Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» OTPs
por Giniroryu Hoy a las 12:54 am

» Casa de los Dulces
por Tak Ayer a las 07:03 pm

» Libo
por Nihil Ayer a las 02:11 am

» La Tierra
por Nihil Ayer a las 01:46 am

» Tatuador a tiempo parcial
por Nihil Ayer a las 12:29 am

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38953 mensajes en 737 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noroeste » Cementerio

Cementerio

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 13 de 15.]

1 Cementerio el 03/08/11, 10:54 am

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Situado en una hondonada a la que accede a través de ocho rampas. En el centro se alza majestuoso el panteón real, de planta pentagonal y coronado por una cúpula negra. A su alrededor, en los cuidados jardines, se alzan tumbas y obeliscos, fuentes y estatuas. Y en este paraíso resuenan sin descanso las voces de los muertos.


145 Re: Cementerio el 24/08/17, 10:19 pm

Dal


Al principio Eriel no reaccionó, estaba en shock al escuchar las voces de los muertos pese a que se estaba quedando con todo. No entendía cómo aún la ciudad podía sorprenderlo, tanto para bien como para mal. Que los muertos hablasen era grotesco y aun asi... no podía evitar maravillarse por ello.

-Esperad, esperad - les pidió.- ¿A qué os referís con que uno es de fiar? Todos somos de fiar - dijo ligeramente enfadado.- ¿Y qué decís de mi hermano? Él no va a acabar aquí, ninguno de nosotros va a terminar aquí. No tendréis más compañía.

Se dirigió luego al resto.

-Por favor vámonos, este lugar me está poniendo los pelos de punta - les conminó.

146 Re: Cementerio el 25/08/17, 04:48 am

Reifon


Un trayecto tenso y tranquilo, como era la norma. Por fin llegaron a una rampa, y bajándola el cambio brusco de ambiente impactó al nublino, era como el jardín... No. Aquello se encontraba incluso en mejores condiciones, como si lo que hubiera pasado no pudo llegar hasta allí. Las voces le hicieron aferrarse a la empuñadura, pero al bajar del todo, no había nadie hablando, tan solo aquel escenario lleno de ecos, que parecieron darles la bienvenida.

Y menuda bienvenida, aquel bombardeo de información le pillo aún más de imprevisto que las condiciones del lugar. Las voces parecían venir de debajo de las lápidas pero estaba ocupado atendiendo a lo que les decían. Eran los dones, de eso estaba seguro. ¿Pero y los cuatro muertos? ¿Hasta qué punto se podían fiar de aquellos supuestos cadáveres?

Entonces Rad y Tayron saltaron como muelles, nerviosos y asustados. "En fin." Pensó con exasperación, ya estaban dando la nota. Pero sus preguntas dieron frutos, los mismos muertos confirmaron que aunque lo sabían todo no lo sabían con certeza, entonces se imaginó lo que debía ser estar ahí, consciente para toda la eternidad recibiendo información de presente, futuro e incluso puede que pasado. Le sorprendía que pudieran agrupar más de dos palabras con sentido.

-En realidad... -Le decía a su hermano. -Si nos morimos esto es el cementerio, así que aquí es donde deberíamos caer si... -Miró a su hermano a los ojos. -Hazme un favor y quema mi cuerpo, no sé si esto se aplica a cualquiera que sea enterrado pero no quiero pasarme la eternidad siendo consciente. Y bueno, ya que estamos aquí deberíamos ver si encontramos algo, están hablando de los dones que nos dará la Luna y ya solo por eso es interesante.

147 Re: Cementerio el 25/08/17, 11:43 am

Naeryan


La expresión del carabés se llenó de alarma al advertir que las voces comentaban su llegada: no podían ser una grabación. Detuvo su avance en ese mismo momento, dirigiendo miradas colmadas de inquietud en torno a sí para localizar el origen del sonido y el pulso acelerado en silencio. Constató con estupor que venían del suelo al mismo tiempo que Rad ponia en palabras la única y monstruosa conclusión posible.

Un miedo salvaje le atenazó el pecho. "¿Estáis viendo la misma puta aberración que yo?", eran las palabras que querían salir de su boca pero que se habían quedado atoradas en su garganta mientras Tay y Rad entablaban un intento de diálogo con los muertos. Cientos de personas cuyos cadáveres habían sido profanados, que habían vuelto a levantarse como muñecos de mente rota y a los que, para retorcer más el cuchillo, habían forzado a quedarse atrapados bajo tierra para toda la eternidad, pudriéndose aún conscientes. Sox era incapaz de imaginar un destino más terrible.

Se cruzaba de brazos para mantener la postura firme, conteniendo un estremecimiento comprendido a la vez de repulsa, temor e ira. Aquel lugar estaba enfermo, empequeñecía cualquier otra cosa que hubieran visto hasta entonces. Merecía arder hasta los cimientos. ¿Quién había sido capaz de llevarlo a la realidad?

Las voces seguían hablando, profiriendo tonterías. Sox sentía la tentación de patear una lápida y decirles que se callaran, pero se mantenía tieso como un palo allá donde se había detenido. ¿A qué profundidad estarían enterrados bajo sus pies? ¿Podrían acaso tropezar con una mano a medio desenterrar o un rostro pútrido asomado a algún hueco en la tierra, si avanzasen los suficientes pasos?

—Las cosas muertas deberían quedarse muertas —espetó con voz áspera en dirección al suelo, a medias una declaración de principios y a medias como una increpación a los difuntos y su aberrante existencia.

Ni siquiera registró lo morboso de la conversación entre los dos hermanos, una parte distante de él de acuerdo con Barael en que la incineración era la única forma civilizada posible (precisamente para evitar violaciones a la naturaleza como aquélla que estaban presenciando), pero regresó a la realidad en cuanto el mayor de los nublinos sugirió adentrarse.
—¡¿Estás loco?! —por fin su cerebro conectó con su garganta como era debido, cargada de indignación en realidad no dirigida a Barael, sino al mismo concepto de aquel lugar—. Ya los estás oyendo, esta gente lleva encerrada bajo tierra enloqueciendo vete a saber cuánto tiempo, ¿de verdad te crees que van a contarte algo que tenga sentido? —negó con la cabeza con violencia—. Este sitio es peor que la torre podrida, es una puta abominación. Vámonos de aquí.



Última edición por Naeryan el 26/08/17, 02:23 pm, editado 1 vez

148 Re: Cementerio el 25/08/17, 12:26 pm

Zarket


GM
El diálogo de los muertos le puso todavía más los pelos de punta. Sus cambios, la mano de Barael, el anillo... Escuchó con atención las respuestas de los muertos tanto a él como al humano, y lo que decían no dejaba de revolverle el estómago. La mención a las horas lo volvió a enmudecer al darse cuenta de que ellos, como él, eran capaces de saberlas, y justamente con la misma precisión y fiabilidad que él mismo. «O quizás las saben justo porque las sabes tú» pensó, incómodo. Aquella tampoco era una posibilidad agradable.

Estuvo a punto de asentir furiosamente tras Sox, pero las palabras de Barael se le habían clavado. El tipo E miró dubitativo entre ambos, desgarrado por muchos sentimientos contradictorios. Por una parte estar de acuerdo con el nublino en que debían descubrir información le desagradaba. Por otra parte con Sox tenía, probablemente, idénticos sentimientos con respecto a aquel lugar... Pero Rad sabía algo que el tipo A no. Y también sabía que al menos una cosa de las dichas por los muertos tenía sentido, aunque Sox no lo supiera.

Quiso disculparse con Sox cuando volvió a hablar, pero no fue capaz de hacerlo. En su tono, sin embargo, se traspasaba a la perfección lo que consideraba que estaba haciendo: una tarea sumamente desagradable y asquerosa que, sin embargo, debía ser hecha por alguien.

¿Es verdad lo que dice Barael, el nublino manco? —le había mencionado con aquellos epítetos para asegurarse, inseguro de si aquellos desdichados cadáveres podían verles o no, y por tanto incapaz de saber si servía de algo señalar—. ¿De verdad sabéis en qué nos convertiremos cuando salga la Luna Roja? Si es así, ¿qué nos espera en ese momento? ¿En qué nos convertiremos? —antes de hacer una pregunta dirigió una mirada de disculpa a sus compañeros, en especial a Tay. Disculpas por haber estado demasiado tiempo en silencio y que se enteraran así, y también disculpas por confesar allí en medio lo de la noche anterior—. ¿Y por qué me está pasando lo que le conté anoche a Tayron?

Se sentía asqueado, repugnado y asustado de aquel lugar, cierto, pero el tipo E temblaba mucho más al pensar en lo que llevaba meses pasándole y en los posibles significados que tenía.

149 Re: Cementerio el 25/08/17, 02:23 pm

Alicia


Siete se tensó en lo que escuchó de lejos el murmullo de las voces. Su paso se realentizó de forma casi imperceptible. Los pies pisaban con más peso los adoquines, mientras avanzaban hacia el origen. Había estado prestando atención al suelo desde que salieron, pero la curiosidad - y el miedo- le hicieron alzar la mirada.

Al principio se olvidó de la precaución inicial, fascinado con volver a ver jardines y fuentes. Distinguía el sonido del agua corriendo sobre la piedra, y el verde extendiendose de forma cuidada. "Mantienen este lugar. Alguien cuida del jardín". Luego se vio obligado a prestar atención, dandose cuenta de donde venían las voces. Siete trastabilló hacia atrás, no porque le hablaran cadaveres, si no porque la idea de un subsuelo le daba vértigo. Escuchó en silencio los intercambios con sus compañeros, estremecido. Tenía la mano apretada sobre el pecho.

Giró la cabeza con cierta brusquedad cuando Rad afirmó que los muertos sabían algo que habían hablado esa noche. Nada de lo que habían dicho parecía tener mucho sentido, salvo mencionar que Barael tenía una mano menos. La cantidad de pronosticos de que alguien se les uniría pronto lo hizo cruzarse de brazos.

Había empezado a girar los pies para obedecer a Eriel y a Sox y alejarse del lugar, cuando la pregunta de Rad llamó su atención. Alzó la mirada, con curiosidad, quieto.

150 Re: Cementerio el 25/08/17, 03:33 pm

Aes

Aes
Tayron se tomó un momento en entender que tal y como temía las voces provenían de los muertos como un juego macabro. Se extrañó cuando algún compañero se dirigía directamente a las tumbas para hablar pero era lo más lógico teniendo en cuenta la situación. Esperaba con todas sus fuerzas que aquella muerte tan extraña no fuera la norma en Rocavarancolia. Que solo se atribuyera a esas tumbas y que la pequeña Nad no perteneciera a esas voces, que los sinhadres no pertenecieran a esas voces.

Los muertos solo añadían confusión con sus frases a medias tintas y presentaban una ciudad mucho más oscura de lo que creía. El belga se dio cuenta entonces de que ya no solo no respetaban a los vivos. Ahora tampoco a los muertos. Tantas historias y lamentos sepultados bajo la tierra encantada... . Recordó el fragmento que leyeron sobre Harex y Hurza y cuánta gente pereció a sus manos. ¿Se atañían algunos de ellos a las masacres que habían quedado impresas en los tomos?.
Todas los rumores juntos destilaban locura. Pero Tay estaba seguro de que cada frase tenía sentido para el que la decía.

Ignoró la retorcida conversación que mantenían los nublinos, pero aunque le fastidiara estaba de acuerdo con Barael. No podían marcharse sin más, a pesar de que era lo que más deseaba.
-Espera, por favor- le rogó a Sox, lanzando una mirada cargada de intención para que entendiera que había algo que escapaba a su conocimiento. Era lo que el carabés acababa de negar lo que más importancia tenía. Precisamente debían quedarse porque puede que contaran cosas que sí tuvieran sentido. Miró a Rad. Y tanto.

Negó con la cabeza ante el carabés visiblemente confuso tras formular sus preguntas. Acababa de hacerlo real. No le culpaba por ello pero tampoco tenía por qué gustarle.
Con la mención a su nombre se encogió en el sitio e intentó deshacerse de la mirada de Charlie y Dafne. De nuevo... ¿Quería conocer la respuesta? ¿Qué les estaba pasando?. Claro que no. Pero aquel momento pertenecía a esos en los que era mejor seguir el instinto. Y el instinto le decía que si los muertos hablaban con transparencia de una vez... estarían más cerca de averiguar qué coño hacían allí.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

151 Re: Cementerio el 25/08/17, 03:52 pm

Yber

Yber
GM
—Claro que esperamos —responden a Eriel—. Tenemos todo el tiempo del mundo.
—Cuando el mundo se acabe, nuestras voces seguirán aquí.
—Tu hermano no puede decir lo mismo de su mano. Ni de su abuelo.

Ríen todos salvo uno, que llora desconsolado.
—Os acompaño en el sentimiento, niños.
—No os fieis de nadie, salvo de él y de él y de él.
—¡Zancoscortos! No es él, es ella.
—¡No me insultes, grulla negra!
—No me hagas repetirlo, soy un ibis rojo.

Algunos oyen los comentarios que no van dirigidos a ellos y se sienten en potestad de intervenir.
Así, responden a Barael.
—¡Sí, quemadle! Y aspirad el humo.
—Qué sensación tan intensa y tan profunda.
—Y tan macabra. Mejor tiradlo al río.
—¿Y si lo entierran? ¡Que lo traigan con nosotros!
—Los peces no se merecen tal manjar.

Y así, responden a Sox.
—Qué irrespetuoso, niño.
—Los vivos sí que deberíais quedaros muertos.
—Somos vuestro futuro. Vuestros mayores.
—Yo morí con nueve años.
—Pero ya lleva aquí ciento treinta y tres.
—Yo sí, estoy loca. ¡Loca de remate! ¿Eres tú, dama Espanto? ¿Cariño? ¿Me recuerdas?

Finalmente, se unen a la petición de Tayron.
—Sí, sí, espera con nosotros.
—Sentaos por aquí, hay espacio para todos.
—La muerte es un lugar muy grande, seguro que algún rincón os gusta.
—Podréis ponerle flores.
—O podréis pensarlas.
—Cuándo os unáis a la Tierra todo será diferente.
—Estaremos juntos, como una vez lo estuvimos con vuestro nuevo amigo.


Rádar les hace gracia, ríen de nuevo. Algunas carcajadas son tan sonoras que parecen caricaturas de sí mismas.
—¿Lo oís? No sabe nada.
—¡Claro que es verdad! Lo sabemos todo.
—Incluso sabemos no saber qué os pasa.
—Lo que os espera es dolor y muerte y júbilo y muerte.
—Y muerte y muerte.
—Mirad hacia el cielo cuando el niño reloj os lo pida y todo vendrá.

Se produce un silencio incómodo, acompañado de murmullos ininteligibles.
—¿Habéis esperado ya?
—La próxima vez que vengáis, traednos flores.
—Flores de almendro, ¡por favor!
—Nos harán falta, casi tanto como a vosotros.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

152 Re: Cementerio el 25/08/17, 05:22 pm

Dal

Dal
La petición de su hermano puso una sombra sobre el corazón de Eriel, una garra que le apretaba mucho más de lo que nunca podría ser capaz de expresar.

-No vas a morir - le respondió vehemente. El decir algo así parecía ser la única forma de aflojar el peso.- ¿Piensas que te dejaré morir aquí? Jamás - dijo tajante.

Ya se estaba dando la vuelta para salir del lugar cuando los muertos volvieron a hablar, y ésta vez Eriel se quedó congelado en el sitio. La ira hirvió en su interior, una ira que no había sentido en mucho tiempo. Se volvió hacia donde había salido la voz, descolgó la alabarda y descargó un golpe sobre la primera lápida que vio.

-¡NO OS ATREVÁIS A HABLAR DE MI ABUELO! - gritó furioso.- ¡NO SABÉIS NADA! ¡NO OS ATREVÁIS!

Después golpeó otra lápida.

-¡CALLAOS! - aulló.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

153 Re: Cementerio el 25/08/17, 07:18 pm

Reifon

Reifon
-No... pero a ti te va a dar un ataque. -Le respondió a Sox con toda la parsimonia del mundo. -Personalmente prefiero voces locas que aquel olor putrefacto. Y tranquilo Eri, me refería a dentro de mucho, no tengo pensado morir antes de la Luna.

Entonces Rad habló y su última frase despertó un gran interés en el nublino. -¿Se puede saber de que hablas? ¿O que tramáis? -Dijo mirando inquisitivo a ambos. Se les notaba nerviosos a la legua, a Sox parecía estar a punto de darle algo y Charlie y Dafne tenían la misma mirada de no entender nada que posiblemente llevaría él también encima. Y para su mala suerte lejos de poder restaurar la calma los muertos salieron de su dialogo sin sentido para volver a hablarles.

-¿Barael? -Preguntó alarmado refiriéndose a su abuelo sin poder reaccionar a tiempo para calmar a su hermano. -Eriel. -Lo llamo siguiéndole y cogiéndole del hombro. -Nuestro abuelo es seguramente más difícil de matar que este grupo unido. No te preocupes, no le habrá pasado nada. -O eso quería creer, no había muchas enfermedades pululando por nubla y aquel cabrón era siempre cuidadoso con que decía y hacía, no se podía imaginar a su abuelo pasándole algo sin que este tuviese alguna salida para ello.

No, ese loco está bien, seguro.

Había sentimientos encontrados hacía él, era quien lo había cuidado pero también quien le había impuesto la mayoría de las cosas...En todo caso ahora que actuaba libre, o tan libre como creía en ese momento, no le deseaba ningún mal.

-¿Podéis decirme que ha pasado o pasará? -Parecía que su poder alcanzaba otros mundos, aquello podría ser tremendamente útil bien usado.


_________________________________________

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

154 Re: Cementerio el 25/08/17, 08:01 pm

Yber

Yber
GM
Los muertos se quejan sin pudor.
—¡Maleducado!
—Irrespetuoso.
—Estos niños de hoy en día…
—Igual que los de ayer y los de mañana.
—Cállate, cállate, cállate… ¿No ves que no soy Medea?
—Tendremos que callar y hablar a la vez —se ríe un muerto cercano a Barael.
—¿Cómo? ¡No podemos!
—Les daremos la espalda.
—¿La espalda? Se ve que tu ataúd no es muy estrecho…
—No pasa nada, niños. Yo os perdono —les despide una voz aguda y agradable—. Ahora idos y cuidaos los unos a los otros, antes de que os tengáis que cuidar los unos sin los otros

Las voces continúan hablando, pero descienden de tono. Solo hay una que aun insiste un poco más.
—¡Esperad! Pero ¿y las flores?
—Shhhh.
—Almendros, ¡por favor!
—Shhhhhhhhh.
—Son blancas, muy bonitas. ¡No os olvidéis! Crecen en los almendros y en las cabezas.
—¡Chitón!

La última voz se calma, calla unos segundos y luego añade, por fin al mismo tono que los demás:
—¿Qué ratón se habrá muerto ahora?


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

155 Re: Cementerio el 25/08/17, 09:38 pm

Zarket

Zarket
GM
Las palabras de los muertos se dividían en dos tipos: las que exasperaban a Rádar y las que lo aterraban. La mayoría de las frases dirigidas a él mismo pertenecían al segundo grupo. Si las constantes referencias a la muerte que parecía aguardarles no bastaba la referencia a su otra habilidad desde luego lo hizo. La última frase mudó su cara, de una expresión de asqueo y desesperación al más puro pavor. El carabés dio un paso atrás, preguntándose cómo podían saber aquello que no había confesado a nadie. Ni siquiera a Tayron la noche anterior.

Eriel pareció turbarse ante la mención de su abuelo. Era algo que en otro momento le habría reafirmado en su opinión de lo nocivo de la familia, pero en aquel momento nada de aquello importaba al tipo E. La entereza que había fingido ante sí mismo era demasiado débil para ese momento, y aquello, combinado con el deseo de quitarse un peso de encima y que los muertos perdieron la poca coherencia que tenían, le hizo tomar una decisión.

Vámonos —era un ruego, pero estaba formulado como una orden.

Sigue en el torreón Maciel.

156 Re: Cementerio el 15/11/18, 10:50 pm

Zarket

Zarket
GM
La cháchara de los muertos seguía incansable cuando, de súbito, todos enmudecieron a la vez. El silencio pesaba como una losa de fatalidad y, quizás por eso mismo, los muertos volvieron a hablar, intentando romperlo con palabras aún más funestas.

—¡Ya está aquí! ¡Ya ha llegado! ¡Ni los muertos podrán descansar ahora!

—¡El demonio ha ganado! ¡Nada importa ya!

—¡No confundas posibilidades y certezas, viejo chocho!

—El aire hiede a delirios y culminación, a triunfo y devastación. ¿Qué trae? ¿Qué trae?

—¡Trae el final de todo! ¡Trae el reinado de las pesadillas!

157 Re: Cementerio el 30/12/18, 06:55 pm

Evanna

Evanna
Llevaba toda la noche recorriendo la ciudad completamente solo, si solo se le podía llamar a eso el tener una veintena de estirgues yendo y viniendo por el cielo sobre su cabeza. En su andar sin rumbo especifico por la ciudad, sus pies los llevaron hasta lo que durante un buen tiempo fue su buffet de comida principal. Antes tenia competencia para comer los restos de aquellos muertos parlantes y quejosos, pero la ciudad se había cobrado las vidas no solo de los vivos, sino también de los no-muertos.

Poca carne quedaba por escarbar entre aquellos huesos enterrados que su única utilidad eran el soltar palabras sin sentido y Evelhan para ese momento tampoco es que lo necesitase. Su fuentes de abastecimiento habían cambiado, pues incluso si mucha gente había muerto en el ultimo tiempo en la ciudad, sus cuerpos estaban demasiados frescos para el paladar del ghoul, así que se abastecía de los mundos vinculados.

Aun así, las costumbre permanecían  y la magia bullendo en su interior le pedía moverse y jugar, volver a las viejas costumbres aunque no tuviese mas motivos que el simple placer infantil de escuchar a aquellos viejos huesos enterrados bajos sus pies, insultarle, quejarse o rogar por no acabar entre sus dientes. El brugho rio levemente al pensar en ello, sus profundas ojeras marcando surcos bajo sus ojos verde lima mientras recorría las lapidas entre pequeños saltos, a veces pisando las lozas de piedra con sus botas, la tierra removida o el camino que las separaba, mientras era observado desde una par de lapidas por los ojos negros de Hugin y Munin. Su cuerpo estaba envuelto en una botas negras de media caña, con medias a rayas negras y rosa con ligero, que se perdían bajo un amplio jersey de color aguamarina oscuro de manga larga que ocultaba un pantalón cortisimo y que exponía sus clavículas y cuello casi en su totalidad, dejando ver los tirantes de la camisa de colo rosa pálido que había debajo. En su cuello, dando pequeños botecitos al paso de sus zancadas entre las lapidas, se podía apreciar un colgante con el cráneo de un pájaro. Siendo todo el una de las únicas fuentes de color en ese lugar, aparte de la hierba.

-¡Hey, no me pises!

-¡Maldito mocoso, en otros tiempos tu...!

-¡Fuera, fuera de aquí!

-¡Aleja a estas ratas con plumas de mi! Fus fus...

El brugho hacia oídos sordos a sus voces, hacia tiempo había dejado de importarle a lamentarse por lo que hacia. Tenia su propia moral, que era nunca poner sus manos sobre el cuerpo sin vida de sus amigos, fuera de ello, los demás, una vez muertos no eran significativos para el. Había tardado mucho tiempo en despegarse de aquella sensación incomoda de estar haciendo algo sumamente ruin y desagradable, pero una vez lo consiguió, sintió como un gran peso abandonaba todo su cuerpo. Un limitador. Desde ese entonces, gradualmente pequeños cambios fueron ocurriendo alejándolo poco a poco del pequeño niño miedoso y sin confianza que había sido siempre, aunque aun le quedase mucho por lograr, en esa noche no había cohibición alguna.

-Tanto escucharos me esta empezando a fastidiar- dijo Evelhan pues seguía escuchando el cotorreo de gritos, entre insultos, voces de llantos y pedidos de que se alejara, así que como alguna voz sin sentido contándole historias del pasado por ahí de fondo- ¿Sabéis lo que pasa cuando estoy molesto y quiero tranquilizarme? -preguntó a la nada con una sonrisa animada, parándose frente a varias lapidas sin nombre- Me entra hambre – dijo el brugho de forma tranquila mirando con sus ojos claros las lapidas, para seguidamente cubrirse las orejas con ambas manos, previniendo el inminente coro de gritos e insultos que no tardo en llegar mas fuerte que antes.

-¡¡LARGO, LARGO ASALTACUMBAS, LARGO DE AQUÍ!!

-¡¡A MI NO, COMETELO, A EL, AUN TIENE CARNE EN ESOS VIEJOS HUESOS!!

-¡EL TIENE MUCHOS TESOROS, A LAS RATAS LES GUS....!!

-¡SOCORRO...!

-¡¡EN MIS TIEMPOS...!!

Soltó un leve bufido ante los gritos de los muertos, mientras despejaba sus manos de sus orejas, para volver a hablarles como si nada, risueño, aun medio drogado por la magia de la Luna.

-Bueno...¿ a quien debería escoger? -pregunto el ghoul alegremente muy pensativo, con la magia bullendo en su cuerpo con tal energía que solo le daban ganas de despilfarrar sin sentido entre juegos, ignorando las palabras que llegaban de la tierra-Veamos como hacerlo...oh, ¡ya se!- concluyo Evelhan con una amplia sonrisa aniñada- Me acompañan 24 estirges, así que serán 24 pasos... a ver quien tiene suerte- dijo el brujo ignorando abiertamente sus reclamos, comenzó a dar saltitos en forma de zancada con sus botas negras por el cementerio, primero a la izquierda, luego adelante, a la izquierda de nuevo, atrás;...en un recorrido sin rumbo definido, simplemente jugando entre las quejas de los muertos del cementerio, hasta que su ultimo paso cayó, sobre una sepultura aun entera a un par de lapidas a la derecha de donde se posaba Munin- Te tocó...- dijo el brugho con aquella sonrisa inocente, acuclillándose frente a la tumba y apoyando su barbilla sobre sus manos, no tardando en escuchar los reclamos instantáneos del cadáver que se encontraba bajo esa trozo de tierra.

-¡No, no..a mi no...yo soy puro huesos...a el, ese de la derecha...el tiene aun mucha carne!

-¡Maldito traidor, así me pagas el compartir mi honroso espacio contigo, tu...!

Evelhan se rió por la inminente discusión que de nuevo se había orquestado, escuchandolos. Realmente no tenia pensado comerse a nadie, no de ese cementerio al menos, pero escucharlos discutir por algo así tenia su punto de gracia, sin duda. Ya que los muertos se la pasaban molestado a quien pasara por allí, no estaba de mas darles un poco de su propia medicina de vez en cuando.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

158 Re: Cementerio el 01/01/19, 10:12 pm

Muffie

Muffie

La reacción de todos ante su ejemplo de dominio sobre la cera hizo que Neil se ruborizara, sobre todo por los halagos de Adru.

- Aquí dice que todos los brujos son brujos de algo y que su nombre depende del dominio o algo así- explicó señalando el libro que había estado leyendo-. Así que supongo que soy un brujo de la cera.

Ante la rápida y algo inconexa lectura de su edeel sobre su transformación y después de que Eitne cogiera el libro, el aurva le aseguró a la gamusino que él mismo leería sobre lo que se había transformado y luego se explicaría tranquilamente.

Con tranquilidad y bastante contento por como se estaban desarrollando las cosas, Neil escuchó atentamente la descripción de Mónica sobre lo que había hecho con los espejos y le explicó un poco por encima sobre lo que había leído de los dominios, pero en seguida la hipnótica voz de Eitne sugiriendo una salida le atrapó y comenzó a pensar en lo mucho que le gustaría salir en busca de más cera. Tanto le había atrapado la voz de Eitne que casi pasa por alto la aparición de Rena y la chica leopardo y su voz telepática, a la que saludó tímidamente.

- Yo también quiero salir. Me gustaría encontrar más velas o cera si es posible. Esta está... es... no es suficiente- explicó un poco avergonzando consciente de lo avaricioso que sonaba y se veía respecto a la cera, pero sin poder evitarlo ya que, al ver que el volumen de su cera no estaba aumentando, se había comenzado a sentir incómodo.

Justo antes de que salieran, llegaron dos irrenses con la intención de ayudar a Rena y su problema con el brazo metálico, lo que Neil agradeció profundamente ya que sabía lo importante que ese brazo podía llegar a ser para la usántropa.

Durante el camino, Neil no pudo evitar pensar en la diferencia de sensaciones que la ciudad le daba antes y después de la transformación y lo curioso de esto. Antes se habría necesitado mucha Adru para convencerlo de salir al exterior y ahora acababa de hacerlo por decisión propia sin inmutarse ni pensar en las consecuencias. Claro que ahora tenía magia. Y no una magia cualquiera, porque él, desde que descubrieron los hechizos, siempre había podido hacerlos todos; pero ahora era como si no tuviera límites. La cera haría siempre lo que él quisiera sin tener que recordar unas palabras o un movimiento de manos determinado que seguramente se le olvidaría ante el terror. Ahora su propio terror prácticamente obligaría a la cera a protegerle, aunque solo fuera haciendo resbalar al enemigo. Además, no es que él fuera el único que había mejorado. Quizás a todos ellos les faltaba mucho para mejorar sus nuevas habilidades, pero ya no estaban tan indefensos como lo habían estado el día anterior.

Cuando por fin llegaron al que parecía su destino, Neil quedó encantado y se lamentó de no haber visto ese lugar antes. Todo aquel verde y aquellas estatuas hicieron las delicias de un sinhadre como el brujo que, sin esperar prácticamente a sus compañeros, entró en el lugar para poder sentir en sus pies descalzos por fin la hierba después de tanto tiempo. La felicidad del brujo se puedo ver inmediatamente reflejada en las figuras, saltos y chispas que la cera a sus pies representaba, haciendo siempre un puente en un intento de tocar la menor superficie posible de la vegetación. Todavía en la linde de aquel lugar, el aurva dió con la primera lápida, la cual, para regocijo del brujo, estaba coronado por tres velas casi consumidas por completo cuya cera se había derramado por el nombre del difunto ocultándolo durante años. Neil, casi pletórico de alegría, se acercó a la lápida y procedió a retirar la cera con su poder para que esta se uniera a su montón.

- ¡Menos mal! ¡Ya era hora! ¿Te puedes creer que en los 347 años que llevo aquí solo se ha visto mi nombre 23 de los mismos? ¡Hace 219 años que no recuerdo mi propio nombre! Muchas gracias, joven bru... Espera un momento. ¿Gumersindo? ¡VUELVELO A TAPAR! ¡VUELVELO A TAPAR!

Neil, que por nada del mundo se había esperado que aquello ocurriera, chilló de la sorpresa y corrió a esconderse tras Adru, mientras toda su cera rodeaba la lápida representando utensilios de cocina y cacerolas de forma "amenazante".

- ¡La piedra habla!- exclamó tras su edeel, como si el resto no lo hubiera oído alto y claro.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

159 Re: Cementerio el 01/01/19, 11:21 pm

Evanna

Evanna
Escuchando discutir a esos dos muertos sobre a quien debería realmente comerse de los dos, cuando de primeras escucho las graznidos de las estirges del cielo, avisándole de que se acercaba un grupo al cementerio, a lo que Evelhan de primera son le puso mayor atención. No al menos hasta que escucho aquel que le hizo parpadear confundido, especialmente por la frase dicha. El ghoul se incorporo de donde estaba ignorando a los dos muertos y se movió un poco entre las lapidas y estatuas, curiosos, encostrarse al grupo del que sus estirges habían dado alarma.

Un nutrido grupo, estaba cerca de la entrada del cementerio y uno de ellos tenia enfrente suyo un montón de utensilios de cocina que no era de metal, amenazando a una lapida. Su presencia allí gritaba por todos lados “nuevos transformados” pues adema son los conocía, con una sola excepción. Evelhan Kaw sonrió ligeramente y olvidándose d ella discusión d ellos muertos, echo a andar hacia el grupo se encontraba. Hugin lo siguió subiéndose sobre su hombro una vez llego como a un metro de la lapida y a cierta distancia del grupo. Munin les siguió pero se quedo cerca de un estatua, observándoles.

-Error, no es la piedra la que te habla, es el muerto que hay enterrado bajo ella. Es una particularidad de este cementerio, tiene magia....así que sus habitantes siempre tienen algo que decir - dijo Evelhan sonriendo asomándose un poco para ver el nombre escrito en esta y se rio por lo bajo, pues podía entender porque el habitante de ese hueco ansiaba que lo taparan de nuevo- Podría echarte una mano borrandolo, pero posiblemente te quedes sin lapida – comento el ghoul de buen talante y como si fuese a hacerle un favor, mas no hizo gesto alguno de ir a intentarlo y volvió a ignorarlo, volcando su atención hacia la única de los presentes que conocía- Buenos días Zarpa, ¿estas haciéndole un pequeño tour?- pregunto Evelhan sonriendo de forma amigable y animada a la licantropa, a la que conoció directamente en el día de su propia Luna, para seguidamente hacer un recorrido visual curiosos hacia los presentes, encontrando varios de ellos sin ningún cambio físico evidente, por lo que su atención inicial se puso especialmente en la que parecía una sinhadre con orejas de conejos, el chico de la cera, la niña que parecía tener cristales incrustados...y el niño daeliciano cojo. Se movió en el lugar pasando el peso de una pierna de un lado a otro impaciente al ver que entre ellos había otro daeliciano. Quería hablar con el, pero no podía acercarseles sin mas, no tanto al menos, aunque en cierta forma ya lo hubiese hecho.

-Oh, cierto...mi nombre es Evelhan Kaw, soy de la cosecha anterior a Zarpa, y esta pequeña de aquí- dijo señalando a Hugin sobre su hombro, que graznó ofendida por el “pequeña”- Es Hugin y parte de mi dominio. Veo que entre ustedes posiblemente hay varios brujos también ¿me equivoco? -pregunto el brugho ladeando levemente la cabeza  interesado, viéndoles con curiosidad, suponiendo que si estaban con Zarpa, probablemente ya sabrían mas o menos que era cada uno.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

160 Re: Cementerio el 01/01/19, 11:52 pm

Dal

Dal
Varsai guió a los niños por las calles de la ciudad, evitando a propósito lugares que sabía que eran peligrosos. Les advirtió que si ella les decía que escapasen se fueran sin mirar atrás. Había monstruos para los que no estaban preparados y la licántropa no podría pelear bien si tenía que preocuparse por algo más que ella misma.

Atisbó a lo lejos el cementerio y el viento le trajo graznidos de estirges. Sólo había una razón para que estuvieran allí, su brujo no debía de estar lejos.

Varsai saludó respetuosamente al daeliciano y de dirigió a los chicos que había acompañado.

"Evelhan es de fiar chicos. Es amigo de mi maestra" les explicó mientras se sentaba sobre sus cuartos traseros.

Dejó que el propio brujo hablara con los suyos y se acercó a Eitne. "No queda mucho para que anochezca. ¿Estás preparado?" le preguntó. "Nunca he visto tu transformación, tengo curiosidad por ti".


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

161 Re: Cementerio el 02/01/19, 01:03 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
La sinhadre canturreaba una cancioncilla que había oído alguna vez en el cacharro de música de Rox mientras seguían a Zarpa a través de las calles. A veces arrancaba a correr, pero volvía sobre sus pasos para colocarse de nuevo al lado de Neil constantemente. Al igual que su aurva quedó impresionada ante la vista del cementerio: no se parecía en nada a ningún otro sitio en el que hubieran estado hasta ese momento. No dudó en corretear sobre la hierba entre las lápidas mientras trataba de evaluar la “escalabilidad” de los pocos árboles que había, que ya eran muchos más de los que habían visto hasta aquel momento en la ciudad, pero la voz de ultratumba la sobresaltó y le hizo dar la vuelta. Cuando Neil gritó apretó aún más el paso, dejando una remanencia tras de sí, y encontrándose con el brujo de la cera que había corrido a esconderse detrás de ella. Observó la lápida que, al parecer, había hablado con la cabeza ladeada mientras trataba de tranquilizar a Neil colocando una mano sobre su brazo.
Bueno, tampoco es lo más raro que…

Justo en ese momento apareció una persona a la que no habían visto con la respuesta a lo que acababa de suceder. La sinhadre sujetó a su aurva de la mano, haciendo que se colocase a su lado en lugar de detrás de ella, y se acercó al desconocido. Recordaba bastante a Eitne y no se veía que tuviera cosas como cuernos o cola, aunque su piel era de un color mucho más apagado, y llevaba un pájaro muy curioso al hombro.
Hala, ¿de verdad los muertos pueden hablar? —Dijo ante la explicación que les dio.

—¡Pues claro que podemos hablar! ¿Qué les enseñan a los jóvenes de hoy en día?
—Más bien qué les enseñan a los vivos. Están demasiado vivos y se olvidan de lo que es estar muertos.


La edeel giró la cabeza en varias direcciones ya que no tenía claro de dónde venían las voces, parpadeando con perplejidad.
No pretendía ofender a nadie, pero eso último no tiene mucho sentido porque…

—¡Vosotros no tenéis sentido! ¡Ni respeto! Siempre pisoteándonos y hablando de nosotros como si estuviéramos muertos.

La gamusino dejó escapar una risilla entonces, pero no hizo más comentarios. Le divertía la poca coherencia que parecían tener aquellas personas enterradas. De todos modos el chico se estaba presentando y era su deber como Capitana responder a eso, sobre todo tras haberles asegurado la licántropo que era alguien de fiar.
Yo soy Adrune y este es Neil, mi aurva. ¡Hola Hugin! —añadió también para el ave—. ¿Tu dominio? Entonces eres un brujo de los Hugins. Bueno, ya sé que ese es su nombre y no el de la especie, pero no conozco esos pájaros —aclaró sin quitar ojo del animal—. ¡Sí! Neil también es un brujo de esos. Es un brujo de la cera. Y Guille es un brujo de esas manos que salen del suelo, pero no me acuerdo como se llaman. Y Mónica puede meterse en espejos.
Los había ido señalando a cada uno según hablaba y sin dejar de balancearse en el sitio.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 13 de 15.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.