Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por Zarket Ayer a las 09:38 pm

» Faro
por Giniroryu 21/11/17, 04:40 pm

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Jack 21/11/17, 11:43 am

» Plano de los sueños
por Naeryan 20/11/17, 09:50 pm

» Torreón Letargo
por Evanna 19/11/17, 07:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35980 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Fase 1, Ronda 3: Malahierba vs Dama Gula

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

Giniroryu

avatar
GM

Yber

avatar
GM
El nombre que habían anunciado para combatir contra él no le sonaba en absoluto, por lo que Tap simplemente dejó pasar el tiempo de espera y salió a la arena dentro de la última obra de dama Hálito. Trass él levitaban una daga pequeña, varias flechas, un lucero del alba y una alabarda. No tenía ni idea de cómo se utilizaba esta última, pero su intención en esa categoría no era ganar, sino divertirse un rato. Su espíritu bromista, sin embargo, decayó un poco al ver a la pedazo de mole que había resultado ser dama Gula. <<El sorteador me odia>> pensó mosqueado. No le extrañaría que algún gigante hubiera amañado los papeles.

Dejó su muñeco aparcado junto a la pared, pues no lo pensaba utilizar, y acercó un poco más las armas al centro del ruedo.

>>Qué alta eres—comentó con desdén telepático como único saludo.

En cuanto sonó el gong, Tap saltó dentro de la daga y echó a flotar. De momento no quería atacar, sino tantear a la bestia giganta que le habían endosado. Su primer movimiento sería rodearla desde una distancia relativamente segura y tratar de tantearla, haciendo amagos de apuñalar al aire. <<Espero que no sea una loca versada en el arte de cazar moscas>> pensó, porque entonces, el poltergeist lo tendría muy jodido.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Cain

avatar
Dama Gula se alzaba en toda su gloria sobre la arena, mirando a su alrededor con la mandíbula apretada y los ojos entrecerrados. No conocía al tal Malahierba, y no parecía estar en la arena. El mensaje telepático activó sus alarmas. Su contrincante era invisible, y se había colado en su mente sin permiso. La sangre le ardía.

Respondió al comentario con un gruñido. Llevaba una coraza de cuero con dibujos toscos que parecían hechos a puñaladas y protecciones en los brazos y las espinillas. También había elegido una alabarda, y del cinturón le colgaba una espada corta romana y dos cuchillos de caza. Era molesto no tener nadie a quien despedazar, pero igualmente tendría que luchar. Para colmo, su contrincante estaba haciendo levitar una daga a su alrededor, como una mosca molesta. Gula hizo un movimiento rápido con la alabarda, y la punta chocó con violencia contra el mango de la daga, desestabilizándola.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Yber

avatar
GM
El golpe lanzó a Tap despedido, girando por el aire y bastante lejos. Cuando se incorporó estaba mareado y se encontraba de cara a las dagas. <<Algo ha salido mal aquí...>>. Se suponía que tenía que marearla a ella y el que estaba aturdido era él. La daga se agitó en el aire en un intento de Tap de despejar la cabeza. Lo unico bueno de esto es que lo había lanzado a hacer puñetas y no recibió un segundo golpe antes de volver en sí.

En un intento absurdo por volver a la carga, Tap se impulsó hacia la trasgaca que tenía de contrincante. Su intención esta vez era la de colarse entre sus piernas para clavarle la daga por detrás. El poltergeist empezaba a cabrearse.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Poblo

avatar
No terminaba de sentirme cómodo moviéndome por las gradas, pero había ido por una buena raón: Tap participaba en aquel combate, y era mi responsabilidad animar a su oponente.

Había encontrado un asiento vacío, rodeado de asientos vacíos, de esos en los que te sientas cuando no quieres a nadie al lado, y desgraciadamente, también de esos en los que eres una diana para que alguien, teniendo tanto donde elegir, se siente al lado tuyo igualmente.
Eso fue lo que me pasó con un foner de pelo blanco. Vestía una gabardina marrón, y avanzaba tomando notas en una libretita. Totalmente distraído ignoró todas las butacas vacías previas y se sentó a mi lado, de forma torpe y sin mirarme, para seguir tomando notas mientras.
Cuando le eché un vistazo me sorprendí mucho al ver que su mano derecha no era normal. Parecía estar modificada de una forma ideal para poder sujetar dos bolígrafos a la vez, e iba escribiendo las lineas de dos en dos, en vez del tradicional "una a una" que compartía el resto del universo conocido. 
"Qué cosa más rara... ¿Será un cambiante?" Y cuando ví su pelo blanco se me ocurrió algo "Podría ser..."
Era muy improbable que fuera el foner que yo concía, pero por preguntar no se perdía nada... a veces.

-¿DL?- Acabé diciendo.
-SQ- Respondió el otro de forma automática y sin mirar.
-Ajam- Respondí yo también automáticamente para luego, mientras lo miraba de reojo, me levanté sin hacer ruido y me alejé de aquel extraño ser mientras no se daba cuenta. "Mejor huyo mientras puedo"

Para cuando encontré una butaca a mi gusto el combate estaba empezando. Reconocí a Tap al instante, y quién era su contrincante por eliminación.
"Un trasgo... Lástima que no sean vegetarianos. Encima es intangible el condenado. ¿Podrán masticar metal? con suerte el muñeco..."
Al principio tuve dudas sobre si de verdad era buena idea animar a gritos a un completo desconocido... ¿o desconocida? Pero era Tap, tenía que hacerlo.

-¡APLASTA A ESE FANTASMÓN! Espera.. si es intangible, ehm... ¡HAZLO PEDAZOS! Ah no, que romper el muñeco no le duele. Esto... ¡Bah! ¡ME DA IGUAL CÓMO, PERO HAZLO SUFRIR!

Cain

avatar
Dama Gula fue a bloquear la daga voladora contra el suelo, pero falló al cambiar esta de trayectoria y colarse entre sus piernas. No lo vio venir, dejó escapar un gruñido de sorpresa mientras se giraba, pero no le daría tiempo a hacerlo antes de que el poltergeist atacase. así que bloqueó su golpe con el asta de la alabarda.

Pudo girarse. Dio un par de golpes, hoja contra hoja, tratando que levitase a baja altura, y al fin lo consiguió. Clavó la alabarda en el suelo, aprisionando la daga de Tap contra la arena.

-¡Ja! ¡Ahora da la cara, cobarde!- rugió triunfal.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Yber

avatar
GM
No podía oírse, pero Tap estaba refunfuñando mentalmente dentro de la daga. Aquella debía de ser la giganta con peor carácter de toda su raza. <<Tiene menos sentido del humor que un repoblador de la montaña>>. Sin embargo, lo peor no era su falta de humor, sino lo sobrada que se creía.

>>Aunque diera la cara no la verías. Eres tan grande que tu vista no llega al suelo, cacho mole—no estaba seguro de que cabrear a esa torre fuera muy sano, pero divertido sería un rato.

Tap sacudió la daga fingiendo que se trataba de soltar del agarre y acabó por dejarla caer muerta. Salió de de ella corriendo y saltó a una de las flechas que había traído con él.

>>Está bien, me rindo—e inmediatamente después de decir aquello, la flecha se lanzó hacia las pantorrillas del trasgo con la intención de clavarse bien clavada. Aún si le daba tiempo a pararla, la daga quedaría libre para buscar una nueva puñalada.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Cain

avatar
Dama Gula miró la daga con incredulidad cuando dejó de moverse, y estuvo a punto de maldecir cuando oyó a su contrincante en su cabeza, pero también sintió la saeta cortando el aire. No se clavó muy profundo, principalmente porque Gula tenía sus protecciones de cuero. La trasgo se arrancó la flecha sin dudar, con un rugido, y la partió. La alabarda seguía clavada en el suelo, aprisionando la daga. Gula la desclavó, no sin antes pisar la daga para que se quedase en el sitio, y se puso en guardia mirando a su alrededor con ferocidad.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Yber

avatar
GM
Cuando dama Gula rompió la flecha, Tap acabó en el lado equivocado: la punta trasera. Hizo un barrido desde la seguridad de aquel medio palo y buscó la parte delantera. <<Enhorabuena, has demostrado tener fuerza suficiente para partir una flecha. Cualquiera lo diría...>>. En cuanto vio la media saeta con la punta de hierro, saltó al interior de esta. Dirigió una nueva mirada a la trasgo para comprobar que su daga seguía inutilizada.

>>Te huelen los pies. ¿Cuándo fue la última vez que te lavaste?—Tap hizo esto con la esperanza de que dama Gula creyera que estaba de nuevo en el arma que tenía atrapada y volvió a lanzarse con la media flecha que en realidad poseía. Esta vez, la dirigió a la parte trasera de las rodillas. Era el punto vulnerable que tenía más accesible desde su posición. Si la media flecha se clavaba, Tap se aseguraría de apretar con saña desde dentro.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Cain

avatar
-Huelen a las vísceras de los cobardes como tu a los que he pisoteado- gruñó, pisando la daga con más fuerza.

No iba a permitir que un renacuajo invisible le hiciese perder los estribos, seguía en guardia, seguía atenta. Sabía que podía saltar de un arma a otra, y aún le quedaban. La flecha cortó el aire, y dama Gula logró desviarla con la hoja de la alabarda, lo suficiente como para que no se clavase, pero igualmente le hizo un corte en el lateral de la articulación. La flecha se clavó en el suelo. Gula hizo una mueca, la agarró con presteza, y la lanzó todo lo lejos que pudo, haciendo que chocase contra uno de los muros que rodeaba la arena, sin clavarse.

-Sucia comadreja rastrera...- siseó entre dientes.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Yber

avatar
GM
Tap no esperaba que la trasgo lo parara a tiempo y eso le impidió hacer nada para salir volando. Logró saltar fuera de la flecha, pero lo hizo tarde y bastante cerca de la pared. Maldijo en silencio y echó a correr olvidándose del proyectil roto. En cuanto desandó el camino y llegó al lugar donde había dejado toda su equipación, el poltergeist poseyó el lucero del alba. Llevaba desde que se instaló en la sede utilizando ese cacharro y era con el que más suelto se sentía. Ya había aplastado muchas ratas con aquel arma y Tap no pensaba que esta de tres metros se le escapara.

La elevó en el aire y avanzó lo justo para no recibir un alabardazo. Dio un impulso hacia abajo y golpeó el suelo con fuerza.

>>¿Habíamos quedado en que no te lavabas tras matar gente, no? ¿Por qué no traes tu fétido trasero hasta aquí y me cuentas más?—esta vez no le iba a dar el gusto de volver a salir volando. El repoblador estaba preparado para oponer resistencia al golpe.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Cain

avatar
En el rostro de dama Gula se dibujó lo que podría ser una sonrisa, pero solo parecía una mueca horrible llena de dientes afilados. Viendo el lucero del alba alzarse ante ella, ya nada de cuchillitos ni flechas, algo grande a lo que atizar. Aun se lamentaba que su contrincante no tuviese cara, pero no se podía tener todo en esta vida.

Recogió la daga y se la colgó del cinto junto a su cuchillo. Se puso en posición y cargó, con la alabarda por delante. Su única opción era aguantar, tenía que ser rápida para esquivar los golpes e ir desestabilizando la maza.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.