Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Barrio Derruido

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 11.]

1 Barrio Derruido el 03/08/11, 10:56 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Zona más castigada de la ciudad. Apenas tiene edificios enteros, casi todo son escombros.


37 Re: Barrio Derruido el 30/11/11, 06:53 pm

Tak


GM
El gigante parece haberse sentido un poco ofendido con la actitud de Jack, porque nos empieza a hablar de sí mismo. Miro a Jack, tratando de decirle con mi expresión que me fío de él. Cuando pregunta si podemos considerarlo un amigo asiento muy levemente con la cabeza. Ignoro si, a la distancia que está, se habrá dado cuenta del movimiento. Pero él sigue contándonos sobre sí mismo. No tengo ni idea de cómo consigue ocultarse alguien así, pero si eso me dejó sorprendido, todavía lo hizo más que el gigante hubiera sido humano una vez. Me quedo boquiabierto y reprimo una exclamación de sorpresa. Pensaba que quizá era de un mundo donde la gente fuese de ese tamaño, o al menos un poco menos. Debió de ser un cambio muy... muy... Alzo la cabeza para analizar toda su altura. Malamente me imagino lo que tiene que ser tener tanta altura.
Cuando el gigante termina de contar su historia Jack toma la palabra, aunque apenas dice nada de sí mismo. Se acomoda a mi lado y yo me cruzo de piernas también levitando a pocos centímetros del suelo. Ahora que lo pienso, yo tampoco sé mucho de Jack. No tenía ni idea de lo de su padre, y lo de a golpes y en la naturaleza me ha dejado pensativo y alterado. El propio Jack me saca de mis pensamientos, diciéndome que hable. Abro la boca tratando de decir algo pero no sé por donde empezar.
-Yo... eh... era de la Tierra también... de España. Nuestro grupo vivía en el torreón Letargo, aunque ahora estamos divididos. No sé si t... se habrá encontrado con alguno -me corrijo rápidamente para tratarlo de usted, parecía demasiado caballeroso y no quería ofenderlo-. Vacuum se ha convertido en un hado infernal, tiene la piel negra y alas rojas. Elliot se ha convertido en un guerrero sin cabeza, Nia es una náyade... Y Jau es un licántropo tigre, Adara un ángel negro. Helli puede dar vida a los objetos... -¿Y Yip? La última vez que lo vi estaba loco, pero no sé qué hace. Me pregunto donde estará-. Y en los otros refugios había más gente, Jack es de otro -digo mirándolo. Tal vez debería dar menos detalles, pero estoy seguro de que si quisiesen podrían averiguar fácilmente todo lo que yo he dicho. El consejo mismo lo sabía todo-. Y... bueno, me alegro de haberle conocido. He hablado con varios cosechados de generaciones anteriores y siempre es muy interesante -añado sonriendo.

38 Re: Barrio Derruido el 02/12/11, 03:27 am

Red


El titan ve como sus acompañantes se relajan un tanto y sonríe complacido, era agradable hacer nuevos amigos. Kniveth les escucha atentamente hablar sobre si mismos, y sobre sus compañeros también en el caso del pequeño fuego fatuo. Parecían una cosecha interesante, y no le disgustaría conocer a alguno integrante mas. Sin duda el destino había tenido algo que ver en este encuentro.
-Este ha sido un gran encuentros, ¿nos os parece, pequeños amigos? -comentó el coloso con una gran sonrisa-, son ustedes muy simpáticos, y ha sido un placer hablar con ustedes.
El titan se enderezó, haciendo crujir sus enormes huesos al estirarse educadamente para desentumecerse.
-Me encantaría conversar con ustedes un rato mas, pero lamentablemente he de despedirme. Se esta haciendo muy tarde, y tengo asuntos que me reclaman, ademas de que caminar ahora por las calles es peligroso, la nueva cosecha se pasea por la ciudad, y no esta permitido interactuar -comento en voz "baja"-, les recomiendo que se resguarden en lugar seguro, presiento que no tardaran en aparecer -dijo en voz mas baja aún-. Disfruten de la noche, caballeros. Espero verles en otra ocasión. -de despidió, echando a andar entre los edificios.
Apenas había dado unos pasos cuando sus dedos, que se deslizaban en el bolsillo, toparon con un talismán, regalo de una gran amiga. Su figura se confundió con los edificios y las sombras del cielo, dando la impresión de desaparecer en el aire. Ese era el método con el que pasaba desapercibido en la ciudad, su forma de no interferir.

39 Re: Barrio Derruido el 02/12/11, 04:19 pm

Tak


GM
El gigante parecía contento escuchando lo que teníamos que contarle, pero tenía que irse ya y me quedé sin preguntarle bastantes cosas que me hubiera gustado.
-Igualmente, ha sido un placer conocerle -le digo mientras asiento en respuesta a su pregunta. Escucho como se despide sin quitarle ojo de encima y después agito el brazo-. ¡Adiós! Espero volver a verle.
Empieza a moverse, alejándose con sus pesados pasos. Parece que busca algo en su chaqueta cuando de pronto desaparece. Se mimetiza con los edificios de un momento para otro y me quedo plantado con la boca abierta. Me vuelvo hacia Jack y le señalo el lugar donde momentos antes estaba el gigante.
-¡Increíble! ¿Dónde se podrá conseguir magia de invisibilidad? -pregunto más para mí que otra cosa. Me había asaltado una envidia enorme de pronto, yo también quiero ese poder-. Ah, ¡Jack! ¡Lo siento! He perdido el colaespina hace un rato. Unas cosas salieron de entre los escombros y se lo llevaron... ojalá cojan alguna enfermedad -digo soltando un bufido-. ¿Qué te traía por aquí? -suelto sin pensar. Al momento me doy cuenta de que sé perfectamente la respuesta, y cambio de tema rápidamente-. ¿Todavía tienes el refugio aquel... donde estaban los animales? Estoy buscando algún lugar muy seguro para guardarlos cerca de Serpentaria, ¿estás muy ocupado hoy? -pregunto mientras jugueteo con las manos-. Era por si te apetecía acompañarme un rato hasta allí... hay presas también, creo...
Jack acepta a ir y le sonrío agradecido mientras señalo la dirección con la cabeza y empiezo a avanzar hacia el sur de nuevo. Cerca de la Sede de los Taumaturgos había visto varios edificios abandonados y quería echarles un vistazo.

Sigue en la Torre Leprosa.

40 Re: Barrio Derruido el 02/12/11, 05:17 pm

Yber


GM
El rastro de la tercera bañera nos conduce a una zona de la ciudad que parece haber sido peor tratada que el resto. Los edificios están todos destrozados y un estado bastante lamentable. La mayoría no eran más que unos montones de escombros y de no ser porque habíamos pasado ya por zonas mejor edificadas, habría tenido problemas para adivinar que aquí hubo construcciones en buen estado antes. El lugar no me inspira nada de confianza, así que decido sacar la cimitarra, aunque sea más por adornar e intimidar que por el uso real que pudiera darle. << Al menos sé por qué lado se clava... >>

Conforme avanzamos por el barrio en ruinas, el olor se hace más intenso, lo que indica que ya queda poco para encontrar la comida y que no ha pasado mucho desde que la han dejado. Pero al mismo tiempo, la sensación de miedo que me invade por el cuerpo también es mayor. No sé si es por el estado caótico del lugar, o porque tantos escombros podrían ser perfectamente un buen escondite para cualquier criatura, pero empiezo a sentir como mi antiguamente frecuente tranquilidad se desestabiliza por enésima vez desde que estamos en esta ciudad. << Este sitio me está dejando echo una bazofia >> No recordaba ser tan miedoso, tan intranquilo o tan impulsivo como ahora. En Asrena mi vida había sido siempre sencilla, siguiendo las normas de la tribu. Aquí las normas se resumen en una: sobrevivir. Mucho más simple, pero a la vez más complicado. Sobretodo si sobrevivir engloba a todo un grupo de gente y las amenazas parecen estar pensadas para algo mucho peor que dicho grupo.

Tras un rato caminando, consigo divisar el final del tramo que seguíamos, las cestas se encuentran depositadas entre un montón de escombros que, en otros tiempos, debieron de ser una calle de casas bajas. Instintivamente mis garras se aferran a la empuñadura de la cimitarra y comienzo a andar con lentitud.

41 Re: Barrio Derruido el 03/12/11, 10:12 am

Caillech


Ciertamente parecía que había habido una pelea de las grandes en esta parte de la ciudad hace quien sabe cuantos años. El lugar se veía en un estado verdaderamente lamentable, con unos edificios completamente destruidos, reducidos a irreconocibles escombros que poco tienen de lo que antaño pudieran haber sido. Verdaderamente esta ciudad era una ciudad bastante conflictiva, esta calle era la muestra clara de ello. Eso y, si no olvidábamos nuestros anteriores encuentros, los inquilinos tan violentos que habían intentado comernos o habían insinuado que muchos de nosotros no conoceríamos la salida de la Luna Roja. Yo creo que para esto Noel, Alicia y yo misma teníamos una especie de imán para esos seres o una propensidad para atraer a los problemas o a la muerte. No comprendía como era que siempre nos aparecieran a nosotros los horribles monstruos de esta ciudad allá donde fueramos y no a los demás. ¿Sería porque eramos más ricos, porque tenemos mejor olor? No lo se. Lo que si se es que en estos momentos no confio ni una pizca en estos edificios, como al parecer Giz tampoco.

Los dos miramos con desconfianza los edificios derruidos y una idea pasa por mi mente. Este lugar es perfecto para esconder y tender una enboscada. Mi instinto de supervivencia se dispara y, antes de darme cuenta ya tengo las armas en las manos, listas para ser usadas para seguir viviendo. Empiezo a olfatear el aire en busca de cualquier amenaza que nos pudiese acechar, cosa que no me hubiese extrañado mucho la verdad viendo nuestra historial. Más me hubiese sorprendido encontrarme en este lugar algo amistoso.

Comida. Ya lo tengo delante y empiezo a coger una cesta en la mano y meter algunas cosas en mi mechilla para que fuese más cómodo el trasportar ello, cuando huelo un olor reciente. No hace mucho alguien había estado aquí. ¿Monstruos? ¿Algo que nos desearía la muerte? Y aunque ya no se encontrase su portador aqui me pongo alerta, con la espada preparada, pues he tenido que guardar la daga para poder coger la cesta. Más valía prevenir que curar, esa era mi eterna lema.

- Humanos y Asrenianos, será mejor que nos demos prisa en coger todo esto y volver al Torreón Letargo. Alguien ha estado antes aquí no hace mucho tiempo y puede volver en cualquier momento por lo que sabemos. - a la mente me vienen imagenes de la llegada de un ser gigante y horrible que nos descuartiza y nos come. Es una imagen poco alentadora - Es posible que sea hostil, todos los monstruos que hemos visto hasta la fecha han intentado merendarnos. Yo no se vosotros, pero yo no quiero que mi alma quede atrapada con un engendro para el resto de la eternidad. Debemos apresurarnos en coger la comida y marcharnos. - les digo mientras no aparto la mirada del lugar donde nos encontramos, por si algún ser quisiera hacer acto de presencia en aquellos momentos.

42 Re: Barrio Derruido el 03/12/11, 12:32 pm

Cain

avatar
Mánia no había perdido detalle de nada a lo largo del camino. Según iban avanzando el paisaje se iba volviendo cada vez más penoso. A cada paso encontraban edificios en peores condiciones, hasta que finalmente dieron con un área únicamente formada por escombros. Por alguna razón, Mánia no había dejado de admirar nada del paisaje, ni siquiera las montañas de edificios destrozados, los adoquines levantados del suelo... Todo ello era una señal inequívoca de una gran violencia, la guerra misma supuraba por cada escombro, por cada cráter y cada resto que encontraban, y la violencia era algo tan arraigado en la cultura de Mánia, tan suyo, como lo eran su pelo y sus ojos. Allá donde miraba, Mánia veía la muerte misma, y extrañamente eso le hacía sentirse en casa...
La lagarta guerrera dio entonces con la bañera, que aterrizaba junto a un patinillo enterrado bajo decenas de vigas. Mientras los demás corrían a por las cestas ella se quedó plantada en el sitio. La comida de allí realmente le repugnaba, y solo cuando el hambre atacaba con fiereza era capaz de comerla, además algo en esas cestas emitía un olor fuerte y nauseabundo... quería estar lo más lejos posible de él. Escuchó sin mucho ánimo el ''discurso'' de la guerrera. Hablaba sin duda como una auténtica guerrera, empapando cada palabra de dramatismo, como si llevase consigo la verdad absoluta y el fatalismo de l batalla. A Mánia siempre le habían aburrido un poco los discursos de las guerreras.
Sus compañeros terminaron de cojer la comida, y un poco a su pesar, Mánia se asomó enconces a la bañera para comprobar los restos, y se llevó algunos frutos rojos y brillantes que habían quedado en el fondo. Eran pequeños como uvas. Mánia aplastó uno entre sus dedos y se pintó los labios a la manera de libo, luego siguió a los demas de vuelta al torreón.

Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

43 Re: Barrio Derruido el 05/12/11, 12:02 am

Red

avatar
Volé lo mas rápido que pude tras la estela de la libélula roja, Cain estaba cerca, podía sentirlo, pero aun no le había alcanzado. Acelere mi vuelo cuando llegue al barrio derruido, pero apenas fui consciente de cuando perdí el dominio de mis alas. Estaba cansado, y aunque no conociera el motivo, el cansancio seguía ahí. Me precipite al suelo desde una altura de casi diez metros a gran velocidad, y conseguí proteger mis alas, girando el cuerpo a tiempo e impactando de costado contra un muro que se vino abajo. No se si permanecí inconsciente mucho tiempo, me parecieron horas, pero seguramente fueran segundos. Cuando abrí los ojos, la luz me cegó por unos instantes. Estaba bajo un montón de escombros, medio enterrado en ellos. Múltiples magulladuras cubrían mu cuerpo a pesar de mi dura piel. Mi brazo izquierdo estaba girado en un ángulo extraño, posiblemente dislocado o fracturado. Mis sangre se mezclaba con el polvo sobre mi piel, y conteniendo un quejido trate de invocar la magia de curación, pero la magia moría en mis dedos. No lo comprendía. Sentía el caudal de energía en mi interior, pero cuando lo iba a liberar desaparecía sin mas, como si nunca hubiera existido.
-¿Por qué no... ? -acerté a decir mirando la punta de mis dedos, no lo entendía, pero no tenía tiempo ahora-. Ve a por el, no le dejes alcanzarla, dile que venga conmigo -le pedí a la libélula que se perdió en el cielo.
Ojalá que le alcanzara, eso era lo que pensaba mientras trataba salir de debajo de los escombros, arrastrándome penosamente, son fuerzas siquiera para quejarme...

44 Re: Barrio Derruido el 05/12/11, 01:08 am

Cain

avatar
El león atravesó el barrio a toda velocidad y llegó derrapando al muro donde había caído Vacuum. Cain saltó del lomo de la bestia con más suerte que destreza y corrió a socorrer al griego. Se valió de la ayuda de varios diablillos para sacarlo de debajo de los escombros, y el dolor desgarrador de la invocación, mezclado con el torrente de sentimientos y una creciente sensación de fracaso le hicieron romper a llorar. Despidió a los diablillos, pero aún tardó un rato en curar las heridas de Vacuum, pues el llanto le impedía pronunciar el hechizo correctamente. Cuando por fin acomodó al griego en el lomo del león cornudo y le hubo dado una poción reconstituyente que llevaba encima para las emergencias, le contó todo lo que se le había pasado por la cabeza desde que salió del burdel hasta llegar al cementerio, y se dió cuenta de que tenía miedo, miedo de sí mismo.
-Quería destrozarla, Vacuum- dijo prácticamente fuera de sí- Quería hacerla pedazos...- Ya en el momento en que la vio zarandear al griego... Pagó su rabia con el león que de nuevo daba muestras de querer rebelarse al notar la debilidad de Cain. El rubio atravesó los ojos carmesíes del león con su mirada y este volvió a bajar la cabeza, manso, pero alerta- ¿Qué me está pasando...?- preguntó, no sabía si a Vacuum o a sí mismo.
Se echó también sobre el lomo de la bestia y miró al cielo sin estrellas. Su mente entró en la del demonio insecto que aún seguía a Elliot. Ya no estaba en el cementerio... Bueno, realmente sí lo estaba pero...
-Está bajo tierra...- dijo de pronto


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

45 Re: Barrio Derruido el 05/12/11, 02:26 am

Red

avatar
Cain apareció montado en un león blanco, derrapando por la calle. Salto de su montura y corrió hacia mi, para ayudarme a salir de debajo de los escombros. Varios diablillos le ayudan a hacerlo, y al final consigue sacarme de debajo de las piedras. Los diablillos desaparecen en el aire, y comienza a curar mis heridas mientras las lágrimas empiezan a surcar su rostro. Tarda un poco debido al llanto, que le impide pronunciar las palabras correctamente. No puedo apartar la mirada de sus lágrimas que amenazan con hacer brotar las mías. Me acomodo en el lomo del león y me dio una poción reconstituyente que me alivio al instante. Le escucho en silencio, mientras las lágrimas terminan por asomar por fin a mis ojos. No me gusta que este así, no me gusta que halla problemas entre los tres. Por unos instantes el león parece revelarse, pero una mirada furiosa del siciliano le hace retroceder y amansarse de nuevo.
Cuando e tumbo junto a mi le estreche entre mis brazos, apretándolo con fuerza contra mi.
-No lo se, son las tinieblas que tenemos e nuestro interior supongo, si no tuviéramos no perteneceríamos ha esta ciudad, no seriamos monstruos. -dije besando su cuello para que se tranquilizarle.
Escuche lo de Elliot y le apreté aun mas fuerte, la chica necesitaba aclararse, no teníamos que intervenir, y así se lo dije. La muchacha sabía cuidarse sola, no debíamos perseguirla.
-Ya volverá, no te preocupes, tarde o temprano regresara. -murmure besando sus labios.
Mire a su ojo dorado, brillante por las lágrimas, y perdí en el mis ojos inundados también por las lágrimas.
Sin darme cuenta, sin pretenderlo siquiera, lamí su lágrimas, retirándolas de su cara, una a una, con sed. Cuando llegue a la sexta un latigazo me recorrió el cuerpo, una explosión ardiente recorrió mis venas. Era poder, mas fuerte del que había tenido nunca. La magia volvía a recorrer mis venas, y el motivo me resultaba... no lo sabía, no sabía que pensar.
-¿Qué es esto?, ¿qué me esta pasando? -le pregunte al italiano, bebiendo sus lágrimas de nuevo-... ¿por qué estoy haciendo esto? -volví a preguntar, esta vez ahogando mi voz en sus labios, tratando de encontrar respuesta a mis preguntas en el fondo de su boca.

46 Re: Barrio Derruido el 08/12/11, 02:06 am

Cain

avatar
A Cain realmente no le gustaba la idea de dejar a Elliot a su aire, pero esta vez haría caso a Vacuum y no intervendría << Bueno... todavía tiene al demonio rastreador, así al menos sabremos más o menos donde está...>> Buscó mentalmente el rastro que el demonio había dejado a su disposición y comprobó que la chica seguía bajo tierra. Suspiró.
-Sigue ahí abajo, no estoy segur...-la lengua de Vacuum recorrió sus mejillas y sus ojos, limpiando sus lágrimas, bebiéndoselas como si estuviese en el mismísimo desierto y esa fuese la única forma de calmar su sed. No era la primera vez que lo hacía, pero a pesar de ello le pilló desprevenido.- Vac, ¿qué hac..?- de nuevo le interrumpió, esta vez atacando sus labios e invadiendo su boca. Cain recibió el beso gustoso a pesar de su extrañeza por el comportamiendo del griego, recorrió la cavidad que tan bien conocía disfrutando de su embriagante sabor. Se pegó un poco más a Vacuum estrechándolo en sus brazos y sintió algo... La púa de su lengua vibraba. Era un cosquilleo familiar, el cosquilleo de la magia. ¿Que estaba ocurriendo? Rompió el beso y miró a Vacuum sin comprender que la magia que ahora recorría su cuerpo provenían efectivamente de sus lágrimas.- ¿Qué está pasando? -dijo repitiendo la pregunta del griego.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

47 Re: Barrio Derruido el 09/12/11, 02:35 pm

Red

avatar
-No lo se -empece a decir, o estaba del todo seguro-... mi magia se estaba agotando, y tus lágrimas me la han devuelto, pero no se porque, no lo entiendo, tendría que buscar información -yo solo me liaba con mis palabras, que escapaban de mi boca a trompicones, no sabía que pensaría Cain de mi-... lo siento -murmure con voz abatida.
Me aparte un poco de el, no quería causarle rechazo, lo que acababa de hacer no era muy agradable, beberme las lágrimas de alguien para recuperar mi magia... La magia que bullía bajo mi piel me molestaba un poco a la hora de pensar, y pronto mi mirada se perdió entre el polvo y los escombros de alrededor. El viento levantaba el polvo y trazaba dibujos en el aire, figuras que danzaban entre las piedras que se derramaban por las calles.
-Sería mejor ir pensando en volver al burdel -murmure con voz ausente, mientras mis propias lágrimas se deslizaban por mis mejillas, lágrimas que se habían avivado un poco.
Deslice la mano por el pelaje del león, hundiendo mi mano en su pelaje, distraído, pensando aún en el porque de lo que acababa de hacer. Necesitaba saber, y para ello tendría que buscar la información, pero no ahora, ahora teníamos que volver a casa.
Desvíe mi mirada hacia Cain, que aun no había dicho nada. No sabía que me encontraría en sus ojos, pero tenía que saberlo ya...

48 Re: Barrio Derruido el 09/12/11, 05:56 pm

Cain

avatar
¿Había recuperado su magia por las lágrimas? Aquello sonaba muy extraño... aunque... Él mismo tenía que pagar con su propia alma las invocaciones que hacía, tal vez Vacuum necesite de una fuente de energía externa para la magia. Pero... ¿sería él el único? ¿Cuánto le durarían las lágrimas? ¿Debían ser lágrimas provocadas por algo concreto o valía cualquiera? Cain ya había hecho preguntas semejantes sobre el precio mágico cuando invocó a Balan por pirmera vez, y había logrado comprender por fin el proceso gracias a Dantalian, pero sabía que ni uno ni otro le responderían a estas preguntas. No, esto era un asunto de Rocavarancolia, y requería de Rocavarancolia para resolverlo, tenía que buscar información en la biblioteca...
Miró a Vacuum, perdiéndose en sus ojos verdes que habían llenado de lágrimas. Le dejó un beso en cada ojo.
-No llores, seguro que a mi tus lágrimas no me dan magia ninguna- rió. El griego estaba cansado, se veía a la legua, y él estaba demasiado inquieto como para volver al burdel- Vete a casa, descansa... Yo iré a la biblioteca y buscaré información. Prometo no tardar... - le dio un beso en los labios y se valió de los dientes serrados del hado para hacerse una herida pequeña. Escupió en el suelo emitiendo un sonido parecido a gruñido haciendo sellos con las manos y al instante apareció un perro descarnado con huesos sobresalientes y lleno de púas negras- Se que no es muy guapo, pero te escoltará al burdel, no quiero que vuelvas a caerte por el camino- le dio otro beso- Desaparecerá cuando te deje a salvo.
Dicho esto se subió al lomo del león albino que ya estaba preparado y echó a trotar hacia la biblioteca con la luz de los primeros rayos del sol de la mañana.

Sigue en la Biblioteca Mágica.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

49 Re: Barrio Derruido el 09/12/11, 06:30 pm

Red

avatar
Cain se queda pensativo y al cabo de unos instantes deposita dos besos en mis ojos. Comenta algo y no puedo evitar una media sonrisa, una sonrisa que en realidad no siento. Le escucho cuando sugiere que me vaya al burdel, al parecer se va ha acercar a la biblioteca a por información.
-De acuerdo -murmuro con voz ausente, recibiendo su beso con ganas, y sorprendiéndome cuando se perfora levemente con mis dientes-... ¿qué haces ahora... ? -pregunte observando sus gestos.
Escupió un poco de sangre al suelo mientras trazaba signos con las manos y murmuraba con una especie de gruñido. Una especie de perro, que estaba en los huesos y que tenia púas negras por el cuerpo, apareció en el aire. Parecía que iba a ser mi escolta hasta el burdel. Le escuche atentamente antes de que me diera otro beso y se subiera en el león.
-Hasta pronto -murmure mientras el chico se alejaba montado en el león albino-. Vamos, amigo -murmure hacia el can antes de darme la vuelta y comenzar a andar.
El sol ya despuntaba, y su luz me resultaba un tanto molesta, estaba cansado, y eso me pasaba factura. Apresure mi paso, con el can a mi vera, y puse rumbo haca el burdel con rapidez, quería tumbarme a descansar.

Sigue en el Burdel de Dama Espasmo.

50 Re: Barrio Derruido el 01/03/12, 11:39 pm

Jack

avatar
Cuando llegué a mi refugio de caza, desde el torreón Letargo, tuve que "limpiarlo" literalmente de telarañas, sus gigantes tejedoras y otras de menor tamaño. Las fui paralizando y matando con golpes de espada, para luego amontonarlas en una derruida habitación, listas para el entrenamiento de Caillech. Después dejé las botellas de sangre en un destartalado armario al que convertí en nevera. Y luego me puse manos a la obra, llevando los cuerpos de las arañas también al sótano, aún entero y a salvo de carroñeros. ¿El entrenamiento? No tengo materiales para hacer una jaula, lo haremos de otra manera. El pasillo de este edificio aun es viable, está agujereado el techo y algunas paredes derruidas, pero el suelo sigue. Lo usaremos. <<< Tendríamos que discenir si solo se alimenta de carne humana o si cualquier carne le sirve... Y también, si como me pasa a mí, si todas le sacian por igual. ¿Dependerá también el estado de conservación? Hum...puede, no lo sé. También podríamos ir a la taberna y que conociera al camarero, quizá pueda ayudarla... Vale, cuando vaya al torreón se lo propongo. Es más, si el trasgo le cuenta sobre su transformación, quizá nos ahorremos algunos detalles del "entrenamiento". Vale, eso haremos. Iré de caza otro día pues. >>>

En vista de la inactividad que me espera, bajo al sótano, bloqueo la puerta que yo mismo hice hace ya tanto tiempo y enciendo la única antorcha presente, proyectando mi sombra en la puerta que conduce a los túneles. Allí tengo todas mis herramientas, pieles viejas y sin uso, huesos, y por supuesto, la nevera con las botellas de sangre. En el techo de piedra hay un boquete que puedo destapar a voluntad con una placa de madera, por la que entra la carmesí luz de la Luna Roja. En solo un segundo me planto delante de la nevera, me desnudo la camisa y, tras sacar una botella, la destapo como ofreciéndosela a la Luna, alzándola en un brindis:
-Por la nueva cosecha.

Había estado manteniendo la respiración durante esos breves segundos, hasta que las comisuras de mis labios rozaron el suave vidrio, liberando mis pulmones y colmándome de la deliciosa fragancia que, como pugnando por escapar de las translúcidas paredes de su celda, a cada calada de aire intensifica su olor, dejándome como atontado hasta que la siento en mis labios, en mis dientes, haciéndome cosquillas en la lengua, bajando rauda por mi garganta y, ardiente y refrescante al mismo tiempo, la siento surcando mis venas, colmando todo mi ser y casi la veo cuando me miro las venas de las muñecas, tomando ahora un tono rosado. Alejo la boca de vidrio de mis labios, dejando derramarse por mi cuello las últimas gotas, produciéndome escalofríos al contacto de mi piel, aún fría. Con una sonrisa por la que asoman los afilados colmillos, observo y atrapo entre mis manos la segunda botella y, sin pensarlo dos veces, vuelvo a sumergirme en su asombrosa mezcla de delicioso perfume, sabor y placer.

Al acabar, me obligo a abrir los pesados párpados mientras me relamo los colmillos y los labios, rescatando las últimas perlas de sangre. Después las dejo en el suelo mientras me fijo en los delgados regueros que han secado sobre mi piel, ahora más cálida y oscura, pero no me limpio, total, nadie va a verme y estoy cómodo sin la camisa, sintiendo la brisa nocturna que entra por el techo. ¿Y si apareciese así, ahora, en el torreón? La suculenta idea me hace sonreír, pero mejor no hacer esa broma, darles ese susto, podríamos acabar todos malamente. <<<Aunque... tendría que irme ya para el torreón, faltarán pocas horas para amanecer, así que mejor me quito la sangre de encima, me visto y si me pilla allí el sol, pues bueno, duermo allí en algun sitio a oscuras. Y ay del que se asuste de mi sin yo quererlo>>> río divertido mientras acabo de abotonarme la camisa, luego recojo las botellas y salgo del edificio en ruinas, bloqueando el sótano tras de mí, enfilando y danzando en la noche hacia el torreón, visible cuando voy tomando altura. Aun siento el ardor de la sangre, me costará dormirme, pero si no lo consigo, siempre puedo hablar con los novatos desde mi escondite...

Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

51 Re: Barrio Derruido el 18/03/12, 10:22 am

Caillech

avatar
Mientras camino me bajo el trapo que tengo en la cara, para lo que me había servido... Puede que no me hubiese comido a nadie, pero había atacado sin más provocaciones, simplemente porque si. Aún no me controlaba, mi nuevo cuerpo era maravilloso si, pero extraño. Se podría decir que me encontraba en una situación parecida que Noel, ninguno de los dos había aprendido a controlar aún su cuerpo. Aunque en su caso eso significaba que aún no había aprendido a volar y ese dolor de cabeza siempre que alguien se reía cerca de él. En cuanto a mi... en cuanto a mi eso significaba que podía atacar a cualquiera de un momento a otro, abrumada por los instintos o el hambre.

Necesitaba controlarlo, no podía ni pensar en lo que podría pasar si algo así me pasase eso a mi en el Torreón, cuando me encontrase rodeado de mis amigos y compañeros. Podría llegar a lastimarlos, hasta podría matarlos, como en el sueño... Ese sueño en el que los maté y mutilé sin darme cuenta. Jamás podré olvidar esa noche, esas imagenes. Nunca se me irá de la cabeza sus ojos acusadores clabados en mi persona, era de masiado. Lo era, porue era un futuro muy plausible, por lo menos hasta que controlase todo esto de ser Dama Gula, la insaciable trasgo. Si no lo hacía me volvería loca, loca de preocupación, loca por los instintos, loca de hambre....

Agité mi cabeza para alejar aquellos oscuros pensamientos, justo a tiempo para oler a alguien acercase. No me pregunteis que o quien era. Ni lo sabía ni me importaba, lo único que era importante era su dulce olor. Esa cacho de carne que caminaba a dos piernas sería mío, saciaría mi hambre y volvería a ser más... yo y menos una bestia. Tendría que matar a aquel ser, pero que más daba, al fin y al cabo la ciudad ya había intentado matarme a mi, merecía un bocado por todas esas molestias. Era un ojo por ojo, así no dañaría a los mios, cualquiera es mejor que ellos.

Fue algo muy sangriento, no apto para estómagos débiles. Mientras comía a aquel pedazo de carne de dos patas sabía a Nassandra, era como poder alcanzarlo con los dedos. Una delicia en toda regla, jamás me aburriría de este sabor de esta sensación. Además después de la pequeña humillación de haber sido vencida con tanta facilidad necesitaba algo así para poder sentirme mejor. Sabía que había merecido la paliza, pero eso no hacía que mi ego se sintiera mucho mejor la verdad.

Cuando terminé mi comida, agaché la cabeza.

- Que descanses en paz en el Nassandra, ahora eres un ser libre. Nunca olvidaré tu sacrificio por mi - le susurré a lo que quedaba de aquel ser, un charco de sangre oscura.

Puede que mis instintos fuesen un poco aterradores, asi como mi hambre, pero por lo menos me daba la oportunidad de llevarlos a todos al Nassandra. Ya había descubierto que por cada ser o persona al que le daba esa libertad a sus almas al comerme su cascara de carne como una de sus almas se instalaba en mi dandome fueza y poder. Eso es lo que en ese momento sentía y es por eso que ahora me sentía mejor, más saciada que antes.

Aún así me volví a poner el trapo alrededor de mi nariz y boca fuertemente, pues ya era hora de volver al Torreón, no sea que los demás se preocupasen más de la cuenta.

Comencé a caminar al trote, empleando mis grandes zancadas para llegar hacia mi meta.

Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Al principio lloré,
pero tiempo después
el hambre y el dolor me hizo cambiar
teniendo que matar y de carne alimentar.

Si tu olor golpea mi nariz, siento tu carne
y así el hambre aflora.
No, nolo puedo evitar, no creas que esta mal
es que yo soy asi
pues el pasado he de olvidar

52 Re: Barrio Derruido el 30/09/12, 02:12 am

Giniroryu

avatar
GM
Tras volar sin rumbo un buen rato acabo aterrizando aleatoriamente en alguna parte de la ciudad. Al principio no sé ni donde estoy y me limito a patear una piedra cercana con rabia. Lanzo un grito de pura frustación y doy un directo a la primera pared ruinosa con la que me cruzo, provocando que a esta se le desprendiesen algunos escombros y que un dolor se extienda por mi mano además de que me sangren los nudillos. Necesitaba seguir descargando mi ira, lo necesitaba casi tanto como respirar en ese instante. Me volví en la búsqueda de algo más a lo que golpear y mi frustración aumenta al no localizar nada más que escombros, los cuales pateo indiscriminadamente mientras gruño de vez en cuando. Cualquiera que me viera en aquel momento no reconocería al Noel alocado y eternamente feliz de siempre. Sólo un monstruo furioso al que era mejor no acercarse. Alguna alimaña de pequeño tamaño sale de entre los escombros, intentando huir de mi descontrolado arranque de ira. Atrapé las que pude con un pisotón y las maté de un violento zarpazo, tiñéndome las uñas de sangre.

Entonces un gruñido creciente llama mi atención. Provenía de la entrada a los subterráneos que se encontraba allí. Por primera vez me doy cuenta de que me encuentro en el Barrio Derruído. Me acerco a la entrada de los subterráneos y cuando estoy cerca un monstruo salta al exterior haciendo que retroceda un paso de la sorpresa. Es una especie de reptil de tamaño considerable, aunque no logro identificar bien sus rasgos en la oscuridad de la noche, que parece que tiene unas extrañas protuberancias en la cara. Sus ojos rasgados brillan a la luz de la luna y su feroz mirada se posa en mí mientras gruñe salvajemente, agazapándose. Saco el hacha del cinturón, un arma de dos filos con la que había estado practicando con la ayuda de Vac en las últimas semanas de entrenamiento.
-La voy a estrenar contigo -sonrío de forma siniestra mientras me preparo para el combate.

Me quito la gabardina y la lanzo sin miramientos por ahí. No quiero que pueda resultarme una molestia. Poco después el extraño reptil carga contra mí de un salto. Lo recibo con un tajo del hacha que le acierta en la espalda, lo cual provoca que grite fuertemente. Aunque no se trate de una criatura superior y por tanto sus gritos no sirvan para proporcionarme poder mágico, me sienta bien. Comienzo a reírme de forma sádica como sólo lo hacía en situaciones similares. El monstruo se revuelve y consigue darme un zarpazo en la pierna, desgarrando un poco la pernera del pantalón. De la herida comienza a brotar sangre. Enfureido por el dolor y mi torpeza, alzo el vuelo de súbito y me coloco a una altura donde el reptil no me puede alcanzar. Intenta saltar hacia mí pero no puede llegar tan lejos. Con un grito salvaje desciendo en picado mientras lanzo diversas plumas de mi espalda y las dirijo hacia el engendro durante el descenso. Con la práctica ganada durante todo el tiempo dedicado al entrenamiento, la mayoría de las plumas aciertan, provocando numerosos cortes por todo el cuerpo del reptil. El monstruo intenta proferir su último ataque pero una vez más blando el hacha hacia él, esta vez dirigiendo el filo hacia su cuello. La sangre salpica alrededor del monstruo, buena parte de ella cayendo sobre mí. Mi ropa, mis brazos, mi cara y mi pelo son salpicados en varios sitios por la sangre del engendro que se junta con mi propia sangre procedente de las diversas heridas.

Una vez el cuerpo del reptil cae pesadamente al suelo con la cabeza colgando del cuello por muy poco, me quedo parado al lado del cadáver, respirando agitadamente por el esfuerzo realizado. Me dejo caer al suelo de golpe todavía dando bocanadas. Me miro las manos y la ropa y me doy cuenta de que estoy completamente cubierto de sudor y sangre. Cierro los puños y doy un puñetazo al suelo mientras profiero un grito de rabia. El último. Durante unos instantes tan sólo me concentro en tomar aliento y en observar el cielo nocturno. Cierro los ojos un instante e inspiro fuertemente antes de levantarme por fin, mucho más calmado. Mi ira se había aplacado. Miro a mi alrededor para localizar mi gabardina y me acerco a recogerla. La sacudo y me la pongo al hombro, tengo demasiado calor como para ponérmela.
<< Debo volver a la taberna, estarán preocupados... >>, pienso mientras alzo el vuelo.

Mientras volaba y el gélido viento de la noche Rocavarancolesa me acariciaba el rostro me siento mucho más despejado y en calma. Una incipiente sonrisa se forma en mi rostro según me acerco a la taberna.


Sigue en la Taberna.

53 Re: Barrio Derruido el 08/11/12, 08:53 pm

Lupin

avatar
El plan está en marcha. Noel, Gael y Wen han ido al mercado y aquí quedamos Toima, Vac, Giz y yo, yendo hacia la casa que escogimos antes cómo lugar para llevar a cabo nuestra parte. El edificio, perdido en medio de la maraña de ruinas de este barrio, se conserva en un relativo buen estado y es discreto, creo que bien escogido para alguien que se dedique a negocios fuera de la legalidad –si es que existen tales en esta ciudad–. Además, cumple con las expectativas en la cantidad de habitaciones necesarias para ejecutar el plan.

Al meterse, Vac y Giz se meten en el cuarto que hay a la derecha. El habitáculo es de forma muy sencilla: nada más entrar, una habitación bastante ancha que desemboca en otras tres, dos de ellas con las puertas convertidas astillas. Por la única que la conserva –la de la izquierda–, entramos yo y Toima. Este cuarto conserva una mesa en mal estado y una silla que… digamos que servirá. Justo pasamos el marco, escribo una runa de trampa en el suelo debajo del mismo. “Paralizar hombre”, que fijo después con el significado “Paralizar si es un hombre”. La runa se ve muy poco y aún menos con tan poca luz, así que no debería poder darse cuenta de ella. Además, si algo ocurriera quedan los otros dos en la habitación de enfrente, así que no podría huir. Me siento delante de la mesa y Toima se cuadra a mi lado: una proveedora y su guardaespaldas.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 11.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.