Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa de Gar

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 8 de 8.]

1 Casa de Gar el 25/08/13, 08:59 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Lo que antes fue la casa Garoni, ahora es solo un enorme edificio abandonado, aunque en mucho mejor estado que las demás ruinas de la ciudad. Su interior fue rápidamente ocupado por mercenarios como sede y lugar de encuentro para sus negocios, pero también por traficantes de esclavos, comerciantes varios, conspiradores y criaturas sin techo, que preferían la planta baja del local a los montones de escombros que eran las casas de la ciudad.

Cinco plantas sin demasiadas divisiones y sin contar los sótanos, construido en piedra y con grandes ventanales. Alguien destrozó el cartel de la fachada por lo que no se puede leer el nombre entero.


85 Re: Casa de Gar el 08/05/17, 04:10 pm

chicoaeseg15


Ruth dio un respingo casi a la vez que el repoblador, y luego otro más con su chiste. Si no fuera por su tono alegre pensaría que hablaba en serio.
Sintió una punzada de nostalgia con sus revoloteos cuando Quemaduras echó a volar, le recordaba vagamente a Ergot. ¿Serían todos los del Macetero iguales? ¿Tan llenos de vida?.

-Yo...- empezó a responder después de acomodarse en la silla, a su lado había folios llenos de dibujos, puede que diseños, algunos tan arrugados que no podía ver lo que escondían. Ruth se permitió mirar un poco la habitación con evidente interés, la camilla destartalada y la mesilla que se encontraba a su lado terminaban la ecuación. Parecía un tatuador.- soy Ruth- se presentó, hablaría como ellos lo hacían muchas veces, como lo haría Dama Poda- hija de esta Luna, y me preguntaba si...- pero no pudo seguir, sus ojos se clavaron en los acarbonados del transformado. Había algo que se extendía como una llama en el pecho y se aferraba a ella como los tentáculos de un pulpo.- he visto cosas abajo, necesito saber... necesito saberlo. ¿Dónde estoy exactamente? ¿Aquí se venden esclavos?- puede que estuviera pasándose de lista, pero no podía ignorarlo y cerrar la boca, si había entrado allí quería saber en que antro había metido la cola. Cambió la pregunta, torciendo la boca- ¿vendes esclavos?.

86 Re: Casa de Gar el 08/05/17, 05:11 pm

Yber


GM
Quem se posicionó frente a Ruth, a la altura de su cara, y sonrió al escucharla expresarse.  La jerga de rocavarancolés fervoroso se extendía más rápido que los venenos que vendía el poltergeist. Al escuchar su pregunta no pudo evitarlo, se llevó las manecillas superiores a la boca y estalló en carcajadas. Esclavos, decía. Necesitó respirar hondo varias veces para responder.

—En este cubil no se venden esclavos, Ruth, mi trabajo es más artístico y menos amoral. Aunque duele mucho —rió. Se acercó a una pared, despegó un diseño rúnico muy sencillo y se lo acercó. Las runas quedaban camufladas con distintos detalles que le daban el aspecto de un tatuaje tribal—. Esto es lo mío, hago tatuajes con mis propios dedos. Y sí, lo hago quemando la piel —se encogió de hombros, no tenía ningún interés en ocultarlo—. Algunos días, mi compañero Tap también vende venenos y droga aquí. Espero que no tengas ningún problema con eso.

No era una amenaza, Quemaduras empezaba a hacerse a la idea de por qué lo visitaba y no quería espantarla, pero tampoco mentirle.

—Lo que has visto ahí fuera es lo normal en este edificio. Estas en la casa de Gar y habría sido más seguro para ti haber investigado antes de entrar por la puerta. Este lugar fue una vez un establecimiento bonito, propiedad de una momia cascarrabias (todas las que conozco lo son, debe de ser un defecto lunar); pero no duró mucho así.

>>En los sotanos se venden y se subastan esclavos, sí, y desde la planta baja hasta aquí te puedes encontrar de todo: sicarios, drogadictos, mercenarios, prostitutos, vendedores de comida o baratijas, ladrones... Es un sitio encantador —bromeó a medias—, uno de los lugares donde se concentra más trabajo por metro cuadrado de todo Rocavarancolia. Pero no has venido a que te de una clase de historia contemporánea, ¿no? Si lo que querías era mano de obra barata, te puedo dar un nombre para que preguntes abajo.

Si Gar no le gustaba, no quería imaginarse qué pensaría la pobre niña de lo que ocurría en los bajos fondos. Le sería mejor familiarizarse cuanto antes con lo que sucedía. Al fin y al cabo, lo único que diferenciaba a los habitantes de Gar del resto de rocavarancoleses era que no escondían lo que hacían.

87 Re: Casa de Gar el 10/05/17, 09:56 pm

chicoaeseg15


Si no la anclaran motivos personales haría tiempo que Ruth se habría marchado. La israelita no era de las que ocultaban lo que pensaban y su expresión lo decía todo. Sentía pánico, por su sonrisa ante una pregunta como aquella, por su naturalidad al hablar, por establecer un negocio en un lugar como aquel. Porque no era partícipe de las atrocidades que se cometían en ese antro, pero las permitía. ¿Qué clase de persona podía trabajar con mercenarios y sicarios tan cerca?.

-Entonces solo eres tatuador y tu amigo vende droga- confirmó, alejándose un poco cuando le mostró el diseño rúnico, quiso comentar algo acera de ellos pero la incomodidad habló por ella. Lo cierto es que los tatuajes eran atractivos, reconocía que el repoblador se lo había montado bien. Era un lugar estratégico, desde luego ella nunca había visto a tantos transformados en el mismo sitio. Ni a tantos carroñeros. -Eres sincero- le dijo, clavando su mirada en los ojos del demonio, como si intentara adivinar sus verdaderas intenciones. Al final acabó por relajar los hombros y ladear la cabeza a un lado- es solo que la ciudad no se ha esforzado en dar buena impresión en ningún momento desde que llegué aquí. Al ver la Luna en el cielo pensé que todo estaba hecho, que había acabado. -pero no era así, ni de lejos. El peligro existía, se hacía real en los sótanos, en sus cimientos. Y se hacía real en Quem.- y supongo que me equivocaba. Este mundo es horrible. Sé que eres consciente de ello, y que si quisieras matarme ya lo habrías hecho, pero te necesito, por eso sigo aquí, no quiero molestarte mucho, me gustaría saber qué nos hace diferentes del resto- concluyó, el temblor de su voz anunciaba que sus intentos por no parecer asustada se hacían añicos.
La demonio de fuego no esperaba que le dijera lo que quería escuchar, pero tenía vagas esperanzas en poder controlar mejor sus poderes, y sobre todo en que notara que no quería problemas de ningún tipo. Lo que pasaba en esos muros no era asunto suyo, cuanto antes acabara mejor. Fiarse de Quemaduras implicaba aferrarse a un clavo ardiendo, por eso quería haber dejado en claro que no era tonta, que una neotransformada no podía hacer nada contra él y que únicamente la necesidad la había arrastrado allí.

88 Re: Casa de Gar el 12/05/17, 04:04 pm

Yber


GM
El temblor de voz de la humana despertó la ternura en Quem, que no pudo sino arrepentirse una chispa de haber sido tan brusco.

—Solo un tatuador, sí —se acercó flotando al hombro de la demonio—. Mira, Ruth, el principio es duro. Lo sé de sobra —sonrió con aprensión—. Pero te acostumbrarás, créeme. Y cuando lo hagas, todo lo que tendrás serán unas habilidades increíbles a las que sacar partido. El pedrusco rojo nos ha tratado bien, hay criaturas que no tienen la suerte de descubrir la violencia de la ciudad como espectadores; como nosotros.

>>Si no te gusta la casa de Gar, podemos ir a la mía o a algún lugar más tranquilo. Te explicaré todo lo que necesites saber con mucho gusto.

Quemaduras no tuvo la suerte de Ruth, no supo de ningún demonio de fuego que le ayudase con lo que le había dado la Luna. El tiempo había pasado muy rápido y le sorprendía estar de repente en el extremo de ser maestro de nadie, pero le hacía mucha ilusión. Sobre lo de haber querido matarla, prefirió no comentar. La verdad era que no había querido, pero lo habría hecho sin muchos problemas si Ruth hubiera intentado dañarlo a él o a su negocio.

89 Re: Casa de Gar el 13/05/17, 09:52 am

chicoaeseg15


Notó algo distinto en el demonio, como si intentara tranquilizarla, y por alguna extraña razón, que un transformado la comprendiera la relajaba. La humana se mordió el labio con pensamientos encontrados. ¿Realmente llegaría a acostumbrarse?. De todas formas... ¿Qué significaba eso?.
-Eso es verdad- admitió. Ella no tenía que cumplir precios, ni hacer sacrificos. Y mucho menos llamar al peligro por su nueva naturaleza. Pero era una demonio, y eso la hacía dudar de su moralidad todavía poco desarrollada. ¿Lo que ahora era la llevaría a cometer actos desagradables?. De demonio, además del aspecto, solo quería tener el nombre. El alivio la invadía cuando recordaba a Quemaduras, no parecía haberle ocurrido algo así a pesar de todo.

-No -dijo- no hace falta ir a tu casa, a menos que lo requiera. O pienses que te van a decir algo por tenerme aquí.- realmente se sentía más confiada pero no era suficiente para pisar la casa de un extraño. Ruth se llevó las manos a la cintura al tiempo que oscilaba la cola de un lado a otro. Otro punto a su favor, una vez llegabas a adaptare a la nueva extremidad no estaba tan mal. Le gustaba acariciarse las colas por las noches.- ¿No podemos volver a nuestra temperatura normal, verdad?- preguntó al final. Ella lo había intentado solo una vez en serio y el resultado había sido un golpe en la cabeza y un desmayo.

90 Re: Casa de Gar el 15/05/17, 08:41 pm

Yber

avatar
GM
—¿Decirme algo? Que se atrevan, que les cocino los ojos a fuego lento.

Quemaduras rió de forma cantarina, como si lo que acabara de decir no fuera mucho peor que los típicos chistes de "Un nublino, un varmano y un repoblador entran a un bar". Se alejó un momento, cambió el cartel de abierto por el de cerrado y volvió a su lugar en mitad de la sala.

—Solo si quieres matarte —respondió de forma contundente, pues la demonio parecía querer sinceridad—. Podemos quemar más, mucho más, pero podemos morir si tratamos de enfriarnos. Lo que somos ahora no tiene nada que ver con lo que fuimos, Ruth, y a nuestro organismo, los sesenta y pico grados le sientan fenomenal —sonrió a la muchacha, mostrandole unos dientes redondos y negros como el carbón—. Tú no quieres morirte, ¿verdad? Tú lo que quieres es que la gente no se queme contigo, que las cosas no se quemen por tu culpa.

>>Puedo enseñarte un par de trucos que conozco sobre el tema.

Para el repoblador, eso había sido lo peor. Los primeros momentos tras la Luna creía que se iba a morir por unas fiebres horribles; los siguientes, provocó varias quemaduras a sus compañeros. Uno de ellos aun atesoraba la marca que le había dejado en el hombro con las huellas de sus pies. Sus primeras semanas las dedicó a buscar como arreglarse y no encontró nada, porque no había nada que arreglar.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

91 Re: Casa de Gar el 31/05/17, 09:10 pm

chicoaeseg15

avatar
Ruth asimiló el arrojo del repoblador al responder y que no parecía tener miedo de los dementes con los que convivía. Sin duda le gustaba la sinceridad y hasta ahora Quemaduras estaba cumpliendo con las expectativas.
-Me lo imaginaba, y no, no quiero morir- dejó claro. Le entró pánico con la nueva información, menos mal que no había intentado recuperar su temperatura normal más veces, el resultado podría ser catastrófico. Puede que a diferencia de sus compañeros de torreón, la israelita no había hecho muchos avances con su transformación sin una información previa que contrastar. Y sin duda había sido su mejor elección. Prefería avanzar despacio que matarse en el intento.- exacto- su voz cambió con una pincelada de entusiasmo al recibir muestras de entendimiento. Parecía que el demonio de fuego le leyera la mente porque había sacado de las sombras sus mayores miedos con facilidad. De alguna forma eso le hizo conectar.- la primera vez también quemé a mi mejor amigo, por suerte no fue nada grave- recordaba lo que se había asustado cuando examinaba a Devoss y este se apartó chillando de dolor. Borró ese mal recuerdo con rapidez.

Bien. La charla iba sobre ruedas. Ambos iban al grano y la conversación fluía para mayor relajación de la chica. La sensación de poder soltarse aumentó cuando el repoblador se ofreció para enseñarle trucos, la llama que anidaba en la cola de Ruth pareció cobrar intensidad.
-¿De veras?- se aclaró la voz- gracias, eso me ayudaría mucho, además tengo más dudas de las que me estoy acordando.- lo cierto es que su esquema inicial se había prendido con el rumbo de la conversación, pero en vista de los resultados que estaba obteniendo le daba igual-. El fuego, quiero saber qué tipo de control tenemos sobre él porque sus hechizos apenas se me resisten. ¿Por ser demonios, tenemos acceso al fuego? ¿A algo más?.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

92 Re: Casa de Gar el 02/06/17, 03:27 pm

Yber

avatar
GM
Quem esbozó una sonrisa al ver arder la cola de Ruth con más fuerza y acabó contagiándose de su espíritu.


—El fuego es solo una de las consecuencias, sí, pero lo nuestro es mucho más amplio: tenemos acceso al calor. Podemos quemar más que muchos fuegos, podemos calentar el agua desde dentro o abrirnos paso donde un puñado de llamas se extinguirían. El handicap es que todo parte de nuestro tacto, pero para eso están los hechizos que estas estudiando. Somos una fuerza a temer, Ruth.

El repoblador se estaba dejando algo. Desde que se había transformado, habia dejado de lado una faceta de su transformación para entrenarse a fondo en el arte de quemar. Sin embargo, tal vez pudiera enseñar a Ruth un truco básico para mostrarle qué más caminos tenía frente a sí.

—Luego está esto.

Quem descendió hasta uno de los cajones e hizo salir de él varios ladrillos, carbón y un cuchillo plateado. Formó un círculo con los primeros y fue uno a uno haciendo dibujos con su propio dedo, ennegreciendo la superficie naranja. Acto seguido colocó el carbón, lo prendió al tacto y se cortó con el cuchillo (que era casi tan grande como el propio Quem). En el momento en el que la savia tocó el fuego, un par de salamandras surgieron de él. Las lagartijas se quedaron mirándole en silencio desde uno de los ladrillos.

—Invocaciones de criaturas menores. Estas son salamandras. Vomitan lava, resisten el fuego y las altas temperaturas y pueden curarte si has vertido tu propia sangre en el círculo de invocación. Hay muchas más como estas, pero en este ámbito no te puedo ayudar. Me aburre relegar responsabilidades en bichos que no son yo, ni saben lo que yo sé.

El repoblador se acercó a una de las salamandras y la cargó como habría cargado con un saco de patatas. Luego se acercó a Ruth.

—Mira, extiende la mano.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

93 Re: Casa de Gar el 05/06/17, 07:02 pm

chicoaeseg15

avatar
Los ojos de Ruth  bailoteaban como dos llamas titilantes llenas de emoción, de fuerza renovadas a cada palabra del transformado. Se sentía bien, capaz de todo, algo nuevo en ella.
Cuando Quemaduras afirmó que eran una fuerza a temer la israelita dejó escapar el aliento asombrada. “Quemar más que el fuego”, se dijo a sí misma. Le gustaba esa frase. Y todas las demás.

-¿Qué haces?- dijo pegando los brazos al cuerpo. ¿Qué estaría planeando? ¿Qué más podían hacer?.
Y para su sorpresa, lo que descubrió luego no la espantó, si no que atrajo su atención como lo haría una luz potente a una polilla. Acababa de toparse con una faceta de su transformación que no conocía, puede que algo más oscura, pero que pertenecía a ella de todas formas.
Se asustó cuando tomó el cuchillo casi de su mismo tamaño y derramó sangre en lo que parecía una especie de ritual. Con el corazón encogido en el pecho contempló como de la pira de carbón y ladrillos surgían pequeñas criaturas. Las identificó en el acto incluso antes de que el repoblador las mencionase.
-Salamandras...- murmuró. Pero eran distintas a las de su mundo, estas, además de tener las propiedades que Quemaduras había explicado, cambiaban su gama de amarillos y rojos. -son bonitas... ¿Qué son exactamente?- no le valía un “criaturas”, porque el ritual era demasiado llamativo como para dejar pasar lo que se le venía a la mente. - está bien- acabó por extender la mano totalmente, no sin notar un pequeño espasmo de nervios en el índice.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

94 Re: Casa de Gar el 05/06/17, 08:28 pm

Yber

avatar
GM
—Son demonios subordinados a nosotros. No sé muy bien cómo ni por qué, pero la luna nos bendice con un catálogo de invocaciones cuya dificultad mengua ante nosotros. Siguiendo los ritos adecuados, podemos desatar la fuerza de chiquitillas como estas que queman y curan o moles enormes que lo destruyen todo a su paso.

El repoblador soltó con suavidad a la salamandra en la mano de Ruth y luego él mismo descendió para sentarse sobre su palma. Le mostró el corte que se había realizado y lo acercó a la cara del ser.

—Atiende.

La salamandra lamió la herida y una llama quedó adherida a la mano del repoblador. El corte dejó de sangrar y se cerró en un suspiro a la vez que la lengua de fuego menguaba hasta desaparecer.

—Si te atreves a cortarte una vez, las salamandras podrán curarte una o veinte veces mientras alimentes su fuego. Eso si, te advierto. Las invocaciones cuestan algo más que energía mágica, cada ser que traigas a este plano cruzará a costa de un pedazo de tu alma. Como la magia, el alma se regenera y se cura. Pero un gran daño en muy poco tiempo podría matarte o convertirte en un monstruo de esos que no quieres ser.

>>Las salamandras son baratas, pero demonios mayores pueden suponer un daño considerable como para traer a más de uno a la vez. Como ya dije, no puedo enseñarte mucho más, pero en casa tengo un compendio de ritos para demonios del fuego con algo de información general. Si te interesa, te lo puedo prestar.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

95 Re: Casa de Gar el 17/06/17, 04:54 pm

chicoaeseg15

avatar
-Dios mío- fue todo lo que dijo con asombro. Así que las invocaciones se resistían menos a los de su calaña. Tenía sentido. Los demonios como ella llamaban a demonios como ellos. -no tenía ni idea- comentó casi con un suspiro cuando notó el movimiento de las patas del demonio moverse en la palma de la mano. La salamandra posó sus ojos en los de ella y a Ruth le pareció que poseían un brillo de inteligencia muy perturbador. Se alejó más del concepto de una salamandra normal cuando aplicando una de sus llamas sanó el corte de Quemaduras. La israelita se pasó la lengua por los labios, pensativa. Aquello le daba ventajas.

-¿Un pedazo de mi alma?- La demonio de fuego se echó hacia atrás antes de recuperar la compostura segundos después. Aquellas eran palabras mayores. No podía avanzar en la invocación sin replantearse ese aspecto. El hecho de que se regenerara la calmó una pizca pero no lo suficiente para ocultar el ceño fruncido.- supongo que todo tiene un precio. Tranquilo, no haré locuras.

Después de aquello hizo un repaso mental. Había conseguido lo que quería y el repoblador no había supuesto ningún impedimento.  Además el abanico de habilidades que la Luna le había otorgado se abría ahora de manera considerable. Por todo eso y aún encontrándose en la Casa de Gar la chica sonreía y la llama de su cola se hizo más intensa.
-Otro día me pasaré para recoger el compendio- añadió cuando terminó de despedirse. Acabó por hacerlo con  la mirada, igual de intensa y encendida que la del tatuador- y gracias, Quemaduras. Parece que... no todos somos monstruos.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

96 Re: Casa de Gar el 18/06/17, 02:40 pm

Yber

avatar
GM
—¡Claro que no! —le respondió dicharachero el repoblador—. Si todos fueramos monstruos, los trasgos no tendrían nada de lo que presumir.

Quemaduras movió a las salamandras hasta la hoguera improvisada y las dejó descansar ahí. Ya que las había invocado, no tenía sentido mandarlas de vuelta a casa tan pronto.

Antes de que la demonio de fuego se fuera, su igual la llamó y le devolvió la mirada. Las aristas de sus ojos refulgían.

—Ruth, si alguna vez te metes en un lío; búscame y te ayudaré a desenredarlo. Los hermanos estamos para cuidarnos.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 8 de 8.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.