Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

La Tierra

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 10.]

1 La Tierra el 23/07/13, 05:12 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

La Tierra

Portal situado en Centroeuropa, en la cara norte de los Alpes. El portal solo se abre durante la época de cosecha y después vuelve a cerrarse por precaución.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 21/10/13, 05:36 pm, editado 1 vez


61 Re: La Tierra el 26/12/14, 12:59 am

Evanna


La posibilidad de poder montar en uno de esos aviones despertó el interés del cambiante que hizo desaparecer las alas de su espalda antes de salir siguiendo a Enredo hacia aquel edificio. La visión de las puertas automáticas no fueron un misterio para el, por lo que paso por ellas con toda normalidad observando a la gente ya las pantallas con palabras extrañas y lo que suponían eran números, totalmente incomprensibles para el. Enredo les explico que en aquellas pantallas parecía el numero de los vuelos, la puerta por donde podría alcanzar al avión que debían tomar y por supuesto si había algún vuelo que les permitiera hacer el recorrido de vuelta de su ciudad a cerca del portal.

Mientras Enredo parecía intentar descifrar el galimatias que en otro tiempo debió ser su idioma, DL miro a Shizel detenidamente pues según su conocimiento de Idris no existía ese tipo de tecnología en su mundo.

-Me gustaría de verdad subirme en uno de esos aviones- añadió con buen humor poniendo la manos tras la cabeza observando el lugar con atención así como a la gente. La visión de personas con otro colores de piel, y ya no decir ropa peculiar, aparte de aquel rosado salubre de Enredo fue curioso pero no precisamente extraño. Para tonos extraños de piel ya tenia los habitantes de otros mundos- Yo aquí luciendo normal seria muy obvio-añadió con un poco de humor al ve r tanto tonos de colores de pelo que ni de cerca se acercaban a su blanco ya natural.

Enredo aun tardo un poco en decirles que no había posibilidad de volver en avión. Aun así recorrieron al terminal para asegurarse peor el resultado fue el mismo. No había vuelos que llegasen lo suficientemente pronto para que pudiera pasar por el portal sin quedarse fuera de tiempo. Un puchero de desilusión no tardo en dejarse ver ante la noticia.

-Quería volar en uno de esos- dijo DL mirando mal a las pantallas culpándolas por aquello antes de suspirar y resignarse a lo inevitable, intentando ver el lado positivo aquello. Podría dar muestras de todo lo aprendido en las clases de vuelo- Entonces tocara volver como vinimos ¿estáis lo dos bien de reservas, no? Sino, siempre puedo llevar alguno como carga extra- añadió DL con tono travieso, cuando por fin tras recorrer aquel enorme lugar salieron de la terminal para poder encaminarse ahora si a la ciudad. No sin antes volver al lugar donde había bajado antes para poder formar de nuevo sus alas y alzar el vuelo sin ser vistos.

62 Re: La Tierra el 26/12/14, 02:34 am

Naeryan


"Cuánta gente hay aquí", se maravilló Shizel al tantear mentalmente los alrededores. Era la primera vez que utilizaba el sondeo telepático con una congregación tan grande de gente, e intuía que más allá de donde había enviado el pulso había muchas más personas. La inmensidad de aquel mundo nuevo le abrumó.

Se mantuvo callado todo el trayecto de ida y vuelta, porque en realidad no estaba con sus amigos sino en una decena de sitios distintos a la vez. Mentes distintas.

Se había lanzado a zambullirse en una conciencia tras otra, según iban apareciendo frente a él individuos que le iban llamando la atención. No comprendía las palabras, el lenguaje que impregnaba aquellos recuerdos, pero sí podía contemplar con vividez las imágenes y las sensaciones. Secuencias de vidas muy distintas a la suya, y que sin embargo eran incapaces de percibir que dos chicos venidos de otro mundo estaban allí, camuflados como dos jóvenes terrestres que venían de viaje. Shizel quería quedarse y sondearlas a fondo, preguntar en silencio a todos aquellos extraños "¿Quién eres? ¿En qué somos diferentes?"

Fuera del terreno de la mente, sus ojos escaneaban con avidez cada centímetro del aeropuerto, muy abiertos, parpadeando lo mínimo posible para no perderse nada, y una sonrisa pequeña teñida de ilusión se negaba a abandonar su rostro. Solo una vida entera de condicionamiento le impedía tirar de la manga de Enredo cada cinco segundos para preguntar "¿Qué es eso?", "¿Quiénes son esas personas?", "¿Esas puertas adónde llevan?", "¿Cómo funciona esto?", "¿Podemos pararnos aquí un momento?"

Antes de darse cuenta estaban de nuevo fuera. La sonrisa se le borró un poco de los labios con desencanto cuando DL mencionó el viaje de vuelta. En lo que a tomar el avión respectaba, no le disgustaba demasiado no tener que coger aquel armatoste de metal para volar. Le parecía inseguro, y seguramente incómodo.
Estuvo tentado de decirle que sí al foner a su oferta, y hace un tiempo quizás lo habría hecho. Ahora, sin embargo, se limitó a reírle la broma y confirmar que iba bien de reservas.

63 Re: La Tierra el 26/12/14, 04:08 pm

Dal


-Pues parece que nos toca volver volando - dije con un fastidio palpable.- Yo quería tener más tiempo para enseñaros algunas cosas de la ciudad, ahora tendrá que ser visita express.

Enfilé afuera y una vez allí volví a usar el hechizo de vuelo, Roma no se encontraba muy lejos.

-No te preocupes por mis reservas, tengo más que de sobra - era cierto, había cogido una buena cantidad de amuletos de la torre y los había estado cargando durante todo el tiempo posible. Más que las reservas me preocupaba el agotamiento mental que venía con la magia, y me preocupaba aún más desplomarme al cruzar el portal. Sinceramente no envidiaba a los cosechadores.

-La siguiente parada es el zoo, donde están las muestras de Giz - expliqué y me dirigí a la ciudad, una vez allí y a bastante distancia por encima busqué el sitio hasta dar con él, también busqué un lugar apartado para que bajásemos. Una vez en el suelo me dirigí a mis dos compañeros.- Normalmente habría que pagar una entrada, pero nosotros vamos a hacer trampas.

Me volví intangible y les hice una seña cuando estuvo despejado para que ellos mismos entrasen. Si lo pienso ahora habría sido más fácil usar el hechizo de niebla para ver a través de la pared, no entiendo como no se me ocurrió en ese momento. Una vez dentro me dirigí a los animales que sabía que Giz quería, cogía sus muestras y las envasaba en las botellas que llevaba en el zurrón perfectamente etiquetadas.

Al final me planté ante los pandas rojos y los señalé diciendo:

-No me digáis que no son monos - los animales en cuestión estaban jugando y al igual que con el resto no me costó conseguir sus muestras.

64 Re: La Tierra el 27/12/14, 05:37 pm

Evanna


-De todo modos si os cansáis, avisad o si simplemente queréis volar sin esfuerzos- añadió cuando ya alzaron el vuelo consiente que la magia no solo era gasto mágico sino que también suponía un desgaste. Ya en el aire siguieron el camino que Enredo les indicó. La visión de la ciudad desde las alturas era increíble y ciertamente algunas de las edificaciones que pudieron ver desde lo alto tenían cierta similitud con algunas de Rocavarancolia. "Es obvio que la ciudad no solo ha robado niño de este sitio sino también su arquitectura" pensó cuando por fin bajaron y DL hizo desaparecer sus alas de nuevo siguiendo a Enredo tras el muro tras hacerse el hechizo de intangibilidad.

Desde lo alto había visto algunas animales en recintos con vallas que los separaba de lo que suponía era el lugar donde los humanos observaban. El tamaño de alguno de esos animales bien podía rivalizar con alguno de los bichos encontrados en mundos como el Macetero.

-No quiero ni pensar cuantos huesos tiene esa cosa en el cuello. Tiene que tener el cráneo y el cerebro del tamaño de un nuez o seria insostenible-habló DL levantando su cabeza todo lo que daba para vera aquella cosa amarilla con un cuello tan largo le producía tortícolis. De verdad que anatomía de algunos de los animales que podía encontrar por allí y de los que Enredo se encargaba de tomar muestras, superaba toda lógica, como la de ese otro gigantesco gris al que encontró, para su total incomprensión, tomando agua de un pila con lo que parecía una increíblemente larga nariz. Aun así poder ver animales, sin que dichos animales intentasen comérselo, era una novedad, aunque no entendiera eso de tenerlos encerrados allí en vez de libres. ¿Acaso experimentaban con ellos como lo hacia Giz?

-En serio que los animales de este lugar parecen recién salidos del laboratorio de Giz. ¿No experimentan con ellos también, o si? -pregunto cuando al fin llegaron hacia el lugar donde estaban los panda rojos, donde miro alrededor extrañado ante la sensación que tuvo-Es mono, aunque se ve que vas a tener que amaestrarlo cuando Giz te lo haga o sera un caos. Ya yo sufrí hace unos meses lo que es tener runa mascota inquieta. ¿Falta alguna muestra mas que debamos conseguir??....-pregunto apenas dándose cuenta que estaba siendo observado. Un crió de tal vez siete o ocho años estaba observándolos a el y a Shizel, pues a Enredo no podía verlo aunque estuviera al lado, desde la jaula vecina donde podían verse uno osos blanco y negro. ¿Que tenían de interesante?"Shiz...¿no tengo nada raro verdad?" dijo por la conexión telepática empezando a preocuparse de que algo de su aspecto estuviera atrayendo la atención del niño.

-¿Hay tiempo para dar una vuelta o ya deberíamos ir manchándonos? Estoy mas que perdido ya con la hora- pregunto DL a su vez en voz alta, un tanto confuso con cuanto tiempo les quedaba antes de tener que volver. Quería ver muchas cosas aun.

65 Re: La Tierra el 28/12/14, 12:01 am

Naeryan


-¿No podemos coger un transporte normal?- rogó Shizel en un tono levísimamente reminiscente a un puchero. Quería mezclarse entre la gente y curiosear todo lo posible-. Puedo convencer al revisor, al conductor o a quien haga falta.
No hubo suerte; terminaron por volar a su destino. En consecuencia el idrino no estuvo tan impresionado por la arquitectura de una metrópolis terrestre como debería, obligándose a sí mismo a que el enfurruñamiento por no estar abajo explorando nublase la experiencia.

Su humor mejoró en cuanto comprobó que iban a visitar el zoológico en horario de apertura. El skrýmir miraba a todas partes, pero los animales no le interesaban tanto. Tras un breve vistazo de interés ante cada nuevo espécimen, su atención acababa volviendo a las mentes de los transeúntes.
-¿Eh? No- dijo, algo sobresaltado cuando DL le habló directamente; le había pillado despistado-. Pero puede parecer que estás hablando solo. Recuerda que no ven a Enredo- había olvidado recordarles a sus compañeros aquel detalle tan elemental pero fundamental para disimular adecuadamente-. Mírame cuando estés hablándole.

Sin embargo no podían permitirse ser descuidados. Shizel localizó al crío que estaba mirándoles y sondeó su mente para asegurarse, pero no logró descifrar con claridad qué pensaba al respecto de ellos dos, al no conocer el idioma que codificaba sus pensamientos.  Captaba curiosidad, y que estaba poniendo un oído atento.
No indagó más. Si solo sentía eso y no extrañeza o alarma significaba que fuese lo que fuese lo que le hubiese llamado la atención no era ningún fallo en el disfraz, y eso era todo lo que debían saber. En otras circunstancias habría dirigido una mirada penetrante al pequeñajo (¿no enseñaban a los niños terrestres que era de mala educación hacer eso?), pero no lo hizo ya que podía arriesgarse a que el chaval se acercase a preguntar algo.
Sacudió la cabeza.
-Falsa alarma- le estaba confirmando a su amigo, cuando un recuerdo reciente en la mente del niño hizo que se le olvidara momentáneamente su recelo. Dejó que Enredo y DL siguieran conversando mientras ojeaba los alrededores en busca del camino que llevaba a lo que había visto en la mente del terrícola.
-Disculpadme- murmuró haciendo lo que parecía ademán de rodear el recinto para ver la jaula desde otra perspectiva. Sin embargo en realidad no se quedó allí, y zigzagueó por un par de recintos más para encontrar el que le había llamado la atención.

Lo había hecho en FONERA, y lo estaba volviendo a hacer: escabullirse por su cuenta sin decirle a nadie adónde iba. Shizel no caía en que estaba siendo algo infantil y que podía preocupar a sus compañeros. Contaban con magia, y en su mente eso lo solucionaba todo.

El sonido de los tanques de agua aislaba al edificio del acuario del alboroto de fuera. Apenas había gente dentro, y Shizel avanzó al interior iluminado de azul con cautela, asimilándolo todo. Había agua por encima de su cabeza y a sus lados, y en ella toda clase de peces, tiburones y otras formas de vida acuáticas hacían su vida en silencio.

Shizel tocó el cristal con las yemas de los dedos, pegando la cara a él para poder atisbar el interior. Se preguntaba cómo era posible mantener todo ese agua encerrada, y al parecer filtrándose continuamente. ¿Y a los peces? ¿Quién los cuidaba? No había humanos que pudieran respirar bajo el agua tanto tiempo como un idrino.
Podría hacerse intangible y entrar en uno de los tanques a nadar en alguno de los recodos ocultos al público; relajarse un rato observando todas aquellas formas de vida diferentes. En Rocavarancolia era imposible incluso a poca distancia de la costa: era demasiado peligroso; y en otros mundos vinculados requería aprender hechizos para que la presión del agua a aquellas profundidades no lo aplastase. No iba a tener otra oportunidad como aquélla.
Maldijo no haberse dado más prisa por dominar el hechizo de invisibilidad. Tendría que esperar al año que viene. Hipnotizado, permaneció dentro del edificio olvidándosele todo lo demás.

66 Re: La Tierra el 29/12/14, 12:22 pm

Dal

avatar
Al cabo de un rato de observar a los animales decidí ir a buscar a Shiz para decirle que era hora de irnos pero tras dar una vuelta completa al sitio donde estaban los pandas no lo vi.

-Quizá haya tenido que ir al baño - comenté en voz alta, pero otras ideas bastante fatalistas se me estaban viniendo a la cabeza. La primera era que si se habría perdido, pero en ese caso si usase un hechizo localizador nos encontraría fácilmente. La segunda era que si lo habrían secuestrado, por mucho que Shiz fuese diestro con la magia si no llevaba protecciones físicas con un golpe en la cabeza debía quedarse inconsciente como casi todos. Y en ese caso los secuestradores tendrían que estar de lo más extrañados por encontrarse con un idrino en su forma real, no sólo él estaría en peligro si no también la política de secretismo de la ciudad. Reconozco que me puse hipocondríaco.

Hice un hechizo rastreador para buscarlo que nos llevó al acuario, poco a poco me fui calmando y cuando lo vi respiré tranquilo. Me acerqué a él y apoyándole la mano en el hombro le hablé.

-Shiz por favor, no vuelvas a desaparecer, casi me da un chungo. Si quieres ir a algún sitio o ver alguna cosa me lo dices, pero no desaparezcas - dije con tranquilidad intentando que no se percatase de los restos que quedaban de mis nervios, cosa que no conseguí por que me temblaba ligeramente la voz. Respiré hondo un par de veces y luego dije.- Venga, que tenemos que irnos, ahora sí podemos coger un transporte público, mi casa no está tan lejos como para ir volando. ¿Qué me dices? - pregunté esperando una respuesta afirmativa.

Miré a DL esperando que me apoyase en lo que dije, aunque no estaba del todo seguro.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

67 Re: La Tierra el 29/12/14, 04:02 pm

Evanna

avatar
Estaba demasiado tenso, por suerte solo había sido una falsa alarma fruto de su paranoia. Shizel al poco se ausento y para DL hubiese sido lo mas normal del mundo que quisiera ver la jaula desde otra perspectiva, sino fuera porque ya el idrino le había hecho algo similar anteriormente durante la visita a F.O.N.E.R.A. Cuando pasaron varios minutos y ni apareció ni lo vio, suspiro al corroborar lo que pensaba

"Volvió a largarse por su cuenta. Voy a ponerle un chip para que deje de perderse cada vez que vamos a algún mundo..." pensó con resignación viendo como Enredo se subía por las paredes cuando al fin descubrió que ni rastro del idrino en las cercanías.

-Se fue por su cuenta, tiene esa mala costumbre - anuncio para que dejara de imaginarse a saber que cosas por la desaparición del idrino. Con sus palabras Enredo se tranquilizo y opto por la decisión mas practica. El podía usar magia sin problema porque los humanos ni le percibían, así que aprovechando aquello lanzo un hechizo de localización para poder encontrar a un idrino disfrazado en un mar de humanos. Así fue como encontraron a este a haciendo compañía a los peces, por suerte desde fuera de la cristalera.

-Me apuesto algo a que si por ti fuera, tu hubiésemos encontrado allí dentro nadando con los peces en vez de aquí afuera siendo bueno-comento divertido cuando al fin lo encontraron, recordando como este solía quejarse de la falta de sitios donde nadar y bañarse en rocavarancolia. A pesar de que dicha imagen habría sido curiosa de ver no quitaba que Shizel hacia de nuevo lo que quería  y decidió hablarle por el contacto telepático aprovechando que Enredo estaba fuera de este en ese momento-"Si que te cuesta avisar. Deja de preocupar a la gente"comentó con un leve suspiro antes de volver a hablar en voz alta.

-Y por mi no hay problema, estaría bien integrarse un poco en esta sociedad aunque sea por un rato- dijo pensativo pues era una oportunidad realmente rara de tener, sonrió- Entonces, vamonos ya...añadió de acuerdo con aquello saliendo del acuario y del zoo tras encontrar un lugar sin gente por donde traspasar el muro intangibles. Ya afuera dejaron que Enredo les dijera cual era los transportes públicos.

-¿Tenéis transporte bajo tierra? ¿Junto a las cloacas?-pregunto DL incrédulo cuando Enredo les llevo a unas escaleras que supuestamente llegaba a dicho transporte y que DL miro con desconfianza. No se le podía culpar, su conocimiento de esas zonas de una ciudad estaba plagadas de cucarachas del tamaño de un perro grande o de una persona-Voy a ser el primer foner de la historia que pisa el subterráneo de una ciudad sin dar media vuelta y correr por donde vino. RR no cuenta, era fontanero- dijo sonriendo un poco tenso. La tierra no era su mundo de origen, lo sabia bien no existían ni blattas ni auros, pero en esas situaciones era difícil olvidarlo. Con un suspiro al final siguió a Enredo por las escaleras mirando alrededor entre curioso e incomodo, pon noto que alla abajo no era para nada como esperaba, estaba limpio, había asientos y gente esperando lo que debía ser el trasporte, que llego en esos momentos haciendo mucho ruido y dándole a DL un susto de muerte. La forma del transporte le hizo palidecer...era como un enorme gusano de metal. "Es de metal...no es real...es como ese avión pero bajo tierra y sin alas...eso es" se repitió sin darse cuenta como esto era escuchando por sus compañeros que podrían notar su incomodidad, esperando que Shizel hiciera rápido su magia para colarlos en aquella cosa. Contra antes entraran antes llegarían al punto de destino y podrían salir de allí.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

68 Re: La Tierra el 29/12/14, 05:01 pm

Naeryan

avatar
Shizel estaba tan abstraído que el contacto de la mano de Enredo en su hombro le hizo dar un respingo.
-Oh- regresó a la realidad con unos segundos de retraso-. Lo siento- dijo con sincero arrepentimiento. No había pensado en las consecuencias que podía traer su actitud despreocupada (¿qué era lo máximo que podía pasarle, perderse?), pero notaba los nervios a medio calmar en la voz del brujo. Como mínimo, había sido de mala educación olvidarse de avisar adónde iba.

DL no parecía alterado: Shizel se atrevió a sonreír con algo de descaro cómplice ante su primer comentario, creyendo que como siempre el foner se lo perdonaba todo.
La recriminación telepática le sentó como un jarro de agua fría. El idrino hundió las manos en los bolsillos de la chaqueta y miró hacia otro lado, avergonzado.

-Vale- contestó en voz baja a la propuesta de Enredo. Las preguntas sobre el acuario tendrían que esperar; no era el momento. Le tocaba portarse bien.
Se mantuvo en silencio y obedientemente sin separarse de sus compañeros hasta llegar a la entrada del metro. Le extrañó de igual forma que a DL el que hubiese transporte subterráneo: en Idris sería imposible dada la estructura que solían tener las ciudades.

Exploró las mentes de los transeúntes que subían desde dentro para averiguar qué les aguardaba, y lo que vio envió una descarga eléctrica de pánico anticipado a través de su cuerpo.
Una maraña de pensamientos de miedo golpearon su cabeza desde dentro, y Shizel tuvo que advertir primero de que aquélla no era su voz para darse cuenta de que no eran suyos.
"DL, se te puede oír", avisó con tono tajante que en realidad quería decir "Cállate, porque me estás contagiando". Bien entrenado como estaba su lado del canal telepático permaneció mudo, sin dejar traslucir la agitación emocional que había al otro lado.

Ya era tarde; los primeros pensamientos de alarma de DL ya no salían de su cabeza y ahora crecían como si tuvieran vida propia, impregnados por su propia claustrofobia.
Los vagones eran demasiado pequeños. Estaban tan llenos de gente que apenas podría respirar. No podría usar magia para salir al correr el riesgo de que le vieran. Estaría encerrado dentro de aquel túnel cerrado, estrecho, interminable del que no iba a poder salir si lo necesitaba. Le iba a faltar el aire. Se iba a desmayar. Iba a morirse ahí dentro.

Shizel estaba empeorando la experiencia en su cabeza, entrando en pánico preventivo ante el desconocimiento de cómo era realmente el trayecto. Parado en el andén junto a sus compañeros con la cara falta de expresión, se había quedado en blanco.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

69 Re: La Tierra el 29/12/14, 05:50 pm

Dal

avatar
El idrino se disculpó y parecía arrepentido, pero no podía saberlo a ciencia cierta, yo no podía leer en la gente como él hacía. Sacudí la cabeza para restarle importancia y los conduje fuera del zoo. Busqué la bocacalle más cercana y se la señalé.

-Ahí está el metro, si tenemos suerte y llega pronto estaremos en mi casa en unos minutos - les expliqué, hacía poco más de dos años que no me montaba en uno y estaba emocionado.- Tranquilo DL, el sistema de alcantarillado es un entramado de túneles distinto, y aquí no hay bichos que puedan comerte. Bueno, quizá en las catacumbas, pero no vamos tan abajo.

Bajé y los conduje hacia el tren que estaba a punto de llegar.

-Bueno, ¿preparados? - pregunté para ir a montar.- Apenas hay gente, no es hora punta y eso se nota. Deberíais ver esto en hora punta, como sardinas en lata - me reí de mi propio comentario para que se relajaran un poco, esperaba conseguirlo.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

70 Re: La Tierra el 29/12/14, 06:20 pm

Evanna

avatar
Las palabras de Shizel por el canal telepático le hizo darse cuenta de su error e intento no pensar nada al respecto, a pesar de estar un poco sorprendido por la tajante forma en la que le había hablado como si su comentario le hubiese molestado, confundiéndole.  Aquellos pensamientos le hicieron olvidarse momentáneamente de su propio miedo y mirar al idrino no entendiendo. Si algo sabia de Shizel es que sabia controlar sus emociones totalmente, al igual que prácticamente cualquier idrino y escucharle avisarle de esa forma como si sus palabras hubiese sido un insulto y no una muestra de incomodidad era algo incomprensible.

No encajaba para nada con el habitual control de este y no encontraba explicación tampoco. "Debo estar pensando demasiado por los nervios...No hay que buscarle motivos a todo" se recordó intentando que sus pensamientos no fueran por extraños derroteros fuera del alcance de enlace telepático. Las palabras de Enredo le tranquilizaron peor no eliminaron esa espina ya clavada por el peculiar proceder del idrino. De verdad era problemático estar siempre atento a este, era demasiado difícil de entender en ciertas cosas.

-La próxima vez intenta elegir un transporte terrestre, hay muchos automóviles alla arriba-pidió DL mirando el metro con desconfianza antes de que al fin entraran. En el interior de ese gusano metálico llamado metro, había hilera de asientos a ambos lados, barras para sujetarse y gente sentada.

DL no se sentó tan solo se sujeto a una de las barras cercanas a la puerta, antes de que las puertas se cerraran. El pasillo estaba bastante despejado, pero aun así se sentía un poco agobiado. No era igual que en el zoo donde tenia ruta de escape a simple vista, estar rodeado de humanos en un pequeño espacio sin salidas le ponía nervioso. Ni pensar el que fuese esa hora punta que decía Enredo.

-Por suerte no lo es. Quien me diría  a mi que me sentiría mas cómodo al aire libre que a cubierto...-murmuro viendo su reflejo en los ventanales del metro donde al otro lado solo podía verse la pared moviéndose a toda velocidad. A ese ritmo llegarían en nada a su destino.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

71 Re: La Tierra el 29/12/14, 07:14 pm

Naeryan

avatar
Shizel no reaccionó hasta que uno de sus amigos le llamó la atención. Necesitaban su mentalismo para colarse.
Un poco lívido aún pero aparentando normalidad, le pidió a Enredo datos sobre cómo funcionaba el proceso normalmente. Centrarse en analizar el problema y resolverlo le ayudó un poco a poner los pies en la tierra, y había recuperado internamente una semblanza de tranquilidad para cuando hubo terminado de diseñar un plan. Podría haberse limitado a dibujar una ilusión sobre un papel, pero eso solo podría engañar a ojos humanos. En caso de necesitar pasar por el control de alguna máquina Shizel no quería problemas.

Se situó junto a las máquinas, haciendo como que examinaba un plano del metro que había recogido cerca, atento a los transeúntes. No tuvo que esperar mucho.

Abordó a la pareja justo cuando acababan de sacar sus tickets, con una sonrisa encantadora y un saludo que sabía que no entenderían, metido en su papel de extranjero que necesitaba que le indicaran en el folleto dónde estaba la vía que debía coger. Bastó una mirada azul y ya no tuvieron escapatoria.
Shizel actuó a contrarreloj, haciendo un borrado masivo sobre los recuerdos inmediatamente anteriores de ambos. No esperó a que se recuperasen del desconcierto e hizo gestos que venían a equivaler a "Gracias por la información. ¿Me devolvéis mis tickets?" Faltos de cualquier recuerdo de haber usado la máquina, la pareja se los entregó dócilmente.

Desdibujó el recuerdo del encuentro a propósito, y tras despedirse con un gesto de la mano regresó junto a DL billetes en mano. Lamentaba que tuvieran que pagar de nuevo, pero no podía compensarles de momento. El pensamiento de qué otras cosas podría obligar cualquier rocavarancolés a hacer a la gente le puso muy incómodo y lo apartó a otro lado.

Fue el primero en entrar en el vagón, con tozudez, tal y como se había adentrado en el túnel que llevaba a la bahía de los naufragios hacía cerca de dos años. De nuevo era un golpe a su orgullo saber que no lo tenía superado; pero no era un crío, no iba a dejar que aquella chiquillada asomase a su comportamiento.

Shizel sí se sentó en el primer asiento que encontró, con las manos dentro de los bolsillos y la mirada clavada en el suelo del metro. No mirar las ventanas le ayudaba a fingir que aquél no era más que un habitáculo cualquiera. La sensación de que el suelo se movía bajo sus pies le impedía terminar de tranquilizarse, sin embargo.
"Apenas hay gente", se repitió a sí mismo las palabras tranquilizadoras de Enredo como un mantra hasta que se convirtieron en una amalgama sin sentido. "Apenas hay gente, apenas hay gente, apenashaygente."
-Avisadme cuando lleguemos- murmuró. Cerró los ojos haciéndose el dormido para el resto de pasajeros y reprodujo bajo sus párpados, vívido, un recuerdo del lago principal de Arialis. Tranquilo, seguro.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

72 Re: La Tierra el 31/12/14, 02:10 pm

Dal

avatar
Pasamos al tren gracias al gran despliegue de magia mentalista por parte de Shiz, lo cierto era que los jóvenes a los que había abordado me daban un poquito de pena, pero se me pasó al entrar en el vagón.

-Perdona DL, este es el método más rápido, y aunque es cierto que hay más coches ahí arriba no me pertenece ninguno, y de todas formas no sé conducir - me encogí de hombros ligeramente.- A la próxima cogemos el bus.

Me sujeté a la barra del tren quedándome de pie, como ya les había dicho no había mucho hasta la que había sido mi casa. Cuando llegamos a la parada aviso a Shiz y le hago señas para salir. Me estiro cuando salimos al aire libre y echo a andar guiando a mis compañeros por calles cada vez menos concurridas. Se notaba que nos alejábamos del centro de la ciudad poco a poco porque las edificaciones se iban viendo más antiguas. Tras unos minutos y al doblar un recodo mis amigos tuvieron la primera visión de la mansión.

-Ostentoso ¿verdad? - comenté con una sonrisa. La enorme casa se alzaba tras un extenso jardín.- Y hay otro jardín en la parte de atrás. Antiguamente la familia Argento era bastante grande, ahora yo soy su único heredero. Bueno, a ojos legales ahora lo son mis tíos ya que yo no existo en la Tierra, pero ante vosotros tenéis al legítimo heredero de la fortuna familiar. Y vengo a por parte de esa fortuna. Y a por un amigo que hace años abandoné - comenté en voz baja y con pesar.

Atravesé la verja y cuidándome de que no hubiera cámaras conduje al foner y al idrino hasta la fachada donde estaba mi habitación. Al acercarme el cosquilleo que siempre estaba conmigo por recarga mágica se acrecentó. Frunciendo el ceño apreté el paso y cuando llegué me eché a reír. Unos tallos de enredadera de flores azules crecían por la fachada hasta rodear el balcón de la que antaño era mi habitación. No había más enredaderas en ninguno de los dos jardines, recordé que mis tíos habían instado al jardinero a que las plantase en más sitios pues eran vistosas pero no habían germinado en ningún lugar. El pobre hombre no se lo explicaba pero yo por fin había encontrado el por qué. Entre risas les expliqué a mis compañeros la historia.

-Viéndolo ahora tiene sentido - de las enredaderas me provenía algo que yo entendía como añoranza, aquellas plantas me había visto crecer, habían reído y sufrido conmigo. Y lo peor de todo es que yo no tenía ni la más mínima idea. Me sentía agradecido de que estuvieran allí y de que después de aquellos años aún me esperasen. Las plantas se movieron y me alzaron del suelo con suavidad hasta dejarme en el balcón. Les hice un gesto de que subieran a mis amigos.- No puedo dejarlas aquí - les dije cuando subieron.- Pero tampoco puedo llevármelas todas - recogí unas semillas y me las guardé.- Siempre estaréis conmigo.

Entré a la habitación, que era el doble de grande que la que tenía en la ciudad. El escritorio estaba pegado a una pared con un ordenador de sobremesa apagado, un poco apartado del primero había un ordenador portátil de color negro. La cama estaba orientada hacia la puerta que daba al balcón, había un par de arcones y un armario en la habitación. Y todo estaba cubierto de una gruesa capa de polvo. A parte de la puerta que daba al balcón había otras tres puertas en la habitación, todas cerradas, aunque no con llave. También había una foto encuadrada de mis padres, mi padre es tan grande como lo recordaba y mi madre tan guapa como siempre, también debería haber salido yo en ella, pero el hechizo había borrado mi existencia incluso de las fotografías. La contemplé con tristeza grabando en mi memoria sus rostros puesto que no tenía pensado volver.

-Se nota que aquí no entra nadie desde que yo me fui - comenté antes de entonar un hechizo de limpieza que quitase todo el polvo. Sólo el polvo, había cosas que tenía que buscar. Me acerqué a un lateral de la cama y me agaché, a primera vista la cama ocultaba una caja de arena y un comedero. Pero Sombra no estaba allí. Prácticamente puse la habitación patas arriba buscando algo que me llevase hasta él.



Última edición por Dal el 03/01/15, 11:29 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

73 Re: La Tierra el 02/01/15, 04:26 pm

Evanna

avatar
Sintió un gran alivio cuando por fin el metro paro y pudieron salir de allí sin problemas, pues al parecer solo al entrar tenían necesidad de que Shizel usara el mentalismo., Ta afuera de aquello subterráneos, solo tuvieron que seguir a Shizel obteniendo un buenas vistas de lo que era el centro de su ciudad que poco a poco se fue convirtiendo en un paisaje cada vez mas desierto, tanto de edificios como de gente. Antes de que se dirá cuenta, no se veía un alma por el lugar y frente a ellos un edificio que a simple vista podría pasar como una de las casonas de Luna Alta.

-Empiezo a entender que escogieras una de las casonas de rocavarancolia para mudarte, se parece mucho a tu antigua casa...- comento silbando sorprendido pues no se había imaginado que Enredo viviera en un sitio así antes de ir a la ciudad. Sus palabras le recordaron un detalle que había pasado por alto mientras se adentraba en los jardines-¿Me intentas decir que eras rico antes de te secuestraran?...-pregunto un poco incrédulo. Las enredaderas de florecillas azules dieron una grata bienvenida a Enredo subiéndolo a este y a ellos haca el balcón de su habitación. Para DL resultaba un poco irónico que el brujo hubiese nacido y crecido junto al que era ahora su dominio durante años sin saberlo.

-Tu casa es hermosa, ¿creciste siempre aquí, no?- pregunto interesado cuando se adentraron en la habitación y DL pudo ver de primera mano el cuarto que había visto a crecer al brujo-¿Nadie mas...vivía aquí? -pregunto intentando ser lo mas suave posible pues Enredo le había contado algunas cosas de su vida antes de ir ala ciudad pero seguía sin saber mucho. Y una de las cosas en la que estaba mas perdido en cuanto al tacto era tratar temas sobre padres, pues ni poseía unos ni era algo muy mencionado en sus orígenes. Por lo que prefirió no decir nada al respecto o podría cagarla y solo observo el lugar viendo a Enredo limpiar y removerlo todo.

-¿Que estas buscando aparte de a tu gato?- pregunto alzando una ceja al verlo intentar buscar vete a saber que, sin tocar nada por mas que sus sus ordenadores estuvieran atrayendo poderosamente. Hacia tiempo que no cogía un ordenador, aunque aquel  fuese prehistórico casi en comparación al que había poseído en F.O.N.E.R.A, por lo que se acerco a este para verlo mas de cerca- Joder...tienes una antigualla aquí...no había visto uno de estos nunca -murmuro DL con incredulidad y fascinado pasando sus dedos por las teclas , donde se le quedaron pegados a los dedos varios pelos de color negro que miro con curiosidad.

-Hey Enredo, ¿tu gato es negro por un casual?-mientras cambiaba su sentido olfativo por uno mas adecuado, agradeciendo que Enredo hubiese hecho una limpieza al inicio pues hacia mas fácil el poder oler sin ponerse a estornudar sin parar, pero aun asi le fastidiaba el olfato. Mucho tiempo el cuarto cerrado, por lo que termino rindiéndose-Intente seguir su olor pero se confunde entre el polvo y otros que hay por la casa, prueba a localizarlo con esto...esperemos que de verdad sea de tu gato-añadió acercándose a Enredo para mostrárselo.



Última edición por Evanna el 03/01/15, 11:35 pm, editado 2 veces


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

74 Re: La Tierra el 02/01/15, 07:19 pm

Naeryan

avatar
La mención de los coches como algo común le llamó la atención, contribuyendo a dejar atrás el recuerdo del infernal trayecto bajo tierra.
-¿Aquí los tiene todo el mundo?- preguntó con curiosidad, y pudo confirmar sus sospechas cuando volvieron a ascender a nivel de calle. Sin embargo eran muy distintos a los modelos que conocía Shizel, y el idrino se hacía cruces sobre cómo se los costeaba la gente.

El tráfico era frenético allí, de modo que el skrýmir no se arriesgó a sumergirse en las mentes de los transeúntes para no distraerse. No le pasaría nada si había algún accidente -llevaba protecciones- pero sería un alboroto que les convenía evitar. Una persona ilesa tras un atropello siempre conllevaba preguntas.

Esbozó una sonrisita cuando llegaron a la casa de Enredo pero no dijo nada. La mansión desde luego era grande, y bonita a pesar de su descuido, pero dados los ambientes en que se movía no era "ostentosa"; simplemente entraba dentro de lo usual.
Alzó una ceja con alarma ante la mención de un "amigo" al que recoger. El brujo tenía más compasión de la que le convenía, y si quería secuestrar a un terráqueo sin las precauciones adecuadas podían tener un problema. Estaba a punto de interpelarle al respecto cuando la historia de las enredaderas le dejó pensativo.
¿Todos habrían mostrado señales de ser especiales, diferentes en algún momento? ¿Habría mostrado él algún signo, algún síntoma, mientras crecía en Idris ignorante de que Rocavarancolia le estaba esperando a un mundo de distancia?

Vigiló con recelo los alrededores de la mansión por si alguien les estaba observando antes de ascender él también al piso superior. Contaban con él para borrar sus huellas si sucedía algún imprevisto, pero habría agradecido que no dieran por supuesto que eran indetectables.

Estornudó con discreción ante la capa de polvo que cubría el lugar. Le vio revolver bajo la cama y carraspeó.
-¿Buscas algo en concreto, Enredo? Quizá podamos echarte una mano- no se sentía autorizado para mover un dedo en aquella habitación hasta que le dieran permiso. Por esa misma razón su mirada estaba desenfocada, sin mirar los elementos de la habitación con la misma curiosidad y fijeza que lo que había visto en la Tierra hasta ahora, incluso cuando DL comenzó a hablar de ordenadores.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

75 Re: La Tierra el 03/01/15, 07:19 pm

Dal

avatar
-Técnicamente no me secuestraron, yo acepté venir. Créeme, con la vida que yo tenía y con la promesa que me hicieron aceptarías a ojos cerrados. Y solo me he arrepentido de una cosa hasta ahora, que es haber dejado a Sombra aquí - respondí a DL cuando preguntó.- De antigualla nada, cuando me fui era de lo más puntero en tecnología.

-Busco... pelo, o lo que sea para encontrar a Sombra - fijé mis ojos en lo que me enseñaba DL y abrí los ojos desmesuradamente, a punto estuve de saltarle a los brazos pero me contuve y cogí los pelos con la mano temblando.

Cerré los ojos y entoné un hechizo de búsqueda, al abrirlos una línea dorada se había materializado ante mis ojos, éste salía por la ventana hacia los jardines. Recé porque estuviese cerca y bien antes de saltar por el balcón. Las enredaderas me acunaron hasta llegar al suelo y sin parar a ver si mis amigos me seguían salí corriendo en pos de mi gato.

La línea terminaba debajo de un seto así que me agaché y miré debajo. Sombra dormitaba bajo éste, pero el gato no era lo que había sido tiempo atrás. Por lo que pude observar a priori estaba esquelético y en algunas partes le faltaba pelaje como si se hubiese peleado o algo así. Como no quería que se despertase y saliese corriendo lo sumí en un sueño mágico antes de cogerlo en brazos. Estaba peor de lo que yo creía, tenía un par de heridas que aún no se habían curado del todo, incluso se le notaban las costillas a simple vista. Yo le había hecho aquello, lo había abandonado durante dos años y él había sobrevivido como había podido. Se me saltaron las lágrimas pero me las sequé rápidamente, ya no tenía remedio, no podía volver atrás en el tiempo para cambiar mi error. Ahora todo lo que podía hacer era tratar de remediar mi fallo.

El cuerpo de Sombra se rodeó de luz azul mientras yo hacía un hechizo de curación, no podía hacer nada con esquelético que estaba, pero sí que podía hacer desaparecer todas sus heridas. Pronto la luz se apagó revelando al gato esta vez sin heridas, limpio y con el pelo en su sitio, pero se le seguían viendo las costillas.

Lo despertaría en la ciudad y le daría de comer. De vuelta a la habitación lo dejé dentro de su caja, la cual rodeé con hechizos térmicos, protectores y demás.

-Bien, ya lo tengo casi todo. Sólo me quedan un par de cosas - anuncié a mis amigos.- Aún nos queda tiempo después de esto, ¿queréis ver algún sitio de la ciudad? Puedo mostraros el Coliseo o la Capilla Sixtina.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

76 Re: La Tierra el 04/01/15, 12:03 am

Evanna

avatar
No dijo nada en cuanto a su decisión de marcharse cuando fue cosechado, en su caso tampoco fue muy problemático convencerlo y teniendo en cuenta que su cosechador fue Yip, se podía considerar que fue en tiempo récord.

La respuesta a sus dudas fue una reacción muy efusiva de Enredo que le dio un poco de miedo por unos instantes cuando tomo el pelo de gato de sus manos, parecía un poco ansioso y muy nervioso. No tenia idea de cuanto llevaría ese pelo allí pero esperaba que su dueño aun respirase o Enredo iba a llevarse una gran decepción.

Momentos después lo que vio fue a Enredo haciendo un hechizo par a localizar al minino y seguidamente lanzarse por el balcón con la total confianza de que sus enredaderas fueran a  recogerlo.

"Menos mal que no hay ni un alma en la zona...aunque yo me estoy empezando a poner nerviosos con la gente que hay dentro de la casa. No esta teniendo mucho cuidado, que tal vez a el no lo vean ...pero una enredadera moviéndose sola no es muy natural" comento DL a Shiz por el canal telepático, lanzadose un hechizo de niebla mágica para ver donde estaban ubicados la gente que había en la casa. No había nadie cerca de las ventanas que daban a los jardines y no escuchaba tampoco jaleo alguno de que hubiesen notado algo antinatural o Shizel habría dado ya la alarma, por lo que intento no enparanoiarse demasiado. Aun desde el cuarto y con el hechizo de tinieblas pudo ver el momento exacto en el que Enredo rescato a su gato y volvió con ellos.

-Intentemos darnos prisa pues...los humanos de la casa aun no notaron nada, pero a saber cuando le da por subir o por mirar por la ventana y vean a tus enredaderas moviéndose -murmuro DL acercándose al balcón, antes había subido por ellas sin temor porque no sabia que había gente en la casa, ahora sabiendo eso y que la casa no estaba abandonada como pensaba inicialmente, le incomodaba. Aunque la mención a visitar un poco de su ciudad si levanto su animo.

>No pudieron irse inmediatamente pues Enredo aun tuvo que buscar algunas cosas, pero cuando este consiguió obtener todo lo buscado y llevando a su gato metido en la caja con todas las protecciones posibles, salieron de la casa. En esta ocasión DL no uso las enredaderas para bajar sino que decidió ser mas sutil, si lo veían por un casual prefería que creyeran que era un ladrón  a que era un tío raro con habilidades de mover plantas.  Ya afuera de la casa, fue cuando al fin pudo respirar con comodidad.

-Esos sitios que mencionaste ¿habrá que ir de nuevo en esa cosa subterránea o se puede ir volando?- dijo finalmente DL suplicando con la mirada que fuese la segunda opción, prefería volar mil veces a eso. El metro no terminaba de convencerle, eso de estar en espacios bajo tierra cerrados, sin salida y rodeado de humanos, le ponía nervioso y no le apetecía en lo mas mínimo tener algún desliz. Era simple preservación.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

77 Re: La Tierra el 04/01/15, 01:12 am

Naeryan

avatar
Shizel se mantuvo callado, incómodo, ante el acuerdo tanto de DL como de Enredo de que habían renunciado de buen grado a su antigua vida. El asunto permaneció inquieto al fondo de su mente, impidiéndole volver a su tranquilidad anterior. Le recordaba que tenía algo que decir, y que debía hacerlo pronto.

Siguieron al italiano afuera, Shizel de nuevo encargándose de cubrir sus huellas y manteniendo vigilado al servicio de la mansión. Aun si los terrícolas no notaban ningún fenómeno sobrenatural, bien podían acusarles a él y a DL de allanamiento de morada.
"Mierda. Las cámaras", recordó a medio camino. Si las había iba a tener que hacer un barrido por ellas antes de que se marcharan. No pensaba dejar nada al azar.
"Me estoy ocupando de eso", contestó a DL, agradecido por tener un motivo para no cometer una falta de educación mirando la emotividad del reencuentro. "Pero puede que necesite tu ayuda si hay cámaras."

Cuando terminó la operación de rescate se lo preguntó a Enredo, y actuaron en consecuencia. Una vez estuvieron más tranquilos pudo echarle un vistazo con más detenimiento al tal Sombra. Conque aquello era un gato... Obviando el hecho de que estaba hecho una pena, había una elegancia silenciosa en el animal que Shizel supo apreciar. En Idris se valoraban aquel tipo de mascotas.

-¿Cuál es la diferencia?- preguntó completamente en serio cuando Enredo les ofreció las dos opciones.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 10.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.