Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo Hoy a las 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 07:13 pm

» Faro
por Bellota Ayer a las 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie Ayer a las 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Cuervo

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa de Gar

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 8.]

1 Casa de Gar el 25/08/13, 08:59 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Lo que antes fue la casa Garoni, ahora es solo un enorme edificio abandonado, aunque en mucho mejor estado que las demás ruinas de la ciudad. Su interior fue rápidamente ocupado por mercenarios como sede y lugar de encuentro para sus negocios, pero también por traficantes de esclavos, comerciantes varios, conspiradores y criaturas sin techo, que preferían la planta baja del local a los montones de escombros que eran las casas de la ciudad.

Cinco plantas sin demasiadas divisiones y sin contar los sótanos, construido en piedra y con grandes ventanales. Alguien destrozó el cartel de la fachada por lo que no se puede leer el nombre entero.


49 Re: Casa de Gar el 09/07/14, 01:11 am

Giniroryu


GM
Verkan prefería la muerte, pero el tormento prolongado tampoco le suponía ningún problema. Externamente era una perfecta demostración de frialdad, aunque internamente la diversión se enfrentaba con el apremio por terminar cuanto antes un encargo.
Al cabo de diversos intentos infructuosos, consideró que el idrino estaba demasiado hecho polvo como para continuar y que acabaría matándolo si seguía. Así pues, procedió a curarlo mediante un potente sortilegio curativo al cual no le añadió la cláusula de anestesia y fue recompensado con, por fin, los gritos de su "huesped". Verkan podía tener la capacidad de mostrarse impretérrito durante todo el tiempo que fuese necesario, pero las impertinencias del selkie le habían hecho desear que diese rienda suelta a su sufrimiento como alguna suerte de compensación.

Poco después de que le curasen, Saren pudo ver como una mujer de apariencia humana atravesaba una de las paredes mediante un conjuro de intangibilidad, llevando tras de sí, levitando, lo que parecía un gran cajón de madera. Sin decir una sola palabra, la mujer colocó la caja alargada en una esquina de la estancia y salió tal y como había venido.
—Gracias, dama Sosiego —le había dicho el varmano justo antes de que la mujer atravesase del todo la pared.

El ángel negro, entonces, abrió aquel cajón y a continuación desató a Saren de la silla, aunque volvió a maniatarlo inmediatamente. Sin demasiado esfuerzo, lo alzó hacia allí y el idrino pudo comprobar mientras tanto que la tapa de aquel objeto estaba plagada de pequeños agujeros en su superficie y que en su interior había un colchón desvencijado. Verkan lo tiró allí dentro sin miramientos y cerró la tapa.
—Esta será tu nueva cama hasta que te prestes a colaborar —le anunció en tono gélido—. Buenas noches.

50 Re: Casa de Gar el 10/07/14, 08:09 pm

Red


El repentino dolor de un potente hechizo de curación sin clausula de anestesia le devolvió la consciencia bruscamente, y esta vez si grito. El proceso de reconstrucción de los huesos rotos y de la carne destrozada resulto ser mas doloroso que la tortura que lo había dejado en aquel estado, pues la sobrecarga en sus nervios fue desmedida, no hubo ningun tipo de dosificación.

En cuanto el sortilégio concluyo, la cabeza de Saren cayó hacia adelante, y la respiración del chico paso a ser un jadeo tembloroso. El cabello que le cubría el rostro ocultaba sus ojos enturbiados por las lágrimas, pero su sonrisa seguía siendo igual de amplia que al principio. Internamente se maldecía por haberle dado el placer a Verkan de oírle gritar, pero no lo había podido evitar, aquel hechizo lo había pillado por sorpresa, y dudaba que hubiera alguien capaz de soportarlo.
¿Demasiado roto para tu gusto?, ¿quieres volver a empezar? —preguntó con voz entrecortada, pero no obtuvo respuesta.

Una mujer humana atravesó la pared seguida de un cajón de madera, que dejó en una esquina de la habitación sin mediar palabra. Con la misma actitud silenciosa, dama Sosiego, el nombre que le había dado el varmano, abandonó la estancia. El ángel negro soltó al norteño para ponerlo en pie, y aunque el chico no tenía fuerzas para intentar nada, lo volvió a maniatar de forma inmediata. Luego lo llevó hasta aquella caja alargada, que resulto ser una suerte de camastro, y lo arrojo adentro sin miramientos, anunciándole que sería su "cama" hasta que colaborase.
Tu también puedes irte a to... —trató de desearle las buenas noches, pero Verkan cerró la tapa con fuerza y le cortó antes de que pudiera acabar.

Aquel lugar tan estrecho hacía que su claustrofobia le envenenara la mente, y en apenas unos minutos el agobio que sentía se hizo insoportable. Los dedos enfundados en aquellos guantes metálicos trataron de encontrar algún asidero que pudiera usar para abrir la caja, pero no obtuvo muchos resultados. Pegó la cara a la tapa, tratando de echar un vistazo por alguno de aquellos agujeros, pero solo veía sombras. Solo le quedaba hablar para no volverse loco, y eso hizo, tratando de entablar conversación con el minotauro que seguía vigilándole.

A la mañana siguiente lo sacarían del cajón y le ofrecerían algo de comer, dejandole las manos libres para facilitarle la tarea. Solo necesitaría dos días en ayunas para entender que no venía al caso intentar hacer magia en el desayuno.

———
La rutina diaria entre aquellas cuatro paredes era sencilla. A primera hora de la mañana comía algo, y después llegaba Verkan. Pasaba todo el día con él, tratando de averiguar quien tenía mas aguante (hasta el momento el resultado se mantenía en tablas). Luego le curaba, recolectando todos los gritos que el idrino se había guardado durante el interrogatorio. A cada día que pasaba, el chico sumaba nuevas cicatrices a la colección, pues el varmano nunca lo sanaba del todo, y cuando acababa, lo encerraba de nuevo en aquella caja sin mediar palabra. Aquellos momentos, a pesar de que implicaban estar encajonado, eran los mejores.

Se había aficionado a hablar con sus vigilantes, y poco a poco iba conociéndoles mejor. Barch y Dorkal le caían bien, muy a su pesar, pues con ellos podía mantener conversaciones normales. El primero era algo mas escueto en sus respuestas que el segundo, pero ambos contribuyeron a que el norteño no perdiera la cordura. A dama Sosiego le cambió el nombre por dama Sosáina, pues la mujer parecía no tener sangre en las venas: nunca le respondía, y cuando llevaba un rato monologando sobre cultura humana, la bruja lo silenciaba. Cuando dama Ardid era la encargada de echarle un ojo, el repertorio de réplicas y burlas del selkie aumentaba considerablemente: solía mantener con ella un continuo tira y afloja de impertinencias. Con Ter-Watah aquel ejercicio era unidireccional, pues el ulterano nunca le respondía, aunque Saren estaba seguro de que el escualo había desarrollado un idioma a base de gruñidos. Zisana era un caso diferente: también se burlaba de él, pero era una picajosa, y cuando el chico le devolvía la pelota, la asreniana acababa gritando. Solía perder los papeles, y cuando el chico se reía de ella, la lagarta lo sacaba de aquella caja y lo golpeaba hasta quedarse a gusto. Aquellas sesiones no se acercaban ni de lejos a las atenciones de Verkan, y el selkie agradecía el tiempo que no pasaba encerrado en aquel ataúd.

Dormir era una tarea que se le hacía cuesta arriba, pues el agobio que sentía de forma continua no le dejaba conciliar el sueño. Solo cuando su mente estaba completamente agotada lograba caer inconsciente, y las pesadillas que le esperaban al otro lado del velo no eran ningún remanso de paz. La forma de ver las cosas que tenía el norteño antes de entrar en aquella habitación se había empezado a retorcer, y ya hacía tiempo que había perdido cualquier vana esperanza de que todo aquello acabase bien.

———
Aquel día una variable nueva se coló en su rutina. No fue Verkan el que apareció después del desayuno, fue el idrino al que había visto la noche de la emboscada, justo antes de caer inconsciente. Le dirigió a Dorkal, que aquel día se encargaba de montar guardia, una pregunta muda con los ojos, pero no obtuvo respuesta. El animórfo se limitó a ponerle los guantes metálicos y a sujetarlo bien a la silla, como siempre.
¿Verkan se está muriendo? —le preguntó a Rodar sin muchas ceremonias, esbozando una sonrisa torcida— No imagino que otra cosa podría retenerlo cuando se trata de venir a visitarme —comentó con ironía.

51 Re: Casa de Gar el 10/07/14, 09:18 pm

Giniroryu


GM
Rodar se acercó con paso firme y, aunque su rostro no era una perfecta máscara como el de Verkan, apenas se inmutó ante el comentario de Saren.
—El que acabará muerto a este paso serás tú —le espetó mientras recogía una silla que había acercado mediante el hechizo de atracción desde el otro lado de la estancia y se sentaba en ella frente al selkie—. Verkan está recargando sus reservas y por eso he decidido hacerte una breve visita mientras no regresa. No te conviene ser tan impertinente. ¿Tantas ganas tienes de sufrir? ¿O de morir?
El tono del idrino era de curiosidad, como si le estuviera preguntando al selkie por su edad o su familia.

52 Re: Casa de Gar el 10/07/14, 10:49 pm

Red


Saren escuchó su respuesta en silencio, sin que se le pasara por alto el matiz de curiosidad que imprimió en su pregunta. Tenía muy claro que Rodar iba a ser mucho mas civilizado que Verkan, pero no le importaba, no cambiaba nada, y a la larga el estúpido ángel negro regresaría.
Una lástima, hoy tenía ganas de empezar pronto —respondió con acidez, ignorando deliberadamente la referencia a su impertinencia—. Realmente no soy un suicida, y tampoco es que me vaya el masoquismo, pero la alternativa es mucho peor —contestó al fin, tras permanecer unos segundos en silencio.

La expresión del norteño había ganado en seriedad, y durante unos segundos deshizo la sonrisa que esbozaba a todas horas, sustituyéndola por una mueca de disgusto.
Si hipotéticamente yo supiera donde esta mi piel y os la entregara, y digo hipotéticamente porque sigo sin saber donde esta —añadió con un cinismo ofensivo—, pasaría a ser un esclavo sin voluntad en manos del que la poseyera. Antes muerto que ser la marioneta de nadie, ¿me oyes? —aclaró con agresividad.

Aquella rabia desapareció de su cuerpo tan rápido como había llegado, y volviendo a acomodarse en la silla, el norteño esbozó una sonrisa despreocupada.
Ya que entramos en materia me podrías aclarar quien os ha contratado para este trabajo, ¿no crees? Estoy seguro de que Verkan no tendría tanta paciencia si esto fuera algo personal, tiene que haber alguien detrás con un buen montón de oro.

53 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 01:16 am

Giniroryu


GM
Rodar apenas permitió que trasluciese una breve mueca de desdén ante el abierto cinismo de su congénere.
—Un cliente interesado —respondió con cierta brusquedad—. Somos profesionales, no proporcionamos datos personales de nuestros clientes —añadió con un ligero tono soberbio—. Pero eso de volverte una marioneta... Personalmente estaría bastante más interesado en las propiedades mágicas, y las económicas implícitas que eso conlleva, que en convertirte en un esclavo. Por eso creo que deberías hacerte un favor y decírnoslo de una vez —El norteño podría saber que efectivamente el goliat estaba siendo sincero con él—. Siempre puedes contratarnos de vuelta para que la recuperemos. O puedes pedírselo a tus amiguitos, los de la Brecha.
El selkie podría notar cierta burla y resentimiento en las últimas frases a pesar de que Rodar tan solo había esgrimido una leve sonrisa.

54 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 03:09 am

Red

avatar
Leer a Rodar era mucho mas fácil que leer a Verkan, y Saren pudo apreciar soberbia y sinceridad en sus palabras, una combinación extraña.
Marioneta o producto de mercado, ¿qué importa? —dijo sin variar su sonrisa, taladrando al otro idrino con la mirada— El caso es disponer de algo que no os pertenece como si si lo hiciera, te puedes meter los tecnicismos por donde te quepan —sentenció.

Lo que añadió después tenía gracia, y el norteño se permitió reír casi con naturalidad.
Sería una ironía magnífica, pero siento decepcionarte, no tengo capital para pagaros por un trabajo así —aclaró, para mudar su expresión a una de confusión ante su última afirmación—. No se de quien me estas hablando, no tengo amigos de una Brecha ni nada por el estilo —decía la verdad, y no había dejado de notar el velado resentimiento en el tono de Rodar.

55 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 03:27 am

Giniroryu

avatar
GM
—Ah, claro, tú eres demasiado nuevo en la ciudad para asociar ese nombre. Tus amigos los mercenarios. Parece que últimamente se han vuelto más conocidos. Y dado que viven en lo que antes era la posada La Brecha Insondable, la gente ha empezado a llamarlos así —explicó todavía manteniendo aquel resentimiento subyacente mientras hablaba—. Pero volviendo a lo importante... No te estás ayudando nada con esa actitud.
Rodar se había levantado de la silla al pronunciar la última frase y se acercó entonces al selkie. Sin avisar, le propinó una sonora bofetada.
—No vuelvas a hablarme así —le advirtió antes de darse la vuelta y dirigirse hacia la puerta—. Vaya, creo que tienes suerte. —Se había detenido justo antes de girar el pomo de la puerta y se giró brevemente hacia el norteño para dedicarle una mirada y sonrisa ligeramente burlonas—. Seguro que ya echabas de menos a Verkan.

En cuanto el goliat abandonase la estancia, Saren podría ver al ángel negro cruzarse con él en el umbral de la puerta.

56 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 03:51 am

Red

avatar
El idrino se tensó al asociar a los mercenarios de la Brecha con los cuchitrileros, y el temor a que les metieran en aquel asunto se reflejó en su mirada, pero solo por un segundo. Estaba claro que Rodar les guardaba algún tipo de resentimiento, pero era algo viejo, y no tenía nada que ver con él. Saren solo podía asegurarse de que tampoco le sonsacaran ningun tipo de información sobre sus amigos.

El bofetón del idrino fue inesperado, y durante unos segundos su visión se volvió borrosa. Se echó a reír, sin embargo.
Tu compañero no ha conseguido que cambie mi actitud en todo este tiempo, no creo que esa caricia me haga cambiar de idea —comentó, devolviéndole la mueca burlona antes de que saliera por la puerta—. Mira quien ha llegado, si es mi gatito volador preferido. Es cierto que ya te echaba de menos —confirmó—, ¿tu me echabas de menos a mi? —preguntó a su vez, dedicándole una amplia sonrisa.

57 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 05:09 am

Giniroryu

avatar
GM
Verkan ni siquiera se dignó a mirar a Saren cuando este le habló y se limitó a recoger un instrumento que se aseguró de que Saren viese claramente mientras se acercaba a él: unas tenazas. Se sentó en la misma silla que había ocupado Rodar escasos momentos antes y sujetó el pie derecho del selkie con un brazo mientras manejaba las tenazas con el otro. Pronto, la uña del meñique fue arrancada sin piedad. Le siguió el anunal y el dedo medio, pues Verkan a aquellas alturas ya no pensaba ir más despacio.
—Habla —dijo únicamente. No valía la pena añadir nada más.

58 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 05:43 am

Red

avatar
El ángel negro no se dignó a contestarle, y en cambió recogió un instrumento que se aseguró de que el selkie viera bien: unas tenazas. Saren había pasado el tiempo suficiente con el varmano para imaginarse que venía ahora, pero eso no lo hizo menos doloroso. El norteño apretó los dientes hasta hacerse daño, ahogando de esta manera los gritos que amenazaban con desgarrarle la garganta, negándose a complacer a aquel desgraciado. Si las miradas quemaran, Verkan habría quedado reducido a un montón de cenizas.

El sudor corría por la frente del idrino cuando el varmano se deshizo de la tercera uña, y los dedos dañados le ardían como si les hubiera aplicado un hierro al rojo. Reunió las fuerzas para hablar, sin embargo.
No, ahí no, me pica un poco mas a la izquierda —aclaró, esbozando una sonrisa torcida.

59 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 03:47 pm

Giniroryu

avatar
GM
Por toda respuesta, el varmano terminó de arrancarle las uñas de aquel pie y comenzó con el otro. La sesión no se detuvo ahí y el ángel negro prolongo el tormento empleando métodos cada vez más imaginativos pero que obtuvieron el mismo resultado de siempre. Para cuando decidió que el selkie no daba más de sí y comenzó a curarlo, el varmano había sentido la tentación de darle un golpe fuerte y dejarlo sin conocimiento para que se callase, pero el trabajo era lo primero y Verkan no se dejaba llevar por los impulsos de aquella manera. Una vez terminó de curar dolorosamente al idrino, lo alzó como todos los días para llevarlo hacia el cajón de madera.

60 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 04:57 pm

Red

avatar
Aquel día el varmano fue bastante imaginativo, pero no logro que el selkie abriera el pico. Para cuando Verkan paró, la mente del norteño divagaba entre la consciencia y la inconsciencia, y de haber seguido con aquel tira y afloja, habría caído rendido. Todo el cuerpo le ardía, pero era un dolor sordo, y apenas le prestaba atención, estaba demasiado exhausto.

El potente hechizo de curación le devolvió a la realidad con brusquedad, y mientras su cuerpo se regeneraba a toda velocidad, todo el sufrimiento acumulado le golpeo al mismo tiempo, haciéndole gritar de agonía. Aquella parte era mil veces peor que la tortura, y por mucho que el idrino lo intentaba, no podía contener su voz cuando el ángel negro iniciaba el proceso.

Apenas se resistió cuando el varmano lo desató y lo condujo hacia el cajón, arrojándolo dentro sin miramientos. Saren se odiaba a si mismo, no era mas que un trapo desecho en aquellos momentos, pero odiaba mucho mas a aquel estúpido y prepotente ángel negro, y aquel odio visceral le corroía las entrañas. Se limitó a escupirle con las últimas fuerzas que le quedaban, pero aunque apuntó a la cara, el cuajaron de sangre le cayó en la camisa.
Para que te acuerdes de mi cara, gilipollas —replicó, sabedor de que lo iba a pagar caro.

61 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 05:08 pm

Giniroryu

avatar
GM
Verkan se detuvo, con Saren todavía agarrado, cuando este le escupió. Pasó a sujetarlo con una sola mano y se limpió con la otra, lentamente. Sin dejar de fulminarlo con la mirada, finalmente el varmano dejó caer a Saren sobre el colchón... Afilando sus alas al mismo tiempo y realizando un corte bastante profundo en la cara del idrino con ellas. A continuación, sin mediar más palabra, cerró la tapa. Segundos después el selkie podría oír el portazo del varmano al abandonar la estancia.

—No deberías haber hecho eso... —le llegó la voz de Dorkal desde el otro lado.
El nublino casi sentía lástima por el chico, quien había llegado a caerle bien cuando charlaban de cosas intrascendentes. Barch guardaba sentimientos parecidos, aunque nunca comentaría nada al respecto. Zisana no lo soportaba, mientras que a dama Ardid le divertía burlarse de él.
Pero Verkan... Verkan se había planteado que, una vez obtuviesen lo que quisieran de él, marcarlo como su presa y convertirlo en algo útil como en una buena cantidad de reservas de magia para sí mismo.

62 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 06:41 pm

Red

avatar
El castigo llegó en la forma de un profundo corte en la cara. Saren gimió de dolor, pero no tuvo que esconderlo mucho tiempo, pues el varmano le encerró y abandono la estancia dando un portazo.La sangre y las lágrimas se mezclaban sobre el rostro del idrino, lágrimas de cansancio mas que de sufrimiento, pues estaba harto de toda aquella mierda. La voz de Dorkal le llegó desde el otro lado de la tapa de madera, y en cierta manera fueron un consuelo.
Posiblemente tengas razón, pero ya sabes que no pienso claramente cuando lo tengo enfrente —comentó, riendo sin fuerzas y acusando los pinchazos en la cara. Su voz se apagó a medida que el norteño se sumía en la inconsciencia, donde le acosarían los malos sueños. Hacía frío.

———
Saren había perdido la cuenta de los días tiempo a atrás, y todos parecían una fotocopia del anterior. Lo único que variaba era el encargado de vigilarle, y eran las conversaciones que mantenía con sus guardias las que evitaban que pusiera fin a todo. Seguía mostrándose igual de mordaz con Verkan, pero poco a poco se empezaba a comportar como un autómata, y el chico perdía el brillo en los ojos de forma progresiva. Era la única manera que tenía de amortiguar el dolor, de alejarse de el y mantenerse a salvo, pero a aquel ritmo terminaría apagándose.

Cuando el varmano le encerró aquella tarde, el idrino quedó al cuidado de Ter-Wata y de dama Ardid. Necesitó unos minutos para recuperarse del hechizo de curación, pero cuando lo logró se dirigió a sus guardias con una sonrisa vacía.
¿Desde cuando necesito dos niñeras para velar mi sueño? —preguntó. El flequillo le hacia cosquillas en la cicatriz que recorría el puente de su nariz, así que se lo retiro hacia atrás— Solo hay una puerta y yo estoy encerrado en una caja, si os han puesto juntos es que últimamente no dais palo al agua, ¿me equivocó? —añadió con una sonrisa burlona. Saren solo quería dormir.

63 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 07:53 pm

Leonart

avatar
Toima

-¿Qué hace ese pringado con los gilipollas estos de todas formas?-gruñia en protesta, casi arrastrado al lugar. Era como si no se lo hubieran explicado aún. Se negaba a entenderlo. -Nos vale como excusa pero, ¿como sabemos que no es una treta? Me huele muy mal todo esto...-Y dirigió la mirada hacia Ka.-Y esta creo que está en el tajo.-

Habian llegado por fin. El ulterano se relajó esforzó la vista mientras escaneaba el lugar, en busca de posibles trampas, artilugios, magia y enemigos. Describia el número de protecciones mágicas acompañandolas de diversas maldiciones a cada una que encontraba. Les describió la disposición de los pisos, las habitaciones y cuando el grosor de ciertos muros era más fino que el resto del edificio, tambien lo destacó, aunque alegaba que no habia trampa alguna detrás de ellos, por calmarles.
Finalmente llegó a resumir el número de contrincantes que habian cerca de Saren y, por último, a hablar de la situación en la que se encontraba el idrino.
-Tenemos suerte: Hay dos... La niñata de las tretas visuales y un cara-pez de estos...-escupió al suelo.-El desgraciado este esta metio' en un baúl con agujeritos para respirar. Como un gusano en una caja de zapatos.-remarcó con sorna, para luego volver a ponerse serio.- Esta muy jodido, pero vivo. Le han debido de torturar. Más le vale que no haya soltado prenda sobre nosotros. Sino va a desear no estarlo.-gruñó arrugando la nariz mientras mostraba los dientes con cierta amenaza en dirección a la casa.

Y entonces se trazó un plan para llevar a cabo la operación con la mayor eficiencia posible. Dentro de la casa Toima les guiaria hasta la localización donde se encontraba el selkie mientras iban anulando la seguridad con la ayuda de Gael y Giz. El asalto sobre la habtiación en la que se encontraban los tres objetivos seria contundente, rápido y letal. Habian acordado silenciarles para siempre. No habria negociación entre medias. Solo la espada y la pared. Como al watahré le gustaba.

El grupo de cuatro atacaria a cada mercenario enemigo en dos parejas, la de Toima iba a ser Ka así que, mientras recorrian las escaleras antes de la habitación, el ulterano se permitió unos susurros hacia la libense.
-No te preocupes, puedo encargarme yo solo de esto. No queremos que lo llenes todo de babas mientras intento trabajar.-dijo en lo que podria sonar como una broma, pero con claras intenciones de amenaza velada. Lo último que querria el ulterano era que una novata se entrometiese en algo que él podia hacer perfectamente.

Y estuvieron todos listos, en completo silencio, al lado de la puerta. Toima confirmó con los demás con un movimiento de cabeza, señalandoles en que punto de la habitacion se encontraban sus dos enemigos y en cual Saren, y, finalmente echó la puerta abajo de un patadón rotundo.
Saltó a la acción rápido. Extrajo dos Kpingas de su cinto y arrojó una para decapitar al ulterano-tiburón con un arco limpio. Cuando esta rebotó por las protecciones, el ulterano maldijo y echó a correr, mientas arrojaba un segundo kpinga con el mismo objetivo. Entre el movimiento de este, las protecciones que les restaban y la cercania del tiro, una de las hojas del kpinga hizo un corte profundo en el hombro del tiburón, pero sin cercenar el brazo. Y entonces, con un aullido, el albino placó al otro ulterano, empujandole contra la pared y estampandole ahí. Una vez ahí, comenzó a forcejear con él y cayeron ambos al suelo, derribados. Brazos con brazos, tentaculos con tentaculos, la fuerza bruta de ambos estaba muy igualada y parecia que todo se debatia entre que llegaria primero, si el mordisco del tiburón o la hoja del watahré.

En medio de la batalla entre los dos squalos, llego una tercera presencia que, aunque le hubiera resultado desconocida al watahré en otras ocasiones, en aquella no le sorprendio. Aun a pesar que la habia advertido contra ello, La mujer libense a medio convertir en loba, se echó encima tambien del enemigo y decantó la balanza hacia los atacantes, que lograron sesgar su vida con extrema facilidad entonces. El watahré se puso de pie, manchado de la sangre del neuvlm.
-Muerde esto, cabrón.-dijo escupiendo el cadaver del tiburón mientras le pateaba en la cara.

Entonces, hizo algo raro en él. Miró a Ka y, aunque fuera por unos instanes, dentro de él reconoció que habria estado por los pelos en aquella situación y, que de no ser por su intervención, podria haber acabado sin cabeza fácilmente. Pero el orgullo del ulterano era demasiado grande como para reconocer el trabajo de la libense o si quiera para darle las gracias asi que se limitó a asentir lentamente con la cabeza en la dirección de la licantropa y no comentar nada.
Los otros para entonces ya se habian encargado de la otra.
-Ya solo nos queda saber si el pimpollo ha cantado o no.-comentó escupiendo sangre de unos de los golpes del escualo le habia alcanzado la mandibula, partiendole algun que otro diente que se arrancó entonces, para evitar problemas en las encias.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

64 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 08:28 pm

Yber

avatar
GM
Nada más llegar, Giz abrio la gola y frunció el ceño. Aquel lugar tenía mala fama y malos habitantes, así que se había concienciado a fondo de la seriedad de la situación y lo necesaria que era la profesionalidad. Toima les hizo un desglose de la casa y fue señalándole cada sistema rúnico que se encontraba al goliat conforme se iban acercando. Giz pudo identificar varios cordeles de alarma superpuestos y otros tantos hechizos de guardia, que fue enumerando como notas al pie de las descripciones del argos. Intercalados entre estos había también un par de hechizos fulminantes, cuya intensidad era mayor cuanto más cerca estaban, y un sistema de vigilancia. Ya lo había imaginado antes de hacer la lectura, pero ahora sabía con total seguridad que Gael y él no podrían entrar en acción.

Nos toca quedarnos fuera si queremos hacer seguro el paso —avisó al fuego fatuo.

Sabía que Koval no pondría objeciones y enseguida se repartieron el trabajo. Entre ambos lograron abrir un hueco a través de todos los hechizos que habían dispuesto los mercenarios de Gar, permitiendo así que el resto de sus compañeros asaltara por sorpresa a los dos desgraciados que habían querido vigilar hoy. No era el mayor fan de las escenas violentas, pero ya que Toima se había tomado la molestia de tirar la puerta abajo, Giz dedicó alguna que otra mirada de reojo a la carnicería que se produjo.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

65 Re: Casa de Gar el 11/07/14, 08:39 pm

Giniroryu

avatar
GM
En cuanto Toima les explicó lo que veían, el sueco supo que era una oportunidad que no podían desaprovechar. Solo dos de ellos se encontraban allí y, si jugaban bien las cartas que les ofrecían la versatilidad de habilidades con las que contaban, aquel día sería altamente satisfactorio para el draco.

Siguiendo las indicaciones del argos y de Giz, que les señalaba cuando debían detenerse para evitar un hechizo de vigilancia o alguna maldición, pudieron infiltrarse sin problemas en el edificio y alcanzar la puerta tras la que el ulterano les había dicho que se encontraba Saren junto a aquellos dos desgraciados.

Tal y como habían acordado de antemano, el draco y la vouivre se ocuparían de dama Ardid, a quien Noel no pensaba dar tiempo a reaccionar. Se colocó a un lateral del acceso, hacha en mano, esperando que Toima actuase. Cuando el albino derribó la puerta, el sueco comenzó a disparar plumas inmediatamente en dirección a la maga, la cual se había levantado alarmada y envió un hechizo de parálisis probablemente instintivamente en su dirección. El hechizo rebotó contra las defensas del draco y este, mientras tanto, lanzó su hacha en dirección a uno de los brazos de la maga para evitar que finalizase el segundo hechizo que ya estaba tejiendo, una vez sus defensas habían caído gracias a las plumas y a las flechas disparadas por la británica. Antes de que la ulterana pudiera si quiera atender al ataque del arma, Noel se lanzó sobre ella y la inmovilizó colocándole los brazos en la espalda. A continuación la hizo caer de rodillas presionando con un pie en las mismas y le hizo un gesto a Wen para indicarle que actuase cuanto antes.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 8.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.