encontrado. La vouivre también paró frente a la habitación de los padres de Noel como había hecho el sueco y, a diferencia de este, ella rozó la puerta con la yema de sus dedos, como si quisiera trasmitirles a las dos personas que dormían al otro lado, aunque fuera algo absurdo, que no debían preocuparse porque ella cuidaría del draco.

En cuanto la música estuvo completamente cargada y el ordenador limpio de rastro, ambos rocavarancoleses salieron de la casa. No hubo que intercambiar muchas palabras para programar las coordenadas y poner rumbo, por fin, a la capital de Inglaterra.

****-****

La niebla cubría las calles cercanas al Támesis, tal y como Wednesday recordaba. El frio propio de otoño, y de aquella hora, helaba la piel indiscriminadamente. Una pareja que desentonaba bastante en la noche londinense cruzaba el rio desde el palacio de Lambeth hacia el parlamento. La chica, sonriendo con picardía, se giró hacia su acompañante y, con un movimiento de cabeza, señaló el gran reloj que marcaba las 5 y cuarto de la madrugada. En un parpadeo la joven había dado un salto y, levitando, ascendió rápidamente hasta llegar a sentarse en la aguja de los minutos del Big Ben y esperó a que su acompañante la siguiera.

- La segunda estrella a la derecha y recto hasta el amanecer- recitó mientras señalaba la dirección en la que se encontraba el portal por el que habían entrado hacia algunas horas.- De pequeña siempre me pregunté cómo sería la vista desde aquí, como todo el mundo, creo yo. Estaba segura de que sería maravillosa. No me equivocaba.

No había muchos monumentos significativos y reconocibles a simple vista desde su posición, pues la mayoría se podían ver en la cara oeste del reloj y ellos estaban en la norte. Aun así la aguja de Cleopatra les saludaba desde cerca y se podía distinguir el museo británico al fondo. Para cualquiera, aquella tan solo era una ciudad más, pero no para Wen.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

38 Re: La Tierra el 06/12/14, 02:18 am

Giniroryu

avatar
GM
En un instante el paisaje cambió radicalmente. La nieve había desaparecido siendo sustituida por aquella espesa niebla que era uno de los elementos más icónicos de aquella turística ciudad, o al menos lo era para cualquiera que no viviese allí. El sueco sintió como su escudo térmico se ajustaba a la nueva temperatura, más piadosa que el frío extremo del círculo polar.

Su vista era un poco más aguda que la de un humano, pero aun así costaba ver mucho más allá de un par de metros por delante debido al fenómeno atmosférico que lo envolvía todo, pero precisamente por eso estaba claro que estaban en Londres. No reconoció el palacio que dejaban cada vez más atrás mientras cruzaban el Támesis y, por algún motivo, el ambiente invitaba a guardar silencio, por lo que Noel continuaría en la ignorancia por el momento.

Lo que sí reconoció sin lugar a dudas fue la torre que tenían delante una vez alcanzaron el otro lado del puente. No creía que existiese ningún habitante de la Tierra que no pudiera reconocer el Big Ben, incluso aun si no sabían que formaba parte del Parlamento londinense. Escenario temporal de muchas películas (e incluso el draco se acordó de cierto videojuego) que transcurrían en la ciudad británica, no era posible pasarlo por alto.

Precisamente fue la propia Wen quien citó la referencia popular más famosa en relación con aquel lugar una vez alzó el vuelo con unas alas invisibles a la vista para seguirla y sentarse a su lado. Noel esbozó una sonrisa.
Creo que el lugar de dónde venimos se podría considerar casi como la antítesis de Nunca Jamás —objetó en tono jocoso—. Pero estoy de acuerdo, esta es una experiencia única —afirmó con la vista fija en toda la extensión de la ciudad que se podía abarcar desde aquella posición privilegiada—. Si no fuesen y cuarto ahora mismo creo que tendríamos un problema, a fin de cuentas —añadió con sarcasmo.
El sueco atrajo a la vouivre hacia sí pasándole un brazo por los hombros y giró la cabeza para besarla. No sabía qué tenía en mente ella, pero a él no le importaba permanecer allí todos los minutos que la aguja les permitiese.



Última edición por Giniroryu el 07/12/14, 07:27 pm, editado 1 vez

39 Re: La Tierra el 07/12/14, 12:42 am

Red

avatar
A pesar de la hora, la avenida de los Campos Elíseos de París estaba completamente iluminada y bastante concurrida, pero precisamente por eso las dos figuras que se habían materializaron de la nada hacía escasos segundos pasaron desapercibidas sin llamar demasiado la atención. Los franceses y los turistas iban a lo suyo, y como era habitual en las grandes ciudades, nadie se fijaba mas de lo estrictamente necesario en los demás. A pesar de todo los ropajes de Nía no tardarían en dar el cante, pero Vac tampoco era un experto en la moda humana actual, así que se guardó su opinión y hundió las manos en los bolsillos, alzando el cuello para echar un vistazo a su alrededor.

No muy lejos de allí el Arco del Triunfo se alzaba sobre el tráfico parisino, y fue la algarabía del mismo lo que sumió al hado en una especie de trance. Hacía mucho tiempo que no escuchaba algo tan común como el sonido de un motor en marcha, y la mezcla de pitidos y ronroneos que llegaba desde la carretera le devolvió a sus años de infancia en las calles de Atenas. Hasta aquel momento solo se había estado haciendo a la idea, pero en aquel instante el griego era plenamente consciente de que había vuelto al planeta que le había visto nacer por primera vez.

La brisa nocturna era fría, pero agradable en opinión del hado, y el movimiento que había a su alrededor invitaba a seguir la corriente y a explorar la ciudad.
Bien, Nia, tu dirás donde vamos primero —comentó en rocavarancoles con una sonrisa, completamente seguro de que a nadie le importaría los mas mínimo que idioma estaban hablando. Había echado de menos esa sensación de anonimato de la sociedad humana.

40 Re: La Tierra el 07/12/14, 01:47 am

Yber

avatar
GM
Si bien Miloslava no tenía intención alguna de volver a Tierra de Muggles, había sido ella la encargada de organizar y distribuir todo el tiempo libre que tendría Giz en su planeta, para que pudiera sacarle el mayor provecho posible y tanto él como ella salieran beneficiados. Faltaba todavía una media hora para el partir hacia Londres y el asreniano se encontraba saliendo de una casa de artesanos en México, un poco mareado por el cambio de horas. Además, se cuestionaba en qué momento se había llegado a plantear tan en serio aquella parada concreta, pero ya era tarde para lamentarse. El sombrero de paja viajaba sobre su cabeza, aplastándole el pelo.

Por otro lado, su bolsa sin fondo estaba llena de otras tantas bolsas sin fondo más o menos hasta arriba. Había saqueado bibliotecas generales y científicas, supermercados y había pasado buena parte de la noche yendo a los zoos más concurridos (asegurándose de no coincidir con el brujo de las enredaderas). Había sido cuidadoso y no había realizado un solo hurto en pequeños comercios sin dejar algo de vuelta. Miloslava le había hablado hace poco de Robin Hood y tener aquel cuento cercano le había hecho recapacitar sobre la capacidad que tendrían sus víctimas de robo para reponer las pérdidas.

Fuera como fuera se había asegurado de salir ganando y, solo con lo que llevaba hasta ahora, ya se había asegurado de que aquella visita le saliera rentable.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

41 Re: La Tierra el 07/12/14, 02:50 am

Muffie

avatar

- Golpe de suerte, supongo- comentó haciendo referencia a la posición de la aguja sobre la que se sentaban.

Quiso añadir un “qué ya tocaba”, pero supuso que aquello recordaría situaciones poco agradables y ella quería que aquel viaje fuera perfecto. Se encontraba tan ensimismada en el paisaje mientras abrazaba a Noel que no se percató de que el minuto se estaba terminando y el movimiento de la aguja la sobresaltó. Se agarró a Noel para estabilizarse y soltó una carcajada cuando consiguió volver a sentarse.

- Esto es un poco peligroso- rió-. Quisiera… tirarme, dejarme caer hasta estar a pocos metros del suelo y entonces transformarme y alzar el vuelo de nuevo- confesó con aire soñador-. Pero… alguien podría verme…- dijo resignada-. Ya sabes, soy grandota y difícil de ocultar.



_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 10.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.