Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Maciel
por Dal Hoy a las 01:20 am

» Rocavaragálago
por Lathspell Ayer a las 04:16 pm

» Bahía de los Naufragios
por Yber Ayer a las 02:41 am

» Equipos Pokémon de vuestros personajes
por Tak 17/09/18, 12:54 am

» Canciones para el rol
por Lupin 16/09/18, 10:05 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 180 miembros registrados.
El último usuario registrado es Shadow Quartz

Nuestros miembros han publicado un total de 38180 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Avenida Estatuada

Avenida Estatuada

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... , 9, 10, 11  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 10 de 11.]

1 Avenida Estatuada el 04/04/14, 01:23 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Llena de escombros, todas las construcciones que bordean esta calle son de piedra. Las estatuas a las que Hurza dio vida están reunidas aquí en tal número que hay que abrirse paso entre ellas para poder avanzar. Algunas parecen moverse, aunque nadie sabe asegurarlo a ciencia cierta.


109 Re: Avenida Estatuada el 25/09/17, 03:49 pm

Giniroryu


GM
Durante la explicación de Nihil al soñador se le escapó un "no es posible" en voz entrecortada por el que ni siquiera llegó a disculparse a pesar de que en cualquier otra circunstancia habría considerado de poca educación por su parte. A Melodes la Torre no le era desconocida y hacía tiempo había despertado su curiosidad lo justo como para buscar información sobre ella, pero no la suficiente como para tratar de aventurarse en ella debido a que no había sido difícil llegar a la conclusión de que estaba totalmente inactiva y así debía permanecer, resolución que correspondía a todas luces una persona sensata. Pero era obvio que la súcubo no estaba hablando de alguien que encajase en aquel calificativo.

El libense esperó con impaciencia pero conteniendo cualquier alarde de la misma a que Nihil finalizase su explicación, observando a su interlocutora con una expresión sombría. Se ajustó el chaleco como único gesto de nerviosismo, aunque su rostro delataba sin lugar a dudas su preocupación de cualquier forma, y trató de poner en orden la locura que acababa de revelársele. Tan solo reaccionó ante las últimas palabras de la súcubo cuando hubo analizado lo demás, dándose cuenta de que todavía no había considerado aquella terrible posibilidad, pues el hecho de haber perdido el control en sí mismo era lo suficientemente insólito como para que nunca se hubiera planteado lo que ello podría conllevar. Ello no hacía que el soñador se sintiese, de pronto, inseguro e indefenso. Aquella había sido su primera noche, pero no sabía lo que sucedería cuando volviera a dormirse. ¿Y si se repetía, tal y como parecía ser la experiencia de la súcubo?
—Debemos actuar cuanto antes —resolvió al cabo de unos instantes—. Hay que encontrarle. Si de verdad está logrando despertar ese lugar el mundo onírico ya no es seguro en absoluto. Debemos buscarle en esta realidad. —Melodes también se había apoyado distraídamente en una estatua pero dio unos pasos para enfatizar su afirmación—. Por el momento quizá deberíamos investigar por nuestra cuenta, pero sospecho que vamos a tener que buscar aliados. ¿Estáis conmigo en esto, Nihil?

110 Re: Avenida Estatuada el 25/09/17, 03:51 pm

Nihil


-Lo que sea para eliminar a esa molestia -respondió Nihil, aceptando la propuesta del soñador.

El orgullo de la súcubo estaba herido, pero no era solo eso, su pequeño mundo se iba a ir al garete si no hacía algo. << Algo que tendría que haber hecho antes>> se recriminó mentalmente.

-No va a ser fácil dar con él, puede entrar en el sueño de forma física. Puedo conseguir un rastro, si usamos un hechizo de localización y alarma podríamos cazarlo en cuanto ponga un pie de vuelta a esta realidad.

Aún guardaba residuos de locura que había sacado de la mente del piromante, rastros de magia; unos del Abismo, otros del íncubo.

111 Re: Avenida Estatuada el 25/09/17, 03:51 pm

Giniroryu


GM
Melodes asintió gravemente ante las palabras de la súcubo.
—Espero que logremos atraparlo antes de que sea demasiado tarde. No va a ser sencillo, pero tal vez deberíamos evitar dormir lo máximo posible y emplear remedios alquímicos que eliminen los sueños durante el letargo.
Al soñador le resultaba doloroso sugerir tal cosa, y aquella sería la primera vez en su vida que emplearía hechizos de vela; de hecho debía aprender a realizarlos aquella misma tarde. Pero si algo tenía claro es que no podían permitirse vacilar.
>>Tal vez deberíamos hablar ya con alguien cercano al Consejo para que investigue más sobre la Torre —añadió al cabo de unsos segundos, pensativo. Se le ocurría alguien a quien contactar antes de pedir audiencia directamente con el rey—. Todo lo que podamos conocer puede servirnos de ayuda. Si no logramos detenerlo a tiempo...

El soñador no quería pensar en ello.

112 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 12:36 am

Giniroryu


GM
Durante el trayecto había tratado de mantener la mente en blanco, aunque su éxito había sido más bien moderado. En un par de ocasiones creyó haber escuchado un sonido raro y tuvo la extraña sensación de que alguien la observaba, pero no podía ser. Sabía que la ciudad estaba llena de ruidos de todo tipo y que la sensación sin duda tendría que haber sido paranoia suya. Se reprendió mentalmente, pues no había salido a dar una vuelta para ponerse peor… O eso creía.

Llegó a la avenida y pasó entre las primeras estatuas, tratando de centrarse en admirar sus detalles. No esperaba realmente encontrarse con la pequeña gárgola, aunque le hubiese gustado. En su lugar encontró otra cosa. Antes de que le diera tiempo de hacer nada desde que empezó a escuchar lo que sin duda eran sonidos de pasos, se dio cuenta de que era cierto que no estaba allí sola. Se llevó una mano al arco.

113 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 12:38 am

Yber


GM
A Irianna no le faltaba razón. Alguien la seguía.

Cerril y Étrame no habían tenido suerte contra Vac. No solo no habían tenido suerte, habían hecho el ridículo. Así que habían buscado una víctima más sencilla con la que pagar su frustración. ¿No les habían concedido fuerza para vengarse? Aquello debería bastar contra la novatuza que acompañaba al hado infernal aquella noche en la taberna. Étrame hacía gala de las ventajas que le había dado la luna y volaba silencioso, ocultándose tras los tejados siempre a un tramo de calle de distancia. Cerril lo seguía a buena marcha poco después, siguiendo las indicaciones del chaneque.

Por desgracia, no habían pensado mucho el plan: sabían que esperarían a ver a Irianna salir de Serpentaria y la seguirían para darle la paliza de su vida, pero siendo tan nueva cómo era, no creyeron necesario que fuera algo complejo. Así, por mucho que Étrame amortiguase el ruido, los pasos del guerrero resonaban a lo lejos, así como las señas que le hacía Étrame para que pudiera seguirlo. No, tampoco acordaron signos para evitar hablar.

—¡Espera, espera! —A Étrame le salió un gallo por debatirse entre gritar y susurrar. Aterrizó sin hacer ruido junto a su jefe—. Acaba de sacar el arco, creo que nos ha pillado.

—Joder… —Solo entonces, Cerril recordó cómo habían intentado asaltar a Vac—. ¡Tendríamos que habernos silenciado antes!

El chaneque torció el morro y chasqueó la lengua, ni se le había ocurrido.

—Corre —siguió Cerril—. Si nos ha descubierto no tiene sentido que nos sigamos tan atrás.

Irianna tal vez no entendiera lo que decían, pero pudo oír los cuchicheos a lo lejos, que habían aumentado progresivamente de volúmen. La voz de Cerril llegó entonces clara, en un grito destinado a que la nebulomante lo escuchase.

—Pescadito, pescadito, no deberías nadar a solas por la ciudad.

Ambos mercenarios de poca monta surgieron tras una esquina. Cerril desde el asfalto y Étrame desde detrás de una de las casas. De nuevo, no habían tomado muchas precauciones para abordarla: ¿Para qué, si no era rival contra ellos?

114 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 12:39 am

Giniroryu

avatar
GM
Se mantuvo en tensión al escuchar aquellos cuchicheos de voces cercanas. En una ocasión le pareció entender una maldición, pero no estaba del todo segura. La idrina, fuera como fuera, estaba tan en tensión como la cuerda de su arco, el cual ya había cargado y apuntaba con él a varias direcciones. En cuanto que vio asomar a la enorme figura de una persona por una esquina, la lacustre comenzó a expandir su niebla. Al principio lo hizo poco a poco, pero cuando oyó aquella odiosa voz que reconoció de inmediato, el proceso se aceleró de golpe. La niebla le permitió instantáneamente saber dos cosas: parecía que solo había dos personas en los alrededores, Cerril y uno de los que probablemente fuese un secuaz suyo que había visto de refilón aparecer tras una casa; y que estaba sola con aquellos dos individuos. Tal y como se había molestado en hacerle notar el guerrero con aquella desagradable forma de dirigirse hacia ella. Esperando que no se esperasen verse rodeados de pronto de una niebla espesa, la idrina lanzó una flecha en dirección a Cerril sin decir palabra y salió corriendo en dirección opuesta para esconderse tras una estatua. Pensaba conjurar una burbuja de silencio a su alrededor para aprovechar la ventaja que le daba el encontrarse entre la niebla, temerosa de que no le diese tiempo a emplear el mucho más largo hechizo de invisibilidad. Su intención era usar otro de levitación y, si se acercaban, huir a otra parte de la avenida. Su corazón latía a toda prisa y la adrenalina casi le había nublado la visión, que por suerte no le era demasiado necesaria en ese momento.

115 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 01:12 am

Yber

avatar
GM
Los mercenarios se temieron lo peor cuando vieron que la idrina extendía su niebla por los alrededores, era tan espesa que les costaba verse. Étrame decidió por su cuenta bajar junto a Cerril a la vez que el guerrero dio un par de zancadas en dirección a donde había visto por última vez a la idrina. Escuchó el silbido de la flecha y logró esquivarla por los pelos, en parte por suerte y en parte por el don que le había dado la Luna, a pesar de que no lo mantenía en condiciones óptimas.

Étrame maldijo al quedarse solo. Conjuró un hechizo para aumentar sus sentidos, pero el efecto al principio tan solo fue mareante. No le sirvió para lo que quería, pero le permitió escuchar los vocablos del mismo conjuro que él había olvidado usar antes. Cerril decidió enfocar su energía vocal en una burla que era solo burla a medias.

—¡Vuelve aquí, brumosa! Tenemos un trabajo que no podrás rechazar —se carcajeó—, ¿no te parecería genial trabajar con nosotros? Necesitamos magos habilidosos.

Esperaba que la idrina se delatase, respondiéndoles, y además guardaba la esperanza remota de que les dijera que sí.

Étrame se sintió dolido por el comentario de su jefe, más aún por lo fuerte que le había llegado a los oídos, y puso todo su empeño en sacarles del atolladero. Voló hasta Cerril, guiándose por su voz, y conjuró una niebla mágica que, irónicamente, no le permitía ver mucho más allá.

—Se ha envuelto en una burbuja de silencio, pero creo que con esto podré dar con ella, sígueme.

Los mercenarios avanzaron lo más rápido que pudieron entre la bruma, evitando las estatuas que había desparramadas por todo el lugar. La niebla mágica del chaneque apenas le revelaba lo que tenía unos metros por delante y en realidad solo los entorpecía, pero Étrame se negaba a verlo y Cerril, bueno, Cerril no veía nada con la otra niebla.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

116 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 01:53 am

Giniroryu

avatar
GM
Supo que su flecha no había servido, pero ya lo esperaba. Siguió conjurando la levitación tratando de que la desagradable voz de Cerril no la desconcentrase, pero por suerte aquel hechizo ya le salía de forma automática. <<¿De verdad espera que caiga en un truco tan obvio?>> pensó para sí, incrédula al escuchar la supuesta propuesta que jamás se le hubiera pasado por la cabeza que pudiese ser en serio. Empezó a levitar hacia otro sitio, casi sin poder creerse que le hubieran dejado tanto margen. Se preguntó si era alguna clase de trampa, pero no notaba más que estatuas en el interior del banco de niebla. Tenía que pensar rápido, fuese como fuese, había oído al secuaz conjurar hechizos y sabía que su niebla no le funcionaría muy bien contra un mago… Aunque, por supuesto, desconocía la incompetencia de aquel.

Oculta tras una nueva estatua más alejada, la lacustre se apresuró en buscar una piedra en el suelo. Mediante el hechizo de eco y amparada por la burbuja de silencio creó una grabación en la piedra. Los mercenarios se acercaban, por lo que decidió que lo más rápido sería lanzarla con la mano todo lo lejos que pudiera delante de ella, pero en perpendicular con los dos hombres. Una vez sintió que la piedra tocaba el suelo, hizo que reprodujese el mensaje. La voz de la nebulomante sonó alta y clara a varios metros de distancia de donde ella se encontraba en realidad. Había grabado el mensaje con un falso tono de confianza que estaba muy lejos de sentir.
¿Qué queréis de mí? No busco problemas ni me voy a unir a vosotros.
Desde su verdadera posición, la lacustre temblaba, preguntándose cuál debía ser su siguiente paso. No quería imaginarse qué ocurriría si la atrapaban.

117 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 02:18 pm

Yber

avatar
GM
Los mercenarios avanzaban a tientas, Cerril confiando en Étrame y Étrame, en un par de hechizos que le hacían más mal que bien. El chaneque no estaba acostumbrado a las mejoras sensoriales y mucho menos a llevarlas dentro de un banco de niebla espesa mientras miraba de lejos con otro hechizo.

—¡No veo nada! ¿Has dado ya con la mindundi esta? —el guerrero estaba cabreado.

—Todavía no...

Tan cabreado estaba el guerrero que Étrame se calló un "yo tampoco veo nada" y siguió caminando despacio. Volar no era una opción al fin y al cabo, no con Cerril perdido entre las estatuas. Étrame se arrepentía de no haber organizado mejor aquel encuentro y sabía que Cerril, en el fondo, también.

Cuando les llegó la voz de Irianna, Cerril sonrió y empujó al chaneque, obligándolo a caminar más rápido en la dirección de la que provenía.

—En el fondo ya sabes qué queremos, cría-rana. ¿Te crees que puedes ir por ahí con tu hada madrina riéndote de un grupo de mercenarios con más prestigio que tú? —El guerrero carraspeó y escupió un gargajo en el suelo. Las babas salpicaron accidentalmente a Étrame, pero el chaneque jamás ponía pegas a eso—. ¡Si no vas a colaborar con nosotros, espero que te busques una silla de ruedas, porque te vamos a partir las piernas con más redundancia que el villancico de las campanas, brumosa!

Étrame seguía concentrado en dar con la bruja, extrañado a estas alturas, porque creía haber avanzado lo suficiente como para encontrarla. A unas últimas, decidió desconjurar los aumentos sensoriales y la niebla mágica sin decirselo a Cerril.

—Debe de estar escondida detrás de alguna figura...

Cerril no necesitó oír más. Corrió hacia la estatua más cercana, la agarró con fuerza y la estrelló contra el suelo.

—¡SABEMOS QUE ESTÁS AQUÍ! MÁS TE VALE QUE SALGAS SIN HACERTE DE ROGAR.

Étrame voló hacia él y ayudó a mover estatuas con mucha más dificultad que su jefe. El espesor de la niebla los engañó varias veces, en las que creyeron ver a la bruja moverse para no encontrar nada más que piedra esculpida.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

118 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 05:45 pm

Giniroryu

avatar
GM
Sintió un gran alivio al comprobar que habían caído en su truco, pero no pudo evitar volver a ponerse nerviosa al escuchar lo que decía aquel miserable de Cerril. ¿Hada madrina? ¿Acaso se refería a Vac? Tenía que ser, porque solo había visto a aquel par de desagradables en una única ocasión y había sido en compañía del hado infernal, quien los puso perfectamente en su sitio. No creía que el humano tuviera que preocuparse de ellos, pero aun así no pudo evitar preguntarse si le habrían intentado hacer algo. No obstante, tenía problemas más urgentes en aquel momento y, si conseguía huir que era lo que pretendía, iría directa al burdel para advertir al hado.

Se dijo a sí misma que debía mantener la cabeza serena pese a las amenazas, y por suerte el saberse protegida en buena parte por la niebla contribuía a ello. No creía que pudiese volver a recurrir al mismo truco de despiste porque ya se olerían que les estaba engañando, así que tenía que cambiar de estrategia aprovechando que los dos parecían distraídos buscándola por el lugar donde había lanzado la piedra.

Se le ocurrió algo, pero tenía que actuar deprisa: mientras daba un pequeño rodeo para acercarse silenciosamente por detrás a donde se encontraban los mercenarios, comenzó a conjurar un hechizo de niebla mágica. Lo utilizaría para poder delimitar un trozo de tierra concreto, ya que pretendía lanzar un hechizo de intangibilidad que funcionase como un agujero invisible, pero con la suficiente profundidad para que Cerril y su secuaz no pudieran salir, y lo suficientemente ancho para asegurarse de que no lo saltaban o lo rodeaban. Había visto que el tal Étrame podía volar, por lo que además de eso debía anclar una barrera de inercia en aquella zona. Empezó a sudar mientras llevaba a cabo todos los pasos, insegura acerca de si le daría tiempo.

Por suerte eran hechizos de conjuración sencilla y no muy larga. En cuanto lo tuvo todo listo tenía que pasar a la siguiente parte de su plan: colocarse muy cerca del borde del “agujero” que había creado, deshacer la burbuja de silencio y comenzar a absorber su niebla. Cuando la bruma se hubiese disipado lo suficiente como para que pudiesen verla con claridad, alzaría la voz, apareciendo detrás de la estatua más cercana.
Aquí estoy, idiotas —les provocó fingiendo que no estaba temblando por dentro—. Venid a por mí si os atrevéis.
Hizo amago de llevar su mano al arco una vez más.

119 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 08:12 pm

Yber

avatar
GM
La cabeza de Étrame asomaba por los pelos en aquel hueco en el que les habían hecho caer. Cerril sobresalía bastante más debido a su altura. Era evidente quién de los dos lo estaba pasando peor: el que conocía mejor los hechizos que habían utilizado para atraparles. El chaneque empezó a temblar, pues sabía lo fácil que podía morir de aquella manera, y sacudió las alas varias veces en un intento fútil por salir de ahí.

A Cerril le daba igual todo. ¿Que no podía saltar? Pues corría. ¿Que tampoco podía correr? Pues saldría andando. El guerrero, cabreado como estaba en aquel momento, lo único que se planteaba era las ganas que tenía de joder viva a la idrina por burlarse de ellos.

—¿Te crees graciosa con todos estos trucos magufos? —el guerrero rabiaba—. Acabas de facilitarnos el trabajo recogiendo toda tu apestosa niebla, pescadito.

Étrame habría sido consciente de lo absurdo que sonaba su jefe después de haberle pedido trabajar con ellos, pero estaba bastante ocupado intentando recordar los gestos necesarios para el hechizo dispersor. Estando como estaba atrapado, no podía evitar los nervios que llegaban con las preguntas más simples: ¿Sería capaz de dispersar solo uno de los dos hechizos que los contenían? Si se equivocaba (si lograba primero recordar los gestos que no querían acudir a su cabeza)...

—Cerril, ten cuidado. Nos puede joder vivos en un pestañeo.

Cerril lo ignoró y avanzó paso a paso, enfrentándose a la pesadez de la barrera de inercia. Estaba decidido a alcanzar a la brumosa bravucona y partirle las piernas. No se había pasado toda la mañana pensando en un chascarrillo tan bueno como para que todo acabara mal. No podía ser, no de nuevo.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

120 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 08:36 pm

Giniroryu

avatar
GM
La lacustre adoptó una actitud de absoluta confianza, lo mejor que se vio capaz. Confiaba en que desde allí no notasen que estaba sudando con bastante profusión debido a los nervios.
¿Eres consciente de que puedo volver a extenderla cuando quiera en un momento, no? —Le replicó a Cerril imprimiendo cierto tono de incredulidad, como si no le importase en lo más mínimo la situación en la que estaba—. ¡Ni se te ocurra moverte! Con pronunciar una única palabra puedo deshacer la intangibilidad de ese trozo de tierra… Y ya sabes lo que eso significa. Me dejaréis alejarme lo suficiente y solo entonces desharé la barrera de inercia para que podáis salir sin problemas. Y os vais por donde habéis venido. Ya os lo he dicho: no busco problemas.
<<Por favor, que acepten>>. La lacustre no se veía capaz de cumplir su amenaza, pero tampoco sabía qué haría a continuación si todo le salía mal.

121 Re: Avenida Estatuada el 02/08/18, 09:23 pm

Yber

avatar
GM
La advertencia de Étrame no fue suficiente para frenar al guerrero, sin embargo la de Irianna se lo dejó más claro. Parte de su cabreo se tornó en miedo y, para su desgracia, se reflejó en su cara mucho más de lo que Cerril habría querido. Se giró y miró a Étrame con cara de "DESHAZ ESTO", pero el chaneque estaba visiblemente afectado por los nervios. Su sudor era mucho más evidente que el de la idrina, pues manchaba su frente de marrón.

—No te atreverás a matarnos, maldita rana —se jactó el guerrero. Sonaba poco creíble, más como una excusa para que el propio Cerril mantuviera la poca dignidad que le quedaba.

—Cerril...

El chaneque se sobrepuso lo suficiente como para recordar el hechizo, pero las dudas que ya arrastraba se hicieron más fuertes. Un paso mal dado, nunca mejor dicho, y sus cabezas serían lo único que quedaba de ellos. Cerril mientras tanto guardó silencio, mirando con incipiente nerviosismo a Irianna para tratar de descubrir sus intenciones. ¿Cómo podía estar tan tranquila una mocosa recien parida, como quien dice? ¿Cómo podía haberles burlado con tanta facilidad? Cerril empezaba a ver que la habían subestimado; tarde, como siempre.

—Escucha, niña —fue Étrame quien habló primero, en esta ocasión. Le temblaba la voz—. Valoro mi vida lo suficiente como para saber que nos has ganado. —Aquellas palabras le dolieron tanto al chaneque como al guerrero. Étrame alzó sus brazos largos y delgados—. Te prometo que te dejaré marchar.

Cerril le dirigió una mirada iracunda al traidor de su compañero, pero no dijo nada. Al fin y al cabo, él también se planteaba alzar las manos en son de paz. Si Irianna los mataba ahora, no podrían vengarse luego.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

122 Re: Avenida Estatuada el 08/08/18, 11:27 pm

Red

avatar
Las palabras de Kimbra le pusieron nervioso, pues si Irianna había salido y aquellos imbéciles las estaban buscando podía estar en problemas.
Maldita sea. —masculló para si, subiéndose de un salto al lomo de Feliks antes de alzar el vuelo tras los pasos de la krabeliense para tener una mejor vista desde el aire.

Estaba bastante seguro de que la idrina podía valerse por si misma, pero Cerril y sus perros eran más y podían sorprenderla con la guardia baja. Si le ocurría algo porque él les había provocado en la taberna no se lo perdonaría nunca.
Ya basta. —dijo para si, frunciendo el ceño y mordiéndose la lengua. Si se ponía en lo peor no vería lo que tenía delante, así que se centro en otear las calles buscando alguna señal de la nebulomante.

Los minutos se deslizaban como el aceite, demasiado despacio, y cuanto más tiempo pasaba sin que la encontraran más angustiado se sentía el griego. De nada le servía tratar de ser positivo, pues sabía de primera mano que el guerrero era rencoroso además de estúpido, y cuantas más vueltas le daba más convencido estaba de que el nombre de la nebulomante estaba en la “lista” de asuntos pendientes que el matón le había mencionado a Étrame.

Al final fue el primero en ver el banco de niebla en la Avenida Estatuada, pues su posición elevada le daba ventaja en aquel aspecto, y suponiendo que la lacustre se estaba defendiendo bajó al nivel de la calle para avisar a Kimbra.
¡Esta algo mas adelante! —le gritó por encima del viento, señalando la dirección correcta.

Segundos después la demonio y el hado interrumpieron en la Avenida como un vendaval, pero la escena que se encontraron les hizo frenar en seco. Llegaron justo a tiempo para ver caer a Cerril y a su esbirro en la trampa que había preparado la idrina al amparo de su dominio, y mientras la muchacha les amenazaba permanecieron a cierta distancia sin decir palabra.
Parece que nos preocupábamos por nada —le comentó a la krabeliense en un momento dado con una media sonrisa, visiblemente más relajado que hacía unos minutos—. Es más que capaz de ocuparse de estos idiotas por su cuenta. —añadió, sintiéndose un poco molesto consigo mismo por haber infravalorado las habilidades de la muchacha y prometiéndose no volver a hacerlo.

123 Re: Avenida Estatuada el 09/08/18, 09:27 pm

Muffie

avatar

Kimbra corrió a lomos de Ámarok, vigilando que en todo momento el hado estuviera en su campo visual. Él era el que había dado voz de alarma, por lo que sabría exactamente el tipo de amenaza que pendía sobre Irianna.

No tardaron mucho en llegar al lugar y en que el hado localizara su situación desde el cielo, pero, afortunadamente, Irianna tenía la situación debidamente controlada para cuando llegaron.

- No es que desconfíe de sus habilidades y su capacidad para mantenerse segura y protegerse, pero Irianna tiene una tendencia pacifista y un nivel de bondad que no suele casar mucho con la línea general de la ciudad y no puedo evitar preocuparme por ello- le explicó la demonio.

La krabelinense hizo que su montura se acercara ya sin correr a la nebulomante y cuando vio que Irianna se percataba de su presencia, bajó del kerlax.

- ¿Necesitas ayuda?- ofreció mientras Amarok le enseñaba los dientes amenazantes a los mercenarios, pero sin moverse del lado de la demonio.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

124 Re: Avenida Estatuada el 09/08/18, 09:47 pm

Giniroryu

avatar
GM
La idrina se había cruzado de brazos para tratar de reforzar la actitud que pretendía reflejar en su lenguaje corporal. Seguía con el corazón acelerado, aunque al notar sinceridad en la rendición del guerrero se relajó considerablemente. Iba a poder irse sin que le hubiesen tocado un solo pelo y se lo pensarían dos veces antes de volver a meterse con ella. Se disponía a darse la vuelta cuando los vio llegar.
¡Vac, Kimbra! ¿Cómo es que sabíais que…? —Se giró hacia los mercenarios, todavía en el agujero—. No, gracias, Kimbra, estoy perfectamente —le sonrió a la demonio.
Se giró entonces de nuevo hacia los dos mercenarios y los miró con expresión seria antes de deshacer la barerra de inercia: no creía que la estupidez que habían demostrado fuese todavía más allá e intentasen hacer algo ahora que les superaban en número y, obviamente, en capacidad. Dudó un instante, pero decidió hacer levitar a Cerril fuera del agujero, ya que Étrame podía hacerlo con sus propias alas. Y deshizo la intangibilidad cuando ninguno de los dos corría peligro.
>>Ya os podéis marchar.
La lacustre sonrió para sí y volvió a girarse hacia sus amigos, con una expresión confiada. En esa ocasión, sí la sentía de verdad.

125 Re: Avenida Estatuada el 11/08/18, 01:08 am

Yber

avatar
GM
Cualquiera que no conociera lo suficiente a Cerril, podría creer que se había transformado en Berserker. Al ver aparecer de nuevo al hado infernal junto a otra novata, su cara se arrugó en un gesto de rabia y se puso rojo. Hasta Étrame, que lo observaba temeroso, creyó que aquella tonalidad no podría ser sana (y le envidió por ello). Mientras que Cerril se ahogaba en su propia cólera mal gestionada, Étrame respiró aliviado al sentir que la barrera de inercia ya no tiraba de él. Seguía con su expresión corporal encogida, asustado, y no respiró tranquilo hasta que sus alas lo alejaron de aquel pedazo de tierra intangible.

Cuando Cerril aterrizó fuera de peligro, le dirigió una mirada asesina al Chaneque. Ambos agacharon la cabeza y salieron corriendo, con el rabo entre las piernas. El guerrero se envalentonó de nuevo en cuanto se alejaron lo suficiente y Irianna, Kimbra y Vac podrían oírle gritando, a lo lejos:

—¡TE JURO QUE ME LA VAN A PAGAR. LA PROXIMA VEZ QUE ME LOS ENCUENTRE LES VOY A PARTIR LA CRISMA A LOS TRES. ¡Y A SUS BICHARRACOS ESOS TAMBIÉN! VAYA UNA SUERTUDA LA ANFIBIA ESA... ¿Y TÚ ERES IMBECIL O QUÉ COÑO TE HA PASADO?...


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 10 de 11.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... , 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.