Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Nihil Hoy a las 02:03 am

» Sede de los Taumaturgos
por Evanna Ayer a las 11:21 pm

» Fechas de cumpleaños
por Aes Ayer a las 08:06 pm

» Aquella noche
por Aes Ayer a las 01:30 pm

» Actualizaciones
por Giniroryu 16/11/18, 06:15 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38502 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Sede de los Taumaturgos

Sede de los Taumaturgos

Ir a la página : Precedente  1 ... 24 ... 44, 45, 46 ... 48 ... 52  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 45 de 52.]

1 Sede de los Taumaturgos el 02/08/11, 06:38 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Minarete de madera rojiza de tres plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Ver mensajes anteriores:

Habitantes actuales:

Anriel y Nero
Barael
Devoss
Eriel
Hyun
Karime
Keiriarei
Kin
Kudryavka
Rádar
Ramas
Rasqa
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth


529 Re: Sede de los Taumaturgos el 15/04/18, 12:07 am

Yber


GM
Rasqa no sucumbió a la preocupación en un principio. Mientras los demás hacían lo que para el parqio parecía fruto de una paranoia, él acabó de comerse su carne retostada. Entonces Lanor puso en marcha el hechizo y falló. Y falló y volvió a fallar. Y entonces sí, el moloch sintió la alarma. Ahogó las llamas de su espalda para no provocar un golpe de calor a nadie y se acercó a cuatro patas hasta el demiurgo.

—A lo mejor le has pillado volando
—dijo, desconocedor de cómo funcionaba ese hechizo y con el temor latiéndole en la sien—. El condenado es tan rápido que seguro que ni la magia le alcanza cuando acelera.

Podía sentir a Lanor a punto de quebrarse y por un instante se sintió un monstruo de verdad. A él también le preocupaba el insecto, pero no le temblaba el cuerpo, ni le lloraban los ojos, ni le costaba respirar.

Si cruzó algún portal, en la explanada nos lo podrán decir —añadió, queriendo aportar algo que, más que calmar el miedo que él sentía, calmara el que sentían ellos. Tal vez Ergot necesitaba ayuda, o tal vez ya no había manera de ayudarle. Fuera como fuese, ese no era el momento de dejarse arrastrar por los temores imaginados—. Voy a acercarme —decidió sin más.

Si conocían lo suficiente a Rasqa, sabrían que cualquiera podría autoinvitarse y acompañarle hasta la explanada de los portales.

530 Re: Sede de los Taumaturgos el 15/04/18, 12:38 am

Tak


GM
Samika volvió con el arma del véspido, pero los sinhadres estaban demasiado impacientes para hacer ningún comentario. La mirada de ambos se centró en el carabés, observando atentamente cómo conjuraba no una, sino dos veces. Parecía haber hecho exactamente lo mismo en las dos ocasiones, así que no estaban seguros de qué podía haber pasado hasta que el demiurgo lo explicó él mismo. Eara se puso lívida, pero al ver que Lanor no estaba mucho mejor se acercó y le puso una mano en el hombro.
Lo encontraremos —murmuró, a pesar del nudo que tenía en la garganta—. Tiene que haber otra forma.

Ayne, que se temía lo peor, escuchó la propuesta de Rasqa y comprendió que era la mejor opción que les quedaba. Le resultaría sencillo aferrarse a ello si no fuese porque Ergot se había marchado sin su arma y sin avisar.
Yo también voy —dijo tras el parqio, y miró a Eara para saber si prefería esperar en la sede o acompañarlos. La aurva los acompañaría si también lo hacía Lanor.

531 Re: Sede de los Taumaturgos el 15/04/18, 06:14 pm

Evanna


No logro saber que ocurría con el hechizo de Lanor y no quiso preguntar sabiendo lo importante que era la concentración en esos casos, hasta que escucho con un nudo en el estomago las palabras de sus amigos, que dejaban claro que el hechizo no había funcionado. ¿Como era eso posible? Estaba segura debió lanzar algo que le permitiera localizarlo, no era posible que Lanor se equivocase en algo así, mas cuando lo había escuchado pronunciar el hechizo varias veces.

<< Un lugar que no alcanza el hechizo...¿esta en algún sitio protegido? ¿Ha traspasado un portal? Se suponía no podíamos sin mas. >> penso Samika no queriendo pensar mucho en la segunda opción dada por Lanor, pues le sonaba demasiado perturbadora. Ese "no estar en ningún lado" era demasiado inquietante y aterrador, pues había formas talmente desaparecer en la ciudad sin dejar rastro y esas formas nunca era agradables. Su respiración estaba algo agitada, ansiosa por el nerviosismo, escuchando tal emoción de preocupación en las voces de sus compañeros que sintió incluso peor.

Tragando saliva, con la garganta tan cerca que la sintió de esparto, se acerco al demiurgo consciente de cuanto le afectaba el pensamiento de....de eso que todos temían le hubiese ocurrido a Ergot. Posos una mano sobre el hombro de este apenas percibiendo a esas distancia su rostro.

-Tiene que haber una forma, seguro - susurro Samika intentando transmitir toda la seguridad que le permitía pese a que su corazón estaba inquieto. Necesitaba pensar fríamente, todo lo que pudiera antes de dejarse llevar por el pavor. No pensarían claramente estando ansiosos, incuso si era algo difícil contra lo que luchar, no era nada fácil hacerlo, intentar transmitir calma cuando sus manos no dejaba de temblar.

Agradeció con toda su alma la intervención de Rasqa, metódico, yendo a lo primordial sin emociones que perturbasen su decisiones.  Eso era, no podían dejarse llevar esos momentos por sus sentimientos, incluso si sabia que eso era especialmente sensible para el demiurgo.

-Vayamos, no perdamos mas el tiempo - asintió dispuesto a ir a los portales tras respirar hondo e intentar serenar su mente todo lo posible incluso si sentía su estomago aun totalmente revuelto. Sus ojos se posaron en la figura de Lanor, allí junto a ella- Vamos Lanor, no ganaras nada quedándote aquí preocupándote, busquemoslo- su voz era suave intentando era tranquilizadora, mientras apretaba suavemente su hombro para empujarlo suavemente consigo para que amansasen- Ve con Eara y Ayne, Rasqa y yo nos adelantaremos volando - dijo la evaki dirigiéndole una mirada a Rasqa para su afirmación. No podían perder mas tiempo , hacía al menos tres días que Ergot había desaparecido. Era mucho tiempo en esa ciudad. No podían dejar pasar ni un segundo mas.

Sigue en Explanada de los Portales

532 Re: Sede de los Taumaturgos el 15/04/18, 10:39 pm

Zarket


GM
El grupo no estaba mucho mejor que él mismo, siendo Rasqa el más sereno. El demiurgo no pudo evitar una pequeña sonrisa ante su comentario, aunque se limitó a negar con la cabeza. No tenía ganas de explicar que la magia no funcionaba así, pero aquello no significaba que agradeciera la intención tranquilizadora del moloch.

Sí, os acompaño —confirmó a la evaki. El tiempo se lo tomó únicamente para coger a su bufanda, enrollada en la mesa. Tan pronto se la puso notó cómo se acomodaba entre su cuello y sus hombros, dándole un calor que distaba mucho del abrigo que solían dar aquellas prendas, y que necesitaba mucho más.

Sigue en la Explanada de los Portales.

533 Re: Sede de los Taumaturgos el 25/04/18, 11:18 am

Tak


GM
Aquella noche Kin se despertó con un grito ahogado y la certeza de haber muerto.

Todavía estaba oscuro en el exterior, y tras haberse incorporado instintivamente, el raigaurum se dejó caer en la cama de nuevo, resollando y con el corazón acelerado, algo que le preocupó instintivamente aun si ya no era necesario.

Tardó unos larguísimos segundos en asimilar que todo había sido un sueño, que no estaba muerto, ni sus amigos. Pero había fracasado intentando salvar a Marsi, eso no había cambiado. Kin se frotó la frente tratando de calmarse. Sus sueños eran cada vez menos agradables, pero aquel se había llevado la palma. Asumió que le resultaría imposible volver a dormirse y así fue. Por suerte para él, no faltaba mucho para el amanecer. La parte mala era que se había acostado bastante tarde al volver del trabajo.

Tras haber decidido levantarse fue a la cocina a desayunar, pero unos golpeteos en la ventana lo sobresaltaron. En ella se encontraba uno de los pájaros de Dhelian, dando picotazos para llamar su atención. Kin supo que venía de parte del brujo porque traía una nota, y se apresuró a permitirle el paso al animal para recogerla, hecho un manojo de nervios. El sueño, aún fresco, hacía que se temiese lo peor, pero la nota, por suerte, solo era una citación. Aunque quizá no era para nada bueno.

El raigaurum terminó su desayuno y se vistió a toda prisa. Se pasaría todo el camino hasta la biblioteca dándole vueltas a qué era lo que querría decir Saria.

Sigue en la Biblioteca Mágica.

534 Re: Sede de los Taumaturgos el 29/06/18, 05:30 pm

Seth

avatar
Los siguientes días Devoss estuvo algo ocupado con varias cosas. Para empezar había decidido cambiar de coto de caza, devorar a las hienas estaba bien, pero había ido demasiadas veces a su territorio y en su última cacería le estaban esperando. Respecto a este tema su nuevo libro le sería  de ayuda. Podía saber si un bicho de la ciudad era venenoso o si podía tener crías y su periodo de gestación. Y entre toda esa información se encontraba el apartado de los territorios. Lo cierto es que la mayoría de las criaturas del libro vivían en los pasadizos subterráneos. Un sitio al que se negaba a ir de cualquier manera.

No solo por la cantidad de aberraciones nocturnas que habitaban en ellos  o por los experimentos fallidos de genemagos. Más bien era por los Hombres Bestia. Según el libro eran los descendientes de los seres humanos a  los que Eradianalavela les había metido un alma animal. A Devoss le recordaban demasiado a él mismo, a cuando no podía controlar sus impulsos.  A lo que pasaría si volvia a perder el control.

Sin embargo lo que tenía completamente atareado al holandés era la búsqueda de un trabajo. Ya había visto a Ruth movilizarse para conocer sus dones y no pensaba quedarse atrás. Cazar estaba bien, y aunque no era necesario  hacerlo si vivías en la Sede para el licántropo era vital. Y muy divertido. Pero quitando eso y entrenar con la lanza no hacía nada más en todo el día,  y Devoss no se caracterizaba precisamente por ser sedentario y mucho menos por no hacer nada. Así que se había puesto el reto de conseguir un oficio antes de la próxima Luna Roja, inicialmente de lo que fuera, auque obviamente no estaba dispuesto a todo.

Esa mañana Devoss estaba vistiéndose cuando olfateó un olor familiar.<<Se acerca Ruth>>. Pensó esbozando una sonrisa salvaje. Empezó a ordenar su habitación mientras ella pegaba a la puerta. Cuando la abrió se quedó sorprendido del aspecto demacrado de la demonio.

-¡Joder, Ruth! ¿No te has enterado? Ya no estamos en la criba, puedes dormir tranquila.- Bromeó mientras la invitaba a entrar.- ¿ Qué es lo que ocurre? No tienes muy buen aspecto-. Preguntó más serio cuando escuchó su comentario. Cerró la puerta y se cruzó de brazos algo nervioso.

535 Re: Sede de los Taumaturgos el 10/07/18, 07:59 pm

Aes

avatar
Antes de la Séptima Cosecha

Ruth ignoró los intentos del holandés por saber qué le ocurría, lo comprobaría en breve y era mejor no perder el tiempo.
-He estado toda la noche leyendo, y estudiando- sí, aquello también, debía memorizar lo básico-no no, gracias- rechazó la oferta de inmediato del licántropo a entrar en su habitación pues con un fugaz vistazo lo había deshechado por lo ordenado que estaba. Además, conociendo la opinión de su mejor amigo respecto a lo que estaba a punto de hacer no quería imaginarse cómo se pondría si conjuraba en su dormitorio- ven conmigo.

La respiración de Ruth se agitó al llegar a su cuarto y cerrar la puerta tras ambos. Devoss podría observar la habitación de la israelita totalmente desordenada, algo extrañamente impropio en ella. Toda la ropa que poseía- que no era mucha- esparcida sobre su cama e incluso el suelo, y algunos papeles arrugados en lugares visibles pero claramente no apilados. Ruth echó una mirada de soslayo al libro cerrado de Quemaduras que reposaba en su almohada, adentrarse en su mundo le había proporcionado tanta familiaridad que cualquiera diría que lo obtuvo a penas unos días.
-Vale- se aclaró la garganta mientras tomaba el tomo y lo abría por la página señalada, ya consciente de las ideas que surcarían la mente de Devoss- voy a invocar algo sencillo, o mejor dicho- rectificó- voy a intentarlo. No te preocupes, jerarquía inferior, no pueden hacernos daño- pero lo cierto es que no estaba del todo segura- ahora estás a tiempo de quedarte conmigo y apoyarme o puedes... - respiró unos segundos, deseando que no fuera la decisión final- ... marcharte. Lo haré sola igualmente- aventuró y lo miró intensamente, quizás ahora, poniendo verdaderamente a prueba su amistad. Su pelo, el cual creía tener totalmente dominado se encendió de forma involuntaria por primera vez en semanas, más ardiente y deslumbrante que nunca.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

536 Re: Sede de los Taumaturgos el 11/07/18, 11:09 am

Seth

avatar
Devoss frunció el ceño cuando Ruth entró en la habitación y salió rápidamente. <<¿Qué rayos le pasa?>> El lícántropo puso los ojos en blanco mientras seguía a la demonio a su habitación. Todo ese misterio le ponía nervioso, aunque sospechaba de qúe se trataba: <<Solo se pone así cuando ha descubierto algo nuevo de su transformación o tiene que ver con...demonios.>>

El cuarto de Ruth estaba hecho una pocilga, algo impropio de la israelita. Pero lo que más le llamó la atención fue un olor pestilente, a antigüedad y a polvo. Devoss olfateó el aire en busca de su origen y no pudo evitar soltar un “Joder, Ruth” en cuanto vio que procedía del libro mencionado. Su aspecto incitaba todo lo contrario a la confianza y la seguridad. Parecía sacado de cualquier película de terror que tanto odiaba ver en su vida humana.

El licántropo se cruzó de brazos, visiblemente incómodo mientras escuchaba la explicación de su amiga. Devoss no había cambiado de parecer respecto al tema de los demonios, podía ser peligroso. Y correr riesgos innecesarios era estúpido, pero entendía que Ruth quisiera ahondar más en lo que era capaz de hacer. Él mismo había hecho cosas peligrosas para dominar sus transformaciones en tigre, y se ponía constantemente en peligro cada vez que salía de caza.

Suspiró cuando la demonio terminó de hablar.-Bueno, ya sabes lo que opino de todo esto Ruth.- Señaló mientras se apoyaba en la pared.-Pero tengo la impresión de que perdí la oportunidad de hacerte entrar en razón hace tiempo, así me quedaré contigo.- Finalizó el licántropo.- Ya que lo vas hacer de todas formas mejor que estés acompañada. Además... me estás poniendo en un compromiso, tramposa- Le dijo bromeando y guiñando el ojo.

537 Re: Sede de los Taumaturgos el 14/07/18, 01:30 pm

Aes

avatar
Antes de la Séptima Cosecha

A Ruth le habría encantado seguirle el rollo al tono bromista de Devoss pero un momento tan tenso como aquel se veía incapaz.
-En realidad perdiste la oportunidad de replicar algo en cuanto saliste a cazar hienas por tu cuenta- no hizo mención a que sería mejor que fuera únicamente acompañado del parquio porque en realidad no era del todo una buena influencia- voy ya- dijo, para ponerse más en situación a ella misma que a su amigo.

La demonio de fuego colocó un papel en blanco en su cama y prosiguió a dibujar un círculo sencillo con toda la precisión que sus dedos temblorosos le permitían. Tuvo que echar alguna mirada al libro para ver si se estaba equivocando pero por suerte o por desgracia el círculo fue trazado sin dificultad, después de todo era un ritual sencillo. Ruth esperaba no tener que gastar mucha magia
Miró a los ojos de Devoss con una mezcla de pavor y determinación, era el momento, una vez la hoja tocara el suelo de su habitación se iniciaría la invocación y sería real, traería demonios de otro plano diferente al conocido.
La israelita silenció con la mano al licántropo por si este pretendía hablar y con suavidad dejó escapar el círculo plasmado en papel a su libre albedrío. Sin pizca de corriente de aire, a la chica le pareció eterno el tiempo que la página fue mecida con tranquilidad hasta llegar a su destino.
En el fondo esperaba fallar, por eso Ruth pegó un respingo sorprendida cuando sintió una descarga de dolor real, como si se hubiera clavado un pincho en el dedo o una grapa clavada en la mejilla. Había funcionado, solo podía significar eso, se había imaginado hasta entonces que el dolor descrito en los libros era uno más profundo que partía del pecho, como un vacío interior. Pero nada de eso, fue más tangible, horripilantemente cercano a lo mundano.

Y en seguida lo sintió, un trufo extraño en el ambiente. Devoss lo percibiría antes que ella pero su intensidad no dejaba lugar a dudas. La sensación de prohibido, de estar haciendo algo mal, de que una pequeña fuerza invisible tiraba de ella hacia el folio le oprimía el pecho. Se sentía menos de ella, como si estuviera anclada a otra cosa.
El interior de la hoja comenzó a ennegrecerse como una mancha inocente al principio, más tarde la presencia de un pequeño vórtice era evidente. Ruth podía ver con claridad las espirales hacia un “abajo” antes inexistente, la puerta estaba abierta, y un rumor silencioso desde el otro lado congeló su sangre. La chica se quedó paralizada con la vista fija en aquel pozo oscuro, no más grande que la hoja desde luego, pero causaba en ella un respeto desconocido por la clara distorsión del espacio que ofrecía. Parecía un agujero negro.
-¡Ihiiiiiiiiaaaaaaaa!- un chillido como de salida precedió a un enjambre de seres que cruzaron el portal pletóricos de felicidad y euforia, antes de que se dieran cuenta casi una docena de duendes revoloteaba por todas las extensiones de su cuarto. Del tamaño de un repoblador y de pieles pálidas volaban en torno a ella y Devoss con sonidos estridente. ¿Qué debía hacer ahora?
Ordenar.
-Recoged la habitación- fue el mandato que salió de sus labios con a penas sonido audible y un nudo en la garganta. Como respuesta los duendecillos hicieron caso omiso mientras parecían reír entre ellos, uno comenzó a tirar de la ropa del holandés como si él fuese la basura que hubiera que recoger  y sumado a lo que parecía el cabecilla del grupo se le unieron unos cuantos más. Algunos otros tiraban del pelo de Ruth sin mucha fuerza, incapaces de resistirse a la maravilla que presentaba sus mechones de fuego a sus diminutos ojos.
-¡Ihiaaaa!
-¡Uhuuuuuuuuu!
-¡Devoss!- soltó irritada, no podía dejar que lo sacaran de sus casillas. Se maldijo, tendría que haberlo previsto, el holandés era su mejor amigo pero también un licántropo sin pleno dominio sobre su transformación. Había sido el doble de tonta además, el libro decía claro que los diablillos de la limpieza sacaban de quicio. Tenía que hacerse con el control.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

538 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/07/18, 01:03 am

Seth

avatar
Devoss solo pudo sonreír con el comentario de su amiga.-Si, supongo que lo perdí en ese instante, aunque no puedo evitarlo.-Dijo encogiéndose de hombres y cambiando el peso del cuerpo al otro pie. El licántropo se incorporó de la pared, visiblemente nervioso en cuanto la demonio empezó a trazar un círculo en un papel. Cada movimiento que hacía era un paso más a lo desconocido, lo que ponía todos los sentidos de Devoss alerta. <<Esto no es buena idea, pero la otra opción es tocarla y alejarla de lo que esté haciendo. Lo que es aún peor.>>

-Ruth, ¿estás bien?-. Preguntó al ver el respingo de su amiga. El licántropo ni siquiera tuvo tiempo de volver a preguntar, ya que había captado un nuevo olor, algo pestilente que le decía con letras mayúsculas y de neón que se alejara de ahí. Pero lo peor no fue el tufo, fue la especie de agujero del papel. Era como un agujero negro en miniatura, pero no por ello tenía menos pinta de peligroso.

El licántropo echó a andar hacia Ruth para pedirle que se alejara cuando salió el primero de ellos. Eran unos seres diminutos, pálidos y con un par de alas que no paraban de revolotear al son del “Ihiaaaaay el Uhuuuuuu” <<¿Qué cojones?>> Dijo para sí mismo un sorprendido y boquiabierto Devoss, que aunque había visto mucho en su criba no se había esperado la aparición de esos ruidosos bichos.

No parecían una amenaza, pero en Rocavarancolia nunca se sabía. Según Ruth no les podían hacer daño, por lo que se obligó a relajarse y sorprendentemente funcionó. Hasta que primero uno y después otros cuatro empezaron a revolotear alrededor de él y a tirarle de la ropa, sobresaltándole.  <<Y una mierda me vais a tocar>>. Pensó mientras los empezaba a agarrar y a mandarlos con fuerza lejos de él. Ninguno de ellos chocó contra las paredes o los muebles, ya  que se estabilizaron en el aire con sus alas. -RUTH- Dijo con  tono de regañina el holandés, conteniendo claramente el enfado.

539 Re: Sede de los Taumaturgos el 23/07/18, 05:53 pm

Aes

avatar
Sin duda la invocación era un arma de doble filo, un tema espinoso y peliagudo que se debía tratar con sutileza y decisión. No estar preparada no podía ser una opción par Ruth, la cual, con más impulso y energía por su verdadera naturaleza ahora poseía la voluntad necesaria para alcanzar sus metas. Controlar aquella mañana tal enjambre de diabillos traviesos era uno de ellos.
-Tranquilo- levantó la mano para calmar a su amigo sin decirle que en realidad lo estaba llevando bien. Orden inferior, inofensivos, inteligencia pobre, probablemente respondiendo a estímulos. Y ella era todo estímulo. Es lo que decía el libro, que tenía que ser férrea, si no era capaz de manejarlos no podría subir escalones en la pirámide demoniaca.

-¡Parad!- las palabras de la israelita en un tono más alto de lo normal deberían haber bastado teniendo en cuenta la naturaleza pobre de sus invitados, pero una invocadora novata sin un palo efectivo que espantara a los duendecillos no podría hacer mucho. Solo que la demonio de fuego no quería espantarlos, solo que obedecieran. Ruth contempló como un cuarto revoloteaban a su alrededor, algunos riéndose en su cara, otros simplemente curiosos al ardor que su salmodiante desprendía y unos pocos chillando directamente. El resto continuaban molestando al licántropo o surcaban la habitación como si de una competición se tratase- ¡He dicho que... PARÉIS!- puso la voz en alto verdaderamente enfadada- ¡VAMOS!- y prendió el pelo formando una aureola incandescente como cabello.
-¿Uhuuu?- se detuvieron al unísono, aunque no parecían impresionados por el grito de la joven. Ruth se sintió intimidada con tantos pares de ojos observándola con curiosidad, pero se sintió más fuerte cuando los más obedientes siguieron sus primeras órdenes, separándose en grupos para coger la ropa con sus manitas. En pocos segundos el resto pareció reaccionar y Ruth relajó los hombros solo un poco, expectante.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

540 Re: Sede de los Taumaturgos el 27/07/18, 06:52 pm

Seth

avatar
Devoss siguió espantando a los diablillos después del intento de Ruth de controlarlos. Dio exactamente igual que Ruth gritara que pararan. Esas criaturas seguían danzando por la habitación, revolotenado por todos lados y algunos entreteniéndose con molestar al licántropo. El holándes se estaba controlando para no coger a uno y hacerlo pedazos, pues sabía que para lo que Ruth quería hacer necesitaba vivos a esos incordios.

Devoss empezó con un “Ruth”, pero no terminó de pronunciar su nombre cuando su amiga estalló de ira. El propio Devoss dio un salto de la sorpresa y miró a la demonio de fuego con los ojos de par en par. Tanto los diablillos como él se quedaron mirándola a ella y a su incandescente melena. <<Con ese apecto tiene pinta de uno de esos demonios chungos de jerarquía superior, espero que se contente con invocar a los inferiores>>.Pensó Devoss antes de quedarse otra vez sorprendido, pues los diablillos no solo se habían parado, le estaban haciendo caso a Ruth. En un santiamén se habían puesto a recoger el cuarto como si nada, como si en ningún momento hubiera reinado el caos.

Devoss se acercó a la israelita con una expresión seria  y mirando con asco a esos bichos y el cuerpo en tensión dijo:-Eso sí que no me lo esperaba. ¿De donde... de donde vienen exactamente? Es decir...¿Qué era ese agujero de antes? Vale, si, imagino que era una especie de portal pero... ¿Adónde llevará?-. El chico tenía muchas más preguntas, pero esperaría a que contestara antes esas. El licántropo se sentó en la cama, sin dejar de mirar como recogían la habitación como si les fuera la vida en ello. <<Quizás así sea>>.

541 Re: Sede de los Taumaturgos el 02/08/18, 07:32 pm

Aes

avatar
Ruth se vio forzada a prestar atención a su amigo cuando lo único que quería era vigilar los movimientos de los diablillos. Con suerte ningún rebelde surgiría en el tiempo en que se dispusieran a hacer la tarea encomendada y en poco tiempo el cuarto se vería recogido tal y como ella esperaba.
-El portal lleva a...- recordó con facilidad- ¡eh, tú, te estoy viendo!- uno de los diabillos tiraba de una de las páginas del libro de Quemaduras, con la regañina de la israelita agachó los hombros, confuso, y se decantó por continuar limpiando. Ruth agitó la cabeza, recobrando el hilo de la conversación- cómo decía... lleva a su dimensión, a su plano, de donde procede. No sé de qué cábala en concreto- bajó la voz- creo que son tan sencillos que el libro ni lo menciona.

Y poco a poco los demonios de servicio cumplieron su función, no sin alguna reprimenda leve. A Ruth le recordaban a un grupo de niños pequeños malcríados, y lo cierto es que nunca le habían gustado los críos.
-Mira- comentó cerca del licántropo mientras ya apagaba el fuego de su cabello y relajaba el cuerpo- se van- y sin despedida de ningún tipo se introdujeron en el vórtice, desapareciendo hacia la oscuridad. Cuando no quedó resto alguno del grupo el portal comenzó a disminuir de tamaño hasta que solo quedó una mancha en el folio inicial, como si fuera de tinta, pero para ambos un recordatorio de que aquel día el rito había funcionado. Ruth sintió como se liberaba de aquella sensación de anclaje al instante pero se sentía algo más débil. Sonrió a Devoss- creo que no ha ido tan mal.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

542 Re: Sede de los Taumaturgos el 08/08/18, 06:16 pm

Seth

avatar
Cábala, dimensión, plano. Eran conceptos cuyos propios nombres auguraban que no eran buena señal. Solo esperaba que no existiera la posibilidad de ir a su dimensión al igual que esos diablillos podían ir a la suya. -Supongo que tengo que darte la razón, no ha ido tan mal.- Dijo rascándose la cabeza.-Pero no me gustaría ver a los “superiores”, me conformo con ver a los gremlins estos-.

Devoss llegaba a entender que su amiga experimentara con su transformación, aunque no por ello dejara de preocuparle. Después de este evento el licántropo sabía que no habría marcha atrás, y que la demonio de fuego iría a más y más. Igual que él no podía dejar de cazar. Y si no podía detenerla al menos podía estar presente siempre que pudiera.

-Avísame cuando quieras invocar otra vez algo. Nunca sabemos si se les puede ir la olla y me gustaría estar delante, ¿vale? Por cierto...¿Les has dicho a escondidas a esos bichos que me traten como la basura? Bien jugado, muy bien jugado-. Bromeó el licántropo tigre. Aunque desgraciadamente sospechaba que Ruth no había dicho nada de nada.

543 Re: Sede de los Taumaturgos el 12/08/18, 11:39 pm

Tak


GM
-En otra temporalidad-


Kin podía sentir los temblores desde la sede de los taumaturgos. Aquel día no tenía que ir a trabajar, y era una suerte, porque la inminencia de la Luna hacía difícil centrarse en nada. Sería su tercera Luna ya, y no podía evitar hacer balance de qué había hecho con su vida en esos dos años. Se decía que nada, pero tendía a olvidar que aquel tiempo libre le había venido muy bien para entrenar y, sobre todo, aprender magia. Estudiar nunca había sido su fuerte.

Se encontraba jugando a uno de los videojuegos nuevos que se había traído de su mundo, pero en vista de su nula capacidad de concentración apagó el ordenador y se puso a recolocar cosas en el cuarto. No podía evitar pensar en los cosechados, en lo asustados que estarían, en todo por lo que habrían pasado. Siempre tenía que apartarlos de su mente, igual que en la cosecha anterior, o le acabaría hirviendo la sangre por no poder hacer nada por ellos. La mala conciencia lo había hecho alejarse inconscientemente de los novatos de la remesa anterior, aunque la mayoría habían acabado en Serpentaria y era otro motivo de peso para no tratar con ellos. Ese año, sin embargo, era algo diferente. Entre los cosechados había un conocido de su mejor amigo y no podía ni quería ignorarle. Se preguntaba si llegaría a la Luna, si su brazo habría resistido. Se acordaba del estado en que él mismo había quedado tras la cosecha y no podía evitar sentir preocupación.

La noche prácticamente había caído, así que el raigaurum recogió su guan dao y se colocó en el brazo el arma que Valek le había hecho a medida. No hacía mucho que la tenía y apenas la había probado, pero quizá la noche de Luna tendría que defenderse usándola, y lo estaba deseando. Decidió que iría a buscar a Archi dando un buen paseo. Tal vez no le encontraría en la clínica, pero había algo que quería hablar con él.

El irrense salió de la sede justo para ver los primeros destellos rojizos. Se subió al tejado del refugio y observó la ciudad desde lo alto. Pronto Rocavaragálago se pondría en funcionamiento. Pronto no habría marcha atrás para los nuevos transformados. Kin se quedó allí hasta ver asomar el astro, con un enorme nudo en el pecho.

Sigue en las calles.

544 Re: Sede de los Taumaturgos el 21/08/18, 09:13 pm

Aes

avatar
Antes de la Séptima Cosecha

Devoss terminó por dar su brazo a torcer y Ruth sonrió para sus adentros, esperaba que con aquella demostración el licántropo quedara más tranquilo aunque fuera en la superficie. Porque no sería lo suficiente estúpida para decirle que sus planes aspiraban a más, y que invocar a los diablillos de la limpieza no era su meta. Ella quería profundizar y con aquello sentía que solo rasgaba la punta de un gran iceberg. Su amigo aún no estaba preparado para oírlo.
-Tranquilo- apaciguó, rodeándose con su cola y observando la llama que pendía sobre ella. Era hermosa, toda ella era hermosa, aunque le hubiera costado aceptarlo. Aquel fulgor de su cabello y de su pelo no reflejaban más que su verdadera naturaleza, ardiente. Y como el fuego, con ganas de consumirlo todo- me contento con esto- mintió.

Ruth agradeció de veras aquellas palabras ya en el umbral de su puerta, preparada para despedirle. Se colocó las manos en la cintura en forma de jarra, ahora solo necesitaba descansar.
-Gracias, Devoss. No dudes en pedirme ayuda si lo necesitas. Respecto a los diabillos...- contuvo el aliento, agitada por la risa ahora que la tensión había pasado- ¡Solo seguían órdenes! Te calificaron erróneamente, o igual no- y tras un pequeño codazo terminó por cerrar la puerta.
La demonio de fuego se giró en dirección a su cama, el libro de demonios la observaba, de nuevo tentador y misterioso. La muchacha descubrió que había dejado de darle un poco de miedo. Un mundo nuevo se abría ante sus ojos como brasas y... ¿Quién era ella para rechazarlo?.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

545 Re: Sede de los Taumaturgos el 26/09/18, 08:42 pm

Zarket

avatar
GM
Prestó solo media atención a las palabras de Wheem, enfrascado en ignorar las nuevas sensaciones que la Luna Roja le había regalado. Las transformaciones y el derrumbe de Maciel había agotado sus energías, que en una extraña paradoja parecían incapaces de terminarse. La noche era magnífica, y la Luna Roja resaltaba tras una tormenta que era incapaz de eclipsarla, con su brutal hermosura colándose incluso cuando cerraba sus párpados. Su existencia se colaba en su mente, se hacía plena y exigente, imposible de ignorar, con una fuerza abismalmente mayor a la de los meses anteriores.

La mención de Wheem a la nigromancia hizo que el carabés frunciera el ceño, con una expresión de disgusto pintada en la cara. No iba a acercarse a un lugar donde la depravación de la no-muerte se exhibiera sin vergüenza alguna, eso lo tenía claro claro. Y por el momento tampoco pensaba ir a tabernas ni ningún otro sitio de Rocavarancolia. No a alguno potencialmente peligroso, al menos.

Pero sí había un sitio que le interesaba.

Disculpa —consiguió decir cuando Wheem se calló, a la vista de la Sede. A su alrededor relámpagos caían, el viento aullaba y las pavesas rojas danzaban, todo entre ruinas, creando una escena tan tétrica como, en cierta forma, deliciosa—. ¿Has dicho que hay una biblioteca?

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 45 de 52.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 24 ... 44, 45, 46 ... 48 ... 52  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.