Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Avenida Estatuada

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 7 de 9.]

1 Avenida Estatuada el 04/04/14, 01:23 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Llena de escombros, todas las construcciones que bordean esta calle son de piedra. Las estatuas a las que Hurza dio vida están reunidas aquí en tal número que hay que abrirse paso entre ellas para poder avanzar. Algunas parecen moverse, aunque nadie sabe asegurarlo a ciencia cierta.


73 Re: Avenida Estatuada el 06/11/16, 02:23 am

Rocavarancolia Rol


El miembro 'Yber' ha efectuado la acción siguiente: Número Aleatorio


'Dado de 100 caras' : 77, 1, 44, 9, 69, 71, 93, 3, 53

74 Re: Avenida Estatuada el 06/11/16, 08:08 pm

Jack


La roquense apretó el puño derecho brevemente con cierta satisfacción masoquista al ver que su treta funcionaba. El problema es que ahora el bicho iba directo contra su estatua... y no esperaba que fuera capaz de saltar con tanta fuerza, ni mucho menos destrozar la estatua. Sinceridad también saltó, no tan rápido como hubiera querido, sorprendida y oxidada, pero al menos no lo pasó tan mal como el animal... Pudo notar cómo varios trozos y esquirlas de la estatua le golpeaban y cortaban, en las patas y en un brazo. Nada grave ni incapacitante. O lo que fuera aquello, porque mientras aleteaba hacia arriba pudo ver que su cuerpo no era muy normal. Estaba como podrido... <<Ay, joder, duele>> Hacía tiempo que no se hería en una pelea, pero también hacía tiempo que no peleaba fuera de un entrenamiento en el torreón.

La bestia no tardó mucho en levantarse, aunque quejumbrosamente. Mientras evaluaba sus propias heridas, perdió la oportunidad de atacarle... y menudo fallo. Su rival intentó alcanzarle en el aire, pero no lo logró. En su lugar, camino del suelo, golpeó este con su cornamenta <<¿Qué es eso? ¡Brillaba! ... Oh, joder, joder, no...>> No lo sintió, pero sí vio y oyó el temblor. Oyó el derrumbe. Y creyó oír gritos. Tragó saliva. Desde allí no veía más que los restos del edificio. Volvió a situarse sobre otra estatua, pero, precavida, no aterrizó en esta. Si volvía a golpear a algo... o si echaba a correr contra lo que quedaba del edificio, estaban perdidos. No perdió el tiempo y, en cuanto el bicho cayó, le disparó una flecha mientras volvía a gritarle.

—¡¡Aquí, bicho inútil!!

Si era cierto que aquella criatura estaba podrida, no sabía cómo iba a poder matarla. ¡En su cabeza no cabía la idea de matar algo muerto, ni siquiera debía seguir vivo! <<¿Y si la dirijo hacia más estatuas hasta que se abra la cabeza o algún edificio?>> Sobre los demás, solo se le ocurría lo obvio: que te caiga medio edificio encima no es sano. ¿Pero qué podía hacer? Pensar en lo mal que podían estar no serviría de mucho. Estaban mal. Seguro. Pero aún quedaba un problema <<¡Y tampoco puedo acercarme y que me siga! ¿¡Qué hago?!>>

75 Re: Avenida Estatuada el 06/11/16, 08:21 pm

Yber


GM
El carnero repite el mismo proceso. Salta con una fiereza contundente y aterriza contra la estatua. De nuevo el leve brillo de los cuernos delata las runas y de nuevo la piedra estalla en mil pedazos. El carnero cae y mueren más moscas del enjambre, aplastadas con su peso. Sin embargo el resto vuelve a aferrarse a la carne en descomposición y el animal berrea angustiosamente. Trata de agitar su cuerpo sin ningún exito, las moscas de humo no se sueltan, y acaba decidiéndose por probar a embestir de nuevo a lo primero que se encuentre por delante.

Sinceridad no tendrá problemas en alejarlo un poco más, a cambio de retrasar la hora de ver qué ha sucedido en la casa; o podrá dejar que la cabra siga la dirección en la que ya ha sido encauzada, asumiendo la posibilidad de que, en algún momento, el animal se de la vuelta y vuelva a la carga.

76 Re: Avenida Estatuada el 06/11/16, 08:47 pm

LEC


Innadriel

¿Y que sentido tendría salir con uno mismo? —replicó a la madrileña mientras entraban en la casa. No entendía a qué venía una pregunta tan absurda, y se hubiera parado a pedir una explicación de no ser porque la tensión se comenzaba a respirar en el ambiente. Todos sabían lo que pasó la última vez que decidieron entrar en una casa —y eso que ella no había estado— y la tensión de Mónica era plenamente palpable. La sinhadre caminaba con pasitos pequeños, medidos, como si fuera tanteando el suelo evitando un posible mecanismo en alguna baldosa que activase una trampa. La mano que agarraba la empuñadura del arma le escocía por los leves cortes de algún entrenamiento, pero lo ignoraba; solo se centraba en respirar lentamente, sin alterarse. La calma le sería más útil si pasaba algo.

Y entonces fue cuando empezó el caos: Eriel tocando los platos como si estuvieran en el torreón y fueran suyos; gritos y lágrimas provenientes de una Mónica histérica. Y la poca tranquilidad que había conseguido reunir se desvaneció mil veces más rápido de lo que había llegado. Se escondió detrás de Eorlir, interponiéndole entre ella y la vajilla por si aquello decidía explotar y llevárselos por delante. Por suerte, no pasó nada, pero la niña seguía con el corazón a mil por hora cuando avisaron de que se acercaba algo. «Monstruo, viene un monstruo. Vamos a morir aquí, encerrados, por haber salido de día y por haber venido a esta ciudad». No le importó que Sinceridad explicase como era: su imaginación lo deformaba hasta convertirlo en un ser aberrante que se los comería a todos.

Empezó a seguir al resto, sin pensar siquiera, manteniéndose todo lo cerca de Eorlir que podía pero teniendo cierta libertad de movimiento, hasta que todo empezó a moverse. Soltó la empuñadura del arma y abrazó a su edeel, arrastrándole con ella. Sus gritos de pánico quedaron ahogados por el estruendo de la caía de suelo, muebles, paredes y compañeros. Ina temblaba contra su edeel, llorando, muy asustada. Cuando abrió los ojos, aún anegados en lágrimas, y  fue plenamente consciente de que seguía viva y aparentemente ilesa, miró hacia el agujero. Estaba bastante cerca, y no se creía aún la suerte que tenía de no haberse caído.

Desde su perspectiva veía a sus compañeros entre los escombros, gritando de dolor. Sus ojos asustados recorrieron la escena antes de pegar un chillido al ver a Siete «¿¡ESTA MUERTO!? No, luces, no…». No le hizo falta ver más. Hizo un amago de salir corriendo, lejos, para volver a casa. Fue Eorlir quien la abrazó esta vez, manteniéndola ahí. Ina lloraba desconsolada por lo que acababa de presenciar. Había muerto uno como mínimo, pero no esperaba a muchos vivos después de que la casa se les cayese encima.

77 Re: Avenida Estatuada el 07/11/16, 01:00 am

alpeca


A pesar de que ya se figuraba que Mónica no iba a entenderlo del todo bien, Eorlir se volvió a sorprender, esta vez por su comentario directo sobre que deberían ser pareja romántica. Su expresión de extrañeza complementaba la pregunta de Ina a la perfección: eran un solo ser dividido, no tenía sentido lo que proponía la madrileña.

Su nerviosismo por el tema del plato subió unos cuantos enteros cuando empezaron a oír el ruido, aquel ruido que en otro momento y en otro planeta quizás no le hubiera prestado atención, pero que ahí sonaba como un presagio de lo que podía pasarles. Siguió a sus compañeros al interior de la casa mientras Sinceridad salía a investigar. Aunque la roquense tenía la ventaja de sus alas, no pudo evitar pensar que no se volverían a ver. En esos momentos, el pesimismo invadía su mente.

-Ten cuidado... -susurró en voz baja a Sinceridad, aunque probablemente solo le oyera Ina al tenerla al lado.

Miró al resto. Parecía que habían tomado una decisión al unísono. Pretendían dirigirse al segundo piso de la casa. El les siguió, algo rezagado, intentando pensar en qué era más peligroso: si quedarse en el piso de abajo a riesgo de que les cayera encima el edificio, o subir y arriesgarse a caer con él. Y eso le salvó el pellejo: primero notó el temblor y vió que la estructura era muy inestable. Se fijó en que la segunda planta estaba en peor estado de lo que parecía, y apenas le dió tiempo a formar una "O" perfecta con la boca antes de la debacle.

Polvo, piedras, madera y sus compañeros pasaron por delante suyo mientras notaba un tirón por detrás que probablemente había contribuido a evitar que se precipitara con los demás. Pestañeó dos veces, mientras el momento se le hacía eterno y veía pasar delante de sus ojos toda la procesión de objetos y ruina que caía. De pronto, terminó. Miró abajo. Se encontraba al borde de la caída. Una gran nube de polvo le impedía ver bien.

Pasados unos instantes, empezó a distinguir a algunos de sus compañeros. Al primero que vio fue a Sox, que no parecía herido de gravedad. Empezó a respirar tranquilo hasta que vio a los demás.

-Oh. Oh luces. Oh. No. No no no.

Todos ellos o tenían algo atravesandoles un miembro o tenían algo torcido en una posición antinatural. Ya le parecía todo bastante grave cuando se fijó en Siete. Notó como le fallaba un latido. El chillido de Ina justo después le sonó como un mazazo.

-No está muerto. No lo está. Está sólo inconsciente... -murmuraba para sí mismo como una letanía. El pánico le dominó un momento hasta que notó que el primer impulso de Ina fue correr. Instantáneamente la abrazó. En parte tenía miedo de lo que le podría pasar si salía corriendo. La criatura que Sinceridad les había descrito seguía allí afuera. Por otra parte, necesitaría su ayuda para sacar a sus compañeros de allí abajo. La miró fijamente. La pobrecilla estaba llorando desconsoladamente, pero ¿quién podía culparla después de escapar por tan poco de ese derrumbe?

-Ina. Ina. Eh, eh, centrate. Ahi abajo necesitan nuestra ayuda, ahora más que nunca. No sabemos cuantos de ellos podrán siquiera andar y vamos a tener que ayudarles a subir y a volver al torreón. -volvió a mirar y tragó saliva- La caída es muy grande. Vamos a necesitar una cuerda o algo así... una cortina... algo... -su cerebro empezó a funcionar con rapidez- Vamos, vamos...

Miró de nuevo a Siete y, esta vez, vió algo más. Se le heló la sangre en las venas. "Quién... quién... ¿¡QUÉ ES ESO?!" Y, por si la repentina aparición de esa cosa no fuera suficiente, Siete había caído cerca suyo. Demasiado. "Está muerto. Hemos perdido a otro. Hemos..." Movió la cabeza de golpe, negándose a dejarse llevar por el pánico.

-Ina, busca una cuerda o una cortina. -su tono era ahora diferente. Seguía aterrorizado, pero lograba imprimir calma en su voz. Creía poco probable que pudieran salvar a todos sus compañeros, pero no por ello dejaría de intentarlo. Se había empezado a acostumbrar a convivir con ellos y se dió cuenta que les echaría de menos si les pasara algo. Probablemente. También pasó por su cabeza la conversación que habían mantenido hacía una eternidad en la seguridad del torreón sobre trabajar como un grupo. Sox le había mirado muy serio en esa ocasión, cuando le preguntó sobre que haría de presentarse una elección de calibre similar a la que estaban sometidos. Sonrió sin humor al darse cuenta de que, efectivamente, podía huír con Ina si le apetecía y salvarse ambos.

Mientras buscaba, echó un vistazo de nuevo por el agujero y miró a Sox. Se preguntaba si por la mente del carabés también había pasado la posibilidad de que él y su aurva salieran por patas.

Sigue en Bajos Fondos.



Última edición por alpeca el 08/11/16, 10:59 pm, editado 1 vez

78 Re: Avenida Estatuada el 08/11/16, 05:01 pm

Jack

avatar
No se fiaba. No se fiaba una pluma. Aquella estratagema salía cada vez mejor, pero con cada embestida se alejaba más del problemón en que estaban sus compañeros. Decidió hacerlo una última vez y arriesgarse a ir a por ellos en cuanto la bestia reventara otra estatua, mientras se recuperaba de la embestida. <<Estamos dejando el sitio bonito...>> Además, ya empezaba a notar algo de cansancio y el escozor de las heridas seguía fastidiando. No quería agotarse si tenía que ayudar a los demás a salir de la situación en que estuvieran.

Otra estatua destrozada y allá iba la bestia con sus cuernos relucientes en dirección desconocida pero, al menos, opuesta a la que tomaría ella ahora. Había conseguido desviar su atención y su ruta del edificio, algo era algo. Si volvía sobre sus pasos, al menos ten ¿Qué era aquello brillante? ¿Quizá algo para infundir temor como algunos animales? No tenía tiempo para pararse en eso, bastante tenía con alejarse de la criatura y volar de vuelta. De vez en cuando miraba hacia atrás, por si acaso, no porque le hubiera cogido cariño.

No había ni rastro de los demás, tan solo entreveía a los sinhadres entre los escombros... que se habían ido hacia abajo <<Joder, ¿la tierra está hueca? ¿Qué habrá ahí?>> No quería ni pensar lo que habría en el subsuelo de una ciudad de monstruos y magia. Aceleró el batir de alas. No les veía, pero no podía caer en el pánico. No les veía y no es que les hubiera caído encima un poco de polvo. Tenía que verlos, vivos o muertos, ilesos o aplastados. Estuvieran como estuvieran, tenía que llegar, bajar y verlo con sus propios ojos. Al menos los sinhadres parecían estar bien. <<De milagro, joder. Y todo por ir a por recursos>>

Sigue en Los Bajos Fondos.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

79 Re: Avenida Estatuada el 09/11/16, 06:02 pm

Yber

avatar
GM
Sinceridad lo logra.

El carnero continúa su camino destructivo en una dirección diferente.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

80 Re: Avenida Estatuada el 06/12/16, 08:44 pm

Yber

avatar
GM
Con la prueba en la distancia, Rasqa había comenzado los preparativos, había pedido ayuda a Irianna con la parte mágica y había petado su horario de entrenamiento. En aquel momento tocaba paseo nocturno por la avenida estatuada, para calentar las alas en su caso y para comprobar qué tal iba Samika con su ecolocalización. Él por su parte, se centraba en aprender tanto de magia como le fuera posible sin gastar las pocas reservas que tenía.

Hace una noche fabulosa para montar una hoguera alrededor de alguien—bromeó a medias, nada más llegar. De haber tenido candidatos, la propuesta habría sido seria, pero por desgracia no conocía a nadie que disfrutara siendo quemado. Había oído rumores de gente así en no sé qué zona de la ciudad, pero con el tema del ejército, Rasqa tenía las prioridades claras como aceite transparente—. Bueno, qué —continuó—. ¿Cómo empezamos? ¿Te hace una carrera a ciegas?

Por si acaso Samika necesitaba algo de luz, Rasqa había pasado todo el camino cubierto en llamas. En cuanto esta se vendara los ojos, las apagaría.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

81 Re: Avenida Estatuada el 06/12/16, 09:29 pm

Evanna

avatar
Se había intentado preparar a fondo, no solo había aumentado sus horas de entrenamiento personal contra los pobres muñecos de practicas de la sede, así como sus maniobras de vuelo, que podían servirle, en la montaña. Junto a eso también se intento documentar de transformados con mas tiempo en la ciudad de pormenores de los subterráneos y se aseguro de comentarle a Twix sobre su ayuda para protegerse el día de la prueba.

Sus horarios nocturnos, antes de que Ayne y Eara despertaran, se aseguraba de seguir una nueva rutina, que contaba de pasearse por todo el torreón a oscuras, literalmente, con los ojos vendados usando únicamente su eco-localización de guía. No le fue costoso conociendo el lugar, pero le sirvió para saber los limites de su ecolocalización. Tras que Eara y Ayne despertaban, continuaba con la practica de ultrasonidos, aunque aun no sabia exactamente llegar siempre a la nota de eliminar magia en si, empezaba a "escuchar" mejor como iba el asunto desde hacia un tiempo, por lo que su ecolocalización había mejorado también, siendo mas fiable y la imagen que le entregaba de su alrededor mas nítida, cuando juntaba ambas cosas.

Cuando noto aquello, comenzó su practica nocturna con Rasqa, La avenida se volvió el lugar de entrenamiento, zona prácticamente negra como el carbón por las noches, como buena parte de la ciudad realmente y ante todo, con muchos obstáculos en diferentes posturas y formas.

Samika, giro en dirección a la antorcha dragonil que era Rasqa y que incluso en la oscuridad, destacaba a pesar de su prácticamente total ceguera en la noche. Sonrió en su dirección.-Vamos allá- añadió convencida mostrando sus pequeños colmillos, cogió la venda negra que portaba a todas partes desde hacia días mientras practicaba, colocándosela en los ojos, sus oídos ya agudos se agudizaron mas aun cantando cada mínimo sonido. Cada vibración del aire, la respiración de Rasqa. Si su visión, sus oídos eran sus ojos y su mente, con su buena memoria, su guía, buscando calmarse ajustándose las protecciones de su torso se puso seria y tras respirar hondo, gritó. Un grito que Rasqa no seria capaz de oír, que nadie salvo ella misma era capaz de oír, y que aunque no llegaba en si a funcionar como eliminador mágico, aun le costaba eso, ampliaba su eco-localización. Sonrió teniendo una imagen bastante clara de la posición de las estatuas, se giró en dirección a Rasqa.

-Esta terminantemente prohibido volar - le advirtió sonriendo juguetona- Adelante, listos...¡Ya! - grito antes de echar a correr, esquivando con soltura, como si la viera delante de sus narices una estatua de una especie de enorme minotauro con una lanza mas grande que ella misma, sin dejar de chasquear la lengua mientras corría emitiendo constantemente su eco- localización como apoyo al grito anterior. Probablemente, recibiría alguna herida en al carrera esquivando obstaculos, pero para eso era el entrenamiento, para no sufrirlo en un ataque real contra enemigos móviles. Necesita moverse en la total oscuridad con posibles obstáculos, como quien pasea por un parque sin nada en el camino.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

82 Re: Avenida Estatuada el 06/12/16, 11:26 pm

Yber

avatar
GM
Oh, venga ya... —refunfuñó el moloch, a pesar de que sabía que esas eran las reglas desde el principio.

La suerte de Rasqa era que Samika estaba vendada, sino la carrera probablemente la habría perdido. En tierra se movía mucho más lento que en el aire y lo único que le salvaba de no perder volando continuamente contra la evaki era la experiencia de toda una vida con alas. Samika se había convertido en un terremoto volador y Rasqa estaba deseando verla crecerse en el ejército.

El moloch empezó corriendo por las calles más vacías de aquel barrio, a veces obligaba a Samika a sortear una estatua a izquierda o derecha, pero lo principal era ver si podía seguirle a ciegas. Una vez comprobó que sí que podía, Rasqa aminoró el paso durante unos segundos y tumbó por sorpresa una estatua pequeña. Acto seguido volvió a impulsarse. Si la evaki lograba sortear aquel obstáculo sorpresa, Rasqa se aseguraría de repetir aquel paso más adelante.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

83 Re: Avenida Estatuada el 07/12/16, 12:51 am

Evanna

avatar
Samika siguió corriendo, si n dejar de usar la ecolocalización y con el claro recuerdo del escenario que anteriormente su grito le había permitido ver. Docenas de todos tipo de criaturas paralizadas en el tiempo en posiciones imposibles, en pleno ataque o defensa,a en plan caída, en plena muerte. Alas, garras cuerpos enormes, colas armas de todo tipo se cruzaba en sus recuerdos mientras corría, reflejando una imagen exacta en su mente de aquellos obstáculos que se cruzaban frente a ella mientras corría.

Podia esquivar las moles mas grandes, la armas mas vistosas, pero no por ello era capaz de librarse las estatuas tiradas en el piso. Tropezó con una de ellas, logrando mantener el equilibrio antes de acabar ensartada en la espada de otra de las estatuas. Se seco el sudor de la frente, y chasqueo la lengua, la forma casi nítida de aquella criatura sobre la que casi acababa empalada le hizo estremecer. No sabia lo que era, pero igual incluso convertida en estatua, muchas de aquellas criaturas eran capaces de cobrarse una vida sino se tenía cuidado. Samika no se quito la venda, nuevamente, lanzo otro grito ultrasónico uniendo a su ecolocalización notando el movimiento del cuerpo de Rasqa mas adelantado y la disposición de las estatuas.

Rápidamente recuperando el equilibrio echo a correr, cortándose una de sus mejillas con un cuchillo de piedra que no pudo evitar, entre dos estatuas demasiado unidas. No solo era esquivar, armas y cuerpos, era evitar caer con los cuerpos rotos que formaba obstáculos en el suelo. <<Una estatua de un dragón a la derecha entre dos humanoides, no puedo esquivarla y no hay espacio por debajo...así que por arriba...>> salto apoyando sus manos en la cabeza del dragón que no era de gran tamaño igual que si fuese un potro de gimnasia, pasando por encima, aterrizando en suelo firme con la cola del dragón entre sus pies. Respiro hondo de nuevo, pues estaba siendo difícil, echando a correr de nuevo.

Apenas había avanzado un par de metros cuando con su ecolocalización y su agudos sentidos auditivo "vio" y escuchó movimiento a un lado. Ahí comenzaba la verdadera prueba, el real entrenamiento...esquivar estatuas quietas era pura concentración, enfrentarse al movimiento exigía no solo concentración sino reacciones rápidas. Samika reacciono rápidamente echándose hacia atrás cubriendose con otra estatua, impidiendo que aquello que Rasqa acaba de echarle, le aplastara. No se quedo parada, en cuanto escucho el golpe de piedra contra piedra, reinicio al carrera << Rasqa avanza por la derecha, ¡no, cambió de posición! >> encontrar al parquio entre las estatuas resultaba complicado pues sus ecolocalizacion volvía a ella cada que chocaba contra algún elemento en su camino y debía procesar todo lo que captaba en un corto periodo mientras corría, para poder esquivarlo y reaccionar. Tropezar era super fácil y tener que pararse en seco para desviarse también, pero no dejo de avanzar a un ritmo contante, escurriéndose si hacia falta entre las estatuas, saltándose sobre ellas o incluso rodando por debajo sino le quedaba otra, llenándose de la mugre de la avenida y de pequeños cortes. Respiraba con fuerza y corazón le iba super rápido pero se sentía increíble, emocionada y con la adrenalina creciendo ante el entrenamiento.

Sus oídos captaba todo y sentirse capaz de hacer lo que estaba haciendo, con los ojos vendados, le hacía sentir orgullosa y capaz. << Pienso alcanzarte >> pensó mostrando un sonrisa, mientras con una risita, esquivaba un segundo intento de Rasqa de obstaculizarla. Encontró su posición con un nuevo chasquido de su lengua y fue directamente tras el.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

84 Re: Avenida Estatuada el 10/12/16, 01:54 am

Yber

avatar
GM
¡Buena esa, Samika! —la elogió al ver la destreza con la que avanzaba.

Sin embargo, Rasqa no estaba ahí para que ambos se quedaran en lo fácil. Rasqa había acudido para que a Samika le costara. Así, en cuanto vio que se manejaba bien por las calles más anchas, el moloch se metió de lleno en una de las más concurridas. El parqio replegó las alas sobre su lomo y saltó y brincó sobre los restos de piedra. Avanzó pisando cabezas, brazos, escudos...

Para ponérselo más dificil, el parqio seguía pateando esculturas. A veces justo frente a ella, para que las saltara; otras, obligándola a tomar otros caminos diferentes al suyo propio.

En un momento dado, Rasqa llegó a un aglutinamiento especialmente grande y, en lugar de escalar la superficie de aquella montaña heterogénea de estatuas, se coló bajo sobacos y piernas de piedra y avanzó bajo los viejos ídolos caídos.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

85 Re: Avenida Estatuada el 11/12/16, 01:04 pm

Evanna

avatar
Definitivamente el parquio se había tomado muy en serio lo de dificultarle las cosas y aunque Samika lo agradecía, pues era uno de los objetivos realmente, le frustró notar que al meterse en una zona mas concurrida de estatuas, tuvo que ralentizar un poco el ritmo. Esquivar las estatuas se hacia mas difícil cuando tenías apenas segundos para reaccionar a alguna de ellas mientras ibas acorriendo, sobretodo cuando la separación entre una y otra era sumamente reducida.

Samika no cejo´en su empeño y cuando escucho como el numero de estatuas aprecia caer cada vez mas cerca suya y mas a menudo, volvió a emitir un grito ultrasónico mas, menos duradero que los dos anteriores, captando el momento preciso en el cuerpo en movimiento de Rasqa desapareció en una enorme masa de lo que suponía eran estatuas apiladas. Samika se mordió el labio inferior, habiendo tenido que esquivar, prácticamente agachando y rodando por el suelo, la estatua de lo que pareció algún tipo de criatura bípeda que cayo casi aplastando su pierna bajo su brazo. No lo consiguió, por suerte, mas que una herida no muy profunda en su gemelo derecho, pero igual el peso le impedía salir.

<<Aich espero que todo esto no vaya a considerarse como destrucción de la zona publica >> y disculpándose suavemente con la pobre estatua, la agarro con ambas manos levantadola sin esfuerzo alguno, cosa que le fascinaba pues definitivamente eso no pesaba cinco kilos precisamente, alzándola suficiente para sacar la pierna de debajo de la estatua.

Tras hacerlo se incorporó, dejando la estatua donde estaba para perseguir a Rasqa que ya se le debía haber adelantado bastante,se interno por el hueco entre la pila de estatua por donde anteriormente el moloch se había colado con esa aparente agilidad flexibilidad que su transformación le había dado se sentía como una especie de serpiente escurriéndose en un agujero << Irónico porque no soy yo el reptil aquí >> pensó Samika con humor, agachándose para escurrirse bajo una estatua, sin dejar de chasquear la lengua para encontrar las zonas mas aptas para meterse sin acabar atrapada, sintiendo algunas gotas de sudor bajando por su sienes ante la concentración.

-


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

86 Re: Avenida Estatuada el 13/12/16, 11:42 pm

Yber

avatar
GM
Rasqa no se detuvo a ayudarla, no estaba ni en su naturaleza ni en su tarea hacerlo. Sin embargo, de forma más inconsciente, sí que frenó un poquitín. Lo suficiente como para que le encontrara, pero no tanto como para que le alcanzara. Una vez la evaki se libró de la estatua, Rasqa continuó internándose más y más entre los huecos. Al principio se había preocupado de que fueran espacios lo suficientemente grandes como para que Samika pudiera entrar; a partir de ahí ya no lo hizo más.

De hecho, el moloch buscó los huecos más pequeños, aquellos por los que él podía pasar serpenteando a cuatro patas. Daba gracias a las escamas que le cubrían o habría acabado cubierto de arañazos y rasgones. Llegado un punto, Rasqa se quedó tan a oscuras bajo la noche y el manto de estatuas que necesitó encenderse. Y aún así no frenó, el lagarto en llamas continuó deslizándose bajo las esculturas.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

87 Re: Avenida Estatuada el 23/12/16, 08:55 pm

Evanna

avatar
Por mas que la flexibilidad de Samika, así como su agilidad, no fueran nada despreciable, su piel seguían siendo tan blandita como la de antaño. Tal vez hacerse daño fuese mas difícil y sus huesos mas resistente, pero la piel seguía siendo piel, no tenia la protección extra que las escamas le daban a Rasqa, por lo que ella si se lleno de arañazos, cortes y probablemente algún pequeño hematoma cortesía de las estatuas que aprecian querer estrujarla.

Llego un momento en el que Samika, se vio literalmente arrastrándose por el suelo, casi aguantando la la respiración para poder arrastrarse entre las estatuas, mientras maldecía entre dientes a Rasqa. Sabia era parte de el entrenamiento, pero ella no era de goma como el. << ¿Tan siquiera habrá lugares tan estrechos en el subterraneo? Esperemos que no porque o no cruzo o tardo horas en hacerlo....tch tampoco puedo sacarme las estatuas de encima sabiendo tantas, las de abajo sirven de soporte para las las de arriba, si las parto desbalanceare todo y acabare aplastada, pero ya no puedo avanzar ni retroceder, tan solo subir...esperemos no rajarme las alas >> pensó Samika que tras un rápido barrido con su ecolocalizacion notó  no podía seguir avanzando en linea recta, decidido ahcer algo diferente y aprovechando que aun no entraba en la zona estrecha del todo, se agarro ala estatua de arriba con el fin de trepar por entre ellas hasta la superficie. Atraparía a Rasqa desde arriba cuando saliera de entre las estatuas, dudaba realmente que se esperase eso. << Voy a necesitar una buena dosis de magia curativa luego >> pensó con una pequeña sonrisa feroz tras escurrirse como pudo entre una la lanza de roca de una estatua y la boca abierta con dientes de otra, donde apoyo su mano para impulsarse hacia arriba guiándose por sus chasquidos podía notar en que momento este dejaba de chocar contra superficie solida, indicando cuando le quedaba para llegara zona vacía, sin estatuas.

Tardo mas de lo esperado y cuando por fin salio de la montaña de estatuas medio apiladas, estaba casi sin aire. <<Esto si que es es ejercicio de aguante, demonios ¿donde esta ese reptil? >> Pensó sabiendo que su ecolocalización no funcionaria hasta que este saliera, ya que chocaría contra todas estatuas bajo ella, así que, haciendo un rápido barrido tras recuperar el aliento para saber donde estaba y si había avanzado o retrocedido al trepar, empezó a  bajar de la montañitas de estatuas sin internarse entre ellas, adivinando aproximadamente por donde podría salir Rasqa.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

88 Re: Avenida Estatuada el 24/12/16, 02:07 pm

Yber

avatar
GM
Rasqa estaba disfrutando de lo lindo, no tanto por lo que le estaba costando a Samika sino por saber que lo estaba logrando a pesar de todo. Le encantaba trabajar con alguien con tantas ganas de superarse, eso le permitía disfrutar del entrenamiento a él mismo. Nada que ver con cuando compartía prácticas de vuelo con otros parqios y estos ni se esforzaban.

El parqio acabó avanzando por la parte baja de la montaña con rumbo a la zona donde acababa el cúmulo de estatuas. Sin embargo, llegó un punto en el que ni a cuatro patas ni agachado podía pasar. Al moloch no le quedó más remedio que hacer uso de la fuerza bruta para empujar la escultura que le impedía salir. Un empujón fue suficiente para quitarla de su camino, pero aquella estatua había servido de soporte para otras tantas sobre ella y, al moverla, tembló parte de aquél túmulo de piedra esculpida. Rasqa saltó de forma instintiva y evitó llevarse algún que otro golpe.

Esperaba que Samika estuviera bien tras aquello y saliera pronto de allí. Sin embargo, al girarse, la vio venir desde arriba y se indignó de forma poco seria. <<¿Así que ha evitado seguir mi camino? ¡Qué tramposa!>>, gruñó para sí mismo. Tardó medio instante en decidir que él no sería menos.

Rasqa sacudió las alas y continuó el entrenamiento en el único sitio que habían prohibido: en el aire.

¡Muy lista tú! —dijo a modo de halago—. Pero a ver cómo resuelves esto —el moloch soltó una carcajada ahumada y giró de forma repentina en una esquina y voló escondido tras los edificios de la zona.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

89 Re: Avenida Estatuada el 19/02/17, 11:40 am

Evanna

avatar
La evaki se sorprendió cuando el soporte de estatuas bajo su cuerpo, por las cuales andaba escalando en descenso, tembló.  << ¡Se va a derrumbar! >> pensó sobresaltada, desplegando sus alas instintivamente aprovechando el golpe de viento que se levanto cuando las estatuas empezaron a derrumbarse sobre si misma, para impulsarse lo suficiente para no acabar cayéndose. Samika chasqueo la lengua cuando escucho la voz de Rasqa evidenciando que le había descubierto acercarse y al igual que ella, aunque no de forma tan obvia, decidía romper el trato en cuanto a lo que no estaba permitido.

-Mierda, encima no puedo decirle tramposo cuando yo desplegué mis alas antes...- murmuró Samika frustrada , aunque con una sonrisa juguetona en su rostro, mas molesta consigo misma, por no haberse mantenido fiel a su propia promesa de no volar que con el moloch, que al fin de cuentas su único deber era ponerle las cosas difíciles. Se dejo caer sobre el suelo, acomodando la venda que con todo el ajetreo se había movido, respirando profundamente para intentar recuperar el aliento y concentrarse. Entre las estatuas existían los obstáculos, pero entre los edificios siempre resultaba mas complicado moverse, porque en ellos existía el factor que pudiera haber otros transformados rondando y de ser así el uso de sus ultrasonido se tendría que multiplicar para no acabar atropellando a algún transeúnte...o peor...colarse en la casa de alguno sin querer.

Ademas, existía un motivo por el que había puesto como regla no volar, y es que aunque sabía hacerlo aun no era capaz aun de maniobrar en el aire con tanta soltura...tanto tiempo siendo un humano con los pies muy bien anclados en la tierra tenía buena parte de la culpa. Sin contar la ceguera que siempre era un plus para sentirse inquieto incluso teniendo sus ultrasonidos. Eso y que mientras volaba no podía agarrar nada...por lo que atrapar al dichosos parquio que llevaba toda la vida volando, iba a ser mas complicado. Pero eso lejos de desanimarla, le hizo reír por lo bajo, relamiendo sus pequeños colmillos con cierta excitación por el entrenamiento, juguetona y feliz por continuar. Le encantaba que se la tomaran en serio y no como si fuese a romperse << Bueno...¿que entrenamiento no tiene sus dificultades y riesgos? >> pensó la evaki mas que dispuesta a tomarse el desafió muy en serio, crujiendo suavemente sus nudillos.

En velocidad posiblemente no ganaría a Rasqa en su estado actual, pero existían otras formas.

Pensando en ello, movió sus brazos con fuerza, desplegando sus alas a su máxima envergadura para aprovechar el golpe de aire al batirlas para alzarse, ya cuando en el estuvo en el aire, se concentro y grito de nuevo con sus ultrasonidos, y formando en su mente el mapa mental, se lanzó tras Rasqa en silencio con apenas suaves chasqueo de su lengua para guiarse. Uso los propios tejados de los edificios para impulsarse de vez en cuando evitando batir excesivamente sus alas por si Rasqa la escuchaba, buscando minimizar todo que pudiera el ruido que podía hacer mientras iba tras el, a medias volando a medias trepando con la única fuerza de sus manos y pies. En velocidad no lo atraparía, pero nadie hablo del sigilo y por sorpresa, y eso se le daba realmente bien, llevaba toda la vida siendo muy silenciosa, era algo necesario cuando buena parte de su guía aparte del bastón, fueron sus oídos.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 7 de 9.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.