Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Fase 1, Ronda 5: Kniveth Edgar vs Zmey

Ir a la página : Precedente  1, 2

¿Quién es el ganador?

0% 0% [ 0 ]
100% 100% [ 8 ]
Votos Totales : 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 2.]

Giniroryu

avatar
GM
Recuerdo del primer mensaje :



Última edición por Giniroryu el 05/03/14, 05:28 pm, editado 1 vez


Naeryan


Kniveth notó algo correteando a la altura de su muñeca y para cuando lo localizó fue tarde. Yrio había seccionado el tendón del músculo que conectaba con el pliegue del codo*, por lo que aunque el tendón que se ocupaba de la sujeción de los dedos seguía intacto, había perdido buena parte de la capacidad de flexionar el codo por sí mismo. En consecuencia el antebrazo cayo a plomo a posicion flácida, quedando alineado con el brazo en vertical.
El gigante contuvo una breve exclamación de dolor ante el corte del tendón y por acto reflejo fue inmediatamente a cubrirse la zona afectada con la otra mano. En ella llevaba la espada, de modo que desde la perspectiva de Yrio fue empuñadura por delante.

*[Me he guiado por el que parece ser el que sobresale al apretar el puño y un precioso atlas para saber a qué afecta exactamente la maniobra de Yrio, aunque dadme unos años (o una consulta a un tru médico o fuentes o lo que sea) y os confirmo si me he equivocado estrepitosamente xD Si toca, consecuentemente edito.]

NH


Zmey lo había visto venir. En cuanto notó que el brazo de Kniveth Edgar se movía más de la cuenta se enganchó con las cuchillas de la kusarigama que era lo que tenía en las manos. Antes de empezar a resbalarse por el tejido, rodeó el brazo con la cadena y usó esta para impulsarse de nuevo brazo arriba. Había quedado un poco por debajo del codo, por lo que tardó más de lo que le hubiese gustado en llegar al hombro. Sudaba como un cerdo por el esfuerzo, tenía las manos entumecidas de agarrar la cadena y le ardían los brazos y las piernas del esfuerzo. Había deseado ir descalzo, trepar habría sido más fácil.

En cuanto llegó al hombro se valió de los shuang gou para rasgar la tela y la carne del hombro, con la esperanza de invalidarle ese brazo definitivamente.

Naeryan


Entre la carnicería al azar que había organizado cerca del hombro del gigante Zmey había cercenado un nervio que se encargaba de la elevación del brazo. Tras la consiguiente exclamación de dolor Kniveth hizo que la mano de su brazo inútil sujetase brevemente tanto espada como escudo, ya que iba a necesitar durante un momento su otra mano libre.

En varias ocasiones mientras Zmey trepaba por su brazo la otra mano del titán había estado a punto de atraparle limpiamente tratando de quitárselo de encima, pero no lo había logrado hasta que por fin su objetivo se había quedado quieto. El titán ya no iba a dejarse trepar dócilmente.

Agarró a Zmey brevemente en su puño, y teniendo en cuenta que en lo que a jueces se refería le era más favorable desarmar a su oponente que simplemente dejarlo en el suelo decidió actuar en consecuencia. Colocó al hombrecillo de forma que quedase colgando de la punta de su espadón únicamente sostenido por sus shuang gou. O soltaba alguna de sus armas y se dejaba caer, o corría el riesgo de partirles la punta y no poder usarlas más para trepar.
Se agachó, lo suficiente para que la caída que anticipaba no matara automáticamente al piromante.



Yber


GM
De todos los combates en los que Tap se había subido a las gradas para alzar la voz, este fue el que más le hizo dudar. A un lado tenía al escupefuegos, uno de los que le había amargado la existencia durante la cosecha, y al otro, a un ser cuyo tamaño violaba las leyes de la ética, la naturaleza y el buen gusto. Una mole de quince metros y una actitud tan desagradablemente positiva que Tap sentía ganas de vomitar al verle. Con la seguridad de que aquella actitud era un fraude, una forma de disimular que aquel gigante gigantón se creía con la victoria de antemano, el poltergeist se sorprendió a sí mismo:

¡No te rindas, Yrio! ¡Sáltate las normas y abrásale el culo a esta aberración! ¡Quémalo vivo y demuéstrale que los pequeños también sabemos dar guerra!<<Y después deja que te aplaste su cadáver inerte al caer>>. Soñar, a veces, era demasiado gratis.

NH


Zmey maldijo y pataleó cuando el titán lo atrapó con su mano sana. Se había descuidado, y lo iba a pagar. Le dolían los brazos para aguantar mucho tiempo en esa posición, y sus armas tampoco iban a agantar mucho. Miró la distancia que lo separaba del suelo y miró a Kniveth, alzando una ceja.

Se desenganchó y rodó para amortiguar la caida. Miró sus enormes zapatones de señor con clase y estuvo tentado de escupirle, pero ya que el titán se estaba portando con él, por mucho que le doliese a su ego, tenía que contenerse. Al oir los gritos de Tap no tuvo más remedio que reirse. << Qué hijo de...>> En parte le entristecía que hubiese tenido que ir uno de sus enemigos a animarle en vista de que nadie más iba a hacerlo, pero lo irónico y absurdo de la situación le dio fuerzas. Toda aquella situación, todo el combate era absurdo. << A lo mejor al final ni muero>> pensó, según echaba a correr de nuevo contra el titán. Por el momento no pensaba trepar otra vez, Saltó sobre su zapato y se metio por la pernera del pantalón. Clavó el garfio de un shuan gou en la carne, enganchándo también el calcetín.

Naeryan

avatar
El enganche de la shuan gou sobre su carne, superficial ahora en lugar de clavarse a desgarrar, le provocó esta vez un súbito pinchazo a la altura del tobillo semejante al de una grapa. Intuyendo dónde podía estar su contrincante pero sin intención de exponer el ojo u otras partes sensibles de la cara agachándose a mirar, el gigante dio una serie de imponentes pisotones al suelo que hicieron temblar el coliseo, destinados a impedir que a su contrincante se le ocurriera seguir trepando.

Aunque prefería el uso de las armas por encima de cualquier otra cosa, Kniveth pensó que quizá se habría sentido menos constreñido participando en Pelea libre.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

NH

avatar
Zmey había dejado el shuang gou clavado en la piel, y ya estaba trasteando con los kusarigama cuando notó que el pie se alzaba. Pudo agarrarse por los pelos, valiéndose de la cadena y la tela del calcetín de Kniveth, aguantándo en el sitio con todas sus fuerzas. Ya al segundo o tercer pisotón el cerebro le daba vueltas dentro del cráneo, y el contenido de su estómago no iba mucho mejor. No pudo oir el gong con tanto estruendo, pero su contrincante sí, y en cuanto los pisotones pararon se dejó caer rodando a la arena y se quedó ahí hasta que el mundo dejó de dar vueltas y pudo ponerse en pie por su cuenta. Tenía la cara un poco verde, pero aguantó como un campeón sin vomitar para felicitar al titán por el combate y despedirse, y en cuanto tuvo oportunidad salió corriendo en busca de las letrinas.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 2.]

Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.