Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Fase 2, Ronda 4: Karime vs Serokrai

Ir a la página : Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 2.]

1 Fase 2, Ronda 4: Karime vs Serokrai el 02/04/14, 05:51 pm

Yber

avatar
GM
Recuerdo del primer mensaje :


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Giniroryu


GM
Serokrai estaba enfadado. Muy enfadado. No solo había saltado por encima de él, sino que además aprovechó dicho movimiento para hacerle cortes en las piernas. No pensaba dejar, no obstante, que esa situación se prolongase mucho más. Especialmente porque Karime había acelerado su estado. La sangre del bersker bullió con rabia en unos instantes y sus movimientos se tornaron más letales que antes. Es por ello que el ulterano reacción rápido, mucho más de lo que podría haberlo hecho hasta ese momento y, gritando de pura furia, cambió de guardia para mantener la pierna que iba a ser atacada alejada del arma enemiga mientras se giraba rápidamente, acompañando el movimiento con un nuevo barrido de la guadaña. Ahora que la libense estaba en proceso de incorporarse tenía más posibilidades de clavársela.

Muffie



Karime notó el cambio en el ulterano. Lo había cabreado. Y lo que en alguien normal solo serviría para cegarlo, en él significaba más fuerza, más potencia, más amenaza.

Un nuevo barrido la amenazó y Karime se vio incapacitada para incorporarse y saltar a tiempo, por lo que echó cuerpo a tierra y rodó lejos de su agresor. Si el tiempo antes de que el ulterano la alcanzara se lo permitía, sacaría su arco y lanzaría una flecha directa a su mano. Si no era así, se defendería desde el suelo con sus espadas.

Giniroryu


GM
Serokrai solo encontró arena bajo su guadaña y su ira aumentó todavía más. Empezó a expulsar vapor, aunque todavía en poca cantidad, por los poros de su piel y persiguió a su oponente mientras con la cordura que aún le quedaba intercambio sus armas. La flecha llegó, pero el movimiento que realizó el ulterano para tratar de esquivarla hizo que se le clavase en el antebrazo en lugar de en la mano. Tras dedicarle una mirada inyectada en sangre al proyectil y arrancárselo sin miramientos debido a la inmunidad al dolor que le conocedía su estado, el berserker gritó, furioso, y cargó contra la licántropo blandiendo sus dos espadas con la intención de ensartar la derecha en su pecho y realizar un corte en diagonal con la izquierda hacia su costado. Se forzó a respirar profundamente llegados a aquel punto o perdería totalmente el control y quedaría expuesto con toda seguridad durante la segunda mitad del combate.

Muffie



La licántropa vió como el berserker se abalanzaba sobre ella, se levantó de un salto y retrocedió intentando ganar distancia. Guardó rápidamente su arco a la espalda, aunque no hizo lo mismo con la segunda flecha que había sacado, ya que, si lo hacía, el ulterano la habría alcanzado antes de que sacara sus espadas gemelas. Empuñando en una mano la flecha, apuñaló la mano derecha del ulterano clavándola profundamente y arrancándola rápidamente para que la parte ancha de la punta de la flecha rasgara la carne al salir. Por culpa de ese movimiento, la loba había recibido un corte que le cruzaba el vientre y le terminaba en la cadera, por lo que al desclavar la flecha, dio una vuelta alrededor del ulterano para ponerse de espaldas a él y poder clavarle la flecha una vez más de forma rápida y profunda en el coxis.

Giniroryu


GM
Serokrai estaba harto. Harto de que se le clavasen flechas en distintas partes del cuerpo. Había conseguido herir a Karime considerablemente, pero cuando notó el segundo pinchazo su estado se aceleró aún más. No podía sentir dolor y precisamente por eso no se detuvo, tampoco le quedaba el suficiente raciocinio como para pararse a pensar en desclavar el proyectil. Su sangre bullió con fuerza y comenzó a expulsar cada vez más vapor y cada vez más caliente. De su boca abierta para emitir un grito de rabia salió todavía más vapor. La licántropa podía notar como le abrasaba ligeramente la piel y dificultaba su visibilidad.

El berserker acababa de llegar al máximo. El ulterano se aferró al último resquicio de cordura que le quedaba y aprovechó sus capacidades así como el entorpecimiento de la visión para dejar caer una de las espadas y agarrar la otra con ambas manos tras haber cambiado con un rápido movimiento la posición de la espada, que pasó de su posición lógica y normal a apuntar hacia su espalda pegada a su costado. Empujó hacia atrás para clavársela a la libense en donde fuera.

Muffie

avatar

Karime no tardó en notar lo abrasador del vapor que el ulterano desprendía y se apartó de él a la carrera para, una vez fuera de los límites hasta los que el vapor llegaba, darse la vuelta para lanzarle antes de que este se percatara de que ya no se encontraba a su espalda su daga, sin apuntar a ningún lugar específicamente.

Si el ulterano hacía ademán de acercarse a ella, la licántropa desenvainaría sus espadas gemelas y se enfrentaría a él con ellas. Si, por el contrario, el ulterano se quedaba a la distancia, la libense echaría mano una vez más de su arco.


Giniroryu

avatar
GM
No solo su espada no encontró carne que ensartar sino que además el ulterano recibió una daga en un costado. Completamente fuera de control por la ira, el berseker se arrancó la daga de un tirón y la arrojó con violencia en dirección a la licántropo que en ese momento tensaba su arco ya que habiendo tenido que detenerse para quitarse la daga se había mantenido alejado. No se encontraba en facultad de apuntar a un lugar concreto, por lo que el arma aterrizaría sobre cualquier parte del cuerpo de Karime. Serokrai echó a correr hacia la loba, no importándole si recibía otro flechazo o no ya que no se detendría bajo ninguna circunstancia. En cuanto la alcanzó, el berseker imparable en aquellos momentos, partió su arco en dos descargando un contundente tajo que también le produciría daños colaterales a la propia libense en sus manos.

Pero entonces se quedó indefenso y todo el dolor le sobrevino. El ulterano jadeaba y apretaba los dientes, notando la flecha que aún tenía clavada en el coxis y completamente agotado. Con sus últimas fuerzas dejó caer la guadaña a su espalda, todo lo lejos que pudo, se desclavó la flecha emitiendo un quejido y rodó para alejarse de la licántropo, sin ser capaz de levantarse del suelo al finalizar la maniobra. Maldijo mientras se mantenía alerta para intentar repeler una ofensiva. Por suerte el combate casi había terminado.

Muffie

avatar

La daga se clavó en su costado izquierdo, pero eso no impidió que Karime disparara una flecha, que dio en su hombro derecho. Quizás, cuando se debilitara, eso impediría que pudiera mover en exceso el brazo.

La licántropa no pudo esquivar el ataque que partió su arma en dos ni los cortes que sufrió en consecuencia. Uno de sus dedos tenía una herida bastante seria en la que se podía ver el hueso si mirabas con atención.

Soltó el arco enseguida y se sacó la daga de su costado con la mano sana con la intención de bloquear el siguiente golpe de su adversario, pero este cayó al suelo debilitado. Una sonrisa lobuna se asomó en el rostro de la libense. Pocas serían las fuerzas de su contrincante para defenderse.

Sosteniendo con la mano herida la daga intentando no dañarse más y con la otra mano una de las espadas gemelas, se acercó al ulterano y colocó sus pies a ambos lados de su cuello juntando los tobillos con fuerza para inmovilizarlo mientras con su arma más larga realizaba una serie de cortes a lo largo de su cuerpo y bloqueaba los posibles ataques del ulterano con la daga.


Giniroryu

avatar
GM
El ulterano poco pudo hacer en aquellas circunstancias, extenuado tras acabar de salir de su estado de berserker y con las diversas heridas que tenía, y no pudo evitar que Karime le inmovilizase el cuello. Serokrai interpuso la espada que le quedaba con gran esfuerzo entre el arma enemiga en la medida de lo posible pero acabó recibiendo más cortes inevitablemente. También intentaba subir una pierna para intentar darle una patada en la mano a la libense, pero entre la daga de esta y su debilidad no estaba teniendo demasiado éxito. Por suerte el gong no tardó en sonar.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 2.]

Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.