Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo Ayer a las 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Ayer a las 07:13 pm

» Faro
por Bellota 11/12/17, 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie 11/12/17, 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Cementerio

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 13.]

1 Cementerio el 03/08/11, 10:54 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Situado en una hondonada a la que accede a través de ocho rampas. En el centro se alza majestuoso el panteón real, de planta pentagonal y coronado por una cúpula negra. A su alrededor, en los cuidados jardines, se alzan tumbas y obeliscos, fuentes y estatuas. Y en este paraíso resuenan sin descanso las voces de los muertos.


13 Re: Cementerio el 03/09/11, 12:50 am

Jack


Caín y Vacuum se separan del grupo, yo sigo bajando, atento a las voces que trae el viento...Pero no, no vienen de lejos, ¡vienen del suelo! Cuando paso por una lápida me paro en seco, a escuchar con atención lo que...lo que su...¿dueño? me dice
-¡Deja las armas, chico, no te servirán contra tu destino!
Está claro que habla de la muerte...
-¡Cállate!-le grito
-¡Un respeto, maleducado!-grita uno a mi espalda.
-¡Un respeto vosotros, es un cosechado!
<<¿Que soy qué?>>
El que me defiende sigue gritando
-¡Dejadlo que grite hasta morir agónicamente bajo esas armas que lleva!
Empiezo a temblar y me alejo de ese trío insufrible, pero otro grito me saluda
-Eh, chico, ¿me prestas ese corazoncito tuyo?
-¡Yo te lo cambio por mi casa!
<<Esto es de locos...>> Sigo caminando, sin saber a dónde ir, hasta que escucho una guitarra y sonrío, pero las voces y gritos tapan la melodía.
-Buenos días, noble señor, ¿le sirvo algo para su desayuno?
-¡Locos, todos locos!-grito, luego chasqueo el látigo contra un obelisco y algunos de los muertos lanzan un grito, unos de admiración, otros de terror, y se ponen a discutir sobre cosas que ni entiendo ni quiero entender.
Pero acabo llegando al mausoleo. <<Debe haber alguien importante ahí dentro...>>

14 Re: Cementerio el 03/09/11, 01:42 am

Cain


Cain jugueteaba con el agua de una fuente de la que había bebido varias veces. Ya se había recorrido todo el cementerio, o eso creía él. Había admirado todas las tumbas admirables, y maldito todo lo maldecible por no tener nada con lo que retratar esas maravillas. Fue a buscar un lugar donde sentarse, vio a los chicos a lo lejos, Vacuum tocaba la guitarra, así que se acercó a él para escucharle mejor. Fue en el instante en el que la canción cambiaba cuando oyó una única frase ''No debeis estar aquí!'' Todas las imágenes y recuerdos de antes volvieron a su cabeza y una sensación de incomodida se apoderó de él. Realmente no pintaba nada allí, entre muertos, se sintió totalmente fuera de lugar. Tenía que salir de allí cuanto antes. Llegó hasta Vacuum y le dio un beso de presunta despedida, aunque realmente fue en busca de algo que le reconfortase
-Creo... que me voy a ir ya. Hace frío y ya es de noche, y temo que hayan prendido fuego al burdel- mintió con una extraña sonrisa. Se dispuso a irse, haciendo un gesto con la mano a modo de despedida. y se dirigió a la puerta.

(sigue en el burdel)

15 Re: Cementerio el 03/09/11, 01:52 am

Jack


Los muertos, que parecen más vivos que yo, siguen hablando, gritando e incluso algunos cantan. Harto, tapándome las orejas, me alejo del mausoleo pero uno dice algo tan fuerte que acabo escuchándole
-¡Desecha tus armas hoy, recupéralas cuando la luna hambrienta de sangre esté!
Me paro en seco con la tumba parlante a mi derecha y la miro de refilón, pero otra a mi izquierda le responde
-¡No ayudes al cosechado!
<<¿Que soy un cosechado?>>
-¡Yo no soy una fruta!-les grito y harto de todos, echo a correr hacia arriba.
Cuando llego junto al grupo, les miro nervioso
-Esto es de locos...Y no había nada raro...¿Nos vamos?
Caín se va al burdel <<Yo debería volver ya...Toca correr>> Los demás asienten y al poco llega Vacuum con la guitarra, luego salimos del Cementerio y nos alejamos conforme las voces se van apagando, aunque lo de la luna y que sea un cosechado sigue martilleando en mi cabeza. . .
(Sigue en el Torreón Letargo)

16 Re: Cementerio el 17/10/11, 04:55 pm

Cain



Un par de pies descalzos caminaban en dirección al cementerio. Nada más cruzar la reja, los muertos reconocieron inmediatamente los familiares pasos acolchados.
-¡¡¡Aléjate de aquí pequeño monstruo!!!- aulló una voz tan fuerte que traspasó la losa de piedra que lo cubría.
-Mis entrañas!! No ataques mis entrañas!!- suplicó otra
-Por qué no puede dejarnos en paz? Por qué han tenido que soltarlo?

Aquí y allá se oían sollozos y gritos de los muertos. Lil' miró a su alrededos con ojos vidriosos y fue pisando en la tierra húmeda en busca de tierra lo suficientemente blanda como para empezar a cavar. Elegida su víctima, hundió sus manos frías y azuladas en el suelo y retiró la tierra que protegía el ataúd. Lo abrió sin esfuerzo ni miramientos y entre gritos de horror y amenazas sacó el cadáver y comenzó a devorar su carne pútrida como si fuese la más exquisita de las delicias.
Lil' Zombie volvía a ser libre.

17 Re: Cementerio el 20/10/11, 12:52 am

PeloVerde


Tardamos un buen rato en alcanzar el cementerio, un silencio solemne nos acompaño todo el trayecto, aun que tampoco teníamos mucho de que hablar el uno con el otro.

-Igual no ha sido muy buena idea, si lo enterramos dentro del cementerio se pasará la eternidad gritando con los demás muertos...

En la oscuridad no puedo ver la cara de Crathos, lo que supone un alivio, por irónico que pueda parecer.

-Sí... es verdad.

Esperé un rato a que añadiera algo mas, pero no parecía querer añadir nada.

-Bueno... ¿Que te parece si lo enterramos en el límite del cementerio? Así podrá descansar en paz, sin encantamientos malévolos encadenando su alma.

-Sí, buena idea...

De nuevo esperé a que añadiera algo mas... tendremos que trabajar su elocuencia...
Seguimos andando asta un terreno descampado en el linde del cementerio.

-¿Que te parece este sitio?

-Me parece bien...

¿Oh, en serio?...
-Pues entonces aquí será, levantaré la tierra con un hechizo de levitación.

Al cabo de un rato habíamos construido un modesto lugar de descanso, con una piedra sin inscripción ninguna marcando el lugar.
Me acerco a Crathos y le pongo la mano en el hombro.

-Ahora descansa en paz... nosotros deberíamos irnos, si es que sigues queriendo venir conmigo...

Crathos no apartaba la vista del improvisado nicho.

-Si, iré contigo...

Nos alejamos lentamente de camino a la torre, ya era tarde y el día había resultado, como poco, agotador.

(Continúa en Torre Serpentaria)

18 Re: Cementerio el 18/11/11, 11:24 pm

Cain

avatar

Lil'zombie alzó la cabeza al notar una visita. Venía de lejos pero su nariz de necrófago detectó que venía acompañada de comida. Dejó el cadáver que estaba devorando, ya apenas un montón de huesos roídos, y se aproximó a la entrada a recibir a los recién llegados...


Siloco estuvo todo el camino hablando animadamente a nadie en particular de cosas que no tenían importancia. Parecía incapaz de estarse cayado un minuto, y su sirviente había optado a medio camino por quitarse las orejas disimuladamente. Cuando entraron se oyó un sonido de crujir de huesos y dientes hincándose en carne.
-Lil'!- exclamó Siloco al darse cuenta de la presencia del ghoul. ¿Qué haces? ¡Suelta a gordito, me lo vas a dejar inservible!- le reprendió arrancando al infante de la pierna del cadáver donde se había enganchado, y le obligó a darse la vuelta y alejarse de ellos.- Ve a comer otros bichos muertos- le animó- Espero de verdad que no haya hecho ningún estropicio...
-¿Por qué nos lo mandas viejo loco? ¿Acaso quieres rematarnos a todos?- gritó una voz de ultratumba
-Luces bonitas, luces lindas llenas de colores
-¡Mis dedos! ¿Dónde están mis dedos? Estaba n aquí mismo esta mañana, en mis manos
-Oh, calláos panda de momias mugrientas, cada día sois más pesados- les silenció Siloco, con un extraño deje de cariño en su voz. Condujo Gael hasta una vieja caseta de madera oculta entre las plantas- Este fue mi hogar durante mi criba. Mis compañeros no... bueno, yo no les gustaba mucho, pero los muertos me aceptaron gustosos... me hacían compañía... Siempre me he llevado mejor con los muertos que con los vivos- comentó Siloco mientras desatrancaba la puerta. Dentro del cobertizo había varios ataudes de madera cubiertos pur una neblina verdosa que daba un brillo particular a la estancia. Había cuerpos de todo tipo y de todos los tamaños-¡Bien! Lil' no ha logrado entrar. El año pasado hizo un gran destrozo... - buscó un plumero y se puso a quitarle el polvo a los cadáveres mientras el sirviente desaparecía para buscar un sitio donde colocar el mantel. Fuera ya habían salido las luciérnagas- No seas tímido, ponte cómodo


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

19 Re: Cementerio el 19/11/11, 12:27 am

Tak

avatar
GM
De camino al cementerio Siloco ha estado hablando de un montón de cosas que apenas tenían sentido para mí o parecían demasiado triviales. Abrí los ojos sorprendido cuando vi que el siviente se quitaba las orejas como si nada. Realmente aún tengo mucho que aprender hasta dejar de sorprenderme por cada cosa que pasa. Pero aunque hubiese pasado tiempo, creo que no podría no sorprenderme por lo primero que vi al llegar al cementerio. Una silueta del tamaño de un niño atacó de pronto al cadáver y empezó a masticarlo como si nada. Retrocedí unos pasos asustado, también por poder verle claramente la cara al muchacho, que estaba surcada por una horrenda cicatriz putrefacta. ¿Qué clase de monstruo es él? Apenas puedo averiguar nada del extraño personaje que nos ha salido al paso. Siloco lo echa enseguida y sin demasiadas dificultades. Parece que se conocen.
Cuando el susto pasa, las voces de los muertos llegan a mí con más claridad, había estado ignorándolas hasta entonces. Cuesta acostumbrarse a escuchar a los muertos hablando, seguramente con la misma voz que en vida... y tal vez siendo en parte ellos mismos. No me gustaría comprobarlo enterrando aquí a un conocido, de todas formas. Siloco los manda callar, pero sospecho que es bastante complicado lograr que dejen de hablar todos a la vez. Mientras, llegamos a una cabaña de madera que al principio, entre que estaba cubierta de plantas y por la oscuridad, no había visto. Cuando me explica que tuvo que vivir allí solo durante la criba me sentí triste e indignado. ¿Por qué? ¿Es que no tenían corazón? Me imaginé a mí mismo viviendo solo, sin los demás, y sentí un escalofrío. No hubiera durado ni dos días.
-Eso... eso fue muy cruel -logro comentar en voz baja. No sé qué decir, pero es lo que pienso.
Cuando entramos en la cabaña lo que hay en el interior me sorprende. La estancia tiene un brillo verdoso que viene de una niebla que cubre los ataúdes que hay allí guardados. Porque hay ataúdes, y muchos. Contienen toda clase de cuerpos, y la vista se me va de unos a otros analizándolos, mientras Siloco comenta algo de un destrozo hace un tiempo. La niebla me tiene intrigado, y los cadáveres también. Me cruzo de piernas y levito cerca del suelo para estar más cómodo.
-Esto... ¿es un hechizo para mantenerlos conservados, o algo así? -pregunto con curiosidad-. Tengo tres cuerpos que me han regalado y solo se me ha ocurrido congelarlos, de momento... Y uno ni siquiera lo puedo usar, está hecho a pedazos.

20 Re: Cementerio el 20/11/11, 11:19 pm

Cain

avatar

-Cruel... sí...- comenta Siloco distraído quitando un mechón del cuerpo de un muchacho pecoso... uno de sus antiguos compañeros cuyo cuerpo había sobrevivido a los asaltos de Lil' y a su propia venganza. Gael le hace una pregunta y eso lo saca de su ensimismamiento- Oh, sí, es un hechizo algo complejo pero muy útil, tal vez tú deberías empezar por algunos no tan duraderos, pero más sencillos... Veamos...- en una de las paredes de la caseta había un estante con libros raídos y polvorientos, muchos de los cuales había usado en su criba. Cogió uno no demasiado grueso, pues no había muchos hechizos de conservación de cadáveres. Le quitó el polvo con el plumero y se lo entregó a Gael.- Ten, empápatelo a fondo y si necesitas ingredientes te los puedo dejar... Y puedes llevarte algún cadáver de aquí...hmmm... ¿por qué no pruebas este? -Era un chico, aproximadamente de la edad de Gael e increíblemente guapo, a excepción de varias costuras en su piel. Siloco había estado vigilándole durante toda su criba hasta que un desafortunado accidente lo había lanzado por los acantilados, de los cuales había recuperado el cadáver. Le encantaba ese chico.-Porfaaaaaaa- pidió en tono infantil


Fuera Nihil ya había llegado, observando la caseta desde fuera con suspicacia. El cadáver hizo amnago de ir a avisar a su amo pero Nihil le detuvo
-Déjale que juegue, el pobrecito se me aburre tanto...
Nihil había agradecido la llamada de Siloco, pues no tenía demasiadas ganas de presenciar como Donnah castgaba al niño verde con su particular y maternal crueldad. Además hacía tiempo que no quedaba con su maestro, y tenía especial curiosidad de ver a ese niño incandescente del que le había hablado...


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

21 Re: Cementerio el 21/11/11, 12:53 am

Tak

avatar
GM
Escucho atentamente lo que comenta Siloco sobre los libros de Nigromancia y cómo conservar los cadáveres. Los suyos parecen estar en buen estado, mientras que los mios acabarán bastante mal si los congelo y descongelo continuamente. Me entrega un libro de los suyos tras sacarle el polvo y lo cojo con cuidado por el lomo, temiendo que empiece a arder. Asiento mientras dice que puedo pedirle ingredientes. Seguramente no sean fáciles de encontrar, no se me ocurre dónde conseguir cosas aquí si no es recogiéndolas. Aunque seguramente sí haya algún lugar donde comprar cosas, pero no tengo con qué pagar.
-¿Llevarme un cadáver? -pregunto cuando de pronto comenta que podía hacerlo-. ¿De veras?
Cuando miro en el interior del ataúd me encuentro con un chico joven, más o menos de mi edad. Y entonces siento algo retorcerse dentro de mí. ¿Qué estoy haciendo? Es una persona, bueno, lo fue. Es cierto, ya solo es un recipiente vacío, pero eso no quita que al mirarlo sigue pareciendo vivo. Me estremezco mientras lo miro, pero Siloco insiste, y yo necesito un cuerpo... Aunque solo sea un niño.
-¿Es suficientemente fuerte? ¿O... o podría hacerlo más fuerte con partes de otros cadáveres... o algo así? -pregunto, asombrándome a mí mismo según lo pronuncio. No sé cómo se me puede ocurrir siquiera la idea de mancillar así el cadáver de una persona. Aunque ya no lo sea. Solo es carne. Sí, debo pensar que solo es carne, como los animales que ya he usado... una vez muertos, ya no son lo que fueron.

22 Re: Cementerio el 21/11/11, 01:09 am

Cain

avatar
Siloco frunció el ceño e hizo un puchero, decepcionado por no poder ver a ese delicioso niño andar de nuevo con sus propios pies y sin que él mismo estuviese manejando los hilos... Se cruzó de brazos y se apoyó en el marco de la puerta aun enfurruñado.
-Podrías, pero para eso tendrías que dominar el manejo de varios cuerpos a la vez... Tu técnica de posesión hace que tu esencia rellene el cadáver elegido permitiéndote manejarlo, pero en cuanto pasa a otro cadáver, los límites de la ''vasija'' impiden a tu esencia ir mas allá... Por eso tienes que aprender a manejar muchos cuerpos a la vez, tanto grandes como pequeños, y segun tu sincronía vaya mejorando te resultará más facil crear tus propias armaduras de carne...- era raro que alguien como Siloco soltase semejante perorata y con tanto acierto... Todo el mundo tiene sus momentos de lucidez de vez en cuando, claroq ue a Siloco toda esa charla había acabado por aburrirle, y el incumplimiento de su capricho le habçia hecho perder el interés en el entrenamiento, desviándolo hacia...-¡¡Nihil!!

La súcubo llevaba un rato esperando, bebiendo algo de una petaca y cómodamente sentada en el mantel mientras el sirviente masajeaba sus oscuros pies.
-Ya temía que estuvieseis haciendo algo impropio ahçi dentro- le faltço el ''y que no me hubieseis invitado'' pero le había prometido a Siloco no asustar al chico- ¿Y bien? ¿Este es el famoso Gael?- se levantó y se acercó al chico inclinándose ligeramente para ponerse a su altura. De improvisto le agarró de las mejillas y tiró de ellas- ¡Pero si es adorable! Me lo comería entero...- ese último comentario fue acompañado por una lengua recorriendo sus labios, relamiéndose...
-Gael, esta es Nihil, fue mi aprendiz, y me ayudó mucho tras mi primera muerte...


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

23 Re: Cementerio el 21/11/11, 02:29 pm

Tak

avatar
GM
Seguí mirando al niño, agarrotado, con el pensamiento nublado por las dudas. Siloco parece defraudado de pronto, y mi ensimismamiento se va de pronto al verlo tan serio. Su explicación es muy interesante, pero hay algo diferente en ella... demasiado... ¿normal? En una pausa aprovecho para empezar una pregunta.
-Pero tal y como está ¿ya se puede poseer? -pregunto mientras abro el libro saltando de una página a otra, como si fuese a encontrar la información sobre el hechizo de pronto. No sabía si había que deshacer algo primero o...
Mi pregunta se quedó a medias cuando escucho a Siloco exclamar un nombre. Miré en todas direcciones y allí estaba la que supongo que era su aprendiz. Estaba sentada tranquilamente mientras el sirviente le daba un masaje en los pies. Me la quedé mirando fijamente hasta que aparté la mirada, avergonzado por observarla de ese modo. Aún no había visto un ser parecido por aquí, ¿qué clase de transformación sería? Tenía la piel blanca, pero no por todas partes, sino que también había partes negras... y rabo, y cuernos... Cuando me quise dar cuenta la tenía justo delante, y algo que no había visto antes hizo que abriera los ojos de par en par. El blanco de sus ojos era completamente negro, como la noche que nos rodeaba. Y las pupilas eran de color naranja, que tampoco había visto nunca antes. De pronto me pellizca las mejillas y doy a la vez un respingo. Cuando acompaña el comentario de que me comería relamiéndose el corazón se me acelera, aun a sabiendas de que bromea... ¿porque bromea, verdad?
Siloco entonces me la presenta formalmente, y cuando iba a hacer una inclinación de cabeza me quedo congelado en el sitio. ¿Primera muerte?
-¿Qué? -se me escapa, volviéndome hacia él-. Yo, eh... encantado. -Digo mirando a Nihil de nuevo para no ser descortés, pero sin poder evitarlo mirar a Siloco una vez más, interrogante-. ¿Cómo es... cómo es eso?
La confusión y perplejidad creo que se nota en mi cara más de lo que debería. Debo de parecer tonto. Igual es una broma entre ellos o algo así.

24 Re: Cementerio el 21/11/11, 04:04 pm

Cain

avatar
La sonrisa de Nihil se ensanchó al ver el comportamiento de Gael. Parecía tan desorientado y confuso... adoraba los niños asustados. Siloco la vigilaba de reojo... conocía de sobra la debilidad de su aprendiz por los niños, en especial por los niños de fuego o que tenían alguna relación con lo macabro... pero no iba a permitir que se llevase a su nuevo aprendiz por un capricho << Seguro que me lo deja inservible...>> bufó mentalmente. Mientras Nihil se deleitaba con las miradas perplejas de Gael, Siloco escuchó su pregunta.
-Fue una soberana chorrada, y prometo no volverlo a hacer... Pero fui asesinado poco antes de la guerra que acabó con la ciudad... -explicó Siloco con algo parecido a una sonrisa avergonzada
-¡Es que se te caen los huevos! Sabías perfectamente que era un espía y aun así...-le reprendió Nihil
-Sí, bueno- suspiró- Los hombres te hacen cometer locuras...
-El pavo que tienes te hace cometer locuras- bufó Nihil cruzándose de brazos y se marchó en dirección al mantel, donde ya estaba servida la comida. Se sentó reclinándose contra el tronco de un arbol y cogió uno de los bocadillos para empezar a comer. Los bocados más parecían dentelladas de tiburón, y en unos segundos ya había acabado con el primer bocadillo.
-¡No te los acabes, glotona!- se quejó Siloco y antes de acompañarla en el mantel se agachó para susurrarle a Gael- Jamás te enamores, es lo peor que puedes hacer en tu vida- Ahora vamos a comer


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

25 Re: Cementerio el 21/11/11, 04:44 pm

Tak

avatar
GM
Sintiendo todavía el nerviosismo a flor de piel trato de relajarme. Siloco afirma haber muerto de verdad. Entonces sí... la resurrección existe, claro, eso mismo es la nigromancia, solo que me parecía demasiado fantástico, cuentos en la tierra. El libro que he leído apenas es una introducción, algo como eso está y estará completamente fuera de mi alcance. Seguro. Mientras ellos intercambian palabras estoy pensativo y perplejo a la vez. Miro alternativamente a uno y a otro como si aquello fuese un partido de tenis donde se arrojes pelotas en forma de acusaciones y excusas, pero parecen no tomárselo demasiado en serio. No entiendo muy bien de lo que hablan, que si tuvo un problema con un espía y algo de un pavo. En una de esas Nihil se levanta y se hace con un bocadillo, que desaparece en un visto y no visto. Parpadeo asombrado al ver a qué velocidad se deshace de él. Su forma de comer llega incluso a asustarme. Y aun así algo dentro de mí sencillamente espera que haya comida suficiente para todos, una parte a la que la forma de ser de los prodigios de la luna, lejos de asustarle, le divierte.
Siloco se queja de su velocidad al comer y suelto una pequeña risita al oírlo. Pero de pronto escucho la voz de Siloco en el oído y la risa se me congela en la garganta. Lo miro interrogativo, pero el ya se ha ido hacia el mantel. Entonces muchas cosas que han dicho antes empiezan a cobrar sentido, aunque siga sin saber muy bien cómo murió. Bueno, eso ahora son cosas del pasado, no necesito saber detalles de la vida privada de nadie. Sin embargo, por algún motivo, vi a Siloco más humano que nunca en ese momento. Excentricidades con cadáveres aparte, me parece alguien en quien se puede confiar. Y además no puedo evitar el darle la razón.
Me acerco al mantel y levito a escasos centímetros del suelo cruzándome de piernas y alargo la mano hacia un bocadillo, dándole un bocado con ganas. Hacía rato que me moría de hambre. Había sido un día muy largo y completo, con ejercicio incluido. Me como la mitad del bocadillo en silencio, sin atreverme mucho a abrir la boca. Cuando me siento un poco más confiado miro a Nihil y trago el bocado que todavía estaba masticando.
-¿E... Um... En qué te convirtió a ti la Luna Roja? -pregunto con cautela mientras desvío un poco la mirada.

26 Re: Cementerio el 21/11/11, 05:16 pm

Cain

avatar
Nihil le enseña los dientes a Siloco cuando este le da un manotazo al ir por el cuarto bocadillo pero desvía su atención hacia Gael. Tras escuchar su pregunta ladea la cabeza.
-Súcubo de las pesadillas... -respondió tras una larga pausa- Fabricante de horrores y viajera de mundos. Es una transformación rara de cojones, pero no me quejo- sonrió, alzó un brazo y una cuchilla emergió de su oscura piel- Y tiene algunos trucos útiles... - guardó la cuchilla y se llevó la mano al escote de forma distraída, pasando los dedos por las costuras de su herida- Tú eras un fuego fatuo, ¿verdad? Siloco me lo contó... Es una transformación curiosa, es la primera vez que veo a alguien como tú- inspeccionó mejor al chico con ojos golosos cargados de curiosidad. Nihil adoraba las cosas extrañas y únicas, era una coleccionista, pero sabía que el chico ahora era propiedad de Siloco... << Una lástima...>>
Siloco había encontrado un pájaro muerto y en apenas unos minutos le había dado la estabilidad necesaria para poder moverlo con soltura. El pájaro picoteaba migas de pan como si estuviese vivo todavía, y caminaba a saltitos por el mantel. Tenía las alas rotas, así que por el momento no podía hacerle volar.
-Ah!- exclamó de pronto recordando algo- Le dije al chico que podrías darle uno de esos espejos tuyos para poder comunicarse.
-¿Para eso me llamaste?- dijo Nihil con un puchero. Deshizo los nudos y abrió las costuras de la herida de su pecho, luego metió la mano entera sin miramientos y rebuscó en su interior. Sacó un espejo redondo que cabóa en la palma de su mano, lo limpió de la viscosa sustancia negra que brotaba de la herida mientras esta se cerraba y se lo entregó a Gael después de hacerle algunos ajustes- he metido la dirección de Siloco y la mía, estos son los símbolos que tienes que hacer para llamar.- le hizo una demostración de ambos y le dió uno toque en la frente al chico para asegurarse de que los iba a recordar.

En el aire, muchos metros sobre el cementerio, un único ojo flotaba vigilando la zona. Algo llamó su atención y le hizo fijar su mirada en el barrio derruido. Nihil sonrió imperceptiblemente.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

27 Re: Cementerio el 21/11/11, 06:07 pm

Tak

avatar
GM
La explicación de Nihil me llama mucho la atención. Súcubo de las pesadillas... sí que suena exótico, y más con la descripción que dá. De pronto enseña cómo de su mano puede surgir una cuchilla, que luego pudo guardar sin complicaciones.
-Wow -murmuro asombrado. De pronto ella se lleva las manos a una costura que tiene entre los pechos y en la que de lejos no me había fijado demasiado. Lo tomé como las costuras que veía en los cadáveres, pero ahora me doy cuenta de que no tiene nada que ver. Al darme cuenta de que estaba mirando muy fijamente aparto la mirada y asiento cuando me pregunta si soy un fuego fatuo. Al desviar la atención me encuentro un pájaro santando por el mantel, con las alas en una postura extraña. Creo que se lo había visto antes a Siloco. Me asombra la facilidad que tiene para lograr que la carne se mueva igual que en vida. Es difícil saber si está vivo o muerto, o lo sería de no ser por las alas torcidas.
Cuando Siloco comenta que podrían darme un espejo los miro alternativamente, sorprendido de que fueran a condecerme algo tan valioso. Y Nihil sin más se mete la mano en la herida cosida del pecho tras quitar el hilo. Al principio se me abre la boca, pero aunque la cierro por educación mis ojos siguen abiertos de par en par. De la herida abierta manaba una sustancia negra y espesa, y ella parecía hurgar sin inmutarse. Su transformación esconde todavía mucho con qué sorprenderme. ¿Se podrá guardar cualquier cosa en el pecho? Me guardo la pregunta por educación y recibo el espejito que se saca del cuerpo una vez limpio. Me explica cómo se llama y asiento.
-Solo son dos, no los voy a olvidar -digo después de que me de un toque en la frente-. Lo meteré en un bolsillo o... será mejor que lo proteja para que no se rompa -comento pensando en hacerle alguna funda o buscar un hechizo de protección, o ambas cosas al mismo tiempo-. Muchas gracias -añado finalmente tratando de dirigirme a ambos y sin saber qué más decir. Sin duda sería útil el invento.
De pronto algo me cruza la mente con la velocidad de un rayo. ¿Y por qué hacen todo esto por mí? Aquí, en Rocavarancolia. ¿Dónde están el truco o el pago? Paso los dedos con delicadeza por el borde del espejo y empiezo a hablar con cautela.
-Pero todos estos favores... ¿qué puede hacer alguien como yo para pagarlos?

28 Re: Cementerio el 21/11/11, 06:28 pm

Cain

avatar
Siloco y Nihil se miraron y sonrieron. No era un chico tan ingenuo como habían pensado en el primer momento y esa ligera desconfianza había eliminado todas las dudas acerca del chico. Iba a ser un buen aprendiz...
-En este momento no tienes que darnos nada... -empezó Nihil, pero Siloco fue el que continuó
-Tan solo eres un aprendiz, un diamante en bruto, un pastelito sin hornear... No hay nada que tengas que pueda sernos de ayuda... por ahora. Llegará el momento en que serás grande, muy grande, tengo esa sensación... y entonces será el momento de devolvernos todos los favores...
-Tú haz caso a Siloco. No se puede decir que sea un tío muy serio pero sabe lo que hace... creo...- Nihil se echó a reír- Créeme, yo muchas veces me pregunté qué demonios estaba haciendo siguiendo a este tío, pero no ma ha ido tan mal.. ¿no crees?

-Progresos, quiero ver tus progresos... hmmm...- Siloco se puso en pie y señaló la caseta-Por lo pronto elige a uno de esos cadáveres de una maldita vez. El hacizo está puesto en el ataud así que te lo tendrás que llevar también para conservarlo. Vamos, ¿a qué esperas?- le apremió
Cuando el chico se hubo alejado Nihil se acercó a Siloco para susurrarle al oído
-¿Podría acompañarle a casa? Tengo una cosita que hacer...
-Mientras no tenga nada que ver con él, me da igual lo que hagas- le advirtió Siloco en un tono peligrosamente dulce
-Tranquilo, te prometo que el chico seguirá tan virgen como ahora cuando haya terminado allí...



Última edición por Cain el 21/11/11, 08:41 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

29 Re: Cementerio el 21/11/11, 08:36 pm

Tak

avatar
GM
Al ver como se miran con complicidad algo parece romperse en mi interior, no sé si es por miedo o simplemente por saber que es posible que esté metido en un lío, pero cuando atiendo a lo que dicen tengo que hacerlo esforzándome por mantener una fachada seria pero firme. No quiero que sepan que tengo miedo. No puedo tener miedo. Pero sí cuidado, me andaré con pies de plomo en todo lo que haga. Llegará el momento de pagar los favores, y habrá que ver qué es lo que me piden. Miro a Nihil de hito en hito cuando comenta que no le ha ido tan mal. Ella ya fue su aprendiz antes, y parecen llevarse bien, y le hace favorescomo el de hoy. Tal vez esté temiendo por nada. No conozco apenas de nada a estas personas.
Pronto Siloco empieza a meterme prisa para que coja uno de los cadáveres que hay en la caseta. Titubeo lleno de dudas pero salgo hacia allí tal y como me dijo y sin rechistar.
Ya dentro miro todos y cada uno de los ataúdes, preguntándome qué ejemplar será menos valioso para él. No me dio ninguna indicación, solo antes, cuando me dijo que cogiera al niño. Y no era el ejemplar más útil, pero precisamente por eso creo que es la mejor opción. No me atrevo a coger otra cosa, en realidad. Y ahora mismo, por tener no tengo ni ganas de llevarme este. A desgana empujo el ataúd preguntándome cuánto pesará. Por suerte parece menos de lo que esperaba, se nota que el que va en el interior todavía era joven cuando murió. Llevo la mano a mi amuletos preguntándome si estarán cargados después de los entrenamientos de hoy, y acto seguido hago el hechizo de levitación para hacer que el ataúd se eleve del suelo. Me cuesta más que de costumbre, pero cuando lo consigo pongo el libro sobre el ataúd y me aseguro de que el espejo sigue a buen recaudo en el bolsillo. Salgo afuera lentamente y veo a Siloco a Nihil uno al lado del otro. Me acerco con inseguridad, con el ataúd flotando a mi espalda y temiendo haberme equivocado al elegir.
-¿E... Está bien así? -pregunto en un tono de voz más bajo de lo que pretendía-. Procuraré cuidarlo como si fuese mi propio cuerpo.
Volví la mirada fugazmente para ver el rostro del chico. Sí que podría haber sido cualquiera de nosotros el que acabara en esa situación. Pude imaginar al niño comiendo con sus compañeros en la cocina del torreón. Seguro que fue un chico vital, al verlo todavía se apreciaba perfectamente que había sido muy agraciado en vida. Pero no debo pensar en él como el chico que fue. No podría evitar ver en él a Ulises, Tesla o Dean... Será mejor que lo vea como una cosa, pero la trataré con el respeto que merece, al menos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 13.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.