Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo 12/12/17, 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu 12/12/17, 07:13 pm

» Faro
por Bellota 11/12/17, 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie 11/12/17, 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Primer sueño de Xalkoth

Ir a la página : Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 2.]

1 Primer sueño de Xalkoth el 25/11/13, 04:50 pm

Giniroryu

avatar
GM
Recuerdo del primer mensaje :

El barco volador surcaba los aires a toda velocidad debido a un favorecedor viento de cola que ayudaba a acelerar la travesía. En el puente de mando, Xalkoth pilotaba el navío con la destreza propia de quien lleva años surcando los cielos y en esta ocasión su afán aventurero le habían impulsado a emprender un largo viaje de exploración en busca del descubrimiento de nuevas tierras que ningún clinger había pisado jamás.

—¡Capitán Xal Kidd! —la entusiasmada voz del aprendiz le llegó al insecto desde su espalda y el chico entró en el campo de visión del clinger tras rodar por el suelo—. ¡Ups! No debería hacer eso con el sombrero puesto —afirmó riendo mientras recogía un gorro negro con el dibujo de una calavera y se lo volvía a colocar sobre la cabeza—. Vamos a atravesar el extenso océano de Belegaer, donde se dice que desaparecen todos los barcos que se internan en él.

—¿Qué dices? Este mar no tiene nombre —intervinó la voz de Cío, quien había estado escuchando la conversación y decidió acercarse—. Además, solo lo han intentado atravesar por agua, por eso lo estamos intentando con un barco volador —le dijo al humano en un tono que evidenciaba que era obvio lo que estaba diciendo.

—¿Cómo? ¡A mi nadie me dijo que fuese tan peligroso! Yo traje a mis niños para que fuesen testigos de las hazañas de su madre pero si llego a saber esto nunca habría montado en este pajarraco de madera.
Lara frunció el ceño, acentuado por el parche que llevaba en el ojo izquierdo, y puso los brazos en jarras.

—Xalkoth, nos estamos acercando al océano —anunció la monótona voz de Archime, que se encontraba sentado frente a un panel holográfico que parecía funcionar como un radar.

—¡Da media vuelta! ¡No puedo llevar a mis niños a otro viaje tan peligroso! —exigió la ordesa—. Además Ippon está en su camarote, muy asustado, acabo de venir de allí y el pobre se arrepiente de haberse subido a este trasto.

Todas las miradas se clavaron en el clinger, esperando que interviniese.


13 Re: Primer sueño de Xalkoth el 29/11/13, 04:00 pm

Poblo


Las luces y motores fallaron de repente, y el clinger fue incapaz de pensar en una solución para el problema, por la misma razón por la que no era capaz de pilotar: lo había olvidado.

Ya no tenía solo miedo de lo que les pudiera pasar a todos, también le aterraba olvidarlo todo. “¿Y si no para? ¿Y si olvido hasta quien soy?”
El caos se apoderó del lugar, con la ente yendo y viniendo cada uno con sus propias ideas o temores que mencionar. Xalkoth era el piloto, el que estaba al mando, y por tanto era el responsable de todos ellos, debía ser él quien llamara a la calma. ¿Pero cómo hacerlo cuando ni siquiera podía calmarse a si mismo? 

Al final lo único que logro fue gritarles a todos que se agarraran a algo antes del impacto. El choque contra el océano fue brutal, y el clinger salió despedido contra los controles que tenía justo debajo, abollándose el exoesqueleto en varios puntos. Si no se hizo más daño fue de milagro.
Los demás sobrevivieron también todos, pero nadie había salido ileso. “¿Se ha ido la niebla?” Rápidamente se asomó por la ventana más cercana, para poder comprobar que, efectivamente, ahora tenían visibilidad total. También fue así como el insecto avistó la isla, por fin un punto de referencia y en el que apoyarse. Con los ánimos renovados se dirigió al magullado grupo.

-¡A ver basta ya! Prioricemos lo que debemos hacer. He visto una isla cerca, podéis comprobarlo vosotros mismos si queréis. La nave no funciona, pero podemos desplegar las alas para usar el viento. Deberíamos poder llegar sin incidentes. Cío mismo lo ha dicho, no podemos esperar asistencia, así que nuestra prioridad será asegurar nuestra propia subsistencia.
Todavía seguía preocupado por su amnesia, pero no podía contárselo. No hasta ponerlos tan a salvo como pudiera.
-Shaco y Taro, ocupaos de desplegar las alas. Que estén dispuestas en arco, para aprovechar tanto viento como sea posible. Cío, ocúpate del timón, y el resto que asistan a quien lo necesite. Vamos a la isla.

14 Re: Primer sueño de Xalkoth el 29/11/13, 11:52 pm

Giniroryu


GM
Doloridos y hechos polvo, una vez más la tripulación se dirigió a sus puestos siguiendo las órdenes de Xalkoth y el barco volvió a ponerse en marcha. La travesía hacia la isla no fue interrumpida en ningún momento y lo único apreciable era el sonido de la superficie del mar rompiendo al paso del navío. Durante el trayecto, el grupo descubrió que la mayor parte de las provisiones se habían echado a perder en el incidente.

La isla no se encontraba muy lejos del lugar del impacto y llegaron en escasos minutos. Una vez hubieron desembarcado, todo el grupo abandonó el interior del navío. La playa en la que se encontraban estaba desierta y no había nada de interés en ella. Más allá de la arena, a mayor altura, comenzaba a divisarse la vegetación que se concentraba en el centro de la isla. El sol ya se encontraba bajo y tanto las aguas como el cielo contaban con el fulgor anaranjado típico del atardecer.

—Estupendo, estamos en una isla perdida en el medio del mar casi sin comida. ¿Y ahora qué? —preguntó una malhumorada Lara con las manos metidas en el marsupio tratando de tranquilizar a sus niños.
Todas las miradas se dirigieron hacia Xalkoth.

15 Re: Primer sueño de Xalkoth el 02/12/13, 04:17 pm

Poblo


Consiguieron llegar a la isla sin más incidentes, pero no sin malas noticias, ya que durante el trayecto, mientras comprobaban el estado de todo en el navío, habían descubierto que estaban casi sin provisiones. Una vez hubieron desembarcado todos, Xalkoth comenzó a hacer planes de supervivencia.

Necesitaban tanto comida como agua. La segunda la obtenían desalinizando la del mar, pero para ello hacía falta que el motor volviera a funcionar, y eso podría llevar tiempo. Tampoco podían esperar un rescate, ya que nadie viajaba por aquella zona por miedo al océano.
En conclusión, la lista de cosas a hacer era, de más a menos importante, sobrevivir, hallar una forma de salir del océano y por ultimo buscar otro plan para rescatar a Nero y Ri.

-Lo primero es organizarnos para poder pasar la noche. No queda mucho, así que habrá que darse prisa. Nos dividiremos en dos grupos: Uno recogerá madera, y el otro, en el que estaré yo, embarrancaremos la nave en la playa. Rota o no es nuestra única forma de salir de aquí, y el único techo que tenemos- Dirigió una mirada general al grupo para comprobar si había pegas, a la vez que iba decidiendo los grupos. 
-Cío, Taro y Shaco. Vosotros id a por la madera, los demás conmigo, y los que os vais: no os alejéis si no hace falta, y si podéis quedaros en el borde de la jungla desde donde os veamos mejor. No sabemos nada de este lugar.

16 Re: Primer sueño de Xalkoth el 02/12/13, 08:08 pm

Giniroryu


GM
Apenas hubo conversación, todos se encontraban demasiado exhaustos como para hablar. Los tres designados por Xalkoth aceptaron lo que se les encomendó y se alejaron en busca de madera.

Archime se sentó en la arena en silencio e Ippon no tardó en unírsele. Lara se acercó al clinger antes de acompañarlos.
—Más te vale que salgamos de aquí con vida.
Después de eso, hubo un prolongado silencio incómodo en la playa hasta que regresaron los otros tres.
—Esto es todo lo que hemos podido encontrar por aquí cerca.
Mostraron unos cuantos palos de madera húmedos que difícilmente servirían para algo.
—Hemos visto árboles frutales, pero no podemos escalarlos —dijo el carabés mientras los tres chicos apilaban la escasa madera que habían conseguido.
—La fruta no se caía ni zarandeándolos entre los tres —afirmó Cío con fastidio.
—Pero hemos pensado que con tu bonificación por raza en la habilidad para trepar quizás seas capaz de subir a ellos —le comunicó el aprendiz al insecto.

17 Re: Primer sueño de Xalkoth el 03/12/13, 03:33 pm

Poblo


Tanta organización para nada. El resultado de la búsqueda acabó por ser un pequeño montón de madera húmeda, que era poco probable que prendiera. Pero quizás no hubiera sido todo en vano, o al menos eso pensó cuando escuchó lo de la fruta.
-¿Y decíais que no caía ni balanceando?- Eso no era buena señal. Normalmente si la fruta no caía era porque no estaba madura, pero menos daba una piedra.

-Está bien, que Taro me lleve. El resto mirad si podéis hacer algo con esas ramas, y preparadlo todo par apasar la noche.
Se volvió hacia Taro, para que abriera la marcha, y siguiendo al carabés se adentró en la selva.

18 Re: Primer sueño de Xalkoth el 03/12/13, 04:01 pm

Giniroryu

avatar
GM
Taro condujo a Xalkoth hacia los árboles que habían visto. En lo alto de unos árboles alargados colgaban unos frutos redondos similares en tamaño a un melón pequeño. El clinger escaló el árbol más cercano para hacerse con uno de ellos.

Una acción tan simple como esa, desembocó en algo catastrófico. De pronto, la fruta que Xalkoth tenía entre las manos se pudrió en cuestión de segundos. Pero eso no fue todo. Como si hubiera accionado algún mecanismo que provocase una reacción en cadena, toda la vegetación de los alrededores perdió el color gradualmente y el paisaje resultante equivaldría a una fotografía a escala de grises en comparación con su estado inicial. Si se comprobaba, se podía ver claramente que los frutos que antes colgaban jugosos de las ramas, ahora se encontraban en el mismo estado de descomposición que aquel que agarraba el insecto.
—¿Qué cojones...? —masculló Taro al pie del árbol mirando hacia arriba con expresión atónita.

19 Re: Primer sueño de Xalkoth el 06/12/13, 12:55 am

Poblo

avatar
Escalar fue muy fácil, coger la fruta también. Averiguar si era comestible.... No hubo forma de saberlo.
Lo que sucedió en ese mismo instante iba en contra de toda la realidad que el clinger conocía, no había motivo alguno para una planta de morirse de ese modo, al menos que conociera él. Menos aún lo había para que se produjera una reacción en cadena así. “¿Pero que...?”
Saltó del árbol en cuanto pudo, y al lado del carabés observó lo que sucedía, atónito. 
-Por qué...- Desde que habían comenzado aquella expedición le salía todo mal. No a los demás, a él. 
Había sido el clinger quien se olvidó del motivo de la misión en primer lugar, él se había olvidado de pilotar cuando más lo necesitaban, y de nuevo él había tocado el fruto que se había marchitado. ¿Por qué pasaba todo eso? ¿Por qué parecía que todas las catástrofes fueran cosa suya?

-Volvamos a la playa. Desde allí tal vez podamos ver cuanto se ha extendido esto... lo que sea-

Y hacia la playa se dirigieron.

20 Re: Primer sueño de Xalkoth el 06/12/13, 06:49 pm

Giniroryu

avatar
GM
Taro acompañó al clinger de vuelta a la playa, todavía atónito por lo que acababa de presenciar. En la playa se encontraban en las mismas condiciones, con todos de pie y mirando hacia la jungla con diferentes expresiones de incredulidad.
—¿Qué ha sido eso, estáis bien? —le preguntó Cío a Xalkoth, acercándose.
—¡A la impresora de esta isla le falta tinta de color!

—Ha sido muy extraño, en cuanto Xalkoth se subió al árbol a por la fruta…
Taro realizó una breve explicación de lo sucedido tras haberse reunido todos de nuevo. Mientras hablaban, el grupo observó la jungla, comprobando que en poco tiempo el extraño fenómeno se había extendido a toda la vegetación que alcanzaba la vista. Probablemente toda la isla se encontraría en las mismas condiciones. El único tinte de color que quedaba sobre el islote era el de la arena de la playa.

—¿Y ahora qué diablos hacemos? Apenas tenemos provisiones. Archi, ¿para cuánto calculas que tenemos? —preguntó el otro irrense a su congénere.
—Estimo que si se realiza un reparto equitativo con el mínimo como referente y teniendo en cuenta las necesidades de cada uno de nosotros y de los hijos de Lara 37 a lo sumo dispondremos de alimento para tres días.
—Genial… ¿qué coño vamos a hacer?
Todas las miradas se volvieron a clavar en el insecto.

21 Re: Primer sueño de Xalkoth el 07/12/13, 08:34 pm

Poblo

avatar
A Xalkoth le costaba cada vez más mantener la calma. La sucesión de catástrofes no parecía tener fin, y esta vez habían recibido un ultimátum. “Tres días...”
Había pensado en establecer un refugio en aquella isla desde el que ir buscando referencias para volver, pero eso ya no era posible, no ahora que no contaban con tiempo. Por ende, y como responsable del grupo, tendría que tomar la decisión más peligrosa.

-Mi...mirad. Con las pocas provisiones que tenemos, y visto que no vamos a poder conseguir más en esta isla... La única posibilidad es zarpar. No ahora claro, ya es de noche y estamos todos cansados. Pero mañana al amanecer abandonamos esta isla.
Había tomado nota de por dónde se ponía el sol, y volvería a confirmar los puntos cardinales en cuanto este saliera de nuevo al día siguiente. Recordaba también, de forma aproximada, la dirección por la que habían venido, y si bien no podía dar marcha atrás con precisión, la costa desde la que se habían adentrado en el océano era lo bastante amplia como para que la pudieran localizar a pesar del margen de error. Por último, sería un viaje en línea recta, y con eso esperaba poder contrarrestar los efectos de la niebla si volvía a aparecer.

-Se que no es algo muy recomendable, pero quedarnos aquí sin provisiones ni modo de obtenerlas tampoco. Aun así, prefiero que se vote. Si la mayoría prefiere quedarse, lo haremos-

Independientemente de que se marcharan o se quedaran, lo siguiente en la lista de tareas del clinger era averiguar qué le pasaba al motor y repararlo. Si lo conseguía, la desalinizadora de la nave volvería a funcionar, y por lo menos no tendrían que preocuparse del suministro de agua. También podían probar a pescar. 
Pensándolo bien la situación no parecía tan desesperada.

22 Re: Primer sueño de Xalkoth el 10/12/13, 02:55 am

Giniroryu

avatar
GM
No hubo quejas o protestas de ningún tipo, de hecho apenas hubo comentarios. Los ánimos estaban bajos en general y no se habló mucho más. Comieron una cena frugal antes de echarse a dormir.

La mañana siguiente llegó y con ella un suceso insólito: el sol salió por el mismo lugar que se había puesto. De hecho, si permanecían más días en aquella isla, podrían contemplar que las salidas y puestas del sol no parecían atender a ninguna lógica conocida y variaba su posición en el cielo de forma incomprensible.

A pesar de ello el grupo decidió intentar abandonar la isla en el barco y dar la vuelta, ya que el clinger había dicho que creía que podía recordar apróximadamente la dirección por la que habían llegado.

En esta ocasión no fue la memoria de Xalkoth lo que falló. Pero por algún motivo, no importaba qué dirección siguiesen ni durante cuanto tiempo. Volvían a llegar a la isla. Así pues, parecía que no había escapatoria alguna, al menos por el momento. De esta manera, transcurrieron tres días en los que el grupo cada hora que pasaba tenía más hambre. No obstante, Archime pudo arreglar el motor, ya que el clinger seguía sin recordar como se reparaba y el agua no fue un problema.

Pero por mucho que no fuesen a morirse de sed, tras la frugal cena del tercer día, las provisiones se habían acabado por completo. Nadie dijo nada aquella noche, pero el desanimo era cada vez más evidente.

La mañana del cuarto día, cuando Xalkoth salió del interior del barco que era el refugio nocturno del grupo, se encontró a Lara 37 ya levantada, sentada sobre la arena de la playa y jugando con sus pequeños con una seriedad que contrastaba enormemente con sus acciones.
—Mis hijos van a morirse de desnutrición por tu culpa —lo acusó sin ni siquiera mirarlo.
—Eso no es todo. Si el mecánico chalado ya ha arreglado el motor, ¿por qué no hemos salido de aquí todavía? —inquirió la voz de un Cío cruzado de brazos a su espalda.
—Hemos esperado hasta hoy, preguntándonos por qué no propusiste intentar salir de aquí volando. ¡No puedes ocultar tu condición de piloto, Cid Xalkwind! Somos testigos de ello  —dijo Shaco señalándolo acusadoramente con un dedo.
—Espero que haya una buena explicación para esto —añadió Taro.

23 Re: Primer sueño de Xalkoth el 08/01/14, 07:19 pm

Poblo

avatar
Las miradas acusadoras de todos fueron el primer indicio que el clinger tuvo de que ya no contaba con su apoyo. La comida ya se había acabado, y tarde o temprando empezarían a morir. Primero habría peleas... finalmente la desesperación haría que intentaran matarse entre ellos. Eso era lo más probable.

Y ahora, en la peor de las situaciones, se veía obligado a confesar su amnesia. Inventarse una excusa no era una opción. No tenía sentido ocultarlo más.

-Porque... porque no se. Hace ya tiempo pero... comencé a olvidar cosas. No dije nada porque no habría servido de nada, salvo para desesperar.
Le temblaba la voz. Él era quien estaba al mando. Eran su responsabilidad, y ahora todos iban a morir, por su culpa.

-Lo.. lo siento... yo solo intentaba salvar a todos como pudiera. No... no estoy capacitado para seguir dirigiendo.

24 Re: Primer sueño de Xalkoth el 09/01/14, 10:31 pm

Giniroryu

avatar
GM
—¿Salvar? ¿Tú? Mentir es algo muy feo, Xalkoth.
Todo el grupo, que había permanecido en silencio observando al clinger tras la revelación, se dio la vuelta al escuchar la voz de Nero. No mucho después, vieron también a Anriel saliendo de entre la descolorida vegetación y avanzando tras su edeel.
—¡Estabais aquí! ¿Vosotros también os perdisteis? —exclamó Lara levantándose de golpe.
—Eso no es del todo preciso, Lara, más bien nos perdieron —volvió a responder el pelimorado fulminando con la mirada al clinger.
—Xalkoth nos trajo aquí como venganza por la confesión de Nero... Ya sabéis, el asunto de la miel —habló Ri entonces—. A mí también me metió en el mismo paquete —masculló por lo bajo con un tinte claramente de desprecio en su habitual tono neutral.

Taro y Cío intercambiaron una mirada entre ellos mientras todas las demás miradas volvían a clavarse en el insecto con distintos grados de incredulidad y asombro.
—Imagino que ahora dirás que no te acuerdas... ¿La amnesia forma parte del numerito que supongo que has montado para traernos a los demás aquí? —le espetó entonces Cío.
—Quisimos creerte cuando dijiste que te arrepentías de lo que habías hecho, pero todo lo que ha ocurrido hasta ahora encaja con una trampa. ¿Cómo te ibas a olvidar de como pilotar de repente? —apostilló Taro.
—Yo no quería creérmelo cuando escuché a hurtadillas por casualidad a los conspiradores hablar sobre este asunto. Pero vamos a tener que juzgarte por tus crímenes —intervino el aprendiz enarbolando una expresión de tristeza—. ¡Testigo, explíquenos como le quitó el color a las plantas, para empezar! —El humano lo apuntó acusadoramente con su dedo índice.
—¿Cómo pudiste...? Por un simple tarro de miel... —Ippon sonó terriblemente decepcionado y asustado, agarrado a la ordesa mientras temblaba ligeramente.

25 Re: Primer sueño de Xalkoth el 10/01/14, 01:16 pm

Poblo

avatar
Xalkoth no podía creerse lo que estaba viendo. Primero, que Nero y Ri estuvieran en la isla: ¿Cómo era posible que no los hubieran visto en tantos días? Ni siquiera huellas, o cualquier rastro. Era muy raro.
Lo segundo, la acusación. “¿Abandonarlos? ¿Yo? No tiene sentido. ¿Por qué habría hecho algo así? No por la miel desde luego, no es tan importante. Pero... si dicen la verdad... si los abandoné y no me acuerdo... Podría haberlo hecho por otro motivo que he olvidado?”
Eso era muy mala señal. Solo había un puñado de razones por las que el insecto engañaría a todos hasta este punto, y ninguna era buena. Si eso era cierto, corrían peligro. Todos.

¿Pero qué debería hacer? La pareja sinhadre había puesto a todos en su contra. Y no era tan estúpido como para creer que podría ganarse su apoyo, Nero sabía como manipular a la gente. No ganaría así, solo podía ganar tiempo.

-No tengo forma de defenderme contra eso, así que apuntaré a otro sitio.
<<Quiero saber varias cosas. La primera: Si habéis estado en esta isla todo el tiempo... ¿Por qué nadie os ha visto? Ni una huella, ni el menor rastro... Nada. No teníais motivos para esconderos además. Nadie confía en mí después de todo.
Segundo. Si de verdad hice esto por la miel... incluso suponiendo que metí a Ri en el mismo saco... ¿Qué motivos tendría para ir a buscaros? Y no me digáis que es para abandonarlos a ellos. Si es por la miel entonces no tengo nada en su contra.
Por último: Si no es por la miel, porque os abandonaría por algo tan poco importante: ¿Qué es lo que habéis hecho? ¿Cuál es el verdadero motivo por el que os habría abandonado, si de verdad lo he hecho?>>


No era una gran defensa, seguramente se la desbaratarían fácilmente, pero era todo lo que tenía. Si intentaba huir, seguramente acabaría paralizado como la otra vez. En cualquier caso la situación para él era desesperada.
“¿Y si deciden matarme? O abandonarme aquí para que muera”

26 Re: Primer sueño de Xalkoth el 10/01/14, 11:30 pm

Giniroryu

avatar
GM
Nero y Ri clavaron la mirada en Xalkoth durante todo el discurso. En varias ocasiones pareció que el edeel quiso interrumpirle, pero finalmente optó por dejarle decir todo lo que quisiera antes de hablar.
—Estábamos esperando a ver si confesabas, no es tan dificil mantenerse oculto en esta isla. Pero al escuchar ese giro argumental tan poco creíble supe que era el momento adecuado de aparecer —respondió Nero sin dejar de fulminar al clinger con la mirada—. No obstante, tienes razón en algo y te agradezco que tú mismo lo hayas evidenciado. No creo que a ellos los hayas traído aquí por el tarro de miel. Ni a nosotros, ya de paso. Esa fue tu excusa, ¿verdad? Lo que tienes es miedo.
—¿De qué estás hablando ahora, Nero? —preguntó Cío extrañado.
—Oh, enseguida lo entenderéis... Anri, si eres tan amable de conducirlos hacia allí...
La aurva pareció dudar unos instantes pero, tras dirigirle una mirada indescifrable al pelimorado, se dirigió al resto del grupo.
—Seguidme todos, por favor.

El grupo entero siguió a la sinhadre hacia el interior de la descolorida jungla. Caminaron durante varios minutos a través de la maleza hasta que Ri se detuvo frente a un grupo de árboles grises que habían crecido muy juntos. Les indicó que había que colarse entre ellos como se pudiera, a través de huecos de pequeño tamaño o escalando si era preciso. Les llevó un rato ser capaces de acceder al pequeño claro que había entre los árboles, pero los sinhadres no volvieron a hablar hasta que el último de ellos, Archime debido a sus numerosas dificultades, no llegó hasta allí. La albina entonces retiró unas hojas de gran tamaño, probablemente provenientes de aquellos árboles similares a palmeras que era una de las especies que crecía en la isla, descubriendo así un hoyo en medio del claro. Nero hizo gestos al grupo para que se acercase a mirar y todos se agruparon alrededor de él. Diferentes exclamaciones y gritos de espanto inundaron el aire enseguida. El sinhadre se apartó de su posición para permitir a Xalkoth mirar el interior...

—¿Cómo has podido? —musitó Ippon con la voz rota, todavía agarrado a Lara.
Lo que había en el fondo del hoyo eran dos cadáveres. El cabello rojo inteso de uno lo identificaba inequívocamente como Keiria. Tenía uno de los cuchillos del clinger clavado en el estómago y un reguero de sangre reseca teñía las ropas de la ulterana así como el filo del arma. A su lado había otro cadáver, díficilmente reconocible. Tan solo los restos de su cabello gris daban a entender que se trataba de Baurus. Todo su cuerpo estaba grotescamente deformado, hinchado en algunas zonas y desinflado en otras. La cara era una de estas últimas y la piel, enteramente enrojecida, estaba flácida y completamente arrugada.
—Keiria sabía algo y decidiste deshacerte de ella —acusó Nero—. Justo después de que nos dijese a Ri y a mi que <<había algo que no sabíamos sobre Xalkoth>>. ¿Qué podría ser?, me pregunté en aquel momento. Pero ya no pudimos volver a hablar con la ulterana porque despareció.

Un pesado silencio inundó el claro, mientras una vez más Xalkoth era fulminado por todos los pares de ojos de sus compañeros. Miradas de pánico, de asco, de rechazo... Todas ellas atravesaron al clinger como afiladas lanzas.

27 Re: Primer sueño de Xalkoth el 27/01/14, 04:01 pm

Poblo

avatar
No es que esperara conseguir algo con el discurso, pero tampoco había podido imaginar un resultado como el que se acabó dando.
Habían tenido que seguir a la pareja sinhadre al interior de la jungla, y una vez estuvieron todos en el interior de un grupo de árboles particularmente juntos, fue Ri quien les mostró la escena.

“No... yo no haría eso. No por algo relacionado conmigo. No hay nada peligroso de mí que no sepan ya”
Podría ser que no recordara nada y que realmente hubiera matado a los dos pero... “Para empezar que mi arma está allí no prueba nada. Además... ¿Cómo ha muerto el otro? De matar yo lo haría de forma limpia, no destrozaría un cuerpo de esa forma. Por no hablár de que jamás dejaría una prueba tan obvia como mi arma en el escenario del crimen”

Algo muy feo estaba pasando. Puede que él mismo lo hubiera descubierto y se hubiera movido para acabar con eso, tal vez hasta matando para ello. O simplemente no tenía nada que ver y en realidad era otra cosa. Con las pérdidas de memoria ya no podía estar seguro de nada.
Tenía que intentar pensar con objetividad. De momento ignoraría todos las preguntas que se hiciera. No podía contestarlas de todos modos.

Lo que importaba era lo que él sabía. Y sabía que jamás iría a destruir al grupo. Al contrario. No sabía si los sinhadres realmente buscaban acabar con él o si realmente creían que estaba detrás de todo, pero necesitaba demostrar que no era cosa suya, necesitaba que confiaran en él, y solo y solo se le ocurrió un modo. 
Haría lo que siempre hacía: Una locura.

-Ya veo... No tengo forma de defenderme de esto, así que solo me queda una cosa por hacer- Mientras hablaba iba alejándose lentamente del resto del grupo, aunque no demasiado. “No quiero hacer esto. De hecho, jamás haría algo así por nadie. ¿Por qué ahora si?”

-Os lo pondré fácil. Si no confiáis en mí, no hagáis nada- Sacó una de sus armas, la que no estaba clavada sobre la ulterana muertay en su boca se formó una sonrisa amarga -Si en cambio todavía creéis que no soy vuestro enemigo... por favor, salvadme.
En cuanto terminó de decir la ultima palabra, Xalkoth hundió la hoja en su estómago. El dolor le sacudió de arriba abajo como si fuera agua helada, y pronto no tuvo fuerzas para mantenerse en pie. Y así el clinger cayó.

En el ultimo momento, como último instinto de supervivencia, había desviado la hoja para que no alcanzara ningún órgano vital, pero aun así, de no recibir ayuda acabaría muriendo igualmente.

“Ayudadme por favor”

28 Re: Primer sueño de Xalkoth el 27/01/14, 07:24 pm

Giniroryu

avatar
GM
Los presentes observaron a Xalkoth con distintas expresiones de asombro y algunos intercambiaron miradas de incredulidad.
—¿Te has vuelto loco? Con eso no vas a probar nada, ¡para! —exclamó Cío en un tono a medio camino entre la preocupación y el cabreo.
No fue el único que se adelantó para intentar quitarle al arma al clinger, pero en cuanto se acercaron se detuvieron en seco al comprobar que algo extraño estaba sucediendo con el cuerpo del insecto. La zona por la que discurría el reguero de hemolinfa que había comenzado a manar de la herida que se había inflingido Xalkoth se estaba poniendo áspera y grumosa. Darse cuenta de ello fue como provocar alguna clase de reacción en la herida, de la cual empezó a manar hemolinfa cada vez más espeso y en mayor cantidad. El clinger perdió el control del cuchillo, que cayó al suelo con el metal humeando y deformándose al contacto con el líquido.

El resto de macieleros retrocederon aterrorizados y sin saber qué hacer mientras el clinger se cubría cada vez más del fluído y todo su cuerpo era grotescamente deformado ante su contacto. Si observaban bajo sus pies, el color había comenzado a regresar a aquella zona de la isla muy lentamente al principio pero cada vez más rápido. Cuanto más se deformaba el clinger más veloz era al recuperación de la isla. El claro no tardó en recuperar todo su color y, si el grupo se desplazase poco después podría ver como los árboles del linde de la jungla volvían a tener frutos en perfecto estado.

Al cabo de no mucho tiempo, el clinger no era más que un cuerpo cubierto de aquella especie de grumos bulbosos. Xalkoth cayó al suelo doblando las rodillas, o lo que quedaba de ellas y los grumos estallaron a la vez, salpicando a los presentes con algunas gotas. Aunque se apresuraron a limpiarse, la zona donde les había caído enseguida se enrojeció y comenzó a picarles considerablemente. Los gritos no se hicieron esperar y la mayoría se rascó la zona afectada con saña mientras no dejaban de mirar el cuerpo de su compañero. O lo que quedaba de él.

El parecido con el cadáver de Baurus era evidente a pesar de las enormes diferencias fisonómicas entre ambos cosechados. Pero nadie dijo nada. Los macieleros parecían haber perdido toda facultad de moverse o hablar. Tras haberse rascado desesperadamente, provocándose heridas y levantándose la piel, habían clavado su mirada en el cuerpo de Xalkoth con los ojos muy abiertos, como acusándole de una evidencia que parecía haber salido a la luz.

No obstante, el clinger no estaba muerto. No supo como, ya que su cara también estaba completamente deformada y sus ojos hundidos en la carne hacia el interior, pero podía verlos. Los veía ahí, quietos y observándolo con lo que para él a todas luces era un odio exacerbado, cargado de rencor y desdén.

Y pasaron los días. Xalkoth siguió vivo en la misma posición, sin poder moverse, sin poder decir nada, notando los evidentes signos de desfallecimiento producidos por el hambre y la deshidatración pero sin llegar a morir mientras veía como día tras día sus compañeros desmejoraban cada vez más, inmóviles en su posición y sin dejar de clavar en él aquellas miradas incriminatorias.

Por toda la eternidad.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 2.]

Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.